La Escritura, la Póliza y la Unidad

Por Randy Roberts, DMin, LMFT Pastor Iglesia Universitaria de Loma Linda Presentado el 19 de agosto de 2012. (Actualizado el 23 de agosto) http://session.adventistfaith.org/roberts-edited Me presento ante ustedes como un miembro devoto y de toda la vida de la Iglesia Adventista del Séptimo Día, una Iglesia a la cual amo profundamente. Creo que se le ha dado a mi Iglesia una misión divinamente inspirada. Continúa siendo mi esperanza y oración que avanzará en una forma inspirada por el Espíritu a fin de abordar al mundo en el cual vivimos y ministramos. Es mi intención hacer cualquier cosa dentro del poder dado por Dios para apoyar los logros de aquello a lo que Dios nos ha llamado. Ustedes han sido convocados aquí hoy para emitir un voto histórico: aprobar la ordenación al ministerio “sin importar el género.” A medida que he escuchado y leído sobre este debate, he escuchado tres objeciones principales declaradas repetidamente. Estas son: 1. Esto es contrario a la Escritura; 2. Esto es contrario a la póliza de la Conferencia General; y, 3. Que proceder en esta dirección fracturará a la iglesia. Sinceramente agradezco por las oportunidades de ofrecer, en nombre del comité executivo de la unión, una respuesta a cada una de estas objeciones. Objeción número uno: El ordenar a la mujer sería hacer algo que es contrario a la Escritura. Para comenzar, déjenme ser claro en un hecho: NO hay algún texto en la Biblia que prohíba la ordenación de la mujer. Ninguno. Ni uno solo. Ahora, hay algunos textos que, si se leen literalmente sin dar atención al contexto, principio e interpretación, sí prohíben a la mujer hacer un número de cosas y las instruyen a hacer un número de otras. Por ejemplo, si tales textos fueran seguidos con literalidad de madera, la mujer no podría decir nada en lo absoluto en la iglesia; deberían usar velo cuando oran; se les prohibiría tener cualquier autoridad sobre el hombre, tal como ser directores de hospitales o universidades cristianas; y necesitarían tener hijos a fin de experimentar salvación (vea 1 Timoteo 2 y 1 Corintios 11). Ni siquiera el mayor literalista entre nosotros sugeriría que tal rol es la voluntad de Dios para las mujeres a quienes amamos y valoramos como igual y completa pareja en el reino de Dios. ¿Qué, entonces, dice la Biblia acerca de la mujer y el liderazgo? La Biblia nos cuenta de mujeres que ocuparon cada rol concebible. Hulda fue una profetiza. Débora fue una juez y líder. Rut fue una astuta y leal progenitora de David y de Jesús. Esther fue una reina que fue la salvación de su pueblo. María fue la madre de nuestro Señor. Mujeres sin nombrar, numerosas en cantidad, fueron las discípulas más fieles y valientes de Jesús. Priscila estaba en un equipo de ministerio con su esposo. De hecho, significativamente, cuando Pablo escribe acerca de este equipo de ministerio, es bastante consistente en enlistar a Priscila primero, lo que la habría colocado en el rol de liderazgo. Febe era una diaconiza en la iglesia de Cencreas. Y Junia fue identificada por Pablo como apóstol líder. ¡Las mujeres ocuparon cada rol de liderazgo que ustedes puedan imaginar!

