Resumen de la información ofrecida por integrantes del Tribunal Ciudadano de Justicia para la interposición de una querella contra los

gestores de entidades financieras y directores de sucursales bancarias con ocasión de la contratación fraudulenta de préstamos hipotecarios en los últimos años en España. (Valdemoro, 2 de junio de 2013)

El TCJ sospecha que las entidades financieras han incurrido en estafa al sobrevalorar los inmuebles, especialmente a partir del año 2000, para encubrir que estaban dando préstamos hipotecarios por encima del 80 % de su valor y poder emitir, al superar ese requisito legal, emitir cédulas hipotecarias en base a esos préstamos.1 El TCJ sostiene que el origen de la crisis bancaria en nuestro país tiene su origen en esa estafa, y que las actuaciones del gobierno español, lejos de servir para castigar esa conducta delictiva de los banqueros, les permite salir impunes mientras hace pagar las consecuencias a la ciudadanía, directa o indirectamente, bien mediante recortes salariales, bien con la eliminación o encarecimiento de servicios sociales básicos. El TCJ se propone realizar una gran investigación para poner de manifiesto la enorme estafa cometida con las sobretasaciones y, a continuación, emprender acciones penales contra los gestores de los bancos y cajas, tasadoras2, políticos y empresarios implicados. Para poder realizar una investigación exhaustiva de la actuación delictiva de los bancos y cajas de ahorro, el TCJ solicita la colaboración de 1
Las entidades bancarias tienen dos obligaciones principales a la hora de conceder préstamos hipotecarios: no superar el 80 % del valor de tasación de los inmuebles, y considerar y valorar la solvencia de los prestatarios. En realidad, como a los banqueros y sus cómplices les interesaba conceder el mayor número posible de créditos y por el mayor capital posible, para lo que emplearon fundamentalmente fondos procedentes de bancos alemanes, franceses y estadounidenses, concedieron créditos por el 120% del valor de tasación y a casi a cualquier personas que acreditara algunos ingresos, por más que fueran claramente insuficientes, en cuyo caso recurrieron a avales de personas también de presumible insolvencia. Más aún, al constituir las hipotecas los bancos introdujeron tantas y tan abusivas cláusulas, conforme al Derecho comunitario, que la insolvencia de los prestatarios les condena a un incremento de su deuda con el banco aún después de que éste, con base en la legislación hipotecaria española, pudiera hacerse con la propiedad de sus viviendas sin práctica ni real oposición jurídica.

2

Las tasaciones debieron ser realizadas por empresas independientes, pero no lo fueron por que los bancos impusieron las que ellos controlaban, es decir, aquella de las que estaban seguros de que no pondrían pegas para la sobretasación (empresas de familiares de empleados de la entidad o de las que éstos eran socios, etc.)

Página 1 de 4

los afectados con el envío de fotocopias de las escrituras públicas de la compraventa de las viviendas, de los préstamos hipotecarios y, si se dispone de ellas, de la tasaciones de las viviendas. La comprobación de la estafa se deriva de los propios datos que constan en las escrituras de compraventa y en las de constitución de las hipotecas cuando ambas se han firmado en el mismo día. Dichos datos, a tener en cuenta también para la localización de las cláusulas abusivas son los siguientes:

Contrato de compraventa:
1. La referencia catastral de la vivienda (si no consta en la escritura de compraventa puede encontrarse en cualquier recibo del IBIU). 2. El valor de compraventa de la vivienda.

Préstamo hipotecario (siguiendo el orden de una escritura tipo):
1. Notario, fecha de la constitución de la hipoteca (que debe coincidir con la fecha de la compraventa), e intervinientes: banco prestamista, prestatarios y avalistas (especial atención a si prestatarios y avalistas se identifican con NIE, es decir, cuando no tienen nacionalidad y pueden ser que solo tuvieran un permiso temporal de residencia en España). 2. Cláusulas financieras (en negrita las que pueden ser abusivas): a. Capital del préstamo (que puede no coincidir con el valor de la compraventa). b. Amortización (número de cuotas o plazos). c. Cuenta de abono (para poder comprobar si han dejado en blanco los primeros movimientos posteriores a la concesión del préstamo, pues los bancos podían haber tratado de ocultarlos para que los prestatarios no se percataran de que el precio de la compraventa no coincide con el capital de la hipoteca: la diferencia solían ser las comisiones pagadas a los distintos intermediarios). d. Interés ordinario o remuneratorio del préstamo (se recoge normalmente en la Cláusula 3ª y su contenido puede ser abusivo): i. Si es fijo suele oscilar entre el 2'25 % y el 10 %. ii. Si es variable contiene un tipo de referencia, normalmente el Euribor, y un porcentaje sobre el tipo (hay varias fórmulas). En este apartado es donde se recogen las cláusulas "suelo" y "techo"; desde la bajada de tipos es muy habitual que los bancos estén cobrando de más (a partir del 1'50%).

Página 2 de 4

e. Comisiones (se recogen normalmente en la cláusula 4ª y su contenido también puede ser abusivo): i. Comisiones por impago (denunciable a partir de los 18'00 €). ii. Otras comisiones. f. Intereses de demora (normalmente se recogen en la cláusula 6ª, van referidos, también normalmente a los intereses de la cláusula 3ª y su contenido es abusivo, con la nueva Ley 1/2013, a partir del 12%). g. Resolución del préstamo (normalmente recogida en la cláusula 7ª y su contenido también puede ser abusivo, especialmente si fija un número de vencimientos impagados desproporcionadamente inferior al número de total de cuotas para que banco pueda instar la ejecución de la hipoteca para quedarse con la vivienda, y el prestatario, claro está, en la calle y con deudas de por vida). h. Valor a efectos de subasta, que suele ser el valor de la sobretasación y no el de la compraventa (se contiene normalmente entre las cláusulas de garantía reales).

Otras informaciones
• Quienes deseen colaborar con el TCJ pueden llevar las fotocopias de sus escrituras al grupo de vivienda de la Asamblea de Valdemoro, que se reúne los martes a las 7 de la tarde en el parque del Cristo de la Salud (para que el TCJ puede utilizar esos datos hay que autorizarles por escrito). A quienes les estén ejecutando la hipoteca, es decir quienes hayan sido requeridos judicialmente para pagar la hipoteca, tienen hasta el 15 de junio para denunciar ante el Juzgado la existencia de cláusulas abusivas; quienes se encuentren en otra situación tienen 10 días a partir del requerimiento de pago para hacer lo mismo. Quienes hayan sido requeridos de pago judicialmente en ejecución de una hipoteca pueden -y deberían- solicitar Asistencia Jurídica Gratuita, bien en los Colegios de Abogados, bien en los Servicios de Orientación Jurídica de los Colegios de Abogados, que suelen estar en sedes judiciales, o bien en los Decanatos de los Juzgados, donde suelen tener impresos para hacer la solicitud: o Si la unidad familiar supera 2 veces el IPREM (Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples, el anterior salario mínimo), aproximadamente los 1.200'00 €, pero no sobrepasa 4 veces el IPREM, puede solicitar la Asistencia Jurídica Gratuita con carácter excepcional. o Las denegaciones por la Comisión de la Asistencia Jurídica Gratuita pueden ser recurridas ante los Juzgados y revocadas por los Jueces. Página 3 de 4

Se tiene conocimiento de dos bufetes de abogados que están engañando a los prestatarios a los que les están ejecutando hipotecas. les dicen que pueden recurrir judicialmente, les piden dinero y una vez que lo tiene luego no presentan las demandas o no hacen lo han dicho que iban a hacer. Esos bufetes están en la C/ Ferraz, nº 7 (AFES: Asociación de Afectados por Embargos y Subastas) y en la C/ Jacometrezo (no pudieron precisar número y nombre del bufete). Quienes se encuentren con algún otro tipo de problema, por ejemplo, con la reclamación de Hacienda de plusvalías al haberse adjudicado el bando la vivienda por un precio superior al de compraventa, pueden consultar los formularios que existen en la página web de la Plataforma de Afectados por las Hipotecas: http://afectadosporlahipotecamadrid.net/.

Página 4 de 4

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful