You are on page 1of 9

1.

LA PRIMERA LEY DE LA SEDUCCIÓN
"Si lo entregas todo al principio, te quedarás sin nada".

Las 7 leyes de la seducción

1.1. Seducción y entusiasmo
El enunciado de esta ley constituye un auténtico destilado de sabiduría. "Si lo entregas todo al principio, te quedarás sin nada" es casi una orden que deberíamos tener siempre presente, por lo menos si todavía seguimos teniendo interés e vivir con intensidad esta maravillosa y seductora experiencia que es la vida. El entusiasmo, concepto clave en lo que se refiere al apasionante mundo de la seducción. Fíjate bien en la enorme diferencia que media entre lo que es que alguien nos "apetezca"… ¡y alguien que nos entusiasme! Aunque aparentemente ambos concepto se encuentran relacionados entre sí, en realidad media un abismo entre los dos. "Apetecer": hace referencia a un débil deseo, a un capricho, a algo que para lo que, verdaderamente, no hace falta un gran desempeño ni resolución. Nos apetece un helado o un descanso, pero lo que nos entusiasma son asuntos mucho más vitales y trascendentes. Es muy difícil que podamos seducir a otras personas si desconocemos qué es lo que un ser humano experimenta cuando lo seducen. El único referente que, por el momento, está a nuestra disposición para adentrarnos en el estimulante pero no del todo inofensivo mundo de la seducción, son nuestros propios sentimientos y sensaciones. Si queremos conseguir que otra persona se sienta de una determinada manera, sólo lo podremos lograr si revivimos esa sensación en nuestro interior y deseamos transmitírsela con auténtica convicción. Si miramos a nuestro alrededor en el mundo cotidiano, no vemos muchas

la asertividad. no hay. lo mejor es que nos quedemos en casa. en general. Seducción y Optimismo. algo que en gran medida se puede aprender y entrenar. Pues bien. 1. ni por asomo. ¿Y cómo se puede conseguir ese objetivo? Por supuesto hace falta contar con algunas habilidades. que son de orden emocional. Si vamos a salir a jugar el partido con espíritu derrotista.2. la menor posibilidad de seducir a nadie si la persona que se plantea laseducción carece del optimismo necesario para dirigir au energía a la consecución de su objetivo. o incluso imprescindibles. encantadoras. porque nos van a machacar a goles. Seducción y Autoestima. el autoconocimiento y. y no simplemente zalameras. ¿verdad? Quiero decir seductoras de verdad. Sería ingenuo el pretender seducir a otra persona si no contamos con la dosis adecuada de amor propio. sino que dispone del punto de partida para serlo). halagadoras o excesivamente centradas en la simple exhibición sexual. como la elegancia o el arte de la conversión. . algunas de las cuales son de orden puramente social. Sólo la gente optimista tiene la oportunidad de ser feliz (lo que no quiere decir que toda persona optimista sea feliz. la confianza personal en cada uno de nosotros. Las 7 leyes de la seducción 1. Me refiero a la autoestima.3. En realidad no vale la pena el tener una relación conmigo".personasseductoras por ahí. Y eso no te lo enseñan en ninguna escuela. Lo diré de otra forma: ¿cómo vamos a poderseducir a otra persona si no nos valoramos a nosotros mismos? Sería algo así como decirle al otro: "No me prestes atención.