pero.” Para nuestra vergüenza eterna. no hay varón ni mujer. porque todos vosotros sois uno en Cristo Jesús. aparte de esto ejemplos. Después de todo. por ejemplo. ¡Sí. Una postura no muy valiente para entonces. disensión. no solo declara que Dios nos ve a cada uno de nosotros como iguales a Sus ojos y que no establece distinción en cuanto a quién llama. que no está sugiriendo que las distinciones que a menudo separan a los humanos deben de borrarse. aunque Él no hace distinción.” Esa era la cuestión clave en la iglesia temprana .” Gerald Winslow. ¿No se nos dijo “ sean buenos y compasivos los unos con los otros” así como Cristo lo ha sido con ustedes?” ¿Y no contó Jesús la historia acerca de un hombre al que se le perdonó una deuda asombrosa solo para rehusarse perdonar una menor? ¿Y no juzgó el amo al hombre por tales acciones? (ver Mateo 18). Pablo dice. lo hay! Sin duda. afirmar el llamado de Dios al ministerio en la vida de las mujeres al ordenarlas contrario a la Escritura? ¡No! Absolutamente no. una de las más grandes denominaciones cristianas del mundo finalmente se disculpó por su apoyo a la esclavitud.” A ese punto diré lo siguiente: Ver distinciones donde Dios no las ve. también es la zona cero ética de cómo debemos tratar a los demás. debemos hacerlo nosotros también? ¿No dice el Nuevo Testamento. En otras palabras. entonces. “perdonándoos unos a otros. un apreciado y respetado amigo mío. Él nos pide que nosotros lo hagamos. Segundo. ¿Sería. señaló lo siguiente acerca de este pasaje: acaba con tres distintivos claves. El cristianismo habría estado condenado a ser una secta apartada del judaísmo. Primero. como Dios también os perdonó a vosotros en Cristo?” (ver Efesios 4:32). no hay esclavo ni libre. el pasaje más potente que Pablo escribió para hablar de este tema fue Gálatas 3:28: “Ya no hay judío ni griego. Sí. que no está dirigiéndose al tema de cómo nos debemos de ver unos a los otros. y claro.” Es el siglo 21 y todavía estamos tratando de resolver si realmente quiso decir lo que dijo. “no hay esclavo ni libre. aún derramamiento de sangre. Dicen que está hablando solo de nuestra herencia en Cristo. Gálatas 3:28. verdad a la esencia del evangelio el decir que cuando Dios ama al sin atractivo. Tan reciente como veinte años atrás. usted y yo no estaríamos aquí. “no hay judío ni griego. pelea. entonces. Para parafrasear esa aproximación. . es una afrenta atroz al evangelio de Jesucristo. Pablo dice. la iglesia resolvió la cuestión al decir.Pero. “no hay varón ni mujer. uno tendría que decirlo de la siguiente manera: “ Dios no hace distinción entre sus hijos e hijas. No se equivoquen en esto – si ellos no hubiesen resuelto esta cuestión de esa forma. Ese sentimiento está subrayado repetidamente en el Nuevo Testamento. la forma tanto como Dios nos mira y trata es el modelo y el estándar por el cual debemos vernos y tratarnos unos a los otros. Pablo dice. le tomó al mundo occidental más de 1800 años para finalmente traer esa teología a buen término. Y tercero. ¿en qué otra faceta de nuestro caminar con Jesús no hemos de seguir el ejemplo de Dios? ¿No deberíamos esforzarnos para tratar a otros de la misma forma que Dios nos trata? ¿No es. Hay algunos que dicen que este pasaje solo describe cómo Dios nos mira.¿podrían los gentiles ser miembros iguales sin convertirse en judíos? Después de un tremendo debate. ¿hay algún principio bíblico al cual recurrir para que nos guíe en tales decisiones? La respuesta es. ellos pueden convertirse en miembros iguales sin convertirse en judíos.

Cristo vino para demoler todo muro de separación. la raza o la casta. porque simplemente el leer esta póliza hace el asunto de la ordenación sin importar el género ¡la única y obvia opción! Mientras escuchan. yo añadiría] como hijos suyos. votada por la iglesia en Sesión de la Conferencia General oficial. ya que es un poco larga.” (PVGM 318:2) Después va a través de una lista de nueve pólizas y prácticas que la iglesia defiende que son no discriminatorias por naturaleza. las diferencias de raza. su énfasis sobre igualdad total está expresada tan clara y enérgicamente – aún en el área del ministerio pastoral – que me ha dejado. hombres y mujeres. los escritos de Elena G. Se titula.” Cito esta creencia fundamental en su totalidad. Perdónenme por recordarles que esas no son mis palabras. ya que son representativos de esta sección completa.La segunda objeción es que votar a favor de la propuesta que tenemos ante nosotros sería ir en contra de la póliza de la Conferencia General. color o género. antes de leer. porque todos vosotros sois uno en Cristo Jesús. Esa es la doctrina y. Todos somos iguales en Cristo. ni esclavo ni libre. cultura. A fin de ofrecer una respuesta a tal objeción. la póliza número BA 60. no hay varón ni mujer. parte de las 28 Creencias Fundamentales de la Iglesia Adventista del Séptimo día. Leeré la parte inicial de esta sección y el párrafo final de esta sección. permítanme comenzar. Ahora. Todos son atraídos por su preciosa sangre. Solo les leeré algunas secciones. Esta unidad tiene sus orígenes en la unicidad del Dios trino. White y el dictamen oficial de la Conferencia General. llamados de entre todas las naciones. y damos a todos un mismo testimonio. para que cada alma pudiese tener libre acceso a Dios… En Cristo no hay ni judío ni griego. quien por un mismo Espíritu nos unió en comunión con él y los unos con los otros. sino las palabras de una creencia fundamental votada por la iglesia mundial Adventista en Sesión de la Conferencia General. sino con una realidad mucho más importante y fundamental: doctrina. White: “Dios no reconoce ninguna distinción por causa de la nacionalidad. Todos los hombres son una familia por la creación. la doctrina es el fundamento de la póliza. para abrir todo departamento del templo. Aquí está la primera frase: . lenguas y pueblos. verán lo que quiero decir. educación y nacionalidad. participamos de la misma f e y la misma esperanza. pero que son representativas de la póliza completa. honestamente. en el mejor de los casos.” (Gal. Aquí está: “La Iglesia rechaza cualquier sistema o filosofía que discrimine a alguien sobre la base de raza. La Iglesia basa su posición en principios claramente enunciados en la Biblia. no deben causar divisiones entre nosotros. “Unidad en el Cuerpo de Cristo. En Cristo somos una nueva creación. y todos son uno por la redención. no hay esclavo ni libre. Así que vayamos a la póliza. Quisiera leerles de la Póliza de Trabajo de la Conferencia General. y las diferencias entre encumbrados y humildes. no con una póliza. pensando porqué necesitamos estar aquí votando sobre esta cuestión el día de hoy. 3:28) Un párrafo más adelante cita a Elena G. La doctrina Adventista del Séptimo Día. “La iglesia es un cuerpo constituido por muchos miembros. debo decirles que mientras lea a través de esta póliza. Les leo directamente de la Creencia Fundamental #14. razas.” Entonces cita Gálatas 3:28: “Ya no hay judío ni griego. Por medio de la revelación de Jesucristo en las Escrituras.” (Énfasis añadido). Es el Hacedor de toda la humanidad. ricos y pobres. que nos adoptó [a todos. debemos servir y ser servidos sin parcialidad ni reservas.

sigan las mismas prácticas. un solo Dios y Padre de todos. Escuchen a sus palabras: “Esfuércense por mantener la unidad del Espíritu mediante el vínculo de la paz. De hecho. Para tomar un ejemplo. pastores. que está sobre todos y por medio de todos y en todos. La lista es sorprendentemente corta.” La lectura de esta póliza hace clara la respuesta a la objeción. 3. hoy. sería contrario a la póliza de la Conferencia General?. 2. deben de ser provistos de oportunidades plenas y equitativas dentro de la Iglesia para desarrollar el conocimiento y las habilidades necesarias para la edificación de la Iglesia…” Y aquí está el párrafo final: “Los administradores. que de ambos pueblos hizo uno. es un NO rotundo. absolutamente. consideren que diferentes ramas de la Iglesia ya han tomado voto en. Y finalmente. La póliza que las mujeres diaconisas sean ordenadas La póliza que las mujeres puedan servir como ancianos La póliza que las mujeres ancianas deban ser ordenadas La póliza que las mujeres puedan servir como pastores La póliza que las mujeres pastores deben de ser comisionados y pueden ejecutar prácticamente todas las funciones que los pastores varones Si bien estas pólizas en particular no se han seguido alrededor del mundo. Ya lo hace. Los cristianos en Éfeso estaban famosamente divididos en varias líneas. estaría en armonía con la doctrina Adventista del Séptimo Día estudiada y votada así como con el espíritu general de la póliza de la Conferencia General. así como también fueron llamados a una sola esperanza. Pablo les dijo. ¿Fracturará a la Iglesia? En una palabra. porque la unidad se basa en algo más profundo que en asegurarse que todos. la tercera objeción: Votar Sí hoy sobre este cambio fracturará a la Iglesia. un solo bautismo. . 5. ni siquiera en todas partes de la Unión del Pacífico). tampoco han roto ni fortalecido la unidad de la Iglesia. oficiales de la iglesia local y otros en posiciones de liderazgo en la Iglesia deben defender esta posición y apoyar estas prácticas como parte del evangelios y del mensaje especial de Dios para el mundo. educadores.” (Efesios 4:3-6. “Porque él es nuestra paz. NVI). Absolutamente no. un solo Señor. una sola fe. Tal vez una mejor forma de realizar la pregunta sería. Y provee una lista de realidades que deberían ser la base para su unidad. en todos lados. ¿permite la unidad una variedad de convicciones y prácticas en diferentes partes del mundo sin fracturar la Iglesia? En una palabra. cinco pólizas relativas a la mujer en el liderazgo que no se siguen en todas las partes del mundo: 1. derribando la pared intermedia de separación” (vea Efesios 2:14). 4. directores de los departamentos. por lo menos. no. Hay un solo cuerpo y un solo Espíritu.“La Iglesia mundial apoya la no discriminación en prácticas y pólizas de empleo y defiende el principio que tanto hombre como mujer. (de hecho. ¿votar Sí aquí. sin importar raza y color.

nuestros talentos o nuestros pensamientos y perspectivas sean diferentes. una fe. y todo lo demás se adapta a eso. aunque tiene mucho que decir en otras partes acerca de estos tres asuntos. un Señor.” . NVI. Cometemos un error mortal cuando confundimos dos términos: unidad y uniformidad. Me hice todo para todos. a fin de salvar a algunos por todos los medios posibles. un Espíritu. “Si estoy en el sur de California. a fin de que el evangelio pueda tener audiencia. Sucinta. Y si predico el evangelio en Sudamérica. No dice nada acerca de la unanimidad de pensamiento referente a la circuncisión. Su lista incluye cómo recibimos salvación y cómo vivir la vida cristiana: una fe. trabajo dentro del contexto de lo que es aceptable ahí. Pablo tenía algunas palabras punzantes. de todos me he hecho esclavo para ganar a tantos como sea posible. Entre los que no tienen la ley me volví como los que están sin ley (aunque no estoy libre de la ley de Dios sino comprometido con la ley de Cristo). Incluye el contexto en donde vivimos la vida cristiana y crecemos en madurez como creyentes: un cuerpo. comportándonos y votando precisamente de la misma forma mientras todos buscamos participar en las mismas prácticas al mismo tiempo. Un Señor. Como terapista familiar. pensando. Simple. No dijo que debería haber unanimidad acerca de cómo aproximarse al asunto de los alimentos ofrecidos a los ídolos. Un Espíritu. una esperanza. dice Pablo. lo haré de tal forma que no moleste innecesariamente a los que viven ahí. un Dios y Padre de todos. Todo esto lo hago por causa del evangelio. diría. En lugar de eso. nos provee con una lista que es Trinitaria: Un Padre. entonces dice esto: Aunque soy libre respecto a todos. La uniformidad significa que debemos todos caminar a la misma distancia. Si trabajo en China. Después de haber establecido sus derechos como apóstol. Entre los débiles me hice débil. ¿no es así? También es sorprendente lo que está ausente de la lista. La unidad significa que nuestros corazones están unidos aún cuando nuestras funciones. Concluye cómo llegamos a la iglesia: un bautismo. Entre los que viven bajo la ley me volví como los que están sometidos a ella (aunque yo mismo no vivo bajo la ley). creyendo. Ni siquiera dijo que debía de haber unidad sobre el asunto de cómo manejar los días festivos judíos.Pablo enlista siete fundamentos para la unidad: un cuerpo. Si voy a África. a fin de ganarlos a ellos. a fin de ganar a los débiles. les puedo decir que una de las formas más rápidas de fracturar a una familia es el requerir que todos los miembros vivan en uniformidad. Cuando se trataba de diferencias entre las personas y cómo el evangelio se relaciona con eso. para participar de sus frutos. Entre los judíos me volví judío. Dice tanto con lo que deja fuera como con lo que incluye. (1 Corintios 9:19-23. Énfasis añadido). seré respetuoso y estaré en armonía con las prácticas de los chinos. Si Pablo estuviese escribiendo esto ahora. Pero permite diferencias en la convicción sobre muchas otras facetas de nuestra vida y práctica. El evangelio es la prioridad definitiva. E incluye el destino final hacia donde la Iglesia se dirige: una esperanza. No negociable. a fin de ganar a éstos. un bautismo. Así que estoy dispuesto a ceder quien soy a la circunstancia en donde trabajo. adaptaré mis prácticas a ese mundo. Sorprendentemente corto. a fin de ganar a los que están sin ley.

