You are on page 1of 1

La narrativa hispanoamericana

1 Renovación de la novela hispanoamericana a mediados de siglo La tendencia iniciada de profundizar en lo peculiar americano a partir de los años 40 se acentúa, lo que cambia es la estética más o menos realista de las etapas anteriores, dándose una renovación y un enriquecimiento de importancia suma como resultado de la asimilación de técnicas narrativas de autores europeos de la primera mitad de siglo, junto con las vanguardias y a los profundos cambios sociales vividos por esos años en Hispanoamérica. En lo que respeta al contenido, las novelas hispanoamericanas de los años 40-60 presentan diversas tendencias: a) Narrativa metafísica. Bajo esta etiqueta se agrupa la obra de autores como: Jorge Luis Borges un autor de relatos breves y cuentos con una concepción mágica y fantástica del mundo bajo una perspectiva metafísica e irónica. Y José Lezama Lima, cuya producción narrativa es poca, pero de gran notoriedad, en la que muestra sus preocupaciones existenciales y metafísicas. b) Narrativa existencial. Las preocupaciones existenciales de la cultura occidental tienen un fiel reflejo en la producción novelística de dos autores del medio siglo como: Juan Carlos Onetti, en sus obras se aprecia una concepción profundamente pesimista de la existencia humana. Y Ernesto Sábato, que muestra preocupación sobre los límites del conocimiento racional y el impacto del pensamiento científico en el hombre contemporáneo. c) Realismo mágico, lo real maravilloso, realismo fantástico. La novela hispanoamericana de la segunda mitad de siglo se muestra como uno de sus rasgos más llamativos la ruptura con el realismo. Esta ruptura se manifiesta en las obras por medio de la aparición de elementos míticos, legendarios, mágicos, fantásticos... pero, como las tramas siguen ofreciendo un aspecto básicamente verosímil se denominan estas obras como pertenecientes al «Realismo mágico». Esta técnica se convierte por excelencia en la forma mediante la cual la literatura hispanoamericana pasa a identificarse con una realidad mágica y maravillosa, muy distinta a la europea. Dentro de esta corriente podemos incluir los autores: Miguel Ángel Asturias, Alejo Carpentier, Julio Cortázar, Augusto Roa Bastos y Juan Rulfo 2 La novela hispanoamericana desde 1960 Durante los años 60 se produce la gran difusión internacional de la narrativa hispanoamericana. Se ha hablado por ello del «boom» de la novela hispanoamericana o de «nueva novela hispanoamericana». Pero, como hemos visto, la renovación profunda se había producido ya en las décadas anteriores, cuyos escritores habían abierto los horizontes por los que transitarán los nuevos escritores desde 1960. De modo general, se puede decir que las obras de los nuevos novelistas muestran la perfecta asimilación de las innovaciones técnicas producidas en la novela durante todo el siglo XX (Joyce, Kafka, Faulkner…) así como las de la tradición novelística hispana (Cervantes) e hispanoamericana. Destacan los autores: Gabriel García Márquez, Carlos Fuentes y Mario Vargas Llosa.