“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

E! "#"$%&'(M) * !" +!"(E ),$E$" ME-'+"#", 1860 " 1931.
John Mason Hart

PREFACIO

Éste es un estudio histórico del movimiento anarquista y su impacto crucial en la clase obrera mexicana entre 1860 y 1931. No se trata de la historia de la clase obrera mexicana. sa tarea de s!ntesis requiere que se completen numerosas mono"ra#!as sobre aspectos re"ionales y temas de dicha historia. l presente estudio explora el anarquismo como un #actor importante en el desarrollo de la clase obrera urbana de $%xico y de los movimientos a"rarios. No pretende que el anarquismo& en nin"una %poca& #uera la 'nica ideolo"!a existente en el movimiento obrero& o que indu(era la alian)a ideoló"ica de una mayor!a de obreros& ya #ueran urbanos o rurales. *l explicar la historia y derrota del anarquismo& no se pretende ne"ar otras de socialismo o marxismo que tuvieron su lu"ar apropiado en la historia de la clase obrera. +! se quiere destruir al"unos vie(os mitos, pero el hecho de que los l!deres del si"lo -.-/ 0lotino 1hoda2anaty& +antia"o 3illanueva& 4rancisco 5alacosta y 6os% $ar!a 7on)8le), el precursor revolucionario del si"lo --& 1icardo 4lores $a"ón, los #undadores de la 9asa del :brero& *madeo 4err%s& 6uan 4rancisco $oncaleano y 1a#ael ;uintero& y la mayor!a del 9entro +indicalista <ibertario& l!deres de la 9on#ederación 7eneral de =raba(adores& #ueran anarquistas que ne"aron vi"orosamente al "obierno& no minimi)a la rique)a de la tradición marxista socialista en $%xico. <a tradición anarquista es sumamente comple(a. *barca varias clases sociales& incluyendo a intelectuales& artesanos y obreros comunes y corrientes, asimismo contiene condiciones sociales cambiantes y acontecimientos revolucionarios y pol!ticos que remodelaron las ideolo"!as y el pensamiento. >urante el si"lo -.- los anarquistas pod!an distin"uirse de sus contrapartes obreros socialistas y sindicalistas por su sin"ular oposición al "obierno. * principios del si"lo --& los lineamientos de su ideolo"!a se de#inieron a'n m8s al rea#irmase las doctrinas anarco?sindicalista& anarco?comunista& sindicalista y marxista. *unque recono)co mi simpat!a por los ideales libertarios y la impaciencia que me producen sus ob(etivos a menudo autoderrotistas y sus t8cticas irrealistas& he hecho un sincero intento por explicar los acontecimientos con la mayor ob(etividad posible. ;ui)8 no sea una empresa tan sencilla debido a la emoción que rodea a este tema& pero espero que %sta sea una evaluación ecu8nime de los anarquistas mexicanos y del lu"ar que debidamente les corresponde en la historia de la clase obrera mexicana. ;uisiera expresar mi a"radecimiento a todos los cole"as y ami"os sin cuya ayuda y conse(o este estudio no habr!a sido posible. n el momento mismo de iniciarlo& >ieter @oniec2i en la ciudad de $%xico& "enerosamente puso a mi disposición una amplia in#ormación histórica obtenible sólo a trav%s de #uentes particulares. 1udolph de 6on"& director del .nternational .nstitute o# +ocial Aistory& en *msterdam& me recibió y ayudó en la b'squeda de documentos importantes con una solicitud inapreciable. +tanley 0ayne y 4red BoCser me animaron y me orientaron desde el principio. 6ames Dil2ie contribuyó con importantes su"erencias en lo que respecta al si"lo -- y 7eor"e =. $or"an& =homas AoCard y <aurens B. 0erry me dieron una
*

Traducción de: María Luisa Puga. Digitalización KCL.
/

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

valiosa ayuda editorial. $i "ratitud especial la reservo al in"eniero rnesto +8nche) 0aul!n& quien con "ran "enerosidad y #e en mi traba(o me dio seis #oto"ra#!as invaluables y me permitió el acceso a periódicos anarquistas di#!ciles de obtener que datan de principios del si"lo --. l 4aculty 1esearch 9ommittee de la Eniversidad de North >a2ota me ayudó a completar este estudio al otor"arme una subvención durante los veranos de 19F1 y 19FG. l 4aculty 1esearch 9ommittee de la Eniversidad de Aouston& me proporcionó una subvención similar en el verano de 19FH. l equipo t%cnico editorial de The Americas cooperó enormemente al permitirme publicar en este volumen material que ori"inalmente apareció en los n'meros de octubre de 19FG y enero de 19FH de esa excelente revista. Aa"o una especial mención de los acad%micos mexicanos que han ampliado el estudio de los movimientos obreros mexicanos. ntre ellos est8n 6os% 9. 3alad%s& <uis 9h8ve) :ro)co& $anuel >!as 1am!re)& 1osendo +ala)ar& <uis *rai)a y 6acinto Auitrón. l traba(o pionero de 4ernando 9órdova 0%re)& en su tesis in%dita de licenciatura tambi%n contribuyó enormemente. 0or 'ltimo mi a"radecimiento a <isa por su ayuda con el manuscrito y a $ary por su #irme apoyo e ina"otable paciencia.
6ohn $. Aart.

CAPÍTULO I ORÍGENES DEL ANARQUISMO MEXICANO

INFLUENCIAS EUROPEAS
l movimiento anarquista mexicano o libertario socialista que arrai"ó y se propa"ó durante los cincuenta aIos anteriores a la 1evolución mexicana de 1910& sur"ió del ori"inal proceso de desarrollo de $%xico as! como de in#luencias europeas. 1epresentó varias respuestas Jno todasK a medio si"lo de cambios pro#undos en los campos social& pol!tico e industrial. =anto como doctrina& como movimiento& el anarquismo su#re incomprensión popular. 0ese a su persistente recha)o de la autoridad estatal& el concepto simpl!stico de anarquismo como oposición violenta a todas las #ormas de "obierno y como mani#estación ilimitada de individualismo& resulta totalmente inadecuado si se quiere entender el papel que tuvo esta ideolo"!a en la turbulenta historia de los movimientos de las clases obreras urbanas y rurales de $%xico& as! como para medir su impacto en el desarrollo de la nación. +ur"ida ori"inalmente en uropa& la teor!a anarquista su#rió varias modi#icaciones importantes y a menudo con#lictivas antes de ser importada por $%xico& en donde #ue ob(eto de una #ra"mentación todav!a mayor pese a su #orma ya de por s! inconsistente. <os precursores de la ideolo"!a anarquista #lorecieron durante la .lustración del si"lo -3.... <os filósofos #ranceses sobre todo& al brindar a la sociedad occidental sus creencias optimistas en el pro"reso/ la per#ectibilidad del hombre y sus instituciones sociales& basadas en la ra)ón humana& crearon una corriente de opinión que condu(o al sur"imiento del pensamiento anarquista. 6ean?6acques 1ousseau& uno de los pensadores m8s creativos de la .lustración& contribuyó con un !mpetu excepcional al examinar la relación del hombre con la sociedad y el stado. +u observación de que Lel hombre nació libre pero todo lo encadenaM& se convirtió en uno de los principales do"mas del movimiento anarquista& que buscaba romper las cadenas
6

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

reor"ani)ando la econom!a y la constitución pol!tica a #in de eliminar el poder opresivo del stado. <as etapas iniciales de esta ideolo"!a anarquista espec!#ica/ L<a santa ideaM& tal como la identi#ican sus m8s devotos se"uidores se deben a dos #an8ticos propulsores del individualismo& provenientes de #ines del si"lo -3... y principios del -.-/ $ax +tirner Jseudónimo utili)ado por @aspar +chmidtK en *lemania& y Dilliam 7odCin& en .n"laterra. +tirner aspiraba a una Lunión de e"o!stasM que se viera constituida por superhombres independientes& sin trabas le"ales de nin"una especie, m8s importante para el curso #uturo del anarquismo& 7odCin& por su parte& a#inó y desarrolló los ar"umentos de 1ousseau. =ra)ó el ori"en de las #uentes de traba(o humano asoci8ndolas al mal "obierno e instituciones inadecuadas, insistió en que la ra)ón humana mediante la educación& pod!a resolver los problemas humanos. Ena preparación de esta !ndole& dec!a 7odCin& hac!a al hombre capa) de controlar sus pasiones& buscar la i"ualdad y una vida sencilla que no requiriera de "obierno al"uno. 0osteriormente& el anarquismo pro#undi)ó y si"uió a#inando estas ideas del individualismo& hasta colocarlas en el contexto social de la revolución industrial. l primer apoyo sustancial que el anarquismo recibió de una clase traba(adora rural& se debió al concepto de asociación mutualista que ideara 0ierre 6oseph 0roudhon& ori"inario de un pequeIo pueblo con econom!a a"r!cola campesina del sus de 4rancia. 0roudhon llevó las convicciones y valores del artesano y a"ricultor de una aldea #rancesa hasta 0ar!s& en donde reaccionó con violencia a las duras condiciones de las clases traba(adoras en las ciudades #rancesas que se estaban industriali)ando. $uchos de los intelectuales #ranceses compartieron el recha)o de 0roudhon a las nuevas ciudades en crecimiento. <a publicación de sus primeros ensayos cr!ticos en protesta al sur"imiento de una cultura capitalista?industrial& en los que propon!a alternativas pol!tico?económicas al "obierno que manten!a un orden social capitalista& coincidió con la #ormación de comunidades enteras en el campo& or"ani)adas por intelectuales expatriados que ensal)aban el modo de vida campesino. n el mundo de las bellas artes& los pintores de la escuela Barbi)on cobraban #ama en este per!odo debido a sus retratos ideali)ados de campesinos limpios& sanos& traba(adores& que llevaban una vida Lnatural y humanaM. $uchos de estos artistas y sus contrapartes escritores& se vest!an de campesinos& se casaban con campesinas y traba(aban en el campo parte de su tiempo. 0osteriormente& en el si"lo -.-& escritores como =olsoi y @ropot2in& buscaron tambi%n alivio psicoló"ico de esta manera. 0ara muchos intelectuales y artistas #ranceses de principios del si"lo -.-& el modo de vida aparentemente i"ualitario de las "ran(as y pueblos a"r!colas era& a di#erencia de lo que ocurr!a en la ciudad& lo que colocaba al hombre en el seno de la naturale)a y en comunión con su pró(imo y su medio. <os valores individual!sticos?comunitarios que expresaba 0roudhon& al i"ual que aquellos que abra)aron y desarrollando su ideolo"!a& encontraron un apoyo #inanciero entusiasta entre los trasplantados ex campesinos que ahora #ormaban el emer"ente proletariado urbano del si"lo -.-, en muchas partes del mundo& los campesinos se mostrar!an partidarios de estos principios. n 1830 y 18H0& este incipiente anarquismo era en "ran parte una intelectuali)ación y de#ensa de los valores y costumbres tradicionales. 0roudhon aplicó los principios libertarios de 7odCin y 1ousseau a las ideas anteriores de 4ourier sobre comunidades utópicas con re"!menes socialistas autoritarios& o #alansterios. <a modi#icación que 0roudhon hi)o a las teor!as de 4ourier dio por resultado la visión de una sociedad a"r!cola y con pequeIa industria& basada en comunidades voluntarias y cooperativas de traba(adores li"adas entre s! por contratos de intercambio y cr%dito mutuo. ste sistema inclu!a tambi%n el derecho a la retención individual de los productos de traba(o necesarios y el de una distribución i"ualitaria de todos los excedentes. En banco popular otor"ar!a la ayuda económica y el desarrollo. 0ara 0roudhon& estas asociaciones eran el sustituto esencial de la dirección capitalista& cuyo poder crec!a d!a con d!a. >e hecho& esperaba preservar los valores y per#eccionar el modo de vida de la sociedad tradicional de la 4rancia preindustrial. +e opon!a a la propiedad privada por ser %sta la piedra an"ular del capitalismo #ranc%s, cre!a que el apoyo
0

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

estatal a la nueva or"ani)ación capital!stica de la sociedad era la causa de una creciente intervención "ubernamental y de la re"lamentación de las vidas individuales. 0roudhon insist!a en que el individuo representaba el componente b8sico de la comunidad& y que el control pol!tico y social de la aldea pertenec!a a la clase traba(adora de esa sociedad. 0ero la intromisión del "obierno en la vida del individuo no se pone en tela de (uicio invocando a la re#orma pol!tica solamente. 0ara 0roudhon& la de#ensa de la libertad individual requer!a& en 'ltima instancia& que la re#orma pol!tica y social precediera a los a(ustes pol!ticos. 0roudhon estaba por el cambio sin violencia ?un comunismo que de#end!a la santidad de la comunidad en contra de las intromisiones del capitalismo& por lo que al restrin"ir el capitalismo a "ran escala& o la propiedad privada& despla)aba la creciente amena)a que el stado constitu!a para la libertad del individuo?. +u solución comunal atra(o inicialmente a elementos de la población a"raria y artesanal de 4rancia& que ten!a una lar"a tradición de ayuda mutua& pero hacia mediados del si"lo -.-& a medida que pro"resaba la revolución industrial& el mutualismo de 0roudhon se #ue volviendo m8s y m8s irrealista dentro de la comple(a y vasta sociedad europea. <as ideas de la clase traba(adora del si"lo -.- eran& en sus primeras etapas& de tono moralista y de car8cter utópico& pero ya en la se"unda mitad de ese si"lo& dichas creencias se vieron trans#ormadas en doctrinas relativamente estrictas& transmitidas a las LmasasM por los or"ani)adores. 9omo etapa inicial en el desarrollo del anarquismo de la clase obrera& el mutualismo se volvió obsoleto con el crecimiento de la industria y de un masivo proletariado urbano durante el si"lo -.-. l anarquismo era un subproducto de la revolución industrial y su desarrollo era paralelo al de la bur"ues!a y la clase obrera urbana. <as tensiones que #or(aba el medio cambiante de la sociedad industrial en el seno de las clases traba(adoras dieron pie a modi#icaciones en las doctrinas existentes& as! como a la #ormulación de nuevas concepciones pol!ticas y sociales. l atractivo del anarquismo para la clase obrera europea aumentó si"ni#icativamente durante 1860 y 18F0& como resultado de la ideolo"!a y actividades del l!der revolucionario del movimiento en la %poca/ $i(ail Ba2unin. 1uso exiliado revolucionario casi toda su vida& Ba2unin desarrolló t%cnicas e#ectivas para la propa"ación del movimiento anarquista y su teor!a en una buena parte de uropa. * di#erencia de 0roudhon& Ba2unin #avorec!a la acción revolucionaria directa y violenta. +u mensa(e era me(or recibido por aquellas sociedades en donde las clases traba(adoras estaban en peores condiciones& particularmente spaIa e .talia. 9omo l!der de los disidentes antimarxistas de la *sociación de =raba(adores de la 0rimera .nternacional& Ba2unin #ormó una contra?or"ani)ación llamada *lian)a .nternacional para la +ocialdemocracia& con ramas en diversos pa!ses& en los que a la lar"a esperaba or"ani)ar comunas y cooperativas en #ederaciones con bases re"ionales. Ena ve) bien estructuradas& estas or"ani)aciones re"ionales desarrollar!an y coordinar!an actividades económicas y comerciales mediante asambleas que se celebrar!an periódicamente. 9omo oponentes del stado?nación& los anarquistas esperaban que las or"ani)aciones re"ionales se a#iliar!an por com'n inter%s pasando por alto las #ronteras nacionales& ya que los anarquistas cre!an que las barreras económicas& culturales y naturales eran obst8culos decisivos para una reor"ani)ación sociopol!tica. *nticipando la represión "ubernamental& Ba2unin impulsó tambi%n la #ormación de sociedades secretas y conspiradoras para la distribución de propa"anda pol!tica& y pese a la oposición que encontraba& si"uió or"ani)8ndose. <as di#erencias m8s si"ni#icativas entre el en#oque económico de 0roudhon y el de Ba2unin se encuentran claramente en la ma"nitud de los "rupos de clase traba(adora tal y como los anticipaba este 'ltimo. * medida que la revolución industrial avan)aba y prose"u!a el consi"uiente proceso de urbani)ación& el movimiento anarquista reaccionaba a las necesidades de cambio de la %poca con el colectivismo de Ba2unin. sta #orma de anarquismo era paralela a la de 0roudhon& pero con di#erencias importantes. Ba2unin preve!a y aceptaba "rupos de obreros m8s numerosos que 0roudhon, buscaba asimismo cooperativas autosu#icientes destinadas a la producción y consumo& tanto en sectores urbanos como rurales. >e hecho& el
8

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

colectivismo representaba el inicio de una existencia socioeconómica comunal separada& en el interior de una econom!a todav!a capitalista. 9omo modo de vida para el campo tradicional& este orden repel!a a la nueva bur"ues!a& y resultó a'n m8s amena)ante cuando los ba2uninistas comen)aron a or"ani)ar a la clase traba(adora urbana. n parte& el colectivismo deb!a su %xito a los artesanos que lo adoptaron en 1860 y 18F0 como de#ensa de su estatus en decadencia& a medida que la revolución industrial alcan)aba su etapa m8s explotadora y brutal. Ba2unin y sus cole"as hicieron otras modi#icaciones importantes al pensamiento de 0roudhon. *lteraron su concepto de la propiedad individual en pequeIa escala con la idea de una propiedad voluntaria de la colectividad& modi#icación que aumentó el atractivo que el anarquismo e(erc!a sobre la clase traba(adora. No obstante& el derecho del individuo a dis#rutar de su propia productividad& o su equivalente& se"u!a siendo privile"io de cada traba(ador. >e ah! que los colectivistas conservaran la batuta que diri"!a todas las variedades del pensamiento anarquista/ la libertad individual. <a di#erencia t8ctica principal entre el proudhonismo y el ba2uninismo est8 en la adopción de un activismo revolucionario y en la divul"ación mesi8nica de las doctrinas anarquistas por dondequiera que anduvieran sus disc!pulos. 0iotr @ropot2in y sus anarquistas comunistas aparecieron en el escenario en el 'ltimo cuarto del si"lo -.-, di#er!an de su vie(o maestro Ba2unin y de los colectivistas en un punto importante/ el sistema ba2uninista obli"aba el traba(ador individual a e#ectuar una cantidad determinada de traba(o por la que recib!a una remuneración en proporción directa con su contribución. @ropot2in y los anarquistas comunistas consideraban que esto& le(os de ser necesario& era una violación al esp!ritu de aut%ntica cooperación& y una #orma m8s de salario esclavi)ante. *s! expresaba @ropot2in una dimensión #ilosó#ica del anarquismo que encontró aceptación "eneral dentro del movimiento y dio como resultado el recha)o del concepto ba2uninista del salario. @ropot2in sosten!a que Lel amor& la simpat!a& el autosacri#icioM& desempeIaban un papel importante en el desarrollo de la moralidad humana& pero que era la solidaridad ?Lla #uer)a de la ayuda mutuaM? la que constitu!a la base verdadera para el %xito de la sociedad humana. l bienestar del individuo depend!a de un Lsentido de (usticiaM y de la i"ualdad para todos. 9on estos #undamentos la humanidad pro"resar!a.1 <os anarquistas comunistas sosten!an que un sistema de salarios basado en cantidad y calidad de la producción establec!a una di#erencia entre el traba(o in#erior y el superior y entre lo m!o y lo tuyo, es decir& creaba una #orma de propiedad privada y eso& cre!an& si"ni#icaba colocar los derechos de un individuo sobre los de otro. 0or lo tanto& consideraban este aspecto del sistema colectivista incompatible con los ideales del anarquismo puro. l sistema colectivista implicaba tambi%n instituir al"una #orma de autoridad dentro de las colectividades a #in de medir la actuación individual y por consi"uiente supervisar la distribución de bienes y servicios. @ropot2in& por su parte& propon!a el principio de la necesidad en lu"ar del sistema de salarios/ L>e cada quien se"'n su capacidad& a cada quien se"'n sus necesidadesM.G Naturalista experimentado& @ropot2in consideraba al hombre un animal social/ NO la "ran mayor!a de las especies viven en sociedad& y encuentran en la asociación sus me(ores armas para la lucha por la vida& para la lucha en contra de las condiciones naturales adversas a las distintas especies. <as especies animales en las que la lucha individual se ha visto reducida a sus m8s estrechos l!mites& en donde la pr8ctica de la ayuda mutua ha alcan)ado el mayor desarrollo& son& invariablemente& las m8s numerosas& prósperas y abiertas al pro"reso. n el hombre& el clan& la tribu& la aldea& la comunidad& la #ederación de aldeas& la
1 %

Piotr Alexéie ic! Kro"ot#in$ La ayuda mutua. Para una discusión excelente so&re estos "untos éase 'eorge (oodcoc#$ Anarchism$ "". %)1*%)%.
9

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

ciudad& son siempre e(emplos de la necesidad de asociación. +in embar"o& el stado& que se apoya en laxas a"lomeraciones de individuos& no responde a esta necesidad de los mismosP.3 l hombre ha prosperado "racias a una cooperación voluntaria y libre con los dem8s. *l contrario de =. A. Auxley y los darvinistas sociales contempor8neos& @ropot2in sosten!a que la cooperación espont8nea entre animales& y por lo tanto entre hombres& era mucho m8s importante para la supervivencia que la competencia #ero). H ste tipo de ar"umento tan "enerali)ado& t!pico del intelecto del si"lo -.-& o#reció a los anarquistas un recha)o esencial del darCinismo social& que no era sino una arremetida ideoló"ica elitista. 0roveyó tambi%n al anarquismo de un apoyo cient!#ico intelectual que le era #undamental/ el optimismo en el en#oque de la naturale)a humana& y la creencia de que en el #uturo una sociedad colectivista ser!a necesaria. ."ualmente importante #ue el hecho de que @ropot2in diera al anarquismo una teor!a de la historia. .denti#icó el pro"reso humano y tecnoló"ico con las pr8cticas de la ayuda mutua y de la asociación. N<a ciudad "rie"a y la medieval dieron libertad al hombreO 9ombinaban la ayuda mutua tal y como se practicaba dentro de la comunidad& o en el clan "rie"o& con la amplia iniciativa de que dispon!a el individuoP.Q NO Aay que considerar el asombroso pro"reso de los si"los -.. al -3 en el te(ido& el traba(o de los metales& la arquitectura y la nave"ación& y el pro"reso cient!#ico del si"lo -3O 0ara el pro"reso industrial& al i"ual que para cualquier otra conquista de la naturale)a& la ayuda mutua y un estrecho intercambio& sonO mucho m8s venta(osos que una lucha mutuaP.6 @ropot2in anticipaba asimismo el impacto de la ideolo"!a revolucionaria anarquista en las sociedades de culturas tradicionales y de econom!as d%biles. 9oincid!a con Ba2unin en que los anarquistas deb!an buscar La sus se"uidores entre los humildes, entre las capas m8s ba(as& menos privile"iadas de la sociedad& entre los que el principio de la ayuda mutua es la piedra an"ular de la vida cotidianaM.F l socialismo libertario alcan)ó su #orma industrial m8s madura con el anarco?sindicalismo& que apareció en uropa a #inales del si"lo -.-. sta #ase de desarrollo re#le(aba otra reacción m8s del movimiento anarquista ante una sociedad industriali)ada y crecientemente urbana. <os anarco?sindicalistas or"ani)aron a numerosos obreros #abriles en sindicatos que luchaban por la propiedad comunitaria de las #8bricas basada en los principios que sus predecesores comunistas?anarquistas& colectivistas y mutualistas& desarrollaran. n esa nueva etapa de la or"ani)ación anarquista& las armas utili)adas en la lucha por la revolución inclu!an la huel"a "eneral& el boicot y el sabota(e. >ebido a la capacidad de su base de apoyo y al amplio alcance de sus t8cticas e#ectivas& el anarco?sindicalismo atra!a a diversas #acciones al movimiento anarquista en donde las sinteti)aba. *un los paci#istas tolstoianos encontraban sus caracter!sticas& relativamente no violentas& compatibles con sus propias creencias. 8 4undamentalmente& el anarco?sindicalismo era el portavo) de la respuesta socialista libertaria al comple(o urbano?industrial moderno. No obstante& no de(aba de tomar en cuenta tambi%n a la población rural.
+ ,

P. A. Kro"ot#in$ op. cit. Paul A ric!$ The Russian anarchists$ "". %-*+%. . P. A. Kro"ot#in$ op. cit. / Ibid. 0 Ibid. '. (oodcoc#$ op. cit., "". %1. +1-*+%.
10

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

* trav%s de sus ideólo"os espaIoles de van"uardia del si"lo --& el anarco?sindicalismo o#reció la descripción m8s completa que se haya visto (am8s de una sociedad anarquista/ N xiste sólo un r%"imen que puede dar libertad& bienestar y #elicidad a los traba(adores/ se trata del comunismo libertario. l comunismo libertario es la or"ani)ación de una sociedad sin stado y sin propiedad privada. No es necesario inventar al"o o crear una nueva or"ani)ación social para lle"ar a %l. <os centros or"ani)ativos en torno a los que la vida económica del maIana ser8 coordinada& existen ya en la sociedad actual/ son los sindicatos y los municipios libres. <os traba(adores de las #8bricas y otras empresasO espont8neamente se a"rupan en los sindicatos. 9on esa misma espontaneidad& los habitantes de una misma localidad se unen dentro del municipio& una asamblea que se conoce desde los or!"enes de la humanidad. n el municipio& con base local& encuentran el camino libre a la solución de todos los problemas de la vida comunal. stas dos or"ani)aciones& #ederativa y democr8tica& tendr8n soberan!a sobre sus decisiones sin tener que verse su(etas a la tutela de nin"'n ór"ano superior. No obstante& habr8n de coli"arse debido a sus actividades económicas en com'n y& #ormando #ederaciones de industria& crear ór"anos de enlace y comunicación. >e esta manera& el sindicato y el municipio tomar8n posesión colectiva de todo lo que ahora pertenece a la es#era de la propiedad privada, re"ular8nO la vida económica en todas las localidades& aunque %stas tendr8n personas a car"o de sus propias actividades/ es decir& tendr8n libertad. >e esta manera& el comunismo libertario hace compatible la satis#acción de las necesidades económicas y el respeto hacia nuestras aspiraciones de libertad. 0or este amor a la libertad& los libertarios repudian al comunismo de convento& las barracas& el hormi"uero o rebaIo tal y como existe en 1usia. Ba(o el comunismo libertario no se conoce el e"o!smo, %ste se ve reempla)ado por el m8s amplio amor social.P9 0ero aun si exist!an diversas variaciones del pensamiento anarquista& todas compart!an una caracter!stica primordial/ un anti?intelectualismo sin"ular. +obresale este elemento en la obra escrita de Ba2unin y del sociólo"o polaco 6an DaclaC $acha(s2i& as! como en los ensayos del mexicano 6os% $ar!a 7on)8le). l anti?intelectualismo anarquista se desprend!a& ló"icamente de la posición antielitista y antiautoridad "lobal adoptada por los socialistas libertarios. ste estridente anti?intelectualismo era a menudo hostil a los "rados y los t!tulos universitarios. >entro del movimiento socialista& los anarquistas tem!an que el "obierno que conceb!an los socialistas ortodoxos diera como resultado el asenso de una nueva %lite burocr8tica compuesta por la anti"ua inteliguentsia desclasada& marxista y universitaria. 0or eso& su inter%s principal era una sociedad sin clases y con auto"obierno, su desprecio por la capa alta de la sociedad& a la que consideraban totalmente corrupta& y su rivalidad con los "rupos marxistas J"eneralmente

1

Boletín de Información$ C2T*A3T*4A3$ n56. 11+$ %0 de 7e&rero de 11+,8 citado "or 9uan :rade6as. ;<e olution and social re olution: t!e anarc!o*s=ndicalist 6o e6ente in >"ain$ 11+)*11+0? @Tesis de doctoradoA$ ". +,+.
11

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

diri"idos por intelectualesK& se combinaban para dar por resultado un intenso y persistente anta"onismo hacia las %lites intelectuales. <a consecuencia m8s importante del anti?intelectualismo anarquista reside en ese atractivo especial que e(erc!a sobre la clase traba(adora de aquellos pa!ses en donde los traba(adores se ve!an m8s #rustrados por el parlamentarismo de la socialdemocracia de #ines del si"lo -.-. <os traba(adores eran particularmente hostiles a la dirección intelectual no obrera de la socialdemocracia& la que aparentaba comprometerse con todo asunto importante que sur"iera. *s! #ue el anarco?sindicalismo prosperó en sociedades como la de spaIa& 0ortu"al& .talia y 4rancia.10 0ero tambi%n *m%rica <atina estaba padeciendo estos mismos males& y $%xico& la ex colonia espaIola& vivió una lar"a e intensa historia de actividad anarquista. :tra consecuencia& y %sta #atal& del pensamiento anarquista anti?intelectual& sur"ió del #racaso anarquista por crear medios para o#recer se"uridad a su sociedad durante el per!odo revolucionario de cambio del capitalismo a la utop!a anarquista. +i bien es cierto que los anarquistas ve!an a las primeras comunas ?basadas en la comunidad campesina tradicional& y posteriormente en sindicatos laborales urbanos? como #undamento de esta transición& no supieron ponerse de acuerdo sobre una tesis lo su#icientemente durable& tanto en uropa como en $%xico& como para que la comuna o el sindicato sobrevivieran al per!odo cr!tico de violencia que trae consi"o una revolución. 9on tal irrealismo& los anarquistas esco"ieron depender de las milicias de traba(adores y de las unidades de de#ensa de las aldeas& las que repetidamente demostraron su incapacidad para diri"ir exitosamente campaIas en contra de e(%rcitos disciplinados y bien coordinados& ya que no aceptaban la menos su"erencia que hablara de un e(%rcito or"ani)ado en la #orma elitista?autoritaria habitual. *unque las milicias constitu!an al"o de de#ensa para las comunas y sindicatos& no lle"aban a mantener una disciplina militar& una lo"!stica& y en consecuencia& una o#ensiva e#ica). >e ah! que ante cada derrota las #uer)as contrarrevolucionarias tuvieron tiempo de retirarse& reor"ani)arse y atacar nuevamente hasta vencer. sta situación asoló a los insurreccionistas a"rarios del si"lo -.- en $%xico& a los campesinos diri"idos por $a2hno de la 1evolución rusa& a los campesinos del sur durante la 1evolución mexicana y a las milicias anarquistas en *ra"ón y 9ataluIa durante la "uerra civil espaIola.11 l modelo histórico del anarquismo mexicano en la historia de la clase traba(adora contiene una evolución m8s o menos paralela a la del movimiento en uropa y re#le(a una s!ntesis del impacto social en el pa!s y de la continua intromisión de anarquistas europeos& particularmente espaIoles& y sus ideas anarquistas. <as clases traba(adoras rurales y urbanas de uropa y $%xico ten!an una lar"a historia de protesta preideoló"ica y preindustrial. <as históricas multitudes urbanas en 0ar!s& y los tumultos en la ciudad de $%xico en 16GH y 169G& mostraban el claro deseo de las clases m8s ba(as de exi"ir solución a sus demandas. stas primeras mani#estaciones del descontento de la clase obrera lle"aron a derrocar "obiernos& no nada m8s en 0ar!s durante la 1evolución #rancesa& y en Barcelona& spaIa& sino tambi%n en la ciudad de $%xico durante el virreinato mexicano. l desarrollo pro"resivo de la revolución industrial y la introducción de ideolo"!as revolucionarias durante el si"lo -.-& como el anarquismo y el comunismo& encau)aron el creciente descontento de la clase traba(adora y de su hostilidad hacia la #ormación de "rupos or"ani)ados de traba(adores. * medida que transcurr!a el si"lo -.-& los problemas sociales de la clase traba(adora urbana se intensi#icaron hasta desembocar en el anarco?sindicalismo
1) 11

P. A ric!$ op. cit., "". 11$ ,.$ ..$ 1.,*1./8 '. (oodcoc#$ op. cit., ". ,%/. Para tra&aBos Cue descri&an extensa6ente la ine7icacia de las 6ilicias agrarias con organización ti"o anarCuista$ éase Antonio Díaz >oto = 'a6a$ La revolución agraria del sur y miliano !apata su caudillo $ ". %1+8 <o&ert D. Euir#$ The "e#ican revolution, $%$&'$%$($ ". +%.8 9o!n (o6ac#$ !apata y la Revolución me#icana $ ". ,+.$ = casi cualCuier li&ro so&re la guerra ci il es"aFola.
11

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

revolucionario. n la ciudad de $%xico& los modernos sindicatos de traba(adores industriales de principios del si"lo -- proven!an no sólo de las condiciones y acontecimientos del momento sino tambi%n de los anti"uos modelos sociales. l campesinado mexicano& al i"ual que el europeo hab!a luchado durante mucho tiempo& con medios tanto pasivos como violentos& en contra de la inter#erencia pol!tica y del control económico que ten!an extraIos. n el pasado& seme(ante resistencia quer!a decir L"uerras campesinasM& como las que sostuvieron en el si"lo -3. los nativos de *lemania y $%xico en contra de los imperios espaIol y a)teca. n $%xico& una vie(a tradición de bandidismo social precedió al l!der moderno de la violenta resistencia campesina/ el revolucionario a"rario. l bandido social de 1!o 4r!o& de 9hihuahua& o del este de $orelos& representaba elementos de una cultura campesina y re#or)aba la econom!a del pueblo al despo(ar de rique)as a extraIos para repartirlas entre la comunidad campesina. 1epresentaba la #orma de violencia m8s persistente de la resistencia campesina ante la he"emon!a del comple(o cultural?económico& urbano y de orientación europea que denominaba los hinterland ind!"enas. <a simbiótica relación económica entre bandido y pueblo& y su #irme adherencia a los valores campesinos& eran #undamentales para recibir apoyo local y& por lo tanto& para sobrevivir. <os antiqu!simos problemas socioeconómicos del campesinado #recuentemente daban #orma a este tipo de bandidismo social. <a introducción y adopción de las ideolo"!as revolucionarias del si"lo -.- en el mundo rural mexicano con#ormaron la resistencia a"raria& inyect8ndole un elemento racional y trans#ormando a los bandidos en revolucionarios. l bandido social #ue el precursor preideoló"ico del revolucionario a"rario mexicano. R #ue el anarquismo& una doctrina con"ruente con los valores campesinos& el que ayudó a trans#ormar la resistencia campesina en a"rarismo militante mexicano.

INFLUENCIAS INTERNAS
<a revolución industrial mexicana trans#ormó los modelos socioeconómicos tradicionales e intensi#icó las presiones sociales que se desarrollaron durante los tres si"los que $%xico #uera colonia de spaIa& y que persistieron despu%s de su independencia. >urante el 'ltimo per!odo colonial& de #ormación& una %lite conservadora constituida por la ."lesia& el e(%rcito& los "randes terratenientes& comerciantes espaIoles y #uncionarios del "obierno& dominaba la sociedad mexicana. +in diri"entes& y al parecer sin esperan)as en el momento de la lucha por la independencia& en 1810& los campesinos& que viv!an en el campo en una extrema pobre)a ?muchos de ellos viv!an en aldeas comunales? y las clases traba(adoras m8s humildes de las ciudades& se unieron al e(%rcito comandado por el primer l!der del movimiento de independencia mexicana& $i"uel Aidal"o. *l verse con#rontada por esta incipiente revolución social popular& la %lite criolla conservadora buscó mantener su posición privile"iado uni%ndose a los espaIoles hasta que la amena)a hubiera desaparecido. 9uando #inalmente apoyaron la independencia de spaIa& trataron de crear una nación soberana que quedara ba(o su dirección. <as posiciones anta"ónicas de los campesinos revolucionarios y los criollos conservadores en la lucha por la independencia& ya anticipaban la estructura de rivalidades que asediar!an a $%xico hasta la revolución de 1910. l caos de la lucha por la independencia& que ya duraba toda una d%cada& de(ó a $%xico en una inestabilidad pol!tica& la bancarrota #iscal& el estancamiento económico& una pobre)a espantosa y en medio de pro#undos anta"onismos sociales ?condiciones estas que una nación no puede superar de la noche a la maIana?. <a revolución obtuvo la independencia nacional& pero no lo"ró deshacerse de la %lite dominante del $%xico colonial. l poder de los conservadores permaneció intacto& y de#endieron tena)mente las #uentes de ese poder contra toda oposición/ las instituciones espaIolas tradicionales& tipo corporación& heredadas del pasado. >esde la
13

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

.ndependencia& y por sesenta y cinco aIos& la nación padeció de inestabilidad pol!tica& corrupción en el "obierno& decadencia económica y condiciones de vida miserables para las clases m8s pobres de las ciudades y el campo. +in embar"o& el $%xico del si"lo -.- su#r!a cambios repentinos y espectaculares. >espu%s de tres si"los de orden y estabilidad relativos ba(o el "obierno espaIol& lle"aron a $%xico el liberalismo de la .lustración y las here(!as de los #ilóso#os. *simismo& la existencia de un movimiento liberal local& diri"ido por abo"ados y otros pro#esionales& cuyos principios económicos eran un eco de la econom!a del laissez-faire& y del comercio libre de *dam +mith& exacerbaban las crecientes tensiones sociales. >e haber con#rontado 'nicamente estos elementos& los conservadores posiblemente habr!an lo"rado sobrevivir& pero ten!an adem8s la amena)a que representó para ellos el inicio de la revolución industrial en $%xico& y todo ello socavó irremediablemente su posición. n poco tiempo& una nueva clase de propietarios de #8bricas& nuevos ricos& desple"aron su inmensa rique)a en la ciudad de $%xico y exi"ieron poder pol!tico. 9on el desarrollo del sistema de #8bricas durante el per!odo que si"uió a la .ndependencia& este nuevo "rupo urbano creció lentamente tanto en n'mero como en poder económico. *li8ndose a la %lite conservadora& lo 'nico que hicieron #ue impulsar a la clase traba(adora urbana y a las crecientes capas medias y pro#esionales de la sociedad a identi#icarse cada ve) m8s con el liberalismo. * medida que aumentaban el poder y la in#luencia de estos dos 'ltimos "rupos& las necesidades de las 8reas urbanas su #ueron haciendo m8s y m8s evidentes. l sordo "obierno de la vie(a y ya debilitada alian)a conservadora se volv!a cada ve) m8s obsoleto. l resultado #ue un desa#!o que la %lite tradicional no pudo impedir. *un antes del au"e de la nueva industria& los liberales ve!an al vie(o sistema como un anacronismo que requer!a ser moderni)ado ur"entemente. l principal portavo) liberal de la d%cada de 1830& 6os% $ar!a <uis $ora& con #recuencia seIaló los "astos exorbitantes del presupuesto nacional en un e(%rcito incompetente que manten!a a la nación en un estado de permanente bancarrota. *l i"ual que otros liberales& $ora consideraba los "astos del e(%rcito y las tenencias de tierra de la ."lesia& libre de impuestos y relativamente improductiva ?adem8s de ser tenencias a perpetuidad a trav%s de la amorti)ación? como el problema económico m8s importante que $%xico con#rontaba. *l i"ual que sus cole"as& resent!a tambi%n la habilidad del hacendado para evadir impuestos, se opon!a a la pol!tica "ubernamental de aranceles tan ba(os que #acilitaban a la clase alta conservadora la adquisición de bienes de consumo europeos& impidiendo as! el desarrollo de la industria nacional. 9uando en 18QH los liberales tomaron el poder por las armas& iniciaron un pro"rama de re#orma& conocido (ustamente como Lla 1e#ormaM& que atacaba los privile"ios tradicionales de la ."lesia& de la oli"arqu!a terrateniente& aunque sin amena)ar sus propiedades& y del e(%rcito. n su exaltada retórica& los liberales promet!an libertad& (usticia y esperan)a para todos, as! #ue como abrieron las puertas a nuevas #uer)as para el cambio. En pro"rama que colocara al e(%rcito& a la ."lesia y a la nación ba(o una misma ley& ero lo que ocupaba el primer lu"ar en la a"enda liberal de la 1e#orma. <a <ey 6u8re)& que se convirtió en ley en noviembre de 18QQ& corre"!a el sistema (udicial al restrin"ir los tribunales especiales y los privile"ios de que "o)aban los militares y el clero& subordin8ndolos a la autoridad civil laica. 0ero la <ey <erdo& de (unio de 18Q6& tuvo consecuencias a'n m8s extremas. :rdenaba a la ."lesia y a todas las dem8s corporaciones que se desprendieran de sus propiedades. <a de#inición le"al de corporación& inclu!a a los "obiernos de los pueblos rurales tradicionales& o municipios& cuyas propiedades comunales ser!an divididas a partir de ese momento. *l"unos liberales no supieron prever las consecuencias de esta disposición. <a mayor!a anticipaba una trans#erencia de estas propiedades a"r!colas a manos de #orasteros& y por lo tanto supon!a que pasar!an a ser tierras m8s productivas, una minor!a idealista esperaba que ser!an las personas de los municipios locales las que conservar!an la posesión de las tierras comunales a#ectadas, pero los que anticipaban tal retención demostraron una asombrosa in"enuidad ya que en la mayor!a de las comunidades (am8s hab!a existido la su#iciente rique)a y #uer)a para oponerse a
12

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

los "randes terratenientes sin la protección del stado. >e ah! que en la 'ltima mitad del si"lo -.- los que obtuvieron la mayor!a de las tierras no #ueran campesinos. l "obierno de la 1e#orma buscaba estimular la empresa privada y la pequeIa propiedad privada& lo que era t!pico de los liberales del si"lo -.-. 0ese a una serie de retrasos en el cumplimiento de la <ey <erdo& ocasionados por caóticas "uerras civiles& la 1e#orma& y m8s particularmente los "obiernos subsecuentes de los presidentes +ebasti8n <erdo de =e(ada y 0or#irio >!a)& vieron el proceso de toma de las tierras comunales llevado al extremo. *s!& tierras comunales que hab!an sobrevivido al imperio a)teca& a la conquista espaIola& a todo el per!odo colonial espaIol y a los primeros aIos de la .ndependencia& #inalmente #ueron sacri#icadas a las demandas de los empresarios a"r!colas que adoptaban una teor!a económica liberal basada en la doctrina del laissez-faire. <as batallas por un poder pol!tico nacional entre 18QH y 186F& constituyeron #undamentalmente una con#rontación entre la vie(a oli"arqu!a conservadora ?los militares& el clero& la %lite mercantil y al"unos de los "randes terratenientes? y los liberales de la tradición de $ora y sus se"uidores urbanos& incluyendo a las clases pro#esionales y artesanas. 0ero pese a una aparente victoria de los liberales& los perdedores no cedieron en lo m8s m!nimo. l clero perdió una buena parte de su preeminencia económica y pol!tica& pero los militares y los hacendados sobrevivieron a la 1e#orma y& en lo que restaba del si"lo& si"uieron poseyendo casi el mismo poder y presti"io social que dis#rutaban antes. 0or irónico que pare)ca& la derrota de la vie(a "uardia abrió las puertas al nuevo rico& o sea a la bur"ues!a urbana. >urante el breve imperio de in#luencia #rancesa con $aximiliano a la cabe)a& liberales y conservadores compartieron una impresión #avorable de los m%todos e industrias europeos. 9uando los liberales volvieron al poder en 186F& se abocaron a un desarrollismo económico con un redoblado #ervor que les hi)o impulsar a los industriales urbanos& antes conservadores& puesto que eran ellos quienes ten!an el dinero& as! como a los capitalistas extran(eros& para invertir en& y desarrollar& los sectores clave de la econom!a. 9on las venta(as del poder pol!tico reci%n adquirido y la rique)a correspondiente& este "rupo de empresarios compró una parte considerable de la propiedad a"r!cola que la <ey <erdo hiciera disponible. n 'ltima instancia este proceso resultó en la consolidación económica parcial de al"unos de los nuevos industriales urbanos& los "randes terratenientes tradicionales y los liberales que ten!an el poder pol!tico& haciendo de todos ellos una amal"amada %lite reconstituida que diri"ió el pa!s hasta la revolución de 1910. >urante el mandato de 0or#irio >!as& dicha %lite terrateniente nueva #ue conocida como los (óvenes criollos. 0ese a una serie de di#erencias entre 18F6 y 1910& los dos "rupos& el urbano y el rural& entraron en un per!odo de coexistencia relativamente armoniosa conocida como la pa) por#iriana. 9on la caracter!stica del equilibrio entre el capital urbano y los intereses del hacendado rural& la pa) si"ni#icaba tambi%n la supresión de los disidentes pol!ticos. <a toma le"ali)ada de las tierras rurales& que comen)ó en 18Q0 y continuó hasta 1910& contribuyó en buena parte a la intensi#icación de una serie de levantamientos a"rarios que se hab!an iniciado en 18Q0 y no terminaron sino hasta la muerte de miliano 5apata& en 1919. >urante ese per!odo la teor!a anarquista& llevada al campo por los militantes socialistas libertarios de la ciudad de $%xico& desempeIó un papel importante en la lucha que se estaba desarrollando. >urante los cuarenta y cinco aIos que precedieron a la 1evolución mexicana& los anarquistas& que #ueron los primeros a"raristas urbanos& contribuyeron con una doctrina al antes mal entendido movimiento a"rario mexicano. *s! esperaban cambiar la naturale)a del a"rarismo mexicano& de levantamiento pro#undo pero relativamente inarticulado a movimiento #ortalecido por una visión campesina del mundo #uturo& coherente. <a resistencia suscitada por la opresión y la imposibilidad de satis#acer las necesidades b8sicas& articularon un pro"rama que preservaba los patrones tradicionales de la vida campesina. spec!#icamente& los a"raristas anarquistas exi"!an la autonom!a local del "obierno central, la recuperación y la redistribución
1/

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

de las propiedades a"r!colas por los municipios libres o los "obiernos de los pueblos libres& y el #in de la corrupción pol!tica de los #uncionarios locales y nacionales. l %xito que tuvieron al convertirse en parte del movimiento a"rario mexicano& se debió a la compatibilidad de su pro"rama con los valores& tradiciones y aspiraciones de la "ente local. sta herencia a"raria consist!a en una identi#icación individual con el pueblo propio& un sentimiento de i"ualdad& una total descon#ian)a hacia los #orasteros& como por e(emplo los propietarios ausentistas& los contratistas de la #uer)a de traba(o& los recaudadores de impuestos& los reclutadores y los #uncionarios del "obierno, tambi%n sent!an un permanente recelo hacia la pol!tica en "eneral. <a población campesina hab!a luchado durante mucho tiempo por preservar el orden campesino& que inclu!a el control de la tierra por el poblado& y el auto"obierno. Ena prolon"ada serie de insurrecciones campesinas en apoyo de estas aspiraciones& m8s la ayuda del anarquismo y otras ideolo"!as radicales& desa#iaban desde 1860 la existencia misma del sistema económico y pol!tico prevaleciente y #ueron las que condu(eron al levantamiento a"rario de 1910. $ientras el movimiento a"rario adquir!a dimensiones ideoló"icas& el movimiento laborista urbano en $%xico evolucionaba desde #ines de 1860 a lo lar"o del per!odo revolucionario de 1910?191F del mutualismo al cooperativismo& hasta lle"ar al anarco?sindicalismo revolucionario. <as or"ani)aciones de la clase obrera mexicana& in#luidas por militantes y en%r"icos or"ani)adores anarquistas& destacaban las deplorables condiciones de traba(o en las #8bricas, delataban las miserables condiciones de vida en las ciudades& y luchaban por una vida me(or. 4ue as! que los anarquistas hicieron m8s #actible para esta clase una visión de lo que la sociedad ideal tendr!a que ser& y en qu% manera la clase traba(adora deber!a or"ani)arse para lo"rarlo. l au"e de la bur"ues!a y el sistema de #8bricas de producción de bienes en la se"unda mitad del si"lo -.-& creó un n'mero sin precedentes de traba(adores urbanos. ste nuevo proletariado estaba #ormado por anti"uos traba(adores a"r!colas que hab!an emi"rados a la ciudad en busca de oportunidades y de una movilidad social que la econom!a en expansión parec!a o#recer. No obstante& no lo"raron reali)ar sus esperan)as, ac8 tuvieron que con#rontar nuevos obst8culos que comen)aban desde las terribles y poco hi"i%nicas vecindades ?barriadas que ni siquiera lle"aban a tener los servicios b8sicos? como calles pavimentadas& lu)& a"ua& transportes& sanidad y servicios m%dicos.1G stas condiciones sociales abrumadoras contribuyeron a una velo) propa"ación de las or"ani)aciones e ideas revolucionarias. <as horas de traba(o de los que eran lo su#icientemente a#ortunados como para encontrar empleos de tiempo completo ?hombres& mu(eres o niIos? #luctuaban entre doce y dieciocho diarias, las condiciones de traba(o imposibles y los salarios de hambre se sumaban tambi%n al descontento. Ena carta abierta de protesta& escrita por los participantes en ocasión de una de las primeras huel"as laboristas urbanas de importancia en $%xico& describ!a la situación con todo detalle/ NO hay obreros que perciben un salario de 16 centavos a la semana& y %ste no se ha re#utadoO Jel d!a de traba(o se extiendeK en verano& de Q/1Q a.m. a 6/HQ p.m.O n invierno de 6/00 a.m. a 6/00 p.mO. S ste horario era corrido& pues los capataces sólo daban Q minutos a los obreros para tomar sus alimentosT <as condiciones en las #8bricas de 0uebla no son mucho me(ores/ los obreros perciben un salario de G U a 3 U reales diarios, las obreras reciben de U real a 1 U. <a (ornada de traba(o la constituyen 18 horas de labor& con dos suspensiones de 1Q minutos cada una para tomar alimentos.P13

1% 1+

3gnacio M. Alta6irano$ )aisa*es y leyendas+ tradiciones y costumbres de ",#ico$ "". 1-,*1-.. l -ocialista$ %+ de enero de 1-0+.
16

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

>urante los Q0 aIos anteriores a la 1evolución& las vecindades y las #8bricas se #ueron convirtiendo cada ve) m8s en semilleros de ideas revolucionarias& propa"adas por ideólo"os y or"ani)adores que expon!an las doctrinas europeas de 4ourier& 0roudhon& Ba2unin& @ropot2in y& en menor "rado& $arx. <os anarquistas mexicanos& un incon#undible "rupo de revolucionarios sociales& a menudo se ven incluidos incorrectamente en le contexto del socialismo marciano subsecuente.1H *unque ellos se llamaban LsocialistasM& su ideolo"!a anarquista los distin"u!a del movimiento marxista ruso posrevolucionario. l LsocialismoM al que se adher!an al principio era la versión proudhoniana?ba2uninista& exportada primero a spaIa y lue"o a *m%rica <atina. $8s tarde& a principios del si"lo --& adoptaron el comunismo anarquista de 0iotr @ropot2in& y a la lar"a abra)aron el anarco?sindicalismo. n $%xico y en *m%rica <atina& el anarquismo pesó mucho m8s que el marxismo hasta despu%s del %xito de la 1evolución rusa. <os or"ani)adores de los movimientos traba(adores y socialistas del si"lo -.- y principios del --& eran a menudo estudiantes& traba(adores comunes o intelectuales& pero por lo "eneral artesanos. <os estudiantes que participaban en actividades de or"ani)ación de traba(adores tambi%n eran con #recuencia de ori"en artesano. sta clase& con su tradición espaIola de "remio& su sitio prote"ido en el mercado& ten!a su ori"en ya desde la conquista romana de .beria. n $%xico prosperaron hasta el momento en que las #8bricas comen)aron a producir )apatos& ropa y pan. .ncapaces de competir con ellas& #recuentemente descend!an al estatus de obreros& v!ctimas del pro"reso. +i"uieron& no obstante& siendo los portadores de la tradición espaIola del "remio& destacando la ayuda mutua y un exacerbado individualismo. *parentemente& una "ran mayor!a del artesanado tanto como de la #uer)a de traba(o& apoyaron inicialmente el pro"rama liberal en nombre del pro"reso y del cambio. 0ero la tradición "remial de los artesanos y la herencia comunal de los campesinos& no era lo m8s adecuado para preparar a esta nueva clase traba(adora urbana para la situación que viv!an en las barriadas. 9omo las condiciones sociales& económicas y pol!ticas que prevalec!an en $%xico no permit!an que se diera satis#acción a sus demandas& era de suponer que a la lar"a se producir!a un choque entre los traba(adores urbanos y los industrialistas urbanos que apoyaba el "obierno. 4ue durante este con#licto que buena porción del movimiento de la clase traba(adora& diri"ido por artesanos& desarrolló una posición de ideolo"!a anarquista. l movimiento traba(ador urbano mexicano del si"lo -.- manten!a un contacto directo con la rama de 6ura de la dividida *sociación de =raba(adores de la 0rimera .nternacional& cuya base estaba en uropa& y en un momento dado hasta se a#ilió abiertamente a ella. >urante la 'ltima d%cada del si"lo -.- y la primera del --& emer"ió una nueva dirección anarquista que nuevamente opuso la clase traba(adora al ancien régime& ayudó a promover las huel"as laborales que precedieron a la 1evolución a lo lar"o de siete aIos de tumulto revolucionario& y a or"ani)ar a los traba(adores urbanos. <as ci#ras que alcan)aron los anarquistas al or"ani)ar esta #uer)a de traba(o y al apoyar la re#orma a"raria& indudablemente los hace precursores de la 1evolución mexicana de 1910. >urante la 1evolución& y otra ve) por in#luencia europea& el anarquismo& en #orma de un sindicato anarco?sindicalista de a#iliación internacional& la 9asa del :brero $undial& hi)o su aparición en $%xico y desempeIo un papel #undamental en la lucha. n las 'ltimas d%cadas del si"lo -.- el sentimiento anarquista recibió un redoblado impulso debido al #lu(o considerable de inmi"rantes espaIoles a $%xico. ntre 188F y 1900& el n'mero de espaIoles con estatus de inmi"rantes aumentó de 9QQ3 a 16GQ8. 1Q n esa %poca& spaIa ten!a el mayor movimiento anarquista de todo el mundo& y como es natural& muchos de estos revolucionarios utópicos se #ueron a re#u"iar a $%xico. * principios del si"lo --& con la pol!tica del "obierno espaIol que los obli"aba al exilio y les daba el pasa(e& los anarquistas de Barcelona que quer!an or"ani)ar a Aispanoam%rica& y aqu! se inclu!a a la clase traba(adora mexicana& consideraban a $%xico una de las opciones para el exilio.
1, 1.

Géase "or eBe6"lo$ 'astón 'arcía Cant5$ l socialismo en ",#ico, siglo .I.$ ". .1.. 9uan de Dios :oBórCuez$ La inmigración espa/ola en ",#ico$ ". ..
10

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

CAPÍTULO II EL PROSELITISTA

0lotino 1hoda2anaty ?inmi"rante& acad%mico& cru)ado y activista pol!tico?& el primer partidario de a doctrina anarquista y #undador del primer "rupo anarquista que or"ani)ó a la clase traba(adora en $%xico& tuvo una enorme in#luencia en la emer"ente clase obrera urbana& as! como en los movimientos a"rarios de 1860& 18F0 y 1880. Nacido en *tenas& 7recia& el 1H de octubre de 18G8& #ue llevado por su madre& austriaca& a 3iena& poco despu%s de la muerte de su padre. Éste& que era miembro de la noble)a "rie"a& #ue muerto durante la "uerra de independencia de 7recia contra =urqu!a. <a madre de 1hoda2anaty lo estimuló a se"uir estudios de medicina& pero %ste& como tantos de sus compaIeros universitarios de orientación liberal& apoyaba la independencia h'n"ara& y partió hacia Budapest para tomar parte en el #rustrado levantamiento de 18H8. 0oco despu%s& ese mismo aIo& el decepcionado 1hoda2anaty se #ue con su #amilia a vivir a Berl!n& en donde reanudó sus estudios de medicina. *ll! desarrolló un "ran inter%s por la #iloso#!a pol!tica y se convirtió en admirador& primero de Ae"el y despu%s de 4ourier y 0roudhon. n 18Q0& 1hoda2anaty hi)o un via(e especial a 0ar!s para conocer a 0roudhon lue"o de haber le!do su 'ltimo libro VQué es la propiedadW +u #amilia empe)ó a tener di#icultades #inancieras al cabo de unos aIos& y los estudios de 1hoda2anaty comen)aron a #laquear. 9uando en 18QF su #amilia volvió a 3iena& el desanimado estudiante de medicina decidió irse a 0ar!s para estudiar #iloso#!a pol!tica. Ena ve) ah!& se las arre"ló para estudiar tambi%n idiomas y escribir su primer ensayo #ilosó#ico& De la Naturaleza& publicado en esa ciudad& en 1860.16 n par!s& 1hoda2anaty conoció& entre otros (óvenes socialistas& a un mexicano que le habló de los decretos sobre la tierra expedidos por el "obierno mexicano& de los pronunciamientos del presidente ."nacio 9omon#ort sobre la re#orma a"raria y de su invitación a los extran(eros para que emi"raran a $%xico y probaran a crear nuevas colonias a"r!colas independientes. =odo esto entusiasmó a 1hoda2anaty& quien decidió ir a $%xico a #in de ase"urarse de que las nuevas comunidades a"r!colas se or"ani)aran y desarrollaran como comunas basadas en conceptos utópicos socialistas. n el momento en que 1hoda2anaty se preparaba para partir a $%xico& se recibieron noticias sobre la ca!da del "obierno de 9omon#ort y el inicio de la turbulenta "uerra de 1e#orma. n vista de ello& decidió irse a vivir a spaIa con ob(eto de per#eccionar su espaIol. +e #ue a Barcelona en espera de que pasara la violencia y al recibirse noticias de que 6u8re) hab!a instaurado su "obierno& a principios de 1861& de(ó spaIa y se embarcó para $%xico. <le"ó a 3eracru) a #ines de #ebrero& pero sólo para enterarse de que las colonias a"rarias proyectadas por 9omon#ort hab!an sido olvidadas hac!a ya tiempo. +in desanimarse& 1hoda2anaty observó que los campesinos mexicanos practicaban en sus pueblos tradicionales los ideales b8sicos planteados por 4ourier y 0roudhon& aunque en su opinión se"u!an siendo oprimidos por el cerco de los hacendados y la indi#erencia de un "obierno hostil. >ecidió& pues& or"ani)ar a los campesinos y construir por iniciativa propia un sistema socialista de colonias a"rarias.1F
1/

;PeCueFa &iogra7ía de Plotino C. <!oda#anat=?$ en La )a0$ 10 de 6arzo de 1-0+8 citado "or 9osé C. Galadés$ ;Precursores del socialis6o antiautoritario en México?$ en La )rotesta$ :uenos Aires$ %% de 6a=o de 11%-. 10 ;PeCueFa &iogra7íaH ;
18

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

n un primer intento de "anar adeptos& 1hoda2anaty publicó un #olleto titulado Cartilla socialista en donde explicaba los principios de una comunidad a"r!cola utópica& si"uiendo la l!nea de 4ourier. n el #olleto& buscaba convencer al lector de la necesidad del socialismo mediante una retórica demostrativa/ NV9u8l es el ob(eto m8s elevado y ra)onable a que pueda consa"rarse la inteli"encia humanaW <a reali)ación de la asociación universal& de individuos y de pueblos& para el cumplimiento de los destinos terrestres de la humanidadO V9u8l es el estado actual de la humanidadW <os hombres est8n a'n divididos en toda la tierra por intereses de industria& de clases& de partidos& de nacionalidades& etc.& que en"endran en ellos& con "ran detrimento de todos y cada uno& hostilidad y odios m8s o menos violentos& en lu"ar de la buena armon!a que deber!a unirlos para su #elicidad. >e tal suerte& que a pesar de los maravillosos pro"resos reali)ados en los 'ltimos tres si"los por las naciones de uropa& la humanidad est8 a'n universalmente sometida al reinado del malP.18 1hoda2anaty compart!a el punto de vista socialista proudhoniano sobre la bondad inherente al hombre& pero cre!a que la propiedad privada& la distribución desi"ual de rique)as y la naturale)a explotadora del orden social existente& creaban perversiones morales& un "obierno corrupto y hac!an que el hombre se en#rentara al hombre. 19 n esa %poca& tanto los marxistas como los anarquistas& y sobre todo estos 'ltimos& cre!an tan #irmemente en esto que muchos daban por sentado que tras el %xito de la revolución las c8rceles ya no ser!an necesarias. *l no poder reunir su#icientes adeptos para intentar la colonia a"r!cola& 1hoda2anaty trató de obtener una c8tedra en el 9ole"io de +an .lde#onso& en la ciudad de $%xico. 9omo no #ue aceptado por el 9ole"io& se con#ormo con un puesto en una escuela preparatoria. >urante el tiempo que estuvo ah!& in#luyó en varios de sus alumnos& quienes abra)aron el Lsocialismo libertarioM& y en 1863 #ormaron un "rupo de estudio que para 186Q ya era conocido como Lel "rupo de estudiantes socialistasM. +us miembros consideraban a la nueva or"ani)ación la rama mexicana del ba2uninismo. n el "rupo estaban los #uturos l!deres del socialismo mexicano/ 4rancisco 5alacosta& un (oven #an8tico que posteriormente encabe)ó luchas a"rarias, +antia"o 3illanueva& quien or"ani)ó el primer movimiento obrero urbano& y Aermene"ildo 3illavicencio& quien traba(ó con 3illanueva en la d%cada de 1860& pero murió antes de los "randes acontecimientos de las d%cadas de 18H0 y 1880.G0 =ras de(ar la escuela& todos ellos se volvieron artesanos e iniciaron sus actividades or"ani)ativas entre los artesanos de la ciudad& quienes se mostraban cada ve) m8s descontentos con el pu(ante sistema de #8bricas para la producción de bienes. <as #8bricas los hab!an hecho económicamente vulnerables y su sistema tradicional de "remios para una mutua protección era cada ve) m8s impotente. *simismo& la herencia "remial mexicana& v8sta"o de los sistemas espaIol y europeo que hab!a in#luido tan #uertemente en 0roudhon& contribu!a a que los artesanos de la ciudad de $%xico se mostraran completamente abiertos a las doctrinas mutualistas proudhonianas. n uno de sus primeros proyectos& los estudiantes revivieron la di#unta or"ani)ación mutualista mexicana& la L+ociedad 0articular de +ocorros $utuosM& que ori"inalmente #ormaran en 18Q3 los artesanos de la industria sombrerera.G1 9ierto que la nueva L+ociedad de +ocorros $utuosM no compart!a en lo m8s m!nimo la posición ideoló"ica de su predecesora& ya que en 18Q3 la ideolo"!a socialista no era a'n bien vista en $%xico.
1-

Plotino C. <!oda#anat=$ 1artilla socialista o sea el catecismo elemental de la escuela de 1arlos 2ourier 3 l falansterio$ 9osé C. Galadés$ co6".$ ". 1/. 11 Para otros eBe6"los de esta creencia en la &ondad innata del !o6&re = en có6o la "ro"iedad "ri ada = las condiciones de su 6edio lo corro6"en$ éase <!oda#anat=8 ;Dstudios de 7iloso7ía social?$ en l -ocialismo$ %/ de 7e&rero = 1 de 6a=o de 1--+. Ta6&ién artículos en l -ocialista$ %% de a&ril$ , de Bulio = 1. de agosto de 1--). %) 9. C. Galadés$ ;Precursores del socialis6o?. %1 l 4brero Internacional$ 0 de se"tie6&re de 1-0,.
19

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

n 186H& cuando 1hoda2anaty enseIaba en la escuela preparatoria& publicó un #olleto titulado Neopanteísmo.GG l ensayo se convirtió en discusión central entre los estudiantes y pronto le si"uieron otros que comentaban con m8s detalle sus puntos m8s radicales. *l i"ual que la Cartilla socialista& el nuevo #olleto ayudó a consolidar un "rupo de leales se"uidores. G3 <as ideas de 1hoda2anaty sentaron las bases para el desarrollo #ilosó#ico del anarquismo mexicano& que alimentaba la esperan)a de crear #alansterios utópicos en los pueblos& como los concebidos por 4ourier& y al i"ual que 0roudhon& los adaptaba a la idea de sociedades mutualistas y cooperativistas& as! como a la del recha)o del stado. ;uer!a que una estructura pol!tica #ederali)ada, denunciaba la mayor parte de las actividades pol!ticas y recha)aba la dictadura del proletariado. +us ensayos ten!an el estilo de la (er"a seudocient!#ica de los pensadores del si"lo -.-. *l i"ual que 9omte& $arx y +pencer& 1hoda2anaty quer!a encontrar Lla verdadera naturale)a del hombreM. n su opinión& Lla verdadera naturale)a del hombreM exi"!a el modo de vida socialista libertario& me(or conocido por anarquismo. Buscaba eliminar el papel del stado en los asuntos internos& reor"ani)ar la propiedad privada en cooperativas y abolir la pol!tica y los partidos pol!ticos.GH =odo esto conducir!a a un orden social m8s elevado/ NO el principio de la repartición proporcional y equitativa de los bene#icios entre diversas #acultades industriales& indicado por el buen sentido pasar8 a la pr8ctica y a las costumbres por estas tres v!as& y en un próximo porvenir no se ver8n ya en $%xico sino asociados& hermanos unidos en sus intereses& consa"rados enteramente& por el cora)ón y la inteli"encia& a la conservación y al aumento de la rique)a p'blicaO marchemos impert%rritos por esta v!a social de la naturale)aP.GQ R contin'a/ N<a #órmula del socialismo de hoy es la de la 1evolución #rancesa de 1F93/ Libertad igualdad fraternidad& a la cual a"re"amos !nidad" Libertad o desarrollo inte"ral de todas las vocaciones& de todos los talentos individuales/ libertad para el e(ercicio de toda clase de pro#esiones sin t!tulos& sin autori)ación ni monopolio universitario, libertad rehabilitadota y emancipadora para la mu(er& libertad para el esclavo de todas las condiciones. #gualdad de derechos ante la ley& i"ualdad de posiciones sociales en la nación& i"ualdad de #ortunas ante la rique)a p'blica e i"ualdad de conciencia ante el orden de la moral universal representado por la humanidad/ tal es el axioma del derecho com'n. $raternidad o solidaridad de amor y de #ilantrop!a entre todos los seres de la "ran #amilia humana, no m8s disensiones& no m8s odios inmoderados de partidos pol!ticos& no m8s persecuciones ni cru)adas reli"iosas como las que tomando por esta#ermo al cielo se han representado sobre la tierra para i"nominia de la humanidad. !nidad o conver"encia de todos los intereses individuales con el bien "eneral& por medio de la asociación solidaria y constante del talento& el traba%o y el capital.PG6 n su llamado a la libertad total del hombre& 1hoda2anaty expresó las opiniones m8s radicalmente libertarias de su tiempo. 1esulta irónico& pero uno puede ver tambi%n las semillas del anti?intelectualismo anarquista que empie)an a dar #ruto incluso en el traba(o de orientación intelectual que hac!a 1hoda2anaty. +u oposición al control universitario de las pro#esiones& de los "rados acad%micos y licenciaturas& era t!pica de un "rupo de hombres en lucha contra lo
%% %+

<!oda#anat=$ 5eopanteísmo, consideración sobre el hombre y la naturale0a. 9. C. Galadés$ ;Precursores del socialis6o?. %, P. C. <!oda#anat=$ ;Lo Cue Cuere6os?$ en l 6i*o del Traba*o$ %- de a&ril de 1-0-. %. P. C. <!oda#anat=$ ;Dl "rogra6a social?$ en l -ocialista$ 1/ de a&ril de 1-0/. %/ P. C. <!oda#anat=$ ;Dl "rogra6a social?$ en l -ocialista$ %- de 6a=o de 1-0/.
10

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

que consideraban como instituciones restrictivas de la sociedad capitalista. * medida que la lucha se intensi#icaba& aumentaba el resentimiento contra los intelectuales y las instituciones que representaban.GF 9oherentes con la oposición de 1hoda2anaty respecto a la libertad en las pro#esiones& los escritores anarquistas de#end!an en &l 'i%o del Traba%o a un curandero llamado 6uli8n 7on)8le) contra los #recuentes ataques que durante muchos aIos recibiera de extraIos. n cado todos los n'meros del periódico& 7on)8le) anunciaba sus curas mila"rosas.G8 1hoda2anaty& al i"ual que los ideólo"os anarquistas europeos& ped!a la disolución de todas las #ronteras nacionales y la #raternidad universal entre todos los hombres. L+er8 necesaria la acumulación de "randes cantidades de capital& y lue"o& a medida que se propa"ue el movimiento& se unir8n todas las naciones de la tierra en un esp!ritu de cooperativismo& y el e"o!smo se convertir8 en respeto en nombre del inter%s com'nM. G9 <a or"ani)ación anarquista <a +ocial& creada #uera del 7rupo de studiantes +ocialistas& en 186Q& y diri"ida por 1hoda2anaty& pretend!a ser el veh!culo con el que se alcan)ar!an en $%xico estos ob(etivos/ L<a +ocial& al i"ual que nosotros& tiene como pro"rama la unión universal. No reconoce nacionalidades. +us tres s!mbolos son libertad& i"ualdad y #raternidad la .dea +antaM.30 1hoda2anaty ve!a el caos pol!tico& el estancamiento económico y la extrema pobre)a de la sociedad mexicana como una (usti#icación de la creencia que ten!an %l y 0roudhon de que el "obierno y la democracia #racasar!an como instituciones #ormales or"ani)adas. NO despu%s de haber tomado posesión de su car"o y durante todo el per!odo de la presidencia& al +r. <erdo hoy lo a"obia y aterrori)a por todas partes la pesadilla eterna de sus antecesores& que es la re(oluciónO lo cierto es que& en uno u otro caso& el resultado ser!a el mismo& esto es& que el actual "obierno en nada habr8 podido aliviar los in#ortunios de la clase pobre y menesterosa de la sociedad. >e esto podemos deducir ló"icamente que si nin"uno de los poderes constituidos le"al o ile"almenteO durante la existencia pol!tica de $%xico& ha podido hasta ahora remediar en nada los males que a"obian al pueblo& preciso es que en su or"ani)ación #alta al"'n principio esencialmente necesario para producir dicho resultadoO R en e#ecto& la democracia por s! sola& como sistema trunco& es impotente para hacer la #elicidad de los pueblos& se"'n su actual or"ani)ación y manera de serO P31 *l ver la desesperación de los artesanos& traba(adores urbanos y campesinos mexicanos& 1hoda2anaty se dio cuenta de que la democracia #allar!a Lsi no va #ecundada por el socialismo& esa doctrina santa y consoladora emanada de los m8s altos y luminosos principios de la #iloso#!a& que ase"urando su porvenir al individuo humano& le "aranti)a tambi%n la subsistencia por medio de la ley eterna del traba(o a cuya condición est8n su(etos todos los seres de la naturale)aOM.3G sta re#erencia a la Lley eterna del traba(oM trae a colación la versión de 1hoda2anaty sobre el mecanismo serial en la historia& expresada ori"inalmente por 4ourier y posteriormente revisado
%0

Para algunas 6uestras excelentes del des"recio !acia el intelectual &urgués éase los artículos de 9osé María 'onzIlez en l 6i*o del Traba*o$ 1, = %- de Bulio de 1-0-. %l 6i*o del Traba*o$ %% de 6a=o de 1--1: éase ta6&ién casi cualCuier edición de l 6i*o del Traba*o$ entre 1-0/ = 1--+. %1 P. C. <!oda#anat=$ ;Dl "rogra6a social?. +) Dditorial$ l 6i*o del Traba*o$ 1 de 6a=o de 1-0/. +1 P. C. <!oda#anat=$ ;La organización del tra&aBo?$ en l -ocialista$ %0 de 7e&rero de 1-0/. Para una discusión de este as"ecto del "ensa6iento de Proud!on$ éase 9. Ja6"den 9ac#son$ "ar#, )roudhon and uropean socialism$ ". 1++. +% Ibid.
11

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

y ampliado por 0roudhon& en parte como respuesta a la dial%ctica marciana. n el proceso serial del cambio histórico& todos los seres y todos los modos de comportamiento& est8n su(etos a las Lleyes eternasM del desarrollo. 0or e(emplo& 0roudhon tra)ó lo que %l llamaba la Lserie inmortalM de la libertad humana como un proceso histórico dentro de la sociedad& de la si"uiente manera/ libertad de individuos& libertad de traba(o& libertad de conciencia& libertad de examen& libertad de voto. 0ara 0roudhon& el individuo representaba la unidad b8sica& pero la sociedad en evolución aportaba el orden serial dentro del que cada personalidad humana encontraba #unción y reali)ación. l individuo era una unidad inte"ral de la sociedad. >e la misma manera en que un ór"ano interno opera como componente del cuerpo humano& as! #unciona el individuo como parte inte"ral de la sociedad. 33 0ero esta uni#ormidad iba m8s all8 de meros individuos y sociedad, 0roudhon cre!a en la existencia de leyes universales que re"ulaban a todos los cuerpos celestes y seres vivos en el cosmos. +e"'n 1hoda2anaty& una ve) que se descubrieran las Lleyes eternasM de 0roudhon& y se pudieran en pr8ctica& la humanidad se emancipar!a& ya que los problemas inherentes a la b'squeda de una sociedad (usta e i"ualitaria podr!an entonces anticiparse y ser con#rontados.3H * causa de la con#ian)a optimista y humanista que los socialistas del si"lo -.- ten!an en la capacidad de la humanidad para resolver sus problemas& las opiniones teóricas como las que sosten!a 1hoda2anaty se utili)aban para (usti#icar el socialismo. No obstante& si se las tomaba literalmente& en especial los escritores reli"iosos conservadores de $%xico que (am8s hab!an le!do a 0roudhon ni a 4ourier y que no ten!an la menor noción del principio serial o la dial%ctica marciana& y quienes& adem8s& por ra)ones tradicionales no pod!an aceptar a 9omte o a +pencer& 1hoda2anaty aparec!a como d%bil mental.3Q * di#erencia de al"unos de sus disc!pulos m8s san"uinarios& como 5alacosta& 1hoda2anaty tem!a la violencia y caos de una revolución. 0ensador e idealista m8s que hombre de acción& propu"naba la transición pac!#ica del capitalismo a una sociedad que se basara en la idea proudhonista?ba2uninista de or"ani)aciones voluntarias a"rupada en #ederaciones #lexibles. >ichas asociaciones implicar!an la abolición del sistema de partidos pol!ticos& el sistema salarial y los diversos "rados de rique)a en la sociedad capitalista para rempla)arlos por una i"ualdad social y económica& cr%dito "ratis& ayuda mutua y #ilantrop!a. 1hoda2anaty aspiraba a un nuevo orden humano que podr!a dis#rutar de la productividad industrial del anti"uo sistema& pero sustituyendo la explotación y miseria con un amor #raternal y un esp!ritu de cooperación. 36 +e"'n este nuevo orden& en varias ocasiones 1hoda2anaty mani#estó su preocupación por el amor #raternal y la cooperación al re#erirse a la emancipación de la mu(er. =ransmitió este aspecto de su pensamiento mediante el reclutamiento de varias mu(eres para convertirlas en miembros de <a +ocial. 0osteriormente& %stas #ueron las primeras dele"adas aceptadas por el 9on"reso Nacional del =raba(o mexicano.3F Ena de ellas& +oledad +osa& posteriormente enseIo literatura en una escuela de traba(adores subvencionada por el 9on"reso. 1hoda2anaty creyó siempre que el individuo que vive en un medio socialista no necesita ser coercionado para cumplir con su parte. 0or lo tanto& el criterio para la distribución de la producción estar!a basado m8s en la necesidad que en la cantidad de traba(o aportado. sto&
++ +,

Para el 6eBor anIlisis del "rinci"io serial de Proud!on$ éase 'eorge (oodcoc#$ )ierre 7oseph )roudhon$ ". 0-. P. C. <!oda#anat=$ ",dula panteísta del sistema filosófico de -pino0a . Dste ensa=o "uede encontrarse ta6&ién co6o una serie de artículos en l -ocialista$ %0 = +1 de 6arzo = 1) de a&ril de 1--.. <!oda#anat= utiliza el 6is6o te6a en artículos titulados ;Dstudios de 7iloso7ía social?$ en l -ocialista$ %/ de 7e&rero = 1 de 6a=o de 1--+. +. D6eterio Gal erde = Téllez$ 1rítica filosófica o estudio bibliogr8fico y crítico de las obras de filosofía $ ". ,+%. +/ P. C. <!oda#anat=$ ;Peligros "ara el "or enir?$ en l -ocialista$ 1% de 6arzo de 1-/08 ;La asociación?$ en l -ocialista$ %/ de 6arzo de 1-0/8 ;Lo Cue Cuere6os? = ;Gi a el socialis6o?$ en l 6i*o del Traba*o$ 10 de 6arzo de 1-0-. +0 Géase "or eBe6"lo el artículo de P. C. <!oda#anat= en l -ocialista$ %- de 6a=o de 1-0/8 éase ta6&ién l 6i*o del Traba*o$ 1 de 6a=o de 1-0/.
11

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

por supuesto& preced!a la posición que adoptara posteriormente @ropot2in. 38 1hoda2anaty cre!a que una ve) que el sistema capitalista de poder pol!tico y explotación del individuo lle"ara a su #in& el traba(ador contribuir!a por iniciativa propia al bien colectivo Len #orma naturalM. sta re#erencia constante al cooperativismo natural del hombre es nuevamente proudhoniana de ori"en y anticipa el traba(o posterior de @ropot2in. 0ero adem8s& supon!a que el capitalista entrar!a a la nueva sociedad cooperativa y por decisión propia ceder!a su rique)a y privile"ios de acuerdo con los dictados de la ley natural y el instinto de la ayuda mutua que cre!a 1hoda2anaty& el hombre no podr!a resistir inde#inidamente.39 l contraste con la mayor!a de los socialistas mexicanos del si"lo -.-& 1hoda2anaty de(ó ver en sus escritos al"'n conocimiento del marxismo al indicar no sólo su oposición a %l& sino su temor de que lle"ara a tener %xito.H0 9on el #in de aumentar su e#ectividad al construir un movimiento anarquista en $%xico& rhoda2anaty #avorec!a la creación de sociedades secretas tipo ba2uninista para propa"ar la teor!a socialista y adquirir popularidad& presentando un pro"rama para la clase traba(adora que se basaba en sus problemas inmediatos.H1 <a sociedad secreta <a +ocial quer!a instaurar el socialismo en $%xico. 9omo dec!a 1hoda2anaty& <a +ocial traba(aba para Lsolución del stado en contrato económico& reor"ani)ación de la propiedad& nuli#icación de la pol!tica& destrucción radical del #eudalismo& expedición de la ley a"raria, esto es lo que pretende el socialismo y es lo que nosotros queremosM.HG +iempre consideró al sistema cooperativo de talleres de artesanos& colectivos de traba(adores y comunas a"rarias como la ant!tesis moral de una sociedad capitalista inmoral. 9on bastante acierto& 1hoda2anaty ha sido llamado disc!pulo de 4ourier. H3 0ero como socialista de mediados y de #ines del si"lo -.-& resulta evidente que era 0roudhon quien e(erc!a la mayor in#luencia en %l. +u concepto de "obierno constituye el me(or e(emplo de esta in#luencia. *spiraba al ideal proudhoniano de una sociedad sin stado& mientras que 4ourier siempre dio por sentada su existencia. :bviamente& 1hoda2anaty admiraba a 4ourier& pero no caben muchas dudas en cuanto a su posición respecto al papel que deb!a desempeIar el stado. HH =ampoco coincid!a con 4ourier en lo concerniente a la distribución de la rique)a. 9ombat!a la m8xima de %ste/ L* cada cual se"'n su capital& traba(o y habilidadM, su posición era la de 0roudhon& quien dec!a que sólo deb!a tomarse en cuenta la productividad individual dentro de un "rupo de i"uales y la necesidad personal individual. +osten!a que las di#erentes #ormas de empleo individual eran desi"uales& pero consideraba a cada una de esas #ormas como i"ualmente esenciales para la sociedad.HQ 9omo 0roudhon& 1hoda2anaty conceb!a un papel elitista para el intelectual en la construcción del socialismo& y %l desempeIaba activamente ese papel. *doptando el punto de vista que 0roudhon sostuviera temporalmente en 18Q0& cuando 1hoda2anaty lo conoció& escribió/ LO y vosotros tambi%n& privile"iados de la #ortuna& comprended vuestra misión y deberes, sabed que todo lo que pose%is lo deb%is al puebloO Jes necesario queK por el amor de vuestros hi(os y
++1

P. C. <!oda#anat=$ ;Dl "rogra6a social?. Artículo de P. C. <!oda#anat= en l -ocialista$ %- de 6a=o de 1-0/. Para el "unto de ista de Kro"ot#in$ éase P. A. Cro"ot#in$ La ayuda mutua. ,) P. C. <!oda#anat=$ ;Peligros "ara el "or enir?. ,1 Texto de P. C. <!oda#anat= del discurso "ara con6e6orar la reinauguración de La >ocial en l -ocialista$ 1, de 6a=o de 1-0/. ,% Artículo de P. C. <!oda#anat=$ ;Lo Cue Cuere6os?$ en l 6i*o del Traba*o$ %- de a&ril de 1-0-. ,+ Gíctor Al&a$ Las ideas sociales contempor8neas en ",#ico $ ". 1%). Al&a da un eBe6"lo de esta tendencia a la so&resi6"li7icación cuando clasi7ica a <!oda#anat= co6o un discí"ulo de 4ourier. ,, Géase P. C. <!oda#anat=$ ;La organización del tra&aBo? = ;Lo Cue Cuere6os?. ,. Para co6"arar la estrec!a si6ilitud de "untos de ista so&re el te6a de distri&ución de riCuezas$ éase Proud!on$ K9u, es la propiedadL$ = el artículo de <!oda#anat= ;Dl "rogra6a social?$ en l 6i*o del Traba*o$ %- de a&ril de 1-0-$ ;Gi a el socialis6o? = otro en l -ocialista$ %- de 6a=o de 1-0/.
13

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

mu(eres& y aun por convivencia propia& asent%is la ciencia social sobre su le"!tima baseO Jel amor y el conocimientoK bien combinados& como la lu) y la materia cósmica del universo en su #ormación& os sirvan de talism8nOM.H6 9onsideraba al intelectual primordialmente como un maestro perteneciente a la %lite y un propa"ador de in#ormación para las masas& y en consecuencia se dedicó a escribir tratados #ilosó#icos y art!culos para periódicos diri"idos "eneralmente& aunque no siempre& a los lectores de la prensa para artesanos socialistas de clase traba(adora. +u periódico #ilosó#ico& publicado durante un corto tiempo en 18FH& &l Craneoscopio& contrastaba a"udamente con sus art!culos habituales destinados a un p'blico artesanal y de clase traba(adora.HF 1hoda2anaty quer!a convertir a sus lectores al socialismo mediante una historia de la #iloso#!a occidental. Aac!a "ala de una extensa cultura& citando a Aoracio& 0ascal& >escartes& <eibni) y Aerder como autoridades cuyo pensamiento hab!a contribuido al desarrollo de las ideas socialistas. .nvocando una visión que cali#icaba de Luniversalista cristianaM& 1hoda2anaty interpretaba la evolución de la sociedad y las naciones como Lvoluntad de >iosM& puesto que >ios era Llas leyes universales del 9osmosM. ste proceso de cambio o de series& cre!a& dar!a por resultado la creación de Luna "ran rep'blica universal& construida sobre las ruinas del vie(o mundoM.H8 +i"uiendo las asociaciones de 0roudhon& la utop!a resultante es ya bastante #amiliar/ no m8s propiedad privada LO rehabilitación #emenina. *ctualmente el mundo se halla a"itado por un #ermento de ideas y de sistemas de cuya crisis saldr8 radiante el divino "enio de la unidad absoluta& que consolidar8 sobre las ruinas del anti"uo mundo la "ran )ep*blica !ni(ersalM.H9 0or lo tanto& aunque en &l Craneoscopio el tema se en#ocaba de manera distinta& las conclusiones eran id%nticas. <a serie de ensayos en &l Craneoscopio indican una ve) m8s la convicción de 1hoda2anaty de que los elementos me(or in#ormados y m8s cultos de la sociedad& que eran a los que %l apelaba& deb!an ser abordados desde el plano intelectual m8s elevado que los traba(adores comunes. *l i"ual que Ba2unin& y 0roudhon durante un corto tiempo& la LdepravaciónM de estos 'ltimos "rupos y la necesidad de estimularlos para su autosuperación& #ue una de sus principales preocupaciones. Q0 4ue este reto de me(orar a los traba(adores lo que lo llevó a tratar de #undar una escuela& la scuela de 4iloso#!a =rascendental& con el #in de enseIar L#iloso#!a trascendental a quienes buscaran cultivarseM. <a LescuelaM nunca #ue m8s all8 de un c!rculo de lectura. +iempre #ilóso#o e historiador intelectual& 1hoda2anaty cre!a que sólo la persuasión y un cuidadoso ra)onamiento convertir!an al traba(ador y al capitalista a la causa socialista. Etili)ando e(emplos selectos se anticipó a @ropot2in al seIalar que el hombre hab!a pro"resado& no a trav%s de la competencia individual en su lucha por la supervivencia& sino mediante la ayuda mutua y la cooperación. .nterpretó la historia intelectual para demostrar& en consistencia con la teor!a socialista& que el amor& la compasión y la bondad llenaban el cora)ón del hombre. *#irmó tener la con#irmación cient!#ica de los textos de +pino)a y otros& de que el cooperativismo #uncionaba. +ostuvo que el pensamiento de los #ilóso#os occidentales se diri"!a hacia el concepto socialista libertario del hombre y la sociedad& y que la sociedad occidental obedecer!a a dichos conceptos. 1hoda2anaty cre!a que si lo"raba aceptación en $%xico para las ideas de estos hombres& tal como %l las interpretaba& %stas constituir!an la clave para un #uturo socialista.Q1
,/

<!oda#anat=$ ;Peligros "ara el "or enir?. Para una discusión de esta 7ase en el "ensa6iento de Proud!on$ éase Alan <itter$ The political thought of )ierre 7oseph )roudhon$ "". -/*1). ,0 Géase l 1raneoscopio, )eriódico 2renológico y 1ientífico$ del 1/ de a&ril al 1) de Bunio de 1-0,. ,P. C. <!oda#anat=$ l 1raneoscopio$ 1/$ %% = %1 de a&ril de 1-0,. ,1 Ibid., . de 6a=o de 1-0,$ su"le6ento es"ecial. .) Artículos de <!oda#anat= en l -ocialista$ 1, = %- de 6a=o de 1-0/8 = texto de un discurso de <!oda#anat= "ronunciado en la reinauguración de La >ocial el 0 de 6a=o de 1-0/ en l 6i*o del Traba*o$ 1 de 6a=o de 1-0/. Géase ta6&ién l 1raneoscopio$ %1 de a&ril = . de 6a=o de 1-0,. .1 P. C. <!oda#anat=$ l 1raneoscopio$ 1/ de a&ril al 1) de Bunio de 1-0,. Géase ta6&ién P. C. <!oda#anat=$ ",dula panteísta.
12

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

9omo sus contempor8neos europeos& 1hoda2anaty #ue siempre impreciso en cuanto a los detalles sobre cómo esta #utura sociedad& basada en asociaciones voluntarias& iba a #uncionar en t%rminos económicos. 9on #recuencia discut!a con base en un principio moral. stimulado por la #ra"mentación y di#icultades de las clases ba(as urbanas& consecuencias de la incipiente revolución industrial& 1hoda2anaty ve!a la solución a los problemas de la sociedad en las sociedades cooperativas relativamente pequeIas& descentrali)adas y antipol!ticas& t!picas del anarquismo de la se"unda mitad del si"lo -.-. 9omo era habitual en sus tiempos& acomodaba este esquema en leyes universales& seme(antes ?al menos en el en#oque& debido a sus interpretaciones "lobales de los asuntos humanos? al pensamiento marxista y positivista de la %poca. 1hoda2anaty no se opon!a al pro"reso tecnoló"ico& pero "ui8ndose por su limitada experiencia emp!rica de la revolución industrial& tem!a el e#ecto que en 'ltima instancia tendr!a %sta sobre la sociedad humana a menos que su desarrollo si"uiera otro curso. 9onclu!a que el hombre se adaptaba me(or a comunidades relativamente pequeIas& en las que la ayuda mutua y la caridad humana tendr!an oportunidad de #lorecer.QG No parec!a dispuesto a aceptar la posibilidad de que el capitalista mexicano o las clases traba(adoras pudiesen recha)ar la utop!a que preve!a. n consecuencia& al i"ual que sus camaradas anarquistas en uropa& no lle"ó a comprender nunca la necesidad de crear medios #actibles de supervivencia o autoprotección para las sociedades cooperativas del $%xico del si"lo -.-& tanto para sus primeras etapas de desarrollo como para cuando entraran en con#licto directo con las instituciones sociopol!ticas existentes. sta 'ltima etapa& evidentemente alcan)ó su punto culminante durante el reinado de 0or#irio >!a). <a actitud de 1hoda2anaty& combinada con su oposición a la revolución violenta& dieron por resultado su #racaso en ayudar al anarquismo a prepararse para seme(antes contin"encias.Q3 =ras muchos aIos de actividad& su incapacidad para educar a la "ente y propiciar los cambios deseados& sin duda le produ(eron una "ran desilusión. No obstante& el debilitamiento del #anatismo en sus ensayos durante la d%cada de 1880& el cese de sus actividades revolucionarias y su re"reso a uropa en 1886& probablemente se debieron m8s a las medidas represivas tomadas por el "obierno de >!a) que a un sentimiento de desesperación por sus propios #racasos. Aacia mediados de la d%cada de 1880& el r%"imen de >!a) disolvió el 9on"reso Nacional de :breros $exicanos& a#iliado al anarquismo internacional con base en el 6ura& que 1hoda2anaty apoyaba, subvencionó un creciente n'mero de sindicatos sometidos al "obierno& sociedades mutualistas y cooperativas, aplastó el movimiento revolucionario a"rario y cerró u obli"ó a un cambio de pol!tica a todos los periódicos de clase traba(adora para los que 1hoda2anaty escrib!a. =omó medidas contra toda la propa"anda revolucionaria y ataques al stado que hac!an los periódicos y muchos de los anti"uos compaIeros de 1hoda2anaty #ueron arrestados o tuvieron que huir. =al ve) debido a esta intimidación& publicó su 'ltimo ensayo en 188Q& un tratado #ilosó#ico desprovisto de todo contenido revolucionario& sin ries"os& dedicado a ecu8nimes consideraciones sobre el mundo literario y poco despu%s& en 1886& re"resó a uropa.QH

.%

Para una ex"osición co6"leta de su "ensa6iento so&re este te6a$ éase P. C. <!oda#anat=$ 1artilla socialista$ ". 1/8 = sus artículos en l -ocialista$ "articular6ente ;Dstudios de 7iloso7ía social?. .+ P. C. <!oda#anat=$ ;Peligros "ara el "or enir? = artículo en l -ocialista$ %- de 6a=o de 1-0/. ., P. C. <!oda#anat=$ ",dula panteísta. Dsto 7ue un extracto de 5eopanteísmo$ "u&licado original6ente en 1-/, = del Cue "rIctica6ente todas las ideas !a&ían sido editadas.
1/

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

CAPÍTULO III LOS ORGANIZADORES

>entro del movimiento anarquista mexicano #undado por %l& 1hoda2anaty& el intelectual pasivo y teórico& vio desde el inicio aventa(adas sus ideas por (óvenes menos moderados y m8s orientados a la acción. l "rupo or"ani)ador ba2uninista <a +ocial& #ormado en 186Q& sirvió como un primer punto de re#erencia para sus actividades. >esa#ortunadamente& debido a que operaba como or"ani)ación secreta& se sabe poco de <a +ocial. *parentemente& sus miembros en la d%cada de 1860& que se limitaban a una docena aproximadamente& eran en su mayor!a estudiantes. <a lista de miembros de <a +ocial era secreta adem8s& y los nombres de los menos prominentes se i"nora. 0or aIadidura& la naturale)a y #ines de sus actividades (am8s #ueron re"istrados. s por esto que sólo los individuos m8s importantes y al"unos de sus proyectos& han lle"ado a ser conocidos.QQ *unque <a +ocial se desinte"ró al cabo de unos aIos y no volvió a #ormarse sino hasta 18F1& al"unos de sus anti"uos miembros ?1hoda2anaty& 4rancisco 5alacosta& +antia"o 3illanueva y Aermene"ildo 3illavicencio? desempeIaron posteriormente un papel importante en la iniciación de los movimientos obreros& a"rarios y urbanos de $%xico en el si"lo -.-. n buena parte& el movimiento a"rario vino a #ormular las necesidades de los campesinos mexicanos en los t%rminos concebidos por 0roudhon& ese incansable de#ensor de las tradiciones campesinas #rancesas. l movimiento obrero urbano& aunque ori"inalmente concebido en las l!neas mutualistas proudhonistas& desde el inicio adoptó la sociedad secreta de Ba2unin como una t8ctica de or"ani)ación. Nacido en >uran"o el 1X de mar)o de 18HH& el hi(o de un o#icial del e(%rcito liberal de ."nacio 9omon#ort& 4rancisco 5alacosta& si"uió a las victoriosas #uer)as liberales cuando entraron a la ciudad de $%xico en 18QH. =ras la muerte de su padre durante las "uerras de 1e#orma& hacia #ines de la d%cada de 18Q0& 5alacosta quedó a la cabe)a de su opulenta #amilia en la ciudad de $%xico. *h! asistió a la preparatoria y poco antes de "raduarse se unió a un "rupo de (óvenes que estudiaban ba(o la dirección de 1hoda2anaty. 0ronto 5alacosta ya participaba en discusiones teóricas sobre la naturale)a del socialismo y sus presuntas soluciones a los males sociales. <os ensayos de 1hoda2anaty constituyeron para %l el material introductorio necesario. *unque al poco tiempo de(ó la preparatoria para entrar a la escuela de medicina& 5alacosta #ue uno de los disc!pulos m8s ardientes de 1hoda2anaty ?tanto& que lo llevó a ser uno de los primeros y m8s activos miembros de <a +ocial?.Q6 +antia"o 3illanueva& nacido en la ciudad de $%xico en #ebrero de 1838& empe)ó a traba(ar muy (oven en un taller de ebanister!a para aliviar la pobre)a de sus padres obreros. >e adolescente hi)o tallado en madera y aparentemente lle"ó a dominar el o#icio. n 1861 terminó un curso de arte en la *cademia de +an 9arlos y empe)ó a asistir a clases de anatom!a en la escuela de medicina. >urante su %poca en esta escuela entró en contacto con 5alacosta y a trav%s de %l con 1hoda2anaty. n esta etapa de su vida era un curioso persona(e. 1hoda2anaty se re#er!a a %l como a Lun (oven de tipo bohemio con poca autodisciplinaM. QF <a interpretación que hac!a 1hoda2anaty de 0roudhon y Ba2unin atra(o a 3illanueva al anarquismo& y el resto de su corta vida lo pasó or"ani)ando a traba(adores urbanos y propa"ando la doctrina.
..

Para una descri"ción &re e de La >ocial = "ara interiorizarse en su ideología$ éase l 6i*o del Traba*o$ 1 de 6a=o de 1-0/. ./ ;PeCueFa &iogra7ía?. .0 Carta de <!oda#anat= a Malacosta$ %1 de 6arzo de 1-0)8 citada "or Dieter Koniec#i$ entre ista$ ciudad de México$ 1/ de agosto de 11/-.
16

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

Aermene"ildo 3illavicencio& nacido en el stado de $%xico en 18GH& asist!a tambi%n a la escuela de medicina donde a trav%s de 5alacosta conoció a 1hoda2anaty. Aacia #ines de 186H& estos estudiantes y muchos m8s cuyos nombres se desconocen #ormaron un pequeIo "rupo& y en enero de 186Q adoptaron el nombre de l 9lub +ocialista de studiantes. 0osteriormente ese aIo& el "rupo se rebauti)ó <a +ocial& +ección .nternacionalista. Q8 l nombre su"er!a una alian)a emocional& si no real& con la #acción ba2uninista de la *sociación de =raba(adores de la 0rimera .nternacional. n octubre de 186H el "rupo& diri"ido por 3illanueva& llevó a cabo su primer proyecto y reor"ani)ó la primera or"ani)ación mutualista mexicana. <a +ociedad 0articular de +ocorros $utuos. n noviembre de ese mismo aIo& reinstituyó la asociación mutualista de sastres& conocida como +ociedad $utua del 1amo de +astrer!a& desaparecida hac!a die) aIos. Q9 <os traba(adores que se unieron a estas nuevas or"ani)aciones se inclinaban hacia un tipo de "rupos de autoayuda mutualista m8s bien pasiva que no se adher!a a compromisos ideoló"icos. <as primeras asociaciones mutualistas mexicanas& #ormadas en la d%cada de 18Q0& hab!an sido poco m8s que intentos por desarrollar planes de ahorro de "rupos& con el #in de proporcionar se"uros de vida su#icientes para cubrir "astos de entierros y de atención m%dica para los necesitados. 0ero los entusiastas estudiantes concentraron sus ideas revolucionarias en los traba(adores& tarea que #acilitaba las a)arosas condiciones de vida y de traba(o de %stos. <os estudiantes abo"aban por sociedades mutualistas que exi"ieran aumentos salariales inmediatos y la reducción de las horas de traba(o& as! como Lsociedades de resistencia que se de#endieran de los ataques del stado y del capitalismoM.60 n mar)o de 186Q las dos sociedades mutualistas recientemente #ormadas& recibieron in#ormación de los obreros de las #8bricas textiles de +an .lde#onso en el pueblo vecino de =lalnepantla& y de la 9olmena en la ciudad de $%xico de que quer!an Lor"ani)arse para prote"er sus interesesM.61 *mbas sociedades mutualistas eli"ieron una dele"ación para que se entrevistara con los obreros& y 5alacosta y 3illanueva #ueron esco"idos. <as entrevistas dieron ori"en a la +ociedad $utua del 1amo de Ailados y =e(idos del 3alle de $%xico& que a"rupó a los obreros de las dos #8bricas.6G l 1Q de mar)o de 186Q& la dele"ación de representantes de las or"ani)aciones mutualistas m8s anti"uas se unieron a los traba(adores reci%n or"ani)ados y a otros empleados de las dos #8bricas textiles en un baile de inau"uración de la #ormación de la nueva sociedad mutualista. <os propietarios de las #8bricas asistieron a este evento. : bien no conoc!an las intenciones de la nueva or"ani)ación de sus empleados& o hicieron un desplie"ue poco habitual de inteli"encia al asistir para "anarse su buena voluntad y evitar un posible cataclismo. <as circunstancias históricas detr8s de la decisión de or"ani)arse de los traba(adores& eran en verdad terribles. <a planta de +an .lde#onso& aunque "rande& depend!a del consumo local.63 <a a"itación causada por la invasión #rancesa de 186G y la continuada resistencia liberal hab!an minado las "anancias& y en enero de 186Q los traba(adores de la planta hab!an su#rido una reducción de sus ya exi"uos salarios que no lle"aban a m8s de medio real por cada metro aproximadamente del material que produc!an. 0or aIadidura& cerca de cincuenta obreros hab!an perdido sus empleos debido a una aparente medida de a(uste económico por parte de la administración de la #8brica. 0or lo dem8s& la tienda de raya no hab!a ba(ado sus precios lue"o de las reducciones
.-

9osé C. Galdés$ ;>o&re los orígenes del 6o i6iento o&rero en México?$ en La )rotesta$ :uenos Aires$ Bunio de 11%0$ ". 0%. .1 l 4brero Internacional$ 0 de se"tie6&re de 1-0,8 l -ocialista$ %. de agosto de 1-0%. /) La Internacional$ %1 de Bulio de 1-0-. /1 9. C$ Galadés$ ;Precursores del socialis6o?$ ". ,11. /% Manuel Díaz <a6írez$ Apuntes históricos del movimiento obrero y campesino de ",#ico, $:&&'$::;$ ". 00. /+ Moisés 'onzIlez 2a arro$ l porfiriato+ la vida social$ ". ,++.
10

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

salariales& por lo que se quedaban con la mayor parte de la pa"a de los obreros. 6H ntonces los propietarios decidieron prolon"ar la (ornada de traba(o& a(ustando el horario para que #uera de Q/00 a.m. a 6/HQ p.m. para las mu(eres y a F/HQ p.m. para los hombres. l 10 de (unio& los empleados de la planta de +an .lde#onso suspendieron sus labores. *l d!a si"uiente sus contrapartes en <a 9olmena si"uieron su e(emplo. 6Q <a primera huel"a en la historia obrera mexicana hab!a empe)ado. <os obreros tratando qui)8 de obtener protección "ubernamental& publicaron un breve y pat%tico mani#iesto describiendo sus problemas y envi8ndolo al "obierno imperial de $aximiliano. l "obierno reaccionó creando un "endarmer!a imperial en la ciudad de $%xico y sus alrededores y mandando una directiva al representante imperial del distrito en la que se le ordenaba o#recer ayuda al propietario de la #8brica de +an .lde#onso.66 l 19 de (unio de 186Q& el representante "ubernamental& ulalio N'Ie)& acudió a la #8brica con un contin"ente de cerca de veinticinco hombres armados. *l lle"ar& N'Ie) se vio en#rentado por una multitud en#urecida y ordenó a sus hombres hacer #ue"o& hiriendo a varios huel"uistas. *rrestó a veinticinco obreros m8s o menos& encarcel8ndolos en =epe(i del 1!o. *ntes de liberarlos& las autoridades les advirtieron que si trataban de volver a +an .lde#onso los matar!an.6F 4ue as! como la primera lucha prolon"ada del movimiento obrero mexicano terminó en una completa derrota. <os antecedentes de los acontecimientos en =lalnepantla son importantes para entender por qu% se desarrolló el descontento de las masas en el $%xico de mediados del si"lo -.-. * lo lar"o de toda esa %poca& los es#uer)os or"ani)adores de los anarquistas #ueron i"norados por un "obierno imperial que obviamente estaba m8s preocupado por las prolon"adas luchas con los liberales ba(o Benito 6u8re). <a inestabilidad pol!tica de $%xico& que a la lar"a propició el menosprecio hacia el "obierno& permitió en aquel momento que un puIado de activistas anarquistas se or"ani)aran e#ica)mente. s claro adem8s que los traba(adores de las #8bricas de +an .lde#onso y <a 9olmena respond!an a la intrusión de los or"ani)adores anarquistas y #ueron estimulados en sus es#uer)os huel"uistas debido a que la crisis económica "eneral hab!a a#ectado la producción y contribuido a las intolerantes condiciones de traba(o en las #8bricas. sas condiciones& t!picas del per!odo& se repetir!an por todas partes. n un intento por recuperarse de su derrota de =lalnepantla& 3illanueva y 3illavicencio& si"uiendo los principios ba2unistas& crearon un nuevo "rupo or"ani)ador al que llamaron <a +ociedad *rt!stica .ndustrial. l nombre proven!a de una or"ani)ación mutualista ya extinta& #ormada ori"inalmente en 18QF. 68 <a +ociedad se convirtió en el centro principal de actividad anarquista y or"ani)ación de #uer)a de traba(o urbana a lo lar"o de prolon"ados per!odos a #ines de la d%cada de 1860 y principios de la de 18F0. .nicialmente los miembros eran en su mayor!a "rabadores& pintores y escultores a los que 3illanueva y 3illavicencio& si"uiendo el e(emplo de su mentor 1hoda2anaty& enseIaban #iloso#!a proudhonista. $ientras sus compaIeros eran derrotados en =lalnepantla& 1hoda2anaty se"u!a insistiendo en sus tan soIadas colonias a"r!colas comunales& y en enero de 186Q comen)ó a traba(ar en dicho proyecto en 9halco& el extremo sudeste del stado de $%xico. xplicaba su meta principal como Lla solución del stado en contrato económico& reor"ani)ación de la propiedad&
/, /.

M. Díaz <a6írez$ Apuntes históricos$ "". +1*+%$ = Galadés$ ;Precursores del socialis6o?$ ". ,11. M. Díaz <a6írez$ Apuntes históricos$ "". +1*+%. // <iarios del Imperio$ 11 de Bunio de 1-/.. Dste cuer"o de "olicía es"ecial i&a a tener 1-% !o6&res$ con 7uerzas de distrito de - o 1 cada una en los "ue&los ecinos de Tlalne"antla$ Texcoco$ >an Cristó&al$ Tlal"an$ >anta 4e = <ío 4río. /0 ;PeCueFa &iogra7ía?. /M. Díaz <a6írez$ Apuntes históricos$ ". +%.
18

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

nuli#icación de la pol!tica& destrucción radical del #eudalismo& expedición de la ley a"raria& esto es lo que pretende el socialismo y es lo que nosotros queremosM.69 1hoda2anaty #undó en 9halco una escuela para campesinos& a la que llamó la scuela del 1ayo y del +ocialismo. sta escuela& como su nombre indica& estaba dedicada a la instrucción de los campesinos en lectura& escritura& oratoria& m%todos de or"ani)ación e ideales socialistas libertarios.F0 <a ra)ón por la que esco"ió 9halco no est8 clara& pero su pro"reso era lo su#icientemente estimulante como para que 5alacosta& por lo visto atra!do por la descripción que 1hoda2anaty hac!a de la situación& de(ara la ciudad de $%xico en noviembre de 186Q& a #in de unirse a su cole"a. <a intención evidente de 1hoda2anaty era la de producir campesinos socialistas y al#abeti)ados& capaces de una oratoria e#ica) y con conocimientos de m%todos or"ani)ativos. En estudiante llamado 6ulio 9h8ve) <ópe) pronto atra(o su atención& y escribió a 5alacosta sobre %l/ LO entre ellos hay un (oven que traba(a en una haciendo cerca de =excoco. Ra ha aprendido a pronunciar discursos con bastante elocuencia. $e dice que tiene la intención de dar uno sobres las virtudes del socialismo muy pronto.F1 <e he hablado de ti y me dice que tratar8 de escribirte.FG +u nombre es 6ulio 9h8ve)M.F3 <a lle"ada de 5alacosta a 9halco& en noviembre de 186Q& eliminó la necesidad de que 9h8ve) <ópe) le escribiera sobre sus planes. >urante los dos aIos si"uientes& 1hoda2anaty y 5alacosta traba(aron (untos en la escuela& reclutando y enseIando a los campesinos. <a ideolo"!a a"raria proudhonista demostró ser considerablemente atractiva. <os campesinos& particularmente 9h8ve) <ópe)& insist!an en tomar medidas violentas para resarcirse de los a"ravios y reestructurar el orden a"rario en el 8rea de 9halco& 1hoda2anaty& que tem!a las consecuencias de la violencia& abandonó la escuela en 186F y volvió a la ciudad de $%xico y a su puesto de maestro en la escuela preparatoria. +ent!a que hab!a cumplido la primera etapa de su proyecto y de(ó la escuela en manos de 5alacosta& hombre de acción& para proceder al paso si"uiente& Lporque ahora la escuela ya no es m8s una escuela& sino un club por + para la libertadM.FH 1hoda2anaty y 5alacosta in#luyeron pro#undamente en 9h8ve) <ópe). ste 'ltimo demostró la maestr!a con que dominaba las lecciones anarquistas recibidas de sus mentores al escribir/ L+oy socialista porque soy enemi"o de todos los "obiernos y comunista porque mis hermanos quieren traba(ar las tierras en com'nM.FQ 0oco despu%s de la partida de 1hoda2anaty& 9h8ve) <ópe) reunió una pequeIa banda de se"uidores suyos y comen)ó a asaltar haciendas en el 8rea entre 9halco y =excoco. n un par de meses ya hab!a extendido sus actividades al sur& adentr8ndose en $orelos, al este& hacia +an $art!n =exmelucan y al oeste hacia =lalpan. F6 <as autoridades "ubernamentales de la )ona
/1 0)

P. C. <!oda#anat=$ ;Lo Cue Cuere6os?$ en l 6i*o del Traba*o$ %- de a&ril de 1-0-. 9uan JernIndez Luna$ ;Mo i6iento anarco*7ourierista entre el 36"erio = la <e7or6a?$ en 1uadernos de 4rientación )olítica$ n56. ,$ a&ril de 11./$ "". 11*%). Géase las entre istas con 9. C. Galadés$ Naxte"ec$ / de no ie6&re de 11/1 = ciudad de México$ 1+ de agosto de 1101. La 6a=oría de los tra&aBos !istóricos$ al re7erirse a esta escuela$ la lla6an la Dscuela Li&re de C!alco. Dste no6&re general$ no o&stante$ era utilizado "or los anarCuistas en el siglo O3O sólo "ara descri&ir el ti"o de escuela Cue dedica&an ellos a la educación de los o&reros. 01 La intención era organizar a los ca6"esinos en la !acienda cerca de Texcoco en donde él tra&aBa&a. 0% C!I ez Ló"ez co6enza&a a do6inar el arte de escri&ir. 0+ Carta de <!oda#anat= a Malacosta$ + de se"tie6&re de 1-/.8 citado "or Koniec#i$ entre ista. 0, Carta de <!oda#anat= a Malacosta$ ciudad de México$ no ie6&re de 1-/-$ Arc!i o 9udicial del Dstado de Euerétaro. 0. M. Díaz <a6írez$ Apuntes históricos$ ". +.. 0/ Carta del general <a7ael Cuéllar$ Be7e "olítico de C!alco$ a >e&astiIn Lerdo de TeBada$ 6inistro de 'o&ernación$ <ío 4río$ 1) de 6arzo de 1-/-$ Arc!i o 'eneral de la 2ación$ <a6o de 'o&ernación$ TranCuilidad P5&lica @citado de aCuí en adelante co6o A'2$ TranCuilidad P5&licaA$ legaBo 1.,/.
19

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

al principio lo llamaron bandido& pero pronto se dieron cuenta de que sus #uer)as crec!an constantemente y de que sus intenciones iban m8s all8 de las de un mero bandido. n mar)o de 1868& *ntonio 4lores& pre#ecto de =excoco& advirtió al "obierno/ N>ebo decir a usted que la "avilla que acaudilla 6ulio <ópe) est8 ocasionando males de much!sima trascendencia& tanto para el supremo "obierno "eneral como para el superior del estado& pues con motivo de que ase"uran a la clase ind!"ena que les van a dar las tierras de las haciendas& %stos se est8n adhiriendo a este plan de tal manera que si no se toman medidas en%r"icas y violentas para so#ocar oportunamente esta rebelión& acaso m8s tarde ser8 del todo imposible, pues usted conoce per#ectamente la superioridad num%rica que hay en el pa!s de esta "ente/ hasta hoy me parece que no ha cundido tanto como se cre!a este plan& pues se"'n todos los datos que he podido adquirir& la dicha "avilla sólo est8 compuesta de los pla"iarios que a causa de la persecución que se les ha hecho en este >istrito se #ueron a #ormar este mot!n a 9halco& as! como de los ladrones de m8s #ama de aquel >istrito& los cuales unidos han hecho por la #uer)a levantar actas a los pueblos de 9oatepec& *cuautla y otros de donde se les han unido al"unos vecinos que tienen las mismas propensiones y pertenencia a la lucha ind!"enaP.FF n ese mismo mes& otras #uer)as "ubernamentales& ba(o el mando del "eneral 1a#ael 9u%llar& lle"aron al 8rea. l "eneral hab!a iniciado una en%r"ica campaIa para aplastar a 9h8ve) <ópe) a principios de aIo& antes de que su movimiento si"uiera creciendo y adquiriendo #uer)a& pero 9u%llar se dio cuenta inmediatamente de que requer!a m8s hombres que los calculados ori"inalmente. .ncapa) de descubrir el paradero de su adversario& pidió m8s tropas& que(8ndose de que Lla sublevaciónM se hab!a convertido en una aut%ntica amena)a y que recib!an ayuda ile"al de la "ente de los pueblos. *dem8s di(o que los rebeldes recib!an ayuda lo"!stica del "eneral $i"uel Ne"rete& de 0uebla& un conocido partidario de la re#orma a"raria a #avor de los pueblos y anti"uo opositor del presidente 6u8re).F8 * medida que la lucha continuaba& 9u%llar decidió que eran los pueblos los que constitu!an la #uer)a de 9h8ve) <ópe) y procedió a aplicar una discutida pol!tica militar de arrasamiento de la re"ión 9halco Y =excoco. 0ero la revuelta se"u!a. <os levantamientos en 9halco y =lalmanalco tuvieron que ser so#ocados a costa de muchas vidas.F9 <as constantes discusiones entorpec!an los es#uer)os contrainsur"entes del "obierno. l pre#ecto de =excoco se que(ó de la ma"nitud de la revuelta y ase"uró que los abusos innecesarios y las atrocidades que 9u%llar estaba cometiendo contra campesinos inocentes los estaban enloqueciendo.80 ste tipo de que(as dio por resultado el envió de m8s tropas a'n para dar #in a la revuelta lo m8s r8pidamente posible& y ocasionó tambi%n que el "obierno ordenara una investi"ación sobre el comportamiento de 9u%llar. ;uien presidió esta investi"ación #ue el (ue) 6os% $ar!a *lmar8s& pero %ste no reveló lo que %l mismo consideraba como veros!mil evidencia& pese a las peticiones extendidas por "rupos de ciudadanos de 9oatepec& 9hicoloapan y *cuautla. stos "rupos& acuso 9u%llar& simpati)aban con 9h8ve) <ópe), ar"uyó adem8s que el (e#e pol!tico 4lores comet!a atrocidades. 81 <as operaciones militares "ubernamentales en contra de los rebeldes estaban pla"adas de car"os de corrupción. +e acusaba a 9u%llar de vender armas propiedad del "obierno a los propietarios de haciendas para su lucro personal. 0ese a testimonios de testi"os pres%nciales que respaldaban estos car"os y

00 0-

Carta de Antonio 4lores$ "re7ecto de Texcoco$ a Lerdo$ Texcoco$ 0 de 6arzo de 1-/-$ ibid. Cartas de Cuéllar a Lerdo$ A=otla$ 0 de 6arzo de 1-/-$ = de Lerdo a Cuéllar$ ciudad de México$ 1 de 6arzo de 1-/-$ ibid. 01 Cartas de <. T. 'arcía a Lerdo$ C!alco$ 1, = 11 de 6arzo de 1-/-$ ibid. -) Carta de 4lores a Lerdo$ Texcoco$ 10 de Bunio de 1-/-$ ibid. -1 3n7or6e al Buez 9osé María Al6arIs @con declaraciones de testigos Cue res"alda&an las acusaciones a 4loresA$ 1- de agosto de 1-/-$ ibid.
30

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

a una prolon"ada investi"ación& no se tomó nin"una disposición #inal re#erente a dichas acusaciones.8G *cosado por los campesinos revolucionarios& por un lado& y por observadores civiles que se que(aban de sus t8cticas& por el otro& 9u%llar recurrió a la ley marcial y a los arrestos masivos en los pueblos en donde sospechaba que la "ente ayudaba a 9h8ve) <ópe). ntonces decidió deportar a Rucat8n a numerosos ciudadanos de *cuautla& 9halco y 9oatepec& as! como al pueblo entero de 9hicoloapan. Nevamente 4lores protestó por los actos de 9u%llar y esta ve) el "obierno nacional advirtió a este 'ltimo que las personas detenidas ten!an que ser antes (u)"adas de acuerdo con la ley.83 0ero pocos d!as despu%s el "obierno se retractó. =ras examinar los in#ormes& el presidente 6u8re) y su ministro de 7uerra& ."nacio $e(!a& determinaron que 9u%llar hab!a actuado correctamente/ L n vista de los antecedentes de los individuos para quienes varios vecinos del pueblo de +an 4rancisco de *cuautla piden indultos de la pena de con#inamiento en Rucat8n y servicio de las armas y resultando de ellos y del in#orme del 9. pre#ecto de 9halco de su culpabilidad& ha tenido a bien acordar que no ha lu"ar la solicitudM.8H No obstante& 4lores y otros observadores persistieron en sus que(as insistiendo en que muchos de los que ser!an deportados no ten!an nada que ver con la insurrección. n un intento #inal ale"aron que los in#ormes de investi"ación no eran v8lidos puesto que el (ue) *lmar8s& que hab!a apoyado los actos de 9u%llar& no era de ah! y hab!a i"norado las peticiones de los ciudadanos porque Len absoluto i"nora la ma"nitud de las di#icultades y abusos que la "ente hab!a su#ridoM.8Q =ras una poster"ación de pocos meses& el "obierno puso en vi"or el edicto de deportación y toda que(a a partir de ese momento #ue transmitida al "obierno del stado de $%xico. <a decisión #inal dictaminada que en vista de las nuevas evidencias Llos individuos que se expresan en el certi#icado ad(unto #ueron reducidos a prisión JsicK en (irtud de una información que se practicó& de la que resultó que no sólo %stos& sino todo el pueblo de 9hicoloapan estaba de acuerdo con 6ulio <ópe)& por cuya ra)ón el $inistro de la 7uerra los deportó a Rucat8n en uso de las #acultades sobre los revolucionarios tieneM.86 9h8ve) <ópe) sobrevivió a la campaIa de 9u%llar de 1868 y descubrió el creciente apoyo que recib!a su causa. * principios de 1869 via(ó a 0uebla en donde se encontró con un a"udo descontento a"rario. 9omen)ó a (u"ar con la idea de un levantamiento armado "eneral y consultó a 5alacosta/ LAe lle"ado hasta ac8. Aay mucho descontento entre los hermanos porque todos los "enerales quieren apoderarse de sus tierras. V;u% le parecer!a a usted que hici%ramos la revolución socialistaWM.8F <a re#erencia al deseo de los "enerales& u otros advenedi)os& de apoderarse de la tierra #ue& a partir de ese momento y durante lo restante de la 1e#orma hasta la revolución de 1910& un tema recurrente en la lucha a"raria. No es posible& sin embar"o& por #alta de in#ormación& calcular la extensión de las tierras tomadas durante la 1e#orma. 0osteriormente& durante los primeros aIos del r%"imen de >!a)& las disputas por tierras a"r!colas que se discut!an en la prensa de la clase obrera& se ori"inaban siempre en la toma de la tierra de al"una comunidad local por un ocupante de tierras #orastero durante la 1e#orma. >os d!as antes que lan)ara su "ran llamado para el al)amiento a"rario "eneral& 9h8ve) <ópe) se encontraban en al"'n punto entre 9halco y 0uebla& en la parte extrema del sudeste del
-% -+

Ibid. Carta de 3gnacio L. Gallarta a Cuéllar$ ciudad de México$ %% de Bunio de 1-/-$ ibid. -, Carta de 3gnacio MeBía a Cuéllar$ ciudad de México$ %. de Bunio de 1-/-$ ibid. Géase ta6&ién carta de Gallarta a Cuéllar$ ciudad de México$ %- de Bunio de 1-/-$ ibid. -. 4lores et al.$ docu6ento sin 7ec!a$ ibid. -/ Dl go&ierno del Dstado de México al 6inistro de 'o&ernación$ Toluca$ co6unicación n56. %)-$ 1, de octu&re de 1-/-$ ibid. -0 Carta de C!I ez Ló"ez a Malacosta$ 1+ de enero de 1-/1$ Arc!i o 9udicial del Dstado de Euerétaro.
31

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

stado de $%xico. +ab!a que el "obierno de 6u8re) ten!a la intención de so#ocar su movimiento y se daba cuenta de las pocas probabilidades de %xito& pero se manten!a #iel a su causa/ L stamos rodeados por un batallón& nada importa. S3iva el socialismoT S3iva la libertadTM.88 l al)amiento diri"ido por 9h8ve) <ópe) representa una importante coyuntura en la historia del movimiento a"rario mexicano. s el punto #inal de los saqueos y disturbios prepol!ticos& t!picos de sus predecesores. 0or primera ve)& los a"raristas expon!an sus metas inmediatas& las que proven!an de una cr!tica ideoló"ica al "obierno mexicano.89 <as causas de los con#lictos de 9halco ten!an ra!ces pro#undas en el pasado. $ucho antes de la lle"ada de los espaIoles en el si"lo -3.& la provincia de 9halco era uno de los principales centros habitacionales en el valle central de $%xico. 9halco& pueblo principal o cabecera& ocupaba el tercer lu"ar en importancia pol!tica y en población& despu%s de =enochtitlan& la capital a)teca& y de =excoco& el aliado principal de los a)tecas. =ras la lle"ada de los espaIoles& =excoco declinó r8pidamente y pronto 9halco lo reempla)ó como la ciudad ind!"ena en importancia. >e acuerdo con estad!sticas de tributos. 9halco retuvo a lo lar"o de todo el per!odo colonial su tamaIo e importancia pol!tica en relación con los otros asentamientos precolombinos& salvo la ciudad de $%xico.90 0ero pese a conservar esta importancia relativa& al i"ual que muchas otras ciudades ind!"enas& 9halco vio die)mada su población por las epidemias del si"lo -3.. 4ue tan r8pida la despoblación durante la se"unda mitad del si"lo& que las tierras se desocupaban m8s velo)mente de lo que pod!an ser distribuidas o absorbidas por las tomas que hac!an los espaIoles. Aacia 1600& una buena parte de las tierras en el 8rea de 9halco estaban abandonadas, la población ind!"ena era demasiado reducida para cultivar todo el territorio bald!o. <a a"ricultura del pueblo comen)ó a concentrarse m8s y m8s en el 8rea conti"ua al asentamiento. <os alcaldes ind!"enas del pueblo& presionados por tributos atrasados y por los repartimientos& vend!an o alquilaban propiedades a los espaIoles& las cuales& de cualquier #orma& cuando quedaban bald!as pod!an ser adquiridas por %stos de la corona. 0ara el si"lo -3...& el 8rea de 9halco se caracteri)a por sus haciendas& propiedad de criollos& que dominaban a la sociedad ind!"ena en la provincia. <as haciendas m8s "randes y poderosas en torno a 9halco durante este per!odo eran la de +an 6uan de >ios y la *sunción. 91 l aumento de las propiedades espaIolas no pasó desapercibido a los indios& y ya desde el inicio del per!odo colonial la "ente de los pueblos acud!a a las cortes para de#ender la extensión de sus tierras. 9G <os pueblos optaron por exi"ir la propiedad comunal& aun cuando las parcelas en cuestión hab!an sido propiedad privada ya que los t!tulos que desi"naban propiedad municipal eran mucho m8s #8ciles de establecer en los re"istros espaIoles& en donde a menudo los pueblos eran enlistados como soberanos aunque sin mencionar nombres de propietarios individuales. >e esta manera& y como de#ensa& la comunidad en la vida de los pueblos se ve!a exa"eradamente destacada.93 ste hincapi% en los derechos de cada pueblo sentó las bases para la demanda a"raria popular posterior& de que el municipio libre o el pueblo independiente económicamente y libre pol!ticamente se convirtiera en la unidad pol!ticos?social #undamental de

--1

Carta de C!I ez Ló"ez a Malacosta$ 1- de a&ril de 1-/1$ ibid. Para una discusión 6Is extensa so&re el 6o i6iento agrario en el siglo O3O$ éase 9es5s >il a Jerzog$ l agrarismo me#icano y la reforma agraria$ " /%08 = Díaz >oto = 'a6a$ La revolución agraria$ ". %1+. >in e6&argo$ ninguno de estos dos tra&aBos contiene un intento "or 6edir el desarrollo de la ideología agraria durante ese "eríodo. 1) :i&liot!eCue 2ationale$ París$ n56. %).$ sig. +7 8 citado "or C!arles C. 'i&son$ Los a0tecas ba*o el dominio espa/ol =$($%'$:$;>$ "". 1,1*1,%. 11 'i&son$ op. cit.$ "". %1)*%11. 1% Dl <a6o de Tierras$ A'2$ = el Arc!i o / de enero de 111/ de la Co6isión Agraria Mexicana contiene los registros de nu6erosas dis"utas de tierras en las Cue la acción legal era iniciada en los tri&unales entre los "ue&los indígenas de la "ro incia de C!alco = las !aciendas del Irea = Cue co6enzaran en 1.0)$ extendiéndose !asta 1-)0. 1+ 'i&son$ op. cit.$ "". ,)0*,)1. Géase ta6&ién el <a6o de Tierras$ A'2$ C!alco.
31

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

la nación.9H 0ero pese a su vi"ilancia y en%r"ica autode#ensa& los pueblos no pudieron contener a los conquistadores. l resultado en las re"iones de 9halco Y 1!o 4r!o& este de $orelos y noreste de 0uebla #ue el prematuro sur"imiento de la #orma m8s primitiva de protesta a"raria social/ el bandida(e. <a re"ión herv!a de pequeIos Le(%rcitos de bandidosM. 0osteriormente& ese centro de bandida(e se convirtió en escenario de una insurrección a"raria or"ani)ada e ideoló"ica. Aacia #ines del per!odo colonial& el proceso de polari)ación de la tierra& o sea& los pueblos empobrecidos contra las "randes propiedades& estaba ya muy avan)ado y si"uió aumentando a todo lo lar"o del si"lo -.-. 9Q *dem8s& los habitantes de esos pueblos continuaron el retorno a las tierras natales iniciado desde principios del si"lo -3.... 96 0ara #ines del si"lo -.-& 7arc!a 9ubas calculaba que la población de la provincia de 9halco era de QH00G habitantes. 9F >e una población de 3H9H en la cabecera de 9halco y sus cinco pueblos& LGH60 hablan espaIol y n8huatlM.98 ste resur"imiento de la población ind!"ena creó nuevas presiones sobre los pueblos y la escasa tierra que quedaba disponible para sus habitantes. 0ero el #inal del per!odo colonial marcó la introducción de un nuevo elemento/ el revolucionario pol!tico. <a rabiosa retórica de la lucha por la independencia puso en movimiento a las masas campesinas& tal y como lo demostró la popularidad de $i"uel Aidal"o y 6os% $ar!a $orelos. l problema de la distribución de tierras se vio colocado por primera ve) en la arena pol!tica nacional& y a partir de ese momento desempeIar!a un papel muy si"ni#icativo. <a a"itación a"raria en 9halco se desarrolló en ese medio de "randes y omnipresentes tenencias y una creciente y cada ve) m8s pobre población sin tierra. n 1866& el emperador $aximiliano intercedió en una disputa entre uno de los pueblos de 9halco& -ico& y una hacienda local& porque esta enorme propiedad hab!a adquirido casi toda la tierra del 8rea y la "ente de -ico se que(aba de que no pod!a alimentarse lue"o de haber pa"ado sus obli"aciones tradicionales a la hacienda. 99 Ena disputa simult8nea en el pueblo de 9oatepec& en la provincia de 9halco& ilustra el con#licto que se desarrolló en la 'ltima mitad del si"lo -.- entre las ideas liberales y la estructura colectiva del campo ind!"ena. <os habitantes de 9oatepec recurrieron al emperador/ LO a causa de la <ey <erdo #uimos los primeros en perder nuestra tierra. No acatamos los t%rminos de la ley porque no supimos cómoM. 100 <os habitantes del pueblo ase"uraban poseer re"istros de propiedad de m8s de dos si"los de anti"Zedad y ped!an que las autoridades locales de(aran de e(ercer control sobre las tierras del pueblo a causa de su LtraiciónM. 101 <as condiciones que ser!an la base de la insurrección de 9h8ve) <ópe) hab!an sido creadas. l G0 de abril de 1869& 9h8ve) <ópe) lan)ó su mani#iesto llamando al pueblo mexicano a las armas para establecer un nuevo orden a"rario y resistir a lo que %l describ!a como la opresión de las clases altas y la tiran!a pol!tica del "obierno central. l mani#iesto #ue un importante
1,

Genustiano Carranza trató de utilizar este senti6iento en su discurso al congreso constitu=ente de 111/*1110$ en Euerétaro. Géase <iarios de los debates del 1ongreso 1onstituyente, $%$?'$%$@$ r:%//. 1. Para una descri"ción del "roceso de adCuisición de tierras en el "eríodo colonial$ éase 4rancois C!e alier$ Land and society in colonial ",#ico$ ". ++,. Para una excelente discusión so&re la ex"ansión de !aciendas en Morelos durante el siglo O3O$ éase 9. (o6ac#$ !apata y la revolución me#icana$ "". +0*//. 1/ 'i&son$ op. cit.$ "". 1+1*1,%. 10 Antonio 'arcía Cu&as$ <iccionario geogr8fico'histórico de los stados Anidos "e#icanos $ %:,+1. Dl distrito de C!alco esta&a constituido "or las oc!o 6unici"alidades 6Is i6"ortantes: C!alco$ A6eca6eca$ A=otzingo$ Cuautzingo$ 3xta"aluca$ Nzu6&a$ Tlal6analco = Ouc!ite"ec8 = "or siete 6unici"ios 6Is "eCueFos: Atlautla$ A=a"ango$ CocotitlIn$ Dcatzingo$ Te6antla$ Tenango = Te"etlix"a. Dl distrito de C!alco linda&a = linda$ "or el norte$ con el distrito de Texcoco$ "or el oeste con el Distrito 4ederal$ "or el este con Pue&la = "or el sur con Morelos. 1Ibid. 11 <a6o de 'o&ernación$ A'2$ legaBo 10-/$ ;Tierras?$ ex"ediente %%$ 11 de Bunio de 1-//. 2o se de&e con7undir este legaBo con el <a6o de Tierras. 1)) Ibid.$ ex"ediente 11$ %+ de 7e&rero de 1-//. 1)1 Ibid.$ ex"edientes %1 = %,$ 1 de 6a=o de 1-//.
33

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

documento en el desarrollo de una ideolo"!a a"raria& no sólo porque introduc!a el concepto socialista europeo de lucha de clases en el movimiento a"rario mexicano& sino porque colocaba las penurias su#ridas por los campesinos en el contexto histórico& e identi#icaba a los culpables. l mani#iesto apelaba al reverenciado principio de "obiernos autónomos para los pueblos& que rempla)ar!an a la soberan!a del "obierno nacional& al que se consideraba un colaborador corrupto de los hacendados. ste apoyo tipo anarquista a la municipalidad local como dispensador absoluto de (usticia en el campo& ha sido un elemento com'n a muchas revoluciones a"rarias. 9omo observa ric Dol#/ L<a utop!a de los campesinos es la aldea libre& que no se ve a#ectada por los recaudadores de impuestos& los reclutadores de traba(adores& los "randes terratenientes o los #uncionariosO para el campesino& el stado es al"o ne"ativo& un mal que debe rempla)arse lo m8s pronto posible por su propio orden social de [car8cter dom%stico\. JOK se orden& creen& puede existir sin un stado, por lo tanto& los campesinos rebeldes son anarquistas naturalesM.10G l contenido ideoló"ico del mani#iesto era tambi%n si"ni#icativo a causa de los hombres que hab!an colaborado en escribirlo. 1hoda2anaty& un ideólo"o europeo que traba(aba con varios revolucionarios& tuvo una in#luencia pro#unda en el desarrollo de la ideolo"!a del movimiento a"rario mexicano. +u ideolo"!a& que la prensa de la clase obrera dio a conocer durante la d%cada de 18F0& re#le(aba los sentimientos de los ba2uninistas espaIoles contempor8neos que or"ani)aron a un "ran n'mero de campesinos de *ndaluc!a y 9ataluIa. l %xito que este llamado tuvo en el campo mexicano no es sorprendente dadas las condiciones similares. l mani#iesto expresaba v!vidamente la nueva ideolo"!a de lucha de clases que sur"!a de un movimiento a"rario mexicano cada ve) m8s desesperado/ NAa lle"ado la hora de conocer a los hombres con el cora)ón bien puesto, ha lle"ado el d!a en que los esclavos se levanten como un solo hombre reclamando sus derechos pisoteados por los poderosos. Aermanos/ ha lle"ado el momento de despe(ar el campo& de pedir cuentas a los que siempre nos las han exi"ido, es el d!a de imponer deberes a quienes sólo han querido tener derechosO <os que se han aprovechado de nuestra debilidad #!sica& moral e intelectual& se llaman lati#undistas& terratenientes o hacendados. <os que pacientemente nos hemos de(ado arrebatar lo que nos corresponde& nos llamamos traba(adores& proletarios o peones. <os peones hemos entre"ado nuestras vidas e intereses a los hacendados y %stos nos han sometido a los mayores abusos, han establecido un r%"imen de explotación por el que estamos condenados a no dis#rutar de la vida. V n qu% consiste el r%"imen de explotación establecidoW s un sistema que exclusivamente se diri"e a mancillar la existencia de un peón. Nuestros padres #ueron comprados por la hacienda al precio de un real diario de (ornal& y como no era posible poder subsistir con un real& porque en los mercados establecidos en las haciendas se compraban los art!culos a los precios m8s exa"erados& aun aquellos art!culos que nosotros hacemos producir con nuestra mano& mes por mes y aIo por aIo& se iba haciendo una deuda& a car"o de nuestros padres. V;ui%n podr!a solventar aquella deuda& cuando el (ornal no pasaba de ser el mis%rrimo realW V;ui%n hab!a de prestar a nuestros padres para cubrir sus adeudosW V;ui%n les hab!a de abrir cr%dito& cuando el cr%dito siempre est8 en manos de los detentadores de la producciónW 9uando nosotros vinimos a este mundo& nos encontramos con que las deudas de nuestros padres pasaban a nuestro car"o& y que por lo visto hab!amos nacido esclavos y con la obli"ación de se"uir traba(ando en el mismo lu"ar& ba(o el mismo sistema& o t!tulo de cubrir la #amosa deuda. 0ero nuestro (ornal tampoco aumentaba, nuestro cr%dito tampoco se abr!a y ten!amos que con#ormarnos con la misma situación. R Vqui%n ha cooperado para mantenernos en el silencio& en la humillación& en la i"norancia y en la esclavitudW <a ."lesia y solamente la ."lesia& que por medios de sus hipócritas misiones& ha te(ido la mentira de la salvación espiritual en un lu"ar que no es la tierra. Nuestras madres& nuestras hermanas& nuestras esposas y

1)%

Dric <. (ol7$ Las luchas campesinas del siglo ..$ ". ,)).
32

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

nuestras hi(as re)an con #ervor pidiendo a todos los santos que nos salven de esta situación horrenda. $as todo ha sido en vano& porque se"'n ellos& los #railes& hemos venido a padecer a este valle de l8"rimas y tenemos que reparar para que en el cielo nos premien la resi"naciónO +i los curas son malos& tambi%n lo son todos los hombres que mandan. V;u% diremos de eso que hemos dado en llamar "obierno& y es tiran!aW V>ónde est8 el "obierno buenoW... <os hacendados han sido los hombres #uertes& que validos del e(%rcito que ellos mismos sostienen para ase"urar sus propiedades& han seIalado sus posesiones en los lu"ares que han deseado& sin que %l proteste. O V;u% queremos nosotrosW... ;ueremos la tierra para sembrar en ella pac!#icamente y reco"er tranquilamente& quitando desde lue"o el sistema de explotación, dando libertad a todos para que siembren en el lu"ar que m8s les acomode sin tener que pa"ar tributo al"uno, dando libertad para reunirse en la #orma que crean m8s conveniente& #ormando "randes o pequeIas sociedades a"r!colas que se vi"ilen en de#ensa com'n& sin necesidad de un "rupo de hombres que les ordene y casti"ue. ;ueremos abolir todo lo que sea seIal de tiran!a entre los mismos hombres viviendo en sociedades de #raternidad y mutualismo& y estableciendo la 1ep'blica Eniversal de la *rmon!a. S0ueblo mexicanoT Éste es nuestro plan sencillo& que haremos triun#ar en al"una #orma y en pos del verdadero triun#o de la libertad. +eremos perse"uidos, tal ve) acribillados Sno importaT cuando en nuestro pecho laten esperan)as. ;u% m8s tenemos en nuestra vida& sino morir antes que se"uir perpetuando el a"obio de la miseria y de los padecimientos. +e nos desprecia como liberales& se nos mancilla como socialistas y se nos condena como hombres. s indispensable salvar el momento& y levantar nuestros es#uer)os en torno de esa sacrosanta bandera de la revolución socialista que dice desde lo m8s alto de la rep'blica/ Abolición del gobierno + de la e,plotación. *lcemos nuestra cara buscando con serenidad nuestra salvación que radica en nosotros mismos. ;ueremos tierras& queremos traba(os& queremos libertad. Necesitamos salvarnos de todos los padecimientos& necesitamos salvar el orden& en #in& lo que necesitamos es el establecimiento de un pacto social entre los hombres a base de respeto mutuo. S3iva el +ocialismoT S3iva la <ibertadTP.103 <os anarquistas encontraron innumerables obst8culos en su intento por alcan)ar las metas ideoló"icas expresadas en el mani#iesto. <as #uer)as de 9u%llar sorprendieron y aprehendieron a 9h8ve) <ópe) sin lucha al"una en cuanto salió a la lu) su mani#iesto. Enos cuantos d!as despu%s& sin embar"o& sus ami"os campesinos atacaron y desbandaron a los soldados que lo hab!an detenido. 9h8ve) <ópe) puedo escapar& y se adentró en unos montes cercanos con sus compaIeros& desde donde empe)ó a atraer con bastante %xito a un buen n'mero de campesinos. <as terribles aprensiones de *ntonio 4lores& pre#ecto de =excoco& parec!an estar volvi%ndose realidad. <ue"o que se hubieron alistado su#icientes reclutas& los insur"entes pudieron atacar con %xito el pueblo y la hacienda de +an $art!n =exmelucan& situados en el camino principal entre 9halco y la ciudad de 0uebla. <as tropas #ederales que encontraron& huyeron abandonando sus armas. 9h8ve) <ópe) reunió todo el dinero que pudo en el pueblo y lue"o& sentando un precedente que posteriormente se repetir!a& quemó los archivos municipales.
1)+

9ulio C!I ez Ló"ez$ ;Mani7iesto a todos los o"ri6idos = "o&res de México = del uni erso?$ C!alco$ %) de a&ril de 1-/18 texto de 9uan JernIndez Luna$ ;Mo i6iento anarco*7ourierista entre el 36"erio = la <e7or6a?$ en 1uadernos de 4rientación )olítica$ n56. ,$ a&ril de 11./$ "". %.*%/.
3/

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

=ras leer su mani#iesto& explicar su ideolo"!a& reunir m8s se"uidores y reor"ani)ar a su e(%rcito& se diri"ió al pueblo de *pi)aco& en =laxcala& en donde nuevamente venció a la "uarnición& quemó los archivos municipales y reco"ió todo el dinero y armas disponibles. *l explorar el campo y elaborar una estrate"ia& 9h8ve) <ópe) comprendió que su movimiento requer!a de una amplia base de apoyo si quer!a vencer, con este ob(etivo en mente mandó a su teniente& *nselmo 7óme)& con un contin"ente de cincuenta hombres hacia el norte& en el estado de Aidal"o& para que se adelantaran a la #uer)a principal y comen)aran a a"itar en el campo. 9h8ve) <ópe) se"u!a con su Le(%rcitoM& que ya contaba con 1Q00 hombres pobremente armados.10H * medida que avan)aba& 9h8ve) <ópe) se"u!a tratando de obtener el apoyo de la "ente en el campo& ley%ndoles y explic8ndoles la ideolo"!a de su mani#iesto. >emostraba asimismo su aplicación pr8ctica& al apoderarse de haciendas y redistribuir la tierra a los campesinos. 10Q n su avance hacia el norte demostró no poca habilidad militar al evadir las #uer)as principales de 9u%llar. +i"uió reclutando "ente& quemando archivos municipales y reuniendo una cantidad considerable de dinero& pero no tuvo tanto %xito para obtener su#icientes armas ?ese #racaso motivo su derrota?. =ambi%n el contin"ente al mando de *nselmo 7óme) lo"ró reclutar "ente, para el 11 de (unio& cuando tomó el pueblo de 9hicontepec& en 3eracru)& ya lle"aba a los 1Q0 hombres. l (e#e de "obierno de 9hicontepec describió la reacción de los elementos acomodados de la sociedad a la ideolo"!a de 9h8ve) <ópe) y su pintoresco e(%rcito& cuando in#ormó al ministro de 7uerra que Lel bandido *nselmo 7óme)& al #rente de 1Q0 bandidos hab!a capturado a 3illa& cometiendo toda clase de atentados contra la propiedad y proclamando que desconoc!a a todo el personal de los "obiernosM.106 9h8ve) <ópe)& entre tanto& de(ó atr8s su pueblo natal& =excoco& para lle"ar a *ctopan& un pueblo relativamente "rande situado a unos GF 2ilómetros al noreste de 0achuca. *h! instaló un campamento y comen)ó a prepararse para atacar& pero las tropas #ederales lo sorprendieron y derrotaron a su probamente armado y peor entrenado e(%rcito antes de que tuvieran tiempo se asaltar el pueblo. <as tropas #ederales lo hicieron prisionero y la condu(eron a *ctopan, lue"o tras ase"urarse de que sus dispersos se"uidores no constitu!an peli"ro al"uno& lo volvieron& en donde el "obierno de Benito 6u8re) lo condenó a morir #usilado la maIana del 1X de septiembre de 1869 en el patio de la scuela del 1ayo y del +ocialismo. En breve relato de este episodio cuenta que 9h8ve) <ópe) exclamó/ LS3iva el +ocialismoTM& en el momento en que el escuadrón de #usilamiento disparaba& historia veros!mil si se toma en cuenta su comportamiento en el pasado.10F +e desconoce la suerte que corrieran *nselmo 7óme) y el contin"ente de hombres que invadieron el estado de 3eracru).108 En aspecto importante del movimiento de 9h8ve) <ópe) era el examen constante que hac!an los campesinos de los males que a#ectaban a su sociedad. <os Llevantamientos a"rariosM anteriores hab!an sido diri"idos "eneralmente por l!deres militares relativamente educados& liberales y de un nivel económico acomodado que proclamaban LplanesM, o bien hab!an sido aut%nticas insurrecciones campesinas que di#!cilmente articulaban sus demandas y meramente se apoderaban de la tierra. 9on el movimiento de 9h8ve) <ópe)& el historiador se encuentra por primera ve) en $%xico un movimiento campesino que llamaba a la or"ani)ación de la sociedad y propu"naba la #ormación de Lsociedades a"rarias que estar8n siempre vi"ilantes para una
1), 1).

M. Díaz <a6írez$ Apuntes históricos$ ". +/. Ibid.8 éase ta6&ién Díaz >oto = 'a6a$ La revolución agraria$ ". %1$ = JernIndez Luna$ ;Mo i6iento anarco* 7ourierista?. 1)/ M. Díaz <a6írez$ Apuntes históricos$ ". +/. 1)0 Ibid.$ "". +/*+0. 1)Desa7ortunada6ente una &uena "arte del 6aterial e in7or6ación so&re la Dscuela del <a=o = del >ocialis6o =$ su"uesta6ente$ so&re las acti idades de <!oda#anat=$ Malacosta$ C!I ez Ló"ez$ 'ó6ez = otras "ersonas Cue "artici"a&an en la escuela$ se "erdió cuando el edi7icio = los registros 7ueron destruidos "or un incendio.
36

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

de#ensa com'n& sin necesidad de extraIos que ven"an a dar órdenes y a casti"arM.109 <os levantamientos a"rarios ori"inados en la misma re"ión durante las d%cadas de 18F0 y 1880& persistieron con el desa#!o que hab!a iniciado 9h8ve) <ópe). l llamamiento a Lsociedades a"rariasM entonces& presa"iaba el municipio libre que vino a ser parte com'n de la terminolo"!a a"raria en la d%cada de 18F0 y una ima"en tan sacrosanta al lle"ar el si"lo --& que el Lprimer (e#e de la 1evoluciónM& 3enustiano 9arran)a& en sus discurso al 9on"reso 9onstituyente de ;uer%taro& en 1916& al tratar de obtener apoyo de los dele"ados para su pro"rama& prometió impulsarlo por completo& como base Lpol!ticaM y LeconómicaM de un "obierno libre.110 No %sta claro si 1hoda2anaty esperaba que su escuela en 9halco se convirtiera en el punto de partida de una revolución a"raria violenta. <o que si es obvio es que cuando ocurrió& %l no quer!a tomar parte en la violencia. :ri"inalmente& #undó la escuela para preparar el camino a la creación de colonias a"r!colas comunales& y con este propósito seleccionó una re"ión de resistencia campesina a las "randes propiedades& tradicional y #uerte. 9uando 1hoda2anaty descubrió al revolucionario 9h8ve) <ópe)& lo estimuló. No cabe duda de que el maestro preve!a problemas cuando de(ó la escuela& ya que se daba cuenta de que %sta se hab!a convertido en un "rupo preparado para actuar con el #in de lo"rar la LlibertadM.111 n el momento cr!tico dele"ó la dirección en 5alacosta, y %ste& que hab!a mostrado su inclinación por la violencia #irmemente& y que en 'ltima instancia se hab!a visto in#luido por 9h8ve) <ópe)& #ue quien ayudó a con#ormar el curso de los acontecimientos en 9halco.11G 1hoda2anaty volvió a la ciudad de $%xico en donde una ve) m8s traba(ó con sus anti"uos cole"as de <a +ocial. 0ero ya el papel central que hab!a desempeIado en el socialismo mexicano estaba en manos de +antia"o 3illanueva y de otros que& en su ausencia& se hab!an movili)ado con bastante %xito para or"ani)ar a los obreros urbanos y #ormar un conse(o central de traba(adores. *unque 1hoda2anaty si"uió desempeIando un papel prominente& la dirección #ue pasando cada ve) m8s a manos de hombres m8s (óvenes y din8micos.

CAPÍTULO IV LOS ANARQUISTAS Y LOS ORÍGENES DEL MOVIMIENTO OBRERO URBANO

<a #ormación del movimiento obrero urbano durante el 'ltimo tercio del si"lo -.- se ori"inó en el prolon"ado descontento de la clase traba(adora& la industriali)ación y la ideolo"!a revolucionaria. 9omo #ue un preludio de desarrollos seme(antes y m8s #amosos a principios del si"lo -.-& el an8lisis de sus causas& naturale)a y si"ni#icado es #undamental para entender una #ase importante de la historia de $%xico y un aspecto cr!tico de la 1evolución mexicana. =ras la imposición del mandato espaIol en 1QG1& el descontento de la clase m8s ba(a preindustrial se mani#estó en #orma persistente& e incluyó una caracter!stica b8sica de la sociedad de la ciudad de $%xico despu%s de la conquista. <os tumultos de 16GH y 169G concentraron la rabia de las
1)1 11)

C!I ez Ló"ez$ ;Mani7iesto?8 JernIndez Luna$ ;Mo i6iento anarco*7ourierista?$ ". %,. <iario de los debates$ t:%//. 111 Carta de <!oda#anat= a Malacosta$ no ie6&re de 1-/-$ Arc!i o 9udicial del Dstado de Euerétaro. 11% Cartas de C!I ez Ló"ez a Malacosta$ 1+ de enero = 1- de a&ril de 1-/1$ ibid.
30

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

muchedumbres de la clase traba(adora urbana conteniendo todos los atributos cl8sicos que en otras sociedades propiciaron este tipo de a"itación preindustrial y prerrevolucionaria. n 16GH& una crisis dentro de la %lite colonial& entre la autoridad civil diri"ida por el virrey y la ."lesia diri"ida por el ar)obispo& hab!a causado la excomunión del virrey y una brecha en la estructura de autoridad de la ciudad de $%xico& "eneralmente uni#icada. *dem8s& las masas padec!an una escase) de alimentos cr!tica& un al)a en los precios& y la patente corrupción del "obierno en la distribución de alimentos. * ra!) de la excomunión& un sector racial& cultural y ocupacional de la clase traba(adora de la ciudad& me)clado& atacó y quemó el palacio del virrey. <a muchedumbre apoyaba al rey& pero estaba harta del Lmal "obiernoM. l descontento si"uió en aumento y volvió a estallar en 169G. Ena ve) m8s la escase) de alimentos& el al)a de precios y la corrupción del "obierno dieron pie a la violencia. l acontecimiento desencadenante y que ocasionó la ruptura& se produ(o cuando las masas a la puerta del "ranero del "obierno& la alhóndi"a& hambrientas y exasperadas por las lar"as esperas y la escasa comida& se enteraron de que una india pr8cticamente hab!a sido matada a lati"a)os por una de las autoridades. <a muchedumbre se diri"ió al palacio del virrey y del ar)obispo& pero los "uardias pudieron contenerla. 4ue nuevamente un sector racial& cultural y ocupacional de la clase obrera de la ciudad& me)clado& el que& lle"ado al l!mite de su #uria& atacó y se apoderó del palacio del virrey con las armas que pudo encontrar. n esta ocasión& los "ritos de las masas& aunque todav!a apoyando al rey y criticando al Lmal "obiernoM& atacaban a la %lite social y económica espaIola/ LS$uerte a los "achupines que se comen nuestro ma!)TM. <a "ente en#urecida atacó al palacio del virrey& varios edi#icios del "obierno& al"unos ne"ocios importantes& el mercado y la casa de la #amilia de 9ort%s. <os "uardias mataron a "ran cantidad de personas antes de poder reinstaurar el orden. l historiador 9hester <yle 7utherie& destaca tres motivos de descontento de la clase traba(adora urbana& preindustrial y preideoló"ica& en la ciudad de $%xico/ LEna "ran desi"ualdad social& el precario nivel económico de la mayor parte de la poblaciónO JyK una administración d%bilM #ue lo que permitió que las masas se salieran de control. 0ara #ines del si"lo -.-& estas condiciones no hab!an sido superadas cuando se les aIadió el sur"imiento de una #uer)a de traba(o en las #8bricas modernas& as! como las ideolo"!as revolucionarias de las clases obreras.113 <a industriali)ación mexicana que se inició durante la se"unda mitad del si"lo -.-& impulsó el sur"imiento paralelo de un movimiento obrero urbano. <a industriali)ación dio por resultado la s'bita concentración de nuevos traba(adores provenientes del campo en unas cuantas 8reas urbanas& particularmente en la ciudad de $%xico& en donde& con 83 #8bricas en 1860& #ue muy intensa.11H <a inestabilidad crónica económica y pol!tica contribu!a a las intolerables condiciones de vida que padec!an los nuevos habitantes de la ciudad& as! como las condiciones de traba(o casi imposibles en las nuevas #8bricas. <a clase traba(adora se empe)ó a or"ani)ar pr8cticamente como reacción de autode#ensa& y en ese proceso los anarquistas desempeIaron& casi desde el principio& un papel muy importante. <os antecedentes de una de las primeras disputas laborales importantes de $%xico permiten ilustrar los or!"enes socioeconómicos del movimiento obrero urbano del si"lo -.-. En e(emplo descriptivo puede encontrarse en la proclama de huel"a que aparece en el cap!tulo . de este estudio. *h! se habla de las lar"as horas de traba(o& los ba(os salarios& los insu#icientes per!odos de descanso y las condiciones de traba(a "eneralmente insatis#actorias. 1evelaba
11+

C!ester L=le 'ut!erie$ ;<iots in se enteent!*centur= Mexico cit=: a stud= o7 social and econo6ic conditions?$ en Adele Nrden = Dngel >luiter @co6"s.A$ Breater America$ "". %,+*%.,8 éase ta6&ién 2oel >toPe$ ;T!e tu6ulto o7 1/%,8 tur6oil at Mexico cit=? @tesis de doctoradoA$ "". .-$ +-%$ ++. 11, <o6ero 4lores Ca&allero$ ;Dta"as del desarrollo industrial?$ en Luis 'onzIlez et al.$ @co6"s.A La economía me#icana en la ,poca de 7u8re0$ "". 11,*11/.
38

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

tambi%n la creciente beli"erancia y #rustración de la clase obrera& debidas a la ine#icacia de los procedimientos pol!ticos normales para remediar la terrible situación.11Q l comple(o medio urbano?industrial a#ectó pro#undamente la naturale)a del emer"ente movimiento obrero. stimuló una tendencia radical revolucionaria& mientras que el "obierno nacional y local& inestable y corrupto& hac!a crecer el descontento y el recelo hacia las instituciones pol!ticas #ormales. sta actitud hacia el "obierno se intensi#icó cuando los ideólo"os anarquistas& representados por los ex alumnos de 1hoda2anaty y un n'mero considerable de or"ani)adores artesanos& a los que posteriormente se aIadieron emi"rados espaIoles& sumaron sus voces al movimiento obrero. * principios de 1866& mientras 1hoda2anaty y 5alacosta trataban de iniciar su movimiento comunal a"rario en 9halco& 3illanueva y 3illavicencio reinstituyeron una or"ani)ación mutualista que hab!a expirado varios aIos antes. n los aIos que si"uieron& esta asociación& la +ociedad *rt!stica .ndustrial& adquirió una importancia cr!tica para el desarrollo del movimiento obrero y su ideolo"!a& al verse dominada por artesanos que se dec!an dedicados al estudio y discusión de los traba(os de 0roudhon y 4ourier. *l inicio de 1866 y durante 186F& los miembros de la +ociedad iniciaron la actividad radical de proseliti)ación entre los traba(adores de la ciudad de $%xico& y su reclutamiento en sociedades mutualistas y de LresistenciaM. Ba(o la dirección de 3illanueva& $%xico entr% en su primera etapa de or"ani)ación intensiva del traba(o.116 =ras la ca!da de $aximiliano& pi#anio 1omero& el #undador de la +ociedad ori"inal& volvió a la ciudad de $%xico a #ines de 186F con otros liberales cercanos a 6u8re)& e intentó colocar a la or"ani)ación ba(o el e(e del "obierno. <a +ociedad& diri"ida por 3illanueva& hab!a atra!do la atención y llenado de aprensión a los liberales prominentes porque& a #alta de un conse(o central de traba(adores& constitu!a la principal #uente de or"ani)ación y a"itación obrera. 9uando 3illanueva recha)ó la propuesta de 1omero& se inició una lucha por el poder entre los radicales diri"idos por anarquistas y los moderados diri"idos por liberales& para ver quien tendr!a el control de la +ociedad. <os liberales ob(etaron la dirección de 3illanueva en una serie de debates y elecciones de or"ani)ación. n los primeros encuentros entre las #acciones rivales& 3illanueva retuvo el control de la or"ani)ación. =ras su #racaso en arrebatar el control de la +ociedad a 3illanueva& 1omero y 6uan 9ano& otro partidario de 6u8re)& #undaron el 9onservatorio *rt!stico .ndustrial como "rupo rival& a #ines del verano de 186F. +e nombró a 6u8re) presidente honorario del 9onservatorio y vicepresidente honorario a otro prominente pol!tico& 4rancisco $e(!a. n se"uida el 9onservatorio recibió un donativo de mil pesos de un alto empleado del presidente& el coronel $i"uel 1odr!"ue). <os oponentes del 9onservatorio consideraron el donativo en e#ectivo ?aparentemente dado como ayuda para la construcción de una nueva escuela?& como una evidencia de padrina)"o del "obierno. +us sospechas se vieron con#irmadas cuando el 9on"reso mexicano& de mayor!a liberal& en un obvio "esto de apoyo al recientemente #ormado 9onservatorio& votó a #avor de un subsidio anual de 1G00 pesos.11F 9on estas victorias a su #avor& 9ano& como nuevo l!der de los moderados& consi"uió apoyo su#iciente para derrotar a 3illanueva en la elección de or"ani)ación de diciembre de 186F& y con ello "anó temporalmente el control de la +ociedad. +e unieron entonces las sociedades rivales ba(o el nombre ori"inal de <a +ociedad *rt!stica .ndustrial& con 9ano de presidente. l "rupo& por 'ltimo& recibió como re"alo personal del presidente 6u8re) la vie(a i"lesia de +an 0edro y +an 0ablo para sus reuniones.118 +in embar"o& otros #actores desempeIaron tambi%n papeles clave para determinar el desenlace de la lucha de 3illanueva en contra de la #acción pro(uarista
11. 11/

l -ocialista$ %+ de enero de 1-0+. Galadés$ ;Precursores del socialis6o?$ ". ,118 = Días <a6írez$ Apuntes históricos$ ". +1. 110 Díaz <a6írez$ Apuntes históricos$ ". +%. 11l 6i*o del Traba*o$ 10 de 7e&rero de 1-0-.
39

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

diri"ida por 9ano. n enero de 1868& 3illanueva hab!a lo"rado or"ani)ar la #8brica de textiles <a 4ama $ontaIesa& en =lalpan& un avance que aumentó con la #ormación de la Enión $utua de =e(edores del >istrito de =lalpan& constituida por los traba(adores reci%n or"ani)ados en las #8bricas <a 4ama $ontaIesa& 9ontreras& <a *be(a y =i)ap8n.119 l 8 de (ulio de 1868& los traba(adores de <a 4ama $ontaIesa demostraron su nuevo poder y unidad al lan)arse a la primera huel"a con %xito en la historia mexicana. +us demandas consist!an principalmente en me(ores condiciones de traba(o y menos horas para las traba(adoras.1G0 sta victoria dio un presti"io enorme a 3illanueva y lo reinstituyó como presidente de la +ociedad& 3illanueva ten!a ahora una in#luencia m8s que su#iciente entre los traba(adores y artesanos para derrotar a 9ano. * consecuencia de esta victoriosa huel"a& 3illanueva tuvo una racha de actividad or"ani)ativa #ren%tica. >urante los meses de (ulio y a"osto de 1868 sur"ieron varias asociaciones proudhonistas nuevas& incluyendo a <a Enión de =e(edores de $ira#lores& <a *sociación +ocialistas de =ipó"ra#os $exicanos& <a +ociedad $utua del 1amo de 9arpinter!a y <a Enión $utua de 9anteros. *dem8s& los traba(adores reor"ani)aron las sociedades mutualistas previamente derrotadas y dispersadas& en las #8bricas de +an .lde#onso y <a 9olmena. 3illanueva se encontraba ahora rodeado de nuevos asociados ?todos los artesanos de la ciudad de $%xico que posteriormente ayudaron al pro"reso de las doctrinas cooperativas? Benito 9astro& 0edro :rdóIe)& *"apito +ilva y 1icardo 3elatti. 1G1 =odos& salvo +ilva& se convirtieron posteriormente en miembros activos del "rupo anarquista central& <a +ocial.1GG 3illanueva si"uió or"ani)ando a la clase obrera urbana. 0laneó un con"reso obrero "enera para 1868& pero por #alta de #ondos la idea no prosperó. 0ropuso entonces llamar a una asamblea permanente& compuesta de tres dele"ados de cada sociedad mutualista& pero nuevamente la idea #alló por la misma ra)ón que la anterior. 0or 'ltimo& en 1869& #ormó un "rupo de militantes obreros urbanos radicales llamado 9!rculo 0roletario& que estaba constituido por los cooperativistas antes mencionados y 5alacosta, se unieron tambi%n 6os% $ar!a 7on)8le)& 6uan de $ata 1ivera& varisto $e)a y 1a#ael 0%re) de <eón. l 9!rculo coordinaba las actividades de or"ani)ación de los obreros urbanos& particularmente en las #8bricas textiles& y propa"aba su ideolo"!a socialista. * #ines de 1869& la lle"ada de una circular de la 0rimera .nternacional de la *sociación de =raba(adores que distribu!a el 9on"reso de 7inebra en 1866& renovó el entusiasmo de 3illanueva por un conse(o central de traba(adores. l retraso de tres aIos en lle"ar a $%xico muestra el distanciamiento de uropa en que se encontraba el movimiento socialista mexicano. l 10 de enero de 18F0& 3illanueva y sus asociados propusieron la #ormación de un Lcentro "eneral de los traba(adores or"ani)ados a #in de de#ender m8s e#ectivamente los intereses de los obrerosM. l 16 de septiembre de 18F0& el centro se reunió por primera ve) y pasó a llamarse 7ran 9!rculo de :breros de $%xico. <a #acción pro 3illanueva r8pidamente predominó en la or"ani)ación& y 5alacosta pronunció un discurso en el que denunciaba a los liberales y a 9ano. +in embar"o& este 'ltimo& no se de(ó desanimar, escribió una carta a 6u8re) en la que mani#estaba su opinión respecto a la relación del "obierno con los asuntos del 9!rculo/ Lmi eterna "ratitud a los ras"os de "enerosidad con que tantas veces han considerado a mis hermanos los artesanos. ;uiero saludaros un d!a nuevamente& pidiendo a la providencia que os conserve la vida y os d% "racia y su sabidur!a in#inita para "obernar esta des"raciada nación, y sólo deseo que por leyes sabias& (ustas y prudentes se estable)ca la pa)& el traba(o y adelanto
111 1%)

Al7onso Ló"ez A"aricio$ l movimiento obrero en ",#ico$ ". 1)08 = l -ocialista$ %. de agosto de 1-0%. Díaz <a6írez$ Apuntes históricos$ "". ++*+,8 = Lino Medina >alazar$ ;al&ores del 6o i6iento o&rero en México?$ en 6istoria y -ociedad$ ,$ 11/.$ /). 1%1 Díaz <a6írez$ Apuntes históricos$ "". ++*+,8 = Medina >alazar$ ;Al&ores del 6o i6iento o&rero en México?$ ". /). 1%% l 6i*o del Traba*o$ 1 de 6a=o = 1 de Bulio de 1-0/.
20

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

en las artes& la protección al comercio& a la a"ricultura& y una ve) consi"nado esto& %l har8 la #elicidad del stado. R para concluirO pa)& unión& protección y traba(oM. 1G3 0roclamando su apoyo al presidente& 9ano procedió a pedirle su reacción ante el reci%n #ormado 9!rculo& a lo que 6u8re) replicó/ L+eIor >on 6uan 9ano/ $uy estimado seIor. 9ontesto la muy apreciable de usted de #echa de ayer& mani#est8ndole que en mi concepto los artesanos pueden arre"lar su *sociación a la manera que estimen conveniente para el per#eccionamiento de sus respectivas artes y o#icios. +oy de usted& a##mo. y attoO L. 1GH 6u8re) apoyo a sus cole"as liberales 1omero y 9ano& y si"uió estimulando a los artesanos para que se or"ani)aran al estilo del 9onservatorio. n su respuesta no hi)o mención del reclutamiento de obreros de #8bricas comunes ?tarea de la que ya se encar"aban los radicales del 9!rculo?. 0ese a la moderación de 1omero y 9ano& el 9!rculo& estimulado por su #acción anarquista& si"uió impulsando su pro"rama entre los traba(adores comunes. l G0 de mar)o de 18F1& en un intento por dar un me(or impulso or"ani)ativo a la dirección& <a +ocial se volvió a reunir. ntre los miembros estaban 1hoda2anaty& 5alacosta& 9astro& 3elatti y :rdóIe). n un mani#iesto declararon/ L;ueremos la abolición de todo sistema de "obierno y la libertad de los obreros manuales e intelectuales del universoM.1GQ le"ido presidente del 9!rculo a principios de 18F1& 3illanueva prosi"uió con su intensa campaIa para obtener m8s se"uidores. l 9 de (ulio de 18F1& &l -ocialista& que #ue el primer periódico mexicano que podr!a ser descrito como socialista& comen)ó a aparecer en la ciudad. $uchos de sus articulistas pertenec!an a <a +ocial y a menudo expresaban su ideolo"!a anarquista. l periódico se unió al 9!rculo& se convirtió en su Lór"ano o#icialM y recibió& consi"uientemente& a los tres dele"ados correspondientes. <a +ocial tambi%n se unió al 9!rculo& y como representantes mandó a 3elatti& :rdóIe) y 9astro. <a mayor!a de las otras or"ani)aciones mutualistas recientemente #ormadas en la ciudad de $%xico y sus alrededores pertenec!an al 9!rculo& lo que daba por resultado una creciente me)cla de anarquistas y obreros& as! como de sus ideas.1G6 <os individuos que quer!an& pod!an unirse al 9!rculo& siempre y cuando #ueran obreros y no pertenecieran a nin"'n partido pol!tico. <os patrones Len buenas relaciones con sus obrerosM ?por lo "eneral artesanos que hab!an expandido su comercio? pod!an ser admitidos como miembros asociados. *s! se hi)o accesible el 9!rculo a casi cualquier simpati)ante que quisiera sumarse a sus actividades.1GF <a decisión del 9!rculo de no admitir miembros de partidos pol!ticos& de(aba ver una in#luencia anarquista si"ni#icativa/ el boicot pol!tico y el recha)o a reconocer la le"itimidad de "obiernos mayores a una comunidad local& o municipio libre. sta actitud se vio doblemente destacada por la insistencia del 9!rculo de que Lse lucha por la total emancipación de los traba(adores mismos& usando como medio #inal la revolución social que abre el camino de esplendor& de (usticia y de verdad al socialismoM.1G8 <os traba(adores exi"!an& por un lado& una ley que "aranti)ara el me(oramiento de las condiciones de traba(o& y por el otro se reservaban Lel derecho a crear el socialismo mediante la revolución socialM. l 9!rculo mani#estaba su insistencia de que los traba(adores ten!an la obli"ación de me(orar su suerte& no sólo ante los traba(adores mismos& sino tambi%n ante los liberales parlamentarios y sus se"uidores de clase obrera& a los que los radicales de orientación anarquista consideraban traidores.1G9
1%+

Carta de 9uan Cano a :enito 9uIrez$ %+ de 6a=o de 1-0,$ docu6ento -1/,$ Arc!i o 9uIrez$ :i&lioteca 2acional de México. 1%, Citado "or Díaz <a6írez$ Apuntes históricos$ "". +0*+-. 1%. ;Mani7iesto de La >ocial?$ en l -ocialista$ 1 de 6a=o de 1-0/. 1%/ l -ocialista$ 1 de Bulio de 1-018 1Q de 6arzo de 1-0,. 1%0 Ibid.$ %1 de se"tie6&re de 1-0%. 1%Ibid.$ = 9osé María 'onzIlez$ ;2uestra o"inión?$ en l 6i*o del Traba*o$ . de agosto de 1-008 = ;Ante un cadI er o ante una 7iera?$ en l 6i*o del Traba*o$ +1 de 6arzo de 1-0-. 1%1 l -ocialista$ %1 de se"tie6&re de 1-0%.
21

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

>urante 18F1& el primer "rupo de #uncionarios ele"idos del 9!rculo& era una muestra de la #uer)a de 3illanueva y del contin"ente radical. 0residente/ 3illanueva, vicepresidente& 1omero, primer secretario& $ata 1ivera, se"undo secretario& 9astro, tercer secretario& *le(andro Aerrera, cuarto secretario& 0%re) de <eón& y tesorero& 4rancisco de 0aula 7on)8le). 130 >e estos hombres& sólo 1omero representaba al "rupo pro?"obierno que se opon!a a 3illanueva y a lo que constitu!a una coalición anarquista?radical. $ata 1ivera& un socialista utópico por ideolo"!a& pero no un revolucionario& trató siempre de permanecer neutral, 9astro y 0%re) de <eón traba(aban activamente con <a +ocial.131 n otras partes del pa!s& los traba(adores& in#luidos por las ideas provenientes de la ciudad de $%xico& comen)aron a #ormar sociedades mutualistas de LresistenciaM y cooperativas. n +an <uis 0otos!& la *sociación 0otosina de :breros comprend!a a tres nuevos "rupos mutualistas y estaba en contacto con el 9!rculo en la ciudad de $%xico. n =oluca& los obreros #ormaron una sociedad mutualista& y el 8 de noviembre de 18F1 se a#iliaron al 9!rculo. 13G =odos estos acontecimientos re#le(aban un creciente movimiento obrero y la aceptación de la ideolo"!a anarquista en el interior del pa!s. <as sociedades mutualistas de LresistenciaM que se hab!an a#iliado al 9!rculo& di#er!an de las sociedades mutualistas tradicionales& ya que estas 'ltimas destacaban sus creencias reli"iosas y se preocupaban primordialmente por obtener pr%stamos para los obreros& "astos para entierros y compensaciones por incapacidad. >urante este per!odo de crecimiento& a principios de 18F0& la histórica bandera ro(ine"ra del anarquismo se convirtió en el s!mbolo o#icial del movimiento obrero mexicano. 0ero esta %poca de desarrollo del movimiento obrero mexicano #inali)ó con las muertes del presidente 6u8re)& el 18 de (ulio de 18FG& y la de 3illanueva poco tiempo despu%s. l "obierno de 6u8re) no hab!a tratado activamente de e(ercer un dominio sobre el 9!rculo& pero cuando 1omero sustituyó a 3illanueva como presidente del 9!rculo& la situación comen)ó a cambiar. l primer paso se llevo a cabo el 16 de septiembre de 18FG& cuando el 9!rculo modi#icó sus estatutos para permitir que se aceptaran G00 pesos mensuales del nuevo presidente del pa!s& +ebasti8n <erdo de =e(ada.133 0ara noviembre de 18F3& el salón de la +ociedad Enionista de +ombrereros& or"ani)ación diri"ida por 9ano y 1omero& se convirtió en el lu"ar de reunión del "rupo.13H Aacia #ines de ese di#!cil aIo de 18FG& las #uer)as de oposición dentro del 9!rculo hab!an quedado claramente delineadas. En "rupo& pro#undamente in#luido por 1hoda2anaty& 3illanueva y otros& respond!a a los ar"umentos anarquistas y revolucionarios a causa de la alienación que produc!an las condiciones sociales. +in tener a la mayor!a de su parte& los anarquistas e(erc!an una in#luencia considerable entre los miembros "racias a su tenacidad al pedir la or"ani)ación de la clase obrera y a su constante cuestionamiento del papel del "obierno. <a elección de 9astro y 0%re) de <eón& miembros de <a +ocial& para la dirección del 9!rculo& demostró la #uer)a que ten!an los anarquistas. *dem8s 1hoda2anaty& 3elatti y :rdóIe)& se"u!an siendo importantes portavoces del 9!rculo en &l -ocialista. n el otro extremo dentro del 9!rculo& los moderados& diri"idos por 1omero y 9ano propu"naban la cooperación con el r%"imen de <erdo y un pro"rama de le"islación parlamentaria terap%utica. <a "ran mayor!a de los miembros de la or"ani)ación se vio atrapada entre ideolo"!as con#lictivas, titubeaba entre la idea de orden y pro"reso de 1omero& y la militancia revolucionaria de los anarquistas y radicales. *unque eli"ieron a 1omero para la presidencia del 9!rculo& muchos miembros se unieron a las Lsociedades de resistenciaM or"ani)adas por los anarquistas.

1+) 1+1

Ibid.$ 1/ de 6arzo de 1-0+. l 6i*o del Traba*o$ 10 de dicie6&re de 1-0/. 1+% l -ocialista$ 1. de octu&re = 1% de no ie6&re de 1-01. 1++ Ibid.$ %1 de se"tie6&re de 1-0%. 1+, Ibid.$ %+ de no ie6&re de 1-0+.
21

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

n la 'ltima mitad de 18FG se produ(eron varias huel"as importantes. <a m8s seria comen)ó el 1X de a"osto& en un sitio que posteriormente crear!a problemas/ la mina 1eal del $onte& antes de propiedad in"lesa& situada cerca de 0achuca en el estado de Aidal"o. 13Q <os propietarios in"leses& perse"uidos por ciclos históricos de insolvencia y depresión de la industria& provocaron la huel"a al anunciar una reducción de los salarios de los traba(adores& de dos pesos diarios a uno& para entrar en vi"or desde el 1Q de (ulio. 136 l c!rculo participó al menos para o#recer apoyo moral y enviar al"unas contribuciones a los huel"uistas. <os mineros exi"!an la reinstitución de su salario ori"inal y& adem8s& la reducción del horario de traba(o& de 18 a 16 horas diarias. *unque se toparon con una severa represión y no lo"raron los ob(etivos de la huel"a& su acción desató una oleada de protesta en la prensa re"ular de la ciudad de $%xico& la que exi"!a que el "obierno de <erdo tomara medidas en%r"icas en contra de Lla nueva y peli"rosa t8ctica de la huel"aM. stimulados por su limitado %xito y probablemente por los encendidos art!culos en &l -ocialista& los mineros #ormaron una Lsociedad de resistenciaM. l "obierno& incitado por la indi"nación p'blica contra los huel"uistas& deportó secretamente a muchos de ellos a 9ampeche y a Rucat8n.13F Ena suerte similar corrieron los traba(adores de la #8brica <a 4ama $ontaIesa& quienes a'n padec!an los e#ectos económicos de un mercado inestable y re"ionalmente limitado. * ra!) de un paro iniciado el 9 de septiembre& las tropas militares obli"aron a los huel"uistas a volver a sus puestos. *parentemente& en esa ocasión los traba(adores no pudieron recibir ayuda al"una del 7ran 9!rculo de la ciudad de $%xico& ni #ormar una or"ani)ación permanente para Lla protección de sus interesesM ante los patrones.138 >urante el per!odo 18FG?18FQ& pese a se"uir siendo una minor!a poderosa dentro del 7ran 9!rculo& sobre todo "racias a los dele"ados enviados por las sociedades mutualistas ba(o su control& los anarquistas de a"ruparon. Buscaban dominar el mayor n'mero posible de "rupos& y nuevamente lo"raron crear una he"emon!a en la +ociedad *rt!stica .ndustrial. 139 *dem8s de se"uir con sus actividades desde el interior de cuantas bases le"!timas y establecidas del movimiento obrero pod!an& al parecer tambi%n quer!an utili)ar los recursos m8s amplios de la +ociedad *rt!stica a #in de hacer avan)ar su pro"rama& y muy especialmente el cooperativismo ba2uninista. <a +ociedad *rt!stica se convirtió as! en su centro de operaciones& y temporalmente disolvieron <a +ocial. 4undaron el periódico& &l .brero #nternacional Lór"ano o#icial de la +ociedad *rt!stica .ndustrialM& que se convirtió en un elemento importante de la campaIa para crear un movimiento cooperativista #actible. 3elatti describió este anhelo/ LNosotros& pobres niIos soIadores de la i"ualdad entre los hombres& sean cuales #ueran sus clases y colores& nos se"uiremos ocupando de este asunto& demostrando la necesidad que hay de reali)arloO respetamos todas las opiniones& pues internacionales y socialistas& deseamos las pa) entre los hombres& y la verdadera pr8ctica de estas sublimes palabras/ <ibertad& ."ualdad y 4raternidadM.1H0 $otivada por las duras realidades de la nueva clase obrera urbana& la ideolo"!a anarquista mexicana sustituyó el mutualismo con el cooperativismo de Ba2unin& o el colectivismo. *l or"ani)ar la producción y las comunidades que comerciali)ar!an sus productos comunalmente& y comprar!an de "rupos similares& los cooperativistas cre!an que los intereses de los traba(adores se ver!an prote"idos contra los elementos m8s poderosos de la sociedad
1+. 1+/

Ibid.$ , de agosto de 1-0%. Para una discusión 6Is co6"leta de las "rolongadas di7icultades econó6icas Cue su7rieron los o"erarios de <eal del Monte en la "ri6era 6itad del siglo O3O$ éase <o&ert (. <andall$ Real del "onte$ ". %.0. 1+0 l -ocialista$ 1- de agosto de 1-0%8 éase ta6&ién los artículos de <icardo Gelatti en l 4brero Internacional$ + de no ie6&re = 1Q de dicie6&re de 1-0,. 1+l 4brero Internacional$ / de octu&re de 1-0,. 1+1 Ibid.$ +1 de agosto de 1-0,. 1,) Ibid.
23

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

capitalista. <os anarquistas consideraban inadecuadas a las sociedades mutualistas porque no o#rec!an un pro"rama completo para la trans#ormación de la sociedad ale(ada del capitalismo. *r"Z!an tambi%n que los LespeculadoresM capitalistas y sus Lde#ensoresM& o sea el "obierno& no eran cuestionados por los mutualistas& quienes no hac!an nin"'n es#uer)o por borrar las di#erencias entre ricos y pobres& poderosos y d%biles. <os cooperativistas mexicanos del si"lo -.- aplicaron un en#oque directo y simple al desarrollo de su sistema. 9omprend!a %ste a "rupos de artesanos y]o traba(adores comunes unidos para la protección de sus productos e intereses. n 18F6 6os% $ar!a 7on)8le) explicó el sistema/ LEna ve) establecida una compaI!a cooperativaO se establecen inmediatamente almacenes de consumo de e#ectos de primera necesidadO 9uando el #ondo aumenta& se establecen talleres para dar traba(o al socioO con esto se consi"ue hacer independiente al traba(ador del capitalista& y hacer subir el precio del traba(oM. 1H1 <a ideolo"!a anarquista conceb!a al cooperativismo como un creciente movimiento que en poco tiempo incluir!a a todo el mundo. n $%xico& los diri"entes obreros libertarios socialistas presionaban a los traba(adores para #ormar un sistema de comunidades i"ualitarias& coherente con la teor!a anarco?colectivista contempor8nea y con la reciente experiencia campesina de muchos traba(adores en los pueblos libres. <as comunidades ser!an económicamente autosu#icientes y con la capacidad de existir separadas de una sociedad capitalista "obernada por una nación? stado& aunque desde un punto de vista "eopol!tico permanecer!an dentro.1HG 9onsideraban al "obierno como el obst8culo hacia el lo"ro de una per#ección social. 7on)8le) cre!a que el colectivismo era el medio para eliminar la necesidad de "obierno y la in(usticia social que de#end!a. 3elatti ve!a a las cooperativas como a"resivas unidades obreras& en combate contra el capitalismo/ NAermanos/ los traba(adores todos del universo& cansados de ser esclavos y v!ctimas de la ambición desen#renada de los capitalistas& traba(an sin descanso por ser libres y lo"rar su emancipación de la odiosa tutela que hoy les roba el #ruto de sus manos& del enemi"o de su traba(o& el capitalO 3uestros derechos como traba(adores no existen& se os roba miserablementeO V0od%is continuar siendo el ob(eto de tanta explotaciónW V9onsentir%is en que se os si"an imponiendo tantas "abelasW No, mil veces noO <a #ormación de un #ondo colectivo ser8 el que pod8is poner #rente a #rente del propietario que os explota. <os traba(adores que no se asocian son parte de la miseria y de la ambición. <a asociación& para que sea ben%#ica& debe tener por base la unión de sus pros%litos. <a asociación es el arma del obrero contra el abuso del poderoso. l obrero debe en todo tiempo y lu"ar de#ender el #ruto de su traba(oO
1,1 1,%

9osé María 'onzIlez$ ;La sociedades 6utualistas?$ en l 6i*o del Traba*o$ / de agosto de 1-0/. Dsto es lo Cue sucedió entre 11+, = 11+1 en el Le ante = en el GieBo Aragón en Ds"aFa8 éase Jug! T!o6as$ ;Agrarian anarc!ist collecti es in t!e >"anis! ci il Par?$ en Martin 'il&ert$ @co6".A$ A century of conflict, $:(;' $%(;$ "". %,.*%/+.
22

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

=ened presente que la unión es la #uer)a.P1H3 * lo lar"o de todo 18F0& los anarquistas e#ectuaron una vi"orosa y continua campaIa por una sociedad colectivista. =uvieron al"o de %xito. n 18FG& 3elatti convirtió a un "rupo mutualista& la +ociedad 0ro"resista de 9arpinteros& al cooperativismo. n esa %poca& el 9!rculo inició un tena) es#uer)o por construir un sistema de talleres cooperativos. Aacia #ines de 18FG se hacia un intento "eneral por or"ani)ar a las sociedades mutualistas como cooperativas. 6uan de $ata 1ivera& un simpati)ante socialista utópico& se unió como diri"ente a esta 'ltima estrate"ia. n una reunión "eneral del 9!rculo& leyó en vo) alta la 'istoria de las asociaciones obreras e &uropa& de 4ernando 7arrido. l libro ensal)aba las virtudes del colectivismo.1HH 0osteriormente en una reunión especial de celebración del 9!rculo& el 16 de septiembre de 18F3& 3elatti pronunció el discurso si"uiente en el que ur"!a a los miembros a adoptar el cooperativismo/ NRa no m8s co#rad!as& #undemos sociedades cooperativas de consumo y sociales& e internacionales& y %stas s!& no lo dud%is& nos levantar8n y en"randecer8n, por todas partes talleres& #8bricas& molinos y empresas #errocarrilerasOP 3elatti aclaró todo posible malentendido sobre sus motivos para considerar al cooperativismo como un sustituto necesario del capitalismo/ NS l capitalT Ae aqu! el temible enemi"o del obrero, no basta a su ruin ambición el hambre& las la"rimas y los su#rimientos sin #in que acosan a los obreros al declararse en huel"a& sino que desea todo para s!& reba(ando los salarios que ya son demasiado cortos y me)quinos, por todo el valle vemos continuas huel"as llevadas a cabo por los obreros de diversas #8bricas que pre#ieren una y mil veces el su#rimiento que se"uir aumentando el capital de sus patrones& que d%spotas y tiranos& se constituyen en reye)uelos para en"ordar co#res con el sudor de aquellos que necesitan traba(ar para atender a las primeras necesidades de la vidaP.1HQ <os anarquistas no cre!an que la 1e#orma per se #uera& a #ines del si"lo -.-& el inicio del ascenso al poder de una nueva y potente bur"ues!a& cuya creciente #uer)a proven!a del nuevo modo de producción de bienes& es decir& es sistema de #8bricas. *ceptaban& m8s bien& la creencia popular contempor8nea que con optimismo consideraba a la 1e#orma como un per!odo pro"resista de nuevas esperan)as para los traba(adores urbanos y rurales y para los artesanos. +in embar"o& con la pr8ctica de la huel"a y el moderno con#licto de clases durante la d%cada de 1860& los propietarios de #8bricas se convirtieron pronto en el principal enemi"o y ocuparon su puesto a lado de los tradicionales rivales de los artesanos y obreros militantes/ la oli"arqu!a conservadora& con lo que pronto merecieron el ep!teto de Lcapitalistas voracesM. 0ese a la incapacidad de los anarquistas para reconocer las verdaderas implicaciones pol!ticas de la 1e#orma& no cabe duda de que conceb!an con realismo a la sociedad mexicana. 1econoc!an que la 1e#orma era el anuncio de una nueva era industrial. +ab!an evaluar el potencial de la revolución industrial. +e que(aban del subdesarrollo y el dislocamiento económico que produc!an las nuevas #8bricas. >estacaban la necesidad de un pro"rama de desarrollo a"rario que #uera #inanciado por bancos de cr%dito a"r!cola re"ionales con el #in de aumentar la producción a"r!cola y aliviar las penurias de los campesinos. *ceptaban la intensi#icación de la industriali)ación& pero de manera muy distinta a los capitalistas. *tacaban
1,+ 1,,

<icardo Gelatti$ artículo en l 4brero Internacional$ 11 de no ie6&re de 1-0,. <osendo <oBas Coria$ Tratado de cooperativismo me#icano $ "". 1%. = 1-/. Dl li&ro de 4ernando 'arrido$ 6istoria de las asociaciones obreras en uropa $ :arcelona$ %- de 6a=o de 1-/,$ se encuentra en la :i&lioteca Arus$ :arcelona. 'arrido era uno de los intelectuales socialistas li&ertarios 6Is "ro6inentes de Ds"aFa en su é"oca. 1,. ;3nstalación del 9unta Directi a del 'ran Círculo de N&reros?$ en l -ocialista$ %1 de se"tie6&re de 1-0+.
2/

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

las miserables condiciones sociales y las instituciones pol!ticas LatrasadasM de $%xico& entre las que contaban a la ."lesia y al omnipresente e(%rcito. 9onsideraban los sentimientos nacionalistas como el or"ullo de ser mexicano y apelaban a estos sentimientos para poder en#rentar a los Linsolentes stados EnidosM. <os anarquistas sosten!an que el sistema capitalista pon!a de una manera inhumana las car"as m8s pesadas en hombros de la clase obrera. 0ropon!an como alternativa sustituir estos m%todos por una sociedad libertaria socialista basada en cooperativas. +u campaIa a #avor del cooperativismo inclu!a la or"ani)ación de nuevas asociaciones obreras urbanas que retomaban actividades de "rupos or"ani)ados anteriormente& as! como la producción constante de art!culos para periódicos de la clase obrera& como por e(emplo &l 'i%o del Traba%o &l .brero #nternacional y &l -ocialista. +u "ran momento de %xito se produ(o en 18F6& cuando or"ani)aron a un barrio de clase obrera de la ciudad de $%xico& la 9olonia :brera de Buenavista& en una cooperativa que se llamó *sociación 9ooperativa de 9onsumo de :breros 9olonos. 6os% $uI')uri& emi"rado espaIol miembro de <a +ocial y editor de &l 'i%o del Traba%o& #ue el presidente. $uI')uri conmemoró el acontecimiento en un editorial/ N+ólo la unión del pueblo obrero& del pueblo productor que ha sido siempre el (u"uete del "obernante& puede hacer su #elicidadO ya no m8s miseria& ya no m8s maldiciones. Enión para ser #elices, unión para remediar y corre"ir abusos y evitar cr!menesP.1H6 0ersist!an& no obstante& las malas condiciones de traba(o& contribuyendo al crecimiento del movimiento obrero& al anarquismo y a las ideas radicales. 0ara 18FH& el n'mero de miembros del 9!rculo hab!a lle"ado aproximadamente a los 8000.1HF +e"u!a creciendo& pero su moderada dirección lo colocaba en una posición vulnerable ante la cr!tica radical. 0ara 18F6& los miembros anarquistas del 9!rculo comen)aron a adquirir venta(a sobre los moderados. No estaban de acuerdo con que se aceptara dinero del "obierno& con que se #ormara una serie de Lsindicatos de compaI!aM subvencionados por los propietarios de #8bricas en unión con la dirección del 9!rculo& y tampoco estaban de acuerdo con el recha)o del 9!rculo& decidido por la camarilla diri"ente& de apoyar una huel"a importante en la #8brica <a 4ama $ontaIesa. =ambi%n atacaron vi"orosamente a &l -ocialista por la posición cada ve) m8s conservadora de sus editoriales.1H8 *l inicio de la d%cada de 18F0 se propa"ó la opinión de que se necesitaba una or"ani)ación obrera a nivel nacional& y hacia #ines de 18FQ se dieron los primeros pasos para convocar un con"reso nacional de traba(adores.1H9 Aac!a mucho que los anarquistas apoyaban esta idea& y ya desde 1869 3illanueva ven!a traba(ando en ella. l editor de &l -ocialista& $ata 1ivera& ami"o de 1hoda2anaty& presentó la propuesta #ormal para un con"reso nacional de traba(adores ante una (unta especial desi"nada por el 9!rculo para que estudiara el proyecto. 1Q0 *parentemente la (unto lo llevó a cabo con bastante %xito& porque el 9on"reso 7eneral :brero de la 1ep'blica $exicana& con el apoyo del 9!rculo& se reunió por primera ve) el Q de mar)o de 18F6 en el salón de la +ociedad *rt!stica .ndustrial& con 3Q dele"ados de entre los que lle"ar!an a ser un total de F3 asistentes.1Q1

1,/ 1,0

9osé MuF5zuri$ artículo "u&licado en l 6i*o del Traba*o$ %) de agosto de 1-0/. l 4brero Internacional$ %0 de octu&re de 1-0,. 1,l 6i*o del Traba*o$ 1Q = %% de 6a=o8 % de Bulio = %0 de agosto de 1-0/. 1,1 La "ri6era re7erencia registrada al Congreso 2acional de N&reros "uede encontrarse en ;Los o&reros de >an Luis Potosí?$ en l -ocialista$ 1. de octu&re de 1-01. Dsta necesidad se discutió re"etida6ente en las "Iginas de l 6i*o del Traba*o en 1-0/$ l 4brero Internacional$ en 1-0,$ = l -ocialista durante el "eríodo Cue a de 7ines de 1-0. a todo lo largo de 1-0/. 1.) l -ocialista$ %0 de 7e&rero de 1-0/. 1.1 Ibid.$ . de 6arzo de 1-0/.
26

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

se primer con"reso pasó casi todo su tiempo ocupado en los tediosos detalles de la or"ani)ación de comit%s especiales& y en la elección de #uncionarios. 0ese a que el 9!rculo lo apoyaba& nin"uno de los miembros de la #acción conservadora #ue electo para la dirección del con"reso. 6os% $uI')uri #ue el 'nico #uncionario electo entre los elementos con orientación anarquista.1QG <os "rupos m8s radicales estuvieron representados por dele"ados de diversas or"ani)aciones& incluida la +ociedad *rt!stica .ndustrial.1Q3 l hecho de que se eli"ieran al"unos dele"ados de las #acciones radical y moderada del movimiento obrero de la ciudad de $%xico& habitualmente anta"ónicas& resultó probablemente de un esp!ritu inicial de cooperación, sin embar"o& como los #uncionarios ocupaban los car"os por per!odos de un mes& posteriormente ambos lados se vieron #recuentemente representados.1QH l mani#iesto del con"reso nacional conten!a cl8usulas que permiten ver la persistente propa"ación de la ideolo"!a Llibertaria socialistaM en $%xico. .nclu!a peticiones de L"arant!as socialesM y empresas cooperativistas& Lla emancipación del traba(adorO que se proporcione traba(o al artesano& con independencia del particular y del capitalista& para ponerlo a cubierto de la miseria y auxiliarlo en sus en#ermedadesM.1QQ stas demandas repet!an& casi palabra por palabra& la retórica utili)ada en muchas ocasiones anteriores por 1hoda2anaty& 3elatti y 6os% $ar!a 7on)8le). <a +ocial #ue reor"ani)ada el F de mayo de 18F6. n el discurso de inau"uración& 1hoda2anaty destacó la necesidad de la asociación para ayudar al desarrollo de las incipientes ideas cooperativistas& crear una or"ani)ación obrera internacional y constituir un "rupo revolucionario de Lvan"uardiaM.1Q6 <a +ocial mandó una dele"ación de Q miembros al con"reso& "esto que indicaba claramente cómo esperaba poder in#luir al m8ximo en la pol!tica de la or"ani)ación obrara nacional.1QF ntre los representantes de <a +ocial al con"reso se encontraban dos mu(eres& y en un debate abierto durante una sesión "eneral& el incon#orme socialista& $ata 1ivera& se opuso a su presencia. n su intervención de(ó ver la tradicional hostilidad masculina a que las mu(eres desempeIaran un papel activo en los asuntos p'blicos. *unque ten!a a 1hoda2anaty y a <a +ocial en alta estima& declaró que el admitir dele"adas al con"reso violaba un precedente. $uI')uri& como editor de &l 'i%o del Traba%o& ya ór"ano o#icial del 9!rculo& condu(o el debate apoyando a las mu(eres. l editor de &l -ocialista& un cooperativista y ami"o de 1hoda2anaty& pero tambi%n estrechamente conectado a la #acción moderada de 1omero& se opuso a $uI')uri& cuyo periódico representaba los elementos m8s militantes en lo concerniente a la participación de la mu(er en el con"reso. No obstante& las di#erencias de ambos "rupos #ueron m8s all8 del tema que se discut!a. &l 'i%o del Traba%o criticaba a los moderados de la dirección del 9!rculo y al &l -ocialista a causa de su deseo de participar en la pol!tica nacional& y su incapacidad de adoptar una posición m8s #avorable respeto a la or"ani)ación del movimiento cooperativista. l debate se prolon"ó y a"udi)ó. >e#endi%ndose& $ata 1ivera de(ó ver lo que %l cre!a que deb!a ser el papel del 9!rculo cuando a#irmó ante el con"reso que el 9!rculo Lse"u!a siendo disc!pulo #iel de +antia"o 3illanueva& quien era contrario a toda autoridadM. *claró que ni %l ni los directores del 9!rculo estaban abdicando a la de#ensa de la clase obrera& sino que luchaban por Lla abolición del salarioM. 9oncluyó diciendo/ LSNo m8s ricos y pobres& seIores y siervos& "obernantes y "obernados& capitalistas y operariosT +omos todos hombres deba(o del mismo cielo y en #rente del mismo traba(o (usto y di"noM.1Q8

1.% 1.+

9osé C. Galadés$ ;Dl .) ani ersario del Pri6er Congreso N&rero en A6érica?$ en La )rotesta$ a&ril de 1-%/. l -ocialista$ %1 de 6arzo de 1-0/. 1., Por eBe6"lo$ éase ibid.$ 11 de Bunil de 1-0/. 1.. ;Mani7iesto?$ ibid.$ %+ de a&ril de 1-0/. 1./ l 6i*o del Traba*o$ 1 de 6a=o de 1-0/. 1.0 l -ocialista$ 0 de 6a=o de 1-0/8 = l 6i*o del Traba*o$ 1 de 6a=o de 1-0/. 1.;>o6os todos !o6&res &aBo un 6is6o cielo = con derec!o a la 6is6a Busticia = dignidad en nuestro tra&aBo? @Galadés$ ;Dl .) Ani ersario?A.
20

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

<a asamblea apoyó a $uI')uri& y por primera ve) en la historia del movimiento obrero mexicano& las dele"adas ocuparon un lu"ar en la or"ani)ación nacional. 1Q9 No cabe duda que las pasiones "eneradas por la rivalidad de varios aIos condicionaron la decisión del con"reso tanto como las consideraciones %ticas de los derechos de las mu(eres, sin embar"o& su admisión tuvo consecuencias duraderas. * partir de ese momento& los contratos de traba(o ne"ociados conten!an cl8usulas protectoras para obreras y niIos& y no pasó mucho tiempo antes de que las mu(eres se volvieran importantes en los asuntos del con"reso. 160 <os anarquistas ahora& adem8s de los avances lo"rados por las mu(eres& y el amplio apoyo recibido en el con"reso& constitu!an una #uer)a que deb!a tomarse en cuenta. >urante 18F6 si"uió aumentando el apoyo que recib!an en el con"reso. +u constante propa"anda en todo el pa!s poco a poco comen)ó a a#ectar el equilibrio de poder en la ciudad de $%xico. 0or aIadidura& en (unio& sólo un mes despu%s del debate sobre las dele"adas& hab!a aumentado la representación de <a +ocial en el con"reso con la aparición de 1hoda2anaty& 6uan B. 3illarreal& varisto $e)a y 9ol!n y <ópe). 161 stos hombres constitu!an un contin"ente #ormidable en el con"reso a causa de su reputación en el movimiento obrero como a"entes muy persuasivos de su causa. 0ara 18F6& las divisiones dentro del movimiento se hab!an vuelto mucho m8s comple(as que el obvio con#licto entre moderados y anarquistas. Ena "uerra civil con tres #rentes& entre elementos qua apoyaban las aspiraciones presidenciales de <erdo de =e(ada qui%n buscaba la reelección& 0or#irio >!as y 6os% $ar!a ."lesias& revelaba las di#erencias. <os anarquistas se opon!an a la participación de la clase obrera en esta lucha porque& dec!an& no era m8s que un choque entre individuos pele8ndose el poder. +e que(aban de que toda esta "uerra destru!a la econom!a nacional y costaba la vida a obreros y campesinos& quienes& dec!an los anarquistas& eran los que peleaban sin nada que "anar& independientemente del resultado de la lucha.16G <os diri"entes moderados del 9!rculo si"uieron apoyando a <erdo durante la lucha, otros miembros #avorec!an a ."lesias a causa de tecnicismos le"ales que le"itimaban la candidatura.163 0ero era >!a) quien ten!a el mayor apoyo debido a su ho(a de servicios sobresaliente como o#icial del e(%rcito liberal de 6u8re) y tambi%n a causa de las promesas m8s bien va"as re#erentes a la re#orma social que hab!a hecho a los traba(adores en su plan de =uxtepec.16H l incumplimiento de estas promesas contribuyó posteriormente a exasperar a'n m8s a la clase obrera y a aumentar el apoyo para los anarquistas. n (unio de 18F6 la situación se volvió m8s complicada todav!a& cuando los que apoyaban a <erdo& incluyendo al personal de &l -ocialista& "aranti)aron este apoyo y se retiraron del 9!rculo porque los simpati)antes de >!a) ya dominaban.16Q ste acontecimiento si"ni#icó la muerte eventual del 9!rculo ori"inal. ntre 18F6 y 18F8 otros "rupos disidentes se unieron a los anarquistas extremistas en un boicot al 9!rculo a causa de sus simpat!as por >!a). =ras su salida& las #ilas del 9!rculo disminuyeron a'n m8s por la retirada de muchos anti"uos se"uidores de >!a). *tra!dos ori"inalmente por las promesas de re#ormas pro"resistas del nuevo presidente& pronto se desilusionaron al ver su lentitud en reabrir &l 'i%o del Traba%o& que <erdo hab!a cerrado en octubre de 18F6.166 n 18FF y 18F8& >!a)& tras esta o#ensa& permitió la
1.1 1/)

l 6i*o del Traba*o$ %% de 6a=o de 1-0/8 éase ta6&ién un artículo de 9uana la Progresista. Ibid.$ %) de dicie6&re de 1-018 1/ de 6a=o de 1--). 1/1 l -ocialista$ 11 de Bunio de 1-0/. 1/% Géase$ "or eBe6"lo$ los artículos de 9uan Gillarreal = 9osé María 'onzIlez en l 6i*o del Traba*o$ %, de dicie6&re de 1-0/. 1/+ l -ocialista$ %. de Bunio de 1-0/. 1/, Géase los nu6erosos artículos ensalzando las irtudes de Díaz = del "lan de Tuxte"ec en l 6i*o del Traba*o$ durante 1-0/. 1/. l -ocialista$ %. de Bunio de 1-0/. 1// l 6i*o del Traba*o$ 1, de dicie6&re de 1-0/.
28

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

expulsión de unas 600 #amilias campesinas del 1ancho de +an 3icente& en el estado de +an <uis 0otos!& por hombres armados de la hacienda de las Bocas haciendo caso omiso de las vehementes y tenaces protestas de los periódicos de clase obrera de la ciudad de $%xico. 16F =odo esto& unido al incumplimiento de sus promesas de ayudar a los traba(adores& dio por resultado una dr8stica reducción del n'mero de se"uidores de >!a) en el movimiento obrero. 0ara 18F8& el 9!rculo no era m8s que un esqueleto de or"ani)ación con pocos& si es que al"uno& miembros activos.168 6os% $ar!a 7on)8le)& un escritor que expresaba con toda #ranque)a sus puntos de vista anarquistas en art!culos que durante aIos hab!an aparecido en &l 'i%o del Traba%o& #ue quien condu(o el ataque en contra de la dirección pro >!a) del 9!rculo acus8ndola de recibir re"alos& dinero y puestos del "obierno. En vocal cooperativista& 4rancisco de 0aula 7on)8le)& que era quien rempla)aba a $uI')uri como editor de &l 'i%o del Traba%o& utili)ó el periódico como medio principal de propa"anda de los car"os que se hac!an al 9!rculo. n 18F8 estos dos hombres apoyaron la #ormación de una or"ani)ación obrera rival& el 7ran 9!rculo de :breros de 5acatecas.169 =an pronto como el nuevo "rupo se estableció en 5acatecas& comen)ó a solicitar la a#iliación de otros "rupos obreros. 1ecibió mensa(es de apoyo de sociedades obreras de todo el centro de $%xico. Eno de los respaldos m8s importantes que recibió provino del "eneral =rinidad 7arc!a de la 9adena& hombre poderoso en 5acatecas que o#reció su protección al nuevo "rupo. :tra "ran mani#estación de apoyo para los )acatecanos& proven!a de las asociaciones de obreros de =lalpan& +an .lde#onso& 9ontreras& 1!o Aondo y <a 9olmena.1F0 * continuación& los insur"entes )acatecanos establecieron una rama de su or"ani)ación en la ciudad de $%xico& que posteriormente #ue conocida como la 0rimer +ucursal. n poco tiempo los anarquistas dominaron tanto al con"reso como la nueva +ucursal y lo"raron hacer ele"ir a miembros de <a +ocial para los dos car"os m8s altos de cada una de estas or"ani)aciones. n el con"reso& los dele"ados eli"ieron a 9armen Auerta como presidente& y a 6os% $ar!a 7on)8le) como primer secretario. n la nueva +ucursal& #ue 6uan B. 3illarreal& un emi"rado espaIol y cooperativista& quien "anó la presidencia& y 4%lix 1iquelme se convirtió en primer secretario. 0ara este momento del si"lo -.-& la in#luencia anarquista en la clase obrera mexicana hab!a lle"ado a la c'spide. <os l!deres que a'n quedaban en el a"oni)ante 9!rculo de la ciudad de $%xico trataron de desacreditar a los insur"entes )acatecanos ante las #ilas obreras acus8ndolos& no sin cierta ra)ón& de ser partidarios de 7arc!a de la 9adena para la presidencia de la 1ep'blica& pero estos car"os ca!an en o!dos sordos. 1F1 <a mayor!a de los moderados apoyaba a 7arc!a de la 9adena por su simpat!a hacia el movimiento obrero& pero los militantes de <a +ocial y de &l 'i%o del Traba%o& que ahora dominaban el con"reso y la +ucursal en la ciudad de $%xico& les opusieron resistencia y publicaron una proclama en la que protestaban porque al"unos miembros del "rupo de 5acatecas se estaba me)clando en la campaIa pol!tica. <os escritores de &l 'i%o del Traba%o atacaban a 7arc!a de la 9adena por sus ambiciones pol!ticas& pese a que anteriormente hab!a desempeIado el papel de salvador del 9!rculo de 5acatecas& cuando %ste se en#rentaba a la oposición del presidente >!a).1FG

1/0

Géase ibid.$ % = 1 de dicie6&re de 1-008 = nu6erosos artículos en ibid.$ La Internacional = l -ocialista a lo largo del "eríodo de dos aFos. 1/l 6i*o del Traba*o$ + = 10 de 7e&rero de 1-0-. 1/1 Ibid.$ / = 1+ de a&ril de 1-01. 10) Ibid. 101 Ibid.$ 1/ de 6a=o de 1--). 10% Ibid.$ %. de a&ril = 1/ de 6a=o de 1--).
29

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

l ascenso al poder de 0or#irio >!a) hi)o que se aliaran "rupos obreros anti >!a) como el de los anarquistas& los anti"uos se"uidores de <erdo& que no quer!an aceptar al nuevo presidente& y la mayor!a de los moderados que primero se le unieron& lue"o se decepcionaron y #inalmente se opusieron a %l. stos "rupos se aliaron a #in de mantener libre del dominio del "obierno de >!a) al movimiento obrero. l 9!rculo de 5acatecas& y su +ucursal en la ciudad de $%xico& constitu!an la alternativa al 9!rculo dominado por >!a) en la capital. >urante la campaIa presidencial de 1880& el 9!rculo de 5acatecas dio a conocer su apoyo a 7arc!a de la 9adena. <os anarquistas& que anticipaban este "esto& se opusieron a %l. <a mayor!a de los dele"ados al con"reso lo respaldaron& pero ya para esta %poca un creciente sentimiento de unidad en las or"ani)aciones obreras& resultado del es#uer)o de tener que en#rentar al r%"imen de >!a)& imped!a que los "rupos se separaran por una cosa as!. <a de#ensa pol!tica se hac!a en nombre de un socialista democr8tico que se opon!a a un "obierno mutuamente odiado, y %ste era el candidato 7arc!a de la 9adena& apreciado por el movimiento obrero e incluso por los anarquistas& quienes a pesar de que no aprobaban nin"una candidatura& lo respetaban por su oposición pol!tica radical y pro obrera& la que rea#irmó durante la campaIa.1F3 <a pro#undidad del desacuerdo de los anarquistas con quienes apoyaban la participación pol!tica del 9!rculo de 5acatecas& del con"reso o de la +ucursal& dio por resultado una reunión de masas que se llevó a cabo el 1H de diciembre de 18F9 en el parque 9olón de la ciudad de $%xico. l con"reso se reunió para instaurar a sus #uncionarios recientemente electos, de %stos& 6os% $ar!a 7on)8le) JvicepresidenteK& y 6os% 1ico Jprimer secretarioK& eran miembros de <a +ocial. n el parque se con"re"aron cerca de cinco mil personas car"adas de banderas ro(ine"ras& al"unas de las cuales llevaban la inscripción L<a +ocial& <i"a .nternacional del 6uraM. En "ran estandarte ne"ro& en el que se le!a L<a +ocial& 7ran <i"a .nternacionalM cubr!a el #rente de la plata#orma del orador. <a reunión pronto se convirtió en un debate entre las #i"uras m8s importantes sobre si los LsocialistasM "enuinos deber!an o no tomar parte en las actividades de una or"ani)ación como el con"reso si %ste participaba activamente en la pol!tica. 4rancisco de 0aula 7on)8le)& el nuevo editor de &l 'i%o del Traba%o& 9armen Auerta& *lberto +anta 4e& un de#ensor del a"rarismo& 4ortino 9. >iosdado& de <a +ocial& y $ata 1ivera pronunciaron discursos simpati)ando con la pol!tica de <a +ocial. l nuevo presidente del con"reso& $anuel 1ay y 7u)m8n& pidió a los miembros de <a +ocial que si"uieran apoyando al con"reso aun si no pod!an aceptar la idea de la participación pol!tica. <os oradores #inalmente acordaron permitir que los "rupos a#iliados y sus miembros individuales tomaran sus propias decisiones& y concluyeron& Ltratando de convencer a los traba(adores que militaban en <a +ocial& de que su aislamiento era per(udicial para la clase obreraM. l con"reso no apoyó a 7arc!a de la 9adena.1FH >ebido a que los dele"ados al con"reso constitu!an un #uerte v!nculo con la clase traba(adora mexicana& los anarquistas los consideraban un veh!culo importante para el constante desarrollo de su causa. En e(emplo de cómo avan)aban en este sentido #ue el apoyo del "rupo de dele"ados a la posición anarquista de no participación pol!tica. <as condiciones pol!ticas los obli"aban a una participación lo m8s estrecha posible con el con"reso por si los elementos pro >!a) se trataban de in#iltrar para dominar la or"ani)ación. 0ero otro motivo m8s importante a'n era que los miembros de <a +ocial quer!an trans#ormar el con"reso obrero en una or"ani)ación masiva Ltipo sombrillaM. 0royectaban crear un "rupo que ser!a similar en naturale)a a la 9on#ederación Nacional del =raba(o que hab!a sur"ido en la spaIa del si"lo --. >esde el con"reso& <a +ocial constituir!a el !mpetu ideoló"ico y or"ani)ativo.1FQ >urante 18FF y 18F8& <a +ocial si"uió or"ani)8ndose& alcan)ando la cumbre de su #uer)a en los aIos 18F9?188G. n
10+

Ibid.$ 'arcía de la Cadena tenía un largo e i6"resionante récord de a"o=o a los 6o i6ientos agrario = ur&ano. Para 6Is detalles éase Trinidad 'arcía de la Cadena$ 'eneral de la :rigada$ ex"ediente 1.*+1.$ Arc!i o Jistórico de la De7ensa 2acional @AJD2A. 10, l -ocialista$ 1- de dicie6&re de 1-018 l 6i*o del Traba*o$ 1, = %) de dicie6&re de 1-01. 10. ;Mani7iesto de La >ocial?.
/0

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

18F8 dec!a tener 6G secciones re"ionales traba(ando en centros urbanos por todo el pa!s. 1F6 <os anarquistas se hab!an convertido en la mayor #uer)a del movimiento obrero mexicano. * principios de 1880 se"u!an dominando el con"reso que& en 1881& tras su reor"ani)ación y re"istro o#icial en la *sociación .nternacional de =raba(adores anarquistas& de base europea& ase"uró tener un centenar de sociedades a#iliadas y un total de Q0G36 miembros re"istrados.1FF <os miembros del con"reso apoyaron a los anarquistas entre 18F9 y 188G debido en parte al caos y desesperación que la "uerra civil de 18F6 hab!a ocasionado& y tambi%n porque muchos de estos miembros cre!an que las decepcionantes y opresivas pol!ticas del r%"imen de >!a) cumpl!an las lamentables pro#ec!as de los anarquistas sobre la vile)a del "obierno nacional. <os anarquistas lo"raron asimismo propa"ar su ideolo"!a a causa de las condiciones sociopol!ticas crónicamente desesperantes de la clase obrera urbana& as! como debido a un es#uer)o proselitista persistente de los or"ani)adores de base. Ena de sus armas principales era la prensa obrera. *dem8s del es#uer)o constante que hac!a en periódicos como &l 'i%o del Traba%o& &l .brero #nternacional y &l -ocialista& <a +ocial p'blico La #nternacional durante los 'ltimos seis meses de 18F8. ditado por 4rancisco 5alacosta& conten!a art!culos de orientación anarquista escritos por miembros de <a +ocial como 1hoda2anaty& 4%lix 1iquelme& 6os% 1ico y 4rancisco =i(era. 9ada n'mero conten!a su pro"rama de doce puntos& que& entre otras cosas ped!a una L1ep'blica social universal. Ena indivisible administración municipal autónoma. mancipación rehabilitaria y educación inte"ral. :r"ani)ación del #alansterio societario& abolición del salario y nivelación "radual y equilibrada de la propiedadO lucha contra los enemi"os de la humanidadO consa"radaO a la de#ensa de los pueblos. 1edención de la clase obrera y proletariaM. *poy8ndose en su reci%n conquistada #uer)a& los anarquistas hablaban abiertamente de una violenta Llucha contra los enemi"os de la humanidadM. *unque en su mayor!a artesanos& los l!deres anarquistas procuraron siempre identi#icarse con y actuar como los Lvoceros o#icialesM de los elementos m8s humildes y oprimidos del pueblo. 1F8 4ueron consistentes en su oposición al "obierno y en su llamado para una reor"ani)ación del poder pol!tico y económico mediante el desarrollo de un orden cooperativista social.

CAPÍTULO V EL ANARQUISMO DEL SIGLO XIX Y EL MOVIMIENTO AGRARIO

>urante la se"unda mitad del si"lo -.-& cuando $%xico iniciaba un "radual proceso de industriali)ación y urbani)ación& el campo& aparentemente tranquilo& experimentó una inquietud a"raria de ma"nitud sin precedentes desde la revolución de 1810. *trapados entre una creciente población en las mermadas propiedades e(idales y de los pueblos& y las tenencias y exi"encias cada ve) mayores de los "randes propietarios& los campesinos de todo el pa!s& buscaron alivio mediante una me)cla extraordinaria de t8cticas que iban desde las peticiones le"ales y los planes a"rarios hasta la insurrección. <os disturbios a"rarios que periódicamente ocurrieron durante el si"lo -.- #ueron el resultado de un lar"o proceso de desarrollo histórico y sirvieron de preludio a acontecimientos seme(antes y m8s #amosos durante la %poca #unesta de
10/ 100

La Internacional$ %. de agosto = / de octu&re de 1-0-. l -ocialista$ %/ de se"tie6&re de 1--%. 10Para 6Is eBe6"los$ éase sus "rocla6as en cualCuier n56ero de La Internacional.
/1

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

1910?191F. +us causas& naturale)a y si"ni#icado son esenciales para entender un aspecto importante de la historia de $%xico y de la 1evolución mexicana.1F9 <os violentos levantamientos campesinos constituyeron una parte importante de la experiencia colonial en $%xico. * todo lo lar"o de la %poca colonial& el campesinado demostró una disposición a la revuelta que alarmó a las autoridades y obli"ó a que se tomaran medidas considerables de se"uridad& incluyendo la creación de diversos "rupos de "uardias rurales. 180 +in embar"o& antes de 1810 la población a"raria no lle"ó nunca a imponerse. +us mani#estaciones de descontento se vieron siempre aisladas por las condiciones "eo"r8#icas y las malas comunicaciones. =odos los levantamientos #ueron derrotados ya que la población rural no sólo ten!a un armamento in#erior sino tambi%n divisiones internas. <a clase traba(adora rural rara ve) se en#rentó como unidad a los "randes terratenientes. <os diri"entes municipales cooperaban a menudo con el orden imperial espaIol y se opon!an a los elementos rebeldes provenientes de los estratos sociales m8s ba(os de los pueblos. *l"unas veces& las di#erencias raciales entre elementos mesti)os e ind!"enas a"udi)aban e incluso hac!an m8s violentas las divisiones. <as comunidades se disputaban derechos sobre tierra& a"ua y (urisdicciones pol!ticas. Aab!a rivalidades entre los pueblos y los traba(adores de las haciendas& en ocasiones al"o m8s a#ortunados& que en al"unas partes del valle de $%xico recib!an salarios m8s altos que los habitantes de los pueblos libres& adem8s de verse dispensados del impuesto principal que pa"aban sus patrones hacendados.181 0ero con todo y los levantamientos& lo que constitu!a las #ormas m8s comunes del a"rarismo mexicano eran el bandida(e y el milenarismo católico. *l i"ual que las multitudes urbanas preindustriales y preideoló"icas& la protesta preideoló"ica desa#iaba no tanta al stado como los abusos en la administración& las tomas de tierra y las deplorables condiciones que prevalec!an en la localidad. >e esta protesta social y de la presencia de al"unos sacerdotes misioneros radicales& sur"ió la primera ideolo"!a a"raria entre el campesinado/ el milenarismo católico. *l"unos campesinos creyeron que todo cambiar!a y que el tan anhelado ideal de (usticia social se propa"ar!a por toda la tierra. l e#ecto del milenarismo en el campo mexicano a'n no ha sido su#icientemente anali)ado& pero se encuentran testimonios de su presencia en la reli"iosidad del e(%rcito )apatista de la 1evolución y en las redistribuciones espont8neas de tierra que e#ectuaban los e(%rcitos campesinos en su avance diri"ido por sacerdotes revolucionarios como $i"uel Aidal"o y 6os% $ar!a $orelos. <a espontaneidad de estas acciones se ve!a real)ada por el hecho de que estos dos diri"entes ten!an un compromiso menor con la re#orma a"raria que el que mani#estaban sus Lse"uidoresM& quienes se apoderaban de las haciendas& mataban a sus propietarios y ocupaban las tierras. 3aco de ;uiro"a inició la tradición del catolicismo milenarista a"rario mexicano al crear una comuna ind!"ena en +anta 4e en la d%cada de 1Q30. Norman 9ohn ha citado y descrito en uropa su #orma extrema y contempor8nea/

101

Dn los 5lti6os aFos una serie de tra&aBos !an analizado la co6"leBidad de los le anta6ientos agrarios 6exicanos en el siglo O3O. Géase 4riedric! Katz$ ;La&or conditions on !aciendas in Por7irian Mexico: so6e trends and tendencies?$ en 6ispanic American RevieC$ .,$ 7e&rero de 110,$ 3*,08 9o!n J. CoatsPort!$ ;<ailroads and t!e concentration o7 landoPners!i" in t!e earl= Por7iriato?$ en ibid.$ "". ,-*018 = 9ean Me=er$ )roblemas campesinos y revueltas agrarias =$:D$'$%$;>$ ". %+.. 1-) Colin Maclac!lan$ ;T!e crisis o7 order in 2eP >"ain: a neP de"arture in t!e ad6instration o7 Bustice?$ en 9o!n M. Jart @co6".A$ "e#ican history edition, The 5orth <aEota 9uarterly$ "". 0*%1. 1-1 DnriCue >e6o = 'loria Pedrero$ ;La ida en una !acienda*aserradero 6exicana a "rinci"ios del siglo O3O$ en CLAC>N$ 6aciendas, latifundios y plantaciones en Am,rica Latina$ México$ >iglo OO3$ "". %0+*+).. Dste "atrón de salarios a"arente6ente no arraigó en las Ireas del sur @ éase Katz$ ;La&or conditions?$ "". 1-*%+A. Rn eBe6"lo de las constantes dis"utas de tierras de aldeas se "uede encontrar en los legaBos de Anenecuilco = A=ala en el Arc!i o >eis de Dnero de la Co6isión 2acional Agraria. La luc!a "re = "osza"atista entre estos dos eBidos se re6onta a ;tie6"os in6e6oriales?.
/1

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

N9omo lo m!o y lo tuyo no existen en el traba(o& sino que toda propiedad es comunal& toda la "ente debe poseer todo en com'n y nadie puede poseer nada individualmente, quien quiera que ten"a una propiedad privada& comete un pecado mortal. .mpuestos& obli"aciones& rentas ser!an abolidos y asimismo la propiedad privada de cualquier !ndole/ =odos vivir8n como hermanos& nadie se ver8 sometido a nadie. l +eIor reinar8& y el 1eino ser8 entre"ado a toda la "ente de la tierra. R puesto que el milenio iba a ser una sociedad sin clases& se esperaba que las matan)as preparatorias adoptar!an la #orma de una "uerra de clase en contra de los L"randesMP.18G *'n no se conoce el "rado de militancia entre los milenaristas católicos a"rarios durante la %poca colonial mexicana& pero durante la lucha por la independencia& las masas de los e(%rcitos de Aidal"o y $orelos anticiparon la revuelta comunal diri"ida por sacerdotes en Rautepec& en 183G& y a los )apatistas& cuando invocaron a la 3ir"en de 7uadalupe& demostrando abiertamente as! su pro#unda reli"iosidad al mismo tiempo que e#ectuaban la re#orma a"raria en las 8reas que iban quedando ba(o su control. >urante el si"lo -.-& el desarrollo de la a"ricultura orientada hacia la exportación en el campo tradicional intensi#icó el crecimiento de las haciendas y amena)ó las propiedades de los pueblos& la independencia pol!tica de los municipios y los valores culturales precapitalistas ind!"enas. l crecimiento de la hacienda no si"ni#icó una mayor rique)a para el interior del pa!s, m8s bien resultó en un creciente #luir de productividad y rique)a hacia las ciudades& en donde los empresarios de los estados& con su nueva orientación hacia las exportaciones& viv!an& comerciaban y especulaban. l impacto cultural del nuevo capitalismo en el campo destruyó el anti"uo sistema de valores de los a"ricultores ind!"enas precapitalistas. l campesino tradicional traba(aba y viv!a del producto de la tierra. +u productividad satis#ac!a sus necesidades hasta que la intrusión del mundo externo creó nuevos deseos y preocupaciones. 0erdió con#ian)a en su anti"uo modo de vida& buscó las venta(as de la tecnolo"!a moderna del si"lo -.-& pero se resistió no obstante a la p%rdida de su libertad personal y a la polari)ación de la propiedad de tierra. <os pobres prepol!ticos cre!an en los derechos del hombre com'n& que se basaban en una (usticia natural& en la ley y la costumbre. +e opusieron a la intromisión de extraIos o ricos. <os levantamientos campesinos m8s serios en el $%xico central Jexcluyendo a +onora& 9hihuahua y Rucat8nK ocurrieron en 183G?183H& 18HG?18HH& 18HF?18H9& 18QQ?18Q6& 1868?1869& 18F8?188H& 1896 y 1906. <a resistencia del campesinado se #ue a"udi)ando al avan)ar el si"lo.183 n la se"unda mitad del si"lo -.-& las ventas de contrato libre y mercado abierto rempla)aron a la anti"ua protección de la ."lesia y de las propiedades municipales ind!"enas. l volumen de trans#erencias de tierra lle"ó a su m8ximo durante el por#iriato. =odos estos cambios alteraron catastró#icamente el modo de vida campesino. +imult8neamente a la ideolo"!a anarquista a"raria contempor8nea& otras #ormas de pensamiento radical lle"aron al campo mexicano. ra de prever que las re"iones que anteriormente hab!an producido un bandida(e social/ 9halco& 1!o 4r!o& el oriente de $orelos y el noreste de 0uebla& produ(eran ahora revolucionarios a"rarios intensamente ideoló"icos. ric 6. AobsbaCn ha seIalado que el movimiento anarquista de los pueblos a"rarios en spaIa estaba constituido por tres "rupos/ la masa periódicamente activa de la población aldeana& los militantes locales y los a"itadores externos. 18H *l i"ual que en spaIa& entre los campesinos mexicanos #ue el tercer "rupo el que hi)o una contribución importante a los otros dos porque tra(o ideolo"!as a"rarias revolucionarias a un campo que ya viv!a revueltas periódicas.
1-% 1-+

2or6an Co!n$ The pursuit of the millennium$ "". %%-*%+). Rn intensi o anIlisis !istórico$ ;T!e Mexican agrarian 6o e6ent$ 1-1)*111)? estI en ela&oración. Para o&tener un "unto de ista 5til de la 6a=oría de estos e"isodios$ éase 9. Me=er$ )roblemas campesinos. Rn estudio i6"ortante so&re la luc!a ca6"esina es el de Arturo (ar6an$ F venimos a contradecir$ ". +.1. 1-, Dric 9. Jo&s&aP6$ )rimitive rebels$ ". 0,.
/3

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

l "rave descontento a"rario del si"lo -.- en $%xico se ori"ina en las luchas por la independencia& diri"idas por Aidal"o y $orelos& y en el levantamiento masivo de 18GH?18HH en :axaca& 7uerrero y $ichoac8n, pero el primer al)amiento a"rario ideoló"ico& coordinado& bien diri"ido y or"ani)ado& no se produ(o sino hasta 18H9& cuando un millar de campesinos pobremente armados asaltaron haciendas y tomaron 1!o 3erde& un pueblo cercano a ;uer%taro. <a rapiIa y el salva(ismo de este escandaloso episodio sentaron un precedente para las luchas que si"uieron. s de notar que el l!der de estos campesinos& leuterio ;uiro) marcó una pauta y estableció una ideolo"!a a"raria #ormativa al exi"ir por escrito la redistribución entre los peones de las tierras m8s pobladas de los hacendados. <os campesinos& sin embar"o& mantuvieron su campaIa sólo durante unos cuantos meses& y no e#ectuaron una cr!tica histórico?ideoló"ica de la sociedad como base para expresar sus su#rimientos o mani#estar sus exi"encias de cambio.18Q l tumulto a"rario se intensi#icó& barriendo a casi todo el $%xico central en 18Q6& a causa de la <ey <erdo. 4inalmente& la lucha se #usionó con las incipientes "uerras de la 1e#orma J18Q8?1860K. * #inales de la d%cada de 1860& despu%s de la intervención #rancesa y del retorno de los liberales al poder& los desórdenes a"rarios aumentaron intensamente y adquirieron una nueva dimensión debido a la aparición de una doctrina revolucionaria. ste importante paso hacia el movimiento a"rario moderno de la era revolucionaria de 1910 ocurrió "racias a la contribución ideoló"ica del levantamiento de 9h8ve) <ópe) de 1868?1869.186 >urante los aIos que si"uieron a la derrota de 9h8ve) <ópe)& los adherentes a"rarios iniciaron una activa campaIa en #avor de los campesinos a trav%s de la prensa de la clase obrera de la ciudad de $%xico.18F <os radicales& muchos de ellos anarquistas& si"uieron desarrollando la ideolo"!a a"raria al hablar de colonias a"rarias cooperativas independientes de la inter#erencia "ubernamental& y al re#or)ar en sus miembros el sentimiento de patriotismo local. >urante la d%cada de 18F0& es 6os% $ar!a 7on)8le) quien sobresale como uno de los portavoces principales de lo que podr!a llamarse anarco?a"rarismo mexicano. 0ese a su importancia& a'n no se sabe sobre los antecedentes de 7on)8le). +in embar"o& el re"istro de sus actividades p'blicas y los numerosos editoriales y art!culos que escribiera para periódicos durante la se"unda mitad de la d%cada de 18F0& han de(ado un le"ado histórico ideoló"ico& as! como cierta in#ormación bio"r8#ica. +ur"e como una de las #i"uras m8s provocadoras y pol%micas de su tiempo. +us suscripciones de los choques a"rarios m8s importantes en la %poca son las que me(or expresan un sistema de ideas a"rarias que iba adquiriendo cada ve) mayor aceptación. 7on)8le) se volvió importante hacia mediados de la d%cada al denunciar y culpar amar"amente al "obierno& en sus ensayos en &l 'i%o del Traba%o& de las di#icultades de los campesinos& artesanos y traba(adores urbanos. Aabló de la pobre)a omnipresente& de la inestabilidad económica crónica y del persistente caos pol!tico como evidencias de un "obierno mexicano corrupto y m8s que in'til. $ediante estas denuncias y sus propuestas para el me(oramiento de la sociedad y de las clases m8s oprimidas& expresó en claros t%rminos su ideolo"!a anarquista/ NV9u8l es el ob(eto de esa revoluciónW xtin"uir el proletariado.
1-.

Para una discusión so&re los le anta6ientos de <ío Gerde$ éase Galentín 'a6a$ ;La "ro"iedad en México: la re7or6a agraria?$ en Revista "e#icana de Ingeniería y ArGuitectura $ n56s. /$ -$ 1$ 1)$ 11+18 ta6&ién >il a Jerzog$ l agrarismo me#icano$ "". /%*/+. 1-/ Para una discusión 6Is a6"lia del 6o i6iento agrario en el siglo O3O$ éase >il a Jerzog$ l agrarismo me#icano. 1-0 Los "eriódicos "rinci"ales Cue tenían alguna relación eran l -ocialista$ l 6i*o del Traba*o$ l 4brero Internacional = La Internacional.
/2

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

V ntonces el "obierno puede expedir leyes que tiendan a ese #inW l "obierno no puede nada. V0or qu%W 0orque es el primer esclavo.P188 >esa#iando abiertamente el principio mismo del "obierno& 7on)8le)& un sastre& es un recordatorio constante de la reacción ne"ativa de muchos artesanos al impacto económico y social del sistema de #8bricas para la producción de bienes que estaba en pleno desarrollo. 189 n al"unas ocasiones hi)o re#erencia a las personas que hab!an desempeIado un papel importante en el desarrollo de su conciencia pol!tica. ;ui)8 la in#luencia m8s importante la e(erció +antia"o 3illanueva& a quien 7on)8le) conoció durante los primeros aIos del 7ran 9!rculo& cuando por primera ve) participó en el movimiento obrero urbano. 0osteriormente 7on)8le) se re#irió a 3illanueva con estos t%rminos/ LAe olvidado a un anciano& a un artista& al iniciado en $%xico de las sociedades #raternales/ he olvidado a +antia"o 3illanueva. 3illanueva era un (ie%o-ni/o& era artista& era soIador& pero en medio de su niIe)& en medio de su sueIo& brillaba el amor #raternal. +antia"o 3illanueva era un 8n"el& es decir& era sublimeM. 190 6os% $uI')uri& el #undador y primer editor de &l 'i%o del Traba%o& no sólo in#luyó pro#undamente en 7on)8le)& sino que sirve tambi%n de e(emplo del impacto anarquista espaIol sobre los mexicanos. 7on)8le) comen)ó su carrera period!stica ba(o la tutela del sólido y erudito $uI')uri.191 <a 'nica otra persona que parece haber tenido al"o que ver con el desarrollo del credo anarquista de 7on)8le)& #ue una #i"ura anónima conocida como +antib8Ie) Jun nombre que 1hoda2anaty adoptara en ocasionesK. 7on)8le) le atribuye el haber contribuido enormemente a su comprensión de 0roudhon. En hecho que ilustra las t%cnicas de or"ani)ación utili)adas por los socialistas del si"lo -.- es que se reun!an como "rupo de estudio en el ho"ar de +antib8Ie) en donde le!an y discut!an VQué es la propiedadW& y otras obras.19G <as #recuentes discusiones de 7on)8le) sobre las condiciones a"rarias y sus ideas anarquistas& recibieron siempre en &l 'i%o del Traba%o un lu"ar privile"iado& ocupando en ocasiones toda la primera p8"ina y al"unas veces m8s. Ena muestra de su pensamiento creativo& su variación del tema sobre cooperativismo& representa una parte de su contribución al a"rarismo del si"lo -.-. *l i"ual que al"unos de#ensores del a"rarismo& buscaba escapar de las exi"encias sociales de una dura sociedad industrial& de un ritmo de urbani)ación sin precedentes y de lo que parec!a ser un "obierno cada ve) m8s corrupto& hacia un campo utópico modelado con el socialismo de 0oudhon y Ba2unin. n su en#oque& 7on)8le) inte"raba el sentido de identidad a"raria tradicional de $%xico con un sentimiento de localidad& o patria chica& as! como la herencia de "remios de autoayuda de los artesanos& con las concepciones ideoló"icas anarquistas europeas. 7on)8le) propon!a que se iniciara un movimiento de masas ale(ado de la econom!a capitalista& mediante la #ormación de asociaciones i"ualitarias& autosu#icientes e independientes a nivel de los pueblos/ NJ<os obrerosKO se compran terrenos para establecer colonias& y por este medio el proletario lle"a a ser propietario y a valori)ar en conciencia Lel amor que se debe a la patria en que se naceM. 9uando la prosperidad sonr!e a esa compaI!a hay escuelas per#ectamente atendidas para instruir y educarO para desterrar por medio de la morali)ación los vicios de que adole)can
1-1-1

9osé María 'onzIlez$ ;Dl "ue&lo escla o?$ en l 6i*o del Traba*o$ 1, de octu&re de 1-00. Géase$ "or eBe6"lo$ 'onzIlez$ ;Miseria?$ ibid.$ %) de enero de 1-0-. 11) Dn un discurso en la >ociedad Mutua del <a6o de >o6&rerería$ 'onzIlez in7or6ó en no ie6&re de 1-01. 111 'onzIlez$ artículos en l 6i*o del Traba*o$ +) de Bulio de 1-0/. 11% 'onzIlez$ ;A la sociedad de artesanos de Naxaca?$ ibid.$ 0 de octu&re de 1-00.

l -ocialista$ 10 de

//

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

al"unos de los asociados, por este medio se lle"a a no deberle nunca al "obierno el raqu!tico #avor de sus imper#ectas escuelas& y a no llamarle la atención con motivo y "uerras ocasionadas por el hambre& lo mismo que a no distraerle sus #ondos con mantener una multitud de criminales que se hallan encerrados en las c8rceles. stablecida una compaI!a cooperativa& puede #ormar un capital cuantioso por medio de acciones pa"aderas en determinados pla)os/ con el dinero que se re'ne en el primer pla)o& se establecen inmediatamente almacenes de consumo de e#ectos de primera necesidad/ O una ve) que el #ondo aumenta& se establecen talleres para dar traba(o al socio que care)ca de %l, con esto se consi"ue hacer independiente al traba(ador del capitalista& y hacer subir el precio del traba(o. 9reemos que la prostitución de la mu(er de la clase media y de la !n#ima desaparecer!a irremisiblemente, que la mendicidad no tendr!a ra)ón de ser, que los abusos que suelen cometer los "obiernos con la clase obrera se estrellar!an ante la ilustración y moralidad de esa misma clase, que el pueblo ser!a respetado& porque #ormar!a una entidad socialO P.193 >escribir las metas basadas en la ideolo"!a demostró ser una tarea m8s #8cil que #ormular con e#icacia un plan realista para alcan)arlas. 7on)8le) propuso un pro"rama mediante el cual "rupos asociados reunir!an capital su#iciente para comprar tierra y equipos a #in de iniciar el sistema de colectividades a"rarias. 9oncluyó con un llamado a miles de a"raristas y traba(adores para que se unieran al proyecto que& predec!a& Lasombrar!aM a la "ente/ N0ara probar que lo que proponemos no es una utop!a& vamos a poner un e(emplo. 9ien asociados pueden en dos aIos #ormar un capital de die) mil pesos& tomando cada uno de ellos una acción de cien pesos, estas acciones pueden ser pa"adas en todo ese tiempo por cantidades mensuales #i(as, es decir& que hab!a que dar cada mes cuatro pesos die) y siete centavos aproximadamente, en el primer mes se colectar!an H16 pesos& que puestos en "iro inmediatamente y calcul8ndose una utilidad de un tres por ciento& dar!an por resultado una "anancia positiva de doce pesos cuarenta y ocho centavos& "anancia que ir!a en aumento se"'n aumentara el #ondo de mes a mes. ste c8lculo es muy pequeIo& casi miserable& porque no queremos alucinar sino convencer, pero si se hiciese con detención y en mayor escala& es decir& con un n'mero de accionistas tal que en la primera colecta se pudieran reunir cien mil pesos& entonces se ver!a con asombro lo "i"antesco del proyecto. V;u% no habr8 en la capital un n'mero de die) mil obreros sensatos que comprendan sus intereses y se unan para reali)ar el bello ideal de su emancipación y en"randecimientoW 9reemos que s!/ sólo se necesita que las sociedades mutualistas den el primer paso, que olviden su sistema de co#rad!as y se conviertan en compaI!as cooperativas, y muy pronto se"uir!an su e(emplo todas las sociedades que hay en los estados de la 1ep'blica& y se vindicar!an de la nota de e"o!stas que pesa sobre ellas. En momento de calma para que re#lexionen bastar8 para que se re"eneren los obreros. * los hombres de cora)ón& a los que aman a $%xico& a los que tienen hi(os y desean para ellos la #elicidad& a los que su#ren la tiran!a de los ricos& a los que lloran sumidos en la miseria y la i"norancia& a los verdaderos obreros& es decir& a los que tienen las manos encallecidas por el traba(o& y les pun)a el pulmón por la #ati"a de muchas horas, a los que comen el pan empapado con el sudor de su #rente& a esos hacemos esta pre"unta/ V:s con#orm8is con vuestro maldito presente y no pens8is en el porvenirWP.19H

11+ 11,

'onzIlez$ ;Las sociedades 6utualistas?$ ibid.$ / de agosto de 1-0/. Ibid.
/6

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

7on)8le)& le!do much!simo& ayudó a populari)ar los conceptos a"rarios que se estaban desarrollando. +u idea de colectividades a"rarios autónomas con control de sus recursos en e#ectivo para ser utili)ados en la explotación de la tierra y la provisión de los tan necesitados implementos a"r!colas& arrai"ó y reapareció posteriormente en las exi"encias a"rarias. l es#uer)o por construir un sistema de cooperativas a"rarias dentro del marco conceptual que %l propon!a persistió a lo lar"o de la d%cada de 1890. >os prolon"adas luchas a"rarias hab!an resultado en la expulsión de #amilias campesinas de las tierras en disputa& y ten!an casi obsesionados a los de#ensores de la re#orma a"raria durante la d%cada de 18F0. n oposición a la naciente ideolo"!a a"raria& los "randes hacendados me)clados en estas disputas& expandieron sus territorios a costa de los pueblos campesinos. <os editorialistas a"rarios de la prensa de la clase obrera en la ciudad de $%xico rayaban ya en la histeria en sus denuncias& al mismo tiempo que exacerbaban el 8nimo de sus adeptos y cali#icaban a sus enemi"os de ladrones y bandidos. 19Q +in embar"o no lo"raron acabar con las tomas de tierra& y en las luchas que si"uieron los a"raristas se desesperaron. <a propa"ación de sus ideas y el impulso para desarrollar pac!#icamente colectividades a"rarias les parec!a que no los llevaba a nin"una parte. *l"unos de ellos lle"aron a dudar sobre el alcance de sus metas& cuestionaron la e#icacia de su pro"rama y colocaron entonces su #e en la violencia como remedio necesario. +e desarrollo una crisis importante cuando 7on)8le) acusó a 6os% .ves <imantour& propietario de la hacienda <a =ener!a en el stado de $%xico& de haberse apropiado por la #uer)a en 1869 de las tierras a"r!colas del pueblo +an +imonito =lacomulco. n 18F6& los campesinos& con#iando en que el nuevo presidente& >!a)& los ayudar!a& le solicitaron la devolución de estas tierras. 0ero para 18FF& <imantour& quien hab!a apoyado al presidente anterior& <erdo& ya hab!a demostrado su habilidad para sobrevivir a los vendavales pol!ticos al diri"ir una campaIa para reunir pr%stamos privados para el r%"imen de >!a) a #in de que %ste pudiera pa"ar la deuda del "obierno con los stados Enidos. 9on ello <imantour se "anó el apoyo del r%"imen en el arre"lo de la disputa y pudo conservar las tierras ?esta ve) con la autori)ación de los tribunales?. <a reacción de 7on)8le) #ue imprimir una pat%tica petición enviada por el pueblo a >!a)& en la que conclu!a/ N9omo se ve por este documento& el seIor <imantour cometió un abuso in(usti#icable& pues no era ciertamente tan pobre que necesitara aumentar sus posesiones con los terrenos del pueblo de +an +imonitoO se mermó una "ran parte de lo que constitu!a la rique)a de unos pobres ind!"enas que apenas pueden comer ma!) y le"umbresO 0ues Vqu% hemos de esperar a que los poderes ten"an el m8s li"ero remordimiento para que& sin necesidad de la violencia& o cuando menos de la (usticia& devuelvan lo que no les perteneceW S so es esperar en vanoTP.196 >urante casi dos aIos& los de#ensores a"rarios de la ciudad de $%xico hicieron campaIas para que se devolvieran las tierras que la haciendo de <as Bocas& en +an <uis 0otos!& hab!a arrebatado a una comunidad campesina. <a serie de incidentes que se produ(o en este caso condu(o a uno de los m8s #eroces ataques a"rarios en contra del "obierno de >!a). 7on)8le) encabe)aba a los cr!ticos que se re#er!an al r%"imen como a un "rupo de Lopresores y
11.

Para otros eBe6"los$ éase La Internacional$ %- de Bulio de 1-0-8 'onzIlez$ ;Ta6&ién son !o6&res?$ en l 6i*o del Traba*o$ %+ de se"tie6&re de 1-008 = 'onzIlez = otros en la serie titulada ;La cuestión indígena?$ Cue lle ó a ca&o l 6i*o del Traba*o$ a lo largo de 1-00*1-0-. 11/ 'onzIlez$ ;SA"eo = deslinde de terrenosT SA&aBo la usur"aciónT?$ en l 6i*o del Traba*o$ , de no ie6&re de 1-00.
/0

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

bandidosM que utili)aba a los rurales para de#ender a los hacendados. 19F >e acuerdo con las in#ormaciones de la prensa de la clase obrera Jya que la otra i"noraba las disputas de tierrasK& estas adquisiciones de tierras se hac!an si"uiendo el modelo casi cl8sico. +e a#irmaba que en 186H los hacendados hab!an obtenido una serie de decisiones le"ales que se basaban en la <ey <erdo en las que se les ad(udicaba a ellos la tierra. 9on la decisión de los tribunales& lo incluso antes de que %stos decidieran& los hacendados obten!an el apoyo de las autoridades locales& estatales y nacionales. <os hacendados en cuestión& la Lrica y poderosaM #amilia 4arias& obli"aron a que los campesinos& que desde el si"lo anterior ocupaban la tierra& #ueran le"almente declarados invasores.198 ste nuevo asentamiento& #enómeno natural a medida que la población rural se"u!a aumentando& hab!a recibido reconocimiento en 1F9G convirti%ndose en el pueblo de *hualulco, los archivos del pueblo seIalaban que la i"lesia se construyó ese mismo aIo. >urante las audiencias de los tribunales& nin"uno de los habitantes del pueblo pudo proporcionara testimonio al"uno sobre los derechos le"ales ba(o los que el pueblo hab!a sido establecido& y nadie pose!a pruebas por escrito. 4ue entonces que los #uncionarios del "obierno de $aximiliano aprovecharon para expulsarlos de la propiedad.199 0osteriormente& durante la "uerra civil tripartita entre >!a)& <erdo e ."lesias& los a"raristas cre!an que >!a) hab!a adoptado su ideolo"!a& al menos en parte& porque pensaban que hab!a prometido una re#orma a"raria a los peones m8s pobres del campo mexicano. 7on)8le)& por e(emplo& se re#irió a este compromiso cuando escribió/ L l plan de =uxtepec nos prometió la independencia de la municipalidad& pero #ue sólo una promesa para en"aIarnosM.G00 <os anti"uos habitantes de *hualulco actuaron suponiendo que la tierra les ser!a devuelta& y la reocuparon.G01 0or des"racia para ellos el "obierno de >!a) y las autoridades locales y estatales resolvieron en su contra en 18F8. <os campesinos #ueron nuevamente desalo(ados por la #uer)a& sus casas destruidas& y p%rdidas sus pertenencias. l corresponsal de La #nternacional leyó el contenido de un mensa(e tele"r8#ico que desde el lu"ar de los acontecimientos envió un #uncionario rural, el periodista envió lue"o el in#orme desde el pueblo de $octe)uma a su periódico que apareció en la edición del d!a si"uiente/ L9omandante 4. 1odr!"ue)/ *yer se inició el desalo(o de los morenos del 1ancho de +an 3icente por órdenes de los propietarios de la hacienda de <as Bocas, hoy #inali)ó la expulsión de todas las #amilias. 6oaqu!n 4loresM.G0G l mensa(e acusó #uria entre los a"raristas de la ciudad de $%xico. .ndi"nados& los editores de La #nternacional comentaron/ N$8s de seiscientas #amilias han sida lan)adas del 1ancho +an 3icente por orden de los usurpadores de la hacienda de <as BocasO ste horrible suceso no es sino la repetición de otro anterior& ocurrido en el aIo de 69& en que tambi%n #ueron lan)adas por el vil hacendado& arro(8ndose en carretadas a hombres ancianos& mu(eres y niIos a las encruci(adas de los caminosO <os ricos& con pocas y honrosas excepciones& arrastrando una vida muelle y voluptuosa& llena de vicios y de cr!menesO son la r%mora de la #elicidad de las naciones y el a)ote de la clase proletariaO es a costa de onerosos sacri#icios de parte de los traba(adores& y que %stos& si comprendieran lo que vale la asociación y cómo su ca(a cooperativa pod!a emanciparles su traba(o del capital individualO
110 11-

'onzIlez$ ;La cuestión indígena @Jacienda de las :ocasA?$ ibid.$ % de dicie6&re de 1-00. La Internacional$ %. de agosto de 1-0-. 111 3n7or6e de 9uan Nt!ón$ seFor secretario de la "re7ectura su"erior "olítica del de"arta6ento de >an Luis Potosí$ enero de 1-/,$ citado "or 'onzIlez en ;La cuestión indígena @Jacienda de las :ocasA?. Géase ta6&ién 9an :azant$ 1inco haciendas me#icanas$ "". 1%1*1%%. %)) 'onzIlez$ artículo en l 6i*o del Traba*o$ %0 de enero de 1-0-. %)1 Dsto se !izo "ro&a&le6ente en 1-0/$ aunCue no !a= registro de la 7ec!a exacta del aconteci6iento. %)% 'onzIlez$ ;La cuestión indígena @Jacienda de las :ocas?.
/8

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

S*y de los vampiros del oroT S0ueblo& (usticia para el proletarioTP.G03 <a creciente animosidad de los a"raristas hacia el r%"imen de >!a) alcan)ó as! su punto de ebullición. 0ara 18FF& 7on)8le) y otros hicieron un llamado para un al)amiento masivo/ la revolución social& en los art!culos sobre disputas entre campesinos y hacendados. G0H +in embar"o& el resultado m8s importante de las disputas a"rarias durante la d%cada de 18F0 #ue el sur"imiento de una ideolo"!a a"raria m8s elaborada. 0ara 18F8& con aIos de debate y cientos de propuestas revolucionarias tras ellos& los a"raristas sal!an con un pro"rama que parec!a e#ectuado en contraste con la simplicidad ideoló"ica de 9h8ve) <ópe). 4ue 5alacosta& el editor de La #nternacional y un a"rarista que #avorec!a la acción directa y violenta& quien apoyó e imprimió un plan que aparentemente propon!a <a +ocial. <os "rupos or"ani)adores anarquistas?ba2uninistas a#irmaban tener en esa %poca 6G secciones esparcidas por todo $%xico.G0Q l pro"rama a"rario de <a +ocial ped!a la disolución del "obierno nacional& municipalidades autónomas& una ley a"raria para la medición y demarcación de las tierras desamorti)adas& liquidación del capital urbano e intereses en el campo& nivelación e i"uali)ación de la posesión de propiedades& abolición del sistema de salarios y entre tanto "estión de salarios a"r!colas m8s altos por medio de huel"as& #ormación de bancos territoriales para ase"urar la venta de productos a"r!colas& "rupos comunales del 4alansterio +ocietario y una #orma b8sica de or"ani)ación para traba(adores& tanto a"r!colas como urbanos.G06 $ientras tanto& una intensa inquietud a"raria comen)ó a #ormarse en las re"iones central y norte del pa!s. ntre 18F8 y 188H las rebeliones campesinas m8s "enerali)adas en ese momento de la historia mexicana estallaron en los estados de $ichoac8n& 7uana(uato& ;uer%taro& +an <uis 0otos!& >uran"o& +inaloa& 9hihuahua& 9oahuila& Aidal"o& $%xico& 0uebla y $orelos. <as revueltas #ueron producto de una serie de tomas de tierra por especuladores relacionadas con el desarrollo de v!as #%rreas nacionales as! como la aplicación "enerali)ada de la <ey <erdo respecto a procedimientos en las reclamaciones de tierra.G0F l desesperado problema de los pueblos& y la certe)a de que su plan a"rario no ser!a implementado le"almente hi)o que 5alacosta y otros a"raristas radicales #ormaran un 7ran 9omit% 9omunero. <a tarea de este comit% consistir8 en promover la revolución en el campo& y sus dele"ados asist!an a con"resos de pueblos en los estados de $%xico& 7uana(uato e Aidal"o. stos emisarios establecieron contacto con a"raristas y rebeldes en lu"ares tan distantes como $ichoac8n y 9hihuahua. 5alacosta entonces& con el pro"rama de <a +ocial Y <a .nternacional& y el mani#iesto de 9h8ve) <ópe) ba(o el bra)o& se #ue a 9halco en donde consi"uió impulsar una rebelión campesina a #ines de 18F8. n los 18 meses que si"uieron& 5alacosta y al"unos centenares de se"uidores suyos combatieron al e(%rcito #ederal y a los rurales por todo el nordeste de $orelos& el este de $%xico& ;uer%taro e Aidal"o. <os rebeldes saquearon numerosas haciendas y redistribuyeron las tierras entre los campesinos. <os pueblos no campesinos #ueron atacados e incendiados. 4inalmente& las #uer)as "ubernamentales aprehendieron a 5alacosta cerca de ;uer%taro& en donde #ue encarcelado y #inalmente

%)+

Co6unicado de 9oaCuín 4lores co6andante 4. <odríguez$ seg5n el re"ortero de Moctezu6a de La Internacional = telegra7iado el %) de Bulio de 1-0- a La Internacional en donde 7ue "u&licado el %1 de Bulio de 1-0-. %), Para 6Is eBe6"los$ éase 'onzIlez$ ;SA"eo = deslinde de terrenosT SA&aBo la usur"aciónT? = ;SDe rodillas$ 6isera&lesT?$ en l 6i*o del Traba*o$ 1% de agosto de 1-00. %). La Internacional$ %. de agosto = / de octu&re de 1-0-. %)/ Ibid.$ 1, de Bulio de 1-0-. %)0 CoatsPort!$ ;<ailroads?$ "". ./*/..
/9

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

e(ecutado.G08 <a oleada de inquietud creció y no decayó sino hasta 188H& cuando nuevamente el "obierno obtuvo el control militar de la situación.G09 n medio de toda la turbulencia a"raria que sacud!a a la mayor parte de la re"ión central de $%xico& el coronel *lberto +anta 4e creó el documento a"rario m8s comple(o y elaborado que se hubiera visto (am8s. >icho documento marcó la c'spide en el desarrollo de la ideolo"!a a"raria revolucionaria del si"lo -.-. +u propuesta& conocida como la <ey del 0ueblo& #ue muy di#undida por la prensa de la clase obrera. G10 0ese a que un historiador describe a +anta 4e como Lmitad ba2uninista mitad marxistaM su experiencia marxista era probablemente m!nima. G11 >urante la d%cada de 18F0& $arx apenas #ue mencionado por la prensa de la clase obrera y la primera traducción de su obra no apareció hasta que &l -ocialista& en 1883& rompió el silencio.G1G +in embar"o la #iloso#!a de Ba2unin #ue bastante di#undida por esta prensa& con la que +anta 4e manten!a un estrecho contacto.G13 0or#irio >!a) llamó LcomunistaM G1H a +anta 4e y no es di#!cil saber por qu%& ya que su pre8mbulo a la <ey del 0ueblo a#irmaba que la ley estaba basada en el concepto de i"ualdad humana& social y espiritual. +u pro"rama ped!a la distribución de tierras en parcelas que lle"aban hasta GF6 varas de lon"itud por 18H de ancho por cada hi(o menor a cada #amilia mexicana siempre y cuando el capital total y propiedad de la #amilia no excediera los tres mil pesos. <os municipios determinar!an cu8les tierras ser!an tomadas de las haciendas. 0ara obtener compensación& la ley requer!a que el hacendado presentara un recibo de sus tierras a la o#icina m8s cercana del Banco *"r!cola e .ndustrial& que en audiencias abiertas y p'blicas determinar!a el valor de la propiedad. l banco& al que se le exi"ir!a tener cuando menos una sucursal en cada estado de la Enión mexicana& llevar!a un re"istro de la cantidad de territorio que el pueblo reclamaba& a #in de determinar& de acuerdo con su población& en qu% momento ya hab!a recibido su#iciente tierra. l ayuntamiento municipal& o conse(o del pueblo& ser!a el responsable de la distribución de parcelas comunales o individuales& si"uiendo la tradición local. *l receptor de la tierra se le exi"ir!a pa"ar el valor acordado de la tierra al banco a"r!cola a una tasa del 10^ anual m8s el 6^ de inter%s sobre el monto no pa"ado durante die) aIos. l t!tulo de la tierra no podr!a ser trans#erido a nadie mientras no se hubiera cumplido con los t%rminos del acuerdo. l banco a"r!cola ten!a la responsabilidad de otor"ar pr%stamos con ba(o inter%s a los campesinos mediante los conse(os municipales para la compra de equipo a"r!cola& semilla y otros implementos a"r!colas necesarios. <a base del poder pol!tico& en con"ruencia con la ideolo"!a libertaria socialista& ser!a el municipio local.G1Q l apoyo persistente de +anta 4e a su ley& su asociación con el #u"itivo 5alacosta y la utili)ación que de su plan hac!a el "eneral $i"uel Ne"rete en los estados de 0uebla y $orelos& hicieron que #uera arrestado en 0uebla. G16 :tro motivo para arrestarlo era su abierto contacto con los revolucionarios a"raristas de 7uana(uato y $ichoac8n& quienes ya hab!an tenido en#rentamientos con el e(%rcito #ederal.G1F =ras haber sido acusado de LcomunistaM& +anta 4e #ue
%)-

Ibid.8 Díaz >oto = 'a6a$ La revolución agraria$ "". ,+*,08 Díaz <a6írez$ Apuntes históricos$ "". /+*//8 Me=er$ )roblemas campesinos$ "". %1*%,$ = entre ista$ Galadés$ Naxte"ec$ / de no ie6&re de 11/1. %)1 Dntre ista$ Galadés$ Naxte"ec$ / de no ie6&re de 11/18 éase ta6&ién Díaz >oto = 'a6a$ La revolución agraria$ "". .%*.+. %1) Al&erto >anta 4e$ ;La Le= del Pue&lo?$ en La Revolución -ocial$ Pue&la$ 1- de dicie6&re de 1-018 = l -ocialista$ , de agosto de 1-0-. %11 Al&a$ Las ideas sociales contempor8neas en ",#ico$ ". 1)+. %1% l -ocialista$ 11 de a&ril de 1--+. %1+ >anta 4e !a&ía tra&aBado con <!oda#anat=$ 'onzIlez = Malacosta co6o "arte del "ersonal de l 6i*o del Traba*o = de La Internacional. %1, Carta de >anta 4e al Dditor en l 6i*o del Traba*o$ 1. de Bunio = %+ de no ie6&re de 1-01. %1. >anta 4e$ ;La Le= del Pue&lo?. %1/ Carta de >anta 4e al Dditor en l 6i*o del Traba*o$ 1. de Bunio = %+ de no ie6&re de 1-018 = l -ocialista$ 1. de enero de 1-0-. %10 La Revolución -ocial @Pue&laA$ 10 = %, de octu&re de 1-0-8 éase ta6&ién Díaz >oto = 'a6a$ La revolución agraria$ "". .)*.+.
60

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

llevado a la prisión de +antia"o =latelolco& en la ciudad de $%xico& el 8 de (unio de 18F9. G18 Ena ve) liberado& se #ue a vivir en LexilioM al norte de $%xico. *Ios despu%s& ya escarmentado& #ue ele"ido para el 9on"reso como diputado de >uran"o pro >!a). G19 >emostró haberse arrepentido verdaderamente& y nunca m8s volvió a crear problemas. n 18F9& la <ey del 0ueblo hi)o "erminar una seria rebelión diri"ida por el "eneral $i"uel Ne"rete en 0uebla& en el 8rea de 9halco y en 7uerrero.GG0 Ne"rete explicó/ NO combat! la administración del +r. 6u8re)O cuando su prolon"ación en el "obierno hab!a roto el apoyo de la opinión y el cimiento de la voluntad nacionalO * la muerte del presidente 6u8re)& la ley puso en manos de <erdo la primera ma"istratura de la 1ep'blicaO .ntereses me)quinos vinieron a sobreponerse, ambiciones pol!ticas& errores sin nombre y una tiran!a absurdaO 3olv! al campo de la revoluciónO 3i en el "eneral >!a) una nueva esperan)aO >esde el primer momento de triun#o& una camarilla corrompida y corruptora de apoderóO l (e#e e(ecutivo ya no tuvo ami"os& sino cómplicesO 9on#ieso que siempre que he visto en peli"ro las libertades p'blicas& me he lan)ado sin temor a los campos de batallaO todo ha ca!do ba(o la pesada mano de esta administración desmorali)adaO puede causarO el empobrecimiento y la miseria de las clases obreras. *nte esta situación desesperada para la nación& es necesario cumplir con los deberes que nos impone la patria. n nombre de ella me lan)o a la arena revolucionariaO si triun#oO ver% el establecimiento de un "obierno patriótico que& naciendo del pueblo& a %l consa"re sus desvelos y sacri#icios& cumpla con los altos deberesO y sea %sta la 'ltima de las revoluciones.PGG1 ntre 1868 y 1890& Ne"rete #ue una #uer)a poderosa en la enorme re"ión montaIosa que cru)a los estados de 0uebla& $orelos y 7uerrero.GGG *poyó pro"ramas sociopol!ticos revolucionarios y constantemente se unió a movimientos a"rarios y obreros urbanos en sus en#rentamientos con los "obiernos de 6u8re)& <erdo y >!a). GG3 0laneó el derrocamiento de 6u8re) en 1866& porque %l y su aliado& el "eneral 7arc!a de la 9adena& ambos "enerales prominentes en la resistencia liberal en contra de los #ranceses& consideraban a 6u8re) demasiado conservador. GGH 0ese a su posición como principal comandante en (e#e del e(%rcito de 6u8re)& GGQ Ne"rete optó por esta actuación. +u plan& no obstante& no #uncionó a causa de la oposición encabe)ada por los "enerales 4rancisco Naran(o y 6uan N. +8en).GG6 0or los re"istros existentes es evidente que Ne"rete no era el caudillo provinciano ordinario. +e distancio de la corriente principal del liberalismo de la %poca posterior a la 1e#orma& los comprometidos y Lhombres pr8cticosM& a causa de su tena) de#ensa de la re#orma obrera urbana y a"raria. n 1868 y 1869 Ne"rete prestó apoyo lo"!stico al levantamiento de 9h8ve) <ópe) en 9halco y condu(o una campaIa en contra de las tropas "ubernamentales en el 8rea 0uebla Y $orelos& al sur de 9halco.GGF *poyó despu%s a los insurreccionalistas que se reunieron en torno a 5alacosta
%1%11

Carta de >anta 4e al Dditor en l 6i*o del Traba*o$ 1. de Bunio = %+ de no ie6&re de 1-01. l -ocialista$ %1 de agosto de 1--/. %%) ;Don Miguel 2egrete?$ en l 6i*o del Traba*o$ 1) de octu&re de 1--). %%1 ;Dl C. 'eneral de Di isión$ Miguel 2egrete$ a la 2ación?$ en l 6i*o del Traba*o$ - de Bunio de 1-01 = l -ocialista$ 1 de Bunio de 1-01. %%% Géase ;Don Miguel 2egrete?$ en l 6i*o del Ahui0ote$ % de no ie6&re de 1-1). %%+ ;Dl C. 'eneral de Di isión?$ en l 6i*o del Traba*o$ - de Bunio de 1-01 = l -ocialista$ 1 de Bunio de 1-01. %%, Ibid.$ éase ta6&ién cartas del general 'onzIlez Nrtega a 2egrete$ 2ue a Uor#$ 1) de se"tie6&re de 1-// = de >il estre Aranda a :enito 9uIrez$ C!i!ua!ua$ %% de a&ril de 1-//$ Arc!i o 9uIrez$ :i&lioteca 2acional de México. %%. <iario del Imperio$ 1, de Bunio de 1-/.. %%/ Cartas del general 4rancisco 2aranBo a 2egrete$ Gilla Alda6a$ 2ue o León$ %0 de enero$ / = 0 de 7e&rero de 1-// @se desconoce de dónde 7ueron re6itidasA$ Arc!i o 9uIrez$ :i&lioteca 2acional de México. %%0 Cartas de Cuéllar a Lerdo$ A=otla$ 0 de 6arzo de 1-/-$ A'2$ TranCuilidad P5&lica$ legaBo 1.,/8 = de Lerdo a Cuéllar$ ciudad de México$ 1 de 6arzo de 11/-$ ibid.8 = cinco cartas de 2egrete al coronel Pedro Gillegas$ >anta Ana$ Pue&la$ 1, de 7e&rero de 1-/18 ta6&ién carta de 2egrete al teniente coronel Melitón 'alarza$ 1, de 7e&rero de
61

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

en 18F9.GG8 9oherente con su trayectoria& Ne"rete apoyó la <ey del 0ueblo en 18F9?1880. +e escapó por poco de ser arrestado en 0uebla& cuando las tropas #ederales lo sorprendieron a %l y a al"unos de los se"uidores de +anta 4e. l periódico &l 'i%o del Traba%o de la ciudad de $%xico& comentó/ LS>ios salve a don $i"uelito de la #amosa clave aquellaTM. GG9 n 1880& Ne"rete ayudó a di#undir la ideolo"!a tipo anarquista del movimiento a"rario& cuando produ(o su propio pro"rama a"rario revolucionario que demandaba la creación de municipios libres& autónomos y soberanos para distribuir la tierra y terminar con la lar"a disputa a"raria. G30 +i"uió oponi%ndose a >!a) hasta principios de la d%cada de 1890& cuando su avan)ada edad lo obli"ó a abandonar la lucha.G31 n 1880& 1hoda2anaty volvió a 9halco con la intención de reabrir su escuela& pero se encontró con que era imposible hacerlo a causa de la hostilidad combinada del "obierno& los hacendados locales y =iburcio $ontiel& quien hab!a #undado una "ran or"ani)ación campesina& la <i"a *"raria de la 1ep'blica $exicana.G3G <a <i"a que re"ularmente or"ani)aba reuniones y asesoraba la acción le"al en contra de la usurpación territorial de los hacendados& ten!a miembros en los estados de Aidal"o& $%xico& $orelos y 0uebla. G33 *ctivista en el movimiento a"rario desde principios de 18F0& $ontiel ayudó a 5alacosta en la #ormación del 7ran 9omit% 9omunero en 18F6.G3H n 18F8 $ontiel escribió un art!culo particularmente a"resivo en &l -ocialista& que condenaba la in(usticia a"raria y citaba ataques espec!#icos& tomas de tierra e incluso e(emplos de robos de "anado que las haciendas hac!an a los pueblos. 9oncluyó a#irmando que si su rebelión ante las a"resiones de los hacendados era LcomunismoM& pues que lo #uera.G3Q :bviamente consideró a 1hoda2anaty un rival cuando este 'ltimo volvió a 9halco. >esanimado& 1hoda2anaty volvió a la ciudad de $%xico& y en 1886& d8ndose #inalmente por vencido& re"resó a uropa.G36 >esa#ortunadamente para $ontiel& su disputa con 1hoda2anaty centró demasiada atención sobre %l, el "obierno lo asoció a +anta 4e y a 5alacosta& y en a"osto de 1881 lo arrestó. =ras un breve per!odo de libertad& en el cual se unió a 1hoda2anaty y otros como editor temporal de &l -ocialista& el "obierno lo arrestó nuevamente y lo deportó a <a 0a)& Ba(a 9ali#ornia. $ientras tanto& los campesinos de 9halco& que en su permanente estado de a"itación apoyaron a $ontiel apoder8ndose de tierras en disputa& se vieron violentamente so#ocados por el e(%rcito #ederal.G3F <os choques a"rarios continuaron por todo $%xico& desde Rucat8n a +onora& hasta 1910& aunque el re"istro histórico no menciona nin"'n intento importante de los campesinos o pueblos de 9halco ni de las 8reas cercanas de $orelos y 0uebla& de luchar por otras v!as que las le"ales en nombre de sus problemas. l 'ltimo levantamiento a"rario importante del si"lo -.en el $%xico central ocurrió en 0apantla& 3eracru)& en donde& pese a la apabulladota #uer)a "ubernamental& se rebelaron cerca de un millar de campesinos que exi"!an Lse les devolviera su tierraM& en 1896. <ue"o de una derrota en lucha abierta con el e(%rcito #ederal& los indi"nados rebeldes recurrieron a la virulenta "uerra de "uerrillas que continuó hasta 1906. G38 <a inquietud a"raria que resur"!a en otras partes de 3eracru)& hi)o erupción en 1906 simult8neamente a levantamientos en el norte de $%xico diri"idos por el 0artido <iberal $exicano #loresma"onista&
1-/1$ C!iautla$ Pue&la$ Arc!i o 9uIrez$ :i&lioteca 2acional de México. %%;Don Miguel 2egrete?. %%1 Ibid. %+) Miguel 2egrete$ ;Munici"io Li&re?$ en l 6i*o del Traba*o$ %+ de 6a=o de 1--). %+1 Carta de 2egrete a Por7irio Díaz$ +) de enero de 1-1+$ Arc!i o Jistórico de la De7ensa 2acional$ ex"ediente xV6. %V1.*0)1$ "ri6er to6o$ docu6ento ,11. %+% Díaz <a6írez$ Apuntes históricos$ ". 0+. %++ Ti&urcio Montiel$ ;Co6unis6o?$ en l -ocialista$ +1 de Bulio de 1-0-. %+, Díaz >oto = 'a6a$ La revolución agraria$ ". ,+. %+. Montiel$ ;Co6unis6o?. %+/ <a7ael <a6os Pedrueza$ La lucha de clases a trav,s de la historia de ",#ico $ %$ ,1%. %+0 Díaz <a6írez$ Apuntes históricos$ ". 0+. %+'onzIlez 2a arro$ l porfiriato$ ". %,,.
61

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

de orientación anarquista. <a lucha en 3eracru) continuó hasta la 1evolución mexicana de 1910. l r%"imen de >!a) reinaba con toda supremac!a, los a"raristas& no obstante& incitados por un incesante crecimiento de la población y por el sistema de hacienda en permanente expansión& hab!an desarrollado una serie de ideas y actitudes conocidas como ideolo"!a a"raria.G39 >on 0or#irio y sus científicos& con todo y su poder& nunca pudieron deshacer la revolución que hab!a ocurrido en la ima"inación de la población campesina. 0ese a que se sostiene que el )apatista 0lan de *yala y la <ey *"raria #ueron Lori"inalesM es evidente que la ideolo"!a a"raria que se desarrolló en el si"lo -.-& particularmente en el 8rea de operación de 5apata& ya anunciaba la mayor!a de los conceptos que aparecieron durante la lucha a"raria de 1910.GH0 l pro"rama )apatista inclu!a al"unos ras"os de las propuestas precursoras& tales como la redistribución de tierra& las condiciones de compensación& la autonom!a pol!tica del municipio& la autoridad del municipio sobre las tomas de tierra propiamente hablando y la entre"a de parcelas comunales o individuales de acuerdo con la tradición local& la creación de un banco a"r!cola re"ional y la provisión "aranti)ada de implementos a"r!colas b8sicos como semillas& arados& bueyes. GH1 9omo documento revolucionario& el 0lan de *yala era m8s elaborado que sus precursores del si"lo -.-& pero era& al #in y al cabo& el producto terminado de un movimiento a"rario con una lar"a historia. 9omo dice el pro#esor 6ohn Domac2/ L l plan no #ue una creación instant8nea. n su calidad de exposición de concepciones& se hab!a venido #or(ando por lo menos durante cincuenta aIos& a trav%s de las lecciones p'blicas que 6u8re) hab!a dado acerca de la importancia suprema de los [principios\& de la [ley\ y de la [(usticia\& pasando por la #ormación del or"ullo nacional durante la resistencia a los #ranceses& a trav%s de la exasperación provocada por las promesas personales y los abusos pol!ticos del lar"o reinado de don 0or#irio y& #inalmente& a trav%s del aborto de sus esperan)as puestas en el virtuoso $aderoM.GHG Aab!a& sin embar"o otros elementos importantes en este proceso. <os diri"entes& que expresaban diversos "rados de la ideolo"!a libertaria socialista& entre ellos 9h8ve) <ópe)& 1hoda2anaty& 5alacosta& 7on)8le)& +anta 4e& $ontiel y Ne"rete& hicieron contribuciones si"ni#icativas cada cual a su manera& a la ideolo"!a a"raria mediante sus luchas durante las peores %pocas del si"lo -.-. +us es#uer)os desempeIaron un papel importante en el desarrollo del a"rarismo mexicano anterior a la lle"ada de la 1evolución mexicana.

CAPÍTULO VI DECLINACIÓN Y PERSEVERANCIA

0ese a esa %poca en la d%cada de 18F0& que sólo puede cali#icarse como se %xito considerable& el movimiento anarquista mexicano padec!a de debilidades inherentes que lo hicieron extremadamente vulnerable a los ataques "ubernamentales de las dos d%cadas si"uientes. <os
%+1

Para 6Is datos so&re distri&ución de tierras = el ta6aFo de las !aciendas antes de la <e olución de 111)$ éase (o6ac#$ !apata$ "". +11*+1%8 'ildardo MagaFa$ miliano !apata y el agrarismo en ",#ico $ 3:+1$ = Do6ingo Díez$ <os conferencias sobre el estado de "orelos$ ". ./. %,) Dl "ro7esor 9o!n (o6ac#$ en su "erce"ti o li&re !apata y la Revolución me#icana @". ,).A$ sostiene la ;originalidad? del Plan de A=ala = de la Le= Agraria de Ma"ata. Díaz >oto = 'a6a$ sin e6&argo$ !a discutido el caso en no6&re de los "recursores$ con la o"inión de Cue el Plan de A=ala no o7recía a la gente 6Is Cue lo Cue los agraristas del siglo O3O !a&ían "ro"uesto en ista de los "ro&le6as irresolu&les @La revolución agraria$ "". ,1*.)A. %,1 Para una co6"aración 6Is Busta$ éase >anta 4e$ ;La Le= del Pue&lo?. %,% 9. (o6ac#$ op. cit.$ ". +-0.
63

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

anarquistas demostraron poca preparación para la tena) campaIa que se mantuvo en su contra entre 1880 y 1900. 4ue el presidente $anuel 7on)8le) quien& en 1880& inició la o#ensiva "ubernamental& sirviendo #irmemente a >!a) hasta 188H en que el hombre #uerte volvió a tomar las riendas. ra una serie de debilidades aparentes las que padec!an los anarquistas/ con todo y la naturale)a semisecreta de <a social& la t8ctica de utili)ar a la prensa de la clase obrera para dar a conocer planes y acciones& hac!a a los revolucionarios socialistas visibles y #8ciles v!ctimas de la persecución o#icial. +u doctrina antipol!tico desor"ani)aba al movimiento obrero urbano y lo de(aba vulnerable al contraataque de un "obierno que o#rec!a a la clase traba(adora un crecimiento social y económico y& por primera ve) en la historia mexicana& la estabilidad, prove!a asimismo al"o de #inanciamiento para las cooperativas urbanas y rurales. <os anarquistas quedaron aislados al ase"urar que el "obierno era incapa) de iniciar una re#orma si"ni#icativa& a#irmación que al"unos de los miembros del r%"imen se dedicaron activamente a contradecir. *unque el anarquismo operacional en teor!a no necesita de mucha "ente que lo apoye& s! requiere de masas or"ani)adas que lo prote(an de un "obierno hostil. <a lenta tasa de crecimiento de la econom!a mexicana antes de 1880 y el lento crecimiento industrial que se limitaba a la parte central del pa!s& no a#ectaban a un porcenta(e lo bastante "rande de la población como para que pudiera constituir un n'mero idóneo o la #uer)a su#iciente para un movimiento obrero urbano de masas con capacidad de con#rontar a un "obierno hostil. *s!& era el campesinado el que constitu!a el 'nico sector de la población traba(adora lo bastante "rande como para e#ectuar una con#rontación de este tipo. 9uando ocurrió el con#licto armado entre el r%"imen y la clase obrera& %ste se llevó a cabo en el sector a"rario& pero la revolución comunitaria en el campo tambi%n sucedió prematuramente. >espu%s de 18F6 el "obierno mexicano consolidó su #uer)a "racias a las astutas maniobras pol!ticas del presidente 0or#irio >!a)& quien tras unos discretos cuatro aIos iniciales& obtuvo la lealtad de la mayor!a del e(%rcito y de los poderosos. l campesinado mexicano& disperso e indisciplinado& no pod!a e#ectuar un al)amiento masivo. se tipo de cambio habr!a requerido varios aIos de proseliti)ación en los municipios y en las haciendas. n spaIa& por e(emplo& la or"ani)ación del campesinado& en otras circunstancias y con condiciones "eo"r8#icas mucho m8s #avorables& se e#ectuó a lo lar"o de dos "eneraciones& con un %xito parcial& antes de la #rustrada revolución de 1936. >urante la 1evolución mexicana& y pese a la di#undida simpat!a que despertaba& a 5apata le #ue imposible obtener el apoyo de las masas #uera del 8rea de los cuatro estados de $orelos& 0uebla& la parte sudeste del stado de $%xico y parte del estado de 7uerrero. >e hecho& su 8rea de operaciones cubr!a un poco m8s que el territorio en donde Ne"rete hab!a e(ercido la he"emon!a y parte de aquel en donde 9h8ve) <ópe) hab!a conducido su levantamiento. Ena disputa en el interior del movimiento urbano sobre la cuestión de participación en la pol!tica nacional presa"iaba el inicio de una %poca turbulenta. n enero de 1880& los representantes del 7ran 9!rculo de 5acatecas insist!an #irmemente en su apoyo al "eneral 7arc!a de la 9adena en su lucha por la presidencia de $%xico& en contra del candidato apoyado por >!a)& el "eneral 7on)8le), los anarquistas& entre tanto& se"u!an propu"nando la idea de la no participación en la pol!tica nacional. 0ese a las mani#estaciones masivas en el parque de 9olón el 16 de septiembre y el 1H de diciembre de 18F9& y los acuerdos aparentes que ah! se e#ectuaron& el con"reso obrero se deshi)o y tuvo que ser reor"ani)ado para este asunto. ntre enero y abril& los dele"ados& que representaban a m8s de Q0000 hombres y mu(eres de la clase traba(adora de or"ani)aciones #iliales& asistieron a estas reuniones. n esos meses& los dele"ados eli"ieron a representantes de <a +ocial y a sus adeptos antipol!ticos para la dirección del con"reso. l 1X de #ebrero de 1880& los dele"ados eli"ieron a 3illarreal como presidente& a 6os% $ar!a 7on)8le) como vicepresidente& a 4%lix 1iquelme como primer secretario y a 6uan :rellana como tercer secretario.GH3
%,+

l -ocialista$ 1Q de 7e&rero de 1--).
62

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

0ara el G0 de abril ya era evidente que el dominio del con"reso por parte de <a +ocial imped!a que %ste apoyara a 7arc!a de la 9adena en su lucha por la presidencia. Eno de los representantes del 7ran 9!rculo de 5acatecas& 1amón +andoval& anunció a los dele"ados reunidos en esa #echa que en vista de que el "rupo de 5acatecas apoyaba a 7arc!a de la 9adena y el con"reso se ne"aba a respaldarlo& la dele"ación de 5acatecas no ten!a m8s remedio que retirarse. +e le unieron una serie de simpati)antes y el interrumpido con"reso #ue suspendido. * continuación& los editores de &l -ocialista& que el 8 de enero de 1880 hab!an apoyado a 7arc!a de la 9adena&GHH quisieron reunir a sus se"uidores mediante una proclama del G9 de abril& en la que anunciaban su alian)a con los )acatecanos con el #in de hacer ele"ir a 7arc!a de la 9adena.GHQ >esde su comien)o& la campaIa de 7arc!a de la 9adena de(ó ver por qu% ten!a ese apoyo desen#renado con tanta denuncia voci#erante y un pro"rama de cambio social pr8cticamente id%ntico al que el con"reso apoyaba. +u plata#orma inclu!a la re#orma a"raria re"ulada m8s por el municipio que a nivel nacional, la autonom!a para las municipalidades locales& el est!mulo a los traba(adores para or"ani)ar sociedades cooperativas y mutualistas y el derecho a la huel"a.GH6 0ara un candidato a presidente de tanta importancia& dicho pro"rama no ten!a precedentes. <a oposición obrera urbana a la participación pol!tica pronto reaccionó en contra de la #acción m8s pequeIa que apoyaba a 7arc!a de la 9adena. n primer lu"ar& volvieron a reunir al con"reso el 8 de mayo de 1880 y eli"ieron a 9armen Auerta como presidente y a 7on)8le) como primer secretario. n se"uida& (unto con el 7ran 9!rculo de la ciudad de $%xico publicaron una proclama en &l 'i%o del Traba%o que condenaba a &l -ocialista& al 9!rculo de 5acatecas y a todos los "rupos obreros que hab!an apoyado a 7arc!a de la 9adena. l con"reso y el 9!rculo de la ciudad de $%xico representaban a la "ran mayor!a de los traba(adores mexicanos or"ani)ados. En indicio de la #uer)a anarquista de esa %poca puede hallarse en el hecho de que Auerta y 6os% $ar!a 7on)8le) #irmaron la proclama en nombre del con"reso, lo mismo hicieron 6uan 3illarreal& como presidente& y 4%lix 1iquelme& como primer secretario& en nombre del 7ran 9!rculo de la ciudad de $%xico. =odos ellos eran miembros o simpati)antes de la #acción libertaria socialista.GHF Aacia #ines de abril& la disputa entre los que apoyaban a 7arc!a de la 9adena y los que apoyaban a los anarquistas produ(o la total dispersión del con"reso. l "rupo de 7arc!a de la 9adena corrió el ries"o de la desinte"ración del con"reso con su retirada& ya que cre!a que la 'nica esperan)a real de los traba(adores de vencer a >!a) depend!a de la elección de 7arc!a de la 9adena.GH8 +imult8neamente& los anarquistas se rehusaron a comprometerse con un candidato a la presidencia. +osten!an que en 'ltima instancia& la presidencia oprimir!a a la "ente& independientemente del poder individual.GH9 <o que al principio parec!a ser un episodio m8s en una serie aparentemente interminable de disputas sobre la participación en las elecciones nacionales& demostró& a #in de cuentas& ser una crisis tanto para los anarquistas como para el movimiento obrero. *unque la disputa no resultó #atal para nin"uno& la desunión or"ani)ativa que produ(o y el #accionalismo pol!tico contribuyeron a separar a los anarquistas de los moderados y a debilitar a ambos. <a tarea del "obierno de >!a) cuando se volvió en contra de ellos y del movimiento independiente obrero or"ani)ado& se vio as! enormemente #acilitada.
%,, %,.

Ibid.$ - de enero de 1--). Ibid.$ %1 de a&ril de 1--). %,/ Ibid.$ - de 7e&rero de 1--). %,0 ;Protesta?$ "rocla6a en l 6i*o del Traba*o$ 1/ de 6a=o de 1--). %,l -ocialista$ - de enero = %1 de a&ril de 1--). %,1 ;Protesta?.
6/

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

l con"reso& no obstante& no desapareció, por el contrario& durante los dos aIos si"uientes continuó adquiriendo #uer)a. 0ara 188G hab!a recuperado lo perdido en 1880 y ase"uraba tener Q0G36 miembros en sus or"ani)aciones a#iliadas. GQ0 3arios #actores intervienen en esta extraordinaria recuperación/ la estrecha unidad de los miembros que quedaron les permitió #uncionar mucho me(or. #ectuaron una campaIa intensiva para crear nuevas asociaciones obreras& especialmente cooperativas. $uchos de los se"uidores de 7arc!a de la 9adena& tras sus es#uer)os in#ructuosos en la elección& volvieron al redil. +in embar"o s! se hab!a perdido un tiempo valioso. *un cuando el con"reso parec!a estar "anando #uer)a& en realidad la ca!da de los anarquistas y de todo el movimiento obrero independientemente se hab!a iniciado. <os primeros reveses ocurrieron en 18F8& cuando el r%"imen de >!a) comen)ó a reaccionar a las huel"as& las persistentes campaIas pol!ticas en contra del "obierno y las insurrecciones a"rarias. 0rimero #ue la +ociedad *rt!stica .ndustrial& un "rupo controlado por <a +ocial, esta sociedad descubrió que el edi#icio que hab!a recibido como donación del presidente 6u8re)& hab!a sido cedido por >!a) al entonces moribundo 7ran 9!rculo de la ciudad de $%xico& que en esa %poca era pro >!a).GQ1 0osteriormente& poco despu%s de que >!a) de(ara el poder al presidente electo& 7on)8le)& se e#ectuaron varios arrestos pol!ticos. n (unio de 18F9& las tropas del "obierno aprehendieron al coronel *lberto +anta 4e en 0uebla& en lo m8s intenso de su campaIa a #avor de una re#orma a"raria. 0oco antes de su arresto& +anta 4e hab!a a"itado a la "ente en contra del "obierno y hab!a sostenido tena)mente la valide) de las reclamaciones de tierras que hac!an los campesinos locales a la hacienda del "eneral 9u%llar en el valle de +an $art!n =exmelucan& situada a medio camino entre la ciudad de $%xico y 0uebla. 9u%llar hab!a obtenido la tierra durante sus servicios como comandante militar de la re"ión y >!a) lo apoyaba. GQG <a <ey del 0ueblo de +anta 4e promet!a una re#orma a"raria arrasadora lo que contribu!a a que tuviera un "ran n'mero de se"uidores en y alrededor del estado de 0uebla. Éstos constituyeron una amena)a aut%ntica para los hacendados pro >!a) de esa re"ión. >!a) no titubeó en atacar a +anta 4e. l optimismo que mostraba el presidente estaba bien #undado ya que al tomar el poder en 18F6& hab!a aumentado considerablemente la #uer)a del "obierno. >urante la "uerra civil tripartita de 18F6& los rurales que hab!an apoyado una causa sin #uturo en nombre del presidente <erdo& se vieron die)mados y dispersados. n 18F6 >!a) se encontró pr8cticamente sin una #uer)a que hiciera respetar las leyes. 9on el #in de consolidar su poder& se pasó varios aIos reconstruyendo tanto el cuerpo de rurales como el e(%rcito #ederal. 0ara 18F9& ya se consideraba lo su#icientemente #uerte para suprimir a los disidentes& as! como para retirarse durante un per!odo presidencial& que era lo que exi"!a la 9onstitución& a #in de permitir al "eneral 7on)8le)& se"uidor suyo& ocupar la presidencia hasta 188H. <a "ran habilidad del "obierno para mantener el orden en el campo& dio tambi%n por resultado el arresto de 4rancisco 5alacosta& editor de La #nternacional& quien durante casi dos aIos hab!a evadido a las autoridades. <os levantamientos a"rarios que hab!a incitado #ueron aplastados por el e(%rcito #ederal antes de su internamiento y e(ecución en ;uer%taro& en 1880. <as #uer)as #ederales tambi%n so#ocaron otras dos revueltas a"rarias de la misma %poca/ una diri"ida por el "eneral radical& Ne"rete& quien promul"ó un plan diseIado con el modelo de la <ey del 0ueblo, la otra& por los se"uidores de +anta 4e& a ra!) de su arresto. * continuación #ueron =iburcio $ontiel y sus se"uidores campesinos de la <i"a *"raria de la 1ep'blica $exicana los que padecieron la cólera del "obierno. *ctivo en los movimientos obrero y a"rario desde principios de la d%cada de 18F0& $ontiel #undó la li"a lue"o de servir como abo"ado del 7ran 9omit% 9omunero de 5alacosta& en 18F6. >esa#ortunadamente para
%.) %.1

l -ocialista$ %/ de se"tie6&re de 1--%. 'onzIlez$ ;Dl círculo de o&reros?$ en l -ocialista$ 10 de 7e&rero = 1) de 6arzo de 1-0-. %.% Carta de >anta 4e al Dditor en l 6i*o del Traba*o$ 11 de 6a=o de 1-01.
66

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

$ontiel& su a"resiva posición a #avor de los campesinos en el 8rea de 9halco lo asoció al levantamiento a"rario diri"ido por 5alacosta. <as autoridades lo arrestaron en a"osto de 1881 tras su violento ensayo titulado L9omunismoM& aparecido en &l -ocialista. +us denuncias sobre las condiciones a"rarias y sus acusaciones espec!#icas de actos de violencia& tomas de tierra y robos de "anado que los "randes terratenientes hac!an a los pueblos de +an Buenaventura y +an ."nacio Nopala en el estado de Aidal"o& y =epexpan y Ruxtepec en el stado de $%xico& le hicieron merecer el t!tulo de LcomunistaM y por ello #ue a dar a la c8rcel. GQ3 0oco despu%s #ue exiliado a <a 0a)& Ba(a 9ali#ornia. 0ara 188G& con 5alacosta y $ontiel eliminados y habiendo ne"ado el permiso de reabrir la escuela de 1hoda2anaty& los i)quierdistas de la ciudad de $%xico se vieron distanciados de 9halco y del campo mexicano. <os campesinos de 9halco& derrotados en un levantamiento #rustrado cayeron en un estado de relativa quietud que duró hasta que se reunieron ba(o la bandera de miliano 5apata& treinta aIos m8s tarde. ntre 18F8 y 188H& los levantamientos a"rarios habr!an podido tal ve) apabullar a los "obiernos liberales anterior& pero las #uer)as #ederales& movi%ndose con 8"il e#iciencia& derrotaron las revueltas que se esparcieron hacia ;uer%taro& +an <uis 0otos!& $ichoac8n y 9hihuahua. <os intentos anarquistas por coordinar los levantamientos& #allaron con la eliminación del "rupo de 5alacosta.GQH l "obierno de >!a) depend!a de los rurales y del e(%rcito #ederal para extender su control sobre la población a"raria. <as patrullas rurales #ueron or"ani)adas para vi"ilar a los dominados campesinos.GQQ l "obierno completó el patrón de su represión a"raria con una campaIa que casi exterminó a los levantiscos yaquis en el noreste& a #ines de la d%cada de 1880 y principios de la de 1890.GQ6 l movimiento urbano sintió tambi%n el peso del "obierno. l GH de (unio de 18F9& nueve personas que hab!an participado en una huel"a portuaria en 3eracru)& #ueron asesinadas durante una mani#estación. &l 'i%o del Traba%o declaró cate"óricamente que el "obernador del estado& <uis $ier y =er8n& hab!a ordenado los asesinatos. l periódico conclu!a/ L s necesario& pues& que $%xico se pur"ue de tanto bribón& si no quiere que lo si"an robando y asesinandoM.GQF $8s importante que el ultra(e su#rido por el personal de &l 'i%o del Traba%o en nombre de los Lm8rtires de 3eracru)M #ue la evidencia de haber sido intimidados. En #rontispicio de duelo apareció en la primera p8"ina del periódico durante un aIo y los nombres de los editorialistas revolucionarios al pie de sus art!culos #ueron sustituidos por seudónimos. <a supresión del movimiento obrero por el "obierno& si se toma en cuenta su beli"erancia y vulnerabilidad& se desarrolló lentamente. En alto "rado de tolerancia hacia el traba(o or"ani)ado pareció existir durante el per!odo 18F6?18F9. 9omo vocero del 7ran 9!rculo& &l 'i%o del Traba%o encontró primero los l!mites externos de la tolerancia "ubernamental en 18F6& cuando el presidente <erdo suspendió su publicación desde el 16 de octubre hasta el 1H de diciembre. =ras la matan)a de 3eracru)& &l -ocialista se unió a &l 'i%o del Traba%o& que(8ndose de amena)as y adoptando el uso de seudónimos& GQ8 pero lue"o de un breve per!odo de violencia editorial& los periódicos se sumieron en el silencio.GQ9 Aacia #ines de 1880& &l -ocialista respaldó
%.+ %.,

Montiel$ ;Co6unis6o?$ éase ta6&ién Díaz <a6írez$ Apuntes históricos$ ". 0+. Dntre ista con Galadés$ Naxte"ec$ / de no ie6&re de 11/1. %.. >u !a&ilidad en este contexto se e testi6oniada en di ersas ocasiones. Por eBe6"lo$ éase <a6o de 'o&ernación$ A'2$ 3n7or6e de rurales n56. .,$ 1--1. %./ Dxisten arias 7uentes secundarias dis"oni&les Cue descri&en la extensión del control Cue el go&ierno de Díaz tenía so&re la "o&lación agraria. Las 6eBores son >il a Jerzog$ l agrarismo me#icano$ "". 1),*1,08 = 'onzIlez 2a arro$ l porfiriato$ "". %+1*%.1. %.0 ;Tuxte"ec se a!oga en sangre?$ en l 6i*o del Traba*o$ / de Bulio de 1-01. %.Para una descri"ción general de la re"resión del go&ierno$ éase Ló"ez A"aricio$ l movimiento obrero$ ". 11%. %.1 Dl 6eBor eBe6"lo de 7uria editorial a"areció 7ir6ado con el seudóni6o Luigi$ ;La re olución es necesaria?$ en l 6i*o del Traba*o$ %- de dicie6&re de 1-0-.
60

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

a >!a) para la "ubernatura de :axaca.G60 n 1881& &l 'i%o del Traba%o& apoyó al "eneral 7on)8le) como presidente de la 1ep'blica con la si"uiente (usti#icación/ L4uimos irreconciliables enemi"os de la administración que pasó& porque nos trató con dure)a y con in(usticia& pero seremos ac%rrimos ami"os de la actual siempre que& como hasta la #echa& marche inspir8ndose en ideas de conciliación& de pa) y de pro"resoM. G61 >espu%s de este cambio radical en su en#oque& &l 'i%o del Traba%o suprimió los temas revolucionarios e incluso de(ó de cubrir la in#ormación sobre traba(o& un serio "olpe al movimiento obrero urbano. l "obierno esperó hasta #ines de 1881 para cerrar #inalmente el 7ran 9!rculo de la ciudad de $%xico& en esa %poca dominado por los anarquistas. l presidente 7on)8le) levantó temporalmente la suspensión en mar)o de 188G& pero el atosi"ado 9!rculo se vio obli"ado a poner un anuncio con el #in de arrendar su sala de reuniones/ LAabiendo cesado las causas que ori"inaron la suspensión de los traba(os de esa 9orporación& o#rece de nuevo su salón a las a"rupaciones que antes hac!an uso de %l& como a las nuevas que no ten"an dónde celebrar sus (untasM. L+%panlo& pues& los propa"adores de la sociabilidadM.G6G n 1883& el 7ran 9!rculo de :breros de $%xico& cerró para siempre y pasó a la historia.G63 l con"reso lo"ró evitarse problemas con el "obierno durante un tiempo considerable. >e manera t!pica& hi)o la declaración o#icial de que intentaba Lser la expresión de las a"rupaciones obreras y sociedades de la 1ep'blica que se adhieran al con"resoO se proclama la pa) y se declara que sólo se apelar8 al derecho de la insurrección& si se intentara arrebatar cualquier otro de los derechos naturales del hombreO sólo para de#ender los principios que proclamaM. G6H +in embar"o& en 1881 el con"reso se buscó problemas con >!a) al a#iliarse a la internacional anarquista en uropa. Nathan 7an)& un anarquista norteamericano y editor de la Anarchist -ocialist )e(olutionaru+ )e(ie0 de Boston& contribuyó con al"unos art!culos a &l -ocialista y #un"ió como dele"ado mexicano en la convención de la internacional anarquista en <ondres en 1881.G6Q Aacia #ines de 188G& poco despu%s de haber alcan)ado el n'mero m8ximo de miembros& el con"reso ori"inal pasó al olvido. No existe in#ormación sobre su muerte o sobre sus actividades despu%s de 188G& pero varias or"ani)aciones nuevas salieron a la super#icie poco despu%s y su actuación permite #ormarse una idea. * #ines de 188H& 0edro :rdóIe) #ue elo"iado en los si"uientes t%rminos/ L0ropietario& presidente del verdadero 9!rculo y 9on"reso de :breros& honrado artesano y liberal reconocidoM.G66 l verdadero 9!rculo y 9on"reso #ue creado como una or"ani)ación uni#icada en 188H. 9ooperó libremente con el "obierno para #ormular un pro"rama de re#orma social aceptable tanto para >!a) como para los moderados dentro del movimiento obrero. <a elo"iosa descripción del menospreciado :rdóIe) como LpropietarioM no ten!a precedentes en &l -ocialista. <os traba(adores urbanos& antes tan opuestos al r%"imen& combinaban ahora un apoyo "ubernamental ba(o un diri"ente que sólo dos aIos antes hab!a "o)ado de un "ran presti"io entre los socialistas libertarios mexicanos& con elementos radicales de los or"ani)adores de la #uer)a de traba(o.G6F
%/) %/1

l -ocialista$ %/ de no ie6&re de 1--). l 6i*o del Traba*o$ / de 6arzo de 1--1. %/% ;Dl círculo de o&reros?$ en l 6i*o del Traba*o$ 11 de 6arzo de 1--%. %/+ ;N&ituario al 'ran Círculo?$ en l -ocialista$ % de no ie6&re de 1--+8 éase ta6&ién <a6os Pedrueza$ La lucha de clases$ ". ,1%. %/, l -ocialista$ 1. de enero de 1--). %/. 2at!an 'anz: ;(!at Pe Pill and P!at Pe Pill not? = ;(ar against t!e aut!orities &= arious 6et!ods and 6eans?$ en l -ocialista$ 1) de enero de 1--1. Para 6Is detalles so&re la con ención$ éase (oodcoc#$ Anarchism$ ". %.-. %// ;Pedro NrdóFez?$ en l -ocialista$ 0 de dicie6&re de 1--,.
68

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

l "obierno otor"aba una sustanciosa ayuda #inanciera al verdadero 9!rculo y 9on"reso para el desarrollo de cooperativas a"rarias rurales. n poco tiempo al"unas de estas cooperativas elaboraron su econom!a de una manera extraordinariamente comple(a e inte"rada.G68 *unque el verdadero 9!rculo y 9on"reso por su parte no lo"ró convertirse en una or"ani)ación creciente y posible& las cooperativas subvencionadas por el "obierno sobrevivieron hasta mediados de la d%cada de 1890. l "obierno (usti#icó su #la"rante violación al laissez-faire ale"ando que las colonias "aranti)aban el desarrollo& la tranquilidad social y la inmi"ración. 0ero pese a al"unos %xitos& hacia 189F el "obierno abandonó a las cooperativas para dedicarse a las novedosas compaI!as de desarrollo.G69 :tro "rupo obrero& m8s militante& sur"ió tambi%n inmediatamente despu%s de la muerte del con"reso. +e llamaba 6unta 0rivada de las +ociedades $utualistas de $%xico& y exi"!a el derecho a la huel"a y a buscar la L(usticia socialM. +alió a la lu) hacia mediados de 1880& con 9armen Auerta& anti"uo presidente del con"reso y miembro de <a +ocial& a la cabe)a. =ambi%n era miembro :rdóIe). n contraste con el verdadero 9!rculo y 9on"reso& la 6unta 0rivada& con todo y sus tendencias m8s militantes& no perdió tiempo en elo"iar al "obierno y al sistema pol!tico&GF0 sólo sobrevivió unos cuantos aIos. l r%"imen de >!a) hab!a adquirido un control casi completo sobre el movimiento obrero. +in embar"o& y pese a los obst8culos& los anarquistas no se dieron por vencidos. n (ulio de 188H& el 9lub Nacional de :breros <ibres anunció su existencia e invitó a la clase obrera a apoyarlo. <a dirección exi"!a el derecho inviolable a la huel"a e instaba a los traba(adores a utili)ar esta arma cuando todos los otros medios #allaran. GF1 <os anarquistas norteamericanos del @ni"hts o# <abor& ayudaron al 9lub Nacional en su es#uer)o por or"ani)arse entre los traba(adores textiles de $%xico a mediados y #ines de la d%cada de 1880. GFG 0ero el 9lub Nacional no lle"ó a 1890 como una entidad& aunque sus adherentes& re#or)ados por el apoyo espor8dico norteamericano& prosi"uieron con sus actividades& particularmente en el norte. En pequeIo "rupo de obstinados revolucionarios or"ani)ó en 188Q a los "rupos revolucionarios de emi"rados espaIoles en varias re"iones. l "rupo hi)o un llamado La todos los explotados en "eneral y a los emi"rados espaIoles en particular, el pueblo que su#r!a ba(o el yu"o del tirano opresor enarboló la ro(a bandera y proclamó la comuna& o sea el municipio libre/ Aoy los proletarios tenemos una "ran misión& o me(or dicho una "rande revolución que cumplirO $archamos a "randes pasos a una "ran revolución que no hay que dudar ser8 de una violencia extrema/ dos clases y dos ideas deben chocarse una contra otra,O las dos clases se componen& la una de los que todo producimos y no podemos comer& y la otra compuesta de los que mucho comenO sin que nada produ)can, las dos ideas se ven de#inidas en dos palabras/ libertad y despotismo& o me(or dicho& *N*1;E_* y autoritarismoO debemos destruir por todos los mediosO a la propiedad individual y muerte a la autoridadO L. L0orque mientras existan "obiernos habr8 "obernados& y mientras exista autoridad existir8 esclavitudM.GF3 <os re"istros del "obierno indican en 188F a 9Q00 espaIoles en $%xico con
%/0

Para un ensa=o &iogrI7ico = una descri"ción de la carrera o&rerista de Pedro NrdóFez$ éase l -ocialista$ +) de Bunio de 1--1. %/'eneral Carlos Pac!eco$ secretario de 4o6ento$ "emoria presentada al 1ongreso de la Anión por el secretario de stado y del despacho de 2omento, 1oloni0ación, Industria y 1omercio de la RepHblica "e#icana @citada de aCuí e adelante co6o "emoria de 2omentoA: 1orresponde a los a/os transcurridos de enero de $::I a *unio de $::( $ "". 11.*%1%. %/1 Manuel 4ernIndez Leal$ secretario de 4o6ento$ "emoria de 2omento+ 1orresponde a los a/os transcurridos de $:%D a $:%?$ "". 1+*1/. %0) l -ocialista$ %- de Bunio de 1--.. %01 Ló"ez A"aricio$ l movimiento agrario$ ". 11.. %0% l -ocialista$ . de Bulio de 1--,. %0+ Ibid.$ +1 de 6a=o de 1--..
69

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

estatus de inmi"rantes.GFH sta or"ani)ación constituye otro e(emplo del destacado papel desempeIado por espaIoles como $uI')uri y 3illarreal en el movimiento obrero mexicano del si"lo -.-. 0ese a sus derrotas& a los anarquistas les quedaba todav!a al"o de #uer)a que se convirtió en la base de su supervivencia. <a declaración del "obierno que hac!a ile"ales a las cooperativas representa uno de los "olpes m8s #uertes asestados a la campaIa de los anarquistas en #avor del cooperativismo en el si"lo -.-.GFQ 9uando posteriormente #ueron le"ali)adas& el "obierno no se ase"uró de que estuvieran su(etas al control y re"ulari)ación "ubernamentales. <a he"emon!a "ubernamental sobre todas las actividades polic!acas y civiles& incluyendo la educación& limitaron a'n m8s la independencia de estas or"ani)aciones. 9on seme(antes estipulaciones& las cooperativas ima"inadas por 6os% $ar!a 7on)8le) no pod!an existir.GF6 <a consolidación del poder que hi)o el r%"imen de >!a) a#ectó a los anarquistas y al movimiento obrero de varias maneras& adem8s de la intervención directa. <os episodios m8s importantes en este sentido se conectaban con los con#lictos que el r%"imen ten!a con los "enerales 7arc!a de la 9adena y Ne"rete. >urante mucho tiempo estos dos hombres apoyaron pro"ramas sociopol!ticos revolucionarios y a menudo se aliaron con los elementos m8s militantes de los movimientos obreros urbano y rural en sus con#rontaciones con los "obiernos liberales de 6u8re)& <erdo de =e(ada y >!a).GFF =ras aIos de oposición a 6u8re) y a <erdo& 7arc!a de la 9adena& desde su base en 5acatecas& desa#ió abiertamente y por primera ve) a >!a) en 18F9& cuando el 7ran 9!rculo de 5acatecas recibió su apoyo en contra del 7ran 9!rculo de la ciudad de $%xico& GF8 dominado por >!a). Au%sped honorario en la reunión de inau"uración del "rupo )acatecano& 7arc!a de la 9adena "aranti)ó a los dele"ados que ser!a su LprotectorM. GF9 l r8pido %xito del 7ran 9!rculo de 5acatecas contra su rival en la ciudad de $%xico sólo a"ravó la in(uria de >!a). 0oco tiempo despu%s& 7arc!a de la 9adena publicó una carta en &l -ocialista en la que hac!a ver a >!a) lo que implicaba el nuevo impuesto propuesto para la industria mexicana. l texto de(a ver la #iloso#!a pol!tica de 7arc!a de la 9adena/ LO la econom!a de los "astos debe ser la base del pro"ramaO el intentar resolverla aumentando los tributosO no est8 y no puede estar (usti#icadoO ser8 un cataclismo social/ las #8bricas de hilados van a cerrarse, la industria al"odonera va a suspender sus traba(osO L.G80 0osteriormente& en 1880& 7arc!a de la 9adena opon!a su candidatura para la presidencia a la de 7on)8le)& con un llamado a la #uer)a obrera or"ani)ada. +u rivalidad con >!a) persistió hasta 1886& cuando apoyo una in#ructuosa revuelta diri"ida por Ne"rete. <as tropas #ederales invadieron 5acatecas& capturaron a 7arc!a de la 9adena& y lo e(ecutaron. +u suerte se convirtió en una historia conocida por todo $%xico. l periódico del "obierno& &l Diario .ficial& anunció su muerte como Lal tratar de escaparM ?la ley #u"a?. >e inmediato se levantó el clamor p'blico encabe)ado por varios periódicos respetables de la ciudad de $%xico. &l -iglo 1#1 sacó un
%0, %0.

:oBórCuez$ La inmigración espa/ola$ ". .. <oBas Coria$ Tratado de cooperativismo me#icano$ "". %1,.%+)$ %+.. %0/ Ibid.$ "". %,)*%,1. %00 Carta del general 'onzIlez Nrtega a 2egrete$ 2ue a Uor#$ 1) de se"tie6&re de 1-//$ Arc!i o 9uIrez$ :i&lioteca 2acional de México. Para 6a=or in7or6ación en relación con una de sus cons"iraciones en contra de 9uIrez$ éase carta de >il estre Aranda a 9uIrez$ C!i!ua!ua$ %% de a&ril de 1-//$ ibid. %0'arcía de la Cadena a"o=ó a Díaz tanto en contra de 9uIrez co6o de Lerdo de TeBada. Géase Trinidad 'arcía de la Cadena$ general de &rigada$ ex"ediente 1.*+1.$ docu6ento .$ /$ 1.+$ 1/.*10+$ AJD2. %01 La esti6a en Cue se tenía a 'arcía de la Cadena se e ilustrada "or lo siguiente: ;Wsta @la cere6oniaA 7ue "residida "or el general 'arcía de la Cadena "ara Cuien la clase o&rera no tiene sino ala&anzas? @ l -ocialista$ %, de 6arzo de 1-01A. %-) Trinidad 'arcía de la Cadena$ artículo en l -ocialista$ % Bunio de 1-01.
00

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

comentario t!pico/ L* 7arc!a de la 9adena se le ha aplicado la ley #u"a, ha sido asesinado un buen hombreM.G81 <ue"o de su revolución abortada en 18F9?1881& $i"uel Ne"rete adquirió la reputación de ser un vehemente opositor de >!a) y de#ensor de la causa a"rarista. >urante los cinco aIos si"uientes se exasperó al ver cómo aumentaba la dictadura su control sobre el pa!s y cómo se deterioraba la situación a"raria. 4inalmente& en 1886& no pudo a"uantar m8s y se preparó para la con#rontación de#initiva. n un plan revolucionario dio a conocer sus motivos& denunciando la pol!tica del "obierno y exi"iendo la creación del municipio libre& que& sosten!a& ser!a la unidad económica y pol!tica de la nación. +u proclama exi"!a una re#orma a"raria completa/ la tierra se redistribuir!a primero a los municipios y despu%s los mismos pueblos la asi"nar!an a los a"ricultores individuales o la retendr!an en #orma comunal& se"'n el m%todo que estuviera m8s de acuerdo con la tradición local. 0ropuso la creación de bancos a"rarios que pudieran proveer los #ondos necesarios para el rie"o& los implementos a"r!colas y el desarrollo en "eneral. l nuevo "obierno de Ne"rete o#rec!a al movimiento obrero urbano su apoyo con el #in de establecer un sistema de cooperativas libres y sociedades mutualistas. 0romet!a tambi%n salarios m8s altos& el derecho a la huel"a y me(ores condiciones de traba(o. G8G 0or#irio >!a)& lue"o de tomar las precauciones necesarias para "aranti)ar la se"uridad en otras 8reas& aplastó la revuelta. =ras unas cuantas semanas de a"itación consi"uió aislar a otras unidades rebeldes de Ne"rete. 0osteriormente& en el verano de 1886& el e(%rcito del "obierno invadió 0uebla tras una campaIa di#!cil y prolon"ada en la que tropas #ederales pasaron verdaderas privaciones. G83 4inalmente Ne"rete se retiró al sur pero las tropas "ubernamentales lo interceptaron y lo acorralaron a sus #uer)as& captur8ndolo.G8H 7arc!a de la 9adena& que hab!a apoyado a Ne"rete en 186H?1866 y 1868 desobedeció las órdenes de >!a) y huyó del >istrito 4ederal a 5acatecas con el ob(eto de reunir a sus tropas. 0erse"uido y capturado por orden del ministro de 7uerra 0edro Aino(osa& 7arc!a de la 9adena murió #rente al pelotón de #usilamiento. G8Q =ras casi veinticuatro aIos de resistencia armada en contra de la pol!tica "eneral y de las pol!ticas a"rarias de 6u8re)& <erdo& >!a) y 7on)8le)& terminó. 9on la eliminación de Ne"rete y de 7arc!a de la 9adena& el movimiento obrero perdió sus aliados militares y toda esperan)a inmediata de solución revolucionaria a las di#icultades de los traba(adores.

CAPÍTULO VII EL RESURGIMIENTO

INTRODUCCIÓN
%-1 %-%

l -iglo .I.$ + de no ie6&re de 1--/. 2egrete$ ;Dl Plan de Lo6a Alta?$ Lo6a Alta$ Pue&la$ %/ de Bunio de 1-//$ ex"ediente xV6.%V1.*0)1$ to6o 33$ docu6ento ))+,%$ AJD2. %-+ Géase los in7or6es de JinoBosa corres"ondientes a Bulio$ agosto$ se"tie6&re = octu&re de 1--/$ ex"ediente xV6.%V1.*0)1$ to6o 33$ ibid. %-, Luis Car&alleda$ in7or6es$ ciudad de México$ %) de octu&re de 1--/$ ex"ediente xV6.%V1.*0)1$ to6o 33$ docu6ento ))+/)$ ibid. %-. <o6In >uIstegui a Pedro JinoBosa$ 6inistro de 'uerra = Marina$ Macatecas$ 11 de octu&re de 1--/$ ex"ediente 1.*+1.$ docu6ento %),8 JinoBosa$ Directi a "ara ca"turar a 'arcía de la Cadena$ ciudad de México$ %) de octu&re de 1--/$ ex"ediente 1.*+1.$ docu6ento %1,8 general Carlos Lueso$ in7or6es concernientes a la 6uerte de 'arcía de la Cadena$ Macatecas$ 11 de no ie6&re = %. de octu&re de 1--/$ ex"ediente 1.*+1.$ docu6entos %1-$ %%)8 JinoBosa$ 3n7or6e$ ciudad de México$ 1/ de no ie6&re de 1--/$ docu6ento %11$ ibid.
01

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

* #ines de los aIos 1880 y 1890& los anarquistas se sumieron en la desmorali)ación y la desor"ani)ación. 0ero la persistencia de las di#!ciles condiciones para la clase obrera& los se"uidores que a'n quedaban& el descontento estudiantil& la lle"ada constante de inmi"rantes espaIoles& la in#luencia menor de los miembros anarquistas de los @ni"hts o# <abor en la d%cada de 1890& y la m8s si"ni#icativa& que e(ercieron la Destern 4ederation o# $iners y los .ndustrial Dor2ers o# the Dorld durante la primera d%cada del si"lo -.-& contribuyeron a mantener viva la causa. ntre tanto& el anciano r%"imen de >!a) se en#rentaba a una econom!a decadente y a un creciente resentimiento p'blico. 0ese a la #alta de dirección& los traba(adores industriales de $%xico mostraron su militancia a lo lar"o de todo el por#iriato. n 188Q la inquietud obrera desembocó en una serie de huel"as textiles importantes en l 3alor en =laxcala& 9erridos en :ri)aba& la $a"dalena en 9ontreras y +an *ntonio *bad en la ciudad de $%xico. <a intervención de un 0edro :rdóIe) ya de m8s edad y m8s conservador& ahora re"idor de la ciudad& puso de relieve la huel"a de +an *ntonio *bad. n lu"ar de la multa de cinco pesos que los traba(adores derrotados deb!an pa"ar a los propietarios& el dinero #ue destinado a <a 9asa *mi"a de la :brera& una casa de bene#icencia para las traba(adoras. n 1888 una huel"a cerró la planta <a 3ictoria en 0uebla& durante casi tres semanas. n 1889 los paros cerraron las #8bricas de l $olino en 3eracru)& +an 4ernando en =lalpan& y 9erridos. <os disturbios durante el per!odo 188Q?1890 eran por lo "eneral el resultado de reducciones salariales y de la plena conciencia que ten!an los traba(adores de la hostilidad casi rutinaria de las autoridades y de la omnipresente soldadesca.G86 n enero de 1890 los traba(adores de +an *ntonio *bad se pusieron de nuevo en huel"a& otra ve) en protesta por las reducciones de salarios. <a situación en la #8brica +an *ntonio *bad era si"ni#icativa por ser la m8s "rande del >istrito 4ederal y sus obreros comen)aban a constituir un r%cord de militancia obrera radical que continuar!a a lo lar"o de la revolución con su a#iliación a la 9asa del :brero $undial& dominada por los anarco?sindicalistas. =ambi%n a lo lar"o de la d%cada de 19G0& se a#iliaron a la anarco?sindicalista 9on#ederación 7eneral de =raba(adores& 97=. n 189G& en 189H y en dos ocasiones en 1896& cerró la planta de +an *ntonio *bad a causa de las huel"as. <os problemas iban desde las reducciones salariales y el aumento de las horas de traba(o& hasta las relaciones entre empleados y dirección. :tras plantas con secuela de militancia obrera tambi%n experimentaban una inquietud constante. <a 9olmena& en =lalnepantla& una #8brica m8s anti"ua que la de +an *ntonio *bad& en donde +antia"o 3illanueva or"ani)ó a los obreros en 1868& y se a#iliaron a los 9!rculos y 9on"resos de las d%cadas de 18F0 y 1880& se vio cerrada por una huel"a en 1898. *qu! se movili)aron setecientos traba(adores quienes obtuvieron concesiones ne"ociadas& una victoria poco #recuente. :tra huel"a mayor y m8s importante se produ(o en 1900& cuando le lle"ó su turno a la #8brica l $ayora)"o& en 0uebla& con una movili)ación de tres mil obreros textiles de ese estado.G8F ste paro& la primera Lhuel"a "eneralM de $%xico& inau"uró la era del sindicalismo moderno en el si"lo --. <o obreros mexicanos recordaban no sólo su herencia y cómo hacer huel"as pese a la ile"alidad& sino que tambi%n& tras veinticuatro aIos de Lpa) por#irianaM& utili)aron las t8cticas sindicalistas europeas m8s modernos. <a teor!a del si"lo -.- se hab!a convertido en la realidad del si"lo --. <os norteamericanos de los @ni"hts o# <abor ayudaron en la campaIa para or"ani)ar a los #errocarrileros de Nuevo <aredo en 188F& $onterrey y 0uebla en 1898& y *"uascalientes y la ciudad de $%xico en 1900.G88 >urante los primeros aIos del si"lo --& los miembros de la Destern 4ederation o# $iners iniciaron su traba(o de radicali)ación en 9ananea. $uchos de estos hombres #ueron parte de una tendencia que se desarrollaba en el movimiento obrero y
%-/ %-0

Moisés 'onzIlez 2a arro$ Las huelgas te#tiles en el porfiriato$ "". +/*,). Ibid.$ "". ,)*,-. %-Ló"ez A"aricio$ l movimiento obrero en ",#ico$ ". 11..
01

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

que poco despu%s& en 190Q& dio por resultado la or"ani)ación& teóricamente anarco?sindicalista& .ndustrial Dor2ers o# the Dorld J.DDK. n 1906& la .DD operaba en 9ananea. l 0artido <iberal $exicano& or"ani)ado por 1icardo 4lores $a"ón& l!der de las protestas estudiantiles de 1890 en la universidad de la ciudad de $%xico& conten!a numerosos elementos anarquistas y traba(aba con los norteamericanos. *l inicio de 190H& los ma"onistas& desde su santuario norteamericano& comen)aron a mandar emisarios ?corredores de cultura revolucionaria? a los campos mineros del norte de $%xico y a los pueblos a"rarios del sur& lle"ando hasta 3eracru) y :axaca. l r%"imen de >!a) comen)ó a preocuparse. l papel de los anarquistas norteamericanos en la or"ani)ación de la #uer)a de traba(o mexicana durante la 'ltima d%cada del si"lo -.- a los que se hab!an unido los exiliados ma"onistas en los primeros aIos del si"lo --& se vio re#le(ado en la se"unda con#erencia panamericana que se llevó a cabo en la ciudad de $%xico en 1901? 190G. l "obierno mexicano exi"!a leyes de extradición& severas y uni#ormes& que tuvieran que ver espec!#icamente con los anarquistas y aplicables a todas las naciones americanas. G89 <os dele"ados de la con#erencia compart!an la opinión de que los anarquistas deber!an ser en(uiciados& pero el problema resid!a en encontrar una de#inición adecuada para el anarquismo. l dele"ado mexicano& *l#redo 9havero& admitió lue"o de varias semanas su incapacidad para de#inirlo. No obstante& presentó una lista de veinticinco cr!menes que& ase"uraba& constitu!an actos anarquistas. >ichos cr!menes cubr!an toda la escala del comportamiento criminal& desde asesinato y robo hasta sabota(e. l 'ltimo de la lista era lapidario/ Ldelitos del anarquismoM& aunque sin de#inición. <os dele"ados se mostraron de acuerdo con las primeras veinti'n o#ensas& y las catalo"aron como cr!menes anarquistas& deshaci%ndose de la 'ltima cate"or!a de LanarquismoM en el mani#iesto #inal de la con#erencia. G90 <os veinti'n car"os restantes #ueron adoptados y 9havero quedó satis#echo sólo a medias con los resultados.

EL RESURGIMIENTO FACTORES SOCIALES Y ECONÓMICOS
>urante el por#iriato& la industriali)ación desarrollo una clase obrera urbana que #ue aumentando y adquiriendo poder. <a creciente actividad económica estimuló a los centros urbanos m8s "randes. <os que ten!an una población mayor de G0000 habitantes& crec!an a una tasa anual de G.Q^ entre 18FF y 1910& mientras que las comunidades rurales de menos de Q000 ten!an una del 1.G^. <a ciudad de $%xico m8s que duplicó su población durante ese per!odo& yendo de G30000 habitantes a los HF1000. 0ero otros centros industriales crecieron en #orma a'n m8s espectacular/ $onterrey aumentó en un H61^ y 3eracru) en un H90^. ste crecimiento se debió al incremento del comercio tanto local como extran(ero as! como a la expansión de la producción de las #8bricas causada por la a#luencia de campesinos a las ciudades en busca de me(ores oportunidades. <a mi"ración rural?urbana creó una sobreabundancia de o#erta de #uer)a de traba(o& la que& (unto con el deterioro "eneral de la econom!a despu%s de 1906& hi)o descender constantemente los salarios de los obreros de alto nivel que hab!an alcan)ado en 189F. n el centro de $%xico& un obrero industrial cuyo in"reso diario en 189F le daba un poder adquisitivo de 1.9G pesos& en 190F lo ve!a reducido a 1.H0 sin que se pudiera prever una me(ora.G91 <os precios de los alimentos& en constante ascenso& restrin"!an todav!a m8s su posición económica& y otros "astos como renta& combustible y vestido& aumentaban tambi%n mucho m8s r8pido que su salario. Aasta 189F el aumento del in"reso real y la mediación
%-1

Al7redo C!a ero$ -egunda 1onferencia Internacional de Am,rica, ciudad de ",#ico, $%;$'$%;D, La 1omisión de #tradición y )rotección contra el AnarGuismo$ ". 1-1 %1) Ibid.$ "". 1-0*1--$ %1.. %11 4ernando <osenzPeig$ ;Dl desarrollo econó6ico de México de 1-00 a 1111?$ en l Trimestre conómico$ +0$ Bulio*se"tie6&re de 11/.: ,1-.
03

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

"ubernamental activa en las distintas disputas laborales contuvieron tanto el activismo revolucionario como la aceptación de una ideolo"!a revolucionaria. 0ero lue"o de m8s de veinte aIos de aumento en la producción a"r!cola e industrial& acompaIado de precios estables para los bienes esenciales& la econom!a mexicana comen)ó a resquebra(arse. <os die) aIos que si"uieron #ueron excepcionalmente di#!ciles para las clases traba(adoras. <os precios relativamente #irmes que prevalecieron antes de 1900 de los bienes de consumo esenciales para los traba(adores urbanos& padecieron la in#lación entre 1900 y 1910. >urante los GH aIos anteriores& los costos del ma!)& tri"o y #r!(ol se hab!an elevado a un promedio bastante aceptable del H^ anual. l al"odón incluso ba(ó de precio. <os costos del al"odón en los die) aIos si"uientes aumentaron un 98^, el del chile& un 193^ y el del #r!(ol un 6H^. n los tres aIos #inales el problema se convirtió en crisis. ntre 190F y 1910 los precios del ma!) subieron un 38^ y los de tri"o un G0^. *dem8s de la ba(a constante de los salarios reales& los traba(adores urbanos se encontraron con una alta tasa de desempleo en esa 'ltima d%cada del por#iriato.G9G 9on estas condiciones cada ve) m8s di#!ciles& los obreros se vieron alienados& lo que contribuyó a la inquietud obrera urbana que a#loró en 1898& alcan)ó la c'spide en 1906? 190F y se vio rea#irmada despu%s de 1910. n el sector a"rario& las innumerables tomas de tierras y el inveros!mil desarrollo de los lati#undios durante el por#iriato& hab!an de(ado a numerosos traba(adores rurales sin tierra& lo que hac!a que buscaran cosechas que dieran lo m8ximo posible en e#ectivo& de(ando as! al mercado interno a"r!cola de $%xico vulnerable a las #luctuaciones. sta vulnerabilidad se hi)o sentir entre 190F y 1910 cuando la reducida tierra que a'n se destinaba a la producción local alimentar!a se vio mermada por una pla"a que produ(o una severa escase). l n'mero de haciendas aumentó entre 18FF y 1910 de Q869 a 8H31& G93 ya que la mayor parte de las QFFF810G hect8reas de tierra que hab!a sido cedida por los "obiernos liberales entre 18Q3 y 1911& se distribuyó despu%s de 18FF.G9H <os receptores m8s numerosos de esas concesiones de tierra& a quienes se conoc!a como Llos criollos (óvenesM& impulsaron la productividad de la #uer)a de traba(o con el #in de aumentar sus r%ditos. <a producción de a)'car& que se llevó a cabo tanto en la tierra caliente como en la tierra #r!a m8s densamente poblada& aumentó de 6G9FQF toneladas en 18FF a GQ038GQ toneladas en 190F.G9Q =ambi%n en otros productos de plantaciones se re"istraron aumentos espectaculares. Dard Barrett ha demostrado que la b'squeda de "anancias era un aspecto t!pico de la "ran tenencia en $%xico,G96 en la 'ltima parte del si"lo -.- esta tradición se vio acentuada. :tro e(emplo de impacto "lobal que tuvieron estas tendencias en la calidad de vida del pueblo rural y del traba(ador urbano& se encuentra en los crecientes costos del ma!)& el #r!(ol& y el chile y& despu%s de 190F& en el a"udo descenso de la producción perc8pita de estos productos esenciales. $ientras tanto& a todo lo lar"o del por#iriato hubo un espectacular aumento en la
%1%

9o!n J. CoatsPort!$ ;T!e Mexican econo6=$ 1-1)*111)?$ 6anuscrito inédito$ Rni ersit= o7 C!icago$ 110.8 = >e6inario de la !istoria 6oderna de México$ stadísticas económicas del porfiriato+ 2uer0a de traba*o y actividad económica por sectores$ ". %.. Dl estudio de CoatsPort! contiene una ree aluación de los datos de <osenzPeig$ Cue inclu=e la identi7icación de estadísticas erróneas corres"ondientes a las cosec!as de 1-00. %1+ 'onzIlez 2a arro$ l porfiriato$ ". %1). Para un anIlisis incisi o del desarrollo agrícola "or7iriano$ éase 9o!n J. CoatsPort!$ ;Anotaciones so&re la "roducción de ali6entos durante el "or7iriato?$ en 6istoria "e#icana$ 1)%$ octu&re*dicie6&re de 110/: 1/0*1-0. %1, 9a6es (il#ie$ The "e#ican revolution$ ". 1-1. %1. Para 6Is datos so&re az5car = otras cosec!as$ éase >e6inario$ stadísticas económicas$ "". /-*-%. %1/ Géase (ard :arrett$ La hacienda a0ucarera de los "arGueses del Jalle $ ". 1,0$ :arrett des!ace la noción existente entre acadé6icos de Cue la !acienda no era ad6inistrada co6o un negocio en &usca de utilidades 6onetarias. Dl origen de este 6alentendido 7ue la co6"rensión literal de 'eorge McCutc!en Mc:ride de la a7ir6ación de Andrés Molina DnríCuez de Cue ;La !acienda no es negocio?. Molina DnríCuez "udo !a&er dic!o Cue la !acienda$ a causa de los incesantes con7lictos internos de México = de la 7luctuación de los "recios tanto nacionales co6o extranBeros$ era un negocio di7ícil. Géase Mc:ride$ The land systems of "e#ico $ "". +-*,)8 = Molina DnríCuez$ Los grandes problemas nacionales$ ". +,0.
02

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

producción de los intoxicantes me)cal y tequila& cuyo consumo aumentó de 10018 litros en 18FF a G6068 en 1910& as! como el pulque& que se disparó de 9Q8Q6 litros a 3HF6Q3. G9F <as deterioradas condiciones económicas exacerbaron las tensiones sociales preexistentes en la capa m8s humilde de la clase traba(adora y constituyeron un #actor importante tanto en el resur"imiento del anarquismo mexicano a principios del si"lo --& como en el inicio de la 1evolución mexicana. n 1910& la dirección revolucionaria de la clase traba(adora proven!a del artesano& cuyas di#icultades eran seme(antes a las de los traba(adores menos especiali)ados. *dem8s del al)a de costos en los productos esenciales& el aumento de la industriali)ación y de los traba(adores industriales& presa"iaba ya la decadencia de los o#icios artesanos competitivos. <os sastres constitu!an un "rupo de artesanos que padecieron muy especialmente durante el desarrollo de la industria textil. Aacia #ines del por#iriato& el acelerado ritmo de cambio los destruyó. n 189Q hab!a H1000 sastres independientes y 19000 obreros de #8bricas textiles. 0ara 1900 el n'mero de sastres hab!a descendido a G6000 y los obreros de las #8bricas textiles& a su ve) hab!an alcan)ado esa ci#ra. n 1910 sólo quedaban 8000 sastres y hab!a en las #8bricas 3G000 obreros& lo que las hi)o m8s "randes y m8s centrali)adas. G98 l crecimiento espectacular de las industrias del cemento& ladrillos y tipo"r8#icas& promet!an un destino seme(ante a los tipó"ra#os& canteros y picapedreros y albaIiles. l revolucionarismo de los tipó"ra#os& canteros y sastres durante la primera parte del si"lo -- no #ue& por lo tanto& accidental. <a situación artesanal decayó todav!a m8s con la eliminación de la alcabala& el baluarte le"al m8s importante que apoyaba la posición económica del artesano a nivel local hacia #ines del por#iriato. <a alcabala era una tari#a protectora& local o estatal& sobre productos importados& de la que los "obiernos locales obten!an r%ditos necesarios para operar. l au"e de la industria& no obstante& conllevaba la consi"uiente in#luencia de los industriales a nivel nacional y una ideolo"!a de comercio libre cada ve) m8s dominante. 9uando el "obierno nacional pudo o#recer #uentes alternativas de apoyo #iscal para las administraciones locales y estatales& las %lites pol!ticas locales se separaron de los artesanos& sus tradicionales aliados pro alcabala. 9onsecuentemente& en 1896 el r%"imen de >!a) la abolió. G99 $uchos comerciantes al menudeo y distribuidores se re"oci(aron con el #lu(o m8s libre del comercio. 0ero los artesanos& aislados y en#urecidos& ya en el colmo de la desesperación& se or"ani)aron.

RICARDO FLORES MAGÓN! EL PLM Y LAS "UELGAS PRERREVOLUCIONARIAS
* principios del si"lo -- el anarquismo mexicano si"uió un modelo de desarrollo va"amente paralelo al de uropa. l incipiente sistema de #8bricas hi)o que las concepciones or"ani)ativas ori"inales del mutualismo y cooperativismo resultaran obsoletas& y la existencia de una #uer)a de traba(o urbana hi)o posible la #ormación de un sindicato anarco?sindicalista. l anarquismo mexicano pasó de las tendencias relativamente escapistas del si"lo -.- que ten!an los cooperativistas ?quienes quer!an apartarse de la econom!a capitalista para constituir sociedades independientes y reunir as! a capitalistas y traba(adores como hermanos? al anarco?sindicalismo que& alienado y beli"erante con#rontaba a la sociedad capitalista con armas como la huel"a "eneral& el sabota(e y el control de las #8bricas por parte de los traba(adores.

%10

>e6inario$ stadísticas económicas$ "". /-*-%. Para un estudio 5til del i6"acto del lati7undio en la ida del "ue&lo$ éase Paul 4riedric!$ Agrarian revolt in a "e#ican village$ "". ,+*.). %1<osenzPeig$ ;Dl desarrollo econó6ico?$ ". ,,,. %11 DnriCue 4lorescano = María de <osario Lanzagorta$ ;Política econó6ica?$ en Luis 'onzIlez$ et al.$ @co6"s.A$ La economía me#icana en la ,poca de 7u8re0$ ". -+.
0/

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

* causa de sus primeros %xitos& el r%"imen de >!a) hab!a actuado como una especie de #iltro en contra de la transmisión total de la tradición anarquista mexicana. 300 l resultado #ue que los anarquistas mexicanos del si"lo -- se volvieran no a sus predecesores del si"lo anterior sino a 0roudhon& Ba2unin y @ropot2in. Nuevamente el movimiento se ve!a estimulado por la presencia de los anarquistas espaIoles& que ahora desempeIaban un papel seme(ante al que hab!an tenido el si"lo anterior.301 <a primera or"ani)ación anarquista poderosa del si"lo -- se desarrolló en torno al 0artido <iberal& que diri"!an los hermanos 4lores $a"ón. 1icardo 4lores $a"ón hab!a le!do a @ropot2in a temprana edad y su lectura hab!a de(ado en %l una #uerte impresión. ntre 1900 y 1910& 4lores $a"ón y el 0artido <iberal #ueron los 'nicos que desa#iaron en serio al r%"imen de >!a)& convirti%ndose as! en un s!mbolo de resistencia. 0ero en realidad& el L0artido <iberalM operaba como una resistencia revolucionaria en contra de >!a) y no como un "rupo dedicado a las campaIas pol!ticas o a las actividades normalmente atribuidas a los partidos pol!ticos. <a mayor!a de los miembros y activistas del 0<$ no eran anarquistas. *l"unos eran socialistas& pero casi todos simplemente quer!an una democracia en $%xico. 9uando la revolución contra >!a) empe)ó& la mayor parte de los miembros de la 6unta del 0<$ dominada por los anarquistas& la abandonó para apoyar a 4rancisco .. $adero. 1icardo y nrique 4lores $a"ón eran hi(os de un o#icial del e(%rcito por#iriano y terratenientes del estado de :axaca. <os padres de los 4lores $a"ón& impre"nados de los ideales pol!ticos del liberalismo mexicano del si"lo -.-& recha)aron con violencia la dictadura de 0or#irio >!a) ya que %sta era una violación a los principios liberales. 1icardo y nrique se #ueron a vivir a la ciudad de $%xico para estudiar leyes. <a primera ve) que 1icardo apareció como opositor al r%"imen de >!a) #ue en 189G& cuando #ue arrestado por diri"ir una mani#estación estudiantil anti"ubernamental. =en!a diecinueve aIos y estuvo un mes en prisión. s probable que recibiera su introducción al anarquismo y comen)ara a conocer la tradición anarquista de la clase traba(adora mexicana en sus aIos de estudiante& pero de sus actividades y creencias pol!ticas entre 189G y 1900 no se sabe nada. 0ara 1900 cre!a ya en el anarquismo& aunque su posición anarquista?comunista no salió a la lu) sino muchos aIos despu%s& cuando viv!a exiliado en stados Enidos. =ambi%n en 1900& m8s radical que en sus (uveniles aIos de diri"ente estudiantil& 1icardo ayudó en la publicación de un nuevo periódico anti >!a)& )egeneración. $8s tarde ese mismo aIo& 1icardo y nrique participaron en la creación del 9omit% <iberal de studiantes en la ciudad de $%xico. n #ebrero de 1901& 1icardo asistió como dele"ado del 9omit% al L9on"reso <iberalM de toda la nación& que or"ani)aba en +an <uis 0otos! el re#ormista social antidictadura& 9amilo *rria"a. n su discurso al con"reso& 1icardo llamó repetidamente a >!a) y a sus ayudantes Lbola de ladronesM y salió del con"reso como uno de los portavoces m8s prominentes del nuevo movimiento liberal. n abril tomó parte en la #ormación de un club liberal nuevo en la ciudad de $%xico& <a *sociación <iberal 1e#ormista& que se a#ilió al 9on"reso <iberal de +an <uis 0otos!.30G

+))

Ds de notar Cue estas ideas$ "or eBe6"lo la eli6inación de ca"italistas ur&anos de las tendencias rurales$ la redistri&ución de tierras agrarias$ los &ancos de desarrollo agrario$ etc.$ ex"resadas treinta aFos des"ués de !a&er tenido "o"ularidad$ en la década de 1-0)$ "or Andrés Molina DnríCuez en su 6onu6ental li&ro Los grandes problemas nacionales$ 7ueron a"laudidas "or algunos o&ser adores = "osterior6ente incluso "or algunos acadé6icos co6o "ro"uestas originales$ i6aginati as = &rillantes. +)1 Dntre ista$ <osendo >alazar$ Tlalne"antla$ 1) de agosto de 11/18 = general Celestino 'asca$ ciudad de México$ 11 de agosto de 11/1. +)% <icardo 4lores Magón$ cu=os antecedentes son &ien conocidos. Dos 5tiles 7uentes en inglés Cue analizan este "eríodo de su ida son 9uan 'ó6ez EuiFones$ -embradores+ Ricardo 2lores "agón y el )artido Liberal "e#icano $ "". 3*1-8 = 9a6es D. Coc#cro7t$ )recursores intelectuales de la Revolución me#icana =$%;;'$%$I> $ "". -/*-0. Para una re7erencia al anarCuis6o inicial de <icardo$ éase Coc#cro7t$ )recursores intelectualesK$ "". 0%*-).
06

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

n los tres aIos si"uientes& 1icardo su#rió constantes arrestos y multas y el "obierno cerró el periódico )egeneración de#initivamente. n 1903& #inalmente& ante la alternativa de una permanente vi"ilancia polic!aca y de #recuentes arrestos& o el abandono de sus convicciones& 4lores $a"ón y sus compaIeros liberales m8s cercanos decidieron prose"uir con la lucha desde stados Enidos. n #ebrero de 190H los hermanos 4lores $a"ón& 6uan y $anuel +arabia& +antia"o de la Ao)& <ibrado 1ivera& *ntonio .. 3illarreal& 1osal!o Bustamante y +antia"o 1. de la 3e"a& se reunieron en <aredo& =exas y #ormaron el 9lub <iberal 0onciano *rria"a como una or"ani)ación que llevara a cabo su campaIa en contra de >!a). )egeneración& que reapareció en 190H& se publicaba en +an *ntonio y su #in era conse"uir que los mexicanos de ambos lados de la #rontera estuvieran en contra de >!a). 303 <a polic!a y la a"encia de detectives 4urlon" con su tena) persecución& obli"aron a los liberales a pasarse de =exas a +aint <ouis& $issouri& tras haber estado un aIo en <aredo y +an *ntonio. l GQ de septiembre de 190Q& los liberales anunciaron o#icialmente la creación del 0artido <iberal $exicano en +aint <ouis. l anuncio inclu!a un llamado para el desarrollo de una red de c%lulas revolucionarias clandestinas por todo $%xico a #in de lo"rar el derrocamiento del r%"imen de >!a). <os miembros de la (unta diri"ente del nuevo partido eran/ 1icardo 4lores $a"ón& presidente, 6uan +arabia& vicepresidente, 3illarreal& secretario y nrique 4lores $a"ón& tesorero. 9omo vocales y miembros de la dirección estaban 1ivera& $anuel +arabia& y Bustamante.30H n septiembre de 190Q el periódico )egeneración alcan)ó un tira(e de G0000 e(emplares por edición.30Q 0ara esta %poca& el presidente >!a) y el emba(ador de los stados Enidos en $%xico& >avid . =hompson& se dieron plenamente cuenta de la existencia de 1icardo 4lores $a"ón& del 0<$ y de sus intenciones. <os L0in2ertonsM Jla a"encia 4urlon"K& ya hab!an in#ormado a >!a) que 1icardo era un Lanarquista peli"rosoM. n su in#orme dec!an/ L<os 4lores $a"ón& +arabia y 3illarreal siempre nos parecieron #an8ticos por una idea& y por lo mismo peli"rosos& como todas las personas que uno encuentra con seme(ante obsesión& hablan siempre de tiran!aO de la clase rica y& particularmente de los hacendados e industriales que explotan a los traba(adoresM.306 Enos cuantos meses despu%s& el emba(ador =hompson in#ormó al >epartamento de stado en los stados Enidos que el 0<$ LpreocupabaM al presidente >!a)& LdaIaba los intereses #inancieros de los stados EnidosM y apoyaba al LanarquismoM.30F <os liberales& en realidad& hac!a mucho que se hab!an dividido por la cuestión de la perspectiva pol!tica. >e la 6unta ori"inal& sólo 1icardo& 1ivera y nrique desarrollaron una ideolo"!a anarquista. 9uando en 190H estaban en <aredo y +an *ntonio& al"unos de ellos& una minor!a& al sentir que el radicalismo de 1icardo se pro#undi)aba lo recha)aron y dieron su apoyo a las re#ormas sociales moderadas que propu"naba el acaudalado *rria"a. n el intervalo de un aIo en +aint <ouis& los liberales 1icardo& 6uan +arabia& 1ivera y 3illarreal tuvieron varias reuniones con la norteamericana mma 7oldman y el espaIol 4lorencia Bo)ora& ambos anarquistas. stas reuniones ahondaron las convicciones anarquistas de 1icardo y 1ivera& pero +arabia si"uió siendo m8s un re#ormador social que otra cosa y 3illarreal tend!a hacia un socialismo ortodoxo que la mayor!a anarquista de la 6unta toleró temporalmente. 308 <as convicciones anarquistas de nrique eran reales aunque menos pro#undas que las de su hermano. n 19G3& despu%s de la muerte de 1icardo& nrique volvió al #rente para impulsar la ideolo"!a y t8cticas anarquistas entre los traba(adores textiles de la 97= que estaban en huel"a en :ri)aba. *unque #ue arrestado& permaneció #iel desde entonces a lo que propu"naba. 309 >urante la intensa campaIa por desarrollar una base social amplia y multiclasista en contra de >!a)& la
+)+ +),

'ó6ez EuiFones$ -embradores$ ". %+8 = Coc#cro7t$ )recursores intelectualesK$ "". 110*1%). 'ó6ez EuiFones$ -embradores$ ". %.. +). Coc#cro7t$ )recursores intelectualesK$ ". 1%,. +)/ ;Dl in7or6e secreto de la Pin#erton?$ en l <emócrata$ , de se"tie6&re de 11%,. +)0 Coc#cro7t$ )recursores intelectualesK$ ". 1+0. +)Ibid.$ "". 111*1%1. +)1 <osendo >alazar$ 6istoria de las clases proletarias de ",#ico, $%DI a $%I?$ 3$ /+$ 0%*0,.
00

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

dirección del 0<$ decidió no revelar sus creencias anarquistas.310 0ese a la persistente inter#erencia de 4urlon"& los arrestos y las constantes huidas a #in de conservar la libertad& los miembros de la 6unta del 0<$ si"uieron promoviendo y or"ani)ando a"itaciones revolucionarias en $%xico. n 1906& en medio de las ya di#undidas huel"as laborales& la circulación de )egeneración lle"ó a los 30000 e(emplares.311 n ese mismo aIo& el 0<$ ten!a cuarenta y cuatro unidades "uerrilleras clandestinas y los clubes liberales operaban en las cinco )onas en que hab!a sido dividida la ciudad de $%xico. <a )ona tres& el sector norte& asistida por una intensa actividad en el lado norteamericano de la #rontera& era la me(or or"ani)ada y comprend!a los estados de +inaloa& Ba(a 9ali#ornia& +onora& 9hihuahua& 9oahuila& Nuevo <eón y =amaulipas. En camarada de con#ian)a que recib!a el t!tulo de dele"ado diri"!a cada )ona. En comandante en (e#e nacional& que se reportaba a la 6unta de los stados Enidos& diri"!a a los dele"ados de las cinco )onas. Ba(o el dele"ado de la )ona estaba el (e#e de "uerrilla y su asistente& el sub(e#e& los 'nicos dos miembros que conoc!an la identidad del dele"ado de la )ona. <as unidades "uerrilleras comprend!an primordialmente a voluntarios de la clase obrera urbana y rural y variaban en tamaIo, al"unas lle"aban hasta los doscientos o trescientos miembros& pero la mayor!a ten!a un promedio de poco menos de cincuenta. <os voluntarios ele"!an al (e#e y al sub(e#e de entre ellos mismos. >e esta manera el 0<$ consi"uió un apoyo masivo popular& dio a sus miembros la sensación de una participación completa y mantuvo la se"uridad or"ani)ativa hasta los niveles m8s ba(os. 31G =anto la 6unta como )egeneración se #undaron "racias a pequeIas donaciones que se recolectaban por todo $%xico. * pesar de que el r%"imen de >!a) manten!a llenas las prisiones& no lo"ró amena)ar verdaderamente la se"uridad de la in#raestructura clandestina del 0<$ en $%xico. <o que s! sucedió #ue que la a"encia de detectives 4urlon"& contratada por >!a)& se in#iltró en la 6unta exiliada en stados Enidos& y lle"ó casi a comprometerla. 313 >e la misma manera& las autoridades norteamericanas continuamente #rustraban los planes del 0<$. <a a"itación obrera m8s importante& en la que el 0<$ desempeIó al menos un papel parcial& #ue la relacionada con la huel"a de la 9ananea 9opper 9ompany en 1906& en el estado de +onora. sta huel"a cobró mucha importancia debido a las #uer)as contendientes. +onora era el cacica)"o del in#ame "obernador 1a#ael .)abal& prote"ido del vicepresidente 1amón 9orral. 9uando los revolucionarios se apoderaron de las haciendas de .)abal& descubrieron en ellas c8maras de tortura y condiciones de traba(o #or)ado para los indios yaquis. n el momento de la huel"a& la compaI!a era propiedad con(unta de la *naconda 9opper 9ompany y de su ex propietario Dilliam >. 7reene que& bloqueado #inancieramente& se"u!a administrando las operaciones diarias de la mina pero manteniendo un contacto tele"r8#ico directo con 6ohn >. 1yan& de >uluth& $inesota& uno de los hombres de mayor con#ian)a y talento de 6ohn >. 1oc2e#eller. 7reene aceptó la asociación con *naconda a #in de obtener #ondos para se"uir operando. *naconda& a su ve)& ten!a una in#luencia considerable "racias al "obernador territorial de *ri)ona& 6oseph A. @ibbey& cuyo nombramiento hab!a sido respaldado por la compaI!a y quien controlaba a los 1an"ers de *ri)ona. *ntes de la huel"a de 9ananea& el 0<$ hab!a desple"ado una actividad intensa. >urante la primavera de 1906& <8)aro 7uti%rre) de <ara& del 0<$& #ormó y #ue presidente del 9lub <iberal de 9ananea. <os diri"entes de la huel"a& steban Baca 9alderón& 4rancisco .barra y $anuel >i%"ue) encabe)aron otro club liberal en
+1)

;Có6o Buzgan los re olucionarios a sus ca6aradas?$ en <ocumentos históricos de la Revolución me#icana $ ol. 1)$ Actividades políticas y revolucionarias de los hermanos 2lores "agón $ 9ose7ina D. de 4a&ela @co6".A$ "". -/*--. +11 <odne= D. Anderson$ 4utcasts in their oCn land$ ". 11$ = Coc#cro7t$ )recursores intelectualesK$ ". 1%,. +1% Ar6ando :artra$ ;<icardo 4lores Magón en el cincuentenario de su 6uerte?$ en -uplemento de -iempre$ / de dicie6&re de 110%8 éase ta6&ién 4a&ela$ Docu6entos$ 1): +/*,)$ 0-$ -1*1)$ 118 = ol. 33$ )recursores de la Revolución me#icana, $%;?'$%$;$ ". .+. +1+ ;Dl in7or6e secreto?$ en l <emócrata$ , de se"tie6&re de 11%,. La &ase del a"o=o o&rero al PLM$ su anarCuis6o = las técnicas utilizadas "or 4urlong "ara 7rustrar sus "lanes re olucionarios 7ueron re eladas en una entre ista al detecti e$ Cuien 7ue e6"leado en las o7icinas de la 9unta. Rn re"ortero con7ir6ó su identidad a tra és de DnriCue 4lores Magón$ Cuien lo recorda&a de6asiado &ien. Géase ta6&ién T!o6as 4urlong$ 2ifty years a detective.
08

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

9ananea& la Enión <iberal Aumanidad& que se #undó para apoyar al 0<$ y or"ani)ar a los traba(adores.31H Baca 9alderón consideraba el desarrollo de la clase obrera mexicana como una base de apoyo para el 0<$. >os meses antes de la huel"a& Baca 9alderón escribió a 3illarreal/ NO que todos los mineros de aqu! se dieran cuenta de una manera m8s pr8ctica de que la dictadura es su peor enemi"o y que sientan a toda hora el (usto deseo de derrocarla. * este respecto se me ocurre una idea/ #undar una unión minera& sin car8cter hostil ni pol!tico mani#iesto& al menos por ahora. >espu%s invitar!amos a todos los mineros de la 1ep'blica que #unden sus respectivas uniones para que todos constituyamos la <i"a $inera de los stados Enidos $exicanos. =odas estas uniones tendr8n la obli"ación de reunir #ondos para auxiliar a la clase que la (unta directiva indique& cuando el caso lo requiera. stas uniones& al #in& optar8n por adherirse en masa y de un modo resuelto al 0artido <iberalP.31Q l 1X de (unio de 1906 estalló s'bitamente la huel"a obrera en 9ananea, los obreros exi"!an un horario de traba(o de ocho horas y un salario m!nimo m8s alto. 0rotestaban tambi%n por la discriminación racial& evidente en el alo(amiento& las promociones en el traba(o y el tipo de salarios de los mexicanos. +i"uieron dos d!as de a"itación en los que se quemaron edi#icios y& desde el distrito donde viv!an los obreros& los mexicanos resistieron con armas de #ue"o. <os miembros del 0<$& los or"ani)adores del sindicato local y las autoridades de 9ananea se vieron todos sorprendidos por la acción de los obreros& pero ambos "rupos reaccionaron con i"ual rapide) y la remota 9ananea adquirió de pronto una "ran importancia. <a dirección de la mina y las autoridades locales trataron inmediatamente de romper y en se"uida reprimir la huel"a. <os La"itadoresM del 0<$ y otros obreros& incluyendo a nueve mexicanos y siete norteamericanos& #ueron acusados de Lvisitar las minas para escandali)ar y crear m8s disturbiosM.316 * estas acciones si"uieron dos d!as de tiroteo& sabota(e y rebelión. 6es's 7on)8les $onroy& un miembro del 0<$ y minero huel"uista de 9ananea& comentó as! la acción extrema que llevó a cabo la autoridad p'blica/ L9on ra)ón los mandatarios de +onora vieron en la huel"a de 9ananea al"o m8s que una mani#estación de protesta contra la compaI!aO era necesario Jse"'n las autoridadesK apa"ar a todo trance el #ue"o del descontento popular si no se quer!a que se extendiera a todos los 8mbitos del territorio nacional.31F <a huel"a lle"ó a la conciencia nacional mucho m8s r8pido de lo que los editores de )egeneración podr!an haber esperado& cuando los vi"ilantes norteamericanos cru)aron la #rontera desde *ri)ona diri"idos por el capit8n =homas 1ynnin" y por cinco 1an"ers de *ri)ona. sta reacción #ue provocada por la in#ormación enormemente exa"erada sobre los ataques a los norteamericanos que 7reene hab!a tele"ra#iado. l "obernador territorial de *ri)ona hi)o un d%bil intento p'blico por desanimar a los vi"ilantes cuando declaró que hab!an actuado por su cuenta.318 <a persecución que la caballer!a del e(%rcito de stados Enidos hac!a s'bitamente de los apaches del otro lado de la #rontera ?actividad que hac!a aIos se e#ectuaba con pleno conocimiento y aprobación del r%"imen de >!a)? hab!a creado el precedente de violación de #ronteras.319 <a dirección de 9ananea y las autoridades sonorenses quer!an la intervención
+1, +1.

Luis Araiza$ 6istoria del movimiento obrero me#icano$ %:,+$ ,1. Carta de Dsta&an :aca Calderón$ Cananea$ >onora$ a Antonio 3. Gillarreal$ >aint Louis$ / de a&ril de 11)/$ en Manuel 'onzIlez <a6írez @co6".A$ 2uentes para la historia de la Revolución me#icana $ ol. +$ La huelga de 1ananea$ ". 1. +1/ Ibid.$ ". ,.8 = Dste&an :aca Calderón$ 7uicio sobre la guerra del yanGui y g,nesis de la huelga de 1ananea $ "". 11*%+. +10 9es5s 'onzIlez Monro=$ ;Dl "or7iris6o = la o"osición?$ inédito8 citado en :artra$ ;<icardo 4lores Magón?. +1Coc#cro7t$ )recursores intelectualesK$ ". 1+.. +11 (illia6 Dir# <aat$ ;T!e di"lo6ac= o7 su""ression: los re oltosos$ México and t!e Rnited >tates$ 11)/*1111?$ en 6ispanic American 6istorical RevieC$ ./$ no ie6&re de 110/: .%1*..).
09

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

norteamericana porque los destacamentos militares y rurales mexicanos m8s próximos estaban a m8s de un d!a de via(e. <a huel"a y rebelión lle"ó a su #in el 6 de (unio cuando el "obernador .)abal& respaldado por una tropa mexicana de dos mil hombres& amena)ó con alistar por la #uer)a a los obreros huel"uistas y mandarlos al sur de +onora a pelear en la "uerra que se estaba llevando a cabo contra los yaquis. n cinco d!as de lucha perdieron la vida entre treinta y cien mexicanos. <os resultados de estos a"itados acontecimientos en 9ananea #ueron m'ltiples. l "obierno perdió una buena parte de su popularidad nacional& particularmente entre la sose"ada clase media mexicana& a causa de Lla invasión extran(eraM a territorio nacional. <a inquietud de los obreros de toda la nación se vio m8s acicateada todav!a y los alarmados "obiernos mexicano y norteamericano iniciaron un movimiento con(unto para tratar de desmembrar al 0<$ y su LanarquismoM revolucionario antes de que #uera demasiado tarde.3G0 <a plata#orma del 0artido <iberal& promul"ada el 1X de (ulio de 1906& quer!a ad(udicarse una amplia base de apoyo de todas las clases sociales. +us o#recimientos a la clase obrera inclu!an las exi"encias de un salario m!nimo nacional& una semana laboral de seis d!as con descanso el domin"o& pa"o en e#ectivo de los salarios en lu"ar de los vales de la compaI!a que sólo pod!an ser utili)ados en las tiendas de %sta& la abolición de la tienda de raya& la abolición del traba(o in#antil& el pa"o de los "astos por incapacidad industrial por parte de la dirección?administración& y el establecimiento de un m!nimo est8ndar de se"uridad en el traba(o y en las condiciones laborales. <a plata#orma para los traba(adores rurales inclu!a la redistribución de tierras improductivas en los "randes estados& con lo que atra!a a los campesinos al mismo tiempo que disminu!a la alarma que dicho o#recimiento provocaba a la %lite terrateniente. :tro punto importante& bien arrai"ado en la historia mexicana& exi"!a la restauración de la usurpada autoridad pol!tica del municipio Jart!culo H6K.3G1 <a plata#orma del estado pre"onaba lo que los ma"onistas esperaban que ser!a la revolución. 0ara propiciar la revolución& el 0<$ movili)ó a sus cuarenta y cuatro "rupos "uerrilleros clandestinos diri"idos por el o#icial 0r8xedis 7uerrero para crear una serie de al)amientos coordinados pro"ramados para el otoIo de 1906. <o que el 0<$ esperaba era que estas revueltas desencadenar!an disturbios m8s masivos. 1icardo 4lore $a"ón y la 6unta pasaron secretamente su base a l 0aso en el mes de septiembre& a #in de estar m8s cerca del lu"ar de acción. 0ero la alarma que la huel"a de 9ananea hab!a provocado en los altos niveles del "obierno mexicano& tuvo su e#ecto. <as autoridades norteamericanas cooperaron con las mexicanas para acorralar a los miembros del 0<$ en >ou"las& *ri)ona& en 1!o 7rande y en l 0aso& =exas. l "obierno mexicano arrestó a cientos de liberales& con lo que deshi)o la revolución proyectada& pero s! ocurrieron tres ataques del 0<$. n septiembre& 300 hombres encabe)ados por >onato 0adua intentaron apoderarse del pueblo de *cayucan& 3eracru). *l ser recha)ados& se retiraron al campo para iniciar una campaIa "uerrillera que se propa"ó hasta el estado de =abasco y se mantuvo hasta que las #uer)as& diri"idas por +antana 1odr!"ue) J+antanónK se unieron para tomar parte en la revolución de 1910. n octubre de 1910 se lan)aron una serie de ataques que se anticiparon en un mes a la revolución diri"ida por $adero. <a composición de las #uer)as 0adua?0<$?+antanón era mayoritariamente campesina. <os levantamientos indios diri"idos por el 0<$ en 1906 #allaron tambi%n en 9hinameca& $inatitl8n e .xhuatl8n& 3eracru). *l"unos de los supervivientes se unieron a 0adua. l tercer ataque #ue contra 6im%ne)& 9oahuila& y se ori"inó en >el 1!o& =exas. 4ue un #racaso total. <a composición de estas #uer)as& como la de la mayor!a de las unidades del 0<$ en el norte& consist!a en una me)cla de sectores humildes y de clase media. =ambi%n #ue derrotado un destacamento del 0<$ en octubre& cerca de ciudad 9amar"o& =amaulipas. Aab!a un plan para apoderarse de 9iudad 6u8re)& viniendo de l 0aso& pero nunca se puso en pr8ctica a causa de los e#ectos devastadores de las incursiones polic!acas y los arrestos que se e#ectuaron en
+%) +%1

Croc#cro7t$ )recursores intelectualesH$ "". 1+/*1+0. ;Progra6a del Partido Li&eral = 6ani7iesto de la nación?$ en 4a&ela$ <ocumentos$ 1):,1*/-.
80

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

ambas ciudades a mediados de octubre. 1icardo apenas si pudo escapar y huir a <os `n"eles& en donde se or"ani)ó la 6unta.3GG >os aIos le tomó al 0<$ recuperarse de sus derrotas de 1906. <a huel"a textil& el paro y la rebelión de los obreros de 1906?190F& que se hab!a lle"ado a conocer como 1!o Blanco debido a los acontecimientos que se produ(eron en esa #8brica de :ri)aba& tuvieron una m!nima participación del 0<$ y nin"una in#luencia anarquista identi#icable. No obstante& 1!o Blanco& al i"ual que 9ananea& es importante en la historia del anarquismo mexicano y la clase obrera debido a que reveló la creciente inquietud obrera que incentivó tanto al 0<$& como la lle"ada de la revolución y el resur"imiento del anarquismo obrero mexicano. Ra desde la d%cada de 18F0& la re"ión de :ri)aba se hab!a convertido en un #oco de descontento obrero. 0osteriormente& los obreros textiles de esa re"ión participaron con las #ederaciones obreras anarco?sindicalistas& la 9asa del :brero $undial y la 9on#ederación 7eneral de =raba(adores. n 1906& :ri)aba era una 8rea altamente industriali)ada en comparación con la mayor!a de los centros poblacionales de $%xico& y debido a su población relativamente pequeIa& era una de las pocas 8reas en donde el proletariado industrial constitu!a un porcenta(e considerable de los habitantes. >urante la d%cada de 1890& se hab!an construido "randes #8bricas textiles en 1!o Blanco y +anta 1osa& las que ten!an 3Q000 y 33000 husos y 900 y 1H00 telares respectivamente.3G3 1!o Blanco era la mayor #8brica textil de la nación& con G3Q0 obreros industriales en 1900. =ambi%n +anta 1osa era sin"ularmente "rande& con 1100 empleados en 1898.3GH l 8rea industrial textil :ri)aba Y 0uebla comen)ó a experimentar la inquietud obrera hacia #ines de 1890& cuando el estado de 0uebla vivió la primera huel"a "eneral del pa!s. <a mayor!a de los propietarios de #8bricas eran #ranceses& al"o que los obreros no olvidaban. n 1901 los traba(adores de 1!o Blanco #ormaron una Lsociedad cooperativa libertaria mutualistaM y un L"rupo de resistenciaM secreto para luchar por sus Lderechos perdidosM. >os aIos despu%s& en 1903& los obreros de la planta de 1!o Blanco protestaron por el comportamiento abusivo de un supervisor& hicieron una huel"a y cerraron la #8brica. 3GQ n 190H& los obreros eli"ieron a $anuel `vila como su l!der y crearon un L"ran c!rculoM.3G6 n el invierno de 1906& un predicador evan"elista protestante& 6os% 1umbia& abrió un tabern8culo cerca de la #8brica de 1!o Blanco y en los primeros meses atra(o a un considerable n'mero de obreros a su con"re"ación. +us sermones eran una me)cla de cristianismo #undamentalista y una cr!tica radical de los extran(eros& de la L."lesia católica& y de la bur"ues!aM. 3GF *l inicio de esa primavera& un luchador obrero ma"onista del 0<$& 6os% Neira& lle"ó a 1!o Blanco& consi"uió un traba(o en la #8brica y comen)ó a asistir a las con#erencias protestantes. n poco tiempo& el pastor puso a Neira a diri"ir las discusiones pol!ticas que ten!an lu"ar despu%s de los sermones. Neira& 1umbia y un "rupo de GF obreros se reunieron en la casa de *ndr%s $onta el G de abril de 1906 para #ormar el 7ran 9!rculo de :breros <ibres J79:<K de 1!o Blanco. 3G8 n su primera reunión votaron para a#iliarse a la 6unta del 0<$ que entonces se encontraba en +aint <ouis. Neira #ue ele"ido presidente del 79:<& que quer!a abrir sucursales del 9!rculo en las #8bricas
+%%

Croc#cro7t$ )recursores intelectualesH$ "". 1%,*1,/8 'ó6ez EuiFones$ -embradores$ "". +1*+%8 = :artra$ ;<icardo 4lores Magón?. +%+ DaPn Kere6itsis$ La industria te#til me#icana en el siglo .I.$ ". 11+. +%, 'onzIlez 2a arro$ Las huelgas te#tiles$ ". %%/. +%. 'onzIlez 2a arro$ l porfiriato$ ". +%/. +%/ ;Delegados a la Pri6era = Xnica Con ención de N&reros 3ndustriales del <a6o Textil Geri7icada en agosto de 111%?$ en La Revolución -ocial$ ciudad de México$ 1- de no ie6&re de 11%%. +%0 Araiza$ 6istoria$ %:11. +%;Delegados a la Pri6era = Xnica Con ención de N&reros 3ndustriales del <a6o Textil Geri7icada en agosto de 111%?.
81

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

cercanas de +anta 1osa y No"ales. n ambas or"ani)aciones Neira y sus se"uidores tuvieron un r8pido %xito. l 79:< comen)ó tambi%n a publicar un periódico llamado La )e(olución -ocial& cuyos art!culos predec!an el holocausto y cali#icaban tanto al "obierno como a la ."lesia de corruptos.3G9 l 79:< y su periódico desencadenaron as! el descontento obrero y el sobresaltado r%"imen de >!a) reaccionó de inmediato catalo"ando al 79:< de subversivo y ordenando el arresto de sus l!deres. * continuación& los rurales armados rodearon el lu"ar de reunión del 79:< en 1!o Blanco el 6ueves de 9orpus de 1906& pero sólo para encontrarlo vac!o. <os l!deres hab!an huido& incluyendo a Neira y 1umbia. <os rurales pudieron capturar sólo a 0ablo 7allardo& cuya mu(er con#esó el sitio en donde %ste se escond!a. 7allardo #ue enviado a ;uintana 1oo como recluta militar #or)ado& y el 79:< #ue disuelto& pero muchos obreros "uardaron la huella de toda esta experiencia.330 3arios meses despu%s& 6os% $ar!a $orales& un capata) de la planta de 1!o Blanco #undó un nuevo 79:< para el que se autodenominó presidente. 9on el apoyo del presidente >!a)& del "obernador estatal de 3eracru)& de 9arlos Aerrera& (e#e pol!tico de :ri)aba& y del (ue) local& 1amón 1ocha& $orales prometió que el 79:< y %l Lapoyar!an al "obernadorM y no me)clar!an a los obreros en pol!tica.331 xpresó asimismo su a#ecto por >!a). l historiador laborista& <uis *rai)a& ha descrito al l!der del nuevo 79:< como Lal"uien mucho m8s preocupado por los intereses de los industriales que de los obrerosM. 9on una oposición casi inexistente& el 79:< diri"ido por $orales pronto or"ani)ó sucursales en todas las re"iones textiles de :ri)aba& 0uebla y =laxcala. * los radicales se les impidió entrar en las reuniones del 79:< en 1!o Blanco.33G ntre tanto& los propietarios de noventa y tres #8bricas en la re"ión central de $%xico& que inclu!an a las tres te(edur!as m8s "randes& or"ani)aron un "rupo de industriales textiles que se lle"ó a conocer como el 9entro .ndustrial $exicano. * #ines de noviembre los propietarios de las #8bricas elaboraron nuevos re"lamentos para los traba(adores industriales de :ri)aba& 0uebla y =laxcala en donde prohib!an que ami"os y parientes pasaran cualquier material de lectura sin haber sido censurado a las viviendas de la compaI!a. +e exi"!a& adem8s& que todos los traba(adores llevaran unos pases ne"ros en donde especi#icaba su identidad y tipo de empleo. stos re"lamentos& condiciones de traba(o y horarios #ueron ne"ociados y discutidos en noviembre y diciembre por la dirección del 79:< y el 9entro .ndustrial $exicano. 333 =anto $orales como otros l!deres sindicales& se vieron #uertemente presionados en reuniones masivas por parte de la mayor!a de los obreros para que recha)aran el nuevo re"lamento e insistieran al menos en al"unas concesiones. l F de diciembre& el 79:< or"ani)ó la primera huel"a "rande en 0uebla. 9erca de tres mil obreros se reunieron para protestar y solicitar el arbitrio del presidente >!a). l plie"o de demandas obreras inclu!a que los s8bados terminara el traba(o a las Q/30 p.m.& en lu"ar de a las 8/00 p.m., un tiempo adicional para comer& al"unos d!as de vacaciones& un plan de pensión& pa"o extra y control de los abusos de los supervisores contra los traba(adores& el derecho a leer periódicos& la autori)ación para que representantes del 79:< entraran a las #8bricas como observadores y la prohibición de tiendas de raya y traba(o in#antil Jhab!a 1G0 niIos empleados en 1!o Blanco solamenteK.33H Ena serie de oradores hablaron ante la a"itada multitud& pero #ue un orador anónimo el que recibió aplausos cuando a#irmó que hasta ese momento $%xico hab!a
+%1

Araiza$ 6istoria$ %:11*1))8 = <odne= D. Anderson$ ;Díaz = la crisis la&oral de 11)/?$ en 6istoria "e#icana$ 11$ a&ril*Bulio de 110): .1/. ++) Araiza$ 6istoria$ %:1))*1)1. ++1 Anderson$ ;Díaz = la crisis?$ ". .%). ++% Araiza$ 6istoria$ %:1)1*1)%. +++ Ibis.$ "". 1)+$ 1)1*11)8 = 'onzIlez 2a arro$ Las huelgas te#tiles$ "". .1*/1$ 0%. ++, 'onzIlez 2a arro$ l porfiriato$ ". +%,.
81

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

vivido sólo dos revoluciones& la de la .ndependencia y la de la 1e#orma& y que habr!a una tercera/ Lla de la lucha de clasesM.33Q <os obreros precedieron a elaborar un plan para hacer huel"as en #8bricas de re"iones espec!#icas& y si"uió una huel"a en 0uebla de 6000 traba(adores textiles. 0ocos d!as despu%s& 800 obreros m8s en =laxcala& se les unieron. <os industriales textiles& impulsados por 6os% <imanour& decidieron cerrar todas las plantas unidas al 9entro .ndustrial $exicano& pretextando que habr!a que hacer el inventario de una bode"a que estaba repleta& antes de vaciarla. <a d%bil dirección del 79:< habr!a lle"ado a ne"ociar de buena #e& pero se vio atrapado entre rabiosos obreros e intransi"entes propietarios. l cierre comen)ó el GG de diciembre de 1906 y a#ectó a GG000 obreros en 0uebla& 10000 en :ri)aba y GQ000 m8s en y alrededor de la ciudad de $%xico& 3eracru)& ;uer%taro y 7uadala(ara. l #ondo de huel"as del 79:<& de GQ000 pesos& duró sólo cuatro d!as. $uchos obreros de 0uebla y :ri)aba pasaron verdaderas di#icultadas. 9erca de G0Q0 de ellos tuvieron que emi"rar a otras partes del pa!s en busca de ayuda. <a dirección del 79:< hab!a solicitado in#ructuosamente del "obierno de >!a) en tres ocasiones distintas que arbitrara en la disputa antes de que comen)ara el cierra de #8bricas. 4inalmente& cuando el "obierno ya hab!a accedido& los industriales& como era de suponer& se ne"aron a aceptar el arbitra(e "ubernamental.336 0ara entonces& la desesperada dirección del 79:< estaba dispuesta a aceptar pr8cticamente cualquier acuerdo con tal de reabrir las #8bricas. l H de enero se dieron a conocer los r!"idos t%rminos de los acuerdos. <a 'nica provisión que apenas si insinuaba un compromiso de parte de los patrones era la c!nica abolición del traba(o in#antil para niIos menores de siete aIos& porque por lo "eneral los niIos traba(adores eran un poco mayores de esa edad. <a prohibición sobre los materiales de lectura y otros re"lamentos& como el pase obli"atorio& si"uieron en vi"or. l 6 de enero& el l!der del 79:< de 0uebla& 0ascual $endo)a& se diri"ió a una asamblea de obreros& y citando el lema del ar)obispo/ L>ios& L."lesiaM y L0atriaM& obtuvo la aprobación mayoritaria para los nuevos acuerdos. 0ero en :ri)aba& una considerable y estentórea minor!a abucheó y denunció a $orales lue"o que %ste obtuvo el voto mayoritario. n una retórica tipo 0<$& los que protestaron exclamaron LS$uera 0or#irio >!a)TM y LS*ba(o la dictaduraTM. <os l!deres del 79:< de +anta 1osa& 1a#ael $oreno& presidente& y $anuel 6u8re)& vicepresidente& convencieron a la oposición de aceptar los acuerdos.33F l F de enero las #8bricas textiles de $%xico reabrieron y todo volvió a la normalidad& salvo :ri)aba. * las Q/30 a.m.& el primer contin"ente de obreros& que lle"aba temprano a 1!o Blanco para iniciar el primer turno& se topó con una #uriosa multitud de disidentes/ hombres& mu(eres y niIos& quienes arro(aban piedras a los edi#icios y "ritaban protestando. No se sabe lo que dec!an en esos "ritos al principio. $8s tarde ese d!a& los "ritos expresaron claramente su rebelión en contra del "obierno& al i"ual que lo hab!an hecho la noche anterior. <os obreros que lle"aban volvieron sobre sus pasos& y al"unos se unieron a los disidentes.338 * medida que crec!a la multitud ante la #8brica& el (e#e pol!tico Aerrera trataba de dispersarla& pero sólo conse"u!a que le llovieran "ritos y piedras. *l"unas de las mu(eres sent!an un particular encono en contra de la tienda de raya de la compaI!a& el 9entro 9omercial& que diri"!an un #ranc%s& 3!ctor 7arc!a& y un espaIol& $anuel >!e). xisten varias explicaciones sobre lo que provocó el ataque de los traba(adores& como el asesinato de una obrera que estaba comprando y los insultos de 7arc!a contra los huel"uistas. * las 9/00 a.m.& $ar"arita $art!ne) incitó a la en#urecida multitud reunida #rente a la #8brica/ LS* la tiendaTM LS* la tiendaTM. <a multitud saqueó y quemó la tienda administrada por 7arc!a y >!e). <a mercanc!a arruinada quedó esparcida por las calles de :ri)aba durante varios d!as. 0ero en ese momento #ue
++. ++/

Ibid.$ ". +%/. Ibid.$ "". +%/*+%0$ = Araiza$ 6istoria$ %:1).. ++0 'onzIlez 2a arro$ l porfiriato$ ". ++18 = Araiza$ 6istoria$ %:11)*111. ++Araiza$ 6istoria$ %:11,*11.$ 1108 = 'onzIlez 2a arro$ Las huelgas te#tiles$ "". 01*-).
83

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

cuando una unidad del 3X Batallón de .n#anter!a lle"ó al lu"ar de los hechos para re#or)ar al pequeIo destacamento de rurales& quienes& conta"iados del resentimiento de la multitud se hab!an lle"ado a atacar. <os soldados pusieron ba(o custodia a los rurales y abrieron #ue"o contra los obreros matando a 1F e hiriendo a 80. 339 :nce de los rurales& incluyendo a su comandante& el teniente 7abriel *rroyo& murieron posteriormente #rente a un pelotón de #usilamiento. =ras haber quemado y saqueado la tienda& al"unos de los obreros se diri"ieron al centro del pueblo y al "rito de LS$uera 0or#irio >!a)TM& se apoderaron de la c8rcel y liberaron a los prisioneros. <a huel"a y el cierre de las #8bricas se hab!an convertido en una rebelión de la clase obrera. :tra "ran parte de la multitud& encabe)ada todav!a por $art!ne)& se diri"ió hacia las #8bricas de No"ales y +anta 1osa que estaban a varios 2ilómetros de ah!& exclamando/ LS$uerte al dictador 0or#irio >!a)TM LS3iva la libertadTM LS3iva $%xicoTM LS*ba(o los opresores y las tiendas de la compaI!aTM. $8s o menos tres 2ilómetros antes de lle"ar a No"ales& se les unieron los traba(adores de dichas #8bricas& que hab!an o!do hablar de los acontecimientos en 1!o Blanco y hab!an salido a su encuentro. <a multitud& diri"ida por el l!der de la 79:< de +anta 1osa& $anuel 6u8re)& atacó las instalaciones de +anta 1osa y No"ales& quemando las tiendas de la compaI!a.3H0 n el camino a +anta 1osa se toparon con el coronel 6os% $ar!a 3illarreal y sus unidades del 3X Batallón e .n#anter!a. <as tropas abrieron #ue"o matando a tantos que se considera la mayor matan)a de "ente no ind!"ena en la historia del r%"imen. *l caer la tarde& el resto de mani#estantes de No"ales y +anta 1osa volvió a 1!o Blanco. ntre tanto& los traba(adores& muchos de ellos armados& se hab!an apoderado de la estación del #errocarril y sosten!an desi"uales combates con el e(%rcito. <os obreros que quedaban de No"ales y +anta 1osa se les unieron, la multitud saqueó u quemó el puIado de casas de 1!o Blanco en donde viv!an $orales y otros l!deres de la 79:<. *l comprender la "ravedad de la situación& $orales hab!a huido ese mismo d!a a primera hora a *tlixco& 0uebla. <a sublevación no era #8cilmente controlable. <os militares rodearon a 80 traba(adores de la planta de 9erritos lue"o que %stos hab!an saqueado y quemado una casa de pr%stamos en :ri)aba. Aab!a otros traba(adores armados que #ormaban bandas. <os combates desi"uales entre obreros y soldados continuaron durante toda la noche. 0ara el 8 de enero la pa) de las armas cubrió :ri)aba. 9ientos de obreros en la c8rcel y 800 soldados de in#anter!a& 1Q0 polic!as de la localidad y 60 rurales patrullaban las calles& caminos y #8bricas. l 9& un "rupo de obreros a'n en#urecidos& se reunieron #rente a la planta de +anta 1osa. <as tropas abrieron #ue"o y mataron a cinco. <os l!deres huel"uistas de +anta 1osa& 6u8re) y $oreno& murieron tambi%n esa maIana. Aay in#ormes que ase"uran que cayeron durante el en#rentamiento. :tros a#irman que #ueron e(ecutados en las ruinas de la tienda de +anta 1osa que hab!a sido quemada& como e(emplo para los dem8s. se d!a 9& die) obreros #ueron e(ecutados sumariamente en la c8rcel de 1!o Blanco.3H1 <a rebelión de los huel"uistas de 1!o Blanco tuvo un saldo de casi G00 traba(adores muertos y much!simos heridos. +e tomó prisioneros a H00 traba(adores incluyendo a $art!ne) y adem8s a varias mu(eres. 9erca de GQ soldados murieron y de 30 a H0 #ueron heridos. <os patrones de las #8bricas de +anta 1osa& 1!o Blanco& l Rute& +an <oren)o y $ira#lores& despidieron o suspendieron a m8s de 1Q00 obreros.3HG <as noticias en los periódicos sobre 1!o Blanco& aunque muy distorsionadas y mutiladas& dieron por resultado una considerable p%rdida de presti"io del "obierno. 0ese a los elo"ios que el cónsul norteamericano de 3eracru) prodi"ara a
++1 +,)

'onzIlez 2a arro$ Las huelgas te#tiles$ ". -). Araiza$ 6istoria$ %:11.8 = 'onzIlez 2a arro$ Las huelgas te#tiles$ ". -). +,1 9acinto Juitrón$ 4rígenes e historia del movimiento obrero en ",#ico $ 1$ 11-$ = Araiza$ 6istoria$ %$ 1%1. +,% 'onzIles 2a arro$ l porfiriato$ ". ++,. Para una ersión Cue calcula las &aBas de o&reros 6uc!o 6enos i6"ortantes en <ío :lanco = Cue rec!aza la a7ir6ación de Cue los rurales "artici"aran o !u&ieran sido eBecutados$ éase Anderson$ 4utcasts in their oCn land$ "". 1//*1/1.
82

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

los comandantes militares Lpor su acción decisivaM& la aceptación del pueblo al r%"imen se vio muy mermada. n la relativa calma de los 'ltimos meses de 190F& el pa!s vi"ilaba y esperaba. 0ero una ve) que el orden hubo sido restablecido& <imantour despidió al (e#e pol!tico de :ri)aba& Aerrera& por su incapacidad de actuar. l "obierno hab!a considerado todo el asunto como el traba(o de a"otadores externos. 6usto +ierra& intelectual importante y miembro del r%"imen& cre!a que a"entes in#iltrados hab!an contaminado a los traba(adores con ideas LcolectivistasM. :tro de los intelectuales cient!#icos& 4rancisco Bulnes& consideraba LcomunistaM al movimiento.3H3 <as huel"as de 9ananea y 1!o Blanco no pueden entenderse en toda su comple(idad con la descripción ob(etivo de los acontecimientos o las actividades del 0<$ 'nicamente. stas huel"as revelaban los problemas que llevaron a $%xico a la revolución de 1910/ una crisis económica nacional creciente& un resentimiento nacionalista que se intensi#icaba en contra de las empresas extran(eras& una clase obrera inquieta y el traba(o de los precursores revolucionarios diri"idos por se"mentos alienados de la clase media urbana y las %lites provincianas. l 9 de enero de 190F& un importante periódico pro >!a)& &l #mparcial& in#ormó en un lar"o art!culo sobre la LrebeliónM en 1!o Blanco. +e que(aba de Lla propa"anda anarquistaM que hab!a circulado entre los obreros durante meses antes de que se produ(era el al)amiento. &l #mparcial atacaba la ideolo"!a anarquista porque& ar"Z!a& con#und!a el orden económico con el orden social& dos aspectos de la condición humana que los escritores de &l #mparcial& sosten!an& estaban completamente separados. <a propa"anda& ase"uraba el periódico& Linculcaba el odio hacia los ricosM. 9onclu!a reiterando la necesidad de LlimitarM el acceso de los traba(adores a las Lideas anarquistas& comunistas o socialistasO s necesario que todos comprendan que el derecho al libre pensamiento y expresión no es ilimitadoM. 3HH >espu%s de la rebelión de 190F en 1!o Blanco& el descontento de la clase obrera si"uió acumul8ndose y estallando en las re"iones de :ri)aba& 0uebla y la ciudad de $%xico& hasta el inicio de la revolución de 1910. +e hi)o necesario concentrar tropas en :ri)aba y& ocasionalmente& en la ciudad de $%xico para mantener la situación ba(o control. l "obierno creó en 0uebla una nueva or"ani)ación obrera& la 7ran 9on#ederación de :breros& de los residuos del 79:<& con el propósito de paci#icar a los traba(adores. <os re"lamentos de la con#ederación prohib!an las huel"as& insist!an en la cooperación con patrones y "obierno y amena)aban con expulsión a cualquier traba(ador que apoyara las huel"as. 0ese a este nuevo charrismo&3HQ los traba(adores si"uieron demostrando su descontento. n enero de 190F& poco despu%s del #in de la rebelión de 1!o Blanco& los obreros de la #8brica textil <a $a"dalena& en +an `n"el& cerca de la ciudad de $%xico ?un punto en donde hubo militancia obrera con una #uerte dirección anarquista entre 18F6?188G y 1911?1931& as! como huel"as continuas en las d%cadas de 1880?1890? hab!an hecho que la planta cerrara. <os obreros de <a Aormi"a& una planta cercana& inmediatamente los si"uieron& pero la huel"a #racasó y cinco l!deres obreros #ueron arrestados una ve) que los rurales ocuparon la #8brica. <os propietarios de <a $a"dalena y <a Aormi"a culpaban a los a"entes in#iltrados de 1!o Blanco de los problemas y huel"as en sus #8bricas& ya que varios traba(adores hambrientos de 1!o Blanco hab!an buscado re#u"io en +an `n"el durante diciembre de 1906 y enero de 190F. n abril de 190F& otra huel"a cerró nuevamente las #8bricas de No"ales y 1!o Blanco& no obstante el #ormidable n'mero de soldados en la re"ión. <os obreros protestaban a'n por los odiosos pases& necesarios para obtener empleo y concebidos para eliminar a Llos revoltososM&
+,+ +,,

l Imparcial$ 1 de enero de 11)0. Ibid.$ 11$ 1+ = %+ de enero$ 1, = %+ de 7e&rero$ 10 de a&ril$ +) de 6a=o$ 1$ + = . de Bunio de 11)08 = l )aís$ %1 de 6a=o de 11)08 citado en 'onzIlez 2a arro$ Las huelgas te#tiles$ ". +00. +,. C!arris6o es un 6exicanis6o Cue se a"lica a los líderes de la clase o&rera? Cue$ en o"inión de sus críticos$ sir en al ca"ital o al go&ierno 6Is Cue a los o&reros.
8/

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

tambi%n por la prohibición de recibir materiales de lectura. <a huel"a #ue so#ocada cuando los patrones& respaldados por el e(%rcito& amena)aron con traer 1Q00 rompehuel"as de :axaca.3H6 <as huel"as si"uieron a todo lo lar"o de 1908 en la ciudad de $%xico& 0uebla y :ri)aba& con la atención centrada en otra seria disputa en +an `n"el. <os propietarios de <a Aormi"a quer!an desalo(ar a 1Q00 traba(adores del 8rea habitacional& propiedad de la compaI!a& a ra!) que una huel"a de los traba(adores hab!an hecho para impedir la expulsión de 1Q l!deres huel"uistas. <os propietarios insist!an en que estos traba(adores eran a"itadores externos de 1!o Blanco. 9on la ayuda de tropas y polic!a& la administración de la #8brica expulsó a 1Q00 traba(adores del 8rea habitacional& al menos temporalmente.3HF n 1909& los obreros hicieron otra huel"a y cerraron la #8brica textil qui)8 m8s "rande de $%xico& +an *ntonio *bad& en la ciudad de $%xico en dos ocasiones. <a primera ve)& la disputa entre traba(adores y administración se ori"inó en el sumario despido de un empleado, se desconocen los motivos del despido& pero& en ambas ocasiones #racasaron los es#uer)os de los obreros. <a re"ión de 0uebla vivió tambi%n repetidas huel"as e inquietud obrera pese a la presencia de la 7ran 9on#ederación de :breros y su dirección charra. <os traba(adores de 1!o Blanco en 1909 trataron nuevamente de obtener reivindicaciones. 6usti#icaron su huel"a acusando a los patrones #ranceses de cometer abusos con ellos& pero los obreros se toparon una ve) m8s con la intransi"encia de las autoridades. <os rompehuel"as #ueron r8pidamente transportados de los estados vecinos y la planta reinició sus operaciones con personal nuevo.3H8 >urante el per!odo 190F?1909& las huel"as ocurrieron #recuentemente en las #8bricas de hilados& que era la industria m8s desarrollada de $%xico. *l"unas veces se produ(eron arrestos masivos de huel"uistas& pero por lo "eneral era su#iciente con hacer un desplie"ue de las #uer)as armadas del "obierno. <a 'ltima huel"a& y la m8s seria del per!odo prerrevolucionario de 190F?1910& se llevó a cabo en la #8brica de +anta 1osa& en :ri)aba. n (ulio de 1910& con la actividad "uerrillera del 0<$ ba(o la dirección de 0adua y +antanón en las 8reas rurales adyacentes& 600 obreros de la #8brica de +anta 1osa se declararon en huel"a. <as tropas lle"aron de inmediato& y los dueIos de la #8brica utili)aron el sistema de hacer matar a tipos bien seleccionados& m8s la amena)a de traer a los rompehuel"as& a #in de obli"ar a los obreros a volver a sus puestos. <a revolución tendr!a que venir de al"uno otra parte. 0ese a los obst8culos hallados en 1906& en 190F el 0<$ intensi#icó sus actividades. Ba(o la dirección del anarquista 0r8xedis 7uerrero& el 0<$ reunió armas y preparó "rupos clandestinos para tratar de desatar una ve) m8s la revolución. +in embar"o& en a"osto& un ataque de la polic!a de <os `n"eles y de los representantes de la a"encia de detectives 4urlon" dio por resultado el arresto de casi toda la 6unta del 0<$. <a polic!a aprendió 1icardo 4lores $a"ón& <ibrado 1ivera& *ntonio 3illarreal y $odesto >!a) ba(o custodia. ntre tanto& los norteamericanos radicales se reunieron tratando de ayudar en su de#ensa le"al, pero el momento m8s oportuno para la revolución del 0<$& el otoIo de 190F& hab!a pasado. 0ese a las di#icultades& 0r8xedis 7uerrero y nrique 4lores $a"ón si"uieron movili)ando a "rupos armados secretos en $%xico hasta bien entrado 1908.3H9 0ara (unio de ese aIo& al menos treinta "rupos armados planearon lan)ar ataques coordinados durante la 'ltima parte del mes. 0ero nuevamente& los servicios secretos norteamericano y mexicano obstaculi)aron el plan del 0<$. l 18 de (unio& las autoridades apresaron a un "rupo de veinte revolucionarios del 0<$ en 9asas 7randes& 9hihuahua& y el G3& un e#ica)& ataque policiaco a la casa del importante l!der militar del 0<$& 0risciliano +ilva& en l 0aso& acabó con
+,/

l Imparcial$ - de enero$ %- = %1 de 6a=o de 11)-8 citado en 'onzIlez 2a arro$ Las huelgas te#tiles$ ". ,)1. Para una re7erencia del descontento en la al&orada de <ío :lanco$ éase Anderson$ 4utcasts in their oCn land$ ". 11,. +,0 l Imparcial$ %+ = %. de a&ril$ 1+ = 1, de 6a=o de 11)18 citado en 'onzIlez 2a arro$ Las huelgas te#tiles$ ". ,)1. +,l Imparcial$ %. = %/ de Bulio de 111)8 l )aís$ %, = %0 de Bulio de 111)8 citado en 'onzIlez 2a arro$ Las huelgas te#tiles$ ". ,)1. +,1 Coc#cro7t$ )recursores intelectuales$ ". 1.1$ = 'ó6ez EuiFones$ -embradores$ "". +%*++.
86

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

las posibilidades del 0<$. *dem8s de con#iscar ri#les Dinchester& 1Q0 bombas de manu#actura dom%stica y m8s de 3000 municiones& la polic!a arrestó a los miembros del 0<$. +imult8neamente& las tropas de caballer!a de los stados Enidos se desple"aron a lo lar"o de la #rontera opuesta a <as 3acas& 9oahuila& que era uno de los ob(etivos que el 0<$ hab!a planeado atacar. l G6 de (unio& la unidad del 0<$ en <as 3acas& luchó contra la "uarnición militar local por el control del pueblo. *l mismo tiempo& un "rupo de cerca de Q0 hombres del 0<$ situado en 9asas 7randes& lan)ó un #'til ataque contra el pueblo de 0alomas& cerca de la #rontera norteamericana. <a ayuda que se esperaba de los "rupos del 0<$ que deb!an cru)ar la #rontera de los stados Enidos& no lle"ó nunca. n <os Aornos& $atamoros& y la +ierra de 6imilco& 9oahuila& se produ(o una serie de pequeIos levantamientos del 0<$ sin nin"'n %xito. <a dirección del 0<$ llevó a cabo una prodi"iosa tarea de preparación militar& pero su #alta de se"uridad en la cabe)a misma comprometió a la 6unta y desmembró a toda la or"ani)ación.3Q0 *rrestados los miembros de la 6unta& lue"o de pasar varios meses en la c8rcel de <os `n"eles& vieron con alivio que se suspend!an los car"os en su contra& sólo que en lu"ar de verse libres como cre!an #ueron transportados a =omnstone& *ri)ona& en donde se vieron sometidos a un (uicio corrupto y lleno de pre(uicios raciales y per(urios& que terminó en su condena. 1icardo recibió una sentencia de 18 meses de prisión en la c8rcel de Ruma& *ri)ona. 3Q1 l o#icial 0r8xedis 7uerrero se quedó entonces con la monumental tarea de planear y preparar la insurrección si"uiente. 9omen)ó por or"ani)ar a los traba(adores mexicanos que viv!an en *ri)ona& Nuevo $%xico y =exas& y obtener #ondos en reuniones p'blicas. $ientras tanto& las unidades "uerrilleras del 0<$ operaban en 3eracru) y 9oahuila.3QG 0ero 1910 era el aIo de la espectacular candidatura de 4rancisco $adero a la presidencia de $%xico. =errateniente& hombre de ne"ocios y #inanciero& $adero ten!a los recursos para llevar a cabo una intensa campaIa. +u en#oque idealista y re#ormista atra!a a una buena porción de la bur"ues!a y a la descontenta población de $%xico. +u derrota& protesta y pronunciamientos revolucionarios ale(aron a muchos de los anti"uos se"uidores del 0<$. <a 1evolución mexicana lle"ó #inalmente en 1910& pero el 0<$ se encontraba en desventa(a. <a 6unta estaba encarcelada y tras una serie de victorias militares iniciales en 9asas 7randes& 9hihuahua y otros sitios& 0r8xedis 7uerrero& el l!der m8s din8mico y #uerte del 0<$& #ue muerto en 6anos& 9hihuahua& el 30 de diciembre.3Q3 :tros (e#es militares del 0<$& al"unos importantes y con mucho %xito& como <uis *. 7arc!a con sus 300 hombres& y 6os% de la <u) Blanco& llevaron a cabo una campaIa "uerrillera con bastante buenos resultados& en cooperación con los caudillos de $adero. 0ero a la lar"a se vieron eclipsados y superados por $adero& quien& a di#erencia de 1icardo& pudo visitar ciudad 6u8re) inmediatamente despu%s de su ca!da. $uchos moderados y socialistas ortodoxos del 0<$ se hab!an cansado de la 6unta anarquista y aceptaron las promesas de $adero uni%ndose a sus #uer)as& con lo que debilitaron al 0<$. $adero procedió a arrestar entonces al l!der militar m8s poderoso y e#ectivo del 0<$& 0risciliano +ilva& en una pur"a de elementos de i)quierda potencialmente peli"rosos para el movimiento revolucionario. n los meses si"uientes& las unidades del 0<$& que en el centro y sur de $%xico hab!an tenido bastante %xito& declararon su apoyo a la revolución de $adero& que aparentemente ten!a una amplia y abierta base. l 'nico sector en donde el 0<$ hab!a establecido un control militar independiente era en la aislada Ba(a 9ali#ornia durante el invierno y la primavera de 1911. <ue"o de la victoria de $adero en la parte central de $%xico& el e(%rcito #ederal retomó con toda #acilidad Ba(a 9ali#ornia. R es irónico que& a mediados de 1911& lue"o de aIos de lucha y como resultado del episodio de Ba(a 9ali#ornia
+.) +.1

Coc#cro7t$ )recursores intelectuales$ "". 1.%*1.+$ = :artra$ ;<icardo 4lores Magón?. <aat$ ;T!e di"lo6ac= o7 su""ression?$ ". .,/$ = Colin M. Maclac!lan$ ;T!e 6a#ing o7 a C!icano radical: t!e 7ederal trials o7 <icardo 4lores Magón?$ 6anuscrito inédito$ Tulane Rni ersit=$ 110.$ "". ,*11. +.% 'ó6ez EuiFones$ -embradores$ "". ++$ +.*+/. +.+ Ibid.$ ". ,/$ = Coc#cro7t$ )recursores intelectuales$ "". 101*1-+. Para 6a=or in7or6ación so&re la ida = acti idades de Préxedis 'uerrero$ éase )r8#edis Buerrero+ artículos literarios y de combate.
80

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

en el que los radicales norteamericanos tomaron parte& muchos mexicanos consideraban al 0<$ como un "rupo de bandidos y traidores a la 1evolución. <a mayor!a de la población de $%xico atribu!a a 4rancisco $adero la victoria de la 1evolución. $adero& de clase alta, sus se"uidores& de clase alta y media y su e(%rcito b8sicamente campesino& no sólo derrotó al e(%rcito de 0or#irio >!a)& sino que sobrevivió tambi%n a la san"uinaria lucha en contra de los revolucionarios de clase obrera y humilde del 0<$& ya pr8cticamente sin dirección.3QH l 0<$ representó m8s que un mero precursor de la 1evolución mexicana. 9onstituyó un elemento principal en las primeras etapas& y su importancia aumentó hasta el momento de la victoria de $adero& en 1911. <a di#erencia si"ni#icativa entre el 0<$& los revolucionarios diri"idos por $adero y el movimiento constitucionalista de 3enustiano 9arran)a que sustituyó a $adero era que el 0<$ representaba una revolución obrero?campesina. ntre 190Q y 1910& el 0<$ ayudó a obtener la participación obrera en la 1evolución. +u importancia disminuyó despu%s de 1911 porque& en el clima liberali)ado que si"uió a la ca!da de la dictadura& los obreros comen)aron a or"ani)arse sin la ayuda del 0<$ cuya base estaba en el exilio. <a 'nica in#luencia directa del 0<$ en la emer"ente or"ani)ación obrera& la 9asa del :brero& se ori"inó en 191G con la presencia de los anti"uos miembros del 0<$& *ntonio >!a) +oto y 7ama& <8)aro 7uti%rre) de <ara& $anuel +arabia y +antia"o de la 3e"a. <a 1evolución mexicana desató en 1910 #uer)as sociales in#initamente m8s comple(as de lo que $adero o el 0<$ pod!an entender o controlar. +i este partido y $adero pudieron existir& se debió a contradicciones sociales que requerir!an muchos aIos de lucha para ser resueltas. <as #uer)as que hi)o a#lorar la 1evolución podr!an seIalarse someramente de la manera si"uiente/ 1. lementos militares y revolucionarios dentro de la clase obrera/ una hostilidad permanente& cuyas ra!ces pueden encontrarse en los tumultos de la ciudad de $%xico en el per!odo colonial& descontento entre los artesanos y penurias extremas entre los obreros de clase m8s humilde& alienados y sin esperan)a.

G. Ena intensa revuelta a"raria provocada por el apoyo que el r%"imen de >!a) daba a las crecientes tomas de tierras de pueblo& con lo que paralelamente sur"ió la resistencia que o#rec!a la clase traba(adora rural/ esta resistencia a la polari)ación de la tenencia de tierra era ya anti"ua y sus or!"enes pueden encontrarse en las revueltas a"rarias e ind!"enas del per!odo colonial& en el intenso bandidismo social y en las primeras insurrecciones a"rarias del si"lo -.-. Aac!a mucho que el control del campo consum!a una buena parte de la ener"!a del "obierno. 3. Ena ena(enada %lite en la provincia& #rustrada por la poca colaboración del r%"imen de >!a) a sus necesidades/ de hecho el "obierno parec!a e(ercer una pol!tica anta"ónica a los intereses de al"unos sectores de las %lites provincianas. <ue"o de consolidar su poder en el si"lo -.- al derrotar a los caudillos de la oposición en las provincias& >!a) se encontró con una creciente oposición a #ines de ese si"lo de parte de la nueva "eneración. *l verse excluidos del proceso de toma de decisiones y al contemplar la abierta colaboración del r%"imen con los extran(eros& muchos de ellos se opusieron a >!a). H. Ena ena(enada clase intelectual en la capital y en las provincias/ desilusionados los (óvenes intelectuales por la reticencia del r%"imen a satis#acer sus esperan)as de una democracia pol!tica y una (usticia social& lo recha)aron y ridiculi)aron. Q. <os ba(os salarios reales para los traba(adores urbanos y rurales que disminuyeron constantemente ente 189F y 1910/ el estado dependiente y neocolonial de $%xico a"otó sus recursos naturales& distorsionó el desarrollo y la distribución de rique)a& causó una crisis
+.,

:artra$ ;<icardo 4lores Magón?$ = Coc#cro7t$ )recursores intelectuales$ "". 100*1-+.
88

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

enorme de precios de los alimentos y creó la escase) alimentaria& que se vio acuciada en 190F y 1910 por las cosechas arruinadas por pla"as& y por una a"ricultura cada ve) m8s orientada hacia la exportación. stas condiciones se vieron exacerbadas por los obst8culos económicos que en 190G hab!a producido una crisis mundial de plata& una recesión económica mundial en 190F y diversas cosechas #racasadas.3QQ 6. <a in#luencia de ideolo"!as revolucionarias europeas que prove!an a los sectores de oposición& cada ve) m8s alienados y desesperados& con respuestas a su dilema. F. l estancamiento del mismo r%"imen/ >!a) se debilitaba cada ve) m8s& sus asesores pol!ticos y económicos se hab!an desacreditado& y su personal militar era extremadamente vie(o. +u "obierno no pudo mane(ar el descontento con la e#icacia que hab!a demostrado a lo lar"o de todo el si"lo -.-.

nvista de estas contradicciones en desarrollo en la sociedad por#irista& la contribución del anarquista 0<$ de ideolo"!a y or"ani)ación revolucionaria resulta crucial para la lle"ada de la 1evolución mexicana. n el curso de la 1evolución& la interacción de las #uer)as antes mencionadas desencadenaron el poder latente de la clase obrera urbana mexicana. 0or primera ve)& el proletariado mexicano actuó de manera de#initiva en el escenario de la historia& habiendo sido movili)ado en su mayor parte por los anarquistas.

CAPÍTULO VIII ANARQUISMO! LA CLASE OBRERA Y LAS FASES INICIALES DE LA REVOLUCIÓN

LA ORGANIZACIÓN DE LA FUERZA DE TRABA#O
n la "ran 8rea central de $%xico& el anarquismo revivió y creció dentro del di#!cil per!odo de debilitamiento por#iriano en 1909. En "obierno tambaleante daba cabida a "rupos obreros clandestinos que apenas unos cuantos aIos antes hab!an su#rido una brutal represión. 0oco antes de la 1evolución& un exiliado pol!tico catal8n& *madeo 4err%s& or"ani)ó reuniones clandestinas con artesanos y otros traba(adores urbanos. 4err%s era un devoto socialista libertario y predicaba resueltamente la doctrina del anarco?sindicalismo a la clase traba(adora mexicana. *l emprender este ambicioso proyecto& 4err%s se unió a muchos otros anarquistas espaIoles& que ven!an decididos a proseliti)ar a la *m%rica hispana a principios del si"lo -con la evidente meta de convertir& a la lar"a& a todos los obreros del mundo a la ideolo"!a anarquista. +u #orma de or"ani)ación iba a ser el anarco?sindicalismo. 4err%s re#le(aba estas aspiraciones en sus actividades en $%xico. 0oco despu%s de la creación de la anarco? sindicalista 9asa del :brero& 4err%s escrib!a/ LS:breros& traba(adores& pueblo del mundo&
+..

Dl 7inalizar las co6"ras de "lata "or "arte de los go&iernos extranBeros = su alor reducido a=udó a "reci"itar los salarios &aBos. Para 6Is datos$ éase >e6inario$ stadísticas económicas$ ". ,,0. Para una inter"retación$ éase Da id M. Pletc!er$ ;T!e 7all o7 sil er in Mexico$ 1-0)*111)$ and its e77ects on A6erican in est6ents?$ en 7ournal of conomic 6istory$ 1-$ 6arzo de 11.-: +-.
89

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

trans#ormemos al individuo de ser autómata e irre#lexivo& en ser pensante y autónomoTM.3Q6 n vista de su papel predominante en la enseIan)a de principios libertarios& sus admiradores contempor8neos al"unas veces lo llamaron LapóstolM. 4err%s ten!a las sólidas cualidades que su monumental tarea requer!a. 9ontaba con una buena educación& era persuasivo y conoc!a a #ondo los conceptos espaIoles de or"ani)ación anarquista y las #8bricas que en su tierra natal estaban comen)ando a tener un impresionante %xito. n los 'ltimos meses del r%"imen de >!a)& inició lo que parec!a una tarea imposible/ or"ani)ar un movimiento obrero mexicano& anarco?sindicalista e independiente& libre de toda in#luencia "ubernamental& mediante pequeIas reuniones secretas de obreros de la industria tipo"r8#ica de la ciudad de $%xico.3QF *dem8s de la situación pol!tica& económica y social en permanente deterioro& y del descontento obrero en "eneral& si 4err%s tuvo %xito con los tipó"ra#os #ue "racias a su din8mica personalidad y sus #acultades para la oratoria y el ensayo& cosas que subyu"aban a sus se"uidores. +u ideolo"!a hac!a eco del concepto anarquista del Lhombre libreM& Lley naturalM y %tica de traba(o. * #in de evitar la corrupción individual& el hombre Ldeb!a ser siempre #ru"alM y Ltraba(ar para mantenerse a s! mismoM. <a versión de 4err%s del hombre natural dec!a expl!citamente que el hombre deb!a traba(ar como una parte de la naturale)a& respetando y tratando de preservar su medio ambiente natural. >ec!a que cuando el hombre alcan)ara los m8s altos niveles de la per#ección humana& la sociedad #uncionar!a como si todo el mundo se viera constituido Lpor un solo edi#icioM. 9onsideraba al stado?nación como un a"ente de Lde#ensa de los privile"iados que la clase ociosa dis#rutabaM& y como una violación burda y corrupta de su ob(etivo. .nstaba a sus se"uidores a un!rsele para lo"rar una Lre"eneración& emancipación& redención y manumisión para escapar a la de"eneraciónM. n lo esencial& 4err%s re#le(aba un anarquismo cl8sico/ #ilosó#ico& no violento y visionario. +u plan para el me(oramiento de la clase obrera mexicana& nutrido de ideas de la rica variedad de los intelectuales anarquistas europeos& comen)aba con una evolución de los males de la nación/ N n $%xico& la abyección y ruindad de los pueblos traba(adores en "ran parte son producto de ciertas causas propias de un r%"imen morboso y pedante& de tiran!a insoportable. 9ada d!a se hace m8s insoportable el sistema ya caduco de "obernar pueblos por la imposibilidad en que se encuentran los que dominan& para la administración (usta y equitativa. 3osotros& compaIeros& est8is i"ualmente su(etos a las leyes at8vicas con toda su cohorte de su#rimientos& restricciones morales y materiales& como todo ser en cualquier punto de la tierra. Aab%is sido car"ados por pesados códi"os y leyes contentivas& creadas cuando todav!a para la mayor parte de los humanos eran un misterio Jy queK han provocado la desi"ualdad social. <os "obiernos capitalistasO son los detentadores del traba(o a(eno y los acaparadores de las ener"!as del obreroO J n la reli"iónK por ley natural e inviolable no existe ese llamado derecho de ascensión de que tanto se vana"lorian sin saber los economistas y promul"adores ne#astos que con sus cantinelas& para la continuidad in(usta y r%proba entre los pueblos i"norantes& de la criminal creencia en la divinidad poseedora y repartidora de todos los usu#ructos& propiedad de nadie y s! de todos los individuos que pueblan la tierraO ocasionan los "raves y #unestos errores en que se ven envueltos los pueblos que buscanO el estado racional de sus actividadesO JseK establecieron con el #in de someterlos a la cate"or!a de despo(ados& como
+./

;Li&ertad$ A3T$ 4A3$ C2T: tres "ostulados$ tres &anderas del "roletariado es"aFol con re"ercusiones uni ersales. Proletariados de todo el 6undo. La re olución social de Ds"aFa es uestra re olución?$ en Regeneración$ México$ 1Q de 6a=o de 11+0$ = Ar6ando 4errés$ ;Jacia el "or enir?$ en l Tipógrafo "e#icano$ 1Q de Bulio de 111%. +.0 Agustín >egura$ ;La in7luencia de A6adeo 4errés?$ en l Tipógrafo "e#icano$ %0 de dicie6&re de 11118 = 4ernando Córdo a Pérez$ ;Dl 6o i6iento anarCuista en México @1111*11%1A?$ tesis de licenciatura$ "". 1*-. Géase ta6&ién <a6ón Dduardo <uiz$ Labor and the ambivalent revolutionaries$ ". %0.
90

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

obedeciendo a un mandato superior que ellos endiosaronO empe)aron a #ormarse los rebaIos de seres traba(adores& absorbidos por la #e en la comple(idad reli"iosa& cuyos ritos incomprensibles por lo absurdo de su patraIa& los manten!an en tan completa i"norancia& que no pudieron darse cuenta cabal de su salva(ismo inculcado con tan sabia maestr!aO Jy sobre los pol!ticosK "uiado siempre por los conse(os rastreros de los que siempre y en todas partes se (u)"an omnipotentes para diri"ir a los traba(adores con tal de estar bien apoyados por las es#eras de la bur"ues!a.P3Q8 0ese al desolador retrato dibu(ado por 4err%s& %ste no de(aba de reconocer que la revolución diri"ida por $adero era una oportunidad para una mayor libertad de or"ani)arse/ LO el viento de la libertad soplaM. *se"uraba que la revolución cient!#ica constitu!a un e(emplo del nuevo conocimiento humano que tocaba a todos los aspectos de la vida& y que el impacto pol!tico& económico y cultural de esta nueva ilustración pondr!a #in a la clase privile"iada. 9onvencido de lo inevitable de los cambios arrasadores& 4err%s se re#er!a al apoyo p'blico para el democr8tico $adero en su lucha contra 0or#irio >!a) como el producto de este nuevo conocimiento. *#irmaba que el obrero mexicano se iba volviendo m8s per#eccionado a medida que los medios de producción cambiaban& y que la trans#ormación de la econom!a en el sistema de #8bricas colocaba en 'ltima instancia al poder en manos de la clase obrera. 0ara corre"ir todos los abusos y males consi"uientes de la sociedad provocados por la corrupción del "obierno& el capital y el clero& los obreros ?'nicos productores? deb!an rea#irmar su poder. <os obreros trans#ormaban todas las cosas materiales destinadas al uso humano& y& conclu!a 4err%s& la producción de ob(etos materiales era el #actor principal en el pro"reso humano& tanto en el 8mbito de la tecnolo"!a como en el de lo espiritual.3Q9 +eIalaba la necesidad de Ldespertar a los obreros para elevarlosM. 9on Luna educación racionalM& el obrero se volv!a ilustrado, se convert!a en un Lser responsableM. 9on cada paso adelante en la conciencia del obrero& los proyectos para los que %l permitir!a que #uera utili)ada su #uer)a de traba(o se ir!an volviendo cada ve) m8s ben%#icos para la humanidad. Ena ve) elevado su moral& el obrero entonces Lpesar!a m8s en la historia en lu"ar de ser v!ctima de ellaM. <os altos niveles de moralidad del productor ser!an el impulso para una nueva y me(or civili)ación. <os obreros ser!an Ltitanes de la buena voluntadM. 0roducir!an aquello que #uera necesario para le bien de la humanidad y no ba"atelas cuando lo esencial hac!a #alta. >e esta manera& el "obierno y la bur"ues!a representaban al enemi"o corrupto& ya que produc!an para su propia venta(a& buscaban "anancias que acumulaban& no respetaban a la naturale)a y limitaban la producción de lo necesario cuando la mayor!a de la "ente se hund!a en la miseria. l "obierno deb!a Lluchar por la reivindicación de su claseM& no como ven"an)a en contra de la bur"ues!a& sino por su supervivencia, Lsin el principio de mutua ayuda estamos condenados a desaparecerM.360 +ólo cuando el obrero comprenda el si"ni#icado de Lla unión y la #raternidadM& comprender8 su propia importancia y la de su traba(o. 4err%s proclamaba que la unidad mediante el sindicato daba al obrero individual la #uer)a para resistir a Lla codicia& mali"nidad& pre(uicios e in#luencias mercenarias de la bur"ues!a y sus astutos potentadosM. l obrero Leducado racionalmenteM y en su papel de Ltit8n de la buena voluntadM& estar!a dispuesto a sacri#icarse por la or"ani)ación y avance de sus hermanos. 4err%s puntuali)aba que el LsabioM de la clase obrera deb!a abandonar toda ambición personal& toda e"olatr!a y dedicarse a la or"ani)ación de su clase. ra eso lo que liberar!a a la humanidad.
+.+.1

4errés$ ;Jacia el "or enir?. 4errés$ ;SCo6"aFeros$ >alude6osT?$ en l Tipógrafo "e#icano$ 1) de no ie6&re de 1111. +/) 4errés$ ;Dl des"ertar del o&rero 6exicano?$ en l Tipógrafo "e#icano$ %0 de dicie6&re de 1111.
91

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

1epetidamente advirtió a sus se"uidores que era absolutamente necesario separar a las or"ani)aciones obreras de la pol!tica. >eb!a cuidarse siempre& insist!a& de los pol!ticos La#irm8ndose como nobles y devotos adeptos de los principios de los derechos obreros& pero sólo en la esperan)a de obtener el apoyo obrero para la lucha en pos de sus propias ambiciones pol!ticasM.361 n 1911& despu%s de que las #uer)as insur"entes de 4rancisco $adero tomaron 9iudad 6u8re) y apenas una semana antes de que renunciara el presidente >!a)& los tipó"ra#os de la ciudad de $%xico& diri"idos por un n'cleo anarquista& or"ani)aron la 9on#ederación =ipo"r8#ica de $%xico. 0oco tiempo despu%s& la indi#erencia del r%"imen interino de 4rancisco <eón de la Barra permitió que los tipó"ra#os e#ectuaran una reunión "eneral de su con#ederación para or"ani)ar una campaIa a #avor del movimiento obrero. Aabló primero 4err%s& y lue"o el anarquista *ntonio >!a) +oto y 7ama. <os tipó"ra#os votaron por crear una sociedad de resistencia con la con#ederación a #in de encabe)ar a or"ani)ación de toda la clase obrera mexicana.36G Ena ve) m8s& i"ual que hab!a ocurrido durante el si"lo -.- antes de que la dictadura de >!a) impusiera una severa disciplina y adoptara una pol!tica de administración de la #uer)a de traba(o muy elaborada& el radicalismo de la clase obrera se diri"ió en contra de la con#usión que exist!a en la pol!tica nacional y de la inestabilidad económica y social. >os de los tipó"ra#os que asist!an a la reunión& 6os% <ópe) >óne) y 1a#ael ;uintero& se trans#ormaron posteriormente en l!deres importantes del movimiento obrero durante la revolución. ntrenados por 4err%s& ambos se convirtieron en #irmes se"uidores de su doctrina.363 llos y sus cole"as impresores desarrollaron una a"uda conciencia misionera en la que se ve!an como apóstoles que diri"!an a los obreros menos clarividentes a su salvación. 36H 4err%s destacó la importancia de los tipó"ra#os como catali)adores para la or"ani)ación de toda la clase traba(adora. <ópe) >óne) estaba convencido de que Llos impresores eran los apóstoles& los llamados a diri"ir a los otrosM.36Q ;uintero& quien posteriormente #uera un importante l!der de la 9asa del :brero $undial& de(ó ver que era de la misma opinión al describir la sociedad de resistencia de los tipó"ra#os/ L l "remio al que pertenecemos es di"no de me(or suerte por su preponderancia en el mundo de la civili)ación. <a se"uridad de una superioridad intelectual y de un sentido de misión entre los tipó"ra#os& cuyo nivel de educación era bastante alto& es comprensible cuando se ve en el contexto del anal#abetismo existente& que se"'n un censo mexicano de 1910 era del 8H^. 0ero pese a que se daban cuenta de su importancia& <ópe) >óne) y ;uintero recha)aban el papel de l!deres& al i"ual que 4err%s& ase"urando que sent!an 'nicamente el deber de a#irmarse a #in de hacer posible Luna sociedad libre y (ustaM que no tuviera Lni >ios ni amoM.366 <os tipó"ra#os con un nivel de educación mayor encontraron las enseIan)as de 4err%s muy atrayentes. stos hombres& a quienes se desi"naba como obreros intelectuales inclu!an& adem8s de <ópe) >óne) y ;uintero a muchos otros que lue"o desempeIaron papeles importantes en la 9asa del :brero/ 4ederico de la 9olina& nrique A. *rce& 4ernando 1odarte& <oren)o $ac!as& 0edro :rte"a y *l#redo 0%re). <os obreros intelectuales dominaban la con#ederación de tipó"ra#os. 4err%s los llamaba Llos incansablesM.36F 4err%s& i"ual que 1hoda2anaty antes que %l& se inclinaba m8s por las t8cticas conservadoras que al"unos de sus se"uidores m8s devotos. *doptó la estrate"ia de #ormar un pequeIo "rupo
+/1 +/%

4errés$ ;Jacia el "or enir?$ ;SCo6"aFeros$ >alude6osT? = ;Dl des"ertar del o&rero 6exicano?. 4errés$ ;SCo6"aFeros$ >alude6osT? = ;Dl des"ertar del o&rero 6exicano?. +/+ 9osé Ló"ez Dónez$ ;La signi7icación de la i6"renta?$ en l Tipógrafo "e#icano$ 1Q de Bunio de 111%8 = >egura$ ;La in7luencia de A6adeo 4errés?. +/, Anastasio >. Marín$ ;Luc!e6os "or la rei indicación del "roletariado?$ en l Tipógrafo "e#icano$ 1Q de agosto de 111%. +/. Ló"ez Dónez$ ;La signi7icación de la i6"renta?. +// <a7ael Euintero$ ;11 de 6a=o de 111%?$ en l Tipógrafo "e#icano$ 1Q de Bunio de 111%. +/0 4errés$ ;Dl des"ertar del o&rero 6exicano?$ = Córdo a Pérez$ ;Mo i6iento?$ ". %.
91

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

de se"uidores& quienes a su ve) or"ani)ar!an y educar!an a otros obreros a"rarios e industriales hasta el momento en que las masas constituyeran un cuerpo completamente uni#icado y movili)ado. *l principio quer!a centrar sus actividades en la educación de la clase obrera y la #ormación de sindicatos le"ales en toda la industria que incluyeran a un n'mero masivo de obreros. 9re!a que el sindicalismo tendr!a un tremendo poder y a la lar"a la capacidad de apoderarse de los medios de producción& pero por lo pronto habr!a que dedicar toda la atención a me(orar la situación de los obreros& d8ndoles bene#icio de ayuda mutua y de#endiendo la #uer)a de traba(o urbana de las intolerables in(usticias que comet!an los patrones. <a sociedad anarco?sindicalista libertaria ser!a el producto de una cuidadosa preparación y de una evolución social que requerir!a de varias d%cadas. No pasó mucho tiempo& sin embar"o& antes de que al"unos de los se"uidores de 4err%s comen)aran a mostrarse impacientes y a e(ercer una presión cada ve) mayor a #avor de huel"as& a"itación obrera& amena)as de huel"a "eneral y una b'squeda activos de #ormas para Lcombatir el capitalismoM y sus Linstituciones socialesM mediante la #ormación de Lsociedades de resistenciaM. Aab!a quien hablaba de sabota(e incluso. No obstante& a lo lar"o de los cuatro primeros aIos de #ormación& que eran los cruciales& los tipó"ra#os operaron dentro de la ley evitando con#lictos con el "obierno. 4err%s no se opon!a a t8cticas revolucionarias como la huel"a "eneral& pero pre#er!a un lar"o per!odo de cuidadosa preparación. <o"ró contener a los tipó"ra#os para que no se lan)aran en actos prematuramente revolucionarios hasta 191H. n ese aIo y con su apoyo& los obreros se unieron a la 9asa del :brero $undial. n 1916& su lar"a campaIa por #renar a los a"resivos l!deres obreros de lan)ar un prematuro llamamiento a la huel"a "eneral sin haber movili)ado antes un n'mero su#iciente de obreros& no tuvo %xito. 0ero s! lo"ró enseIar a los hombres que diri"!an el movimiento obrero durante la 1evolución cómo or"ani)arse y administrar sindicatos obreros "randes& tal y como se hac!a en spaIa. ste aprendi)a(e les #ue 'til en el desarrollo inicial de los primeros sindicatos industriales modernos de $%xico. Ena ve) #ormada& la 9on#ederación de =ipó"ra#os creció a toda velocidad. n dos meses ten!a un total de casi Q00 miembros& con un aumento semanal de 1Q a G0 miembros nuevos aproximadamente. n muy poco tiempo& casi todas las editoriales de la ciudad de $%xico estaban or"ani)adas& y se #ormaron #iliales de la 9on#ederación hasta en los m8s remotos rincones de la nación& incluyendo a $onterrey& =epic& 7uadala(ara y :axaca.368 9uatro meses despu%s de su inau"uración& la 9on#ederación& diri"ida por los obreros intelectuales y por 4err%s& comen)ó a publicar su periódico& &l Tipógrafo 2e,icano& a manera de instrumento educativo para la or"ani)ación de la clase obrera. >esde su primer n'mero& del 8 de octubre de 1911& 4err%s y los tipó"ra#os demostraron tener un en#oque de la comunicación id%ntico al de los l!deres radicales de la d%cada de 18F0& que publicaban periódicos como &l -ocialista& &l 'i%o del Traba%o y &l .brero #nternacional. l ob(etivo en mente era el mismo/ la movili)ación de la clase obrera urbana. l periódico re#le(aba el en#oque t8ctico moderado de 4err%s y ten!a p8"inas enteras de ensayos escritos por toda una "ama de intelectuales europeos& incluyendo a 3!ctor Au"o y a <eón =olstoi. =ambi%n los obreros intelectuales produc!an art!culos que instaban al sindicalismo& a la Leducación racionalM& y al Ldespertar del obreroM. >emasiado #ilosó#ico& y escrito de una manera que sobrepasaba la comprensión del promedio de lectores& apenas al#abeti)ados& &l Tipógrafo 2e,icano nunca lle"ó demasiado le(os entre las masas. 9ada quince d!as se publicaban G000 e(emplares con un costo por edición de treinta pesos.369 <a prensa establecida de la ciudad de $%xico& con su esp!ritu liberal& invad!a todo el pa!s en esa %poca& y por lo "eneral era bien recibida. 0or los dem8s& los representantes
+/-

4errés$ ;Jacia el "or enir?8 Marín$ ;2uestro lla6a6iento en 7a or de la luc!a rei indicadora !a 6erecido la atención de los ti"ógra7os?$ en l Tipógrafo "e#icano$ %0 de dicie6&re de 11118 >egura$ ;La in7luencia de A6adeo 4errés?$ = ;Dxtracto de la sesión del . de no ie6&re de 1111?$ en l Tipógrafo "e#icano$ 1Q de dicie6&re de 1111. +/1 ;Corte de caBa?$ en l Tipógrafo "e#icano$ 1Q de dicie6&re de 1111.
93

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

de los tipó"ra#os eran utili)ados como oradores invitados y en las reuniones de or"ani)ación obrera distribu!an e(emplares de &l Tipógrafo 2e,icano.3F0 <os editores de este periódico pronto #ueron conocidos como portavoces muy respetables de la or"ani)ación obrera en la ciudad de $%xico. * principios de 1911& lle"aban toneladas de cartas de ciudades de provincias vecinas y le(anas que ped!an ayuda para #ormar sociedades obreras.3F1 <ópe) >óne)& cuya devoción al anarquismo sobrevivió la ca!da de la 9asa del :brero $undial& ten!a una reputación de escritor popular& y #recuentemente aparec!a en p'blico. sto inclu!a aparecer como el orador anunciado en las reuniones inau"urales de sindicatos de la ciudad de $%xico& as! como su presencia en los m!tines de or"ani)ación por toda la ciudad. 3FG <os obreros intelectuales de entre los tipó"ra#os ayudaron en la #ormación de innumerables sindicatos en 1911 y 191G& el m8s importante de los cuales #ue la Enión de 9anteros $exicanos. <os canteros se or"ani)aron en torno a la demanda de Luna (usta retribución del traba(o y medios para re"enerar a los individuos del "remioM. <os radicales de entre los canteros encabe)aron actividades que se"uir!an or"ani)ando a la clase obrera a trav%s del "rupo anarquista secreto& <u)& y #undaron la 9asa del :brero. >urante un breve tiempo los tipó"ra#os ayudaron a los entusiasmados canteros en la publicación de su periódico radical& La 3oz del .primido.3F3 <a 9on#ederación de =ipó"ra#os creció y estableció #iliales en otras ciudades. l resultado #ue que la or"ani)ación cambió su nombre en (ulio de 191G a 9on#ederación Nacional de *rtes 7r8#icas& con el #in de re#le(ar su nuevo estatus nacional. l secretario de los canteros& +everino 1odr!"ue) 3illa#uerte& se diri"ió a los tipó"ra#os en la primera reunión de las nuevas *rtes 7r8#icas y& en reconocimiento del papel que desempeIaban en la or"ani)ación de la #uer)a laboral mexicana& a#irmó que los tipó"ra#os y los canteros Ldeb!an arro(ar le(os de s! el pesado #ardo que cual monstruoso bloque de "ranito "ravita sobre las espaldas de la clase productora& al cortar al enorme pulpo bur"u%s los #%rreos tent8culos con que nos chupa d!a tras d!aO L.3FH <a 9on#ederación Nacional de *rtes 7r8#icas se or"ani)ó se"'n las instrucciones de 4err%s. Ena (unta de directores electa& dominada por los obreros intelectuales y encabe)ada por un secretario de interior& diri"!a sus actividades. l secretario "eneral supervisaba la or"ani)ación& convocaba reuniones& pronunciaba discursos especiales ante los dele"ados que ven!an de todas partes de la nación& era el responsable de las minutas de las reuniones& de la tesorer!a y de las relaciones p'blicas& y presid!a la elección de dele"ados de talleres a#iliados. *madeo 4err%s actuaba como primer secretario de interior de las *rtes 7r8#icas. 3FQ Ba(o la administración de 4err%s& las *rtes 7r8#icas tuvieron un %xito considerable& aparte del impresionante aumento de miembros. >urante 191G& las sesiones "enerales se celebraban en <a 1inconada de la +oledad& en el centro de la ciudad de $%xico una tarde por semana& con un conclave separado para asuntos especiales que se llevaba a cabo los viernes por la noche de siete a nueve. <as reuniones& abiertas al p'blico& atra!an habitualmente a un "rupo numeroso. ra 4err%s quien por lo com'n presid!a& y tanto %l como los obreros intelectuales aprovechaban la oportunidad para expresar sus opiniones sobre asuntos populares. <a tesorer!a de los tipó"ra#os iba bastante bien en los primeros aIos. n a"osto de 1911& ten!a un total de GH9 pesos. 0ara octubre hab!a lle"ado a 3H0 pesos y en noviembre hab!a alcan)ado H9F pesos. ste ritmo si"uió hasta mar)o de 1913& cuando contaba con 966 pesos. <os adeudos eran
+0) +01

l Tipógrafo "e#icano$ 1) de no ie6&re de 1111. ;Dxtracto de la sesión del . de no ie6&re de 1111?8 éase ta6&ién carta de Manuel Arriola$ de 'uate6ala$ al secretario de la Con7ederación Ti"ogrI7ica Mexicana en l Tipógrafo "e#icano$ %0 de dicie6&re de 1111. +0% ;Dxtracto de la sesión del . de no ie6&re de 1111?8 éase ta6&ién l Tipógrafo "e#icano$ 1Q = %0 de dicie6&re de 1111$ 1Q de dicie6&re de 111%. +0+ l Tipógrafo "e#icano$ 1Q de dicie6&re de 111%$ = ;La oz del o"ri6ido?. +0, >e erino <odríguez Gilla7uerte$ ;Discurso?$ en ibid.$ 1Q de Bulio de 111%. +0. Córdo a Pérez$ ;Mo i6iento?$ ". %..
92

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

pocos y& en 191H& lue"o de una in#lación considerable y un desempleo "enerali)ado& los tipó"ra#os (ornaleros pa"aban sólo Q0 centavos al mes& y los aprendices GQ.3F6 n muchos sentidos las *rtes 7r8#icas #uncionaban como un sindicato. 9on un ob(etivo nacional& una or"ani)ación industrial y una buena disciplina& era considerada por sus miembros como un instrumento de lucha de la clase obrera. $ediante sus emisarios y &l Tipógrafo 2e,icano llevaba a cabo Lun combate ideoló"ico en contra del capitalismoM. <a autoproclamada ima"en de lucha contra el capitalismo #or)aba a las *rtes 7r8#icas a con#rontar la cuestión de las t8cticas violentas y las huel"as. $ientras esta or"ani)ación procuraba disuadir a sus miembros de utili)ar la huel"a y otras acciones desencadenantes que provocaban la represión "ubernamental& los tipó"ra#os se unieron al turbulento medio de la 1evolución mexicana. <os descontentos obreros exi"!an soluciones inmediatas. l resultado #ue que& primero& la 9on#ederación de =ipó"ra#os y lue"o las *rtes 7r8#icas& apoyaron una serie de huel"as en el momento en que la situación t8ctica parec!a (usti#icarlas. <a dirección de <a 0rensa capituló en 1911& durante una disputa en torno al pa"o de horas extras& en un momento en el que los miembros linotipistas de las *rtes 7r8#icas se hab!an unido a otros empleados en la amena)a de un paro. <a imprenta l $odelo& tambi%n cedió en 1911 anta la inminente huel"a provocada por la misma disputa. 3FF <a #8brica de sobres preestampillados& l <ibro $ercantil& se vio a#ectada y tuvo que cerrar durante tres semanas en 191G& a causa de la misma disputa y por otras cuestiones m8s. <os miembros de las *rtes 7r8#icas or"ani)aron piquetes y distribuyeron 61F pesos como #ondo de huel"a durante el cierre. +e reunió el #ondo nacional especial para ayuda de los huel"uistas de l <ibro. n dos semanas aproximadamente& ya hab!a un #ondo de G66 pesos& contando con la contribución de la rama de las *rtes 7r8#icas en +onora& que #ue de G0 pesos. 0or 'ltimo& una huel"a de linotipistas en =orreón& cerró la industria "r8#ica de esa ciudad a #ines de 191G y pese al hecho de que los obreros de =orreón estaban a#iliados a las *rtes 7r8#icas& una asamblea de trescientos miembros apoyó su lucha y aprobó la decisión del director de mandar 100 pesos como #ondo de huel"a porque los huel"uistas de =orreón eran LcompaIerosM. >urante los primeros aIos del sur"imiento de la 9asa del :brero& estas actividades hicieron de las *rtes 7r8#icas el baluarte principal de la militancia de la clase obrera urbana.3F8 ntre los miembros de las *rtes 7r8#icas hab!a conservadores que se opon!an a las huel"as y actividades de esta !ndole& y radicales que quer!an una acción inmediata. <ópe) >óne)& siempre #iel a la planeación de lar"o alcance y a las enseIan)as de su mentor& 4err%s& se opon!a a las Lt8cticas per(udicialesM por que Ltoda huel"a es inmoral ya que si suele provocar la rebelión de la honrade) y la inconstancia& puede tambi%n provocar el e(ercicio de la in#amiaM. 3F9 <os elementos m8s radicales en las *rtes 7r8#icas ar"Z!an que Lsin duda las huel"as son e#icaces y absolutamente necesarias como enseIan)a pr8ctica para la inevitable y de#initiva revolución socialM.380 ;uintero y otros disc!pulos de 4err%s de entre los obreros intelectuales& comen)aron a mostrarse impacientes. 0ero los radicales a'n eran la minor!a a #ines del verano de 191H& cuando& con ;uintero a la cabe)a y con otros obreros intelectuales& las *rtes 7r8#icas se unieron a la militante y revolucionaria 9asa del :brero $undial. 9on una or"ani)ación obrera anarco?sindicalista& la 9asa apoyó muchas veces el lema de Ltodos los medios necesarios para la victoria de la clase obrera revolucionariaM.

+0/ +00

Ibid.$ ". %0. ;Dxtracto de la sesión del %1 de no ie6&re de 1111?$ en l Tipógrafo "e#icano$ 1Q de Bulio de 111%. +0l Tipógrafo "e#icano$ 1Q de dicie6&re de 11118 ;Dxtracto de la sesión del %1 de no ie6&re de 1111?8 ;Dxtracto de la sesión del - de 6a=o de 111%?$ en ibid.$ 1Q de Bulio de 111%$ = ;Dxtracto de la sesión del 1. de no ie6&re de 111%?$ en ibid.$ 1Q de 6a=o de 111%. +01 Ló"ez Dónez$ ;Las !uelgas?$ en ibid.$ 1Q de 6a=o de 111+. +-) l Tipógrafo "e#icano$ 1Q de dicie6&re de 1111.
9/

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

LA CASA DEL OBRERO Y EL R$GIMEN DE MADERO
;uienes crearon la 9asa del :brero representaban una amena)a mucho m8s "rande para los liberales que rodeaban al presidente $adero que los relativamente respetables artesanos que constitu!an la 9on#ederación Nacional de *rtes 7r8#icas. * principios de (unio de 191G& 6uan 4rancisco $oncaleano& un anarquista colombiano y #u"itivo pol!tico buscado por los militares de su pa!s& lle"ó a $%xico lue"o de una breve estad!a en <a Aabana. 0ro#esor universitario de 9olombia& hab!a exasperado a las autoridades por sus actividades or"ani)ativas y su apoyo a una revolución violenta y a una sociedad anarquista. >urante los dos aIos aproximadamente que hab!a pasado en <a Aabana& $oncaleano escribió una serie de art!culos sobre el m8rtir anarquista catal8n& 4rancisco 4errer 7uardia& hombre al que admiraba m8s que a nadie en el mundo. $oncaleano cre!a #irmemente en la complicada concepción de un sistema de escuelas de obreros subvencionada por sindicatos obreros que ten!a 4errer 7uardia y que era conocida como scuela 1acionalista. <a scuela 1acionalista& producto del pensamiento espaIol contempor8neo anarquista e impulsada por los exiliados espaIoles anarquistas diseminados en la *m%rica hispana a principios del si"lo --& era considerada como el principal mecanismo y el de mayor alcance para la or"ani)ación de la clase obrera. 0ara quienes la apoyaban& representaba el control de la clase obrera del desarrollo de las ideas& valores& educación y cultura. $oncaleano y *madeo 4err%s operaban en el supuesto de que la scuela 1acionalista era esencial para el me(oramiento de las masas.381 $oncaleano vino a $%xico de 9uba& estimulado por las noticias sobre la revolución que $adero diri"!a& por el traba(o de la 9on#ederación de =ipó"ra#os y por el levantamiento a"rario en de#ensa de la inte"ridad de los pueblos que hab!a diri"ido miliano 5apata. 3ino directamente a la ciudad de $%xico& acompaIado de tres compaIeros cubanos y de su din8mica esposa& Bianca de $oncaleano. =ras establecer al"unos contactos& comen)ó a asistir a las reuniones de las *rtes 7r8#icas por varias semanas& y lue"o solicitó de %stas su apoyo para crear una combinación de central con una escuela racionalista. 4err%s y la mayor!a de los obreros intelectuales& pese a simpati)ar con sus ideas& se opusieron& ya que implicaban un con#licto ideoló"ico prematuro tanto con la ."lesia como con el stado. <os tipó"ra#os pre#er!an no provocar a las autoridades. 0or lo dem8s& ya ten!an muchas solicitudes de ayuda de otros "rupos laboristas mexicanos de las que pod!an entender. <os tipó"ra#os reconoc!an los es#uer)os de $oncaleano& pero lo recha)aron por ser un extraIo. * la lar"a& sin embar"o& $oncaleano lo"ró atraer a un considerable n'mero de obreros intelectuales& incluyendo a varios miembros importantes de la 9asa del :brero $undial& como *nastasio +. $ar!n& <oren)o $ac!as& nrique A. *rce y 4err%s. +in desanimarse por este primer #racaso& $oncaleano asistió a las reuniones del reducido 0artido :brero +ocialista& de orientación marxista ortodoxa& que contaba con sólo una veintena de miembros re"ulares. 0rimero cuestionó y lue"o atacó las esperan)as de victorias que este partido abri"aba mediante la v!a electoral& y as! lo"ró atraerse a sus miembros m8s radicales para el pequeIo "rupo que estaba #ormando. * continuación& visitó la Enión de 9anteros& en donde consi"uió cuatro adeptos m8s. stos reclutamientos para el anarquismo inclu!an al"unos de los #uturos l!deres m8s prominentes de la 9asa del :brero $undial/ <uis $%nde)& loy *rmenta& 0ioquinto 1old8n y 6acinto Auitrón.38G l "rupo de $oncaleano ten!a apenas ocho miembros/ 1odol#o 7arc!a 1am!re)& loy *rmenta& 6acinto Auitrón& 0ioquinto 1old8n& <uis $%nde)& 9iro 5. squivel y 6. =rinidad 6u8re)& cuando
+-1 +-%

Córdo a Pérez$ ;Mo i6iento?$ "". ,1*,+$ = Araiza$ 6istoria$ +$ 1%. Córdo a Pérez$ ;Mo i6iento?$ "". +/*+08 <osendo >alazar = 9osé '. Dsco&edo$ Las pugnas de la gleba, $%;@' $%DD$ 3$ ,)*,1$ = Araiza$ 6istoria$ +$ 1%*10.
96

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

empe)ó a tener sesiones secretas en la propia casa de $oncaleano y en las casas de los dem8s miembros.383 >espu%s de su ya conocida reunión con los miembros de las *rtes 7r8#icas& $oncaleano recurrió a la clandestinidad porque las autoridades "ubernamentales de $adero le advirtieron que de(ara toda actividad pol!tica o ser!a expulsado por extran(ero a"itador. >edicado a la scuela 1acionalista& en la que ve!a el medio para elevar a las masas& $oncaleano y sus adeptos decidieron& en una de sus primeras reuniones& el G9 de (unio de 191G& crear este centro de aprendi)a(e. +imbólicamente& llamaron a su "rupo <u).38H =rataron de publicar un periódico/ Luz 4eriódico .brero Literario& pero pronto se dieron cuenta de que era demasiado caro y tomaba demasiado tiempo& y tras los primeros tres n'meros& #racasó.38Q +in el apoyo #inanciero de las *rtes 7r8#icas& intentos seme(antes no pod!an tener %xito& pero& no obstante& Luz #ue un periódico asombroso. $oncaleano lo utili)aba para dar a conocer la causa desesperada de 4lores $a"ón y del 0artido <iberal $exicano& a cuyo pro"rama anarquista se a#iliaba con todo entusiasmo y a cuyo l!der admiraba pro#undamente. R para la 9asa del :brero& que estaba a punto de sur"ir en esa %poca& resultó m8s importante todav!a el que Luz publicara el L$ani#iesto *narquista del 7rupo <u)M. ste mani#iesto conten!a die) puntos que podr!an resumirse as!/ 1. .luminar las cavernas donde habita un pueblo sumido en la i"norancia. G. 1ebelarse al yu"o de los verdu"os de la humanidad/ clero& "obierno y capital. 3. No servir de escalera a #in de que ascienda a los poderes nin"'n pol!tico charlat8n& porque nin"'n hombre tiene derecho a "obernar a otro. H. 0re"onar que todos somos i"uales porque todos estamos re"idos por los mismos e#ectos de las leyes naturales y no por leyes caprichosas. Q. xi"ir cuentas al propietario opulento por sus rique)as, al "obernante por su mentida autoridad, a los representantes del bandolero >ios de la 5iblia por sus poderes celestiales.

6. >evastar las instituciones sociales& "eneratrices de verdu"os y hol"a)anes. F. Nuestro #in es conse"uir la libertad del obrero esclavi)ado. 8. Nuestra arma es la verdad contra la iniquidad. 9. 3amos contra el miedo que es el terrible tirano de los pueblos. 10. $archemos adelante hacia el ideal redentor& hacia la patria universal donde todos podamos vivir dentro del respeto mutuo en absoluta libertad, sin padres de la patria& sin dioses de los cielos ni ricos insolentes.386 4inalmente& la Enión de 9anteros decidió apoyar los es#uer)os de $oncaleano. 9on un donativo que de(ó vac!as las arcas de los canteros& $oncaleano publicó una serie de ensayos de 4errer 7uardia en la #orma de pan#leto. 4ue distribuido entre "rupos artesanos y sindicalistas& y sus tra)os "enerales delineaban la scuela 1acionalista ?un pro"rama preescolar para niIos& una biblioteca para obreros y el desarrollo de un sistema educacional completo que operaba en cooperación con los sindicatos de traba(adores?. 4errer 7uardia
+-+ +-,

Juitrón$ 4rígenes e historia$ ". 11-. Araiza$ ;6istoria$ +$ 1%*1+$ = Córdo a Pérez$ ;Mo i6iento?$ ". +/*+1. +-. Juitrón$ 4rígenes e historia$ "". 111*%)/. +-/ Lu0$ 10 de Bulio de 111-8 = Córdo a Pérez$ ;Mo i6iento?$ "". ,)*,1.
90

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

describió la scuela 1acionalista como un sistema libre de la in#luencia "ubernamental Lsin sombra la"una teoló"ica o pol!tica que pudiese empaIarlaM. <as actividades de $oncaleano despertaron inmediatamente la ira del r%"imen de $adero. <a proyectada or"ani)ación de la primera escuela racionalista y de la central de traba(adores que <u) hab!a previsto para el 8 de septiembre de 191G& no se lle"ó a reali)ar a causa de una redada polic!aca que dio por resultado el arresto masivo de los miembros y la expulsión inmediata de $oncaleano del pa!s. +us principales asistentes en la central de traba(adores y en el proyecto de la escuela/ 0ioquinto 1old8n& 6acinto Auitrón y *l#onso :rte"a& (unto con otros cinco miembros& #ueron encarcelados en la prisión de Bel%n. <os anarquistas #ueron liberados dos semanas despu%s de haber diri"ido una tumultuosa mani#estación de protesta que estalló en el interior de la prisión el 1Q de septiembre y que duró varios d!as.38F l GG de septiembre& con una reunión de los miembros de <u)& de los prisioneros liberados y de sus adeptos& conmemoraron la inau"uración de la 9asa del :brero y la scuela 1acionalista. n este pro"rama modi#icado& la 9asa #uncionaba como un conse(o central de los traba(adores que ser!a utili)ado para actividades or"ani)ativas& culturales y de propa"anda. <a dirección de la 9asa que inclu!a a miembros de <u)& planeaba& coordinaba y llevaba a cabo todo esto. <a multitud de adeptos que atend!an la 9asa inau"ural& consist!a en su mayor parte de canteros& tipó"ra#os y otros miembros de la #uer)a de traba(o or"ani)ada& as! como de al"unos intelectuales de clase media. =odos los oradores rend!an tributo a $oncaleano como el m8rtir #undador de la 9asa. >esde su inicio& la 9asa e#ectuaba reuniones p'blicas los domin"os& daba clases con inscripción abierta todas las noches de la semana e incluso abrió una pequeIa biblioteca& primordialmente de literatura anarquista& la Biblioteca de la 9asa del :brero.388 <as clases "ratuitas que impart!an los miembros de <u) atra(eron tantos obreros que se preparó para ampliar su pro"rama. <a 9asa se convirtió as! en un centro de estudio que ten!a cursos de modelado& hi"iene personal& arquitectura& qu!mica& aritm%tica& #!sica& in"l%s& espaIol& m'sica& composición literaria& oratoria e historia. *dem8s& los miembros de <u) enseIaban ideolo"!a en clases llamadas Lcon#erencias obreras para obrerosM& Lunión instructiva para la mu(er obreraM& Lciencia& lu) y verdadM e Li"ualdad& libertad y amorM. =odas las clases se reun!an por la noche entre semana de seis a nueve& y las inscripciones permanecieron abiertas durante todo el curso. * #ines de 191G y principios de 1913& se celebraron sesiones especiales diurnas los (ueves y domin"os& en las que se discut!a sobre sindicalismo& #iloso#!a y econom!a. <os domin"os por las noches se or"ani)aban (ue"os de casino para la distracción de todos. En "rupo privado de ciudadanos llamado 9on#ederación 9!vica .ndependiente& impart!a al"unas de las clases& mientras que otras las daban los miembros de <u)& incluyendo a 0ioquinto 1old8n& *ntonio >!a) +oto y 7ama& 1a#ael 0%re) =aylor y 6acinto Auitrón.389 <a nutrida concurrencia y la cooperación de "rupos c!vicos no a#iliados e intelectuales al pro"rama educacional de la 9asa era una prueba del ostentoso #racaso del "obierno mexicano de proporcionar servicios p'blicos en el campo de la educación. <os miembros de <u) #uncionaron en la 9asa como "rupo de control tipo ba2uninista. 0ara enero de 1913 sus %xitos eran bastante comparables con los que hab!a tenido su precursora& <a +ocial& en el si"lo -.-& cuando traba(aba con la +ociedad *rt!stica .ndustrial& el 7ran 9!rculo de :breros y el 9on"reso Nacional de :breros. *l principio& los radicales de <u) concentraban sus ener"!as en el pro"rama educacional de la 9asa. 0rocuraban eludir la cr!tica del nervioso r%"imen maderista que ya hab!a expulsado a $oncaleano y arresto sumariamente a sus adeptos.
+-0 +--

Juitrón$ 4rígenes e historia$ "". %1)*%1%$ = Córdo a Pérez$ ;Mo i6iento?$ ". 1.. Córdo a Pérez$ ;Mo i6iento?$ "". ,%*,+. +-1 Araiza$ 6istoria$ +$ 10*%1.
98

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

<a 9asa se convirtió en el %xito nacional y sus primeros aciertos en la capital incitaron el entusiasmo de las ciudades de provincia. n mar)o& se #ormó en $onterrey un "rupo que se autodenominó <u) y que empe)ó a publicar un periódico con este mismo nombre el 1X de abril de 1913. l tira(e por edición era de Q00 e(emplares& con un costo total de publicación de 6.Q0 pesos. <os e(emplares se vend!an a dos centavos. l "rupo consist!a primordialmente de obreros radicales de la Enión de 9arpinteros y de entre los canteros. 390 0roclamaban lealtad La las enseIan)as de 4errer 7uardiaM& el m8rtir catal8n. 391 <as ideas e ideolo"!a del "rupo de $onterrey eran un tanto con#usas& pero representaban el primer re#le(o de la creciente in#luencia de la 9asa en el interior de $%xico. >urante varios meses <u) prosi"uió con su tarea de construir y activar un pro"rama para la 9asa. l n'mero de obreros a#iliados crec!a& y muchos se politi)aban pro#undamente y eran miembros activos del pro"rama de la 9asa. l resultado #ue que en enero de 1913 el "rupo de control de <u) aumentó el n'mero de sus miembros. 9ambió asimismo su nombre por el de <ucha e inició un activo pro"rama para or"ani)ar reuniones anarco?sindicalistas a escala nacional. stos sindicatos iban a tener una representación nacional en la 9asa de la ciudad de $%xico y estar!an constituidos por "ente local autónoma& e(erciendo un auto"obierno en las #8bricas o en las provincias. <a or"ani)ación de sindicatos locales en casas re"ionales& o su mantenimiento como uniones solas separadas& depend!a de la #uer)a que el anarco? sindicalismo tuviera en las diversas re"iones "eo"r8#icas. l cambio de nombre por el de <ucha y el ambicioso pro"rama nuevo& de(aban ver la creciente militancia y con#ian)a de los directores de la 9asa. >esde su sur"imiento& la 9asa tuvo que en#rentar a la oposición y a la competencia del "obierno. <os #uncionarios de alto ran"o del r%"imen de $adero menospreciaban a los anarco? sindicalistas de la clase obrera y (am8s se molestaron en buscar el #undamento de sus ideas. 0or el contrario& consideraban a la dirección de la 9asa como una pandilla de ru#ianes y a"itadores. No obstante& al ver la in#luencia radical que ten!a en los obreros urbanos& se percataron de que el problema ameritaba un escrutinio de la polic!a y la participación del "obierno en el movimiento obrero. .nicialmente& $adero& dis"ustado a ver tantos obreros encaminados hacia una ideolo"!a que recha)aba toda le"itimidad del "obierno o de las actividades subvencionadas por el mismo& creó un >epartamento de =raba(o que a su ve) apoyaba el desarrollo de una unión obrera central que cooperar!a y apoyar!a al r%"imen. +e trataba de la 7ran <i"a :brera de la 1ep'blica $exicana. *l"unos de los liberales que rodeaban a $adero propon!an a la 7ran <i"a como el me(or medio para contener el radicalismo de la clase obrera urbana& sin embar"o esta unión (am8s lo"ró atraer m8s que a un puIado de miembros. <os anarquistas irrumpieron en sus primeras reuniones& tomando la palabra para denunciar a los directores por su pol!tica y cali#icar a la 7ran <i"a de #rente "ubernamental. 0or des"racia para la 7ran <i"a& en 191G $adero ya hab!a perdido la mayor parte de su popularidad entre los obreros de la ciudad de $%xico y #ue as! que la mayor!a apoyó una toma del poder anarquista durante la elección de #uncionarios en enero de 1913. <os nuevos directores electos de <ucha procedieron a expulsar a los anti"uos #uncionarios de la 7ran <i"a de la sala de reunión. <a reunión y sus repercusiones se limitaron entonces a acusaciones y contraacusaciones& los liberales proclamando que todo el asunto era el resultado de una reunión tard!a en la que la mayor!a de los miembros con voto ya se hab!an ido a casa. <ucha no ten!a nin"'n inter%s en se"uir con su papel en la 7ran <i"a y poco despu%s se retiró. <os liberales proclamaban que eran La"itadoresM quienes hab!an irrumpido y desacreditado su or"ani)ación entre los obreros.
+1) +11

Córdo a Pérez$ ;Mo i6iento?$ "". .0*.-. ;Luz?$ Lu0$ 1Q de a&ril de 111+.
99

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

<os anarco?sindicalistas de <ucha dec!an que simplemente hab!an delatado el #raude que era la 7ran <i"a. <a mayor!a de los obreros cre!a en <ucho o& si no& por lo menos hab!a ya perdido inter%s en la 7ran <i"a. +e a#iliaron a la 9asa entonces. 39G <os elementos conservadores sobrevivientes de la 7ran <i"a no tuvieron nin"'n e#ecto di"no de mención en el movimiento obrero& pese a los donativos para construcción y la subvención continua del "obierno. <a posición de <ucha destacaba la vacuidad e inmoralidad que hab!a en buscar el arbitrio "ubernamental o la ayuda en las disputas con los patrones. *l proclamar la mayor e#icacia de la Lacción directaM& mediante huel"as& boicots& paros y mani#estaciones& <ucha esperaba ansiosamente una oportunidad que le permitiera probar su estrate"ia. n el invierno de 1913& la Enión $utua?9ooperativa de >ependientes de 1estaurantes del >istrito 4ederal& y los radicales mpleados <ibres y 9osmopolitas& invitaron a la 9asa a ayudar en una huel"a en contra del 9a#% .n"l%s de la ciudad de $%xico. <ucha decidió que este encuentro& que hab!a tenido mucha publicidad& constitu!a la prueba que necesitaba la 9asa para ver qu% tan adecuadas eran sus t8cticas y tratar de conse"uir m8s apoyo. <a combinación huel"a?paro llenó por completo el 9a#% .n"l%s e interrumpió el servicio. <a administración r8pidamente cedió a las demandas salariales y de horarios que hac!an los obreros.393 <os acontecimientos en el 9a#% .n"l%s dieron a la 9asa el %xito p'blico que buscaban. 0ronto si"uieron otras ocasiones para la Lacción directaM. l incidente que tuvo mayor publicidad se produ(o en <a 9iudad de Aambur"o& una tienda de ropa propiedad de una empresa extran(era llamada +truc2 and 9ompany. <a 9asa acusó al "erente de la tienda& 7ustavo +truc2 de hacer traba(ar a sus empleados doce horas al d!a& pa"8ndoles Lsalarios miserablesM/ N>on 7ustavo era d%spota y cruel. 0or m!seros sueldos hac!a traba(ar a sus dependientes m8s de doce horas. >eb!an estar de pie todo el tiempo& especialmente atentos a las solicitudes de los compradores. +iempre hac!a pesar sobre sus servidores su mirada vi"ilante y dura. 9uando al"uno se acercaba a pedirle consideración& le daba la espalda& o& poniendo ceIo irritado& con tono violento le ordenaba volver al sitio que le ten!a destinado. =en!a inmediatos subalternos& extran(eros tambi%n& que haciendo veces de sub(e#es& eran como %lP.39H 9uando +truc2 despidió a un empleado a causa de sus actividades sindicalistas& provocó a los miembros de <ucha& quienes pidieron una mani#estación de protesta a la 9asa del :brero. l G de #ebrero de 1913& una multitud de G000 personas& convocadas por la 9asa y su #ilial local& la +ociedad $utualista de :breros <ibres& responsable de la or"ani)ación de los empleados de tiendas de la ciudad de $%xico& se reunieron en la calle #rente a <a 9iudad de Aambur"o. <a situación se puso tensa porque las t8cticas de las multitudes de la 9asa con #recuencia consist!an en apedrear los escaparates y en choques con la polic!a. :tra complicación era la delicada ubicación de <a 9iudad de Aambur"o que estaba en la calle de 0lateros& cerca del 5ócalo y del 0alacio Nacional. Aab!a tropas militares en todas las o#icinas "ubernamentales cercanas. l "obierno de $adero reaccionó con rapide)& y expresando su Lpreocupación por la (usticiaM& nombró una comisión especial para investi"ar las causas de la disputa. <a comisión reprendió severamente a la compaI!a y ordenó a la administración que pa"ara 1000 pesos al sindicato de los empleados huel"uistas como compensación& adem8s de acceder a sus demandas. 39Q stos y otros resultados de la acción directa contribuyeron a que <ucha reclutara una serie de sindicatos nuevos y varios miles m8s de obreros para la 9asa durante enero y #ebrero de 1913.
+1%

;La 'ran Con7ederación del Tra&aBo?$ en l 4brero Liberal$ 1Q de 7e&rero de 111+$ = ;La 'ran Liga N&rera = la sesión tor6entosa de la Con7ederación?$ ibid. +1+ ;Rn &oicot$ un Burado = una 6ani7estación?$ en Lucha$ . de 7e&rero de 111+$ = Juitrón$ 4rígenes e historia$ ". %%0. +1, Lorenzo Ca6ac!o Dsca6illa$ ;3ngenioso "ri6er Burado sindical?$ en Baceta 4brera$ n56. /$ Bunio de 11/%$ ". %/. +1. ;Rn &oicot$ un Burado = una 6ani7estación?$ = Juitrón$ 4rígenes e historia$ ". %%0.
100

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

<os nuevos miembros inclu!an a "rupos obreros que hab!an participado en las disputas con el 9a#% .n"l%s y con <a 9iudad de Aambur"o/ <a Enión $utua?9ooperativa de >ependientes de 1estaurantes del >istrito 4ederal representaba a los empleados de restaurantes& y la +ociedad $utualista de mpleados <ibres y la +ociedad 9osmopolita de >ependientes& representaba a los empleados de tiendas al por menor en la ciudad de $%xico. 0rosi"uieron las mani#estaciones y poco tiempo despu%s& los te(edores y #abricantes de ropa de la ciudad de $%xico #ueron or"ani)ados dentro de la 4ederación :brera de =e(edores que #ue a#iliada a la 9asa. <a acción directa consi"uió que la 9asa se convirtiera en la or"ani)ación laborista omnipotente de la ciudad de $%xico a principios de 1913. <ucha proclama con or"ullo cada nueva victoria en su periódico Lo#icialM de la 9asa& que llevaba el adecuado t!tulo de Lucha. 0or otra parte& el crecimiento de la 9asa permitió la expansión de su biblioteca escolar& la que ahora contaba con los Lme(ores traba(osM de $i(ail Ba2unin& 0ierre 6. 0roudhon& 0iotr @ropot2in& $ax +tirner& <ui"i 4abbri& 6os% 0rat& *nselmo <oren)o y rrico $alatesta.396 l periódico pro?maderista Nue(a &ra& criticó los tópicos anarquistas que publicó Lucha en enero de 1913& pero lue"o de expresar su hostilidad liberal de entrada& i"noró la prensa de la 9asa. 0ara el mes de #ebrero& los #uncionarios del "obierno y la prensa liberal mostraban ya una mayor preocupación por la inminente ca!da del r%"imen de $adero& que por lo que consideraban la creciente amena)a de las #uer)as de traba(o or"ani)ada.

LA CASA DEL OBRERO Y EL R$GIMEN DE "UERTA
9on la ca!da del "obierno de $adero y el asesinato tanto del presidente como del vicepresidente& 6os% $ar!a 0ino +u8re)& los diri"entes de la 9asa del :brero se abstuvieron de hacer comentarios p'blicos con la excusa de la Lno participación pol!ticaM. <os miembros de <ucha se hab!an mostrado circunspectos tras sus di#icultades iniciales y hab!an evitado una con#rontación con el r%"imen maderista. +e abstuvieron de la cr!tica pol!tica y en#ocaron su atención en su Lpro"rama educacionalM. sta pol!tica de contención persistió durante la primera etapa de la nueva dictadura militar de 3ictoriano Auerta. =emiendo la represión& <ucha ase"uraba que la 9asa era una institución educativa& aunque predicaba en contra del pulpo/ clero "obierno y capital. 0oco a poco& sin embar"o& el "rupo de control de <ucha de(ó ver t8cticas m8s radicales y se #ue moviendo hacia una oposición abierta a Auerta. *l diri"ir su atención a la clase obrera& <ucha atacaba indirectamente al r%"imen huertista sin mencionarlo& mediante declaraciones de que Lla clase obrera era la culpable del deplorable estado de cosas que permit!a que un clero& un estado y un capitalismo& "obernaran. <os "uardianes son el "obierno& el clero& las leyes& la "endarmer!a y la soldadesca. llos han convertido al hombre libre en esclavo de sus ambiciones bastardasM.39F 1a#ael 0%re) =aylor& socialista ortodoxo pero uno de los m8s #ervientes adeptos de la scuela 1acionalista& en una alusión muy obvia a Auerta y sus se"uidores& propuso la si"uiente solución/ LBasta con ilustrar al soldado para que %ste de(e de serloM.398 +i se toma en cuenta la vulnerabilidad de la 9asa& estos ataques constitu!an una beli"erancia t8ctica que invitaba a la represión. <a incipiente ideolo"!a de <ucha era clara. Aablando en nombre de la 9asa& 0%re) =aylor expresó la opinión que la mayor!a ten!a del clero/ L;ueremos ver desaparecer el clero que
+1/

;Con7ederación 3nternacional del Tra&aBo?$ en Lucha$ . de 7e&rero de 111+8 = Córdo a Pérez$ ;Mo i6iento?$ "". .0$ -1*-%. Para una discusión de la "osición "ro*ad6inistración del go&ierno$ éase <uiz$ Labor$ ". +). +10 Jilario Carrillo$ ;SA"artaos a6"irosT?$ en Lucha$ 1Q de 6a=o de 111+. +1<a7ael Pérez Ta=lor$ l socialismo en ",#ico$ ". .1.
101

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

mucho consume y nada produce& Jy que se pasaK la vida corrompiendo conciencias y sembrando la discordiaM. =imoteo 7arc!a resumió esta a#irmación/ L ste mundo bello por naturale)a& el bur"u%s lo ha convertido en un valle de l8"rimasM.399 n los ataques m8s #ieros de <ucha al aparato mexicano& se seIalaba como culpable a la ."lesia& al stado& al capitalismo& a los "randes terratenientes& a los caciques& mayordomos& hombres de ne"ocios& tiranos& d%spotas& opresores& asesinos y esclavi)adotes& todos los que sosten!a la a"rupación& apoyaban y recib!an apoyo del stado. <ucha propon!a la misma solución que antes hab!an propuesto 4errer 7uardia& 4err%s y $oncaleano/ L l triun#o de la acracia& que representa para la humanidad el triun#o de la pa) y del amor sobre las ruinas del odio y la "uerra& de la miseria y del hambreM. +e obtendr!a la victoria no mediante la violencia& sino con la ilustración de sus hermanos de la clase traba(adora que eran Li"norantesM. Ena ve) que se hubiera desarrollado en ellos una mayor conciencia& <ucha predec!a que los masivos y poderosos sindicatos empe)ar!an a desarrollarse& un proceso que ya estaba m8s que comen)ado. <ucha advert!a que la 9asa no aceptar!a ayuda del "obierno o de los pol!ticos& que nadie m8s que los obreros podr!an unirse a la 9asa& y que nadie en su "rupo ser!a (am8s Ll!derM& ya que esto era inmoral. <ucha menospreciaba particularmente al pequeIo 0artido :brero +ocialista& de orientación marxista. H00 <os "rupos no a#iliados& como la 9on#ederación de *rtes 7r8#icas& comen)aron a entrever con creciente admiración las impresionantes victorias de los sucesores de $oncaleano en el "rupo de control de <ucha y su or"ani)ación subalterna cada ve) m8s #uerte& la 9asa del :brero. n los dos meses si"uientes& la 9asa or"ani)ó nuevos sindicatos entre los traba(adores de restaurantes& dependientes al por menor y te(edores. +u #uer)a creciente hi)o que esperara con con#ian)a la primera marcha masiva del 1X de mayo& desde el si"lo -.-. *l"unos elementos del pequeIo 0artido +ocialista y otros "rupos de traba(adores incluyendo a los tipó"ra#os no a#iliados a la 9asa& se unieron a la marcha que cru)ó el centro de la ciudad de $%xico. <ucha tomó la iniciativa para or"ani)ar todo este acontecimiento& y loy *rmenta y 1a#ael 0%re) =aylor se unieron a los prominentes representantes del "obierno de $adero& como tambi%n lo hicieron los simpati)antes de la 9asa. <os principales oradores y la mayor!a de los carteles que llevaban los mani#estantes& destacaban primordialmente cuestiones #undamentales como el horario de ocho horas y la semana laboral de seis d!as.H01 3ar!an los c8lculos que se han hecho de la celebración del 1X de mayo& pero al parecer hab!a unas treinta mil personas& aunque declaraciones de testi"os mencionan veinte mil.H0G 0ese al radicalismo de 6ara y 4abela& su participación produ(o una división en las #ilas tanto de <ucha como de los tipó"ra#os. *l"unos miembros de <ucha se unieron a 4err%s& l!der de los tipó"ra#os& en un boicot. <eal a su herencia anarquista espaIola& 4err%s se ne"ó a tomar parte debido a la presencia de pol!ticos como 6ara y 4abela& pese al radicalismo de %stos. +u ra)onamiento era directo/ el peli"ro de Lla participación pol!tica de la 9asaM. <os espaIoles intensamente ideolo"i)ados de la 9asa por lo "eneral expresaban su recha)o a participar en actividades pol!ticas m8s en%r"icamente que los mexicanos. <a expulsión que $adero ordenara para $oncaleano y& posteriormente& el que Auerta hubiera sacado a muchos l!deres espaIoles de <ucha resultar!a #atal para el principio anarco?sindicalista de Lno participación pol!ticaM de la clase obrera urbana. n mayo de 1913& el resentimiento de la clase obrera hacia Auerta alcan)ó tal intensidad que la mayor!a de <ucha consideró que la acción val!a la pena. R pese a sus temores& Auerta& tal ve) debido a su precaria situación pol!tica& demostró una tolerancia excepcional.
+11 ,))

Ti6oteo 'arcía$ ;Protesta?$ en Lucha$ 1Q de 6a=o de 111+. Córdo a Pérez$ ;Mo i6iento?$ "". /.*01. ,)1 Araiza$ 6isotoria$ +$ +.*,)8 <osendo >alazar$ La 1asa del 4brero "undial$ "". +.*+-$ >alazar = Dsco&edo$ Las pugnas$ 3$ /+*/0$ = Juitrón$ 4rígenes e historia$ "". %%1*%+,. ,)% Juitrón$ 4rígenes e historia$ ". %+)$ = Córdo a Pérez$ ;Mo i6iento?$ ". -+.
101

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

<as mani#estaciones del 1X de mayo tuvieron lu"ar simult8neamente en 1!o Blanco& $%rida y $onterrey. n 1!o Blanco& la violencia marcó el acontecimiento& ya que el comandante militar de distrito& "eneral 3el8sque)& ordenó a sus tropas disparar sobre la multitud cuando %sta hi)o caso omiso de la orden de dispersarse. n $%rida y en $onterrey las mani#estaciones #ueron relativamente pequeIas y se llevaron a cabo sin incidentes. l "rupo directivo de la 9asa se ale"ró por el apoyo de 1!o Blanco y protestó por las acciones represivas del comandante militar local.H03 >espu%s de la mani#estación del 1X de mayo. <ucha amplió el nombre de su or"ani)ación laborista& al aIadirle la palabra $undial en reconocimiento del movimiento proletario mundial y por una a#inidad con la libertaria socialista *sociación .nternacional de =raba(adores& *.=& cuya sede estaba en `msterdam. 3arios sindicatos nuevos se unieron a la 9asa durante la eu#oria de las victorias que prevalec!an en la ciudad de $%xico inmediatamente despu%s del 1X de mayo. l Q de mayo& los sastres de la ciudad de $%xico #ormaron un sindicato que se a#ilió a la 9asa. H0H *doptar la clasi#icación de sindicato si"ni#icaba que ne"ar!an la le"itimidad del poder del stado& que recha)ar!an toda actividad pol!tica y que cre!an que el "obierno podr!a ser derrotado a la lar"a mediante la acción directa. Nuevamente& la doctrina de la 9asa propu"naba la t8ctica de huel"as& sabota(e& paros& mani#estaciones en la calle y boicot. l entusiasmo de los sastres de inmediato los colocó en con#licto con uno de los mayores almacenes de la ciudad de $%xico& l 0alacio de Aierro. *cusaron al contador& 6os% Bur2o& de deshonesto y de observar un comportamiento insultante& exi"iendo su despido. 9uando la administración se ne"ó a sus demandas& los sastres mani#estaron su dis"usto por su Linsolencia bur"uesaM y se pusieron en huel"a. +e apoderaron del almac%n& or"ani)aron un boicot y se metieron por la #uer)a durante las horas de traba(o.H0Q l resultado #inal de esta disputa no pasó a la historia& pero& mucho m8s importante& un "rupo de artesanos considerablemente numeroso se comprometió con la 9asa. l 3 de mayo los te(edores y obreros textiles& una unión que ya pertenec!a a la 9asa& adoptó p'blicamente el sindicalismo. +imult8neamente or"ani)ó una huel"a y cerró las #8bricas de +an *ntonio *bad& $ira#lores& <a 9olmena y Barrón. Ena proclama de la huel"a expresa la esperan)a de poder Lhacer caer de las nubes a ese insolente #ranc%sM& re#iri%ndose a uno de los propietarios. 0ocos d!as despu%s& el 8 de mayo& los canteros de la ciudad de $%xico unieron sus #uer)as como sindicato de la 9asa. l GH de mayo& los carpinteros& talladores de madera y otros traba(adores de esta rama si"uieron sus pasos. 0ese a la presencia de a"entes del "obierno in#iltrados y a una redada polic!aca en la sal de reuniones de la 9asa& las huel"as y reuniones& en las que cada ve) se criticaba m8s al r%"imen de Auerta& continuaron casi hasta #inales de ese mes.H06 n esa misma %poca& los miembros de <ucha iniciaron una serie de reuniones clandestinas con "ente que no era de clase traba(adora& pero contrarios al r%"imen de Auerta& a #in de preparar mani#estaciones anti"ubernamentales en la capital. ntre los or"ani)adores de estas mani#estaciones& pro"ramadas para el GQ de mayo& se encontraban 6es's Erueta y el en%r"ico diputado +erapio 1endón. stos dos 'ltimo se reunieron con los l!deres principales del anarco? sindicalismo mexicano y con los principales l!deres de <ucha/ >!a) +oto y 7ama& 0%re) =aylor& 0ioquinto 1old8n& 6acinto Auitrón& loy *rmenta& 6os% 9olado& 6os% +antos 9hocano y $i"uel y 9elestino +orrondequi. <a multitud con"re"ada en esa ocasión& menos numerosa que la del 1X de mayo& lle"ó a varios miles de personas. :cho miembros de <ucha hablaron ante la asamblea
,)+

Córdo a Pérez$ ;Mo i6iento?$ ". -,. Para una cuidadosa e aluación de la "olítica del régi6en de Juerta$ éase Mic!ael Me=er$ 6uerta+ a political portrait. ,), ;Calendario Laico. D7e6érides. >e"tie6&re?$ en Lu0$ 1Q de 6a=o de 111-$ = 9acinto Juitrón$ ;Dl 6o i6iento sindical en México?$ en Regeneración$ 1. de se"tie6&re de 11,%. ,). ;A todos los sastres de México?$ en l -indicalista$ 1) de octu&re de 111+. ,)/ Juitrón$ 4rígenes e historia$ "". %+.*%+/8 ;Jorario de asa6&leas?$ en l -indicalista$ 1) de octu&re de 111+8 Pérez Ta=lor$ -ocialismo$ ". -,$ = ;Calendario. Laico. D7e6érides. >e"tie6&re?.
103

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

y condenaron Lla dictadura militar y la usurpaciónM& sin mencionar directamente a Auerta. xi"!an el Lretorno a la democraciaM. 0ese a las precauciones de <uchador evitar un abierto llamado para destituir a Auerta& sus actividades colmaron la paciencia del dictador. Éste no pod!a permitir disturbios en la ciudad de $%xico mientras luchaba contra revolucionarios en el norte y en el sur. +us o#iciales arrestaron a cerca de una docena de l!deres de la 9asa. *pelando al art!culo 33 de la 9onstitución como base le"al& Auerta deportó a varios de los oradores de la mani#estación del GQ de mayo como extran(eros indeseables& incluyendo entre %stos a varios miembros de <ucha de ori"en espaIol como loy *rmenta& 6os% 9olado y los hermanos +orrondequi. 6os% +antos 9hocano& un peruano que escrib!a para Lucha& se unió a los espaIoles expulsados. =ales deportaciones debilitaron seriamente a <ucha y a su desarrollo #uturo en el movimiento obrero anarco? sindicalista mexicano. ntre los arrestados mexicanos estaban *nastasio +. $ar!n y dos de los obreros m8s militantes& <uis $%nde) y 6acinto Auitrón& a quien las autoridades detuvieron en la prisión de Bel%n por m8s de un mes.H0F .ntimidados& los miembros restantes de <ucha extendieron una petición al 9on"reso en nombre de la 9asa para que liberaran a sus l!deres& pidiendo la dero"ación del art!culo 33. <os cr!ticos pro?huertistas de la 9asa recha)aron esta petición y describieron a la 9asa como L#oco de conspiraciónM. Auitrón& $%nde)& 0%res =aylor& >!as +oto y 7ama y otros& ne"aron toda participación de la 9asa en cualquier conspiración pol!tica. +osten!an que Llos estatutos sindicalistasM prohib!an seme(antes actividades. +erapio 1endón y Belisario >om!n"ue) hablaron ante el 9on"reso a #avor de los l!deres arrestados de la 9asa y condenaron los m%todos del r%"imen de Auerta& obteniendo con eso ser secuestrados& e(ecutados y sepultados en una tumba que pronto #ue descubierta. *ntes de encontrar sus cad8veres& el 9on"reso& in#lexible& exi"ió una explicación m8s completa y se ne"ó a levantar su sesión. <a reacción de Auerta #ue disolverlo (unto con la 9asa.H08 9on todo y que <ucha hab!a quedado deshecha y desmorali)ada& las actividades de or"ani)ación laborista urbana de la 9asa persistieron hasta a"osto de 1913& momento en que la dirección de los tipó"ra#os& la 9on#ederación de *rtes 7r8#icas& o sea los obreros intelectuales& decidieron unir su "rupo a la 9asa. ntre los l!deres que tomaron esta decisión se encontraban los primeros disc!pulos de *madeo 4err%s& 1a#ael ;uintero& 4ederico de la 9olina& *nastasio +. $ar!n& 0edro :rte"a y 6os% Barra"8n Aern8nde). *l"unos de los l!deres de los tipó"ra#os ya eran miembros individuales de <ucha& pero al incorporar su sindicato a la 9asa& tra!an nuevos miembros& m8s prósperos y preparados& a las #ilas de la 9asa y al "rupo de dirección de <ucha. =anto %ste como la 9asa y los tipó"ra#os& quedaron ahora ba(o la din8mica dirección de 1a#ael ;uintero. sta #usión #ue un "ran adelanto en la lucha por un movimiento obrero anarco? sindicalista #uerte. 0ero el in"reso de las *rtes 7r8#icas a la 9asa causó una importante ruptura entre los tipó"ra#os. +u or"ani)ación se ve!a asolada por numerosas disputas desde las innovaciones radicales de *madeo 4err%s& que empe)aran en 1909. <as #acciones y la tarea de "anarse a la mayor!a de los miembros hab!a a"otado a 4err%s& todo lo cual& unido a su en#ermedad& lo obli"ó a presentar su renuncia como l!der. * #ines de 1913 la mayor!a de los tipó"ra#os votaron para declarar a su or"ani)ación sindicato& con todas las connotaciones revolucionarias de esa etiqueta& y para in"resar a la 9asa del :brero $undial. n ese momento& los miembros m8s conservadores ob(etaron que los #ondos para ayuda mutua #ueran comprometidos en huel"as y Lactividades de resistenciaM que ellos consideraban Lmal entendidasM. +e reunió una asamblea "eneral de los tipó"ra#os en la que la mayor!a votó por la sindicali)ación y el in"reso a la 9asa, la minor!a #ormó una unión nueva y m8s conservadora que se llamó Enión 9ooperativa
,)0 ,)-

Juitrón$ 4rígenes e historia$ "". %+/*%+08 Araiza$ 6istoria$ +$ ,+*,,$ = >alazar = Dsco&edo$ Las pugnas$ 3$ /,*0). >alazar = Dsco&edo$ Las pugnas$ 3$ /,*0).
102

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

<inotipo"r8#ica. ste "rupo recha)aba todos los llamados de unidad y nunca se unió a la 9asa ni aceptó (am8s sus preceptos anarco?revolucionarios. H09 *l"unos tipó"ra#os que s! se unieron a la 9asa& tuvieron di#icultad en aceptar sus posturas m8s revolucionarias y anarco?sindicalistas. Eno de ellos& 1osendo +ala)ar& apoyaba el cooperativismo proudhoniano as! como el paso al anarco?sindicalismo y luchaba porque se condenara a los conservadores en las *rtes 7r8#icas. No obstante& su poco convencida aceptación de la ideolo"!a antipol!tica de los anarco? sindicalistas& le "anó la descon#ian)a de %stos. <os tipó"ra#os dieron nuevos 8nimos a la 9asa. *provechando sus habilidades pro#esionales& publicaron un periódico& &l -indicalista. ste nombre imitaba la r'brica de un periódico anarquista contempor8neo que se publicaba en spaIa. <os encar"ados principales del nuevo periódico Lo#icialM de la 9asa y del anarquismo mexicano& inclu!an a ;uintero& +ala)ar y pi"menio A. :campo. *l"unos miembros de <ucha como +antia"o 1. de la 3e"a y >!a) +oto y 7ama& as! como el simpati)ante 0%re) =aylor& contribu!an re"ularmente. =omando en cuenta la di#!cil situación económica y las inestables condiciones pol!ticas que hubieran podido incitar llamados mucho m8s radicales& &l -indicalista se"u!a una l!nea que no era ni extrema ni radical. l periódico dedicaba la mayor!a de sus p8"inas a la #iloso#!a anarquista& la de#ensa del sindicalismo mediante la de#ensa de la l!nea antipol!tico& los traba(os de las cooperativas dentro de la 9on#ederación de las *rtes 7r8#icas& y el derecho de los traba(adores a or"ani)arse Len de#ensa propiaM. $uchos de los ensayos de &l -indicalista eran reproducciones de art!culos que hab!an aparecido antes en &l Tipógrafo 2e,icano.H10 n las p8"inas de &l -indicalista nació un anarquismo mexicano local. ditado por 1osendo +ala)ar y por 6os% <ópe) >óne)& &l -indicalista utili)aba el positivismo de *"ust!n *ra"ón para demostrar lo inevitable del socialismo libertario. H11 *ra"ón y la dirección de <ucha sosten!an que un nuevo orden de libertad e i"ualdad estaba a punto de ser creado en $%xico debido a Lla ley natural del pro"resoM y porque ahora el hombre ya hab!a alcan)ado la etapa #inal del desarrollo social humano positivista. Eno de los exponentes principales de la causa dio la de#inición si"uiente/ L+er anarquista si"ni#ica #alta absoluta de "obierno& >ios y amoO para lle"ar a eso se necesita mucha cultura para que una colectividad numerosa& per#ectamente consciente de sus actos ten"a su >ios& su "obierno& sus leyes y su todo dentro de s! misma& #ormando un desarrollo sin i"ual& en alto "rado& que ser8 lo que constituya su yo an8rquicoM.H1G l anarco?sindicalismo de la 9asa cobró una #orma m8s clara hacia #ines de 1913& y las p8"inas de &l -indicalista iban explicando el proceso a los traba(adores. <os anarquistas presionaban a los traba(adores para que se unieran a los sindicatos con ob(eto de escapar a su Lcondición de explotaciónM& ya que Lla unión hace la #uer)a y resolver8 pr8cticamente los problemas del proletariadoM.H13 <os distintos "remios se iban or"ani)ando en sindicatos y& #ieles a la tradición artesana& manten!an su independencia de otros o#icios. 9uando los traba(adores de una rama espec!#ica se encontraban en condiciones intolerables& recurr!an a la huel"a con la esperan)a de que sus camaradas de otros sindicatos en toda la nación los apoyar!an utili)ando las t8cticas de la 9asa. <os ob(etivos a corto pla)o de estas huel"as limitadas eran principalmente el me(oramiento de las condiciones de traba(o y los salarios m8s altos. <os anarquistas preve!an la huel"a "eneral de tal manera que incluyera a todos los sindicatos simult8neamente& con ob(eto de alterar la econom!a nacional, ser!a una "uerra de la clase obrera en contra del stado y del capitalismo.

,)1

Araiza$ 6istoria$ +$ ,,*,-$ Córdo a Pérez$ ;Mo i6iento?$ "". 1-*1)+8 éase ta6&ién Jiginio C. 'arcía$ ;actitud del sindicato de ti"ógra7os?$ en l -indicalista 1) de octu&re de 111+. ,1) Córdo a Pérez$ ;Mo i6iento?$ "". 1)1*1).. ,11 Juitrón$ 4rígenes e historia$ ". %,). ,1% Pérez Ta=lor$ -ocialismo$ "". 1.*1/. ,1+ D"ig6enio J. Nca6"o$ ;Galor = serenidad?$ en l -indicalista$ +) de se"tie6&re de 111+.
10/

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

Ena ve) desarrollados lo su#iciente& los sindicatos estar!an en posición& mediante la huel"a "eneral& de parali)ar y apoderarse de todas las industrias y ramas comerciales nacionales a #in de crear una nueva Lrep'blica industrialM desprovista de capitalistas. <os anarquistas recha)aban al stado& a la le"islación parlamentaria y a la actividad pol!tica porque& cre!an& los pol!ticos ten!an intereses creados en el orden socioeconómico existente& que se apoyaba en la explotación de la clase obrera/ L<os pol!ticos no salvar8n nunca a la clase obrera& a pesar de todas sus promesasM.H1H 1echa)aban asimismo el stado socialista por opresor/ L+i el socialismo autoritario se ha encar"ado de ventilar el proceso histórico de la lucha de clase por medio de la conquista del poder pol!tico por el proletariado& el socialismo libertario& antes y despu%s de ese proceso& se"uir8 luchando por que el principio de autoridad no impon"a en la conciencia del individuo una nueva modalidad esclavi)adoraM.H1Q <a huel"a constitu!a la 'nica arma real que ten!an los obreros. >!a) +oto y 7ama demostraron su utilidad/ LO pues es imposible para la sociedad bur"uesa vivir sin el traba(o de sus esclavos ni el consumo de los explotadosM. H16 <as huel"as parciales o #ra"mentarias preparaban el camino para la "ran huel"a "eneral que pondr!a #inal al capitalismo y a su sistema pol!tico. En escritor a#irmó que en 1913 el anarco?sindicalismo mexicano Lapenas despuntabaM. 0ero en octubre de 1913 sur"ió una diver"encia en el anarquismo de la clase obrera mexicana/ el comunismo cristiano& enunciado primordialmente por >!a) +oto y 7ama. n su opinión& 6esucristo& Lel carpintero va"abundo de 7alileaM& de#end!a la Li"ualdadM y se opon!a a la LesclavitudM. *l proponer los principios de L#raternidad& (usticia y armon!a entre i"uales y libresM& 9risto se eri"!a en Lel primer socialista libertarioM. H1F 0ese a su celo reli"ioso& >!a) +oto y 7ama mani#estaba una abierta hostilidad a la ."lesia católica romana establecida en $%xico. Eno de sus partidarios declaro que Lla verdad cristiana hay que buscara enO la 5iblia y de nin"una manera en los #alseadores de ella& quienes han imbuido pre(uicios en el cerebro meta#!sico del obreroM.H18 $uchos anarquistas se unieron a >!a) +oto y 7ama en sus ataques a la ."lesia, otros cuantos se le unieron para de#ender una #e reli"iosa. =anto %l como 0%re) =aylor impartieron una serie de clases subvencionadas por la 9asa y denunciaron p'blicamente a Llos #alsos ministros de >ios JqueK han entorpecido la marcha de esa obra ma"na con sus do"mas y con sus pro#anacionesM.H19 0ara los anarco?sindicalistas de la 9asa& 9risto era un revolucionario proletario muy humano. Aacia #ines de 1913& la lastimosa condición económica de los miembros de la 9asa obli"ó a un cambio en las t8cticas de or"ani)ación y propa"anda. *l no tener #ondos& el periódico de la 9asa& &l -indicalista& de(ó de salir al p'blico y los apremiados anarquistas optaron por las reuniones masivas para poder reclutar "ente. En popular "rupo de oradores& conocido como la tribuna ro(a& era el centro de estas reuniones. +us l!deres inclu!an a ;uintero& >!a) +oto y 7ama y a no anarquistas como 0%re) =aylor y *ra"ón. Aablaron ante enormes multitudes que se arremolinaban en las calles #rente a las o#icinas principales de la 9asa. 0ero& sorprendentemente& toda esta miseria económica (unto con la quiebra #inanciera de la 9asa& tuvo un e#ecto ben%#ico para los intentos de reclutamiento. <as reuniones masivas contribuir!an a atraer a nuevos miembros y& aparentemente& alcan)aban a la mayor!a de los obreros anal#abetos mucho m8s e#ica)mente que &l -indicalista y sus predecesores literarios. <a era de la tribuna ro(a& que comen)ó a #ines de 1913 y terminó hacia el #inal de mayo de 191H& representó el per!odo m8s exitoso de reclutamiento de miembros de la 9asa. u#óricas y
,1, ,1.

Antonio Díaz >oto = 'a6a$ ;Dducación racional$ luc!a rei indicadora?$ en ibid. ;La declaración de "rinci"ios de la Casa del N&rero Mundial?$ citada "or Juitrón$ 4rígenes e historia$ ". %.). ,1/ Díaz >oto = 'a6a$ ;Dducación racional$ luc!a rei indicadora?. ,10 >antiago <. de la Gega$ ;La "aradoBa triste?$ en l -indicalista$ %) de no ie6&re de 111+. ,1;Dl !i6no del "or enir?$ en ibid.$ 1) de octu&re de 111+. ,11 Córdo a Pérez$ ;Mo i6iento?$ ". 1)/.
106

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

bulliciosas& las multitudes aplaud!an vi"orosamente los ataques lan)ados en contra de la ."lesia& el capitalismo y el stado.HG0 0ero pese a todos estos %xitos& el "rupo directivo de <ucha sab!a que una publicación era #undamental para di#undir el mensa(e de la 9asa. 0ara el mes de mayo de 191H& la 9asa se hab!a recuperado lo su#iciente como para experimentar nuevos pro"ramas. l 1X y el 1Q de mayo& hi)o su aparición un nuevo periódico& &mancipación .brera& cuyo ob(etivo era lle"ar a la mayor!a de la clase obrera mexicana. <a (unta editorial que inclu!a a ;uintero& $ar!n y +ala)ar& prestaba particular atención al reclutamiento y educación de los obreros y consideraba la i"norancia y #alta de ideolo"!a de %stos como el principal obst8culo para la or"ani)ación. l periódico se dedicaba a tratar de solucionar este dilema. 9omo parte de su es#uer)o& la 9asa reabrió su escuela& el 9entro de 9ultura 1acionalista. 0%re) =aylor explicó que Lpara lle"ar a eso JanarquismoK se necesita mucha culturaO una colectividad numerosa& per#ectamente conscienteM. <a posición conservadora y económicamente desventa(osa de las obreras con orientación reli"iosa hi)o que se creara un curso racionalista sobre Lla i"ualdad de sexosM impartidos por 0aula :sorio.HG1 +in embar"o& la e#ica) t8ctica de las reuniones masivas prose"u!a. Ena enorme mani#estación del 1X de mayo y varias otras reuniones se llevaron a cabo ese mes para protestar por las redadas del "obierno en mayo de 1913. <os ataques a Auerta repentinamente se volvieron duros y provocadores. <as multitudes crec!an y se volv!an amena)antes. l "obierno respond!a con ener"!a. l GF de mayo& el comandante ."nacio $achorro& repitiendo una acción e#ectuada casi en la misma %poca el aIo anterior& diri"ió un numeroso "rupo de polic!as en un ataque a las o#icinas de la 9asa. <a polic!a arrestó entre quince y veinte personas y destruyó o#icinas& re"istros& biblioteca& salones de clase y otras instalaciones. ntre los miembros de <ucha detenidos estaban Barra"8n Aern8nde) y $ar!n. ;uintero& $%nde)& +ala)ar y Auitrón pudieron escapar "racias a la ayuda de 4ederico de la 9olina& quien los escondió en una 9asa ubicada en =epito. <as actividades normales de la 9asa& que inclu!an la publicación de &mancipación .brera& tuvieron que ser interrumpidas a causa de la represión del "obierno de Auerta hasta la lle"ada del e(%rcito constitucionalista revolucionario& dos meses despu%s.HGG

CAPÍTULO IX LA CASA DEL OBRERO MUNDIAL Y LOS CONSTITUCIONALISTAS

>espu%s de la derrota de Auerta& las #uer)as constitucionalistas leales a 3enustiano 9arran)a y a `lvaro :bre"ón& procedieron r8pidamente a atraerse el apoyo de la #uer)a de traba(o urbana en contra de sus rivales en provincia diri"idos por 4rancisco 3illa y miliano 5apata. <a activa diplomacia de :bre"ón se convirtió en el la)o m8s e#ectivo entre los constitucionalistas y la clase obrera or"ani)ada.

,%) ,%1

>alazar = Dsco&edo$ Las pugnas$ 3$ 0/*00. ;Los 5lti6os 6ítines Cue se !an cele&rado en la Casa del N&rero Mundial?$ en mancipación 4brera$ 1. de 6a=o de 111,. ,%% Araiza$ 6istoria$ +$ ,-*,1$ = >alazar = Dsco&edo$ Las pugnas$ 3$ -).
100

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

l tratado de =eoloyucan& #irmado el 1Q de a"osto de 191H& trans#er!a #ormalmente la autoridad pol!tica a los constitucionalistas y permit!a la entrada pac!#ica de las tropas de :bre"ón a la ciudad de $%xico. >ebido a que Auerta cerró &mancipación .brera y las o#icinas de la 9asa& el "rupo directivo de <ucha vio la lle"ada de los constitucionalistas como la LliberaciónM de la ciudad de $%xico. l G0 de a"osto& #echa de la entrada triun#al de 9arran)a& los l!deres de <ucha llevaron a cabo una Lcelebración de la liberaciónM en las o#icinas de la 9asa. l nuevo "obierno envió un considerable contin"ente de representantes que se distin"u!an por su actitud de simpat!a hacia los movimientos laborales& en los que se encontraba el ex ma"onista *ntonio .. 3illarreal. <os miembros de la 9asa y sus hu%spedes oyeron una serie de discursos sobre la Lrevolución proletariaM y el anarco?sindicalismo que hicieron 1old8n& Auitrón& de la 3e"a& de la 9olina y otros. <os dele"ados "ubernamentales no parec!an intimidados por la retórica radical de la dirección de la 9asa y reiteraron ante los obreros reunidos la naturale)a social de la revolución constitucionalista y que las desesperadas condiciones de vida y la escase) alimentaria que su#r!an los traba(adores urbanos eran la preocupación primordial del nuevo "obierno. 0ed!an el apoyo de la clase obrera para el L"obierno revolucionarioM& el que& a#irmaban& actuaba en nombre de la #uer)a de traba(o or"ani)ada.HG3 l G6 de septiembre& :bre"ón a#ian)ó estos incipientes contactos con la 9asa& al donar el edi#icio de lo que hab!a sido en convento (esuita de +anta Br!"ida para sus reuniones. <a 9asa aceptó el re"alo y en menos de cinco semanas& los l!deres de la #uer)a de traba(o urbana proclamaron seriamente su principio ideoló"ico de no participación pol!tica. <a estrecha relación de traba(o que :bre"ón estableció con la 9asa& las condiciones pol!ticas poco habituales que prevalec!an y un "obierno abiertamente simpati)ante dieron por resultado una alian)a con un anarco?sindicalismo que no hab!a su#rido modi#icaciones. <a cooperación con :bre"ón& que se"'n ellos era ba(o sus condiciones y en nombre de sus propios intereses& parec!a ser venta(osa tanto para la masa de miembros como para la mayor!a de los diri"entes de la 9asa. n el #ervor de la LliberaciónM& los l!deres anarco?sindicalistas que posteriormente desaprobaron la 9on#ederación 1e"ional de :breros $exicanos J91:$K a causa del Ldominio "ubernamentalM& aceptaron el re"alo de :bre"ón sin discusión aparente. >ebido a las di#!ciles condiciones& los anarquistas consideraban la aceptación de seme(antes donativos como un "esto sensato y no como un compromiso necesario. HGH >esde el punto de vista del "obierno constitucionalista& la #uer)a de traba(o urbana constitu!a una #uer)a enorme y potencialmente poderosa. <os donativos le costaban poco y ayudaban a crear buena voluntad de parte de los traba(adores. <a reapertura de la 9asa a #ines de a"osto de 191H desató una intensa campaIa de or"ani)ación durante la cual los representantes de <ucha visitaron las #8bricas y talleres de artesanos de la ciudad de $%xico& 7uadala(ara& $onterrey y otros centros industriales importantes en toda la nación. <a base para la reconstrucción de la 9asa #ue preparada en los meses de prohibición establecidos por Auerta& mediante un sistema clandestino de comit%s y emisarios enviados de la ciudad de $%xico a otras ciudades de la meseta central mexicana& incluyendo los estados de 0uebla& $ichoac8n& Aidal"o& 7uana(uato& ;uer%taro y +an <uis 0otos!. n los 'ltimos meses de 191H& los anarquistas #ormaron casas del obrero re"ionales en 7uadala(ara y $onterrey y estas sucursales enviaron emisarios a la casa central en la ciudad de $%xico. <a 9asa de $onterrey inclu!a a sindicatos locales de pintores& carpinteros& canteros& traba(adores de con#iter!a& #abricantes de #ós#oros& obreros textiles y #errocarrileros. <os or"ani)adores de esta 9asa inclu!an a 3icente *ldama& 9arlos 7arc!a& 6os% +pa"noli& 1. 1ivera y 7. 9ervantes <o)ano. 0ronto iniciaron la publicación de su propio periódico& #deas& que
,%+ ,%,

>alazar = Dsco&edo$ Las pugnas$ 3$ -+*-.$ = Araiza$ 6istoria$ +$ ,1. ;Calendario Laico. D7e6érides. >e"tie6&re?$ = Córdo a Pérez$ ;Mo i6iento?$ "". 1+1*1+%.
108

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

apareció en noviembre a#irmando/ L+er8 nuestra #inalidad ser #elices cuando todos lo sean& sin dioses& capitales ni tiranosM. 9re!an que el anarco?sindicalismo traer!a consi"o la LvictoriaM de la revolución mexicana y& entre otras cosas& la emancipación de la mu(er y la derrota del L#anatismoM. <os sindicatos entre la población secundaria y en los centros industriales como +an <uis 0otos! y *"uascalientes& eran menos poderosos y con menos ambiciones. stimulados ori"inalmente por las visitas de los proselitistas de la 9asa como 9elestino 7asca y 1osendo +ala)ar& pronto se unieron a la 9asa de la ciudad de $%xico.HGQ <a 9asa avan)aba hacia una estructura m8s comple(a y re#inada& compuesta de los sindicatos a#iliados. Éstos operaban como "rupos autónomos por toda la nación a#iliados a la 9asa de la ciudad de $%xico a nivel nacional y a la 9asa del :brero local en aquellas ciudades en donde hubiese sido or"ani)ada. n ambos niveles el sindicato era de Lauto"obiernoM. 9ualquier acción que se llevara a cabo en unión de la 9asa era decidida por los sindicatos y las casas re"ionales. Éstas se a#iliaban a la 9asa Nacional en busca de una de#ensa armada mediante armamentos y milicias de obreros locales. No obstante& este diseIo exist!a m8s en teor!a que en la pr8ctica debido a la mala coordinación de los comit%s de autode#ensa y al aislamiento de muchos de los sindicatos. >e esta manera& los servicios sociales de la 9asa ?como la ayuda de nutrición& la educación de hi"iene& la asistencia en la or"ani)ación& la dirección or"ani)ativa y la cooperación y coordinación de los sindicatos durante las huel"as? se desarrollaban sólo parcialmente& #uncionando con mayor e#icacia en las ciudades m8s "randes. <a dirección de los sindicatos nacionales se inte"ró a la dirección nacional de la 9asa en la ciudad de $%xico e hi)o aumentar el n'mero de directores de la 9asa a m8s de setenta y cinco. *l crecer esta dirección& el "rupo directivo de <ucha aumentó tambi%n hasta alcan)ar una dimensión tal que <ucha desapareció como una entidad separada. n los 'ltimos meses de 191H ya el t!tulo de L<uchaM se usaba muy poco. ste crecimiento de la 9asa requer!a de una estructura de or"ani)ación cada ve) m8s complicada. * la lar"a& las actividades de la 9asa #ueron diri"idas por G3 comit%s a car"o de secretarios sin sueldo que eran miembros de la dirección nacional. <os "rupos obreros y artesanos m8s importantes que se unieron a la 9asa de la ciudad de $%xico como sindicatos inclu!an a sastres& traba(adores de restaurantes J+indicato de >ependientes de 1estaurantesK& te(edores& canteros& obreros textiles& conductores& traba(adores de molinos& chó#eres& obreros de #8bricas de )apatos& #abricantes de cinturones& de botones& o#icinistas& panaderos& modelos& dibu(antes& costureras y encuadernadores. <a 9asa era una me)cla de capa) económicas media y ba(a de #uer)a de traba(o asalariada. <os tipó"ra#os se"u!an siendo el sindicato individual con m8s in#luencia en la 9asa& y aumentaron su #uer)a al inte"rarse la Enión de <inotipistas. l nuevo sindicato tomó el nombre de +indicato de =ipó"ra#os y 7remios *nexos. 6acinto Auitrón& un linotipista& actuó como dele"ado de la 9asa en la 9on#erencia *narquista .nternacional de 191H. Ra casi a #inal de 191H& esta r8pida sindicali)ación& los continuos disturbios& la inestabilidad de la revolución& una in#lación extrema y las altas tasas de desempleo urbano contribuyeron al descontento obrero que condu(o a varias huel"as en las ciudades m8s "randes. <as m8s importantes lo"raron cerrar el tr8nsito por #errocarril a la ciudad de $%xico& la compaI!a de electricidad y las de tel%#onos y tel%"ra#os. <os sindicatos que participaron aqu!& a#iliados todos a la 9asa& hab!an desarrollado un sólido sentimiento de unión entre los obreros& y en vista de la crucial naturale)a de servicio p'blico de sus industrias ten!an una #uer)a sin precedentes. l "obierno de 9arran)a encontró una solución a las huel"as de la compaI!a de electricidad al cederle a la unión un papel parcialmente administrativo con el #in de instaurar el orden. <uis N. $orones& un nuevo l!der del sindicato de obreros electricistas& sur"ió s'bitamente con una enorme in#luencia. <a dirección de la 9asa aplaudió todos estos desarrollos porque
,%.

;EuedarI constituido el sindicato de costureras?$ 5ueva )atria$ 1+ de octu&re de 111,8 ;>indicato de Car"interos?$ en ibid.$ 1+ de octu&re de 111,8 ;Calendario Laico. D7e6érides. >e"tie6&re?$ = ;Mo i6iento N&rero?$ en Ideas$ %% de no ie6&re de 111,.
109

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

representaban el control de la industria por parte de los obreros. 0ero $orones no abra)ó el anarco?sindicalismo sino que discretamente comen)ó a desarrollar una estrecha relación de traba(o con el "obierno. Ai)o amistad con varios #uncionarios de alto ran"o del "obierno& y sin separarse de los veteranos de <ucha& preparó sutilmente el camino hacia su poder #uturo.HG6 <os l!deres de los nuevos sindicatos inclu!an tambi%n a al"unos veteranos de la 9asa como 9elestino 7asca y el anarquista espaIol 6uan =udó. <os reci%n lle"ados cooperaron y apoyaron a la vie(a "uardia de <ucha& as! como el principio de no compromiso pol!tico en la dirección de la 9asa. 0ero a pesar de sus declaraciones de ideolo"!a anarquista& a #ines de 191H y principios de 191Q re#or)aron la resolución de ;uintero& +ala)ar& 7asca y el resto de los diri"entes a medida que presionaban a la 9asa por una Lunidad revolucionariaM m8s estrecha con los constitucionalistas diri"idos por 9arran)a& en contra de 4rancisco 3illa y miliano 5apata. *dem8s& los l!deres nuevos menos militantes como <eobardo 9astro y +amuel Rudico& moderaban y apoyaban abiertamente a $orones despu%s de 1916& cuando %ste diri"!a a la #uer)a de traba(o or"ani)ada a una posición subordinada a los "obiernos de 9arran)a& :bre"ón y 9alles.HGF >ebido a la comple(idad de los acontecimientos en $%xico& la interpretación de su si"ni#icado variaba enormemente y llevó a disputas entre los participantes de la ciudad de $%xico y los anarquistas #loresmo"onistas que resid!an en <os `n"eles& 9ali#ornia. stos 'ltimos inmediatamente atribuyeron mucha m8s importancia a la ca!da del "obierno de Auerta y al crecimiento de la 9asa& que los propios l!deres de la clase obrera urbana. <os escritores de la 9asa al"unas veces recha)aban violentamente a los ma"onistas& quienes t8cticamente eran m8s radicales. n cierta ocasión un escritor los describió como Lrevolucionarios de papel a mil millas de distancia, rene"ados que explotaban la avide) de sus c8ndidos paisanos por leer noticias de la revoluciónM& y dec!a LJqueK era #also que en $%xico se estuviera reali)ando la [revolución social\& porque estaba a'n demasiado le(ana en $%xico& y si en uropa& dec!a& donde los traba(adores est8n m8s adelantados& no se ha lo"rado todav!a la [revolución social\& mucho menos en $%xico en que los traba(adores carecen completamente de instrucciónM.HG8 <a evidente hostilidad de la dirección de la 9asa hacia la inteli"uentsia del 0<$ en exilio impidió un contacto o#icial entre ellos. 0ese a su menosprecio por las predicciones revolucionarias de los le(anos ma"onistas& un apremió creciente impulsó a la dirección de la 9asa a or"ani)ar y adoctrinar ideoló"icamente al mayor n'mero posible de obreros. 9on ob(eto de #acilitar este propósito& la 9asa publicó otro periódico& Tinta )o%a& para rempla)ar al que Auerta hab!a suprimido. ran +ala)ar& *rce y de la 9olina quienes editaban Tinta )o%a. 9on la consi"na de LSNo hay tiempo que perderTM HG9 se explicaba la situación. En doble pro"rama de enseIan)a de ideolo"!a anarco?sindicalista para los obreros que acced!an a cooperar con el indul"ente "obierno constitucionalista comen)ó a llevarse a cabo. 0or lo tanto& la 9asa temporalmente aconse(ó a los obreros declararse en huel"a& pese a las di#!ciles condiciones económicas y a las ne"ativas de los patrones de elevar salarios& ya que quer!a evitar separarse de los tolerantes constitucionalistas. <as huel"as con ob(etivos a corto pla)o se vieron condenadas como errores a lar"o pla)o. <a 9asa se apresuró lo m8s que pudo para or"ani)ar obreros presionando al "obierno sobre la necesidad de apoyo de la clase obrera traba(adora ante la superioridad militar de las #uer)as de 3illa. n la dirección de la 9asa& muchos se dieron cuenta de que la mayor parte del traba(o or"ani)ativo hab!a que hacerlo mientras el r%"imen de 9arran)a si"uiera considerando a los obreros urbanos como sus aliados 'tiles.

,%/ ,%0

Córdo a Pérez$ ;Mo i6iento?$ ". 1+, Ibid. ,%Ibid.$ "". 1,1*1,%. ,%1 ;SProletarios$ >aludT?$ en Tinta Ro*a$ %, de octu&re de 111,.
110

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

9asi todos los l!deres de la 9asa se"u!an descon#iando del "obierno en "eneral y de 9arran)a en particular& pero desple"aban una creciente buena voluntad para cooperar con %l. <a alian)a eventual entre la 9asa y los constitucionalistas se ori"inó en el asiduo corte(o del "obierno a los obreros urbanos& el deseo de la dirección de la 9asa de or"ani)ar r8pidamente a los obreros mientras los constitucionalistas los si"uieran necesitando& las ba(as importantes ocasionadas por el exilio y la represión que hab!a su#rido la anti"ua dirección de <ucha durante los "obiernos de $adero y Auerta& y la salida de la ciudad de $%xico de varios l!deres a"raristas de <ucha en los primeros meses de contienda en contra de Auerta& para se"uir a 5apata en $orelos o a los constitucionalistas en el Norte. <a 9asa ya estaba pro#undamente obli"ada con el movimiento carrancista antes de que el avance de las #uer)as de 3illa& a #ines de 191H& #or)ara a los constitucionalistas a retirarse de la ciudad de $%xico. <a relación comen)ó cuando los constitucionalistas de 9arran)a ocuparon la ciudad de $%xico& y la 9ara reabrió sus puertas para admitir a muchos nuevos miembros simpati)antes y a"radecidos a la causa constitucionalista. =oda esta "ente consideraba que el movimiento que diri"!a 9arran)a ten!a una buena disposición hacia el movimiento laboral& mientras que en las ideas anarquistas anti"obierno y de no participación pol!tica& cre!an menos #irmemente que los anti"uos miembros. <os l!deres radicales de la 9asa esperaban or"ani)ar a los obreros en una enorme #uer)a anarco?sindicalista& antes de que se presentara el inevitable con#licto con 9arran)a. :bre"ón& entre tanto& corte(aba asiduamente a la #uer)a de traba(o or"ani)ada entre los obreros no a#iliados a la 9asa y a la 9asa misma. l "obierno dio un paso "i"antesco hacia una mayor relación inmediata con la 9asa& cuando decidió emitir billetes en lu"ar de las monedas de cinco& die) y veinte centavos que en esa %poca escaseaban. H30 sta medida dio un alivio considerable al sector m8s pobre de la clase obrera de la ciudad de $%xico. n un importante contrato de traba(o #irmado hacia #ines de 191H& el "obierno #un"ió como 8rbitro entre los obreros textiles de 0uebla y la dirección de la #8brica. l resultado #ue que los obreros obtuvieron un horario de ocho horas. ste tipo de victorias se daban en el >istrito 4ederal e impresionaban incluso a los miembros de la vie(a "uardia de <ucha. 9omparados con el radicalismo constitucionalista& la buena disposición que los carrancistas hab!an mostrado hacia la 9asa& y la diplomacia conciliadora de :bre"ón& los norteIos de 3illa y los a"raristas que 5apata diri"!a resultaban muy remotos para la mayor!a de los miembros de la 9asa.H31 =ambi%n la ausencia de muchos a"raristas de <ucha contribuyó a la decisión #inal de la 9asa de unirse a los constitucionalistas. <os l!deres de orientación a"rarista de la 9asa hab!an abandonado en su mayor!a la ciudad de $%xico antes de que los constitucionalistas& diri"idos por :bre"ón& comen)aran a atraerse a la "ente. +everiano +erna y 6oaqu!n Aern8nde) via(aron a 0uebla para tratar de inducir a las Lsociedades de resistenciaM en contra de Auerta& pero sólo consi"uieron ser aprehendidos y e(ecutados. >urante la dictadura de Auerta& *nastasio $ar!n& los hermanos 4lores& n)aldo >!a)& leuterio 0alos& l!as =ina(ero y >!a) +oto y 7ama se unieron a 5apata en el sur en lo que consideraban un movimiento local de liberación para apoyar al municipio libre. Aacia #ines de 191H& <uis $%nde) se unió a 5apata. 6acinto Auitrón se convirtió tambi%n en un a"rarista convencido y traba(ó en una planta el%ctrica )apatista. *l"unos miembros radicales de <ucha ? loy *rmenta& 9olado& y 1old8n? se unieron al movimiento constitucionalista mucha antes. +e enrolaron y ayudaron a or"ani)ar el e(%rcito de mineros en 9oahuila& en 1913. ntre el G y el GH de noviembre a medida que las #uer)as de 3illa y 5apata avan)aban hacia la ciudad de $%xico& los constitucionalistas se retiraron hacia 9órdoba y solicitaron de la 9asa que les declarara su apoyo. =ras revisar antes la situación& los l!deres de la 9asa omitieron
,+)

9acinto Juitrón$ ;Nrganización?$ en La Janguardia$ 1Q de Bunio de 111.8 entre istas$ >alazar = 'asca$ = #celsior$ %- de enero de 11%/. ,+1 >alazar = Dsco&edo$ Las pugnas$ 3$ 11*1+$ = Juitrón$ 4rígenes e historia$ "". %.0*%/).
111

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

transmitir esta solicitud a los miembros en "eneral y a los sindicatos re"ionales a#iliados. +in embar"o& el GH entraron los )apatistas a la ciudad y los diri"entes de la 9asa #ueron testi"os de lo que consideraron un espect8culo lastimoso& cuando las tropas )apatistas humildemente ped!an tortillas a las puertas de Llos ho"ares bur"uesesM. =ambi%n ob(etaron el ceremonioso encuentro de 5apata y 3illa en el 0alacio Nacional. *#irmaron que el l!der de los norteIos era sospechosamente LpersonalistaM.H3G 4actores culturales y económicos desempeIaron asimismo un papel importante en la decisión #inal de la 9asa de recha)ar a 5apata y 3illa en #avor de los constitucionalistas. <os obreros urbanos& al i"ual que sus antepasados del per!odo colonial y el si"lo -.-& se consideraban ciudadanos de la ciudad de $%xico& y mucho m8s re#inados y modernos que le campesinado. 9omo constituyentes de la ciudad de $%xico& ten!an un buen nivel de vida& y la rique)a "eneral de la metrópoli& pese a estar mal distribuida& les o#rec!a venta(as secundarias como transporte p'blico& parques& drena(es y otros servicios. <o que la 9asa consideraba m8s "rave era la devoción reli"iosa de los revolucionarios )apatistas y su aceptación del clero. <os escudos reli"iosos y los estandartes eran lo que m8s desanimaba a los LracionalistasM de la 9asa. H33 <a personalidad de 3illa pronto le hi)o recibir la etiqueta de LvillanoM& y los rumores de que contaba con el apoyo de la ."lesia para su causa le ad(udicaron la r'brica de LreaccionarioM. =odo ello no era m8s que una burda simpli#icación y una caricatura in(usta& pero para los l!deres de la 9asa los a"raristas y los villistas parec!an representar Lla reacciónM& los valores culturales de una %poca ya pasada. 0ara enero de 191Q& la impresión de que 3illa y 5apata eran el enemi"o hab!a cundido entre casi todos los anarco?sindicalistas. Aacia #inales de ese mes& cuando los )apatistas evacuaron temporalmente la ciudad de $%xico& y aparecieron las unidades leales a `lvaro :bre"ón& la 9asa se comprometió con la Lcausa constitucionalistaM y la lucha armada. l compromiso #inal del movimiento de clase obrera urbana de la 9asa a la 1evolución mexicana se produ(o por una conver"encia de intereses de parte de la 9asa por un lado& que quer!a avan)ar en la or"ani)ación de la clase obrera y :bre"ón por el otro& que quer!a m8s tropas. ste 'ltimo envió emisarios amistosos& como 7erardo $urillo J>r. *tlK& *dol#o de la Auerta y *ntonio .. 3illarreal& a las o#icinas centrales de la unión para con#erenciar. :bre"ón le o#reció a la 9asa el monasterio (esuita de +an 6uan de <etr8n& el 9ole"io 6ose#ina e instalaciones para editar el diario La Tribuna a #in de que pudiera llevar a cabo sus actividades de or"ani)ación me(or y de que pudiera mostrar su apoyo a los sindicalistas. H3H <a 9asa aceptó estos donativos. 6acinto Auitrón& un a"rarista )apatista simpati)ante y uno de los m8s devotos a los anarquistas mexicanos& aceptó las llaves del 9ole"io 6ose#ina de manos de :bre"ón en una ceremonia p'blica. Auitrón aceptó que los cl%ri"os y los estudiantes tuvieran un d!a m8s para evacuar el edi#icio. *l d!a si"uiente& Auitrón y al"unos miembros de la 9asa distribuyeron los alimentos de las tiendas del cole"io entre una multitud hambrienta que se hab!a con"re"ado a sus puertas. <os conservadores lo criticaron por Lprovocar el desordenM. n el interior del recinto& los ocupantes de la 9asa despo(aron las paredes de im8"enes reli"iosas& arrancaron los con#esionarios y eliminaron todo vesti"io de reli"iosidad. >urante este episodio& el apoyo de :bre"ón a la 9asa& pese a cierto resentimiento p'blico por la ocupación de edi#icios reli"iosos& produ(o una #uerte impresión #avorable entre los l!deres de la 9asa. .nclusive el implacable Auitrón simpati)ó abiertamente con el "eneral. H3Q :bre"ón sincroni)ó bien sus es#uer)os. <os anarquistas de la 9asa hab!an empe)ado a tener serias dudas acerca del aparentemente radical >r. *tl& quien desempeIaba el delicado papel de emisario entre los constitucionalistas y la 9asa. +e dieron cuenta de que siempre ensal)aba a 9arran)a y deni"raba a los Lbur"uesesM
,+% ,++

Dntre istas$ >alazar = 'asca. Ibid.$ = <uiz$ Labor$ ". .). ,+, Dntre istas$ >alazar = 'asca. ,+. Juitrón$ 4rígenes e historia$ ". %/08 >alazar = Dsco&edo$ Las pugnas$ 3$ 1+$ = Córdo a Pérez$ ;Mo i6iento?$ "". 1,/*1,0.
111

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

del movimiento constitucionalista. >e ah! comen)ó a desarrollarse un pro#undo recelo hacia la dirección de las tres #acciones principales de la 1evolución mexicana/ los )apatistas& los villistas y los constitucionalistas. l 8 de #ebrero de 191Q& los diri"entes de la 9asa se encontraron en sus o#icinas de +anta Br!"ida y cautelosamente decidieron recha)ar toda a#iliación al movimiento constitucionalista debido a su naturale)a Lbur"uesaM y a la descon#ian)a "eneral hacia el "obierno. <os oradores criticaron a las reuniones tanto al >r. *tl como a 9arran)a. Ne"aron tambi%n el apoyo a los movimientos villistas o )apatistas por resultarles imposible su reli"iosidad y su orientación primordialmente La"rariaM. <a 9asa se vio as! atrapada en medio. No obstante& al #inal de la reunión& lo apremiante de la situación y el Lapoyo al sindicalismoM que :bre"ón daba& indu(o a los diri"entes a permitir que el >r. *tl hiciera un llamado especial al d!a si"uiente.H36 3eintitr%s secretarios sindicales y otros cuarenta y cuatro miembros de la dirección& asistieron a esta sesión. l >r. *tl estuvo a la altura de la ocasión. n un llamado apasionado y radical pidió al Lproletariado de $%xicoM que viniera en ayuda de Lla 1evoluciónM ante la seria amena)a LreaccionariaM de los movimientos villista y )apatista& concediendo a la 9asa el derecho a or"ani)ar a los traba(adores de toda la nación. <os diri"entes discutieron& debatieron y por 'ltimo& apabullantemente& aprobaron una declaración de apoyo armado a los constitucionalistas. =odos los anarco?sindicalistas presentes& incluyendo a ;uintero& +ala)ar& Barra"8n Aern8nde) y el a"rarista Auitrón& votaron en #avor de la resolución.H3F l 11 de #ebrero& los diri"entes se reunieron en una asamblea "eneral de los miembros de la 9asa& en el =eatro .deal en la ciudad de $%xico. Ena serie de oradores apoyó la resolución del 9 de #ebrero, la 'nica protesta provino de *urelio $anrique& miembro de la ultra radical Enión de studiantes& a#iliada a la 9asa. $anrique recordó a la asamblea su principio de no participación pol!tica& pero la ideolo"!a se utili)ó con m8s ener"!a para (usti#icar la participación de la clase obrera en la 1evolución. <a 9asa vio su oportunidad de convertirse en una #uer)a importante de la 1evolución y temió por su existencia si los e(%rcitos de 5apata y 3illa lle"aban a "anar la lucha. nrique *rce y otra media docena de personas se opusieron a la decisión de la mayor!a& y anticip8ndose a los acontecimientos que ven!an& boicotearon la reunión del =eatro .deal. <os a"raristas como >!a) +oto y 7ama si"uieron apoyando a 5apata& pero el e#ecto que exist!a entre ellos y la 9asa trascendió los con#lictos de 191Q& y tras la derrota de 3illa& #ueron invitados a volver. l 8 de #ebrero& una dele"ación de la 9asa #ormada por ;uintero& +ala)ar& 7asca& 1odol#o *"uirre y 1oberto 3ald%s& via(ó a 3eracru) y ne"ocio durante varios d!as con los representantes de 9arran)a. <as discusiones dieron por resultado el #amoso pacto de 3eracru) del G0 de #ebrero de 191Q& en donde la 9asa se compromet!a #ormalmente con el es#uer)o militar de los constitucionalistas. <a explicación que daba la dele"ación a este compromiso era m8s que una mera condena de las #uer)as de 3illa y 5apata como LreaccionariasM debido al supuesto apoyo que recib!an de Lla ."lesia y de la bancaM. xplicaron que el acuerdo sur"!a en una nueva era de or"ani)ación anarco?sindicalista y de conciencia de la clase obrera. .nterpretaron el pacto como un acuerdo que daba a la 9asa autoridad completa para or"ani)ar conse(os obreros por todo el pa!s. <a 9asa ten!a intenciones de establecer el anarco?sindicalismo como la base or"ani)ativa de la clase obrera mexicana. +us dele"ados esperaban que se produ(era posteriormente un momento decisivo con 9arran)a y sus se"uidores Lbur"uesesM& pero ellos ya representaban a unos Q0000 obreros en todo el pa!s y sent!an que controlaban la situación.H38
,+/ ,+0

>alazar = Dsco&edo$ Las pugnas$ 3$ 1+*1.. Ibid.$ 3$ 1.*1)1$ = Araiza$ 6istoria$ +$ /+*//. ,+Dntre istas$ >alazar = 'asca8 ta6&ién 'asca$ An fragmento vivo de las luchas del movimiento obrero nacional $ "". 1-*118 >alazar = Dsco&edo$ Las pugnas$ 3$ 1.*1)18 Araiza$ 6istoria$ +$ /0*018 = Juitrón$ ;Nrganización? = 4rígenes e historia$ "". %.1*%/,. Para otras discusiones$ éase <uiz$ Labor$ "". ,0*.%8 = :arr= Carr$ l movimiento obrero y la política en ",#ico, $%$;'$%D%$ 3$ -,*-.$ 11.
113

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

l retorno de la dele"ación a la ciudad de $%xico marcó un intenso es#uer)o de reclutamiento que tuvo como resultado la partida& a principios de mar)o& de F000 obreros de la ciudad para recibir instrucción militar constitucionalista en el centro de entrenamiento de :ri)aba. stos hombres #ueron or"ani)ados en seis Lbatallones ro(osM. l total de obreros urbanos que tomaron parte en la 1evolución en todo el pa!s es incierto& pero el c8lculo m8s #actible es de 1G000& incluidas las milicias de obreros que hab!an participado en la revolución constitucionalista en el norte& y contin"entes de $onterrey y 7uadala(ara& y constituyeron un aumento masivo al e(%rcito constitucionalista del "eneral :bre"ón. <os obreros se desenvolvieron muy bien en las principales batallas de 9elaya& <eón y l Ébano.H39 <os narradores no han estado de acuerdo en lo que respecta a la capacidad de lucha de las milicias, pero en esta discusión nin"uno de los dos lados ha reunido su#icientes evidencias para respaldar sus a#irmaciones& las que deben ser consideradas con cautela por los analistas. 9abr!a seIalar las de#iciencias lo"!sticas de todos los contendientes& y el limitado entrenamiento que hab!an recibido todas las unidades& y ser!a 'til buscar una perspectiva realista. *provechando las concesiones de or"ani)ación que el pacto con los constitucionalistas hab!a dado a los l!deres de la 9asa& %stos #ormaron un comit% de propa"anda constituido por los (e#es sindicales de la ciudad de $%xico y de la provincia. l comit%& que ten!a al"o as! como 80 miembros& estaba dividido en 1H comisiones de seis miembros cada una. n cada comisión hab!a al"unos miembros que destacaban por sus capacidades de oratoria y or"ani)ativas. +u tarea era simple/ primero& iniciar charlas preliminares con obreros no or"ani)ados para explicar la situación pol!tica nacional y el apoyo de la 9asa a los constitucionalistas, se"undo& #ormar a#iliaciones locales de la 9asa y neutrali)ar la hostilidad potencial de las %lites y prensa locales& no revel8ndoles la ideolo"!a revolucionaria y los planes a lar"o pla)o, y tercero& obtener de los constitucionalistas Layuda y "arant!as para los nuevos se"uidoresM.HH0 0ese a que los or"ani)adores llevaban credenciales que el "obierno constitucionalista les hab!a dado& o qui)8 por eso& cerca de die) de ellos murieron mientras reali)aban su tarea. 1osendo +ala)ar y 9elestino 7asca traba(aron en 7uana(uato& mientras los otros hac!an una intensa labor de or"ani)ación en :axaca y :ri)aba.HH1 n $orelia& una dele"ación lo"ró& tras 1Q d!as de es#uer)o& establecer una 9asa del :brero $undial con una unión #ilial de 3Q0 miembros. >e inmediato si"uió una huel"a "eneral y el "obierno constitucionalista h8bilmente respondió creando talleres artesanales para carpinteros& talabarteros& )apateros& panaderos y sastres. HHG <os pintores recibieron la comisión de pintar todos los edi#icios p'blicos de la ciudad. +e llevaban a cabo mani#estaciones anticlericales p'blicas y se pre"onaba la causa constitucionalista como la Lrevolución socialM. <a e#ica) dele"ación or"ani)ativa de $orelia procedió entonces a or"ani)ar casas del obrero mundial en Eruapan& 5amora y =lalpu(ahua. n $%rida& Rucat8n& las uniones locales se #usionaron para #ormar una 9asa Lque persi"ue los mismos #ines que la de $%xicoM.HH3 0ese a la cooperación abierta y hasta dependencia& que exist!a con el e(%rcito constitucionalista& los anarco?sindicalistas m8s devotos de la 9asa creyeron que pod!an controlar la situación y no crear v!ctimas del dominio "ubernamental. 6acinto Auitrón a'n pod!a a#irmar que Lla lucha entre capital y traba(o era #atal y que existir!a mientras el dinero #uera el medio re"ulador de la
,+1

Araiza$ 6istoria$ +$ 01*1)+8 >alazar = Dsco&edo$ Las pugnas$ 3$ 1)0*1)1$ = >alazar$ La 1asa del 4brero "undial $ "". 1/1*10+. ,,) >alazar = Dsco&edo$ Las pugnas$ 3$ 11/*1108 <uiz$ Labor$ "". .%*.,8 = Carr$ l movimiento obrero$ 3$ 1). ,,1 Dntre istas$ >alazar = 'asca. ,,% 'uiller6o Palacios$ ;La salida de los &atallones tercero = cuarto roBo = la 7undación de la Casa del N&rero Mundial de Morelia$ Mic!oacIn?$ en 1rom$ 1Q de Bunio de 11+)$ = Juitrón$ 4rígenes e historia$ "". %01*%-1. ,,+ ;La Casa del N&rero Mundial en Mérida?$ en La Janguardia$ % de Bunio de 111.$ = Córdo a Pérez$ ;Mo i6iento?$ "". 1./*1.0.
112

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

sociedadM.HHH <os anarco?sindicalistas m8s vehementes tambi%n llamaban al movimiento constitucionalista Lrevolución socialM.HHQ 0ercib!an a los constitucionalistas desde las perspectivas radicales que les o#rec!an :bre"ón y el >r. *tl& el h8bil propa"andista que hab!a recibido de 9arran)a la tarea de mantener el apoyo de la clase obrera urbana para el "obierno& y a la 9asa en l!nea. :rador e#ica) y primer mentor de al"unos de los "randes muralistas mexicanos& incluyendo a >ie"o 1ivera& *tl hac!a discursos (acobinos en muchas de las reuniones de la 9asa. 1evolucionista completamente sincero& ase"uraba que su periódico& La 3anguardia& representaba a los constitucionalistas& a los obreros y a la revolución. l resultado era el sentimiento entre los anarco?sindicalistas de que el movimiento constitucionalista era LradicalM& L(acobinoM y& pese a 9arran)a& ansioso de Lla revolución socialM. *tl hac!a un llamado a los obreros para que recurrieran a la Lacción directaM& e insist!a en la necesidad de resultados inmediatos. 9onvenció a muchos de que los constitucionalistas y la 9asa representaban la revolución de la clase obrera que estaba moldeando el #uturo de $%xico. <a alian)a militar 9asa?constitucionalista pa"ó r8pidos dividendos. <as #uer)as de :bre"ón& con dos batallones ro(os en campaIa& obtuvieron una serie de victorias estrat%"icas sobre el enemi"o principal& 3illa& a quien empu(aron hacia el norte& en el interior de 9hihuahua. 0ara #ines de 191Q& 3illa& aislado y bastante desor"ani)ado& constitu!a sólo un problema re"ional. <as #uer)as constitucionalistas controlaban las ciudades m8s "randes de $%xico& y la 9asa estableció sucursales en 9órdoba& 6alapa& +an *ndr%s =uxtla& =lacotalpan& =abasco& =laxcala& 0uerto $%xico& :axaca& =apachula& =ehuantepec& $%rida& 0uebla& =e)iutl8n& Banderillas J0uebloK& 0achuca& ;uer%taro& 7uana(uato& 9elaya& :ri)aba& *"uascalientes& +an <uis 0otos!& 5acatecas& 7uadala(ara& .rapuato& <eón& $orelia& $onterrey& <inares JNuevo <eónK& 9olima& =ampico& `rbol 7rande& 3illa 9ecilia& 9iudad 3ictoria& Nuevo <aredo& +altillo& =orreón& Aermosillo y 9hihuahua.HH6 Ra al #inal de 191Q& habiendo derrotado a sus enemi"os& la amal"ama constitucionalista de una %lite revolucionaria y obreros urbanos comen)ó a desinte"rarse. l apoyo abierto de la 9asa al Lmovimiento obrero internacionalM y la existencia de milicias de obreros& comen)aron a preocupar a los industriales y a los #uncionarios p'blicos conservadores. .ndudablemente exist!a una #r8"il situación debida a la escase) alimentaria urbana& la in#lación desencadenada& el desempleo& las mani#estaciones p'blicas& las huel"as no autori)adas& y las unidades tipo batallón de obreros armados en el campo. 9arran)a y el ministro de 7obernación& diri"idos por el "eneral *braham 7on)8le) y 1a#ael 5ubar8n 9apmany intentaron pra"m8ticamente en#rentar la crisis que iba en aumento. n mar)o de 191Q& la industria textil recibió contratos de "obierno concebidos& en teor!a& para volver a colocar a 3Q000 obreros. <os constitucionalistas tambi%n pasaron leyes de traba(o liberali)adas que elevaban al"unos salarios de obreros y prote"!an a %stos de s'bitos despidos sin aviso previo. stas medidas no sólo no solucionaban los cr!ticos problemas de la escase) alimentaria y de la in#lación& sino que tampoco tuvieron nin"'n impacto perceptible en las )onas en las que supuestamente quer!an in#luir. <a crisis económica y social si"uió pro#undi)8ndose& sobre todo en la ciudad de $%xico. 9entenares de pequeIos ne"ocios cerraron en el >istrito 4ederal y varias empresas m8s "randes redu(eron tanto su producción como su #uer)a de traba(o. $iles de obreros anteriormente empleados en las a#ueras de la capital& se vieron reducidos a la pobre)a y tuvieron que recurrir a la caridad. Aab!a mendi"os por todas partes. HHF <a #alsi#icación y una invasión de papel moneda mal controlada contribuyeron a la in#lación& lo que exacerbaba m8s la
,,, ,,.

Juitrón$ ;Nrganización?. Carlos M. <incón$ ;La Casa del N&rero Mundial de México es el al6a de la re olución constitucionalista: el al6a 6undial de la re olución?$ en )luma Ro*a$ +) de agosto de 111.. ,,/ <o&erto de la Cerda >il a$ l movimiento obrero en ",#ico $ ". 11/8 Juitrón$ 1incuentenario de la 1asa del 4brero, $%$D'$%?D = 4rígenes e historia$ ". %-1$ = >alazar = Dsco&edo$ Las pugnas$ 3$ 1+,.
11/

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

situación. <os comerciantes intermediarios #ueron condenados por la 9asa debido a sus "anancias que lle"aban a un 1Q^ con la carne de res& que ya escaseaba. 9uando la 9asa acusó a los espaIoles de pr8cticas comerciales monopoli)as y de acaparamiento& HH8 se produ(eron actos de violencia en contra de ellos. l "obierno constitucionalista recurrió a las multas& tratando de controlar a los abusivos que violaban los nuevos re"lamentos "ubernamentales de "anancia. n los estados distantes& al"unos "obernadores utili)aron controles de precios y distribuyeron alimentos b8sicos y ropa. 0or #ortuna para los constitucionalistas& el p'blico parec!a creer que los problemas económicos se deb!an a la "uerra continua contra 3illa y 5apata. <a prensa de la ciudad de $%xico a#irmaba sin titubeos que con la pa)& la econom!a quedar!a establecida.HH9 0ero mientras la crisis económica acechaba al "obierno& el pro"rama de reclutamiento de la 9asa se bene#iciaba. >urante los primeros seis meses de 191Q& en la alborada de las di#icultades de los obreros& y de las victorias militares de los constitucionalistas& emer"ieron docenas de sindicatos nuevos a lo lar"o de toda la nación y miles de nuevos miembros inundaron las #ilas de la 9asa.HQ0 <os reci%n lle"ados ten!an muy poca instrucción ideoló"ica. <os comit%s de propa"anda todav!a no les hab!an enseIado los conceptos de anarco? sindicalismo& anti"ubernamentalismo y Llucha de clasesM. s si"ni#icativo el hecho de que adem8s de los ideólo"os anarco?sindicalistas& los miembros m8s nuevos de la 9asa hab!an o!do a los l!deres sindicales no anarquistas y menos radicales& incluyendo a <uis $orones. >urante la se"unda mitad de 191Q& el intenso reclutamiento de nuevos miembros prosi"uió. Nada m8s en noviembre y diciembre se unieron casi dos docenas de sindicatos. stos sindicatos nuevos se"u!an siendo or"ani)ados se"'n las especiali)aciones artesanales comerciales de tradición que ven!an desde antes del si"lo -.-. * di#erencia de la situación en el industriali)ado norte de la uropa occidental& esta tradición prevaleció entre los artesanos& anarquistas y anarco?sindicalistas de la uropa latina y del mundo hispanoparlante. <as uniones nuevas inclu!an a tintoreros& panaderos& #abricantes de camas y obreros de #8bricas de tabaco. l %xito de la or"ani)ación hab!a hecho que la dirección de la 9asa se volviera a'n m8s estentórea y extremista en su propa"anda. l Lperiódico o#icialM de la 9asa& Ariete dio la bienvenida a los nuevos sindicatos a la L*N*1;E_* y a la libertadM.HQ1 Ena ola de con#ian)a invadió a la dirección de la 9asa y a la anti"ua vie(a "uardia de los miembros de <ucha. <os l!deres exaltaron a los nuevos sindicatos como se"uidores de un Lmodo de vida libertariaM que trans#ormar!a a $%xico. LS9ompaIeros& el comunismo nos llamaT Aacia %l deben ir todos los oprimidos& todos los que de cora)ón sientan como nosotros que con la uni#icación de todo el elemento obrero tendr8 que marchar verti"inosamente la verdadera libertad S<a 9asa del :brero $undial abre la brechaT S0ues hacia ella nuestros pasosTM. HQG l serio deterioro de la econom!a& el nuevo sentimiento de libertad en la #uer)a de traba(o urbano y el apoyo de :bre"ón& *tl y muchos otros #uncionarios constitucionalistas contribuyeron a un sentimiento de optimismo entre los or"ani)adores de la 9asa y aceleraron su crecimiento. l 13 de octubre de 191Q& la 9asa inau"uró con "ran entusiasmo el sueIo que ten!an 4err%s y $oncaleano& la scuela 1acionalista en las o#icinas principales de la 9asa& $otolin!a n'm. 9& en
,,0

;Por Cué la carne cuesta cara?$ en La Janguardia$ % de Bunio de 111.8 = ;Crítica situación de la ex*ca"ital?$ en ibid.$ + de Bunio de 111.. ,,Leonardo P. Castro$ ;2uestros 6eBores auxiliares?$ en Ariete$ 0 de no ie6&re de 111.. ,,1 Adal&erto Conc!a$ ;MaCuinaciones del alto co6ercio de México "ara au6entar el costo de la ida del "ue&lo?$ en Acción "undial$ . de 7e&rero de 111/8 e íde6$ ;Cargos concretos al alto co6ercio so&re el costo de la ida?$ en ibid.$ 1% de 7e&rero de 111/. ,.) Juitrón$ 4rígenes e historia$ "". %01*%-1$ = Cerda >il a$ "ovimiento obrero$ "". 11.*11/. ,.1 Castro$ ;2uestros 6eBores auxiliares?8 ;2ue os sindicatos?$ en Ariete$ %, de octu&re de 111.8 ;Mo i6iento o&rero local: >indicato de za"ateros?$ en ibid.$ 1% de dicie6&re de 111.$ = Juitrón$ 4rígenes e historia$ ". %11. ,.% Castro$ ;2uestros 6eBores auxiliares?.
116

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

el centro de la ciudad de $%xico. l acto de develar el busto del creador teórico de la escuela& el m8rtir espaIol 4rancisco 4errer 7uardia& dio realce a la ocasión. l >r. *tl& *"ust!n *ra"ón y >!a) +oto y 7ama& entre otros oradores& hablaron ante cientos de espectadores. <a escuela empleaba siete pro#esores de tiempo completo& no exi"!a cuota de inscripción o el requisito de cursos anteriores y destacaban la Llibertad de enseIan)aM como necesidad #undamental Lpara que la esclavitud desapareciera. +i bien era un intento inadecuado en la lucha por redimir a la clase obrera mexicana& la escuela tuvo un %xito considerable. 0or primera ve) desde la derrota de Auerta& un aIo antes& los anarco?sindicalistas implementaron una parte de su pro"rama que& tal y como lo hab!a concebido 4errer 7uardia y desarrollado $oncaleano& <u)& <ucha y el propio 4errer en $%xico& la dirección nacional de la 9asa consideró b8sico para lo"rar desarrollar y movili)ar a una clase obrera mexicana con conciencia de clase. 0ara los anarco?sindicalistas& la scuela 1acionalista representaba el control de la clase obrera del proceso de enseIan)a educacional. Éste implicaba inocular a la clase obrera con ideales Llibertarios socialistasM.HQ3 <a #ase de con#licto armado de la revolución concluyó en la mayor parte del $%xico central hacia #ines de 191Q. $uchos de los miembros de la vie(a "uardia de <ucha sobrevivieron a esta contienda y nuevamente se unieron al "rupo diri"ente de las o#icinas centrales de la 9asa. ;uintero& *rce& <ópe) >óne) y =udó se unieron como editores de Ariete. <a importancia del periódico trascendió la brevedad de su existencia. Ariete ten!a la l!nea dura de la ideolo"!a anarco?sindicalista& y presentaba art!culos escritos por miembros ya anti"uos de <ucha& que llamaban a una reestructuración de la sociedad y la econom!a en torno a los reci%n #ormados sindicatos de la 9asa. <a reproducción de ensayos revolucionarios escritor por #amosos anarquistas europeos ?incluyendo a 0roudhon& Ba2unin& @ropot2in y una serie de espaIoles? rempla)aron las l!neas mexicanas. <os escritores de Ariete& que produc!an editoriales para la 9asa& presa"iaban que el anarco? sindicalismo Lromper!a los me)quinos y e"o!stas pre(uicios del sindicalismoM y L#ecundi)ar!a las conciencias de los proletarios, demostrar!a a los productores la necesidad de estar unidos para de#enderse de las a"resiones constantes del capitalismo y proveer a la clase obrera mexicana con [ideas modernas\M. <os traba(adores mexicanos podr!an apreciar entonces la Lunidad proletaria& nacional e internacional contra la explotación capitalistaM.HQH +e"'n Ariete& los sindicatos ser!an la nueva base de producción pol!tica y económica en el L$%xico revolucionarioM. <a dirección de la 9asa de#inió a la 1evolución mexicana en t%rminos muy radicales y propuso doctrinas totalmente inaceptables para los elementos m8s conservadores del "obierno de 9arran)a. 0or estas di#erencias ideoló"icas& la hostilidad entre el "obierno y la #uer)a de traba(o anarco?sindicalista or"ani)ada se acentuó. <a in#lación desbocada y la carest!a persistieron como s!ntomas extremos de una deteriorada econom!a mexicana& y nutrieron el descontento de la clase obrera a lo lar"o de 191Q y 1916. <os cierres de las tiendas de abarrotes y de los bares& acusaba Ariete& eran provocadas por acaparadores corruptos que Lhac!an pasar hambre a la "ente por su ansia desmedida de oroM. <os precios in#lacionarios contribu!an a aumentar la tensión. <a #uer)a de traba(o or"ani)ada reaccionó exi"iendo control de precios& una re"ulación m8s estricta de la moneda y salarios m8s altos. 9onvencido el "obierno de que ya hab!a hecho m8s que su#iciente& no respondió a estas demandas. n consecuencia& el descontento creciente de los obreros resultó en una serie de huel"as repentinas. <a primera oleada de huel"as provocada por esta crisis ocurrió a principios del verano de 191Q cuando maestros y chó#eres a#iliados a la 9asa or"ani)aron un paro. >espu%s& el 30 de (ulio& el sindicato de panaderos obli"ó a los dueIos de las panader!as a aumentar el salario de los
,.+ ,.,

Araiza$ 6istoria$ +$ 1)/*1)0. 9uan Tudó$ ;Desde la Atala=a?$ en Ariete$ +1 de octu&re de 111.8 Castro$ ;La in7ancia de la Casa del N&rero Mundial?$ en ibid.$ %, de octu&re de 111.$ = <osendo Medina$ ;Destru=a6os los ieBos 6oldes?$ en ibid.$ 1% de octu&re de 111..
110

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

panaderos& a "aranti)ar los in"redientes y calidad de su producto y a ba(ar los precios que& a#irmaban los huel"uistas& hab!an aumentado un 900^ en unos cuantos meses. HQQ <a oleada si"uiente tuvo lu"ar en octubre& cuando los obreros cerraron la 9ompaI!a $exicana de 0etróleo L l `"uilaM& +. *.& de propiedad in"lesa& solicitaron el apoyo de la 9asa& y posteriormente se unieron a ella.HQ6 n octubre y noviembre el +indicato de =raba(adores =extiles se puso en huel"a y obtuvo un aumento del 100^ en salarios& de (ornada de 8 horas y la semana de 6 d!as.HQF l movimiento obrero mexicano nunca hab!a actuado con seme(ante audacia o tenido tanto %xito. n diciembre de 191Q las huel"as se hicieron todav!a m8s serias. l sindicato de carpinteros a#iliado a la 9asa& dio el "olpe esta ve)& parali)ando la construcción y obteniendo un aumento salarial de un 1Q0^.HQ8 <os #abricantes de botones y los barberos si"uieron sus pasos& y de inmediato obtuvieron victorias.HQ9 Ena huel"a de mineros a#iliada a la 9asa& diri"ida por l!as $atta 1eyes& un inmi"rante liban%s& cerró el 8rea minera l :ro& situada en el l!mite entre el estado de $%xico y el de $ichoac8n. 9uando los propietarios ?predominantemente alemanes y #ranceses? recurrieron a la violencia y a los rompe huel"as tratando de reabrir las minas& los mineros sabotearon las instalaciones mineras. *mbos bandos e#ectuaron varios ataques #!sicos. n 191Q& los activistas de la 9asa entre los mineros lle"aban a 1Q0 y e(erc!an una tremenda in#luencia.H60 <os l!deres anarco?sindicalistas de la 9asa desa#iaban abiertamente al capitalismo y al "obierno y sent!an "ran con#ian)a en su curso de acción. Nin"una %poca en la historia del movimiento obrero mexicano ha presenciado tal militancia y esp!ritu combativo como el que demostró la 9asa en los 'ltimos seis meses de 191Q y los primeros ocho meses de 1916. <a presión y la turbulencia comen)aban a encaminarse hacia las huel"as "enerales de 1916. l 13 de enero de 1916& durante un intenso per!odo de inquietud sindical y en la alborada de las victorias militares constitucionalistas& el alarmado presidente 9arran)a disolvió y desarmó a los batallones ro(os. 9uando los soldados?obreros despedidos volvieron a sus ho"ares& encontraron di#icultades para hallar empleo y tambi%n que la 9asa se hab!a cambiado a la 9asa de los *)ule(os reci%n donada y anteriormente presti"iosa en la ciudad de $%xico. 6es's *cuIa& ministro de "obierno y miembro de la #acción pro"resista de los constitucionalistas diri"ida por :bre"ón& hab!a cedido la 9asa como una muestra de su buena voluntad. <os veteranos que re"resaban ocuparon pronto la 9asa de los *)ule(os e hicieron una a"enda& aparentemente interminable& de reuniones or"ani)ativas de protesta y con#erencias revolucionarias.H61 l problema de los veteranos de los batallones ro(os& muchos de los cuales estaban desempleados y sin un centavo& produ(o otra iracunda disputa entre la 9asa y el "obierno. <os l!deres sindicales ase"uraban que esos hombres hab!an sido rele"ados al olvido. n enero y #ebrero de 1916& la 9asa solicitó y exi"ió compensación no sólo para los empobrecidos veteranos de los batallones ro(os& sino tambi%n para los obreros huel"uistas quienes& ar"Z!a la 9asa& hab!an sido despla)ados de sus traba(os por rompehuel"as. >urante el invierno de 1916& las mani#estaciones calle(eras auspiciadas por la 9asa en las que participaban veteranos y otros miembros de la misma& criticaban al "obierno y exi"!an control de precios& salarios m8s altos y se"uridad de empleo. <as mani#estaciones y marchas de protesta
,.. ,./

;Mo i6iento o&rero local: !uelga de "anaderos?$ en ibid.$ 0 de no ie6&re de 111.. ;2ue os >indicatos?. ,.0 ;Mo i6iento o&rero local: los co6"aFeros teBedores?$ en ibid.$ 1% de dicie6&re de 111.. ,.;Mo i6iento o&rero local: sindicatos de car"interos = si6ilares?$ en ibid.$ 1% de dicie6&re de 111.. ,.1 ;Mo i6iento o&rero local: sindicato de &otoneras?$ en ibid.$ 1% de dicie6&re de 111.8 ;Mo i6iento o&rero local: la !uelga de la "er7eccionada?$ en ibid.$ 11 de dicie6&re de 111.$ = ;Mo i6iento o&rero local: sindicato de "eluCueros?$ en ibid.$ 11 de dicie6&re de 111.. ,/) Dntre ista$ Antonio Matta <e=es$ Tacu&a=a$ - de Bulio de 110.$ = >alazar = Dsco&edo$ Las pugnas$ 3$ 1/0*1/1. ,/1 Araiza$ 6istoria$ +$ 1)/*1)18 >alazar = Dsco&edo$ Las pugnas$ 3$ 1,0*1.+$ = Juitrón$ 4rígenes e historia$ "". %1%* %1+. Para un anIlisis del con7licto entre la Casa = el go&ierno$ éase <uiz$ Labor$ "". .%*.-.
118

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

por lo "eneral se iniciaban #rente a las o#icinas de la 9asa en la 9asa de los *)ule(os& y terminaban en el edi#icio de "obierno u otras o#icinas "ubernamentales. <os veteranos exi"!an una acción reparadora como compensación a su servicio a la 1evolución. l 1X de #ebrero& como reacción al descontento& el "eneral 7on)8le) ordenó a sus tropas cerrar el sitio de reuniones de la 9asa de los *)ule(os y arrestar a todos los que encontraron en el local. ardenes simult8neas de cerrar casas re"ionales #ueron recibidas por los "obernadores de al"unos estados. 3arios diri"entes nacionales de la 9asa #ueron encarcelados en la 6e#atura de *rmas de la ciudad de $%xico. 6acinto Auitrón& entre otros& #ue detenido durante casi cuatro meses. ntre tanto& los l!deres de la 9asa planeaban una huel"a "eneral de protesta para el 8rea de la ciudad de $%xico que ser!a e#ectuada por la 4ederación de +indicatos del >istrito 4ederal& una amal"ama de sindicatos del >istrito 4ederal de $%xico& que inclu!a a la capital. n 3eracru) y =ampico& los en#urecidos miembros de las casas re"ionales llevaron a cabo mani#estaciones calle(eras y los "obernadores estatales respectivos declararon Lestado de sitioM para recobrar el control de la situación.H6G >urante mar)o de 1916& la 9asa si"uió en#rent8ndose al "obierno al continuar con sus planes& iniciados en enero& para una LpreliminarM de un 9on"reso :brero Nacional que se reunir!a en 3eracru). :#icialmente& el con"reso era convocado por la 4ederación de +indicatos del >istrito 4ederal& la que ped!a a los sindicatos de todo el pa!s que enviaran dele"ados para ayudar a resolver la crisis que en#rentaba el movimiento obrero urbano mexicano. <os dele"ados ven!an de 7uadala(ara& el >istrito 4ederal y una serie de ciudades de 3eracru)& 9olima& +inaloa& +onora& $ichoac8n& 0uebla y :axaca. <a redada en la 9asa de los *)ule(os y los arrestos de los diri"entes de la 9asa dieron al con"reso& que se reunió el 1Q de mar)o& y al que asist!an representantes de m8s de F3 sindicatos locales& una atmós#era de ur"encia.H63 l "obernador de 3eracru)& Aeriberto 6ara& un radical conocido en las #ilas constitucionalistas& no aceptó la invitación de hablar ante el con"reso& aduciendo que la naturale)a radical de las ideas de los dele"ados Lno pod!an servir en manera al"una a los intereses del puebloM. R es que el radicalismo de los dele"ados sobrepasaba bastante al de 6ara. n su declaración #inal& los dele"ados proclamaron la Llucha de clasesM como un principio #undamental, de#inieron a los sindicatos como Lsociedades de resistenciaM, propu"naron la Lsociali)ación de los medios de producciónM& y excluyeron Ltodo tipo de actividad pol!tica del movimiento sindicalistaM. l con"reso creó la 9on#ederación del =raba(o de la 1e"ión $exicana& cuyas o#icinas principales ser!an establecidas en la #ortale)a de la #uer)a de traba(o or"ani)ada que era :ri)aba& 3eracru). n la ya anti"ua visión anarquista espaIola de un mundo anarco?sindicalista& :ri)aba iba a ser el ór"ano re"ional mexicano. No obstante& la con#ederación nunca #uncionó realmente. l con"reso& dominado por el anarco?sindicalismo& terminó el 1F de mar)o. No hab!a resuelto la crisis que amena)aba a la ciudad de $%xico.H6H <a 4ederación de +indicatos del >istrito 4ederal llamó a la primera huel"a "eneral en 1916 para presionar por las re#ormas económicas tanto tiempo buscadas y para protestar por la toma de las o#icinas principales de la 9asa en la ciudad y los arrestos de sus diri"entes. <a huel"a comen)ó temprano en la maIana del GG de mayo. =odos los servicios e instalaciones p'blicas de la capital suspendieron operaciones y la mayor!a de las tiendas permanecieron cerradas todo el d!a. $iles de obreros marcharon hacia la *lameda& en pleno centro de la ciudad& para llevar a cabo su mani#estación. l "eneral Ben(am!n Aill& comandante de pla)a y encar"ado de la se"uridad del >istrito 4ederal& se encontró con una dele"ación de la 9asa encabe)ada por Barra"8n Aern8nde)& quien le dio una lista de demandas diri"idas a los hombres de ne"ocios e
,/%

Juitrón$ ;La Casa del N&rero = la re olución social?$ en Regeneración$ 1% de agosto de 11,+$ = >alazar = Dsco&edo$ Las pugnas$ 3$ 1/.*1//. ,/+ Juitrón$ 4rígenes e historia$ "". %1,$ %108 Araiza$ 6istoria$ +$ 1%1*1+.$ >alazar = Dsco&edo$ Las pugnas$ 3$ 10)* 100$ = Carr$ l movimiento obrero$ 3$ 10. ,/, Juitrón$ 4rígenes e historia$ "". %1,*%108 Araiza$ 6istoria$ +$ 1+.*1+0 = >alazar = Dsco&edo$ Las pugnas$ 3$ 100* 1-).
119

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

industriales de la ciudad de $%xico. de las di#icultades de los obreros.

scuchó las explicaciones que Barra"8n Aern8nde) hi)o

Aill se mostró de acuerdo en actuar como intermediario entre la 9asa y los patrones& as! como entre el "obierno y el sindicato. 0resentó un ultim8tum amena)ador a los patrones/ o asist!an a las ne"ociaciones p'blicas con los miembros de la 9asa o eran arrestados por sus tropas. $8s tarde& ese mismo d!a& la ener"!a el%ctrica y los servicios p'blicos de transporte vitales reanudaron operaciones por mutuo acuerdo. *mbas partes estuvieron de acuerdo en prose"uir con las ne"ociaciones al d!a si"uiente& cuando los l!deres de la 9asa pudieran reunirse con todo el contin"ente de hombres de ne"ocios e industriales en una con#erencia abierta. l G3 de mayo los "rupos rivales& incluyendo al "obierno& se reunieron en el =eatro *rbeu y resolvieron la crisis. <as concesiones obtenidas por la 9asa inclu!an el reempla)o obli"atorio de los vales que daban las 9ompaI!as por moneda "ubernamental v8lida Jdel "obierno provisionalK& para el pa"o de salarios de los obreros. <os patrones accedieron tambi%n a no reducir la #uer)a de traba(o por lo menos durante tres meses& a #in de prote"er a los huel"uistas de despidos en represalia. +e les pa"ar!a a los obreros el tiempo perdido en breve huel"a. 0or 'ltimo& toda decisión de cualquier compaI!a de cerrar la #8brica requerir!a una aprobación previa del comandante militar local. n la ciudad de $%xico esa persona ser!a el "eneral Aill& el "obierno estuvo de acuerdo en dar a la 9asa otro sitio de reunión en lu"ar de la 9asa de los *)ule(os y examinar las que(as de la 9asa re#erentes a los arrestos de al"unos de sus diri"entes& pero no reconoció haber hecho nin"'n per(uicio y prometió que no habr!a m8s incidentes. >e mala "ana& la 9asa aceptó el nuevo edi#icio pero nunca lo utili)ó con re"ularidad por su reducido tamaIo y porque se empe)aba a pensar que los donativos de los constitucionalistas& cada ve) m8s hostiles& no deber!an ser aceptados.H6Q 0oco antes de la huel"a& los liberales pro?"obierno r8pidamente intentaron salvar la brecha que cada ve) se ensanchaba m8s entre ellos y la 9asa/ L<a huel"a declarada hoy no es& como muchos han pretendido& la mani#estación de un descontento en contra del "obierno emanado de la 1evolución& sino una consecuencia de los principios proclamados por esa misma 1evoluciónM.H66 <a exitosa intervención "ubernamental durante la primera huel"a "eneral de 1916 y la interpretación de lo"ro revolucionario que los liberales le hab!an dado& #ueron pasos importantes para el desarrollo de la Lideolo"!a o#icialM de la 1evolución mexicana y del eventual control "ubernamental del movimiento obrero independiente. <a huel"a "eneral de mayo de 1916& obtuvo notables concepciones para los sindicatos miembros de la 9asa, no obstante& la huel"a no #ue un presa"io que anunciara el #in del "obierno y el capitalismo como lo predec!an los anarquistas en los 'ltimos cincuenta aIos& el r%"imen constitucionalista demostró una considerable #lexibilidad para arre"lar r8pidamente el problema. n esa %poca& la dirección anarco?sindicalista de la 9asa sent!a su poder y expresaba con#ian)a en los resultados. No ve!a la debilidad inherente a su or"ani)ación& la #alta de unidad y la disciplina pr8cticamente inexistente en las #ilas de miembros. :tros l!deres laboristas que #irmaron el acuerdo "obierno?9asa para poner #in a la huel"a& como <uis $orones& el l!der #uturo de la 9on#ederación 1e"ional :brera $exicana J91:$K& vieron en este acuerdo las venta(as de traba(ar con los constitucionalistas y "o)ar de su protección. *s!& el "obierno tendió un puente de con#ian)a entre s! y una nueva "eneración de l!deres obreros pra"m8ticos y menos radicales.

,/.

;La !uelga general de los o&reros del Distrito 4ederal?$ en Acción "undial$ %% de 6a=o de 111/8 ;La !uelga$ su origen$ su desarrollo$ sus consecuencias?$ en ibid.8 Dr. Atl$ ;Los o&reros = la re olución: la !uelga actual?$ en ibid.8 >alazar = Dsco&edo$ Las pugnas$ 3$ 1-,*1-08 Juitrón$ ;La Casa del N&rero = la re olución social?$ = 4rígenes e historia$ "". %1,*%1.. ,// Dr. Atl$ ;Los o&reros = la re olución: la !uelga actual?.
110

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

No todos los #uncionarios del "obierno ve!an con la simpat!a de *tl y :bre"ón los tratos e#ectuados con la 9asa. l presidente 9arran)a y el "eneral 7on)8le) encabe)aban una #acción conservadora del r%"imen constitucionalista en la ciudad de $%xico& que se ven!a volviendo cada ve) m8s hostil a la #uer)a de traba(o or"ani)ada. >e manera si"ni#icativa los l!deres "ubernamentales vieron una amena)a a su autoridad en la existencia del anarco? sindicalismo revolucionario. +e dieron cuenta tambi%n de que la base de la #uer)a de la 9asa ?su capacidad para or"ani)ar y comunicarse con las casas re"ionales eran la dirección& los salones de reunión urbanos y los cuarteles?. * esta amena)a& el "obierno respondió decisivamente y aplastó a los anarco?sindicalistas en la se"unda huel"a "eneral de 1916. l adepto m8s poderoso& aunque indeciso& de la 9asa& :bre"ón& aunque estaba en la ciudad de $%xico en esa %poca& no hi)o nin"'n es#uer)o por intervenir cuando el presidente& dis"ustado por la huel"a "eneral del 31 de (ulio Y G de a"osto& se movili)ó en contra de la #uer)a de traba(o or"ani)ada. >urante el verano de 1916& se llevó a cabo un acuerdo entre banqueros& industriales y casas comerciales& con el consentimiento del "obierno& para #i(ar el valor del peso del "obierno provisional a dos centavos& es decir un quinto del valor de la moneda anterior basada en el oro& lo que provocó el descontento obrero en la ciudad de $%xico. H6F 0robablemente se llevó a cabo esta acción para combatir la in#lación& pero el mayor peso de esa decisión ca!a en la clase obrera urbana& barriendo as! con la "arant!a de al)as de salario obtenidas durante la huel"a "eneral de mayo. <os patrones pa"aban a la mayor!a de sus obreros con la moneda constitucionalista, de esta manera& la #uer)a de traba(o urbana su#r!a una severa disminución de su salario real y en su nivel de vida. <as huel"as y las iracundas marchas de protesta se hicieron muy #recuentes. H68 l "obierno hi)o caso omiso de las solicitudes de la 9asa para que intercediera en #avor de los obreros con nuevas re"ulaciones monetarias.H69 <a supervivencia del obrero de #8brica promedio y del subempleado depend!an ahora de los medios tradicionales de subsistencia mar"inal de las clases m8s pobres& en las orillas de la econom!a monetaria. <as #amilias no pod!an comprar ropa y se ve!an reducidas a los alimentos b8sicos, sus hi(os ten!an que mendi"ar y buscar madera para usarla como combustible. +i el obrero no pod!a pa"ar la renta de su alo(amiento #amiliar& que consist!a en una sola habitación& quedaban los omnipresentes cinturones de miseria y las vecindades que circundaban a la ciudad. Aombres que al"una ve) se sintieron or"ullosos de sus habilidades& vieron deteriorarse su situación hasta los extremos socioeconómicos m8s ba(os. >ada la condición desesperada de la clase obrera urbana& la decisión de la 9asa de desa#iar tanto al "obierno revolucionario como a los elementos con dominio #inanciero de la ciudad de $%xico con la huel"a "eneral del 31 de (ulio Y G de a"osto& es una acción comprensible aunque prematura. <os anarco?sindicalistas& con su or"ani)ación que apenas comen)aba a establecer una dirección #irme sobre sus numerosos miembros nuevos& no estaban en posición de desa#iar al "obierno y a su e(%rcito. l conse(o #ederal de la 4ederación de +indicatos :breros& al ver que el "obierno y los capitalistas se rehusaban a reconsiderar la valuación en dos centavos del peso constitucionalista. 3otó un8nimemente a #avor de la huel"a "eneral. HF0 l ob(etivo de la huel"a era obli"ar al "obierno y a los patrones del 8rea mayor de la ciudad de $%xico a que accedieran a pa"ar los salarios de los obreros en oro o en la moneda equivalente.
,/0 ,/-

Araiza$ 6istoria$ +$ 1+-*1,). >alazar$ La 1asa del 4brero "undial$ "". %10*%%%. ,/1 >alazar = Dsco&edo$ Las pugnas$ 3$ 1-1*1-,8 Juitrón$ 4rígenes e historia$ ". %1.$ = Araiza$ 6istoria$ +$ 1+-*1,). ,0) >e "ueden notar ligeras ariaciones en el no6&re de la organización de"endiendo de la 7ec!a = 7uente consultada. La 4ederación de >indicatos N&reros 7ue el 6Is co65n6ente usado8 éase Juitrón$ 4rígenes e historia$ ". %1..
111

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

<os l!deres sindicales y los or"ani)adores e#ectuaron reuniones secretas durante varias semanas para planear la huel"a y evitar la perenne vi"ilancia polic!aca en las reuniones obreras urbanas. l secretario "eneral de la 4ederación& Barra"8n Aern8nde)& un ex miembro de <ucha y uno de los anarco?sindicalistas m8s poderoso de la era revolucionaria& visitó subrepticiamente los diversos sindicatos de la 9asa en todo el >istrito 4ederal y explicó la estrate"ia y planes para la huel"a. Barra"8n Aern8nde) creó& asimismo& tres comit%s de huel"a. l se"undo y tercero sólo #uncionar!an si el primero era suspendido. Éste no inclu!a a nin"uno de los principales l!deres sindicales& pero s! a los militantes de la 9asa/ sther =orres& `n"el .ncl8n& =imoteo 7arc!a& *l#redo 0%re) $edina& 4ederico 1ocha& 9ervantes =orres& 9asimiro del 3alle& *usencia 3ene"as& 9%sar 0andelo y <eonardo Aern8nde).HF1 n las primeras horas de la maIana del 31 de (ulio de 1916& la lu)& el tel%#ono& los transportes p'blicos& el a"ua potable y todos los dem8s servicios p'blicos en el 8rea mayor de la ciudad de $%xico& de(aron de #uncionar. 9erraron las #8bricas y las tiendas pequeIas. <os casi noventa mil miembros huel"uistas de la 9asa suspendieron todas las actividades normales en el >istrito 4ederal. 0osteriormente esa misma maIana& los huel"uistas comen)aron a reunirse en el +alón strella& lu"ar #recuentemente utili)ado por la clase traba(adora para sus reuniones y situado en el centro de la ciudad para una asamblea de masas. =emiendo la intervención de la polic!a& los huel"uistas lle"aban en "rupos pequeIos. ncabe)ada por <uis *rai)a y caracteri)ada por discursos ener"%ticos y decididos& la reunión resultó estimulante. n medio de la sesión lle"ó el >r. *tl llevando consi"o una invitación del presidente 9arran)a para que el 9omit% de Auel"a se encontrara con %l en el 0alacio Nacional. =ras una breve consulta& los nueve miembros del 9omit% acordaron entrevistarse con 9arran)a y anunciaron esta decisión a la asamblea antes de partir con el >r. *tl. $omentos despu%s& la "endarmer!a montada& armada de pies a cabe)a y todav!a sobre los caballos& irrumpió en el lu"ar atacando& "olpeando y dispersando a la muchedumbre que se hab!a quedado sin l!deres. <ue"o de al"unos arrestos& las autoridades cerraron el +alón strella y tambi%n la LsedeM que la 9asa hab!a recibido dos meses antes como resultado de la huel"a "eneral de mayo& y que apenas hab!a sido utili)ada. *mbos locales permanecieron ba(o vi"ilancia. l 9omit% de Auel"a& entre tanto& i"norante de estos acontecimientos& se encontraba con el presidente. 9arran)a los acusó de Ltraidores a la patriaM y ordenó su arresto inmediato. *l d!a si"uiente& el presidente 9arran)a declaró la ley marcial a las Q p.m.HFG l 1X de a"osto de 1916 transcurrió en un omiso silencia. =odas las actividades p'blicas de la ciudad de $%xico se"u!an suspendidas mientras el e(%rcito patrullaba las calles. <os edi#icios de la 9asa& el +alón strella y los distintos barrios obreros en donde hubo desórdenes& ten!an centinelas. l G de a"osto se inició con un masivo des#ile militar y un desplie"ue de #uer)a por todo el centro de la ciudad. *l #inal del des#ile los soldados se con"re"aron #rente al 0alacio Nacional para escuchar el anuncio o#icial de la ley marcial por el teniente coronel $i"uel 0eralta. <a proclamación acusaba a los sindicatos de atacar el Lorden p'blicoM& de LantipatriotismoM y de Lconducta criminalM. 9itando el #amoso estatuto de orden p'blico del GQ de enero de 186G& el art!culo primero amena)aba a quienes violaban el Lorden p'blicoM con la pena de muerte. <a violación del orden p'blico era de#inida como la participación en cualquier #orma en actividades huel"uistas en las #8bricas y otras instituciones determinadas por las autoridades para estar al Lservicio p'blicoM. <os casti"os eran impuestos en la manera sumaria prescrita por el presidente Auerta en su decreto de emer"encia n'mero catorce del 1G de diciembre de 1913& que %ste hab!a emitido en un intento por contener a los revolucionarios que pretend!an

,01 ,0%

Araiza$ 6istoria$ +$ 1,)*1,+. Ibid.$ +$ 1,+*1,,.
111

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

obstaculi)ar a su r%"imen. <as autoridades arrestaron a varios l!deres de la 9asa& pero no hubo e(ecuciones, a los prisioneros se les manten!a en la penitenciar!a nacional. <a restauración del servicio el%ctrico de la ciudad& lue"o de la captura de rnesto 3elasco& un l!der del sindicato de electricistas& se convirtió en el punto crucial para la derrota de la huel"a. Ba(o la amena)a de la acción punitiva m8s extrema& 3elasco ?que estaba escondido y la polic!a lo encontró& arrestó y "olpeó? dio a los militares la in#ormación t%cnica b8sica que se necesitaba para restaurar la ener"!a el%ctrica. sta operación& el G de a"osto en la maIana& desmorali)ó a los obreros y el precario estado de las comunicaciones de la 9asa hi)o que muchos huel"uistas creyeran que la huel"a hab!a terminado. se mismo G de a"osto& Barra"8n Aern8nde) se reunió con :bre"ón solicitando su asistencia para "aranti)ar la se"uridad de los miembros del 0rimer 9omit% de Auel"a que estaban arrestados& y para iniciar ne"ociaciones con el "obierno. :bre"ón& en lo que 1osendo +ala)ar considera una traición #atal a la 9asa& le in#ormó que estaba subestimando la seriedad de la situación& y le advirtió que para evitar casti"os extremos y m8s arrestos& la 4ederación de +indicatos del >istrito 4ederal y la 9asa deb!an Ldesbandarse temporalmenteM. sa noche Barra"8n Aern8nde) in#ormó al +e"undo 9omit% de Auel"a las conclusiones de :bre"ón. <ue"o de una prolon"ada discusión& el comit% votó por un LrecesoM de la 9asa y la 4ederación. <a casa estaba completamente derrotada.HF3 <a huel"a #alló a causa de toda una combinación de #actores/ la utili)ación de rompehuel"as que ven!an de #uera de la ciudad de $%xico en la operación para restaurar la ener"!a en las plantas el%ctricas, el devastador impacto psicoló"ico que produ(o en los obreros el ver la electricidad reinstaurada, el arrestó del 0rimer 9omit% de Auel"a, el cierre de todos los sitios de reunión de la 9asa, la prohibición de reuniones en la calle, la #alta de comunicación resultante y la intimidación que provocó la naturale)a extrema de la declaración de ley marcial& acompaIada por apabulladora muestra de las #uer)as militares y polic!acas. En #acto estrat%"ico en el #racaso de la huel"a "eneral era el que estuviera limitada el 8rea de la ciudad de $%xico. <a dirección de la 9asa no se atrevió a llamar a todos los obreros de la nación& por reconocer realistamente la debilidad de la #uer)a de traba(o urbana en los estados. n otras partes del pa!s& los sindicatos simplemente no ten!an #uer)a su#iciente para hacer #uncionar una huel"a "eneral a nivel nacional. 4ue as! que el "obierno& al concentrar su #uer)a en el 8rea relativamente industriali)ada de la ciudad de $%xico& derrotó a la 9asa.HFH <os (uicios de los doce prisioneros de la 9asa ante el tribunal militar resultaron en la absolución y liberación de todos salvo 3elasco& quien recibió sentencia de muerte. 0ero el "eneral Aill arrestó a los prisioneros liberados en cuanto los soltaron& y un nuevo (uicio volvió a absolverlos. <a indi"nación p'blica y la oposición a la naturale)a extrema de la sentencia de 3elasco proveniente de las #ilas de los constitucionalistas& indu(o a las autoridades a reducir su sentencia& el 11 de abril de 191F& a una condena de veinte aIos de prisión. 0or 'ltimo& "racias a la intervención de :bre"ón& 3elasco #ue puesto e libertad el 18 de #ebrero de 1918.HFQ ntre tanto& el 10 de octubre de 191F los anarco?sindicalistas recibieron otro "olpe mortal con el asesinato de Barra"8n Aern8nde). *tacado y herido por un asaltante armado en la calle& corrió a re#u"iarse a un puesto militar cercano. +u perse"uidor& 6os% 7on)8le) 9ant'& miembro de
,0+ ,0,

Ibid.$ +$ 1,-*1./*100$ = entre ista$ >alazar. Ntra ersión de la derrota de la Casa sostiene Cue Luis Morones = otros líderes de una nue a 7acción de la Casa *Cue lo a"o=a&an = es"era&an tra&aBar con N&regón a 7in de ganar a la larga el control del 6o i6iento o&rero ur&ano "ara sí 6is6os* esti6ularon la !uelga general del +1 de Bulio*% de agosto de 111/. Euerían desacreditar = eli6inar a la dirección anarco*sindicalista inde"endiente de la Casa. >a&iendo Cue la !uelga no tenía es"eranza alguna$ "er6anecieron en el tras7ondo$ la traicionaron = se a"ro ec!aron de su 7racaso "ara alcanzar el o&Beti o de su a6&ición @entre ista$ >alazar8 éase ta6&ién Araiza$ 6istoria$ +$ 10-A. ,0. ;Dl caso de co6"aFero Drnesto J. Gelasco?$ en l Rebelde$ %) de octu&re de 1110$ Araiza$ 6istoria$ +$ 1/1*1/..
113

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

una #amilia prominente de la ciudad de $%xico y l!der de clase recientemente "raduado en una academia militar local& lo si"uió hasta ah! en donde lo mató a tiros. <os soldados que presenciaron esto no hicieron nada por detener o perse"uir al asesino. <a clase obrera urbana perdió as! a uno de sus l!deres m8s poderosos.HF6

CAPÍTULO X LOS RESULTADOS DE AGOSTO DE %&%' ACTIVIDAD CONTINUADA

>espu%s de la huel"a "eneral de (ulio?a"osto de 1916& de la clausura de la 9asa y la persecución de una buena parte de sus miembros m8s activos& la or"ani)ación sindicalista se vio obstaculi)ada en toda el 8rea de la ciudad de $%xico. No se permit!an reuniones de obreros. n una ocasión& 6acinto Auitrón #ue arrestado por celebrar una reunión en memoria del aniversario de la e(ecución de 4errer 7uardia. <os sindicatos se vieron #ra"mentados. 0asaron nueve meses antes de que los nuevos "rupos anarquistas sintieran la su#iciente con#ian)a como para salir a la lu) en la capital.HFF n (unio de 191F #ue #ormado un nuevo "rupo <u)& encabe)ado por Auitrón. +ólo un puIado de vie(os l!deres estuvo dispuesto a participar abiertamente. ntre ellos estaban 6os% <ópe) >óne)& <uis $%nde) y nrique *rce. 0ese a la #alta de apoyo abierto& el periódico de este "rupo& Luz& era popular y ten!a una distribución de cuatro a cinco mil e(emplares por edición& a un precio de cinco centavos cada uno. ntre los articulistas estaban& adem8s de <ópe) >óne)& $%nde) y *rce& *madeo 4err%s& quien mandó un art!culo desde =arra"ona& spaIa. HF8 0ara 1918& <u) ya estaba or"ani)ando reuniones p'blicas& eventos culturales y #iestas. <le"aba a reunir a varios cientos de personas.HF9 <u) y su periódico contribuyeron a mantener alta la moral de los anarco?sindicalistas en el centro de $%xico desde 191F hasta 19G0. :tros "rupos anarquistas menos importantes y casi anónimos que se #ormaron en la ciudad de $%xico durante 191F?1918& #ueron los 6óvenes +ocialistas 1o(os& <os *utónomos y +olidaridad. ste 'ltimo estaba constituido casi completamente por anti"uos miembros de la 4ederación de +indicatos del >istrito 4ederal. n su totalidad& <u) y los otros "rupos representaban un residuo de la #uer)a anarquista que llevar!a a la #ormación de la anarco?sindicalista 9on#ederación 7eneral de =raba(adores& 97=& en 19G1. 9omo era de suponer& la 97= obtuvo a la mayor parte de sus H0000 miembros durante casi todo el aIo de 19G0& alcan)ando los 80000& el m8ximo n'mero de miembros& en 19G8?19G9 en el 8rea de la ciudad de $%xico& que era en donde hab!a experiencia de or"ani)ación y una militancia tradicional.
,0/

;La 6uerte de 9osé :arragIn JernIndez unirI a los tra&aBadores?$ en Lu0$ 10 de octu&re de 11108 Araiza$ 6istoria$ +$ 10-*1-,8 = >alazar = Dsco&edo$ Las pugnas$ 3$ %11*%%+. ,00 Tudó$ ;Desde la Altaza: grito de sordos = lla6a6iento a la li&ertad?$ en Lu0$ %, de octu&re de 1110. ,0Ibid.$ %1 de agosto de 1110. ,01 Ibid.$ = ;Nrientaciones "ara la cele&ración del 1Q de 6a=o?$ en ibid.$ 10 de a&ril de 111-.
112

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

* medida que esto suced!a en la capital& no menos de veinte "rupos anarco?sindicalistas si"uieron #uncionando o se #ormaron en otras partes del pa!s. ran las casas del obrero mundial de 7uadala(ara& =ampico y +altillo, 9ultura 1acional J1918K y 1ebeld!a J1918K de *"uascalientes, 7erminal J191FK& 3ida <ibre J1918K& y 4uer)a y 9erebro J191F?1918K de =ampico, Aermanos 1o(os de 3illa 9ecilia& cerca de =ampico J1918K, *lba 1o(a& de 9iudad 3ictoria J1918K, 4rancisco 4errer 7uardia& de Nuevo <aredo J1918K, *cción 9onsciente& de $onterrey J1918K, *cracia y Ni >ios Ni *mo& de 9iudad 6u8re) J1918K, *cción 9ultural +indicalista& de 5acatecas J191FK, 9iencia y <ibertad y <u) y 4uer)a& de =oluca J191FK, mancipación& de +altillo J191FK, Aermandad `crata& de :ri)aba J1918K, 7rupo 9ultural <ibertario& de <eón J1919K.H80 <os es#uer)os de or"ani)ación m8s exitosos de los anarco?sindicalistas #uera de la ciudad de $%xico se dieron en el 8rea de =ampico& en donde 16 sindicatos se a#iliaron a la 9asa local. ntre los obreros de =ampico que se or"ani)aron& estaban los (ornaleros& las tripulaciones de botes de puerto& los barberos& los electricistas& los obreros metal'r"icos& carpinteros& sastres y tipó"ra#os. =odos ellos #ormaron una #ederación de sindicatos. <a 9asa de =ampico y la dirección de la #ederación #ormaron su propia unidad de control& el 7rupo 9asa del :brero $undial. <a dirección anuncia en un editorial de su periódico& Tribuna )o%a& su deseo de Larrancar la careta a cuanto bicho viviente oliera a bur"ues!aM y de alcan)ar Li"ualdad de clasesM.H81 7erminal& uno de los "rupos anarquistas or"ani)adores en =ampico& estaba constituido en "ran medida por los miembros de la dirección de la 9asa de ese estado. +u ob(etivo era la propa"ación de la ideolo"!a anarquista y de las teor!as revolucionarias entre la clase obrera del 8rea. Eno de sus es#uer)os de or"ani)ación m8s controvertidos y estimulantes se llevó a cabo entre los empleados de la =exas :il 9ompany o# $exico& de capital norteamericano. +in embar"o& sólo un reducido n'mero de sus obreros #ueron sindicali)ados& y quienes reconocieron abiertamente su a#iliación con los radicales #ueron despedidos.H8G 9omo parte de su intento por impulsar el desarrollo del movimiento obrero mexicano& 7erminal y la 9asa de =ampico& subvencionaron el +e"undo 9on"reso :brero Nacional& que se reunió el 13 de octubre de 191F& #echa del aniversario de la e(ecución de 4errer 7uardia. +e extendieron invitaciones a todos los sindicatos que quedaban y a los "rupos anarquistas or"ani)adores de $%xico.H83 9asi todos los sindicatos que pod!an existir a'n en el 8rea central del pa!s estaban dominados por el "obierno y por <uis $orones. ste 'ltimo asistió al con"reso de =ampico con una serie de cohortes& ase"urando representar a la clase traba(adora de la ciudad de $%xico y a los traba(adores Lreor"ani)adosM del estado de Aidal"o. En conteo reveló que los se"uidores de $orones sobrepasaban li"eramente en n'mero a los anarco?sindicalistas presentes. $orones& ayudado por 1icardo =reviIo& quien de(ó la #ilial de =ampico 0etroleum Dor2ers& y la .DD poco antes de la reunión para poder ayudar a $orones& se trabó en un extenso debate sobre los contenidos del in#orme del con"reso con el l!der principal de los "rupos laboristas de =ampico& 6or"e >. Borr8n& un anarquista espaIol. Borr8n quer!a la habitual declaración anarquista antipol!tico que ped!a Lun sindicalismo revolucionario& y como #inalidad la comuni)ación de los medios de producción y consumoO educación racionalista y bibliotecas popularesM. $orones& (unto con las dele"aciones del >istrito 4ederal y de Aidal"o& derrotaron a los dele"ados de =ampico y a Borr8n en cada votación. l resultado #ue una resolución de die)
,-)

Ló"ez Dónez$ ;Dn línea recta?$ en ibid.$ 1, de agosto de 111-8 idem$ ;2ue o Paladín?$ en ibid.$ 1. de enero de 11118 ;Acracia?$ en l A0ote$ 11 de Bunio de 11108 = Córdo a Pérez$ ;Mo i6iento?$ "". 1-+*1-/$ 11+. ,-1 ;A nuestros lectores?$ en Tribuna Ro*a$ Ta6"ico$ 1- de se"tie6&re de 111.. ,-% ;De Texas con 'er6inal?$ en Berminal$ 0 de 7e&rero de 111-. ,-+ ;La Casa del N&rero Mundial de Ta6"ico a las organizaciones o&reras de la región 6exicana$ >alud?$ en Lu0$ . de se"tie6&re de 1110.
11/

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

puntos que reconoc!a la necesidad de los obreros de me(ores condiciones de traba(o& sanitarias y educacionales, mani#estaba el derecho a cualquier #orma de expresión pol!tica que estimaran conveniente y ped!a la #ormación de un 9omit% 9entral para diri"ir una nueva or"ani)ación laborista Lre"ionalM mexicana& la 9on#ederación 7eneral :brera. <as o#icinas principales del comit% estar!an en =orreón& pero a causa de las pro#undas divisiones dentro del con"reso& el comit% (am8s recibió su#iciente apoyo de sus constituyentes y el proyecto #ue abandonado seis meses m8s tarde.H8H <ue"o de la convención& el "obierno de 9arran)a expulsó a Borr8n del pa!s.H8Q n una asamblea obrera de or"ani)ación& los anarco?sindicalistas #ueron vencidos en la votación por primera ve) desde la creación de la 9asa. Nunca volver!an a desa#iar exitosamente a $orones y sus se"uidores ?quienes ten!an el apoyo del "obierno? en una asamblea de la clase obrera. +e vieron& pues& obli"ados a crear una or"ani)ación alternativa. >urante y despu%s de la con#rontación entre la vie(a "uardia anarco?sindicalista de la 9asa y el "obierno de 9arran)a& los l!deres sindicales m8s nuevos& diri"idos por <uis $orones y temiendo una 'ltima derrota de la #uer)a de traba(o or"ani)ada& destacaron el %xito de su cooperación anterior con el "obierno y su"irieron que se reiniciara. 0or el decepcionante vac!o que se hab!a #ormado en la #uer)a obrera urbana a #ines de 191F& la mayor!a de los sindicatos& l!deres y miembros con una orientación m8s o menos ideoló"ica que en 191Q y 1916 se hab!a precipitado a unirse a la 9asa& buscaban ahora la dirección de $orones para crear la nueva or"ani)ación obrera. n la primavera de 1918& $orones y sus se"uidores& con apoyo del "obierno& arre"laron una cuarta convención obrera. <a reunión se hi)o en +altillo entre el 1X y el 1G de mayo. 9erca de cien dele"ados sindicales de toda la nación asistieron. <os sindicatos representados ten!an un total de sólo 38000 miembros nacionales. *sistieron al"unos anarco?sindicalistas y 6acinto Auitrón #ue miembro de la (unta directiva& pero constitu!an una evidente minor!a. <ue"o de muchos debates acalorados que hicieron que Auitrón y otros i)quierdistas se retiraran& el con"reso creó la 9on#ederación 1e"ional :brera $exicana J91:$K. 0ese a la declarada alian)a La los principios de la 9asaM& de la convención& y a la presencia de al"unos de los miembros anarco?sindicalistas de la 91:$& muchos obreros no quisieron unirse. l concepto anarquista de Lre"ión mexicanaM dentro de un movimiento obrero revolucionario internacional existió sólo en palabras. $orones y sus dos asociados m8s próximos& 1icardo =reviIo y 6. $arcos =rist8n #ueron ele"idos para el 9omit% 9entral de la nueva con#ederación& #ormada por tres miembros. l tr!o pronto partió de +altillo para asistir a la reunión de la *merican 4ederation o# <abor J*4<K& diri"ida por +amuel 7ompers en +aint 0aul& $innesota& en donde hubo intercambio de declaraciones de apoyo mutuo y de admiración. H86 <os anarco?sindicalistas y nacionalistas mexicanos se indi"naron y para #ines de 1918& los miembros de la 91:$ hab!an disminuido a poco m8s de F000. n abril de 1919& Luz publicó una cr!tica de $orones y la 91:$ de catorce puntos.H8F

LA CONFEDERACIÓN GENERAL DE TRABA#ADORES (CGT)
n la primavera de 1919& <u)& 9ultura 1acional de *"uascalientes y los Aermanos 1o(os de 3illa 9ecilia& cerca de =ampico& mani#estaron un8nimemente un creciente sentimiento de
,-,

Araiza$ 6istoria$ +$ 1-0*11%8 Córdo a Pérez$ ;Mo i6iento?$ "". %),*%)/$ = >alazar = Dsco&edo$ Las pugnas$ 3$ %,+*%,1. ,-. Juitrón$ 4rígenes e historia$ ". +)). ,-/ >alazar = Dsco&edo$ Las pugnas$ %$ 0*%.$ ++*,/. ,-0 ;>e i6"one la organización de la erdadera con7ederación?$ en Lu0$ 1/ de a&ril de 11118 Juitrón$ 4rígenes e historia$ ". +))$ = 9orge :asurto$ l proletariado industrial en ",#ico =$:(;'$%I;>$ ". %)+.
116

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

ur"encia por crear una alternativa LlibertariaM de la 91:$. H88 +in embar"o& no era posible or"ani)ar una convención puramente anarco?sindicalista mientras el hostil r%"imen carrancista estuviera en el poder. <u) s! lle"ó a crear un "rupo de or"ani)ación obrera con la base en la ciudad de $%xico& el 9uerpo 9entral de =raba(adores& en 1919& que posteriormente #ue rebauti)ado como 4ederación 9omunista del 0roletariado $exicano. +u ob(etivo declarado era servir como oposición antipol!tica en contra del partido obrero de la 91:$& as! como oponerse al nuevo partido comunista.H89 n 19G0& :bre"ón& l!der m8s simpati)ante con la #uer)a obrera or"ani)ada& derribó al "obierno de 9arran)a tras una breve lucha. *unque #avorec!a a $orones y a la 91:$& los anarco? sindicalistas pudieron #uncionar en un ambiente mucho menos intimidante que el que hab!a prevalecido desde a"osto de 1916 hasta ese momento. >el 1Q al GG de #ebrero de 19G1 se llevó a cabo una convención anarco?sindicalista en la ciudad de $%xico con el propósito de crear una nueva or"ani)ación obrera re"ional mexicana. staba subvencionada por la 4ederación 9omunista del 0roletariado $exicano. 9incuenta representantes de 30 sindicatos del >istrito 4ederal y veinte de los estados& estuvieron presentes. 9rearon as! la 97=. *l"unos de los sindicatos m8s importantes de la 97= eran un "rupo consolidado de obreros textiles& la 4ederación de :breros de Ailados y =e(idos del stado de $%xico y del >istrito 4ederal, los conductores de tranv!as& obreros de planta y empleados de mantenimiento de la 9ompaI!a de =ransporte de la ciudad de $%xico& los mpleados y :breros de =r8#ico de la 9ompaI!a de =ranv!as y el +indicato de 3!a 0ermanente de la 9ompaI!a de =ranv!as, al"unos obreros de tel%#onos& los :breros y mpleados de =el%#onos L ricssonM, obreros de #8bricas textiles& los :breros 0ro"resistas de +anta 1osa J:ri)abaK, empleados de la #8brica de tabaco& =abaqueros J3eracru)K, los :breros de *rtes 7r8#icas 9omerciales del >. 4., los :breros y :breras del 0alacio de Aierro, los canteros de 9oyoac8n& y muchos otros "rupos& en su mayor parte de 3eracru)& :ri)aba& 0uebla& stado de $%xico& el >istrito 4ederal& =ampico y 6alisco. $uchos de ellos eran anti"uos "rupos de la 9asa. ntre los reci%n lle"ados estaba la .DD J.ndustriel Dor2ers o# the DorldK. 6os% 1e#u"io 1odr!"ue) representaba un contin"ente de la .DD en la ciudad de $%xico& y $ichael 0aley era el dele"ado de una unidad de la .DD& los :breros .ndustriales del 0etróleo& de =ampico.H90 <a 97= aceptó en su constitución el Lcomunismo libertarioM& el Lsistema racionalista para la instrucción del pueblo traba(adorM& Lla lucha de clasesM y Lla acción directa& que implica la exclusión de toda clase pol!ticaM& como principios #undamentales ya que eran necesarios para Lla total emancipación de obreros y campesinosM.H91 *l"unos de los #undadores de la 97= hac!a mucho tiempo que eran l!deres del anarco? sindicalismo mexicano& cont8ndose entre ellos a 1a#ael ;uintero y 6acinto Auitrón. * ellos se unieron otros adeptos m8s (óvenes pero i"ualmente en%r"icos. En "rupo t!pico era el comit% e(ecutivo de la 4ederación 9omunista que presidió la primera convención de la 97=. staba compuesto por *lberto *rao) de <eón& 6os% 9. 3alad%s& y $anuel >!a) 1am!re). stos dos 'ltimos se convirtieron posteriormente en int%rpretes rivales de la historia de la clase obrera mexicana. 3alad%s o#rec!a una perspectiva antimarxista radical y >!a) 1am!re) presentaba un punto de vista estalinista. * los miembros de la 97= no les #altaba lidera)"o ni poder intelectual. <a convención aprobó varias resoluciones si"ni#icativas en las que ped!a una re#orma a"raria inmediata& y la creación de comit%s or"ani)adores campesinos. <a 97= impulsar!a el pro"rama a"rario a todo lo lar"o de su historia& aunque con poco %xito. n una de sus declaraciones a#irmaba que los obreros de los stados Enidos& 0anam8& 9uba y +anto >omin"o& entre otros&
,-,-1

l )eGue/o Brande$ / de a&ril de 1111$ = Córdo a Pérez$ ;Mo i6iento?$ "". %)/*%)0. Juitrón$ ;Dn el OO333 ani ersario de la C'T?$ en Regeneración$ 1. de 7e&rero de 11,,. ,1) Araiza$ 6istoria$ ,$ ./*//. ,11 Ibid.$ >alazar = Dsco&edo$ Las pugnas$ %$ 11/*11-$ = Juitrón$ 4rígenes e historia$ "". +)/*+)0.
110

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

eran v!ctimas del terror blanco que practicaban los Lcapitalistas norteamericanosM. <a 97= protestó por la deportación de seis de sus or"ani)adores nacidos en el extran(ero/ +ebasti8n +an 3icente& 4ran2 +eaman& Natalia $ichaelova. $ichael 0aley& 6os% 1ubio& L4ort $ayerM J sicK y 6os% *llen. :tra resolución denunciaba a la 9on#ederación 0anamericana del =raba(o como un intento del "obierno norteamericano y de la *4< de manipular a la clase obrera del hemis#erio occidental. ra tambi%n un ataque a $orones y a la 91:$& la que hab!a creado la)os estrechos con 9ompers y la *4<. *l i"ual que el 0<$ y a di#erencia de la 9asa& la 97= se mostraba pro#undamente consciente y preocupada por el imperialismo yanqui. l partido comunista& consciente con los sentimientos por el L#rente popularM de los anarquistas de otros pa!ses& #ue bien recibido entre los miembros de la 97=. H9G <a 97=& se a#ilió a la .nternacional diri"ida por $osc' y mandó a >!a) 1am!re) a esta ciudad como su representante H93 ?una misión y una experiencia que remodelar!an para siempre su ideolo"!a?. <a 97= lle"ó incluso a aceptar el principio de una Ldictadura del proletariadoM& aunque con una de#inición anarco?sindicalista. <a LdictaduraM no se ver!a controlada por un cuadro o "rupo pol!tico supuestamente representante del proletariado, se le describ!a m8s bien como Lla clase obrera or"ani)ada en y diri"iendo a trav%s de conse(os obreros& campesinos y de soldadosM. l nuevo partido comunista asistió a la convenció y aparentemente la sobrellevó sin nin"una que(a. l cónclave inau"ural de la 97= #irmaba todas sus proclamas con el lema L+alud y 9omunismo <ibertarioM. 0ero la dirección anarco?sindicalista de la 97= se vio pronto en abierto con#licto con el partido comunista. 4ue a causa del 0rimer 9on"reso :brero Nacional de la 97=& celebrado en la ciudad de $%xico del H al 11 de septiembre de 1911. <os debates y las discusiones ideoló"icas durante la convención dieron por resultado una votación "anada por la dirección anarco? sindicalista. 0or 'ltimo los dele"ados aprobaron una moción anarco?sindicalista en la que se ped!a a los miembros de los sindicatos decidir en una elección si la 97= deber!a interrumpir o continuar su a#iliación con la =ercera .nternacional basada en $osc'. +e tomaba esta actitud en vista de la represión que su#r!an los anarquistas rusos por parte de los bolcheviques. <a dele"ación del partido comunista abandonó la convención de la 97= en seIal de protesta. H9H sta retirada propició la unidad en la 97=& pero su antimarxismo implicó tambi%n el que al"unos de los (óvenes radicales m8s activos y brillantes de $%xico buscaran identi#icación en otra parte. >e esta manera la 97= comen)ó a distanciarse del #uturo de $%xico. En "rupo de control anarco?sindicalista& el 9entro +indicalista <ibertario J9+<K& sur"ió de la convención de septiembre con un indiscutible poder sobre la or"ani)ación. structurado con el modelo de <a +ocial del si"lo -.-& los obreros intelectuales de las *rtes 7r8#icas& y <u) y <ucha de la 9asa& el 9+< era el n'cleo or"ani)ador y de propa"anda de la 97=. =en!a la responsabilidad de la dirección ideoló"ica y del impulso or"ani)ativo. l 9+< #ormó subcomit%s especiales para traba(o de reclutamiento de nuevos sindicatos& as! como para solicitar la libertad de los Lpresos pol!ticosM miembros de la 97= que el "obierno reten!a sin someterlos a (uicio. ntre los miembros del 9+< estaban ;uintero& 3alad%s& *rai)a& +ala)ar& *"uirre y varios l!deres anti"uos de la 9asa. l 9+< publicó el periódico o#icial de la 97=& 3erbo )o%o& ba(o la dirección de *rai)a. <os escritores europeos habituales/ Ba2unin& 0roudhon& @ropot2in& <oren)o& $alatesta y 1eclus& enviaron al periódico ensayos sobre teor!a pol!tica& en tanto que los mexicanos contribu!an con sus opiniones sobre las condiciones contempor8neas y las estrate"ias de la 97= para su pa!s. >e ve) en cuando aparec!a un ensayo ocasional de 1icardo 4lores $a"ón& prisionero en <eavenCorth& @ansas. 0ara la 97=?9+< su lucha

,1%

;Co6ienza el terror &lanco en México?$ en Bandera Ro*a$ . de Bunio de 11%18 l Traba*ador$ - = 1. de 6a=o$ 1. de octu&re de 11%1$ Araiza$ 6istoria$ ,$ ./*//. Para una descri"ción del "rogra6a de la C'T = de su agraris6o$ éase <uiz$ Labor$ "". --*1). ,1+ l Traba*ador$ 1Q de no ie6&re de 11%1$ = Araiza$ 6istoria$ ,$ /0*/1. ,1, ;La Con7ederación 'eneral de Tra&aBadores = la 3nternacional de >indicatos <oBos?$ en 5uestros Ideales$ % de Bunio de 11%%8 >alazar = Dsco&edo$ Las pugnas$ %$ 1%,*1%-$ = Araiza$ 6istoria$ ,$ 0)*0+$ 0-.
118

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

continuaba en nombre del anarco?comunismo era heroica y se le veneraba como a un m8rtir revolucionario.H9Q l 13 de mayo de 19GG& Auitrón& ;uintero y *le(andro $ontoya llamaron a una reunión especial del 9+< en la que 1osendo +ala)ar y 6os% 7. scobedo #ueron expulsados de la dirección de la 97= por su colaboración con el movimiento pol!tico diri"ido por *dol#o de la Auerta en su es#uer)o por alcan)ar la presidencia de $%xico& y por actividades pol!ticas pasadas sobre las que hab!an sido amonestados. Auitrón& ;uintero y $ontoya se de#endieron valientemente y el voto decisivo no #ue emitido sino hasta las 6 a.m. del 1H de mayo.H96 <a 97= quer!a permanecer apartada de Lla pol!ticaM& pese a que al"unos de sus miembros radicales& individualmente y en secreto& colaboraban con los es#uer)os de >e la Auerta entre los obreros. <a historia de doce aIos de la 97= como "rupo anarco?sindicalista se vio manchada por la violencia& particularmente durante sus primeros y militantes seis aIos. sta violencia se vio "eneralmente precipitada por las omnipresentes y #an8ticas autoridades& aunque en ocasiones la 97= recurr!a a medidas extremas para alcan)ar sus ob(etivos. En e(emplo es la conmemoración que hi)o el 1X de mayo de 19GG. +e e#ectuó una marcha al consulado norteamericano con el #in de presentar demandas para la libertad de 1icardo 4lores $a"ón y <ibrado 1ivera de la penitenciar!a #ederal de <eavenCorth. 9uando la multitud marchaba por el centro de la ciudad de $%xico en su re"reso a las o#icinas de la 97=& pasaron por el centro de los 9aballeros de 9olón. <os ultraconservadores 9aballeros estaban en el balcón y mirando por las ventanas. +e produ(o un intercambio de "ritos e insultos se"uido por un disparo y la muerte instant8nea de un (oven hi(o de un mani#estante de la 97=. >ocenas de personas de entre la multitud de miles& muchos de los que eran veteranos de combate de los batallones ro(os desen#undaron sus pistolas y empe)aron a disparar sobre el edi#icio& a escalar las paredes y tratar de romper la puerta principal. +aquearon el edi#icio y los Lro(osM se lan)aron en persecución de los LcristerosM por las an"ostas calles de la sección vie(a del centro de la ciudad.H9F <a polic!a no se apresuró en aparecer. 9uatro meses despu%s la violencia estalló en un vie(o sitio de con#licto& la #8brica textil de +an .lde#onso& en +an `n"el& en el sudeste de la ciudad. sta #8brica hab!a sido #recuentemente el centro de violentos es#uer)os de or"ani)ación obrera durante el si"lo -.-. <a planta estaba cerrada por una huel"a no autori)ada declarada por los obreros. n esa %poca no estaban sindicali)ados y apelaban a los l!deres de la 91:$ bien colocados en el "obierno& as! como al 0artido <aborista $exicano de $orones. 0or des"racia no #ueron o!dos& ya que los propietarios de la planta de +an .lde#onso ten!an una in#luencia pol!tica considerable a nivel nacional y local. 9uando los huel"uistas recurrieron a la 97= en busca de ayuda& el 9+< decidió darles apoyo total. <os or"ani)adores y oradores de la 97= ordenaron y diri"ieron las reuniones de huel"a y ayudaron a crear piquetes. 9uando todo esto #alló y comen)aron a lle"ar los rompehuel"as a la planta& se llamó a huel"a a todos los sindicatos textiles de la 97= en el >istrito 4ederal. <os obreros de la planta cercana& <a $a"dalena& cortaron los cables de electricidad de la #8brica antes de abandonarla en apoyo de sus contrapartes de +an .lde#onso. Ra antes los ne"ociadores de la planta textil en el 8rea de +an `n"el Y 9ontreras hab!an derrotado a los obreros& y hab!an demostrado su determinación al declarar el cierre de las seis #8bricas del 8rea. <a con#rontación continuó hasta octubre de 19GG y se vio a"udi)ada por el secuestro del l!der sindical de la 4ederación Ailandera& 6ulio $8rque). l G0 de octubre se llevó a cabo un mitin diri"ido por la 97= en protesta por la desaparición de $8rque). ste mitin culminó en el ayuntamiento de +an `n"el. 9erca de cinco mil personas #ormaban la multitud cuando la polic!a
,1. ,1/

Araiza$ 6istoria$ ,$ 0,*-,. Juitrón$ 4rígenes e historia$ "". +)0*+)-. ,10 Miguel T. Nc!oa$ ;Asesinos?$ en 5ueva -olidaridad 4brera$ 1. de 6a=o de 11%%8 Araiza$ 6istoria$ ,$ -0*11$ >alazar = Dsco&edo$ Las pugnas$ %$ 1,1*1.0.
119

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

montada abrió #ue"o y el p8nico cundió. <a 97= culpó del ataque al "eneral 9elestino 7asca& "obernador militar del >istrito 4ederal& un anti"uo miembro de la 9asa y comandante de los batallones ro(os. 9ulpó tambi%n al "obierno nacional y al presidente :bre"ón por permitir que se creara un clima "enerali)ado de represión que propició el ataque. l GG de octubre aparecieron carteles por todo el >istrito 4ederal protestando por el ataque& culpando a 7asca y llamando a una marcha de protesta hasta el palacio del "obernador el GQ de octubre. Ba(o la dirección del no comprometido 9+<& la 97= se vio completamente aislada de los revolucionarios i)quierdistas como 7asca& quien ten!a el poder y se aliaba a la pra"m8tica 91:$.H98 l GQ de octubre miles de obreros se reunieron en torno a las o#icinas de la 97=& en la calle Eru"uay& en el centro de $%xico y de ah! marcharon al palacio del "obernador. n el camino se les unieron cerca de 300 obreros or"ani)ados independientemente& pero eran obreros #erroviarios militantes de la estación de Nonoalco. Auitrón& *rai)a y otros& pronunciaron discursos ante el palacio del "obernador que& impasible& no aceptó nin"una responsabilidad por lo que hab!a sucedido. <as #8bricas reabrieron al cabo de unos cuantos d!as& ahora con una vasta mayor!a de miembros de la 97=& pero #ue una victoria demasiado costosa. H99 <os patrones hicieron pocas concesiones& y el "obierno se mostró m8s hostil que nunca a la 97=. =res aIos m8s tarde& en 19GQ& la 91:$ tratar!a de apoderarse de la base de los obreros textiles miembros de la 97=& en +an `n"el Y 9ontreras& produciendo con ello luchas calle(eras& tiroteos& huel"as& paros y la intervención policiaco?militar de parte del "obierno& en apoyo de la minor!a de la 91:$. l 9entro +indicalista <ibertario se hab!a mostrado dispuesto a en#rentarse con el capital y el "obierno a costa de lo que #uera& pero la situación nacional no era alentadora. En creciente n'mero de obreros cre!a que era me(or dis#rutar los limitados bene#icios que otor"aban los en"re!dos l!deres de la 91:$ con su apoyo "ubernamental nacional y sus #uncionarios locales #recuentemente militantes& que arries"arse por un #uturo precario con la anarco?sindicalista 97=. l 9+< si"uió el camino radical pero solitario de la 97= durante 19G3. l resultado #ue m8s violencia. l 3 de enero& el "remio de obreros de la 9ompaI!a de =ransporte de la ciudad de $%xico se puso en huel"a. =res semanas despu%s& con la disputa a'n no resuelta& la 97= llamó a huel"a "eneral a todos los empleados de transportes y las operaciones de la compaI!a se vieron completamente suspendidas. 9on su poderoso sindicato de obreros de transporte& la 4ederación de mpleados y :breros de la 9ompaI!a de =ransportes de $%xico& la 97= or"ani)ó la huel"a. l "obierno y la 91:$ se opusieron a ella. 9uando ya se hab!an suspendido varias operaciones& se hi)o una reunión con(unta entre la administración de la compaI!a y la dirección de la 91:$ y los huel"uistas& con el #in de tratar de convencerlos de volver al traba(o. +e utili)aron incentivos monetarios especiales& como doble pa"a para el primer d!a de re"reso Jun lunesK y& quienes volvieran& recibir!an tambi%n pa"o por el domin"o. +e amena)ó con multas a quienes recha)aran el pla)o l!mite.Q00 l 9entro +indicalista <ibertario mostró una actitud en%r"ica t!pica. <a 97= llamó a huel"a "eneral a todos los miembros del >istrito 4ederal para apoyar a los traba(adores de transportes. +u #uer)a num%rica en el >istrito 4ederal era considerable y aumentaba& contando ya con unas H0000 personas& pero la mayor!a de las industrias y los servicios p'blicos si"uieron #uncionando. $8s importante a'n #ue que el llamado a huel"a intensi#icó la inquietud de la clase obrera& y que la compaI!a de transportes se"u!a sin operar. <a 97= hacia reuniones de huel"uistas y nueva "ente comen)ó a en"rosar las #ilas del sindicato de obreros de transporte. l 1X de #ebrero de 19G3& se celebró una asamblea de estos obreros en la sede de la 97=. >urante la reunión se supo que un miembro de la 91:$ conduc!a un tranv!a hacia el centro de
,1,11

;Dl zar"azo de la 7iera?$ en 5uestra )alabra$ 1- de octu&re de 11%+. Araiza$ 6istoria$ ,$ 11*1)1$ = >alazar = Dsco&edo$ Las pugnas$ %$ 1)0*%1). .)) 5uestra )alabra$ % de agosto = 11 de octu&re de 11%+.
130

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

la ciudad por =acubaya& el sector occidental de la ciudad. sta ruta lo obli"ar!a a pasar (usto #rente a la sede de la 97= en donde estaban reunidos cientos de huel"uistas de la compaI!a de transporte y miembros de la 97=. 0ronto cerraron la calle con barricadas y se al)aron banderas ro(ine"ras. 9uando lle"ó el tranv!a llevando como escolta a dos soldados armados& no pudo pasar. <os soldados y el conductor descendieron y uno de los soldados apuntó con su arma a los miembros de la 97= que estaban m8s próximos. n ese momento& 6os% +al"ado se precipitó sobre el soldado& le arrebató el #usil y lo "olpeó con la culata. l soldado cayó y murió. l otro y el conductor sacaron sus armas pero no tuvieron tiempo de disparar. <os huel"uistas armados de la 97= los acribillaron. <a omnipresente polic!a pol!tica vestida de civil& colocada a la entrada de la 97=& al ver el inicio de esta con#rontación se apresuró a buscar re#uer)os. >e inmediato #ueron enviados cerca de G00 polic!as montados Jprecursores del cuerpo de "ranaderosK& as! como al"unas tropas de caballer!a& para que restauraran el orden. 1ecientemente& el "obierno no hab!a hecho traer a la ciudad de $%xico unos Q00 soldados de caballer!a para contener la inquietud obrera. <a polic!a y las tropas hab!an encontrado en el camino a una a"itada muchedumbre de obreros ce"etistas de la compaI!a de tel%#onos& as! como a otros simpati)antes con la huel"a de transporte #rente a las o#icinas de la compaI!a de tel%#onos ricsson. s"rimiendo sus cachiporras& los polic!as atacaron a la multitud desde sus monturas& dispersando a la "ente con toda #acilidad y apoder8ndose de las banderas ro(ine"ras. No #ue tan sencillo& sin embar"o& cuando el contin"ente de la polic!a montada lle"ó al "alope a las barricadas de la 97=& en la calle de Eru"uay. *costumbrados a tratar con civiles desarmados y temerosos& #ueron a desembocar directamente en un cruento tiroteo. 3arios murieron y otros #ueron heridos en ese primer encuentro. +i"uió lue"o una batalla de una hora en la que los hombres de la 97= disparaban desde las barricadas& las ventanas y entradas de los edi#icios próximos. 0ero al #inal& el centenar de miembros de la 97= que no hab!an podido escapar se rindieron a la polic!a y a los re#uer)os militares que estaban ba(o el mando del "eneral de bri"ada *rnul#o 1. 7óme). +e rindieron a cambio de la "arant!a de un salvoconducto& pero no obstante #ueron arrestados y el edi#icio de la 97= saqueado. 1esultaron heridos 13 miembros de la 97=& y Q polic!as montados& G soldados y un conductor de la 91:$ murieron. *simismo varios polic!as y personal militar resultaron heridos& aunque el n'mero se desconoce. l 3 de #ebrero el "obierno anunció la expulsión de $%xico de cuatro prisioneros ce"etistas de ori"en extran(ero. =odos eran espaIoles/ +ebasti8n +an 3icente& *le(andro $ontoya& 6. 0%re) 7il y Erbano <e"aspi. <os cuatro hab!an sido l!deres prominentes de la huel"a de transportes. 1ecurrir en esa %poca a las armas era& para el movimiento anarco?sindicalista internacional& una t8ctica corriente. Aab!a sido puesta de moda en spaIa por los anarquistas espaIoles contempor8neos& quienes utili)aban pistoleros para ven"ar asesinatos cometidos por "rupos terroristas semio#iciales y con asesoramiento de la polic!a& o a veces cometidos por la polic!a misma. n $%xico& en donde los espaIoles eran numerosos y activos& se adoptó una #orma moderada de estas t8cticas. l 10 de mar)o& la 97= or"ani)ó una marcha de protesta en contra del asesinato en spaIa del prominente ideólo"o y escritor anarco?sindicalista& +alvador +e"u! Jsu seudónimo era Noy del +ucreK& quien hab!a sido muerto a tiros en Barcelona por unos asaltantes desconocidos. =ras la batalla calle(era ante la sede de la 97=& el "eneral 0lutarco l!as 9alles& secretario de 7obernación en ese entonces& declaró terminada la huel"a y a#irmó que el e(%rcito no tolerar!a m8s desobediencia civil ni actividades huel"u!sticas. 9on un centenar de miembros ya en custodia y en espera de un proceso serio& la 97= se echó para atr8s y la huel"a terminó. n los aIos si"uientes& la mayor!a de los traba(adores de transportes se a#iliaron a la 91:$. <a liberación de cien prisioneros ce"etistas por parte del "obierno nacional se vio #acilitada por
131

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

*dol#o de la Auerta& el nuevo l!der del ala i)quierda del e(%rcito y qui)8 el se"undo individuo con m8s poder en $%xico. >e la Auerta intercedió ente el presidente :bre"ón por la causa de los prisioneros.Q01 l hecho de que la 97= su#riera muy pocas represalias en casti"o por sus t8cticas& se puede entender a la lu) de tres #actores. 0rimero& la rendición durante la batalla se produ(o cuando sus hombres armados hab!an alcan)ado buenas posiciones de tiro y hubieran podido convertirse en un serio problema para el "obierno. +e"undo& la capitulación de la huel"a que hi)o la 97=& dio una victoria al "obierno& a la 91:$ y a la compaI!a de transportes. R por 'ltimo& como >e la Auerta era un #uerte contrincante para la presidencia& y diri"!a una porción si"ni#icativa del e(%rcito& :bre"ón trataba de contener su tendencia a la revuelta y evitar as! la "uerra civil. sa revuelta vino m8s tarde ese aIo& cuando :bre"ón eli"ió a 9alles& con#idente y ami"o cercano& para que lo sucediera en la presidencia. >e la Auerta #ue derrotado militarmente& y aunque la 97= se mostró reacia a mostrar un abierto apoyo a la revuelta que or"ani)ó& e incluso la condenó el 3 de enero de 19GH& se vio en aprietos al tener que en#rentarse a un "obierno m8s poderoso y visiblemente m8s hostil.Q0G sa hostilidad ya hab!a sido pro#eti)ada el 10 de mar)o de 19G3& cuando el asistente de 9alles& el subsecretario de 7obernación& 7ilberto 3alen)uela& siniestramente hab!a declarado que Lla acción directaM no necesariamente era una t8ctica de la clase traba(adora& y que ten!a que adaptarse a las leyes existentes. >urante 19GG y 19G3& el 8rea de 3eracru) Y :ri)aba #ue un centro importante de con#lictos entre la 97= y el "obierno. n 19GG& una masiva huel"a de inquilinos& or"ani)ada por anarquistas& cundió en la ciudad& cundió en la ciudad de 3eracru) precipitando un con#licto entre "rupos que representaban a varios sectores de la sociedad. stos "rupos inclu!an al sindicato de inquilinos& que ten!a una base de varios miles de miembros& as! como sindicatos a liados a la 97=& uniones laboristas a#iliadas a la 91:$& cuya dirección hostil y su masa de miembros simpati)antes estaban divididos por el con#licto, estaban tambi%n la asociación de propietarios y elementos "ubernamentales de la ciudad& de los estados y nacionales. <as condiciones socioeconómicas en 3eracru)& aunque seme(antes a las de todas las dem8s ciudades del centro de $%xico por el crecimiento demo"r8#ico& el desempleo y el al)a de precios& eran extremas y contribu!an enormemente al con#licto que padec!a la ciudad. <a población pr8cticamente se hab!a duplicado en el 8rea metropolitana de G916H habitantes a Q8GGQ en los veinte aIos anteriores& y las nuevas viviendas& con pocas excepciones& consist!an en populosas y sucias vecindades. 0oco m8s de 96^ de la población eran inquilinos no propietarios. l in#lu(o de campesinos en busca de oportunidades aumentó las rentas. <os propietarios de casas de alquiler se or"ani)aron en la Enión de 0ropietarios y recurrieron a un cuerpo de polic!a especial& la 0olic!a 0rivada de 9omercio& para desalo(ar inquilinos cuyos empleos inestables o insu#icientes salarios les imped!an cubrir las rentas cada ve) m8s altas.Q03 +in embar"o& el sur"imiento de una unión revolucionaria en 3eracru)& en 19GG& para de#ender los intereses de los inquilinos& no se debió 'nicamente a las condiciones "enerales& sino tambi%n a que la ciudad contaba con un n'cleo de experimentados artesanos y otros activistas or"ani)ados de la clase obrera& que diri"!a el sastre anarquista Aerón 0roal. Éste hab!a nacido el 1F de octubre de 1881 en =ulancin"o& Aidal"o& donde se hab!an establecido su padre& 3!ctor& de nacionalidad #rancesa& y su madre *mada .slas& de la ciudad de $%xico. n 189F& Aerón se unió a la $arina& una experiencia que le #ue 'til en 1906& cuando se convirtió en un revolucionario del 0<$ y adoptó el anarquismo. 9uando $adero lle"ó a la presidencia& 0roal se establec!a en 3eracru) abriendo una sastrer!a.Q0H
.)1 .)%

Araiza$ 6istoria$ ,$ 1)-*1%%$ = MarBorie <ut! Clar#$ 4rgani0ed labor in "e#ico$ "". 1))$ 11,. >alazar$ 6istoria de las luchas$ 3$ 11/. .)+ Ncta io 'arcía Mundo$ l movimiento inGuilinario de Jeracru0, $%DD$ "". 11*+.. .), Ibid.$ ". .+.
131

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

>urante la 1evolución el puerto #ue un #oco de descontento obrero& y en 19GG& la 9asa ya hab!a creado ah! la 9on#ederación de +indicatos :breros. 0edro 6unco diri"!a esta con#ederación que era Lanticapitalista& antimilitarista y anticatólicaM.Q0Q En "ran n'mero de artesanos se unieron individualmente y al"unos de ellos& 0roal incluido& alcan)aron puestos en la dirección. 0ero 3eracru) #ue una base constitucionalista #undamental durante la "uerra civil con 3illa y 5apata& y para 1916& al"unos l!deres sindicales en la ciudad ya ten!an estrechos la)os con el "obierno. No lo"raron apoyar a las casas locales y a la de la ciudad de $%xico en su terrible en#rentamiento al r%"imen de 9arran)a& sin embar"o. <a militancia y lealtad que mostraron muchos traba(adores del puerto a los principios de la 9asa& hicieron que a #ines de 1916 la 4ederación de +indicatos del >istrito 4ederal esco"iera a 3eracru) para el 9on"reso 0reliminar :brero& el primer intento pos 9asa por reor"ani)ar a nivel nacional al movimiento de la clase obrera urbana. 0roal #un"ió como presidente del comit% e(ecutivo del con"reso.Q06 <a or"ani)ación de la clase obrera continuó en la ciudad de $%xico& y en 1919 se #undó la 4ederación de =raba(adores del 0uerto de 3eracru). 0osteriormente se convirtió en la principal #ilial de la 97= en el 8rea portuaria& y 0roal pasó a ser miembro de la dirección. n enero de 19GG& 0roal y un "rupo de anarquistas de la 97= or"ani)aron una serie de reuniones p'blicas para protestar por lo que consideraban aumentos exorbitantes en las rentas. <as multitudes& cada ve) m8s numerosas y en#urecidas& incluyendo a un contin"ente de prostitutas& asist!an a reuniones mientras que las autoridades hac!an caso omiso de las demandas que sal!an de ah!. <a unión de inquilinos hab!a sido creada #ormalmente el 3 de #ebrero de 19GG& cuando un "rupo de indi"nados miembros de la Enión de $arineros y 4o"oneros de la 91:$ abandonaron una de sus reuniones al ver que sus l!deres se ne"aban a apoyar la huel"a de inquilinos que se preparaba. ste "rupo se unió a 0roal y a su "ente p'blicamente y #ormali)aron su alian)a inau"urando el +indicato 1evolucionario de .nquilinos. 0roal #ue ele"ido presidente del nuevo sindicato.Q0F n los meses si"uientes& "rupos especiales del sindicato de inquilinos or"ani)aron una huel"a que iba en aumento& y combatieron en la calle a la #uer)a polic!aca de los propietarios privados con el #in de evitar desalo(os. +imón 98ceres& (e#e de la polic!a privada y propietario de varios edi#icios de apartamentos& #ue el principal contrincante de 0roal durante la lucha. R a medida que aumentaba la violencia y el tamaIo de los contin"entes del +indicato de .nquilinos que inclu!an a hombres y mu(eres& (óvenes y ancianos& se lo"raba ir expulsando de la calle a la polic!a privada.Q08 Ba(o la presión de la Enión de 0ropietarios& las autoridades locales se mostraron ansiosas& aunque tard!amente& por so#ocar la huel"a, pero %sta ya estaba #uera de control. Ra no pod!an obtener la cooperación del "obernador *dalberto =e(eda& quien era uno de los L"obernadores socialistas de la costa del 7ol#oM y no quer!an distanciarse de la "ran mayor!a de los ciudadanos de 3eracru) que pa"aban rentas y simpati)aban con o participaban en las mani#estaciones de masa que periódicamente cru)aban la ciudad lle"ando a reunir a veces m8s de 10000 personas& aproximadamente un G0^ de la población de la ciudad. =e(eda se ve!a impedido de actuar por el presidente :bre"ón& cada ve) m8s preocupado& mientras los L"obernadores socialistasM presionaban al indeciso presidente para que eli"iera a 9alles como sucesor presidencial en lu"ar de >e la Auerta. 0roal& custodiado en su casa y en el salón de reuniones del sindicato por adeptos armados& resultaba inaccesible a las autoridades locales mientras %stas no contaran con ayuda militar.Q09
.). .)/

Ibid.$ >alazar = Dsco&edo$ Las pugnas$ 3$ +/*+-. 'arcía Mundo$ l movimiento inGuilinario$ "". 1+*1.$ .,. ./. .)0 Ibid.$ "". 0%*0/. .)Ibid.$ "". -+*--$ 1%%. .)1 Ibid.$ "". 1)1*1%-.
133

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

0oco antes de la huel"a de inquilinos& de las mani#estaciones masivas y los "rupos armados de Lde#ensaM de %stos& las rentas #ueron estabili)adas e incluso reducidas en las 8reas m8s "randes de la ciudad. 0ara el mes de mayo& 0roal y el +indicato de .nquilinos intuyeron que su movimiento ten!a un potencial a'n mayor. brsulo 7alv8n #ue encar"ado de movili)ar al campesinado como un primer paso para crear una or"ani)ación de clase obrera Lantipol!ticaM& y con una base de masas a'n m8s poderosa.Q10 l 9 de mayo tuvo lu"ar la mayor y me(or planeada mani#estación. 0roal anunció que la victoria sobre los propietarios era sólo el comien)o. l sindicato ahora quer!a ba(ar y estabili)ar los precios de los alimentos b8sicos y de la ropa. se mismo d!a las tropas #ederales #inalmente entraron a la ciudad aunque sin actuar. n ese momento& la nueva campaIa del sindicato se vio retrasada por un con#licto en la dirección& entre la mayor!a anarquista Lantipol!ticac y varios miembros del nuevo 0artido 9omunista $exicano& que insist!an en que el movimiento deber!a participar tanto en las campaIas locales como en las nacionales. sta di#erencia dio por resultado la salida de los comunistas y la declaración p'blica de 0roal el 30 de (unio& de que el sindicato de inquilinos se mantendr!a Lrevolucionario& antipol!tico y genuinamente comunistaM.Q11 0ara el Q de (ulio& los inquilinos estaban preparados para iniciar la campaIa por la estabili)ación y reducción de precios de comida y vestido. .nició entonces una mani#estación de varios miles de participantes ba(o el cielo que amena)aba con soltar un diluvio. 9uando comen)ó a llover& la multitud se dispersó y 0roal& sus compaIeros y "uardias volvieron a las o#icinas del sindicato. *l caer la noche& las tropas se instalaron en el 8rea& rodearon el edi#icio y comen)aron a acercarse. l personal del sindicato #ue tomado por sorpresa. >e inmediato se desató un tiroteo intenso aunque irre"ular. *l d!a si"uiente& el periódico local& &l Dictamen& que desde hac!a tiempo simpati)aba con la causa de los propietarios& in#ormó que un polic!a y varios miembros sindicales hab!an muerto& y que hab!an resultado heridos cinco soldados y die) sindicalistas. 0roal #ue tomado prisionero& encarcelado en la ciudad de $%xico y posteriormente exiliado. n 19GH& cuando :bre"ón terminó su per!odo presidencial& y nuevamente en 19G6& el +indicato de .nquilinos& reducido enormemente ahora& dio a conocer sus propias evaluaciones en las que ase"uraba hab!a habido Lal"o m8s de 1Q0 muertos y 1H1 personas arrestadas y detenidas temporalmente por sedición y asesinatoM& todo ello re#or)ado por Levaluaciones independientesM. l n'mero de heridos calculado no se dio a conocer. <a mayor!a de los observadores ase"uraron que oscilaba entre el total citado por &l Dictamen& y el que denunciaba el sindicato.Q1G 7alv8n pasó entonces a diri"ir la #amosa <i"a de 9omunidades *"rarias y +indicatos del stado de 3eracru)& #undada en mar)o de 19G3. n poco tiempo recha)ó el anarquismo& se convirtió en marxista dedicado y obtuvo el apoyo del "obernador =e(eda.Q13 n la se"unda mitad de 19G3& la acción de la 97= se despla)ó hacia el 8rea de :ri)aba. l G0 de (unio& nrique 4lores $a"ón se diri"ió a los obreros textiles huel"uistas de :ri)aba y los instó a utili)ar la violencia en su lucha.Q1H <os propietarios de #8bricas de :ri)aba y 3eracru) intentaron cerrarlas& el resultado #ue una huel"a "eneral de la 97= con apoyo de la 91:$. Auel"as& sabota(es& cierres y los intensos con#lictos laborales se esparcieron por las 8reas industriali)adas del estado y duraron meses. <as #acciones de la 91:$ y la 97= disputaron por (urisdicciones& soluciones de huel"a y cuestiones ideoló"icas.Q1Q
.1) .11

Ibid.$ "". 1%*1,. l <ictamen$ Geracruz$ +) de Bunio de 11%%$ = 'arcía Mundo$ l movimiento inGuilinario$ "". 1%1*1+%$ 1.+. .1% 'arcía Mundo$ l movimiento inGuilinario$ "". 1%1*1+1$ 1.1*101. .1+ Jeat!er 4oPler$ ;Los orígenes de las organizaciones ca6"esinas en Geracruz: raíces "olíticas = sociales?$ en 6istoria "e#icana$ -.$ Bulio*se"tie6&re de 110%: //$ 0)*0+. .1, >alazar$ 6istoria de las luchas$ 3$ 0%$ 0,$ 0-. .1. ;SLos traidores so&ran en el 6undoT?$ en 5uestra )alabra$ +) de agosto de 11%+.
132

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

l 1Q de septiembre& la 97= se unió a la *.= J*sociación .nternacional de =raba(adoresK& y dio a conocer sus planes para el tercer con"reso nacional. l con"reso se reunió en enero de 19GH.Q16 l cl!max sobrevino con la publicación de un in#orme de investi"ación sobre cierres de #8bricas textiles en el >istrito 4ederal. <os propietarios ale"aban que los cierres de corta duración eran necesarios debido a la escase) de materiales que hab!a provocado la huel"a "eneral de 3eracru). l in#orme& preparado por 6os% 9. 3alad%s& inició una batalla que habr!a de durar ocho meses. *se"uraba que al"unas #8bricas ten!an existencia de materiales su#icientes para tres meses y recomendaba que& en vista de la p%sima administración de los industriales& los obreros recibieran el control de las #8bricas. l con"reso nacional de la 97= adoptó el in#orme. <os paros continuaron.Q1F l 3 de mar)o& los representantes de la 97= se reunieron con los propietarios de #8bricas textiles en el >istrito 4ederal y declararon que las plantas deber!an permanecer abiertas o los obreros las tomar!an. <os propietarios pidieron tiempo para preparar su respuesta& y la reunión #ue pospuesta. l 8 de mar)o& el "eneral $anuel 0%re) =reviIo a#irmó que la causa de los industriales textiles era L(ustaM y al d!a si"uiente& el "obierno del >istrito 4ederal despachó a las tropas para custodiar las #8bricas textiles en caso de que los obreros quisieran tomarlas. <a disputa estuvo en ebullición toda la primavera y el inicio del verano con huel"as importantes y victorias ocasionales. 0or 'ltimo& los l!deres de los sindicatos textiles de la 97=& :tilo Dences y 9iro $endo)a& recibieron la invitación para un arbitrio asesorado por el "obierno con los representantes de los industriales. +e arre"laron las disputas y las #8bricas textiles del >istrito 4ederal tuvieron al"o de pa) hasta el momento en que los or"ani)adores de los obreros textiles de la 91:$ desa#iaron la he"emon!a de la 97=& casi un aIo despu%s.Q18 l "obierno de calles se inició a #ines de 19GH y traba(ó m8s abiertamente que nunca con la 91:$ en contra de la 97=. l G de diciembre se mostró a $orones secretario de .ndustria& 9omercio y =raba(o. l presti"io de $orones y el abierto el apoyo del "obierno a la 91:$ la hi)o muy atractiva para obreros y patrones. n diciembre de 19GH el "obierno aprobó una importante le"islación de traba(o que me(oró todav!a m8s la posición de la 91:$ y minó la de la 97=. <os dos proyectos de ley aprobados ese mes con el apoyo de $orones y 9alles decretaban que sólo ser!a reconocido un sindicato que contara con una representación mayoritaria de los obreros en una empresa determinada. <as nuevas leyes tuvieron aceptación entre los obreros porque estipulaban la ne"ociación colectiva obli"atoria en todas las disputas laborales& y "aranti)aban se"uridad de empleo a los huel"uistas.Q19 <a 91:$& m8s "rande y autori)ada o#icialmente& se bene#icio enormemente con las nuevas leyes. >urante 19GQ y 19G6& se ase"uró que el n'mero de miembros hab!a aumentado de 1G00000 a G000000. <o m8s probable en realidad& es que su total #uera de 100000& casi el doble de la 97=. QG0 l poder de la ne"ociación de la 97= y sus actividades huel"u!sticas en nombre de minor!as disidentes o en servicios a los que simplemente se declaraba con una mayor!a de la 91:$ eran ahora una violación a los estatutos #ederales. l G8 de enero de 19GQ& $orones y su departamento en el "obierno& la +ecretar!a de .ndustria& 9omercio y =raba(o& nombraron a los #uncionarios que iban a servir como investi"adores& conciliadores y 8rbitros de las disputas laborales en los diversos estados y en el >istrito 4ederal. >e los 3G nombrados& casi todos eran miembros de la 91:$. 9readas por ley& las nuevas comisiones del "obierno& las 6untas de 9onciliación y *rbitra(e& estaban dominadas por la secretar!a de $orones. <le"aron a adquirir mucha importancia, en las
.1/

;2os rea7ir6a6os en la idea anti"olíticaY$ en 5uestra )alabra$ 1+ de dicie6&re de 11%+8 >alazar$ 6istoria de las luchas$ 3$ 0%$ 0,$ 0-$ 1)1$ = Araiza$ 6istoria$ ,$ 1%+*1%,. .10 >alazar$ 6istoria de las luchas$ 3$ 111. .1Ibid.$ 3$ 1%.. .11 Araiza$ 6istoria$ ,$ 1%,*1%-$ = Cerda >il a$ l movimiento obrero$ ". 1+0. .%) Cerda >il a$ l movimiento obrero$ "". 1+0*1,+. Para una e aluación Cue duda las a7ir6aciones de la C<NM en cuanto a su n56ero de 6ie6&ros$ éase 9ean Me=er$ ;Los o&reros de la <e olución 6exicana: los :atallones <oBos?$ en 6istoria "e#icana$ -1$ Bulio*se"tie6&re de 1101: %-. Para una ersión Cue ace"ta las ci7ras de la C<NM$ éase Carr$ "ovimiento obrero$ %$ .*%).
13/

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

disputas laborales sus decisiones eran constantemente #avorables a la 91:$ y permanec!an hostiles a la distanciada 97=.QG1 >urante 19GQ& la 97= hubo de en#rentar un ataque combinado del "obierno y de la 91:$ en el >istrito 4ederal& que amena)ó su existencia misma.QGG l con#licto se inició con una serie de disputas (urisdiccionales que culminaron en asaltos #!sicos y& por 'ltimo& con el asesinato de un miembro #emenino de la 91:$ durante la celebración del 1X de mayo.QG3 ntre acusaciones de que al"unos de sus l!deres sindicales m8s prominentes eran los responsables& la 97= or"ani)ó su cuarto con"reso nacional del H al 10 de mayo. <as declaraciones del con"reso empeoraron la situación. +e anunciaron dos nuevas campaIas/ primero& la 97= se declaró en #avor de la semana laboral de seis horas a #in de eliminar el desempleo. +e"undo& rea#irmó el ya prolon"ado apoyo anarquista mexicano al movimiento a"rario y exi"ió una redistribución inmediata de todas las tierras de haciendas entre el campesinado. 9riticó adem8s al "obierno por su inactividad. *ntes en ese mismo aIo& los "rupos re"ionales de la 97= hab!an declarado su apoyo al ambicioso plan de re#orma a"raria que hab!a propu"nado el ex miembro de la 9asa y )apatista diputado del 9on"reso& *ntonio >!a) +oto y 7ama. l 9on"reso mexicano recha)ó su propuesta. <uis <eón& secretario de >esarrollo y *"ricultura& al responder airadamente a la propuesta de los Lro(osM de la 97=& declaró que L%sta requerir!a una nueva revoluciónM. *#irmó que el r%"imen de 9alles estaba haciendo todo lo posible dentro de la ley para llevar a cabo la re#orma a"raria. n sus dem8s pronunciamientos& la 97= pidió Lescuelas racionalistasM y Lacción directaM& y recha)ó la le"itimidad& honrade) y autoridad de las (untas de conciliación y arbitra(e dominadas por $orones. ra inminente el en#rentamiento directo.QGH l F de (ulio& los propietarios de las #8bricas textiles <a *be(a& <a $a"dalena y <a Aormi"a& de la re"ión +an `n"el Y 9ontreras& en donde dominaba la 97=& pidieron o#icialmente a la 6unta <ocal de 9onciliación y *rbitra(e que reconsiderara Lel rea(uste de salariosM. <a decisión de la 6unta no #ue #avorable a los obreros de la 97= de estas #8bricas e hi)o que la poderosa #ilial de la 97=& la 4ederación 7eneral :brera del 1amo =extil anunciara que Lla 6unta 4ederal de 9onciliación y *rbitra(e #ue desconocidaM. l 1H de (ulio& el "obierno nacional hi)o acusaciones ante los tribunales en contra de la 97= por e#ectuar una huel"a ile"al en <a Aormi"a& por impedir que obreros no unionistas y de la 91:$ entraran a <a $a"dalena& y por celebrar reuniones ile"ales en ese mismo lu"ar.QGQ l G0 de (ulio& una oleada de violencia sacudió el 8rea de las #8bricas textiles de +an `n"el Y 9ontreras. 7rupos de miembros de la 91:$& al"unos de ellos pistoleros& atacaron a los obreros de la 97= a la entrada de las plantas y por lo menos un traba(ador de la 97=& una mu(er& resulto muerta. stas batallas se dieron entre los Lro(osM de la 97= y los LamarillosM& que era como los primeros llamaban a los que apoyaban a la 91:$. n a"osto& la 6unta de 9onciliación declaró que los obreros de cualquier #8brica en donde la mayor!a de sus obreros no estuvieran or"ani)ados& no podr!an ser representados por nin"una unión. sto #ue un "olpe para la 97=& que ten!a a una vasta mayor!a de obreros unionistas en las plantas textiles de +an `n"el Y 9ontreras& as! como en el >istrito 4ederal& pero que deb!a a#rontar el despido constante de obreros de las #8bricas& por lo que a menudo el total no lle"aba al Q0^ exi"ido como requisito. <a 6unta tomó esta medida cuando la 97= y los propietarios de la planta textil +an *ntonio *bad en la ciudad de $%xico impidieron una huel"a al ponerse de acuerdo en eliminar a todos los obreros que se ne"aran a entrar en la unión.QG6

.%1 .%%

>alazar$ 6istoria de las luchas$ 3$ 10+. ;Euiénes desean unirse a la C<NM?$ en 5uestra )alabra$ 11 de 7e&rero de 11%.. .%+ >alazar$ 6istoria de las luchas$ 3$ 1-0*1--. .%, Ibid.$ 3$ 111*11%$ 11/*110$ %),$ %)0*%1). .%. Ibid.$ 3$ 11/. .%/ Ibid.$ 3$ 110$ 111$ %),.
136

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

Ena ve) m8s& en septiembre& la 97= con#irmó su ne"ativa a reconocer a la 6unta de 9onciliación. sa dependencia de la +ecretar!a de .ndustria& 9omercio y =raba(o devolvió la pelota al declarar a la 97= una or"ani)ación #uera de la ley e ile"ales todas sus huel"as. <a disputa si"uió durante el mes de octubre& cuando la 97= se ne"ó a asistir a un cónclave de la industria textil asesorado por $orones y ba(o la %"ida de su secretar!a. <a declaración de la 97= dec!a que %sta Lno colaboraba con pol!ticosM. $8s violencia estalló en noviembre en <a $a"dalena& entre pistoleros de la 97= y miembros de la 91:$& cuando los propietarios de la planta dieron empleo a estos 'ltimos. <a 97= llamó a Lhuel"a "eneralM a sus miembros textiles para re#or)ar su demanda de que no se aceptara a miembros de la 91:$. * continuación& se produ(o una violenta huel"a& con m8s disputas entre las centrales. <a coyuntura se produ(o el 1F de diciembre& cuando el "obierno mandó a la polic!a montada en contra de los piquetes de la 97= apostados a la entrada de las #8bricas. n un santiam%n %stos se vieron vencidos. <a 97= protestó y llevó a cabo varios paros de traba(o espor8dicos por todo el >istrito 4ederal& pero sin nin"'n resultado. n enero de 19G6& se despidió de <a $a"dalena a Q0 miembros de la 97= y se colocaron tropas "ubernamentales en la #8brica para prote"er a los obreros de la 91:$ y las instalaciones de la planta. <os propietarios de <a *be(a& habiendo su#rido daIos en la propiedad y con la producción m8s ba(a que nunca a causa del con#licto& cerraron la #8brica durante unos d!as& de(ando sin empleo a 300 obreros. <a 97= protestó vi"orosamente y la #8brica reabrió con un li"ero aumento del personal de la 91:$. 9uanto todo hubo terminado& la lucha textil de +an `n"el Y 9ontreras hab!a dado lu"ar a unos despla)amientos m!nimos en el balance del poder sindical. <a 91:$ "anó unas cuantas posiciones& pero de(ó ver su a"uda tendencia a la corrupción. <a unión de obreros textiles se"u!a siendo una de las #iliales m8s #uertes de la 97=& relativamente numerosa y militante& pero a la de#ensiva. n territorios m8s ale(ados del 8rea de la ciudad de $%xico y del centro de #uer)a de la 97=& la 91:$ pudo #uncionar con mayor #acilidad.QGF * lo lar"o de los cuatro aIos de r%"imen callista& la sede de la 97= y las de los sindicatos miembros su#rieron bomba)os& incendios& robos y asaltos& y su personal arrestos #recuentes. +ólo es persistente esp!ritu en%r"ico y la posición del 9entro +indicalista <ibertario mantuvo unido al total de 60000 miembros nacionales de la 97=& QG8 pero %stos estaban a la de#ensiva y la colecta de tari#as era insu#iciente para mantener un personal de o#icina permanente. +in embar"o& es posible que la tena) de#ensa de la 97= pa"ara dividendos. n 19G6& por la ra)ón que #uere& se produ(o una disminución de violencia entre las uniones& cuando la 91:$ de(ó de invadir territorios de la 97= para traba(ar en la or"ani)ación de los sectores no unionistas de la #uer)a de traba(o urbana.QG9 * nivel de la base s! abundaban or"ani)adores laboristas de la 91:$ bastante sinceros y dedicados. *nte la adversidad& la 97= se mantuvo impert%rrita. * mediados de (ulio de 19G6 celebró su quinto con"reso re"ional mexicano. *l"unos de los anarco?sindicalistas m8s anti"uos& #uertes y militantes representados por el cónclave #ueron los obreros textiles& los obreros de la compaI!a de transportes& los obreros y obreras de l 0alacio de Aierro& los panaderos y los traba(adores de la compaI!a de tel%#onos. =odos estos "rupos ten!an un lar"o historial de actividades revolucionarias y muchos de ellos ya hab!an actuado en las primeras huel"as de la 9asa. ntre los l!deres anarco?sindicalistas m8s anti"uos y prominentes estaban 1a#ael ;uintero y 1odol#o *"uirre& quienes hab!an #irmado el #atal pacto 9asa?constitucionalistas en 3eracru)& durante la 1evolución& y <uis *rai)a& quien hab!a sido importante en las huel"as "enerales de 1916. 9on 3alad%s y *rao) de <eón que ayudaban al desarrollo de la convención& la asamblea declaró un8nimemente que el ob(etivo #inal de la 97= era el comunismo anarquista. +e"u!a estando a#iliada a la anarco?sindicalista *.=& cuya sede estaba en Berl!n. <a convención #ormó comit%s
.%0 .%-

Ibid.$ 3$ %)0*%1). Cerda >il a$ l movimiento obrero$ ". 1,). .%1 >alazar$ 6istoria de las luchas$ 3$ %1.*%+..
130

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

especiales para que traba(aran por la liberación por parte de "obiernos nacionales y estatales de aquellos a quienes se consideraba Lpresos pol!ticosM ce"etistas. Ai)o una nueva demanda de re#orma a"raria y anunció la creación de comit%s especiales para la or"ani)ación de campesinos. 0or 'ltimo& se comprometió a Lreali)ar la unión del movimiento obrero y campesino de #inalidad comunista an8rquica en el nuevo continenteO <a #inalidad de la 9on#ederación ser8 el comunismo anarquistaM y a sus a#iliados les dio la consi"na de adoctrinar en este sentido a sus masas.Q30 >urante 19GF& los principales es#uer)os de la 97= inclu!an el apoyo a la huel"a del militante sindicato de obreros petroleros en =ampico y a la 9on#ederación de +ociedades 4erroviarias& una or"ani)ación independiente que en el momento crucial de su lucha& en el mes de #ebrero& pasó a ser m8s conocida como 9on#ederación de =ransportes y 9omunicaciones. l 9 de #ebrero& la 97= llamó a Lhuel"a "eneralM a los obreros del >istrito 4ederal en apoyo de los traba(adores #erroviarios. Éstos hab!an apoyado anteriormente otras huel"as de la 97=& incluyendo la violenta huel"a textil de 19GG& y la de transportes& i"ualmente intensa& de 19G3. <a Lhuel"a "eneralM exacerbó el 8nimo de todas las partes en con#licto y prosi"uió durante un mes m8s. <a huel"a de los traba(adores petroleros en =ampico se a"ravó cuando el presidente 9alles envió tropas al lu"ar de los hechos para Lprote"erM la propiedad de la compaI!a. <os soldados iniciaron el tiroteo& y los huel"uistas respondieron con el sabota(e. En acad%mico ha observado que las tropas #ueron utili)adas en "ran medida porque se trataba de un sindicato de la 97=.Q31 0ero a'n con la persistente retórica anarco?sindicalista y la a#iliación a la *.=& en 19G8 la 97= comen)ó a mostrar si"nos de des8nimo y des"aste en su celo revolucionario. 0ese a una oleada de huel"as subvencionadas por la 97=?91:$ durante la primavera& que se vieron real)adas por el paro de m8s de cuatro meses de la planta textil de 1!o Blanco& y por otra importante huel"a ce"etista de la compaI!a de tel%#onos ricsson en el mes de a"osto& los acontecimientos m8s si"ni#icativos ese aIo& desde el punto de vista del anarco?sindicalismo& #ueron el comien)o de un despla)amiento de la 97= hacia un acomodo con el "obierno& y la ca!da de la 91:$. sto 'ltimo se produ(o hacia #inales de 19G8& lue"o de un prolon"ado y por momentos amar"o con#licto entre $orones y sus se"uidores de la 91:$& por un lado& y :bre"ón y los suyos por el otro. <as di#erencias entre $orones& aspirante a la presidencia& y :bre"ón& se hab!an a"udi)ado en 19GF& cuando un "rupo de sindicalistas pro?obre"onistas se reunió en +altillo y entre otras cosas consideró al"unas estrate"ias para derrocar a $orones como l!der de la 91:$. <ue"o del asesinato de :bre"ón& perpetrado por un #an8tico reli"ioso el 1F de (ulio de 19G8& al"unos de sus se"uidores& en#urecidos& ase"uraron que $orones era cuando menos Lintelectual y moralmente responsableM del asesinato por el clima de rencor y odio que su con#rontación hab!a "enerado. stas acusaciones destruyeron las pocas posibilidades que $orones hubiera podido tener para lle"ar a la presidencia. n un acto de protesta en contra de la cr!tica& el G1 de (ulio& (usto cuatro d!as despu%s del asesinato& $orones renunció a su car"o como secretario de .ndustria& 9omercio y =raba(o. :tros dos se"uidores del partido laborista y de la 91:$& 7asca y duardo $oneda& de(aron tambi%n sus altos car"os uni%ndose a la protesta. <a renuncia de $orones #ue un error estrat%"ico. $inó su presti"io y lo ale(ó de los c!rculos internos del poder "ubernamental. <o colocó& en 'ltima instancia& en una posición adversa al r%"imen que dominaba y condu(o a la destrucción de la 91:$. n el >istrito 4ederal& los diarios del mes de a"osto por primera ve)

.+) .+1

Araiza$ 6istoria$ ,$ 1%-*1+-. Clar#$ 4rgani0ed labor$ "". 11,*111$ = >alazar = Dsco&edo$ 6istoria de las luchas$ 3$ %/1*%/..
138

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

criticaban a la 91:$& y sus obreros& antes or"ani)ados en sindicatos a#iliados a esta or"ani)ación& se retiraron.Q3G $orones entró en con#licto con el presidente 9alles cuando milio 0ortes 7il #ue nombrado presidente interino. $orones se opuso y si"uió cometiendo una serie de torpe)as que de(aron a 9alles ante la alternativa de ele"ir entre %l& su anti"uo aliado& y el candidato que apoyaba el nuevo 0artido Nacional 1evolucionario creado por %l personalmente. n retrospectiva& la decisión de 9alles parece haber sido la 'nica ló"ica. No quiso arries"arse a la #ra"mentación de su partido y perder el control pol!tico y estabilidad que representaba. *poyó& pues& a 0ortes 7il. n diciembre de 19G8& cuando ya era conocida la posición de 9alles& los sindicatos de la 91:$& comen)ando por aquellos cuyos l!deres se opon!an m8s a $orones& iniciaron un masivo %xodo de la or"ani)ación. Aacia mediados de 19G9& la 91:$& que hab!a sido creada con #ondos "ubernamentales& se hab!a desinte"rado. +u he"emon!a pol!tica y económica sobre la clase obrera mexicana se hab!a roto. 9asi todos los "rupos que la hab!an abandonado se volvieron independientes o #ormaron sus propias uniones locales mientras esperaban el desarrollo de los acontecimientos y solicitaban el apoyo del "obierno. >e los anti"uos sindicatos de la 91:$ m8s radicales& al"unos se unieron a la 97=& aumentando las #ilas de %sta de unos G0000 miembros a un total de poco m8s de 80000. l presidente 0ortes 7il& que ne"aba haber querido destruir a $orones y a la 91:$& no hi)o nada por detener el colapso de la enorme con#ederación obrera. R la 97=& la rival histórica de la 91:$& tuvo el per!odo m8s prolon"ado de poco asedio "ubernamental en toda su historia.Q33 n 19G9& la 97= pareció perder su sentido de dirección. <a "ran mayor!a de sus 80000 miembros eran residentes del >istrito 4ederal y su dirección "o)aba de la etapa m8s estrecha y armoniosa en sus relaciones "ubernamentales. *l ver el creciente poder y estabilidad del "obierno& muchos de los anti"uos l!deres ce"etistas estuvieron de acuerdo con los miembros m8s recientes& que antes pertenec!an a la 91:$& en que la acción directa& la *N*1;E_* y el sindicalismo revolucionario eran irreales. <a capitulación de al"unos l!deres de su posición anarco?sindicalista resultaba comprensible por la prolon"ada represión a la 97=. sto& y tambi%n la edad& ya hab!a provocado que varios ex l!deres de la 97=?9+< se dieran por vencidos de manera similar a como la 9asa hab!a muerto. <o que propició el sentimiento de derrota #ue la presencia de los anti"uos l!deres de la 91:$& quienes predicaban las venta(as de cooperar con el "obierno. >e 19G9 a 1931& la 97= su#rió una crisis de identidad, una %poca de desunión y dispersión. *hora se encontraban ausentes ;uintero& <ópe) >óne)& *rce y 3alad%s. *l #inal de este per!odo& la mayor!a de los l!deres ce"etistas& pese a la oposición de las #iliales de =ampico& estaba m8s que dispuesta a cooperar completamente con el "obierno.Q3H ntre tanto el "obierno tomaba medidas para ase"urarse el control de la clase obrera mexicana. Ba(o el presidente 0ortes 7il se preparó un nuevo 9ódi"o 4ederal de =raba(o que aumentó considerablemente la intervención del "obierno en el movimiento obrero y en las relaciones patronales?laborales. Ba(o las provisiones de este códi"o& el r%"imen del presidente 0ascual :rti) 1ubio in#ormó que durante el per!odo del 1X de (ulio de 19G9 al 30 de (unio de 1930& se hab!a intervenido en H0G con#lictos laborales Lsiempre para prote"er los intereses de los obrerosO <a 6unta 4ederal de 9onciliación y *rbitra(e ha venido #uncionando normalmenteO estableciendo equilibrio y armon!a entre los sectores importantes de producción y siempre sin
.+%

Para un anIlisis "ro7undo de la derrota de Morones$ éase Carr$ "ovimiento obrero$ %$ 11.*10/. Para exI6enes conte6"orIneos 7a ora&les a la C'T$ éase ;La Con7ederación 'eneral de Tra&aBadores?$ en S AvanteT$ 1. de Bulio de 11%-8 D. Leal$ ;Dl 7racaso de los "olíticos = la idea anarCuista?$ en ibid.$ 1Q de 7e&rero de 11%1$ = ;SGótalos$ "ero no otesT?$ en ibid.$ 1. de Bunio de 11%-. .++ Araiza$ 6istoria$ ,$ 1+-*1./8 >alazar$ 6istoria de las luchas$ 3$ %1)*%11$ +)/*)+0$ +%1$ = Clar#$ 4rgani0ed labor$ "". 1+-$ 1,). .+, Li&rado <i era$ ;Las 7arsas electorales?$ en S AvanteT$ +) de enero de 11+)8 ;Dl G33 Congreso de la C'T?$ en ibid.$ 1) de Bulio de 11%18 Araiza$ 6istoria$ ,$ 1.0*1-1$ = Clar#$ 4rgani0ed labor$ "". 1,)$ 1,0$ 11.$ %++$ %/-.
139

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

v!nculos de la in#luencia pol!tico y sectarismo "remialO ha sido una disminución notable de huel"as industrialesM. l in#orme tambi%n mencionaba que la empresa privada hab!a pa"ado 136GF8.G9 pesos para apoyar a la 6unta 4ederal de 9onciliación y *rbitra(e.Q3Q >urante 19G9?1931& el "obierno de :rti) 1ubio preparó un códi"o de traba(o m8s amplio que& entre otras cosas& dele"aba al "obierno el poder de reconocer uniones& aprobar todas las huel"as y ne"ociar arre"los de compromiso entre las partes concernientes. :rti) 1ubio explicó/ L9omo presidente entend! la importancia de esta ley que #ue exi"ida como una necesidad nacional ur"enteO que el secretario de .ndustria& 9omercio y =raba(o debe hacer una revisión cuidadosa del proyecto anterior. l nuevo proyecto #ue elaborado por una comisión presidida por el secretario.Q36 *l principio& la 97= y otras or"ani)aciones se opusieron al nuevo códi"o. n una reunión celebrada en el 0alacio Nacional& el l!der laborista que empe)aba a sur"ir en aquel entonces& 3icente <ombardo =oledano& leyó una protesta que la 97= respaldó. 0ara el G0 de (ulio de 1931& la 98mara de >iputados aprobó el nuevo códi"o y muchos l!deres sindicales de la 97=& incluyendo a Dolstano 0ineda& 9iro $endo)a y <uis *rai)a aceptaron el veredicto. n esa #echa comen)ó a dividirse la 97=. nrique 1an"el& 1osendo +ala)ar y 6acinto Auitrón estaban entre quienes diri"!an a las #acciones rivales y disidentes. 0ero el "olpe de#initivo a las esperan)as de la 97= se produ(o cuando la poderosa 4ederación :brera del 1amo de <ana se retiró en plena disputa.Q3F =al ve) el cinismo que destilaban los comentarios de un ex l!der ce"etista& entrevistado en 1933 por $ar(orie 1uth 9lar2 explica me(or lo que pensaban quienes estaban a car"o durante la derrota de (ulio de 1931. 9lar2 citó la conversación parcialmente/ L9uando se le pre"untó si los obreros estaban de acuerdo con la nueva colaboración con el "obierno& %l replicó/ [<as masas est8n con#usas& claro& por los cambios que ven& pero eso no importa, cuando los l!deres son anarquistas& las masas son anarquistas, cuando los l!deres son "ubernamentalistas& las causas tambi%n\M.Q38 n un aIo la 97= se hab!a dividido en cuatro partes importantes cuando menos. Q39 *l"unos de los disidentes como +ala)ar& ya hab!an descartado el anarco?sindicalismo por LirrealM. 0ero uno de ellos& 6acinto Auitrón& no. $iembro ori"inal del 7rupo de 6uan 4rancisco $oncaleano y a la causa. >iri"ió el resto de sus d!as& hasta #ines de 1960& la 4ederación *narquista $exicana J4*$K. <a 4*$ era la 'nica sobreviviente anarco?sindicalista importante de la 97=& pero era pequeIa y la constitu!an 'nicamente miembros individuales. >epend!a de contribuciones para imprimir su periódico )egeneración Jsegunda épocaK que durante al"o m8s de treinta aIos hab!a sido publicado como semanario y lue"o bimensualmente. +u circulación era limitada& de ah! que su oposición constante a la cooperación con el "obierno tuviera siempre un m!nimo e#ecto en la clase obrera mexicana. QH0 :tros "rupos pequeIos como el 7rupo 9ultural 1icardo 4lores $a"ón y =ierra y <ibertad& hab!an lo"rado sobrevivir por un per!odo notablemente prolon"ado& pero tambi%n su impacto durante la %poca dominada por el "obierno desde la muerte de la 97= hab!a sido insi"ni#icante.QH1

.+.

Luis '. 4ranco$ Blosa del período de gobierno del 1. Beneral e Ingeniero )ascual 4rti0 Rubio, $%I;'I$'ID $ ". +%. .+/ Ibid.$ ". ,). .+0 >alazar$ 6istoria de las luchas$ %$ 1.*1-$ ,)*,%$,0$ /%. .+Clar#$ 4rgani0ed labor$ ". %0,. .+1 Ibid.$ "". 1,)$ 1,0$ 11.$ %++$ %/-8 = Araiza$ 6istoria$ ,$ 110*111. .,) ;La C'T no es 7ilial a la A3T?$ en Regeneración$ n56. 1$ a&ril de 11+08 = ;S2o a&dica6os nuestra ideología re olucionariaT?$ en Regeneración$ 1. de no ie6&re de 11.,. .,1 ;A todos los gru"os e indi idualidades anarCuistas de la región 6exicana?$ en Tribuna 4brera$ agosto de 11+,$ = l Tornillo$ %- de Bunio de 11+0.
120

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

CAPÍTULO XI CONCLUSIÓN

l movimiento anarquista mexicano #ue producto de varios elementos/ a6 el in#lu(o de inmi"rantes anarquistas& principalmente provenientes de spaIa, b6 la amplia circulación de literatura que propa"aba la ideolo"!a de 0roudhon& Ba2unin& <oren)o& @ropot2in& y sus contrapartes mexicanos, c6 la corrupción "ubernamental y la inestabilidad sociopol!tica que permitieron a los revolucionarios or"ani)arse, d6 las condiciones socioeconómicas "eneralmente intolerables en que se encontraba la clase obrera tanto urbana como rural& lo que creaba un "rado extremo de ena(enación social indispensable para que las masas apoyaran ideales revolucionarios, e6 las penurias sociales del campesinado mexicano& cada ve) con menos tierra& que& al resistir a la metrópoli y a la intrusión de una cultura alienada& apoyaba ya al bandidismo social& cuyos valores eran id%nticos a los expresados por el anarquismo a"rario propu"nado por 1hoda2anaty& 5alacosta& +anta 4e y >!as +oto y 7ama, y f6 el proceso de industriali)ación en $%xico que intensi#icó las desi"ualdades ya existentes que en la %poca preindustrial ya hab!an creado el apoyo para las multitudes urbanas y los tumultos. <a industriali)ación se tradu(o en m8s villas miseria y amena)ó con proletari)ar a la clase artesanal. <os artesanos con su tradición espaIola de "remio& reaccionaron en de#ensa propia or"ani)8ndose para un cambio social radical. * mediados de 18F0& los sastres y los sombrereros& amena)ados por la creciente industria textil& se convirtieron en el "rupo artesano m8s militante. >urante la %poca revolucionaria de 1910& los tipó"ra#os y canteros su#r!an el terrible impacto del linotipo y de la industria moderna del cemento& por lo que se unieran a los sombrereros y sastres en su militancia. *unque siempre una minor!a& los artesanos constituyeron para los anarquistas y la clase obrera urbana un lidera)"o #undamental. 0ara el artesano& un hombre sumer"ido en el individualismo& era m8s que natural abra)ar un ideal pol!tico que exi"iera protección a los asedios de un "obierno cada ve) m8s poderoso& un "obierno controlado por otros y cada ve) con mayores in#luencias de la doctrina capitalista. <os artesanos se identi#icaron con un ideal que buscaba preservar el pequeIo taller y el producto hecho a mano, que exi"!a me(ores condiciones de traba(o en las #8bricas a las que se estaban viendo obli"ados a entrar por las t8cticas de producción moderni)adas con las que no pod!an competir. l cooperativismo re#le(aba todas estas necesidades. ra una respuesta comprensible a la amena)a que el sistema de #8bricas representaba para hombres que siempre hab!an traba(ado con las manos y que preciaban de su destre)a e independencia. l anarco? sindicalismo re#le(ó su reacción posterior al sistema de producción de #8bricas ya establecido. ra de esperar que el "obierno reaccionara ne"ativamente al anarco?sindicalismo y a las #ormas m8s extremas se cooperativismo& que en realidad no eran sino intentos por crear una sociedad basada en el control de la producción por parte de los traba(adores& libres del "obierno y de la Lexplotación capitalistaM. <a intervención del "obierno por la #uer)a y por re"ulaciones estrictas durante el pro#iriato& las etapas posteriores de la 1evolución& y despu%s de la 1evolución& primero impidieron a las cooperativas convertirse en un sistema de colectivos independientes y lue"o a los anarco?sindicalistas le impidieron obtener el control de la industria nacional. n ambas #ases de la lucha #ueron vencidos los artesanos y los anarquistas. Aacia
121

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

#ines del si"lo -.- las cooperativas no eran m8s que pequeIos talleres artesanales& cuyos miembros ten!an bene#icios de ayuda mutua t!picos& tales como pa"os por incapacidad. n la era posrevolucionaria& la 91:$ y su sucesora& la 9on#ederación de =raba(adores $exicanos& estableció el control pol!tico "ubernamental sobre la #uer)a de traba(o urbano dentro de una econom!a capitalista. No obstante& los anarquistas propiciaron cambios importantes para las clases obreras durante el per!odo 1860?1931. *unque sin %xito con su pro"rama& sus ob(etivos ?tal como #ueron expresados desde las plata#ormas de <a +ocial& <a .nternacional& <a 9asa del :brero $undial y la 97=? politi)aron considerablemente a la clase obrera mexicana. >emandaban la creación de Luna rep'blica socialista universal& 'nica e indivisibleM. +e dieron los primeros pasos hacia estos #ines, el 9on"reso se a#ilió a la internacional anarquista y posteriormente& durante la 1evolución& la 9asa del :brero se describió como una con#ederación laborista Lre"ionalM. l 9on"reso& la 9asa y la 97=& todos apoyaban el principio de un sistema de comercio internacional abierto una ve) que los traba(adores hubieran conquistado el poder. <a 97= se autodenominó comunista? anarquista y su con"reso nacional votó por la toma de la industria textil de la ciudad de $%xico& de 0uebla y de :ri)aba en la d%cada de 19G0. =anto la 9asa como la 97= pudieron or"ani)ar huel"as "enerales limitadas aunque e#ectivas. ntre 1860 y 1931& cientos de miles de obreros mexicanos& que constitu!an tres "eneraciones& se unieron #ormalmente al 9on"reso& a la 9asa y a la 97= ?or"ani)aciones aliadas todas a un movimiento internacional basado en uropa y abocado al derrocamiento de#initivo del "obierno y del capitalismo. l movimiento anarquista mexicano exi"!a la amplia abolición del sistema de salarios. $ientras tanto& aumentos en los salarios a"r!colas e industriales se obtendr!an mediante huel"as. n al"unos casos se lo"raron unas cuantas victorias a corto pla)o& sobre todo durante la 1evolución& ya que en esta %poca las condiciones eran sin"ularmente #avorables. <as t8cticas de la clase obrera cambiaron si"ni#icativamente en el per!odo de 18G0?19G6. +e llevaron a cabo unas lar"as y tortuosas durante el si"lo -.- y hacia el #inal del si"lo ocurrió la primera huel"a "eneral en 0uebla. <os obreros mexicanos demostraron durante y despu%s de la 1evolución& que hab!an lle"ado a considerar esta arma como la herramienta m8s poderosa en contra de los patrones. 4ue un "ran paso hacia el autorrespeto y la con#ian)a de la clase obrera mexicana& puesto que estas huel"as representaron la declaración del nuevo derecho reci%n asumido de cuestionar la autoridad del patrón hasta ese momento todopoderoso. <os anarquistas no pueden ad(udicarse todo el cr%dito de la dirección de estas huel"as& pero el papel que desempeIaron en ellas como or"ani)adores y a"itadores de la #uer)a obrera urbana #ue #undamental. Ena empresa en la que s! obtuvieron una victoria abierta se dio en el campo de los derechos de las obreras. l %xito que 1hoda2anaty y <a +ocial tuvieron en 19F6& cuando +oledad +osa lo"ró in"resar al 9on"reso pese a las ob(eciones de 6uan de $ata 1ivera& #ue una victoria poco habitual. n la historia de la clase obrera mexicana no se re"istra nin"'n episodio anterior en el que a una mu(er se le hay permitido desempeIar un papel tan importante. * ra!) de esa ocasión& las mu(eres mexicanas empe)aron a tener peso en el movimiento obrero urbano& y un "ran n'mero de ellas& que traba(aban en plantas textiles& pudieron or"ani)arse. 0ero resulta irónico que las victorias de los obreros durante la 1evolución y la d%cada de 19G0 hicieron poco atractivo el empleo de mu(eres en las #8bricas y su presencia en las plantas se redu(o considerablemente desde entonces. <os anarquistas esperaban lle"ar a una sociedad i"ualitaria y sin clases& or"ani)ada en asociaciones voluntarias para los obreros urbanos en las #8bricas y para los campesinos a nivel de municipios libres. <a necesidad de un "obierno& una institución& que en su opinión era el veh!culo con el que la clase diri"ente e(erc!a su poder sobre el pueblo& ser!a ne"ada por la naturale)a no explotadora de la nueva sociedad sin clases. 0or lo tanto& exi"!an la Lneutrali)ación del poder explotador que el capital e(erc!a sobre la #uer)a de traba(oM y una nivelación "radual y redistribución de la propiedad privada.
121

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

;uer!an reor"ani)ar la sociedad en torno a #alan"es industriales y a"rarias& estas 'ltimas #ormadas (unto con bancos territoriales que controlar!an el traba(o y la venta de productos. =odo ello se har!a en con(unción con la Lliquidación de intereses capitalistas urbanosM en el campo ba(o la %"ida de una ley a"raria que medir!a y demarcar!a las tierras con el #in de redistribuirlas. l e(%rcito ser!a rempla)ado por milicias obreras& las municipalidades autónomas tendr!an la soberan!a de sus pro"ramas en sus localidades y& por 'ltimo& se disolver!a al "obierno nacional. <os motivos de su #racaso durante el primer per!odo de >!a) son comple(os aunque claros. l r%"imen de >!a) consolidó una pla)a #uerte en el campo y por primera ve) instituyó en el campo una tranquilidad pol!tica y un r8pido crecimiento económico. <as %lites provincianas anta"ónicas y los disidentes de la clase obrera& rurales u urbanos& recibieron un duro trato. l movimiento revolucionario de la clase obrera era vulnerable porque el proceso de industriali)ación no era lo su#icientemente avan)ado como para crear una #uer)a de traba(o masiva. l n'mero de obreros de #8brica se mantuvo relativamente reducido en contraste con la población total y los traba(adores que despu%s de 18F0 se or"ani)aron en el 9!rculo y posteriormente en #iliales del 9on"reso no ten!an experiencia or"ani)ativa. 0adec!an de una desunión crónica. +us divisiones y su n'mero relativamente pequeIo los debilitó ante el poder armado del "obierno. <as cooperativas del si"lo -.- #ueron un #racaso por su #alta de experiencia de or"ani)ación y su aislamiento económico. l n'mero de se"uidores que se podr!a esperar que las utili)aran era demasiado limitado para "aranti)ar un crecimiento constante. ra limitado el n'mero de se"uidores porque $%xico era todav!a un pa!s preindustrial y subdesarrollado. <a inmadure) de la econom!a mexicana y la #alta de preparación del movimiento anarquista eran m8s que obvias para l!deres como 1hoda2anaty& 3elatti& 7on)8le) y $uI')uri. Éstos lamentaron la persistente omnipresencia de las sociedades mutualistas& la debilidad de las cooperativas y el desarrollo de las uniones dominadas por el "obierno y administradas por charros. l tradicional control "ubernamental del movimiento obrero se inició con 1omero y 9ano en la d%cada de 1860 y principios de 18F0. +i"uió con 9arlos :la"u!bel a #ines de la d%cada de 18F0 y en la d%cada de 1880. n el si"lo --& $endo)a& del 79:<& <uis $orones y al"unos l!deres unionistas contempor8neos son representativos de esta tendencia. l charrismo era tambi%n otro #actor en un medio que de(aba a la mayor!a de las masas mexicanas sin or"ani)ación& e incapaces de una acción decisiva. 3illanueva& 4err%s& <ópe) >óne)& ;uintero y la dirección de la 97=?9+< se que(aron del mismo problema. l movimiento a"rario #ue contenido durante el r%"imen de 6u8re)& cuando estaba lle"ando a su apo"eo y posteriormente y con mayor severidad por la represión diri"ida por >!a) en la 'ltima parte del si"lo -.-. sparcidos por el campo& los a"raristas padec!an de una #atal desunión. 0obremente equipados& eran incapaces de de#enderse adecuadamente al llevar a cabo sus desordenados levantamientos y ocupaciones de tierra. stas condiciones tambi%n asediar!an y derrotar!an a 5apata. * principios del si"lo --& buena parte de la desor"ani)ada estructura de las asociaciones laboristas urbanas anarquistas del si"lo -.-& e incluso de su estrate"ia pol!tica& se vio corre"ida con la creación de la 9asa del :brero $undial y con el pro"rama de los ma"onistas. >ebido a sus primeros %xitos& el r%"imen de >!a) actuaba como un #iltro en contra de la transmisión directa de la tradición anarquista mexicana.QHG 9omo resultado& los anarquistas mexicanos del si"lo -- se volvieron& no a sus predecesores del si"lo -.- sino a 0roudhon& Ba2unin y
.,%

Ds interesante destacar Cue 6uc!as ideas del siglo O3O *"or eBe6"lo la eli6inación de los ca"italistas ur&anos de la "ro"iedad rural$ la redistri&ución de tierras agrarias$ el desarrollo de &ancos agrarios$ etc.*$ al ser ex"licadas "or Molina DnríCuez$ treinta aFos 6Is tarde en su 6onu6ental o&ra Los grandes problemas nacionales$ 7ueron a"laudidas "or algunos o&ser adores = "osterior6ente incluso "or acadé6icos Cue las consideraron "ro"uestas originales$ i6aginati as = &rillantes.
123

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

@ropot2in. l movimiento se vio nuevamente estimulado por la presencia de los anarquistas espaIoles.QH3 <a primera or"ani)ación anarquista poderosa se desarrolló en torno al 0artido <iberal que diri"!an los hermanos 4lores $a"ón. 1icardo 4lores $a"ón leyó primero a @ropot2in a una edad temprana y posteriormente evidenció la #uerte impresión que recibiera. $8s tarde& ya como estudiante en la ciudad de $%xico& volvió a leerlo. *biertamente comen)ó a abra)ar la doctrina pol!tica anarquista en 1906. ntre 1900 y 1910& $a"ón y el 0artido <iberal representaban la 'nica amena)a seria al r%"imen de >!a) y se convirtieron en un s!mbolo de resistencia. <a primera diver"encia entre el movimiento anarquista del si"lo -- y el del si"lo -.#ue una #uer)a pol!tica revolucionaria nacional que propu"naba el derrocamiento y desmantelamiento del "obierno nacional& la descentrali)ación del poder pol!tico& la or"ani)ación colectivista de la econom!a urbana y la creación de comunas a"rarias. l 0artido <iberal diri"ió una serie de poco exitosas tomas de pueblos y asaltos cerca de la #rontera en el norte. <os or"ani)adores entraron en 9ananea y ayudaron ah! a diri"ir la #amosa y violenta rebelión que de(ó ver la inquietud latente en la clase obrera que a#loró un poco despu%s en 1!o Blanco. sas rebeliones ya anunciaban el #in del "obierno. <a 9asa del :brero $undial se desarrolló en el torbellino de la 1evolución mexicana. n las 8reas industriales& la rama local de la 9asa representó un re#u"io en el que los ex campesinos reci%n lle"ados pod!an ponerse en contacto con sus camaradas obreros ya unidos por un inter%s com'n. *l i"ual que sus precursores del si"lo -.-& los anti"uos traba(adores a"r!colas se vieron alienados y solos en un nuevo medio urbano hostil& que atacaban su sólido sentimiento de comunidad y destru!a su tradición. <a ideolo"!a anarquista de libertad individual& empare(ada a las promesas a las promesas sociales sindicalistas& eran sin duda un #uerte aliciente para la mentalidad todav!a campesina que tradicionalmente hab!a mantenido inviolables estos valores en la comunidad a"raria. * medida que el anarco?sindicalismo "anaba #uer)a& desencadenaba el poder que los constitucionalistas de :bre"ón y 9arran)a en#rentaron a 3illa y 5apata durante la revolución. n una de esas iron!as que se dan a la "uerra& los batallones ro(os de la 9asa del :brero se vieron enviados a combatir m8s de una ve) en contra de los herederos ideoló"icos de 9h8ve) <ópe)& los revolucionarios que diri"!a 5apata. <as di#erencias ideoló"icas de ambas partes eran a menudo va"as y& pese al pro"rama campesino estilo anarquista de 5apata& la mayor!a de los miembros de la 9asa del :brero sent!an que %ste se limitaba a una perspectiva a"raria demasiado estrecha. =ambi%n su anticlericalismo se vio exacerbado por las pro#undas convicciones reli"iosas que mostraban los se"uidores campesinos de 5apata.QHH <a 9asa del :brero se vio me)clada con una alian)a con :bre"ón y 9arran)a con la promesa de que ser!a la 'nica unión en $%xico& con libertad de or"ani)arse como quisiera a cambio de su constante apoyo a los constitucionalistas.QHQ +e debe dudar de la sinceridad de esta ne"ociación por ambas partes en vista de los ob(etivos revolucionarios sindicalistas de la 9asa del :brero y de la inmediata represión del "obierno durante la huel"a "eneral de 1916 cuando 5apata y 3illa de(aron de ser una amena)a estrat%"ica. <os obreros armados de la 9asa del :brero se vieron sometidos en un punto culminante de la huel"a "eneral& del 30 de (ulio al G de a"osto de 1916& mediante acciones aisladas del e(%rcito en un pueblo tras otro& lo que convirtió en pr8ctica el iniciar los ataques con asaltos sorpresivos a las salas de reunión de las uniones y armer!as anarquistas. l "obierno retiró o#icialmente el reconocimiento de la unión& y muchos de sus l!deres #ueron arrestados.QH6 <a 9asa #ue disuelta #ormalmente y muchos de sus desilusionados miembros in"resaron a la 9on#ederación 1e"ional :brera $exicana que apoyaba el "obierno. <a 91:$ ten!a al"unas
.,+ .,,

Dntre istas$ >alazar = 'asca. Ibid. .,. Ibid.8 éase ta6&ién >alazar = Dsco&edo$ Las pugnas$ 3$ 1+*1)+. .,/ Dntre istas$ >alazar = 'asca8 ta6&ién >alazar = Dsco&edo$ Las pugnas$ 3$ %))*%1+.
122

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

tendencias anarquistas y estuvo dominada por los "obiernos de :bre"ón y 9alles. n 19G8 la publicación anarquista m8s "rande de *m%rica <atina La 4rotesta& de Buenos *ires& anunció que como la 91:$ colaboraba con el "obierno mexicano& no pod!a ser considerada anarquista.QHF $uchos de los descontentos miembros anti"uos de la 9asa del :brero se unieron a la rival de la 91:$& la 97=& a#iliada a la anarquista *.=. QH8 <a 97= sobrevivió a la d%cada de 19G0 pese al continuo %xito y apoyo "ubernamental de la 91:$& pero padec!a de #alta de #ondos y divisiones internas. 9uando en 1931 se aprobó la <ey del =raba(o& de(ó de ser una #uer)a seria. l anarquismo mexicano revitali)ado durante la decadencia del r%"imen de >!a)& entró en abierto con#licto con el "obierno durante y despu%s de la 1evolución. >esde este 'ltimo en#rentamiento& el re#ormismo activo de los re"!menes de :bre"ón& 9alles y <8)aro 98rdenas ha rele"ado al anarquismo mexicano a la historia& y las mayores or"ani)aciones a"rarias y obreras urbanas est8n controlados por el "obierno nacional. 0ese al aumento de la productividad nacional& las clases traba(adoras mexicanas si"uen padeciendo una pobre)a masiva. +us luchas pasadas y sus condiciones presentes presa"ian descontento en el #uturo.

NOTA BIBLIOGR*FICA

ESTUDIOS SOBRE ANARQUISMO
<as me(ores introducciones al tema del anarquismo son las de 7eor"e Doodcoc2& Anarchism7 a histor+ of libertarian ideas and mo(ements& y la de >aniel 7uerin& Anarchism7 from theor+ to practice. :tros traba(os 'tiles en este campo incluyen& The anarchists& por 6ames 6oll& y The anarchists& por .rvin" <. AoroCit). <a versión de AoroCit) o#rece al lector una amplia colección de ensayos anarquistas. l en#oque elemental que hace 0aul *vrich en The )ussian anarchists& ha resultado una valiosa contribución metodoló"ica al estudio del anarquismo en un pa!s. 1elaciona exitosamente el desarrollo de esta ideolo"!a en 1usia y en uropa occidental. <os cl8sicos ya m8s conocidos& )ebels and renegades + Apostles of the re(olution& por $ax Nomad& son estudios excelentes. 0ara una me(or comprensión del movimientos son esenciales los traba(os con los que ha contribuido la propia dirección anarquista/ @ropot2in& Ba2unin y 0roudhon. <os m8s importantes son/ La a+uda mutua7 un factor de e(olución& que dio al anarquismo su (usti#icación histórica en la #ase cr!tica del crecimiento del movimiento. <a obra de 0roudhon& V Qué es la propiedadW resultó #undamental y tuvo una enorme in#luencia en $%xico en el si"lo -.-. =ambi%n son 'tiles& Campos f8bricas + talleres y La con9uista del pan& de @ropot2in& as! como una colección de ensayos de Ba2unin& compilados por 7. 0. $aximo## cuyo t!tulo es La filosofía política de 5a:unin.

.,0 .,-

La )rotesta$ %+ de 6a=o de 11%1. Carta de Galadés desde la ciudad de México$ al secretario de la Asociación 3nternacional de Tra&aBadores en :erlín$ %0 de dicie6&re de 11%+. 3nstituto 3nternacional de Jistoria >ocial$ 2ettau Arc!i e$ Z6sterda6.
12/

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

ESTUDIOS SOBRE M$XICO
xisten varias historias sociales sobre $%xico que podr8n dar una interpretación de la realidad social en ese pa!s durante el si"lo -.- e in#ormación sobre el movimiento obrero urbano o el movimiento a"rario. l me(or estudio es el monumental traba(o de $ois%s 7on)8le) Navarro& &l porfiriato7 la (ida social& tomado de la serie Aistoria $oderna de $%xico& compilada por >aniel 9os!o 3ille"as. ste libro contiene un riqu!simo material sobre la escena social mexicana en "eneral entre 18F6 y 1910& incluyendo todo el descontento social de la %poca. 0or des"racia& las notas de pie de p8"ina resultan indesci#rables. :tro traba(o importante es el de &stadísticas económicas del porfiriato7 fuerza de traba%o + acti(idad por sectores& compilado por el +eminario de la Aistoria $oderna de $%xico& con una introducción de 4ernando 1osen)Cei". 9ontiene este estudio much!sima in#ormación económica que constituye la base para una explicación no sólo del resur"imiento del anarquismo mexicano& sino tambi%n de las causas que provocaron la alienación de los sectores m8s humildes& as! como un an8lisis de la "estación de la 1evolución mexicana. 9uatro contribuciones importantes son las de 4rancisco 1. 9alderón& La rep*blica restaurada7 la (ida económica. <uis 7on)8le) y 7on)8le) et al; La rep*blica restaurada7 la (ida social, dos vol'menes de <uis Nicolau d\:lCer et al.& &l porfiriato7 la política interior . =odos ellos #orman parte de la serie Aistoria $oderna de $%xico. <os estudios de interpretación que discuten el escenario social y los movimientos obrero y a"rario son& 6es's +ilva Aer)o"& &l agrarismo me,icano + la reforma agraria, <uis 9h8ve) :ro)co& 4rehistoria del socialismo en 2é,ico& y &l mo(imiento obrero en 2é,ico& por *l#onso <ópe) *paricio. xisten dos traba(os que contienen in#ormación sobre anarquismo y los aIos cr!ticos de los movimientos obrero y a"rario, se trata de &l nacimiento <=>?-<==@& vol. 1 de &l porfirismo7 historia de un régimen & por 6os% 9. 3alad%s, y Apuntes históricos del mo(imiento obrero + campesino de 2é,ico <=@@-<==A& por $anuel >!a) 1am!re). ste 'ltimo& pese a su aspecto pol%mico& #ue el primer intento por anali)ar los movimientos obrero y a"rario del $%xico del si"lo -.-. 0ara un examen de la administración que el r%"imen por#irista hac!a de la #uer)a de traba(o or"ani)ada& v%ase al excelente tesis de >avid Dal2er& L=he $exican industrial revolution and its problems/ 0or#irian labor policy and economic dependency& 18F6?1910M. :tra contribución importante& m8s reciente& es &l socialismo en 2é,ico siglo 1#1& de 7astón 7arc!a 9ant'. <a primera sección de este libro es una conceptuali)ación ma"n!#icamente escrita del socialismo mexicano en el si"lo -.- en t%rminos marxistas contempor8neos. l autor nos trata de convencer de que $arx tuvo un intenso impacto en el socialismo mexicano en las d%cadas de 1860 y 18F0. n esa %poca los mexicanos estaban ciertamente interesados en el LsocialismoM& pero #ue la variedad LantiautoritariaM espaIola la primera que les lle"ó. l marxismo #ue sólo una #uer)a secundaria en el socialismo mexicano hasta el %xito de la 1evolución rusa& la que sirvió de modelo a los revolucionarios mexicanos. <os ap%ndices que contiene este libro proveen al lector de 1Q0 p8"inas de valiosos documentos. <as notas al pie de p8"ina son me(ores que la mayor!a de las de los traba(os anteriores que tratan sobre la historia social mexicana antes del si"lo --. <e!da con un cierto "rado de entusiasmo cr!tico& esta obra es una valiosa contribución para cualquier acad%mico interesado en el desarrollo de los movimientos de las masas en $%xico. <a serie de art!culos por 6os% 3alad%s en La 4rotesta& la revista anarquista publicada en Buenos *ires durante 19G0 #ue la iniciadora del estudio de los movimientos obreros mexicanos
126

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

en el si"lo -.-. s un material indispensable. ntre sus ensayos est8n/ L+obre los or!"enes del movimiento obrero en $%xicoM& (unio de 19GF, LNoticia para la biblio"ra#!a anarquista en $%xicoM& (unio de 19GF, y L0recursores del socialismo antiautoritario en $%xicoM& GG de mayo de 19G8. stos primeros estudios de 3alad%s& aunque le(os de ser completos& sentaron la base para el traba(o de >!a) 1am!re). +u biblio"ra#!a contiene varios traba(os que ya no es posible encontrar& al"unos poco valiosos& pero que constituyen un es#uer)o #undamental. <as colecciones m8s completas de La 4rotesta pueden encontrarse en el .nstituto .nternacional de Aistoria +ocial& en `msterdam& o consultarse en la biblioteca privada de >ieter @oniec2i& en la ciudad de $%xico. l per!odo precursor revolucionario& 1900?1910& ha sido anali)ado con bastante ima"inación por 6ames >. 9oc2cro#t en su ambiciosa y estimulante obra& 4recursores intelectuales de la )e(olución me,icana <BAA-<B<C. En estudio que pone en tela de (uicio casi todas las proclamas de ideolo"!a revolucionaria en la clase traba(adora antes de 1910& es el libro de 1odney >. *nderson& .utcasts in their o0n land7 2e,ican industrial 0or:ers <BA?-<B<< . <a base para una interpretación de los precursores #loresma"onistas y de la crisis de la clase traba(adora prerrevolucionaria la constituye una excelente colección de documentos que incluye los traba(os de .sidro y 6ose#ina 4abela& Documentos de la )e(olución me,icana& y $anuel 7on)8le) 1am!re)& $uentes para la historia de la re(olución me,icana + &pistolario + te,tos de )icardo $lores 2agón. $ois%s 7on)8le) Navarro& con su libro Las huelgas te,tiles en el porfiriato& proporciona una interpretación esencial de un se"mento importante del movimiento obrero prerrevolucionario. <os per!odos revolucionario y posrevolucionario han sido examinados por innumerables autores. 9uatro libros han sido escritos por miembros anarco?sindicalistas de la 9asa del :brero $undial& y son esenciales para la comprensión del movimiento obrero pese a la visión personal y emotiva de sus autores. Éstos son <uis *rai)a& 'istoria del mo(imiento obrero me,icano, 6acinto Auitrón& .rígenes e historia del mo(imiento obrero me,icano , y 1osendo +ala)ar& Las pugnas de la gleba <BA>-<BDD e 'istoria de las luchas proletarias de 2é,ico <BDC a <BC?. >os traba(os de historiadores pro#esionales son &l mo(imiento obrero + la política en 2é,ico <B<A-<BDB& de Barry 9arr& y Labor and the ambi(alent re(olucionaries7 2é,ico <B<<-<BDC& de 1amón duardo 1ui). 9on la in#ormación de #ondo que constituyen estos traba(os& el estudioso tendr8 su#iciente material para reconocer el "ran si"ni#icado de la prensa de la clase obrera en $%xico. ste estudio se basó parcialmente en un meticuloso examen de dichos periódicos& cubriendo un per!odo de m8s de sesenta y seis aIos en lo que respecta a los movimientos anarquistas& obrero urbano y a"rario. ;ueda a'n un 8rea por desarrollar ?se requieren detalles adicionales re#erentes a las asociaciones obreras del si"lo -.-& la revolución y sus actividades de huel"a?. >esa#ortunadamente hay muy poca in#ormación disponible sobre este tema porque los archivos del 9on"reso& del 7ran 9!rculo& de <a +ocial& del 0artido <iberal& de la 9asa del :brero $undial y de la 9on#ederación 7eneral de =raba(adores a'n #altan& y la prensa de la clase obrera cubre este material muy limitadamente. 9uando el archivo del nuevo 9entro de studios Aistóricos del $ovimiento :brero $exicano haya sido completado& tal ve) se ten"a nueva lu) con los datos adicionales que entonces est%n disponibles.

120

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

BIBLIOGRAFÍA

IN$DITO
Ma+er,a- de ar./,vo Y Y Y Y Y Y Y Y Y Y Y Y Y Y *rchivo del 9entro de studios Aistóricos del $ovimiento :brero& $%xico. *rchivo de =ransportes y 9omunicaciones& $%xico. *rchivo 7eneral de la Nación& $%xico. *rchivo 7eneral J6usticiaK del stado de ;uer%taro& ;uer%taro. *rchivo Aistórico de la >e#ensa Nacional& $%xico. *rchivo 6u8re)& Biblioteca Nacional de $%xico& $%xico. *rchivo +eis de nero de la 9omisión *"raria de $%xico& $%xico. Bancro#t <ibrary& +ilvestre =erra)as 9ollection& Eniversity o# 9ali#ornia& Ber2eley. Biblioteca *rus& Barcelona. Biblioteca de l 9ole"io de $%xico& $%xico. Biblioteca de la Eniversidad de las *m%ricas& 9olección 7eneral 0or#irio >!a)& 9holula. Aemeroteca Nacional de $%xico. $%xico. .nternational .nstitute o# +ocial Aistory J..+AK& Nettlau *rchive& *msterdam. <atin *merican 9ollection& Eniversity o# =exas& *ustin.

Ma012.r,+o2 Y *lbro& Dard +loan& ...& L1icardo 4lores $a"ón and the <iberal 0arty/ an inquiry into the ori"ins o# the $exican revolution o# 1910M& =esis de doctorado& Eniversity o# *ri)ona& 196F. Y *nderson& 1odney >.& L$exican industrial Cor2ers and state& 1900?1911M& documento& +outhCestern <abor Aistory 9on#erence& abril de 19FQ& +toc2ton& 9ali#ornia. Y Brademas& 6ohn& L1evolution and social revolution/ the anarcho?syndicalist movement in +pain& 1930?193FM& =esis de doctorado& :x#ord Eniversity& 19Q6. Y 9oatsCorth& 6ohn A.& L=he impact o# railroads on the development o# $exico& 18FF?1910M& =esis de doctorado& Eniversity o# Disconsin& 19FG. L=he $exican economy& 1810?1910M Eniversity o# 9hica"o& 19FQ. Y 9órdova 0%re)& 4ernando& L l movimiento anarquista en $%xico J1911?191GKM& =esis de licenciatura& 4acultad de 9iencias 0ol!ticas y +ociales& EN*$& $%xico& 19F1. Y 9ronshaC& 4rancine& L*n inquiry into the 9ananea stri2e o# 1906M& Eniversity o# Aouston& 19FQ. Y 7ómes ;uiIones& 6uan& L+ocial chan"e and intellectual discontent/ the "roCth o# $exican nationalism& 1890?1911M& =esis doctoral& Eniversity o# 9ali#ornia en los *n"eles& 19FG. Y Aollander& 4red& L1icardo 4lores $a"ón and the #ormation o# popular $exican nationalismM& Eniversity o# 9ali#ornia en los *n"eles& 196F. Y $aclachal& 9olin& L=he ma2in" o# a chicano radical/ the #ederal trials o# 1icardo 4lores $a"ónM& =ulane Eniversity& 19FQ. Y $eyer& li)abeth AoCell& L=he $exican <iberal 0arty& 1903?1909M& =esis de doctorado& Eniversity o# 3ir"inia& 19F1.

128

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

Y Niemeyer& . 3.& 6r.& L=he $exican constitutional convention o# 1916?191F& the constitucionali)in" o# a revolutionary ideolo"yM& =esis de maestr!a& Eniversity o# =exas en *ustin& 19Q1. Y +toCe& Noel& L=he tumulto o# 16GH/ turmoil at $exico cityM& =esis de doctorado& Eniversity o# +outhern 9ali#ornia& 19F0. Y Dal2er& >avid& L=he dynamics o# development/ $exico& 18FF?1910M& Eniversity o# Aouston& 19FQ. L=he $exican industrial revolution and its problems/ 0or#irian labor policy and economic dependency& 18F6?1910M& =esis de maestr!a& Eniversity o# Aouston& 19F6. Y Dasserman& $ar2& L:li"archy and #orei"n enterprise in 0or#irian 9hihuahuaM& =esis de doctorado& Eniversity o# 9hica"o& 19FQ.

PUBLICADOS
L,3ro2 4 ar+5.1-o2 Y *bad de +antill8n& >ie"o& )icardo $lores 2agón el apóstol de la re(olución social me,icana & $%xico& 7rupo 9ultural L1icardo 4lores $a"ónM& 19GQ. Y *"etro& <ea#ar Jseud. 1a#ael 9. :rte"aK& Las luchas proletarias en 3eracruz7 'istoria + autocrítica& 6alapa& 3er.& ditorial LBarricadaM& 19HG. Y *"uilera 7óme)& $anuel& La reforma agraria en el desarrollo económico de 2é,ico& .nstituto $exicano de .nvesti"aciones conómicas& 1969. Y *"uirre Beltr8n& 7on)alo& &l se/orío de Cuauhtochco luchas agrarias en 2é,ico durante el (irreinato& $%xico& diciones 4rente 9ultural& 19H0. Y *lba& 3!ctor& 'istoria del mo(imiento obrero en América Latina & $%xico& <ibreros $exicanos Enidos& 196H. Las ideas sociales contempor8neas en 2é,ico& $%xico& 4ondo de 9ultura conómica& 1960. Y *lexander& 1obert 6.& .rganized labor in Latin America& Nueva Ror2& 4ree 0ress& 196Q. Y *ltamirano& ."nacio& 4aisa%es + le+endas7 Tradiciones + costumbres de 2é,ico & $%xico& *nti"ua <ibrer!a de 1obredo& 19H9. Y *naya .barra& 0adro $ar!a& 4recursores de la re(olución me,icana& $%xico& +ecretar!a de ducación 0'blica& 19QQ. Y *nderson& *lexander >Ci"ht& The Tehuantepec #nter-ocean railroad& Nueva Ror2& *. +. Barnes and 9o.& 1880. Y *nderson& 1odney >.& L>!a) y la crisis laboral de 1906M& 'istoria 2e,icana& 19& abril?(unio de 19F0& Q13?Q3Q. L$exican Cor2ers and the politics o# 1evolution& 1906?1911M& en 'ispanic American 'istorical )e(ie0& QH& #ebrero de 19FH& 9H?113. outcasts in their o0n land7 2e,ican industrial 0or:ers <BA?-<B<<& >e@alb& Northern .llinois Eniversity 0ress& 19F6. Y Anuario &stadístico de los &stados !nidos 2e,icanos & $%xico& 1893& 1896& 1898& 190G& 190Q& 1909. Y *rai)a& <uis& 'istoria del mo(imiento obrero me,icano& Q vols.& $%xico& 196H?1966. Y *renas 7u)m8n& >ie"o& 4rensa + tribunas re(olucionarias & $%xico& 9ompaI!a ditora $exicana& 1916. Y *vrich& 0aul& The )ussian anarchists& 0rinceton/ 0rinceton Eniversity 0ress& 196F. Y Baca 9alderón& steban& Euicio sobre la guerra del +an9ui + génesis de la huelga de Cananea& $%xico& diciones del +indicato $exicano de lectricistas& 19Q6. Y Ba2unin& $i(ail& The political philosoph+ of 5a:unin& comp. 7. 0. $axino##& <ondres& 4ree 0ress o# 9lencoe& 9ollier?$acmillan& 19Q3. Y Barrera 4uentes& 4lorencio& 'istoria de la )e(olución me,icana7 La etapa precursora & $%xico& Biblioteca del .nstituto de studios Aistóricos de la 1evolución $exicana& 19QQ. Y Barreto& Dard& La hacienda azucarera de los 2ar9ueses del 3alle& $%xico& +i"lo --.& 19FF.
129

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

Y Basurto& 6or"e& &l proletariado industrial en 2é,ico F<=GA-<BCA6 & $%xico& .nstituto de .nvesti"aciones +ociales& EN*$& 19FQ. Y Ba)ant& 6an& Los bienes de la #glesia en 2é,ico F<=G?-<=>G6 & $%xico& l 9ole"io de $%xico& 19F1. Cinco haciendas me,icanas7 Tres siglos de (ida rural en -an Luis 4otosí F<?AA-<B<A6 & $%xico& l 9ole"io de $%xico& 19FQ. L<a desamorti)ación de los bienes corporativos en 18Q6M& en 'istoria 2e,icana& 16& octubre?diciembre de 1966& 193?G1G. Y Bernstein& $arvin >.& The 2e,ican mining industr+ <=BA-<BGA& *lbany& =he +tate Eniversity o# NeC Ror2& 1966. Y Blaisdell& <oCell <.& The desert re(olution7 5a%a California <B<<& $adison& Eniversity o# Disconsin 0ress& 196G. Y Blanquel& duardo& L l anarco?ma"onismoM& en 'istoria 2e,icana& 13& enero?mar)o de 196H& 39H?HGF. Y Bo(órque)& 6uan de >ios& La inmigración espa/ola en 2é,ico& $%xico& dición special de 9risol& 193G. Y Branch& A. $.& The 2e,ican Constitution of <B<> compared 0ith the Constitution of <=G> & +uplemento de Annals of the American Academ+ of 4olitical and -ocial -cience & 0hiladelphia& mayo de 191F. Y Bulle(os& 6os%& &l mo(imiento obrero mundial& $%xico& 9entro de studios y >ocumentación +ociales& 196H. Y Bustamante& <uis 4.& &l anar9uismo científico& $%xico& 1916. La defensa de el HIbanoJ& =ampico& .mprenta L l 9onstitucionalM& 191Q. De &l Ibano a Torreón& $onterrey& =ip& l 9onstitucional& 191Q. Y Buve& 1. =h. 6.& L0rotesta de obreros y campesinos durante el por#iriato/ Enas consideraciones sobre su desarrollo e interrelaciones en el este de $%xico centralM& 5oletín de &studios Latinoamericanos& 13& 19FG& 1?GQ. Y 9alderón& 4rancisco 1.& La rep*blica restaurada7 La (ida económica& +eries <a Aistoria $oderna de $%xico& $%xico& ditorial Aermes& n. d. Y 9arr& Barry& &l mo(imiento obrero + la política en 2é,ico <B<A-<BDB& G vols.& $%xico& +ep+etentas& 19F6. Y 9erda +ilva& 1oberto de la& &l mo(imiento obrero en 2é,ico & $%xico& .nstituto de .nvesti"aciones +ociales& EN*$& 1961. Y 9lar2& $ar(orie 1uth& La organización obrera en 2é,ico& $%xico& diciones ra& 19F9. Y 9oatsCorth& 6ohn A.& L*notaciones sobre la producción de alimentos durante el por#iriatoM& en 'istoria 2e,icana& 10G& octubre?diciembre de 19F6& 16F?18F. L1ailroads and the concentration o# landoCnership in the early 0or#iriatoM& en 'ispanic American 'istorical )e(ie0& QH& #ebrero de 19FH& H8?F1. Y 9oc2cro#t& 6ames >.& 4recursores intelectuales de la )e(olución me,icana <BAA-<B<C& $%xico& +i"lo --.& 19F1. Y 9ohn& Norman& The pursuit of the millennium7 )e(olutionar+ messianism in medie(al and reformation &urope and its bearing on modern totalitarian mo(ements& NeC Ror2& Aarper =orchboo2s& 1961. Y L9olonel Dilliam 9. 7reen and the 9ananea 9oppert BubbleM& en 5ulletin of the 5usiness 'istorical -ociet+& diciembre de 19QG& pp. 1F9?198. Y 9os!o 3ille"as& >aniel& &l porfiriato7 La política interior & G vols.& +eries <a Aistoria $oderna de $%xico& $%xico& ditorial Aermes& 19F3. Y 9reelman& 6ames& ntrevista con 0or#irio >!a)& en 4earsons 2agazine& 19& n'm. 3& mar)o de 1908& GH1?GFF. Y 9u% 98novas& *"ust!n& 'istoria social + económica de 2é,ico <GD<-<=G@& $%xico& ditorial *m%rica& 19H6. )icardo $lores 2agón7 La 5a%a California + los &stados !nidos & $%xico& <ibro $ex& 19QF. Y 9umberland& 9harles 9.& 2adero + la )e(olución me,icana& $%xico& +i"lo --.& 19FF. 2e,ican )e(olution7 The constitunalist +ears& *untin& Eniversity o# =exas 0ress& 19FG. L0recursors o# the $exican 1evolution o# 1910M& en 'ispanic American 'istorical )e(ie0& GG& mayo de 19HG& 3HH.
1/0

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

Y 9havero& *l#redo& -egunda Conferencia #nternacional de América ciudad de 2é,ico <BA<<BAD La Comisión de &,tradición + 4rotección contra el Anar9uismo & $%xico& =ip. de la :#icina .mpresora de stampillas& 190G. Y 9h8ve) <ópe)& 6ulio& L$ani#iesto a todos los oprimidos y pobres de $%xico y del universoM& 9halco& G0 de abril de 1869. =extos en L$ovimiento anarco?#ourierista entre el imperio y la re#ormaM& por 6uan Aern8nde) <una. Cuadernos de .rientación 4olítica& n'm. H& abril de 19Q6& pp. GQ?G6. Y 9h8ve) :ro)co& <uis& La agonía del artesano me,icano& $%xico& 19Q8. Documentos para la historia económica de 2é,ico& 10 vols.& $%xico& 0ublicaciones de la +ecretar!a de la conom!a Nacional& 1933?1936. 'istoria económica + social de 2é,ico7 &nsa+o de interpretación& $%xico& diciones Botas& 1938. 4rehistoria del socialismo en 2é,ico& $%xico& 0ublicaciones del >epartamento de Bibliotecas de la +ecretar!a de ducación 0'blica& 1936. )e(olución industrial re(olución política& $%xico& >*00& 193F. Y 9hevalier& 4rancois& Land and societ+ in colonial 2e,ico7 The great hacienda & Ber2eley& Eniversity o# 9ali#ornia 0ress& 1963. Y >avies& @eith *.& L=enencias demo"r8#icas urbanas durante el si"lo -.- en $%xicoM& en &nsa+os sobre el desarrollo urbano de 2é,ico& 9omp. dCard . 9alne2 et al.& pp. 131?1FH& $%xico& +ecretar!a de ducación 0'blica& 19FH. Y Diario de los debates del Congreso Constitu+ente <B<?-<B<> & G vols.& $%xico& .mp. de la 98mara de >iputados& 19GG. Y >!a) 1am!re)& $anuel& Apuntes históricos del mo(imiento obrero + campesino de 2é,ico <=@@-<==A& $%xico& 4ondo de 9ultura 0opular& 1938. Y >!a) +oto y 7ama& *ntonio& La re(olución agraria del sur + &miliano Kapata su caudillo & $%xico& edición privada& 1961, reedición& $%xico& diciones L l 9aballitoM& 19F6. Y >!e)& >omin"o& Dos conferencias sobre el estado de 2orelos& vol. 1 de L$emorias de la *sociación de .n"enieros y *rquitectos de $%xicoM& que incluye con#erencias e#ectuadas en el estado de $orelos& 191F y 1919& $%xico& .mp. L3ictoriaM& 1919. Y 4abela& .sidro& y 6ose#ina 4abela& comps.& Documentos de la )e(olución me,icana& 11 vols.& $%xico& ditorial 6us& 1960?1966. Y 4ern8nde) <eal& $anuel& +ecretario de 4omento& 2emoria de $omento7 Corresponde a los a/os transcurridos de <=BD a <=B?& $%xico& +ecretar!a de 4omento& 189F. Y 4lores 9aballero& 1omeo& L tapas de desarrollo industrialM& en La economía me,icana en la época de Eu8rez& comps. <uis 7on)8le) et al.& $%xico& +ecretar!a de .ndustria y 9omercio& 19FG& pp. 103?1G6. Y 4lores $a"ón& nrique& L*puntes históricos para mis memoriasM& en Todo& G de abril& G8 de mayo& 18 de (unio& 16 de (ulio& 13 y G0 de a"osto& G6 de noviembre de 19Q3. L<os "enuinos precursoresM& en Todo& GG de noviembre de 19HQ. L<a vida de los 4lores $a"ónM& en Todo& G de enero& 19 de (unio de 193H. Y 4lores $a"ón& 1icardo& Antología& 7on)alo *"uirre Beltr8n& $%xico& Eniversidad Nacional *utónoma de $%xico& 19F0. &pistolario re(olucionario e íntimo& 3 vols.& $%xico& 7rupo 9ultural L1icardo 4lores $a"ónM& 19GQ. -emilla libertaria& G vols.& $%xico& 7rupo 9ultural L1icardo 4lores $a"ónM& 19G3. Tribuna ro%a& $%xico& 7rupo 9ultural L1icardo 4lores $a"ónM& 19GQ. Y 4lorescano& nrique& y $ar!a del 1osario <an)a"orta& L0ol!tica económicaM& en La economía me,icana en la época de Eu8rez& comp.& <uis 7on)8le) et al.& $%xico& +ecretar!a de .ndustria y 9omercio& 19FG. Y 4oCler& Aeather& L<os or!"enes de las or"ani)aciones campesinas en 3eracru)/ 1a!ces pol!ticas y socialesM& en 'istoria 2e,icana& 8Q& (ulio?septiembre de 19FG& QG?F6. Y 4ranco& <uis 7.& Llosa del período del gobierno del C; Leneral e #ngeniero 4ascual .rtiz )ubio <BCA-C<-CD& $%xico& +ecretar!a de .ndustria& 9omercio y =raba(o& 19HQ. Y 4ran2& *ndre 7.& LNot #eudalism& capitalismM& 2onthl+ )e(ie0& 1Q& n'm. 8& diciembre de 1963& H68?HF8. Y 4riedrich& 0aul& Agrarian re(olt in a 2e,ican (illage & n"leCood 9li##s& N. 6.& 0rentice Aall& 19F0.
1/1

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

Y 4uentes >!a)& 3icente& Los partidos políticos en 2é,ico Tomo # <=<A-<B<<& $%xico& edición privada& 19QH. Y 4urlon"& =homas& $ift+ +ears a detecti(e& +t. <ouis& 9. . Barnett& 191G. Y 7ama& 3alent!n& L<a propiedad en $%xico/ <a re#orma a"rariaM& en )e(ista 2e,icana de #ngeniería + Ar9uitectura& n'ms. 6& 8& 9& 10& 1931. Y 7arc!a& 7enaro& y 9arlos 0ereyra& Documentos inéditos o mu+ raros para la historia de 2é,ico& $%xico& 3iuda de 9. Bouret& 190F. Y 7arc!a 9ant'& 7astón& &l socialismo en 2é,ico siglo 1#1& $%xico& diciones ra& 1969. Y 7arc!a 9ubas& *ntonio& Diccionario geogr8fico histórico de los &stados !nidos 2e,icanos & 3 vols.& $%xico& *nti"ua .mprenta de $ur"u!a& 1888. Y 7arc!a 7ranados& 1icardo& 'istoria de 2é,ico desde la restauración de la rep*blica en <=?> hasta la caída de 'uerta& $%xico& ditorial 6us& 19Q6. Y 7arc!a $undo& :ctavio& &l mo(imiento in9uilinario de 3eracruz <BDD& $%xico& +ep+etentas& 19F6. Y 7asca& "eneral 9elestino& !n fragmento (i(o de las luchas del mo(imiento obrero nacional & $%xico& edición privada& 19HG. Y 7ibson& 9harles 9.& Los aztecas ba%o el dominio espa/ol F<G<B-<=<A6& $%xico& +i"lo --.& 196F. Y 7óme)& $arte 1.& La reforma agraria en las filas (illistas a/os <B<C a <B<G + <BDA & $%xico& .nstituto Nacional de studios Aistóricos de la 1evolución $exicana& 1966. Y 7óme) ;uiIones& 6uan& -embradores7 )icardo $lores 2agón + el 4artido Liberal 2e,icano7 A eulog+ and criti9ue& <os `n"eles& *)tl8n 0ublications& Eniversity o# 9ali#ornia en <os `n"eles& 19F3. Y 7on)8le)& 6os% $ar!a& Del artesanado al socialismo& $%xico& +ep+etentas& 19FH. Y 7on)8le) Navarro& $ois%s& L<a huel"a de 1!o BlancoM& en 'istoria 2e,icana& 6& abril?(unio de 19QF& Q10?Q33. Las huelgas te,tiles en el porfiriato& 0uebla& ditorial 6os% 9a(ica& 19F1. L<as huel"as textiles en el por#iriatoM& en 'istoria 2e,icana& 6& octubre?diciembre de 19Q6& G01? G16. L<a ideolo"!a de la revolución mexicanaM& en 'istoria 2e,icana& 1& abril?(unio de 1961& 6G8?636. &l porfiriato7 La (ida social & +erias <a Aistoria $oderna de $%xico& $%xico& ditorial Aermes& 19QF. Y 7on)8le) 1am!re)& $anuel& comp.& &pistolario + te,tos de )icardo $lores 2agón& $%xico& 4ondo de 9ultura conómica& 196H. 9omp.& en $uentes para la historia de la re(olución me,icana& H vols.& $%xico& 4ondo de 9ultura conómica& 19QH?19QF. Y 7on)8le) y 7on)8le)& <uis& et al; La rep*blica restaurada7 La (ida social& +eries <a Aistoria $oderna de $%xico& $%xico& ditorial Aermes& n. d. Y 7uerin& >aniel& Anarchism7 $rom the theor+ to practice & NeC Ror2& $onthly 1evieC 0ress& 19F0. Y 7uerrero& 0r8xedis& 4r8,edis Luerrero7 Artículos literarios + de combate & $%xico& 7rupo 9ultural L1icardo 4lores $a"ónM& 19GH. Y 7utherie& 9hester <yle& L1iots in seventeenth?century $exico 9ity/ * study o# social and economic conditionsM& en Lreater America7 &ssa+s in honor of 'erbert &ugene 5olton & comp.& *dele :"den y n"el +luiter& Ber2eley& Eniversity o# 9ali#ornia 0ress& 19HQ. Y Aart& 6ohn $.& L*"rarian precursors o# the $exican 1evolution/ =he development o# and ideolo"yM& en The Americas& G9& octubre de 19FG& 131?1Q0. L$i"uel Ne"rete/ <a epopeya de un revolucionarioM en 'istoria 2e,icana& GH& 6ulio?septiembre de 19FH& F0?93. LNineteenth century urban labor precursors o# the $exican 1evolution/ =he development o #an ideolo"yM& en The Americas& 30& enero de 19FH& G9F?318. Y Aern8nde)& *na $ar!a& La mu%er me,icana en la industria te,til& $%xico& =ip. $oderna& 19H0. Y Aern8nde) <una& 6uan& L$ovimiento anarco?#ourierista entre el imperio y la re#ormaM& en Cuadernos de .rientación 4olítica& n'm. H& abril de 19Q6& pp. 19?G0. L<os precursores intelectuales de la revolución mexicanaM& en $ilosofía + Letras& 30. n'ms. QF?Q9& enero? diciembre de 19QQ& GF9?31F.

1/1

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

Y AobsbaCm& ric& 4rimiti(e rebels7 -tudies in archaic forms of social mo(ement in the <Bth and DAth centuries& $anchester& Eniversity 0ress& 19Q9. R 7eor"e 1ud%& )e(olución industrial + re(uelta agrarian; &l capit8n -0ing& $adrid& +i"lo --.& 19F8. Y AoroCit)& .rvin" <.& The anarchists& NeC Ror2& >ell 0ublishin" 9o.& 196H. Y Auitrón& 6acinto& Cincuentenario de la Casa del .brero <B<D-<B?D& $%xico& 196G. .rígenes e historia del mo(imiento obrero en 2é,ico& $%xico& ditores $exicanos Enidos& 19FQ. Y 6ac2son& 6. Aampden& 2ar, 4roudhon and &uropean socialism& <ondres& n"lish Eniversity 0ress& 19QF. Y 6elline2& 4ran2& The 4aris Commune& NeC Ror2& 7rosset and >unlop& 19FQ. Y 6oll& 6ames& The anarchists& NeC Ror2& 7rossets Eniversal <ibrary& 196H. Y @at)& 4riedrich& L<abor conditions on haciendas in 0or#irian $exico/ +ome trends and tendenciesM& en 'ispanic American 'istorical )e(ie0& QH& #ebrero de 19FH& 1?HF. Y @eremitsis& >aCn& La industria te,tile me,icana en el siglo 1#1& $%xico& +ep+etentas& 19F3. Y @rimerman& <eonard ..& y 0erry& 4atterns of anarch+& NeC Ror2& *nchor Boo2s& 1966. Y @ropot2in& 0iotr *le2seevich& The con9uest of bread& <ondres& 9hapman and Aall& 1906. The essential Mropot:in& comps. mile 9apouya y @eitha =omp2ins& NeC Ror2& <iveri"ht& 19FQ. &thics7 .rigin and de(elopment& NeC Ror2& =udor& 19HF. $ields factories and 0or:shops& <ondres& Autchinson and 9o.& 1899. 2emories of a re(olutionist& Boston y NeC Ror2& Aou"hton $i##lin 9o.& 1930. 2utual aid7 A factor of e(olution & Boston& xtendin" Aori)on Boo2s& 19QQ. The -tate7 #ts historic role& <ondres& L4reedom :##iceM& 1898. Y <e#ebre& 7eor"es& The coming of the $rench )e(olution& 0rinceton& 0rinceton Eniversity 0ress& 19HF. Y <ombardo =oledano& 3icente& La libertad sindical en 2é,ico& $%xico& =alleres <inotipo"r8#icos L<a <uchaM& 19G6. Y <ópe) *paricio& *l#onso& &l mo(imiento obrero en 2é,ico& $%xico& ditorial 6us& 19Q8. Y $cBride& 7eor"e $c9utchen& The land s+stems of 2e,ico& NeC Ror2& :cta"on Boo2s& 19G3. Y $aclachlan& 9olin& L=he crisis o# order in NeC +pain/ * neC departure in the administration o# (usticeM& en 2e,ican 'istor+ &dition the North Da:ota Quarterl+& comp. 6ohn $. Aart& 7rand 4or2s& Eniversity o# North >a2ota 0ress& 19FG. Y $a"aIa& "eneral 7iraldo& &miliano Kapata + el agrarismo en 2é,ico& Q vols.& $%xico& ditorial 1uta& 19Q1. Y $ancisidor& 6os%& 'idalgo + la cuestión agraria& $%xico& =aller *uto"r8#ico& 19HH. Y $edina +ala)ar& <ino& L*lbores del movimiento obrero en $%xicoM& en 'istoria + -ociedad& invierno de 196Q. Y $eyer& 6ean& L<os obreros en la revolución mexicana/ <os Batallones 1o(osM& en 'istoria 2e,icana& 81& (ulio?septiembre de 19F1& 1?3F. 4roblemas campesinos + re(ueltas agrarias F<=D<-<B<A6& $%xico& 19F3. Y $eyer& $ichael& 'uerta7 A political portrait& <incoln& Eniversity o# Nebras2a 0ress& 19FG. Y The 2e,ican Near 5oo:& <ondres& $c9orquodale and 9o.& 1911. Y $olina nr!que)& *ndr%s& Los grandes problemas nacionales& $%xico& .nstituto Nacional de la 6uventud $exicana& 196H. Y $oreno =osca)o& *le(andra& y nrique 4lorescano& L l sector externo y la or"ani)ación espacial re"ional de $%xico& 1QG1?1910M& en 4roceedings of the #3 #nternacional Congreso of 2e,ican -tudies& +anta $ónica& 9ali#.& 1F?G1 de octubre de 19F3. Y Nettlau& $ax& 2i%ail 5a:unin& 3 vols.& <ondres& edición privada& 1896?1900. Y Neymet& $arcela de& L l movimiento obrero y la revolución mexicanaM& en 'istoria + -ociedad& primavera de 196F. Y Nicolau d\:lCer& <uis& et al; &l porfiriato7 La (ida económica & G vols.& serie <a Aistoria $oderna de $%xico& $%xico& ditorial Aermes& 196Q. Y Niemeyer& . 3.& 6r.& )e(olution at Querétaro7 The 2e,ican Constitutional Con(ention of <B<?-<B<>& *ustin& Eniversity o# =exas 0ress& 19FH. Y Nomad& $ax& Apostles of the )e(olution& Boston& <ittle& BroCn& 1939. )ebels and renegades& NeC Ror2& $acmillan 9o.& 193G.
1/3

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

Y 0acheco& "eneral 9arlos& secretario de 4omento& 2emoria presentada al Congreso de la !nión por el secretario de &stado + del despacho de $omento Colonización #ndustria + Comercio de la )ep*blica 2e,icana7 Corresponde a los a/os transcurridos de enero de <==C a %unio de <==G& $%xico& +ecretar!a de 4omento& 188F. Y 0adua& 98ndido >onato& 2o(imiento re(olucionario <BA? en 3eracruz& =lalp8n& $%xico& 19H1. Y 0%re) =aylor& 1a#ael& &l socialismo en 2é,ico& $%xico& 1913& reedición& $%xico& 9entro de studios Aistóricos del $ovimiento :brero $exicano& 19F6. Y 0%re) Aern8nde)& 6os% $ar!a& &stadísticas de la )ep*blica 2e%icana& $%xico& 186G. Y 0hipps& Aelen& -ome aspects of the agrarian 9uestion in 2é,ico7 A historical stud+; !ni(ersit+ of Te,as 5ulletin& n'm. GQ1Q& *ustin& 1Q de abril de 19GQ. Y 0letcher& >avid $.& L=he #all o# silver in $exico& 18F0?1910& and its e##ects on *merican investmentsM& en Eournal of &conomic 'istor+& 18& mar)o de 19Q8& 33?QQ. )ails mines and progress7 -e(en American promoters in 2e,ico <=?>-<B<<& .thaca& 9ornell Eniversity 0ress& 19Q8. Y 0oblete =roncoso& $ois%s& y Ben 7. Burnett& The rise of the Latin American labor mo(ement& NeC Ror2& Boo2man *ssociates& 1960. Y 0oCell& =. 7.& &l liberalismo + el campesinado en el centro de 2é,ico <=GA a <=>? & $%xico& +ep+etentas& 19FH. Y 0roudhon& 0ierre 6oseph& Ohat is propert+P& NeC Ror2& A. 4erti"& 1966. Y 0y)iur& u"ene& The doctrine of anarchism of 2; A; 5a:unin& $ilCau2ee& 7ateCay& 19QQ. Y ;uir2& 1obert .& The 2e,ican )e(olution <B<@-<B<G7 The Con(ention of Aguascalientes& Bloomin"ton& Eniversity o# .ndiana 0ress& 1960. Y ;uiro)& leuterio& L0lan pol!tico y eminentemente socialM& 1!o 3erde& +an <uis 0otos!& 13 de mar)o de 18H9& en L<a propiedad en $%xico/ <a re#orma a"rariaM& por 3alent!n 7ama& )e(ista 2e,icana de #ngeniería + Ar9uitectura& n'ms. 6& 8& 9& 10& 1931. Y 1amos 0edrue)a& 1a#ael& La lucha de clases a tra(és de la historia de 2é,ico & G vols.& $%xico& =alleres 7r8#icos de la Nación& 1936& 19H1. Y 1andall& 1obert D.& )eal del 2onte7 A 5ritish mining (enture in 2e,ico & *ustin& Eniversity o# =exas 0ress& 19FG. Y )ebelión + plan de los indios hua,tecos de Tanto+uca& $%xico& 18Q6. Y 1hoda2anaty& 0lotino 9.& Cartilla socialista o sea el catecismo elemental de la escuela de Carlos $ourier7 &l $alansterio& comp. 6os% 9. 3alad%s& $%xico& publicado por el compilador& 1968. Neopanteísmo consideración sobre el hombre + la naturaleza & $%xico& .mp. de 1ivera& 186H. Y 1odea& $arcelo N.& 'istoria del mo(imiento obrero ferrocarrilero en 2é,ico F<=BA-<B@C6 & $%xico& 19H3. Y 1o(as 9oria& 1osendo& Tratado de cooperati(ismo me,icano& $%xico& 4ondo de 9ultura conómica& 19QG. Y 1osen)Cei"& 4ernando& L l desarrollo económico de $%xico de 18FF a 1911M& en &l Trimestre &conómico& 3F& (ulio?septiembre de 196Q& H0Q?HQH. et al; &l porfiriato7 La (ida económica& G vols.& +erie Aistoria $oderna de $%xico& $%xico& ditorial Aermes& 196Q. Y 1ud%& 7eor"e& The croad in the $rench )e(olution& :x#ord& 9larendon 0ress& 19Q9. Y 1ui)& 1amón duardo& Labor and the ambi(alent re(olutionaries 2é,ico <B<<-<BDD& Baltimore& 6ohns Aop2ins Eniversity 0ress& 19F6. Y +ala)ar& 1osendo& Al ro%o libertario& :ri)aba& =alleres 7r8#icos de la L9asa del :brero $undialM& 191Q. La carta del traba%o de la re(olución me,icana7 $undamentos de una e(olución& $%xico& <ibro $ex ditores& 1960. La Casa del .brero 2undial& $%xico& 9osta? *mic& 196G. 'acia el por(enir& $%xico& *vante& 1916. 'istoria de las luchas proletarias de 2é,ico <BDC a <BC?& G vols.& $%xico& *vante& 1938. 2é,ico en pensamiento + en acción & $%xico& *vante& 19G6. Los primeros de ma+o en 2é,ico& $%xico& 9osta?*mic& 196Q. R 6os% 7. scobedo& Las pugnas de la gleba <BA>-<BDD& G vols.& $%xico& *vante& 19G3. Y -egunda conferencia internacional América 2é,ico <BA<-<BAD& $%xico& 1903.
1/2

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

Y +eminario de la Aistoria $oderna de $%xico& &stadísticas económicas del porfiriato7 $uerza de traba%o + acti(idad por sectores& $%xico& l 9ole"io de $%xico& 196Q. Y +emo& nrique& y 7loria 0edrero& L<a vida en una hacienda?aserradero mexicana a principios del si"lo -.-M& en 9<*9+:& 'aciendas latifundios + plantaciones en América Latina& $%xico& +i"lo --.& 19FQ. Y +hul"ovs2i& *natoli& 2é,ico en la encruci%ada de su historia & $%xico& diciones de 9ultura 0opular& 1968. Y +ilva Aer)o"& 6es's& &l agrarismo me,icano + la reforma agraria & $%xico& 4ondo de 9ultura conómica& 19Q9. 5re(e historia de la re(olución me,icana& G vols.& $%xico& 4ondo de 9ultura conómica& 1960. Tra+ectoria ideológica de la )e(olución me,icana <B<A-<B<>& $%xico& 9uadernos *mericanos& 1936. Y +oboul& *lbert& The sans culottes& NeC Ror2& *nchor Boo2s& 19FG. Y =annenbaum& 4ran2& 4eace b+ )e(olution-An interpretation of 2e,ico& NeC Ror2& 9olumbia Eniversity 0ress& 1933. Y =homas& Au"h& L*"rarian anarchist collectives in the +panish civil CarM& en A Centur+ of Conflict <=GA-<BGA7 &ssa+s for A; E; 4; Ta+lor & comp. $art!n 7ilbert& NeC Ror2& *theneum& 196F. Y =urner& thel >u##y& )icardo $lores 2agón + el 4artido Liberal 2e,icano & $orelia& ditorial L randiM del "obierno del stado& 1960. Y =urner& 6ohn @enneth& 5arbarus 2e,ico& 9hica"o& 1910, JGd ed.K& *ustin& Eniversity o# =exas 0ress& 1969. Y E. +. 4orei"n 9ommerce Bureau& Consular )eports& 18F9?1903. Y 3alad%s& 6os% 9.& L l QX aniversario del 0rimer 9on"reso :brero en *m%ricaM& en La 4rotesta& 6 art!culos& enero?abril de 19G6& ..+A. L l hombre que derrumbó un r%"imen/ 1icardo 4lores $a"ónM& en Todo& Q de mar)o Y 6 de a"osto de 19HG. 'istoria general de la )e(olución me,icana& 3 vols.& $%xico& $anuel ;uesada Brandi& comp. 1963?196Q. LNoticia para la biblio"ra#!a anarquista en $%xicoM& en La 4rotesta& (unio de 19GF& ..+A. &l porfirismo7 'istoria de un régimen& vol. .& &l nacimiento <=>?-<==@ $%xico& ditorial 0atria& 19H1& vol. ..& &l crecimiento& $%xico& ditorial 0atria& n. d. L0recursores del socialismo antiautoritario en $%xicoM& en La 4rotesta& GG de mayo de 19G8& ..+A. L+obre los or!"enes del movimiento obrero en $%xicoM& en La 4rotesta& (unio de 19FG& ..+A. Topolobampo la metrópoli socialista del occidente& $%xico& 4ondo de 9ultura conómica& 1939. Y 3alverde y =%lle)& meterio& Crítica filosófica o estudio bibliogr8fico + crítico de las obras de filosofía& $%xico& =ip. de los +ucesores de 4rancisco >!a) de <eón& 190H. Y Darman& *rturo& ;;; N (enimos a contradecir7 Los campesinos de 2orelos + el estado nacional& $%xico& diciones de la 9asa 9hata& 19F6. Y Dil2ie& 6ames& The 2e,ican )e(olution7 $ederal e,penditure and social change since <B<A & Ber2elet& Eniversity o# 9ali#ornia 0ress& 19F6. Y Dol#& ric 1.& Las luchas campesinas del siglo 11& $%xico& +i"lo --.& JHd ed.K& 19F9. Y Domac2& 6ohn& Kapata + la )e(olución me,icana& $%xico& +i"lo --.& J9d ed.K& 19F9. Y Doodcoc2& 7eor"e& Anarchism7 A histor+ of libertarian ideas and mo(ements& NeC Ror2& Dorld 0ublishin" 9o.& 196G. 4ierre Eoseph 4roudhon& NeC Ror2& $acmillan 9o.& 19Q6. .van *va2umovic& The anarchist prince7 A biograph+ of 4eter Mropot:in & <ondres& Boardman& 19Q0.

PERIÓDICOS Y DIARIOS
Y Y Y Y Acción& $%xico& 1919?19G0. Acción 2undial& $%xico& 1916. Afirmación& Buenos *ires& 19G8. Alba )o%a& $%xico& 191G.
1//

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

Y Y Y Y Y Y Y Y Y Y Y Y Y Y Y Y Y Y Y Y Y Y Y Y Y Y Y Y Y Y Y Y Y Y Y Y Y Y Y Y Y Y Y Y Y Y Y Y Y Y Y Y Y

Alba )o%a& 5acatecas& 1918. &l Antirreeleccionista& $%xico& 1909?1910. Ariete Qrgano de la Casa del .brero 2undial& $%xico& 191Q. &l Atala+a& $%xico& 19G3. Aurora -ocial& Aermosillo& 19G0. Aurora -ocial& $onterrey& 1918. RA(anteS& 3illa 9ecilia& =amaulipas& 19G8?1930. &l Azote& >uran"o& 191F. 5andera )o%a& $%xico& 19G1. &l Colmillo 4*blico& $%xico& 190Q?1906. La Comuna& $%xico& 18FH. La Con(ención )adical& $%xico& 1886?1900. &l Craneoscopio 4eriódico $renológico + Científico& $%xico& 18FH. C).2& $%xico& 1930. &l Debate& $%xico& 1910?1911. La Democracia& $%xico& 18FG?18F3. &l Demócrata& $%xico& 19GH. Diario del #mperio& $%xico& 186Q. Diario .ficial& $%xico& 1906?1910. &l Dictamen& 3eracru)& 19GG. &mancipación .brera& $%xico& 191H. &(olución& 5acatecas& 191F. &,celsior& $%xico& 1903 y 190F. $uerza + Cerebro& =ampico& 1918. Lerminal& =ampico& 1918. Lrito )o%o& *"uascalientes& 1918. &l 'i%o del Ahuizote& $%xico& 1890?1903. &l 'i%o del Traba%o& $%xico& 18F6?1886. La 'uelga& $%xico& 18FQ. #deas& $%xico& 191H. &l #mparcial& $%xico& 1900?1913. La #nternacional& $%xico& 18F8. Lucha& $%xico& 1913. Lucha -ocial& +altillo& 1918. Luz& $%xico& 191F?19G0 y 193Q. 2e,ican 2ining Eournal& $%xico& 1908?1916. &l 2onitor )epublicano& $%xico& varios aIos. Nuestra 4alabra Qrgano de la CLT& $%xico& 19GG?19GQ. Nuestros #deales& $%xico& 19GG. Nue(a &ra& $%xico& 191G?1913. Nue(a 4atria& $%xico& 191H. &l .brero #nternacional& $%xico& 18FH. &l .brero Liberal& $%xico& 1913. &l 4aís& $%xico& 1900?191G. La 4az& 9hilpancin"o& 18F3. &l 4e9ue/o Lrande& 3illa 9ecilia& =amaulipas& 1919?19G1. 4luma )o%a 4eriódico Anar9uista& <os `n"eles& 191Q. La 4rotesta& Buenos *ires& 19G1?19G9. La 4rotesta& <ima& 0er'& 193H. 4unto )o%o& >el 1!o& =exas& 1909. &l )ebelde& <os `n"eles& octubre de 191F. )egeneración& $%xico& +aint <ouis y <os `n"eles& 1900?1911. )egeneración -egunda Ipoca Qrgano de la $ederación Anar9uista 2e,icana& $%xico& 193F?196G.
1/6

“El anarquismo y la clase obrera mexicana, 1860 a 1931” de John Mason Har

Y Y Y Y Y Y Y Y Y Y Y Y Y Y Y Y Y Y Y Y Y Y Y Y Y

)edención& 7uadala(ara& 19G8?19G9. )esurgimiento& 0uebla& 19G1?19G3. La )e(olución -ocial& $%xico& 19GG?19G3. La )e(olución -ocial& 0uebla& 18F8?18F9. -iempreS& $%xico& 19FG. &l -iglo 1#1& $%xico& varios aIos. &l -indicalista& $%xico& 1913. &l -ocialista& $%xico& 18F1?1886. -uplemento de -iempreS& $%xico& 19FG. &l Tiempo& $%xico& 1911. Tierra + Liberta $%xico& 1936 y 19Q8. Tinta )o%a $%xico& 191H. &l Tipógrafo 2e,icano $%xico& 1911?191G. Todo& $%xico& 193H& 19HG& 19HQ& 19Q3. &l Tornillo $%xico& 193F. &l Traba%ador $%xico& 19G1. Traba%o $%xico& 1933. Traba%o& $ontevideo& 19G3. Traba%o Libre $%xico& 1919. Tribuna .brera +an <uis 0otos!& 193H. Tribuna )o%a& +an <uis 0otos!& 19G3. Tribuna )o%a& =ampico& 1916. La 3anguardia& :ri)aba& 191Q. 3ida Libre& =ampico& 1918. La 3oz de 2é,ico& $%xico& varios aIos.

ENTREVISTAS
Y Y Y Y Y Y Bernal& Nicol8s =.& $%xico& 31 de octubre de 1968. 7asca& "eneral 9elestino& $%xico& 19 de a"osto de 1969. @oniec2i& >ieter& $%xico& 16 de a"osto de 1968. $atta 1eyes& *ntonio& =acubaya& $%xico& 8 de (ulio de 19FQ. +ala)ar& 1osendo& =lalnepantla& 10 de a"osto de 1969. 3alad%s& 6os% 9.& :axtepec& 6 de noviembre de 1969 y $%xico& 13 de a"osto de 19F1.

1/0

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful