LA COMUNICACIÓN

¿Qué hago con mis sentimientos?
Material adaptado de The Marriage Builder, por Larry Crabb, pp. 66 –79

Mi énfasis en “ministrar a tu cónyuge” puede dar a entender que considero cualquier expresión de emociones negativas como una violación de la meta de ministrar y, por consiguiente, mala. Muchos Cristianos aparentemente mantienen la opinión que expresar las emociones no positivas siempre es pecaminoso. Los cónyuges fingen que se sienten de cierta manera, cuando en realidad lo que sienten es muy diferente. Esta negación emocional mantiene las máscaras muy pegadas por la creencia que las relaciones Cristianas deben sólo consistir en sonrisas y expresiones cariñosas. La verdad es que tales máscaras mantienen cerrada una caja de Pandora llena de enojo y dolor escondido. Por el otro lado, algunos seculares--no preocupados por los mandamientos bíblicos de despojarse de toda malicia y ser bondadoso el uno con el otro-- reaccionan a la supresión de las emociones con decir que los sentimientos ni son malos ni buenos, sino que simplemente existen. Ellos determinan el valor de expresar las emociones por criterios no morales sino pragmáticos: ¿Me sentiré mejor si expreso lo que siento? Dos opciones se nos presentan: (1) Podemos tragar nuestros sentimientos, manteniéndolos adentro, rehuyendo de ellos en horror, o (2) podemos enérgicamente volcarlas sobre los demás, recordándonos mientras nos desahogamos que “Así soy yo. Tengo derecho de ser quien soy.” Según mi entendimiento de la Biblia, ninguna de estas estrategias es consistente con el diseño de Dios para desarrollar unidad por medio de la comunicación. Consideramos lo que llamo “la plataforma de la verdad.” La posición bíblica acerca de un tema dado puede ser representada como una plataforma angosta y resbalosa de la cual es fácil caer a un lado o al otro. Este dibujo ilustra las dos maneras equivocadas de manejar los sentimientos:

LIDIAR CON LOS SENTIMIENTOS

Tragarlos “Mis sentimientos son horribles. Por eso, los esconderé detrás de una “máscara Cristiana” de conducta aceptable.

Volcarlos “Mis sentimientos son una parte legítima de mi. Los expresaré cuando yo quiera.”

Si no debemos ni tragar nuestros sentimientos ni desahogarnos de ellos indiscriminadamente, ¿exactamente qué debemos hacer con ellos?  ¿Cuándo tu marido te avergüenza delante de tus amigos, ¿qué debes hacer con tu enojo?

pésame.” Estoy enfatizando que no debemos suprimir ninguna emoción. “¿Qué podría yo hacer para hacerte sentir más especial?” Volcar: Recordarte que porque Dios te ama. Segundo. debido a sus propias frustraciones o falta de dominio propio. Un relato que sugiere una manera en que Dios ve los sentimientos se encuentra en Ezeq. perdóname por estar enojado. Hay emociones que deben ser tomadas como parte de una respuesta injusta o impura a un problema. y (2) podemos expresarlo o no expresarlo. es mejor clamar “Dios. codicio) y las emociones no pecaminosas (por ej. Dos verdades destacan en estas instrucciones: Primero. Esto no consiste en oraciones superficiales tales como “O. mujer a quien Ezequiel amaba entrañablemente (Ezeq. Acuérdate de las dos decisiones 2 . la muerte de una esposa querida es naturalmente una ocasión de pésame y tristeza profundos. ¿qué debes hacer con tu irritación?  ¿Cuándo tu marido disciplina a los hijos demasiado severamente. En v. Dios reconoce que Ezequiel va a sentir emociones reales. pero ahora estoy amargado. Señor. Por el otro lado. Ezequiel debiera admitir adentro como se sentía (“gime”). Sugiero que emociones negativas que impiden la compasión pueden ser llamadas pecaminosas y que las emociones negativas que no son en ninguna manera inconsistentes con la compasión no son pecaminosas. celos. Cuando experimento una emoción dolorosa no pecaminosa. cuando experimento emociones pecaminosas. Nota que los sentimientos de Ezequiel no eran pecaminosos. Es decir que debo abiertamente expresar mis sentimientos no santos ante Dios en un espíritu humilde de confesión. Dile a tu cónyuge exactamente como te sientes como una manera de afirmar tu integridad en Cristo. No le mando que Ezequiel sintiera otra cosa diferente que lo que sintió. Dios instruyó a Ezequiel a negarse cualquier forma de expresión pública de su pésame privado. ) tienen que ser admitidas ante el Señor. Pero. ¿cómo debes manejar tu celos y dolor? Considera formas específicas de las dos opciones: Tragar: Recordarte que Dios te ama y no es necesario que tu cónyuge cambie. avaricia.” En lugar. Tenemos dos decisiones respecto a un sentimiento: (1) podemos reconocerlo o fingir que no existe. Ambas emociones pecaminosas (por ej. ¿qué debes hacer con tu preocupación y furia?  Cuando tu esposa te dice que le atrae otro varón. Entonces. Dios le dijo a Ezequiel que estaba al punto de quitarle la vida de su esposa. tristeza. La instrucción divina a gemir anima a Ezequiel a reconocer como se siente. por favor! Me comprometo a Tus propósitos. sonríe cálidamente y pregúntale. Dios le dijo a su siervo “Gime en silencio” ( NVI). vergüenza.. confiando en Su perdón y Su promesa a completar la obra que empezó en mí. 24. vengo al Señor expresando mis sentimientos en dependencia humilde en Su confort y suficiencia. y or ende se pueden llamar pecaminosas. e experimentar adentro el peso de una respuesta dolorida a un evento doloroso. date cuente de cómo Dios instruyó a Ezequiel a manejar sus sentimientos. eres una persona valiosa quien tiene el derecho de expresar sus sentimientos. pero no debiera expresarlo exteriormente (“en silencio”). ¡estoy furioso! Estoy lívido con la ira! ¡Y yo sé que estoy en lo malo! Quiero ir en Tu camino y ser lleno de Tu compasión. 17. Necesitamos una perspectiva bíblica de los sentimientos. Pero la actitud con la cual admiten cada tipo de sentimiento debe ser diferente. ¡Perdóname. Ahora bien. La verdad es que somos incapaces de cambiar una emoción directamente. 24: 16-17). debo acercarme a Él con una actitud de contrición y arrepentimiento.. Cuando tu reacciona a tu idea en una manera altanera. no por negar que exista ni por minimizar su magnitud.

