You are on page 1of 43

Cap´ıtulo 1

Espacios afines
1.1. Definici´on de espacio af´ın
El principal objetivo de la geometr´ıa lineal es el estudio de las propiedades
geom´etricas de objetos construidos a partir de puntos, rectas, planos, etc...
La noci´ on de recta ha surgido ya en el contexto del ´algebra lineal como
subespacio vectorial de dimensi´ on 1. An´ alogamente, en un espacio vectorial (de
suficiente dimensi´ on) un plano es un subespacio vectorial de dimensi´ on 2. Pense-
mos por un momento en el espacio tridimensional que habitamos, es decir, R
3
.
Este espacio tiene estructura de espacio vectorial pero las nociones de recta
y plano anteriores son insuficientes para estudiar la geometr´ıa de nuestro es-
pacio tridimensional ya que tales rectas y planos, al ser vectoriales, siempre
contienen al vector nulo y por tanto siempre se cortan. Luego, para estudiar la
geometr´ıa de R
3
es claro que necesitamos dar cierta “libertad” a las rectas y
planos “liber´ andolos” de la exigencia de pasar todos ellos por el punto concre-
to O = (0, 0, 0). Pero es igualmente clara la gran ventaja que nos proporciona
la estructura de espacio vectorial y deber´ıamos aprovecharla de alg´ un modo.
Ambas necesidades se consiguen cubrir con la noci´on de espacio af´ın.
Definici´ on 1.1.1. Un espacio af´ın
1
sobre un cuerpo
2
K es una terna
(A, V, ϕ), donde A es un conjunto
3
no vac´ıo, V es un espacio vectorial
4
1
affine space
2
field
3
set
4
vector space
0
1. Espacios afines 1
sobre K y ϕ es una aplicaci´ on
5
ϕ: A A −→ V
(a, b) −→ ϕ(a, b)
que cumple
6
las dos propiedades siguientes
7
:
(1) Para cada a ∈ A, la aplicaci´on ϕ
a
: A −→ V
b −→ ϕ(a, b)
es biyectiva;
(2) Identidad de Chasles: ϕ(a, b) +ϕ(b, c) = ϕ(a, c) para todo a, b, c ∈ A.
A los elementos de A les llamaremos puntos
8
. El espacio vectorial V se
llama espacio director o direcci´on
9
del espacio af´ın. Por definici´on la dimen-
si´on
10
del espacio af´ın es la dimensi´ on de V , que en general ser´a finita.
Observaci´ on 1.1.2. Aunque un espacio af´ın es una terna (A, V, ϕ), hablaremos
simplemente del espacio af´ın A cuando el espacio vectorial V y la aplicaci´on ϕ
sean claras por el contexto.
Dados dos puntos cualesquiera a, b de A podemos interpretar el vector cor-
respondiente ϕ(a, b) ∈ V como el vector “con origen en a y final en b”. La
propiedad (i) nos viene a decir que cualquier punto puede jugar el papel de
“origen” del espacio A y que, fijado un a cualquiera, podemos “llevar” todo el
espacio vectorial V biyectivamente sobre el conjunto A “situando el vector nulo
sobre el punto a”. De esta forma se consigue que no haya ning´ un punto especial,
es decir, que todos los puntos puedan jugar el papel de “origen”, conservando al
mismo tiempo las ventajas del espacio vectorial. Por otro lado, la identidad de
Chasles nos permite relacionar vectores que tienen or´ıgenes en puntos distintos
del espacio A.
Problema 1. ≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎
Demuestra las siguientes propiedades:
1. Dados a, b ∈ A, entonces ϕ(a, b) =

0 si y s´olo si
11
a = b y
2. ϕ(a, b) = −ϕ(b, a) para todo a, b ∈ A.
≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎
5
map
6
satisfies
7
following properties
8
points
9
direction
10
dimension
11
if and only if
1. Espacios afines 2
1.2. Ejemplos
Ejemplo 1.2.1. Sea V un espacio vectorial sobre K. Denotemos por A el con-
junto V desprovisto de su estructura de espacio vectorial, es decir, los vectores
de V son considerados como “meros puntos” en A. Dado un vector v de V ,
cuando lo pensemos como punto de A lo denotaremos simplemente por v para
hacer expl´ıcito que A es un conjunto sin estructura vectorial. Consideramos la
aplicaci´on ϕ siguiente:
ϕ: A A −→ V
(v, w) −→ ϕ(v, w) = w −v.
Es f´ acil comprobar que ϕ cumple la propiedad (i) de la Definici´ on 1.1.1, es decir,
para todo punto v ∈ A la aplicaci´on ϕ
v
: A −→ V
w −→ w −v
es biyectiva, y adem´ as
ϕ cumple la identidad de Chasles:
ϕ(u, v) +ϕ(v, w) = v −u + w −v = w −u = ϕ(u, w).
Por lo tanto, (A, V, ϕ) es un espacio af´ın. Observa que con esta construcci´ on
hemos conseguido que ahora el punto 0, correspondiente al vector nulo

0, ya no
sea un “punto distinguido” en A.
Problema 2. ≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎
Sea V un espacio vectorial sobre K y denotemos por A el conjunto V desprovisto
de su estructura vectorial. Dados k
1
, k
2
∈ K, sea ϕ
1
: AA −→ V la aplicaci´on
definida por ϕ
1
(v, w) = k
1
w − k
2
v. ¿Qu´e condiciones deben cumplir k
1
y k
2
para que (A, V, ϕ
1
) sea espacio af´ın?
≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎
Problema 3. ≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎
Sea V un espacio vectorial sobre K y denotemos por A el conjunto V desprovisto
de su estructura vectorial. Dada una aplicaci´on lineal F : V −→ V , sea ϕ
2
: A
A −→ V la aplicaci´on definida por ϕ
2
(v, w) = F( w −v). ¿Qu´e condici´on debe
cumplir F para que (A, V, ϕ
2
) sea espacio af´ın?
≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎
Ejemplo 1.2.2. Como caso particular del ejemplo anterior cabe destacar por su
inter´es el caso V = K
n
. En este caso la aplicaci´on ϕ: K
n
K
n
−→ K
n
est´a dada
por
ϕ((x
1
, . . . , x
n
), (y
1
, . . . , y
n
)) = (y
1
−x
1
, . . . , y
n
−x
n
).
A este espacio lo llamaremos espacio af´ın est´andar de dimensi´on n sobre K y lo
denotaremos simplemente por A = K
n
.
1. Espacios afines 3
Ejemplo 1.2.3. Sea L el conjunto de soluciones de la ecuaci´on lineal no-
homog´enea x
1
+ +x
n
= 1, es decir,
L = ¦(x
1
, . . . , x
n
) ∈ R
n
[ x
1
+ +x
n
= 1¦.
Consideremos el R-espacio vectorial H=¦(x
1
, . . . , x
n
) ∈ R
n
[ x
1
+ +x
n
=0¦
y la aplicaci´on
ϕ: L L −→ H
((x
1
, . . . , x
n
), (y
1
, . . . , y
n
)) −→ (y
1
−x
1
, . . . , y
n
−x
n
).
Es f´ acil comprobar que (L, H, ϕ) es un espacio af´ın de dimensi´ on n−1 sobre R.
Ejemplo 1.2.4. El ejemplo anterior es generalizable al caso en que L es el
conjunto de soluciones de un sistema lineal no-homog´eneo compatible y H es
el espacio vectorial constituido por todas las soluciones del sistema homog´eneo
asociado.
Podemos interpretar el Ejemplo 1.2.3 del siguiente modo. Si consideramos la
aplicaci´on lineal F : R
n
−→ R dada por F(x
1
, . . . , x
n
) = x
1
+ +x
n
, entonces
se tiene que L = F
−1
(1) y H = ker F. Esto motiva el siguiente resultado general.
Proposici´on 1.2.5. Sean V, W espacios vectoriales sobre K y F : V −→ W
una aplicaci´on lineal. Para todo vector w de la imagen de F se tiene que la
terna (L = F
−1
( w), H = ker F, ϕ), con ϕ dada por
ϕ: L L −→ H
(u, v) −→ ϕ(u, v) = v −u,
es un espacio af´ın sobre K.
Demostraci´on
12
. Ya que w est´a en la imagen de F, el conjunto L = F
−1
( w)
es no vac´ıo.
La aplicaci´on ϕ est´a bien definida: para todo u, v ∈ L la linealidad de F
implica que F(ϕ(u, v)) = F(v − u) = F(v) − F(u) = w − w =

0 y por tanto
ϕ(u, v) ∈ H = ker F.
Fijado u ∈ L, la aplicaci´on ϕ
u
: L −→ H
v −→ ϕ
u
(v) = v −u,
es inyectiva. En
efecto:
ϕ
u
(v
1
) = ϕ
u
(v
2
) ⇔ v
1
−u = v
2
−u ⇔ v
1
= v
2
⇔ v
1
= v
2
.
12
Proof
1. Espacios afines 4
Dado v ∈ H cualquiera, sea v

el punto correspondiente al vector v + u.
Entonces, v

∈ L ya que F(

v

) = F(v + u) = F(v) + F(u) =

0 + w = w y
adem´ as ϕ
u
(v

) = (v +u) −u = v, es decir, ϕ
u
es sobre y por tanto biyectiva.
Por ´ ultimo, la identidad de Chasles es inmediata, luego (L, H, ϕ) es un es-
pacio af´ın.
Ejemplo 1.2.6. Sean A = ¦(x, y) ∈ R
2
[ y > 0¦ y V = R
2
. Consideremos la
aplicaci´on ϕ siguiente:
ϕ: A A −→ R
2
((x, y), (x

, y

)) −→ (x

−x, ln y

−ln y).
Fijado (x, y) ∈ A arbitrario, la aplicaci´on ϕ
(x,y)
: A −→ R
2
es claramente inyec-
tiva. Para todo (u
1
, u
2
) ∈ R
2
, el punto (x

= x + u
1
, y

= ye
u2
) pertenece a A
y cumple que ϕ
(x,y)
(x

, y

) = (u
1
, u
2
), luego la aplicaci´on ϕ
(x,y)
es sobre y por
tanto biyectiva.
La identidad de Chasles es inmediata, luego (A, V, ϕ) es un espacio af´ın de
dimensi´ on 2 sobre R.
Ejemplo 1.2.7. Sean A = ¦(x, y) ∈ R
2
[ x > 0, y > 0, x + y = 1¦ y V = R.
Consideremos la aplicaci´on ϕ: AA −→ R dada por ϕ((x, y), (x

, y

)) = ln(
x

y
xy

),
para todo (x, y), (x

, y

) ∈ A.
Fijado (x, y) ∈ A arbitrario, la aplicaci´on ϕ
(x,y)
: A −→ R es inyectiva:
si ϕ
(x,y)
(x

, y

) = ϕ
(x,y)
(x
′′
, y
′′
) entonces x

y
′′
= x
′′
y

. Ya que x

+ y

= 1 y
x
′′
+ y
′′
= 1, multiplicando la primera de estas igualdades por y
′′
y la segunda
por y

, al restar obtenemos
y
′′
−y

= x

y
′′
+y

y
′′
−(x
′′
y

+y
′′
y

) = x

y
′′
−x
′′
y

= 0,
es decir, y
′′
= y

, y por tanto x
′′
= x

.
Adem´ as, para todo u ∈ R, el punto (x

=
xe
u
xe
u
+y
, y

=
y
xe
u
+y
) pertenece a A
y cumple que ϕ
(x,y)
(x

, y

) = u, luego la aplicaci´on ϕ
(x,y)
es sobre y por tanto
biyectiva.
Por ´ ultimo, la identidad de Chasles tambi´en se cumple
13
:
ϕ((x, y), (x

, y

)) +ϕ((x

, y

), (x
′′
, y
′′
)) = ln(
x

y
xy

) + ln(
x
′′
y

x

y
′′
)
= ln(
x

y
xy

x
′′
y

x

y
′′
) = ln(
x
′′
y
xy
′′
) = ϕ((x, y), (x
′′
, y
′′
)).
Concluimos entonces que (A, V, ϕ) es un espacio af´ın de dimensi´ on 1 sobre R.
13
holds
1. Espacios afines 5
Ejemplo 1.2.8. Sean
A = ¦(x, y, z) ∈ R
3
[ x > 0, y > 0, z > 0, x +y +z = 1¦,
V = R
2
y ϕ la aplicaci´on dada por
ϕ: A A −→ R
2
((x, y, z), (x

, y

, z

)) −→
_
ln(
x

z
xz

), ln(
y

z
yz

)
_
.
Problema 4. ≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎
Demuestra que el triple (A, V, ϕ) anterior es un espacio af´ın de dimensi´on 2
sobre R.
≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎
1.3. Primeras propiedades
La noci´ on de espacio af´ın est´ a ´ıntimamente relacionada con la noci´ on de
acci´ on de un grupo aditivo sobre un conjunto.
Definici´ on 1.3.1. Sea G un grupo
14
y A un conjunto no vac´ıo. Una acci´on
por la derecha
15
de G sobre A es una aplicaci´on Φ: A G −→ A
(a, g) −→ Φ(a, g)
tal
que:
(1) Φ(a, e) = a para todo a ∈ A, siendo e el elemento identidad
16
de G;
(2) Φ(a, gh) = Φ(Φ(a, g), h), para todo a ∈ A y g, h ∈ G.
Si adem´ as dado cualquier par de puntos a, b ∈ A siempre existe un ´ unico g ∈ G
tal que Φ(a, g) = b entonces se dice que la acci´ on es transitiva
17
.
En el siguiente resultado se muestra la relaci´ on entre acciones y espacios
afines. Recuerda que dado un K-espacio vectorial (V, +,
K
) podemos considerar
el grupo aditivo G = (V, +).
Proposici´on 1.3.2. Un espacio af´ın (A, V, ϕ) es equivalente a una acci´on tran-
sitiva Φ del grupo aditivo (V, +) sobre A.
14
group
15
right action
16
identity element
17
transitive
1. Espacios afines 6
Demostraci´on. Sea (A, V, ϕ) un espacio af´ın y definamos la aplicaci´on
Φ: A V −→ A
(a, v) −→ Φ(a, v) = b,
siendo b el ´ unico punto de A tal que ϕ
a
(b) = v. Nota que Φ est´a bien definida
gracias a la propiedad (1) de la Definici´ on 1.1.1.
Veamos que se cumple (1): dado a ∈ A cualquiera, por Problema 1 sabemos
que ϕ
a
(a) = ϕ(a, a) =

0 y, puesto que ϕ
a
es biyectiva, necesariamente Φ(a,

0) =
a.
Para probar la propiedad (2), dados a ∈ A y v, w ∈ V llamemos b = Φ(a, v),
c = Φ(b, w) = Φ(Φ(a, v), w) y d = Φ(a, v + w), es decir, ϕ(a, b) = v, ϕ(b, c) =
w y ϕ(a, d) = v + w. Debemos ver que d = c. Pero esto se sigue de la identidad
de Chasles ya que
ϕ(a, d) = v + w = ϕ(a, b) +ϕ(b, c) = ϕ(a, c),
y por tanto d = c por la biyectividad de la aplicaci´on ϕ
a
.
En resumen, hemos probado que la aplicaci´on Φ es una acci´ on de (V, +)
sobre A, la cual es obviamente transitiva.
Rec´ıprocamente, sea Φ: AV −→ A una acci´ on transitiva del grupo aditivo
(V, +) sobre A. Definimos la aplicaci´on ϕ siguiente:
ϕ: A A −→ V
(a, b) −→ ϕ(a, b) = v,
donde v es el ´ unico vector de V tal que Φ(a, v) = b. Nota que ϕ est´a bien definida
gracias a la transitividad de la acci´ on Φ.
Observa que para cada a ∈ A la aplicaci´on Φ
a
: V −→ A dada por Φ
a
(v) =
Φ(a, v) es biyectiva y adem´ as, por definici´on de ϕ, se tiene que Φ
a
◦ ϕ
a
(b) =
Φ(a, ϕ(a, b)) = b para todo b ∈ A, es decir, Φ
a
= ϕ
−1
a
y por tanto ϕ
a
es biyectiva.
La identidad de Chasles para ϕ se sigue tambi´en f´ acilmente. Luego, (A, V, ϕ) es
un espacio af´ın.
Dado un espacio af´ın, la acci´ on transitiva Φ se conoce tambi´en como traslaci´on
18
asociada al espacio af´ın.
Problema 5. ≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎
Encuentra la acci´on transitiva Φ correspondiente a los Ejemplos 1.2.1, 1.2.6
y 1.2.8.
≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎
18
translation
1. Espacios afines 7
Notaci´ on 1.3.3. A partir de ahora vamos a introducir una notaci´on m´as “´agil”
y “natural”. En primer lugar, dado un par de puntos (a, b) cualquiera denotare-
mos el vector correspondiente ϕ(a, b) por
−→
ab , es decir,
ϕ(a, b) =
−→
ab .
Con esta notaci´on la identidad de Chasles se expresa simplemente como
−→
ab +
−→
bc =
−→
ac .
Denotaremos la traslaci´on asociada Φ dada en la Proposici´on 1.3.2 por
Φ(a, v) = a + v, por lo que si b es el punto Φ(a, v) entonces con la nueva
notaci´on escribiremos simplemente
b = a +v.
Ya que v = ϕ
a
(b) se tiene que v =
−→
ab y por tanto, combinando ambas nota-
ciones, la igualdad anterior se expresa
b = a +
−→
ab .
Adem´as, con esta notaci´on las propiedades de la acci´on Φ se escriben:
a +

0 = a, (a +v) + w = a + (v + w).
Finalmente, tambi´en usaremos a −v para denotar el punto a + (−v).
¡Cuidado! la notaci´on b = a +v es s´olo eso, una notaci´on para expresar de
forma abreviada ϕ(a, b) = v, pero no tiene sentido matem´atico ya que no ten-
emos definida ninguna operaci´on que nos permita “sumar puntos con vectores”.
En el siguiente resultado se resumen algunas propiedades b´ asicas que usare-
mos a menudo.
Proposici´on 1.3.4. Dado un espacio af´ın (A, V, ϕ), sean a, b, c, d ∈ A y v, w ∈
V puntos y vectores arbitrarios. Se cumplen las siguientes propiedades:
(1)
−→
ab =
−→
ac implica
19
b = c;
(2) Dados a ∈ A y v ∈ V , existe
20
un ´ unico punto b ∈ A tal que
−→
ab = v;
(3) a +v = a + w implica v = w;
(4) a +v = b +v implica a = b;
19
implies
20
there exists
1. Espacios afines 8
(5)
−→
ab =

0 si y s´olo si
21
a = b;
(6)
−→
ba = −
−→
ab ;
(7) Ley del paralelogramo
22
:
−→
ab =
−→
cd si y s´olo si
−→
ac =
−→
bd .
(8)
−−−−−−−−−−→
(a +u)(b +v) =
−→
ab +v −u. En particular,
−−−−−−−−−−→
(a +u)(a +v) = v −u
Demostraci´on. Las propiedades (1) y (2) se siguen de la biyectividad de la apli-
caci´ on ϕ
a
: A −→ V .
Veamos (3): sea b = a + v = a + w. Por tanto, v =
−→
ab y w =
−→
ab , luego
ambos vectores son iguales.
Para probar (4), tenemos que si a+v = b+v entonces (a+v)−v = (b+v)−v
y por tanto a + (v −v) = b + (v −v), es decir, a = b.
La propiedad (5) se sigue de Problema 1 ya que
−→
aa =

0 y, por tanto, si
−→
ab =

0 entonces b = a por (1).
La igualdad (6) se sigue tambi´en directamente de Problema 1
La ley del paralelogramo se sigue de nuevo de la identidad de Chasles:
−→
ab =
−→
cd ⇔
−→
ab +
−→
bc =
−→
bc +
−→
cd ⇔
−→
ac =
−→
bd .
Por ´ ultimo, observa que por definici´on de Φ se tiene que
−−−−−−→
a(a + w) = w. (1.3.1)
Si tomamos b = a +u, entonces
−−−−−−−−−−→
(a +u)(a +v) =
−−−−−−−−−−−−−−→
a (a + (u +v −u)) =
−−−−−−−−−−→
b (b + (v −u))
y aplicando (1.3.1) se tiene la segunda parte de (8). Para el caso general de-
notemos c = a +u. Por la propiedad (2) sabemos que b = c + w para un ´ unico
w ∈ V . De hecho w =
−→
ab −u, ya que c +
−→
ab −u = (a+u) +
−→
ab −u = a+
−→
ab = b.
Por tanto
−−−−−−−−−−→
(a +u)(b +v) =
−−−−−−−−−−→
c (c + ( w +v)) = w +v =
−→
ab −u +v.
21
if and only if
22
Parallelogram law
1. Espacios afines 9
1.4. Variedades lineales y subespacios afines
Siempre que un conjunto est´a dotado de una estructura (vectorial, grupo,
etc...) surge de manera natural el estudio de subconjuntos m´as peque˜ nos que
“heredan”
23
la estructura del conjunto ambiente en el que viven (subespacios
vectoriales, subgrupos, etc...). En esta secci´ on introducimos las variedades lin-
eales
24
, las cuales son precisamente los subespacios que heredan la estructura
af´ın de su espacio ambiente.
Definici´ on 1.4.1. Sea (A, V, ϕ) un espacio af´ın. Dados a ∈ A un punto y
W ⊂ V un subespacio vectorial, consideramos el conjunto a +W dado por
a +W = ¦b ∈ A [
−→
ab ∈ W¦.
Llamamos a este conjunto variedad lineal que pasa por a
25
con direcci´ on W.
De la definici´on es claro que a +W = ¦b ∈ A [ b = a +v, v ∈ W¦, de ah´ı su
notaci´ on.
Veamos que las variedades lineales heredan la estructura af´ın de su espacio
ambiente.
Proposici´on 1.4.2. Sea (A, V, ϕ) un espacio af´ın y B = a + W una variedad
lineal que pasa por a ∈ A con direcci´ on W ⊂ V . Entonces, la terna (B, W, ψ)
con ψ = ϕ
|
B×B
es un espacio af´ın.
Demostraci´on. Dados b, c ∈ B se tiene que
−→
ab ,
−→
ac ∈ W, luego ϕ(b, c) =
−→
bc =
−→
ba +
−→
ac = −
−→
ab +
−→
ac ∈ W y por tanto la aplicaci´on restricci´ on
ψ = ϕ
|
B×B
: B B −→ W
(b, c) −→ ϕ(b, c)
est´a bien definida.
Fijado un punto b ∈ B arbitrario, es claro que ψ
b
: B −→ W es inyectiva por
ser biyectiva la aplicaci´on ϕ
b
: A −→ V . Dado v ∈ W cualquiera, la sobreyectivi-
dad de esta ´ ultima aplicaci´ on implica que existe c ∈ A tal que ϕ
b
(c) = v, es decir,
c = b +v. Como b ∈ B tenemos que b = a +
−→
ab , con
−→
ab ∈ W, luego combinando
las dos ´ ultimas igualdades concluimos que c = b+v = a+(
−→
ab +v) ∈ a+W = B,
o sea, ψ
b
es sobre y por tanto biyectiva.
23
endow
24
linear varieties
25
a linear variety through a
1. Espacios afines 10
Finalmente, la identidad de Chasles se sigue trivialmente
26
por ser ψ
restricci´on de ϕ.
Esta proposici´ on motiva la siguiente
Definici´ on 1.4.3. Sea (A, V, ϕ) un espacio af´ın, B ⊂ A un subconjunto no vac´ıo
y W ⊂ V un subespacio vectorial tal que ϕ(BB) ⊂ W. Si la terna (B, W, ψ =
ϕ[
B×B
) cumple las propiedades (i) y (ii) de la Definici´ on 1.1.1 entonces se dice
que el espacio af´ın (B, W, ψ) es un subespacio af´ın
27
de (A, V, ϕ).
Hemos visto que toda variedad lineal es un subespacio af´ın. El rec´ıproco
28
es tambi´en cierto:
Proposici´on 1.4.4. Todo subespacio af´ın es una variedad lineal. M´as con-
cretamente, si (B, W, ψ) es un subespacio af´ın de (A, V, ϕ) y b es un punto
cualquiera de B, entonces B = b +W.
Demostraci´on. Es claro que b + W ⊂ B ya que para todo v ∈ W se tiene que
b +v = ψ
−1
b
(v) ∈ B.
Rec´ıprocamente, dado c ∈ B cualquiera podemos escribir c = b +
−→
bc , donde
el vector
−→
bc = ψ(b, c) = ϕ(b, c) debe pertenecer a W ya que ϕ(BB) ⊂ W. Por
tanto, B ⊂ b +W.
Gracias a las Proposiciones 1.4.2 y 1.4.4 podemos hablar indistintamente de
variedad lineal o subespacio af´ın.
Observaci´ on 1.4.5. Es claro que la acci´ on transitiva Ψ: B W −→ B corres-
pondiente al subespacio af´ın (B, W, ψ) es la restricci´on de la acci´ on transitiva
Φ: A V −→ A, es decir, Ψ = Φ[
B×W
.
En el siguiente resultado se dan algunas propiedades b´ asicas de los subes-
pacios afines.
Corolario 1.4.6. (1) Si b ∈ a +W entonces b +W = a +W;
(2) Si b, c ∈ a +W entonces
−→
bc ∈ W.
Demostraci´on. Tomando B = a+W, la propiedad (1) es consecuencia inmediata
de las Proposiciones 1.4.2 y 1.4.4, ya que B es un subespacio af´ın y dado b ∈ B
se tiene que B = b +W.
26
follows trivially
27
affine subspace
28
converse
1. Espacios afines 11
Veamos (2): si b, c ∈ a + W entonces b + W = a + W por (1) y por tanto
c ∈ b +W, lo que implica
−→
bc ∈ W.
Problema 6. ≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎
Muestra un ejemplo sencillo en el que el rec´ıproco de la propiedad (2) del coro-
lario
29
anterior no se cumpla.
≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎
Observa que un subespacio af´ın de dimensi´ on 0 es simplemente un punto.
En la siguiente definici´on se introduce la noci´ on de recta, plano e hiperplano
af´ın.
Definici´ on 1.4.7. Sea (A, V, ϕ) un espacio af´ın de dimensi´ on n ≥ 2. Un sube-
spacio af´ın de dimensi´ on 1 se llama recta (af´ın)
30
; un subespacio af´ın de
dimensi´ on 2 se llama plano (af´ın)
31
; un subespacio af´ın de dimensi´ on n − 1
se llama hiperplano (af´ın)
32
.
Observa que la noci´ on de hiperplano es “relativa”: cuando n = 3 un hiper-
plano es exactamente lo mismo que un plano, y cuando n = 2 un hiperplano es
lo mismo que una recta.
A continuaci´ on vemos algunos ejemplos de subespacios afines:
Ejemplo 1.4.8. Sea A = V el espacio af´ın dado en el Ejemplo 1.2.1, y sea
W ⊂ V un subespacio vectorial. Sea B = W el subconjunto de puntos de A
correspondientes a los vectores de W. Entonces, B es un subespacio af´ın de A
que pasa por el punto 0 correspondiente al vector nulo

0 ya que B = 0+W. Pero
no todo subespacio af´ın de A pasa por 0: en efecto, si v ,∈ W entonces v +W es
un subespacio af´ın de A con esta propiedad.
M´as concretamente y como ejercicio, piensa en la familia de todas las rectas
en el plano real y concluye que corresponde a la familia de subespacios afines de
dimensi´ on 1 de A = V = R
2
. An´ alogamente, concluye que los planos del espacio
tridimensional usual son precisamente los subespacios afines de dimensi´ on 2 de
A = V = R
3
.
Ejemplo 1.4.9. Sea A = V el espacio af´ın dado en el Ejemplo 1.2.1. Dado
v ,=

0 un vector no nulo cualquiera, sea W = ¸v¸. Dado un punto a cualquiera,
el conjunto B = a + W = ¦a + λv [ λ ∈ K¦ es una recta en A que pasa por a
con direcci´on W.
Si en particular A = K
n
como en el Ejemplo 1.2.2 y a = (a
1
, . . . , a
n
) y
v = (v
1
, . . . , v
n
), entonces los puntos x = (x
1
, . . . , x
n
) de la recta B = a + W
29
corollary
30
(affine) line
31
(affine) plane
32
(affine) hyperplane
1. Espacios afines 12
cumplen
x
i
= a
i
+λv
i
, i = 1, . . . , n.
Ejemplo 1.4.10. Sea A = Z/2ZZ/2Z el espacio af´ın dado en el Ejemplo 1.2.2
para n = 2 y K = Z/2Z. En A hay s´olo 4 puntos: a
1
= (0, 0), a
2
= (0, 1),
a
3
= (1, 0), a
4
= (1, 1). Sea B
ij
= a
i
+ ¸
−−→
a
i
a
j
¸ la recta que pasa por los puntos
a
i
y a
j
. Hay en total 6 rectas distintas: B
12
, B
13
, B
14
, B
23
, B
24
y B
34
. Observa
que cada recta contiene exactamente 2 puntos, y que por cada punto pasan
exactamente 3 rectas.
Ejemplo 1.4.11. El espacio af´ın (L, H, ϕ) construido en la Proposici´ on 1.2.5
es un subespacio af´ın del espacio af´ın A = V dado en el Ejemplo 1.2.1.
Problema 7. ≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎
Considera la estructura af´ın est´andar del Ejemplo 1.2.1 en el espacio vectorial
Z
p
Z
p
sobre el cuerpo finito Z
p
(p n´ umero primo). Responde y justifica las
siguientes preguntas:
1. ¿Cu´antos puntos contiene cada recta del plano af´ın Z
p
Z
p
?
2. ¿Cu´antas rectas distintas hay en Z
p
Z
p
? (Prueba que existen p + 1 di-
recciones distintas en el espacio vectorial Z
p
Z
p
).
Responde las preguntas an´alogas para rectas e hiperplanos en Z
n
p
(Prueba que
existen
p
n
−1
p−1
direcciones distintas en el espacio vectorial Z
n
p
).
≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎
En los siguientes ejemplos se muestran haces completos de rectas
33
en
distintos espacios afines:
Ejemplo 1.4.12. Consideremos el plano af´ın est´andar A = V = R
2
y tomemos
el punto a = (0, 2). Dado el vector v
t
= (1, t), con t ∈ R, sea B
t
= a + W
t
la
recta que pasa por a con direcci´on W
t
= ¸v
t
¸. Entonces (x, y) ∈ B
t
si y s´olo si
(x, y) = (0, 2) +λv
t
= (0, 2) + (λ, tλ) = (λ, 2 +t λ), λ ∈ R,
es decir, B
t
es la recta y = t x + 2. Para completar el haz de rectas que pasan
por el punto a necesitamos a˜ nadir la recta B = a +¸(0, 1)¸, es decir,
(x, y) = (0, 2) +λ(0, 1) = (0, 2 +λ), λ ∈ R,
la cual es precisamente la recta x = 0.
33
complete pencils of lines
1. Espacios afines 13
0.0
0.5
1.0
0.0
0.5
1.0
0.0
0.5
1.0
Figura 1.1: Haz completo de rectas
Ejemplo 1.4.13. Sea A el espacio af´ın dado en el Ejemplo 1.2.6 y consideremos
el punto a = (0, 2). Dado el vector v
t
= (1, t), con t ∈ R, sea B
t
= a + W
t
la
recta que pasa por a con direcci´on W
t
= ¸v
t
¸. Se tiene que (x, y) ∈ B
t
si y s´olo
si
(x, y) = (0, 2) +λv
t
= (0, 2) + (λ, tλ) = (0 +λ, 2e

), λ ∈ R.
Luego, la recta B
t
es el grafo
34
de la funci´on y = 2e
tx
, el cual coincide con una
recta “usual” s´olo cuando t = 0.
Observa que para completar el haz de rectas que pasan por el punto a nece-
sitamos a˜ nadir la recta B = a +¸(0, 1)¸, es decir,
(x, y) = (0, 2) +λ(0, 1) = (0, 2e
λ
), λ ∈ R,
lo que corresponde a la intersecci´on de la recta x = 0 con A.
Ejemplo 1.4.14. Sea A el espacio af´ın dado en el Ejemplo 1.2.8 y considere-
mos el punto a = (
1
3
,
1
3
,
1
3
). Dado el vector v
t
= (sen t, cos t), con t ∈ [0, π), sea
B
t
= a + W
t
la recta que pasa por a con direcci´on W
t
= ¸v
t
¸. Se tiene que
(x, y, z) ∈ B
t
si y s´olo si
(x, y, z) = a +λv
t
= (
1
3
,
1
3
,
1
3
) + (λsen t, λ cos t)
=
_
e
λsen t
e
λsen t
+e
λcos t
+1
,
e
λcos t
e
λsen t
+e
λcos t
+1
,
1
e
λsen t
+e
λcos t
+1
_
,
con λ ∈ R. Este es el haz completo de rectas que pasan por a. Observa que hay
3 situaciones en las que el grafo de la recta es un segmento de recta “usual”:
cuando t = 0 obtenemos el corte del plano x = z con A, cuando t = π/4 el corte
de x = y con A y cuando t = π/2 el corte de y = z con A (Figura 1.1).
34
graph
1. Espacios afines 14
1.5. Posici´ on relativa de subespacios afines
Dados dos subespacios afines, queremos saber la posici´ on relativa de uno
respecto
35
al otro. Como motivaci´ on podemos pensar en dos rectas distintas
en el espacio tridimensional usual, para las cuales las posibilidades son que se
corten, que sean paralelas o que no suceda ninguna de estas dos situaciones, en
cuyo caso decimos que se cruzan.
En un espacio af´ın general se tiene una situaci´on parecida. Comenzamos
caracterizando el caso en el que dos subespacios afines se cortan
36
.
Proposici´on 1.5.1. Sea (A, V, ϕ) un espacio af´ın y sean a + U, b + W dos
subespacios afines. Entonces, (a +U) ∩ (b +W) ,= ∅ si y s´olo si
−→
ab ∈ U +W.
Demostraci´on. (⇒) Dado c ∈ (a + U) ∩ (b + W) tenemos que
−→
ac ∈ U y
−→
cb =

−→
bc ∈ W, luego
−→
ab =
−→
ac +
−→
cb ∈ U +W.
(⇐) Rec´ıprocamente, si
−→
ab ∈ U + W entonces
−→
ab = u + w, con u ∈ U
y w ∈ W. Ya que ϕ
a
: A −→ V es biyectiva, existe un punto c ∈ A tal que
ϕ
a
(c) =
−→
ac = u. Se tiene entonces que w =
−→
ab −
−→
ac =
−→
ca +
−→
ab =
−→
cb ∈ W.
Luego, c ∈ a + U ya que
−→
ac ∈ U y c ∈ b + W ya que
−→
bc = − w ∈ W, es decir,
c ∈ (a +U) ∩ (b +W) y por tanto la intersecci´on es no vac´ıa.
Definici´ on 1.5.2. Dos subespacios afines a +U y b +W se dicen paralelos
37
si U ⊂ W ´o W ⊂ U.
Denotaremos la propiedad “a+U y b +W son paralelas” por a+U | b +W.
Observa que la noci´ on de paralelismo es muy amplia, de hecho subespacios
afines paralelos podr´ıan cortarse. Concretamente, se tiene:
Proposici´on 1.5.3. Dos subespacios afines paralelos o no se cortan
38
o uno
est´a contenido en el otro
39
.
Demostraci´on. Sean a+U y b+W subespacios afines paralelos y supongamos
40
sin p´erdida de generalidad
41
que U ⊂ W. Si (a+U) ∩(b +W) ,= ∅ entonces
por la Proposici´ on 1.5.1 tenemos que
−→
ba = −
−→
ab ∈ U+W = W. Luego a ∈ b+W
y por tanto b +W = a +W, lo que implica a +U ⊂ b +W.
35
with respect to
36
intersect
37
parallel
38
are disjoint
39
one is contained into the other
40
let us assume
41
without loss of generality
1. Espacios afines 15
Proposici´on 1.5.4. (Paralelas entre paralelas son iguales) Supongamos que dimA =
2 y que dos rectas paralelas r y s son cortadas por otras dos rectas paralelas r

y
s

en los puntos a = r ∩r

, b = r ∩s

, c = s ∩r

y d = s ∩s

. Entonces,
−→
ab =
−→
cd
y
−→
ac =
−→
bd .
Demostraci´on. Ya que r | s y r

| s

tenemos que
−→
ab = λ
−→
cd y
−→
bd = µ
−→
ac para
alg´ un λ, µ ∈ K. El punto d = a +
−→
ad = a + (
−→
ac +
−→
cd ) por un lado y, por otro
lado,
d = a +
−→
ad = a + (
−→
ab +
−→
bd ) = a + (µ
−→
ac +λ
−→
cd ).
Luego
−→
ac +
−→
cd = µ
−→
ac + λ
−→
cd , es decir, (µ − 1)
−→
ac + (λ − 1)
−→
cd = 0. Pero los
vectores
−→
ac ,
−→
cd son linealmente independientes y por tanto λ = µ = 1, es decir,
−→
ab =
−→
cd y
−→
ac =
−→
bd .
Finalmente, definiremos cruce como la situaci´on en la que no hay corte ni
paralelismo:
Definici´ on 1.5.5. Diremos que dos subespacios afines a + U y b + W se
cruzan
42
si no se cortan ni son paralelos.
A continuaci´ on mostramos algunos ejemplos de haces de rectas paralelas.
Ejemplo 1.5.6. Sea el espacio af´ın est´andar A = R
3
y consideremos el punto
a
t
= (0, t), con t ∈ R. Dado el vector v = (1, 1), sea W = ¸v¸ y B
t
= a
t
+ W la
recta que pasa por a
t
con direcci´on W. Se tiene que (x, y) ∈ B
t
si y s´olo si
(x, y) = (0, t) +λv = (0, t) + (λ, λ) = (λ, t +λ), λ ∈ R,
es decir, la recta B
t
es y = x + t. Todas estas rectas son paralelas dos a dos y
forman el haz completo de rectas con direcci´ on W.
Ejemplo 1.5.7. Sea A el espacio af´ın dado en el Ejemplo 1.2.6 y consideremos
el punto a
t
= (0, t), con t > 0. Dado el vector v = (1, 1), sea W = ¸v¸ y
B
t
= a
t
+W la recta que pasa por a
t
con direcci´on W. Se tiene que (x, y) ∈ B
t
si y s´olo si
(x, y) = (0, t) +λv = (0, t) + (λ, λ) = (λ, te
λ
), λ ∈ R,
es decir, la recta B
t
es el grafo de la funci´on y = te
x
. Todas estas rectas son
paralelas dos a dos y forman el haz completo de rectas en A con direcci´on W.
Ejemplo 1.5.8. Sea A el espacio af´ın dado en el Ejemplo 1.2.8 y consideremos
el punto a
t
= (
1−2t
3
,
1+t
3
,
1+t
3
), con t ∈ (−1,
1
2
). Dado el vector v = (1, 2), sea
42
cross
1. Espacios afines 16
0.0
0.5
1.0
0.0
0.5
1.0
0.0
0.5
1.0
Figura 1.2: Haz de rectas paralelas
B
t
= a
t
+ W la recta que pasa por a
t
con direcci´on W = ¸v¸. Se tiene que
(x, y, z) ∈ B
t
si y s´olo si
(x, y, z) = a
t
+λv =
_
1−2t
3
,
1+t
3
,
1+t
3
_
+ (λ, 2λ)
=
_
(1−2t)e
λ
(1−2t)e
λ
+(1+t)e

+1+t
,
(1+t)e

(1−2t)e
λ
+(1+t)e

+1+t
,
1+t
(1−2t)e
λ
+(1+t)e

+1+t
_
,
con λ ∈ R, es decir, la recta B
t
es la intersecci´on de A con la superficie x
2
=
(
1−2t
1+t
)
2
yz. Todas estas rectas son paralelas dos a dos y forman el haz completo
de rectas en A con direcci´on W. Observa que, para cada t, el punto (x, y, z) tiende
a (0, 1, 0) cuando λ → ∞, mientras que (x, y, z) → (0, 0, 1) cuando λ → −∞
(Figura 1.2).
Problema 8. ≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎
Demuestra que, en dimensi´on 3, una recta y un plano tienen intersecci´on vac´ıa
si y s´olo si son paralelos. Demuestra los mismo en dimensi´on n para una recta
y un hiperplano. (Utiliza la Proposici´on 1.5.1).
≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎
1.6. Nuevos subespacios afines a partir de otros
Dados dos subespacios afines B
1
y B
2
de un espacio af´ın A nos planteamos
la construcci´ on de nuevos subespacios afines a partir de ellos. La intersecci´on
B
1
∩ B
2
y la uni´ on B
1
∪ B
2
son los primeros candidatos a tener en cuenta.
Proposici´on 1.6.1. (La intersecci´on de variedades lineales es variedad lineal) Sean
B
1
= a + U y B
2
= b + W dos subespacios afines que se cortan. Si c ∈ B
1
∩ B
2
entonces B
1
∩ B
2
= c + (U ∩ W).
1. Espacios afines 17
Demostraci´on. Es claro que x ∈ B
1
∩ B
2
si y s´olo si
−→
xa ∈ U y
−→
xb ∈ W. Ya
que
−→
ac ∈ U y
−→
bc ∈ W, lo anterior es equivalente a que
−→
xc =
−→
xa +
−→
ac ∈ U y
−→
xc =
−→
xb +
−→
bc ∈ W, es decir, equivale a que
−→
xc ∈ U ∩ W o, lo que es lo mismo,
x ∈ c + (U ∩ W). Luego, hemos probado que B
1
∩ B
2
es igual a c + (U ∩ W) y,
por tanto, B
1
∩ B
2
es una variedad lineal.
Problema 9. ≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎
Pon un ejemplo de dos subespacios afines tales que su uni´on no es subespacio
af´ın.
≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎
Ya que la uni´ on no funciona en general introducimos la siguiente noci´ on:
Definici´ on 1.6.2. Dados dos subespacio afines B
1
= a + U y B
2
= b + W,
llamamos suma de B
1
y B
2
, denotado por B
1
+B
2
, al subespacio af´ın
B
1
+B
2
= a + (U +W +¸
−→
ab ¸).
Proposici´on 1.6.3. La suma B
1
+B
2
es el menor subespacio af´ın que contiene
a B
1
y B
2
.
Demostraci´on. Es evidente que B
1
⊂ B
1
+ B
2
ya que U ⊂ U + W + ¸
−→
ab ¸. Por
otro lado, ya que el punto b = a +
−→
ab ∈ a +(U +W +¸
−→
ab ¸) = B
1
+B
2
podemos
describir la suma como B
1
+B
2
= b +(U +W +¸
−→
ab ¸) y por tanto B
2
⊂ B
1
+B
2
ya que W ⊂ U +W +¸
−→
ab ¸.
Veamos que la suma B
1
+B
2
es el menor de todos los subespacios afines que
contienen a B
1
y B
2
. Sea L = c+Z una variedad lineal tal que B
1
, B
2
⊂ L. Como
a, b ∈ L entonces L = a+Z = b+Z y
−→
ab ∈ Z. Adem´ as, B
1
= a+U ⊂ a+Z = L
y B
2
= b + W ⊂ b + Z = L implica que U, W ⊂ Z. Concluimos entonces que
U +W +¸
−→
ab ¸ ⊂ Z y por tanto B
1
+B
2
⊂ L.
Otro m´etodo de construcci´ on de variedades lineales es el siguiente:
Definici´ on 1.6.4. Dados r puntos p
1
, . . . , p
r
de A, llamamos variedad lineal
generada
43
por p
1
, . . . , p
r
, denotada por ¸p
1
, . . . , p
r
¸, al menor de todos los
subespacios afines que contienen a los r puntos.
Proposici´on 1.6.5. Dados p
1
, . . . , p
r
de A, se tiene:
¸p
1
, . . . , p
r
¸ = p
1

−−→
p
1
p
2
,
−−→
p
1
p
3
, . . . ,
−−→
p
1
p
r
¸.
43
spanned or generated
1. Espacios afines 18
Demostraci´on. Denotemos por B el subespacio af´ın p
1

−−→
p
1
p
2
,
−−→
p
1
p
3
, . . . ,
−−→
p
1
p
r
¸.
Ya que p
i
= p
1
+
−−→
p
1
p
i
, para i = 2, . . . , r, tenemos que B contiene a los r puntos.
Si L es otro subespacio af´ın que contiene a los r puntos, entonces podemos
describirlo como L = p
1
+ U. Ya que p
i
∈ L para i = 2, . . . , r tenemos que
−−→
p
1
p
i
∈ U y por tanto B ⊂ L. Esto significa que B es la menor variedad lineal
que contiene a los r puntos, es decir,
¸p
1
, . . . , p
r
¸ = B = p
1

−−→
p
1
p
2
,
−−→
p
1
p
3
, . . . ,
−−→
p
1
p
r
¸.
Corolario 1.6.6. Para cada i = 1, . . . , r se tiene
¸p
1
, . . . , p
r
¸ = p
i

−−→
p
i
p
1
, . . . ,
−−−−→
p
i
p
i−1
,
−−−−→
p
i
p
i+1
, . . . ,
−−→
p
i
p
r
¸.
Corolario 1.6.7. dim¸p
1
, . . . , p
r
¸ ≤ r −1.
Este ´ ultimo resultado motiva la siguiente:
Definici´ on 1.6.8. Dados r puntos p
1
, . . . , p
r
de A, se dice que son af´ınmente
independientes
44
, si la variedad lineal ¸p
1
, . . . , p
r
¸ generada por ellos tiene
dimensi´ on m´axima r −1.
Ejemplos 1.6.9. (1) Si dimA = n entonces hay a lo sumo n + 1 puntos
af´ınmente independientes; (2) dos puntos son af´ınmente independientes si y
s´olo si son distintos; (3) en A = R
2
tres puntos son af´ınmente independientes si
y s´olo si forman un tri´angulo
45
; (4) en A = R
3
cuatro puntos son af´ınmente
independientes si y s´olo si forman un tetraedro
46
.
Problema 10. ≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎
Sea A un espacio af´ın de dimensi´on n. Demuestra que existe una (n + 1)-tupla
de puntos af´ınmente independientes.
≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎
Problema 11. ≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎
Sea A = R
2
el plano af´ın real est´andar, y sean a
1
= (1, 0), a
2
= (2, 1). Deter-
mina: (1) el subespacio af´ın ¸a
1
, a
2
¸; (2) el subespacio af´ın ¸a
1
, a
2
, a
3
¸, siendo
a
3
= (0, t), t ∈ R, seg´ un los valores de t.
≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎
44
affinely independent
45
triangle
46
tetrahedron
1. Espacios afines 19
1.7. F´ ormulas de Grassmann
Supongamos que el espacio af´ın A es de dimensi´on finita. Dados dos subespa-
cios afines queremos calcular la dimensi´ on del espacio suma construido a partir
de ellos.
Teorema 1.7.1. (F´ ormulas de Grassmann) Sean B
1
= a +U y B
2
= b +W dos
subespacios afines. Se tiene:
(i) Si B
1
∩ B
2
,= ∅ entonces: dim(B
1
+B
2
) = dimB
1
+ dimB
2
−dim(B
1
∩ B
2
).
(ii) Si B
1
∩B
2
= ∅ entonces: dim(B
1
+B
2
) = dimB
1
+dimB
2
−dim(U ∩W) +1.
Demostraci´on. De la Definici´ on 1.6.2 tenemos que dim(B
1
+B
2
) = dim(U +W +
¸
−→
ab ¸).
Supongamos primero que B
1
y B
2
se cortan. Por la Proposici´ on 1.5.1 tenemos
que
−→
ab ∈ U +W, luego U +W +¸
−→
ab ¸ = U +W y por tanto
dim(B
1
+B
2
) = dim(U +W) = dimU + dimW −dim(U ∩ W)
= dimB
1
+ dimB
2
−dim(B
1
∩ B
2
),
ya que por la Proposici´on 1.6.1 la dimensi´ on de la intersecci´on B
1
∩ B
2
es igual
a la dimensi´ on del subespacio vectorial U ∩ W.
Si B
1
∩B
2
= ∅ entonces
−→
ab ,∈ U +W y por tanto ¸
−→
ab ¸ ∩(U +W) = ¦

0¦. Por
´algebra lineal tenemos que ahora
dim(U +W +¸
−→
ab ¸) = dim(U +W) + dim¸
−→
ab ¸ −dim((U +W) ∩ ¸
−→
ab ¸)
= dimU + dimW −dim(U ∩ W) + 1 −0.
Por tanto, dim(B
1
+B
2
) = dimB
1
+ dimB
2
−dim(U ∩ W) + 1.
Los siguientes ejemplos muestran c´ omo aplicar las f´ ormulas de Grassmann
para obtener informaci´ on sobre la posici´ on relativa de variedades lineales.
Ejemplo 1.7.2. En un plano af´ın dos rectas no paralelas siempre se cortan en
un punto. En primer lugar, si B
1
= a + U y B
2
= b + W son dos rectas en
un plano af´ın A que no se cortan entonces la segunda f´ ormula de Grassmann
implica
2 = dimA ≥ dim(B
1
+B
2
) = dimB
1
+dimB
2
−dim(U∩W)+1 = 3−dim(U∩W),
es decir, dim(U ∩W) ≥ 1. Pero dimU = dimW = 1 ya que B
1
y B
2
son rectas,
luego necesariamente U = W y las rectas son paralelas.
1. Espacios afines 20
Por tanto, hemos probado que dos rectas no paralelas en un plano af´ın siem-
pre se cortan. Ahora es claro que su corte debe ser un punto, pues en otro caso
las rectas ser´ıan coincidentes (y por tanto paralelas).
Ejemplo 1.7.3. Posici´ on relativa de dos planos en un espacio af´ın de dimensi´ on
4. Sean B
1
= a+U y B
2
= b+W son dos planos en un espacio af´ın A de dimensi´ on
4. Distinguimos dos casos:
(1) Si B
1
∩ B
2
,= ∅ entonces 0 ≤ dim(B
1
∩ B
2
) ≤ 2 y tenemos las siguientes
situaciones:
(1.1) Si dim(B
1
∩ B
2
) = 0 entonces se cortan en un punto;
(1.2) Si dim(B
1
∩ B
2
) = 1 entonces se cortan en una recta;
(1.3) Si dim(B
1
∩ B
2
) = 2 entonces necesariamente son coincidentes, es
decir, B
1
= B
2
.
(2) Si B
1
∩ B
2
= ∅ entonces la segunda f´ ormula de Grassmann nos dice
4 = dimA ≥ dim(B
1
+B
2
) = dimB
1
+dimB
2
−dim(U∩W)+1 = 5−dim(U∩W),
lo cual implica que dim(U ∩ W) ≥ 1. Las posibilidades son:
(2.1) dim(U ∩ W) = 1: los planos se cruzan ya que ni se cortan ni son
paralelos;
(2.2) dim(U ∩ W) = 2: los planos son paralelos ya que U = W.
Las cinco situaciones anteriores se pueden realizar geom´etricamente de la
siguiente manera. Sea ¦v
1
, v
2
, v
3
, v
4
¦ una base
47
del espacio vectorial V asoci-
ado al espacio af´ın A:
(1.1) Tomamos B
1
= a +U y B
2
= a +W con U = ¸v
1
, v
2
¸ y W = ¸v
3
, v
4
¸;
(1.2) Tomamos B
1
= a +U y B
2
= a +W con U = ¸v
1
, v
2
¸ y W = ¸v
2
, v
3
¸;
(1.3) Tomamos B
1
= a +U y B
2
= a +W con U = W;
(2.1) Tomamos B
1
= a + U y B
2
= b + W con U = ¸v
1
, v
2
¸, W = ¸v
2
, v
3
¸ y el
punto b = a +v
4
;
(2.2) Tomamos B
1
= a + U y B
2
= b + W con U = W = ¸v
1
, v
2
¸ y el punto
b = a +v
3
.
Problema 12. ≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎
Hacer un estudio similar al del Ejemplo 1.7.3 para dos rectas en un espacio af´ın
tridimensional.
≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎
47
basis
1. Espacios afines 21
1.8. Referencias afines y coordenadas
Sea (A, V, ϕ) un espacio af´ın de dimensi´ on n.
Definici´ on 1.8.1. Una referencia af´ın
48
es un conjunto ! = ¦p ; e
1
, . . . , e
n
¦,
donde p es un punto de A y ¦e
1
, . . . , e
n
¦ es una base de V . El punto p se llama
origen
49
de la referencia.
Fijada la referencia !, para cualquier punto x ∈ A el vector
−→
px ∈ V se
expresa de forma ´ unica respecto a la base B = ¦e
1
, . . . , e
n
¦ de V como
−→
px = x
1
e
1
+ +x
n
e
n
, x
i
∈ K, i = 1, . . . , n.
Definici´ on 1.8.2. Llamamos a la n-tupla (x
1
, . . . , x
n
) coordenadas afines
50
del punto x respecto a la referencia !, y usaremos la notaci´ on x = (x
1
, . . . , x
n
)
R
o simplemente x = (x
1
, . . . , x
n
) si la referencia es clara por el contexto.
Dados dos puntos x, y ∈ A cualesquiera, tenemos que
−→
xy =
−→
py −
−→
px = (y
1
e
1
+ +y
n
e
n
) −(x
1
e
1
+ +x
n
e
n
)
= (y
1
−x
1
)e
1
+ + (y
n
−x
n
)e
n
,
es decir, la i-´esima componente del vector
−→
xy es igual a la i-´esima coorde-
nada del punto y menos la i-´esima coordenada del punto x. Dicho de otro
modo, en coordenadas afines la aplicaci´on ϕ: A A −→ V est´a dada por
ϕ((x
1
, . . . , x
n
), (y
1
, . . . , y
n
)) = (y
1
−x
1
, . . . , y
n
−x
n
).
Equivalentemente, dado un vector v = v
1
e
1
+ +v
n
e
n
∈ V cualquiera, las
coordenadas afines (y
1
, . . . , y
n
) del punto y = x+v est´an dadas por y
i
= x
i
+v
i
,
para i = 1, . . . , n. Es decir, en coordenadas afines la acci´on Φ: A V −→ A
est´a dada por Φ((x
1
, . . . , x
n
), (v
1
, . . . , v
n
)) = (x
1
+ v
1
, . . . , x
n
+ v
n
). Adem´as,
esto justifica la notaci´ on “b = a +
−→
ab ” introducida en Notaci´ on 1.3.3.
Cabe observar que dada una referencia af´ın ! = ¦p ; e
1
, . . . , e
n
¦, los puntos
p
0
= p, p
1
= p + e
1
, . . . , p
n
= p + e
n
son puntos af´ınmente independientes. A
la colecci´on dada por estos n + 1 puntos se le denomina poliedro de referencia
asociado a !.
Problema 13. ≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎
Muestra que existe una correspondencia 1-1 entre referencias afines y colecciones
de n + 1 puntos af´ınmente independientes.
≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎
48
affine reference system
49
origin
50
affine coordinates
1. Espacios afines 22
Problema 14. ≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎
Describe el poliedro de referencia asociado a las siguientes referencias afines:
(1) ! = ¦p = (0, 1) ; e
1
= (1, 0), e
2
= (0, 1)¦ en el espacio af´ın del Ejemp-
lo 1.2.2; (2) ! = ¦p = (0, 1) ; e
1
= (1, 0), e
2
= (0, 1)¦ en el espacio af´ın del
Ejemplo 1.2.6; (3) ! = ¦p = (
1
3
,
1
3
,
1
3
) ; e
1
= (1, 0), e
2
= (0, 1)¦ en el espacio
af´ın dado en el Ejemplo 1.2.8.
≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎
En el caso particular del espacio af´ın A = K
n
(Ejemplo 1.2.2) podemos
considerar la referencia af´ın ! = ¦p ; e
1
, . . . , e
n
¦ dada por p = (0, . . . , 0) y
e
i
= (0, . . . , 0, 1, 0, . . . , 0) donde el 1 ocupa la i-´esima posici´ on. Respecto a esta
referencia af´ın, las coordenadas de los puntos coinciden con sus componentes.
Nos referiremos a ! como la referencia af´ın can´onica de K
n
.
1.8.1. Cambio de coordenadas afines
Supongamos que tenemos dos referencias afines ! = ¦p ; e
1
, . . . , e
n
¦ y !

=
¦p

; e
1

, . . . , e
n

¦ en un espacio af´ın A. Dado un punto x ∈ A, sean (x
1
, . . . , x
n
)
las coordenadas afines de x respecto a ! y (x

1
, . . . , x

n
) las coordenadas afines
de x respecto a !

. Queremos encontrar la relaci´ on entre ambas coordenadas.
Por definici´ on de coordenadas afines, tenemos que
−→
px =
n

i=1
x
i
e
i
,
−→
p

x =
n

i=1
x

i
e
i

.
Sean (b
1
, . . . , b
n
) las coordenadas del punto p

en !, es decir,
−→
pp

=
n

i=1
b
i
e
i
,
y supongamos que los vectores de la base B

= ¦e
1

, . . . , e
n

¦ se expresan en la
base B = ¦e
1
, . . . , e
n
¦ como
e
j

=
n

i=1
a
ij
e
i
, j = 1, . . . , n.
Entonces, por un lado tenemos
−→
p

x =
n

j=1
x

j
e
j

=
n

i,j=1
x

j
a
ij
e
i
,
1. Espacios afines 23
y por otro lado
−→
p

x =
−→
p

p +
−→
px =
−→
px −
−→
pp

=
n

i=1
(x
i
−b
i
)e
i
.
Comparando estas dos ´ ultimas expresiones obtenemos que
x
i
=
n

j=1
a
ij
x

j
+b
i
, i = 1, . . . , n.
Equivalentemente, podemos escribir estas n igualdades en forma matricial como
_
_
_
x
1

x
n
_
_
_ =
_
_
_
a
11
a
1n



a
n1
a
nn
_
_
_
_
_
_
x

1

x

n
_
_
_+
_
_
_
b
1

b
n
_
_
_.
Por tanto, el cambio de coordenadas viene dado por la relaci´ on matricial
X = AX

+B,
donde A = (a
ij
) es la matriz
51
de cambio de la base B

= ¦e
i

¦ a la base
B = ¦e
i
¦, y X, X

, B son las matrices columna
52
dadas por
X =
_
_
_
x
1

x
n
_
_
_, X

=
_
_
_
x

1

x

n
_
_
_, B =
_
_
_
b
1

b
n
_
_
_.
Podemos expresar la igualdad anterior en la forma a´ un m´as abreviada sigui-
ente:
_
_
_
_
x
1

x
n
1
_
_
_
_
=
_
_
_
_
a
11
a
1n
b
1



a
n1
a
nn
b
n
0 0 1
_
_
_
_
_
_
_
_
x

1

x

n
1
_
_
_
_
.
La matriz (n + 1) (n + 1) dada por M =
_
A B
0 1
_
se llama matriz de
cambio de coordenadas de la referencia !

a la referencia !. Por consiguiente,
el cambio de coordenadas afines viene dado por
_
X
1
_
= M
_
X

1
_
=
_
A B
0 1
__
X

1
_
.
51
matrix
52
column
1. Espacios afines 24
1.8.2. Ecuaciones de variedades lineales
Sea B = a + U una variedad lineal de dimensi´ on r en un espacio af´ın A de
dimensi´ on n.
Fijada una referencia af´ın ! = ¦p ; e
1
, . . . , e
n
¦ para A, sean (a
1
, . . . , a
n
) las
coordenadas del punto a. Dada una base ¦v
1
, . . . , v
r
¦ del subespacio vectorial
U, cada vector v
j
se expresa en la base B = ¦e
i
¦ como v
j
=

n
i=1
v
ij
e
i
, para
j = 1, . . . , r. Un punto x pertenece a B si y s´olo si
−→
ax ∈ U, es decir, si y s´olo
si existen escalares λ
1
, . . . , λ
r
∈ K tales que
−→
ax = λ
1
v
1
+ + λ
r
v
r
. Luego, si
(x
1
, . . . , x
n
) son las coordenadas de x en !, entonces x ∈ B si y s´olo si
n

i=1
(x
i
−a
i
)e
i
=
−→
ax =
n

i=1
_
_
r

j=1
v
ij
λ
j
_
_
e
i
,
es decir,
x
i
= a
i
+
r

j=1
v
ij
λ
j
, i = 1, . . . , n. (1.8.1)
Definici´ on 1.8.3. Las ecuaciones (1.8.1) se denominan ecuaciones param´etri-
cas
53
de la variedad lineal B respecto a la referencia !.
En el siguiente resultado vemos que las coordenadas de los puntos de una
variedad lineal B son soluci´ on de un sistema de ecuaciones lineales. Esto corre-
sponde en cierto sentido a “despejar los par´ ametros λ
j
” de las ecuaciones (1.8.1).
Proposici´on 1.8.4. Sea B = a + U una variedad lineal de dimensi´on r en
un espacio af´ın A de dimensi´ on n en el que hemos fijado una referencia af´ın
! = ¦p ; e
1
, . . . , e
n
¦. Entonces, las coordenadas de los puntos de B en la refer-
encia ! son soluci´on de un sistema lineal AX = B de n − r ecuaciones con
n inc´ognitas
54
y de rango
55
n − r. Adem´as, las componentes de los vec-
tores de U en la base B = ¦e
1
, . . . , e
n
¦ son soluci´on del sistema homog´eneo
56
asociado
57
AX = 0.
Demostraci´on. Sean (a
1
, . . . , a
n
) las coordenadas del punto a en la referencia
!. Dada una base ¦v
1
, . . . , v
r
¦ del subespacio vectorial U, los vectores v
j
se
expresan en la base B por v
j
=

n
i=1
v
ij
e
i
, para j = 1, . . . , r. Un punto x
pertenece a B si y s´olo si el vector
−→
ax es combinaci´on lineal
58
de v
1
, . . . , v
r
;
53
parametric equations
54
unknowns
55
rank
56
homogenous system
57
associated
58
linear combination
1. Espacios afines 25
equivalentemente, si (x
1
, . . . , x
n
) son las coordenadas afines de x en la referencia
!, el rango de la matriz n (r + 1)
D =
_
_
_
v
11
v
1r
x
1
−a
1



v
n1
v
nr
x
n
−a
n
_
_
_
es igual a r. Podemos suponer, salvo
59
permutaci´ on
60
del orden en la base
B = ¦e
1
, . . . , e
n
¦, que
δ =
¸
¸
¸
¸
¸
¸
¸
v
11
v
1r



v
r1
v
rr
¸
¸
¸
¸
¸
¸
¸
,= 0.
Ya que todos los menores de orden r+1 de la matriz D deben ser nulos, las coor-
denadas (x
1
, . . . , x
n
) de los puntos de B cumplen el sistema de n−r ecuaciones
lineales siguiente:
¸
¸
¸
¸
¸
¸
¸
¸
v
11
v
1r
x
1
−a
1



v
r1
v
rr
x
r
−a
r
v
i1
v
ir
x
i
−a
i
¸
¸
¸
¸
¸
¸
¸
¸
= 0, i = r + 1, . . . , n. (1.8.2)
Este sistema lineal puede escribirse abreviadamente como AX = B, donde B
es una cierta matriz columna, X es la matriz columna dada por las coordenadas
del punto x y A es una matriz (n −r) n de la forma
A =
_
_
_
_
_
_
∗ ∗ δ 0 0 0
∗ ∗ 0 δ 0 0



∗ ∗ 0 0 δ 0
∗ ∗ 0 0 0 δ
_
_
_
_
_
_
.
Ya que δ ,= 0, la matriz A contiene el menor no nulo
61
δI
n−r
, donde I
n−r
denota la matriz identidad
62
(n − r) (n − r). Por lo tanto, el rango de A
es n −r.
Para probar la segunda parte de la proposici´ on, observamos que el sistema
lineal homog´eneo AX = 0 consta de las n − r ecuaciones lineales homog´eneas
siguientes:
¸
¸
¸
¸
¸
¸
¸
¸
v
11
v
1r
x
1



v
r1
v
rr
x
r
v
i1
v
ir
x
i
¸
¸
¸
¸
¸
¸
¸
¸
= 0, i = r + 1, . . . , n.
59
up to
60
permutation
61
non-zero minor
62
identity matrix
1. Espacios afines 26
Es evidente que para cada j = 1, . . . , r, la n-tupla (x
1
, . . . , x
n
) = (v
1j
, . . . , v
nj
)
cumple estas ecuaciones ya que al repetir una columna el determinante anterior
se anula. Por tanto,
A
_
_
_
v
1j

v
nj
_
_
_ =
_
_
_
0

0
_
_
_, j = 1, . . . , r.
Definici´ on 1.8.5. Las ecuaciones dadas por el sistema lineal AX = B se de-
nominan ecuaciones cartesianas
63
de la variedad lineal B respecto a la
referencia !.
Ejemplo 1.8.6. En el espacio af´ın R
4
consideramos el plano B = a + U con
a = (1, 0, 0, 3) y U = ¸v
1
= (2, −1, 0, 0), v
2
= (0, 0, −1, 1)¸. Entonces, el rango
de la matriz 4 3 dada por
_
_
_
_
2 0 x −1
−1 0 y
0 −1 z
0 1 t −3
_
_
_
_
debe ser igual a 2. Ya que el menor
¸
¸
¸
¸
2 0
−1 0
¸
¸
¸
¸
es nulo, permutamos las filas
64
segunda y tercera, y consideramos la matriz
A =
_
_
_
_
2 0 x −1
0 −1 z
−1 0 y
0 1 t −3
_
_
_
_
.
Ahora el menor
¸
¸
¸
¸
2 0
0 −1
¸
¸
¸
¸
es no nulo y como A tiene rango 2, obtenemos las
ecuaciones
¸
¸
¸
¸
¸
¸
2 0 x −1
0 −1 z
−1 0 y
¸
¸
¸
¸
¸
¸
= 0,
¸
¸
¸
¸
¸
¸
2 0 x −1
0 −1 z
0 1 t −3
¸
¸
¸
¸
¸
¸
= 0.
Por tanto, las ecuaciones cartesianas del plano B son
x + 2y = 1
z +t = 3
_
. (1.8.3)
La Proposici´ on 1.8.4 tiene el siguiente rec´ıproco.
63
cartesian equations
64
rows
1. Espacios afines 27
Proposici´on 1.8.7. Sea A un espacio af´ın de dimensi´on n en el que hemos
fijado una referencia ! = ¦p ; e
1
, . . . , e
n
¦, y sea X la matriz columna formada
por las coordenadas (x
1
, . . . , x
n
) de los puntos en la referencia !. Entonces, las
soluciones de un sistema lineal compatible AX = B son las ecuaciones carte-
sianas de una variedad af´ın B de dimensi´on n −rang(A). Adem´as, B = a +U,
donde a es el punto correspondiente a una soluci´ on particular del sistema y U es
el subespacio vectorial correspondiente a las soluciones del sistema homog´eneo
asociado AX = 0.
Demostraci´on. Por ´algebra lineal sabemos que toda soluci´ on de AX = B es de
la forma
(x
1
, . . . , x
n
) = (a
1
, . . . , a
n
) + (λ
1
, . . . , λ
n
), (1.8.4)
donde (a
1
, . . . , a
n
) es una soluci´ on particular del sistema AX = B y (λ
1
, . . . , λ
n
)
es soluci´ on de AX = 0. Sea a el punto de A cuyas coordenadas en ! son
(a
1
, . . . , a
n
), y sea U el subespacio vectorial dado por
U =
_
n

i=1
λ
i
e
i
[ (λ
1
, . . . , λ
n
) es soluci´ on de AX = 0
_
.
Por tanto, los puntos x de A cuyas coordenadas (x
1
, . . . , x
n
) en ! cumplen
(1.8.4) constituyen la variedad lineal B = a+U. Por ´ ultimo, es claro que dimB =
dimU = n −rang(A).
1.8.3. Ecuaciones de rectas e hiperplanos afines
Sea L = a+U un hiperplano af´ın, donde U = ¸v
1
, . . . , v
n−1
¸. Ya que r = n−1,
de (1.8.2) obtenemos la ecuaci´on lineal
¸
¸
¸
¸
¸
¸
¸
v
11
v
1 n−1
x
1
−a
1



v
n1
v
nn−1
x
n
−a
n
¸
¸
¸
¸
¸
¸
¸
= 0,
la cual podemos escribir en la forma c
1
x
1
+ +c
n
x
n
= b, donde (c
1
, . . . , c
n
) ,=
(0, . . . , 0). Observa que la direcci´on U del hiperplano viene dada por
c
1
x
1
+ +c
n
x
n
= 0.
Sea B una recta, es decir, B = a+¸v¸ para alg´ un vector v = (v
1
, . . . , v
n
) ,=

0.
Ya que r = 1, si a = (a
1
, . . . , a
n
) entonces de (1.8.2) obtenemos el sistema de
n −1 ecuaciones lineales siguiente:
¸
¸
¸
¸
v
1
x
1
−a
1
v
i
x
i
−a
i
¸
¸
¸
¸
= 0, i = 2, . . . , n.
1. Espacios afines 28
Podemos escribir este sistema lineal en la forma
c
11
x
1
+ +c
1n
x
n
= b
1
.
.
.
.
.
.
.
.
.
c
n−1 1
x
1
+ +c
n−1 n
x
n
= b
n−1
_
¸
¸
_
¸
¸
_
(1.8.5)
y por tanto interpretar la recta B como la intersecci´on de los n −1 hiperplanos
afines L
j
de ecuaci´on c
j1
x
1
+ +c
jn
x
n
= b
j
, para j = 1, . . . , n −1.
Observaci´ on 1.8.8. La ecuaci´on de cualquier hiperplano af´ın L que contiene
a la recta B debe ser tal que a˜ nadida al sistema (1.8.5) se obtienen las mis-
mas soluciones, es decir, no aumenta el rango del sistema, y por tanto existen
escalares λ
1
, . . . , λ
n−1
tales que la ecuaci´on de L es
λ
1
(c
11
x
1
+ +c
1n
x
n
)+ +λ
n−1
(c
n−1 1
x
1
+ +c
n−1 n
x
n
) = λ
1
b
1
+ +λ
n−1
b
n−1
.
Dicho de otro modo, cuando λ
1
, . . . , λ
n−1
var´ıan en K, la expresi´ on anterior
representa el haz completo de hiperplanos que contienen a la recta B dada.
Ejemplo 1.8.9.
(1) En un plano af´ın A, la ecuaci´on 2x−3y = 4 representa una recta de direcci´on
U dada por 2x −3y = 0, es decir, U = ¸(3, 2)¸.
(2) En un espacio af´ın tridimensional A, la ecuaci´on 2x − 3y + z = 5 repre-
senta un plano cuya direcci´on U est´a dada por 2x − 3y + z = 0, es decir,
U = ¸(3, 2, 0), (0, 0, 1)¸.
(3) En un espacio af´ın tridimensional A, el sistema de 2 ecuaciones con 3 in-
c´ ognitas dado por
2x −3y +z = 5
x −y = 1
_
representa una variedad lineal B de dimensi´ on 3 − rang
_
2 −3 1
1 −1 0
_
= 3 −
2 = 1, es decir, una recta. Esta recta es la intersecci´ on de los (hiper)planos
L
1
: 2x −3y +z = 5 y L
2
: x −y = 1. Entonces, el haz de planos que contienen
a la recta B est´a dado por
(2λ +µ) x −(3λ +µ) y +λz = 5λ +µ.
(4) Las ecuaciones (1.8.3) del plano B dado en el Ejemplo 1.8.6 permiten
interpretar B como intersecci´on de los hiperplanos afines L
1
: x + 2y = 1 y
L
2
: z +t = 3. Entonces, el haz completo (ver Observaci´ on 1.8.8) de hiperplanos
L de R
4
que contienen al plano B est´a dado por
L: λ(x + 2y) +µ(z +t) = λ + 3µ, λ, µ ∈ R.
1. Espacios afines 29
Dos hiperplanos afines L y L

de ecuaciones c
1
x
1
+ +c
n
x
n
= b y c

1
x
1
+
+c

n
x
n
= b

son paralelos si y s´olo si sus direcciones son iguales, es decir, las
ecuaciones homog´eneas c
1
x
1
+ +c
n
x
n
= 0 y c

1
x
1
+ +c

n
x
n
= 0 tienen las
mismas soluciones. Por tanto, L | L

si y s´olo si existe λ ∈ K tal que c

i
= λc
i
para i = 1, . . . , n. En tal caso, los hiperplanos son adem´ as coincidentes si y s´olo
si b

= λb.
Una recta B de direcci´on v = (v
1
, . . . , v
n
) es paralela al hiperplano L de
ecuaci´on c
1
x
1
+ +c
n
x
n
= b si y s´olo si c
1
v
1
+ +c
n
v
n
= 0.
Ejemplo 1.8.10.
(1) En un plano af´ın A, las rectas B
1
: 3x + 2y = 1 y B
2
: 6x + 4y = 5 son
paralelas. La recta B
3
: 6x + 4y = 2 es la misma que B
1
.
(2) En un espacio af´ın tridimensional A, la recta B dada por
_
x −2y = 1
y +z = −1
es
paralela al plano L: 2x − 3y + z = 5. En efecto, B = (1, 0, −1) + ¸(2, 1, −1)¸ y
el vector (2, 1, −1) cumple la ecuaci´on 2x −3y + z = 0. Ya que (1, 0, −1) no es
soluci´ on de la ecuaci´on 2x −3y +z = 5, concluimos que B | L pero B ,⊂ L.
Problema 15. ≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎
En A = R
3
, determina el haz completo de planos que contienen a la recta
B = (1, 0, 0) +¸(0, 1, −1)¸
≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎
1.9. Baricentro
Definici´ on 1.9.1. Sea A un espacio af´ın sobre K. Dados r puntos p
1
, . . . , p
r
de
A, el baricentro
65
de p
1
, . . . , p
r
es el punto b dado por
b = p
1
+
1
r
(
−−→
p
1
p
2
+ +
−−→
p
1
p
r
) .
Observa que para poder hablar del baricentro de r puntos es necesario que
exista
1
r
en el cuerpo K. El baricentro puede interpretarse como el centro de
gravedad
66
de los r puntos.
Proposici´on 1.9.2. El baricentro de r puntos p
1
, . . . , p
r
es el ´ unico punto b
cumpliendo la propiedad
−→
bp
1
+ +
−→
bp
r
=

0.
65
barycenter or centroid
66
center of gravity
1. Espacios afines 30
Demostraci´on. Por definici´on tenemos que
−→
p
1
b =
1
r
(
−−→
p
1
p
2
+ +
−−→
p
1
p
r
). Luego,
−→
bp
1
+
−→
bp
2
+ +
−→
bp
r
=
−→
bp
1
+ (
−→
bp
1
+
−−→
p
1
p
2
) + + (
−→
bp
1
+
−−→
p
1
p
r
)
= r
−→
bp
1
+ (
−−→
p
1
p
2
+ +
−−→
p
1
p
r
)
= r
−→
bp
1
+r
−→
p
1
b =

0,
es decir, el baricentro cumple la propiedad.
Supongamos que b

es un punto que tambi´en cumple la propiedad
−−→
b

p
1
+
+
−−→
b

p
r
=

0. Entonces,
(
−→
b

b +
−→
bp
1
) + + (
−→
b

b +
−→
bp
r
) =

0
y por tanto r
−→
b

b =

0, es decir, b

= b.
Corolario 1.9.3. Dados r puntos p
1
, . . . , p
r
de A, su baricentro b est´a dado por
b = p
i
+
1
r
(
−−→
p
i
p
1
+ +
−−→
p
i
p
r
),
donde p
i
es uno cualquiera de los r puntos.
Problema 16. ≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎
Fijada una referencia af´ın ! en un espacio af´ın A de dimensi´on n, y consi-
derada (p
i1
, . . . , p
in
), i = 1, . . . , r, las coordenadas de los puntos p
1
, . . . , p
r
. Si
(b
1
, . . . , b
n
) son las coordenadas de su baricentro b, prueba que b
j
=
p1j+···+pnj
r
,
para j = 1, . . . , n.
≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎
Proposici´on 1.9.4. (El baricentro de un tri´angulo) Sea A un espacio af´ın real de
dimensi´on 2. Dado un tri´angulo a
1
a
2
a
3
, las tres rectas que unen cada v´ertice con
el baricentro de los otros dos son concurrentes, siendo su punto de concurrencia
el baricentro de a
1
, a
2
, a
3
.
Demostraci´on. Ya que a
1
, a
2
, a
3
forman un tri´angulo, podemos considerar para
A la referencia af´ın ! = ¦a
1
; e
1
=
−−−→
a
1
a
2
, e
2
=
−−−→
a
1
a
3
¦. Sea b
ij
el baricentro de los
puntos a
i
y a
j
. Ya que a
1
= (0, 0), a
2
= (1, 0) y a
3
= (0, 1), por el Problema 16
tenemos que b
12
= (
1
2
, 0), b
13
= (0,
1
2
) y b
23
= (
1
2
,
1
2
).
Sean r
1
= ¸a
1
, b
23
¸ la recta que pasa por a
1
y b
23
, r
2
= ¸a
2
, b
13
¸ la recta que
pasa por a
2
y b
13
, y r
3
= ¸a
3
, b
12
¸ la recta que pasa por a
3
y b
12
. Sus ecuaciones
en la referencia ! son:
r
1
: (x, y) = (0, 0) +λ(
1
2
,
1
2
), λ ∈ R,
r
2
: (x, y) = (1, 0) +µ(−1,
1
2
), µ ∈ R,
r
3
: (x, y) = (0, 1) +τ (
1
2
, −1), τ ∈ R.
1. Espacios afines 31
Es inmediato comprobar que el punto (
1
3
,
1
3
) pertenece a las tres rectas (corres-
ponde a tomar λ = µ = τ =
2
3
). Por el Problema 16 tenemos que el punto de
coordenadas (
1
3
,
1
3
) es precisamente el baricentro b de a
1
, a
2
, a
3
, luego las rectas
r
1
, r
2
y r
3
son concurrentes en b.
Observaci´ on 1.9.5. En la demostraci´on anterior hemos probado que b = a
1
+
2
3
−−−→
a
1
b
23
, siendo b
23
el baricentro de a
2
, a
3
. An´ alogamente, b = a
2
+
2
3
−−−→
a
2
b
13
=
a
3
+
2
3
−−−→
a
3
b
12
, siendo b
13
el baricentro de a
1
, a
3
y b
12
el baricentro de a
1
, a
2
.
Ejemplo 1.9.6. En el espacio af´ın del Ejemplo 1.2.6 tomamos el tri´angulo
a
1
a
2
a
3
, donde a
1
= (−1, e), a
2
= (3, e) y a
3
= (0, 1). Podemos obtener ge-
om´etricamente el baricentro b del tri´angulo como sigue: calculamos primero el
baricentro b
12
de a
1
y a
2
, el cual es b
12
= (1, e); despu´es tomamos la recta
que une el v´ertice a
3
con b
12
, la cual es el grafo de y = e
x
en las coorde-
nadas (x, y); por ´ ultimo, tomamos en esa recta el punto b = b
12
+
1
3
−−−→
b
12
a
3
=
(1, e) +
1
3
ϕ((1, e), (0, 1)) = (1, e) + (−
1
3
, −
1
3
) = (1 −
1
3
, ee

1
3
) = (
2
3
, e
2
3
). Luego,
el baricentro del tri´angulo a
1
a
2
a
3
es el punto b = (
2
3
, e
2
3
).
1.10. Raz´on simple
Definici´ on 1.10.1. Sea A un espacio af´ın sobre K. Dados tres puntos a
0
, a
1
, a
2
alineados
67
, es decir, no af´ınmente independientes, con a
0
,= a
1
, se llama
raz´on simple
68
de a
0
, a
1
y a
2
, denotado (a
0
a
1
a
2
), al escalar r ∈ K tal que
−−−→
a
0
a
2
= r
−−−→
a
0
a
1
.
Ejemplo 1.10.2. (1) Si a
2
= a
0
entonces (a
0
a
1
a
0
) = 0; (2) Si a
2
= a
1
entonces
(a
0
a
1
a
1
) = 1; (3) Si a
2
es el baricentro de a
0
y a
1
entonces (a
0
a
1
a
2
) =
1
2
: en
efecto, por definici´on a
2
= a
0
+
1
2
−−−→
a
0
a
1
. (4) Sea a
1
a
2
a
3
un tri´angulo, b su
baricentro y b
ij
el baricentro de a
i
y a
j
; entonces, por la Observaci´ on 1.9.5
tenemos que (a
1
b
23
b) = (a
2
b
13
b) = (a
3
b
12
b) =
2
3
.
Dados dos puntos distintos a
0
y a
1
, sea B = ¸a
0
, a
1
¸ la recta generada por
ellos. Podemos definir la siguiente aplicaci´on
(a
0
a
1
): B −→ K
que asocia a cada punto x de B la raz´ on simple (a
0
a
1
x) ∈ K. Es f´ acil ver que
esta aplicaci´on es biyectiva. Observa que ! = ¦a
0
;
−−−→
a
0
a
1
¦ es una referencia af´ın
para la recta B y que la raz´ on simple (a
0
a
1
x) es precisamente la coordenada
del punto x en esa referencia.
67
aligned
68
simple ratio
1. Espacios afines 32
En el caso K = R esta biyecci´ on nos permite definir la noci´on de segmento
y semirrecta como sigue:
Definici´ on 1.10.3. Sean a
0
y a
1
dos puntos distintos en un espacio af´ın real y
sea B = ¸a
0
, a
1
¸ la recta generada por ellos.
Se llama segmento (cerrado)
69
de extremos
70
a
0
y a
1
, denotado
[a
0
, a
1
], al conjunto [a
0
, a
1
] = ¦x ∈ B [ 0 ≤ (a
0
a
1
x) ≤ 1¦.
Se llama segmento (abierto)
71
de extremos a
0
y a
1
, denotado (a
0
, a
1
),
al conjunto (a
0
, a
1
) = ¦x ∈ B [ 0 < (a
0
a
1
x) < 1¦.
Se llama semirrecta (cerrada)
72
de origen a
0
que no contiene a
1
, al
conjunto ℓ
a0,←
= ¦x ∈ B [ (a
0
a
1
x) ≤ 0¦.
Se llama semirrecta (cerrada) de origen a
1
que no contiene a
0
, al conjunto

a1,→
= ¦x ∈ B [ (a
0
a
1
x) ≥ 1¦.
La raz´ on simple depende del orden en que damos los puntos. Por ejemplo,
si a
2
es el baricentro de a
0
y a
1
entonces (a
0
a
1
a
2
) =
1
2
, pero (a
0
a
2
a
1
) = 2 ya
que
−−−→
a
0
a
1
= 2
−−−→
a
0
a
2
. Las posibilidades son:
Proposici´on 1.10.4. Sean a
0
, a
1
y a
2
tres puntos alineados distintos dos a
dos
73
, y sea r = (a
0
a
1
a
2
).
(i) Si se intercambian
74
los dos ´ ultimos puntos, entonces (a
0
a
2
a
1
) =
1
r
;
(ii) Si se intercambian los dos primeros puntos, entonces (a
1
a
0
a
2
) = 1 −r.
Por consiguiente, (a
1
a
2
a
0
) =
1
1−r
, (a
2
a
0
a
1
) =
r−1
r
y (a
2
a
1
a
0
) =
r
r−1
.
Demostraci´on. Ya que (a
0
a
1
a
2
) = r, tenemos
−−−→
a
0
a
2
= r
−−−→
a
0
a
1
y por tanto
−−−→
a
0
a
1
=
1
r
−−−→
a
0
a
2
, lo que prueba (i).
Por otra parte,
−−−→
a
1
a
2
=
−−−→
a
0
a
2

−−−→
a
0
a
1
= (r −1)
−−−→
a
0
a
1
= (1 −r)
−−−→
a
1
a
0
, es decir,
(a
1
a
0
a
2
) = 1 −r y (ii) queda probado.
69
(closed) segment
70
ends
71
(open) segment
72
(closed) ray
73
pairwise
74
switch
1. Espacios afines 33
1.11. Los teoremas de Tales, Ceva y Menelao
En esta secci´ on demostraremos algunos teoremas cl´ asicos en geometr´ıa af´ın
utilizando los resultados vistos en las secciones anteriores.
Teorema 1.11.1. (Teorema de Tales
75
) Sean r
0
, r
1
, r
2
tres rectas paralelas
contenidas en un plano af´ın, donde r
0
y r
1
son distintas. Dadas dos rectas
cualesquiera t y t

no paralelas a las anteriores, sean a
i
= t ∩ r
i
y a

i
= t

∩ r
i
(i = 0, 1, 2) los correspondientes puntos de corte. Entonces,
(a
0
a
1
a
2
) = (a

0
a

1
a

2
).
Demostraci´on. Supongamos que los puntos a
0
y a

0
son distintos (el caso a
0
= a

0
se propone como ejercicio). Entonces podemos tomar la referencia af´ın ! =
¦a
0
; e
1
=
−−−→
a
0
a

0
, e
2
=
−−−→
a
0
a
1
¦. Denotemos por (x, y) las coordenadas de los puntos
respecto a !.










✂✂











t t

a
0
a

0
a
1
a

1
a
2
a

2
r
0
r
1
r
2
Es claro que a
0
= (0, 0), a

0
= (1, 0), a
1
= (0, 1) y las ecuaciones de las rectas
r
0
, r
1
y t en esta referencia son
r
0
: y = 0, r
1
: y = 1, t : x = 0.
Ya que r
2
| r
0
la ecuaci´on de r
2
es y = k para alg´ un k ∈ K, y por tanto las
coordenadas del punto a
2
= t ∩ r
2
son a
2
= (0, k).
Por otro lado, el punto a

1
= t

∩r
1
tendr´ a coordenadas a

1
= (e, 1) para alg´ un
e ∈ K. Luego,
−−−→
a

0
a

1
= (e −1, 1) y la ecuaci´on de la recta t

en esta referencia es
t

: (x, y) = (1, 0) +λ(e −1, 1), λ ∈ K.
Por tanto, a

2
= t

∩ r
2
= (1 +k(e −1), k) y
−−−→
a

0
a

2
= k (e − 1, 1) = k
−−−→
a

0
a

1
, es
decir, (a

0
a

1
a

2
) = k. Ya que es claro que (a
0
a
1
a
2
) = k, concluimos que ambas
razones simples son iguales.
75
Thales Theorem
1. Espacios afines 34
Problema 17. ≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎
Demuestra el Teorema de Tales en el caso a
0
= a

0
. Concretamente, dadas r
1
, r
2
dos rectas paralelas contenidas en un plano af´ın, y otras dos rectas cualesquiera
t y t

no paralelas a las anteriores que se cortan en un punto a ,∈ r
1
∪ r
2
,
sean a
i
= t ∩ r
i
y a

i
= t

∩ r
i
(i = 1, 2) los correspondientes puntos de corte.
Demuestra: (1) (a a
1
a
2
) = (a a

1
a

2
); (2) llamando µ a la raz´on simple anterior,
prueba que
−−−→
a
2
a

2
= µ
−−−→
a
1
a

1
.
≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎
El Teorema de Tales motiva la siguiente definici´ on.
Definici´ on 1.11.2. Dadas tres rectas paralelas r
0
, r
1
, r
2
en un plano af´ın, con
r
0
,= r
1
, se llama raz´on simple de r
0
, r
1
y r
2
, denotado (r
0
r
1
r
2
), a la raz´ on
simple de los tres puntos obtenidos al cortar las rectas por una transversal
cualquiera t.
Para introducir el siguiente resultado necesitamos la noci´ on de recta ceviana
de un tri´angulo abc. Una recta que pasa por un v´ertice de un tri´angulo, no
coincidente con ninguno de los lados y no paralela al lado opuesto se llama recta
ceviana del tri´angulo. Esta recta se describe indicando el v´ertice por el que pasa
y el punto en el que corta al lado opuesto.
Teorema 1.11.3. (Teorema de Ceva)
76
Sea abc un tri´angulo y sean aq, br y cp
cevianas no paralelas. Entonces, las tres cevianas son concurrentes si y s´olo si
(p a b) (q b c) (r c a) = −1.
Demostraci´on. Supongamos que las tres cevianas aq, br, cp son concurrentes en
un punto x. Trazamos por el v´ertice a una recta ℓ paralela al lado bc. Sean
m y n los puntos de corte de ℓ con las cevianas br y cp, respectivamente.



































- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -


















€
€
€
€
€
€
€
€
€
€
€
€
€
€
€
€
€
€
€
€
€
€
€
€

a
b c
x
p
q
r
m n
Las cevianas aq y cp son transversales a las paralelas ℓ y bc, luego por el
Problema 17 tenemos que (xa q) = (xnc) y
−→
qc = µ
−→
an, donde µ = (xa q) =
76
Giovanni Ceva (1648–1734), matem´atico italiano, redescubre en su obra De lineis rectis
(1678) el Teorema 1.11.3, aunque la primera formulaci´on conocida de ese teorema se debe a
Y´ usuf Al-Mutam´an, rey de la Taifa de Zaragoza entre 1081 y 1085.
1. Espacios afines 35
(xnc). An´ alogamente, las cevianas aq y br son transversales a las paralelas ℓ y
bc, luego por Problema 17 tenemos que µ = (xa q) = (xmb) y
−→
qb = µ
−−→
am. Por
tanto,
(a mn) = (q b c) (1.11.1)
ya que
−→
qc = µ
−→
an y
−→
qb = µ
−−→
am.
Por otro lado, el lado ac y la ceviana br son transversales a las paralelas ℓ
y bc, luego por Problema 17 tenemos que (r c a) = (r b m) y
−−→
am = ν
−→
cb , donde
ν = (r c a).
Adem´ as, el lado ab y la ceviana cp son transversales a las paralelas ℓ y
bc, luego por Problema 17 tenemos que (p a b) = (p nc) y
−→
bc = τ
−→
an, donde
τ = (p a b). Por lo tanto,
−→
an =
1
τ
−→
bc =
1
τ
−1
ν
−−→
am =
−1
(p a b) (r c a)
−−→
am,
es decir, (a mn) =
−1
(p a b) (r c a)
. Finalmente, usando la igualdad (1.11.1) con-
cluimos que (p a b) (q b c) (r c a) = −1.
Rec´ıprocamente, supongamos que (p a b) (q b c) (r c a) = −1. Sea x el punto
de corte de las cevianas aq y cp, y sea r

= ac ∩ bx. Las tres cevianas aq, br

y
cp son concurrentes en x, luego por la parte del teorema ya probada deducimos
que
(p a b) (q b c) (r

c a) = −1 = (p a b) (q b c) (r c a).
De esta relaci´ on se sigue que (r

c a) = (r c a), luego necesariamente r

= r y por
tanto las tres cevianas aq, br, cp concurren.
Ejemplo 1.11.4. La Proposici´ on 1.9.4 se puede probar como consecuencia del
Teorema de Ceva. En efecto, sea a
1
a
2
a
3
un tri´angulo y b
ij
el baricentro de
a
i
, a
j
. Entonces, por el Ejemplo 1.10.2 (3) y la Proposici´ on 1.10.4 tenemos que
(b
12
a
1
a
2
) = (b
23
a
2
a
3
) = (b
13
a
3
a
1
) =
1
2
−1
1
2
= −1.
1. Espacios afines 36
Problema 18. ≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎
Da una demostraci´on de la primera parte del Teorema de Ceva introduciendo
una referencia af´ın conveniente. Concretamente, considera ! = ¦a ;
−→
ab ,
−→
ac ¦ y
sean (α, β) las coordenadas del punto de concurrencia x de las tres cevianas aq,
br y cp. Calcula las razones simples (pab), (qbc) y (rca) en funci´ on de α y β, y
muestra que su producto es igual a −1.
≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎
El siguiente resultado es en cierto sentido una versi´ on dual
77
del Teorema
de Ceva. Dado un tri´angulo, un punto que est´a en un lado y no coincide con
ning´ un v´ertice se llama punto de Menelao del tri´angulo para dicho lado.
Teorema 1.11.5. (Teorema de Menelao) Sea abc un tri´angulo y sean p, q, r
puntos de Menelao para los lados ab, bc y ca, respectivamente. Si los tres puntos
de Menelao est´ an alineados, entonces
(p a b) (q b c) (r c a) = 1.
Demostraci´on. Sean (p a b) = λ, (q b c) = µ y (r c a) = ν, es decir,
−→
pb = λ
−→
pa ,
−→
qc = µ
−→
qb y
−→
ra = ν
−→
rc .






























❍❅











a
b c
p
q
r
Entonces,
−→
ra = ν
−→
rc = ν (
−→
rq +
−→
qc ) = ν
−→
rq +µν
−→
qb , lo que implica
−→
pb = λ
−→
pa = λ
−→
pr +λ
−→
ra = λ
−→
pr +λν
−→
rq +λµν
−→
qb .
Comparando esta expresi´ on con la relaci´ on
−→
pb =
−→
pq +
−→
qb , obtenemos
−→
pq −λ
−→
pr −λν
−→
rq = (λµν −1)
−→
qb .
Pero los vectores a ambos lados de la igualdad anterior son linealmente indepen-
dientes y
−→
qb ,=

0 por ser q un punto de Menelao, luego necesariamente λµν = 1.
77
dual
1. Espacios afines 37
Problema 19. ≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎
En la situaci´on del Teorema de Menelao y para K = R, concluye que si p, q, r
est´an alineados entonces no puede suceder que p ∈ (a, b), q ∈ (b, c) y r ∈ (a, c) si-
mult´aneamente; es decir, en un plano real una recta no puede cortar simult´anea-
mente el interior de los tres lados de un tri´angulo.
≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎
Problema 20. ≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎
Prueba el rec´ıproco del Teorema de Menelao.
≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎≎
1. Espacios afines 38
1.12. Ejercicios
Ejercicio 1.12.1. Otra definici´on equivalente de espacio af´ın: Sea (A, V, ϕ) un
espacio af´ın. Para cada v ∈ V , consideramos la aplicaci´on T
v
: A −→ A dada
por
T
v
(a) = ϕ
−1
a
(v),
para cada a ∈ A. La aplicaci´on T
v
se denomina traslaci´on de vector v. Demuestra
que estas aplicaciones cumplen las siguientes propiedades:
(1) T

0
es la aplicaci´on identidad;
(2) T
v
◦ T
w
= T
v+ w
para todo v, w ∈ V ;
(3) Dados a, b ∈ A cualesquiera, existe un ´ unico vector v ∈ V tal que b =
T
v
(a);
(4) Para todo v ∈ V , la aplicaci´on T
v
es biyectiva y T
−1
v
= T
−v
;
(5) Si existe un punto a ∈ A tal que T
v
(a) = a, entonces v =

0;
(6) Si existe un punto a ∈ A tal que T
v
(a) = T
w
(a), entonces v = w.
Demuestra que dado un conjunto no vac´ıo A, un espacio vectorial V y una
familia de aplicaciones T = ¦T
v
: A −→ A [ v ∈ V ¦ cumpliendo las propiedades
(1), (2) y (3), entonces existe un espacio af´ın (A, V, ϕ) tal que T es precisamente
su grupo de traslaciones.
Ejercicio 1.12.2. Sea A = ¦(x, y, z) ∈ R
3
[ x
2
+y
2
−z = 0¦ y consideremos la
aplicaci´on ϕ: A A −→ R
2
dada por ϕ((x, y, z), (x

, y

, z

)) = (x

− x, y

− y).
Se pide:
(1) Probar que (A, V = R
2
, ϕ) es un espacio af´ın;
(2) Describir expl´ıcitamente la acci´ on transitiva Φ asociada.
Ejercicio 1.12.3. Demuestra que un subconjunto no vac´ıo de un espacio af´ın
real es un subespacio af´ın si y s´olo si contiene cada recta que pasa por dos puntos
distintos cualesquiera del subconjunto.
Ejercicio 1.12.4. Sea A el espacio af´ın dado en el Ejercicio 1.12.2:
(1) Determina el haz completo de rectas que pasan por el punto (0, 0, 0);
(2) Describe la recta que une los puntos a = (1, 1, 2) y b = (0, 1, 1).
1. Espacios afines 39
Ejercicio 1.12.5. Recuerda que un polinomio se dice m´onico si el coeficiente
del t´ermino de mayor grado es igual a 1. Sea A = ¦p(x) ∈ R[x] [ p(x) m´onico
de grado n¦.
(1) Encuentra una estructura af´ın “natural” en el conjunto A.
(2) Demuestra que L = ¦p(x) ∈ A [ p(1) = 1¦ es un subespacio af´ın de A,
calcula su espacio director y su dimensi´ on.
(3) Describe todos los subespacios afines de A que son paralelos a L y tienen
su misma dimensi´ on.
Ejercicio 1.12.6. Sea A = Z/3ZZ/3Z el espacio af´ın dado en el Ejemplo 1.2.2
para n = 2 y K = Z/3Z:
(1) ¿Cu´ antos puntos tiene A?
(2) ¿Cu´ antas rectas hay en total?
(3) ¿Cu´ antos puntos hay sobre cada recta?
(4) ¿Cu´ antas rectas pasan por cada punto?
(5) Fijada una recta, ¿cu´ antas rectas paralelas a ella hay?
Ejercicio 1.12.7. Calcula la dimensi´ on del subespacio af´ın del espacio af´ın
usual R
5
generado por los puntos a
0
= (−1, 2, −1, 0, 4), a
1
= (0, −1, 3, 5, 1),
a
2
= (4, −2, 0, 0, −3) y a
3
= (3, −1, 2, 5, 2).
1. Espacios afines 40
Ejercicio 1.12.8. Sean L
1
, L
2
y L
3
tres subespacios afines de un espacio af´ın A.
(i) Demuestra que (L
1
+L
2
) +L
3
= L
1
+(L
2
+L
3
). [Esto justifica la notaci´on
L1 + · · · +L
k
para indicar la suma de k subespacios afines.]
(ii) Dados k puntos a
1
, . . . , a
k
∈ A, sea ¸a
1
, . . . , a
k
¸ el subespacio af´ın generado
por ellos. Prueba que ¸a
1
, . . . , a
k
¸ = ¦a
1
¦ + +¦a
k
¦.
Ejercicio 1.12.9. Sea A un espacio af´ın de dimensi´ on n. Demuestra que una
recta y un hiperplano no paralelos siempre se cortan en un punto. [En particular,
en el espacio af´ın usual R
3
una recta y un plano no paralelos siempre se cortan en un
punto.]
Ejercicio 1.12.10. Sea A un espacio af´ın de dimensi´ on n en el que hemos fijado
una referencia af´ın. Demuestra que n + 1 puntos de coordenadas (a
i1
, . . . , a
in
),
i = 1, . . . , n + 1, pertenecen al mismo hiperplano si y s´olo si
¸
¸
¸
¸
¸
¸
¸
¸
¸
¸
¸
a
11
a
12
. . . a
1n
1
a
21
a
22
. . . a
2n
1
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
a
n1
a
n2
. . . a
nn
1
a
n+1 1
a
n+1 2
. . . a
n+1 n
1
¸
¸
¸
¸
¸
¸
¸
¸
¸
¸
¸
= 0.
Ejercicio 1.12.11. Para cada i = 1, 2, 3, consideramos la recta de R
2
de
ecuaci´on a
i
x +b
i
y +c
i
= 0, con (a
i
, b
i
) ,= (0, 0). Prueba que la relaci´ on
¸
¸
¸
¸
¸
¸
a
1
b
1
c
1
a
2
b
2
c
2
a
3
b
3
c
3
¸
¸
¸
¸
¸
¸
= 0
es una condici´on necesaria para que las tres rectas sean concurrentes. Muestra
la existencia de rectas no concurrentes que sin embargo cumplen la relaci´ on
anterior.
1. Espacios afines 41
Ejercicio 1.12.12. Considera la familia de planos π
λ
en el espacio af´ın usual R
3
dada por
π
λ
: 2λx + (λ + 1)y −3(λ −1)z + 2λ −4 = 0, λ ∈ R.
(a) Prueba que estos planos tienen una recta en com´ un.
(b) Determina los planos de esta familia que pasan por el punto p en los
siguientes casos:
(b.1) p = (12, −11, 5); (b.2) p = (1, −1, 2); (b.3) p = (−1, 0, 0).
Explica razonadamente lo que sucede en cada situaci´on.
(c) Determina los planos de esta familia que son paralelos a la recta r = π∩π

,
donde
π : x + 3z −1 = 0, π

: y −5z + 2 = 0.
Ejercicio 1.12.13. En el espacio af´ın usual R
3
, damos los cuatro puntos si-
guientes:
a = (ρ, 0, 0), b = (1, 2, 1), c = (1, 0, −1), d = (2, 2, ρ),
donde ρ ∈ R, y consideramos los subespacios afines
L
1
= ¸a, b¸, L
2
= ¸a, b, c¸, L
3
= ¸a, b, d¸.
(a) Halla las ecuaciones cartesianas de estos tres subespacios afines.
(b) Discute sus posiciones relativas en funci´on del par´ ametro ρ y calcula sus
dimensiones.
Ejercicio 1.12.14. En R
4
tomamos los puntos q
0
= (1, 0, 3, 1), q
1
= (1, 1, 3, 0)
y q
2
= (0, 1, 1, 0), y sea L el subespacio af´ın engendrado por ellos.
(a) Estudia la dependencia af´ın de q
0
, q
1
y q
2
, y calcula la dimensi´ on de L.
(b) Halla las ecuaciones param´etricas y las ecuaciones cartesianas de L.
Ejercicio 1.12.15. Considera los puntos siguientes de R
4
:
a = (1, −2, 3, 1), b = (0, 0, 1, 5), c = (3, −1, 5, 0).
Halla la ecuaci´on del haz de hiperplanos que tienen en com´ un el plano determi-
nado por estos puntos.
1. Espacios afines 42
Ejercicio 1.12.16. En el plano af´ın real consideramos las tres rectas siguientes:
3x + 2y = 1, y = 5, 6x +y = −13.
Determina el tri´angulo abc que tiene estas rectas como medianas, el v´ertice a
sobre la primera recta y el punto (−1, 2) como baricentro de b y c. [Por definici´on,
una mediana de un tri´angulo es la recta que une un v´ertice con el baricentro de los
otros dos.]
Ejercicio 1.12.17. Sean r
1
, r
2
y r
3
tres rectas en un espacio af´ın real 3-
dimensional que se cruzan dos a dos y son paralelas a un plano π. Demostrar
que toda recta que corta a estas tres es paralela a un plano fijo. Determina ese
plano.
Ejercicio 1.12.18. Sea A un espacio af´ın de dimensi´ on ≥ 2. Por analog´ıa con
la noci´ on de tri´angulo (definido por tres puntos no colineales), diremos que
cuatro puntos coplanares a
1
, a
2
, a
3
, a
4
∈ A tales que tomados de tres en tres no
son colineales forman un cuadriv´ertice o cuadr´angulo, y llamaremos v´ertices a
los cuatro puntos dados. Si la recta a
1
a
2
es paralela a a
3
a
4
y la recta a
2
a
3
es
paralela a a
4
a
1
entonces el cuadr´angulo se llama paralelogramo.
(i) Dado un tri´angulo a
1
a
2
a
3
, prueba que la recta que une el baricentro de
a
1
y a
2
con el baricentro de a
2
y a
3
es paralela a la recta a
1
a
3
.
(ii) Dado un cuadr´angulo a
1
a
2
a
3
a
4
, denotemos por b
ij
el baricentro de los
puntos a
i
y a
j
. Muestra que los cuatro puntos b
12
, b
23
, b
34
y b
41
forman
un paralelogramo (siempre que no est´en alineados).
(iii) Demuestra que el baricentro del cuadr´angulo a
1
a
2
a
3
a
4
coincide con el
baricentro de b
12
b
23
b
34
b
41
.
Ejercicio 1.12.19. Dados k+l puntos a
1
, . . . , a
k
, b
1
, . . . , b
l
de un espacio af´ın A,
sea c el baricentro de todos ellos, a el baricentro de a
1
, . . . , a
k
y b el baricentro
de b
1
, . . . , b
l
.
(i) Muestra la relaci´ on entre a, b y c.
(ii) Prueba que si k = l entonces c es el baricentro de a y b.
(iii) Utilizando el resultado anterior, describe un m´etodo sencillo para encon-
trar el baricentro de un cuadr´angulo.
Ejercicio 1.12.20. Dados n puntos a
1
, . . . , a
n
de un espacio af´ın. Para cada
1 ≤ i ≤ n, denotemos por b
i
el baricentro de los n − 1 puntos a
1
, . . . , a
i−1
,
a
i+1
, . . . , a
n
y sea r
i
la recta que une a
i
con b
i
. Demuestra que las rectas
r
1
, . . . , r
n
son concurrentes. ¿D´onde concurren?
Ejercicio 1.12.21. Una versi´ on af´ın del Teorema de Pappus: Sean a, b, c y
a

, b

, c

dos ternas de puntos alineados sobre dos rectas distintas que se cortan,
y supongamos que ab

∦ a

b, bc

∦ b

c y ca

∦ c

a. Demuestra que los puntos de
corte p = ab

∩ a

b, q = bc

∩ b

c y r = ca

∩ c

a est´an alineados.