You are on page 1of 8

OTRO SENTIDO

Eje temático: 9. Salud: prevención y abordajes de actuales problemáticas. Resiliencia. Título de la ponencia: Otro sentido. Expositor: Mariano Chielli Correo: chiellimariano@hotmail.com Susana María De Lena Cargo y Universidad de procedencia: Mariano Chielli: Lic. en Psicología. MP52807. Perito IV. Susana María de Lena: Doctora en Medicina. Directora General de Sanidad del Poder Judicial de la Provincia de Buenos Aires. Poder Judicial de la Provincia de Buenos Aires. Resumen: Este trabajo aborda cuatro diferentes ejes de prevención que abarcan a la persona en sus distintas esferas. La tarea se desprende de la implementación de un Programa de Mejora Continua de la Calidad llevado a cabo desde la Dirección General de Sanidad del Poder Judicial de la Provincia de Buenos Aires. Se adjuntan en formato de imágenes los afiches utilizados para la mencionada campaña de prevención.

OTRO SENTIDO Introducción Este trabajo monográfico versa sobre “nos-otros”. ¿Nos reconocemos profundamente personas únicas e irrepetibles, llamadas a estar con otros, a conformar una “nostridad”, a develar nuestra tarea a través del encuentro? Motiva la elección de la citada temática, descubrir y profundizar la radical importancia del papel del “otro” en la revelación de la vocación. El desarrollo consta de tres instancias que abarcan la presentación del tema, el análisis de sus respectivas partes y la revisión general de los contenidos abordados que precede a la conclusión final. Desarrollo Al decir de Héctor Delfor Mandrioni, el “otro” es un factor mediador en la revelación de la “vocación”. 1 Por lo tanto, es menester comprender primero qué es la vocación. Desde el propio origen de la palabra, proveniente del latín vocare, acción de llamar, puede definirse su esencia. La vocación constituye un llamado interior que nos alienta a la consecución de un fin concreto: la ejecución de una tarea que otorgue sentido a nuestra vida. [...] “Las decisiones que el hombre debe tomar a cada paso en la vida conllevan la acción por algo favorable o desfavorable para su crecimiento como persona. [...] A través de sus decisiones llegará o no a ser lo que debe ser. Responderá o no al llamado esencial de la vida, el más profundo: ser hombre y sentirse tal”. 2

1 2

Mandrioni Héctor Délfor, “La vocación del hombre”, Guadalupe, Buenos Aires, 1998, pág. 16. Equipo Episcopal de Catequesis, “Educación y proyecto de vida”, Oficina del Libro, Buenos Aires.

