Mons.

Tihamer Toth
Creo en Jesucristo:
El Redentor
2
Creo en Jesucristo: El Redentor
Autor: Monseñor Tihamer Coth, Obispo de Veszprm !"un#r$a%
Resumen adaptado por Alberto &uñi#a Cro'atto(
2))*
+
ÍNDICE
I. ¿POR QUÉ SE HIZO HOMBRE EL HIJO DE DIOS?...................................6
II. LA TRAGEDIA DEL HOMBRE..................................................................14
III. CRISTO, ¿FUE PESIMISTA U OPTIMISTA?...........................................1
I!. LECCIONES QUE SE DERI!AN DEL PECADO ORIGINAL..................."
!. LA PERSONA DEL REDENTOR..............................................................#4
!I. LA OBRA DE LA REDENCI$N................................................................4#
!II. LA SERPIENTE % EL CORDERO...........................................................4&
!III. LOS REDIMIDOS...................................................................................''
I(. EL HIJO PR$DIGO..................................................................................'&
(. EL PADECER DE CRISTO % EL MÍO )L*................................................66
(I. EL PADECER DE CRISTO % EL MÍO )II*................................................+'
(II. EL PADECER DE CRISTO % EL MÍO )III*.............................................."#
(III. EL PADECER DE CRISTO % EL MÍO )I!*.............................................""
(I!. EL PADECER DE CRISTO % EL MÍO )!*..............................................&6
(!. EL RESULTADO DE LA PASI$N DE CRISTO....................................1,6
(!I. CRISTO EN EL HUERTO DE GETSEMANÍ........................................114
(!II. CRISTO ES CONDENADO A MUERTE.............................................11
(!III. -ME AM$ % SE ENTREG$ A LA MUERTE POR MÍ.......................1#,
(I(. JUDAS.................................................................................................1#'
((. PEDRO..................................................................................................14#
((I. PILATOS..............................................................................................1'1
((II. HERODES...........................................................................................161
((III. CRISTO % LAS MUJERES................................................................1+,
((I!. CRISTO EN LA CRUZ.......................................................................1+"
((!. /TODO EST0 CUMPLIDO/................................................................1"4
((!I. RESUCIT$.........................................................................................1""
((!II. RESUCITAREMOS...........................................................................1&+
((!III. EL CONSUELO DEL CRISTO RESUCITADO................................,4
((I(. EL MENSAJE DE CRISTO RESUCITADO.......................................,"
(((. SUBI$ A LOS CIELOS.......................................................................1'
*
(((I. -HA DE !ENIR A JUZGAR A LOS !I!OS % A LOS MUERTOS/....'
(((II. EL CONSUELO DEL JUICIO FINAL................................................#4
(((III. -JESUCRISTO ES EL MISMO A%ER % HO%, % LO SER0 POR LOS
SIGLOS DE LOS SIGLOS..........................................................................44
,
I. ¿P12 345 67 89:1 81;<27 7= H9>1 ?7 D916?
-a .erdadera #randeza de Jesucristo se mani/iesta cuando es
cla.ado en la Cruz 0 .ierte su san#re por nuestra sal.aci1n( 2or
eso, el tema del presente libro ser3: 45u hizo Cristo por nosotros
0 c1mo nos redimi16 -o 7ue su/ri1 por nosotros( 2ara 7ue al /inal,
cuando ha0amos contemplado su 2asi1n, como los disc$pulos de
Emaus, podamos sentir nuestro coraz1n arder en amor !c/( -c
2*,+2%6
42or 7u se hizo hombre el "i8o de 9ios6 :na triple respuesta
podemos dar( ;e hizo hombre: <(= 2ara redimirnos( 2(= 2ara
enseñarnos con su e8emplo( +(= 2ara #lori/icar a su 2adre(
C296@1 A9B1 CD2D 27?9;92B16
Antes de Cristo una oscura niebla en.ol.$a a la humanidad 0 el
hombre iba a tientas por la .ida( -os 8ud$os apenas ten$an una luz
7ue ra0aba en la penumbra((( 2ero al /in, con la lle#ada de Cristo,
sali1 el sol 0 se disip1 la niebla(
En la plenitud de los tiempos, cuando la miseria del pecado
oprim$a al mundo, .ino el Redentor para cancelar nuestra deuda(
:n en/ermo #ra.e 0ac$a en tierra> hubo de .enir el Mdico di.ino(
;A? J:A? CR@;O;TOMO lo e'presa de esta manera: AEl
;eñor ten$a en su mano el documento en 7ue constaba el primer
pecado cometido por Ad3n, 0 7ue nosotros hemos ido
completando con nue.os pecados( 2ero Cristo cla.1 en la Cruz
este documento> su san#re se derram1 sobre l 0 borr1 la deuda(
Cristo /ue herido en la Cruz, 0 as$ cur1 nuestras heridas( Cristo
muri1 por nosotros, 0 as$ nos sal.1 de la muerte eterna(A
Ahora 0a s 7uin es Cristo para m$( Esto0 en/ermo del alma(((,
Cristo es mi mdico> so0 pecador(((, Cristo es mi libertador> .o0
errando a la deri.a(((, Cristo es mi #u$a 0 mi camino> so0
i#norante(((, Cristo es la .erdad> esto0 muerto(((, Cristo es la .ida(
Basta meditar en esto para sentirse impulsado a amar m3s a
Cristo( El 2adre eterno habr$a podido casti#arnos por nuestros
pecados c1mo a los 3n#eles rebeldes: casti#arnos de una .ez para
siempre( 2ero no lo hizo: 7uiso ser misericordioso con nosotros(
C
Cristo habr$a podido .enir tambin en /orma de 3n#el( 2ero no lo
hizo: 7uiso hacerse hombre( El hombre pecando hab$a ca$do en el
abismo, 0 Cristo 7uiso ba8ar hasta el /ondo de este abismo para
rescatarnos(
En la "istoria leemos a .eces #estos ma#n3nimos: los
acreedores llamaron a sus deudores 0 delante de ellos ras#aron el
pa#ar o lo echaron al /ue#o( 2ero Cristo nos condon1 deudas
mucho m3s importantes> 0 lo hizo, no con el sencillo #esto de
ras#ar un documento, sino satis/aciendo por nosotros con su
propia san#re(
-a Cruz /ue el #ran pensamiento de su .ida, pensamiento 7ue le
acompañ1 por todas partes, dorado sueño en 7ue ci/r1 todos sus
planes> di.ino ideal 7ue llen1 su alma( Cristo nos enseñ1 muchas
cosas> pero si 7uisiramos resumir todas sus enseñanzas en una
sola palabra, sta ser$a la si#uiente: la Cruz(
4Cu3l /ue el resultado de la 2asi1n 0 muerte de Jesucristo6
9ios estableci1 Ala salvación del género humano en el árbol de la
Cruz, para que de donde salió la muerte, de allí renaciese la vida; y
aquél que venció desde un árbol, también desde otro árbol fuese
vencidoA( As$ lo canta con 8Dbilo la ;anta @#lesia en uno de los
pre/acios de la misa( EHa aniquilado la muerte !@@ Timoteo <,<)%, es
decir, ha destruido a7uel poder tremendo 7ue estaba detr3s de la
muerte: el poder del diablo( 5uebrant1 el poder 7ue e8erc$a sobre
nosotros el pecado: E!e dio por nosotros para redimirnos de todo
pecadoF !Tito 2,<*%( "#orrando el acta de los delitos que nos era
contraria, quitándola de en medio y clavándola en la cruz
!Colosenses 2,<*%(
2ero al#unos suelen ob8etar: si 9ios sab$a de antemano 7ue el
hombre iba a caer en pecado 0 .io con anticipaci1n la in/inidad de
su/rimientos 7ue se deri.ar$an de ello(((, 4por 7u, pues, cre1 al
hombre 0 permiti1 7ue ste pecara6
45u podemos responder6
En primer lu#ar podr$amos responder con las palabras de Job:
$%&uien podrá responderle, o quién podrá decirle' (or qué haces
eso) !Job G,<2%( O con las palabras de ;A? 2AB-O: E%&uién
eres t*, hombre, para recriminar a +ios) %,n vaso de barro dice
acaso al que lo labró' (or qué me has hecho así) !Romanos
G,2)%(
H
2ero tambin podemos dar otra respuesta( Aun7ue no
comprendamos a7u$ aba8o todos los pensamientos de 9ios, por lo
menos los barruntamos, 0 con este atisbo 0a es posible responder(
9ios no 7uiso la ca$da del hombre( Mas 0a 7ue el hombre ca01,
7uiso 9ios sacar bien del mal 0 asentar sobre el hecho triste de la
ca$da la e'celsa ale#r$a de la redenci1n( ;i no hubiese habido
pecado, tampoco hubiese habido redenci1n> si no hubiera sido por
el pecado, Cristo no hubiese ba8ado a la tierra( As$ se comprenden
las palabras de ;A? AI:;TJ? 7ue la @#lesia hace cantar en la
madru#ada del ;3bado ;anto: EKOh, /eliz culpa 7ue nos dio tal
RedentorLF
Ahora brilla ante nosotros la #ran lecci1n de la 2asi1n de Cristo:
-Cuánto debe valer mi alma, si Cristo murió por ella.
45u .al#o 0o sin alma6 -os 7u$micos han hecho un c3lculo
e'acto de lo 7ue .ale el cuerpo del hombre( 9e la #rasa 7ue
contiene podr$an /abricarse siete pe7ueños trozos de 8ab1n( 9e su
contenido de hierro podr$a /abricarse una pe7ueña lla.e( ;u conM
tenido de azDcar s1lo bastar$a para una taza de t( Tiene /1s/oro
en una cantidad 7ue bastar$a para /abricar 2(2)) cabecitas de
/1s/oros, 0 ma#nesio su/iciente para hacer una /oto#ra/$a( Todo
esto apenas tiene .alor(
Esto es lo 7ue .ale, 0 nada m3s, el cuerpo humano((( Ksin el
almaL
4N con el alma6 KAh, cu3nto ha de .aler, si la cre1 9ios 0 la
rescat1 del pecado> 0 la conser.a 0 la destina al Reino de los
CielosL
KEl hombre sin el alma no .ale apenas nadaL N con el alma(((,
.ale m3s 7ue el mundo entero( El #itanillo mu#riento .ale m3s 7ue
todo el mundo( 4En 7u nos basamos para a/irmarlo6 En este
hecho prodi#ioso: Cristo murió por mí, por mi alma(
K5u tesoro es el alma humanaL Todo perece> todo marcha
hacia su /in> el mundo se mue.e con .rti#o de destrucci1n(((,
Kpero el alma .i.eL 491nde est3n las esplndidas ci.ilizaciones
7ue brillaron sobre la tierra6 491nde est3 la cultura de Babilonia, la
de Asiria, E#ipto, Atenas o Roma6 K2ero el alma .i.eL
"#a/ó del cielo por nosotros y por nuestra salvación0 K2or
nuestra almaL 4Comprendes lo 7ue esto supone6
O
KEl sudor de los Ap1stoles, la san#re de los m3rtiresL((( Todo
esto 4por 7u6 K2or nuestra almaL
K-a labor de numeros$simos papas 0 sacerdotes> tantas
bibliotecas 0 escuelas, innumerables sermones, sacramentos,
misasL((( 42or 7u6 K2or nuestra almaL
KCon.entos de ri#urosa disciplina> mon8es 7ue .elan por la
noche en oraci1n> silenciosa penitencia de las reli#iosasL 42or
7u6 K2or nuestra almaL
KTodas las #racias del ;eñor> desde el primer latido al Dltimo
suspiro de su sa#rado Coraz1nL(((, 42or 7u6 2or nuestra almaL>
por los pecadores, entre los cuales 0o so0 Eel primeroF, 0, tD, lector,
eres tambin el primero, 0 todos son Ael primeroA> por7ue por cada
uno de nosotros .ino a la tierra ?uestro ;eñor Jesucristo(
Psta es la obra redentora de Jesucristo(
C296@1 B16 7B67EF G1B 64 7>7;C=1
El cristianismo es la Dnica reli#i1n 7ue se atre.e a a/irmar 7ue
1esucristo, el Hi/o ,nigénito de +ios, se ha encarnado en medio de
nosotros( En las dem3s reli#iones la di.inidad permanece le8os del
hombre, a una distancia in/inita> Dnicamente en el cristianismo se
abrazan el cielo 0 la tierra( N solamente el cristianismo nos enseña
a le.antarnos hasta 9ios, aun7ue ha0amos ca$do mu0 ba8o en el
/an#o(
Cristo .i.i1 en medio de nosotros> ten$a un cuerpo como
nosotros> traba81, se cans1, tu.o hambre> su/ri1 m3s 7ue
nosotros((( 0 al /inal de una .ida terrena haciendo el bien 0 llena de
luchas, .ol.i1 a la casa de su 2adre( A toda su .ida terrenal se
pueden aplicar las palabras: $2/emplo os he dado para que lo que
yo he hecho, lo hagáis también vosotros$ !Jn <+, <,%( 9e modo 7ue
9ios se hizo hombre para enseñar al hombre c1mo puede
le.antarse hacia Pl> para enseñarnos c1mo puede edi/icar el reino
del esp$ritu( Reino 7ue, si bien est3 en este mundo, Ano es de este
mundoA !Jn <O,+C%
Cristo se meti1 de lleno en nuestra .ida cotidiana 0 nos enseñ1
c1mo es posible llenar de contenido eterno las cosas m3s
pe7ueñas de la .ida, 0 c1mo utilizarlas para 7ue nos acer7uen a
9ios( Esta es la #ran lecci1n de su .ida(
G
Cristo era hombre completo> se encarn1 de .erdad> traba81,
su/ri1 la pobreza, /ue traicionado, mal comprendido, atormentado,
padeci1 0 muri1(((> pero siempre, en todos los acontecimientos,
.i.$a una .ida superior, sobrenatural( N esto /ue lo 7ue nos 7uiso
enseñar: 7ue aun7ue estemos metidos de lleno en esta .ida
terrena, en medio de mil ocupaciones, 7ue ni si7uiera un momento
.i.amos sin .ida de /e, sin .isi1n sobrenatural(
As$ como en todas partes el mar es salado 0 la sal preser.a sus
a#uas de la podredumbre, as$, tambin en todas nuestra .ida debe
señorear el ideal de la .ida eterna, 7ue nos preser.a de la
corrupci1n 0 nos da la /uerza para la lucha(
;i Cristo no se hubiese encarnado, K7u distintas ser$an
nuestras ideas sobre el sentido de la .ida del hombre 0 sobre el
mismo 9iosL
C296@1 A9B1 CD2D H=129I9GD2 D= PD?27
42or 7u se hizo hombre el "i8o de 9ios6 "emos dado 0a dos
respuestas: se hizo hombre para dar satis/acci1n a la 8usticia di.ina
por nuestros pecados, es decir, para sal.arnos> se hizo hombre
tambin para enseñarnos a .i.ir, se#Dn 9ios, 0 mostrarnos con su
e8emplo el camino de la .ida eterna(
Qalta una tercera respuesta, la m3s pro/unda 0 de/initi.a( Al /in 0
al cabo el centro del uni.erso no es el hombre( ?i puede ser el
hombre su ob8eti.o /inal( ;1lo puede serlo 9ios 0 la #loria de 9ios(
El deber del hombre es, por tanto, #lori/icar con su .ida a 9ios> 0
?uestro ;eñor Jesucristo ba81 a la tierra para enseñar nue.amente
al hombre a #lori/icar a 9ios(
-a tercera causa, pues, de la Encarnaci1n Rme8or dicho, su
causa principalR es la #lori/icaci1n de 9ios( Qi8monos en las
palabras de Jesucristo:
"3i comida es hacer la voluntad del que me ha enviado !Jn
*,+*%(
"4o pretendo hacer mi voluntad, sino la de 5quél que me ha
enviado !Jn ,,+)%(
"6lorifico a mi (adre !Jn O,*G%(
"(adre, llegó la hora' glorifica a tu Hi/o para que el Hi/o te
glorifique$ !Jn <H,<%(
<)
$7o te he glorificado sobre la tierra llevando a cabo la obra que
me encomendaste realizar$ !Jn <H,*%(
$He manifestado tu nombre a los hombres$ !Jn <H,C%(
As$ hablaba el ;eñor(
;A? 2AB-O, en su Carta a los "ebreos, aplica a Cristo las
palabras del ;almista: $Heme aquí que vengo 8seg*n está escrito
de mí al principio del 9ibro8, para cumplir, -oh, +ios. tu voluntad$
!"ebreos <),H%( En otro lu#ar resume de esta manera toda la .ida
de Jesucristo: $!e humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta
la muerte, y una muerte de Cruz$ !Qilipenses 2,O%(
2ara 7ue pudisemos #lori/icar di#namente a 9ios tambin
nosotros, Cristo nos lo dio a conocer( 2or esto precisamente nos
enseñ1 c1mo hemos de diri#irnos a Pl en la oraci1n 0 7ue
debemos cumplir su santa .oluntad(
Este es el moti.o principal 7ue le mo.i1 a instituir el sacri/icio de
la ;anta Misa( Aun despus de abandonar la tierra, 7uiso #lori/icar
en ella al 2adre incesantemente(
@nstitu01 el sacri/icio de la Misa para 7ue en todo el mundo, en
todas las horas 0 en todos los momentos /uese reno.ada su
2asi1n 0 Muerte, 0 subiese al Cielo esta /ra#ancia de su eterno
;acri/icio como la m3s per/ecta #lori/icaci1n de 9ios(
:na cosa podemos deducir de todo esto: 5ue el plan de Cristo
se realiza se#Dn la medida en 7ue se #lori/ica a 9ios en la tierra(
KN 7u le8os estamos aDn de realizar este plan de CristoL 9e los
millones de hombres 7ue .i.en en la tierra, menos de la 7uinta
parte son cat1licos( N entre estos cat1licos, Kcu3ntos lo son de solo
nombreL
?o pensemos en los dem3s 0 en c1mo .i.en( -o importante es
c1mo .i.o 0o( 4Responde mi .ida di#namente al sacri/icio redentor
de Cristo6 4Traba8o por realizar el plan de Cristo en mi persona 0
en la de los dem3s6
2or7ue para esto ha .enido ?uestro ;eñor Jesucristo( 2ara
redimirnos, para enseñarnos 0 para 7ue nosotros, 8untamente con
Pl, demos #loria a 9ios(
2or estos /ines ha .enido Cristo( N K7u pocos son los 7ue
saben el moti.o de su .enidaL
<<
% J1, ¿CD2D 345 A9A1?
4Ilori/ico 0o con mi .ida, como Jesucristo, a 9ios6
?umerosos son los 7ue luchan, se sacri/ican 0 /ati#an por las
cosas terrenas, por los tesoros de este mundo, .i.iendo s1lo para
satis/acer su codicia( K2ero 7u contad$simos son los 7ue luchan
por la .ida eterna, aun teniendo 7ue hacer menos sacri/iciosL
Muchos se a/anan como Rotschild en Saterloo !<O de 8unio de
<O<,%:
-as tropas de ?apole1n hacen toda.$a un supremo es/uerzo
desesperado para impedir la uni1n de los e8rcitos coali#ados
sobre la llanura de Saterloo( Junto al Estado Ma0or de Sllin#ton,
los o8os de Rotschild centelleaban codiciosamente, mientras
obser.aba todo con #ran preocupaci1n( :n rel3mpa#o de 8Dbilo
cruza por su rostro, cuando por la #ran llanura se per/ila la #ran
.ictoria de los e8rcitos an#loalemanes( Abandona el campo
atropelladamente( Corre a marchas /orzadas hacia la costa( -le#a
a Ostende al si#uiente d$a, <G de 8unio, en busca de una
embarcaci1n 7ue le conduzca a @n#laterra( -as a#uas del canal
a#itan su c1lera ba8o los ramalazos de una /uriosa tempestad( ?o
ha0 marino 7ue se atre.a a comprometerse a hacer a7uella
tra.es$a( ?o importa, Rotschild esta decidido 0 no ce8a ante la
di/icultad( O/rece 2())) /rancos a un pobre pescador 0 se lanzan al
mar alborotado(
2ocas horas despus amarran en 9o.er( Rotschild no se
detiene( Corre hacia -ondres( -le#a a la inmensa capital( ;in decir
nada a nadie se diri#e a la Bolsa 0 compra por un precio irrisorio
una cantidad e'orbitante de acciones 7ue estaban en ba8a a causa
de los continuos desastres de la #uerra(
Cuando lle#1 la noticia de la .ictoria in#lesa 0 las acciones
subieron, l ten$a 0a ase#urada una #anancia /abulosa(((
K5u de .eces se repite el casoL Vemos hombres a/anados, en
constante mo.imiento, impelidos por el dinero> siempre por el
dinero((( "ombres 7ue no descansan, 7ue no tienen tran7uilidad, ni
tiempo para dormir, ni para sonre$r(((, hombres 7ue ni si7uiera
tienen tiempo para ser hombres((( 2ara ellos no ha0 m3s 7ue
dinero(((, dinero(((, dinero(((
Como si Cristo no hubiese .i.ido(((
Como si Cristo no nos hubiese enseñado la .ida .erdadera(((
<2
Como si Cristo no hubiese muerto por nosotros(((
?o ol.idemos la lecci1n del presente cap$tulo: el Hi/o de +ios se
hizo hombre para que el hombre fuese hi/o de +ios0
!e:or, ay*danos a vivir de manera que todos seamos dignos de
alcanzar los frutos de tu vida y muerte redentoras0
<+
II. LD @2DH7?9D ?7= 81;<27
2ara entender el misterio de la Redenci1n 0 apreciar todo su
.alor, es necesario conocer antes de nada la #ran tra#edia en 7ue
.i.$a la humanidad, tra#edia 7ue hizo posible la 2asi1n de Cristo(
Todo se debi1 al pecado ori#inal 0 a las consecuencias 7ue le
si#uieron( 9e ah$ 7ue necesit3semos un Redentor(
2ero, 47u es el pecado ori#inal6 4E'iste realmente6
¿Q45 76 7= C7GD?1 129H9BD=?
4En 7u consiste la tra#edia 7ue desencadenaron nuestros
primeros padres con su rebeld$a, cu0as consecuencias aDn pesan
sobre nosotros6
9ios cre1 a nuestros primeros padres en la m3s per/ecta
armon$a espiritual, con un cuerpo rebosante de salud 0 de
hermosura> un alma, resplandeciente de luz, de bondad 0 de
belleza( K5u inmensamente /elices eran en el 2ara$soL 2ero lle#1
el demonio, arrastr3ndose en /i#ura de serpiente, pecaron nuestros
padres, 0 todo ello se es/um1 como un sueño( Bien podernos
aplicar a7u$ la par3bola de JE;:CR@;TO: $2l sembrador sembró
en su campo semilla buena, pero vino el enemigo y sembró ciza:a
en medio del trigo$ !Mateo <+, 2*M+)%(
Antes del primer pecado todas las /acultades 0 sentidos
obedec$an per/ectamente al hombre, 0 el hombre obedec$a a 9ios(
Esta dichosa armon$a se rompi1 por el primer pecado> 0 desde 7ue
el alma se rebel1 contra 9ios, tambin nuestros sentidos se
rebelan contra el alma, 0 as$ nos hallamos en un permanente
estado de #uerra, 7ue 0a nunca cesar3> #uerra entre el alma 0 el
cuerpo, entre el bien 0 el mal, entre la luz 0 las tinieblas> #uerra
obstinada, dolorosa 0 cruel( N ah$ est3 la #ran tra#edia del hombre(
9esde entonces ri#en para todos las palabras de la Escritura:
$;odos pecaron, y todos están privados de la gloria de +ios$
!Romanos +,2+%( N tambin: $;odos nosotros000 éramos por
naturaleza hi/os de la ira, como los demás$ !E/esios, 2,+%( $(orque
el misterio de iniquidad está ya en acción$ !2 Tesalonicenses 2,H%(
"5sí como por un solo hombre entró el pecado en este mundo, y
por el pecado la muerte, así también la muerte se fue propagando
<*
en todos los hombres !Romanos ,,<2%( E2l delito de uno solo
atra/o la condenación de todos los hombres !Romanos ,,<O%(
2recisamente estas palabras de ;an 2ablo turban a muchos 0
les sir.en de esc3ndalo(
8"2l delito de uno solo atra/o la condenación a todos los
hombres0 Esto no se puede concebir( Es una tremenda in8usticia(
42or 7u he de nacer 0o en pecado, si /ueron ellos solamente,
nuestros primeros padres, los 7ue cometieron la culpa6 Queron
ellos los 7ue pecaron 0 no 0o( 4;o0 0o responsable de lo 7ue
hicieron mis ma0ores6 ?o s comprende((( no se comprende(((
KCu3ntas .eces hemos de o$r seme8antes reprochesL 2or7ue el
pecado ori#inal no es al#o palpable, no es una responsabilidad
personal 7ue pesa sobre mi alma> no es m3s 7ue un de/ecto: la
privación de algo( ?o ha0 en nosotros lo 7ue tendr$a 7ue haber, lo
7ue tu.ieron nuestros primeros padres antes de la ca$da 0 tenM
dr$amos tambin nosotros si no /uera por el pecado de ori#en(
5uiz3, podamos aclararlo con un s$mil( ;upon#amos un
propietario 7ue en los buenos tiempos ten$a <)())) hect3reas de
terreno 0 un ma#n$/ico castillo pero, con su .ida /r$.ola, los
desperdici1 0 los perdi1( Al nacer sus hi8os no 7uedaba de la
ma#ni/ica /ortuna m3s 7ue el nombre( Ellos ten$an derecho a la
herencia 0 la habr$an pose$do si el padre se hubiese portado como
deb$a> sin embar#o, nacieron sin /ortuna, pri.ados de la misma(
-os pobres hi8os no tienen la culpa, 4.erdad6, no son responsables
del pecado de su padre> 0 con todo, no pueden .i.ir 0a en el
castillo(
As$ ocurre tambin con el pecado ori#inal> no lo cometimos
nosotros, 0 no obstante, su/rimos sus consecuencias( 2ascal,
aludiendo al pecado ori#inal, lle#1 a decir: AEl hombre es un
mendi#o 7ue desciende de una /amilia noble(A
El hombre es de /amilia noble, 0a 7ue sali1 de las manos
creadoras de 9ios( 2ero el pecado ori#inal destru01 en nosotros
los ras#os de 9ios, 0 por ello no somos m3s 7ue((( nobles
arruinados(
-a historia lo atesti#ua( El peso del pecado ori#inal 0 el peso de
los millones 0 millones de pecados 7ue del mismo se deri.an,
siempre ha #ra.itado sobre todos los hombres( -a conciencia del
pecado ha a#obiado siempre a los hombres( -os mismos
<,
sacri/icios de los pa#anos, 7ue arro8aban sus tesoros, su /ortuna, 0
muchas .eces sus propios hi8os en los brazos de los dioses lo
atesti#uan( Con estos sacri/icios 7uer$an aplacar la ira de los
dioses( ;ent$an dolorosamente el peso del pecado 0 su dominio
horrendo(
EK96@7 27D=;7B@7 7= C7GD?1 129H9BD=
Juz#o necesario 7ue nos deten#amos en este pensamiento,
por7ue el hombre moderno, tan inclinado a la cr$tica, impu#na con
/acilidad esta .erdad(
A cada momento se o0en obser.aciones despecti.as, hechas
con aire de superioridad: AKClaro est3, el pecado ori#inalL KN la
escena del 2ara$soL KN Ad3n 0 E.a, 7ue comen del 3rbolL KN la
serpiente seductoraL((( KAnti#uos cuentos orientalesL 4C1mo podr3
creerlos el hombre moderno6AT
?o nos asustan tales ob8eciones, pues la doctrina del pecado
ori#inal es una de las columnas principales de todo el sistema de
la /e cristiana( Es un do#ma( 2ero un do#ma 7ue tiene en su /a.or
un sinnDmero de razones sacadas de la e'periencia(
4?o crees en el pecado ori#inal 0 sus espantosas
consecuencias6 4?o crees 7ue cuando el hombre empezaba a
caminar por la .ida, se des.i1, 0 tropez1 0 se desco0unt1 el pie, 0
desde entonces todos los hombres .an co8eando por el mismo
camino6
2ues si no lo crees, contstame a las si#uientes cuestiones:
E'pl$came la terrible di.isi1n 7ue se siente en el /ondo del alma
humana: la tribulaci1n, los con/lictos 7ue e'perimenta, las temibles
luchas 7ue se desencadenan en todos los hombres cuando han de
escoger entre el bien y el mal(
Esta tr3#ica dualidad de la naturaleza humana 0a /ue notada por
los anti#uos pa#anos( E?adie nace sin /altasF, se lamenta O.idio(
E;iempre nos inclinamos a lo prohibidoF, a/irma Cicer1n(
Realmente, e'iste en nosotros la simiente de la mala siembra, la
inclinaci1n al mal> 0 hemos de estar siempre alerta mediante una
autodisciplina 0 .i#ilancia continua( Eso es lo 7ue enseña la moral
cristiana(
-a Vir#en Maria /ue e'enta del pecado ori#inal((( lo pre#ona el
do#ma de la E@nmaculada Concepci1nA> pero todos los dem3s
<C
hombres, aun los m3s santos, han sentido el a#ui81n rebelde 0
humillante de la naturaleza, siempre propensa al mal(
El mismo ;an 2ablo, el #ran ap1stol, hubo de sostener rudos
combates contra su naturaleza(
"7o mismo no apruebo lo que hago; pues no hago el bien que
quiero, sino antes el mal que aborrezco, eso hago000 5unque hallo
en mí la voluntad para hacer el bien, no hallo cómo cumplirla000
3as si hago lo que no quiero, ya no soy yo quien lo hace, sino el
pecado que habita en mí000 3e complazco en la ley de +ios seg*n
el hombre interior, mas al mismo tiempo echo de ver otra ley en
mis miembros, la cual resiste a la ley de mi espíritu y me encadena
a la ley del pecado, que está en mis miembros0 !Romanos H,
<,,<G,2),22,2+%
Todos podemos repetir con el Ap1stol: "-+esdichado de mí.
%&uién me librará de este cuerpo de muerte) !Romanos H,2*%( N
podemos contestar tambin con l: "9a gracia de +ios, por
1esucristo 4uestro !e:or !Rom H,2,%(
49e d1nde, sino del pecado ori#inal, pro.iene la propensi1n al
mal 7ue tienen todos los hombres6
?ace un niño, sus padres lo preser.an con esmero de todo
e8emplo malo, lo educan con todo cuidado> no .e en torno su0o
sino cosas buenas((( 0, no obstante, al transcurrir los años
despunta una mala cualidad: obstinaci1n, desobediencia, mentira,
pereza((( 4C1mo se entiende6 -a educaci1n de los padres /ue la
me8or 7ue pod$a darse( ;olamente puede comprenderlo 7uien sabe
7ue el niño recin nacido no es tierra .ir#en( ?o( El pecado ori#inal
deposit1 en l las semillas de la inclinaci1n al mal, 7ue despus
crecen insensiblemente(
Todos nacemos con una naturaleza corrompida, propensa al
pecado( Buscar lo bueno 0 lo noble, le.antarnos a 9ios nos cuesta
arduos es/uerzos( 4acemos pecadores, y hemos de ser santos( N
el 7ue no lucha para subir a las alturas de la santidad, se 7ueda
/orzosamente en los abismos del pecado( ;i se nie#a la e'istencia
del pecado ori#inal, toda nuestra labor peda#1#ica carece de
sentido(
49ices 7ue no ha0 pecado ori#inal6 Entonces, e'pl$came de
d1nde procede el sinnDmero de pecados 7ue se cometen ho0 en
d$a( E'pl$came la terrible tiran$a de la corrupci1n 0 de la maldad
<H
7ue aparece siempre en la historia de la humanidad( E'pl$came el
re/inado e#o$smo con 7ue nacemos: mira como riñen dos
hermanitos por la ma0or rebanada de pan con mante7uilla( El
cristianismo nos lo e'plica( ?os dice: este torcido amor a s$ mismo,
este e#o$smo cruel, 7ue todo lo pisotea, 7ue no tiene entrañas de
piedad, este e#o$smo con 7ue nacemos todos((( es /ruto del
pecado ori#inal( El amor desmedido a la propia persona, la
inclinaci1n constante a buscar el propio inters, este dar la espalda
a 9ios 0 a los hermanos((( es consecuencia del pecado ori#inal(
4?o es un hecho inne#able 7ue este instinto e#ocntrico e'iste
en nosotros6 4?o es un hecho inne#able 7ue e'isten en nosotros
tentaciones, deseos, instintos, per/idias espantosas 7ue en todos
se a#itan 0 suben de las pro/undidades m3s rec1nditas de nuestro
ser6 :n sa#az conocedor de los hombres tu.o 7ue escribir esta
/rase: E?o s c1mo ser3 el coraz1n de un malhechor> 0o conozco
solamente el de un hombre honrado((( 0 es espantoso(F
?o 7ueda otra e'plicaci1n 7ue el do#ma cristiano del pecado
ori#inal: el hombre no es ahora como sali1 ori#inalmente de las
manos del Creador( El hombre puso su mano torpe en su propio
destino((( 0 lo ech1 a perder( Esta inclinaci1n al pecado es herencia
paterna, una herencia 7ue todos los hombres heredamos de
nuestros primeros padres, as$ como el indi.iduo hereda de su
padre 0 de su madre todo un cDmulo de malas o buenas
disposiciones(
S9B 7= C7GD?1 129H9BD=, 7= 81;<27 76 4B 7B9H;D C727BB7
2or7ue, 47uin es capaz de comprender el caos, este cDmulo
de contradicciones incre$ble 7ue ha0 en el ser humano6 KCon 7u
ansiedad anhelamos la luz, la claridadL N a pesar de ello, con 7ue
espantosa /uerza nos atrae la oscura nocheL KC1mo se lanzar$a
nuestra alma hacia 9iosL N a pesar de ello, Kc1mo la atrae la /uerza
del mal hacia la tierra, hacia el barroL KC1mo nos #usta lo bueno, lo
hermoso, lo .erdaderoL N a pesar de ello, Kcu3nto ha0 en nosotros
de maldad, de /ealdad 0 mentiraL 4C1mo e'plica la 7ue8a de a7uel
niño 7ue e'clam1 un d$a: A42or 7u es tan malo el ser bueno, 0 tan
bueno el ser malo6A 4C1mo se e'plica6
K5u sed tenemos de ale#r$a, de paz, de /elicidadL((( 0 la suerte
7ue nos toca es el dolor, la intran7uilidad 0 el su/rimiento( Muchas
.eces en un cuerpo /r3#il se esconde un alma admirablemente
<O
hermosa, 0 muchas .eces, ba8o un e'terior 7ue sub0u#a, se oculta
el pudridero nauseabundo( 4C1mo se comprende6
4?o crees, lector, 7ue en al#una parte hubo un desliz6((( 45ue
en al#una parte((( en el primer paso((( se ech1 a perder al#o del
hombre6
4?o crees toda.$a 7ue el pecado ori#inal es una realidad 0 una
#ran tra#edia6
Basta pensar en nosotros mismos( KCu3ntos eni#mas, cu3ntas
contradicciones, cu3ntos misterios insolubles ha0 en cada hombreL
KC1mo conocemos el bien 0 lo aceptamosL 2ero cuando se trata de
realizarlo, Kcon 7u /acilidad lo abandonamosL K5u ele.ados
pensamientos tenemos a .ecesL K5u entusiasmo sentimosL KCon
7u /er.or rezamosL((( 0 al momento si#uiente arde en nosotros el
/ue#o in/ernal de deseos pecaminosos( K5u ele#ante 0 esco#ido
es nuestro modo de .estirL, 0 K7u #roseros, caprichosos,
e'i#entes 0 rudos, somos nosotrosL El hombre sabe cuidar de sus
actos cuando se siente .isto por los dem3s((( 0 sabe e'cederse en
pecados, in/idelidades 0 actos torcidos, cuando nadie le .e(
491nde est3 la soluci1n del eni#ma6 Unicamente en este do#M
ma del cristianismo: el hombre empez1 brillantemente su camino,
pero tu.o un desliz en el primer momento( El hombre /ue creado
para ser re0, pero perdi1 pronto la corona( KAhL, no> no es .erdad
7ue el hombre nace completamente bueno, como lo pre#ona la
peda#o#$a de Rousseau(
2ero tampoco nace como un diablo, como un condenado, como
lo a/irma la /iloso/$a pesimista( ?ace para ser al mismo tiempo re0
0 mendi#o, rico 0 pobre, 3#uila 0 topo, armon$a 0 caos( 9ios no
7uiso esta intrincada contradicci1n> pero es 7ue el hombre no es
0a como sali1 de las manos del Creador> por esto, su deber es
luchar((( luchar(((
2ero, 4para 7u luchar6
En la catedral de "alberstadt ha0 un cuadro en 7ue se .e la
muerte lle.ando atados con cadenas a Ad3n 0 E.a, mientras 7ue
el diablo los acompaña tocando el .iol$n( 2odr3 ser tachado de
in#enua la representaci1n, pero, con todo, K7u e'presi.aL K9e
cu3nta miseria, de cu3nto su/rimiento nos hablaL 2or la astucia del
pr/ido seductor, el hombre lle.aba atados al cuello a la miseria 0
el su/rimiento> #em$a 0 sollozaba ba8o su peso((( hasta 7ue .ino
<G
al#uien 7ue era m3s /uerte 7ue la muerte, m3s /uerte 7ue el diablo:
Cristo Redentor(
"emos de luchar 0 con/iar( "emos de luchar para 7ue lo bueno,
lo noble, lo hermoso, el ideal, la armon$a .enzan en nosotros lo
malo, lo caduco, lo /eo, el desaliento 0 la disonancia( Es decir,
hemos de luchar para reinte#rarnos al estado en 7ue sali1 el
primer hombre de las manos creadoras de 9ios> el su/rimiento del
hombre, su tra#edia, tienen 7ue con.ertirse en un himno de
alabanza a 9ios(
N para 7ue esto /uese posible, hubo de .enir el Redentor( Cristo
muri1 para 7ue nosotros, asidos de su mano, lo#r3semos huir de la
espantosa cat3stro/e mundial del pecado, 7ue sepulta todo lo
hermoso, lo noble, 0 hermoso, ba8o holl$n 0 ceniza(
UB 9BG7B?91 347 B1 67 8D DCDHD?1
"ace miles de años 7ue se declar1 un tr3#ico incendio 7ue
toda.$a no se ha apa#ado( Este incendio es /uente de destrucci1n,
de maldad 0 de muerte: es el pecado ori#inal( 9urante muchos
si#los tu.o el hombre 7ue mirar con impotente desesperaci1n
c1mo destru$a sus m3s hermosos .alores: la moral, la pureza, los
nobles ideales, su destino eterno> 0 si s1lo cont3semos con
nuestras propias /uerzas, hubisemos continuado as$( $(ero cuan<
to más abundó el pecado, tanto más sobreabundó la gracia' a fin
de que, al modo que reinó el pecado para dar la muerte, así
también reine la gracia en virtud de la /usticia para dar la vida
eterna, por 1esucristo nuestro !e:or$ !Romanos ,,2)M2<%(
Jesucristo tu.o piedad de nosotros 0 nos dio la me8or de/ensa
contra este horrendo incendio: su propia san#re( N desde entonces
la san#re de Cristo, derramada por nosotros, es nuestro consuelo,
nuestra /uerza, nuestra esperanza( Aun7ue el /ue#o del pecado
si#a llameando ho0 toda.$a R0 arder3 mientras ha0a un hombre
sobre la tierra, pues lle.amos el /ue#o dentro de nosotros mismos,
en nuestra naturaleza corrompidaR, aun7ue arda en nosotros la
concupiscencia, podemos alar#ar la mano hacia Cristo Redentor, 0
e'perimentar .ictoriosamente como todos los ata7ues del in/ierno
no pueden dañar a los 7ue est3n rociados con la san#re di.ina de
Cristo Cruci/icado(
2)
III. C296@1, ¿I47 C769;96@D 4 1C@9;96@D?
-o 7ue hemos e'puesto tocante a las espantosas
consecuencias del primer pecado, nos plantea necesariamente la
si#uiente cuesti1n( ;i esto es as$, 4pueden toda.$a estimarse en
al#o el hombre 0 la .oluntad humana6 42odemos con/iar aDn en
nosotros mismos6 4Tenemos aun por.enir6 4"a0 al#una
esperanza6 4Es posible .encer el mal6
2odemos, pues, redactar el tema de este cap$tulo poco m3s o
menos de la si#uiente /orma: 45u enseñ1 Cristo respecto del
hombre 0 de su .oluntad6 4Con/iaba en nosotros o nos miraba con
descon/ianza6 Cristo, 4era pesimista u optimista6
-a respuesta no es /3cil, por las palabras mismas de Cristo, 7ue
pueden ale#arse en uno 0 otro sentido( Cristo enseña con claridad
7ue el hombre se inclina al mal desde su nacimiento, es decir,
Cristo parece pesimista( 2ero, por otra parte, nos coloca /rente a
una per/ecci1n 7ue da .rti#o: $!ed perfectos como vuestro (adre
celestial es perfecto$ !Mat ,,*O% Rnos dice( N esto es de un
optimismo sin medida(
4Cu3l es la soluci1n de esta contradicci1n aparente6 ?o es
posible encontrar la cla.e del eni#ma, a no ser 7ue conozcamos
todo lo pensaba ?uestro ;eñor Jesucristo, todas las ideas 7ue
enseñ1 respecto a la necesidad 0 a la esencia de la redenci1n(
9e modo 7ue al estudiar el tema, propiamente no hacemos m3s
7ue estudiar la doctrina b3sica del cristianismo, la idea de la
redención0
C296@1, ¿72D C769;96@D 276C7G@1 ?7= 81;<27?
Es un hecho inne#able 7ue los hombres m3s insi#nes, antes de
Cristo, miraban al hombre con un pro/undo pesimismo( -os
pro/etas del Anti#uo Testamento no cesan de predicar penitencia 0
con.ersi1n( A;ois malosA AVi.$s en pecado(A ACon.ert$os(A Estas
son las sentencias 7ue resuenan constantemente en sus escritos(
As$ se comprende tambin el austero e8emplo de penitencia de un
Juan Bautista, 7ue #rita a .oz en cuello: A;omos pecadores,
somos malos, ha#amos penitencia(A
2<
-le#a Jesucristo( 4Cual ser3 su posici1n6
Tambin Pl subra0a 0 lamenta las malas inclinaciones de la
naturaleza humana> admite 7ue la corrompida naturaleza atrae el
pecado, como la tierra a los cuerpos por la /uerza de la #ra.edad(
N sabe 7ue este pecado tiene #ran poder$o 0 7ue arrastra en
pos de s$ numerosas .$ctimas( 2or esto dice a sus o0entes: $4o
son los sanos, sino los enfermos los que necesitan de médico$ !Mt
G,<2%( 2or esto propone la par3bola del or#ulloso /ariseo, en cu0a
alma, no obstante las apariencias de una .ida santa, pululan los
pecados !-c <O,<) 0 si#(%( 2or esto, en cierta ocasi1n llama A;ataM
n3sA al mismo ;an 2edro !Mt <C,2+%( 2or esto e'clama con
indi#naci1n: $-=h gente incrédula. Hasta cuándo habré de estar
entre vosotros) Hasta cuándo os tendré que sufrir)$ !Mc G,<O%( 9e
modo 7ue uno de los tonos /undamentales en la enseñanza de
Jesucristo es el pesimismo /rente a la naturaleza humana, proM
pensa al mal> 0 uno de sus ras#os destacados es el si#uiente:
EHaced penitencia !Mt *,<H%( 42or 7u se ha de hacer penitencia6
2or7ue "sois malos !Mt H,2><2,+*%, aDn m3s, sois "una raza mala y
ad*ltera !Mt <2,+*%(
;i acompañamos a Cristo en su camino 0 escuchamos su
predicaci1n, muchas .eces nos asombraremos de .er cu3n peM
cador 8uz#aba a todo el pueblo 0 cu3n pesimista era Cristo /rente al
mismo pueblo( $-5y de ti, Corozain. -5y de ti, #étsaida. !Mt G,2<%
K5u tristeza la 7ue encierran estas palabras ante la obstinaci1n de
a7uellas ciudadesL
En la parte meridional de Jerusaln, en ;ilo, se derrumba una
torre 0 aplasta a dieciocho #alileos( N el ;eñor pre#unta a sus
o0entes: $%(ensáis vosotros que ellos eran los más culpables de
toda 1erusalén$ !-c <+,*%( 2or donde se pude deducir 7ue se#Dn
nuestro ;eñor Jesucristo, toda Jerusaln era culpable( N los m3s
culpables son los 7ue se llaman con 8actancia A8ustosA> por7ue en
stos precisamente ha0 menos esp$ritu de penitencia(
As$, pues, ?uestro ;eñor Jesucristo, en cierto sentido, /ue
pesimista( Pl no era un in#enuo soñador( ?adie como Pl .io la
corrupci1n del hombre 0 los espantosos abismos del alma
humana( ?o era un idealista 7ue .i.iese en las nubes( ;us
par3bolas demuestran hasta 7u punto conoc$a la naturaleza
humana, tan reacia para obrar el bien, 0 7ue /3cilmente inclinada a
cometer el mal( Vuel.e el dueño, 0 los criados, perezosos, no le
22
esperan Rdice en una de sus par3bolas( Viene el no.io, 0 no le
esperan las .$r#enes 7ue han de /ormar el corte8o Rdice en otra(
El re0 in.ita a los hombres a un #ran ban7uete, 0 los in.itados no
comparecen Rdice otra .ez(
En resumidas cuentas, hemos de con/esar 7ue Cristo /ue
pesimista respecto de la pereza, debilidad, mala inclinaci1n de la
.oluntad humana, 0 respecto de la di/icultad 7ue sentimos para
obrar el bien(
C296@1, ¿I47 1C@9;96@D 276C7G@1 ?7= 81;<27?
2or otra parte, encontrarnos palabras, e'i#encias 0 mandatos de
Jesucristo 7ue mani/iestan un admirable optimismo respeto de
nosotros(
2or7ue si hemos perdido toda esperanza respecto de una
persona> si somos completamente pesimistas en relaci1n a ella,
4nos atre.eremos a mandarle lo 7ue el ;eñor mand1 a todos los
hombres6 -o repito: a todos los hombres( $!ed perfectos, así
como vuestro (adre celestial es perfecto$ !Mt ,,*O%( Tal e'i#encia
es imposible, si se ha perdido toda esperanza en nuestra
naturaleza 0 s1lo se .e en ella un /ondo de corrupci1n(
Adem3s, K7u cosas nos e'i#e CristoL K5u sutiles /inezas 0 7u
ma#n3nimos sacri/iciosL K5u /idelidad en lo pe7ueño 0 7u
hero$smo de m3rtir en las cosas #randesL K;o/ocar los primeros
mo.imientos de iraL El 7ue se entre#a, si7uiera en pensamiento, a
un pecado, 0a es reo de culpa( "e de amar a mis enemi#os( N he
de amar a 9ios hasta el punto 7ue Pl reine en todos mis
pensamientos, mis planes, mis palabras, en todos mis actos(((
4C1mo es posible cumplir todo esto, si en el /ondo del ser
humano no ha0 m3s 7ue corrupci1n6
A7u$ est3, la aparente contradicci1n( %Cuál es la solución)
-a soluci1n es sta: al hacer Jesucristo mani/estaciones
pesimistas, tiene puesta su mirada en el hombre abandonado a
sus propias /uerzas, tal como ser$a sin Cristo Redentor( 2ero,
cuando e'presa e'i#encias optimistas, piensa en el hombre
trans/ormado, en el modelo alt$simo 7ue todos podemos 0
debemos se#uir por #racia 0 .irtud de Cristo Redentor( -os 7ue
creen en Jesucristo, los 7ue est3n en comuni1n .ital con Pl,
reciben tambin /uerza para dar realidad a las esperanzas m3s
optimistas( Como si di8era el ;eñor: El hombre abandonado a sus
2+
propias /uerzas no puede realmente librarse del pecado e inspira
compasi1n 0 pesimismo( En cambio, el hombre 7ue se sostiene en
mi /uerza redentora, abre las puertas al m3s sano de los
optimismos(
"e ah$ por 7u insist$a tanto el ;eñor en la con.ersi1n de los
corazones( 5uer$a hacer patente 7ue en el interior de a7uel 7ue
cree en Pl, manan r$os de a#ua .i.a !Jn H,+O% 7ue borran el pecado
0 comunican /uerza para /uturas luchas 0 triun/os( @ncluso cuando
cur1 mila#rosamente muchas en/ermedades corporales, 7uiso
hacer .er al en/ermo 7ue le daba un tesoro mucho ma0or 7ue la
misma salud corporal, cuando le sanaba el alma: $Hi/o mío000, hi/a
mía000, tus pecados te son perdonados$ !Mt G,2> -c ,,2)%(
2uede 0a adi.inarse la soluci1n a la cuesti1n propuesta(
?o se puede ne#ar 7ue, /rente al hombre abandonado a sus
propias /uerzas, es 8usto todo pesimismo> pero ante a7uel 7ue
permanece en Cristo Redentor, se ha de esperar 7ue no ser3n
.anas las esperanzas m3s optimistas: $7o soy la vid; vosotros, los
sarmientos0 &uien está unido conmigo y yo con él, ése da mucho
fruto, porque sin mí nada podéis hacer0 2l que no permanece en
mí, será echado fuera, como el sarmiento in*til, y se secará, y le
cogerán, y arro/arán al fuego, y arderá$ !Jn <,,,MC%(
?o se puede ne#ar 7ue sin Cristo acabamos sucumbiendo( 2ero
Pl es nuestro apo0o para mantenernos en pie, 0 por eso nos dice:
$>enid a mí todos los que andáis agobiados con traba/os y cargas,
que yo os aliviaré0 ;omad mi yugo sobre vosotros, y aprended de
mí, que soy manso y humilde de corazón' y hallaréis descanso
para vuestras almas, porque mi yugo es suave, y mi carga ligera $
!Mt <<,2OM2)%(
?o se puede ne#ar 7ue sin Cristo el hombre se encamina hacia
la corrupci1n moral((( mas cuando la mu8er pecadora ca01
arrepentida a los pies de JesDs, .ertiendo l3#rimas de penitencia,
entonces o01 de los di.inos labios las si#uientes palabras: $(erdo<
nados te son tus pecados$ !-c H,*O%(
4Que, por tanto, Cristo pesimista u optimista6 Que pesimista
respecto del hombre abandonado a sus propias /ueras, /ue
optimista respecto del hombre 7ue se aco#e al poder de 9ios( $!in
mí nada podéis hacer$, nod dice el ;EVOR( $;odo lo puedo en
aquél que me conforta$ !Qilip *,<+%, nos dir3 ;A? 2AB-O(
2*
¿E6 61;<2LD =D A9?D 67HMB C296@1?
Na podemos disipar un error 7ue cunde por do7uier(
;e repite con /recuencia 7ue el concepto cristiano de la .ida es
sombr$o, amar#o, /alto de ale#r$a> 7ue el 7ue 7uiera se#uir a Cristo
con toda el alma, tendr3 7ue estar triste 0 alica$do, t$mido 0
escrupuloso, 7ue tendr3 7ue huir con miedo del mundo 0 de sus
cosas(
4Es esto .erdad6 4Es .erdad 7ue el 7ue si#ue a Cristo ha de
estar triste6 4Es .erdad 7ue s1lo se puede ser /iel a Cristo
.i.iendo le8os del mundo, tras los muros de un con.ento 0 en el
claustro6
"emos de reconocer una cosa( Es un hecho inne#able 7ue el
cristianismo es la reli#i1n de la autodisciplina 0 de la .i#ilancia
continua( Este car3cter le /ue señalado por las palabras
JE;:CR@;TO: $!i alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí
mismo, cargue con su cruz, y sígame$ !Mt <C,2*%( 42or 7u di8o
esto el ;eñor6 2or7ue conoc$a las malas inclinaciones de la
naturaleza humana, corrompida por el pecado ori#inal( 2or7ue
conoc$a la tr3#ica dualidad de la .ida humana(
Mas se des.anece este color sombr$o 0 espantoso al meditar
los /ines de la abne#aci1n cristiana( 2or7ue la abne#aci1n en el
cristianismo no es un /in en s$ mismo( El cristianismo no se deleita
con el su/rimiento, como si /uera un maso7uista( Entre nosotros, la
autodisciplina no es el /in Dltimo> no es m3s 7ue un medio para
lo#rar el ob8eti.o, un medio para amorti#uar las deplorables conseM
cuencias del pecado ori#inal(
4;e puede se#uir a Cristo .i.iendo en medio del mundo, o
solamente en el claustro6 Respondemos sin .acilar: Es tan posible
en medio del mundo como en el claustro(
4Es posible se#uir a Cristo sin una continua autodisciplina6
Respuesta: ?o es posible ni en el mundo ni en el claustro(
2or7ue para conocer 0, al mismo tiempo, se#uir la .erdad, no
basta tener simplemente buena intenci1n, ni estar entusiasmado>
es preciso, adem3s, una continua .i#ilancia para perse.erar(
El in.esti#ador 7ue traba8a con criterios cient$/icos est3 siempre
atento a las posibles causas 7ue le induzcan a cometer errores en
su traba8o> pues bien, la autodisciplina, la asctica, no es otra cosa
7ue prestar atenci1n a los moti.os de error 7ue podr$an impedir
2,
7ue el alma con7uiste el reino del esp$ritu, para poderlos cortar de
ra$z(
Es alto el ideal 7ue nos propone CR@;TO: $!ed perfectos, como
es perfecto vuestro (adre celestial$ !Mt ,,*O%( 2ero no se lo#ra por
asalto la con7uista de esta cumbre, sino mediante un a.ance lento
0 continuado( ;i pudiera lo#rarse en un momento, el nDmero de
cristianos practicantes no cabe duda 7ue ser$a mucho ma0or( 2ero
no se lo#ra de esta manera( $2l reino de los cielos se alcanza a
viva fuerza, y los que se la hacen son los que lo arrebatan0$ !Mt
<<,<2%( ;e necesita un .asto plan, perse.erancia 0 paciencia( ;e
necesita e8ercitarse(
A 345 ==D;D;16 -D6G7696.
"2/ercicio$, en #rie#o $asquesis$( 4A 7u llamamos Aas7uesisA6
A la sistem3tica con7uista de nue.os territorios en el reino de
nuestra alma> a la e'ploraci1n consciente de las debilidades
propias 0 de las del enemi#o> al robustecimiento de nuestra
.oluntad 0 debilitaci1n de la /uerza de asalto enemi#a> al
es/orzarse por ad7uirir una .ida espiritual m3s ele.ada((( Es lo
mismo 7ue decir asctica, .i#ilancia, abne#aci1n cristiana(
5ue tu alma no se ape#ue al dinero> da al#o de tu /ortuna a los
dem3s( Es una e'i#encia del cristianismo( N la raz1n de esta
e'i#encia no es 7ue los bienes terrenos sean en s$ una cosa
diab1lica, sino por la libertad de alma 7ue debemos conser.ar,
para 7ue el peso de la materia no nos derribe(
Vi.e en per/ecta continencia hasta el matrimonio( Es otra
prescripci1n del cristianismo( N lo e'i#e, no por7ue la uni1n del
hombre con la mu8er sea en s$ misma una cosa pecaminosa,
diab1lica, sino precisamente para destacar la santidad de la .ida
matrimonial, 0 sal.arla de la pro/anaci1n, 0 preser.ar al hombre de
la disoluci1n 0 malicia de la .ida instinti.a(
?o comas carne los d$as de abstinencia, te dice tambin el
cristianismo( N te lo dice, no por7ue tales o cuales d$as in/lu0an por
s$ mismos en 7ue sea pecado el comer carne 0 otros d$as no> sino
para ponerte un /reno 0 probar si el alma es m3s /uerte 7ue el
cuerpo(
Es un error pernicioso el creer 7ue s1lo se puede imitar a Cristo
metindose en un con.ento( 9e nin#una manera( Con
autodisciplina es posible en cual7uier parte( A todos se nos e'i#e
2C
la asctica, la autodisciplina, el e'amen de s$ mismo> son obliM
#atorios, por7ue todos hemos de luchar contra la consecuencias
del pecado ori#inal, 0 todos tenemos el deber de imitar a Cristo( N
sin autoe'i#encia 0 sin abne#aci1n no podemos imitarle(
2or otra parte, tenemos un hecho hist1rico, indiscutible para
demostrar 7ue con es/uerzo 0 sacri/icio es posible imitar realmente
a Cristo en cual7uier estado de .ida: ah$ est3n los ;antos de todos
los estados de .ida, no s1lo los reli#iosos( "onramos, s$, a las
reli#iosas 0 a los sacerdotes santos> pero tenemos tambin
empleadas de ho#ar, mendi#os, militares, mdicos, actores,
madres de /amilia> pro/esores de uni.ersidad, 7ue han cumplido
con amor sus deberes 0 han .i.ido las .irtudes de una /orma
heroica(
/EADBH7=91/ 69HB9I9GD -<47BD B1@9G9D.
El cristianismo no 7uiere 7uitarnos nada, sino darnos( ?o e'i#e
la renuncia de nada 7ue ten#a .alor( ?o e'i#e 7ue nos pri.emos de
todo #oce, sino tan s1lo de lo 7ue es .enenoso( ?o prescribe 7ue
renunciemos a todos nuestros bienes, sino tan s1lo el /ardo 7ue
nos impide caminar hacia la .ida eterna( ?o nos pide 7ue
apa#uemos una .ida rebosante de .italidad, sino tan s1lo 7ue nos
liberemos de la miseria espiritual(
El E.an#elio 7ue pre#ona el Areino de 9iosA contradice,
naturalmente, al AmundoA, pero por7ue o/rece mucho m3s 7ue
ste, 0 por7ue este Am3sA es lo 7ue el mundo pone en peli#ro(
N no s1lo el E.an#elio, sino el descontento, la in/elicidad, la /alta
de sentido de los 7ue si#uen los criterios del mundo nos dicen
hasta 7u punto este mundo es incapaz de dar satis/acci1n a las
ansias m3s pro/undas del coraz1n del hombre( 42or 7u se
an#ustian tantos hombres por el /in de la .ida6 42or 7u se 7ue8an
tantos 81.enes de una .ida sin ob8eti.o, aburrida, de una .ida en
7ue no hacen m3s 7ue .e#etar6 2or7ue el coraz1n necesita de
al#o 7ue lo llene, de un ideal 7ue le anime( Este ideal Dnicamente
los brinda el E.an#elio( Es el Reino de 9ios( 2n esté reino sé por
qué vivo( !é por qué lucho0 !é cuál será mi galardón, si logro
perseverar en Cristo0
Todos debemos luchar((( 5uiera ?uestro ;eñor Jesucristo 7ue
todos lo#remos la .ictoria(
2H
I!. L7GG91B76 347 67 ?729ADB ?7= C7GD?1 129H9BD=
En los dos cap$tulos 7ue preceden .imos las tr3#icas
consecuencias 7ue se deri.an del pecado ori#inal, 0 como la culpa
de nuestros primeros padres acompaña, como deplorable
herencia, a la historia de la humanidad(
Ante esta perspecti.a, 7uiz3 ha0a 7uien ob8ete: 4En 7u
consiste la Redenci1n de Cristo, si aun ho0, despus de ser rediM
midos, hemos de su/rir el pecado ori#inal 0 sus /unestas conM
secuencias6 45u hemos conse#uido con la Redenci1n6
Respondamos a esta ob8eci1n( -a Redenci1n consiste en 7ue la
se#unda 2ersona de la ;ant$sima Trinidad, el 9ios "i8o, recibi1
cuerpo mortal de la Vir#en Madre> naci1 en esta tierra> .i.i1 entre
nosotros durante treinta 0 tres años, 0 con su palabra 0 e8emplo
nos e'hort1 a acometer la #ran #uerra de la libertad del alma( N no
solamente nos e'hort1, sino 7ue, adem3s, nos dio la /uerza para
sostener esta #uerra, curando con su #racia la naturaleza humana
lastimada( Coron1 su obra con la 2asi1n 0 Muerte, ad7uiriendo as$
mritos sobreabundantes para e'piar ante la di.ina 8usticia todos
los pecados de los hombres, con tal 7ue estos 7uieran aplicarse a
s$ mismos la san#re derramada por Cristo(
As$, pues, la Redenci1n cur1 realmente las heridas 7ue el
pecado ori#inal hab$a abierto en nosotros> pero 7uedaron las
cicatrices: la raz1n 0 .oluntad debilitadas por el pecado( Iracias a
la Redenci1n 0a no nos entre#amos inermes al pecado, como lo
estar$amos sin Cristo> mas hemos de colaborar con Pl si 7ueremos
7ue su di.ina san#re sea realmente .ida abundant$sima de
nuestras almas( :na /orma de hacerlo, consiste en mantenernos
.i#ilantes, pues lle.amos este tesoro, nuestra alma, en .aso de
barro !2 Corintios *,H%, dispuesto a romperse 0 a perder el tesoro
ante el menor tropiezo(
E= 9;C7291 ?7= ;D= J ?7= C7GD?1 7B 7= ;4B?1
-a consecuencia m3s tr3#ica del pecado ori#inal es el horrendo
