You are on page 1of 51

DIOS SE CONFIESA

NOVELA MISTICA

Distribución gratuita por la Fundación Alexandre García-Durán de Lara “Chinchachoma”

PRESENTACION “Dios se confiesa”. La novela más bella que he leído. Es la cumbre del pensamiento del P. Alejandro Duran, bien o mal llamado Chinchachoma, además es el auto regalo de sus 25 años de sacerdote. Creo que todo México le debe algo por el extraordinario trabajo que hace con el niño callejero. El 28 del presente mes se me presento en la oficina con su manuscrito y yo aunque no había leído su libro, me dieron ganas de pedirle me dijera porque venía enfermo, cojo, apestoso como siempre, pero son olores a santidad que muchos de la iglesia ya quisieran un poco; al hablado pero con olor a incienso en sus palabras. ¡Qué hombre tan enamorado de Dios! Se pide por las vocaciones, pero yo pienso: pedir a dios nos mande gente como este chapulín: que trabajador, que entrega y que frutos. Alejandro: dios te de 25 años mas de trabajo tan intenso como hasta ahora y ¡felicidades!

Basilio Núñez

Distribución gratuita por la Fundación Alexandre García-Durán de Lara “Chinchachoma”

Capítulo I

ERNESTO Y EL ENCUENTRO

Distribución gratuita por la Fundación Alexandre García-Durán de Lara “Chinchachoma”

Oscuridad. Penetrante, fuerte, nauseabundo olor. Al fondo, donde muere la visión, unos bultos denotan la presencia humana. ¿Humana? Si, humana, de unos seres apenas entrevistos. Una figura se yergue desperezándose, se eleva, mucho, por cierto es un niño pequeño. Ojo negros profundos, vivos, alertas. El afilado rostro es a la vez suave y duro. Dureza de pedernal batido por mil golpes y crudezas, suave de una ternura no muerta, refugiada, sabe dios donde. Contraste, contradicción. El pelo largo, oscuro como la noche, negro cual los ojos, ojos en contraste profundo, del odio a la ternura, de la fuerza a la mansedumbre. Se llama Ernesto. Pero eso, ¿Quién sabe? Fue, desde el origen de su vivir en el baldío, el negro. Las manos, también en contraste, son a la vez afiladas y musculosas, fuertes. Es fuerte. Es vida. Es vida en contraste total, profundo. Visto de lejos, da miedo, visto de cerca el miedo se matiza de ternura y se le admira la belleza del porte, de la actitud. La dignidad nunca hundida. Resumiendo la impresión: nobleza apaleada, más no vencida. La figura traza un breve camino, se va hacia otro cercano y allí, como respondiendo su extraña al llamado de los olores del lugar, elimina en negro los estorbos restos de la cena exterior mal dirigida. Quien sabe porque esta vez nuestro pequeño amigo, que cifra en unos nueve años, no regresa a su lecho sino que, sentándose, mira. Mira el contorno oscuro de sus compañeros. Mira las figuras penetrables para otras miradas. Mira… del mirar pasa inconsciente al meditar profundo de sus nueve años. Una vida en flor, que se abre al meditar. Pensamiento. Silencio. El porqué matilla a cada ser humano. Los porqués. Las razones de tantas sinrazones. El niño adulterado en su infancia. Adulto ya en balbuceo de ser. Muerta su infancia. ¿Existió acaso la lejana infancia? Pensamiento. Mirar de nuevo desde lo profundo del pensar: huida o meditar la vida. La realidad presente y un nuevo sumergirse en el pensar, el meditar, el vivir. El niño insensible al frio, al miedo a la soledad. Piensa. El cuerpo quieto, firme; la mirada huida de la realidad circundante. Su vida toda como en suspenso expectante. ¡Mi niño! La dura faz, el rostro duro, se ennoblece con una sutil sonrisa; todo el ser se relaja, la mirada s hace profunda en gozo, admiración, asombro.
Distribución gratuita por la Fundación Alexandre García-Durán de Lara “Chinchachoma”

Dentro, muy dentro del ser del alma, como algo que viene de muy lejos, a la vez suave, brisa armoniosa y sin contradicción, fuerte. Potente. ¡Mi niño! Se le enchina el cuerpo. La piel se estremece. Siente una ternura inexplicable. Jamás soñada, jamás sentida. A lo imposible en la experiencia ya vivida. La paz que emerge del ser, cual suave oleaje de un mar sereno, en calma, que sucede y sosiega las tormentas que lo tuvieron otrora embravecido. Paz. Dulzura. Todo el ser es una dulzura, ternura e ilusión de vida nueva. Un balbuceo gozoso, lleno en paz y de armonía, del nacido ser a la ternura y a la paz, pregunta: ¿QUIEN ERES? Una respuesta no podría soñarse más dulce y más potente: SOY DIOS Silencio. La luz despierta a la vida con rayos potentes el sombrío baldío, donde mueren día a día los niños callejeros. Estan todos. En un rincón aparte, sonriente –parece iluminado- se despierta el negro.

Distribución gratuita por la Fundación Alexandre García-Durán de Lara “Chinchachoma”

Te animo a seguirlas. A seguir estas tiernas. del “negro”. por lo bello.Capítulo II DIALOGO Déjame que te anime. voy a dejar Del lado el anecdotario circunstancial. Humano y sustancial de las mismas. el lector amigo. Por ello. El modo de vivir del “negro” Este segundo capitulo que sigue Nos abre al directo coloquio en Que le pregunta nuestro niño a Dios: -Tú ¿Cómo eres? Distribución gratuita por la Fundación Alexandre García-Durán de Lara “Chinchachoma” . Con él. perdón. amorosas Y sinceras comunicaciones De Ernesto.

Tierna y plena. ¿y el negro? Oh. -------El negro está de nuevo transfigurando. matando la dulzura de una mirada luminosa. que podemos asistir a la confidencia. Pero. tierna y pacíficamente. -Que ¿Cómo soy? -Sí. Algo así como una concreción de todo lo que es ilusión. Pura sonrisa etérea. el negro es sincero. que encierra en sí tanto misterio. Siente. No sé. -------Feliz tu y yo. Algo le poa al negro. un instante. ¿Cómo eres? Distribución gratuita por la Fundación Alexandre García-Durán de Lara “Chinchachoma” . Recordemos tan solo el ambiente del baldío aquel. Un nada que surge fuerte. ¿Por qué? ¿Qué son? ¿Qué pasa? Interrogante que siempre lleva de la mano. placer. intensos. (Lástima que nadie es testigo en el silencio del rincón oscuro de la oscura noche). Es una sonrisa sin labios. ¡Oh. No la ve. Si se le pregunta: -¿Qué te pasa negro? Invariablemente contesta: -No sé.-Oye. Para los del baldío. como rayos de luces. sin presencia de tormenta alguna. sin nube en la lontananza. que la balbuciente lengua del negro no sabe expresar. el negro es capítulo aparte. No sabe. mal algo paso y pasa en el negro. a la vez. ¿tu como eres? Sonrisa. de repente. Nada. algo le pasa al “negro”. instantáneos. tormenta! Es un rayo luminoso que engendra paz y encierra un misterio interrogante. para los comerciantes para… para ti. ¡Qué va. La vida sigue igual. la sonrisa de dios! El Negro la siente. a la vez. no aturde ni engendra tensión alguna. Como si el nada tratara de esconder este no sé. luminosos. y tú y yo hagamos presentes. Cercanía amorosa. ¡Pero qué rico la siente! Comunión de sonrisas. abre el callado deseo de un ¿volverá? Tan intimo y profundo que no lo percibe la conciencia. Sigue igual de macho y tierno. Igual para todos. -oye. Es el mismo. silenciosa. La sienta. Todo sigue igual. -------Déjame olvídame de la circunstancia. Intensiva y suave. rayos que aparecen sin trueno alguno. al recuerdo del encuentro aquel y. a la que acompaña una no menos misteriosa sonrisa. si. Sin embargo. Sigue “sin dejarse”. en el tierno y profundo coloquio. en paz que descontamina el ser del que se acerca. Algo que es plano y. gozo. tú ¿Cómo eres? Han pasado pocos días desde el encuentro.

etéreas. sin cesar en luminoso rayo. potencia del Angulo a angulo. Ahí te va Ahora si vio. paz. se entremezclan y confunden entre sí. potentes. Angulo abierto.. ‐ ¿Qué dices? ‐ No. entra y sale con quien rebota. con imagen o. Vorágine.. de tal modo que es difícil distinguir la una de las otras. Parece como si se confundieran y fusionaran. “negro”? ‐ Si. dulce e intensa paz que se vive y no se siente. Luego. Como si de un Angulo salieran. inconfundible. Vio siendo. hechos los tres colores uno solo. gaseosas. ímpetu. se acentúa la sonrisa de él y añade: -Como no. “negro” diciendo: ‐ Voy ‐ Se despierta el “negro” diciendo: ‐ Otro día le pregunto. Sabe Dios. pero cuando el pensamiento tal concibe. ¿eh. se dirige a otro cercano en el que el rayo todo. al instante las tres identifican su realidad propia. Que todo lo domina y no se nota (aire que se respira). ‐ Como sonríe ‐ Esta feliz el “negro” ‐ Debe soñar con viejas ‐ Despierto ya. como un baile de figuras. que sigue surgiendo potente del Angulo primero. que hay que chambear ‐ Ándale. que lo recoge potente en su seno y lo regresa al segundo de nuevo. cual e rueda pirotécnica de fiesta que gira y gira. ---------‐ Que a gusto duerme. el que nada posee. Que es ir… y a la vez. Lo que sabe el negro es lo que sintió. ---------No vayas a peguntarle al negro como fue que vio. al tercero y rebotar de nuevo hacia el primero. -Ándale Ante la petición del negro. Lo vio. Con cuerpo o sin cuerpo. ---------Tres nubes luminosas.-Es difícil de explicar. mas son tres siempre. mi niño. para descansar en otro cercano Angulo. como que se separan in dejar de estar profundamente unidas. Se hacen una. El movimiento lo transforma todo. La luz potente. de ignoto origen. Distribución gratuita por la Fundación Alexandre García-Durán de Lara “Chinchachoma” . saliendo en vorágine impetuosa del Angulo mismo. nada. ‐ ¡que bonito soñabas!. briosa.

por parte de sus compañeros. Distribución gratuita por la Fundación Alexandre García-Durán de Lara “Chinchachoma” . de paz y de sosiego. ¿sueño?. que por sí mismo mato la risa socarrona y el turbio pensamiento que trataba de explicar el gozo de aquel sueño.Surgió de la entraña del negro un si tan preñado de gozo y de ternura. tan ajenos a lo que sucedía.

Dios se comunica a Ernesto y Está abriendo a la infantil alma Del callejero. lector amigo. la perspectiva de su realidad. de aquellas suaves Y tiernas y consoladoras visiones de Ernesto. a Les explicaciones que El nos da a Través de Ernesto. Distribución gratuita por la Fundación Alexandre García-Durán de Lara “Chinchachoma” .Capítulo III EL SENTIDO DE DIOS Asistimos ahora.

entro medio avergonzado. el hijo. añadió: -Pos ya veras. Eres bueno. perfecto como yo. -Eres grande y dulce. y todo se lo entrego a Él. entre silbido y exclamación. electrón. -¡Gracias. y ¿Por qué? -Te lo explico otro día. Distribución gratuita por la Fundación Alexandre García-Durán de Lara “Chinchachoma” . -TU. se sintió amado. Sentía a Dios inmenso. me conozco perfectamente. y mi conocimiento es exacto. ¿Cuántos tos tienes? -Chale. -Una sola vida. Pos tengo uno solo. -y eso ¿Qué significa? -Te lo voy a explicar -¿lo entenderé? -A tu modo.¿Qué SIGNIFICA EL POTENTE REMOLINO? -Soy trinidad. negativo. espíritu. Imagínate un hombre que es un solo yo. mi niño! Ernesto sonrió. es otro yo. -¿Has visto la electricidad? .Hace luz . pero si se leer. de mando. ¡Qué bello sentirse amado por el! Y añadió Ernesto: -¿Tu me quieres? -A poco no lo sabes. ahora te iba a explicar porque soy trinidad. si. -Yo soy trinidad porque soy amor – y añadió la voz-: yo padre. del todo. dime. Yo. recibió desde siempre el ser del padre.Yo soy uno y tengo tres yos. -Luego no del todo -Del todo. comunico el amor al ser de uno al otro. mi niño. ¿Qué haría? -Seria egoísta. -Ya se – le sonrió tiernamente Dios -. de fuerza. Fue tan bello. . -Y una sola cosa. que fuese el más grande posible de los seres. Eres bueno. lleno de poder. yo he ido poco a la escuela. Yo soy uno. Todo es amor. -Así todo lo has hecho un poco como tú. al conocerme.Positivo. -Sí. -Si lo sé. solo yo. neutrón. Yo. corriente. -¿Sabes algo de lo atómico? Ernesto. nació de Ernesto y añadió: -Y eso ¿Por qué?. con tres yos que se aman. tierno. y cuando él le dio las gracias por expresarle lo que su presencia le hacía sentir.Porque soy AMOR. Pues mira: protón. ¡Mucho! (¡que mucho mas pleno!) Oye. -Eres grande y dulce. Un ¡uiihu! De sorpresa.

la corriente entre los ángulos.-Soy trinidad. TODO ES AMOR. sosegada la presencia. Le quedo en su ser. Yo soy Amor. -¿Eres tú? -¡O. En MI. aquella explicación: YO SOY AMOR SOY TRINIDAD PORQUE SOY AMOR. mi niño! Eso es sombra de sombra de lo que soy Yo. explico: -Ahora entiendo lo que vi el otro día. -Si. Ernesto. fueron. poco a poco. se fue desacelerando el corazón y las mejillas. que en todo su ser sintió la realidad de lo anunciado. sumergido en tal presencia y en tal gozo. volviendo a su color normal. que estaban sonrojadas. Ernesto. solo supo añadir: -GRACIAS Y. Distribución gratuita por la Fundación Alexandre García-Durán de Lara “Chinchachoma” . resonancia de plenitud.

Asistamos ahora lo que llamaremos El capítulo de la soledad. con prisas Del vivir. Distribución gratuita por la Fundación Alexandre García-Durán de Lara “Chinchachoma” . curioso el caso. tú y yo sabemos que hay algo nuevo en su vida. son problemas para comer. Sin embargo.Capítulo IV SOLEDAD Nuestro negro. Sigue su rutina diaria.

Como sin ganas. Solo ayer. Solo. Solo desde quizás el seno mismo de la madre. Ansia de huida de la vida toda. y no llega la paz. donde vive. gritos. demasiado visto. se postra y llora. Grito. Siempre. Paso la policía. todavía queda algo de aroma en una de las bolsas de plástico aventadas. Un par de toquecitos. Pero desde aquello…el encuentro con Dios… pero ¡como re revive la dulzura! Ahora no dese huir de la noctambula o enajenante droga. Y duerme el cuerpo mientras sigue entre sueños la turbulenta agonía del alma. Olas de un mar potente que todo arrastra. el llanto ido. sin querer apenas. nunca encontrada. silencio. clama. Grita. Como pesan los pies cuando pesa el alma. Los recuerdos de las amarguras se agolpan unos tras otros. Uno en la calle. Melancólica en momentos. Pero esta noche buscaron nuevo refugio. Titubea. en la negrura sobrecargada de negros sinsabores de la noche esta. la huida de la casa con la ilusión quimérica de una paz. Solo antes de ayer. llanto. Huele dos o tres veces (sin hacerlo). siempre angustia. mentadas de unos y otros. Distribución gratuita por la Fundación Alexandre García-Durán de Lara “Chinchachoma” . el límite prudente del baldío. se pudieron zafar. se yergue poderosa en la entraña del negro. Esta noche so siete y solo con dos cobijas. La persecución de ayer fue un cumulo de soledad antaño revividas. adormecedor y hasta voluptuoso. Ahora desea la paz. desde el alcohol al chemo. Llego junto a los suyos. y no le responde. Eso sí. mira las negras sombras de sus compañeros. el mismo barrió. La angustia prima hermana de la oscura muerte. Al menos no está solo su cuerpo. El llanto sigue. se yergue. es de allá donde la rola. muy cerca de sus dos compañeros. A una distancia cercana. Clama al. desaparecen tantas cosas… Rebusca. y. insultos. Recuerda las discusiones familiares. Refugio del refugio viejo ya choteado. Cuando la razzia. rolando siempre en la misma colonia. Ellos. la del alma. las golpizas. No halla sosiego. se levante el negro. Solo. oración. de la droga. los del grupo. El negro se siente mal. Carreras. Mal del alma. le serbia la expansión. Están más escondidos que nunca. pues ayer hubo razzia.El negro. Camina. se aprieta con ellos.

que los despierta a las sombras de la vida. Insensiblemente se desarruga el cuerpo y las manos dejan de acurrucarse en lo más sagrado del mismo. ---------Los del baldío duermen. y rompe la magia del calor del sueño y los amanece con una tenue chinga a tu madre temeroso. Así. empieza un día nuevo para el negro y los otros. El calor del sol entibia el sueño y lo profundizan en sosiego. Que bello el soleado sueño de la diez de la mañana. de donde nace la corriente de calor a la columna. Distribución gratuita por la Fundación Alexandre García-Durán de Lara “Chinchachoma” . las zozobras y el frio se les metió en los huesos. con ese especial intercambio de buenos días. Se oye unos pinches cementeros de alguien que pasa.El sol ya está en lo alto. Allá en la noche se acostaron muy tarde por los temores.

se lo dirá a él. Y. En su nuevo encuentro manifestara Lo profundo de esa soledad.Capitulo V GRITO Nuestro negro se siente solo. Con harta rabia. Distribución gratuita por la Fundación Alexandre García-Durán de Lara “Chinchachoma” .

-Ahora hacia la izquierda. desde siempre. Como me gustaría. serena la voz dulce de Él. Ya renacida la sonrisa del alma. mírala y mandale desaparecer. el llanto y la agonía. para poder sentirme yo.. Depende de mí. . con ese ir y venir de su mano. de nuevo repitiole el negro. Te deseo. yo no me olvidare. un poco? ¿No es cierto que ya no te sirva? -Me dejaste. –Tú también me has dejado. acentuada por la ausencia de la paz de Él..ANSIA -¿DONDE ESTABAS? Al sentir. Ya el chemo sirve. -¡Mi niño! ¿Puede una madre olvidarse del hijo de sus entrañas? Pues aunque ella se olvide. resonaba en la entraña del negro. así lo sintió. desde la entraña – el origen del propi ser. la incomprensión del negro se manifestó suave ya. -Estoy solo. Dijo Dios: -Dile a tu mano que se levante. al percibir de nuevo a él. con la interior duda de la mente. Así lo hizo el negro y levanto su mano. Para descansar. que me amara. Te llame -¡Mi niño! -Es peor que antes –dijo el negro-. -Estaba contigo – suave. hasta traicionado por El. a su lado. le hacía sentirse. pero no desaparecer. no estabas – le grito el negro. mientras la revivida soledad. -Ahora dile que se mueva hacia la derecha. Como quien juega sonreía el negro.¡Mi niño! ¿No recuerdas que no le entraste al chemo? ¿No recuerdas que tan solo lo probaste. -Ahora lo estás haciendo. -Porque el ser de tu mano no depende de ti. -¡No estabas! –serena ya la protesta. -Algo así Distribución gratuita por la Fundación Alexandre García-Durán de Lara “Chinchachoma” . Para estar seguro. se dispuso a escuchar a su padre. -Ahora. cerca. ¿Cómo podía estar si no lo sentía? -¡Mi niño! -¡Papa! – le dijo el negro. lo profundo y desconocido del propio ser – así le grito el negro: -¿Dónde estabas? -Contigo -NO ESTABAS. Así. tener alguien que fuera conmigo. -No se puede -¿Por qué no? -La puedo hacer mover.

El negro como que bajo la cabeza y miraba de soslayo a él. hijo. -No te estoy regañando. Nació la dulce paz como un sol dentro del alma del negro. Soy. pero…Yo siempre este contigo. Hay seres como tú. -Si. el sufrimiento. mi niño-dijo Dios. y ella solo me sentirá dentro de poco. mi niño. a lo íntimo de la entraña tuya. -Así que tú estarás siempre conmigo. -¿Siempre me acompañas? -Si. Te quiero. Así. cuando muera y yo… -¿Qué le harás? -Le diré hija y le daré un beso. siempre estará por fuera. Ya dijo mi hijo Jesús que no se puede juzgar a nadie. -Yo. así le dicen. -¿Aunque note sienta? -Si. Yo sé muy bien que nunca pudo hacer nada para evitar lo que pasó. Hacen cosas malas y no son malos. -Es bello. -Pero hay otras.-y tú mismo me estás haciendo -Te estoy amando. Distribución gratuita por la Fundación Alexandre García-Durán de Lara “Chinchachoma” . que hacen cosas malas. La paz. ¿Dentro? -Intimo. siempre estás conmigo. -¡Mi niño! Pasaras momentos de mucha amargura. -Mi íntimo. los amo a todos y sé muy bien lo que a cada uno le pasa. -había una niña que lloraba mientras la vendían y yo estaba con ella. Yo le digo hija. siempre por dentro. mi papa. LE DIJERON PUTA –DIJO EL NEGRO. -No juzgues tú. Si supieses como y cuanto. tu cariño. -Gracias. sufrimientos. La amargura. Lindo Dios. Ahora si estoy contento. Quiero ser tú íntimo. Dentro de ti.

Sigámoslo. y espera Con ilusión el dialogo. Distribución gratuita por la Fundación Alexandre García-Durán de Lara “Chinchachoma” . Plena de luz y de alegría. Sufre. Se siente seguro del. Pasa hambre… pero tiene Una nueva actitud.Capítulo VI LIBERACION El negro vive una autentica Paz.

Los ojos se le fueron cerrando suavemente. sí. El. acunado mecido. -Ah. que mal te sentiste. Se le encogió todo el cuerpo y su ser interno. sin palabras. -Estoy fuera del. Como sitio ella su angustia y te acepto. El invisible brazo de dios. intimo. Ahí. Hay que pensar en otra realidad distinta. Algo cansados los dos de este dialogo. -Más o menos.-Oye. Es algo engendrado. Como temblaste. Distribución gratuita por la Fundación Alexandre García-Durán de Lara “Chinchachoma” . tú. Soy. sigio acunando a su hijo. suave. Ernesto expreso: -Oye. solo empieza un ser que antes no era. -Pero tú existes ahora con el tiempo. Una ternura envolvente. mi hijo. ¿Cuándo empezaste? -Yo todavía no empiezo -¿Cómo? -Sí. la dejaba. Es un vaivén de la existencia del ser limitado. (Asistamos con respeto al dialogo mudo. algo como mi mano. Se sintió algo así como abrazado. dejamos eso ¿no? -Como tú quieras. se acerco a Ernesto. con la ternura de plenitud de su ser. Intimo a la entraña del negro. cuando ella sintió que su hombre. -En ti no pasa. algo que nunca se acaba. mi niño. -Bien dijo Juan Pablo I que soy más madre que padre. Como. no! el tiempo me es ajeno de mi. -Un instante es algo sin sucesión. -Un instante que siempre es. -Es difícil de entender. -Muy difícil para ti. como se llega a la idea de la eternidad. terminando tu lo peor. -¿Hay algo que se parezca? -Un instante es lo más parecido. revivió en salud su contenido de la vida del feto. Como estaba esta herida en tu ser. Lo del otro día. te rechazo a ti. lejana en el tiempo pero presente en lo profundo de su ser. -¡Oh. En toda gestión estoy presente. No es a base de poner más y más tiempo. que es mí tiempo en cierto sentido. en el seno de tu madre.

en cierto Modo.Capítulo VII FIDELIDAD Nuestro buen amigo tiene. a contrastar su realidad Sus compañeros – con esa realidad más íntima. Distribución gratuita por la Fundación Alexandre García-Durán de Lara “Chinchachoma” . Profunda a la que tú y yo Estamos asistiendo. un serio problema. en este Capítulo que sigue. Resulta que una situación Problemática le lleva.

Nuestros amigos del baldío. Tal vez el inconsciente gozo del aire puro. desde la zozobra de la ultima razia. entrado el medio día. se ensombreció. en un momento dado. Nueva ansia de la casi permanente huida. el habitualmente sonriente. Llego el momento ansiado. Se sonrio el negro ante la ayuda del sapo y suspiro tranquilo. que solo obtuvo el negro un cuando se vayan lo veré. se rascaba tenazmente.Amaneció un día lleno de luz. que dijo: . nacida de la amplitud de las debilidades de todos ellos. democrático. Cada uno decía lo que tenia y así. desde los tristes antecesores. ante la perspectiva de la ausencia del negro.Yo no sé si iré. ilusionado. serio. Era un ir y venir de aquí a allá. De repente se ilumino el rostro del “sapo”. después otro. perro pequeño que habitualmente. Se había acabado la angustia. El ansia común de la forzosa huida se entenebreció entre todos. Se repartieron los dineros de un modo justo y original. niño chaparro. --------------Contraste. Luego discutieron el modo y la manera para poderse llevar a los perros.vayámonos a Acapulco. en agonía. que dejo abierta la posibilidad. calculaba el capital común en la emergencia. a dialogar sobre Acapulco. lo claro del ambiente. El negro. y afirmo: . El sapo le dijo: -Quédate a cuidarnos al baldío. en duda. Un rebuscar y actuar con todas la mañanas conocidas para obtener lo más posible. cuando no tenia otra cosa que hacer. Un si colectivo. contrastado con la algarabía general. Distribución gratuita por la Fundación Alexandre García-Durán de Lara “Chinchachoma” . sorprendentemente claro. Mientras se malcomía. La seguridad común. La ilusión que se refleja en la mirada se expresa en un ansia que hacia nuestros personajes apetecedores de a simpatía y así. Era un oasis temporal. finalmente todos a coro. regordete y saltarín. Te dejo al pulgas para que te acompañe. Fue u ataque persistente. -¿Por qué no. corroboro el pensamiento. El negro seguía indeciso. comía en silencio. había ya un gozoso ambiente de ilusión. se hablaba de la inmediata salida. ¿Quién empezó? Tal vez en el ser común de todos ellos. sentía ansia de huida. les llevo. remarcado el ansia común que los unía y hacia hermanos en ese huir de la agonía del vivir. “negro”? –pregunto un. Solo un rostro. se quedaba con el pulgas. contraste en el habitual asfixiante respirar del brumoso aire de Mexico. entre todos.

atrás quedaba el negro. Sentía paz. Su hasta ayer. La mirada al futuro. como pidiéndoles perdón por no ir con ellos. en un rincon. Distribución gratuita por la Fundación Alexandre García-Durán de Lara “Chinchachoma” . Fue un breve instante. En cuanto ya no estuvieron. Rompiendo por el momento con el mismo. El conjunto de muchachos mirando su seno de la tierra. su rincón de mundo. Entre las dos fidelidades. abrazado al pulgas. a la esperanza. avento al pulgas y se sintió libre. ----------mirandolos. a la vida. as u modo. emergían de nuevo: cuantos partos a la vista. al viaje. o cuantas huidas a la incomprensión y al absurdo. había escogido la de él. Una mirada entre angustiosa y tierna. seguro refugio. QUE POTENTE LA VIDA QUE EMERGE.Fue un breve instante.

Distribución gratuita por la Fundación Alexandre García-Durán de Lara “Chinchachoma” .Capítulo VIII EL VIAJE Vimos como rompió el negro Con los suyos para quedarse con El. Veamos ahora la actitud de El Ante el hecho.

le urgió Dios. como cualquier callejero. valor a sus actos generosos. -Gracias – le dijo. La alegría es fruto de la generosidad. lo recordó como un gesto sin importancia. pero ¿Por qué me regañas? -No te regaño. Acaba de llegar. Por primera vez desde que lo conociera frunció el ceño ante él. -¡Uh! –Dijo el negro. Dios. comunicativa. veraz. el negro sintió el deseo de irse al instante con ellos y esto se traslució en un brevísimo movimiento todo el ser seguía estático junto a él. Soy libre del espacio y del tiempo. sutil. no creas. Sonrió el (¡ah. En lo estático de la figura. porque no estás contento de que me haya quedado? Me costo. No sabía ni robar un pan. -Lucas. Se extraño mucho. -Sigue. Yo no sé. gozoso. -Para quedarme contigo. Me miro con cierto temor. allí también estoy yo. No hay tiempo para mí. ¿sabes que goce viéndole comer? -Así es –dijo Dios-. le dijo el negro: -¿Por qué no te alegras. como pensando que me burlaba. Tranquilo. ¿quieres que me vaya? -Yo si – le sonrió Dios. Dios no dijo nada. del amor –dijo el-: esto es lo que quiero que hagas. Quería decirla mitad. la sonrisa de Dios!). sigue. Te dije el otro día que yo soy. te pregunte nada más. Sonrisa que se da. -gracias –le contesto Dios. le nació la respuesta. Igualmente no hay espacio en mi o para mí. -Si sabes. -Lo sé. se lo revivió con gozo. mientras movía negativamente la cabeza-. ¿no? -Sí. Mira. el pobre. Dios. Cuando lo quieras a ellos. profunda. que nunca dio. al que había escogido. Y va y me dice: “a michas”. -Tú. El tiempo es para el que empieza. que nunca quiso exteriorizar la ternura de su ser. ¿No recuerdas aquella noche que le diste tu torta a Lucas? El negro. Era ya media tarde y yo tenía mi torta. intima. Me dio más pena y se la di. yo ya desayune por la mañana”: Oye. Pero te ayudo el sapo. pero tú lo eres más. plena. -Bueno. el asombro le ocupo el alma toda ya ante la incomprensión de Él. -Y le dije: “tómatela toda tu. -Es que el pobre tenía mucha hambre. Amplia. Le dije: “toma”. -Tú tampoco habías comido.porque yo los quiero y me gustaría que tu les dieras el cariño y la ternura que yo te doy.-¿Por qué no te fuiste con ellos? El negro se extraño profundamente. me quieres a mí. -Desayune por la mañana. que no deja poder detalle. Distribución gratuita por la Fundación Alexandre García-Durán de Lara “Chinchachoma” .

ahora. Y esta palabra llenas de contenido cerro. Distribución gratuita por la Fundación Alexandre García-Durán de Lara “Chinchachoma” . Nos vemos en Acapulco. -papa. si los ojos del negro. hijo. -Muy bonito El negro miedo a dios y le dijo: -Tengo mucho sueño. tú los quieres a todos. -hasta Acapulco.-Claro –dijo el negro-. -Así es. ES BONITO. -OYE.

Va a Ir con los suyos y sabe que El lo acompaña. Distribución gratuita por la Fundación Alexandre García-Durán de Lara “Chinchachoma” . Acompañemos al negro en este viaje.Capitulo IX DE CAMINO En negro se siente feliz.

que lo jalaba mientras decía: -“Negro”. a encontrar la bola. Al punto dormía profundamente. la caseta. un dar las gracias y. se despidió de su amigo. ¿de dónde vino?. el colegio militar. se subió en la parte trasera. -A Acapulco. Quedaban lejos. en cierto modo. -Sube. a los cuates. lo catalogo bueno y. Como si lo sucio fuera. a loa amigos. A sus pies. Ya llegamos. ¿Cuántos carros han pasado? ¿Cuántas ilusiones muertas? Caminando hacia un poco más al lame recogerán. Todo el sucio. sin muchos miramientos. Distribución gratuita por la Fundación Alexandre García-Durán de Lara “Chinchachoma” . paro un carro. Allá en la carretera. chavo? -¿Es a mi? – dijo el “negro”. atrás. en cierto modo. su piel y lo limpio lo aparente. Una voz fuerte: -¿Dónde vas. a ti. -Sin. Lo despertó el brazo fuerte del chofer. Esa es la clara imagen que da el negro. dormitando. Hasta allí mero. como dudando todavía. con ilusión. A sus pies. que por encima vez resonó desde su entraña. Se le hizo el viaje que no fue. se te acabo el veinte. con un “quiero y no puedo” de limpio. Ya el desaliento era todo su horizonte psíquico cuando. el pulgas. Del agotamiento desesperante le nació un DIOS MIO. Voy hasta allá. destino a Acapulco. Un saludo. ¿Cuánto ha caminado ya? ¿Cuánto lleva allá esperando? Un sentimiento le llena y le rodea: desaliento y frustración. Con la desconfianza permanente. nacida de la dura experiencia. su piel y lo limpio lo aparente. dormitando el pulgas. Como si lo sucio fuera.Cansancio. -era un hombre solo.

que Lleno de ilusión s dirige al reencuentro Con sus amigos.Capitulo X REENCUENTRO Acompañemos al negro. su mundo. su familia. Distribución gratuita por la Fundación Alexandre García-Durán de Lara “Chinchachoma” .

no en el gozo y la ilusión de ver lo que habían ganado los suyos. donde deben estar sus compañeros. Sin comprender su propio pensar. pues a lo poco vio carreras de aquí para allá. te regresaste muy pronto. A rio revuelto. Fue el primero. Sin duda alguna se habría aprovechado del suceso. -Oye. A aquella hora. participando de un esplendido desayuno. liberase inconscientemente del mismo. Ilusión por hallar pronto a los suyos. que lo saludo con gozo y le dijo: -¡Hola. Breve el tiempo y vemos a todos ya reunidos. cambio la ruta y se fue a donde. que ni el mismo entendía del todo. sin duda. entre risas. Había sido una mañana rica. negro! Mira –y enseñandole lo valioso de lo rapiñado. Rica en la alegría del encuentro. le invito a compartir la alegría. Hacia un lado o hacia otro vio correr a sus compañeros. y a lo poco el ladrar de las pulgas elimino la abstracción meditativa del negro y saludo al primero de los suyos. pero si frecuentando por ellos en otras ocasiones. bromas. los lugares son tan específicamente conocidos por cada uno de los grupos. el de siempre. de su afirmarse personalmente como ser humano por el único canal que conocía. se dirigió hacia allá con ganas del encuentro y de saciar el hambre que rugía en su interior. Se puso a pensar en aquella mujer que desde su Angulo lejano y amplio que había contemplado. sino en un pensamiento ajeno a su ser mismo. el negro se dirigió a cierto mercado. Alrededor de la diez de la mañana. ¡Qué extraño! Se encontró a sí mismo en el camino pensando. ¿Dónde? En medio de lo inmenso de la ciudad de México o en Acapulco. No paso mucho tiempo. La forzada sonrisa del negro. expresando su angustia por lo perdido. el cansancio del camino. sin duda. a ciencia cierta. Sin prisa pues algo tardarían los otros. por la hora y el lugar. afirma el pueblo. cuate. y casi lo que estarán haciendo. Rica en el fruto del trabajo. Sintió pena de su modo de vivir. se reunirán un poco más allá. después de la dormida en el carro. La masa se movía y algo paso. Las zonas. apresurando el paso con la ilusión de llegar pronto con los suyos. le hizo preguntarle al otro: -¿Qué te ha pasado negro? Este contesto más para sí mismo que para el otro: -Nada. camaraderías e ilusiones. no demasiado conocido quizás. ganancia de pescadores.. Pensándolo bien. en su puesto del malecón. negro. por el día que hace.Ilusión es la palabra que enmarca la actitud del negro. todo callejero sabe donde rolan los suyos. por variados caminos se dirigían todos. gritando. alargando distancias y liberando miedos. con luminoso y claro día. que apoco de llegar sabe uno. Se sonrió. no. Desde los lejos vislumbro el túmulo. La prudencia desviada el camino de los otros por recovecos que alejaban al tiempo. ¿no? Distribución gratuita por la Fundación Alexandre García-Durán de Lara “Chinchachoma” . Sin que consigna alguna lo dictara. Al parecer había habido un choque muy reciente.

día de asueto. el gozo sereno que l lleno el ser. luego otros tres y a lo poco ya todos. de otro tiempo. cuando lo ocurrió. pero real. Uno iría por ahí al cine. mientras una ligera abstracción. otro a la Quebrada. Hacia el final del desayuno. lo rápido del vivir suyo les llevo a planear el día y se declaro. fue la señal para que ahora dos. Distribución gratuita por la Fundación Alexandre García-Durán de Lara “Chinchachoma” . en la mañana era cosa olvidada. Los demás se miraron unos a otros. como interrogándose y comunicándose todos la imposibilidad de una respuesta ante el nuevo ser del negro. etc. la paz. estuvieron gozando del no proclamado. como una sola alma y sin decirlo nadie. unos segundos la sonrisa misteriosa.-La soledad – afirmo el negro. Al cine cada quien con quien quisiera y así un hasta la noche. día festivo.

Capitulo XI LA NOCHE En este capítulo vamos a ver Como se enfrenta el negro a Una nueva y sorpresiva situación. Distribución gratuita por la Fundación Alexandre García-Durán de Lara “Chinchachoma” . Ese negro pasara ahora una Dura prueba entre su nuevo modo De ser. y su vida De siempre. casi inconsciente.

Los demás. el erguido macho del otro grupo. Se voltearon todos. estaban arremolinados en misterioso cerco oscuro y silencioso. sin comprender lo que pasaba. recién nacidos en ella. dejo la escena. junto a ella. -No temas –le decía el mayor – te vas a divertir ¿verdad muchachos? Uno de ellos contesto riendo: -Nos vamos a divertir todos. ennegrecida por la noche de su propio vivir. surgió de las sombras que lo socorrían y hacían discretos y como que se hizo luz en medio de la noche. -¿Acaso eres su hermano? –le contesto. negro del greñas. que miro a sus adláteres. tal vez por la mirada de la niña. y su fuerza afectiva. esperado una situación o un apoyo. tal vez por las palabras del negro. sin luna. mientras su ser ya estaba gozando con el nuevo grupo. los otros amigos. Estos sorprendidos y temerosos. cerca de donde ellos iban. En medio de ellos una niña de unos diez años. dejaron a su jefe con un vacio de silencio. pudorosa. El dialogo animado fue suspendido porque.El negro con el sapo y el greñas. al oír un gemid y llanto infantil agudo y estridente. como sintiendo que alguien venia a arrebatarles la presa capturada en ese culto y civilizado mundo de selva en el que estamos. nacida quien sabe de dónde. -Si. El negro –pero que curioso el negro-. Este. Distribución gratuita por la Fundación Alexandre García-Durán de Lara “Chinchachoma” . era de noche. se negase a ser testigo de lo que al parecer iba a ocurrir. Resonaba en la entraña del negro el mensaje de amor que recibiría. y se fueron. miraba a los recién encontrados compañeros. Recodo personal del grupo. regresaban ya de su día de ilusión. Iban los tres llenos de ilusión de la fiesta. entre miedoso y retante. El sapo. inexplicables para la niña. Eran cuatro o cinco chamacos capitaneados por otro más grande. No tan pudorosos. El llanto y el gemido. correspondían al instintivo temor pues. soy su hermano –dijo en negro. inexplicablemente. la miraban con una avidez mal contenida. nuestros amigos. Estaba oscuro. Grito: -YO POR ELLA –acercándose al grupo. otro grupo. prudente afirmo siempre: -Megos nosotros nos vamos. la habían invitado a ir con ellos. -Se la vana chingar –afirmo el greñas. como si esta. mirándose desafiante al otro. que con simpatía y palabras amables y un par de tacos –todo hay que decirlo -. llena de soledades y penas. con un “quédate con tu hermana”. y se sentía identificado con ellos. con caras nuevas. mientras otros no les zafaran el lugar. la habían rodeado y el más grande. le dominaba. se acerco al pequeño grupo. de unos 14 o 15años. Alejados los anteriores un ¡que huevos!. tal vez…. un grupo de chamacos de sus mismos años y pareja envergadura. tal vez por su actitud. para consumar la conquista iniciada. a lo que siguió: -Ahora nos toca a nosotros –hizo regresar la noche a la niña. solo en lo oscuro de la noche. Le dominaba una ira otra desconocida y con fiereza se enfrento a todos: -Yo por ella. Ellos dormían en cierto lugar de la playa. la invitaba a acostarse.

fue el último en dormirse. al día siguiente. los demás y poco a poco todos. sabiéndolo su salvador. -Si. se durmió muy pronto junto al negro que. ¡Ay de quien la moleste! El sapo les dijo: -Durmámonos ya. cuando ayer vi a la niña así. vamos. Pero es cierto. -¿Por qué? –balbuceo la niña. lo que paso en la noche. mirando con sus ojos llorosos y limpios al nuevo ser que se introducía e su existencia y sonriendo con ellos y sus labios. serio. Esta fue la frase con la que el negro sintetizaba.Es la hermana del negro –afirmo las greñas. Uno. Te voy a defender.afirmo el negro. -Pero si un quiere a una chava. -Eso. empezaron a ver al negro con admiración. con su todavía muerta ilusión de esperanza. -Cuñado. pues… -Si –dijo el negro-. -Está linda la escuincle –afirmo e l otro. varios fueron los chavos que dialogaron sobre el tema con el negro. Y. vámonos con los nuestros. se acerco a la niña y le dijo: -No tengas miedo. Este lamento las palabras que anteriormente dijo y el sapo salvo la situación diciendo: -Todos la vamos a defender. Fue aquella noche cuando se ilumino la noche del vivir con una frase nueva: “que bellos que es amar. Se sombraron ante la llegada de la niña y uno de ellos pregunto: -¿Y esta? . El sapo. incomprensión. entendí sentí lo que sentía la niña y entonces tuve pena por ella. Que bello que es amar. sin entender de qué. lentamente. la ame. -Entiendo –dijo el sapo – al amarla no pensaste en gozar. -Oye negro ¿Por qué nunca lo pensamos antes? -No se-respondió el negro. El negro tomo a la niña de la mano y la llevo tras los dos. eso –contesto el negro – en mejor amar que chingar. que quería huir de lo dicho. Rieron todas las bromas. vamos a dormir. Fue primero con el sapo. Le dijo así: -Mira sapo. la quise ayudar. Iba ella sin apartar los ojos de él.El negro. porque la chava sienta lo mismo que uno. La niña llevaba ya un par de días con ellos cuando al tercer día… bueno eso es capítulo aparte. Eso por amor. a su lado. que triste que es chingar. Todos menos el negro que. -Porque te quiero bien. que triste que es chingar”. yo seré tu hermano. Estaban ya todos cobijados en el calor de la tierra cuando apareció el grupo de amigos. les dijo a todos: -Yo soy su valedor. sino en ella. que volteándose fulmino con su mirada al sapo y el greñas. indiferente a lo dicho.fue la rápida respuesta del greñas. digo yo. poco a poco. dos. Distribución gratuita por la Fundación Alexandre García-Durán de Lara “Chinchachoma” . asombro. pero no así.

Las peripecias del negro. nuevo vacio.Capitulo XII EL VACIO Vamos a seguir. Enamorado. asiste ahora a la Perdida de la niña Nueva soledad. Distribución gratuita por la Fundación Alexandre García-Durán de Lara “Chinchachoma” . lector amigo.

con un modesto llevar paquetes de aquí para allá. Con ternura lanzo una profunda mirada cariñosa a la inocente criatura acostada a su lado. Un “yo la vi con una abuelita de la mano”. Siempre el amor es anuncio de eternidad. la noche es ida y el día es noche. pensó en ella. Después. va reuniendo la base del vivir del nuevo día. Nadie dice nada. vehemente y airado. Al poco rato. El sapo se comió en la garganta una pregunta: ¿no estaba contigo?. Desaparece. Cosa curiosa en el negro. cuando uno mira con amor. al reencontrase de nuevo hay una usencia. ¿Cuánto rato? Ciertamente. que iba dirigida al negó y que se comió el miedo. como un rayo prematuro que anuncia una tormenta. enmarcado en oscuridades personales desde la infancia. Unos matizados y claros insultos el negro. fue apaciguando lo tormentoso de la situación. Quien por aquí. La contemplo. El horario del callejero es profundamente contradictorio con el vivir del sol. su primer pensamiento. Casi diría que uno que. en un aumentar angustias y zozobrase. Distribución gratuita por la Fundación Alexandre García-Durán de Lara “Chinchachoma” .Entibiado el cuerpo por el claro sol de aquella mañana. del uno al otro. inutilizado en parte `para las anteriores gestas. hasta que al final todas convergen en los ojos. Poco a poco se fue aclarando la situación. su primera idea. Todos miran el negro. Quien sabe porque. el negro se abrió al amanecer del nuevo día cuando ya casi la mañana se convertía en tarde. que son esa sonrisa enigmática que es su nueva característica. -¿Y la niña? Silencio. El uno tras victoriosa carrera el otro tras solapado y silencioso hurto. Se contabilizan las ganancias. Se planea el lugar de la comida y. más oscuros que nunca. la muchacha y la niña están en el mercado dispuestos a desafanar el hambre. quien por ralla. el tiempo se diluye como algo que se volatiliza o evapora y se convierte en humo. Falta la niña. su niña. fue para él. que profundamente irritado. grita el negro. el negro. sentada. como si el amor desde El le llevara en sucesión amorosa a los seres amados. del negro. Un se quedo a la puerta del mercado. con un perezoso bostezo. les preguntará donde está. Un “con ellas estará mejor que con nosotros”. llega junto a ellos contento y feliz con su nueva dimensión de la riqueza bien habida. desde un cabrones y chinguen a su madre constituyo el anuncio de la tormenta. Se entrecruzan las miradas en un ir de aquí para allá.

surgían en su interior con tal fuerza y potencia. sabrosamente salada. Como si la angustia de sus ser. surgían de dentro. se dirigió hacia el otro luminoso cielo y un grito de ¿Por qué ME HAS ABANDONADO?. Llego la noche. Soledad. anunciando en su rostro que la tormenta seguía dentro del. Luego. no así en el alma del negro como quien no come. contenida en un real y autentica liberación. de desprecios. La oscuridad envolvente era la plenitud de oscuridad en su interior. de golpes. exploto hacia el cielo. la alegría de la comida y la convivencia fue calmando la tormenta en el grupo.Luego. No sentía. L a ilusión de ayer. Lo limitado del vivir del hombre. El no tenía nada de todo esto. El grito se volvió mudo. se hubiese acumulado al sinfín de recuerdos. de odio. Se levanto. parecía una mentira. llego a la plenitud su soledad. miro las sombras. entre tanto dolor. al multiplicarse con un vacio nuevo. El límite del ser lo hizo surgir de aquel abismo. el encuentro con él. Ya de pies. una mirada de odio bestial. Era angustia. Cada lagrima. en su ausencia. puro amor. de tan humano inhumano. Algo así como una plenitud acumulativa. casi no el llanto. suaves cual una fuente. hasta llego a engullirlas. de asesinar. Ansias de muerte. Es decir. Miro a sus compañeros de tantos días o de tantas noches… Su primer. Se hizo dio el alma del negro. Silencio. Las inconscientes lágrimas fluían de sus ojos intermitentes. fuese su vivir comer la angustia. cual oleadas de un mar encrespado y tumultuoso. Estaba sumido en la angustia. Estaba solo. Ahora sí: lloro. allá en el seno de su madre. La ausencia de la nueva ternura ya conocida y ahora. Era tal la angustia que no podía ni pronunciar. como buscando entre las oscuridades de atisbo de luz. Distribución gratuita por la Fundación Alexandre García-Durán de Lara “Chinchachoma” . hecho conciencia de su situación. Como si todo lo negativo de su vida se hubiese sumado en un instante. que ni el grito. en el primer rechazo. crispadas las manos con un deseo de desquitarse en el mundo y en el vivir suyo.

ahora. vamos a asistir Al inicio de la confesión de Dios. La respuesta del a este POR QUE del negro. Distribución gratuita por la Fundación Alexandre García-Durán de Lara “Chinchachoma” .Capitulo XIII EL ESCUPIDO Aquí.

Se acerca. De noche. Una respuesta inesperada: -El odio -¿Y ese quién es? -El mal. Exclama el negro: -Odio porque nadie me quiso. Mientras piensa entre asombrado y meditativo… el odio. -¿Qué te pasa? –le pregunta. El sordo gemido del sufriente. ha vuelto en parte a las andadas. El escupido le contesta: -¿Por qué? Antes de que la respuesta surja de los labios del negro. su sonrisa enigmática renace abriéndose de nuevo a la esperanza. con una ilusión que nunca muere. agitado por la tormenta interna. ora se para contemplando lo interno de su noche. ora eleva su mirada a las sombras del cielo. convulsa la mano que alivia el rostro. Odios porque todos e atacan. ir resistente. De repente es el de siempre. convierte la caricia a enfrenta e inconscientemente aprieta el rostro con el pañuelo. con u perdón. cubiertas de salivazos. la frente. un poco alejado pero cerca. Esta inestable. cuando amo. renace la caricia y el alivio. las mejillas. No tiene miedo. sin saber bien a bien porque. el mal y empieza a enjugar el rostro de aquel cuerpo agotado. deambula. (No sé si te has fijado. El negro se acerca más. La barba. en cierto modo nunca muerto.El negro. ¿Un hombre. con un vaivén de momentos de serenidad y paz. vislumbra una figura tenebrosa. Odio porque nadie me ama. Odio porque cuando quiero hacer bien. Odio… Distribución gratuita por la Fundación Alexandre García-Durán de Lara “Chinchachoma” . Con una especie de nuevo y refinado rencor ha cometido violentos robos. que lo llevan de nuevo a hacer de mísero cargador (todo es según el color del cristal con que se mira). De repente. saca su mugroso pañuelo para limpiarle el rostro. Ora mira a sus compañeros. El negro. ofensas. Re repente. hace reaccionar al negro y. Duerme. me dejan solo. Siempre. piensa en el con un suspiro. Siente ternura compasión. o los restos de un hombre? Le impresiona al negro el rostro. con un ansia. El negro afirma: -Yo tengo odio. apaleado. que nuestro acontecer siempre transcurre en el vivir nocturno). cada mañana. El de antaño. agitado. lector amigo. Es una figura sangrante.

quien eres? La dulzura de la palabra se hace eco de la dulce mirada yaciente. Mira sus manos y ve los huecos. -Porque yo soy amor –responde el Cristo.El bálsamo del llanto empieza a apaciguar al negro. Distribución gratuita por la Fundación Alexandre García-Durán de Lara “Chinchachoma” . el asombro. El negro. se apena de su odio lo mira y dice: -¿Mi odio también? Una nueva sonrisa del Cristo El negro se voltea para llorar su odio y al tratar de mirar de nuevo al Cristo ya no lo encuentra. mira con asombro la sángrate espalda. -¿Por qué? –pregunta en negro. -Oye –pregunta el negro-. que sigue separado contemplando. el negro vuelve a su rincón de mudo a dormitar de nuevo con su sonrisa floreciente. ¿tu. -Cristo Jesús. le lleva a preguntarle: -¿Tan chingando? Por primera vez sonríe el Cristo: -Así me ha puesto el odio. El negro retrocede. Sin comprender nada. Mira el rostro en junto y demacrado del nuevo amigo y le asombra lo dulce del mirar. que siente nacer una paz nueva o un brote de la antigua paz. Sorpresa. La incomprensible de la situación. solo sabe ver las puras sombras de la noche.

Acompañemos al negro en Su prisión.Capitulo XIV PRISION De la mano del negro vayamos Ahora a un nuevo modo de vivir. Distribución gratuita por la Fundación Alexandre García-Durán de Lara “Chinchachoma” .

Dos hombrones lo estaban esperando. Lo más sabroso del lugar era el patio. -Me llamo Ernesto. ya casi olvidado por el vacio de su contenido. alzando en parte sus faldas. Un poco a lo lejos el negro había presenciado todo. Quiso ayudarlos. -¿Qué más? Tu apellido -Ese quien sabe. o N. Los tomaron fuertemente al torcer su esquina. El greñas y el sapo escapan. Así lo sentía él.Un grito. con entereza con satisfacción de ser quien era. con un leve matiz de airada impaciencia. se hace tierra. tomo raudo e inconsciente el dinero que le dieron y corrió. en el reposo absoluto. tu nombre. -¿Qué te parece Pérez. para adentro lo introdujo a la prisión. pero no. como Juan Pérez. Lo mejor. los callejeros. El patio. Y la sonrisa se transformo en mueca. se siente vivo. Sin duda han calculado mal al escoger su víctima. a pesar de tantos intentos y tantos nombres para ennoblecer el trato ye l trabajo de la reeducación. que el muchacho solo siente presión. lo pensó mejor y dijo su nombre. Allí uno se siente libre. A punto estuvo de afirmarse. el orden. El negro dijo: -El negro. La pregunta resuena de nuevo más potente. que tú fuiste. -¿Cómo te llamas? Silencio. La señora. No fue así. los conceptos. Distribución gratuita por la Fundación Alexandre García-Durán de Lara “Chinchachoma” . mientras depositaba unos bultos en el carro de una señora. ha respondido a la agresión del robo de su bolso con un grito y una inesperada carrera. No deja de gritar y perseguir a nuestros dos amigos. Es tan irreal la disciplina. convencidos de que ya la hicieron. que no fuiste. -Tu nombre. uno se acuesta. Una carrera. Era sincero. Así lo sienten ellos. Con una picara sonrisa los dos chavos tuercen por una esquina. piensa en sí.N. esta vez. y allí. Los dejo. Nada mas allí. Lo dijo alzando la babilla con aplomo. irritada. como otras veces. Preguntas. Ya lo perdí.N? -Ponga N. zafarlos y al momento estaba preso con ellos. Corrió presuroso. interrogatorios. dirigiéndose a donde estaban sus compañeros. los nuevos valores que son la antítesis de la vida vivida. se tumba.

Su experiencia vital. De la mano de el vamos a seguir tratando de que nos explique su sueño o su vivencia. Madrugar. Uno se pregunta: ¿Por qué el sistema educativo para el callejero es totalmente contradictorio y por lo tanto presionan te. la definición de sí mismo con que lo engendraron sus padres. profundo. -Eres cuate –afirmo el sapo. por la noche se podía dormir (no siempre es así).Presión y angustia. El negro dormía plácidamente. los horarios. Crear un ámbito nuevo. todo ello indica a un fino observador que el sueño del negro está lleno de vida. sincero. En aquel tiempo. el juego. el juego. ¿En que soñaba? Un gemido. ¿Por qué te dejaste apresar con nosotros? -No sé. Allí al cabo de un rato nace el dialogo. La greña le dijo: -Fuiste bien pendejo. Su razón le afirma la razón de lo que se enseña. un cambio del rostro de la agonía al gozo. por ventura. La noche. todo es totalmente distinto. Distribución gratuita por la Fundación Alexandre García-Durán de Lara “Chinchachoma” . con relación a su antigua vivir?. su contenido psíquico. alrededor de una fogata en la noche. el en centro. Me pareció gacho dejarlos solos. Que bello seria un coloquio largo. toda la concepción de vivir no sanada. los principios. El patio es el poder no ser. esta afirmación la sinrazón de la razón.

Vamos a encontrar el origen Del problema del negro. Vamos a encontrar LA VERDAD Distribución gratuita por la Fundación Alexandre García-Durán de Lara “Chinchachoma” .Capitulo XV CONFESION En este capítulo vamos a asistir A una confesión.

De nuevo el. -Oye papa. -¿tu? ¿Por qué? -Porque soy amor. comunicación de plenitudes en nuestro ser trinitario. la mirada se suaviza. La causa de que el mundo este como esta es que Yo soy amor. ¿Por qué? -¿Por qué. Para crear seres capaces de poder llegar a ser parte el hijo eterno. sintiéndole a l como la presencia mas intima de todo su ser. Sintiéndole al más íntimo que su propia sustancia. capaz de amar en medio de angustias y soledades. Lo sintió presente. porque de esta prisión? ¿Por qué de tanta violencia? -¿Quieres la casusa? –pregunto Dios. Crear para darnos. todo el corazón se calienta. en silencioso coloquio de amor. La sonrisa se convierte en aleteo del alma. imagen de nuestro ser trinitaria. no conozco el egoísmo. La incomprensión ante lo absurdo se manifestó en el rostro del negro. feliz. Distribución gratuita por la Fundación Alexandre García-Durán de Lara “Chinchachoma” . ¿No entiendes? El negro respondió: -No muy bien. Permanece su cuerpo. -Yo soy amor y en mi perfección infinita. el corazón se calienta. Amor El negro extasiado. Siente. en la paz más profunda. sus incapacidades y sus generosidades. todo el ser se convierte en viento. Lo aceptamos así. El negro no está. Sonrió el. mil mundos. en ese vivir mío de eternidad. -No entiendo. Ame al hombre como es. de todo? – Dice el negro -¿por qué del sufrimiento. te vimos a ti.pregunta dios. Crear para engendrar seres capaces de amor. Te amamos a ti. ¿Su espíritu? Sabe él. Con un vitalizador relajarse total de su cuerpo. quiero saber quien tiene la culpa.el culpable. Decidimos crear. Coloquio. Vimos al hombre tal como es. -¿Por qué. con todos sus problemas. la causa. -Si afirmo el negro-. No está aquí. soy yo. Esta con él. Sabiéndose engendrado amorosamente por él.te voy a confesar una cosa –le dijo entre misterioso y divertido (el humor de dios). Pudimos crear mil humanidades.como penetro la dulzura de ese amor en el negro-amamos al hombre. Crear por amor. de qué?. La apertura. en medio de esas sombras. la mirada se suaviza.

no es mi mundo. -Decir amén. serás parte de mi. Y mi cuerpo. Amar lo que ocurra. mi alma humana. Una luz tan grande que en un mundo más perfecto. y lo hizo nacer de nuevo a la noche del camino. porque tú y yo podemos amar al enemigo. en cierto modo. porque yo. la tierra. -Si: amen –afirmo Dios-. cuanto hay todo. Nació un aleluya. carde de Jesús. esta engendrado como camino.Del ser divino se desgajo. -Amen –dijo Ernesto y. la de todo ser humano. los buenos y los malos. amar a quien sea. me veras. Distribución gratuita por la Fundación Alexandre García-Durán de Lara “Chinchachoma” . Ernesto. Se reconoció Ernesto con todo su existir. que lo volvió a la vida y lo despertó del sueño y del éxtasis. naciendo de lo interior del gozo de ese amen. amar. el negro contemplo de nuevo el rostro del escupido. parte de luz y. el fuego.Amar a todos. por eso Jesús lo dijo bien claro. su padre está en los cielos. Y pregunto Ernesto: -¿Y este mundo qué? -Este mundo –afirmo Dios-. Todo lo hice por amor. Le hablo Jesús: -Yo soy el último. a tuya. Para engendrar la vida a cada uno de ustedes y poder parir. y así en un mundo de sombras hay luz. tome el ser tuyo. Comí tu angustia y di el mensaje: amar hasta morir por el que a uno le ofende.y yo ¿Qué tengo que hacer? -Amar –le dijo Dios-. -Es bello dijo el negro. Amar el viento. Y así el amor triunfa. Por eso. Este mundo es para engendrarme a mí. Gozo exquisito cruel. al poco. junto a mí. cuando mueras. sufrió lo que tú has sufrido comí el hambre. Por encima del odio y de la maldad. Comí la soledad. de mi vivir. te abrazare y para siempre tu. de mi trinidad. tu carne. tu papa. el sufrir. amar el mundo eterno. Descendí. soy amor.

Capitulo XVI EL PADRE ANSELMO En este capítulo vamos a ver El nuevo caminar del negro Un nuevo ser en contacto con La iglesia. Distribución gratuita por la Fundación Alexandre García-Durán de Lara “Chinchachoma” .

ama a la victima. pero es muy difícil. El negro. Para mí tampoco.Se abrió la puerta. El ama en mí. padre. ¡Al fin libres! Al poco rato están todos ya inmersos en su mundo de siempre. con Ernesto. Manifiesta el amor a toda víctima. sabiendo Dios que harían el mal. un grito al unisonó relega al olvido las últimas palabras reseñadas. el que sufre ¿Qué tiene que hacer? Le dijo Ernesto: -Amar. Dios. Lo entiende usted muy bien. Para Dios no es difícil. elevando los hombros. raro privilegio. El mundo no se le escapo. Poco antes de salir han mas oído la lógica recomendación de despedida. El negro. el sapo. Dios tuvo que hacer algo para reparar ese daño. El no ha hecho el mal a nadie. bajando la cabeza y la mirada. En ciertos momentos se siente un poco como se debieron sentir los doctores de la ley ante Jesús niño. Le impacto la verdad que veía en aquel niño. podemos asistir tu y yo al coloquio entre el padre Anselmo y Ernesto. Y alguno que otro chavo más. -Muy hermoso. y amándolos Dios a ellos. como hace un niño. se dirige a un templo. a todo ser que sufre. cosa rara en el. Pregunto el padre entre asombrado y perplejo: -Entonces. eso es el puro evangelio. sufriendo por él. sale gozosos. Después de varios días del padre Anselmo esta asombrado de sus coloquios con el negro o. Al padre Anselmo le lagrimearon los ojos. sufriendo con él. -Oye –dijo el padre. ¿Cómo le diría yo? Mire Dios sabía muy bien lo que hacía. las greñas. Al contemplar la calle. Amar como ama Dios. por eso Jesús es la víctima. Sonrió el padre. o mejor aún. ¿no? Le contesto Ernesto al padre: -Así es. Distribución gratuita por la Fundación Alexandre García-Durán de Lara “Chinchachoma” . pero ha creado seres capaces de hacer el mal. Perdona luchar por liberar al que sufre amando con Dios al que hace sufrir. algo ha cambiado. -Es muy bello. entre temido y temeroso y. Se arrodillo y le dijo a Ernesto: -Dame tu bendición. elevo luego los ojos. Eso es la salvación.¿Cómo sabes tantas cosas? Ernesto. que ama al culpable. Hoy. ¿Para qué? Asistimos ahora a un coloquio. porque no decirlo. Sin embargo. Por eso Dios se siente responsable del mal que hacen esos seres que El ama. le dijo al padre: -Me lo dijo Dios. -¿Así que la culpa es de Dios? -Así dicho suena muy feo. mirando con ternura aquel niño que parecía saber tanto… -Así.

Estaba radiante de gozo. Las dos miradas se juntaron en el amoroso lazo del vivir divino y aquel sacerdote recibió la bendición de Ernesto. No se preocupe. Él. Tienes la bendición de Cristo escupido. trato de convencer a Ernesto para que se fuera a vivir a un adecuado internado donde podría desarrollarse. . -¡Pero no sé cómo! – contesto Ernesto. padre Anselmo. yo estoy con él y el está conmigo. Sentados ambos en el despacho aquel. El padre Anselmo. un deseo de bien. Se dice: “que Dios te bendiga. el estaba presente. Cuando pueda jalar a mis compañeros.afirmo el arrodillado-. un arrebol en las mejillas. siguió el coloquio hasta que se concreto el día venturoso en que Ernesto iba a recibir al Cristo eucaristía. iremos allí. En el nombre del padre y del hijo y del espíritu santo”. entonces. Ernesto contesto: -Hoy no. mi sitio está en la calle. Ambos sintieron un fuego en el alma. Distribución gratuita por la Fundación Alexandre García-Durán de Lara “Chinchachoma” .Es muy sencillo. Fue bello. con ello.Ernesto sonrió: -Yo no puedo bendecir: -Si puedes.

Distribución gratuita por la Fundación Alexandre García-Durán de Lara “Chinchachoma” . Te aseguro que la tiene. o a… aunque lo veas sucio y tal vez chemosos. El autor.EPILOGO Querido lector. amalo y pídele su bendición. Si lo sabré yo. si vas por la calle y te encuentras al negro.

Joel. Bernardo. Raúl. Javier. Eleazar. los charales. pablo. y hoy viven felices con sus esposos e hijos: Berta A. Guillermo. Los de José maría cordero me presento como nuevos… el de la A grabada en el pecho… mis compañeros de la AMARILLA. lolita. Elena. A las que formaron el hogar de las madres solteras. José Luis. Carlos. Laura 1. Mario. Feliciano. 24 de junio – 25 años de sacerdote Distribución gratuita por la Fundación Alexandre García-Durán de Lara “Chinchachoma” . Osvaldo. mis negros. enrique. René. el mosco. Laura 2. Pedro. y todo el resto hasta mis 275 hijos actuales. francisco. Matías. Jorge. Silvia. escuela hogar para varones. Héctor. El pi churri. Lupita. pablo. Felipe. Benito. etc. Bartolo. Romualdo.. Ignacio. Eduardo. Martin. Amparo. marco Antonio.… los de la candelaria los de los patos… los de la banda. alejo. Carmen. Ricardo. ángel. Sergio. mateo. Alejandro. Marcelino. Abel. salvador. el otro pablo… los de bellas artes. Lupe. Juan. Bertha A. Bruno. Georgina. Jesús. Luciano. perla… A los que ahora constituyen mis hijos en los hogares: Alfredo. los de Tenancingo… el gallináceo… los que corrí del hogar de puebla. armando. el tobas… el sarnitas. Griselda. Amalio. lucio. Omar.DEDICATORIA FINAL Con agradecimiento profundo a Dios y a los niños y niñas. polo. Norberto. Juan. que fueron los iniciadores…los del baldío de pino Suarez. Gabriel. Víctor. A ellos a sus esposas y a mis ya. Cosme. Faustino. Martin. asunción. Eligio. estrella. que ahora son personas nobles. Rodrigo. Juan. Donaciano. ángel. Sergio. Sergio. José. Leonardo. margarita. Abraham. margarita… a las niñas que pasaron por el hogar de niñas y a las que ahora están en él: Alondra. Mauricio. pipo. Joel. nacho. Angelica. adrian. María Eugenia. Verónica. julio. cesar. Javier. teresa. Rafael. Donaciano. Isaías. Laura. Efrén. Roció. Alfredo. inocente. moisés. José Manuel. veinticinco nietos. Después de mi regreso… los de la villa de Guadalupe. oliva. que fueron poco a poco cambiando su vida… el jitomate y tantos y tantos centenares de hijos. Alejandra. victoriano. Benito.. Leonardo. Yolanda. tono. Ismael. Raúl.