Ed.] considerando que el más poderoso instrumento con que cuenta el hombre para llegar a descubrir el contenido de su Psicoterapia y Humanismo. Pedro. no es algo ocasional en nuestras vidas. Es a través de esta “presencia” 8. 5 Frankl expresa que “cuanto más sale al encuentro de su tarea. Ed. En la realidad que nos desborda “se realiza y se reconoce el encuentro del «uno» con el «otro»” 7 Conformar un nosotros. 2000. mediante el vínculo del amor [. cuanto más se entrega a su compañero. Hasta qué punto es humanista la psicología humanista?”. un cotejar posibilidades de existencia y tarea”. 9 Es el “otro” quien refleja los valores que delinearán el perfil de nuestra identidad. Barcelona. Martín. Paidós Iberica S. hacia el don que se nos ofrece.. México. Pérez Soto Eugenio. Buenos Aires. ante todo. porque es presencia que nos dispone a la escucha y nos conduce. “Crítica del puro encuentro. una cosa o una persona distinta que yo”. 31. en un estado de apertura original pues. que nuestra propia realidad se revela y adquiere verdadero sentido. ¿Qué es el hombre?. 1990. en un éxodo de nosotros mismos. “En el principio era el sentido. 7 Buber. Lumen. 4 Lain Entralgo. pág. Desde el punto de vista de una metafísica primaria y sistemáticamente atenida a la conciencia que de mí mismo tengo. Ed. Herder. la “existencia está constitutivamente abierta a las cosas y a los otros. a las cosas y sustancialmente a los otros y nos predispone al «para» otros. 151. 59-60. Ed. “Ser humano significa básicamente referirse y dirigirse a algo distinto de uno mismo”. 6 Frankl Viktor. el «entre» donde el tú y el yo se entregan en reciprocidad. 4 Los hombres somos seres relacionales.. el «con» nos signa en tanto seres en estado de apertura al mundo. “…lo esencial de la condición humana es el hecho de autotrascenderse. Buenos Aires. propiciando un verdadero compromiso existencial.Para advertir ese “llamado” es condición sine qua non desarrollar una actitud de atención permanente. 3 . “Ante el vacío existencial”. 3 La actitud de estar atentos. 1998. un reflejarse en el espejo de su ideal. La otredad que irrumpe en nuestras vidas como un acontecimiento y nos sacude del autismo en el que a veces nos sumimos. Fondo de Cultura Económica. sabiendo que hemos sido creados en la idea de un proyecto personal y al mismo tiempo trascendente. pág. ese espacio de realidad que cobra significado en la medida en que la prudencia sea su ingrediente esencial. 73. en un convivir que se vuelve tarea y misión la cual se deja ver en “un encuentro íntimo. a co-existir. Barcelona. “Teoría Y Realidad Del Otro". el que haya algo más en mi vida que no sea yo mismo… Algo o alguien. El espacio común. pág. Alianza. Pag. “La vocación del hombre”. Guadalupe.52. págs. 1992.. conforma la zona del nosotros desde la cual puede darse un paso hacia la comunión que ávidamente necesitamos. carecería de sentido si no se complementara con la instancia próxima: la espera.comienza mostrándose en caracteres de la existencia humana (…).A. un ponerse el hombre ante su porvenir. 9 Frankl Viktor. la relación -ya no «categoría objetiva». entonces. 2005. 5 Mandrioni Héctor Délfor. Ellos son ahora los primeros supuestos metafísicos del encuentro: el hombre puede encontrarse con otros porque su existencia tiene. 8 Guberman Marta. carácter genitivo y carácter coexistencial”. 33. dispuestos interiormente. pág. tanto más es él mismo hombre. 6 El conocimiento interior no puede estar desligado de la presencia del “otro” como referencia y significación en el desarrollo de nuestra existencia. Todo hombre está llamado a ser-con-otros. Reflexiones en torno al ser humano”. 1961. sino «categoría existencial» o «existencial» a secas. “Diccionario de Logoterapia”. y tanto más es sí mismo”.

para llegar a ser mundo.” 12 Permítaseme ahora un acercamiento al vínculo del hombre con el universo y con los demás. traducción de José María Valverde. a saber. la naturaleza. Guadalupe.. La persona no puede ser considerada ni tratada tan sólo en una dimensión. las personas. Gaudium Et Spes. Santiago de Chile.. Plaza & Janés. Buenos Aires. [. 2da edición. 1184-1187 en Armando Roa Vidal. tomamos conciencia de la propia vocación. en cualquiera de sus formas. [.. 11 10 ..] El abrirse y entregarse [.] es aquel acto que por esencia “revela” y “promueve” los valores entre las personas. Gracias a la presencia del “otro” podremos reconocernos y de este modo ser conscientes de la propia vocación. 1967. naturaleza. prudente espera y plena confianza. 19. el acto de amor. para llegar a ser mundo para sí. personas o bien como conjugación de todos. Editorial Universitaria. que será advertido por quien se encuentre dispuesto en una actitud de aguda observancia. El Concilio Vaticano enuncia este vínculo desde el punto de vista del carácter social del hombre: “[. Ante el advenimiento del “otro”.. cosas. los hechos. 11 El “otro”. págs..] es una ocasión sublime para que madure el individuo. Esta mañana me he distendido Mandrioni Héctor Délfor. 1994. 33. Ediciones Paulinas. Es así como mediante el encuentro con estas presencias avisadoras y reveladoras. poeta contemporáneo cuya poesía es un perpetuo intento por develar el misterio que rodea la existencia a través de las imágenes y de los símbolos que la palabra ciñe. Barcelona. El vínculo citado se decanta y cristaliza en cada uno de sus versos. Cartas a la Juventud.. es quizás aquello para lo cual apenas alcanza la vida humana”.] es lo definitivo. pág.. nuestra existencia adquiere sentido. es una exigencia mayor. Puede manifestarse como hechos. A través de la mediación del “otro” vislumbramos nuestro proyecto. por otro. Rainer María Rilke. págs 79-80. Me aferro a este árbol mutilado abandonado en este declive que tiene la languidez de un circo antes o después del espectáculo y miro el pasaje quieto de las nubes sobre la luna. un mensaje. “Los Ríos” (i fiumi). le permite obtener la certeza de su propio reconocimiento. para hacerse algo en sí. Lo cierto es que en cualquiera de sus formas alberga un aviso..] Amar [.. como elemento mediador. Buenos Aires. 12 Constitución Pastoral del Concilio Vaticano II.” 10 “[. 1998.] El hombre es un ser social por su naturaleza íntima y no puede vivir ni desarrollar sus dones sin mantener relaciones con otros. hace evidente su presencia de diferentes modos.. pág. 1987.vocación. aislada de los demás y de lo que compone e integra el universo. “Obras de Rainer María Rilke”. mediante la cita de un poema perteneciente a Giuseppe Ungaretti. Su relación con el “otro” establecida mediante la presencia de las cosas. e inmersos en la actitud antes citada.. 13ª edición. “La vocación del hombre”.

He arrojado arriba mis cuatro huesos y me he ido como un acróbata sobre el agua. Me he arrodillado junto a mis ropas sucias de guerra y como un beduino me he inclinado a recibir el sol. El Isonzo derivando me pulía como a una piedra suya. He repasado las épocas de mi vida Estos son mis ríos Este es el Serchio al cual están unidos dos mil años casi de mi gente campesina . Mi suplicio es cuando no me creo en armonía Pero aquellas ocultas manos que me juntan con el agua me regalan la rara felicidad. Este es el Isonzo donde mejor me he reconocido una dócil fibra del universo.en una urna de agua y como una reliquia he reposado.

“transparentarlo”. para distenderse al otro día “en una urna de agua” y reposar. Antes de enunciar todo aquello que marcó su existencia. Ungaretti establece mediante los versos que integran el poema “Los ríos”. identificarlo quizá una vez más. Milano. la nostalgia por “sus ríos” (esa íntima relación establecida por las cosas. . 1979. el Nilo. “como una reliquia”. El Serchio cobija a sus padres y a su gente campesina. una geografía de su vida. Pero no se rinde al devaneo: arroja sus huesos. que pasaron por su vida. emula su carácter quizá también de “turbulencia”. Este es el Sena y en aquella turbulencia suya me he mezclado y me he conocido Estos son mis ríos reunidos en el Isonzo. Arnoldo Mondadori Editorie. las personas. Esta es mi nostalgia que en cada uno me transparenta ahora que es de noche que mi vida me parece una corola de tinieblas. los hechos. Para continuar ejemplificando el papel que ocupa el “otro” en la revelación de la vocación. “Vida de un hombre”(Vita d´un uomo). 13 En el ejemplo citado ut supra se conjugan varios elementos reveladores. por todos esos “otros” cuya influencia es indiscutible) logra –aún en la noche. Al comienzo. Su vida llega al fin diciendo: “me parece una corola de tinieblas”. enunciaré un ejemplo extraído de la película “La leyenda de 1900” del 13 Giuseppe Ungaretti. decide aferrarse a un “árbol mutilado” y observar el “paisaje quieto de las nubes sobre la luna”. el Sena. Finalmente presenta los ríos: el cauce de cada uno de ellos define la pertenencia a una etapa determinada. antecede con imágenes quizá el modo en que ha enfrentado las diferentes etapas de su vida: sus diferentes ríos. El poeta ha meditado durante la noche y ha continuado durante el día. Y todos ellos se reúnen en uno: El Isonzo. Sin embargo. la síntesis de su historia personal ante quien se reconoce una “dócil fibra del universo”. se va “como un acróbata sobre el agua” y vuelve para arrodillarse luego al lado de sus “ropas de guerra” e inclinarse a “recibir el sol”.y mi padre y mi madre Este es el Nilo que me ha visto nacer y crecer y arder de incosciencia en las extensas llanuras. es quien lo ha visto nacer y crecer.

el que lo enfrenta ante los interrogantes de su propia vida. 1988.No lo había visto antes. pág. en este caso: el mar.Yo jamás lo he escuchado. Para mí. Conozco a alguién que pasó por algo muy similar. 2000. Y ahora. el que revela una posibilidad “ideal”. Es por todo lo que dejo atrás.la vida es inmensa.. ¿No lo comprendes? Inmensa. es más afortunado que yo.Entonces. Hasta hace unos pocos años sólo conocía mi campo. Gritaba y gritaba y lo que gritaba era: “tu con la cabeza llena de aire en vez de cerebro. El segundo momento de gran significación y profundidad se encuentra en la figura mediadora de la naturaleza. Paidós Iberica S. Fue como un elemento esclarecedor para mí porque escuché su voz. Estados Unidos. 15 Frankl Viktor. sino con acciones.. La película cuenta la vida de 1900. Barcelona. un día. Tal vez no lo comprendas pero. un pianista que nunca se atrevió a dejar el barco donde se crió. Ed. Él es el interrogado y cualquier situación de la vida es una pregunta”.¿Y algún día llegó a sentirse bien de haber dejado todo? ¿Y su esposa también lo engañó con un sacerdote? ¿Y acaso la fiebre se llevó sus cinco hijos? 1900 . “En el principio era el sentido. la voz del mar 1900 .No luces muy feliz por ir a América. la menor.”. Un grito muy fuerte. Empezar de nuevo. con acciones responsables.. 14 . 1900 .. mientras pasaba por uno de los pueblos que desconocía. llegué a una colina y después vi lo más hermoso que he visto en mi vida: El mar.director italiano Giuseppe Tornatore.¿El mar? Viejo . quien lo motiva a continuar viviendo.No.. desde que alguien lo abandonara sobre el piano cuando sólo era un bebé. Tuve un conflicto en mi mente. 1900 .. Así fue como de pronto decidí cambiar mi vida. 57. el mundo empezaba y terminaba ahí en ese pequeño pedazo de tierra. 1900 . Nunca había pensado así de la vida. Viejo .La voz del mar se parece a un grito. camino hacia la calle principal de una ciudad.Sí. Viejo . “El hombre es el que responde o el que debe responder. Aún me queda una hija.Comprendo perfectamente. El siguiente diálogo se establece entre 1900 y un pasajero del barco. Ella sobrevivió y fue por ella que un día decidí luchar contra mi mala suerte y viajar a otras tierras sin un destino fijo. Reflexiones en torno al ser humano. Y después. ¡Di eso a tu amigo 1900! 14 Aquí la presencia del otro como elemento revelador se manifiesta en dos momentos: el primero de ellos encarnado en la hija del Viejo..¿La voz del mar? Viejo . Viejo .A...No es por América. Viejo . 15 Diálogo extraído de la película “La leyenda de 1900”. 1900 . No responde con palabras. Guión y Dirección: Giuseppe Tornatore. pero también se quedó solo.

1998. Una existencia comprometida consigo mismo y con los demás. que para advertir ese llamado es preciso permanecer atentos.48. Pérez Soto Eugenio. He enunciado entonces. naturaleza. Barcelona. Este “otro” mediador puede hacerse presente como hechos. huérfano de ideales y de vocación. 52 19 Mandrioni Héctor Delfor. cada uno de nosotros puede ser el “otro” para los demás. Guadalupe. un viaje por nuestro interior. Ed.Con lo expuesto puede afirmarse. Cada paso en esta conformación del nosotros está signado. El conocimiento interior no puede estar desligado de la presencia del “otro”. El encuentro llegará a su plenitud cuando el otro sea para mí prójimo. pág. Buenos Aires. Ed. Esto implica una gran responsabilidad. pág. que la existencia del hombre se vivifica por sus “encuentros” 16. 1998. se presentan como verdaderos desafíos. Conoce el por qué de su existencia y podrá soportar casi cualquier como”. La presencia del “otro” se torna inadmisible ante un hombre carente de valores. para Laín Entralgo. que la vocación constituye un llamado interior que nos conduce a cumplir una determinada tarea que otorgue sentido a nuestra existencia. Es necesario hallar otro sentido… Una existencia compartida. ausente de vínculos. Debe estar signada por la plena ejecución de los valores superiores que nos permitan salir del ostracismo egoísta y darnos a los demás en una autentica actitud de amor. que implica la donación desinteresada y gratuita. Es el “otro” quien refleja los valores que delinearán el perfil de nuestra identidad. Por lo tanto nuestra propia tarea existencial debe ser como dice Mandrioni “ennoblecedora” 18. “Diccionario de Logoterapia”. Lumen. Asistimos al reinado de un hombre sin referentes. Para lo cual es necesario el encuentro cargado de significación mediante la 16 Guberman Marta. Buenos Aires.28. 18 Mandrioni Héctor Delfor. “El hombre que se hace consciente de su responsabilidad ante el ser humano que le espera con todo su afecto o ante una obra inconclusa no podrá nunca tirarse por la borda. 1989. “La vocación del hombre”. pág. con una actitud de espera y disposición a fin de poder responder a la nuestra propia vida que nos apela. la permisividad y la relatividad. Su ser se halla abierto a las cosas y a los hombres: El “es” con los otros. un encuentro con nosotros mismos a través del otro. Comprender y vivenciar esta tarea se presenta como una utopía frente a un mundo imbuido en un exacerbado posmodernismo. Los parámetros de acción del hombre posmoderno están delimitados por el hedonismo. Para que esto se cumpla es necesario encontrarse con uno mismo y con los demás. El acto clave y fundante frente al otro es la creencia en el menester del otro y el éxodo de sí pues “mientras la persona sólo se pertenece a sí misma aún no es todavía ella misma. Guadalupe. entonces recibe del otro su verdadero sí mismo” 19 Conclusión En la extravertida sociedad de la que formamos parte. mediante el vínculo del amor. 2005. Buenos Aires. por el amor que da forma a las relaciones de objetividad y de personeidad. personas o conjugación de todos. “El hombre en busca de sentido”. Herder. 17 Asimismo. elección y respuesta signada por el amor. 17 Frankl Viktor. “La vocación del hombre”. . pág 81. cosas. hasta llegar como último eslabón a ver en el otro al prójimo. encerrado en su propio egoísmo e indiferente a lo que acontece a su alrededor. el consumismo. pero cuando sale de sí hacia el tú y tiene en más al otro que a ella misma.

Buenos Aires. 4ta edición. entendiendo que todo “otro” es un interlocutor posible. “ennoblecedora”. 1998. “Cartas a Theo”.. “La vocación del hombre”. abierto en el encuentro con todo lo que lo rodea. Como bien dijera Vincent Van Gogh: “[. Desde la propia creencia y donación nos efundimos hacia el otro y éste con su creencia y donación se efunde hacia cada uno de nosotros. “Uno se alegra de algo. Lukas.exaltación de los valores y la práctica del amor. dedicación-un pedazo de sí mismo regalado al otro”.. págs.] Si se continúa amando sinceramente lo que es en verdad digno de amor y no se derrocha el amor en cosas insignificantes y nulas e insípidas. porque ahí radica la verdadera fuerza. se logrará poco a poco más luz y se llegará a ser más fuerte” 23 20 21 Lain Entralgo. efusivo y creyente indica un derramarse. Alianza.. por el amor. [. 1194. por la naturaleza. 22 Debe estar signada por la plena ejecución de los valores superiores que nos permitan salir del ostracismo egoísta y darnos a los demás en una auténtica actitud de amor. E.] Avanzamos entonces sobre nuestro camino indefessi favente Deo (infatigables. O uno le ofrece alegría a otro. Cada uno de nosotros es el “otro” para los demás. pág. Pedro. y lo que se hace por amor está bien hecho. Buenos Aires. 21 Esto involucra un sentido de construcción que no concierne al hombre individual. 24-25 . Toda relación interpersonal está llamada en último término a la projimidad en la cual el amor constante.. Por lo tanto nuestra propia tarea existencial debe ser como dice Mandrioni. se alegra por algo.] Es bueno amar tanto como se pueda. 1961. ese insondable triunfo sobre la nada que el existir significa. Ed. [. Barcelona. Guadalupe. Para ello es necesario ir creando urdimbres de amor que nos permitan interpretar la vida como un acto trascendente que excede la frontera de nosotros mismos. “Teoría Y Realidad Del Otro". por el arte. 2005.:”Una vida fascinante”. Ediciones San Pablo. sino al hombre en relación. en tanto “la existencia por obra del amor se comprende a sí misma desde su fundamento como donación. Esto implica una gran responsabilidad. agradecimiento. 23 Vincent Van Gogh. Editorial Labor...298. con la ayuda de Dios). al ofrecerle un pedazo de sí mismo: atención. 22 Mandrioni Héctor Delfor. regalo y gracia” 20 Todos los seres humano deberíamos buscar incansablemente la vocación de ser. y el que mucho ama realiza grandes cosas y se siente capaz.