You are on page 1of 2

Una mesa redonda es un grupo de discusión en torno a un tema relevante, dirigida por un moderador ante un auditorio constituido por

personas interesadas en el tema. El moderador abre la sesión, le da la palabra alternativamente a los oponentes, formulan preguntas, controla el tiempo de participación, cierra la sesión con una síntesis y un comentario personal. Se utiliza esta técnica cuando se desea dar a conocer a un auditorio los puntos de vista divergentes o contradictorios de varios especialistas sobre un determinado tema o cuestión. La mesa redonda ha sido difundida ampliamente por la televisión donde, por ejemplo, políticos de diversos partidos exponen sus puntos de vista contradictorios acerca de un hecho o medida de gobierno. Los integrantes de la Mesa Redonda (que pueden ser de 3 a 6 personas, aunque generalmente son 4) deber ser elegidos, pues, sabiendo que han de sostener posiciones divergentes u opuestas sobre el tema a tratarse; ya sea individualmente o por parejas o bandos. Además, han de ser expertos o buenos conocedores de la materia, y hábiles para exponer y defender con argumentos sólidos su posición. Características de la mesa redonda Forma de discusión a modo de conversación donde cada participante comparte su opinión y argumentos ante los demás y respeta la percepción de los distintos participantes. Control parcial del moderador. Exposición de diferentes puntos de vista, hechos y actitudes sobre un tema. Máxima interacción entre los integrantes de la mesa. Información útil para definir puntos de acuerdo y desacuerdo y llegar a conclusiones comunes. Fomento de las relaciones humanas y de la habilidad para comunicarse. La distribución del turno de cada participante es importante ya que cada uno tiene una idea desarrollada para el tema del cual se está tratando. Todos tienen la oportunidad no puede haber preferencia alguna. Solamente se dan puntos de vista Expositor: su función es dar su punto de vista y decir si están o no de acuerdo con los demás. Moderador: Anuncian el tema y el objetivo de discusión, presentan a los Panelistas, determinan el tiempo de la discusión y el de la realización de las preguntas, evitan que los panelistas se salgan del tema, hacen resúmenes breves sobre el estado de la discusión, conceden la palabra a los miembros del auditorio, al terminar la discusión de los panelistas. Audiencia: Ellos plantean dudas o comentarios. Una mesa redonda es un grupo de discusión en torno a un tema relevante, dirigida por un moderador ante un auditorio constituido por personas interesadas en el tema. El moderador abre la sesión, le da la palabra alternativamente a los oponentes, formulan preguntas, controla

el tiempo de participación, cierra la sesión con una síntesis y un comentario personal. Se utiliza esta técnica cuando se desea dar a conocer a un auditorio los puntos de vista divergentes o contradictorios de varios especialistas sobre un determinado tema o cuestión. La mesa redonda ha sido difundida ampliamente por la televisión donde, por ejemplo, políticos de diversos partidos exponen sus puntos de vista contradictorios acerca de un hecho o medida de gobierno. Desarrollo y preparación de una mesa redonda Elegir un tema de interés Tener claros los objetivos de la reunión Seleccionar a los participantes con el cuidado de que tengan puntos de vistas divergentes sobre el tema Elegir un moderador imparcial Planificar previamente la reunión con los participantes, sin que haya discusión preliminar Dar un tiempo de diez minutos en una primera ronda Establecer un turno donde el público exprese sus opiniones y haga preguntas a los participantes Cerrar la mesa con un resumen de las ideas principales y la enumeración de conclusiones por parte del moderador. Tener un coordinador