En el libro El Clan de los soñadores Fértiles" (autor: HERMIDA. ¿Y qué ocurre con la persona tímida? Hay dos tipos frecuentes de personas tímidas. te quedarás sin nada). José) explica en profundidad cómo los personajes de determinadas películas son percibidos por los espectadores como héroes o heroínas. nos vemos sumidos en una maraña de problemas de los que no siempre es fácil salir). Por ejemplo. 2. Ahora ya puedo avanzarle algo más acerca de las 7 Leyes de la Seducción. esa persona es como si llevase un cartel encima de la cabeza en el que se leyese: ¡PELIGRO! PERSONA COMPLICADA. sin darse cuenta de que los demás percibimos con toda claridad la impostura. repetimos los mismos comportamientos con indiferencia de los resultados prácticos que obtenemos a partir de esos comportamientos. Fíjate ahora en lo que dice la segunda: Crea tu propio personaje y hazlo creíble. digamos. Ya conoces la primera Ley de Seducción (Si lo entregas todo al principio. lo admitamos o no. Al contrario. Evitarlas. En esta ponencia conocerás más en detalle el calado de esta importantísima Ley de Seducción. porque sanemos que es muy probable que tengan una vida interior. por regla general. Y así es ciertamente como acostumbramos a reaccionar. pero cuando nos queremos dar cuenta. y por lo tanto lo recitan de forma . nerviosa y encogida. El otro tipo básico de personas tímidas es la que pertenecen quienes tratan de disimular su timidez y procuran comportase de un modo desinhibido. Así de sencillo. el más evidente. ligeramente enrevesada (a veces nos dejamos atrapar dada su aparente falta de peligrosidad. cae mal a sus interlocutores. ante las personas tímidas de esta modalidad. ¿verdad? Es como si se acabasen de aprender el papel apenas un par de minutos antes. Sin embargo. en el proceso de desaprendizaje aguzamos los recuerdos con un objetivo muy claro como es el de la firme determinación de no volver a cometer los mismos errores en los que incurrimos en el pasado. En ocasiones vemos actores que no parecen muy convincentes. es la persona retraída. que son admirables. ALÉJESE DE MÍ CUANTO ANTES. Este extraño concepto no es el equivalente a olvidar. APRENDIENDO A DESAPRENDER: LAS SIETE LEYES DE LA SEDUCCIÓN. Algo que no a todos nos han enseñado: vamos a desaprender. es decir. dignos de emulación y respetables. hay dos perfiles psicológicos que son totalmente incongruentes con la seducción: la TIMIDEZ y la SOBERBIA. Uno de esos tipos. Una persona presumida difícilmente puede tener éxito en sus intentos deseducción porque sencillamente. Para los demás que la ven.Así que vamos a tener que hacer algo especial.

haciendo que te des cuenta de que están intentando recordar las palabras que tienen que decir. aprendemos a escuchar. hacia sus sentimientos y sus emociones. Las 7 leyes de la seducción Sin embargo. Bien. Una cosa es que la gente nos oiga y otra bien distinta el que nos escuche. La Tercera Ley de laSeducción nos enseña a encontrar los caminos que conducen a los corazones y las mentes de los demás. Es necesario que el interés de nuestros interlocutores hacia nosotros se vea acrecentando. sino lo que éstas contienen: emociones y razones. ya hemos visto que tenemos que ser cautos a la hora de entregarnos a los demás (Primera Ley de Seducción) que debemos construir cuidadosamente la imagen que queremos proyectar en los demás (Segunda Ley de Seducción) y que si no escuchamos a los demás. Sólo les pereceremos fiables si ven que prestamos atención a lo que más valoran en este mundo: ellos mismos. ¿y sabes por qué? Porque serás tú mismo. Tú aprenderás a representar tú papel con absoluta perfección. es decir. nos cerrarán el camino hacia sus corazones y sus mentes (Tercera Ley de Seducción). Estas tres primeras leyes de Seducción forman un grupo al que yo llamo "La Alfombra . Si los demás no nos perciben como personas valiosas. lo primero que harán será cerrar esos caminos. no sólo las palabras. Pero para ser tú mismo.mecánica. Por lo tanto. tienes que demostrar a los demás el valor que realmente tienes y eso es lo empezarás a conseguir si sigues los consejos de la Tercera Ley de Seducción: "La gente que no escucha a los demás nunca consigue ser escuchada". los grandes actores y las grandes consiguen que te introduzcas en la historia que están contando sin que seas consciente de ello: te están seduciendo.