imperio del mal 0 del pecado en el mundo(
Cada mañana abrimos el diario 0 con temor nos pre#untamos:
45u nue.os horrores nos anunciar36 2or7ue en .erdad es alarM
2O
mante el imperio de la maldad( El pecado ori#inal ha abierto una
/uente de maldad 7ue no ha de8ado brotar 0 crecer a lo lar#o de la
historia: disensiones, #uerras, inmundicias, ambiciones(((
5uien contempla el mundo con una mirada de /e, puede
e'clamar con espanto: KCu3ntos muertos caminan en medio de
nosotrosL El mundo est3 lleno de muertos( 9e muertos, 7ue si bien
.i.en se#Dn el cuerpo Rcomen, caminan 0 se di.iertenR, tienen el
alma tan insensible por el pecado, 7ue les es mu0 di/$cil abrirse a
la Dnica .ida .erdadera, a la #racia de 9ios(
KCu3nta maldad, cu3nto pecado 0 7uerella en este mundo de
amar#urasL Escalada armament$stica, terrorismo, #uerras, una de
tras de otra, cada .ez m3s de.astadoras(((
KCu3ntos males por el pecado ori#inalL
N lo 7ue es m3s espantoso: las a#uas del pecado nos ane#an
casi totalmente, 0 no queremos darnos cuenta( El hecho de
escuchar impasibles las noticias de horrorosos cr$menes, 7ue
podr$a decirse est3n a la orden del d$a, es lo 7ue me8or demuestra
hasta 7u punto est3 en/erma el alma del hombre moderno( El
hecho de soportar el pecado con indi/erencia, es la señal de la
en/ermedad postrera( :n mdico a.anzado en años pre#unt1 en
cierta ocasi1n a un 8o.en 7ue entonces empezaba la carrera:
R42odr$as decirme desde a7u$, desde el centro de esta sala de
hospital, cu3l es el en/ermo m3s #ra.e 7ue ha0 en la misma6
R4C1mo saberlo desde a7u$, desde tan le8os6 Rcontest1 el
8o.en mdico(
R4Ves all$, en a7uel rinc1n6 A7ul es el en/ermo m3s #ra.e(
;u cara est3 llena de moscas 0 l ni se inmuta((( Es la señal de la
postrer impotencia(
As$ tambin, el hombre moderno, 7ue ha .uelto a caer en el
pa#anismo, acepta tran7uilo el pecado 7ue le en.uel.e> 0 es 7ue le
/alta la conciencia de pecado( "ace como a7uella mala mu8er de
7ue habla la ;a#rada Escritura, 7ue despus de cometer el
pecado, en8u#1 su boca 0 se di8o: $4o he cometido mal ninguno$
!2ro.erbios +),2)%( E'teriormente, el hombre moderno parece mu0
limpio, se la.a a cada rato, se cambia diariamente de ropa((( pero
no hace lo mismo con su alma, por7ue el sentido de la limpieza
espiritual lo tiene embotado(
2G
A di/erencia de lo 7ue acontece en la actualidad, en la anti#ua
Roma se o/rec$an en los templos pa#anos cada d$a un sinnDmero
de sacri/icios e'piatorios, lo 7ue demuestra lo viva que era en ellos
la conciencia del pecado( A cada paso se encontraban lu#ares
para la puri/icaci1n reli#iosa, donde el pa#ano, consciente de su
pecado, buscaba con a/3n la liberaci1n de su alma(
El mal del hombre moderno es 7ue a pesar de haber cometido
tantos pecados, no siente la conciencia de su culpa 0 menos
desea puri/icarse( Todos somos pecadores, pero 4tenemos
conciencia de ello6 A7uel 7ue 8uz#a con desamor> a7uel 7ue
miente, 7ue es en.idioso, 7ue se entre#a al placer, 4o0e, por lo
menos, en los momentos de sosie#o, la .oz acusadora de la conM
ciencia6
Es triste caer en el pecado, pero m3s triste toda.$a es no
sentirlo( "a0 almas 7ue han ca$do en horrendos pecados, pero se
lamentan 0 suspiran por Cristo> anhelan el perd1n, la redenci1n(((,
0 al /inal se sal.an( En cambio, ha0 almas a 7uienes no pesa
demasiado la culpa de sus /altas, m3s le.es tal .ez, 0 7ue hasta
cierto punto pasan inad.ertidas> 0 por esto mismo se .an
multiplicando sin darse cuenta(
:n hombre cae en la acera 0 se rompe una pierna( AEs un caso
de #ra.edad Rdice el mdicoR> pero dentro de ocho semanas
estar3 sano(A Otro tiene en el cuello un #ranito ro8o(((, al principio
no le molesta ni se preocupa de ello((( Cuando se le 7uiere aplicar
el bistur$, 0a es tarde: el paciente muere por septicemia, por
in/ecci1n de la san#re( ;in embar#o, el mal del primero era m3s
#ra.e((((> pero se asust1 0 busc1 seriamente la curaci1n> mientras
7ue el se#undo no sinti1 su mal 0 no se preocup1 del mismo(
N ah$ tenemos la primera lecci1n 7ue se deri.a del pecado
ori#inal( 4o permitamos /amás que en nuestra alma se embote la
conciencia del pecado( -a culpa ha de 7ue 7uemarnos> no hemos
de tener sosie#o, hemos de sentir la lla#a abierta( 2or7ue el 7ue
sabe lo 7ue es el pecado, sabe tambin lo 7ue es Cristo para l> 0
el 7ue sabe aborrecer con toda su alma el pecado, sabe tambin
amar con toda el alma a Jesucristo, el 7ue nos redime de la culpa(
4Aborreces el pecado6 4;ientes desasosie#o, intran7uilidad
despus de tus ca$das6 4Anhelas ser perdonado6 A lo me8or eres
mu0 meticuloso en lo 7ue atañe a tu hi#iene personal> no
consientes 7ue tus manos estn sucias> 7ue en tu .estido
+)
aparezca una sola mancha, 7ue ha0a barro en tu habitaci1n(((>
pero por dentro, 4miras con tanto horror las manchas de tu alma6
Todas las .eces 7ue nos la.amos las manos, tendr$amos 7ue
pre#untarnos: 4Esto0 tan limpio por dentro6
;a7uemos esta consecuencia pr3ctica: estemos siempre en
#uardia> por7ue desde el pecado ori#inal, la naturaleza humana es
propensa al pecado, 0 si no estamos .i#ilantes, un dilu.io de males
lo destruir3 todo(
N de ah$ se deri.a tambin un #ran deber: 9ucha por tu alma(
El hombre moderno /3cilmente ol.ida la tr3#ica realidad del
pecado ori#inal(
2-ATW? di8o en cierta ocasi1n: $!in la ciencia del bien no tiene
valor cualquier otra ciencia0$ En la :ni.ersidad mahometana del
Cairo se lee esta inscripci1n: $9a química es importante0 5lá es
más importante0$
El hombre moderno, or#ulloso de su ciencia, se r$e de estas
cosas, por7ue no 7uiere reconocer la tiran$a sal.a8e de su
e#o$smo, la /uerza de su concupiscencia 7ue le arrastra al placer,
consecuencias del pecado ori#inal(
45uin es capaz de encadenar las /ieras 7ue lle.a dentro6
45uin puede poner orden en la 8un#la de las pasiones e instintos
desordenados6 ;1lo la lucha abne#ada del alma, robustecida por
la #racia redentora de Jesucristo(
-a inclinaci1n al mal no es pecado en s$(((> pero nos induce al
pecado( 2or .ehemente 7ue se encienda en nosotros el deseo del
mal, por mu0 /uertes 7ue sean las tentaciones 7ue se suscitan,
aun7ue nos lle.en al borde del pecado, mientras nuestra .oluntad
se opon#a, no ha0 pecado((( Este es nuestro consuelo( 2ero es
tambin un a.iso para estar en lucha incesante( Esta lucha 7ue heM
mos de sostener con nuestras inclinaciones torcidas tiene por
trmino la misma tumba( 2or esto dice la ;AIRA9A E;CR@T:RA
7ue Ela vida del hombre sobre la tierra es una guerra perpetua$
!Job H,<%> una obstinada #uerra, por7ue es contra nosotros misM
mos> mas $bienaventurado aquel hombre que sufre con paciencia
la tentación, porque después de ser probado, recibirá la corona de
vida que +ios ha prometido a los que le aman$ !;antia#o <,<2%(
-uchar con nosotros mismos es el m3s di/$cil combate> .encernos
a nosotros mismos es el triun/o m3s #lorioso(
+<
O@2D6 =7GG91B76
El pecado ori#inal tiene, adem3s, otras consecuencias
pr3cticas(
;i es .erdad 7ue en el alma del recin nacido ha0 una nube,
una mancha, 7ue impide 7ue lle#uen hasta ella los ra0os ben/icos
del ;ol di.ino, han de darse los padres prisa en hacer bautizar a su
hi8ito, para borrar de su alma cuanto antes el pecado ori#inal( 9e
ah$ 7ue los padres cristianos no di/ieren el bautismo de sus hi8os, 0
los hacen bautizar inmediatamente despus de nacer(
El hecho del pecado ori#inal ha de ser.ir de a.iso tambin a los
educadores de 81.enes( -a inclinaci1n al mal, 7ue todos tenemos
desde el nacimiento, es enemi#a de la inocencia 7ue nos restitu0e
el bautismo( -os #rmenes del mal laten en todos los niños 0
adolescentes, 0 a medida 7ue pasan los años empiezan a
propa#arse 0 destruir el 8ard$n 7ue 9ios puso en sus almas, si no
se e'tirpan las malas hierbas 0 no se cuidan las /lores mediante
una educaci1n en .alores, asidua a la oraci1n 0 los sacramentos(
Toda peda#o#$a 7ue no tiene en cuenta la /ra#ilidad de la
naturaleza humana, corrompida por el pecado ori#inal, .a al
/racaso( 9e ah$ 7ue el cristianismo e'horte a los educadores para
7ue /ortalezcan la .oluntad de los 81.enes 0 para 7ue les e.iten
todo lo 7ue pueda hacer daño a sus almas(
El pecado ori#inal tambin nos llama poderosamente a ser
solidarios( Todos /ormamos una #ran /amilia por7ue procedemos
de unos mismos padres, participamos de una misma naturaleza, 0
por des#racia tambin de un pecado comDn( Na lo di8o @sa$as:
"todos erraron en su camino$ !@s ,C,2%, $como ove/as descarriadas
hemos sido todos nosotros' cada cual se desvió para seguir su
propio camino$ !@s ,+,C%(
Tanto si somos ricos como si somos pobres, /uertes o dbiles,
hermosos o /eos, sanos o en/ermos, instruidos o anal/abetos(((,
todos necesitamos de la misericordia de 9ios 0 su #racia para
perse.erar en el bien(
2or7ue el pecado ori#inal nos inclina al e#o$smo, se comprende
7ue ?uestro ;eñor Jesucristo esco#iera como medio de redenci1n
la humildad, la caridad 0 el su/rimiento aceptado( El e#o$smo car#a
el mal, la miseria 0 el su/rimiento sobre los dem3s> el amor de
Cristo car#1 sobre s$ el su/rimiento a8eno: la pobreza, el traba8o, el
+2
cansancio, la incomprensi1n, la calumnia, la a#on$a 0 la misma
muerte(
9e la #ran tra#edia del pecado ori#inal, comDn a todos, se
deri.a el #ran mandamiento del amor al pr18imo( ;i la #racia de
9ios cur1 mis heridas, 0o he de socorrer a mi pr18imo( ;i la
misericordia de 9ios perdon1 mi pecado, tambin 0o he de
perdonar a los otros( 9ios tu.o paciencia conmi#o, 0o tambin
debo de ser compasi.o 0 paciente con mis hermanos(
;eñor JesDs, te pedimos 7ue no /ortalezcas para la lucha
superando todo desaliento( 5ue nunca ol.idemos 7ue el 7ue sir.e
al pecado, sier.o es del pecado 0 de la muerte> mientras 7ue el
7ue se apo0a en Ti, luchar3 conti#o 0 se .er3 libre de lo 7ue le
escla.iza(
++
!. LD C7261BD ?7= R7?7B@12
?adie me8or 7ue ;A? 2AB-O ha sabido e'presar con precisi1n
la esencia de la obra redentora de Cristo:
EBendito sea 9ios 0 2adre de ?uestro ;eñor Jesucristo, 7ue en
Cristo nos ha bendecido con toda bendici1n espiritual en los cielos>
por cuanto en Pl nos eli#i1 antes de la constituci1n del mundo para
7ue /usemos santos e inmaculados ante Pl en caridad> 0 nos
predestin1 a la adopci1n de hi8os su0os por Jesucristo, con/orme al
benepl3cito de su .oluntad, para la alabanza del esplendor de su
#racia, 7ue nos otor#1 #ratuitamente en el amado, en 7uien
tenemos la redenci1n por su san#re, la remisi1n de los pecados,
se#Dn las ri7uezas de su #raciaA !E/esios <,+MH%(
9ios en.i1 realmente a Cristo como Redentor 0 nos am1 sobre
toda medida al mandarnos a su "i8o uni#nito(
"2n esto se mostró el amor de +ios hacia nosotros, en que +ios
envió a su Hi/o unigénito al mundo para que nosotros vivamos por
?l !@ Juan *,G% Rescribe el Ap1stol ;A? J:A?(
2ara 7ue podamos contemplar con el coraz1n a#radecido la
Encarnaci1n del "i8o de 9ios, .o0 a mostrar antes la oscuridad 7ue
precedi1 a la Redenci1n, la oscuridad en 7ue se hallaba la pobre
humanidad, hasta 7ue brill1 la estrella luminosa de Beln(
AB@76 ?7 =D 27?7BG9FB
A los o8os de 9ios, Ad3n era el representante de toda la
humanidad, 0 hab$a de le#ar a sus descendientes toda su ri7ueza 0
hermosura> pero, en .ez de hacerlo, nos de81 una herencia
emponzoñada( AAs$ como por un solo hombre entr1 el pecado en el
mundo, 0 por el pecado la muerte, 0 as$ la muerte pas1 a todos los
hombres, por cuanto todos hab$an pecado(((A !Romanos ,,<2%(
9esde el pecado de nuestros primeros padres, las tinieblas de
la i#norancia 0 de la maldad en.uel.en la historia(
KN 7u triste historiaL Baal, Moloc, Apis, JDpiter, Venus,
Mercurio((( K7u tristes nombresL El hombre .i.$a ale8ado del 9ios
.erdaderoL
+*
N cuales eran los dioses, tales eran las costumbres((( KMatar,
matarL KMatar el cuerpoL KMatar el almaL
El hombre mat1 para 7uitar al otro su #ruta( Mat1 para robar un
caballo( Mat1 para apropiarse la mu8er a8ena( Mat1 por puro placer
0 .en#anza(
E#ipto era un pa$s de /amosa cultura( N no obstante, en E#ipto,
uno de los /araones lle#1 a arrancar con sus propias manos los
o8os de los prisioneros de #uerra> 0 para 7ue en el /uturo se
recordase su EhazañaF, se hizo retratar precisamente cometiendo
este hecho tal como se .e en el ba8orrelie.e del templo de Tebas(
-a maldad lle#1 a ser un poder tan /unesto, 7ue ciertas
reli#iones pa#anas cre0eron en la e'istencia de dos dioses: el Edios
buenoA 0 el Adios maloA, el dios de la luz 0 el dios de la oscuridad(
?o hubo rinc1n del mundo en 7ue no penetrase el .eneno del
pecado( KEl pecado de los #randes 0 de los pe7ueñosL KEl pecado
de los ricos 0 de los pobresL KEl pecado de los hombres 0 de las
mu8eresL K-os pecados pDblicos 0 los pecados ocultosL
Al#unas .eces un ra0o de luz se /iltraba en la oscura noche(
Al#Dn 7ue otro sabio de la anti#ua Irecia parec$a encontrar al 9ios
.erdadero( "ubo 7uien pre#on1 la inmortalidad del alma(((> pero
despus todo se sum$a de nue.o en la oscuridad( El hombre se
en#añaba en todo, perdi1 la ilusi1n de todo, 0 todo perdi1 su .alor
para el hombre( ?o ten$a .alor ni la moral, ni la di#nidad humana,
ni la .ida( Bruto se suicid1 con estas palabras: AVirtud, 47u otra
cosa eres sino una palabra hueca6A
2ero el hombre no pudo con/ormarse, no pudo creer 7ue
hubiese de ser ste su Dltimo destino( :n anhelo indecible 0, al
mismo tiempo, cierto temor se apoder1 de su esp$ritu( Anhelo de la
hermosura 0 sublimidad de 9ios, temor de la ira 0 de la 8usticia
di.inas(
El Anti#uo Testamento est3 lleno de /rases 7ue e'presan este
doble sentimiento( El hombre ten$a miedo de 9ios 0, no obstante,
le deseaba, le esperaba 0 7uer$a .erle( $2scóndete Rdice el
pro/eta @;AJA;R, escóndete en las cavidades de la tierra, huye
del semblante airado del !e:or$ !@s 2,<)%( Es el sentimiento de
temor(
2ero del alma humana se escapaba tambin el suspiro lleno de
anhelos 7ue el ;A-M@;TA e'pres1 en esta manera: $Como anhela
+,
la cierva las corrientes de las aguas, así, te anhela mi alma, oh
+ios$ !;almo *2,2%( KAnhelo de .er a 9iosL El hombre tem$a a
causa de sus pecados> pero deseaba ardorosamente .er a 9ios,
tenerle 0 adorarle(
2or este a/3n se puso a /abricarse $dolos( Este a/3n le
impulsaba a .er a 9ios en los animales, en los toros, en las /ieras,
en los 3rboles, en las /uentes 0 a postrarse delante de su ima#en,
/abricada por l mismo, ba8ando toda.$a m3s en su miseria
espiritual( ;e debat$a el hombre, lloraba buscando a 9ios> lloraba
como un niño 7ue perdi1 a su madre(
Como no.ia enamorada suspiraba la humanidad por la .enida
de al#uien( 9e al#uien 7ue tu.iese compasi1n de su miseria( 9e
al#uien 7ue borrase sus pecados( 9e al#uien 7ue la le.antase de
la podredumbre espiritual(
;i nos hacemos car#o de lo 7ue era la humanidad antes de
Jesucristo, si nos asomamos a a7uella .ida sin sentido, escla.a de
las pasiones, comprenderemos el $mpetu de 8Dbilo con 7ue canta la
@I-E;@A en ?a.idad: $5legrémonos, nos ha nacido Cristo 1es*s0$
C296@1, 7= R7?7B@12 C21;7@9?1
Al lle#ar la plenitud de los tiempos, 9ios tu.o compasi1n de
nuestra miseria 0 nos en.i1 para redimirnos al -ibertador
2rometido(
En todos los pueblos e'iste una .a#a tradici1n respecto de este
-ibertador> pero la literatura sa#rada de los 8ud$os le describi1 de
antemano con #ran minuciosidad, consi#nando 7uin 0 c1mo ser$a
este Redentor( Estas pro/ec$as mesi3nicas del Anti#uo Testamento
se cumplieron hasta sus Dltimos pormenores en la persona de
Jesucristo(
2A;CA- escribi1 en cierta ocasi1n 7ue, si no hubiese habido
m3s 7ue una sola pro/ec$a relati.a a Cristo 0 sta se hubiese
cumplido, tendr$a por s$ sola una #ran /uerza probati.a( N no ha0
una, sino toda una serie> 0 no de una sola poca, sino de di.ersas
centurias(
En estas pro/ec$as se describe de un modo sublime la
semblanza del Mes$as .enidero(
Antes de todo leemos en la Escritura la promesa de 7ue un d$a
lle#ar$a un Redentor(
+C
9e ello habla 9ios ?uestro ;eñor 0a en la escena del 2ara$so,
cuando casti#a a la humanidad pecadora, haciendo a la .ez por
primera .ez la promesa alentadora del Redentor 7ue .endr3 para
aplastar la cabeza del esp$ritu mali#no !In +,<,%(
-o mismo se e'presa en la promesa hecha a Abraham: "2n ti
serán benditas todas las naciones de la tierra !In <2,+%, es decir,
de tu pueblo saldr3 el Mes$as(
A ello alude JACOB cuando, estando a#onizando, se despide de
Jud3: EEl cetro no ser3 7uitado de Jud3((( hasta 7ue .en#a el
en.iado, 0 ste ser3 la esperanza de las nacionesF !In *G,<)%(
2ero los libros de los pro/etas no anuncian tan s1lo la .enida del
Redentor, sino 7ue señalan las circunstancias concretas(
M@5:EA; escribe 7ue nacer3 en Beln> se#Dn MA-A5:JA;,
.endr3 antes de la destrucci1n del se#undo templo de Jerusaln(
-os pe7ueños pormenores de su 2asi1n 0 de su resurrecci1n 0 la
ma#n$/ica propa#aci1n de su reino /ueron consi#nados dos si#los
antes de Jesucristo( N los libros del ?ue.o Testamento, al describir
los di/erentes acontecimientos de la .ida de ?uestro ;eñor,
insinDan 7ue todas estas cosas sucedieron para 7ue se
cumpliesen en Cristo las palabras pro/ticas !Mt <,2+> 2,<,> O,<H>
2C,,C> Jn O,<O%(
-a humanidad, a/li#ida por sus pecados, busc1 durante milenios
el camino 7ue le lle.ase a la redenci1n(((, 0 no /ue capaz de
encontrarlo por s$ misma( "emos encontrado el modo .encer
muchas en/ermedades, hemos hecho muchos descubrimientos(((,
pero no hemos sabido encontrar sin Cristo el camino para librarnos
del pecado( Mas en Pl lo encontramos( N desde entonces, decimos
7ue Cristo es nuestro @edentor( KCu3ntas .eces pronunciamos
estas palabrasL K5u /amiliares nos resultanL
¿Q45 B16 8D @2DL?1 C296@1 R7?7B@12?
"a de.uelto 9ios a los hombres, 0 ha de.uelto a 9ios el hombre
perdido(
9esde Cristo sabemos lo #rande es el amor del 2adre para con
el hombre ca$do(
9ios tu.o compasi1n del hombre 7ue se hab$a rebelado contra
Pl( El ;eñor $no quiere la muerte del pecador, sino que se
convierta y viva$ !Ezec7uiel ++,2 %( N por esto 7uiso darnos a su
"i8o, para sal.arnos( $;anto amó +ios al mundo, que le dio a su
+H
Hi/o unigénito, a fin de que todos los que creen en ?l no perezcan,
sino que tengan vida eterna !Jn +,<C%(
?o 7uiso de8arnos por m3s tiempo en a7uella anar7u$a espiritual
0 moral a 7ue /uimos arrastrados por el pecado> sino 7ue 7uiso dar
una nue.a Cabeza al mundo para $restaurar en Cristo todas las
cosas en el cielo y en la tierra$ !E/esios <,<)%(
N #racias a Cristo conocemos la in/inita misericordia del 2adre
para con nosotros( Es tanta su bondad, 7ue ni si7uiera podemos
lle#ar a comprenderlo(
Ciertamente, el amor 7ue nos tiene es un misterio( Misterio 7ue
no es capaz de comprender nuestra limitada raz1n humana( Es un
misterio el 7ue 9ios d al obrero 7ue lle#a a la hora undcima !es
decir, una hora antes de /inalizar el traba8o% el mismo 8ornal 7ue a
los 7ue soportaron el calor 0 el peso de la 8ornada(
Es un misterio, 7ue no comprende nuestra limitada raz1n, el 7ue
el padre ansioso espere con los brazos abiertos al hi8o pr1di#o 0
ha#a preparar un /est$n en su honor, en honor del hi8o 7ue
mal#ast1 su /ortuna 0 ahora .uel.e harapiento a casa(
Es un misterio el 7ue Cristo se ha0a sentado a la misma mesa
con los publicanos 0 7ue ha0a permitido 7ue una mu8er, pecadora
pDblica, le la.e los pies con sus cabellos(
Es un misterio el 7ue 9ios sea tan bondadoso, tan pronto al
perd1n(
N lo 7ue m3s demuestra la misericordia compasi.a de 9ios, es
el hecho de habernos amado cuando nosotros no le am3bamos
aDn( Na nos alar#aba la mano para le.antarnos del abismo cuando
toda.$a nos abraz3bamos al pecado( $+ios probó su amor hacia
nosotros en que, siendo pecadores, murió Cristo por nosotros
!Romanos ,,OMG%(
"+ios000 movido del eAcesivo amor con qué nos amó, aun
cuando estábamos muertos por el pecado, nos dio vida /untamente
en Cristo000 +e pura gracia habéis sido salvados por medio de la fe,
y esto no viene de vosotros; siendo como es un don de +ios$
!E/esios 2, *M,,O%(
4"emos meditado los su/icientemente a#radecidos cu3nto
cost1 a Cristo nuestra redenci1n6
KOh, pe7ueño ?iño de Beln, a 7u empresa te comprometisteL
4Ve$as 0 sab$as lo 7ue te estaba reser.ado6 4;ab$as cu3nto hab$a
+O
de costarte nuestra redenci1n6 4;ab$as 7ue esa pobreza de
Beln, el /r$o, 7ue te hac$a tiritar, el despiadado abandono, no eran
m3s 7ue el principio de tus su/rimientos de treinta 0 tres años,
cada .ez m3s pro/undos 0 dolorosos6
;$, todo lo sab$a el ;eñor( ;ab$a lo 7ue $bamos a costarle,
cu3ntas l3#rimas, cu3ntos dolores, san#re, su/rimiento, la misma
muerte((( 0 todo lo acept1 por amor a nosotros(
N precisamente por7ue Pl lo sab$a todo 0 todo lo acept1 por
amor nuestro, no cesan de bendecirle los cristianos, desde 7ue Pl
se ech1 sobre s$ est3 pesad$sima car#a( 2or esto una de nuestras
oraciones m3s bellas, en 7ue late toda la #ratitud de nuestro
coraz1n, es la contenida en estas pocas palabras: ATe adoramos,
Cristo 0 Te bendecimos, por7ue por tu santa Cruz redimiste al
mundo(A
T7 D?12D;16, 18 C296@1
;A? 2AB-O, en el cap$tulo se#undo de su Carta a los
Qilipenses, nos recuerda el sacri/icio 7ue Cristo acept1 por
nosotros, con estas sublimes palabras: $!e anonadó a sí mismo
tomando la forma de esclavo, hecho seme/ante a los demás hom<
bres, y reducido a la condición de hombre0 !e humilló a sí mismo
haciéndose obediente hasta la muerte y una muerte de cruz$
!Qilipenses 2,HMO%(
9espus saca la consecuencia: $(or lo cual, +ios le ensalzó y le
dio nombre sobre todo nombre' a fin de que al nombre de 1es*s
toda rodilla se doble en el cielo, en la tierra y en el infierno; y toda
lengua confiese que el !e:or 1esucristo está sentado en la gloria
de +ios (adre$ !Qilipenses 2,GM<)%
Cristo, siempre tan humilde, no rechaz1 8am3s la adoraci1n 7ue
s1lo le toca a 9ios> por7ue tambin 7uiso enseñar al mundo 7uin
es Pl( ADn m3s, la e'i#i1: $;odos honren al Hi/o, de la manera que
honran al (adre$ !Jn ,,2+%(
9esde lue#o, adoramos al Cristo total( ?o separamos su
di.inidad 0 su humanidad, sino 7ue adoramos sencillamente a
Cristo( -e adoramos como le ador1, anticip3ndose a todos a todos
los dem3s, la Vir#en Bendita en la noche de ?a.idad( KCon 7u
humildad 0 ardiente amor debi1 de adorarle en la /r$a #rutaL
-e adoramos como le adoraron los humildes pastores !-c 2,2)%
0 los ma#os del Oriente !Mt 2,2%(
+G
-e adoramos como le adoraron los 3n#eles 0 le sir.ieron
despus de la tentaci1n del desierto !Mt *,2%(
-e adoramos como le ador1, postr3ndose delante de Pl, el cie#o
de nacimiento !Jn G,+O%(
-e adoramos como le adoraron los Ap1stoles despus de
apaci#uar JesDs la tempestad !Mt <*,++%(
-e adoramos como le ador1 TOMX;, el incrdulo: $-!e:or mío y
+ios mío$ !Jn 2),2O%(
Adoramos a Cristo como le adoraban los primeros cristianos,
7uienes ci/raban todo su or#ullo en el nombre de Cristo: $(ues no
se ha dado a los hombres otro nombre deba/o del cielo, por el cual
debamos salvarnos !"echos *,<2%(
Adoramos a Cristo, tal como se relata en la .isi1n sublime de
;A? J:A?: $7 todas las criaturas que hay en el cielo, y sobre la
tierra, y deba/o de la tierra, y a las que hay en el mar; a cuantas
hay, a todas las oí decir' 5l que está sentado en el trono, y al
Cordero, bendición, y honra, y gloria, y potestad por los siglos de
los siglosA !Apocalipsis ,,<+%(
Con todo derecho, al hablar de Cristo, mezclamos los ras#os
humanas con las di.inas( 9ecimos 7ue el "i8o del hombre ba81 del
cielo, 0 7ue el "i8o del hombre e'iste desde toda la eternidad !Jn
+,<+> O,,O%> pero decimos tambin 7ue el "i8o del hombre se
sacri/ic1 por nosotros !Romanos O,+2%, 0 7ue /ue cruci/icado el
;eñor de la #loria !@ Corintios 2,O%( ?o separamos en nuestra
adoraci1n las dos naturalezas, sino 7ue adoramos sencillamente a
Cristo(
9esde el si#lo YV@@, desde las .isiones de ;anta Mar#arita
Mar$a de Alaco7ue, adoramos con de.oci1n especial el ;a#rado
Coraz1n de JesDs( Tenemos derecho a ello, 0a 7ue en el Coraz1n
;acrat$simo adoramos al mismo JesDs, al Cristo .i.o( ?os parece
lo m3s natural por7ue todo lo #rande, sublime 0 santo 7ue
podemos decir de Cristo, est3 resumido simb1licamente en su
Coraz1n(
N hemos de añadir: es m3s 7ue un mero s$mbolo( Este Coraz1n
lati1 en el cuerpo de ?uestro ;eñor Jesucristo durante los treinta 0
tres años de su .ida terrena( Este Coraz1n /ue el 7ue se preocup1
de nosotros, el 7ue se entristeci1 0 llor1 por nosotros, el 7ue nos
tu.o misericordia 0 or1 por nosotros( Este Coraz1n /ue el 7ue
*)
impulsaba la san#re de Cristo, a7uella san#re precios$sima
derramada por nosotros( Este Coraz1n /ue el arsenal inmenso de
la sabidur$a 0 del amor di.inos( N, /inalmente, cuando los labios de
Cristo enmudecieron en la Cruz, 0 /ue herido por la lanza, se abri1
este Coraz1n para 7ue sir.iese de re/u#io a todos los pecadores(
Adoramos al Cristo total, pero adoramos tambin, con #ratitud
especial, sus sacrat$simas lla#as( Cinco heridas abiertas pre#onan
con m3s elocuencia 7ue nadie el amor 7ue Pl nos tu.o( 4Es
posible, al .er las lla#as de Cristo, sentir dudas o .acilaciones
respecto de la /ealdad del pecado6 N aun m3s, 4podremos dudar
del consuelo 0 de la /uerza 7ue nos comunica la in/inita
misericordia de Cristo6
Adoramos las lla#as de Cristo, por ser testimonios perennes de
su amor 0 recuerdos de la 2asi1n 7ue acept1 por nosotros: KMirad,
hombres, cu3nto os amL
Adoramos las lla#as de Cristo, como /aros 7ue en la noche nos
#u$an por el mar alborotado de las tentaciones: KMirad, hombres,
no os desalentis, no cai#3is, mirad cu3nto me habis costadoL
Adoramos las lla#as de Cristo, por7ue son como una sDplica
7ue se diri#e a su 2adre celestial: K2adre, mira lo 7ue he hecho por
los hombres> ten piedad de ellosL
AKAh, puro sentimentalismoLA Rme ob8etar3 al#unoR( ?o
sentimentalismo, sino deber 0 e'presi1n de #ratitud( 2or7ue si
beso la mano de mi madre, 7ue tanto se ha cansado por m$,
entonces he de honrar tambin las sa#radas lla#as por las cuales
san#r1 Cristo: 3urió desangrándose por mí(
C296@1 76 B476@2D A9?D
9esde 7ue el Redentor prometido .ino a nosotros, la .ida di.ina
s1lo puede estar en nosotros por medio de Cristo( Con Cristo nos
sostenemos, 0 sin Pl, caemos( 9esde entonces resuena de
continuo en nuestros o$dos las palabras de ;A? 2AB-O:
EN a .osotros, en otro tiempo e'traños 0 enemi#os su0os por las
malas obras, ahora, os ha reconciliado en el cuerpo de su carne
por su muerte, para presentaros santos, inmaculados e
irreprensibles delante de Pl(F !Colosesnses <,2<M22%(
*<
N si tenemos moti.o de entristecernos por nuestra naturaleza
corrompida, inclinada al pecado, con ma0or raz1n tenemos
derecho a ale#rarnos por haber .enido el ;al.ador a redimirnos(
Cristo es la misma .ida, 7ue .ino para 7ue tambin nosotros
ten#amos .ida 0 con abundancia !Jn 2G, <)%( $+e su plenitud
hemos participado todos$ !Jn <,<C%(
$7o soy la vid, vosotros los sarmientos0 &uien está unido a mí; y
yo con él, ése da mucho fruto, porque sin mí nada podéis hacer$
!Jn <,,,%(
KOh Cristo Redentor, creemos en Ti> Te amamos> Te
se#uimos(((, Te adoramosL
*2
!I. LD 1<2D ?7 =D R7?7BG9FB
Jesucristo pudo ser nuestro Redentor por7ue era 9ios, 0 por7ue
siendo 9ios, muri1 por nosotros( E'aminemos esta .erdad m3s
detenidamente(
Qi8monos en las palabras 0 comportamiento de Cristo en la
2asi1n, 0 .eremos 7ue no es un mero hombre el 7ue su/re 0
muere( ?o ha0 en Pl nin#Dn #esto de hero$smo /in#ido, nin#Dn
menosprecio de los hombres, ni asomo de odio, ni sentimiento de
amar#ura /rente al mundo((( sino 7ue cada una de sus palabras,
llenas de amor, de paz 0 dulzura, pre#onan a .oz en #rito el #ran
misterio: En este cuerpo humano apareci1 9ios en medio de
nosotros, 0 este 9ios encarnado su/ri1 por nosotros(
;i Cristo no hubiese sido 9ios, no podr$a habernos rescatado,
por7ue un mero hombre no puede lle.ar a trmino la obra de la
Redenci1n(
45u hombre pudo pensar si7uiera en lle.ar a cabo seme8ante
empresa6 N en caso de intentarlo con loca osad$a, 4c1mo hubiese
podido construir un camino 7ue /uera desde el abismo en 7ue nos
abatimos hasta el trono sublime de 9ios6 Cuando ca$mos por .ez
primera, se rompi1 el puente 7ue iba de la tierra al cielo, 0 /ue tal la
ruptura, 7ue el hombre 0a no pudo pasarlo nunca(
4?o pod$a 9ios, entonces, dispensar del casti#o6
?o( 2or7ue el orden moral e'i#e una satis/acci1n(
?ecesit3bamos un redentor, 7ue /uese 9ios 0 hombre a la .ez(
:n re0 deseaba e'tirpar de su pueblo el soborno, 0 para ello dio
una disposici1n, se#Dn la cual, el acusado de tal delito hab$a de
recibir en casti#o cincuenta lati#azos en presencia de todo el
pueblo( 4;abis 7uien /ue la primera persona acusada de
soborno6 -a madre del re0(
-a noticia desconcert1 al monarca( 9urante tres d$as luch1 en
su aposento consi#o mismo, 0 al cuarto d$a se present1 ante el
pueblo re/le8ando preocupaci1n 0 turbaci1n en su rostro> hizo
llamar a su madre, 7ue estaba en prisi1n, 0 dio orden a dos
hombres para 7ue le dieran los lati#azos prescritos( 2ero en el
momento mismo en 7ue el primer #olpe estaba para herir a su
*+
madre, la apart1 de repente, 0 se puso el mismo en su lu#ar,
recibiendo en s$ mismo los cincuenta lati#azos( 9espus se
le.ant1 0 di8o al pueblo emocionado: @ros a casa, la le0 est3
cumplida> la san#re de .uestro propio re0 corri1 para dar
satis/acci1n a la culpa((( N desde a7uel d$a ces1 el soborno,
por7ue el pueblo no ol.id1 8am3s el recuerdo de a7uella dolorosa
hora(
4C1mo podremos nosotros ol.idar lo 7ue cost1 a Cristo nuestra
redenci1n, cuando su/ri1 en nuestro lu#ar los lati#azos de la
sanci1n di.ina6
En el madero del dolor Cristo se anodad1 por completo( Pl es el
libro abierto de la sabidur$a eterna(
L1 347 G16@D;16 D C296@1
4;abis lo 7ue costamos a Cristo6 4;abis lo 7ue cost1
nuestra redenci1n6 ;u propia .ida(
$2l Hi/o del hombre no ha venido a ser servido, sino a servir y a
dar su vida en rescate de muchos$ !Mt 2), 2O%( $(orque tanto amó
+ios al mundo que le dio a su Hi/o unigénito, para que todo el que
crea en ?l no perezca sino que tenga la vida eterna$ !Jn +,<C%(
Con raz1n nos dice ;A? 2AB-O: $Buisteis comprados a gran
precio$ !@ Corintios 2,C%, por7ue Cristo "se dio a sí mismo en
rescate por todos !@ Timoteo 2,C%(
En nue.e .ers$culos del cap$tulo ,+ de la pro/ec$a de @sa$as se
consi#na doce .eces 7ue $el siervo de +ios$ su/rir3 por nosotros,
en sustituci1n de nosotros(
"5l quien no conoció el pecado, le trató como si hubiese sido el
pecado mismo !@@ Corintios ,,2<%, es decir, car#1 sobre Pl el
pecado de toda la humanidad( $Cristo nos redimió de la maldición
de la ley, habiéndose hecho por nosotros ob/eto de maldición$
!I3latas +,<+%( "Cristo murió por nuestros pecados, conforme a las
2scrituras !@ Corintios <,,+%(
4Toda.$a no se conmue.e nuestra alma de amor a#radecido a
Cristo6
2ero a Jesucristo no le damos solamente el nombre de 9ios 0
Redentor, sino 7ue, adem3s, le llamamos tambin ;eñor nuestro 0
"ermano nuestro( N le llamamos as$ con #ran ale#r$a( 2or7ue Pl
no es Dnicamente 9ios, sino tambin hombre de carne 0 hueso(
**
Como hombre, 4es nuestro "ermano> como 9ios, es nuestro
;eñor> como "ombreM9ios, es nuestro Redentor(
P12 B476@21 S7E12 J764G296@1
Todas nuestras oraciones suelen terminar con estas palabras:
"(or nuestro !e:or 1esucristo, tu Hi/o(((F 45u es lo 7ue
con/esamos al decir estas palabras6
En primer lu#ar, con/esamos nuestra ale#r$a desbordante
por7ue Jesucristo es, no solamente 9ios, sino tambin hombre, 0
por haber .i.ido en medio de nosotros( Adem3s, por7ue
pertenecemos, #racias a Cristo, a una raza di.ina( N por haber
reconstruido este 9ios hecho carne, el puente 7ue .a del hombre a
9ios(
-o insondable de la Encarnaci1n es 7ue la humanidad no subi1
a la di.inidad, sino 7ue 9ios ba81 al hombre( ;A? 2AB-O escribe:
$!e anonadó a sí mismo tomando la forma de siervo, hecho
seme/ante a los demás hombres, y hombre como ellos$ !Qilipenses
2,H%(
Cristo es el testimonio sensible 0 palpable del amor de 9ios
hacia nosotros(
Es testimonio elocuente((( por7ue, 4podr$a haber mani/estaci1n
m3s palpable del amor de 9ios 7ue la de Cristo en el pesebre 0 en
la cruz6
45u m3s pod$a hacer 9ios por nosotros 7ue darnos en rescate
a su "i8o uni#nito6
Con la Encarnaci1n del Verbo, hab$a en la tierra 7uien pod$a
clamar de todo coraz1n hacia 9ios: $-(adre mío.$, 0 recibir esta
respuesta del cielo: $2ste es mi Hi/o muy amado0$
N el mismo 7ue /ue llamado por el 2adre celestial Hi/o muy
amado, es a la .ez nuestro hermano, por7ue asumi1 nuestro
cuerpo 0 nuestra san#re((( Tal es, en s$ntesis, la buena nue.a de la
?a.idad( ?o s1lo apareci1 .isiblemente 9ios en medio de
nosotros> no s1lo estu.o entre nosotros 0 con.i.i1 con nosotros 0
nos instru01, sino 7ue a7ul 7ue se mo.$a 0 .i.$a entre nosotros
era nuestro hermano se#Dn la san#re(
Este hecho dio al hombre una orientaci1n completamente
nue.a> nos brind1 una nue.a /amilia en Cristo( 9esde entonces
ha0 una nue.a Cabeza: Cristo> nosotros somos los miembros, su
*,
Cuerpo> es decir, 0a no ha0 hombres solitarios, aislados, por7ue
todos somos hermanos en Cristo(
"e ah$ c1mo al pro/undizar estas palabras, 7ue repetimos a
diario: $(or 4uestro !e:or 1esucristo$, descubrimos con #ozo 0
con #ran sorpresa las ri7uezas inmensas 7ue contienen( N se
comprende el saludo 7ue diri#e a los o0entes el predicador
cristiano: $&ueridos hermanos en 1esucristo0$ N se comprende
tambin 7ue no es una /rase ret1rica, sino una .erdad santa,
a7uellas palabras tan repetidas: Cristo es nuestro ;eñor 0 nuestro
"ermano> 0 en Pl, ba8o su reinado m$stico, todos los cristianos son
hermanos entre s$( 2or tanto, al decir $por medio de 4uestro !e:or
1esucristo$, con/esamos una de las .erdades /undamentales del
cristianismo, a saber 7ue tenemos una comuni1n santa con Cristo,
nuestra Cabeza(
Con/esamos, adem3s, una .erdad /undamental en la .ida
sobrenatural 0 cristiana: 7ue nuestra vida y maduración está en
Cristo( Con/esamos 7ue nuestra alma, llena de inclinaciones
pecaminosas, no puede le.antarse a 9ios por s$ misma> s1lo
puede hacerlo mediante ?uestro ;eñor Jesucristo( N por esto,
todas las .eces 7ue pronunciamos estas palabras, parece 7ue nos
damos #olpes de pecho como el humilde publicano(
2ero tambin resuena en estas palabras nuestra ale#r$a
con/iada> estamos se#uros de recibir lo 7ue pedimos por ?uestro
;eñor Jesucristo(
45u he de temer si amo a Cristo, 7ue muri1 por m$6 Mi alma
se .e in.adida por la ale#r$a, la paz, la con/ianza 0 la #ratitud(
Todos conocemos el nombre de ;anta Juana de Arco, la Vir#en
de Orle3ns, 7ue sal.1 a su patria( ?aci1 en el pe7ueño pueblo de
9omrm0( 2ues bien> hasta la re.oluci1n /rancesa pudo .erse en
todos los libros o/iciales de contribuciones al Estado esta bre.e
indicaci1n, 8unto al nombre de 9omrm0 A2or mrito de la doncella
est3 e'ento de contribuci1n(A El mrito de una muchacha libr1 a su
pueblo natal, durante cuatro si#los 0 medio, de la contribuci1n> 0(((
los mritos de Cristo, la 2asi1n cruenta del "i8o de 9ios, 4no nos
librar3n del casti#o, de nuestros pecados6
Tomemos en serio estas palabras: $(or 4uestro !e:or
1esucristo0$
*C
KCu3ntas decisiones /rustradas, cu3ntos buenos prop1sitos
/racasados, cu3ntos es/uerzos /allidos, cu3ntos a/anes 7ue se
7uebrantaron 0 /ueron in/ructuosos por no tomar en serio estas
palabrasL KCu3ntos son los 7ue se amar#an al .er sus de/ectos
in.eterados 0 h3bitos pecaminosos, a pesar de proponerse una 0
otra .ez: A9e ho0 en adelante no ser3 0a as$A, 0 7ue, a pesar de
todo, 7uedan siempre en la misma situaci1n, por7ue se 7uieren
redimir a s$ mismos, sin acudir a ?uestro ;eñor JesucristoL
Jesucristo tambin con7uist1 el mundo, como Ciro, Ale8andro
Ma#no 0 los dem3s a/amados caudillos> pero K7u di/erencia ha0
entre A7ul 0 estosL
El nombre 0 poder de estos con7uistadores 0 #enerales /ueron
creciendo 0 llen3ndolo todo en el transcurso de unos años> pero
con su muerte se es/um1 para siempre su brillo, de8ando apenas
un recuerdo( Cristo, por el contrario, lo llena todo> ho0 como a0er 0
siempre( ;u Cruz re/ul#e por do7uier( En la /achada de los
templos, en las tumbas de los cementerios, en las manos de los
moribundos> mientras .i.a un hombre sobre la tierra, no enmuM
decer3 la #ratitud del alma redimida hacia nuestro Redentor, 7ue
muri1 por nosotros> hacia el "i8o de 9ios, ?uestro ;eñor
Jesucristo(
Q47 69HB9I9GD 672 G296@9DB1
Con estas apreciaciones 0a podemos concluir en 7u consiste
la obra de la Redenci1n 0 7ue si#ni/ica Aser cristianoA(
;er cristiano si#ni/ica: poseer a Cristo 0 ser redimido por Pl( ?o
por nosotros mismos, sino $por medio de 4uestro !e:or
1esucristo$(
;er cristiano si#ni/ica colocar todos nuestros pesares en manos
de Jesucristo 0 poner en Pl toda nuestra con/ianza(
;er cristiano si#ni/ica amar a 9ios m3s bien 7ue temerle(
;er cristiano si#ni/ica atender a la .oluntad de 9ios 0 hacer un
es/uerzo supremo para cumplirla siempre( N si, a pesar de todo,
resbalamos de nue.o 0 otra .ez pecamos(((, ser cristiano no
si#ni/ica Ano caerA, sino $no descansar tranquilos en el pecado$,
$no dormir sobre la culpa$> si#ni/ica Aclamar a Cristo desde lo m3s
pro/undo 0 asirnos de su robusto brazoA(
*H
El 7ue as$ .i.e no puede perderse( El 7ue se une a Cristo con /e
in7uebrantable 0 amor abne#ado recorrer3 el camino 7ue conduce
a 9ios, aun en el caso de 7ue su naturaleza humana, inclinada al
mal le lle.e al#unas .eces por re#iones pantanosas, bordeando
precipicios o na.e#ando en mares tempestuosos(
N el 7ue esto sabe se ale#ra de la Redenci1n> se ale#ra de
poder ser cristiano por #racia especial de 9ios( Comprende las
palabras de ;A? 2E9RO: $6lorificad en vuestros corazones a
Cristo, el !e:or$ !@ 2edro +,<,%( Comprende las palabras de ;A?
2AB-O: $2stad siempre alegres en el !e:or; vivid alegres, os lo
repito$ !Qilipenses *,*%( ;iente la .erdad e'presada por el mismo
ap1stol: $2l que no ama a 4uestro !e:or 1esucristo, sea anatema$
!@ Corintios <C,22%> 0 tambin: $9a gracia sea con todos los que
aman a 4uestro !e:or 1esucristo con un amor puro$ !E/esios
C,2*%(
4;abes cu3l es la Dnica respuesta di#na 7ue podernos dar a la
Redenci1n de Jesucristo6 Entre#arnos por completo a sus planes:
hacer 7ue sea Pl realmente la .id, 0 nosotros los sarmientos 7ue
de Pl se alimentan(
Mi .ida ser3 un libro 7ue escriba Cristo con su propia san#re(
Mi .ida ser3 un /ue#o en 7ue arda el sacri/icio de Cristo(
Mi .ida ser3 un .iento en 7ue sople el amor de Cristo(
Mi .ida ser3 una lucha, para la cual Cristo me comunicar3
/uerzas(
;1lo as$ triun/ar, 0 en el d$a #rande de mi .ictoria /inal, Cristo
pondr3 sobre mi cabeza la corona de la .ida eterna(
*O
!II. LD 672C97B@7 J 7= C12?721
?o se trata de una /3bula RA-a serpiente 0 el corderoAR, sino
de la realidad m3s sublime de la historia uni.ersal( El esp$ritu
mali#no, 7ue nos indu8o al pecado, est3 representado por la
AserpienteA !Inesis +,<%( El ACorderoA es Cristo, el "i8o de 9ios,
!Apocalipsis <2,2%, .encedor de la serpiente, 0 7ue como inocente
cordero, se sacri/ic1 por nosotros(
9el madero de la cruz del I1l#ota pende el Cordero de 9ios,
7ue muri1 por nosotros, 0 al pie de la cruz, pro/undamente herida 0
aplastada, se retuerce la serpiente in/ernal, despo8ada de la /uerza
7ue ten$a( Antes de morir el Cordero, reinaba la serpiente, mord$a 0
emponzoñaba a 7uien 7uer$a 0 donde 7uer$a> despus s1lo puede
morder al 7ue le presenta su cuello( Jam3s podr3 dañar al 7ue se
la.a en la di.ina san#re del Cordero( Esto es en esencia de la
Redenci1n(
E= C12?721 ?7 D916 A7BG9F D =D 672C97B@7
El "i8o de 9ios, la se#unda 2ersona de la ;ant$sima Trinidad,
tom1 carne mortal, padeci1 0 muri1 para rescatar del pecado
nuestra naturaleza ca$da(
Cristo nos rescat1 de la m3s .er#onzosa escla.itud, del m3s
lastimoso estado, de la maldici1n terrible 7ue 9ios /ulmin1 contra
nosotros: $3aldita sea la tierra por tu causa' con grandes fatigas
sacarás de ella alimento000 2spinas y abro/os te producirá000
3ediante el sudor de tu rostro comerás el pan hasta que vuelvas a
la tierra de que fuiste tomado$ !Inesis +,<HM<G%(
AKCuento, le0enda orientalLA Rdicen con iron$a los incrdulos(
4Cuento6 Considera 7ue un ami#o tu0o est3 en la c3rcel, o
encharcado en la m3s .il inmundicia((( una cadena le su8eta el
cuerpo> la podredumbre 0 la suciedad le rodean((( Al .erle, tD
e'clamas espantado: AK9es#raciadoL 4C1mo has lle#ado a tal
e'tremo6A( N l te contesta: A45u dices6 49e 7u te admiras6 4A
esto llamas des#racia6((( KBahL ?o es nada((( KCuentos, le0endas
orientales(((LA
4Es un cuento oriental el pecado de nuestros primeros padres6
2ues entonces, e'pl$came las innumerables espinas 0 abro8os de
*G
7ue est3 erizada la .ida del hombre((( del hombre 7ue ans$a la
/elicidad(
45ue es un cuento el primer pecado6 2ero 4no tienes 7ue
#anar el pan con el sudor de tu /rente6
4Cuento6 2ero, 4no .ol.emos todos a la tierra6 4?o nos
abruman las tentaciones, el pecado, el dolor, la muerte6 4A nosM
otros 7ue anhelamos la dicha, 7ue hemos nacido para cosas m3s
altas, 7ue hemos nacido para la inmortalidad((( no nos empu8a todo
hacia el /an#o, hacia el pecado6 2ero, 4no lo .es6 4?o lo sientes
en tu propia persona6 4?o sientes 7ue al#Dn d$a tu.o 7ue
ori#inarse tan espantosa tra#edia6
Mira la historia, las luchas milenarias de la humanidad>
dspotas, tiranos, escla.itud, pecado, asesinatos, or#$as, #uerras(((
4?o .es la maldici1n6
Este ha sido el destino de la humanidad despus del pecado,
hasta 7ue el Hombre<+ios vino a redimirnos(
K"ombreM9iosL +ios: por7ue el hombre no pod$a rescatarse a s$
mismo> pero también hombre, por7ue hombre /ue el rebelde, 0 por
esto del hombre hab$a de .enir tambin la satis/acci1n(
Viene para redimirnos( 4N c1mo nos redimi16 Con su 2asi1n 0
Muerte( El pecado es rebeld$a contra 9ios, la Redenci1n es
obediencia a la .oluntad de 9ios> el pecado es or#ullo, la
Redenci1n es humildad> el pecado es e#o$smo, la Redenci1n es
holocausto del propio ser(
:n p3rroco parisino, Macchia.elli, dedic1 su .ida a e.an#elizar a
la #ente incrdula de uno de los suburbios de 2ar$s( ;aintMOuen se
llama la colonia semisal.a8e a la 7ue se /ue de p3rroco( Cuando
lle#1 por primera .ez, unos maleantes le apedrearon por la calle(
:na piedra le hiri1 en la /rente( El sacerdote co#i1 la piedra
manchada con su san#re, la bes1 0 di8o: AIracias, ami#os m$os> os
prometo 7ue esta piedra ser3 la primera del templo 7ue hemos de
le.antar a7u$(A
N en e/ecto, poco despus se constru01 el templo, 0 a7uella
piedra, bañada por la san#re de un sacerdote 0 ap1stol, all$ est3,
en#astada como piedra preciosa(
2ues bien, m3s #enerosamente .erti1 su propia san#re por
nosotros, para redimirnos, el ;umo ;acerdote, 0 por esto le
llamamos Cyrios, ;eñor(
,)
El nombre de AZ0riosA, aplicado a Jesucristo, es tan anti#uo
como la misma @#lesia( Este .ocablo, AZ0riosA, A9ominusA, contiene
la sustancia del cristianismo(
As$ como los cristianos se diri#$an al 2adre, llam3ndole AAbbaA,
A2adreA, de un modo an3lo#o se diri#$a a Cristo, llam3ndole
AZ0riosA, E9ominusA( $+igno es el Cordero, que ha sido sacrificado,
de recibir el poder, la dignidad, la sabiduría, la fortaleza, el honor,
la gloria y la bendición$ !Apocalipsis ,,<2%(
N476@2D G1=D<12DG9FB 76 B7G76D29D
?uestra colaboraci1n es necesaria en la obra de la Redenci1n(
?o basta saber 7ue la san#re del di.ino Cordero /ue derramada por
nosotros: hemos de aplicarnos esta di.ina san#re( 4C1mo
aplic3rnosla 0 c1mo podemos colaborar en la obra de la
Redenci1n6
4Estamos redimidos de .erdad los cristianos6 49e 7u6 4?o
ha0 0a tentaciones6 K2or supuesto 7ue las ha0L 4?o ha0 pecado,
su/rimiento, muerte6 KN tanto como los ha0L 491nde est3, pues la
Redenci1n6
Estar redimido no si#ni/ica, en primer lu#ar, 7ue el redimido est
libre de toda tentaci1n(
El cristiano si#ue e'puesto al peli#ro de caer en pecado( ;$( $2l
reino de los cielos se alcanza a viva fuerza Rdi8o en cierta ocasi1n
el ;eñorR, y *nicamente los que se hacen violencia lo arrebatan$
!Mateo <<,<2%( El mismo Cristo se en/rent1 con la tentaci1n para
enseñarnos a .encerla(
42or 7u no nos libr1 Cristo tambin de la tentaci1n6 2or7ue en
la tentaci1n mi /idelidad se prueba 0 ad7uiere .alor( 4?o .es c1mo
se hermosea en ti la ima#en de 9ios cuando has .encido una
tentaci1n6
Cristo no suprimi1 la tentaci1n, pero nos dio la /uerza para
.encerla( -a serpiente puede morder aDn ahora, pero tenemos un
contra.eneno e/icaz: la san#re del Cordero(
Estamos redimidos( ?o .acilemos, pues, en los momentos de la
tentaci1n( Estamos redimidos> no nos domine el desen/reno
sal.a8e de los instintos( $#ienaventurado aquel hombre que sufre
con paciencia la tentación' porque, después de la prueba, recibirá
la corona de vida que +ios ha prometido a los que le aman$
,<
!;antia#o <,<2%( ;$, Cristo no suprimi1 la tentaci1n, sino 7ue nos
enseñ1 a .encerla(
-a redenci1n tampoco si#ni/ica 7ue la san#re del Cordero nos
ha#a impecables(
;i el hombre redimido tambin puede pecar, 4d1nde est3 la
redenci1n6
N16 ?91 =D C169<9=9?D? ?7 A7BG72 7= C7GD?1
El hombre redimido puede pecar( Cristo no suprimi1 la
posibilidad de pecar, sino 7ue nos dio la posibilidad de .encer el
pecado> 0 si somos tan des#raciados 7ue lle#amos a pecar,
tenemos en Pl la posibilidad de levantarnos( Caer no de8a de ser
un triste espect3culo> pero, 4ha0 al#o m3s edi/icante 7ue un
pecador 7ue se le.anta 0 hace penitencia6
-a des#racia de la incredulidad en nin#una parte se mani/iesta
m3s claramente como cuando se considera respecto del pecado(
45uin me8or1 como persona #racias a la incredulidad6 A muchos
los empu81 a la desesperaci1n, al suicidio> mas nunca la
incredulidad ha sal.ado a nin#Dn hombre ca$do( En cambio, Cristo
sale a tu encuentro, cuando en el sacramento de la Reconciliaci1n
te decides a luchar arduamente por salir del pecado( "=s aseguro
que hay más fiesta en el cielo por un pecador que se arrepiente,
que por noventa y nueve /ustos que no necesitan convertirse
!-ucas <,,H%( Cristo no suprimi1 el pecado, pero nos enseñ1 a
.encerlo(
Qinalmente, la redenci1n tampoco si#ni/ica 7ue Cristo nos ha0a
librado de la muerte(
?o la suprimi1> aDn m3s, el mismo Cristo muri1 real 0 .erM
daderamente> pero con su muerte, la muerte quedó vencida( -a
muerte es para nosotros, los cristianos, un trance serio> mas para
los incrdulos, es realmente desesperante( ?o le encuentran
e'plicaci1n( El cristiano, en cambio, sabe 7ue no ha nacido para
este mundo, 0 el mismo pensamiento de la muerte robustece su
prop1sito de entre#arse por completo en las manos de 9ios( ;abe
7ue la muerte no es un A/inalA de la .ida, sino el Dltimo acorde de la
AoberturaA, despus de la cual se le.anta el tel1n 0 empieza
entonces la .erdadera representaci1n( ;abe 7ue despus de esta
corta .ida terrenal .iene la eterna> despus de una .ida llena de
su/rimientos, una .ida /eliz> despus de la sombra, la luz> despus
,2
del eni#ma, la .isi1n> despus del errar en tinieblas, la claridad
sempiterna> despus de la muerte, la resurrecci1n( Cristo resucit1(
2or esto celebrarnos la /iesta de los ;antos el d$a de su muerte 0
no el d$a de su nacimiento( Na no tememos a la muerte(
2or la Redenci1n somos in.itados al ban7uete nupcial del
Cordero !Apocalipsis <G,G%(
Mas no basta con creer 7ue estamos redimidos( ?i hemos de
ima#inar la Redenci1n como si Cristo nos hubiese redimido tan
absolutamente, 7ue 0a podamos esperar tener #arantizada la
eterna /elicidad( ;e precisa nuestra colaboraci1n para
complementar en nosotros la obra redentora( $4o todo el que me
dice' 8-!e:or, !e:or.8 entrará en el reino de los cielos, sino el
que hace la voluntad de mi (adre celestial.$ !Mateo H,2<%(
Cristo padeci1 por m$> me redimi1 con su di.ina san#re( 9e sus
di.inas lla#as brota una /uente caudalosa, pero si no corres
sediento a beber en ella la #racia, no ser3s redimido( @nstitu01 los
sacramentos> pero si tD no los recibes, no ser3s redimido( 45u
es, pues, la Redenci1n6 Te lo dice ;A? J:A?: $5 todos los que le
recibieron000 les dio el poder de llegar a ser hi/os de +ios$ !Juan
<,<2%( 9e /orma 7ue no te redime con s1lo nacer en Beln( ?o( Te
redime cuando le recibes 0 le de8as nacer en ti mediante su #racia(
4C1mo, pues, participar de esta #racia redentora6 -a #racia del
bautismo borra el pecado ori#inal> pero no borra sus huellas, sus
cicatrices, sus tristes consecuencias( 9ios 7uiere 7ue tD colabores
con Pl declarando #uerra abierta a esas consecuencias
perniciosas del primer pecado, declarando #uerra a tus malas
inclinaciones(
A esta #uerra alude ;A? 2AB-O al escribir: $+esnudaos del
hombre vie/o, seg*n el cual habéis vivido en vuestra vida pasada000
@enovaos ahora en el espíritu de vuestra mente y revestíos del
hombre nuevo, el creado seg*n la imagen de +ios en /usticia y
santidad verdaderas$ !E/esios *, 2+M2*%( "&uienquiera que compite
en el estadio no es coronado si no compite legítimamente$ !2
Timoteo 2,,%(
?o nos en#añemos( Cristo es mdico 0 nos dio la medicina((( ;i
al#uno 7uiere curarse, ha de usar precisamente ese remedio(
Cristo es 8ardinero, plant1 el 3rbol de la .ida((( ;i al#uno 7uiere
sal.arse, ha de co#er el /ruto( Cristo es Cordero 7ue .enci1 a la
,+
serpiente((( ;i al#uno 7uiere .encer, tiene 7ue hacerse /uerte con
la san#re del Cordero(
Al#unas .eces, .iendo la maldad de nuestro mundo, no parece
sino 7ue la san#re del Cordero /ue derramada en .ano, 0 7ue la
serpiente seductora se re.uel.e triun/ante( 2ero, no> no me es
l$cito dudar: la .ictoria /inal ser3 del Cordero( 2or mu0 #rande 7ue
sea el nDmero de los 7ue luchen contra Cristo, $el Cordero los
vencerá' siendo como es el !e:or de los se:ores y el @ey de los
reyes$ !Apocalipsis <H,<*%(
$2stos son los que vienen de la gran tribulación, y lavaron sus
vestiduras, y las blanquearon en la sangre del Cordero0 (or esto
están delante del trono de +ios, y le sirven día y noche en su
templo000 2l Cordero, que está en medio del trono, será su (astor y
los llevará a las fuentes de las aguas de vida, y +ios en/ugará las
lágrimas de sus o/os$ !Apocalipsis H,<*M<H%(
Temamos a la serpiente> amemos al Cordero(
?o demos crdito a la serpiente> creamos al Cordero(
"u0amos de la serpiente> si#amos al Cordero(
2ara 7ue se cumpla en nosotros la palabra de la Escritura
$#ienaventurados los que lavan sus vestiduras en la sangre del
Cordero' ellos tendrán derecho al árbol de la vida y a entrar por las
