You are on page 1of 4

Ante la exigencia de la sociedad venezolana para mejorar el sistema educativo es necesario, entre otras acciones, comenzar por rescatar

la verdadera función que debe cumplir el docente, específicamente, en su rol de asesor, facilitador, e investigador, por construir el mismo, lo cual es un valioso aporte para el proceso de enseñanza-aprendizaje; por cuanto sus beneficios van dirigidos no sólo a los alumnos sino también a los agentes involucrados en el proceso educativo. Así mismo, el docente en su nuevo rol brinda asesoramiento y herramientas a todos los alumnos significativamente, a fin de que contribuya a la formación integral de ellos mismos, en consecuencia, lograr mayores niveles de calidad de la educación. Un docente investigador, es aquel que está en constante documentación y actualización de todos los aspectos que van surgiendo del día a día y que de una u otra manera refleja una nueva forma de educar y reforzar la didáctica del proceso enseñanza aprendizaje. El docente investigador cumple como principal rol, no solo reforzar su conocimiento sino también indagar sobre nuevos temas, teorías y aspectos que le ayudarán a mantenerse al día, para poder aplicar nuevas estrategias e sus clases. Hoy en donde la sociedad se encuentra en constante cambio, es justo y necesario estar informado, sobre todo en el área educativa y aún mas como docente, debido a que han surgido gran variedad de aspectos y formas de llevar el proceso educativo que sólo con la actualización del nuevo formato por el cual se deben guiar los laboriosos de la docencia, es posible que se lleven a cabo. Por otra parte, el docente investigador es aquel que percibe de alguna manera las fallas que puedan presentar sus alumnos desde el punto de vista social, intelectual, familiar, etc., y buscar una manera apropiada de minimizar o mejorar el rendimiento a nivel académico y de relación tanto intrapersonal como social. En la actualidad se puede observar que hay menos docentes caracterizados por el interés de la enseñanza, hay menos esfuerzo y dedicación, todo ello con la ayuda del sistema educativo venezolano. El docente debe orientar los procesos de investigación en la escuela; es el encargado de facilitar las interacciones del niño(a) con la realidad, fomentar la

generación de interrogantes y enfocar el interés de los niños. Este último punto es fundamental en el momento de formular una propuesta de investigación, ya que los niños tienden a enfocarse en muchos aspectos de la realidad; además, son varios los puntos de vista que se presentan en un equipo de investigación. Así, el docente debe asumir el papel de mediador en la búsqueda de una pregunta común que responda al interés y necesidades del grupo en general. La sociedad demanda formar ciudadanos calificados y responsables con atención a las necesidades humanas de los tiempos modernos, La investigación educativa permitirá elevar la calidad del trabajo educativo del docente. Es sumamente importante investigar, ya que con ello construimos las bases de una ciencia, y ayudamos al alumno en sus diferentes problemas de aprendizaje. La investigación va a ser una base fundamental en toda práctica docente ya que éste no sólo se va a enfrentar a un problema educativo, sino a muchos de cualquier otro tipo, en los cuales habrán semejanzas entre sí y de esta manera se tendrán bases o se buscarán las mismas para obtener una posible solución a muchos de ellos. Interdisciplinariedad es un término que expresa la cualidad de ser interdisciplinario. Un campo interdisciplinario es un campo de estudio que cruza los límites tradicionales entre varias disciplinas académicas o entre varias escuelas de pensamiento, por el surgimiento de nuevas necesidades o la elección de nuevas profesiones. En principio, el término “interdisciplinario” se aplica en el campo pedagógico al tipo de trabajo científico que requiere metodológicamente de la colaboración de diversas y diferentes disciplinas y, en general, la colaboración de especialistas procedentes de diversas áreas tradicionales. La interdisciplinariedad involucra grupos de investigadores, estudiantes y maestros con el objetivo de vincular e integrar muchas escuelas de pensamiento, profesiones o tecnologías, en la búsqueda de un fin común. Otros autores han definido la interdisciplinariedad como un conjunto de disciplinas conexas entre sí y con relaciones definidas, a fin de que sus actividades no se produzcan en forma aislada, dispersa y fraccionada. La interdisciplinariedad no es otra cosa que la reafirmación y constante epistemológica

de la reagrupación de los saberes. La interdisciplinariedad constituye uno de los aspectos esenciales en el desarrollo científico actual. No se concibe la explicación de los problemas sociales desde una concepción científica sin la interacción de las disciplinas afines. Ahora bien, la forma en que la interdisciplinariedad se manifiesta es diversa; en ocasiones, los contactos son sencillos y de apoyo metodológico o conceptual, pero en otras, conduce a la aparición de disciplinas nuevas. La investigación pedagógica es la vía de solución de los problemas que se manifiestan en la educación de las nuevas generaciones. Para convertir al maestro en un activo investigador, debe ser preparado eficientemente y así podrá plantear soluciones a los problemas desde el punto de vista de la ciencia y de nuestros intereses de clase. Desde hace tiempo se defiende la necesidad del maestro investigador como un medio de mejora de la práctica educativa y de desarrollo del rol profesional del maestro. Podrían, muy esquemáticamente, simplificarse las actitudes docentes presupuestas en esta apreciación de la siguiente manera: docencia tradicional – docencia investigación. El docente se desempeña aislado de su propia práctica. El docente trabaja aisladamente en su clase, pero está integrado a un grupo de compañeros que realizan análisis críticos de la labor desempeñada. De manera esporádica reflexiona acerca de su práctica. Cuando oficialmente se le requiere. Sistemáticamente realiza reflexiones acerca de su actividad docente Nunca recurre a asesorías académicas, por iniciativa propia. Cuando es necesario, se apoya en el auxilio técnico que está a su alcance. En ningún momento registra, sistemáticamente, datos correspondientes a su práctica docente. Siempre registra datos relativos a su quehacer docente, con el fin de organizar y sistematizar sus experiencias. No posee ninguna memoria o archivo personal de su actividad profesional. Redacta críticas, informes, observaciones, etc., para estructurar proyectos de intervención docente que posibiliten el mejoramiento de su práctica docente. Todos los días realiza actividades docentes muy semejantes. Contrasta las actividades realizadas con otras experiencias y con las que ha realizado, experimentalmente.

La investigación educacional es tan importante para el docente como para los líderes de la profesión docente; una cierta comprensión de trabajo de investigación proporcionará al docente mayor amplitud y profundidad de conocimientos, le permitirá apreciar el papel que desempeña la investigación en el desarrollo de la vida y lo ayudará a mejorar sus métodos para resolver problemas personales y educacionales. La investigación le abrirá un nuevo e interesante mundo en el cual podrá experimentar un continuo mejoramiento personal y profesional. El educador debe estar suficientemente informado en lo que respecta a la investigación como para hacer comprender a sus alumnos el papel que desempeñan los estudios científicos en relación con el progreso social. En consecuencia, el docente debe preparar a sus alumnos de manera tal que se hallen en condiciones de utilizar los métodos científicos de resolución de problemas. Por otra parte, la sociedad atribuye al educador la responsabilidad de atraer el interés de los jóvenes talentosos hacia una carrera de investigación y de guiarlos en la selección de las experiencias académicas necesarias para lograr sus aspiraciones; el docente no podrá desempeñar de manera satisfactoria estos servicios a menos que se familiarice con la investigación.