sino los mismos sentimientos. la mayor parte de nosotros nos sentimos libres cuando hacemos lo que somos capaces de hacer y además nos gusta lo que hacemos. Quinta Ley de Seducción: "Si el placer dura demasiado. culpan de sus fracasos a los demás) suelen creer que la seducción consiste únicamente en mantener un comportamiento astuto. Esta forma de ver las cosas supone un gran error. los placeres no son eternos. era obtener algo más. Recuerda que todo placer es más intenso si se comparte. puedes considerar que tu acción ha sido coronada por el éxito. cada uno de nosotros tiene una idea distinta acerca cuánto es el margen razonable de libertad con el que nos sentimos cómodos. No sólo las sensaciones. Para averiguar cuál es ese margen par ala otra persona. Piensa: ¿qué es lo que hoy puedo ofrecer a la persona a la que he empezado a seducir? Y sobre todo: ¿y mañana? Sexta Ley de Seducción: "No se puede ser feliz sin libertad. desde que descienden de las limusinas hasta que entran en el cine donde va a tener lugar el estreno de la película. Ahora bien. Pero lo cierto es que aunque todo el mundo comprende y asume el concepto de libertad. Esta ley introduce un par de gotas de egoísmo. Pero si tu objetivo. . Si consigues que vea que es feliz gracias a ti. Dicen que es mucho más valiosa una libertad moderadamente arriesgada que una servidumbre tranquila. te lo agradecerá toda la vida". Si tu verdadero objetivo es obtener el agradecimiento de la otra persona y solamente eso. porque no pueden aportarles nada nuevo. y además denota una notable falta de imaginación. Las personas que no saben seducir (y que de paso. porque recuerda el paseo espectacular de las estrellas de cine en los estrenos. si no le dejas un buen margen de libertad. se agota y desaparece. Como guía general. sino en un cárcel". será mejor que te sinceres. De nada nos vale conseguir nuestros objetivos si obtenemos la debida retribución por el éxito obtenido. exigen la aplicación de creatividad. algo así como si se plantease una operación estratégica para la guerra. Las tres siguientes leyes de Seducción contemplan otros escenarios que paso a comentarte a continuación Cuarta Ley de Seducción: "Si hace feliz a una persona. te lo agradecerá durante algún tiempo. Administra con sabiduría el uno y la otra". además del agradecimiento. esa persona no se sentirá en un paraíso. ten siempre presente la Tercera Ley de Seducción ("La gente que no escucha a los demás nunca consigue ser escuchada").Roja". y por eso deberás tener muy en cuenta la siguiente Ley de Seducción. Con la felicidad sucede lo mismo: termina por convertirse en rutina. Por mucho que la seducción que ejerces haga feliz a la otra persona. Las personas que no son creativas resultan incapaces a la hora de seducir a los demás. siempre bajo la deslumbrante luz de los focos de los flashes de los fotógrafos.

Al conjunto de estas tres leyes les llamo "Recompensa Mutua" porque los efectos de sus respectivas aplicaciones producen efectos beneficiosos tanto en la persona seductora como en la seducida. Lo he hecho así porque su se escribe. y no sólo con los amigos. Las 7 leyes de la seducción ANEXO: MANUAL URGENTE DE COMUNICACIÓN 1. Te habrás dado cuenta de que no he reflejado la Ley de Seducción número 7. Sólo puede ser albergada en el corazón.Acabamos de ver que hay que tener claros cuáles son nuestros objetivos (Cuarta Ley deSeducción). es la última oportunidad que tendrás para causarle una buena impresión. El entrenamiento en el uso práctico de estas leyes hará que cada vez contemos con una mayor fuerza persuasiva. La verdad es que es bastante posible que volvamos a tener más oportunidades de causar una buena impresión tanto a esa persona como a muchas otras más adelante… ¡pero es mucho mejor si conseguimos ese objetivo a la primera! . Causemos una buena impresión. y eso es lo que viene a continuación. y que ciertamente nos rodeemos de una aureola de seguridad que hará que los demás se sientan más confiados y a gusto. que necesitamos administrar la felicidad con sabiduría (Quinta Ley de Seducción) y que no debemos pasar por alto el conocimiento del grado de libertad con el que los demás se sentirán a gusto (Sexta Ley de Seducción). sino incluso con aquellas personas con las que no es fácil tratar. Se suele decir que cuando te encuentras a una persona por primera vez. sentiremos una mayor seguridad en nuestras relaciones con los demás. pierde su poder mágico. De esta forma.

todas las situaciones anteriores se encuentran entre dos extremos.Ni mirar a la cara de la otra persona.Empecemos a enfocar este asunto al revés: ¿cómo podríamos causar una mala primera impresión? He aquí algunas sugerencias: . dando la impresión de que nos gustaría estar en otro sitio y no con la persona que tenemos delante.Permanecer rígidos como si acabasen de sacarnos del congelador. A continuación vamos a ver cada una de estas tres fases por separado. .Evitar darle la mano. FASE 1: ATENCIÓN Tengo que llamar la atención de mis interlocutores.Estrechar la mano a la otra persona demasiado fuerte.Hablar en voz demasiado baja.No parar de hablar.Hablar en voz demasiado alta.El estímulo del INTERÉS.La DEMOSTRACIÓN de lo que decimos es cierto. o darle "sólo los dedos". Si de entrada no se fijan en mí ¿cómo será posible que les pueda convencerles de nada de lo que digo? Me mostraré amable. De modo que si queremos que nos hagan caso. Comunicación verbal: la estructura de los mensajes La gente cree que los demás están para escucharnos. O todo o nada. . Y es gracias a esa naturalidad con lo que conseguiremos caer bien a los demás a la primera. Es decir. . . Tendremos que llamarles la atención.La captura de la ATENCIÓN.Mostrarnos con soberbia. . . 2. . deberemos liderar el proceso de comunicación. esa normalidad es eso a lo que la gente se refiere como "naturalidad".No decir nada en absoluto. la normalidad. La mayor parte de las personas preferimos los términos medios. . .Mirar a la otra persona como si la estuviéramos examinando. . despertar su interés acerca de lo que les contamos y demostrarles que lo que les decimos es cierto. Es decir.Movernos con impaciencia. . El proceso de ese liderazgo tiene tres fases: . . . Es una creencia falsa: la mayor parte de las personas sólo están para escucharse a sí mismas y para ocuparse (y preocuparse) por sus problemas. Si nos fijamos. .Ir encogidos. tendremos que hacer algo más que el limitarnos a contarles cosas.

.pero con determinación. y demostraré esa determinación: .Las experiencias que esas personas han tenido en situaciones similares (y por tanto los prejuicios que de antemano puedan tener acerca de lo que digo.Les soluciona un problema. La parte más importante de la comunicación es la preparación de mi mensaje. . Por lo tanto tendré en cuenta aspectos tales como: .Escuchando con atención. No todo el mundo comprende estas sencillas reglas. lenguajes y costumbres de los demás). . .Los filtros culturales (los valores. por lo cual tengo que enviarles mensajes diferenciados). Las 7 leyes de la seducción FASE 2: INTERÉS Tengo que despertar el interés de mis interlocutores.Les reporta un beneficio. .Hablando con claridad. ¿cómo podré despertar su interés? Para siempre recordaremos que el interés de las personas únicamente se estimula si lo que decimos cumple una o dos de estas condiciones: . Un mismo mensaje puede emitirse de formas muy distintas en función de las personas destinatarias.Teniendo muy claro qué es lo que no quiero que la otra persona entienda. Si de entrada no se fijan en mí.Teniendo muy claro qué es lo que quiero que la otra persona entienda. .

Estas tres fases que acabamos de contemplar (atención. Nos habremos mostrado menos convincentes. tenemos que pensar qué es lo que vamos a decir y precisar claramente el objetivo que queremos alcanzar a través de nuestra comunicación. . FASE 3: DEMOSTRACIÓN Ahora es cuando llega el momento de demostrar que lo que decimos es cierto.Debido a este motivo. el efecto será sin duda mucho menor. no será más que una pérdida de tiempo. Si pretendemos hacerlo antes de que hayamos captado la atención de los interlocutores. interés y demostración) constituyen las claves esenciales de nuestra estrategia. De igual forma. si nos ponemos a intentar demostrar lo acertadas que son nuestras ideas antes de haber despertado su interés.