Gracias por incluirme!

Lo primero que puedo decir es que para mí fue sorprendente como los medios reaccionaron con mucho pánico frente a los primeros dichos de Atria cuando recién formaba parte de la comisión de Bachelet. De ese tiempo hasta ahora el debate constitucional ha sido paulatinamente silenciado, y en términos generales la mayoría de los comentaristas dicen que el comando de Bachelet está moderando su discurso frente a la posibilidad de la asamblea constituyente. Sin embargo Atria sigue difundiendo sus ideas en foros y ahora por un libro titulado “La constitución tramposa” editado por LOM y lanzado el 14 de este mes. Atria afirma que los mecanismos constitucionales son tramposos y que a pesar de todas las reformas todavía en Chile no se resuelve el problema constitucional, y como un caso ejemplar tenemos la reforma de 2005 donde Lagos puso su firma a la constitución del 80, para Atria esto es lo más lejos que se puede llegar dentro de las mismas reglas del juego, es decir no hay forma de legitimar la constitución del 80 dentro de sus propias reglas. Como la constitución es un conjunto de procedimientos para formar la voluntad política, donde la voluntad de unos pocos deja de ser la representación de una parte y se transforma en la voluntad del todo, por eso mismo el pecado de origen de la constitución del 80 no es el problema (ejemplo de constituciones legítimas pero con un origen no democrático es la actual Constitución alemana), el problema está en la práctica política que se da al interior de la constitución del 80. Solamente mirando la práctica política es que podemos evaluar a un sistema institucional sano (legítimo o válido) de uno desviado (o fáctico). Según Atria el problema constitucional se puede resumir en: 1. El sistema electoral es poco representativo 2. Teniendo presente la distinción entre la Constitución y las leyes, se dice que las exigencias de aprobación de leyes “comunes” son muy altas, la minoría tiene poder de veto para cuestiones que deberían ser parte del proyecto político de las coaliciones ganadoras, una de las leyes protegidas son las referidas a el régimen educacional. 3. El Tribunal Constitucional está fuera de la práctica democrática y su actuar rompe con las decisiones que emanan de la voluntad política, esta institución, tal como está hoy en día en Chile, es un poder fáctico. 4. Finalmente, los quórums exagerados para reformar la constitución hacen imposible resolver los problemas de legitimidad dentro de la institucionalidad vigente. ¿Qué hacer para resolver el problema constitucional? Teniendo en cuanta que la asamblea constituyente es la demanda por una decisión constitucional que no esté presa por las trampas de la constitución del 80, la propuesta de Atria es que el presidente convoque a

no es reconocida por todos. . Atria cree que es posible llegar a un acuerdo. donde (en la terminología de Hart) la constitución serían los “conceptos” y los veredictos de la ley serían las concepciones. porque encontré que tenía algunas cosas comunes contigo Miguel. pero comparándola con tu propuesta Atria habla de “patriotismo constitucional”. y dice cosas bien interesantes. ¿toda esta terminología de teoría de la argumentación con raíz o influencia habermasiana es la diferencia que tú mantienes con Atria? Una nueva constitución es co-originaria a su creación. fui a una clase en la Universidad Alberto Hurtado donde habló de teología política y derecho. ¿Cómo se puede hacer una asamblea constituyente? Tenemos que estar obligados a estar de acuerdo. Me interesé por Atria. por eso estuvo en desacuerdo con la cuarta urna donde se consultaba por una modificación a la constitución. cómo se hace para que la derecha abandone las trampas que le dan ventaja. en lo central Atria confía en que el acuerdo es posible. Atria cree que la demanda social puede hacer presión si es que se deja madurar para que los cambios se realicen. ¿Cuál es la razón para modificar la constitución? La constitución no es legítima. etc. y ahora está en desacuerdo con la actual propuesta de supuesta reforma al binominal. Lo que es mínima mente necesaria para tener una constitución sana es que el juego democrático no sea frenado por trabas institucionales. cree que la demanda social si se deja madurar en su justa medida puede permitir que la derecha abandone las trampas que le dan ventajas.todos los concejales (elegidos por un sistema proporcional) para elaborar una nueva Constitución y luego someter a plebiscito creado por la asamblea de concejales. Reglas no tramposas es condición de estabilidad. de que el pueblo es “co-originario a definición conceptual que se dé”.