“Somos los únicos que trabajamos dentro del marco de la ley” Etnografía de los debates en torno a la ley de gestión

social de los residuos en la provincia de Buenos Aires. Santiago Sorroche. Becario doctoral CONICET/SEANSO, ICA, FFyL, UBA. sorroche.santiago@gmail.com Mesa de Comunicaciones Esta ponencia presenta resultados de la investigación que llevo adelante en el marco de mi doctorado y tiene como objetivo general aportar al estudio de las interacciones entre agencias estatales, ONGs y cooperativas de “cartoneros/as”. En función del mismo, se relevan y analizan las políticas públicas y los lineamientos de las ONG´s orientadas a la gestión de los residuos en Argentina, como también la descripción y análisis de las prácticas de interacción entre ONG´s, emprendimientos “cartoneros” y agencias estatales, dando cuenta de las construcciones de sentido en torno a categorías como “residuos”, “reciclado”, “recuperadores” y “basura”. Al mismo tiempo, se presta especial atención a las propuestas, iniciativas y programas de carácter transnacional en relación a los sistemas de gestión de residuos con inclusión de los cartoneros. A nivel teórico metodológico, este trabajo se centra en un enfoque antropológico político recuperando las categorías de hegemonía y campo de fuerza societal de E. P. Thompson. Este enfoque desarrolla una línea de análisis que permite abordar de manera articulada los procesos cotidianos de lucha y los diferentes mecanismos de dominación y resistencia (Nash, 2001; Roseberry, 1985; Grimberg, 1997; 2005). Al mismo tiempo recuperamos los aportes de Eric Wolf tanto de la categoría de conexiones (1982), como la de poder estructural (1999). El trabajo de campo, iniciado en el año 2007, se lleva adelante en una cooperativa de cartoneros ubicada en la localidad de Isidro Casanova, formada en el año 2003 por un grupo de ex referentes de la Federación Tierra, Vivienda y Habitat (FTV). La misma se dedica a actividades de reciclado y, desde el año 2006, lleva adelante un servicio de recolección diferenciada de residuos en la localidad de Aldo Bonzi. En función de esta experiencia comenzaron a construir una demanda en torno al reconocimiento de la actividad como un servicio público, que debe ser pagado como tal. Al mismo tiempo, participa activamente

que excluye del trabajo a los cartoneros. municipio de La Matanza. puso en escena propuestas tendientes a la baja del volumen de residuos enterrados. posibilitando que fuera invitada a participar en las mesas de discusión y en las comisiones donde se esta tratando la “ley de gestión social de los residuos” presentada en la Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires. reuniones de la ACUMAR. Es en estos espacios donde la cooperativa ha desplegado con más fuerza su demanda en pos del reconocimiento del servicio público. el trabajo etnográfico que llevamos adelante en estos espacios permitió observar el establecimiento de un campo de disputa en torno a la gestión integral de los residuos sólidos urbanos (GIRSU). por el cuál los municipios deben pagar. . Presentadas desde las agencias estatales involucradas. la separación mecánica. representando cada una diferentes concepciones tanto sobre la GIRSU como del trabajo de los cartoneros. y la puesta en funcionamiento de plantas sociales a cargo de organizaciones cartoneras. La experiencia de recolección diferenciada llevada adelante por la cooperativa. En este trabajo me propongo reflexionar sobre la participación del emprendimiento en ámbitos públicos. tanto nacionales como internacionales. se opusieran a estas propuestas. La pronta saturación de los rellenos del CEAMSE. Esto llevo a que algunas agrupaciones cartoneras. permitió que la misma sea considerada como una referencia en el ámbito de la gestión de los residuos. entre otros. en tensión. esta incluyen a: la incineración. para transformar los residuos en energía eliminando el reciclado de los materiales.en espacios de discusión y articulación con otras organizaciones cartoneras. En este trabajo me propongo analizar como estas miradas. agencias estatales y ONGs. son desplegadas en los ámbitos de discusión de la nueva ley de gestión social. incluida la cooperativa. la cual entra en tensión con el actual sistema de recolección y disposición de los residuos en el AMBA. De esta manera. las cuales implican que deben trabajar con los camiones que llegan directamente de la calle sin una previa separación en origen de los materiales. tales como la Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires. reclamando la consideración de su trabajo como un servicio.