tengo que controlar su expresión debidamente. siento tan frustrada que me da ganas de comer más. ¡Sigo enojado acerca de eso! Esposa: Mi miel. expresar las emociones sólo es legítimo cuando no impide que cumplamos los propósitos de Dios.que nos confrontan respecto a nuestras emociones: admitirlas o ignorarlas. Sentí que no soy muy importante a ti. Admitir a nosotros mismos y a Dios cómo nos sentimos. expresarlos selectivamente externamente. lo siento mucho. y jamás regresar. Dios instruyó a Ezequiel a controlar la expresión de sus emociones según los parámetros de un propósito más grande. tu hiciste mueca y dijiste. debemos--1. En otras palabras. Y si decido sí. 3 . especialmente cuando dices algo delante de otros. Después de admitir mis sentimientos a mí mismo y a Dios. no intenté forzarte hacer nada. Interacción 3: Esposa: Cada ves que mencionas cuanto peso. Los siguientes versículos en Ezequiel 24 revelan que Dios tenía una razón específica por mandar al profeta como lo hizo. Marido: Mi miel. Pensé que quisiste hacer el amor. Ya siento suficiente mal por ello. Somete la expresión externa de nuestros sentimientos a la meta de permitir que Dios nos use para Sus propósitos. según el propósito de Dios Tragarlos Volcarlos Ejercicios Interacción 1: Esposa: Me sentí muy lastimada anoche porque me pareció que sólo estabas demandando el sexo de mí si yo tuviera ganas o no.” Me dio ganas de levantarme y salir. 2. Siento mal que te hice eso. un principio útil emerge del mandamiento de Dios a “gemir en silencio”: Cuando una emoción surge en nosotros. permitiéndonos experimentar adentro el peso de las emociones. cuando opiné acerca de lo que quiere decir ese versículo. tengo que evaluar si expresarlos a otra persona más que Dios servirá Sus propósitos. Interacción 2: Marido: En el estudio bíblico anoche. Así que reconocer las emociones siempre está bien. y expresarlas o no expresarlas. La ausencia de los costumbres de luto fue intentado comunicar poderosamente a una nación apóstata que el juicio inminente sería tan severo que en comparación la muerte de una esposa justificaría nada de lágrimas. “Pues. no creo que quiere decir eso. Siento aplastada cuando dices cualquier cosa acerca de mi peso. Ezequiel debiera admitir pero no expresar. Esto es la estrategia bíblica para manejar las emociones que corresponde a “la plataforma de la verdad:” LIDIAR CON LOS SENTIMIENTOS Reconocerlos completamente por adentro. A pesar de las circunstancias especiales de la experiencia del profeta.

Esposa: Querido.Marido: Creo que a veces digo tales cosas para pagarte por tus comentarios acerca de nuestras finanzas. Sólo me preocupo todo el día por si voy a vender. Es simplemente demasiada presión. Esposa: Creo que el problema verdadero es que te preocupes demasiado por nuestra situación económica. Estoy harto de ir a trabajar. pero siempre te va rebien. Nosotros preferiríamos tener menos dinero y más de ti. Cuando cuentas a gente que manejamos nuestro viejo auto porque no tenemos el dinero para compra uno nuevo. No tienes porque preocuparte. ¡Lo harás super! Siempre te da nervios antes de algo como esto. 4 . ¡y me airo! Interacción 4: Marido: Las presiones del negocio realmente me están dificultando. quizá debes buscar otro trabajo donde no haya tantas presiones. Interacción 5: Esposa: Mañana tengo que pararme delante de la femenil y dar un reporte acerca de nuestro proyecto. siento que es un golpe a mí. ¡Estoy muy nerviosa acerca de eso! Marido: Cariño. Interacción 6: Marido: Estoy sintiendo muy culpable acerca de la cantidad de tiempo que paso lejos de la familia. No me he divertido contigo y con los niños desde hace meses. Eso es lo que mantiene trabajando tantas horas.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful