You are on page 1of 4

1.

ARQUITECTURA BIOCLIMATICA

Consiste en diseñar y construir edificaciones que permitan el equilibrio del medio ambiente, sosteniendo el factor económico. Con esto se quiere aprovechar las condiciones climáticas, transformando los elementos climáticos externos en confort interno (comodidades y bienestar) gracias a un diseño inteligente. Una vivienda bioclimática puede conseguir un gran ahorro e incluso llegar a ser sostenible en su totalidad. 1.1 Análisis del lugar Para elegir y planificar un solar debemos observar varios elementos que tienen gran importancia a la hora de construir un edificio aliado con el entorno. Esto nos proporcionará como mínimo más confort, mejores vistas, mejor aprovechamiento de los espacios y un considerable ahorro energético. 1.1.1 El sol La radiación solar puede ser aprovechada de varias formas: para calentamiento pasivo, calentamiento activo y obtención de electricidad fotovoltaica. Localizaremos el Sur para conocer la mejor orientación de los elementos captadores de energía. Seleccionaremos los lugares donde no haya árboles ni obstáculos que den sombra y los anotaremos en el croquis. En cuanto a la posible ubicación de la vivienda hay que tener en cuenta que el Sol es deseable en invierno, pero no en verano y prever el modo de atenuar la potencia de los rayos del Sol en dicha estación. (Este apartado se analizará más adelante en otro tema). Debemos anotar en el croquis la trayectoria del sol, punto de amanecer y de ocaso, con la fecha del día que se hace la observación para facilitar la tarea de elaborar el esquema de análisis del lugar. 1.1.2 El viento En nuestras latitudes se hace necesario proteger la vivienda de los vientos dominantes en invierno y evitar las turbulencias. En verano conviene aprovechar las brisas naturales para favorecer la ventilación.

Se anotará en el croquis la dirección de dichos vientos para diseñar pantallas o elementos cortavientos así como prever aberturas en el edificio para producir ventilación cruzada natural durante los días cálidos. 1.1.3 El agua El agua de lluvia puede ser almacenada y empleada para el riego. Conviene conocer la cantidad de precipitaciones y la época del año en que suelen producirse. Conviene realizar algún estudio para conocer la presencia de agua subterránea que pueda sernos de utilidad, así como la existencia de capas freáticas que puedan afectar al diseño estructural. Un alto contenido de agua puede llegar a suponer un costo elevado añadido en el capítulo de drenajes e impermeabilización. La presencia cercana de masas de agua: océano, lagos, ríos, etc. influye sobre el clima. Los lagos y ríos atraen masas de aire frío. El océano puede traernos brisas y temporales. 1.1.4 El hielo Si se va a construir en un lugar donde se producen heladas invernales necesitamos conocer la temperatura mínima que alcanzan para calcular la profundidad adecuada de la cimentación y que no se vea afectada por ellas. 1.1.5 Las radiaciones electromagnéticas Cada vez hay más estudios que relacionan la presencia de cables de alta tensión, transformadores de electricidad y antenas de telefonía con la mayor incidencia de ciertas enfermedades. Por ello es necesario observar si en las proximidades de la parcela existen este tipo de instalaciones para tomar las debidas precauciones. 2. HIDROPONIA

La palabra hidroponía está compuesta de dos palabras "hidro" que significa agua y "ponos" que significa trabajo. Es decir, trabajo en agua. Al inicio se trataba de cultivar directamente en agua, hoy en día el concepto es más amplio, significa cultivar sin suelo, de allí que la ciencia que cultiva sin suelo o sin suelo o tierra es la Hidroponía.

2.1 Sustratos El sustrato es uno de los componentes más importantes en la hidroponía. Aunque no nos sirve a la hora de reservar nutrientes, esto lo hace la agricultura tradicional, pero cumple algunas funciones importantes: la retención de la humedad, permitir una buena aireación y drenaje, servir de medio de anclaje para las plantas y proteger las raíces de la luz del sol. Para ello, el sustrato debe ser: estable físicamente, ser un medio sólido inerte, proveer una buena capilaridad, ser liviano, de bajo costo y fácil de conseguir. algunos de los sustratos más utilizados: agua, granza de arroz, arena, carbón, fibra de coco, piedra de río, piedra volcánica, piedra pómez, polvo de piedra, gravilla, aserrín, ladrillo, estereofón (poliestireno expandido) vermiculita, perlita, lana de roca, peat moss entre otros. 2.2 Nutrientes Los 14 elementos que componen la solución nutritiva, (SN) en hidroponía son: Elementos mayores o macronutrientes: nitrógeno (N), fósforo (P) y potasio (K) Elementos que requiere la planta en cantidades medianas: azufre (S), calcio (Ca), magnesio (Mg) Elementos menores o microelementos: hierro (Fe), zinc (Zn), manganeso (Mn), boro (B), cobre (Cu), molibdeno (Mo) Otros útiles pero no indispensables: cloro (Cl), sodio (Na) y sílice (Si)