¿cómo considera Jesús las castas. Pablo llama a la unidad de corazón alrededor del núcleo de realidades de la fe cristiana mientras que permite y aún anima prácticas divergentes si estas permiten que el evangelio sea escuchado.En otras palabras. la riqueza. Saben que deben lavar sus mantos de carácter en la sangre de Cristo para ser aceptados por el Padre en su nombre. las distinciones sociales. si bien somos respetuosos de la conciencia de aquellos que ven la ordenación de la mujer diferente a como lo vemos nosotros por su contexto. Esto. debemos ser respetuosos del contexto en donde laboramos.” se ha dicho. estando atentos para no ofender innecesariamente. “Pero. “es lo que significa unidad. si desean estar en la brillante asamblea de los santos. ¿Qué significa esto? Significa que. luchen por la igualdad. reconocemos que decirle a las mujeres.” Resumiendo: si ustedes desean unidad.” (1 MS 303. Con eso en mente. que “debemos esperar hasta que todos estemos unificados en el asunto de la ordenación de la mujer antes de que podamos avanzar. Por lo tanto.” Al hacerlo así. el apartamiento del hombre de sus prójimos. y si bien no intentamos forzarlos a sentirse de la misma forma que nosotros. se reconocerán mutuamente como hijos e hijas de Dios. o las prendas personales? El secreto de la unidad se halla en la igualdad de los creyentes en Cristo. Ni siquiera es la unidad por la que Elena White escribe. también – siendo consientes de nuestro muy diferente contexto – nos alineamos con el Pablo que dijo “Me hice todo para todos. que fue crucificado por sus pecados. que han sido llamadas claramente por el Espíritu que no pueden recibir la afirmación de la Iglesia. dañaremos nuestra causa aquí. ¿Desean una Iglesia unificada? ¡Yo sí! ¿Entonces.” la petición ha sido. la raza. Puesto que los hijos de Dios son uno en Cristo. a fin de salvar a algunos por todos los medios posibles. si nuestra prioridad es que el evangelio tenga audiencia. en esta parte del mundo. la posición. escucharon esas palabras – escritas por una mujer – una mujer llamada.” Esta no es la unidad de la cual las Escrituras hablan. déjenme preguntarles: ¿Qué si Moisés se hubiese esperado hasta que cada israelita esclavo hubiese acordado que Dios los estaba llamando a la libertad? ¿Qué si Gedeón se hubiese esperado a actual hasta que tuviese todo el apoyo de un ejército al que él considerara lo suficientemente grande? ¿Qué si David se hubiese esperado hasta que la completa nación israelita estuviese lista para coronarlo a él como rey? . “Todos los que sean hallados dignos de ser contados como miembros de la familia de Dios en el cielo. de nuevo lo que ella dijo: “El secreto de la unidad se halla en la igualdad de los creyentes en Cristo. Comprenderán que todos ellos reciben su fortaleza y perdón de la misma fuente: de Jesucristo. énfasis añadido). habilitada y ordenada por Dios para tal tiempo como este? Aquí está. revestidos con los blancos mantos de justicia. Quisiera que escucharan a estas palabras de su pluma a medida que ella se dirigía a los asuntos de unidad e igualdad. debido al color. la cuna.

El resultado de eso – y les ruego que escuchen esto – el resultado de eso no ha sido la desaparición de la Iglesia o el estado. lengua y pueblo. valientes de corazón. se han erguido para lo que es correcto. seguidores de Jesús. el Dios que derramará su Espíritu en nuestros hijos y nuestras hijas: ¡el Dios que no hace acepción de personas! Amén.¿Qué si Pablo se hubiese esperado hasta que la iglesia completa estuviese de acuerdo que la circuncisión no era más necesaria? ¿Qué si Martín Lutero se hubiese esperado hasta que los obispos estuvieran de acuerdo con él acerca de la justificación por fe? ¿Qué si Willam Wilberforce hubiese esperado para actuar hasta que el completo imperio británico se unificara en su oposición a la esclavitud? ¿Qué si Abraham Lincoln se hubiese esperado para promulgar la Proclamación de la Emancipación hasta que todos los estados estuviesen de acuerdo que la esclavitud era mala? ¿Qué si John F. Elena White se hubiese esperado hasta que cada líder Adventista estuviese de acuerdo que la justificación por la fe era la doctrina de central importancia? Una y otra vez. tribu. Y una y otra vez. en 1888. Hoy. . sino. las iglesias y los gobiernos se han enfrentado a tales momentos. más bien. su salvación. el Dios que llama y habilita a quien Él desea. que aquí en la Unión de Conferencias del Pacífico de los Adventistas del Séptimo Día. Kennedy se hubiese esperado para actuar hasta que los estados del sur estuviesen de acuerdo para integrar sus escuelas? ¿Y qué si. podamos avanzar en fe en el Dios de toda nación.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful