UNIVERSIDAD NACIONAL MAYOR DE SAN MARCOS

(Universidad del Perú, decana de América)

FACULTAD DE DERECHO Y CIENCIAS POLITICAS

VICIOS DE LA VOLUNTAD

CURSO: Acto jurídico CATEDRATICO: Aníbal Torres Vásquez ALUMNA: Liz Victoria Bautista Cárdenas Zoila Domínguez Iparraguirre

2013

Vicios de la Voluntad

Acto Jurídico

Dedicado a todas aquellas personas, que con su esfuerzo buscan un mundo más justo.

1

Vicios de la Voluntad

Acto Jurídico

INTRODUCCION
Este trabajo monográfico desarrolla el tema de los vicios de la voluntad, en ella se expone de manera concisa los diferentes estudios realizados por diversos juristas a través del tiempo, y los diversos puntos de vista que se han desarrollado en torno a este tema

2

Vicios de la Voluntad

Acto Jurídico

VICIOS DE LA VOLUNTAD

LOS VICIOS DE LA VOLUNTAD............................................................................................................. 5 1 EL ERROR ....................................................................................................................................... 6 1.1 REFERENCIA HISTORICA ....................................................................................................... 10 1.2 CONCEPTO ........................................................................................................................... 19 1.3 CARACTERES DEL ERROR-VICIO ........................................................................................... 24 1.4 CLASIFICACIÓN DEL ERROR-VICIO ....................................................................................... 25 1.4.1 El Error Esencial ................................................................................................... 26 1.4.2 El Error Indiferente .............................................................................................. 27 1.4.3 El Error de Hecho................................................................................................. 28 1.4.4 El Error de Derecho ................................................................................................. 33 1.5 EL ERROR ESENCIAL COMO CAUSA DE ANULACIÓN DEL ACTO JURÍDICO........................... 34 2 EL DOLO ....................................................................................................................................... 35 2.1 ETIMOLOGÍA ........................................................................................................................ 35 2.2 REFERENCIA HISTORICA ....................................................................................................... 36 2.3 CONCEPTO DE DOLO ........................................................................................................... 41 2.3.1 Dolo penal ............................................................................................................... 41 2.3.2 Doctrinas relacionadas al dolo ........................................................................... 42 2.3.3 Clasificación del Dolo Directo en materia Penal ............................................ 46 2.4 Dolo Civil. .......................................................................................................................... 50 2.5 ELEMENTOS DEL DOLO ........................................................................................................ 56 2.5.1 Existencia de astucia, engaño o maquinación. ....................................................... 56 2.5.2 Intención de hacer incurrir en dolo a la otra parte ................................................ 56 2.5.3 La realización del acto jurídico determinado por el dolo ....................................... 58 2.5.4 El dolo debe ser grave............................................................................................. 59 2.5.5 Debe haber ocasionado un daño grave .................................................................. 61 2.5.6 El dolo debe haber sido ejercitado por la otra parte o por un tercero .................. 61 3

..............................................................Vicios de la Voluntad Acto Jurídico 2........................................................... 68 2................................................... 62 2........................4 Por la persona que lo realizo: ...................................................................... 65 2...................6.................1 Dolo bueno y dolo malo:............................6....................................6.............................................................2 Según sus efectos: ............. 81 3 LA VIOLENCIA E INTIMIDACIÓN ............................7 EFECTOS DEL DOLO......................................................................1 Referencia histórica ..................................................................... 62 2............ 81 3.....................................6............................................................................................. 81 BIBLIOGRAFÍA ............................................. 67 2.....................................................................................6 TIPOS DE DOLO .......................................2............6........................3 Por el modo de realización: .............. 64 2................5 Dolo reciproco y Dolo Unilateral: ..................................6......................... 76 2...................................6 Dolo Subsequens . 75 2.6.........................................2 Dolo incidental ............................................................... 83 4 ....................

por sujetos capaces. distinta a la que vivimos cotidianamente. es una ―realidad artificial‖. pero queda viciado. Estos dos conceptos -difíciles de definir y más difíciles de alcanzar. Como toda realidad. razón por la cual nuestra codificación Civil no sólo requiere que todo acto jurídico sea celebrado voluntariamente. al dolo y a la violencia cada una de las cuales tiene sus propias características. que ha ido ideada con el propósito de satisfacer dos necesidades fundamentales para el desarrollo del hombre y de la sociedad como es la seguridad y justicia. Dentro de lo que llamamos vicios de la voluntad o vicios del consentimiento podemos distinguir al error.Vicios de la Voluntad Acto Jurídico LOS VICIOS DE LA VOLUNTAD El Derecho es una creación humana. las cuales pasaremos a detallar más adelante: 5 . sino que también exige que lo hagan con la intención que resulte del conocimiento y de la libertad.constituyen los ejes sobre los que gira la realidad jurídica. a falta de lo cual el acto existe. el mundo jurídico tiene sus reglas y axiomas internos. siendo necesario que la ley las proteja de ciertas condiciones que vician dicha voluntad. Precisamente el Derecho Objetivo faculta a las personas a regular sus relaciones jurídicas mediante las manifestaciones de voluntad generadoras de actos o negocios jurídicos. cuando alguna escapa a ellas es sancionada inevitablemente para mantener el equilibrio social.

. 3. 2. conceptos que se encuentran regulados en los artículos 201.. 202 y 203 del Código Civil Peruano.Vicios de la Voluntad Acto Jurídico 1 EL ERROR Nuestro ordenamiento Civil. debe considerarse determinante de la voluntad. pues no todo error tiene el mismo tratamiento jurídico ni constituye vicio de la voluntad.El error es causa de anulación del acto jurídico cuando sea esencial y conocible por la otra parte. temas que como bien ha puesto de relieve la doctrina contemporánea Italiana y Portuguesa hay que diferenciarlas netamente. “Artículo 201.Cuando el error de derecho haya sido la razón única o determinante del acto. la sola voluntad deformada no es suficiente para provocar la anulación del acto. que se explica la necesidad de enmarcar el ámbito de aplicación de los distintos tipos de error y su relevancia jurídica.Cuando recae sobre las cualidades personales de la otra parte. trata el error bajo la rúbrica de vicio de la voluntad. el error.. de acuerdo con la apreciación general o en relación a las circunstancias. es decir.” Es menester que la deformación.. en tanto que. el mismo que considera que afecta la formación del acto jurídico en el caso del error-vicio o error en la declaración.El error es esencial: 1.Cuando recae sobre la propia esencia o una cualidad del objeto del acto que. 6 . siempre que aquéllas hayan sido determinantes de la voluntad.. sea esencial y cognoscible. De allí. Artículo 202.

tomado del artículo 1428 del Código Civil Italiano. innovándolo mediante la introducción de un elemento objetivante del error y que lo bilateraliza. Razón determinante debe entenderse en un sentido restringido. anulable el negocio si el error es reconocible. constituyendo de este modo una tarea difícil la prueba de dicho error. en donde haya existido un motivo conducente y definitivo. en tanto que coadyuvarían para saber si la cualidad es esencial o no. Pero he aquí que hay que destacar que ese error además de ser esencial y cognoscible. también es cierto que el Código Civil no precisa cuándo y cómo un error sobre las cualidades personales de la otra parte constituyen un error esencial y determinante de la voluntad del declarante. por tanto. Vacío que si bien. no estaría nada mal para nuestro ordenamiento jurídico contar con elementos o criterios objetivos como los previstos por el inciso 1° del artículo 202. Si bien. pudiendo así. en otras palabras el inciso no precisa cuándo y cómo se estima que las cualidades personales de la otra parte hayan sido determinantes para el agente y que debido a un error sobre la misma puede considerarse esencial y. 7 . la misma que estará sujeta a la esfera subjetiva del agente. nuestra legislación civil prevé sobre el error y cuando éste tiene relevancia para el derecho. como es la conocibilidad.Vicios de la Voluntad Acto Jurídico Norma que fue tomada del Proyecto de la Comisión Reformadora y registra como antecedente el artículo 1079 del Código Civil de 1936. haya sido razón determinante del acto o de la voluntad. el errante solicitar la anulación del acto jurídico. la doctrina y la jurisprudencia han cubierto. a falta del cual no se hubiera adoptado esta voluntad. facilitando de este modo la tarea del Juez al permitirle contar con un dato más fácilmente apreciable. esto es la apreciación general o las circunstancias concurrentes.

y de modo que sólo éste puede establecer. desde que respecta a un hecho de la voluntad del sujeto. que la voluntad sola no es suficiente. debe reunir ciertos requisitos. Sin embargo se presentan factores perturbadores que impiden que esta voluntad interna se forme de manera sana. toda vez que la manifestación debe dar contenido a la verdadera y real voluntad interna del sujeto. impidiéndole la necesaria correlación entre lo que quiere y lo que manifiesta. de allí que surge la necesidad de precisar en el caso del artículo 202. como error. el cual es sometido a proceso judicial necesariamente se deberá establecer la esencia y la cualidad de la persona y su respectiva 8 . El error para constituirse como vicio de la voluntad y por ende poder impugnar la validez del acto jurídico. el error en cuanto a su existencia misma es un hecho subjetivo. inciso 2 del Código Civil. tradicionalmente. ya que. pues la falta de ella hace que el acto no llegue a ser tal. si se suscitase un conflicto de tal naturaleza. determinante y causar un perjuicio al errante. cuándo y cómo un error sobre las cualidades personales de la otra parte constituyen un error esencial y determinante de la voluntad del declarante. que entre lo que el sujeto manifiesta y lo que quiere exista también una necesaria e imprescindible correlación. violencia e intimidación. En vista de ello. cuándo cayó en error. en tanto que. nuestro ordenamiento Civil no podía ser indiferente ante tal circunstancia. cualquier error no constituye vicio de la voluntad. es así que legisla sobre los vicios de la voluntad en el Libro del Acto Jurídico.Vicios de la Voluntad Acto Jurídico Como bien lo señalan los diferentes doctrinarios. la voluntad del sujeto constituye la esencia misma del acto jurídico. de acuerdo con su criterio propio. pues su manifestación necesita que entre ambas exista una imprescindible correlación. como el de ser esencial. puesto que. presentándose así los llamados vicios de la voluntad distinguidos. y. dolo. conocible.

de hecho y de derecho que pudieran influir en los agentes. constituyendo de este modo una tarea difícil la prueba de dicho error. En ese sentido. En ese sentido convendría contar con elementos o criterios objetivos como los previstos por el inciso 1° del artículo 202. esto es la apreciación general o las circunstancias concurrentes. así como averiguar cuál de tales cualidades. deben juzgarse con detenimiento y acudiendo a dos criterios de análisis que el precepto no señala. es preferible que la falsa representación o ignorancia de las cualidades personales de la otra parte. como la apreciación general o las circunstancias concurrentes. así como averiguar cuál de tales cualidades. A mi entender. que den luz sobre las cualidades personales. que den luz sobre las cualidades personales. se pueden identificar las siguientes variables: 9 . deben juzgarse acudiendo a dos criterios de análisis que el precepto no señala.Vicios de la Voluntad Acto Jurídico influencia en la voluntad. han sido falsamente representadas o ignoradas en el proceso intelectual formativo de la voluntad del errante y precisar si este error sobre las cualidades debe considerarse determinante según el modo común de entender y valorar la realidad. es preferible que la falsa representación o ignorancia de las cualidades personales de la otra parte. han sido falsamente representadas o ignoradas en el proceso intelectual formativo de la voluntad del errante y precisar si este error sobre las cualidades debe considerarse determinante según el modo común de entender y valorar la realidad. intrínsecas o extrínsecas. de hecho y de derecho que pudieran influir en los agentes. como la apreciación general o las circunstancias concurrentes. en tanto que coadyuvarían para saber si la cualidad es esencial o no. Como ya se ha indicado. facilitando de este modo la tarea del Juez al permitirle contar con un dato más fácilmente apreciable. intrínsecas o extrínsecas.

104. 44. 8. "non videtur qui errant consentiré" (D. 7. 1. 1997. por desafortunados retoques de Triboniano o por cualquier otra causa.1 1 CASTRO Y BRAVO. contienen preceptos inspirados en conceptos tan distintos y a veces tan arbitrarios. 50. Variable dependiente: La inclusión de elementos o criterios objetivos como la apreciación general o las circunstancias concurrentes.1 REFERENCIA HISTORICA Los textos romanos. Federico. El Negocio Jurídico.). por la forma inconexa y fragmentaria en que nos han llegado.Vicios de la Voluntad Acto Jurídico Variable Independiente: Determinar si las cualidades personales de la otra parte son esenciales y que hayan sido condición sine qua non del consentimiento errado. Pp. Madrid. 57). Con los textos que se han tenido en cuenta por la doctrina pueden hacerse los siguientes tres grupos:  Textos que proclaman como criterio general y absoluto el de que el error impide la existencia del contrato y en general de los negocios jurídicos (D. 17. 3. C. Son aquellos en que se basan los insistentemente repetidos apotegmas: "errantis milla voluntas est" (D. por lo heterogéneo de su origen. 20.). Civitas. 116. § 2. 1. Ed. 10 . que no es de extrañar que hayan fracasado los seculares esfuerzos de los civilistas para armonizarlos y justificarlos. 18. 39.

Sobre dicho criterio se basará la distinción entre "error facti" y "error iuris". 11 . por ello. deformado. 9. El predominio. para distinguir el error que produce la nulidad del negocio. pero no sobre la virginidad de la esclava. 22. inoperante (D. inexcusable. el segundo.  Textos que utilizan como criterio el subjetivo y relativo de lo excusable del error. mas. y que. Se piensa que no hay error en la sustancia cuando se toma por vino al vinagre. se considera esencial el error respecto al sexo.Vicios de la Voluntad Acto Jurídico  Textos que afirman un criterio objetivo y relativo. § 1) y de excusable la ignorancia del Derecho en algunos casos de dificultad invencible para conocerlo (D. sin embargo.). origina la nulidad del acto. de la idea de lo inexcusable lleva a que se admita como excusable el error de Derecho de aquellas personas a quienes no se considera obligadas a conocer el Derecho. 19 2. pero que no se atiende al error si resulta que es de oro de bajísima aleación o es dorada. Respecto al esclavo. excusable. Para el que parece se utiliza. el primero. 2. Sobre esa pretendida base se hacen las distinciones arbitrarias: Atenderse al error si se ha creído que una cosa es de oro y en verdad es de cobre. el concepto filosófico de "ousia". 6. a calificar de inexcusable la ignorancia de ciertos hechos (D. No será error en la sustancia el comprar trajes viejos creyéndolos ser nuevos y tampoco lo sería comprar una mesa de mala madera creyéndola de cedro. 19. en cambio. y. por tanto. Lo constituye el "error in substantia" (24). § 3). 22. existe si la confusión es entre el vino y el vinagre artificial. 6.

origen y señor. ejemplo: quien compra vino ignorando que le sienta mal. que se conozca la regla moral. basándose a su vez en texto romano y consideraciones pseudo-filosóficas. y no a la eficacia de los actos jurídicos. según la cual el temor no impide el consentimiento.Vicios de la Voluntad Acto Jurídico Los civilistas y canonistas. De modo que el conocer es presupuesto de lo voluntario. La exigencia de la voluntariedad "perfecta'* se refiere a la calificación de lo laudable y lo pecaminoso.2 Mas también se encuentran juristas que defienden la tesis contraria. y más concretamente en 2 CASTRO Y BRAVO. y sin ese conocer no habrá acto meritorio. 1997. en la que se conoce el fin y no la razón del fin. Los juristas aplican esta idea al Derecho. la de la general desatención hacia el error. fieles a la autoridad del Derecho justinianeo repiten como evidente la regla "errantis non est voluntas". porque aunque coaccionada hay voluntad. 105. Santo Tomás mismo distingue claramente entre la voluntariedad perfecta (se conoce el fin y también la razón del fin y la adecuación del acto al fin) de la voluntariedad imperfecta. En el Decreto de Graciano. Federico. ya que hay para ello un motivo extrínseco al actor. Civitas. El Negocio Jurídico."coacta voluntas. voluntas est". Pp. También en el caso de quien obra coaccionado habrá acto voluntario. obra voluntariamente. se piensa está basada en un principio que habría de extenderse al error. La regla. pero de voluntariedad imperfecta. 12 . Madrid. sin advertir la diferencia que hay entre la esfera interna y personal de la Ética y la social del Derecho. La concepción ética de Santo Tomás se basa en que el acto voluntario es aquel del que su autor es causa. Esta doctrina buscará también apoyo filosófico. aunque de modo imperfecto. y hasta llegan a decir —siguiendo a Decio— que ella no admitía excepciones. Ed. ya que un querer perfecto requiere que no se esté en la ignorancia.

no se adscriben a ninguna de estas direcciones. porque ningún promitente promete sin tal condición. carecerá aquélla de eficacia. diciendo: "que lo mismo que es voluntad la voluntad coaccionada. puede colegirse de la materia. Un cambio radical trae consigo la dirección iusnaturalista. al interpretar los textos romanos. además de sus habituales distingos y presunciones.. niega con energía que se le pueda utilizar en la vida 13 . Cocceio (Henrico).Vicios de la Voluntad Acto Jurídico la glosa. los autores miran con ojos nuevos la cuestión del error. Cuando una promesa está fundada en la presunción de algún hecho y éste no exista. las "causae piae"). se saca dicha consecuencia. la dote. cuya racionalidad ahora se somete a contraste. admiten las renuncias previas (expresas o presuntas) a la impugnación por error y se considera que están libres de sus efectos las personas y los actos o causas considerados con especial favor por el Derecho (p. Liberados del antiguo respeto a ciegas hacia los textos romanos. Grocio califica peyorativamente y sin ambages las distinciones romanas del error ("non satis verae aut accuratae sunt") y propone un nuevo sistema. como respecto de la ley. procuran cerrar los ojos ante las contradicciones de aquéllos y van resolviendo con buen sentido cada una de las cuestiones concretas tratadas. y utilizando nuevas autoridades (literatura latina y griega. los menores. es voluntad la voluntad engañada". teología moral). de las palabras y de las circunstancias. la que. el de la analogía con el error en el fundamento de las leyes. las que pierden su eficacia faltando el hecho sobre cuya presunción de verdad se basan. ej. para esto. aunque convencido de que el error priva de la voluntad y estimando que tal criterio general y absoluto debiera aplicarse en el Derecho de gentes. Los civilistas en su mayoría.

la cosa misma y respecto aquellas circunstancias —no fáciles de conocer— que si se hubieran conocido impedirían que hubiera habido pacto. tratará de compaginar las condiciones teóricas y la conveniencia de la práctica. como de una condición absolutamente necesaria".3 En los convenios. con tal que la naturaleza misma de la cosa o algunas otras circunstancias claras y evidentes muestren que se ha consentido únicamente en la suposición de ese hecho o de esa cualidad. considerando alegable el error sobre la persona. 3 CASTRO Y BRAVO. que además de filósofo era civilista.Vicios de la Voluntad Acto Jurídico civil. Federico. Heineccio. Pufendorf recoge en forma de máxima las ideas de Grocio. distingue si se ha procedido por una falsa presunción o si el error recae sobre la cosa misma. y. frecuentes y útiles. vencible o voluntario. El Negocio Jurídico. en cambio. 1997. que se huiría de celebrar aun los contratos más necesarios. Ed. 14 . El error respecto a la cosa misma lo considera coincidente con el incumplimiento (se entrega algo distinto a lo convenido) y explica la referencia a "las cosas esenciales" diciendo que se trata no sólo de* "la esencia física". no si se hubiera ya consumado. diciendo: "Si una promesa se basa en la presunción de algún hecho o de cierta cualidad de las personas. sin la que no se hubiera prometido y las cosas no son tales como se habían creído: la promesa será nula. lo estima no alegable si el error o la ignorancia fuese culpable. Civitas. "sino también de las cualidades que el contratante tuvo principalmente presentes". En el primer caso. piensa que podrá impugnarse por error (se compra por creerse habían muerto los caballos y estaban vivos) si no se ha consumado el contrato. Madrid. ya que ello originaría tantos litigios y tanta inseguridad. Pp. 105.

de la consideración dada por los contratantes al hecho que resultó contrario a la verdad. además. Con lo que el convenio no sólo carece de causa. 15 .. ej. Se refiere también al ejemplo de Pufendorf (compra de caballos creyendo que habían muerto los propios) para criticar su criterio. Dice. de modo que resulte que el convenio se encuentra sin otro fundamento que un hecho contrario a la verdad. si es evidente que el que yerra consintió el convenio sólo por haber ignorado la verdad de un hecho. porque con él no puede haber consentimiento. 106. de la facilidad o dificultad habida para conocer esta verdad". Domat y Pothier. porque no se puede presumir que las partes hayan querido hacer que dependa su convenio de la verdad 4 CASTRO Y BRAVO. El Negocio Jurídico. Federico. Ed. el heredero se obliga a pagar una deuda ya abonada por su causante). están sobre esta materia dentro de la corriente iusnaturalista. sino que tiene una causa falsa (p.4 Pothier considera al error como el vicio mayor de los convenios. como de la cualidad y la consecuencia del error. 1997. Pp. habrán de considerarse "las circunstancias. se refieren a cosas o precios distintos). y conforme a su espíritu entienden los textos romanos aplicables.Vicios de la Voluntad Acto Jurídico En la doctrina francesa anterior al Código Napoleón los dos autores franceses más influyentes de este período. Civitas. Domat piensa que el error anulará el convenio. y pone como ejemplos de error casos de disenso sobre la causa y sobre las prestaciones (uno quiere vender y el otro recibir en préstamo. seguir a Barbeyrac y concluir que no hay que tener en cuenta el error en los motivos. Madrid. Menciona como error también atendible el que recae sobre "la cualidad de la cosa que los contratantes han tenido de modo principal presente". del efecto que hubiera producido la verdad que se les ocultó si hubiera sido conocida. que en todo caso de queja por dolo.

las de Domat y Pothier. Lo que antes. ignorando que un huracán ha destruido las granjas.Vicios de la Voluntad Acto Jurídico de ese motivo. ya que éste no destruye el convenio. Su idea sobre el error en la cualidad de la cosa (que da lugar a la rescisión) la aclara con el ejemplo de una compra en París de una finca de provincia. 16 . refiriéndose al error sobre la sustancia de la cosa y al error de la persona. al tratar expresamente del error. expresa diciendo: "En una palabra. al señalar sus fuentes menciona de modo expreso. etc. si no se tuvieran en cuenta sus antecedentes. Disposición que. y como obras las más perfectas sobre la materia. Después. y precisa: "que no es causa de nulidad más que en el caso cuando la verdad de estos motivos pueda ser considerada como una condición. admitiendo una excepción en el segundo párrafo en favor de la concepción subjetiva. recoge el criterio de Pothier y Barbeyrac sobre el error en los motivos. Distingue el error que recae sobre la cosa misma objeto del contrato. sino que es motivo para solicitar una carta de rescisión. En el l Código civil francés Bigot . El texto del Código francés se limita a decir: "El error no es causa de nulidad del convenio más que cuando recae sobre la sustancia misma de la cosa que sea su objeto. de la que sea claro que las partes hayan querido hacer depender su promesa". del error que ha dado lugar al convenio. No es causa de nulidad cuando recae sobre la persona con la que se tenía la intención de contratar.110). 1. podría entenderse que recogía fundamentalmente la concepción objetiva del error en su primer párrafo. arrasado los árboles. y que origina inmediatamente la nulidad.Préameneu. a menos que la consideración a esta persona no sea la causa principal del convenio" (art. es necesario que el juez pueda estar convencido de que la parte no se hubiera obligado si no hubiera estado en este error". en la exposición de motivos del título sobre las obligaciones por convenio.

Federico. Para explicar las repetidas referencias al error que hay en las fuentes. Pp. según la concepción social dominante. 17 .Vicios de la Voluntad Acto Jurídico El agudo sentido jurídico de Savigny le llevará a rechazar las máximas romanas sobre la carencia de voluntad en caso de error. La teoría de Savigny. de modo que el negocio no es nulo por el error. Hubo acuerdo en la compraventa de este 5 CASTRO Y BRAVO. En todo otro caso. el disenso oculto y en especial la falta de acuerdo sobre la naturaleza del negocio y sobre el objeto (p. entiende que el error esencial se da sólo cuando el error sobre la cualidad significa disenso sobre el objeto del contrato. Afirmará que el error sólo excepcionalmente será causa de nulidad. ¿a qué ocuparse del dolo? En su reacción contra ellas. a pesar de lo ingenioso de su exposición.. 5 Toda la construcción de Savigny se dirige a calificar al "error in substantia" como error impropio. como ejemplos pone el de la equivocación. ej. Madrid. cuya carencia le hace estar en otra clase de objetos. afirma que ni la violencia ni el error anulan la conciencia ni la voluntad. para lo que define el error esencial como el sufrido acerca de una cualidad de la cosa. A tal efecto. 107. Civitas. formula su teoría del error impropio. Ed. el error acerca de las cualidades de la cosa no es esencial. Pues si el error hacía nulo el acto. pero que coincide con la carencia de un elemento esencial del negocio. 1997. pueden entrañar una inmoralidad que requiera especial sanción. centeno y trigo). sino por la falta del elemento esencial. "aunque esa errónea suposición hubiera sido la motivante de la voluntad". El Negocio Jurídico. aportando como prueba decisiva de su falsedad la tan elaborada doctrina romana del dolo. aunque. y ello cuando quien sufra el error no haya incurrido en culpa. lo define como aquel que verdaderamente existe. no puede ocultar su carácter artificioso. eso sí.

El Código alemán dice: "Quien yerra sobre su contenido. En este artículo —explican los motivos del Proyecto definitivo— no se sigue la teoría de la voluntad ni la de la declaración. que fuera visto. Templada. El que resulte que el comprador pensaba adquirir un objeto de oro y sea en verdad de latón. en cuanto el error en la declaración no acarrea la nulidad. en España y en otros países. podrá impugnar dicha declaración si hubiera de admitirse que de haber conocido la situación y valorado razonablemente el caso no la habría hecho. Mejor cabría calificarlo de esforzado intento de dar realidad a la concepción romanista de Savigny. Como error sobre el contenido se entiende también el error sobre aquellas cualidades de la persona o de la cosa que se consideran en el tráfico como esenciales" (§ 119). cuya regulación se considera como modelo respecto al negocio jurídico. aquel respecto al que concurrieron oferta y demanda. que creyó que había sido forjado por Benevenuto Cellini y lo fuera por un artesano desconocido. 18 . se trata en este apartado del Código civil alemán porque su regulación del error puede servir de ilustración y así de antecedente sobre las corrientes doctrinales que. sea cual fuere su importancia y su condición de sustantivo. o no quiso hacer declaración alguna de tal contenido. por haberse aceptado el concepto técnico de negocio jurídico. sino que faculta para la impugnación. al hacer una declaración de voluntad. se inclinan a creer que. tocado y entregado. En el Código civil alemán. pero no le ha convertido en otro. no cambia el hecho de que el objeto sigue siendo el mismo. ha entrado o se debe recibir con él la doctrina elaborada sobre dicho Código.Vicios de la Voluntad Acto Jurídico objeto determinado. El error sobre la cualidad del objeto determinó la compra. sino que se busca armonizar en justicia los intereses de los afectados.

Pp. Para ello. entendido como equivalente al tomar una cosa por otra (55) y también la de excluir cualquier posibilidad de atender a los motivos. Desacomodación de la práctica a la ley. no sólo a los individuales. que son precisamente las que se acostumbra a nombrar como motivo (p. si el vino es del mismo año y calidad).. pues las cualidades que identifican no son siempre las que importan (p. en la primera hay falta de noción de los datos o elementos que determinan a la parte a 6 CASTRO Y BRAVO.. 19 . Se mantiene así la concepción del "error in substantia". ej. El error es un conocimiento equivocado. No sin visos de razón se ha dicho que por el Código se llamó a Belcebú para echar al Diablo (Titze). llegar a resultados semejantes a los obtenidos en los países que siguen la dirección iusnaturalista. ej. que probablemente es la causa de las modernas propuestas de la reforma del citado parágrafo 119. es indiferente que sea este o ese barril. la antigüedad y autenticidad del cuadro). y como tal se incluye el error sobre las cualidades en la categoría de error 'sobre el contenido. Ed.6 1. la jurisprudencia ha ido ensanchando los conceptos de cosa y de cualidades. ha acudido al criterio de la buena fe y ha utilizado la figura de la base del negocio. La referencia al contenido del negocio y a las cualidades de la cosa ha permitido.2 CONCEPTO La ignorancia es una completa ausencia de conocimiento sobre la materia de que se trata. Madrid.Vicios de la Voluntad Acto Jurídico El error sobre el contenido se sigue considerando como error impropio. Civitas. El Negocio Jurídico. e importan otras. 1997. El § 119 no ha satisfecho ni a los teóricos ni a los prácticos. 107. No ha conseguido delimitar los ámbitos entre el error en el contenido y el error en los motivos. sin embargo. sino también a los que caracterizan el negocio (cualidades motivadoras).

337. parte general. 8 LOHMANN LUCA DE TENA. Para Fernando Vidal Ramírez9. el error es un factor perturbador inconsciente que afecta el proceso formativo de la voluntad jurídica. 5ta ed. por no haber tenido conocimiento de todas las circunstancias que influyen en el acto concertado. Segunda Edición. como es el caso clásico del que adquiere un objeto de bronce 7 CIFUENTES SANTOS. Lima. Elementos del Derecho Civil. Astrea. por lo cual es indiferente utilizar una u otra expresión (Savigni)7. 9 VIDAL RAMÍREZ. es decir. corresponde a una falsa representación de la realidad que ha desviado al sujeto y lo ha inducido a error a contraer sobre la base de una voluntad que no corresponde a la real intención. 337. Pp. El error es la falsa representación de la realidad determinada por la ignorancia. Gaceta Jurídica.1987. 4taed. es decir. Existen dos tipos de error: el error vicio (llamado también error motivo) y el error obstativo. Lima. Pp. o ya en lo que se refiere a la exteriorización de la voluntad interna. La apreciación jurídica de estos dos estados del alma es absolutamente la misma. por no haber valorado exactamente la influencia de dichas circunstancias8. en cuyo caso se configura el denominado error-vicio. 399 20 . Juan Guillermo. 2000. Pp.Vicios de la Voluntad Acto Jurídico realizar el acto. El Acto Jurídico. 1999. en cuyo caso se configura el denominado error en la declaración. que el Código Civil legisla claramente diferenciados en el articulado pero bajo el título común de Vicios de la Voluntad. Ediciones Librería Studium. en el error hay falsa noción de esos datos o elementos. así llamado porque es propiamente el error como vicio de la voluntad. Buenos Aires. o por la equivocación. Fernando. El Negocio Jurídico. Todo lo que se dice del error es aplicable a la ignorancia. ya en el aspecto relativo a la voluntad interna. El error vicio.

cuando por su texto o las circunstancias se puede identificar a la persona. Juan. Este error produce una divergencia inconsciente entre la voluntad interna del sujeto.11 en una representación subjetiva contraria a la verdadera realidad objetiva. Pp. 21 . 1977. como señala de Cossio. Lima. es irrelevante para el Derecho (art. del objeto o de la naturaleza del acto.10 “Artículo 209. Pp. no vicia el acto jurídico. Se debe tener en cuenta que el error obstativo difiere de la falsa demostratio (falsa descripcion). 157. 388389. cuando no hay duda alguna en orden a su identificación. Instituciones de Derecho Civil.Vicios de la Voluntad Acto Jurídico creyendo que es de oro. Acto Jurídico Negocial. y los efectos que busca con su manifestación. 11 DE COSSIO. Alianza Editorial. Típica es la hipótesis del error en la transmisión telegráfica debida al hecho de que se escribe erróneamente el texto de la propia declaración o el empleado la transcribe mal. en la declaración o en la transmisión por obra de otra persona o del órgano (entendido como estructura) que ha sido encargado. El error obstativo cae en cambio. al objeto o al acto designado” El error-vicio. Parte General.. Alfonso. 209). 2da Ed. Gaceta Jurídica. Madrid. la cual consiste en la indicación errónea de una persona (equivocaion en el nombre de la persona) o de un bien. afecta la función cognoscitiva del sujeto pues su voluntad interna se forma en base a la ausencia de conocimiento o a un conocimiento equivocado. así formada. 2010. Consiste.El error en la declaración sobre la identidad o la denominación de la persona. y cuando esa falsa representación ha tenido 10 ESPINOZA ESPINOZA. fundamentalmente.

13 VIDAL RAMÍREZ.A. como sostienen Ospina y Ospina12. y el conocimiento equivocado. Teoría General de los Actos Jurídicos o Negocios Jurídicos. Eduardo. Pp. Lima. El Acto Jurídico. La doctrina es unánime en la equiparación de la ignorancia con el error jurídicamente y en considerarlos como fenómenos cognoscitivos que resultan de una falsa o inexacta representación de la realidad. El error como vicio. pues el motivo de la voluntad. Es conveniente precisar. Temis. Ed. como está referido a la función cognoscitiva del sujeto comprende dentro de su ámbito conceptual la ausencia de conocimiento que es la ignorancia..400 22 . como explica Messineo. interviene como agente eficiente en la determinación de la voluntad. Quinta edición. que es propiamente el error. citado por Fernando Vidal Ramírez13. Bogotá. que el error como vicio sólo afecta a la voluntad y no a su manifestación. que el error provenga de la ignorancia pues el concepto falso encuentra su origen en el desconocimiento de la realidad. 1980. En cuanto se refiere al error en la declaración o en la manifestación. 187. constituye un vicio de la misma.Vicios de la Voluntad Acto Jurídico tal importancia en la génesis del negocio que haya sido capaz de determinar la voluntad. Fernando. 2000. De ahí que jurídicamente la ignorancia se equipare al error y. El error vicio.Pp. Guillermo Y OSPINA ACOSTA. en él la voluntad se ha formado sanamente pero el factor perturbador que ocasiona la divergencia se presenta al exteriorizarse la voluntad y queda 12 OSPINA FERNÁNDEZ. que sólo sirve de vehículo. Editora Gaceta Jurídica S.

Doctrina General del Derecho Civil y Comercial. la doctrina del error se construye en base a la espontaneidad. Pp. Por otro lado es imprescindible precisar que para que se configure el error. o bien la entrega de la manifestación a persona distinta del destinatario. Como ha señalado Coviello14. En la doctrina nacional el error es calificada como la falsa representación mental de un objeto de conocimiento por ignorancia o por falta de conocimiento pleno sobre un objeto (en cuanto toda realidad externa al sujeto). UTEHA. o bien se usan palabras a las que se les atribuye un significado distinto al que verdaderamente les corresponde. México. pues si el error es espontáneo tendremos el error stricti sensu. pues he dictado vender y mi secretaria escribe o transmite arrendar. lapsus linguae o lapsus calami. sea error vicio o error en la manifestación. 422.Vicios de la Voluntad Acto Jurídico contenido en la manifestación. o por falta o defecto de raciocinio respecto de tal objeto. pues en vez de decir o escribir vender. o bien por error o reproducción infiel de la declaración por parte de quien debía por escrito o transmitirla. si el error es provocado por maquinaciones de la otra parte se entra en los dominios del dolo. Como señala Puig Peña. que difieren sobre la relevancia jurídica de tal estado mental que perturba 14 COVIELLO. el error en la declaración puede consistir en una simple distracción. 23 . II. NICOLÁS. digo o escribo arrendar. 1949. T. La espontaneidad del error es excluyente de la mala fe. pues para que se configure el error la buena fe debe caracterizar la conducta del errante de su contraparte a la que se le imputa la conocibilidad del error. en cambio. aunque del mismo nombre y apellido. es necesaria su espontaneidad.

16 Se diferencia de la reserva mental.Vicios de la Voluntad Acto Jurídico que perturba la correcta aprehensión o descripción de la realidad. 2da Ed.El error es causa de anulación del acto jurídico cuando sea esencial y conocible por la otra parte” a) Esencial: Se explica autorizadamente que ―esencial es el error que asume para el contratante una importancia determinante según una valoración objetiva‖. 17 ESPINOZA ESPINOZA. Lima. Juan. Puede ser una realidad empírica (Error de Hecho) o de la realidad jurídica (Error de Derecho). por otro sujeto que mide el razonamiento y entendimiento del errante‖. Guillermo. El Negocio Jurídico. Grijley. Acto Jurídico Negocial. Se sostiene que la ―esencialidad era entendida en un tiempo como el carácter distintivo del error vicio: hoy. Pp. Acto Jurídico Negocial. el error vicio debe tener dos requisitos: esencialidad y reconoscibilidad. Lima. 1994. 2010. LOHMAN LUCA DE TENA. Pp. 2da Ed.15 En este orden de ideas ―el error. 388. Lima. 394. 24 . Juan. Pp. 448. aunque tenga su origen en un individuo solo puede ser determinado en su influencia jurídica..17 “Artículo 201. Gaceta Jurídica. la esencialidad es puesta por el código como un requisito de relevancia para todo tipo de 15 16 ESPINOZA ESPINOZA. Gaceta Jurídica. 2010. en el cual. por cuanto en esta disconformidad entre lo querido y lo expresado es consiente y voluntaria 1. 2da Ed.3 CARACTERES DEL ERROR-VICIO El modelo jurídico que hemos copiado es el del Código Civil Italiano.

Gaceta Jurídica. 3. 2da Ed. en relación al contenido...Cuando recae sobre las cualidades personales de la otra parte.Vicios de la Voluntad Acto Jurídico error‖18 en el código civil para que un error sea esencial necesita: “Artículo 202.. Pp.” b) Reconoscibilidad: En los actos o negocios jurídicos bilaterales el error en que incurrió la parte emitente de la voluntad pudo ser conocido o debió ser conocido empleando la debida diligencia por la contraparte. Lima.4 CLASIFICACIÓN DEL ERROR-VICIO 18 ESPINOZA ESPINOZA. 2. Juan. a las circunstancias del acto o a la calidad de las partes.Cuando recae sobre la propia esencia o una cualidad del objeto del acto que.El error es esencial: 1. Acto Jurídico Negocial. “Artículo 203.. 25 . de acuerdo con la apreciación general o en relación a las circunstancias. 393.. siempre que aquéllas hayan sido determinantes de la voluntad.Cuando el error de derecho haya sido la razón única o determinante del acto.” 1. 2010.El error se considera conocible cuando. una persona de normal diligencia hubiese podido advertirlo. debe considerarse determinante de la voluntad.

1991. En el segundo supuesto el error se puede producir con especies de un mismo género o de géneros distintos. bastando que el error se produzca en la determinación de la cosa. y cuando el error recae sobre la identidad de la cosa específica de que se trata. o sobre la identidad de la cosa especifica de que se trata. Hay por consiguiente. es el error que vicia el consentimiento cuando recae sobre la especie del acto o contrato que se ejecuta o celebra como si una de las entendiese empréstito y otra donación. Existe dicho error si el arrendatario creyó contratar sobre la extensión de terrenos comprendidos dentro de ciertos deslindes y el arrendador con relación a una cabida que es muy inferior a la comprendida en esos deslindes y en dicho caso es nulo el contrato de arrendamiento. 26 . Avelino.Vicios de la Voluntad Acto Jurídico 1. error obstáculo en dos supuestos: cuando se yerra sobre la especie del acto o contrato que se ejecuta o celebra. como si en el contrato de venta el vendedor entendiese vender cierta cosa determinada y el comprador entendiese comprar otra. 19 19 LEON HURTADO.4ta ed.1 El Error Esencial También denominado.4. por lo tanto esta diferencia puede existir sea cual fuere el género de la cosa materia de convención. el error debe recaer sobre la cosa misma. 131. La ley no distingue. Editorial Jurídica de Chile. es decir sobre el objeto in ipso corpore. porque en la ley no dice que debe existir relación entre las dos cosas (objeto de la confusión). La voluntad y la capacidad en los actos jurídicos. Pp.

como aquél que recae sobre cualidades no sustanciales y consideradas secundarias de la cosa o de la persona. por consiguiente. este error puede ser también de hecho y de derecho. pues en esta clase de error se subsumen los errores en el motivo que no llegan a ser esenciales y.2 El Error Indiferente El error es indiferente por contraposición al error esencial.Vicios de la Voluntad Acto Jurídico El error es esencial cuando es determinante en la formación de la voluntad interna e induce al sujeto a la celebración del acto jurídico mediante una manifestación de voluntad que no va a ser correlativa a los efectos queridos. Pp. Esencial es. en la cantidad. no atribuye el 20 VIDAL RAMÍREZ. El error esencial puede ser de hecho y de derecho y. Fernando. el error es esencial cuando de no haber mediado el sujeto no hubiera celebrado el acto jurídico. El Acto Jurídico. puede ser causa de anulación del acto jurídico. o en otras palabras. 27 . 1. Lima. cuando no haya sido tampoco determinante de la voluntad. La doctrina explica el error indiferente. tal como lo estipula el código civil en el artículo 202.4. 5ta ed. Gaceta Jurídica. como precisa Pietrobon. no pudieron ser determinantes de la voluntad. citado por Fernando Vidal Ramírez20. por consiguiente. y que. pues lo es en tanto no ha incidido en la formación de la voluntad interna de manera tal como para constituirse en razón o causa determinante. 402. 2000. por tanto. o bien. todo error que impide el exacto conocimiento del negocio nacido al mundo jurídico.

Vicios de la Voluntad Acto Jurídico poder de pedir la anulación del negocio.4.1 El error en la esencia o en las cualidades esenciales del objeto Viene a ser el denominado error in substantia. 1. lo que permite interpretar que si no puede considerarse determinante de la voluntad sólo es un error indiferente. o en el motivo mismo que induce a la celebración del acto jurídico. La doctrina distingue diversas clases de error de hecho. en una operación de cálculo o en una cantidad. considerado en nuestro Código Civil en su inc. debe considerarse determinante de la voluntad‖. dando lugar tan sólo a efectos rectificatorios.4. 1. El error de hecho puede ser esencial o indiferente. según pueda o no servir de causa de anulación del acto jurídico. en las personas o en sus cualidades.3. 1 del artículo 202 como un error esencial pero siempre que ―de acuerdo con la apreciación general o en relación a las circunstancias. que para el presente trabajo se hará mención aquellas distinciones acogidas por el Código Civil. además de introducirse un elemento objetivo para la 28 .3 El Error de Hecho El error de hecho o error facti consiste en la ausencia de conocimiento o en el conocimiento equivocado que puede recaer en cualquier clase de objetos o en sus cualidades esenciales.

Derecho Civil. EJEA. como lo enfatiza Josserand21. es decir.3. 22 LEÓN 29 . 1. 1950. la jurisprudencia y la doctrina. Gaceta Jurídica. Louis. BARANDIARÁN. Al respecto el maestro León Barandiarán22. Acto Jurídico. Buenos Aires. lo dieron. José.Pp. Lima.Vicios de la Voluntad Acto Jurídico apreciación de la esencia propia del objeto o de sus cualidades esenciales. como si se comprara un objeto de cobre creyéndose que es de oro. el verdadero significado del error in substantia. 1997. al considerar que debía entenderse como sustancia de la cosa sus cualidades esenciales.2 El error en las cualidades esenciales de la persona Este error tiene raigambre en el Derecho Romano que lo denominó error in personam. aquellas de sus cualidades que han sido determinantes de la voluntad. siendo considerado por nuestro Código Civil vigente como un error en las cualidades personales 21[ JOSSERAND. Ahora. como si se comprar un penco en lugar de un caballo de raza. escribió en lo que atañe al error esencial que cabe distinguir entre aquél que recae en la esencia misma del objeto del que recae en una cualidad esencial. 141. El primero incide en la naturaleza misma de la composición entitativa del objeto. pues.4. pero que no recae en la naturaleza de ésta. Pp. 188. El segundo afecta solamente a una cualidad como atributo o peculiaridad de importancia en la cosa. Ed.

intelectuales. de allí que la doctrina objetivista señala que para apreciar tales cualidades debemos hacerlo recurriendo a los criterios de análisis como. que se refiere no a las cualidades de la persona. ―Las referencias a las circunstancias sirve para obligar a reconstruir y examinar la situación real del contratante. La apreciación general o las circunstancia concurrentes. sino a la consideración del errante hacia ella. 30 .Vicios de la Voluntad Acto Jurídico de la otra parte. uno es poner de relieve cuál es la esencia o las cualidades que distinguen a la persona del acto y su respectiva influencia en la voluntad. Gaceta Jurídica. citado por Juan Guillermo Lohmann Luca de Tena23. lo que permite interpretar que si no puede considerarse como determinante de la voluntad es sólo un error indiferente. inciso 2 del Código Civil. entendiéndose que deben ser esenciales. 346. si bien mejora sensiblemente la regla contenida en el artículo 1081 del Código Civil de 1936. morales y hasta jurídicos. los 23[ LEÓN BARANDIARÁN. y el segundo como bien lo dice Pietrobon. Acto Jurídico. Este tipo de error se encuentra previsto en el artículo 202. en consecuencia válido admitir que cualidades es sinónimo de modo de ser. Lima. el aspecto de la persona y sus atributos en general sean físicos. Pp. de actuar o comportarse. José. pero siempre que haya sido determinante de la voluntad. 1997. también es cierto que este inciso no precisa cuáles cualidades personales. Estos dos criterios tienen una doble finalidad. Conviene ahora precisar cuándo y cómo se estima que la cualidad ha sido determinante para el agente. entendiéndose que consideración es un término vago e impreciso.

esta referencia a las cualidades personales de ―la otra parte‖ no aleja del concepto de error in personam la idea del intuitu personae. se configura. equivocada.4.. puesto que como precisa el acotado artículo. salvo que consistiendo en un error sobre la cantidad haya sido determinante de la voluntad” 31 . “Artículo 204. en su parte pertinente. sino objetivamente. 1. en cambio. estableciendo si un error de esta especie se revela determinante según el modo común de entender y valorar la realidad‖. El error in personam. la común valoración nos suministra.3 El error de cálculo Es aquél que resulta de una operación aritmética mal hecha. con una equivocación en cuanto a las cualidades de la persona con la que se celebra el acto jurídico y debe referirse a caracteres objetivos permanentes de ella y que son resultado de una atribución que realiza el errans cuando. el criterio de juicio.3. Por ello. por ejemplo.El error de cálculo no da lugar a la anulación del acto sino solamente a rectificación. ―no da lugar a la anulación del acto sino solamente a rectificación‖. sirve para indicarnos que la importancia del error no se mide por referencia al poder determinante en concreto que aquél haya ejercido sobre la parte.Vicios de la Voluntad Acto Jurídico intereses que lo han impulsado a contratar. contrata los servicios médicos de quien tiene una especialidad distinta. El error de cálculo es un típico error indiferente.

4 El error en la cantidad El error en la cantidad. error in quantitati. ya que siempre una operación aritmética puede establecer la exactitud de la medida. lo que permite concluir que el motivo exteriorizado y puesto en conocimiento de la otra parte.4. y no solamente referido a cosas mensurables. Sin embargo el Código Civil ha querido diferenciarlo de los demás al precisar que puede ser esencial o indiferente.Vicios de la Voluntad Acto Jurídico 1. pues es la motivación del sujeto lo que determina a la celebración del acto jurídico. pues. del pesaje o de la cuenta.3.3. 1. previsto en el artículo 204 como un error esencial siempre que ―haya sido determinante de la voluntad‖. es lo que 32 . El error in quantitati debe entenderse. como un error en el motivo.5 El error en el motivo El error en el motivo es el característico error vicio. pues puede afirmarse que todas las modalidades de error se resumen en este. y aceptado por ésta. según se manifieste o no como razón determinante de la celebración del acto jurídico. lo que significa que si no lo ha sido queda como un indiferente error de cálculo.4. El Código Civil legisla el error en el motivo en el artículo 205 como un error esencial si ―expresamente se manifiesta como su razón determinante y es aceptado por la otra parte‖.

señala que el error de derecho se producirá cuando el agente tenga un conocimiento parcial o deformado de las normas aplicables al hecho o caso. 21 . contrario sensu. tiene un ámbito de aplicación específico que lo diferencia sustancialmente del error de hecho.4. El Código legisla el error iuris como error esencial siempre que haya sido ―la razón única o determinante del acto‖. Marcial. ha cometido un error de interpretación o de aplicación. Fondo Editorial de la Pontificia Universidad Católica del Perú. El Saber Jurídico sobre la Ignorancia Humana. siendo así. o cuando. 33 . Pero si no se manifiesta ni es aceptado por la otra parte. Marcial Rubio24[12].Vicios de la Voluntad Acto Jurídico configura el error en el motivo como error esencial. por lo que. pero no para burlar la norma. será indiferente. por ello. según criterio que viene desde el Derecho Romano. En este sentido debe entenderse que la norma del Código Civil significa que el sujeto puede invocar su error de derecho como un remedio contra un factor perturbador que afecta la formación de su voluntad interna. Lima.4 El Error de Derecho El error de derecho es la ausencia de conocimiento o el conocimiento equivocado referido a una norma jurídica y. Pp. el acto jurídico se vicia por la ausencia de conocimiento o conocimiento equivocado de 24 RUBIO CORREA. debidamente informado de ellas. Volumen X. 1. 1991. puede ser error indiferente si no lo ha sido.

c) el perjuicio del errante.Vicios de la Voluntad Acto Jurídico una norma jurídica y porque la voluntad no se habría manifestado de no haber mediado el error.5 EL ERROR ESENCIAL COMO CAUSA DE ANULACIÓN DEL ACTO JURÍDICO El error esencial puede ser causa de anulación del acto jurídico. para impugnar la validez del acto jurídico por causa de error. no podrá invocar su ignorancia de la ley para incorporarlo a su patrimonio pero sí podrá invocar esa misma ignorancia para anular el acto de la adquisición. b) la conocibilidad del error*. ignorando que la ley prohíbe su tráfico. ―El error es causa de anulación del acto jurídico cuando sea esencial y conocible por la otra parte‖. haber sufrido un perjuicio. La conocibilidad del error * *Messineo explica que se refiere a la posibilidad abstracta de advertir el error ajeno.1. 1. 4. Asimismo debe tenerse en cuanta lo prescrito por el artículo 206 el mismo que debe ser concordado con el artículo 201. siendo así no basta que el error deba considerarse determinante de la voluntad o ser su razón única.3. 34 . sino que es necesario que concurra la conocibilidad del error ―por la otra parte‖. Según el artículo 201. del que resulta que el errante para pedir la anulación deberá. y. además. En resumen. son necesarios tres requisitos: a) la esencialidad del error. Ejemplo: Quien compra un objeto arqueológico para revenderlo. pues éste es ―la razón única o determinante del acto‖.

3.Vicios de la Voluntad Acto Jurídico Es otro de los requisitos concurrentes para que el error esencial pueda ser causa de anulación del acto jurídico. pues también se evita que el errans se aproveche de su propio error para dejar sin efecto la relación jurídica que ha creado en virtud de su propia voluntad. 4. así como sus consecuencias.1 ETIMOLOGÍA El término dolo – que en su sentido etimológico. significa engaño – ha tenido muchas acepciones a lo largo de la historia aún en la actualidad. lo que implica una diferencia nítida con el dolo. 2 EL DOLO 2. La conocibilidad es una imputación a la otra parte del acto jurídico en cuanto a que estaba en la posibilidad de percatarse del error y por eso lo comparte. pues la imputación de conocibilidad no es atribuir dolo a la otra parte. El perjuicio del errante El artículo 206 establece. este artículo está informado por el principio de la conservación o del mantenimiento del acto. empleándose en muchas ocasiones otras voces a las cuales se les han asignado significados con valor sinónimo. La conocibilidad excluye la mala fe. el que es necesario siempre que se trate de error esencial y conocible.2. derivado del dolus o doloa. 35 . el requisito del perjuicio del errante. ya que la conocibilidad no supone mala fe.

Vicios de la Voluntad

Acto Jurídico

El propio Passerinus añade que la expresión dolo se utilizaba con mucha frecuencia como sinónimo de estas otros vocablos como: venenun, ingeniun,

odium, astutia, simulatio, fraus, fallacia, malitia, sors25. De esta manera podemos
notar que el concepto de dolo fue constituido inicialmente bajo la idea de un hecho nocivo que afectaba directamente a la esencia de las relaciones jurídicas, luego con esta idea fue perfeccionándose hasta que se empezó a moldear el concepto de dolo como una indebida influencia de la cual se valía una de las partes, con artificios y engaños, con la finalidad de poder llevar a cabo un acto jurídico, constituyéndose así una situación de desventaja para el agente pasivo (el que sufre el Dolo) que afectaba el normal desenvolvimiento de las relaciones civiles y comerciales.

2.2 REFERENCIA HISTORICA
El Dolo como medio de impugnación del acto jurídico encuentra, como en muchas otras instituciones del Derecho, sus raíces remotas en el derecho romano, desde donde se debe partir para conocer su evolución a través del antiguo derecho francés, luego, hasta su recepción por el derecho codificado.

Lo primero a mostrar en este aspecto histórico es que los textos romanos que versan sobre el dolo han sido utilizados en dos sentidos principales; algunos parecen aludir a su condición de vicio de la voluntad, en el que además también aparecen la violencia y el error. En este cauce debe ubicarse el texto básico de Ulpiano (Digesto, 4, 3, 1, § 2), sobre el que hacen hincapié quienes consideran al dolo como un engaño que genera el error de quien declara bajo su influjo. De otro costado, cabe señalar que también arranca de los estudiosos romanistas la
25

Fontan Balestra, Carlos. Tratado de Derecho penal. Tomo II. 2da Ed. Abelardo Perrot. Buenos Aires. 1970. Pp. 249

36

Vicios de la Voluntad

Acto Jurídico

mostración del dolo, no tanto como captación de la voluntad ajena, sino como maniobra enderezada a ejercer indebida influencia sobre otro. A ella se refería la definición de Labeon (L. 1, Digesto, § 2, De dolo malo) quien lo concibió como omnen calliditatem fallaciam, machinationem ad circunveniendum fallendum decipiendum alterum adhibitan, que no se limitaba —sin más— al error causado sino que trataba de sancionar la mala fe (Paulo, Digesto, 17, 2,3, § 3).26

Es necesario recordar que el dolo, concebido como los manejos engañosos, no constituía, originariamente, en la antigua Roma, causal de invalidez del acto jurídico. Esa ineficacia advino recién hacia fines de los tiempos de la República, como consecuencia de la creación del derecho honorario, se lograba la ineficacia del acto jurídico mediante la excepción (exceptio doli), la cual se identificaba con el principio de la bona fides ínsito en toda fórmula procesal. Es decir que mientras en la época clásica la excepción hallaba su fundamento en el error desencadenado en el sujeto pasivo por el agente activo del dolo, en los tiempos post-clásicos se amplió el concepto de dolus, y la actio de dolo y la restitutio in integrum ob dolum procedían en todos los casos de perjuicios causados por cualquier clase de actos desleales y contrarios a derecho. Por lo que puede concluirse que, en la materia, el derecho romano evolucionó de una concepción subjetiva (error provocado) a otra más objetiva (protección de la buena fe).

El dolo era reprimido en el Derecho Romano mediante una acción penal denominada la actio de dolo, de origen y desarrollo no del todo esclarecidos; en cuanto el dolo supone una transgresión del orden jurídico, una acción ―ex delicto‖, pero al mismo tiempo, como observa Pernice, una acción que viene a completar a las demás acciones protectoras del trafico jurídico, lo que hace que
26

CARRANZA A. Jorge. El Dolo en el Derecho Civil y Comercial. Buenos Aires. Astrea. 1973. Pp. 23

37

Vicios de la Voluntad

Acto Jurídico

su carácter penal no se conserve con toda su pureza. En tal sentido, constituye, al parecer, un medio jurídico que se utiliza en aquellos casos en que la ley no establece concretamente ningún otro, es decir, una acción de carácter subsidiario, siendo mencionadas a continuación de las acciones derivadas del contrato, como categoría diferente de estas.27

De todo lo expuesto se deduce claramente que la «actio de dolo» fue una acción de carácter penal, como lo acredita, por ejemplo, el hecho de que la misma no se da contra incapaz, sino solamente, según la expresión de Ulpiano contra el « doli capax» (D, 4, 3, 13,1), ya de la infamia que contra ella deriva. Una acción penal, por lo tanto dirigida a la indemnización del daño causado, es decir, al ―id quod interest actoris‖. La naturaleza penal de esta acción, sin embargo, atenuada y aun desvirtuada, por determinados elementos que en la misma se han integrado al realizarse la compilación justinianea28.

Poco a poco con el devenir del tiempo las ideas fueron evolucionando tal como se puede apreciar cuando se extendió el ámbito de aplicabilidad de la actio dolo, que era la acción penal mediante el cual se reprimía el dolus malus cuyo origen y desarrollo no está del todo esclarecido ,la cual se fue amoldando a las exigencias del comercio.

Luego en el antiguo derecho francés reapareció la consideración psicologista del dolo, bajo la influencia del creciente consensualismo, lo que convirtió al dolo en uno de los vicios de la voluntad. El ingreso del dolo como otro de ellos, en el

COSSIO Y CORRAL. El Dolo en el Derecho Civil: revista de Derecho Privado. Buenos Aires. Abelardo Perrot. Pp. 35-36 28 COSSIO Y CORRAL. El Dolo en el Derecho Civil: revista de Derecho Privado. Granada. Comares. 2005 Pp. 33

27

38

Vicios de la Voluntad

Acto Jurídico

elenco de los vicios de la voluntad, se produce en la obra de Domat; quien además señala la íntima conexión de la sanción del dolo con el principio de buena fe, afirmando que es carácter esencial para todos los tratos que ellos sean hechos ―avec sincerite et fidelite. Este trata del dolo, como vicio de la voluntad, pudo facilitarse por la consideración de estimarse permitido.29

De los dicho parece inferirse con bastante claridad que, cualesquiera que sean las deformaciones que con el transcurso del tiempo haya podido experimentar la ―actio de dolo‖, la misma viene a sancionar una responsabilidad nacida ―ex delicto‖, es decir que el dolo constituye en cierto modo, una verdadera figura de delito, aunque de sanción exclusivamente pretoria, ya que no se hallaba incluido entre los delitos típicos del derecho civil. De aquí ese carácter infamante, propio de su naturaleza esencialmente penal. Sin embargo no es fácil en Derecho Romano determinar cuándo se trata de una acción contractual y cuando de una acción delictual propiamente dicha, ya que en definitiva, no parece que la infracción voluntaria de un contrato sea en esencia distinta del hecho dolosa y productor de daño, realizado al margen de toda relación contractual. Tan es así, que se ha buscado precisamente en el delito la fuente originaria de las obligaciones.30

Parece cierto que las más antiguas obligaciones ―ex contratum‖ se hacían eficaces en cuanto se consideraba delictivo el incumplimiento del contrato, pero no explicaría el tránsito de las obligaciones delictuales a las propiamente contractuales. Ello solo parece tener explicación a través de la ―sponsio‖, que en su rigen aparece como propia y verdadera sustitución de la persona del ofensor
29 30

CASTRO Y BRAVO, Federico. El negocio jurídico. Madrid. Civitas. 1997. Pp. 148 COSSIO Y CORRAL. El Dolo en el Derecho Civil: revista de Derecho Privado. Granada. Comares. Pp. 34

39

Surge el contrato cuando esta ―sponsio‖ pasa de ser un mero pacto de garantía de una obligación nacida del delito. que de otra forma quedaría sin sanción jurídica. en cuanto este se ve expuesto al proceso estatal. por el contrario. ello no impide que podamos en todo caso afirmar que la acción de dolo. ya que el dolo en si constituye una figura delictiva de carácter pretorio. Nos encontramos por lo tanto. conversión que se produce. es una acción nacida del delito. el triunfo de la buena fe en las relaciones jurídicas. y a consagrar. tienen naturaleza contractual. a través del proceso de las ―legis actiones‖. cuando exista una relación contractual. que asume la obligación y libera a aquel definitivamente de esta. apta por su propia definición para sancionar todos aquellos casos en que existiendo intensión dañosa. 31 31 COSSIO Y CORRAL. posiblemente. para convertirse en un contrato autónomo dotado de propia sustantividad. 35 40 . de este modo. hace que no siempre sea posible distinguir. Esta misma generalidad hace que. por lo que constituye una acción de carácter general. sino solamente al de la acción contractual correspondiente. Este origen común de las obligaciones.Vicios de la Voluntad Acto Jurídico por un tercero. y el acto doloso puede ser reparado por cualquiera de las acciones derivadas del contrato mismo. no se dan las notas típicas de otra figura delictiva (por ejemplo ―furtum‖ o ―injuria‖). no quepa acudir al ejercicio de la acción de dolo. dentro del concepto de las acciones penales. ante un remedio de carácter general que viene a suplir lagunas del sistema de acciones. Buenos Aires. en cuanto hace posible la reparación de todas aquellas infracciones derivadas de una conducta engañosa o inmoral. con los ―praedes‖ y ―vades‖ que dentro del mismo pueden presentarse. Abelardo Perrot. Pp. dada la accesoriedad de la primera. y aquellas que. El Dolo en el Derecho Civil: revista de Derecho Privado. aquellas que nacen directamente de un delito. La promesa autónoma adquiere por fin el valor de obligar directamente al deudor.

es considerado como un verdadero dolo". 2. 992). 2008.3 CONCEPTO DE DOLO 2. cabe señalar que a comienzos del siglo XIX. al Código Civil alemán. Pp. en otras palabras. al Proyecto español de 1851 (art. abre paso ya a la solución objetivista al recordar que "sólo lo que hiere abiertamente la buena fe.3. El dolo análisis de tratamiento en el código penal. que no hallaba otro lugar para el dolo que no fuese entre los vicios de la voluntad. obra dolosamente el autor que quiere 32 URIARTE QUESADA. en general se lo puede conceptualizar como la voluntad del autor de realizar la conducta antijurídica. 1116). era manifiesto el predominio de la tesis subjetiva.es la de dolo. casi un siglo después. 30. Así llegó al Código Civil francés (art. en los umbrales de la codificación. y aun.1 Dolo penal La primera distinción que se debe de hacer es la que hay entre el dolo en materia civil y el dolo en materia penal. No obstante esa apertura. en materia penal el dolo es la forma principal y más grave de culpabilidad y es por ello que el dolo acarrea pena más severas con relación a la culpa. sin embargo. ante el fuero externo e interno. 41 . Una idea amplia y provisoria de la acción dolosa en materia penal la da Graf Zu Dohna con estas sencillas ―actúa dolosamente quien sabe lo que hace‖32 La primera forma – que constituye la de la mayor parte de los delitos comprendidos en materia penal . Dailys.Vicios de la Voluntad Acto Jurídico El inicio de este nuevo punto de vista ha sido ubicado en Domat y sobre sus aguas se desplazan las enseñanzas de Pothier quien.

en ese concepto. matando a otro sujeto con toda intención de hacerlo. En la doctrina se suele describir al dolo como como ―deseo del resultado‖. En la doctrina se suele describir el dolo penal como el ―querer el resultado‖. desde la misma óptica de una estructura finalista. que se presenta como la posición sostenida por los causalistas. Por ejemplo la persona viola el mandato penal ―no mataras‖. desvalorado por medio de la referencia antijurídica. sino de nivel individual del autor en la concreta situación en la que actuó.2 Doctrinas relacionadas al dolo 2. 42 . desconocer el principio de la unidad de la antijuridicidad. el juicio de reproche versa sobre dolo. Por otra parte. el resultado equivale a la manifestación de la voluntad en cuanto repercusión exterior de la conducta y no en sentido propio o restringido. en sus verdaderos sentidos y extensión. en realidad.3. pero su desvaloración no depende exclusivamente de él. lo que es otra cosa.1 Doctrina de la voluntad. Sabemos que le finalismo encamina el dolo en el tipo subjetivo y para ello construye un concepto de dolo natural o valorado que es la voluntad realizadora del tipo objetivo. Tratariase de un dolo ―libre de todo reproche ‖(Zaffaroni).3. lo que si bien no es inexacto. 2. es menester aclarar que.2. sin referencia alguna a la antijuridicidad. que sitúan por eso mismo el dolo en la culpabilidad (Basto Ramirez). asigna al dolo una doble función de configurar el tipo subjetivo y aparece como forma de la culpabilidad. en tanto que el dolo elaborado en la culpabilidad seria el dolo malo. Pensar que un dolo desvalorado es.Vicios de la Voluntad Acto Jurídico violar el mandato actuando según las formas del tipo penal. No deja de pisar el terreno más firme Gallas cuando.

Pp. 249 34 FONTAN BALESTRA. Tratado de Derecho Penal. El conocimiento de los hechos supone el conocimiento de la relación que existe entre el acto que se realiza y su lógica o posible consecuencia. es necesario que el autor cumpla con dos requisitos:  Conocimiento de su accionar El autor que realiza el acto debe de conocer el hecho y su significación. 1970. Buenos Aires. Es decir que el autor se propone realizar una acción con el conocimiento que es un hecho ilícito. la significación a de referirse a la naturaleza defectuosa de la acción. Buenos Aires. Para los partidarios de la teoría de la voluntad. Tomo II. No se trata simplemente de haber 33 FONTAN BALESTRA. Carlos. Carlos. Tratado de Derecho Penal. puede verse que la investigación de la culpabilidad se basa. 2daed. 2daed. sobre el análisis previo de la relación causal.34  La intención de ocasionar el resultado El autor debe haberse propuesto ocasionar el resultado. debe haber tenido la clara intención de realizarlo. el dolo es ―la intención más o menos perfecta de hacer un acto que se conoce contrato a la ley”33. Abelardo Perrot. En ese sentido. Tomo II. Pp. Abelardo Perrot. 1970.Vicios de la Voluntad Acto Jurídico La doctrina de la voluntad fue la doctrina adoptada por los clásicos y se expone de forma orgánica en la obra de Francisco Carrara. podríamos decir. 249 43 . Según este autor.

La 35 FONTAN BALESTRA. y solo esta podría darse en medida que se verifican los sucesos externos que sirvan como referencia o apoyo.35 2. Carlos.3. las consecuencias del delito no pueden cargarse a la cuenta del autor a título de dolo. Tomo II. puede tenerse la intención del resultado sin haberlo previsto. Este segundo requisito es el que particulariza la doctrina de la voluntad o de la voluntariedad. Pero si la apreciación de esta circunstancia de dejáramos referida a la real situación mental de sujeto. Buenos Aires. la representación del resultado debe ser el motivo del acto. Además de que es muy complicado una verificación o comprobación objetiva. 2daed. Tratado de Derecho Penal. dentro de la tesis de la voluntad. la doctrina que nos ocupa reemplaza el concepto de voluntad del resultado por la previsión o representación del resultado. 249 44 . Pp. 1970. Abelardo Perrot. pues el primero sustancialmente no niega ninguna doctrina.Vicios de la Voluntad Acto Jurídico querido la acción.2. Fuera de esa hipótesis. Con las ansias de superar estas deficiencias. pues no se ve como.2 Doctrina de la Representación Los defensores y seguidores de esta teoría consideran que la idea de voluntad contiene demasiadas exigencias subjetivas. con lo cual no caen dentro de su fórmula todas las modalidades del dolo. la modificación no tendría significado alguno. sino también de haber querido el resultado.

si de la forma de como los hechos se han producido surge que el autor debió forzosamente preverlo. Abelardo Perrot. podrá sin embargo. se supone que lo ha querido. probable o posible. Tomo II. Así. haber querido ocasionar la muerte de la víctima. lo ha querido puesto que actuó. pero no exige la intención de la de la voluntad del resultado. sino que resulta suficiente con la aceptación o asentimiento del hecho.2. 2daed. es evidente que tuvo la intención de matarlo (doctrina de la voluntad). Buenos Aires. habiéndolo previsto. no es necesario hacer un análisis introspectivo.3 Doctrina del Asentimiento o de la Aceptación La teoría llamada del asentimiento requiere de la previsión o representación de un resultado como cierto. si un individuo apunta un arma cargada a otro y presiona la cola del disparador. como por ejemplo de quien dispara su arma sobre otro. 1970. y lo es también que debió prever que lo mataría (doctrina de la representación). que solo podría llegar hasta el límite que fijen las manifestaciones del sujeto. Interrogado el autor del disparo. pero.Vicios de la Voluntad Acto Jurídico doctrina de la previsión traslada a lo externo los elementos para formar juicios sobre si hubo o no dolo. hay consecuencias que 36 FONTAN BALESTRA. 249 45 .3. Tratado de Derecho Penal. para la teoría de la representación.36 2. Carlos. Pp. La voluntad del resultado no siempre se muestra claramente en la representación.

46 . sin que el autor las quiera. La naturaleza dolosa de esas consecuencias las explica la tesis del asentimiento en estos términos. Diego Manuel. no se detienen ante ellas y.3 Clasificación del Dolo Directo en materia Penal Comprende todo lo que autor. intención o finalidad que persigue el agente es precisamente la realización de los elementos de un tipo penal. 3ra ed. pero que llevado por la voluntad del fin propuesto. EDEMSA. Supone que el propósito. por lo tanto. entonces es evidente que lo acepta. es decir que el autor es consciente de las posibles consecuencias que puede producir su accionar sin embargo a pesar de ello lo realiza indiferentemente de si fue deseado o no deseado por él. Pp.Vicios de la Voluntad Acto Jurídico se acoplan al plan delictuoso. 37 37 LUZON PEÑA. Si la representación del resultad posible no detiene al autor en su acción. 724. es decir el sujeto persigue la realización del hecho delictivo. El dolo directo de primer grado es la forma de dolo en que el elemento volitivo se presenta de modo más intenso.3.  Dolo Directo de Primer Grado En que la voluntad del autor pretende su acción como fin. le constituye culpable a título de dolo. El hecho que la previsión del resultado posible no detenga al autor en su acción. Lima. previo como consecuencia necesaria de su hacer. asiente en su producción. 2. Curso de Derecho Penal Parte General.

39 Según Mir Puig. pues. Derecho Penal Parte General. Bosch. Fondo editorial del poder judicial. Pp. dolo de propósito. Por eso se designa también esta clase de dolo como intención. El Dolo. Derecho Penal Parte General. Barcelona. Pp. del dolo directo de primer grado es que el sujeto dirige su conducta de acuerdo con los objetivos que previamente se ha enmarcado a alcanzar con ella. Pp. en el dolo de primer grado predomina el elemento voluntario. Santiago. Ejemplo: el autor quiere matar a alguien y lo mata. Carlos. En cambio es diferente en el: que el autor sepa seguro o estime solo como posible que se va a producir un delito. 47 . análisis en el Derecho Penal. el autor persigue la realización del delito. Es así que el dolo directo se puede considerar como sinónimo de intensión o el propósito del autor. 1992.Vicios de la Voluntad Acto Jurídico En el dolo directo el autor quiere realizar precisamente el resultado (en los delitos de resultado) o la acción típica (en los delitos de mera actividad). Astrea. 290. 1990. 105. 2008.2da ed. y. es decir quiere realizar una acción delictiva. dirige su acción sobre esa meta y la alcanza.38 De otra manera se puede decir que el dolo directo de primer grado – o si se prefiere. 1992. 40 MIR PUIG. 3era ed. 39 CREUS.existe cuando el resultado típico (la lesión o puesta en peligro del bien jurídico) coincide con el objetivo que el sujeto se había propuesto alcanzar mediante su conducta.40 38 URIARTE QUESADA. Nicaragua. Por lo cual obrara con dolo directo quien quiera realizar una conducta con el objetivo de provocar un resultado especifico ex ante y efectivamente lo consigue el fin perseguid ex post. Características. que ello sea el único fin que mueve la actuación. 79. Dailys.

pero que reputa necesaria y las acepta. 48 . Todo lo que hasta ahora dicho. de todos los distintos modos de conocer y querer surgen los conceptos de ―dolo indirecto y dolo eventual‖ En algunos casos al realizar la acción tendente al resultado se producen otros hechos que aparecen a los ojos del autor y de cualquier observador como necesario e inevitable unido al principal. desde el acto al resultado en su caso. pero ambos son igualmente dolo. en este caso encontramos que el dolo de primer grado (A quiere matar y lo hace) y dolo de segundo grado respecto a las personas. siendo que sus elementos son la parte subjetiva y la parte volitiva. causando además la destrucción del inmueble o hiriendo a otras personas que se encuentran alrededor de la víctima.Vicios de la Voluntad Acto Jurídico  Dolo Directo de Segundo Grado En el que el autor no persigue directamente las consecuencias de su accionar. Es así que. está pensado en general para el dolo llamado directo. que como ya se sabe es el dolo en sentido estricto. Ejemplo A quiere matar a su enemigo mediante una bomba o mina personal y lo hace. señalando que la holgura con que se formulaban esos elementos permitían construir también el dolo en casos donde no había pleno conocimiento y volición de todos los elementos de tipo objetivo.

pero las admite como necesaria unida al resultado principal que se pretende. el sujeto tiene un fin o meta que quiere alcanzar. aunque no le guste también acepta. al dolo indirecto también se le denomina dolo de consecuencias necesarias o dolo directo de segundo grado. por lo tanto. por esta razón. se incluyen también los casos en los que el autor no quiere directamente una de las consecuencias que se van a producir. 49 . cuya producción. Pp.256. y de todas maneras decide realizarlo.2005. citado por toda la doctrina: Alexander Kait que se llamaba así mismo tomas. instalo un aparato de relojería en un tonel con dinamita en 41 42 DIAZ ARANDA. sino la consecución de otro objetivo. pero sabe que tal acción encaminada a otro fin va unida necesariamente y con seguridad la realización de todos los elementos de un tipo delictivo. pero para conseguirlo tendrá que provocar necesariamente otros resultados descritos como conducta típica.Pp. 423. 42 Como por ejemplo tenemos el caso Thomas. Díaz Aranda expresa que en el dolo indirecto. Manual de Derecho Penal.41 El dolo directo de segundo grado supone que la interacción o propósito que persigue el sujeto no es precisamente la realización del tipo.1999. ROXIN CLAUS.Vicios de la Voluntad Acto Jurídico En otras palabras dentro del dolo directo de segundo grado. Derecho Penal Parte General.

Córdoba. Derecho Civil. debiendo entonces explotar la maquina entre Southampton y New York.Vicios de la Voluntad Acto Jurídico hotel de Bremen en el año 1875. En la esfera de los actos o negocios jurídicos puede suceder que una de las partes obtenga un beneficio notablemente superior y desproporcionado con respecto de la prestación a su cargo. Pp. Thomas quería hacerlo explotar en el vapor Mosela el 11 de diciembre de 1875 con la intención de tomar grandes seguros de Inglaterra sobre el tonel.1996. delante de Mosela se deslizo el voluminoso tonel de la mano de los trabajadores y resulto una terrible explosión. Después de preparar Thomas el aparato de relojería y disponerlo en forma que debería operar luego de 8 días. cabe la posibilidad de que esa ventaja haya sido obtenida por la parte beneficiada aprovechándose de ciertas condiciones. 121. 50 . transporto el tonel hasta el puerto de Bremen. 2. Advocatus. en forma tal que en un tiempo determinado se soltase un fuerte perno de acero y golpease la dinamita produciendo así una terrible explosión. veinticuatro reconocidos y cincuenta heridos. María Virginia. después de la cual podría cobrar su seguro no cubierto. Ocho días después de la explosión se pudieron determinar las causas de las mismas: cincuenta y nueve muertos reconocidos. situaciones43 o características que influyen que manera determinante en la celebración del acto jurídico a tales situaciones se los conoce como 43 BERTOLDI DE FOURCADE.4 Dolo Civil. En el manipuleo del carro al muelle en el puerto de Bremen. en tal supuesto. Parte General.

por tal motivo el dolo constituye una causal de nulidad relativa del contrato46. el dolo. perjudicando a la parte que obró con buena fe y diligencia. que se sanciona con la invalidez del acto jurídico debido a que se deforma la voluntad. Contratos Civiles. El Dolo en Nuestra Legislación Civil. 4ta ed. se celebre un acto que en condiciones de libertad no se habrían celebrado o se habrían celebrado de otro modo. CUADROS VILLENA. Lima. la violencia y la intimidación (ausencia o afectación a la libertad)que afectan la validez del acto jurídico. como reitera el León Barandiarán el dolo se castiga por el error que provoca. Jorge. Minerva. la razón de ser de su sanción legal se halla en el principio de que la buena fe debe ser base de las relaciones jurídicas. 1926. él haya sido capaz de perturbar el criterio del declarante engañado45. pero de todos modos es preciso remarcar que solo el error provocado por la otra parte es dolo en sentido de vicio de consentimiento. Tratándose de del dolo como vicio de la voluntad.Vicios de la Voluntad Acto Jurídico vicios de la voluntad que está conformado por el error (ausencia de conocimiento o conocimiento equivocado). Debe tenerse en cuenta que no todo engaño que se produce en la celebración de un acto o negocio jurídico ALZAMORA SILVA. Carlos Ferdinand. Fondo editorial de la Suprema Corte de Justicia de la Nación. 188. Lima. México. Pp. Pp. 13. 1998. Lizardo. Pp. Acto Jurídico. 2007. cuando por las circunstancias común y notoriamente dominante en el ambiente social. 46 SÁNCHEZ CORDERO.44 El dolo es un Vicio de la Voluntad. consiguiendo que por error inducido. San Marcos. El dolo ha sido considerado como el conjunto de maquinaciones o artificios que induce o mantiene en error a uno o a varios sujetos que conforman una de las partes del acto jurídico a celebrarse. 268 44 45 51 .

La primera acepción es cuando el Dolo es utilizado como un vicio de los actos jurídicos siendo contraria a la rectius (rectius. de 47 ABALADEJO. falsedad o maquinación destinada a torcer el sano consentimiento y la recta determinación de una persona así definió el dolo Labeon (D. Para que se considere un acto como doloso la parte perjudicada debe haber sufrido un engaño de tal magnitud que el efecto que produce el contrato resulta ser contraria a sus expectativas. El dolo como se puede apreciar no posee un vocablo inequívoco sino que tienen varias acepciones entre la cuales podemos encontrar las siguientes: I. Como «omnem calliditatem fallaciam machinationem ad circuvenindum fallendum decipiendum alterum adhibitam»47. no pueden ser objeto de sanción severa que las leyes establecen para los actos dolosos. 14 ed. Hay dolo cuando con palabras o maquinaciones insidiosas se induce a emitir una declaración de voluntad que sin ellas no se hubiese realizado. ya que el embuste pueril o la deslealtad insignificante.1996. Derecho Civil I. 52 .Pp. introducción y parte general. 3. José María Bosch Editor. 2). Vol. que quiere decir que toda astucia.Vicios de la Voluntad Acto Jurídico es susceptible de construir un dolo en sentido jurídico y que solo aquellos que reúnan ciertas características podrán ser consideradas como hechos de significación capaz de alterar una situación jurídica. Manuel. 2. 191-192.4. sin que él lo haya podido prever o impedir ya que de no haberse producido el dolo la parte afectada no habría celebrado el acto jurídico. Barcelona. 1.

53 . Este texto. Abelardo Perrot. 1991. 503. Cuando se hace referencia a conductas insidiosas notamos que el dolo como vicio de la voluntad ha sido caracterizado con los vocablos de ―malitia‖ y de mala fe. intención dañina o mal intencionada. no requiere que se limite al dolo a las maquinaciones que produzcan error. sin embargo estas declaraciones pueden causar confusiones ya que el dolo del cual hacemos referencia connota un significado diferente al del delito civil y el incumplimiento de las obligaciones. palabras o maquinaciones insidiosas de parte de uno de los contratantes. Tratado de Derecho Civil.Vicios de la Voluntad Acto Jurídico la voluntad.269). es inducido el otro a celebrar un contrato que.48 Siguiendo la definición de Labeon el Código Civil español establece que ―hay dolo cuando con. como el romano. Parte general. no hubiera hecho. En este sentido. sin ellas. que al mismo engaño. Para que haya dolo como vicio de voluntad no se requiere que exista mala fe. en el acto voluntario) se designa con ella las maniobras empleadas por una de las partes con destino a captar la voluntad de la otra en la celebración del acto jurídico.‖(Articulo 1. con sus implicaciones de peligro e intimidación. se entiende por tal cualquier forma de engaño que sea utilizado para determinar a una persona a celebrar un acto jurídico. pues el mismo calificativo que se les ha puesto. basta que las 48 LLAMBIAS. ―insidiosas‖ antes alude a las emboscadas. Buenos Aires.17ma Ed. Pp. Jorge Joaquín.

CARRANZA A. inexcusablemente.49 II. como enseña Orgaz. que su declaración no pueda considerarse como una declaración propia de una persona libre. 54 . precisamente. El Negocio Jurídico. que el dolo designa la intención de provocar el daño.50 Es decir que. artificio o fraude. se puede afirmar que para que se configure el delito civil debe darse. otro concepto más específico. Pp. 151. 51 COSSIO Y CORRAL. engaño. que se limita a cualquier actuación conscientemente encaminada a producir un daño a otro que no es reconocido por el derecho y por lo tanto resulta antijurídico. como enseña Cossío51 se impone separar perfectamente de un concepto genérico de dolo. por oposición a la culpa o negligencia. el hecho delictivo. Por ello. Con lo que va dicho. Civitas. que es la que caracteriza. El Dolo en el Derecho Civil y Comercial. Federico. deberemos limitarnos a mencionar por contraste. que tipifica el acto ilícito cuasi delictual. el cual se consigue con el antijurídico del agente. Pp. Otra significación que encontramos en el vocablo dolo es la que apunta a caracterizar el dolo como presupuesto subjetivo del hecho ilícito civil. relativo a cualquier maquinación. el propósito o voluntad de 49 50 CASTRO Y BRAVO. Astrea. Jorge. Buenos Aires. 1973. la intención. Dentro de esta materia. Madrid. 1997. Pp. 10-11. Madrid. en un todo de acuerdo con la fuente romana. El Dolo en el Derecho Civil. ambos términos — delito y dolo— se corresponden mutuamente en el área de los hechos ilícitos.Vicios de la Voluntad Acto Jurídico maquinaciones insidiosas ejerzan una influencia tal sobre quien declara. 1995. 23.

siendo insuficiente la mera representación psicológica del resultado perjudicial por el agente. el dolo en el incumplimiento de las obligaciones se limita a puntos menos: Es suficiente la mera conciencia de que se está incurso en inejecución. Acto Jurídico. para cuya existencia no se precisa la intención de dañar (como sucede en el Derecho Penal). se ha marcado generalmente por la doctrina de los autores el siguiente contraluz: mientras el dolo que es presupuesto del acto ilícito importa la intención de causar daño. Respecto de los dos primeros. Lima. Idemsa. son consecuencia necesaria de la acción omisión del deudor que no ejecuta su prestación. por el deudor de las obligaciones a su cargo. incurre en dolo. debiendo entenderse dolosamente queridos los resultados que. de suerte que quien pudiendo cumplir no lo hace. se ha distinguido el dolo obligacional del delictual y del configurador de vicio de la voluntad. Aquí el dolo coincide con la mala fe. más proclives a ser objeto de confusión. bastando infringir de modo voluntario el deber jurídico que pesa sobre el deudor. Aníbal. Es decir que se configura con la simple violación consciente de la obligación. La tercera acepción que se le asigna a la voz dolo es la que apunta a caracterizar una especie típica de inejecución o de omisión. 3raEd. 717 55 .52 Tradicionalmente. III. sin ser intencionalmente perseguidos. Pp. como enseñaba 52 TORRES VASQUÉZ. 2007.Vicios de la Voluntad Acto Jurídico dañar. bien sea por incurrir en mora o por liso y llano incumplimiento.

53 2. 1973. Es decir que. 30. adrede o de propósito. Carlos Ferdinand.5. la culpa no es 53 54 CARRANZA A. La falta no intencional. cometida en la formación de los negocios jurídicos. implica igualmente la responsabilidad del su auto.5. lo conservara o evitara su descubrimiento. San Marcos. a sabiendas de que el engaño provocara el error. Solamente el dolo causante o principal es una causa de anulación del acto jurídico e tanto que según la teoría generalmente admitida hasta el presente. Este engaño. El dolo ha de consistir siempre en el artificio empleado para inducir a la celebración de un acto jurídico.1 Existencia de astucia. astucia o maquinación debe conducir a la celebración del acto jurídico. Pp. presentado circunstancias falsas o suprimiendo las verdaderas con palabras o hechos. Buenos Aires. engaño o maquinación. El Dolo en el Derecho Civil y Comercial. El dolo como dice Perrin es una falta intencional: consiste en actos realizados con propósito de engañar a otro. se trata de una actitud deliberada destinada a inducir a otro a la celebración del acto jurídico. Jorge. Astrea. 188 56 .2 Intención de hacer incurrir en dolo a la otra parte Debe incurrir en el dolo la intención maliciosa de la otra parte o de tercero orientada a provocar el error o a evitar que este sea descubierto.54 2. 1998. y en cuya virtud el deudor no cumple lo que debía o podía cumplir".5 ELEMENTOS DEL DOLO 2. Acto Jurídico. Pp. Lima.Vicios de la Voluntad Acto Jurídico Ihering". CUADROS VILLENA. 4ta ed. con la inejecución ocurrida ex-profeso.

Porque no es daño lo que vicia el consentimiento (el daño más bien nos transportaría al tema de la lesión). sino el engaño. Madrid. intención o animus de perjudicar o dañar. 194 57 . para que este provoque una declaración de la voluntad.55 Esta investigación presenta igualmente un interés en el caso en el que varias personas han contribuido con su culpa a inducir a otro a error.Vicios de la Voluntad Acto Jurídico más que una fuente de daños y perjuicios. en el dolo pueden distinguirse las siguientes fases: querer un artificio para provocar un error. es la intención que aquí puede exigirse para que la acción de 55 56 COSSIO Y CORRAL. resulta claro que para que el dolo vicie la voluntad no puede exigirse que exista un daño. por tanto. De donde se sigue la única intención que aquí puede exigirse para que la acción de anulación proceda. Es. Por consiguiente es preciso que exista el propósito. 1995. 1995. Madrid. El Dolo en el Derecho Civil. de donde se sigue el interés que tiene la investigación de si el autor del acto ilícito ha obrado con o sin intención. para que tenga un perjuicio. y por lo tanto tampoco la intención de dañar. No basta la conciencia de perjudicar sino que es necesaria que la voluntad directa de perjudicar o dañar. determinante de error en la voluntad. y lo que explica que en el mismo no se admita el dolo real (dolus re ipsa) como vicio de la voluntad. Pp.56 Está sentado. El Dolo en el Derecho Civil. 194 COSSIO Y CORRAL. la intención de engañar lo que caracteriza al dolo. Pp. Como observa Roca.

maquinación o engaño empleados. pero quien empleo el dolo será responsable de la indemnización por los perjuicios. puesto que en definitiva. sin embargo el dolo incidental es aquel que no determina el acto pero que influye en la aceptación de ciertos términos y condiciones sobre el cual se va a realizar el acto jurídico. pero sí de otra clase de sanción: el resarcimiento. lo que hace surgir la obligación de indemnizar. esto es la nulidad del contrato. es la intención de engañar. sin embargo. 2. sin 58 . que por sí sola constituye un hecho ilícito.5. no habrá lugar a la invalidez del acto jurídico. toda maquinación dolosa es constitutiva de un delito civil. y por tanto es causal de invalide de tal acto. aun no habiendo sido la causa determinante del contrato. Si el dolo no fuese lo suficientemente eficiente y aun sin su presencia se hubiese realizado el acto jurídico. Esta circunstancia permite distinguir el dolus causam dans del dolus incidens ya que el primero está referido a que el dolo es determinante para la realización del negocio jurídico. haber producido daños a la contraparte.Vicios de la Voluntad Acto Jurídico anulación proceda. Para que se produzca el efecto principal del dolo.3 La realización del acto jurídico determinado por el dolo El negocio jurídico tiene que ser el resultado de la astucia. esta no es causal de invalidez. según tenga mayor o menor gravedad. la mala fe del ―deceptor‖ puede. atribuyendo uno u otro carácter al dolo. se hace necesario que haya sido la causa determinante de la declaración de la voluntad. No ha faltado quien ha visto la raíz de esta distinción en una mera diferencia de grado.

204. podemos afirmar que en este punto se confunden dos cosas perfectamente distintas. ha de consistir en reponer las cosas al mismo ser y estado en que estarían de no haberse producido el hecho doloso. Madrid. puede suscitarse la cuestión de si. si. 59 . En principio. y otro muy diferente el saber cuándo el dolo ha determinado la celebración de un contrato que de otra manera no hubiera tenido efecto. la única forma de conseguir ese resarcimiento seria la anulación parcial. el resarcimiento que en caso de dolo puede prestarse. Sin embargo hoy en día se observa la tendencia doctrinal y jurisprudencial a mantener al vigencia de los contratos.4 El dolo debe ser grave Se ha estimado que el dolo que es capaz de invalidar el acto jurídico tiene que ser necesariamente grave. 1995. que sin ellas no se hubiesen celebrado o se hubiesen celebrado bajo otros términos. porque un problema es el grado de gravedad que han de tener los engaños para ser constitutivos de dolo. capaz de inducir a la celebración de un acto jurídico.5. por otra parte. El Dolo en el Derecho Civil. en algún caso. en que el dolo haya solamente afectado la aceptación de alguna estipulación no esencial del contrato.Vicios de la Voluntad Acto Jurídico embargo. 2. Pp. pudiera solicitarse la nulidad de esas sola clausula.57 Aparte de esto. 57 COSSIO Y CORRAL. habremos de concluir que en muchos casos de dolo incidental. La gravedad del dolo consiste en la fuerza de las maquinaciones. aunque para ello sea preciso novar o anular alguna de las clausulas. no parece que sea posible el declarar nulo en parte un contrato y valido en las demás clausulas.

ya que no es igual la impresión que causa un artificio empleado en una persona inculta que el que se dirige a una persona inteligente y de mucha experiencia. Como dice Borda. por ser astucias incorporadas a las costumbres. 2004. SANTOS CIFUENTES. Astrea. 2da ed. siempre. Pp. pues ni siquiera se lo menciona como tal.58 Además de las propiedades del engaño se deben tener en cuenta las cualidades y circunstancias que rodean a la persona. parece suficiente el recaudo de la gravedad del dolo. En cambio. 2004. Pp. la gravedad también debe juzgarse según el sujeto engañado y sus condiciones. de ahí que exista una restricción al autoerror.Vicios de la Voluntad Acto Jurídico El artificio o maniobra empleada para inducir a error debe ser apto para producir un engaño. 517. que al obrar sobre la victima de modo que impide toda advertencia acerca del verdadero estado de las cosas. no da lugar a la nulidad del acto. el vendedor que exagera a sabiendas la bondad del producto o que afirma engañosamente que en otra parte no se encontrara nada más barato.59 58 59 SANTOS CIFUENTES. suprime la posibilidad de que ella actúe realizando diligencias para ponderar la situación. 2da ed. Negocio Jurídico. Buenos Aires. Negocio Jurídico. en los artículos destinados a este vicio de la voluntad no se exige la excusabilidad del error provocado. este engaño no adquiera caracteres de gravedad. 518 60 . La gravedad del dolo no es más que la capacidad del ardid en tal sentido. claro está. Astrea. Si bien se piensa. Buenos Aires. sin embargo esta tesis resulta nociva ya que se permitiría un acto jurídico que no es deseado por la persona que sufre el dolo solo porque es una persona culta. Y otra parte. el llamado ―Dolo Tolerado‖ carece de suficiencia.

este dolo invalida el acto jurídico solo cuando la parte ha conocido de él y ha obtenido beneficios de su realización. debe ser empleado por otra persona. El dolo a diferencia del error es que no proviene del mismo sujeto. pues. declaraciones del registrador. y puede tratarse tanto de un daño patrimonial o material como de un daño moral. etc.5. 2. porque las maniobras engañosas (presentación de certificados falsos. 61 . la voluntad igualmente habría estado viciada. haya o no tal conciencia y se produzca o no un cierto daño. 2.Vicios de la Voluntad Acto Jurídico En tal situación podemos poner el ejemplo de la persona que no hace averiguaciones en el Registro de Propiedad. pues es una cuestión de hecho. aun aceptando que en quien comete el engaño existe la conciencia de que la víctima podría ser perjudicada.6 El dolo debe haber sido ejercitado por la otra parte o por un tercero Necesariamente le dolo ha de consistir en el engaño con el cual se induce a la otra parte a la celebración del acto jurídico. porque de todas maneras.5 Debe haber ocasionado un daño grave Se introduce aquí un elemento objetivo que muchas doctrinas no imponen como requisito.). el dolo es cometido por otra persona. no sería este un recaudo que pudiera incidir en la validez o en la impugnación. se ha dicho además que la importancia del daño debe ser apreciada en cada caso. ha quedado suficientemente convencida y con la impresión de la inutilidad de tales diligencias.5. También puede existir dolo por parte de un tercero.

José María Bosch Editor. Barcelona. 192-193. Manuel. 2. Vol.6.6 TIPOS DE DOLO Con relación al tipo de dolo que debía soportar la ley.60 60 ABALADEJO.1 Dolo bueno y dolo malo: 2.Vicios de la Voluntad Acto Jurídico En el código civil se exige que el dolo no haya sido ejercitado por las dos partes contratantes 2. 62 . pues falta en ellos un verdadero comportamiento doloso.6. por ser habitual su uso en el comercio jurídico y sobreentenderse su verdadero alcance. Derecho Civil I. y aun si. afirmaciones exageradas. etc. introducción y parte general.1 Dolo Bueno. si ciertamente tomados literalmente son engañosos. 14 ed. por otro lado el destinatario no debe ignorar su verdadera significación en el mundo negocial. cuando la propaganda asegura de un producto que es el mejor o el más fino o el más barato o el más útil).Pp. que. por excepción lo dan. no permiten impugnación la declaración emitida por haberlos tomado en sentido riguroso.1. y. los romanos distinguían entre el Dolus Bonus (dolo bueno) y el Dolus Malus (dolo malo): 2. (así. Denominado también ―‖dolo tolerable” consiste en aquellas alabanzas excesivas. sin embargo. no dan habitualmente lugar a engaño.1996. encomios de tipo general o abstracto.

62 Dolo bueno es el comportamiento lícito realizado con astucia. no han tenido mayor significación y que el error ha sobrevenido. Lima. jactancia. Se comprende también que el simulo o ficción en el conocido caso del mercader que elogia excesivamente los objetos que ofrece. halagos. sino el que se emplea con fines honestos. sustituyendo su criterio por el propio. 16.Vicios de la Voluntad Acto Jurídico Se comprende desde luego que el engaño en el dolo bueno no debe sobrepasar ciertos límites. por ejemplo. Cuando se advierte que mediante un ligero examen. Pp. se han podido apreciar las circunstancias concomitantes a determinado negocio jurídico. malicia. Minerva. más que por una acción directa del agente. aunque los engaños se estimen buenos. pues de otro modo constituiría una ―laesio enormis‖. por tratarse de una pretensión ilegitima de conducir las acciones de otros. no deben incurrir en error sustancial acerca de la calidad de la cosa ofertada. Lizardo. Este último no es aceptado por Llambias. 2da ed. contra ladrones para impedirles el robo o bien evitar otro delito. que no podría ser tolerable. Buenos Aires. cuando considera que así es conveniente para su salud. que 61 62 ALZAMORA SILVA. El Dolo en Nuestra Legislación Civil. se debe inferir que las maniobras engañosas empleadas. 1926. propaganda. Pp. Negocio Jurídico. Otra acepción de esta clasificación es que ve en el dolus bonus no es el que se emplea para inducir a celebrar un acto jurídico. el del médico para ocultar al enfermo su gravedad. etc. Astrea. incitaciones. 516 63 . como consecuencia del descuido de quien lo sufre61. SANTOS CIFUENTES. 2004.

astucia. Es un engaño menor. Es un engaño de verdadera consideración que supera la simple exageración de la cosa. el dolo malo es un comportamiento ilícito.6. destinado a engañar a otra persona y que induce a una manifestación de voluntad que. cualquier sujeto está preparado o habituado. nos muestra claramente que el dolo no era para los romanos una cosa mala en sí. La distinción entre dolus bonus y dolus malus. jurídica o social y respecto de las que.6.2 Dolus malus. los cuales desde el punto moral romano no eran censurables. una simple exageración de cualidades de la cosa ofrecida.2 Según sus efectos: Dentro de esta clasificación cabe distinguir entre el dolo causante (causam dans) y el dolo incidental (incidens): 64 .1. 2.Vicios de la Voluntad Acto Jurídico son permitidas en la vida comercial. su sentido genérico no es otro que del engaño. Este es el dolo que vicia el consentimiento. sin el dolo. artificio. 2. Denominado también ―Dolo Reprensible”. no habría realizado o habría realizado en otras condiciones. este tipo de dolo se dirige en contra del justo derecho de la parte engañada. por lo tanto. sino algunas veces lícita y aun recomendable.

“El dolo es causa de anulación del acto jurídico cuando el engaño usado por una de las partes haya sido tal que sin él la otra parte no hubiera celebrado el acto. Carlos Ferdinand.“Si el engaño no es de tal naturaleza que haya determinado la voluntad.63 2. 192. aunque sin él se hubiese concluido en condiciones distintas.2 Dolo incidental.” Es incidental.. ya que sin él la persona no habría realizado tal declaración el engaño opera privando la libertad del discernimiento y condicionado la voluntad. Acto Jurídico. Artículo 211..2. 1998. 4ta ed. cuando también sin el dolo igual se hubiese emitido la declaración. pero en condiciones diversas y generalmente más favorables para el que lo sufre.6. pero la parte que actuó de mala fe responderá de la indemnización de daños y perjuicios.1 Dolo causante Artículo 210.6.Vicios de la Voluntad Acto Jurídico 2. ocultando la verdad o manteniendo a la parte en el error en el que estuvo.” Es causante el dolo cuando determina la emisión de la declaración. para impedir que descubriéndolo desistiese de celebrar el acto jurídico.2. Naturalmente. San Marcos. Pp. en el sentido de realizar el acto jurídico debido a las maquinaciones tendentes a aparentar como verdadero un hecho falso o inexistente. el acto será válido. 65 . como aun sin dolo incidental se habría 63 CUADROS VILLENA. Lima.

Manuel. es otra forma de dolo en la que la parte que comete dolo no lo hace con la intención de determinar a la otra parte en la celebración del acto jurídico sino que lo hace con el propósito de inducirlo a la aceptación de las condiciones y propuestas desfavorables para la otra parte. Lima. 194 66 . 4ta ed. Carlos Ferdinand. entonces se ésta simplemente ante un supuesto hecho ilícito. pero no ante un vicio de la voluntad. 1998. 2. en que el primero determina la declaración de la voluntad y el segundo no. José María Bosch Editor. Vol. San Marcos. Pp.Pp. San Marcos. si no hubo una declaración de voluntad en ese sentido. Derecho Civil I. Carlos Ferdinand. haciendo solo que se emita en condiciones desventajosas. 66 La opinión de León Barandiarán pudo haber conducido a una incoherencia tomando en cuenta los artículos 221 y 211 del Código Civil Peruano. 64 En realidad el dolo incidental no es un grado inferior en intensidad del dolo causante. pero si fundamenta el resarcimiento de perjuicio (si los hubiese).1996.Vicios de la Voluntad Acto Jurídico realizado la declaración. introducción y parte general. el mismo no permite impugnarla. Lima. ya que según el artículo 211 no es posible admitir que el acto jurídico se hubiese admitido en condiciones menos ventajosas. 4ta ed. Barcelona. 65 CUADROS VILLENA. que debe indemnizar el que lo empleó. Acto Jurídico. Lo que nos lleva 64 ABALADEJO. Pp. 193 66 CUADROS VILLENA. León Barandiarán nos menciona que la diferencia entre el dolo causante y el dolo incidental estriba como se ha visto. 65 siendo que si el agente pasivo no hubiera sufrido no habría celebrado tal negocio jurídico. 14 ed. 193. 1998. Acto Jurídico.

las maquinaciones y artificios se utilizan en forma de palabras o de hechos. Dolo negativo o por omisión es aquel engaño que consiste en ocultar. se trata de un silencio malicioso.6.3. El dolo negativo es el dolo por omisión cuando existiendo una obligación la obligación jurídica o el deber moral de manifestarle. 2.2 Dolo Negativo. para persuadir a la parte de la realización del acto jurídico o de sus condiciones que le son desfavorables.3. El dolo positivo es dolo por comisión.6. sino en el propósito que tiene cada uno de estos tipos de dolo.Vicios de la Voluntad Acto Jurídico a inferir que la diferencia entre el dolo causante e incidental no radica en que uno determina la voluntad y el otro no. es decir por la realización de un hecho que induce a la otra persona a celebrar el acto.1 Dolo Positivo. Lohman da una definición más amplia y lo entiende como “no solamente el silencio entendido 67 .6.3 Por el modo de realización: Por el modo de realización el dolo puede clasificarse en dolo positivo y dolo negativo 2. guardar silencio sobre algún hecho o circunstancia que la otra parte necesita conocer para formarse un juicio verdadero de la realidad. 2. la parte es reticente y guarda silencio con el propósito de que la parte en desventaja no descubra el error.

los medios de que se vale el autor deben ser capaces de producir el mismo efecto: inducirnos al error. En la omisión dolosa. o no dice más que parte de todo lo que debiera y estaba obligada a decir. sino también es dolo omisivo el silencio que tiene como intención hacer que el otro caiga en error. por no informarle de aquellos hechos o circunstancias que la víctima no tenía manera de enterarse por sus propios medios”. determinarnos a la realización del acto. Por ejemplo un vendedor omite informar al comprador sobre el verdadero estado del bien para inducirlo a concluir el contrato. Este dolo negativo es conocido en doctrina como reticencia.4 Por la persona que lo realizo: Según la persona que realice el dolo. por comisión o por omisión. mantener el error o la ignorancia en que nos encontrábamos y. en consecuencia. etc. de representante y de incapaz.Vicios de la Voluntad Acto Jurídico como no sacar a la parte de su error. el vendedor de un terreno no informa al comprador de la existencia de un proceso de expropiación. o el que traspasa un establecimiento comercial omite comunicar al adquirente que parte del local ha sido clausurado por SUNAT por incumplimiento de las normas tributarias. al igual que en la acción dolosa. de tercero. No habrá reticencia u ocultación dolosa sino en los casos en que la ley impone a una persona la obligación de hablar con claridad y se calla. Todo cuando se ha dicho sobre el dolo causante e incidental. 2. puede ser dolo de parte.6. se ha 68 .

El Dolo en el Derecho Civil. no existe. Solo el respeto ciego de los juristas por las concepciones jurídicas de los romanos. Larombiere argumenta: el dolo es un vicio de la voluntad.6. 197 69 . El dolo de parte es aquel que es ejercido por una de las parte que celebran el negocio jurídico. como cuando proceden de un tercero. Pp. y en que el derecho era un derecho de los fuertes. ya sea que esté formada por un solo individuo o por varios. 2.Vicios de la Voluntad Acto Jurídico referido al dolo que emplea la parte para engañar a la otra parte de la relación jurídica.6. este queda viciado.4. tanto cuando las maniobras dolosas emanes de una de las partes. 1995. ahora bien. ya que tanto una como la otra deben producir la nulidad del contrato. Madrid. completamente impregnado de carácter bravío 67 COSSIO Y CORRAL.1 Dolo de Parte.67 mientras que Tag – Eldine sostiene que la distinción es defendible en una sociedad que como la romana o la sociedad medieval eran testigos de continuos actos de violencia física. El dolo que se ejerce con mayor frecuencia es el dolo de parte del acto jurídico. por tanto jurídicamente ninguna razón para distinguir las dos especies de dolo. 2.2 Dolo de Tercero. todo lo mencionado anteriormente se refiere a este tipo de dolo. explica esta supervivencia de la distinción.4.

68 Al publicarse el Código Civil Alemán. más que cuando la declaración de la voluntad se dirige directamente a otra persona. no solo en el caso en el que el dolo emane del tercero beneficiario. se pensó que había llegado el momento de superar la distinción tradicional. finalmente en el caso en que se trate de un contrato del que derive un derecho a favor de un tercero. no solo cuando el contratante que se ha beneficiado del mismo lo conocía. siempre que el beneficiario haya tenido conocimiento de los hechos dolosos o los haya ignorado por pura negligencia. la nulidad del dolo del testamento. 194 70 . Es diferente en cambio si el declarante de la voluntad afectada 68 COSSIO Y CORRAL.Vicios de la Voluntad Acto Jurídico propio de los pueblos que honran sobre todo la fuerza y desprecian a los débiles. 1995. El Dolo en el Derecho Civil. Madrid. se produce aun cuando aquel haya sido acusado por un tercero. Se admite la nulidad de un acto o negocio jurídico por dolo de un tercero. Así por ejemplo. extendiendo al dolo de un tercero la misma eficacia anulatoria que al de las partes. Pp. sino que también cuando haya sido producido por un tercero no interesado en el acto jurídico. Sin embargo se mantuvo la regla antigua de la diferenciación. siquiera afectada por algunas limitaciones. por otra parte no se exige este requisito. sino también cuando estaba en estado de conocerlo. el contrato será anulable.

el acto es anulable si fue conocido por la parte que obtuvo beneficio de él. Pp. sin embargo se ha considerado como causa de invalidez del acto jurídico el dolo cometido por tercero con el conocimiento de la parte que obtiene ventaja de su empleo. no por provenir de la parte.70 69 70 COSSIO Y CORRAL. sino porque constituye un vicio de la voluntad.” La doctrina y los códigos se han pronunciado por considerar indiferente el dolo de tercero. cuando no es reconocido por las partes y menos por la parte a quien le favorece. 1995. 197 71 . sino fundamentalmente el dolo de la parte beneficiada con su empleo. Para desarrollar esta doctrina se sostiene que si la parte no tuviese conocimiento del dolo del tercero. elemento con el cual se ha enturbiado la claridad de la voluntad y se ha obtenido una declaración diferente de la que se hubiese expresado si se hubiese mantenido la claridad sobre la perspectiva y efectos del acto jurídico.69 Artículo 210. sería injusto invalidar el acto jurídico. este tesis olvida que se sanciona el dolo.Vicios de la Voluntad Acto Jurídico por el dolo incidió en el engaño inocentemente o por su culpa. El Dolo en el Derecho Civil.-… “Cuando el engaño sea empleado por un tercero. pues este conocimiento constituye complicidad en el empleo del dolo y resulta así el dolo no solo ajeno. pues la parte es inocente de su comisión. Madrid.

San Marcos. 196 72 . 4ta ed. cometidos con ocasión de un contrato? El dolo del incapaz. pero de capacidad delictual. su dolo ha de estimarse como dolo de parte.6. como dice Perrin.3 Dolo de Representante. Acto Jurídico. Desde el punto de vista de la teoría de la representación. Lima.Vicios de la Voluntad Acto Jurídico 2. 71 2.4. sea que lo conozca o no el representado.6. 1998.4. consiguientemente. Pp. debe responderé de sus actos dolosos. a sabiendas de la nulidad del contrato que ha celebrado y con el decidido propósito de beneficiarse de esa nulidad con quebranto de la otra parte contratante? Se suscita aquí la cuestión designada con el nombre de ―dolo de los incapaces‖ ¿habremos de concluir que quien carece de capacidad contractual. La situación en este caso es particularmente delicada: la ley con el objeto de proteger a una persona le permite impugnar el contrato que ha celebrado.4 Dolo de Incapaz. sin embargo cabe preguntarnos ¿qué sucederá cuando un incapaz. con maniobras dolosas ha determinado a la otra parte a contratar. lo que nos pone en presencia de varios de los elementos del dolo como el 71 CUADROS VILLENA. el representante personifica a la parte y. No debe entenderse como de tercero el dolo del representante. Carlos Ferdinand. Sin duda el incapaz intenta determinar a una persona a contratar con él. se presenta con un aspecto muy especial y diferente del dolo en la formación de los actos jurídicos en general.

para sustraer a las obligaciones del contrato.72 Por ejemplo una menor no emancipada de 17 años que celebra un contrato de compraventa de un campo como copropietaria vendedora a favor de terceros. Pp. en la cual se deja constancia de que los comparecientes eran ―todos mayores de edad. producido a través de artificios o falsas manifestaciones. De aquí que este no tendrá interés en la nulidad del acto o negocio jurídico. Y el problema que se suscita es el de si a pesar de estos actos de mala fe de que se ha hecho culpable. es más. personas hábiles para contratar‖. Sera precisamente el incapaz quien. 218 73 . el incapaz podrá prevalecer de su incapacidad y privar así a la otra parte del beneficio del contrato. de que el incapaz no intenta determinar al contrato a la otra parte a fin de imponerle una relación desventajosa. pero existe la diferencia fundamental con el dolo en la formación de los actos jurídicos en general. presentando documentos que acreditaban su supuesta mayoría de edad. sino que al contrario tendrá interés en la subsistencia de dicho contrato. por lo regular.Vicios de la Voluntad Acto Jurídico engaño acompañado con la intención de engañar. invocara su propia incapacidad. Es precisamente esta anulación la que causa perjuicio al contratante de buena fe. La menor oculta su estado de minoridad al firmar el contrato. el contrato. Buenos Aires. suele ser beneficiosa para la parte capaz. Abelardo Perrot. El Dolo en el Derecho Civil: revista de Derecho Privado. Tiempo después de dicho acto y antes de concretarse la 72 COSSIO Y CORRAL.

etc. En el ejemplo podemos notar claramente dos fases del dolo del incapaz:  el menor que obra con dolo en la celebración del contrato. la menor promueve una acción de nulidad basada en su incapacidad para contratar. Por consiguiente. se configura cuando el dolo (del incapaz) consistiere en la ocultación de su incapacidad.). el supuesto en el cual el dolo del menor haya sido concretado a través de maniobras dolosas activas o de otra entidad (Vg.  Segunda excepción: la ocultación de su incapacidad. en cambio. no existe dolo y por lo tanto el incapaz está 74 . la regla consagra un dolo cuantificado en el sentido que queda circunscrito a aquellos casos en los cuales el ocultamiento de la incapacidad haya consistido tanto en una reticencia sobre su estado como en una aserción o manifestación de su capacidad. En este sentido. Queda excluido. o afirma su capacidad y la otra parte acepta esas declaraciones. adulteración del documento. de certificados. si un incapaz al celebrar un contrato se limita a decir que no lo es.Vicios de la Voluntad Acto Jurídico escritura traslativa del dominio. La segunda excepción de la regla conforme a la cual el incapaz no puede invocar la nulidad del contrato cuando procedió con dolo para inducir a la otra parte a contratar.

el acto recepticio o no recepticio será objeto de nulidad por el dolo de tercero. al igual que el silencio sobre su incapacidad durante las tratativas o a posteriori‖. que la persona a la que va destinado el acto recepticio. la doctrina del código civil determina para que el acto jurídico sea anulable. 1166. 2. tenga conocimiento del dolo. No importa quién lo haya empleado sea el presunto 75 .5 Dolo reciproco y Dolo Unilateral: En cuanto al dolo en los actos jurídicos unilaterales. En el caso que se comenta – en el cual se admite la acción de nulidad – la menor simplemente había ocultado su incapacidad afirmando que era mayor de edad. Importa que la declaración de última voluntad este viciada por haberse empleado dolo para obtenerla.6. En ese aspecto el articulo 809 del Código Civil sanciona con nulidad el testamento obtenido por dolo. Como dice el voto del juez Alterini: ―la lectura en alta voz del boleto donde se aludía a que todos los comparecientes eran mayores de edad y la falta de advertencia de la menor sobre la inexactitud a su respecto. Es decir que no se trató de un engaño sino de una ocultación de su incapacidad. Dentro de la doctrina de la sanción del dolo independientemente de las partes y sus beneficios.Vicios de la Voluntad Acto Jurídico autorizado para impugnar la validez de dicho contrato. sin tener en consideración quien lo ha ejercitad. importa precisamente la ocultación a la que alude el art.

73 El dolo unilateral o también llamado dolo de captación es aquel que ejerce directamente la parte o el tercero para engañar a la otra parte y obtener de ella una declaración de voluntad.6. es decir la inducción que alienta al desprendimiento patrimonial como correlato del error provocado. y el consiguiente prejuicio suscitado en el patrimonio del sujeto pasivo.. Carlos Ferdinand. Acto Jurídico. supone la representación por el sujeto activo. Es reciproco el dolo empleado por ambas partes. Pp.. dice que ". Etcheberry.. en la cual se establece que para que el dolo sea causa de anulación del acto jurídico no debe haber sido empleado por ambas partes. 196 76 . San Marcos. es decir que el dolo es el dolo es posterior a la celebración del negocio jurídico. de las consecuencias de su conducta. este tipo de dolo es característico de la estafa. 2.6 Dolo Subsequens El dolo subsequens es el dolo sobrevenido. 1998. en cuando al dolo reciproco se ha sostenido que el engaño mutuo se neutraliza y que el acto jurídico no es invalidado. En estrecha relación con 73 CUADROS VILLENA.. muchas veces un perjuicio meramente potencial es ya suficiente. Lima. secundando de la correspondiente voluntad realizativa.).Vicios de la Voluntad Acto Jurídico heredero o legatario o un tercero quien hubiese influido en la voluntad del testador y hubiese captado su voluntad. 4ta ed. Esta misma doctrina sigue el Código Civil en el artículo 213. consiente de su maquinación engañosa. por el daño que produce (. la una contra la otra.

no obstante. como una suma de relaciones jurídico-patrimoniales que sean idóneas de valoración económica. donde bajo un punto de vista económico lo 77 . No obstante. debido a que nos parece que el patrimonio hay que comprenderlo en sentido amplio. comenzando a partir de un concepto jurídico-económico del patrimonio.Vicios de la Voluntad Acto Jurídico dicho punto está la cuestión de la mera exposición a peligro del patrimonio". en el sentido de que la puesta en peligro es previa a la lesión. debería sostenerse que dicha acción posee ya un valor económico indudable. donde debería delimitarse en ese entorno. habría que inclinar su aplicación hacia el segundo. el argumento propuesto por la mayoría de la doctrina hispanoamericana es comprensible. pero. debería constatarse una diferencia en aquellos delitos que tengan como bien jurídico protegido al patrimonio. El perjuicio en forma de peligro se sitúa (exactamente) en un punto intermedio entre un delito de peligro concreto y un delito de lesión. pues cabría en ellos cualquier afectación negativa al patrimonio (bajo un punto de vista económico) como perjuicio de este. Para admitir un perjuicio patrimonial en estos casos. En relación con este debate. tendríamos que admitir su presencia por el mero hecho de contraerse una obligación. porque en el derecho penal la puesta en peligro y la lesión constituyen escalones diferentes de la intensidad de afectación de un bien jurídico. a primera vista. que siempre tiene como punto de partida un punto de vista económico. esto es. pues. por aplicación del principio de legalidad.

en las que la víctima se ve gravada por una "pretensión jurídica".Vicios de la Voluntad Acto Jurídico relevante no es el derecho subjetivo. De esta forma. donde debe entenderse como perjuicio el nacimiento de obligaciones. para estimar la presencia de un perjuicio patrimonial. aunque no se haya producido ninguna alteración real y jurídica del bien económico en el ámbito del patrimonio -en su conjunto-. Al mismo resultado puede llegarse también a partir de un punto de vista "jurídico". en este entorno. situación que disminuiría el valor del bien (o del derecho) y. circunstancia que no transformaría la estafa en un delito de peligro. sino la "posición de dominio" que exista detrás de él. Y. este resultado también puede ser en forma de peligro. b) No obstante. creemos indiscutible que nadie va a comprar una pretensión del acreedor al valor nominal o normal cuando el deudor tenga problemas de solvencia. podría suceder que el bien (o el derecho) -como tal. necesariamente debería admitirse su existencia por la 78 . a nuestro juicio. el carácter lesivo de la disposición patrimonial se debería concretar en una disminución cuantificable del patrimonio. también el del patrimonio en su conjunto. Ello al parecer resulta de forma indudable a partir de un concepto mixto jurídico-económico del patrimonio. ya que existirían situaciones en las que. a) El delito de estafa es un delito de resultado material y. por lo tanto.se encuentre en peligro. por lo tanto.

de todas formas hay que tener en consideración el caso concreto a la hora de estimar el supuesto de un peligro concreto al patrimonio y. de un perjuicio en forma de peligro. no se podría estimar un perjuicio en forma de peligro. ya que. este siempre debería versar sobre una puesta en peligro que ya disminuiría la situación patrimonial actual. como una suma de relaciones jurídicopatrimoniales que sean susceptibles de apreciación económica. y no sobre una "mera posibilidad" de futura afectación al patrimonio. sino la "posición de dominio" que se encuentra detrás de él. comenzando a partir de una concepción jurídica-económica del patrimonio. debería afirmarse que dicha acción tendría ya un valor económico incuestionable. que siempre tendría como base un punto de vista económico. donde -bajo un prisma económico-lo destacable no sería el derecho subjetivo. este último no podría estimarse a través de una definición exhaustiva. por ello.Vicios de la Voluntad Acto Jurídico mera circunstancia de contraerse una obligación. 79 . porque existiría únicamente una diferencia gradual entre una "mera" puesta en peligro del patrimonio y un perjuicio en forma de peligro. cuando no resulte viable determinar que el valor del patrimonio haya disminuido "materialmente". ya que al patrimonio debería estimárselo en sentido amplio. existiría un perjuicio en forma de peligro siempre y cuando en la puesta en peligro haya una puesta en marcha de un curso causal irreversible orientado a una pérdida patrimonial duradera. Así las cosas. d) Igualmente. Entonces. e) A nuestro entender. es decir. Así mismo.

generalmente. elemento reformado en el tipo de la estafa por la exigencia del ánimo de lucro. ha afirmado el TS que la existencia de tal elemento. 80 . y este debería ser "antecedente o coetáneo" al engaño. Es decir. dirigido a la acechanza de un patrimonio ajeno. con su elemento intelectivo. en la propia mecánica de los hechos. resultando irrelevante un dolo antecedente o subsiguiente (y este es uno de los antecedentes que contribuyen a la delimitación entre el tipo de estafa y el fraude civil).Vicios de la Voluntad Acto Jurídico El dolo en el delito de estafa exige la "conciencia y voluntad de engañar a otro produciéndole un perjuicio patrimonial a él mismo o a una tercera persona". por lo que el dolo "subsiguiente" sería indiferente para constatar un delito de estafa. De igual modo. al producir en este un engaño a través del escenario construido. basándose en datos de hecho acreditados. Sobre este elemento. es necesario obtenerla a través de una inferencia que. consistente en conocer que se está engañando y perjudicando a un tercero. a causa de su naturaleza. ha dicho la jurisprudencia española que el dolo de la estafa debe presidir la conducta realizada. además del ánimo de lucro. el llamado dolo defrauda torio. con su elemento volitivo. y. el TS ha dicho que el tipo subjetivo del delito de estafa requiere. consistente en el conocimiento por parte del autor de que se está engañando a otro. no hay duda en que el dolo debe ser "actual". conduzca naturalmente a esa conclusión. también. de manera que determine el acto de disposición.

por lo demás socialmente útil. el seguro de responsabilidad. Cuando el engaño sea empleado por un tercero. Vinculada esta cuestión a la institución.. por el entender que al derecho privado únicamente interesa reestablecer el equilibrio patrimonial deshecho por la actuación dolosa: en cierto modo se prescinde de la intencionalidad. preguntándose no tanto quien es la persona moralmente responsables del daño. del elemento subjetivo. todo el problema a una cuestión de resarcimiento de daños y perjuicios. sin embargo debemos tener en cuenta que el Derecho Civil excluye a priori toda idea de penalidad.1 Referencia histórica 81 .El dolo es causa de anulación del acto jurídico cuando el engaño usado por una de las partes haya sido tal que sin él la otra parte no hubiera celebrado el acto. en cuanto a la sanción se refiere. en completamente intrascendente el concepto de culpa y aun de dolo. y únicamente se atiende al objetivo que el daño supone. y se limita.” 3 LA VIOLENCIA E INTIMIDACIÓN 3. “Artículo 210. cuando de acto civilmente ilícito se trata. propia de otras disciplinas jurídicas.Vicios de la Voluntad Acto Jurídico 2.7 EFECTOS DEL DOLO El dolo que causa daño a otro supone por definición un acto ilícito. como qué patrimonio es el que debe en cada caso soportable. el acto es anulable si fue conocido por la parte que obtuvo beneficio de él. llega a convertirse. hasta el extremo de que se llega a intentar reducir el problema de la responsabilidad civil a una mera aplicación de la teoría objetiva de los riesgos.

o intimidación existirá cuando se inspira a quien se le hace consentir un fundado temor de sufrir un mal inminente y grave en su persona o en terceros. Para la doctrina francesa la violencia consiste en la utilización de una fuerza irresistible para arrancar el consentimiento. por tanto la amenaza del ejercicio regular de un derecho no importa violencia. Lima. en su contenido primitivo. La Violencia como Vicio del Consentimiento. quedando la implícita violencia física. luego el pretor subsano esa injusticia.Pp. en adelante solo se habló de miedo.CONCLUSIONES 74 GARCIA MENDIETA. Ulpiano refiere que. Jorge Eugenio. Primitivamente el derecho otorgaba validez a los negocios jurídicos celebrados bajo presión.. El fino instinto jurídico de los romanos distinguió entre la voluntad en sí misma y la declaración de esa voluntad. Carmen. ya que en ello no existe algo ilegitimo.Vicios de la Voluntad Acto Jurídico La violencia como vicio de la voluntad fue acogido por el Derecho Romano. 128. 82 . No bastaba que hubiese una voluntad y que ella fuese manifiesta: era menester una concordancia entre lo querido y lo declarado. Instituto de Investigación Jurídica UNAM. de la exceptio del mismo nombre y de la in integrum restitutio.145 75 CASTAÑEDA. 75 V. Pp.74 Debemos tener en cuenta que solo se considera a la violencia como vicio de la voluntad cuando esta es ejercida ilegítimamente. México. el edicto del pretor preveía indistintamente la violencia física y el miedo (vis absoluta y vs compulsiva) y que posteriormente se suprimió la primera por inútil. Los Vicios de la Voluntad. Solo se le tomaba en cuenta en razón del miedo que provocaba. además solo se viciaba el contrato si había sido determinante por lo que debía existir entre el metus y el acto impugnado una relación causa-efecto. mediante la cesión de la actio quos metus causa.1978.

Los Vicios de la Voluntad. 2. en tanto que éste para ser causa de anulación de un acto jurídico. 1926. Aranda. tal como lo legisla nuestro ordenamiento jurídico no todo error constituye vicio de la voluntad. 1 ed. esto es la apreciación general o las circunstancias concurrentes. Derecho Penal Peuano (Parte General). Lizardo. Italia: Advocatus . 1978. Castro Bravo. Buenos Aires : DE. debe tener relevancia jurídica. Manual de Derecho Penal . Díaz. es por ello que nuestro Código Civil en lo referente al error debe incluir elementos o criterios objetivos como los previstos por el inciso 1° del artículo 202. lima: UNIFÉ. Federico. Que. El Negocio Jurídico . El dolo en el Derecho Civil y Comercial . Lima : San Marcos . facilitando de este modo la tarea del Juez al permitirle contar con un dato más fácilmente apreciable. BIBLIOGRAFÍA Alzamora Silva. 2004. carranza. Bertoli de Fourcade. Bramont Arias . en tanto que coadyuvarían para saber si la cualidad es esencial o no. 1978. Madrid : Civitas . 1997. Lima: Minerva . 1996. Jorge A. Luis Alberto. esto es que de acuerdo al tipo o clase de error debe reunir ciertos requisitos tipificantes de éste. El dolo en nnuestra legislacion civil. Jorge Eugenio. 2005. Que.Vicios de la Voluntad Acto Jurídico 1. Derecho Civil. 83 . la validez y eficacia de los actos jurídicos celebrados por las personas merecen de la protección necesaria. Maria Virginia. Castañeda.

carlos . Llambias. 2005. Violenia como Vicio del Consentimiento. Mexico: fondo editoria de la Suprema Corte de Justicia de la Nacion . Corral Corral. El Negocio Juridico. Negocio Juridico . Buenos Aires : Abelardo Perrot . Jorge Joaquin. 3 ed.Vicios de la Voluntad Acto Jurídico Cifuentes. 1999. Trado de Derecho Penal . 2007. Fontan Balestra . 1970. Carmen. El Dolo en el Derecho Civil. Tratado de Derecho Civil . 2006. Sanchez Cordero. Buenos Aires : Abelardo Perrot . 2008. Buenos Aires : Astrea. Dailys. Garcia Mendieta. Diego Manuel. Alfonso. Jorge. Mexico: UNAM. 1998. Contratos Civiles. Derecho Penal. Lima: Libreria Studium. Lima: San Marcos . El dolo analisis de su tratamiento en el codigo penal . Lima. 2011. 84 . Granada: Comares. Buenos Aires : Abelardo Perrot . s. Curso de Derecho Penal . 1991. Santos. Carlos Ferdinand.f. Rooxin. Aníbal . 1987. 2004. Lohmann de Tena. Juan Guillermo. Lima : EDEMSA. Luzón Peña. Torres Váquez . Acto Jurídico. Cuadros Villena. Claus. Acto Jurídico. Uriarte Quesada.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful