You are on page 1of 3

Especie en peligro de extinción

Una especie se considera en peligro de extinción, sea vegetal o animal, cuando todos los miembros vivos de dicho taxón están en peligro de desaparecer. Esto se puede deber tanto a la depredación directa sobre la especie como a la desaparición de un recurso del cual depende su vida, tanto por la acción del hombre, debido a cambios en el hábitat, producto de hechos fortuitos (como desastres naturales) o por cambios graduales del clima. En la versión 2009 de la Lista Roja de la UICN, se encuentran bajo la categoría «En Peligro» 2448 taxones de animales,1 y 2280 de plantas,2 a los que se acoplan los encuadrados bajo la categoría «En peligro crítico», los que comprenden 1665 taxones de animales,1 y 1575 de plantas. Estado de conservación[editar · editar fuente] Artículo principal: Estado de conservación. Los estados de conservación son los indicadores básicos de las probabilidades de que una especie siga existiendo en el corto o mediano plazo, en vista de factores tales como la población y su distribución, su historia natural y biológica, sus depredadores y otros aspectos. La categoría "en peligro" en la versión 3.1 de 2008 de la Lista Roja de la UICN. La categoría "en peligro crítico" en la versión 3.1 de 2008 de la Lista Roja de la UICN. La Lista Roja elaborada por la UICN es la más difundida de las clasificaciones de los estados de conservación de las especies. En la lista, hay dos categorías con criterios específicos en los cuales son clasificados los taxones que corren el riesgo de desaparecer: "en peligro" (abreviado oficialmente como EN desde su nombre original en inglés, Endangered) y "en peligro crítico" (abreviado oficialmente como CR desde su nombre original en inglés, Critically Endangered). Estas últimas dos categorías, junto con "vulnerable", integran a las especies amenazadas dentro de la lista. Las categorías de "en peligro" y "en peligro crítico" contienen a todos las especies que han mostrado importantes fluctuaciones en su distribución geográfica, junto con una disminución o fragmentación de ella; una población de individuos maduros menor de los 250 o los 2500 ejemplares con una probabilidad de un 50% o un 20% de extinción en su forma silvestre; y una fuerte disminución en su población general en los últimos 10 años o tres generaciones, en orden del 70% y el 80%, respectivitas Artículo principal: CITES. La Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES por sus siglas en inglés) regula el comercio de las especies amenazadas, con el objeto de asegurar su supervivencia. Consta de tres "apéndices" en los cuales estas especies son clasificadas. Todas las especies que se encuentran en peligro de extinción son clasificadas en el Apéndice I, el que impone mayores restricciones y restringe el comercio de estas especies solo a casos excepcionales.4 A 2009, 175 países se habían adherido al tratado.5vamente.

ESPECIES EN PELIGRO
Para tratar de determinar el grado de amenaza en que se encuentran las especies, los científicos y conservacionistas de todo el mundo han establecido un sistema de clasificación que se basa, principalmente, en el número de individuos o poblaciones de individuos de una especie. Este sistema, sin embargo, en ocasiones ha resultado poco preciso, debido principalmente a que la determinación del tamaño de las poblaciones de las especies, es una tarea complicada y costosa. Esto ha ocasionado que, en la mayoría de los casos, la clasificación de las especies se base más bien en la opinión y experiencia de los especialistas, quienes han establecido las siguientes categorías: Especies extintas o extinguidas. Esta categoría comprende, como ya hemos visto, aquellas especies que han desaparecido globalmente. Especies extirpadas o desaparecidas. Engloba a las especies que han desaparecido en algún país o región del planeta, pero subsisten en otros países o regiones. Especies en peligro de extinción. Se consideran en esta situación, aquellas especies cuya área de distribución o tamaño poblacional han disminuido drásticamente, poniendo en riesgo su viabilidad biológica. Aquellas especies que cuentan con menos de mil ejemplares existentes, se consideran usualmente dentro de esta categoría. Especies amenazadas. Son todas aquellas cuyas poblaciones están disminuyendo notablemente y que, de continuar esta tendencia en el mediano plazo, podrían convertirse en especies en peligro de extinción. Generalmente su número poblacional oscila entre mil y cinco mil ejemplares. Especies raras o frágiles. Son las que de manera natural son poco numerosas y, por lo tanto, son altamente susceptibles a las alteraciones que las actividades humanas provocan en su entorno o en sus poblaciones

ARMADILLO
Armadillo (Dasypus novemcinctus). El armadillo es de tamaño mediano, ya que puede alcanzar hasta 80 centímetros de longitud. Su principal característica es el caparazón que lo cubre y que presenta 9 bandas que le dan flexibilidad. Tiene el rostro alargado y los ojos pequeños, situados lateralmente. Tiene escaso pelo, disperso en todo el cuerpo. Habita en ambientes muy variados, desde las zonas áridas hasta bosques tropicales húmedos. Desarrollan sus actividades tanto en el día como en la noche. Son buenos excavadores y suelen cavar para buscar su alimento o construir sus madrigueras. Se alimentan de insectos, otros invertebrados y pequeños vertebrados. En febrero y marzo se registran los nacimientos y en cada parto pueden nacer 4 crías. Tienen una distribución amplia, desde Estados Unidos hasta América del Sur. En el Estado de Veracruz y México se les encuentra principalmente en los bosques templados y selvas bajas. Son cazados por el hombre para comer su carne y su caparazón se utiliza para elaborar artesania.

JAGUARUNDI
Jaguarundi (Herpailurus yagouaroundi). Son felinos del tamaño de un gato doméstico. Su cuerpo es muy esbelto y alargado, y la cola es casi del mismo tamaño que el cuerpo. Su coloración es uniforme y varía de negruzca hasta café grisáceo, o puede ser clara, entre amarillenta y rojiza. El vientre es más claro que el dorso. Vive sobre todo en regiones tropicales. Se encuentra en selvas y en matorrales. Su actividad la realizan principalmente en la noche y suelen vivir en parejas dentro de un territorio definido. Se alimentan de aves y vertebrados. Son muy ágiles tanto trepando como nadando. Sus madrigueras se encuentran en sitios escondidos entre la vegetación densa, entre rocas o en árboles huecos. Al parecer se reproducen a todo lo largo del año, aunque de abril a junio sean los meses en que hay más nacimientos. Se les encuentra en gran parte de América, desde el sur de Estados Unidos hasta Argentina. En México se encuentra a lo largo de las planicies costeras tanto del Pacífico como del Golfo de México y en la Península de Yucatán. En el Estado de México son raros y sólo se distribuyen en la zona tropical de la Cuenca del Balsas.

Fuente: INTERNET