You are on page 1of 10

¿ES NECESARIO CONVERTIR EL INSTITUTO FEDERAL ELECTORAL EN AUTORIDAD NACIONAL ELECTORAL?

Introducción En el acuerdo político denominado “Pacto por México” se ha propuesto: “Crear una autoridad electoral de carácter nacional y una legislación única, que se encargue tanto de las elecciones federales, como de las estatales y municipales” (Punto 5. 4) A partir de esta base diversos actores políticos han sugerido crear el Instituto Nacional Electoral (INE), la propuesta sería presentada formalmente en el segundo periodo ordinario de sesiones de 2013 y se aplicaría por primera vez en las elecciones estatales que se celebren a partir de 2014. Esta reforma crearía un organismo electoral dotado de autonomía constitucional y facultado para organizar los comicios federales y locales, así como las tareas que en materia de participación ciudadana le confiere al IFE la Constitución General de la República (verificación de firmas para la presentación de iniciativas ciudadanas y la celebración de consultas populares, así como la organización de dichas consultas). La transformación orgánica de la autoridad electoral estaría acompañada de la expedición de una Ley Federal de Partidos Políticos y – presumimos- de un Código Electoral General con aplicación en las elecciones federales, estatales y del Distrito Federal.

Situación actual del sistema electoral mexicano El sistema electoral mexicano se integra por un subsistema nacional (federal) y por 32 subsistemas en las entidades federativas que, grosso modo, reproducen en su ámbito las normas, instituciones y prácticas del subsistema federal. En materia de normas jurídicas el sistema se rige por la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos; las leyes electorales federales (el Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales y la Ley General de Medios de Impugnación en Materia Electoral); 31 constituciones estatales y el Estatuto de

1

con las reformas de 1994. Cabe dejar apuntado que una excepción al modelo general lo constituye. el modelo instaurado a nivel federal en 1990. Dichos organismos electorales locales han reproducido. A nivel institucional tenemos que el núcleo nacional (federal) se compone de dos organismos: el Instituto Federal Electoral (IFE) y el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.Gobierno del DF. salvo para el rango más alto. así como en el funcionamiento permanente de las juntas locales y distritales. 32 leyes electorales locales y ordenamientos diversos que regulan la jurisdicción electoral a nivel local. representantes de los partidos (sin voto) y. que mantiene una estructura ejecutiva permanente a nivel distrital. en los comicios locales. Una diferencia fundamental entre el IFE y la enorme mayoría de los organismos administrativos locales es la profesionalización y permanencia de los cuerpos ejecutivos. mediante convenios celebrados con los organismos locales. las listas nominales de electores y la credencial para votar. aunque no en todos los casos. Los subsistemas estatales reproducen en su ámbito las pautas dominantes en el subsistema federal pues los procesos electorales son responsabilidad directa de cuerpos de funcionarios profesionales sujetos a la dirección política de órganos colegiados integrados por consejeros electorales (electos por los poderes legislativos). permite a éstos utilizar el padrón electoral. 2 . desde hace varias décadas (al menos desde 1948) la existencia del Registro Federal de Electores que es la única instancia del IFE con participación directa en los subsistemas estatales que. en tanto que el núcleo local lo integran 32 institutos electorales locales (o equivalentes) e igual número de tribunales electorales locales. en los subsistemas estatales impera la temporalidad de esos funcionarios. con algunas adaptaciones. por representantes de los poderes legislativos. Una excepción es el caso del IEDF. cuya competencia es de nivel nacional. 1996 y 2007. Mientras que en el IFE un principio rector es la profesionalización y permanencia de los funcionarios (servicio de carrera).

Otra excepción la constituye.tiene competencia para dirimir. Aunque en términos generales se alcanzó un alto grado de homogeneidad formal en las normas e instituciones electorales. con el consecuente incremento de los costos de operación de los organismos electorales. La diversidad de soluciones. cuya expresión se encuentra más en sus prácticas que en su normatividad. así como las controversias derivadas de las decisiones y actos de las autoridades electorales estatales y del Distrito Federal. a partir de la reforma de 2007. Los costos más negativos se localizan en los siguientes ámbitos: 1. diseño de pautas y verificación de los mensajes que transmiten los partidos políticos y las autoridades electorales. La fragmentación del sistema electoral en 32 subsistemas electorales. por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación. en última instancia. a través del juicio para la protección de los derechos políticos del ciudadano (JDC). el sistema electoral mexicano ha llegado a un punto en el que es necesaria la reflexión sobre sus costos. El desmedido crecimiento de las burocracias electorales. procesos que podrían ser desarrollados por un solo cuerpo de funcionarios. que coexisten con el subsistema federal y repiten. La judicialización de los procesos electorales locales cuyos casos más importantes son resueltos. 2. y de los juicios de revisión constitucional (JRC). cualquier litigio derivado de los procesos electorales locales. de manera costosa. Costos del sistema vigente Después de más de dos décadas de reformas en la materia. 3 . realiza funciones permanentes de organización. en última instancia. las prácticas distan de ser homogéneas. el TEPJF -desde 1996. plazos y formalidades para un mismo tema en el sistema electoral. En el ámbito jurisdiccional. el Instituto Federal Electoral. órgano que en su carácter de administrador único de los tiempos de estado en medios electrónicos con fines electorales. 3. 4.

estaría sujeta al control jurisdiccional de los tribunales electorales de las entidades federativas cuando actúe en los comicios locales. en la que se define a México como una República federal integrada por Estados libres y soberanos en todo lo concerniente a su régimen interior.Ante esos hechos y tendencias ha cobrado fuerza la idea de avanzar hacia un sistema electoral único a nivel nacional en el que exista un solo órgano competente. a juicio de los autores de la propuesta. la autoridad “nacional” (o federal.la autoridad nacional electoral brindaría a los partidos y candidatos garantías de imparcialidad y objetividad en su desempeño que. Adicionalmente el acuerdo político del “pacto por México” no está acompañado de una propuesta de reformar la organización y competencia de la justicia electoral respecto de los comicios locales pues se propone suprimir los organismos electorales administrativos pero no los jurisdiccionales. Ventajas de un sistema nacional Teóricamente la creación de una autoridad electoral nacional conllevaría economías de escala en la administración de las elecciones pues desaparecerían las autoridades administrativas locales (es decir. para atender sus nuevas 4 . de no preverse una reforma al respecto. Lo anterior contradice el texto de la Constitución General (Artículo 40). en rigor). estatales y del Distrito Federal). Un problema colateral del nuevo modelo consistiría en definir el régimen del financiamiento del Instituto Nacional Electoral el cual. los organismos electorales locales no otorgan en la actualidad. Desventajas de la propuesta El principal inconveniente de la propuesta es que representa una distorsión del principio federalista que rige el Estado mexicano pues los órganos de las entidades federativas no tendrían participación en la organización de las elecciones locales. y permitiría concentrar las adquisiciones y la contratación de servicios en materia electoral. también -y quizá más importante.

nacionalespara sus actividades permanentes en las entidades federativas y sus gastos en los procesos electorales locales? Otros desafíos del nuevo órgano pueden avistarse en la organización de la cartografía electoral. Al fijarse en ley dichos mecanismos de coordinación y cooperación se deberá abandonar el esquema 5 . Una vez reconocido como autoridad única en la materia por la norma constitucional. la ley secundaria establecería las reglas de coordinación entre el IFE y los 32 institutos locales. procedimientos y prácticas electorales. El segundo objetivo tiene un carácter institucional y consiste en la aplicación efectiva del marco constitucional y legal del Instituto Federal Electoral que. Materias de competencia exclusiva del Instituto Federal Electoral. conforme a lo dispuesto en los artículos 41 y 116 de la Constitución General. en su caso. Propuesta alternativa La propuesta que se propone persigue dos objetivos: el primero es de orden normativo y consiste en la culminación del proceso de homologación de normas instrumentos. la redistritación y manejo de los calendarios de los procesos electorales locales para hacerlos coincidir con los procesos electorales federales. está facultado para celebrar convenios con las autoridades electorales de las entidades de la Federación a fin de asumir la realización de actividades y tareas en los procesos electorales locales. Para tal efecto sería deseable la expedición de una Ley o Código general en la materia que unificaría las normas y los procedimientos tanto a nivel federal como en las entidades federativas. Ante esta situación cabría preguntar ¿Quién va a financiar las actividades del INE en los procesos electorales locales? ¿Quién va a dar el financiamiento público a los partidos políticos locales – y. • El Instituto Federal Electoral asumirá la responsabilidad total en la materia de Registro de Electores.facultades debería incrementar sus gastos de funcionamiento y su plantilla laboral -de por sí ya grande-.

así como el uso de los instrumentos registrales en los procesos comiciales locales. 6 . Para ello no se requiere celebrar todas las elecciones en un mismo año. Como una primera hipótesis legal. los listados nominales de electorales. sino racionalizar. por el INE. federal y locales. En este sentido el IFE. mediante convenio. conforme a lo establecido por el artículo 41 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos tal y como lo han ratificado la Suprema Corte de Justicia de la Nación y la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación. Antes de definir las tareas y funciones que podría asumir el IFE conviene persistir en el mandato de la reforma constitucional de 2007 de homologar los calendarios electorales (estatales y federal). Lo anterior. debe darse incentivos. a partir del día en que dan inicio las respectivas precampañas electorales. distribuyendo anualmente las actividades y tareas en etapas y fechas que permitan su atención por los organismos administrativos y jurisdiccionales. con base en lo dispuesto en la Constitución. para que los organismos electorales de las entidades federativas celebren convenios con el IFE para que éste asuma las funciones. los procedimientos de verificación y consulta. asimismo la ley determinaría las bases para fijar en forma transparente y objetiva el monto de las aportaciones que las entidades federativas deberán transferir al IFE por concepto del uso de los instrumentos registrales electorales. tanto en los llamados “tiempos permanentes” como durante los procesos electorales.de “convenios específicos” en la materia. Materias locales de posible asunción. con sentido práctico. continuaría desempeñando sus funciones en la materia. Ello redundaría en una base legal de los procedimientos de elaboración de los padrones. • Desde 2007 el Instituto Federal Electoral es la autoridad única para la administración de los tiempos de Estado en radio y televisión. esos calendarios.

las tareas que podría sumir el IFE mediante convenio específico serían. reclutamiento y capacitación de los ciudadanos que integrarán dichos órganos. La segunda hipótesis es que el IFE asuma. urnas. • Sistemas de información para la jornada electoral: PREP. entre otros. y las tareas relativas a educación cívica. las cuales se pueden reducir a dos tareas sustantivas: la ministración de financiamiento público a los partidos y su fiscalización.facultades y tareas propias de la autoridad electoral local. además de las tareas específicas que forman parte de las etapas de los procesos electorales locales. a través de sus Juntas Ejecutivas locales. tinta indeleble y otros de uso en la jornada electoral y el escrutinio. conforme a los plazos. aquéllas que se desarrollan en los periodos no electorales. en principio: • Integración de mesas directivas de casilla única: asumiendo el IFE la selección. Respecto de las primeras. lo que permitiría un importante ahorro de recursos públicos al prescindir de las estructuras y funcionariado permanente a nivel local. Por convenio. condiciones y términos que se determinen en los propios convenios. conteo rápido. • Elaboración de materiales electorales: boletas. • Selección y capacitación de funcionarios electorales locales. 7 . mamparas. Para fines de claridad empezaremos por las segundas. sistemas de información sobre la jornada electoral (SIJE). • Vigilancia y fiscalización de ingresos y gastos de los partidos políticos. actas. Tratándose de procesos electorales locales. esas tareas podrían ser asumidas por el IFE. soporte informático. las que poseen jornada electoral concurrente con la elección federal. conviene distinguir entre las entidades con jornada electoral concurrente con la federal de las que tienen elecciones en fechas diferentes.

Asuntos relevantes a considerar en esta materia: 1. 2. El nombre y siglas (IFE) constituyen una “marca” de la democracia mexicana y un elemento identificador de la autoridad electoral frente a los ciudadanos. 32 juntas locales y oficinas centrales). incluyendo padrones y listados nominales de electores. se requeriría una cuantiosa inversión de dudosa utilidad. entre otros. a las tareas antes señaladas. en primera instancia. En suma. el balizado de vehículos. Tratándose de elecciones locales con jornada electoral no concurrente con la federal. El cambio de nombre del organismo electoral no es necesario ni adecuado. Como lo hemos comentado antes. lo anterior supone una reforma en materia de justicia electoral. toda la papelería oficial del IFE. crear por decreto una autoridad electoral administrativa nacional con facultades en todos los procesos electorales (federales y locales) debido a la complejidad implícita de una reforma de tal magnitud y sus repercusiones prácticas. Dicha solución supone una responsabilidad que comienza en la conversión de 32 órganos del IFE a nivel de entidad federativa en autoridad al mismo tiempo federal y local. No parece factible. en el mediano plazo de los casi 80 millones de credenciales para votar que han sido expedidas. las placas o elementos identificadores en todas las oficinas del IFE en el territorio nacional (300 locales distritales. distrital o municipal.• Monitoreo de medios para fines de fiscalización de gasto y equidad informativa. sería necesario también volver a imprimir. en el corto plazo. los actos que realice el IFE en los procesos electorales locales. pues si el IFE asume tareas en elecciones locales es necesario que la Ley señale ante qué jurisdicción electoral (local o federal) se pueden impugnar. Además debe pensarse en los gastos que supondría tal esfuerzo: habría que sumar la sustitución. podría sumarse la participación directa de funcionarios del IFE en tareas de dirección en los órganos electorales locales. la creación 8 . a nivel general.

Actualmente las 32 entidades federativas han firmado convenios para el uso del padrón. Toda vez que el IFE no fue diseñado para asumir esas tareas. tareas o procedimientos en procesos locales ello representará una fórmula intermedia entre el extremo de la creación de la autoridad nacional –por decreto.y la situación hoy imperante. Por esta razón consideramos digna de exploración una fórmula legal que preserve la naturaleza federal de la República. o bien deberán considerarse convenios de coordinación fiscal para transferir al IFE recursos de los presupuestos estatales? 3. el gasto total de elecciones estatales. La fórmula que se sugiere explorar parte de las siguientes bases conceptuales: 9 . y por ende la soberanía interna de los Estados en todo lo que concierne a su régimen interior. las listas nominales de electores y la credencial para votar con fotografía en los procesos electorales locales. sería necesaria una reingeniería jurídica. con cargo al Presupuesto de Egresos de la Federación. además de considerar los recursos presupuestarios que deberán destinarse para tal efecto. municipales y en el DF. organizativa y técnica monumental. para que por ese medio el segundo asuma la realización de procesos electorales locales. Sin embargo. merece los siguiente comentarios: a) La realización de convenios de diverso tipo entre autoridades electorales locales y el IFE ha sido una constante desde hace varias décadas en materia de registro electoral. deja abierta la puerta a un sinnúmero de problemas prácticos.de órganos de dirección y ejecutivos en todos los distritos electorales locales y municipios de México. resolviendo antes el delicado asunto del origen de dichos recursos ¿Pagará el gobierno federal. b) Si el IFE asume por convenio la responsabilidad sobre algunas actividades. La alternativa de avanzar hacia un sistema nacional de elecciones a través de convenios específicos entre el IFE y las autoridades locales electorales. en todo o en parte.

I. de la ejecución de las tareas establecidas en los respectivos convenios. tales como los consejos generales. pues esas facultades seguirían en manos de los institutos locales. III. Preservar. Las juntas locales y distritales del IFE –que son órganos permanentesserían directamente responsables. enviando al ámbito del TEPJF la totalidad de facultades sobre los procesos electorales. En lo que hace a la justicia electoral. dejando en manos de los tribunales electorales locales. en sus respectivos ámbitos de competencia. tanto federales como locales. V. IV. La segunda opción es avanzar hacia un sistema nacional de justicia electoral. Los Consejos del IFE –General. 10 . en primera instancia. el IFE podrá celebrar convenios con las autoridades locales para asumir de manera integral las facultades y tareas de naturaleza ejecutiva que corresponden a aquellas. sin sustituir en forma alguna a la autoridad local ni a sus órganos de naturaleza política. cuyos fallos pueden ser revisados por el TEPJF. la existencia de las autoridades electorales locales en pleno uso de sus facultades inherentes dentro de sus respectivos territorios.no ejercerían facultades de autoridad sobre los procesos electorales locales. distritales locales y municipales. en todo caso. quedan abiertas dos posibilidades: la primera es que subsista el sistema actual. locales y distritales. la solución de controversias por actos de la autoridad local. En virtud de lo dispuesto en los artículos 41 y 116 constitucionales. II. otorgándose a la Junta General Ejecutiva el papel de vigilancia y control.