puertas de la ciudad santa$ !Apocalipsis 22,@*%(
,*
!III. L16 27?9;9?16
El Cordero de 9ios, derramando su preciosa san#re, .enci1 a la
serpiente> desde entonces estamos redimidos(
;er cristiano no si#ni/ica tan s1lo creer la palabra de 9ios, 0
#uardar sus mandamientos, sino renacer en el Esp$ritu ;anto, ser
una nue.a criatura en ?uestro ;eñor Jesucristo( N Cristo es la ra$z
0 la corona de esta nue.a .ida(
El 7ue .e con claridad lo 7ue si#ni/ica ser redimido, se siente
inundado de ale#r$a( 2or des#racia, son much$simos los cristianos
7ue ol.idan esto 0 7ue .i.en como si nunca hubieran sido
redimidos(
Jesucristo dio toda su san#re, esto es, su .ida, por nosotros( N
no por uno solo, sino por todos( N no solamente una .ez, sino 7ue
la da todos los d$as en el sacri/icio misterioso de la ;anta Misa(
Esto es la Redenci1n(
Cristo se hizo nuestro hermano, es decir, encarn3ndose 0
tomando nuestra carne( ;omos 0a miembros de Cristo, su dolor,
su su/rimiento, su misma muerte, su triun/o es tambin nuestro(
LD 1<2D ?7 =D R7?7BG9FB 76 B476@2D
K5u a/irmaci1n m3s asombrosaL Toda la obra di.ina de la
Redenci1n, desde Beln hasta el I1l#ota, todo su amor, sus
traba8o 0 padecimientos(((, son nuestro( Esto si#ni/ica Eestar
redimidosF( Es lo 7ue escribe ;A?TO TOMA; 9E A5:@?O: A-a
2asi1n de Cristo es tan nuestra, como si la hubisemos padecido
nosotros mismos(A
9e modo 7ue la Redenci1n si#ni/ica 7ue con Cristo, nuestro
"ermano, todos nosotros estu.imos en la cruz(
El ne#ro nubarr1n 7ue se interpon$a entre 9ios 0 el hombre, se
disip1( $Cristo murió por todos' para que los que viven, no vivan ya
para sí, sino para el que murió y resucitó por ellos$ !2 Corintios
,,<,%( $?l mismo es la víctima de propiciación por nuestros
pecados; y no tan sólo por los nuestros sino también por los del
mundo entero$ !< Juan 2,2%(
,,
Cuando Jesucristo se despidi1 de los Ap1stoles en el Monte de
los Oli.os, en el d$a de la Ascensi1n, el ;eñor pronunci1 estas
palabras inauditas> $!e me ha dado todo el poder en el cielo y en
la tierra0$ !Mateo 2O,<O%( KTodo el poderL K5u manera de hablarL
KEn la tierraL KN en el cieloL K"asta la Dltima nebulosa de estrellasL,
45uin lo di8o6 Al#uien 7ue siempre di8o la .erdad( 5ue nunca
e'a#er1 ni se de81 arrastrar por la pasi1n( N lo di8o para dar un
mandato: $!e me ha dado todo el poder en el cielo y en la tierra0
Dd, pues, y ense:ad a todas las gentes000 7 sabed que yo estaré
siempre con vosotros, hasta la consumación de los siglos$ !Mateo
2G,<OM2)%( K;iempre con .osotrosL
$(or tanto, hermanos, esforzaos por asegurar vuestra vocación
y elección por medio de las buenas obras0$ !2 2edro <,<)%( Esto
supone, por una parte, 7ue Cristo muri1 por todos, 0 por otra parte,
7ue en .ano muri1 por m$, si 0o no 7uiero participar de sus mritos
con mi colaboraci1n 0 es/uerzo( Cristo hizo brotar la /uente> pero
nosotros hemos de aba8arnos para beber de sus a#uas( 9e nada
me apro.echar3 la /uente si 0o no 7uiero beber(
Asombra el solo pensar 7ue ha0a hombres por los cuales Cristo
muri1 en .ano 0 por los cuales corri1 en .ano la san#re del
Redentor(
?o seamos de estos( Colaboremos con la #racia, seamos
d1ciles, sin demora, a los to7ues de la di.ina #racia(
E6 C296@1 3495B A9A7 7B ;L
"a#amos un e'amen de conciencia( 9ecimos 7ue hemos sido
redimidos, pero 4se nota realmente6 4?uestra .ida da testimonio
de las palabras de ;A? 2AB-O: $2stoy crucificado con Cristo, y ya
no vivo yo, es Cristo quien vive en mí6 !I3latas 2,<GM2)%(
4Es Cristo mi ideal6 4En mi traba8o 0 en mis /ati#as, en mi
descanso 0 en mis di.ersiones, en mi su/rimiento 0 en mi
paciencia, en mis planes 0 en mis desilusiones, siempre ten#o a
Cristo presente6 4-e pre#unto acaso: ;eñor, c1mo lo har$as TD6
?o nos en#añemos: el Ahombre redimidoA ha de ser a7uel 7ue
se mue.e siempre a impulsos del Coraz1n de Cristo(
Con Cristo lo podemos todo( 2ero Dnicamente con Pl(
Unicamente con Cristo se puede soportar las di/icultades 0 luchas
7ue tiene la .ida(
,C
N esto no debe ser un pri.ile#io e'clusi.o para unos pocos, sino
para toda la humanidad( KCu3ntas soluciones hemos intentado
durante los Dltimos años para resol.er los #randes problemas 7ue
abruman al mundoL Cu3ntas con/erencias internacionales, cu3ntas
le0es, reuniones, planes((( L 0 los problemas no se han miti#ado(
2or7ue no se ha hecho m3s 7ue atacar los s$ntomas, 0 no la ra$z
del mal(
N no es 7ue ha0a /racasado Cristo( ;omos nosotros, 7ue no
7ueremos cambiar nuestra manera de .i.ir poniendo en pr3ctica
los principios cristianos(
Al#unos han lle#ado hasta el e'tremo de 7uerer suprimir los
mandamientos de 9ios ba8o el prete'to de 7ue Eno se cumplenF(
Muchos no #uardan castidad antes del matrimonio(((, 4hemos
de borrar el se'to mandamiento6 ?o #uardan /idelidad con0u#al(((
4hemos de abolir el matrimonio6 Roban((( 4hemos de suprimir la
propiedad pri.ada o despenalizar el hurto6 Mienten(((, 4hemos de
renunciar a ser .eraces6
?o( ?o hemos de cambiar los preceptos de Cristo> lo 7ue
hemos de cambiar radicalmente es nuestro modo de .i.ir(
9esde hace dos mil años se ha iniciado una procesi1n solemne(
9elante .a Jesucristo car#ando con la cruz, 0 detr3s de Pl .an los
me8ores, lo m3s selecto del #nero humano( -os sencillos
pescadores a 7uienes Pl esco#i1 para anunciar su nombre( 2edro,
el primer 2apa> detr3s de l una /ila interminable de 2apas: los
m3s de doscientos 7ue han ocupado ;u C3tedra de 2escador(
Millares 0 millares de obispos> centenares de miles de sacerdotes,
7ue sir.ieron a Cristo con /idelidad, con .alent$a 0 perse.erancia(
2adres de la @#lesia( Millones de m3rtires( Anacoretas del desierto
0 mon8es de los claustros((( Tras ellos((( Millones 0 m3s millones de
laicos((( de todas las edades, naciones 0 len#uas(((, cantando
todos 0 rezando en mil len#uas 0 dialectos(
"a0 santos con .estidura re#ia 0 santos, muchos santos,
cubiertos con harapos o .estidos pobremente> santos del desierto
0 santos de brillo señorial(
Est3n los heraldos del ;eñor, 7ue diri#ieron su palabra a los
pueblos( Vienen las .$r#enes, de mirada l$mpida> los 81.enes 7ue
han sabido mantener su pureza de coraz1n((( N delante de todos
camina A7ul 7ue lle.a la cruz sobre sus hombros(
,H
Iracias sean dadas a Ti, Jesucristo, por7ue nos has redimido(
,O
I(. E= 89>1 C2F?9H1
:na princesa reprendi1 con or#ullo en cierta ocasi1n a una de
sus damas de honor: EAcurdese de 7ue so0 la hi8a del re0F(
-a dama le contest1 con serenidad: EN usted, acurdese de 7ue
0o so0 hi8a de 9iosF(
N as$ es( 2or la 2asi1n redentora de Cristo, todos somos hi8os
de 9ios, hi8os adopti.os, pero realmente hi8os( 2uede ser 7ue
nunca ha0amos meditado en pro/undidad lo 7ue si#ni/ica(
Ahondemos ahora en ello(
;o0 hi8o adopti.o de 9ios( "ermano de Jesucristo, mi Redentor(
;i so0 hi8o, tendr 7ue .i.ir de acuerdo con la .oluntad de 9ios, mi
2adre(
"%2res @ey) [pre#unt1 2ilatos a JesDs !Jn <O,+H%( "!i lo soy0
9e un reino 7ue no es de este mundo(
;omos hermanos de este Re0> por tanto, nosotros tambin
somos re0es( Estamos llamados a serlo( KC1mo tendr 7ue
procurar 7ue mi .ida sea coherente con mi .ocaci1n de ser hi8o de
9iosL
KCu3nto nos ama 9iosL K5u misericordioso es para con
nosotros su coraz1n paternalL K5u pr1di#o de perd1n su amorL
Cristo nos habl1 de ello muchas .eces, ba8o las m3s .ariadas
/ormas> pero nunca nos lo mostr1 tan al .i.o como en la par3bola
del "i8o pr1di#o(
Esta par3bola re/le8a /ielmente c1mo es nuestra condici1n
humana, la tra#edia del hombre pecador( 2or otra parte, nos
muestra la misericordia in/inita de 9ios(
-a par3bola consta de dos partes( -a primera describe la
tra#edia del hi8o 7ue e'i#e la herencia paterna 0 la mal#asta con
una .ida de pecados> la se#unda relata la .uelta del pecador, 7ue
se con.ierte 0 hace penitencia( Triste es la primera, edi/icante la
se#unda(
D7>DB?1 D= PD?27
",n hombre tenía dos hi/os$ !-ucas <,,<<% Ras$ empieza el
;eñor, 0 0a en las primeras palabras sentimos el amor de 9ios
,G
2adre( ;abemos bien 7ue a7u$ habla de s$ mismo( "abr$a podido
hablar del Omnipotente, del @n/inito, del ;anto, ;eñor de cielos 0
tierra, del Re0 de re0es(((> mas para no abatirnos, para in/undirnos
.alor, habla sencillamente de un hombre, de un hombre como
nosotros(
,n hombre tenía dos hi/os, y el más /oven de ellos pidió la parte
de la herencia que le correspondía( Contemplemos la escena tal
como la representar$a un pintor( All$ est3 el 8o.en en el aposento, a
punto de abandonar la casa de su padre> sus o8os brillan con
mirada obstinada> 0 con ansiedad contempla la mesa sobre la 7ue
su anciano padre cuenta 0 distribu0e con las manos temblorosas la
herencia( -a madre llora desconsolada( K;e .a el m3s 8o.enL
N es 7ue la 8u.entud es la edad en 7ue las pasiones
repentinamente arrecian con /uerza( ;i no se tiene cuidado 0 se
lucha con denuedo, la a#itaci1n ca1tica de las pasiones acaba
poniendo una .enda en los o8os 7ue impide .er lo 7ue es
.erdaderamente bueno 0 lo 7ue es pecado(
El ;eñor habla de dos hi8os de un mismo padre( Eran de la
misma /amilia, recibieron la misma educaci1n, 0 con todo, K7u
di/erentesL El ma0or es un muchacho obediente> el otro es /r$.olo,
perezoso, desobediente 0 .i.idorL
El menor pidi1 su herencia 0 se /ue a conocer el mundo((( $a un
lugar le/ano( 4Ad1nde .an los hi8os pr1di#os6 :nos, al pantano
cena#oso de la .ida inmoral> otros al desierto de la incredulidad o
del ate$smo> al E#ran mundoF, a a7uella re#i1n en la 7ue no brilla 0a
el sol de la #racia, ni se siente el amor di.ino, 0 s1lo brillan luces
en#añosas(
;e /ue el hi8o in/iel 0 derrochó la herencia paterna( El primer
tesoro 7ue perdi1 /ue la inocencia de su alma(
A la de#radaci1n moral si#ui1 pronto la miseria espiritual 0
corporal> por7ue el e'ceso de #oces embota el entendimiento,
7uebranta el car3cter 0 con.ierte al hombre en c$nico 0 rebelde a
todo lo noble(
El ;eñor describe tan miserable estado con unas pocas
palabras: $!obrevino una gran hambre en aquel país$( 45uin no
sabe, 7ue en a7uel pa$s, en el horrendo reino del pecado, siempre
ha0 hambre6
C)
9e le8os parece 7ue la .ida del pecador es una mesa bien
abastecida de deliciosos alimentos> pero, al /i8arnos m3s de cerca,
.emos 7ue no se llena con nada 0 7ue es incapaz de aplacar su
hambre de /elicidad(
$!obrevino una gran hambre en aquel país$( K5u desen#añoL
K5u amar#a desilusi1nL
Me ima#ino la loca ale#r$a del hi8o pr1di#o en los primeros
momentos((( K2or /inL 2or /in lle#1 el momento deseado, el sueño
de toda mi .ida: K;o0 libre> so0 libreL
?o m3s reproches 0 reprimendas paternas( ;e acabaron los
mandatos, los obst3culos, las barreras(
2ero el mundo es en#añoso e insaciable( El dinero se a#ota, .a
men#uando((( men#uando((( hasta 7ue un d$a tiene 7ue recurrir al
prstamo( 5uiere tomar prestado de a7uellos mismos con 7uienes
tan ale#remente se di.irti1 0 derroch1 su rico patrimonio((( 2ero
4en d1nde se han metido de repente los ale#res compañeros de
/iesta6 ?o se encuentra ni uno( Como si nunca hubiesen e'istido(((
$!obrevino una gran hambre en aquel país0$
El pobre 8o.en pasa re.ista a sus bolsillos: est3n .ac$os, no ha0
en ellos ni una moneda( ;u est1ma#o tambin est3 .ac$o( 2ero
esto no se puede a#uantar por mucho tiempo( E@ hambre se hace
cada .ez m3s e'i#ente( ?o ha0 traba8o> tampoco ha0 limosna, ni
ami#os, ni cariño((( Al#uien le contrata, por /in, para #uardar
cerdos( ?i aun as$ tiene bastante para comer( $7 ansiaba llenar su
estómago con las algarrobas que comían los puercos; pero nadie
se las daba$(
KA 7ue e'tremo ha lle#adoL 2oco a poco( 2aso a paso(
4C1mo estaba antes6, 0 4ad1nde ha lle#ado6
Na empezaba a .er cu3n en#añosa es la ale#r$a del pecado(((
en mala hora me de8 seducir(
Todo lo acepta el pobre pecador((( 0 nada le apro.echa( ;e
bebe el pecado como el a#ua> 0, a pesar de todo, no tiene ale#r$a
ni tiene un momento de sosie#o( -e pasa lo 7ue a la rata 7ue ha
in#erido .eneno, siente arder sus entrañas 0 corre desesperada de
una a otra parte buscando al#o 7ue miti#ue sus dolores( Tambin
el pecador corre a todos los charcos> bebe de todas las a#uas
pantanosas 7ue encuentra por su camino> pero no encuentra ali.io,
por7ue el .eneno le roe las entrañas( $7 ansiaba llenar su
C<
estómago con las algarrobas que comían los puercos; pero nadie
se las daba$(
KCu3ntos ha0 7ue han lle#ado hasta a7u$L
2rimero, derrochan toda la herencia recibida de su 2adre ceM
lestial: su capacidad intelectual, su 3nimo para traba8ar, su
idealismo, su pureza, su /e, su perse.erancia, su esperanza, su
salud( 9espus se arrastran derrotados 0 hambrientos, soportando
una .ida #astada 0 maltratada(
!1=A97B?1 D= PD?27...
;e me ocurre una pre#unta: 45u habr$a sucedido de
permanecer el des#raciado en su miseria6 45u suerte habr$a sido
la su0a si, aho#ando la .oz de la conciencia, hubiese dicho con
obstinaci1n: AEs .erdad, 0o ten#o la culpa de haberme de#radado
hasta tal e'tremo((( pero no me mue.o de a7u$( "e hecho el
prop1sito de no retroceder( 5uiero beber la copa hasta las heces(
Mi ale#r$a ser3 la suciedad, el cieno 0 el empeño de arrastrar a
otros conmi#o a donde 0o esto0A6
"ubiera muerto en su loca obstinaci1n(
2ero no obr1 de esta manera(
$>olviendo en sí comenzó a refleAionar$ Rdice el ;eñor(
Momento bendito a7uel en 7ue el des#raciado pecador se
pre#unta: K9ios m$o, 7u he hecho de mi .idaL KC1mo empec((( 0
a d1nde he lle#adoL(((
Me educaron unos padres amorosos((( ?ac$ en una /amilia 7ue
me 7uer$a((( Todo me sonre$a((( 0 ahora no ten#o ni di#nidad, ni
ami#os, ni salud(
KCu3ntos 8ornaleros en la casa de mi padre tienen pan en
abundancia, mientras 7ue 0o a7u$ me muero de hambreL
4Recuerdas aDn la ale#r$a con 7ue .i.$as en la casa de tu
2adre6 4Recuerdas cuando ibas a comul#ar6 K5u /elicidad, tener
a JesDs conmi#oL N ahora, no puedo ir, por7ue so0 escla.o del
pecado(
K5u lucha m3s terrible se debi1 desencadenar en el coraz1n de
este 8o.enL Ante su ima#inaci1n el recuerdo del ho#ar, de sus
padres, de su hermano((( 45u le ha 7uedado6 Tan s1lo miseria, M
abandono 0 hambre(
$3e levantaré, iré a mi padre(
C2
Me le.antar 0 .ol.er all$ donde toda.$a me pueden aco#er 0
alimentar(
;$> pero 4no es tarde 0a6 4Me aco#er3n6 42uede haber aDn
perd1n para mi pecado6 K?adie ca01 tan ba8oL K;on muchas las
pasiones 7ue me escla.izanL((( 0a me he acostumbrado(
Acaso me encontrar con mis anti#uos camaradas, 7ue me
pre#untar3n sobresaltados: 4Ad1nde .as6
RVo0 a la casa de mi padre(
R4A la casa del .ie8o6 4Te has .uelto loco6 ;oltar3 sus perros
cuando te .ea para 7ue te muerdan( Ven con nosotros(((
O tal .ez al pasar cerca de la taberna, donde pas muchas
noches de 8uer#a 0 de8 mi dinero 0 mi alma((( sal#a la mu8er,
compañera de mi pecado, 0 me di#a: A4Ad1nde .as6 ?o puede
ser( No no te de8o( 4?o recuerdas cu3nto hemos #ozado 8untos6
K9es#raciadoL 45uieres .ol.er a casa6 Na no podremos
di.ertirnos, 0a no podremos #ozar( ?o me abandones( 4Ahora se
te ocurre cambiar de .ida6 4Ahora 7ue 0a est3s .ie8o6 4Ahora .as
romper conmi#o, despus de .einte años .i.iendo 8untos6 4Ahora
7uieres ir a con/esarte, despus de treinta años en 7ue has .i.ido
ale8ado de 9ios6A
Tales son los pensamientos 7ue le .inieron(
2ero no, 7uiere romper con su mala .ida( "9uego se levantó, y
fue a su padre( 3e levantaré, iré a mi padre0
?o nos desalentemos> no titubeemos al .er 7ue la .uelta al
padre nos resulta di/$cil, 0 7ue 7uiz3s no se lo#re sino cortando por
lo .i.o con lo 7ue m3s nos cuesta( ?o importa( ?o ce8emos ante el
sacri/icio(
4N 7u hace, mientras tanto, su padre abandonado6 ";odavía
estaba le/os, cuando su padre lo vio venir000( Aun estaba le8os, 0
su padre 0a le descubri1( 4C1mo no descubrirlo, si sus o8os,
mirando en la le8an$a, escudriñaban cada d$a por los caminos para
.er si .ol.$a su pobre hi8o6
2ero 4se 7uedar3 esperando hasta 7ue lle#ue el hi8o6 4-e
de8ar3 sentir 7ue se sienta a.er#onzado por lo 7ue hizo6
?o( El des#raciado ser$a capaz de .ol.erse> 7uiz3 no se
atre.er$a a entrar> la puerta, el 8ard$n, las paredes de la casa, todo
podr$a parecerle un reproche(
C+
El padre corre a su encuentro apresuradamente> ol.ida al otro
hi8o, 7ue le ha sido siempre /iel> de8a al 7ue siempre ha .i.ido en
casa traba8ando> se .a corriendo hacia el hi8o pr1di#o, le estrecha
contra su coraz1n, le besa la /rente(
ECuando el padre lo .io .enir, enternecido, corri1 hacia l 0 le
ech1 los brazos al cuello 0 le colm1 de besos(((F
El hi8o, a.er#onzado 0 desecho en l3#rimas, s1lo encuentra una
palabra: 2adre( $(adre mío, he pecado contra el cielo y contra ti;
no soy digno de ser llamado hi/o tuyo000$, 0 7uiere se#uir dicindole:
no merezco ser llamado hi/o tuyo, pero admíteme entre tus
criados, pero 0a no le da tiempo, por7ue su padre le interrumpe(
Basta( El 2adre 0a .io su pesar, .io sus l3#rimas, .io su
prop1sito de enmienda((( basta( ;e .uel.e a sus criados: "-(ronto.
!acad el me/or vestido y ponérselo0 7 traed un anillo para su
mano, y calzado para sus pies0 5demás traed un ternero cebado0,
matadlo y comamos y alegrémonos, porque este hi/o mío estaba
muerto y ha vuelto a la vida; estaba perdido y ha sido encontrado$(
Ad.ierte c1mo todos los detalles nos recuerdan de al#una
manera el ;acramento de la Reconciliaci1n, la ;anta Con/esi1n(
Q$8ate: cuando el hi8o pr1di#o con/es1 su pecado, el 2adre no
estaba a solas, sino con sus sier.os> 0 no .isti1 l mismo a su hi8o,
sino 7ue mand1 a sus criados 7ue lo hicieran( 4?o reconoces a7u$
las señales del ;acramento de la Reconciliaci1n6
K5u di/$cil es dar el primer pasoL KCon/esar los pecadosL
KCu3ntas .eces di/erimos la con/esi1nL 2ero una .ez hecha,
Kc1mo saca nuestro 2adre el me8or .estido de nuestra anti#ua
inocenciaL KC1mo pone en nuestro dedo el anillo de la amistad
reno.adaL KC1mo nos calza con las sandalias de la #racia, para
7ue en adelante podamos caminar con di#nidad por la .idaL N,
/inalmente, Kc1mo hace matar el m3s hermoso cordero, el Cordero
de 9ios, 0 en el sacri/icio de la Misa nos alimenta con el Cuerpo 0
la ;an#re de CristoL
Tal es la par3bola del hi8o pr1di#o(,
RM42ar3bola6 49e modo 7ue no es .erdad6 4Es un cuento o
es .erdad6 4Es un hecho hist1rico o una narraci1n /icticia6
?o ha acaecido con un hombre, pero s$ con millones y millones
de hombres( -a ca$da de este hi8o pr1di#o es una triste realidad,
C*
tomada de la historia humana> 0 el amor, lleno de perd1n, de a7uel
padre abandonado, es tambin una #ozosa realidad(
A7uel padre de coraz1n tierno, a7uel padre abandonado, .i.e
toda.$a( El amor con 7ue aco#i1 al hi8o pr1di#o, no ha su/rido
men#ua( N la paz 0 sua.e descanso 7ue inundaron el alma del hi8o
al con/esar sus pecados, si#uen brotando caudalosamente del
coraz1n de a7uel 2adre para henchir las almas de a7uellos 7ue se
con/iesan arrepentidos(
49e 7uin es este coraz1n6 9e A7ul 7ue padeci1 muerte de
cruz para podernos proponer con .erdad esta ma#n$/ica par3bola>
de A7ul 7ue, abrasado en amor, nos espera siempre como
esper1 el padre a su hi8o pr1di#o(
Es el coraz1n de ?uestro ;eñor( Jesucristo recibe sin cesar a
los hi8os pr1di#os> los alienta para 7ue no se acobarden> les da
/uerzas para 7ue se arrodillen ante el con/esonario 0 puedan decir:
A2adre m$o, he pecado(((A
;eñor ?uestro Jesucristo, ol.ida ho0 al otro hi8o /iel, ol.ida por
un momento a los 7ue siempre estu.ieron conti#o( ;ea ahora todo
tu amor, toda tu #racia para a7uellos 7ue, o0endo tu par3bola, se
arrepienten de sus pecados 0 .an a emprender de nue.o el
sendero de tus mandamientos( Con/1rtalos, alintalos, 3malos
m3s, para 7ue puedas decir tambin respecto de cada uno de
ellos: $5legrémonos; pues este hi/o mío estaba muerto y ha vuelto
a la vida; estaba perdido y lo hemos encontrado0$
C,
(. E= CD?7G72 ?7 C296@1 J 7= ;L1 )=*
42or 7u padeci1 Cristo6 45u /in se propuso al beber est
C3liz de inmensas amar#uras6
;u primer ob8eti.o /ue, sin duda al#una, rescatarnos( ;u di.ina
san#re /ue el precio de nuestro rescate> con ella e'pi1 los
innumerables pecados de la humanidad(
Mas para redimirnos habr$a bastado una sola #ota de a7uella
san#re precios$sima( 2or tanto, si Pl 7uiso todo un mar de
su/rimientos, se#uramente 7ue otro /ue tambin su ob8eti.o
principal(
4Cu3l6 ;er.ir de modelo, dar a0uda, /uerza 0 consuelo al homM
bre 7ue su/re(
2or7ue tambin nosotros lle.amos una cruz: las innumerables
tribulaciones de esta .ida(
Es una bendici1n ine/able el 7ue nuestro #ran "ermano,
Jesucristo, nos ha0a precedido en todo( Iracias a Pl 0a nada nos
puede 7uebrantar, ni los ma0ores su/rimientos 0 pruebas, con tal
de 7ue si#amos sus huellas(
4Cu3l es la enseñanza de Cristo en su 2asi1n a los hombres
7ue su/ren6 Trataremos el tema detenidamente( 9ebemos hacerlo,
pues mucha es la #ente 7ue su/re ho0 d$a( N el su/rimiento, la
des#racia, puede hacernos me8ores o tambin 7uebrantarnos 0
desesperarnos, dependiendo de como lo aco8amos(
El padecer de Cristo 0 el m$o( Tal ser3 el titulo #eneral de los
cap$tulos si#uientes(
¿CF;1 CD?7G9F C296@1?
En un cuadro de la catedral de Ratisbona se .e a Mar$a
Ma#dalena, desde los abismos de su miseria espiritual, con
adem3n de sDplica, mirando a Jesucristo, 7uien le muestra para su
consuelo la lla#a de su costado( En este #esto sublime de
Jesucristo, 7ueda patente la asombrosa superioridad del
cristianismo sobre todos los sistemas /ilos1/icos 0 reli#iosos(
CC
Enseñadme un solo /il1so/o, un solo /il3ntropo, un solo hombre,
en toda la /az de la tierra, 7ue pueda mostrar la lla#a de su
costado, 7ue ha0a bebido la copa amar#a de la traici1n, de la
in/idelidad 0 per/idia humanas, 7ue ha0a ba8ado a los m3s
pro/undos abismos del dolor humano para podernos consolar(
En toda la .ida terrenal de Jesucristo est3 presente el dolor(
En la #ruta de Beln est3n la pobreza 0 el abandono> en la
hu$da a E#ipto, la nostal#ia de la patria> en la casa de ?azaret, la
escasez 0 el traba8o> en la .ida pDblica, /ati#as, en#años,
contradicciones, odios> al /inal, el camino de la cruz 0 la muerte(
KEn 7u pobreza naci1 Cristo 0 cu3n erizado de espinas estu.o
el camino de su .idaL 42or 7u 7uiso .enir al mundo tan pobre6
42or 7u 7uiso morir en la misma pobreza6 2ara e'perimentar M
todas las miserias de la .ida humana, a e'cepci1n del pecado(
5uiso e'perimentar todos los su/rimientos, para 7ue todos
podamos acudir a Pl con con/ianza 0 decirle: A;eñor, TD me
comprendes(A
;an#re, espinas, cla.os, sed, l3ti#os((( todo esto ha pasado el
;eñor> mas no /ueron estas cosas lo 7ue m3s le dolieron( 9onde
m3s su/ri1 /ue en su alma( ;u alma se .io inundada por el mar de
pecados 0 maldades, ab0ecciones e inmundicias 7ue cometi1 el
hombre desde nuestros primeros padres( 2or esto e'clam1 JesDs:
";riste está mi alma hasta la muerte$ !Mateo 2C,+O%(
K5u consuelo es para m$ CristoL Pl ha pasado por todos los
trances por los cuales he de pasar 0o((( 0 aun por muchos m3s( ?o
ha0 su/rimiento en el mundo((( sed, #olpes, traici1n,
incomprensi1n, crueldad, a#on$a, muerte((( 7ue no ha0a sentido
antes el Coraz1n de Cristo(
As$ se comprenden las palabras de los Ap1stoles: $5legraos en
la medida en que participáis de los sufrimientos de Cristo, para que
también en la revelación de su gloria, saltéis de gozo$ !@ 2edro
*,<+%( $(or lo cual no desmayamos000 (orque las aflicciones tan
breves y tan ligeras de la vida presente nos ganarán un
superabundante e incalculable caudal eterno de gloria$ !@@ Corintios
*,<CM<H%(
K5u asombrosa di/erencia entre el pesimismo de los 7ue .i.en
sin esperanza 0 la esperanza cristianaL
CH
KCu3ntos son los 7ue no comprenden al ;eñor cuando .an por
el camino de su cruzL
K5u di/$cil es lle.ar la cruz cuando nuestras me8ores
intenciones son mal interpretadas, cuando nos calumnian, cuando
.iles sospechas muerden nuestra reputaci1n, cuando /racasan
nuestros m3s hermosos planes((( 0, sin embar#o, as$ es como lle.1
Cristo su cruzL
-a imitaci1n de Cristo si#ni/ica, en primer trmino, imitarle
cuando recorre el camino de la cruz, su/riendo be/as 0
humillaciones( Cristo al lle.ar su cruz pre#ona 7ue no estamos en
este mundo para 7ue los dem3s nos comprendan 0 reconozcan
nuestros mritos(
K5u consolador es para nosotros el misterio de la CruzL ;i el
2adre celestial .isit1 con tribulaciones al me8or de todos, a Cristo,
su "i8o amado, su :ni#nito, 0o he de pensar 7ue 9ios tambin
me ama a m$ cuando me en.$a cruces( $%(or qué me aflige +ios,
por qué me envía tribulaciones)$ As$ se e'presan muchos en tono
de 7ue8a( Mucho m3s cristiano ser$a pre#untarse en los momentos
de prueba: %&ué quiere +ios de mí con esta desgracia) 2or7ue Pl
di8o 7ue 7uien su/re pisa con m3s se#uridad sus huellas(
4Esto di8o6 4Cu3ndo6
Cuando nos in.it1 a tomar la cruz: $!i alguno quiere venir en
pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz de cada día, y
sígame$ !-ucas G,2+%( ATome su cruz(A ?o dice 7ue hemos de
soportar el su/rimiento, sino 7ue debemos lle.arlo con ale#r$a(
?o lo comprendo( 45uin es capaz de su/rir con ale#r$a6 49e
recibir con #ozo el su/rimiento, la en/ermedad, el mal6 ?o ha0 en el
mundo 7uien se comporte as$( Todos buscan el bien, la ale#r$a 0 la
/elicidad(
Todo esto lo sab$a mu0 bien ?uestro ;eñor( N con todo, nos
enseñ1 a aceptar el su/rimiento con esp$ritu bien dispuesto, con
ale#r$a, pues .e el #ran bien, el .alor inmenso, el tesoro
inapreciable 7ue esta disposici1n encierra(
$(adre mío, no se haga mi voluntad, sino la tuya$ !-ucas 2+,+*%(
J764G296@1 AD ?7=DB@7 C12 7= GD;9B1 ?7= 64I29;97B@1
4Es di/$cil este camino de la cruz6 -o ser$a, si Dnicamente
conocisemos el Viernes ;anto 0 no la 2ascua de Resurrecci1n(
CO
-o ser$a, si Jesucristo s1lo nos diese mandamientos 0 no
promesas( -o ser$a, si no /uese Pl delante por el camino del
su/rimiento(
Jesucristo no se contenta con decirnos bellas palabras sobre el
su/rimiento, sino como 7uien prob1 todos nuestros su/rimientos(
?o ha0 su/rimiento humano 7ue no pueda miti#arse con este
pensamiento: 1esucristo padeció todo esto antes que yo, y aun
sufrió mucho más0
4Te hiere la pobreza6((( no eres m3s pobre 7ue Cristo( 4Tienes
/r$o6((( m3s /r$o hacia en la cue.a de Beln( 4Tienes sed6(((
Kcomp3rala con la sed 7ue ten$a Pl en la cruzL 4?o te
comprenden6((( de Pl se di8o 7ue ten$a pacto con el diablo( 4Te
han abandonado tus ami#os m3s $ntimos6((( pero no te han
traicionado por dinero, como hizo Judas con Pl( Cristo tiene bien
#anado el derecho de hablar de su/rimiento(
4"as nacido en la pobreza6 Con/orme(((> pero no has nacido en
un establo, 0 cuando eras niño, tu madre no hubo de huir conti#o
en la noche oscura para librarte de los perse#uidores(
4"as perdido tu colocaci1n, tu /ama 0 tu /ortuna6 Con/orme(((>
pero Pl, con ser 9ios, 7uiso nacer como hi8o de un carpintero(
4-os hombres no te comprenden, te calumnian, hacen be/a de
ti6 -o concedo(((> pero no te cubren con un manto de i#nominia, ni
te escupen al rostro, mientras la turba suelta su carca8ada(
4"ace años te atormenta cruel en/ermedad6(((> pero aDn no
sabes 7u es la corona de espinas 0 el l3ti#o de bolitas de plomo
7ue ras#a las carnes(
Pl conoce lo 7ue es el desamparo: EEliL EliL lamma sabactaniA>
esto es: $+ios mío, +ios mío %por qué me has desamparado)$
!Mateo 2H,*C%(
"3i alma siente angustias de muerte !Mateo 2C,+O%( "Comenzó
a atemorizarse y angustiarse$ !Marcos <*,++%( $9e vino un sudor
como de gotas de sangre$ !-ucas 22,**%(
Cuando mis o8os se arrasan de l3#rimas 8unto al /retro de mi
hermano, de mis padres, de mis ami#os, recuerdo las l3#rimas 7ue
TD .ertiste ante la tumba de -3zaro(
Cuando me abate la situaci1n de mi patria destrozada, recuerdo
las l3#rimas 7ue TD .ertiste por la destrucci1n de Jerusaln(
CG
Cu3ndo estalla mi dolor 0 he de #ritar al cielo pidiendo
misericordia, tambin entonces puedo hacerlo con tus palabras
benditas: $(adre mío, si es de tu agrado, ale/a de mí este cáliz0
3as no se haga mi voluntad, sino la tuya$ !-ucas 22,**%(
AJ4?D DB@7 7= 64I29;97B@1 9B76C72D?1 7 9;C476@1
E8emplar es para nosotros la manera como Cristo aceptó la cruz
que le imponían los hombres(
El e8emplo del ;eñor nos brinda esta otra enseñanza ma#n$/ica:
hemos de aceptar el sufrimiento que nos causan los demás0
"a0 su/rimientos 0 morti/icaciones 7ue el hombre acepta
espont3neamente, por el deseo .ehemente de hacer al#una obra
de penitencia((( 0 stos pueden sobrelle.arse con relati.a /acilidad(
2ero ha0 dolores, renuncias 0 tribulaciones 7ue no esco#emos
nosotros, 7ue no buscamos((( 0 7ue se entremeten a cada paso en
nuestra .ida diaria((( K5u di/$cil es recibirlos con 3nimo es/orzado,
con esp$ritu bien dispuestoL
Cuando en la carrera de la .ida tropezamos con obst3culos>
cuando la esposa es caprichosa 0 malhumorada 0 el esposo #roM
sero 0 e'i#ente> cuando la salud es endeble, escaso el bocado de
pan> cuando ha0 tanta con/usi1n de principios 0 se desmandan sin
/reno la incredulidad 0 la inmoralidad(((, entonces, Kcu3ntas cruces
nos imponen los dem3s 0 hemos de car#arlas sobre nuestras
hombros 0 lle.arlas un d$a 0 otro d$aL(((
AK;i supiera, por lo menos, 7ue sta es la .oluntad de 9ios Ras$
nos e'presamos en seme8antes trancesR, con #usto lle.ar$a mi
cruz 0 aceptar$a el su/rimiento si me lo mandase 9ios 0 no esos
hombres mal.adosLA
2ero recordemos las palabras 7ue JesDs diri#i1 a ;an 2edro:
$2n verdad, en verdad, te digo, que cuando t* eras /oven, t*
mismo te ce:ías el vestido e ibas adonde querías; mas cuando
seas vie/o, eAtenderás tus manos, y otro te ce:irá y te conducirá a
donde no quieras$ !Juan 2<,<O%( N el e.an#elista añade toda.$a:
$2sto lo di/o para indicar con qué género de muerte había (edro de
glorificar a +ios$ !Juan 2<,<G%(
Consecuencia: Es hermoso 0 bueno el sacri/icio aceptado
.oluntariamente por amor de 9ios> pero es m3s .alioso toda.$a
aceptar tambin por 9ios la cruz 7ue nos imponen los dem3s(
H)
Tambin por esto padeci1 Cristo( 2adeci1 para 7ue no ha0a en
esta .ida nin#Dn dolor 7ue no pueda ali.iarse con el b3lsamo de su
sa#rada 2asi1n(
C296@1 ?D 67B@9?1 D B476@21 64I29;97B@1
2ero Cristo, no solamente nos enseña a soportar el su/rimiento,
sino 7ue, adem3s, nos ayuda a soportarlo(
Unicamente Pl puede a0udarnos, por7ue fue ?l quien dio
solución al problema del dolor( El hombre su/r$a antes de Cristo>
pero su/r$a sin ob8eti.o, sin saber el moti.o, sin encontrar soluci1n(
El hombre se desesper1, se endureci1, se 7uebrant1, sucumbi1
ante el su/rimiento((( 4C1mo he de decirlo en pocas palabras6(((
5ntes de Cristo, el hombre no sabía cómo reconciliarse con el
sufrimiento0
2ero .ino Cristo 0 abraz1 la cruz( -a abraz1 .oluntariamente,
amorosamente( N este amor con 7ue acept1 el su/rimiento 0 lo
abraz1, 7uit1 al dolor la maldici1n 7ue estaba incrustada en l, 0 lo
llen1 de sentido(
AhL Esto 0a es otra cosa( As$ 0a se puede 7uerer el mismo mal(
-e es in#rato al estudiante tener 7ue aprender la lecci1n, 0, no
obstante, lo hace con #usto, por7ue sabe 7ue el estudio redunda
en pro.echo su0o( Es /ati#oso 0 rudo el traba8o del campo para el
labrie#o, 0, no obstante, lo hace( El en/ermo encuentra amar#a la
medicina, 0, no obstante, la toma, por7ue sabe 7ue es por su bien(
Cristo se adelant1 #enerosamente a los ma0ores su/rimientos>
acept1 libremente el dolor((( 0 en ello estriba su #randeza(
"a0 7uienes se 7uebrantan en el su/rimiento 0 se 7uedan c1mo
rendidos 0 a#otados ba8o el #olpe de la des#racia, sin aliento, ba8o
el peso de la cruz( Mientras 7ue en la cruz alcanza Cristo su más
espléndida grandeza( N desde la ;a#rada 2asi1n 0 Muerte, el
su/rimiento no tiene 0a poder sobre las almas 7ue .i.en se#Dn
Cristo, sobre a7uellos 7ue tienen esp$ritu cristiano(
"an su/rido terribles desen#años de parte de los hombres(((
si#uen traba8ando( Continuos pesares les atormentan((( 0, no
obstante, .an con la cabeza er#uida( -os hiere un #olpe tras otro(((
0 perse.eran con/iados en la oraci1n(
El cielo se ha nublado encima de ellos((( 0, no obstante, si#uen
sintiendo el calor del sol 7ue se escondi1 tras los nubarrones,
H<
por7ue saben 7ue el su/rimiento soportado en silencio, no
solamente comunica sabidur$a, esp$ritu compasi.o 0 humildad,
sino 7ue es a la .ez .erdadero sacri/icio 0 acto sublime de culto a
9ios(
Es conocida la /rase con 7ue ;anta Teresita del ?iño JesDs
recibi1 una de las ma0ores pruebas de su .ida( ?o hab$a
alcanzado la edad 7ue re7uer$a para entrar en el claustro( 2or este
moti.o se /ue en pere#rinaci1n a Roma, para pedir personalmente
permiso a -e1n Y@@@( El 2apa dene#1 el permiso( K2odemos
ima#inarnos el dolor 7ue esto caus1 a TeresitaL 4;e 7ue81 acaso6
Todo lo contrario( Con humildad e'plica su /racaso(
RMe he o/recido como 8u#uete al ?iño JesDs RdiceR> pero no
como uno de estos 8u#uetes preciosos 7ue los niños s1lo miran 0
no se atre.en a tocar, sino como un 8u#uete sin .alor( No deseaba
ser su pe7ueña pelota, 7ue puede echarse al suelo, estropearse,
a#u8erearse, ser arrinconada> pero 7ue el pe7ueño dueño puede
estrechar tambin contra su coraz1n, si ello le da ale#r$a((( En una
palabra R0 es sta una /rase 7ue e'presa ma#n$/icamente sus
sentimientosR, 7uer$a di.ertir al ?iño JesDs, 7uer$a entre#arme a
sus caprichos in/antiles(A
2ues bien, en la .isita al Vaticano, el ?iño JesDs acept1 la
o/renda: a#u8ere1 su pe7ueño 8u#uete( A;e#uramente 7uiso .er lo
7ue hab$a dentroA Rescribe la ;anta(
KTanta 0 tan admirable es la /inura 7ue lo#ra el alma a/li#ida
cuando posa su mirada en la cruz de CristoL K"asta tal #rado nos
le.anta el dolor a las cercan$as de 9iosL
S9 64I29;16 G1B C296@1
4Todo su/rimiento da tan precioso resultado6 4Todo su/rimiento
es de tanto .alor6 ?o, por supuesto(
4Todo su/rimiento puri/ica, ennoblece, le.anta6 9e nin#una
manera(
Mientras su/rimos a solas 0, abandonados a nuestras propias
/uerzas, el dolor nos turba 0 zarandea, el alma puede endurecerse
de un modo espantoso( 2ero en cuanto sufrimos con Cristo>
cuando es Cristo el 7ue su/re en nosotros> cuando en nuestro
su/rimiento realizamos de .eras las palabras de ;A? 2AB-O:
"2stoy crucificado con Cristo$ !I3latas 2,<G%, entonces se
mani/iesta toda la /uerza de la 2asi1n de Cristo, toda su .irtud de
H2
cancelar el pecado 0 puri/icar el alma, 0 entonces se trans/orma el
su/rimiento( Na no es /ue#o in/ernal, sino /ue#o puri/icador( Al#o
as$ como se puri/ica el a#ua en el arro0uelo montañs, mientras en
r3pida corriente .a chocando, estrell3ndose contra las rocas(
Es admirable: el cristianismo, 7ue considera el su/rimiento como
un .alor positi.o 0 un medio mu0 e/icaz, no es, sin embar#o, una
concepci1n del mundo sombr$a 0 3rida(
N no lo es por7ue, aun7ue sea oscuro el camino, el ob8eti.o se
nos muestra con brillo deslumbrante( As$ iba Cristo en su 2asi1n
hacia la #loria pascual(
"emos de sembrar entre l3#rimas para poder cosechar entre
cantares !;almo <2,,,%(
T1?1 =1 C47?1 7B A345= 347 ;7 G1BI12@D
Jer8es, el poderoso re0 de los persas, ante el cual todos temM
blaban, hizo en cierta ocasi1n, lle.ado de su /uror, azotar con
l3ti#os al mar alborotado( "ab$a hecho tender un puente entre
Europa 0 Asia, para pasar por encima su e8rcito, 0 un hurac3n
destru01 por completo este puente de barcas( Entonces JERJE;
mand1 7ue se le dieran al mar trescientos lati#azos, 0 di8o AA#ua,
tu señor te impone este casti#o, por7ue le has ultra8ado(((A(
Claro est3 7ue el mar si#ui1 bramando 0 a#it3ndose tan
bramador como antes 0 no se preocup1 lo m3s m$nimo de la
c1lera impotente del or#ullo humano(
En cambio, se amans1 el mar alborotado((( 0 se apaci#u1 al
momento el hurac3n((( 0 se abatieron las olas antes encrespadas,
cuando el ;eñor 0 Creador del mundo, ?uestro ;eñor Jesucristo,
rodeado por los ap1stoles atemorizados, se le.ant1 en la pe7ueña
barca zarandeada por el olea8e( $3andó a los vientos y al mar, y se
hizo una gran bonanza$( !Mateo O,2C%(
El mar de la .ida, el hurac3n, el .enda.al de las tribulaciones
tambin nos #olpea 0 zarandea( 2ero mientras 7ue sin Cristo el
hombre se encoleriza impotente en medio del su/rimiento, con
Cristo se miti#a el hurac3n 0 se apaci#ua la tempestad m3s
desen/renada(
Venid los escpticos e incrdulos, 0 enseñadnos en los años
espantosos del su/rimiento 0 de la tribulaci1n lo 7ue podis hacer(
Comparad con lo 7ue el cristianismo puede de .erdad hacer(
H+
Vuestro es el puño crispado> nuestras son las manos 8untas
para la oraci1n(
Vuestro es el rostro contorsionado> nuestro el consuelo 7ue
sentimos al mirar a Cristo paciente(
Vuestra es la noche sin esperanza> nuestra es la aurora en 7ue
el sol resplandece(
Vuestra es la desesperaci1n> nuestra la /e(
-a muerte es .uestra> nuestra es la .ida(
H*
(I. E= CD?7G72 ?7 C296@1 J 7= ;L1 )II*
4Conoces, lector, el caso del /raile de Optina6 Tolsto0 menciona
en una de sus obras a este mon8e cat1licoM#rie#o, 7ue .i.$a en el
claustro de Optina, en Rusia, 0 /ue atacado por una espantosa
en/ermedad( 9ebido a ella estu.o lar#os años acostado en el lecho
de su pe7ueña celda, no pudiendo traba8ar ni corporal ni
espiritualmente( ;u en/ermedad era una car#a para todos> no
pod$a ni si7uiera comer por s$ mismo> ten$an 7ue d3rselo todo> era
un hombre inDtil( Na me ima#ino lo 7ue habr$an dicho muchos al
.er a este en/ermo( A42ara 7u sir.e seme8ante .ida6 42ara 7u
tanto su/rimiento6 42or 7u los mdicos no le hacen dormir sin
dolor para siempre6A(((
4N sabes lo 7ue escribe Tolsto06 A7uel mon8e soportaba con
3nimo tan tran7uilo 0 coraz1n tan 8ubiloso su terrible mal, 7ue al
.erle los otros mon8es, sus compañeros, no solamente se
edi/icaban 0 anhelaban ser me8ores, sino 7ue, andando el tiempo,
lle#aron de toda Rusia #rupos de pere#rinos para .erle( N l,
en/ermo e impotente, comunicaba /uerza a los sanos para su/rir>
l, estando inm1.il, los empu8aba para a.anzar hacia la .ida
eterna(
Como es natural, solamente en Cristo recibimos la /uerza para
.i.ir as$( ;in Cristo no sabemos 7u hacer ni c1mo en/rentarnos a
esta realidad tan terrible, como es el dolor 0 la en/ermedad( ;in
Cristo somos ante el su/rimiento como los Ap1stoles cuando el
;eñor les hablaba de su /utura 2asi1n: ellos escuchaban sin
comprender las palabras de su Maestro> no pod$an desci/rar
toda.$a el misterio del dolor(
;an -ucas escribe respecto a este punto: E;omando 1es*s
consigo a los doce, les di/o' >ed que subimos a 1erusalén,
donde se cumplirán todas las cosas que fueron escritas por los
profetas acerca del Hi/o del hombre' será entregado a los
gentiles, escarnecido, in/uriado y escupido; le azotarán, le
matarán y al tercer día resucitará0$ !-uc <O,+<M++%0 N el
e.an#elista añade toda.$a: $(ero ellos no entendieron nada de lo
que les decía, pues le resultaban cosas ininteligibles$0
H,
Tan poco le comprend$an cuando les hablaba de su /utura
2asi1n, 7ue ;an 2edro 7uiso disuadir al Maestro, dicindole:
$-9e/os de ti, !e:or, que te ocurra tal cosa.$ !Mateo <C,22%(
2ero Jesucristo le contest1 con una dureza inusitada en Pl:
E&uítate de delante, !atanás, que me escandalizas$ !Mt <C,2+%(
C1mo si di8era: ;i no acept3is el #ran secreto del su/rimiento, no
sois .erdaderos disc$pulos m$os( Claro est3 7ue m3s tarde lo
entendieron, hasta el punto de dar su propia .ida con el martirio(
¿Q45 C7B6D<D C296@1 ?7= ?1=12?
-a piedra de to7ue para poder .alorar un sistema /ilos1/ico,
cual7uier concepci1n del mundo, es el problema del dolor0 45u
dice respecto del mismo tal o cu3l sistema6 4C1mo lo e'plica6
$(ero ellos no entendieron nada de lo que les decía, pues le
resultaba cosas ininteligibles$0 K2ero de cu3ntos hombres ho0 d$a
se podr$a repetir lo mismoL ?in#una /orma de #obierno puede
suprimir el su/rimiento( -a .ida es un A.alle de l3#rimasA 0 lo ser3
siempre> no ha0 manera de e.adirnos( "emos de en/rentarnos
con el su/rimiento> todo hombre tiene 7ue habrselas con l(((
pero Kcu3ntos son los 7ue lo su/ren sin comprender nada,
desesperadosL ?o ha0 puerta en 7ue no to7ue el su/rimiento, no
ha0 puerta 7ue no /ran7uee(((, 47u podemos hacer6
42onernos de lado de cual7uier /iloso/$a pesimista 0 decir:
Este mundo es malo en su mismo /ondo> cada casa es un .alle
de l3#rimas 0 /eliz el 7ue perece 0 se elimina lo m3s pronto
posible6 42odremos resistir de esta manera, con 3nimo sereno 0
esperanzado, los #olpes del dolor6
4O hemos de alistarnos entre a7uellos 7ue van a la caza de
placeres, 7ue 7uieren embotar su alma 7uebrantada con dosis
e'cesi.as de #oces> pero 7ue, al d$a si#uiente, cuando al
despertar se disipa la embria#uez, sienten una .aciedad aDn m3s
cruel6 4O hemos de ir con a7uellos 7ue tienen endurecido el co<
razón, 0 comprendiendo 7ue no pueden librarse de los su/riM
mientos, no re/le'ionan, no buscan la e'plicaci1n, la causa del
dolor(((, no intentan m3s 7ue soportarlo con 3nimo amar#ado 0 el
rostro crispado6 5uisieran soportarlo> pero el hombre no es
capaz de aceptar el dolor cie#o 7ue carece de sentido, de
ob8eti.o(
HC
;i la .ida es su/rir((( 4cu3l es el /in, el ob8eti.o, del
su/rimiento6
-o comprenderemos, si escuchamos las palabras del ;eñor,
consi#nadas en la ;a#rada Escritura: $3is pensamientos no son
vuestros pensamientos, ni mis caminos los vuestros, dice el
!e:or0 -Cuánto son los cielos más altos que la tierra, tanto están
mis caminos por encima de los vuestros y por encima de los
vuestros mis pensamientos.$ !@sa$as ,,,OMG%( Con esto se
comprende 7ue 9ios tiene otra medida 7ue nosotros(
-os hombres en.$an rosas en señal de amor> 9ios ama cuando
en.$a espinas( En la balanza de los hombres no pesan m3s 7 u e
los actos> en la balanza de 9ios pesan m3s los su/rimientos 7ue los
actos( ;i JesDs era #rande en sus obras portentosas, ma0or aDn era
en el su/rimiento( El 7ue no comprende estas cosas no puede
comprender la .ida de Jesucristo> a7uella .ida completamente
empapada de su/rimiento(
El mismo ;eñor nos da la cla.e para entender su .ida, al decir a
los disc$pulos de EmaDs: A%(or ventura no era conveniente que
Cristo padeciese todas estas cosas, y entrase de esta forma en su
gloria)A !-ucas 2*,2C%
(
(
;ea cual /uere el per$odo de su .ida en 7ue /i8emos la mirada,
.eremos 7ue el su/rimiento en una u otra /orma le se#u$a por
do7uier( 42ara 7u6 2ara 7ue Pl pudiese ser.ir de modelo a los
hombres en toda clase de su/rimientos(
En Beln /ue su compañera la pobreza> durante su huida a E#ipto
le acompañ1 el destierro> en el taller de ?azaret 0 durante su .ida
pDblica, el traba8o a#obiante> al /inal de su ruta, la incomprensi1n, el
escarnio, la be/a, el odio, la muerte( N precisamente por haber
aceptado el dolor con #e n e r o s i d a d , hizo 7ue /uesen m3s
lle.aderos para nosotros los su/rimientos(
El su/rimiento e'iste desde 7ue pecaron nuestros primeros padres
0 e'istir3 mientras .i.a el hombre sobre la tierra( El su/rimiento, la
en/ermedad, la muerte, no entraban en el plan de 9ios> pero los
caus1 el hombre, al cometer el pecado( ;i ho0 d$a el su/rimiento es
patrimonio comDn de los .i.ientes, al principio no era as$( Todas las
cosas creadas por 9ios eran buenas !Inesis <,+<%, mas $por un
solo hombre entró el pecado en este mundo, y por el pecado la
muerte$ !Romanos ,,<2%( N desde entonces, desde el pecado
ori#inal, el su/rimiento es patrimonio comDn de los mortales( "9os
HH
hi/os de 5dán llevan pesado yugo desde el nacimiento hasta la
muerte Rdice la ;AIRA9A E;CR@T:RA !Eclesi3stico *),<%( "9a
vida del hombre sobre la tierra es una perpetua guerra Rañade en
otro lu#ar !Job H,<%(
$!i alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo,
cargue su cruz, y sígame$ !Mateo <C,2*%( ?o puede ser di#no
imitador de Cristo 7uien se atre.a a de8arle solo en su 2asi1n( $>ed
que subimos a 1erusalén Rdi8o el ;eñor a sus disc$pulosR y el Hi/o
del hombre será escarnecido, escupido, azotado, entregado a la
muerte$((( 4-o comprendes6 $!ubimos0$ ?o di8o $subo$, sino
subimosA: 0o 0 .osotros> 0o, el Maestro, 0 .osotros, mis disc$pulos(
45u contestaron ellos6 4;e asustaron ante el su/rimiento6
4"u0eron, atemorizados, de l6 Al principio Ano comprendieronA al
;eñor( 2ero m3s tarde 0a contestaron de esta manera $>amos
también nosotros y muramos con ?l$ !Juan <<,<C%( Aun7ue lo
recibamos con este esp$ritu, el su/rimiento no de8ar3 de dolernos>
nuestra naturaleza se#uir3 llorando 0 #imiendo ba8o su peso( 2ero
bueno es ad.ertir 7ue as$ tiene si#ni/icado, un si#ni/icado di.ino,
mientras 7ue de otra manera es siempre un eni#ma insoluble 0 un
mal sin ob8eti.o para la humanidad(
Jesucristo dice 7ue nos desesperemos ba8o el peso del dolor, ni
7ue nos rebelemos, sino 7ue nos abracemos con la cruz(
?uestro 2adre celestial, in/initamente bueno, no encuentra
complacencia en el dolor 0 tormento de sus hi8os( ;i, a pesar de
todo, consiente 0 permite 7ue la des#racia nos azote 0 el dolor nos
torture, lo consiente 0 lo permite Dnicamente por alt$simos planes 0
/ines santos( 2lanes 7ue nosotros no somos capaces de
comprender por completo en este mundo> /ines 7ue no podemos
desci/rar bien en esta .ida terrena(
EB 7= 64I29;97B@1 D916 B16 8D<=D
2l sufrimiento es una palabra de +ios dirigida a nosotros0
,na palabra de salutación' K"ombreL, 7uiero 7ue tu .ida sea
m3s .aliosa, 7uiero 7ue colabores en mi Redenci1n, en la
sal.aci1n de los hombres(((
,na palabra de advertencia: K"ombreL, .as por caminos peliM
#rosos, .uel.e a M$(
HO
,na palabra de misericordia' K"ombreL, haz penitencia en este
mundo para no tenerla 7ue hacer en el otro(
2l 5ntiguo y el 4uevo ;estamento e'presan de continuo la idea
de 7ue el su/rimiento es, en la intenci1n de 9ios, un medio de
hacer m3s pura 0 preciosa el alma de sus hi8os /ieles:
$2n el horno se prueban las vasi/as de arcilla; y en la tentación
de las tribulaciones, los hombres /ustos$ !Eclesi3stico 2H,C%(
$(orque eras agradable a +ios fue necesario que la tentación te
probase$ !Tob$as <2,<+%0 $4os vimos abrumados de males, tan
eAcesivos y tan superiores a nuestras fuerzas, que nos hacían
pesada la misma vida$8e'clama en cierta ocasi1n ;A? 2AB-O(
2ero acto se#uido e'plica el moti.o( Todo ello $fue a fin de que no
pusiésemos nuestra confianza en nosotros, sino en +ios$ !@@
Corintios <,O,G%0 A+ios podará el sarmiento para que dé más fruto$
!Juan <,,2%(
$2sto es lo que debe llenaros de gozo, si bien ahora por un
poco de tiempo conviene que seáis afligidos con varias tenta<
ciones' para que vuestra fe probada de esta manera y mucho
más preciosa que el oro 8que se acrisola en el fuego8 aparezca
digna de alabanza, gloria y honor en la revelación de 1esucristo$
FD (edro G,HI0
2ero 4c1mo es posible 7ue los #olpes de la des#racia ha#an
m3s hermosa, m3s pura, más valiosa y m3s preciosa el alma
humana)
El alma .erdaderamente cristiana nunca reza con m3s /er.or,
con m3s intimidad, 7ue en los tiempos de tribulaci1n( 2or7ue "al
igual que en el fuego se prueba el oro y la plata, así los hombres
aceptos de +ios se prueban en la fragua de la tribulación0
4Conoces la si#uiente le0enda6 Prase un hombre mu0 rico(
Ten$a abundancia de todo(((, pero le sobre.ino la des#racia 0 lo
perdi1 todo en un momento( N despus, resentido, se /ue .a#ando
por el mundo( 2as1 por un pueblo 0 .io 7ue un hombre re.ol.$a el
tri#o con una #ran pala( A42or 7u no de8as en paz estos #ranos6A
Rle pre#unt1( A2ara 7ue no se pudran de pura tran7uilidad(A Rle
respondi1 el hombre(
2as1 despus a otro hombre 7ue estaba arando la tierra( A42or
7u ras#as la pobre tierra6A A2ara 7ue sea m3s blanda, 0 as$ se
empape bien de la llu.ia 0 el sol(F
HG
2as1 por un .iñedo, donde un a#ricultor podaba los sarmientos
con unas ti8eras( A42or 7u atormentas estos sarmientos6A
K5u .o0 a atormentarlosL E-os esto0 podando para 7ue den
abundante 0 buena cosecha(A
N entonces se le abrieron los o8os al caminante: ;eñor m$o, 0o
so0 el tri#o 7ue has re.uelto para 7ue no me pudra( No so0 la
tierra 7ue has cortado con pro/undos surcos para 7ue me .uel.a
m3s blanda a tus palabras 0 a tu #racia( No so0 el sarmiento 7ue
has podado con el cuchillo del dolor para 7ue d m3s /ruto(
;$: el su/rimiento es la palabra de salutaci1n con 7ue 9ios nos
puri/ica el alma(
KN cu3nto mrito podemos alcanzar con nuestra perse.eranciaL
$Hermanos míos, tened por sumo gozo cuando os veáis
envueltos en diversas tribulaciones, considerando que la prueba
de vuestra fe engendra la paciencia0 7 que la constancia
perfecciona la obra, para que seáis perfectos e íntegros sin falta
en cosa alguna0$ F!antiago G,J<KI0
;A? 2AB-O, con su e8emplo, nos alienta a perse.erar en las
continuas pruebas: $4ada me resta sino aguardar la corona de
/usticia que me está reservada y que me dará el !e:or$ !2
Timoteo *,O%( N el Ap1stol ;A?T@AIO escribe tambin de esta
manera: $#ienaventurado el hombre que sufre la tentación; porque
después que fuere probado, recibirá la corona de vida que +ios
ha prometido a los que le aman$ F!antiago G,GJI0
$2ntrad por la puerta estrecha, porque ancha es la puerta y
espacioso el camino que conduce a la perdición0 -7 qué estrecha
es la puerta y traba/oso el camino que lleva a la vida$ !Mateo H,
<2M<*% [nos ad.ierte el ;eñor(
$>elad continuamente, porque vuestro enemigo, el diablo, anda
girando como león rugiente alrededor de vosotros, buscando a
quien devorar0 @esistidle firmes en la fe$ !@ 2edro ,,OMG%(
$2s preciso pasar por muchas tribulaciones para entrar en el
reino de +ios$ !"echos <*,2<%(
E= 64I29;97B@1 B16 8DG7 G1;C27B69A16 G1B =16 ?7;N6
Qinalmente, el su/rimiento nos hace comprensi.os para con los
dem3s0
O)
K5u duro es el coraz1n de muchos hombresL 2adecen de
estrechez de coraz1n, de arteroesclerosis, de endurecimiento(
K5u poca comprensi1n para con los de/ectos de los dem3sL
K5u impaciencia ante las /la7uezas de las personas m3s
cercanasL(((
N es llamati.o el hecho: cuanto m3s pr1spera es la suerte 0
m3s hol#ada la .ida, menos compasi.o 0 paciente es el coraz1n>
en cambio, el 7ue mucho su/re, suele ser condescendiente,
/3cilmente perdona, es paciente 0 humilde(
5uien no sabe de su/rimientos pro/undos, /3cilmente es
super/icial, propenso a la /ri.olidad(
-os tesoros m3s preciosos, las .irtudes m3s nobles se
esconden en las pro/undidades del alma 0 a #olpes de pico las
saca el dolor( Basta /i8arnos en el aspecto e'terior de 7uien ha suM
/rido mucho: Kcu3nta bondad, cu3nta mansedumbre, cu3ntos
anhelos puri/icados, cu3ntas tempestades apaci#uadasL
El autntico esp$ritu cristiano comunica al alma /uerza
espiritual, la cual se mani/iesta sobre todo en la des#racia(

Cuando el mundo se nos .iene encima, cuando nos sentimos
solos 0 desamparados, cuando el cielo se nubla sobre nuestra
cabeza, /orzoso es esco#er: o maldecimos el cruel destino, o,
miramos a Cristo cla.ado en la cruz(
El 7ue su/re con amor, no s1lo se puri/ica, se re/ina, sino 7ue
aprende a ser sua.e con los dem3s 0 a perdonarles(
PD2D D=H4B16, 4BD A1GDG9FB
4Recuerdas a7uella escena del E.an#elio en 7ue JesDs cur1 al
paral$tico6 4Recuerdas lo 7ue le di8o al en/ermo6 9evántate, toma
tu camilla y anda$ !Juan ,,O%0 KA cu3ntos en/ermos si#ue
repitiendo el ;eñor estas mismas palabrasL(((, pero en un sentido
espiritual: esta en/ermedad ser3 para ti el tiempo de puri/icaci1n,
de pro#reso espiritual( -e.3ntate de ese tu mundo mez7uino 0
anda en adelante .i.iendo de /e(
El 7ue sabe su/rir con 3nimo es/orzado, desarrolla, en la
aparente inmo.ilidad de su en/ermedad, una acti.idad
pro.echosa( ;$> el en/ermo 7ue #uarda cama durante lar#os años
puede predicar 0 enseñar con su e8emplo, puede traba8ar en las
almas 0 me8orarlas(
O<
2l sufrimiento para el cristiano puede ser incluso una
vocación0 2ara 7ue sur8a una .ocaci1n se re7uiere un llamamiento(
45uin llama6 El ;eñor( As$ como a al#unos los llama para el
traba8o, para realizar #randes hazañas, as$ llama tambin a otros
para el su/rimiento(
N no pre#untes: A42or 7u me llamas precisamente a m$,
;eñor6A ?i tampoco: A42or 7u me abrumas con tan pesada
car#a6A ?o, no lo pre#untes: no tendr3s respuesta( Unicamente Pl
sabe por 7u te llam1 precisamente a ti( Antes bien, pre#unta: 42or
7u me .isitas, ;eñor m$o6 45u me 7uieres decir con esto6
2re#Dntalo con la mirada cla.ada en Cristo cruci/icado, 0 as$ oir3s
la respuesta de 9ios(
4N sabes cu3l ser3 la respuesta6
;i tD eres la pobreza((( No so0 rico(
;i tD eres pecador((( No so0 el perd1n(
;i tD sientes hambre((( No so0 el pan celestial(
;i tD sientes sed((( No so0 la /uente de la .ida eterna(
;i tD .i.es en la oscuridad((( No so0 el sol deslumbrante(
;i tD te 7ue8as((( Mira, 0o te escucho(
;i tD su/res((( Mira, 0o me apiado de ti(
;i tD lloras((( Mira, 0o te consuelo(
;i tD eres hombre((( No so0 9ios(((
!í, lo creo0 2res mi !e:or, mi (adre, mi +ios, en quien creo y
confío, a quien amo, con amor infinito0
O2
(II. E= CD?7G72 ?7 C296@1 J 7= ;L1 )III*
42ara 7u puede ser.ir tambin el su/rimiento6 El su/rimiento
puede ser tambin una ad.ertencia 0 una señal de misericordia(
E-&ué benigno y suave es, !e:or, tu espíritu en todas las cosas.
[e'clama el autor del -ibro de la ;abidur$a( 7 por eso corriges
poco a poco a los que andan perdidos, despertando la memoria de
su pecado, para que apartándose de la maldad, crean, !e:or, en
ti0 !;abidur$a <2,<M2%(
2or esto dice ;A? 2AB-O: $Cuando somos /uzgados por el
!e:or somos corregidos para no ser condenados con el mundo$
!@ Corintios <<,+2%(
"a0 hombres duros, per.ersos, 7ue est3n cerrados a todo
pensamiento reli#ioso( 45u ha de hacer 9ios con ellos6
42ermitir3 7ue se pierdan6 Estas almas son tan duras como la
nuez, para lo#rar 7ue den /ruto no habr3 m3s remedio 7ue romper
el caparaz1n(
2l sufrimiento puede significar una operación quir*rgica
dolorosa, pero necesaria, que +ios hace en nuestros o/os(
2or7ue la ma0or$a de los hombres padecen de ce#uera espiritual,
pues no .en

bien en lo 7ue atañe al .alor de las cosas terrenas(
KCon 7u $mpetu se pe#an al m3s pe7ueño #oce de la .idaL KC1mo
corren en busca de lo e/$meroL N K7u miopes se .uel.en en la
lucha diaria por el alimentoL
Muchos son los 7ue se ol.idan por completo de 9ios, cuando la
.ida les sonr$e 0 les o/rece a manos llenas sus deleites, 0 s1lo se
acuerdan de Pl cuando les sobre.iene la des#racia(
9e ah$ 7ue debamos dar #racias a 9ios todas las .eces 7ue
co#e el bistur$, cuando 0a no ha0 otra manera de curar nuestra
en/ermedad(
KCu3ntas almas 7ue no 7uer$an reconocer a 9ios mientras lo
pasaban bien, encontraron al ;eñor por el camino oscuro del
su/rimientoL KA cu3ntos hombres libr1 9ios en el Dltimo momento
por medio de la ad.ersidad o del su/rimientoL
Basta citar como e8emplo el caso de !anta 3argarita de
Cartona0 A la edad de ocho años perdi1 a su madre, 0 desde
O+
entonces la muchacha no .i.i1 m3s 7ue para la /ri.olidad( 2uso el
colmo a sus de.aneos, hu0endo con un 8o.en 0 entre#3ndose a una
.ida desastrada( As$ /ueron las cosas durante nue.e años> su .ida
iba corriendo hacia la condenaci1n(
:n d$a lle#a ladrando el perro 7ue sol$a acompañar al 8o.en, se
prende al .estido de Mar#arita 0 la lle.a tras s$((( 2or /in se detiene
ante un cad3.er putre/acto( Era el cad3.er del 8o.en, asesinado
hac$a tres d$as((((
Que un tr3#ico momento 7ue sac1 del abismo a la pobre
muchacha( All$ mismo se decidi1 a de8arlo todo para encerrarse en
estrecha celda 0 dedicarse a la oraci1n( Con ri#urosa penitencia de
.eintitrs años subi1 a las alturas de la santidad( ;i no la hubiese
herido esta terrible des#racia, no se habr$a sal.ado de la
condenaci1n(
;e#Dn la ;a#rada Escritura, 9ios poda el sarmiento $para que dé
más fruto$ !Juan <,,2%(
A la o.e8a descarriada, 7ue se ale8a del rebaño del Buen 2astor,
9ios le en.$a un mast$n para 7ue persi#uindola, intran7uiliz3ndola,
mordindola, la conduzca de nue.o al rebaño(((
P47?7 672 =D M=@9;D @7B@D@9AD ?7 D916
El su/rimiento puede ser la Dltima tentati.a de 9ios, el Dltimo
recurso a 7ue apela para sal.ar nuestra alma( Es otra mani/estaci1n
de su misericordia0
Muchas .eces se plantea la #ran cuesti1n 0 se o0e la terrible
7ue8a: A42or 7u a m$6 42or 7u he de su/rir precisamente 0o6
KNo, 7ue siempre he ser.ido con /idelidad a 9iosK Mientras 7ue al
.ecino, a ese blas/emo, a ese /r$.olo 0 licencioso todo le sale
bien(((A
El mismo ;A? 2E9RO no pudo librarse de este modo de
pensar tan rastrero( Cuando el ;eñor le di8o 7ue su/rir$a martirio
por su nombre, pre#unt1 2edro con curiosidad 7u suerte le
cabr$a a Juan !Jn 2<,22%( 2ero el ;eñor reprendi1 con harta dureza
su curiosidad: $!i yo quiero que así se quede hasta mi venida, %a
ti qué te importa)$0 ;*, sígueme0
45u importa, si la suerte sonr$e al .ecino 0 a nosotros nos
mira con ceño adusto6 Basta el consuelo de saber 7ue .amos
por el camino 7ue no señal1 el ;eñor, aun7ue este camino sea
O*
duro 0 nos ha#a pasar momentos di/$ciles( $;*, sígueme$ con
/idelidad, como recorren los astros la 1rbita 7ue les /ue prescrita(
$5unque era Hi/o de +ios, aprendió la obediencia por lo que
padeci1A !"ebreos ,,O%( $7o, a los que amo, los reprendo y
castigo$ !Apocalipsis +,<G%0 $+ichoso el hombre a quien +ios
corrige' no desprecies, pues, la corrección del !e:or, porque el
mismo que hace la llaga, la sana; el mismo que hiere, cura con
sus manos$ F1ob L,GM<GNI0 $2l !e:or, al que ama, le corrige000
+i os se por t a con vosotros como con hi/os' (orque, %cuál es
el hi/o a quien su padre no corrige)$ !"ebreos <2,CMH%(
4"ubo 8am3s en el mundo 7uien sir.iese tanto a 9ios 0 /uese
tan #rato como la Vir#en Bendita6 N no obstante, 4la libr1 el ;eñor
de los su/rimientos6 Mira, Kc1mo hu0e a E#ipto ante los planes
criminales de "erodesL KCu3ntas noches de insomnio le cost1 esta
huida, cu3ntas tribulaciones, cu3ntas preocupacionesL Queron
semanas crueles( 2ero la Vir#en las soport1 con amor 0 /idelidad(
42or 7u6 2or7ue lle.aba a Jesucristo en su re#azo( A7u$ se
encierra el secreto de soportar .ictoriosamente las tribulaciones:
He de llevar a 1es*s en mi alma(
Reconoce 7ue tD no has .i.ido como la Vir#en Mar$a 0 e'clama
con el buen ladr1n: $7 nosotros, a la verdad, estamos en el
suplicio /ustamente, pues pagamos la pena merecida por
nuestros delitos$ !-ucas 2+,*<%(
3ás vale sufrir acá la tierra que en el otro mundo0 45uin se
atre.e a pensar en su .ida pasada con la conciencia tran7uila de
haber dado satis/acci1n por todos sus pecados6 ;i los ha
con/esado 0 9ios le perdon1 el casti#o eterno, aun en este caso
7ueda la obli#aci1n de hacer penitencia por ellos(
N si realmente has merecido el su/rimiento, 4no deber$as decir:
E;eñor m$o, te do0 #racias in/initas por haber usado conmi#o de
tanta misericordiaF6 No he merecido m3s( A mi lado .a a tientas un
hermano cie#o> 0 0o .eo( Junto a mi .a arrastr3ndose un tullido> 0 0o
esto0 sano(
9i#amos, pues, con los hermanos de Jos: $1ustamente
padecemos lo que merecemos por haber pecado$ !Inesis
*2,2<%( N añadamos con ;A? AI:;TJ?: $!e:or, castígame, corta
y quema aquí como quieras000 con tal de que uses de misericordia
conmigo en la eternidad0$
O,
N aun7ue no lo hubieras merecido, ni aun entonces te ser$a l$cito
el 7ue8arte, sino 7ue deber$as plantear de otro modo la cuesti1n 4+e
qué quiere librarme el !e:or con este sufrimiento) -as des#raM
cias pueden herirnos tambin para librarnos en adelante del
pecado( 491nde est3 el hombre 7ue pueda soportar sin menoscabo
de su alma una /elicidad continua 0 sin estorbo, ac3 en la tierra,
cuando, ni 9a.id, ni ;alom1n el ;abio, /ueron capaces de ello6
9a.id /ue ma#n3nimo mientras luchaba 0 pasaba apuros en el
desierto( N ;alom1n lo /ue tambin mientras el bienestar 0 el
esplendor re#io no se le subieron a la cabeza> pero ambos ca0eron
en #ra.es pecados cuando abundaron en bienes terrenos 0 en #loria
mundana(
2uro es el arro0uelo montañs mientras sus a#uas saltan por las
rocas 0 pasan con di/icultad a tra.s de las piedras 0 #ui8arros> pero
se trueca en pantano cena#oso en cuanto lle#a a un la#o de re.uelto
cieno, al lu#ar del descanso 0 del bienestar tran7uilo(
El su/rimiento puede, s$, ser casti#o> puede ser ad.ertencia, pero
tambin puede ser puri/icaci1n para m3s apro.echar 0 m3s
ennoblecer al alma(
P429I9GDG9FB CD2D =16 C47<=16
A la luz de estos principios se e'plica no solamente el dolor de los
indi.iduos, sino tambin la desgracia de las naciones(
Es lo 7ue nos pre#untamos a .eces cuando .emos la situaci1n
desastrosa de una naci1n: 4C1mo consiente 9ios 7ue esta naci1n
su/ra tanto6
Tal .ez lo ha0a realmente merecido( -a .ida de /amilia, por
e8emplo, 4es c1mo la 7uiere 9ios6 4;on recibidos en el ho#ar los
hi8os como una bendici1n del ;eñor6 -a corrupci1n, los mDltiples
di.orcios, las costumbres licenciosas, el 7ue la #ente se de8e seducir
por los en#años /r$.olos de los medios de comunicaci1n((( 4no
ar#u0en estos desmanes 7ue merecen ser corre#idos6
KCon 7ue /acilidad, en los d$as de paz 0 de bienestar material,
se rela8an los pueblosL Esto no ocurre en los años duros 0 di/$ciles,
por7ue entonces los o8os .en con m3s claridad 0 los corazones se
.uel.en m3s compasi.os(
2or eso, aun7ue el cielo permanezca nublado encima de
nosotros, no hemos de rebelarnos> antes bien, besemos la mano
de nuestro 2adre celestial 0 recitemos cada mañana esta oraci1n:
OC
A9ios m$o, me espera un nue.o d$a 0 0o no s las cosas 7ue me
suceder3n( 2ero cual7uier cosa 7ue me suceda> cual7uier /ati#a,
traba8o, estrechez, dolor, des#racia o desen#año, todo lo acepto
de antemano, por7ue .iene de ti, del me8or de los 2adres, 0 lo
o/rezco en e'piaci1n de mis pecados 0 de los pecados de todos los
hombres, por mi con.ersi1n 0 la su0a(A
?o importa 7ue el .iento nos sacuda, 7ue la tempestad del
su/rimiento nos azote, 7ue el cielo relampa#uee encima de
nosotros( 2or7ue, tanto si 9ios nos sonr$e como si nos en.$a sus
ra0os, tanto si nos recompensa como si nos casti#a, si nos le.anta
o nos abate(((, siempre 7uiere una sola cosa: 7ue las espi#as de
nuestra .ida no se encuentren .ac$as en el d$a de las cosecha,
en el #ran d$a del 8uicio /inal(
OH
(III. E= CD?7G72 ?7 C296@1 J 7= ;L1 )I!*
;an Juan Cris1stomo ha sido uno de los oradores m3s insi#nes
7ue ha tenido la @#lesia cat1lica( Irande /ue el santo obispo al
predicar, al escribir, al #obernar a sus /ieles> pero 4sabis cu3ndo
se mostr1 m3s #rande6 Cuando tuvo que sufrir(
2or .oluntad inescrutable de la 2ro.idencia, le cupo una parte
ma0or de su/rimientos 7ue a los dem3s hombres( -a emperatriz
Eudo'ia, herida en su .anidad, le desterr1, 0 el obispo de /ama
mundial 0 0a encanecido, tu.o 7ue hacer el lar#o camino a pie, con
un calor insoportable, a tra.s de Bitinia, 2ersia, Capadocia 0
Cilicia, hasta lle#ar a Zu\usus, 7ue est3 al /inal de Armenia(
9urante el camino apenas si pudo alimentarse> dolores de
est1ma#o, /iebres 0 8a7uecas le atormentaron((( 2odemos
ima#inarnos el su/rimiento terrible de este .ia8e a pie, durante
setenta d$as, hasta lle#ar al lu#ar de su destierro(
N all$ le esperaban nue.as tribulaciones( Que sepultado en una
l1bre#a /ortaleza, donde durante el in.ierno tu.o 7ue su/rir lo
indecible a causa del /r$o( 9espus, unos ladrones asaltaron la
/ortaleza 0 arrastraron a sus moradores, 0 a l tambin, hasta
de8arle en Arabisus(
?ue.as 1rdenes imperiales le obli#an a prose#uir su camino e ir
al solitario 2it0us, pueblo situado en la parte sureste del Mar
?e#ro, a los pies del C3ucaso( Empezaba de nue.o la terrible
pere#rinaci1n, a pie, entre soldados crueles( :n sol ardiente
abrasaba la piel del anciano obispo, .$ctima de acerb$simas
8a7uecas( ?i un bre.e descanso a la sombra de un 3rbol, cuando lo
ped$a con los labios resecos( "asta los huesos se calaba cuando
llo.$a( ;u cuerpo se /ue debilitando por la /iebre tenaz, 0 los
soldados no le de8aban un momento de reposo(
Entonces .io cu3l era el /in 7ue mo.$a a sus .erdu#os( Con
hero$smo sin par iba arrest3ndose d$a tras d$a, durante muchas
semanas((( 2ero lle#1 un momento en 7ue 0a no pudo m3s((( ;e
desma01 en el camino( -e /all1 el pulso 0 la respiraci1n( Entraron
en una casa 0 le acostaron(( Toda.$a respir1 dbilmente> abri1 aDn
los o8os, los le.ant1 al cielo 0 habl1 por Dltima .ez( ;us Dltimas
palabras /ueron stas: $#endito sea +ios por todo0$ N muri1(
OO
@ma#inemos la escena( El orador m3s elocuente del
cristianismo, el #ran 2atriarca de Constantinopla 0 escritor
celebrrimo es desterrado le8os, mu0 le8os de su sede, por haber
de/endido .alerosamente la moral cristiana> 0 cuando all$, despus
de meses 0 años de cruel su/rimiento, por caminos del Asia,
rodeado de enemi#os 0 abandonado de todos, sucumbe, sus posM
treras palabras son stas> $#endito sea +ios por todo0$
K5u le8os estamos nosotros de este esp$ritu reciamente
cristianoL K5u le8os de a7uel santo con.encimiento de 7ue, tras
los males 0 su/rimientos 7ue nos azotan, se puede contemplar el
rostro amoroso de nuestro 2adre celestialL K5ue le8os de repetir en
estos trances las palabras di#nas del cristiano: $#endito sea +ios
por todo.$
UBD I12;D ?7 D=9H72D2 7= C761 ?7 =D G24: ?7 C296@1
2l sufrimiento es sin duda alguna uno de los problemas más
difíciles de nuestra eAistencia terrena0 9esde 7ue las puertas del
2ara$so terrenal se cerraron al hombre pecador, .amos pisando el
duro 0 espinoso camino del su/rimiento 0 lle.amos el $pesado yugo
que abruma a los hi/os de 5dán$ !Eclesi3stico *),<%(
?o ha0 edad, se'o, condici1n o poder> no ha0 clase social 7ue
pueda e'imirse del su/rimiento( Entra en las pobres chozas 0 se
cuela tambin por los palacios de m3rmol( ;e entroniza en medio
de los pueblos primiti.os> mas ni la tcnica 0 cultura m3s
desarrolladas son capaces de echar aba8o su imperio( 9e millones
de hombres 7ue #imen, lloran, luchan 0 se debaten, se escapa
este #rito: 45uin eres tD, su/rimiento6 45u 7uieres6 42or 7u no
nos de8as en paz6
;iempre habr3 su/rimiento en la tierra( 2or mucho 7ue
adelanten la ciencia 0 la tcnica, por mucho 7ue procuremos hacer
m3s lle.adera la .ida, siempre 7uedar3n en pie los males, la
en/ermedad, la des#racia, la muerte, 0 siempre necesitaremos el
e8emplo di.ino del #ran 2ortador de la Cruz(
:n dicho alem3n aconse8a a los 7ue su/ren: AQeliz 7uien ol.ida
lo 7ue no puede cambiar(A Es como decir: si no puedes e.itar el
su/rimiento, por lo menos, no te preocupes de l( ;$> pero((( 2ero a
.er 7uin lo lo#ra( N aun7ue lo lo#rase, 4ser$a una respuesta di#na
del hombre a los innumerables 0 atormentadores dolores, el no
7uererse preocupar de ellos6 As$ el problema del su/rimiento
OG
7uedar$a sin soluci1n para siempre, como es realmente un
problema insoluble para todos a7uellos 7ue no conocen a Cristo(
4Cu3l debe ser la conducta del cristiano /rente al su/rimiento6
Encontramos la respuesta en el caso de !imón el Cireneo0
Este sencillo labrador .a por la calle un buen d$a sin
sospechar nada( Va de camino a casa despus de haber
traba8ado en el campo( ;e encuentra entonces con Cristo
condenado a muerte, 7ue car#a la cruz sobre sus hombros, 0
7ue est3 a punto de sucumbir por la debilidad( -os soldados
piensan 7ue no .a a ser capaz de lle#ar al Cal.ario, se /i8an en
;im1n 0 le ordenan: AA0Ddale(A ;im1n procura huir de la cruz(
2rotesta( 9e nada le sir.e> le obli#an( 45u puede hacer sino
aceptar la cruz6 2ero en cuanto la tu.o sobre sus hombros, 0a
no protest1 m3s, sino 7ue la lle.1 con buen 3nimo, sin 7ue8arse(
4o buscó la cruz; pero, cuando se vio cargado con ella, la llevó
con buen ánimo0
4"emos de buscar el su/rimiento6 ?o( 4?os es l$cito huir de
l6 4Es

l$cito rechazarlo6 ;$( 2ero((( si el ;eñor 8uz#a con.eM
niente

7ue la des#racia nos sorprenda, entonces no hemos de
rebelarnos(
9ios .e con a#rado 7ue soportemos el su/rimiento 7ue no
hemos buscado, el 7ue la .ida nos impone contra nuestra
.oluntad( Entonces, al con/ormarnos con la .oluntad de 9ios,
sacamos /uerzas para aceptar lo ine.itable(
Cada d$a .emos con m3s claridad 7ue el esp$ritu tiene una
in/luencia #rand$sima sobre el cuerpo, ma0or 7ue la 7ue
podemos sospechar( N cuanto m3s dDctil es el alma, cuanto
m3s d1cil se hace a la .oluntad de 9ios, m3s d1cil se hace
tambin el cuerpo al alma(
4E/ecto de la ima#inaci1n6 ?o( -o s por una carta 7ue recib$
no hace mucho( Tu.e 7ue hacer una .isita a un militar de alta
#raduaci1n, a 7uien amputaron una pierna en la plenitud de su
.ida, hace siete años( 4"e de ponderar lo 7ue esto supone6 El
pobre in.3lido se con/es1 0 comul#1( Al#unos d$as despus, su
hermano, mdico, me escribi1 0 me dec$a en la carta:
A-e do0 las #racias por haber recon/ortado con la /uerza de la
/e a mi hermano(
G)
?osotros, los mdicos, no /uimos capaces de miti#ar su
su/rimiento> 0 he ah$ 7ue el consuelo espiritual le ha me8orado
mucho: #oza ahora de #ran paz 0 est3 animado m3s 7ue nunca>
ha ca$do en la cuenta de 7ue le ha ele#ido 9ios para 7ue pueda
crecer espiritualmente(((A
K5u bendito tesoro es nuestra /e cat1licaL
No tambin me siento dbil 0 /r3#il No tambin hu0o del
su/rimiento como ;im1n el Cireneo( N con todo, el su/rimiento
puede ser mi oportunidad, la ocasi1n de hacerme santo, con tal
de 7ue 7uiera se#uir el e8emplo de Cristo(
K5u bien me conoc$a el ;eñor cuando 7uiso su/rir tambin Pl
de esta maneraL Pl tambin tem$a 0 temblaba: $Comenzó a
atemorizarse y angustiarse$ F3arcos GK,OOI0 ;ud1 #otas de
san#re de puro temor 0 e'clam1: $(adre mío, si es posible, no
me hagas beber este cáliz$ F3ateo JH,OPI0
$-4o me hagas beber este cáliz.$ ;e#uramente pensaba en
m$ el ;eñor> pensaba en todos nosotros 7ue decimos
asustados: "-4o, líbrame de esta desgracia. -+e ésta, tan sólo
de ésta000 . $4o me hagas beber este cáliz0$
;$( Es l$cito rezar de esta manera( 2ero si la des#racia nos
sorprende, hemos de saber inclinar la cabeza, besar los
desi#nios de 9ios 0 decir con Cristo: E4o obstante no se haga lo
que yo quiero, sino lo que ;* quieres$ F3ateo JH,OQI0 Biat
voluntas tua0 A"3#ase tu .oluntad(A
;e#Dn ;A? MATEO 0 ;A? MARCO;, la mitad del peso de la
cruz se#u$a sobre los hombros de Cristo, de modo 7ue ;im1n el
Cireneo no hizo sino ayudar a 1es*s0 En cambio, el E.an#elio
se#Dn ;A? -:CA;, parece indicar 7ue durante un trecho, ;im1n
Cireneo llevó él solo la cruz, caminando detr3s de Cristo: E(((le
car#aron con la cruz, para 7ue la lle.ase en pos de JesDsF !-ucas
2+,2C%( -os pintores suelen pintar esta escena car#ando la cruz
sobre Cristo 0 ;im1n al mismo tiempo( En cambio, en las
representaciones de la 2asi1n de Oberammer#au, ;im1n lle.a la
cruz l solo(
Tambin en nosotros ha0 estas .ariantes( Al#unas .eces nos
parece lle.ar la cruz de la .ida 8untamente con Cristo> 0 entonces
la lle.amos con #ozo, con /acilidad, por7ue sabemos 0 sentimos
G<
7ue Cristo nos a0uda a lle.arla> 7ue media cruz pesa sobre sus
hombros(
2ero al#unas .eces cae encima de nosotros la noche m3s osM
cura R47uin no lo ha e'perimentado6R, 0 parece 7ue Cristo nos
car#a por completo su cruz, 0 sta casi nos aplasta por un camino
sin estrellas, por el camino del dolor( Es la hora m3s dura: cuando
lle.amos la cruz 0 no sentimos la /uerza 7ue Cristo nos mereci1(
A;$, Rme dicesR> ;im1n lle.1 la cruz con #usto por7ue as$
ali.iaba a Cristo( No tambin la lle.ar$a de buen #rado si supiera
que con ello mitigaba en algo el dolor de 1es*s0 2ero Cristo no
est3 0a en esta .ida( Pl no puede 0a su/rir( Cristo tambin llor1 un
d$a, pero ho0, sentado en la #loria celestial, no puede 0a llorar(
4C1mo podr3 ser.irle de consuelo mi su/rimiento6 49e 7u le
ser.ir3 el 7ue 0o lo acepte ho06A
49e 7u le sir.e6 -e sir.e tanto como si hubieses estado 8unto a
;im1n el Cireneo 0 le hubieses a0udado entonces a lle.ar la cruz(
As$ como la 2asi1n de Cristo no /ue moti.ada tan s1lo por los
pecados 7ue los hombres cometieron antes de su .enida, sino 7ue
Cristo .io de antemano todos los pecados de todos los hombres
7ue hab$an de .i.ir, 0 todo este peso car#aba sobre sus hombros
Rall$ estaban tambin mis propios pecadosR> tambin pre.i1
todos los actos /uturos de sacri/icio 0 abne#aci1n, todos los
su/rimientos soportados en su nombre, 0 todos le sir.ieron de ali.io
0 consuelo(
;A? 2AB-O nos muestra en una de sus cartas a Cristo en el
cielo, ante el acatamiento del 2adre, presentando sus lla#as, para
la remisi1n de nuestros pecados( Es de suponer, 7ue al hacerlo,
Cristo est3 presentando tambin todos los su/rimientos 7ue los
hombres han soportado sin pro/erir palabra, sin rebelarse, con
3nimo es/orzado 0 #eneroso, 0 7ue han ali#erado el peso de su
Cruz(
¿CF;1 =1H2D2 76@7 NB9;1?
4C1mo conse#uir seme8ante 3nimo para lle.ar la cruz del
su/rimiento6
?o podemos conse#uirlo sin la a0uda de ?uestro ;eñor
Jesucristo(
"ace al#unos años /ue e'puesto en 2ar$s un cuadro de del
artista .asco M3'imo Real del ;arte( El cuadro representaba a
G2
Jesucristo con la cruz sobre los hombros, pero no iba abrumado,
cansado, a#otado, tal como suelen representarle muchas .eces,
sino 7ue lle.aba la cruz derecho, er#uido, con aire de triun/o> los
brazos de la cruz parec$an abarcar todo el horizonte( En pos de
Cristo a.anzaba una muchedumbre inmensa> 0 todos le o/rec$an el
hombro para ali.iarle( Mu8eres 0 hombres, .ie8os 0 81.enes, niños,
sacerdotes 0 se#lares, obreros, militares, niñas, reli#iosas(((, todos
le o/recen sus hombros, .i#orosos o dbiles((( N todos, Cristo 0 los
hombres, a.anzan con la misma .alent$a, con la misma con/ianza,
con el mismo 3nimo hacia el I1l#ota, hacia el sacri/ico(
?o es el su/rimiento el mal ma0or, sino el alma abatida por el
su/rimiento(
;u/rir siempre ha sido el destino humano 0 no de8ar3 de
serlo(((> pero el no perecer en él, el no quebrantarse ba/o su
peso, a*n más, el aprovechar el sufrimiento como pelda:o que
nos eleva a las alturas sobrenaturales000, esto es algo sublime,
que no puede ense:árnoslo sino la Cruz de Cristo0
Cristo no hu01 del su/rimiento, sino 7ue lo .enci1( Amaba su
cruz, pues iba a condensar todo su E.an#elio en la Cruz de su
2asi1n 0 Muerte( Que pobre, pero .enci1 su pobreza con 3nimo
ale#re( A0unaba, pero su a0uno /ue un sacri/icio
.oluntariamente aceptado(
9e modo 7ue el poeta /rancs, V@CTOR ":IO, no hizo sino
reco#er el sentir cristiano al escribir: AVosotros, 7ue llor3is, .enid
a este 9ios, por7ue tambin Pl llora> .osotros, 7ue su/r$s, .enid a
Pl, por7ue Pl cura> .osotros, 7ue tembl3is, .enid a Pl, por7ue Pl
sonr$e> .osotros, los mortales, .enid a Pl, por7ue Pl es eterno(A
;e comprende por 7u son tan /uertes los 7ue en los d$as del
su/rimiento saben apo0arse en Cristo( 9e estos son los 7ue
habla ;an 2ablo cuando dice: $!ufrieron escarnios y azotes,
además de cadenas y cárceles; fueron apedreados, aserrados,
puestos a prueba000, aquellos de quienes el mundo no era digno
!"ebreos <<,+CM+O%(
;on /uertes, por7ue para ellos Cristo es el ancla, la roca, la
columna000 Es posible 7ue tiemblen, 7ue se estremezcan, 7ue
#iman, 7ue cru8an, pero no importa> el ancla resiste, la roca
permanece /irme, la columna no se 7uebranta(
G+
;on /uertes, por7ue, #racias a Cristo, el hombre alcanz1 un
pri.ile#io sin i#ual: poder aceptar el sufrimiento0 -os 7ue no
tienen /e lo soportan de mala #ana> el cristiano lo abraza(
ACreo en 9iosA( KCu3ntas .eces repetimos esta hermosa
con/esi1n de /eL ;in embar#o, descubrir 0 reconocer a 9ios
d1nde 0 c1mo 7uiera mani/estarse: en la /elicidad o en la
des#racia, en la salud o en la en/ermedad, esto 0a es de
esp$ritus .erdaderamente cristianos(
Acaso me dices> $!oportaría con buen ánimo los sufrimientos
si fuese +ios quien me los enviara0 K2ero mi su/rimiento pro.iene
de la maldad humanaL Junto a mi casa .i.e una mu8er 7ue me
calumnia((( Mi esposo es testarudo((( Mi esposa es capri chosa a
m3s no poder((( "ombres desalmados robaron mi pe7ueña
/ortuna(((A
En .erdad, todo esto es mu0 duro( 2ero Jesucristo nos
enseñ1 a .er aun en estas cosas el plan de 9ios, sus santos
desi#nios(
45uines /ueron los 7ue apresaron a Jesucristo en la noche
del Jue.es ;anto6 -a maldad de los hombres( N no obstante,
47u di8o el ;eñor a 2edro cu3ndo ste desen.ain1 con
.ehemencia su espada6: $3ete tu espada en la vaina0 2l cáliz
que me ha dado mi (adre, %no l o he de beber)$ !Juan <O,2%0
?osotros pens3bamos 7ue eran los mal.ados los 7ue le
prepararon la des#racia> pero Cristo di8o 7ue era el 2adre 7uien se
la en.i1(
491nde podremos conse#uir este 3nimo es/orzado para
podernos en/rentar con el su/rimiento6 En la escuela de Cristo, 7ue
por amor a nosotros lle.1 su cruz(
;i creo en 9ios, con/$o en Pl( El cie#o se con/$a a las manos de
un niño> el en/ermo se con/$a a la ciencia del mdico> 0o, en la
des#racia, me con/$o al amor del 9ios omnipotente( 2or7ue s mu0
bien 7ue, as$ como El traza el camino a las nubes 0 a los .ientos,
tambin me mostrar3 a m$ un sendero se#uro, 0 7ue 9ios no me
puede en#añar(
K5u dulce es mirar, en los momentos en 7ue nos #olpea el
su/rimiento, a Jesucristo car#ado con su cruz, camino del Cal.arioL
Cuando en el penta#rama musical ha0 una AcruzA delante de
una nota, sta sube de tono> cuando en la .ida est3 la cruz de
G*
Cristo delante de un alma 7ue su/re, sta tambin se le.anta( 2or
la /uerza de la cruz(
$#endito sea +ios por todo$ Rtales /ueron las Dltimas palabras
de ;A? J:A? CR@;W;TOMO(
$(adre m$o, en tus manos encomiendo mi espíritu$ !-ucas
2+,*C%(
Cond*ceme por tus caminos, aunque sean pedregosos0
Cond*ceme seg*n tus planes, aunque sean inescrutables
para mí0
Cond*ceme, por medio de la cruz, al reino de la luz eterna0
G,
(I!. E= CD?7G72 ?7 C296@1 J 7= mío (V)
"a0 una obser.aci1n interesante en el cap$tulo Y del ?Aodo
7ue describe las pla#as de E#ipto( El ;eñor en.i1 nieblas mu0
espesas sobre el pueblo e#ipcio, 7ue rechazaba sus mandatos(
9urante tres d$as hubo una oscuridad tal 7ue $nadie pudo ver a
su vecino ni moverse del sitio en que estaba$ !P'odo <),2+%(
2ero lo m3s interesante es 7ue, al mismo tiempo, en las
moradas de los 8ud$os 7ue con/iaban en 9ios, brillaba una luz
resplandeciente(
Cre0entes e incrdulos, hombres 7ue cumplen los mandatos
de 9ios 0 hombres 7ue le resisten, todos .i.en 8untos 0
mezclados sobre la tierra> las des#racias, los su/rimientos, las
tribulaciones de la .ida nos .isitan i#ualmente a todos> pero,
mientras 7ue el su/rimiento en.uel.e en #ran oscuridad a los
7ue no tienen /e, por el contrario, para los 7ue creen en 9ios,
les ilumina con una #ran claridad( Esta luz irradia de la cruz de
Cristo(
4?o es para meditarlo 7ue Jesucristo siempre rehusara el
homena8e solemne, 0 no lo permitiera m3s 7ue en una sola
ocasi1n: en la .i#ilia de su 2asi1n a/rentosa, al entrar triun/ante
en Jerusaln6
En todas las dem3s ocasiones, cuando el pueblo 7uiso /esM
te8arle 0 hasta proclamarle Re0 despus de uno de sus mila#ros,
siempre se apart1 de la entusiasta muchedumbre 0 se escondi1(
2ero las .$speras de su 2asi1n, Pl mismo 7uiso recibir el
homena8e, el hosanna, de los hombres(
42or 7u6 2or7ue 7uer$a cambiar todas las ideas sostenidas
hasta entonces por la humanidad respecto del su/rimiento(
-PD2D 347 69HN96 646 847==D6.../
;A? 2E9RO, re/irindose a la 2asi1n del ;eñor, escribi1 en
cierta ocasi1n: $(orque esto es grato a +ios, el que uno por
consideración a ?l, soporte las penas padeciendo in/ustamente0000
(ara esto fuisteis llamados; porque también Cristo padeció por
vosotros, dándoos e/emplo, para que sigáis sus huellas$ !@ 2edro
2,<GM2<%(
GC
Es decir, el ;eñor pas1 por los dolores m3s atroces para 7ue en
las horas de la tribulaci1n podamos se#uir sus huellas(
4;abis cu3les son los momentos m3s dolorosos del
su/rimiento6 Cuando el hombre se siente abandonado> cuando en
sus labios estalla la 7ue8a de 7ue nadie en este mundo se apiada
de l> cuando parece 7ue el mismo 9ios le de8a desamparado(
4"abis estado #ra.emente en/ermos en un sitio le8ano, en un
pa$s e'tran8ero 0 e'traño6 4"abis sentido la espantosa soledad
espiritual, cuando por la noche os despertasteis del sueño /ebril(((,
encendisteis la luz((( 0 KahL Keran toda.$a las once 0 mediaL
4Cu3ndo lle#ar3 el alba6 K;i al#uien estu.iese 8unto a m$L((( K:n
alma bondadosa, a 7uien pudiera contar cu3nto su/roL 2or7ue
su/rir a solas es doble su/rimiento(
Jesucristo acept1 esta clase de su/rimiento: 7uiso su/rir

completamente solo(
2star solo en el dolor es horroroso0 Mira a los niños por la calle(
KC1mo se co#en instinti.amente las manos unos a otrosL ;ienten
7ue as$ no est3n solos((( Mira a los adultos( KCu3ntas .eces al d$a
se dan la manoL El d3rsela si#ni/ica: ?o temas, no est3s solo,
puedes contar conmi#o
(ero Cristo quedó solo durante su (asión, en los momentos
de su agonía, cuando más necesitaba de nuestra compa:ía0
-e abandonaron sus disc$pulos 0 sus ami#os, le abandonaron
los 3n#eles, le abandon1 Rhumanamente hablandoR el mismo
2adre celestial(
9e abandonaron sus discípulos( :no de ellos 8ur1 7ue nunca le
hab$a conocido> el otro, al ser aprehendido, de81 su .estidura 0
hu01> todos los dem3s se dispersaron(
9e abandonaron sus amigos( 491nde est3n los numerosos
en/ermos 7ue cur16 491nde est3n a7uellos a 7uienes dio
consuelo, para 7ue, a su .ez, .inieran ellos a consolarle6 ?o
pueden .enir: est3n ocupad$simos con los preparati.os pascuales(
Pl dio de comer a cinco mil hombres en el desierto, 0 ni uno de
los cinco mil se presenta ahora( ?o, ni uno solo( -os tullidos 0 los
co8os 7ue recobraron la salud por Pl, stos s$ 7ue podr$an .enir( ?o
pueden: hace un tiempo ma#ni/ico, han de traba8ar en el campo(
2ero, %dónde están los ángeles) 2or lo menos, ellos s$ 7ue
podr3n traerle al#Dn consuelo( Cuando 2edro cort1 la ore8a del
GH
criado, Kcon 7u se#uridad di8o el ;eñor: $%(iensas que no puedo
acudir a mi (adre, y que me dará al punto más de doce legiones de
ángeles)$ !Mateo 2C,,+%( Ahora acude al 2adre, 0 no .ienen las
le#iones> no .iene ni un solo 3n#el(
2or7ue Res espantoso el decirloR parece que el mismo (adre
le abandonó((( El E.an#elista consi#na 7ue el sentimiento de su
desamparo se apoder1 de Cristo en la a#on$a, 0 las palabras con
7ue clam1 a su 2adre( El E.an#elista 7uiso escribirlas en su len#ua
ori#inal aramea, tal como brotaron ardientes de los labios de
Jesucristo, a7uellas palabras indesci/rables, de pro/undidad casi
in/inita( 5uiz3 para 7ue podamos meditarlas llenos de asombro 0
a#radecimiento hasta el /inal del mundo: AE-O@L E-O@L -AMMA
;ABACT"A?@6A $+ios mío, +ios mío, %por qué me has
desamparado)$ !Marcos <,,+*%( ;e o01 el #rito an#ustioso((( 0
nadie le respondi1(
42odemos ima#inarnos un trance m3s terrible6 KA 7u
desamparo ha descendido Jesucristo, hasta lle#ar a sudar #otas de
san#reL
2ero, 4por 7u6 42or 7u 7uiso su/rir el ;eñor tan #ran desM
amparo6
Con toda se#uridad, por amor a nosotros( K2or las horas
solitarias del dolor 7ue nos acosaL 2ara ali.iar las 7ue8as de nuestro
coraz1n( 2ara 7ue en las horas del su/rimiento ten#amos a 7uien
asirnos 0 podamos se#uir sus huellas(
;u/rir es destino comDn de los hombres> pero su/rir
meritoriamente es un pri.ile#io del cristiano(
El su/rimiento s1lo es ina#uantable para a7uel 7ue no conoce el
sentido di.ino del dolor 0 no sabe para 7u sir.e el su/rimiento(
2ero el 7ue su/re sabiendo 7ue su dolor aceptado santi/ica a otras
almas, no sentir3 8am3s 7ue el su/rimiento sea ina#uantable(
Cuando la noche del dolor nos en.uel.e, 0 no ha0 nadie,
absolutamente nadie en este mundo 7ue comprenda nuestro mal,
corramos a Cristo, a Cristo en su 2asi1n( N si el dolor es mu0
pro/undo, 7ue8monos> 0 si nos 7uema mucho, lloremos( :n3monos
a Cristo con el coraz1n san#rante 0 la .oluntad /irme( Este
su/rimiento ser3 meritorio(
GO
M9 PD?27 6D<7 =1 347 ;N6 ;7 G1BA97B7
KCu3ntas .eces o$mos esta 7ue8a: $-2sta vida es inaguantable.
%Cómo puedo creer en un (adre celestial) !i tenemos un (adre
que nos ama, %por qué no nos libra de tantas desgracias, de tantos
dolores)$
42or 7u6 42or 7u6((( 45uin puede dar una respuesta
satis/actoria6 4N 7uin podr3 e'plicar por 7u no libr1 ni si7uiera a
su "i8o uni#nito, a Jesucristo, 0 consinti1, por e8emplo, 7ue hubiese
de huir al e'tran8ero a7uel ?iño 7ue apenas si contaba unas pocas
semanas6 Con.iene recordarlo con /recuencia( N recordar tambin
el 3nimo con 7ue ;an Jos recibi1 el mandato para la hu$da(
El ;eñor le ordena: $9evántate, toma al ni:o y a su madre y huye
a 2gipto$ !Mateo 2,<+%( K-e.3ntateL 4Cu3ndo6 En la noche oscura,
sin nin#Dn preparati.o( KToma al ?iño 0 hu0eL 4Ad1nde6 A E#ipto,
al e'tran8ero, donde no conoces a nadie(
?o s 0o si en caso de 7ue nosotros hubisemos tenido 7ue huir
de esta manera, 7ue no se nos hubiese escapado al#una 7ue8a 0
murmuraci1n: 42or 7u permite 9ios esta des#racia6
4?o tiene otros mil medios de sal.arle6 42or 7u no muere el
san#riento "erodes6 42or 7u ha de huir precisamente Jesucristo6
;an Jos no pens1 de esta manera( ;ac1 /uerzas de este
sencillo pensamiento: Es la .oluntad de 9ios> por tanto, esto ser3
ciertamente lo me8or( 2or7ue Pl es mi 2adre 0 sabe me8or 7ue 0o lo
7ue con.iene(
K;$L Este es el esp$ritu cristiano: 9ios es nuestro 2adre, aun
cuando permite 7ue su/ramos(
E= 64I29;97B@1 B16 DJ4?D D AD=12D2 =1 347 @7B7;16
EKMi .ida no es m3s 7ue dolor 0 miseriaLA Rese otra 7ue8a hartas
.eces repetida(
Cuidado, hermano, no hables con tanta precipitaci1n( Muchos
son tus dolores, lo concedo( "as su/rido muchas des#racias, de
acuerdo( 2ero, 4realmente tu .ida no es m3s 7ue dolor 0
miseria6 Es posible 7ue ha0a en ella meses, años, 0 acaso
decenios mu0 oscuros( 2ero dime: 4?o has tenido tambin
horas de sol resplandeciente6 4?o has tenido tambin muchas
ale#r$as6
GG
Es admirable la /acilidad con 7ue ol.ida el hombre sus
ale#r$as 0 cu3n di/$cilmente ol.ida sus pesares( El dolor es
pesado, la ale#r$a es li#era 0 se disipa corriendo(
?o midas con medida /alsa( TD, 7ue no cesas de 7ue8arte,
sintate 0 haz el balance: %Cuántas alegrías has recibido ya de
+ios) "az cuenta e'acta de estas ale#r$as( 45u ale#r$as6
Muchas( :n hombre se 7uiebra la pierna> s1lo entonces se da
cuenta de lo 7ue ten$a cuando la pierna estaba sana( -e
prescriben usar #a/as, 0 s1lo entonces .e lo 7ue era para l,

la
.ista per/ecta 0 a#uda( ;e pone en/ermo> entonces descubre el
#ran tesoro de la salud( 2ierde un miembro 7uerido de su
/amilia> entonces nota cu3ntos seres 7ueridos le dio 9ios( 42or
7u hemos de .er el .alor de las cosas s1lo cuando las hemos
perdido6
Con/ieso 7ue ha0 muchos dolores en la .ida> pero tambin
son muchas las pe7ueñas 0 risueñas ale#r$as 7ue no 7ueremos
notar( ;i /usemos a#radecidos podr$amos lle.ar mucho me8or
las car#as 7ue nos han tocado en la .ida(
:n labrador cansado de la 8ornada, con el zurr1n al hombro,
se encamina hacia su casa( All$ le espera una pobre sopa, unos
niños hambrientos, muchos pesares 0 preocupaciones( ;e
arrastra cansado 0 malhumorado( K5u dura 0 amar#a resulta la
.idaL(((
2ero de repente empieza a cantar un #rillo, no sabe d1nde(((
-a mDsica del #rillo si#ue sus pasos tercamente( 2ero 4c1mo6(((
KA7u$ est3: en el /ondo del zurr1nL 9ebi1 de entrar
se#uramente cuando traba8aba 0 su zurr1n estaba sobre la
hierba( K5u terca, la cancioncita del #rilloL K5u dulce lle#a a
resonar, por /in, en los o$dos del triste labrie#oL
Cuanto m3s a.anza 0 m3s atenci1n presta al #rillo 7ue canta,
m3s se ali.ia su alma apesadumbrada, 0 una le.e sonrisa se .a
dibu8ando en sus labios lle#ando a su casa(((
2sto que sufres por +ios tendrá su recompensa, por todo esto
será +ios tu galardón0
E= 64I29;97B@1 B16 DG72GD D D916
Biena.enturado el hombre en cu0a alma, mientras su .ida
corre hacia el ocaso, canta a#radecido por todo lo 7ue ha
<))
recibido0 9ios, cuando est3 para llamar al hombre, no 7uiere por
lo re#ular 7ue la partida sea una ruptura repentina, sino 7ue a
/uerza de acha7ues 0 de en/ermedades, .a desatando despacio
los lazos terrenos, hasta incluso 7uitarle las #anas de .i.ir, para
7ue espere la muerte como la lle#ada de su me8or ami#a(
El su/rimiento nos acerca a 9ios cuando sabemos mirar la
cruz de Cristo(
:na comisi1n americana resol.i1 encar#ar unas treinta mil
cruces de m3rmol blanco, para colocarlas en las tumbas de los
treinta mil soldados americanos ca$dos en @talia durante la se#unda
#uerra mundial(
2ero el encar#o de las treinta mil cruces encerraba una cl3usula
mu0 especial: 7ue los obreros 7ue traba8asen el m3rmol no
blas/emasen ni una .ez si7uiera durante su traba8o( -os obreros
italianos prometieron no blas/emar 0 cumplieron su palabra(
2ues si no se a.iene el esculpir una cruz 0 el blas/emar, mucho
menos se concilian el lle.ar una cruz 0 el desesperarse ba8o su
peso( Todo lo contrario: hemos de lle.ar la cruz 0 por el camino de
la cruz acercarnos a 9ios(
Al d$a si#uiente de ?a.idad celebramos la /iesta de un m3rtir( -a
@#lesia parece ad.ertirnos con ello 7ue imitar de Cristo no es /3cil,
re7uiere lle.ar una .ida sacri/icada, dura 0 abne#ada(
JesDs car#ado con la cruz a cuestas, nos llama a se#uirle( ;1lo
as$ la cruz ser3 mi sal.aci1n, por7ue me ennoblece 0 puri/ica(
"e a7u$ al#unas l$neas de la carta 7ue me escribi1 una señora
7ue se .io obli#ada a huir de Transil.ania, 0 7ue en otro tiempo
.i.i1 en la abundancia(
A?o se sorprenda usted de 7ue a m$ me resulte tan horrorosa la
pobreza> pero una persona 7ue tu.o una .ida tan re/inada !ten$a un
palacio, .arios autos, haciendas((( 0 muchos admiradores%, se
acostumbra a la pobreza m3s di/$cilmente 7ue los 7ue nunca han
conocido la abundancia(A
AA pesar de todo Rlo escribo con satis/acci1nR, ahora a7u$ en
la choza, ha0 m3s paz en mi coraz1n 0 en mi alma 7ue cuando
.i.$a en un palacio( 2or7ue es m3s #rande mi /e((( N si miro la
b1.eda estrellada desde mi pe7ueña .entana, siento 7ue el Cielo
est3 m3s cerca de m$ 7ue cuando la miraba desde el balc1n de mi
<)<
ele#ante morada((( N es se#uro 7ue tambin ahora 9ios est3
m3s cerca de mi pobre alma(A
S4I2D;16 ;729@129D;7B@7
As$ como en la tempestad de alta mar el marino descubre
muchas .eces islas no consi#nadas en el mapa, de modo an3M
lo#o muchos hombres lle#aron a descubrirse a s$ mismos 0 a
descubrir las desconocidas pro/undidades de su alma en medio
de una tempestad del esp$ritu(
KO8al3 pudisemos santi/icar todos nuestros su/rimientos con
la #racia de CristoL KCu3ntos pecados podr$amos repararL
?o nos contentemos con su/rir> esto lo hace cual 7uiera, sino
su/ramos meritoriamente( K;on tan contados los 7ue saben
aprender este arteL
Aprendamos este #ran arte, la santi/icaci1n del su/rimiento, al
pie de la c3tedra de la cruz( Ante a7uellos dos trozos de madera
cla.ados en cruz( 9os trozos de madera: uno horizontal 0 el otro
.ertical, s$mbolo elocuente del destino humano(
2or7ue, 4en 7u consiste la .ida6 -$neas .erticales de deM
seos, planes, ob8eti.os 7ue se lanzan con atre.imiento hacia el
Cielo> 0 despus una l$nea horizontal 7ue como una racha lo
atra.iesa todo, lo borra todo 0 hace de los planes una cruz(
Na 7ue hemos de su/rir, de buen o mal #rado, .ale m3s ali .iar
las des#racias con mansedumbre, con paciencia 0 con la esM
peranza de un #alard1n, 7ue hacerlas m3s pesadas con la imM
paciencia((( El animal co#ido en la trampa, cuanto m3s se
debate m3s aprieta el lazo 7ue le su8eta> el p38aro co#ido en la
red, cuanto m3s se a#ita, m3s traba sus alas> no ha0 0u#o peM
sado 7ue no se lle.e m3s /3cilmente con tran7uilidad 7ue con
impaciencia(
-Cristo en la cruz. E8emplo bendito para el hombre 7ue su/re>
e8emplo 7ue nos muestra c1mo hasta en medio de las ruinas de
esta .ida terrena 0 entre los desen#años 0 dolores m3s amar#os
se pueden escalar las cimas de la santidad, acerc3ndonos a
9ios(
E= 64I29;97B@1 B16 9;C4=6D D ;92D2 7= G97=1
:na hermosa le0enda polaca cuenta la creaci1n de la
alondra(
<)2
Cuando el ;eñor .io lo duramente 7ue traba8aban nuestros
primeros padres e'pulsados del 2ara$so, 0 con 7u tristeza
inclinaban su cabeza durante el traba8o, co#i1 un terr1n de tierra
en sus manos 0 lo ech1 al aire((( N he ah$ 7ue el terr1n arro8ado
se trans/orm1 en un pa8arito> /ue la primera alondra, cu0os
ma#n$/icos #or8eos hicieron le.antar la cabeza del hombre
cansado hacia el cielo( 9esde entonces el canto de ese p38aro
ale#ra el traba8o $mprobo 0 sudoroso del labrie#o(
-a alondra cantora de nuestra .ida terrena es la /e
in7uebrantable en 9ios( Cuando nuestra cabeza se inclina
cansada hacia el suelo, esta /e la le.anta hacia las alturas:
Cuando las olas del su/rimiento casi nos sepultan, esta /e nos
alienta 0 consuela(
?uestra /e en 9ios 0 nuestra mirada puesta en el Cruci/icado
tal .ez no sean capaces de sacar los cla.os de nuestra cruz>
pero por lo menos nos habla de la otra .ida, de la eterna
/elicidad(
BD6@D 347 G27D6
Jairo, 8e/e de la sina#o#a, ten$a una hi8a de doce años, 7ue
estaba mortalmente en/erma( El padre, postrado de rodillas, pidi1
al ;eñor 7ue /uese a su casa 0 curase a la pe7ueña( Mientras el
;eñor caminaba hacia la casa, lle#1 la noticia de 7ue 0a era
demasiado tarde( -a muchacha hab$a /allecido(
45u es lo 7ue dice entonces el ;eñor al padre a/li#ido6 Qi8aos
bien( "4o temas' basta que creas$ !-ucas O,*<%(
KCu3ntos hombres ho0 su/ren lle.ando su cruzL KCu3ntos miles 0
miles de hombresL 2ero 4hacen lo 7ue hizo Jairo, preocupado por
su hi8a6 $!e postró a sus pies, suplicándole que viniese a su
casa$ !-ucas O,*<%(
Cuando nos acosa al#Dn mal, %acudimos realmente a +ios,
nos postramos ante ?l) 4Es nuestro primer pensamiento la
pro.idencia de 9ios, sin cu0a .oluntad no puede caer un solo
cabello de nuestra cabeza6
A4C1mo es posible en medio del dolor 7ue mi primer penM
samiento sea para 9ios6 Rme pre#untas acasoR( 4?o he de
procurar dar ali.io a mi mal6 4?o he de ir a buscar el remedio6
4"e de esperar rezando 7ue la curaci1n me .en#a del cielo6 Esto0
en/ermo( 4?o he de llamar al mdico6 4"e de rezar tan solo6A
<)+
9e nin#una manera( Vete a buscar el remedio( -lama al
mdico( K2ero cree también en +ios. Cree 7ue aun en medio de la
des#racia est3 conti#o tu 2adre celestial( Cree 7ue son .anos los
es/uerzos del hombre sin la bendici1n de 9ios( Cree lo 7ue te
enseña ;A? 2AB-O: $;odas las cosas son vuestras000 el mundo,
la vida, la muerte, lo presente, lo futuro' todo es vuestro0
>osotros, sin embargo, sois de Cristo y Cristo es de +ios$ !@
Corintios +,22%0 KCree de .eras en esta entre#a completa de todo
tu ser a 9iosL
D916 6D<7 =D GD2HD 347 C1?7;16 ==7AD2
9os niños a0udaban a su padre a transportar leña( :no de ellos
abri1 sus pe7ueños brazos, 0 su padre /ue car#3ndolos de leña
desbastada para 7ue la lle.ase a casa( ;u hermano lo miraba, 0
cuando le pareci1 7ue 0a ten$a bastante, le di8o:
RBasta, Juanito, no puedes lle.ar tanto peso(
2ero Juanito contest1 con una sonrisa:
RBien sabe mi padre el peso 7ue puedo soportar(
El 7ue de esta manera cree en 9ios, no dir 7ue pueda e.itar el
su/rimiento, 7ue no pueda ser zarandeado 0 sacudido por el
mismo, mas no ser3 abatido, por7ue siempre podr3 decir: "#ien
sabe +ios lo que puedo yo(
-a hora de la en/ermedad puede ser tambin la hora de 9ios(
Es en la en/ermedad cuando muchos hombres tienen tiempo por
/in para el ;eñor( "Humillaos, pues, ba/o la mano poderosa de
+ios, para que a su tiempo os ensalce !@ 2edro ,,C%(
-as palabras de Jesucristo: "4o temas, basta que creas, no
si#ni/ican 7ue el ;eñor nos .a a conceder en se#uida todo lo 7ue
le pedimos 0 en la /orma 7ue deseamos( ?o, no es as$( Pl escucha
todas nuestras sDplicas> pero las despacha como me8or le parece(
"-&ué incomprensibles son sus /uicios, que inapelables sus
caminos. !Romanos <<, ++%(
A7u$ en la tierra no somos sino .ia8eros en un tren> unos en
.a#ones de primera, asientos lu8osos, con todas las comodidades>
0 otros en los de clase econ1mica( 2ero no importa, al /inal todos
se encuentran en la misma estaci1n, en el otro mundo(
El hombre no /ue creado por 9ios para su/rir, sino para ser /eliz(
Todas nuestro ser anhela la /elicidad(
<)*
Irande /ue Mar$a Ma#dalena al .erter l3#rimas de
arrepentimiento a los pies del ;eñor> pero el m3s precioso
momento de su .ida no /ue ste, sino el momento #ozoso en 7ue
escuch1 la .oz de Cristo resucitado: KMar$aL
Irande /ue la Vir#en Bendita al pie de la cruz, cuando su
coraz1n era traspasado por el dolor> pero la meta /inal de su
camino no /ue la cruz, el E;tabat MaterF, sino el ERe#ina Coeli,
laetareF, el EAl#rate, reina del cieloF(
A7u$ se encuentra la soluci1n /inal al problema del su/rimiento:
en la .ida eterna(
:na persona en/erma 7ue lle.aba con admirable serenidad su
padecimiento, me di8o un d$a:
E4Ve usted, 2adre, all$ en la pared, /rente a m$, a7uel cruci/i8o6
Antes, cuando estaba sano, ten$a este cruci/i8o col#ado sobre la
cabecera de mi cama> pero ahora lo hice colocar all$, /rente a m$(
2or7ue es m3s /3cil su/rir si el cruci/i8o est3 a la .ista> si puedo .er
a Jesucristo 7ue su/re por m$(
<),
(!. E= 2764=@D?1 ?7 =D PD69FB ?7 C296@1
2or su 2asi1n 0 muerte, Jesucristo es nuestro 2ont$/ice eterno
0 es tambin nuestro Redentor(
En todos los pueblos 0 en todas las pocas ha habido
sacerdotes( ;iempre 0 en todas partes se esco#ieron hombres
para 7ue hicieran de sacerdotes, es decir, de mediadores entre
9ios 0 los hombres( A los sacerdotes de m3s cate#or$a los
llamaron pont$/ices RAponti/e'A si#ni/ica constructor de puenteAR,
por7ue en ellos honraban el puente .i.o 7ue une el cielo con la
tierra(
El deber principal de los sacerdotes siempre ha sido o/recer
sacri/icios a 9ios en los altares para implorar su perd1n por los
pecados de los hombres, pedir su a0uda para las necesidades
humanas o darle #racias por los bienes recibidos(
J764G296@1 76 B476@21 P1B@LI9G7 7@72B1
-a serie de sacerdotes 0 pont$/ices se .e coronada por la
di#nidad sacerdotal de Jesucristo( 9e Pl escribe ;A? 2AB-O:
$;eniendo, pues, por !umo (ontífice a 1es*s, Hi/o de +ios, que
penetró hasta lo más alto del cielo, estemos firmes en la fe que
hemos profesado$ !"ebreos *,<*%( "7 tal convenía que fuese
nuestro (ontífice, santo, inocente, inmaculado, apartado de los
pecadores y más alto que los cielos$ !"ebreos H,2C%
,
49e 7u manera /ue Cristo nuestro 2ont$/ice eterno6 ;iendo a
la vez sacerdote y víctima( 9esde el pesebre de Beln hasta la cruz
del I1l#ota, toda su .ida no /ue otra cosa 7ue un continuo
sacri/icio o/recido por nosotros( Este /ue el ob8eto de su
Encarnaci1n> esto es lo 7ue ten$a de continuo ante sus o8os(
KCu3ntas .eces e'pres1 Pl mismo este pensamiento: $2l Hi/o
del hombre no ha venido, a ser servido, sino a servir y, a dar su
vida para la redención de muchos$ !Mateo 2),2O%( $2sta es mi
sangre de la alianza, que será derramada por muchos para
remisión de los pecados$ !Mateo 2C,2O%(
Contemplando su 2asi1n dir3' $;engo que recibir un bautismo,
-y cómo me siento constre:ido hasta que se cumpla.$ !-ucas
<2,,)%(
<)C
El /in de su .ida es darse en rescate por nosotros( $2ste es mi
cuerpo, que será entregado por vosotros$ !-ucas 22,<G%, dice en la
:ltima Cena(
J764G296@1, B476@21 R7?7B@12
Mediante su 2asi1n Cristo se hizo nuestro eterno 0 ;umo
2ont$/ice 0 nuestro Redentor(
42or 7u ha padecido tanto6 ?o puede caber duda> la ;a#rada
Escritura lo pre#ona a cada paso( K2or nosotrosL K2or nosotrosL
Oi#amos, al pro/eta @;AJA;: $(or causa de nuestras iniquidades,
fue él llagado y despedazado por nuestra maldad$ !@s ,+,,%( N dice
;A? 2AB-O: $Cristo murió por nuestros pecados$ !@ Cor <,,+%(
Jesucristo es Eel Cordero de 9ios 7ue 7uita los pecados del
mundoF !Juan <,2G%( Cuando ramos enemi#os de 9ios, Pl nos
perdon1 $por la muerte de su Hi/o$, por7ue Pl es nuestro Cordero
pascual, 7ue ha sido inmolado !@ Cor ,,H%( 9ios $nos hizo gratos a
sus o/os, en su querido Hi/o, en quien por su sangre logramos la
redención y el perdón de los pecados, seg*n las riquezas de su
gracia$ !@ E/esios <,CMH%( Cristo es $la víctima de propiciación por
nuestros pecados !< Juan 2,2%( $Buisteis comprados a gran
precio$ !@ Corintios C,2)%(
$Buisteis rescatados de vuestra vana conducta de vida que
recibisteis de vuestros padres, no con oro o plata, que son
cosas perecederas, sino con la sangre preciosa de Cristo, como
cordero sin defecto ni mancha$ !@ 2edro <,<OM<G%(
$Cristo nos redimió de la maldición de la ley, haciéndose por
nosotros ob/eto de maldición$ !I3latas +,<+%, es decir, car#1 sobre
s$ nuestros pecados, ori#en de toda maldici1n(
As$ nos redimi1 Cristo( ?os redimi1 obedeciendo al 2adre
celestial cuando nosotros le desobedec$amos( Amando al 2adre
cuando nosotros no le am3bamos( Mientras Pl dec$a: $(adre mío,
no se haga mi voluntad, sino la tuya$, nosotros, er#uidos en
nuestra soberbia, antepon$amos nuestra propia .oluntad a la
di.ina(
J764G296@1, B476@21 MD76@21
Cristo no es s1lo nuestro 2ont$/ice 0 Redentor, sino nuestro
Maestro> su cruz no es tan s1lo altar de sacri/icio, sino tambin
c3tedra de enseñanzas(
<)H
-a 2asi1n de Cristo nos re.ela la 8usticia de 9ios(
2or7ue Cristo es $a quien +ios ha puesto para ser la víctima
de propiciación en virtud de su sangre por medio de la fe, a fin de
demostrar la /usticia que da ?l mismo, perdonando los pecados$
!Romanos +,2,%(
$5 quién no conoció el pecado, le hizo pecado por nosotros
para que en ?l fuéramos /usticia de +ios !@ @ Cori nt i os ,, 2<%(
-a 2asi1n de Cristo re.ela lo misericordioso 7ue es 9ios(
$;anto amó +ios al mundo, que le entregó a su Hi/o unigénito,
a fin de que todos los que creen en ?l no perezcan, sino que
tengan vida eterna$ !Juan +,<C%(
$2n esto se ha manifestado el amor de +ios hacia nosotros, en
que +ios envió a su Hi/o unigénito al mundo, para que por ?l
tengamos vida$ !Juan *,G%(
$+ios probó su amor hacia nosotros, en que siendo pecadores,
murió Cristo por nosotrosA !Romanos ,,OMG%(
$2n esto

se demuestra el amor de +ios, no porque nosotros
hayamos amado a +ios, sino porque ?l nos amó primero, y envió
a su Hi/o a ser víctima de propiciación por nuestros pecados$ !@
Juan *,<)%(
-a 2asi1n de Cristo nos re.ela tambin c1mo amaba JesDs a
su 2adre( El mismo ;eñor e'plica el por7u de su 2asi1n diciendo
7ue ha de cumplirse $a fin de que conozca el mundo que yo amo
al (adre y que cumplo con lo que me ha mandado$ !Juan <*,+<%(

$!e humilló a sí mismo haciéndose obediente hasta la muerte,
y una muerte de cruz$ !Qilipenses 2,O%( $5unque era Hi/o de
+ios, aprendió, por lo que tuvo que padecer, a obedecer$
!"ebreos ,,O%(
Qinalmente, la 2asi1n de Cristo nos re.ela cu3nto amaba Cristo
al hombre( $4adie tiene amor más grande que el que da la vi da
por sus amigos$ !Juan <,,<+%(
$Cristo000 murió por los pecadores0 2n verdad, apenas habrá
quien esté dispuesto a morir por un /usto000 (ero +ios mostró su
amor hacia nosotros en que siendo pecadores, murió Cristo por
nosotros$ !Romanos ,,CMG%(
$3e amó y se entregó a la muerte por mí$ !I3latas 2,2)%(
<)O
$2n esto conocemos el amor de +ios, en que dio su vida por
nosotros$ !@ Juan +,<C%(
J764G296@1 G24G9I9GD?1, B476@21 G1B647=1
-a 2asi1n de Cristo es tambin de #ran consuelo para el
hombre 7ue su/re(
Cristo 7uiso pasar por las pro/undidades de los su/rimientos
m3s a#udos para 7ue no ha0a nadie en la tierra Rpor mucho 7ue
padezcaR 7ue no pueda acudir al Pl en busca de consuelo(
Realmente, en medio de los m3s crueles dolores, podemos acudir
con/iadamente a Jesucristo, de cu0os labios se escaparon estos
dos #ritos t an humanos 7ue le acercaron a todos los atribulados
del mundo( :no de ellos en el monte de los Oli.os: $(adre mío, si
es posible no me hagas beber este cáliz$ !Mateo 2C,+G%( El otro
en el monte Cal.ario: $+ios mío, %por qué me has abandonado)A(
2ero 4es posible6 Rnos pre#untamos( 4El 2adre celestial
desampar1 de .eras a Cristo, le abandon1 en su a#on$a6 4Es
7ue Cristo se desesper1 en la cruz6
Ah, no( ?o es desesperaci1n, sino oraci1n( El 7ue empieza de
esta manera sus palabras: A9ios m$o, 9ios m$oA, no est3
desesperado, sino 7ue reza(
Entonces, 47u es lo 7ue 7uer$a Cristo cuando de esta manera
mani/est1 su dolor6
5uer$a enseñarnos 7ue no es pecado llorar cuando el dolor nos
hace llorar, ni es pecado sollozar si la des#racia descar#a sus
terribles #olpes sobre el alma> no, no es pecado si empezamos
nuestra oraci1n de esta manera: A9ios m$o, 9ios m$oA(
4"a /allecido tu esposo6 4"a muerto una de tus hi8as6 4"as
perdido toda tu /ortuna6 4:na en/ermedad incurable te tortura
desde hace años6((( Comprendo tu su/rimiento, pero besa a
Jesucristo cruci/icado 0 dile entre la#rimas: E9ios m$o, 9ios m$ o( F
En una carta 7ue recib$, una en/erma me escrib$a:
A"e pasado por terribles des#racias( -o he perdido todo, una
cosa tras otra( 2erd$ a mis padres> perd$ a mi no.io, 7ue me
amaba> me 7ued completamente pobre( 2ensaba 0a haberlo
perdido todo, cuando .ino esta en/ermedad tan lar#a, con dolores
tan acerbos( Once años hace 7ue #uardo cama( 9urante este
tiempo no he pasado le.antada m3s 7ue unos cortos instantes(
<)G
"e su/rido .arias operaciones> cada una de ellas me cost1
dolores indecibles( "ace años 7ue esto0 en el hospital, siempre
entre personas e'trañas, sin ho#ar, sin recursos econ1micos 0(((
2adre: so0 rica, por7ue esto0 en paz, por7ue he encontrado a
Cristo> a Cristo, 7ue su/ri1 muerte de cruz por nosotros los
atribulados, m3s 7ue por los 7ue #ozan 0 dis/rutan de la .ida( "e
encontrado a Cristo, 7ue padeci1 0 muri1 por nosotros para 7ue
aprendiramos a su/rir en paz, con paciencia, con entre#a
absoluta, con /e humilde 0 la esperanza anclada en 9ios( ?o me
pre#unto: 42or 7u he de ser 0o6 42or 7u he de su/rir
precisamente 0o6 ;ino 7ue trazo la señal de la cruz 0 di#o con
Jesucristo: A"3#ase tu .oluntad(A
EB =D PD69FB ?7 C296@1 @1?1 67 DG=D2D
"a0 espe8os 7ue no re/le8an nuestras .erdaderas dimensiones,
sino 7ue las aumentan o empe7ueñecen, 0 las des/i#uran(
El 7ue se pone ante estos espe8os c1nca.os o con.e'os se r$e
de s$ mismo al .er c1mo se alar#an su cara, su boca, sus
manos, sus piernas, o bien se achican(
En el espe8o de nuestras pasiones humanas, tambin nosotros
.emos la .ida des/i#urada, /alsamente en#randecida o emM
pe7ueñecida> lo 7ue en realidad no tiene importancia desde el
punto de .ista de la .ida eterna Rdinero, poder, /ama, #oceR, toM
das estas cosas aparecen como absolutamente importantes> 0 lo
Dnico 7ue realmente importa Rla caridad, la sencillez, la pureza
de coraz1n 0 la .irtudR, aparecen mu0 pe7ueños en el espe8o
en#añoso del mundo( 2ero en este espe8o de la 2asi1n de Cristo
todo aparece en su .erdadera luz> la 2asi1n de Cristo lo muestra
todo en sus 8ustas proporciones(
¿A 345 B16 1<=9HD =D PD69FB ?7 C296@1?
4A 7ue nos obli#a la 2asi1n de Cristo6
-o dicen con claridad los Ap1stoles: As$ como Cristo muri1 por
nosotros, tambin nosotros debemos morir al pecado(
$3as ahora estamos desligados de la 9ey, estamos muertos a lo
que nos su/etaba, de manera que sirvamos en espíritu nuevo, no en
la letra vie/a !Romanos H,C%(
"!i obrando bien sufrís con paciencia, en eso está el mérito para
con +ios0 &ue para esto fuisteis llamados, puesto que también
<<)
Cristo padeció por vosotros, dándoos e/emplo para que sigáis sus
huellas$ !@ 2edro 2,2)M2<%(
Jesucristo $murió por nosotros, a fin de que ya velando, ya
durmiendo, vivamos /untamente con él$ !@ Tesalonicenses ,,<)%(
$9os que son de 1esucristo han crucificado su carne con sus
pasiones y concupiscencias$ !I3latas ,,2*%(
El cuerpo 0 el alma est3n en lucha> todo cristiano ha de
sostener este #ran combate(
$+escarguémonos de todo peso y de los lazos del pecado que nos
asedia y por la paciencia corramos al combate que se nos ofrece,
puestos los o/os en el autor y consumador de la fe, 1es*s; el cual, en
vez del gozo que se le ofrecía, soportó la cruz, sin hacer caso de la
ignominia, y está sentado a la diestra del trono de +ios$ !"ebreos
<2,<M2%(
-os 7ue corren en el certamen procuran librarse de todo peso
0 obst3culo> nuestra .ida tambin es una carrera hacia la meta de
la .ida eterna, 0 su ma0or obst3culo es el pecado> librmonos de
l(
D7<7;16 D;D2 D C296@1, C12347 É= B16 D;F C29;721.
2ero, 47u es amar a Cristo6 ?o es un simple conmo.erse al
.erle tan des/i#urado( Amar a Cristo es .i.ir para 9ios, haciendo lo
7ue le a#rada(
$(uesto que Cristo padeció en la carne, armaos también del
mismo pensamiento' que quien padeció en la carne ha roto con el
pecado, para vivir el resto de su vida, no en concupiscencias, sino en
la voluntad de +ios$ !@ 2edro *,<M2%(
$Cuando +ios os prueba con el fuego de las tribulaciones, no os
eAtra:éis, antes bien, alegraos en la medida en que participáis de los
padecimientos Cristo, para que cuando se descubra su gloria, eAultéis
de gozo$ !@ 2edro *,<2M<+%(
$5grada a +ios que por consideración a él soporte uno las
ofensas, padeciendo in/ustamente000 (ues Cristo padeció por
vosotros, dándoos e/emplo, para que sigáis sus huellas$ !@ 2edro
2,<GM2<%(
<<<
PD2D D;D2, <46347;16 =D I472:D 7B C296@1
En cierto .ia8 mar$timo lle#1 a /altar el a#ua para beber( -a
tripulaci1n del bu7ue, sedienta, desesperada, suplic1 a los de otro
bu7ue, 7ue pasaba cerca, 7ue le diesen a#ua( ;e les contest1:
A;acadla del marA( N es 7ue se encontraban 0a cerca de la ori lla>
na.e#aban por la desembocadura del Amazonas, r$o de a#ua
dulce 0 potable, sin 7ue la tripulaci1n lo supiese( Iritaban por un
poco de a#ua para beber, cuando all$ mismo la ten$an(
KCu3nto su/re la humanidadL KCu3nto se 7ue8aL Clama
desesperada buscando ali.io 0 consuelo( N, sin embar#o, K7u
pocos son los 7ue aciertan a sacarlo de la cruz de CristoL
Jesucristo en la cruz, e'clam1: ";engo sed !Juan <G,2O%( N
no s1lo ha0 7ue entenderlo como una sed /$sica 7ue padec$a,
estando a#otado por los tormentos de la noche 0 por la #ran
prdida de san#re, sino 7ue tiene sed de almas, por las cuales
su/re 0 muere(
El sacerdocio de Cristo no ha terminado ni termi nar3: Pl es
nuestro sacerdote eterno( Cristo no puede 0a padecer ni morir,
mas renue.a cada d$a su sacri/icio ponti/ical( ;us manos
taladradas 0a no le duelen> pero no cesa de suplicar por
nosotros( Como 2ont$/ice eterno sir.e continuamente de
Mediador entre nosotros 0 el 2adre celestial( Cristo, "por cuanto
vive para siempre, e/erce un sacerdocio perpetuo !"ebreos H,2*%(
5uien mira al Cal.ario como un lu#ar santo, tambin
considera santo el altar de nuestros templos> 0 el 7ue sabe
mirar con el alma conmo.ida a Cristo pendiente de la cruz, ha
de mirar con la misma emoci1n al Jesucristo eucar$stico 7ue se
nos muestra en la misa( As$ se comprende por 7u prescribe la
@#lesia como obli#aci1n la asistencia a la misa dominical( ?o
prescribe la participaci1n en las procesiones u otras de.ociones,
pero si prescribe la asistencia a la santa misa( 42or 7u6 2orM
7ue es la reno.aci1n misteriosa del sacri/icio de Cristo, 7ue paM
deci1 por nosotros(
C1B@7;C=7;16 D C296@1 G24G9I9GD?1
2ara ase#urar el pro.echo espiritual del presente capitulo, 0o
7uisiera daros, estimados lectores, un conse8o( -le.emos
siempre con nosotros una pe7ueña ima#en de Cristo cruci/i cado
0 acostumbrmonos a mirarla en los momentos tran7uilos del
<<2
d$a 0 antes de acostarnos( ?o di#amos nada, ni recemos>
miremos tan s1lo en lar#o silencio el rostro de Jesucristo(
4;abis cu3l ser3 el resultado de esta contemplaci1n6
?o la resistiremos durante mucho tiempo( Cual7uier pecado
7ue pese sobre nuestra alma, cual7uier pecado 7ue no ha0amos
con/esado, por el cual no ha0amos hecho penitencia ni
satis/acci1n, nos har3 imposible soportar la mirada 7ue .iene
del rostro ensan#rentado de Jesucristo(
9e lo pro/undo de nuestras almas clamar3 nuestra oraci1n:
-!e:or, que tanto has padecido por mí. (or amor a ;i voy a
tener en adelante más paciencia con mis propios males y con
las debilidades de los demás0
-!e:or, que por mí has sido coronado de espinas. (or amor a
;i sufriré en silencio las espinas de la vida0
-!e:or, yo también te he azotado y escarnecido con mis
pecados. &uiero arrodillarme con el corazón contrito en el
confesionario para que el rocío bendito de tu sangre caiga sobre
mi alma pecadora0
-!e:or, que te has ofrecido como eterna víctima por mí. ;oda
mi vida será en adelante un sacrificio ofrecido por tu amor0
<<+
(!I. C296@1 7B 7= H472@1 ?7 G7@67;DBL
;iempre ha sido propio del esp$ritu cristiano .enerar con esmero
0 solicitud todos los pasos de Cristo en la 2asi1n( ?o ha0 un tema
m3s importante para los cristianos 7ue la 2asi1n de Cristo(
;i comprendemos la ;a#rada 2asi1n de Cristo,
comprenderemos su .ida 0 su misi1n( Irande /ue Cristo al
enseñar> #rande, al obrar mila#ros> pero m3s #rande /ue al su/rir(
-a e'plicaci1n m3s clara de toda su .ida la dio Pl mismo al decir a
los disc$pulos de Emaus, despus de la Resurrecci1n: "%(or
ventura no era conveniente que Cristo padeciese todas estas
cosas y así entrase en su gloria) !-ucas 2*,2C%(
Acompañemos, pues, en los cap$tulos 7ue si#uen a Cristo por el
camino de la cruz, 0a 7ue como ;A? 2AB-O "nosotros
predicamos a Cristo crucificado, escándalo para los /udíos y locura
para los gentiles, mas poder y sabiduría de +ios para los llamados,
ya /udíos, ya griegos0 !@ Corintios <,2+M2*%(
B27A7 896@129D ?7 =D PD69FB ?7 C296@1
2ara tener el cuadro de con8unto .amos a resumir ahora, antes
de todo, las Dltimas horas de Jesucristo, aun7ue no sea m3s 7ue a
#randes pinceladas(
9espus de la :ltima Cena, el ;eñor /ue con sus disc$pulos al
monte de los Oli.os, al "uerto de Ietseman$, para orar( All$,
presintiendo la pr1'ima 2asi1n 7ue le esperaba, se apoder1 de Pl
tal miedo a la muerte 7ue le sali1 un sudor como de #otas san#re(
"acia media noche sus enemi#os, conducidos por Judas el traidor,
le apresaron 0 le lle.aron para el primer interro#atorio, a casa de
An3s, sumo sacerdote( Entretanto se iba reuniendo el ;upremo
Conse8o de los 8ud$os, ba8o la presidencia de Cai/3s( A este
;upremo Conse8o /ue conducido Cristo( -a sesi1n no tu.o
resultado /eliz para los enemi#os de JesDs, por7ue los /alsos
testi#os se contradec$an(
Entonces el sumo sacerdote propone al mismo Jesucristo la
#ran cuesti1n: $7o te con/uro, de parte de +ios vivo, que nos digas
si t* eres el Cristo, el Hi/o de +ios0$ 9e respondió 1es*s' ";* lo has
dicho$ F3ateo JH,HO<HKI0 5 tal respuesta, el sumo sacerdote rasgó
<<*
sus vestiduras, diciendo' $Ha blasfemado; %qué necesidad
tenemos ya de testigos) >osotros mismos acabáis de oír la
blasfemia !Mateo 2C,C,%(
El ;umo Conse8o conden1 a muerte a Jesucristo( Mas entonces
el pa$s de los 8ud$os era territorio ocupado por los romanos, 0 stos
ne#aban a los 8ud$os el derecho de pronunciar sentencia de
muerte( 9e ah$ 7ue de madru#ada, /ue lle.ado JesDs Rdespus
de su/rir a manos de los #uardias 0 de los /ariseosR a presencia
del procurador romano, 2ilatos, para 7ue ste corroborara la
sentencia de muerte(
Eran las siete o las ocho de la mañana cuando empez1 el
interro#atorio( -a primera acusaci1n /ue de 7ue Cristo pretend$a
ser re0( ?o dio este car#o el resultado 7ue todos esperaban(
;acaron otro: Cristo amotina al pueblo( 2ilatos 7uiere sal.ar a
Cristo> o/rece una especie de amnist$a> pero el pueblo esco#e a
Barrab3s(
"ace azotar a Cristo> 7uiz3 se contentar3n con esto los
enemi#os> p e r o no, antes al contrario, se hacen m3s altaneros 0
e'i#entes( Cuando .en 7ue nada lo#ran con sus acusaciones de
mat i z pol$tico, apelan a las de orden reli#ioso: $4osotros tenemos
una ley, y seg*n esta ley debe morir, porque se ha hecho Hi/o de
+ios$ !Juan <G,H%( Este car#o tampoco da resultado(
2ero si da en el blanco otro tiro certero: la amenaza de acusar a
2i l atos ante el emperador( ;e espanta el procurador romano de
a7uella amenaza 0 entre#a a Cristo en manos de los 8ud$os( En
se#uida preparan la e8ecuci1n, es decir, la cruci/i'i1n de JesDs (
Este #nero de suplicio los romanos lo usaban Dnicamente con los
ma0ores criminales 0 lo consideraban el casti#o m3s espantoso>
se#Dn C@CERW?, Asuplicio el m3s cruel 0 horribleA !Cicer1n in
>err0, .( C*<%(
Cuando JesDs estaba 0a cruci/icado, le o/recen una poci1n>
pero Pl la rechaz1: 7uiso padecer con plena conciencia( ;iete
.eces habl1 desde la cruz Rpronunci1 siete bre.es /rasesR> 0
despus, a las tres de l a tarde, e'pir1:
Adentrmonos ahora en la 2asi1n del ;eñor(
C296@1 7B 7= M1B@7 ?7 =16 O=9A16
Jue.es por la noche( -a oscuridad en.uel.e a Jerusaln> el
pueblo descansa( Jesucristo sale del Cen3culo con sus disc$pulos
<<,
por el torrente Cedr1n 0 se diri#e al Monte de los Oli.os( ;e
encamina hacia el huerto de los dol or es para reparar el pecado
cometido por el primer hombre en el 8ard$n de delicias del 2ara$so(
-os hombres duermen tran7uilos en sus casas 0 no sospechan
si7uiera 7ue el acontecimiento m3s trascendental de la historia
empieza en a7uel momento, all$, en un sitio cercano, en el huerto
de Ietseman$( Empieza su 2asi1n ?uestro ;eñor Jesucristo(
All$ est3 Cristo, de rodillas, solo, en la ne#ra noche( -e
abandonan no solamente los pecadores, sino sus mismos
disc$pulos m3s amados( Aun a7uellos tres 7ue se lle.1 consi#o
para 7ue le acompañasen m3s de cerca, tambin se duermen(
All$, postrado de rodillas en el suelo, reza> 0 un dolor in/inito, un
temor indecible se apodera de Pl(
A7uel, de 7uien est3 escrito 7ue "es el resplandor de la gloria
del 2adre !"ebreos <,2%, lucha con los horrores de la a#on$a(
A7uel, 7ue $ilumina a todo hombre que viene a este mundo$ !Juan @
G%, se debate en el ma0or desconsuelo( El 7ue resplandec$a en el
Tabor como el sol, 0 brillaba como blanca nie.e, est3 sosteniendo
un dur$simo combate espiritual, 7uebrantado 0 triturado por la
tristeza(
-a luna le mira con su p3lida luz por entre las ramas de los
3rboles, como miraba en el 2ara$so el pecado del primer hombre,
causa de la 2asi1n de Cristo( Es la noche del <* de ?iz3n, primera
luna llena 7ue si#ue al e7uinoccio prima.eral( -a p3lida luz
misteriosa de la luna llena cae sobre el rostro Cristo, 7ue est3
postrado de rodillas( KCristo su/re de antemano toda su a#on$aL
?unca ha .isto el mundo cosa seme8ante( KEl "ombreM9ios
tiembla, se debate, lucha, se llena de pa.or con lo 7ue se le .iene
encimaL Cristo se en/renta con la muerte(
A los 7ue son condenados a muerte se les concede un trato de
e'cepci1n( Esperan la muerte en la c3rcel, mas no se est3n
obli#ados a contemplar su e8ecuci1n( 2ueden esperar el indulto
hasta el Dltimo d$a( N si no se les concede 0 al d$a si#uiente debe
hacerse la e8ecuci1n, por lo menos se les ali.ian sus Dltimas horas:
si piden al#Dn /a.or, son atendidos( N al ser conducidos al lu#ar de
la e8ecuci1n, no .en el pat$bulo m3s 7ue unos bre.es instantes(
El ;eñor, sin embar#o, ten$a la muerte ante sus o8os, con plena
conciencia sab$a lo 7ue iba a padecer( Toda.$a no hab$a nin#una
<<C
sentencia de muerte, 0 Pl 0a sent$a todos los dolores de su
a#on$a(
;ent$a de antemano el su/ri miento corporal 7ue l e estaba
reser.ado> lo conoc$a en todas sus minucias por la ciencia di.ina
7ue en Pl hab$a( Cuando un en/ermo tiene 7ue someterse a una
operaci1n 7uirDr#ica, est3 ner.ioso d$ as antes, no tiene sosie#o,
est3 temeroso por lo 7ue le pueda ocurrir, aun7ue no lo sepa
e'actamente(
Jesucristo era 9ios 0 hombre .erdadero( Como 9ios, conoc$a
de antemano lo 7ue iba a su/rir> como hombre sent$a en su
coraz1n el horror de las horas 7ue se apro'imaban( KC1mo le
hieren los puñetazos, los salibazos sobre su rostro, los puntapis,
los azotes 0 la corona de espinasL ;iente los cla.os a#udos, las
cuerdas, el peso de la cruz(((
Ve el I1l#ota 0 se .e a s$ mismo cruci/icado entre dos
ladrones, 0 o0e las blas/emias de la turba en/urecida, contempla el
dolor de su santa Madre al pie de la cruz((( 4Es mara.illa 7ue
despus de contemplar todo esto su cuerpo se estremeciera, 0
7ue prorrumpiera de su alma, al .er 7ue todos le desamparaban,
este #rito doloroso: $(adre mío, si es posible, no me hagas beber
este cáliz$ !Mateo 2C,+G%(
;e le.anta para buscar consuelo 8unto a los tres ap1stoles 7ue
m3s 7uiere, 0 los encuentra dormidos( K2obre ;al.ador, tan
abandonado en cuando m3s los necesitaL Va de nue.o al sitio de
la oraci1n, donde otra .ez es asaltado por temores cada .ez m3s
espantosos(
2or7ue a Cristo, 7ue nunca conoci1 pecado, le dol$a aDn m3s
7ue todo su/rimiento corporal,

a7uel di l u.i o de pecados 7ue
car#1 sobre s$ mismo, para poder dar sati s/acci 1n por
nosotros> 0 sobre sus hombros ca$a entonces todo el horror, el
asco, la i#nominia de a7uel dilu.io de maldad(
Empezado por Ad3n, Kcu3ntos pecados se cometieron hasta
lle#ar a los tiempos de JesucristoL N Cristo en a7uel momento
car#aba sobre s$ los pecados de todo el mundo( 9e a7uellos
hombres 7ue .i.ieron antes de Pl( 9e a7uellos 7ue .i.$an en su
tiempo( N de a7uellos 7ue hab$an de .i.ir despus de Pl hasta la
consumaci1n de los si#los(
<<H
Ve$a entonces en esp$ritu todos los si#los, 0 en ellos a los
millones 0 millones de hombres con sus innumerables pecados> la
multitud de asesinatos, robos, /ornicaciones, blas/emias, en.idias,
todas las inmundicias(((
N el alma de Cristo contemplaba entonces los abismos in/initos
de a7uel mar de pecados de la humanidad> 0 este mar de pecados
#ra.itaba sobre Pl( KEl Coraz1n de JesDs, la ima#en .i.a del 2adre
eterno, combatido por las olas de a7uel marL KEl Coraz1n de
JesDs, Templo de la di.inidad, en un pila#o de inmundiciasL KEl
Coraz1n de JesDs, el m3s santo de los corazones, car#ado con los
pecados de todo el mundoL
Pl, de 7uien di8o con /uerza ;A? J:A? 7ue $en él no cabe
pecado$ !@ Juan +,,%, ahora car#a con todos los pecados del munM
do( N cuando la oleada de todos los pecados cometidos desde el
principio del mundo cae sobre su alma, entonces se cumple en Pl
la palabra del 2ro/eta @;AJA;: $Ha sido contado entre los
pecadores y ha tomado sobre sí los pecados de todosF !@sa$as
,+,<2%( Entonces se realiza en Pl lo 7ue dice ;A? 2AB-O: 9ios
trat1 $a 5quél que no conocía el pecado como si hubiese sido el
pecado mismo, a fin de que nosotros viniésemos a ser en ?l la
/usticia de +ios$ !2 Corintios ,,2<%( Cristo se debate en el suelo
ba8o el peso de todos los pecados 0 clama al cielo pidiendo
misericordia( "2n los días de su carne mortal ofreció plegarias y
s*plicas con gran clamor y lágrimas. !"ebreos ,,H%
K;i por lo menos hubiese al#uien 7ue le consolaraL K;i
hubiese cerca de Pl un ser .i.iente 7ue le diri#iera una palabra de
alientoL 2or7ue siempre es doloroso su/rir> pero su/rir solo,
abandonado, desamparado, sin una persona 7ue nos comprenda,
esto es horroroso(
E@ ;eñor se le.anta de nue.o 0 otra .ez 7uiere buscar consuelo
8unto a sus disc$pulos predilectos((( pero, Kest3n dormidosL
4Tambin dorm$s6 4Vosotros, los 7ue m3s cerca est3is de M$6
4Vosotros, 7ue habr$ais de ser mi sostn cuando lucho a brazo
partido con el pecado6
4?o sentimos 7ue el coraz1n se nos conmue.e, por7ue este
reproche doloroso se diri#e tambin a nosotros6 En torno nuestro
brama el mar del pecado 7ue aho#a la perdici1n a muchos( -os
disc$pulos de Cristo mientras tanto duermen tran7uilos( KCon 7u
astucia traba8a la maldad, cu3ntos pre#oneros tiene en cada
<<O
es7uina, en cada cartelera de anuncios, en cada calleL KC1mo se
o/rece, se impone 0 se desmanda el pecado, la inmoralidadL N los
disc$pulos de Cristo duermen tran7uilamente(
Tambin a nosotros atañe la 7ue8a de Jesucristo: $%4o podéis
vigilar una hora conmigo) 4?o podis correr en mi a0uda cuando
sosten#o tan /ormidable batalla por las almas6 Mirad cu3ntos
traba8an para el diablo> 47uin traba8a para 9ios6 Mirad c1mo
arrastra el pecado a millares de almas 0 las lanza a la condenaci1n
eterna> 4por 7u no os .alis de todos los medios para traerme a M$
las almas por las cuales su/r$ la 2asi1n 0 muerte6
K-os disc$pulos duermenL K2ero no duerme ;atan3sL
El ;eñor .uel.e por tercera .ez al lu#ar de su oraci1n> 0 e s
entonces cuando le asaltan l a s penas m3s terribles( ?o es el
presentimiento de los dolores corporales> no son los muchos
pecados 7ue ha car#ado sobre s$> no, no e s esto lo 7ue l e causa
ma0or tormento(
El su/rimiento m3s atroz, m3s des#arrante, es el pre.er 7ue todo
a7uello ha de ser inDtil para muchos> 7ue en .ano ha de su/rir Pl
por muchos desdichados( 2ronto

empezar3 Judas la serie, 0
habr3 millares 0 millares como l en el transcurso de los si#los(
KEste si 7ue es el dolor m3s cruel de CristoL
N al ;eñor $le vino un sudor como de gotas de sangre, que
goteaba hasta el suelo$ !-ucas 2+,**%(
Cristo le.ant1 sus o8os bañados en san#re( ;e estremece de
horror 0 e'clama: $(adre mío, si es posible n o me hagas beber
este cáliz$ !Mateo 2C,+G%(
45u dices, ;eñor6 45ue 9ios no te ha#a beber este c3liz6
2ero no has .enido a esta tierra precisamente para beberlo6 42ara
beberlo hasta las heces6 42or 7u te has /ati#ado durante años6
42ara 7u has su/rido tanto6 4?o es por este c3liz, por este
momento amar#o de la a#on$a6 N ;eñor, 4tiemblas ahora6 ;eñor,
47uieres huir6
TD di8iste un d$a: $4inguno de los que ha puesto su mano en el
arado y vuelve la vista atrás, es apto para el reino de +ios !-ucas
G,C2%, 0 ahora, 4eres tD el 7ue te nie#as6 "a lle#ado el momento
decisi.o de nuestra redenci1n> 47u
(
ser3 de nosotros si TD,

;eñor,
te muestras dbil 0 no 7uieres beber el c3liz6 ;eñor, ahora no,
ahora no: ahora, en el Dltimo momento, no seas cobarde( ?o
<<G
deseches el c3liz de la amar#ura> por7ue entonces, 47u ser3 de
nosotros6
?o( ?o l o desecha( ;e desploma en su lucha espantosa, 0ace
ensan#rentado sobre e l suelo> pero con sus labios trmulos
pronuncia a duras penas la oraci1n: $4o obstante, no se haga lo
que yo quiero, sino lo que tu voluntad$ !Mateo 2C,+G%(
Cristo acepta la cruz( ?uestra redenci1n est3 ase#urada(
El ;eñor 0ace como a#otado sobre la /r$a tierra( -a tierra esta
empapada de su di.ina san#re(
Iracias por ponerte en nuestro lu#ar(
Arrodillmonos con silencio 8unto a Cristo postrado en tierra 0
di#3mosle: EKJesucristoL Mira: a7u$ estamos( -e.3ntate> mira: somos
nosotros, tus hi8os /ieles( ?osotros, pecadores, por los cuales te
o/reces( Iracias por ponerte en nuestro lu#ar( ?os has sal.ado( Mi
.ida a de ser otra a partir de ahora(F
<2)
(!II. C296@1 76 G1B?7BD?1 D ;472@7
Contempl3bamos a Cristo en el huerto de Ietseman$(
-le#a Judas el traidor, #uiando a los soldados( Cristo es apresado
0 arrastrado( A7uella misma noche sus enemi#os empiezan el
proceso( Na hac$a mucho tiempo 7ue esperaban esta importante
captura( N tienen prisa> no sea 7ue el pueblo recapacite 0 se pon#a
tal .ez de parte de Cristo(
9e ah$ el #ran apresuramiento, los interro#atorios> la a#itaci1n
continua durante toda la noche 0 la mañana del d$a si#uiente( 9e ah$
el pasar sin demora de un interro#atorio a otro> de An3s a Cai/3s>
de Cai/3s a 2ilatos> de 2i l at os a "erodes, 0 otra .ez a 2ilatos, sin
parar un momento, hasta 7ue 2ilatos, atolondrado 0 acobardado,
pisotea su buen sentido, su propia con.icci1n, 0 acalla la protesta de
su conciencia 0 con/irma la sentencia de muerte dada por los 8ud$os,
0 les entre#a a Cristo para 7ue le cruci/i7uen(
2ara lle#ar a tal e'tremo, Kpor cu3ntas i#nominias 0 humillaciones
tu.o 7ue pasar el ;eñorL
En el presente cap$tulo deseo reco#er al#unos pormenores del
proceso incoado contra JesDs> cada uno de estos pormenores est3
lleno de pro/undas enseñanzas para nuestra .ida interior(
C296@1 DB@7 7= SDB7?2LB
9espus de apresar al ;eñor, sus enemi#os le condu8eron
primero a An3s, 0erno del sumo sacerdote, 0 despus al mismo
sumo sacerdote, llamado Cai/3s(
Era la primera .ez 7ue Jesucristo se encuentra cara a cara con
sus mortales enemi#os, los /ariseos 0 los pr$ncipes de los
sacerdotes( Pl hab$a /usti#ado la hipocres$a de ellos en sus
correr$as incesantes por tierras de 2alestina> ahora se encuentra

maniatado, separado de sus disc$pulos, ante sus enemi#os, como
un reo abandonado por todos( $2ntonces el (ontífice se puso a
interrogar a 1es*s sobre sus discípulos y su doctrina$ !Juan <O,<G%
Rescribe el e.an#elista(

K5u iron$a m3s cruel e insolente
resultan las palabras del 2ont$/ice, cuando pre#unt1 triun/al, 0
despecti.amente a JesDs: "%+ónde están tus discípulos)
<2<
El ;eñor no contesta( Calla con pro/undo dolor, por7ue sabe lo
7ue tendr$a 7ue contestar( :no de ellos le ne#1, los dem3s
hu0eron(
%+ónde están tus discípulos) KCu3ntas .eces en la historia dos
.eces milenaria de la @#lesia ca01 esta pre#unta ir1nica de labios
de los enemi#os de CristoL KN si#ue o0ndose aDn ho0L Cuando el
pecado se nos planta descarado en los teatros, cines, anuncios,
salas de /iesta, 4d1nde est3n los disc$pulos de Cristo 7ue se
atre.an a le.antar su .oz por la moral cristiana, abiertamente
o/endida, despreciada, pisoteada6
Cuando se impone la de/ensa de nuestros principios cat1licos>
cuando apremia el de/enderlos con nuestro .oto> cuando es
ur#ente hacer presente los .alores cristianos en la pol$tica, en los
sindicatos, en las asociaciones, en los medios de comunicaci1n((
4d1nde est3n los disc$pulos de Cristo6 E4Tus disc$pulos d1nde
est3n6F Runa 0 otra .ez se repite esta pre#unta al .er la apat$a 0
el temor de 7ue dan pruebas tant$simos bautizados(
K5u consuelo debe ser para Jesucristo, 7u satis/acci1n tan
#rande, .er 7ue permanezcamos /ieles a Pl en las situaciones m3s
di/$ciles de la .ida> en medio de tentaciones sin nDmero 7ue nos
asaltan> en medio de una sociedad /r$.ola 0 7ue .i.e de espaldas a
9iosL
E= 76GD2B91 ?7 C296@1
El Conse8o supremo de los 8ud$os, en la sesi1n nocturna
conden1 a muerte al ;eñor( 2ero como el pa$s estaba sometido a
los romanos 0 stos se reser.aban el derecho de dictar la
sentencia de pena capital, /ue menester 7ue con/irmara seme8ante
/allo el procurador romano(
2or esto hubo 7ue lle.ar a Cristo a presencia de 2oncio 2ilatos(
;on conocidos los arti/icios con 7ue el procurador romano
intent1 sal.ar a Cristo( 9e ser 2ilatos un hombre /irme, .aliente,
.erdadero romano, hombre de car3cter, lo hubiese conse#uido(
2ero era cobarde, dbil como una caña, esp$ritu ambicioso 7ue
todo lo sacri/ica para a sus intereses personales( Tan s1lo se le
ocurri1 el medio cruel 0 e'traño de mandar azotar a

Cristo,
pensando 7ue de esta suerte los 8ud$os 7uiz3s se mo.iesen a
compasi1n 0 miti#ase su c1lera(
<22
Jesucristo es despo8ado de sus .estiduras 0 atado a una
columna( -os soldados comienzan a azotarle( K:na llu.ia de azotes
cae sobre el cuerpo inocente de JesucristoL
Cristo, modelo de modestia, encarnaci1n del pudor, Ksin .estidoL
KC1mo se pinta en su rostro el rubor de la .er#]enzaL Casi se
ale#ra al sentir 7ue l o s azotes hacen brotar la san#re> por lo
menos a7uella san#re le ser.ir3 de .estido(
Jesucristo, despo8ado .iolentamente de sus .estidos 0 cubierto
con el ropa8e de su propia san#re, /ue de tal suerte escarnecido 0
azotado por los 7ue .oluntariamente se despo8an de la modestia en
el .estir( KEs el /renes$ loco de la moda 7ue descar#a sus lati#azos
sobre la carne de JesucristoL Que azotado Cristo por todas las
mu8eres 7ue .isten pro.ocati.amente> /ue azotado por la industria
porno#r3/ica, por los anuncios deshonestos> por las pel$culas 7ue son
incenti.o

de pecado 0 7ue minan los .alores /amiliares> por todas las
inmoralidades, cu0as espantosas #arras despedazan a los
habitantes de las modernas metr1polis(
Acordmonos de ello todas las .eces 7ue rezamos el santo
rosario, 0 meditemos el se#undo misterio de dolor: $Cristo, !e:or
nuestro, fue despo/ado de sus vesti duras, atado fuertemente a
una columna y cruelmente azotado0$
"ermano, 4no te da l3stima Cristo, c1mo tiembla, c1mo arde de
/iebre, lo destrozado 7ue est36 4;er$as capaz de escuchar sin
conmo.erte a7uel restallar de l os lati#azos sobre su cuerpo, s1lo
por sal.arte a ti> por librarte a ti de las e'i#encias desen/renadas del
cuerpo6 Cuando sientas arder el /ue#o de.orador de los deseos
prohibidos, mira a tu dulce ;eñor, como se de8a destrozar por ti(
N si has ca$do en el pecado, col1cate 8unto a la columna, pues
de all$ brota l a san#re de Cristo> arrod$llate delante de un
con/esionario donde mana la /uerza de esta ;an#re precios$sima,
para 7ue tambin sobre ti cai#a 0 la.e tu pobre alma pecadora(((
A estos escarnios 7ue su/ri1 Cristo, si#uieron despus otras
in/amias: manto de pDrpura, corona de espinas, cetro de caña,
#enu/le'iones, $-+ios te salve, rey de los /udíos.$( $9uego
empezaron a escupirle en la cara y a maltratarle; y otros le
daban bofetadas !Mateo 2C,CH%( "7 escupiéndole, tomaban la
ca:a y le herían en la cabeza( !Mateo 2H,+)%(
<2+
Entonces se cumpli1, palabra por palabra, lo 7ue ;A? 2E9RO
di8o de Cristo: $ ,l t r a/ ado, no r epl i caba con i n/ ur i as, y
at or ment ado, no amenazaba, si no que l o r emi t í a al
que / uzga con / ust i ci a0 9l evó nuest r os pecados en su
cuer po sobr e el mader o, par a que, muer t os al
pecado, vi vi ér amos par a l a / ust i ci a, y por sus
her i das habéi s si do cur ados ! @ 2edr o 2, 2+M 2*% (
Cristo /ue ob8eto de be/a en el patio del sumo sacerdote( K5ue
humillaci1n m3s dolorosaL N, sin embar#o, Kc1mo se ha ensanM
chado desde entonces ste escenario del dolor 0 de la i#nominiaL El
patio de la be/a 0 del escarnio ho0 es el mundo entero, 0 Kc1mo se
azota en l al ;eñor desde hace 0a 2))) añosL K2obre CristoL
KCu3ntas .eces te coronan nue.amente de espinas los hombres
mal.adosL
Te corona de espinas el incrdulo, 7ue no cree en Ti, 7ue no Te
ama, 7ue no Te si#ue, 7ue te desprecia(
Te cor ona de espinas el or#ulloso al decir: A?o 7uiero
ser.irteF(
Te corona de espinas el /r$.olo, cuando haciendo una mueca
dice: E4Alma6 4Vida eterna6 K-a .ida terrenaL Esta es la 7ue
importa(F
Te corona de espinas el libertino, cuando dice: A42ureza de
coraz1n6 4Respetar a la mu8er6 4Qidelidad con0u#al6 KBahL Es
cosa de beatos(A
?o podemos sino rezar( ;i s 7ue este re0 pisoteado, escupido,
es el ;eñor de cielos 0 tierra, 7ue reina sobre los 3n#eles, no puedo
sino rezar: A;eñor, se mo/aron de Ti, tomaron a chacota el 7ue
/ueses re0((( 0 lo eres> lo eres para m$(
ARe0, 7ue te humillaste para le.antarme a m$> Re0, 7ue no
escatimaste la propia san#re para libertar a tus disc$pulos( Re0, 7ue
de8aste coronar tu /rente por las espinas para 7ue 0o pueda le.antar
la m$a, a8ada por el pecado, hacia 9ios(A
C296@1, G1B?7BD?1 D ;472@7
2ilatos se en#añ1 al creer 7ue el pueblo amotinado, .iendo a
Cristo azotado 0 cubierto de san#re, se mo.er$a a compasi1n 0 le
de.ol.er$a la libertad( 2iensa 7ue dando de beber san#re al le1n se
amansar3( KMenuda estrate#iaL -os #ritos 0 la e'citaci1n del pueblo
<2*
aumentaron al .er a Cristo cubierto de san#re> no ces1 la /uria
popular en sus amenazas hasta 7ue 2ilatos se rindi1 a las turbas 0
entre#1 a Cristo para 7ue /uese cruci/icado(
$;omadle vosotros y crucificadle$0 Esto /ue lo 7ue sentenci1
2ilatos(
KOtro inocente 7ue el mundo ha condenadoL 4Otro inocente6
?o( 2or7ue no ha sido condenado 8am3s un inocente como Pl( -os
pr$ncipes de los sacerdotes acusaron a Cristo( $5 éste le hemos
encontrado pervirtiendo a nuestra nación$ !-ucas 2+,2%( KMentiraL
491nde le habis hallado per.irtiendo al pueblo6 4A las puertas de
?aim, donde resucit1 al hi8o Dnico de la pobre .iuda 7ue lloraba sin
consuelo6 4En el desierto, donde dio de comer a ,())) hombres6
4En la montaña, donde proclam1 biena.enturados a los
misericordiosos, a los mansos, a los pac$/icos6
491nde le habis hallado per.irtiendo6 Citadme una palabra, un
solo hecho con 7ue amotinara

al pueblo( 4-o hizo acaso al de.ol.er
la .ista al cie#o, o la salud al paral$tico6 4Al decir con los brazos
abiertos: $>enid a mí todos los que andáis agobiados con
traba/os y cargas, que yo os aliviare !Mateo <<,2O%, es esto
sedici1n6
;1lo con /alsas acusaciones /ue posible condenar a Jesucristo( N
aDn m3s, tambin es posible condenarle ahora(
-a len#ua de 2ilatos /ue reducida a pol.o> la turba amotinada
pereci1 0a hace tiempo> en el I1l#ota reina el silencio, 0, no
obstante, Cristo es condenado a muerte muchas .eces en nuestros
d$as(
9iri8amos una mirada en torno nuestro( En cu3ntos sitios se
condena a Cristo, cu3ntos hombres si#uen #ritando: KCruci/$caleL
KMuera, mueraL ;on otras las ciudades, son otros los hombres> pero
su 8uicio apasionado es tan cruel 0 apasionado como entonces(
Cristo no es condenado a muerte en Jerusaln, sino en Roma,
en 2ar$s, en MoscD, en M8ico((( ?o son los escribas 0 /ariseos los
7ue amotinan las turbas contra Pl: son los presumen de diri#ir las
masas a base de dema#o#ia 0 promesas en#añosas( KCu3ntas
.eces, aun en nuestros d$as, es Cristo condenado a muerteL
4?o ser ser 0o el consolador, el de/ensor, el ap1stol de a7uel
JesDs, 7ue tanto ha su/rido por m$ 0 7ue es condenado a muerte por
tant$simos hombres aDn ho0 d$a6 Cuando .eo 7ue en los con#resos
<2,
0 or#anismos internacionales, en las empresas, en las /3bricas, en
los #obiernos condenan a Jesucristo 0 su enseñanza> 7ue hacen
be/a de sus mandamientos, 4no podr 0o ponerme a su lado 0
le.antar mi .oz en su /a.or6
2ero ha0 al#o mucho m3s terrible: el pecado( 4?o he
pronunciado 0o mismo el /allo condenatorio en mi propio coraz1n6
2or la #racia santi/icante .i.e Cristo en las almas> pero el pecado
le condena a muerte( 4Cu3ntas .eces en mi coraz1n he
condenado a Cristo6
4:n pecado s1lo6 Ah, no((( todo un cDmulo de pecados( K-os
pecados me asaltan por los o8os, por la boca, por los o$dos, por el
cerebroL KCu3nta rebeld$a 0 7u .ehementeL K5u lucha, 7u
amotinamiento, 7u re.oluci1n ha0 en a7uel trocito de carne 7ue
se llama coraz1n humanoL
N nos pasa lo 7ue a 2ilatos( Tambin l luch1 0 resisti1, pero
despus Adese1 contentar al puebloA !Marcos <,,<,%( KCu3ntas
personas luchan durante cierto tiempo contra sus propias
pasiones, 0 despus Acontentan al puebloA, se abrazan con el
pecado 0 condenan a CristoL
Es lo 7ue m3s le duele al ;eñor: 7ue sean tantos los 7ue
diariamente le condenan(
C296@1 G1B =D G24: D G476@D6
Traen la cruz( K5u tempestad de pensamientos debi1 pasar por
el alma de Cristo al .er a7uella cruz 7ue tanto dese1 0 7ue siempre
tu.o delante en todos los instantes de su .idaL
Pl era tambin de nuestra naturaleza, hombre como nosotros(
-o 7ue nos duele a nosotros le dol$a tambin a Pl( Tambin en Pl
protest1 su instinto de conser.aci1n al .er a7uella cruz con sus dos
brazos espantosos(
-e car#an con la cruz 0 le obli#an a lle.arla(
;ale Cristo, coronado de espinas, lle.ando sobre sus hombros
la pesada cruz( -e mira una numerosa turba, 7ue .e c1mo se
desploma ba8o el peso de la cruz( Mu0 pocos son los 7ue se
compadecen de Pl, 0 de estos, al#unos temen por lo 7ue puedan
pensar los dem3s 0 no se atre.en a mani/estarlo abiertamente( 2or
las .entanas de las casas asoma #ente curiosa 0 super/icial, 7ue
no se da cuenta de lo 7ue est3 aconteciendo( Otros R/ariseos,
<2C
saduceos, pecadores, incrdulos 0 .i.idoresR, miran a Cristo con
odio, resentimiento o se burlan de Pl(
TD, tambin te encuentras con Pl todos los d$as, 0 todos los d$as
te mira suplic3ndote: KA0Ddame a lle.ar la cruzL Pl 0a nos lo di8o:
"2n verdad os digo' siempre que de/asteis de hacerlo con uno de
estos mis peque:os hermanos, de/asteis de hacerlo conmigo
!Mateo 2,,*,%(
Cristo si#ue pasando por el mundo lle.ando su pesada cruz6
4?o lo .es6
Mira los innumerables pecados e in8usticias 7ue los hombres
cometen d$a tras d$a, car#ando sobre los hombros del ;al.ador(
O0e los martillazos con 7ue le cla.an en la cruz(
El pecado reina por do7uier, el pecado

arrastra, el pecado
seduce((( martillazos 0 martillazos contra la cruz in.isible de Cristo(
Te pre#untas: 47u puedo hacer 0o por Cristo6
;$, puedes hacer mucho( ;i puedes ser estrella del cielo, s
estrella( ;i no puedes ser estrella del cielo, s columna de /ue#o en
la cima del monte( ;i no puedes ser antorcha ardiente en la
montaña, s por lo menos l3mpara 7ue alumbra la calle oscura((( N
si no pudieses ser ni si7uiera esto, puedes ser, por7ue todos
podemos serlo, lamparitas pe7ueñas 7ue arden con una luz sua.e
en el c$rculo estrecho del ho#ar( Ten#amos compasi1n de Cristo,
consolemos a Jesucristo 7ue si#ue lle.ando en medio de nosotros
su pesada cruz(
T1;D @4 G24: J 6LH47;7
Aprendamos de Cristo( Aprendamos de Pl, a lle.ar con 3nimo
es/orzado nuestra propia cruz(
;i el ;eñor hubiese mirado su cruz con nuestros o8os terrenos,
47u habr$a .isto6 "ombres miserables 0 malos> ap1stoles
cobardes, un Judas traidor, blas/emias, be/as((( "ab$a para
desesperarse( 2ero .io en todo la .oluntad de su 2adre(
-a cruz nos espera a todos( ?o ha0 hombre 7ue no ten#a su
cruz(
"emos de lle.ar la cruz> no podemos rechazarla( ;1lo e'iste un
dilema: 4la 7ueremos lle.ar de mala #ana, protestando, o lle.arla
resi#nados 0 aun #ozosos, si#uiendo a Cristo6 A la iz7uierda de
Jesucristo hubo tambin un ladr1n 7ue lle.aba su cruz> pero la cruz
<2H
no le apro.ech1 de nada( A su diestra tambin otro malhechor> ste
se con.irti1 #racias a la cruz(
Muchos hombres su/ren, tiritan de /r$o, padecen hambre((( sin
/e, rebel3ndose contra su situaci1n, blas/emando( 2ero 0o
7uiero aprender de Cristo a lle.ar la cruz con ale#r$a, aceptando la
.oluntad de mi 2adre celestial(
A;i Rpodr$as ob8etarmeR es /3cil para 7uien no su/re pensar de
esta manera( 2ero si su/ro, 4c1mo impedir 7ue las l3#rimas salten
de mis o8os6A ?o es esto lo 7ue 0o te pido( No s1lo te aconse8o 7ue
si lloras, ha#as correr tus l3#rimas hacia el mar inmenso de la
2asi1n de Cristo( ;i as$ lo haces, .er3s c1mo pierden tus l3#rimas
su amar#ura(
45ue c1mo lo s6 2or la e'periencia de millones de seres 0 por
una historia dos .eces milenaria( -as palabras de Cristo han
remo.ido el mundo: $!i alguno quiere venir en pos de mí, niéguese
a sí mismo, cargue con su cruz, y sígame$ !Mateo 2C,2*%( "an sido
much$simos los 7ue se abrazaron con su cruz 0 si#uieron a Cristo(
N son millones los 7ue triun/aron de su propio su/rimiento( AAbrazo
la cruz [e'clamanR por7ue en nin#una parte hallo consuelo, sino
en la cruz(A
OO8 G24: ?7 C296@1, B476@2D I472:D J G1B647=1P
Que en los si#los le#endarios de la Recon7uista de España( Ba8o
el cielo de C1rdoba se encend$an ma#n$/icas luminarias( -a nue.a
Mez7uita, or#ullo de a7uella corte de los Cali/as, se abr$a por .ez
primera ante los o8os at1nitos(
2ara ma0or solemnidad, un s$mbolo .i.iente llamaba la atenci1n
de todos( Atado en una de las columnas con cadena de hierro, un
cristiano prisionero, ten$a 7ue su/rir silenciosamente el paso lento
de las horas, las miradas 0 las in8urias procaces de los 7ue
pasaban(
A7uel martirio sin san#re se prolon#1 d$as 0 semanas( El
prisionero se mantu.o /irme como una roca combatida por el mar(
"asta la muerte, /irme e inconmo.ible en su /e cristiana( 45u /ue
lo 7ue le con/ort1 su

coraz1n para perse.erar6 45uin le dio
/uerzas en su tremendo desamparo6
-a Cruz de Cristo(
<2O
En el lent$simo a#onizar de su martirio, el prisionero cristiano /ue
arañando si#ilosamente la columna de piedra a la 7ue estaba
encadenado( 2oco a poco /ue apareciendo una cruz( -a ima#en de
esta cruz le daba /uerzas(
"ace si#los 7ue el poder de la Media -una /ue triturado en
España( A7uella mez7uita es ho0 la Catedral de C1rdoba( "an
pasado al#unos si#los> pero aDn ho0 miran los hombres con
pro/undo respeto a7uella cruz #rabada en una de las columnas,
7ue dio tantas /uerzas, tantos alientos 0 consuelo sobre los
su/rimientos indecibles de a7uel hombre(
KOh Cruz preciosa de mi Redentor, cubierta con cinco rosas de
san#reL Abre tambin hacia m$ tus dos brazos(
KOh Cruz de CristoL 5uiero mirarte cuando me acose la
tentaci1n> s entonces mi /ortaleza(
KOh Cruz de CristoL 5uiero mirarte cuando me abrume la pesada
cruz de la .ida> s entonces mi aliento(
KOh Cruz de CristoL 5uiero mirarte cuando mis o8os se .uel.an
.idriosos en el trance de la muerte((( ; tu mi esperanza, mi conM
suelo 0 mi #alard1n en a7uella hora(
KOh, Cruz santa de Cristo, de Cristo 7ue su/re por m$L
<2G
(!III. -M7 D;F J 67 7B@27HF D =D ;472@7 C12 ;L.
!Carta a los I3latas, @@, 2)%
;uetonio, el historiador latino, hace menci1n de un anciano,
anti#uo soldado, a 7uien se cit1 para comparecer delante de un
tribunal( A7uel anciano se diri#i1 al Csar 0 le suplic1 7ue
estu.iese 8unto a l para de/enderle(
Csar se sorprendi1 mucho de tan atre.ida demanda> no
obstante, para demostrar su ma#nanimidad, di8o al soldado:
EEn.iar al#uno 7ue me sustitu0aF( Entonces el .ie8o #uerrero
abri1 su tDnica, se descubri1 el pecho 0 enseñando unas #randes
cicatrices, di8o> AKCsar, cuando en el combate me di cuenta de
7ue una lanza iba a atra.esar tu cuerpo, no 7uise 0o 7ue nadie
me sustitu0ese(A
KCu3ntas .eces podr$a repetir estas palabras llenas de
reproche ?uestro ;eñor JesucristoL: AVosotros 8uz#3is 3spero el
camino por el cual 7uiero conduciros a la .ida eterna> .osotros os
7ue83is de 7ue os cuesta muchos sacri/icios .uestra propia
sal.aci1n((( 0 0o no me 7ue8 cuando tu.e 7ue su/rir por .osotros(
Cuando me azotaban 0 abo/eteaban, cuando me coronaban de
espinas 0 me cruci/icaban, no 7uise 7ue nadie me sustitu0ese
para e'piar .uestros pecados> por7ue os amo( 2or esto me o/rec$
como .$ctima a la di.ina 8usticia(A
2or esto ;A? 2AB-O, contemplando a Cristo derramando su
san#re por l, no puede de8ar de e'clamar a#radecido: $3e amó
y se entregó a la muerte por mí$ !I3latas 2,2)%(
S7 C461 7B ;9 =4HD2
El amor 7ue Jesucristo tiene a los hombres, a nosotros, es un
amor 7ue penetra toda su .ida, su coraz1n, sus planes, sus
obras( Es un amor 7ue no .acila ante la misma muerte( Este
amor /ue la causa de 7ue Cristo, siendo inocente, /uese cla.ado
en la Cruz, 0 7ue nosotros, los pecadores, /usemos puestos
en libertad, como Barrab3s el malhechor(
Barrab3s no pudo ima#inarse lo 7ue pasaba, cuando el
carcelero entr1 inesperadamente( ;e#uramente cre01 7ue era
el .erdu#o( Mas, le pusieron en libertad( 2ero, 4c1mo6 42or
<+)
7u6 E42or 7u me de.uel.en la libertad6A -e contestan:
A2or7ue en tu lu#ar .an a e8ecutar a otro(A
4A otro6
?o s si Barrab3s, despus de recobrar la libertad, .io o no a
Cristo> pero me ima#ino lo 7ue pudo sentir su alma pecadora 0
obstinada en caso de .er a Cristo en el I1l#ota pendiente de la
cruz: 4Es ste el 7ue muere en mi lu#ar6 No ten$a 7ue estar
a7u$, 0 l est3 ocupando mi puesto(((
;$> KMuri1, muri1 por m$L KCu3nta /e, cu3nto consuelo> cu3ntas
di.inas enseñanzas brotan de este pensamientoL
-Cuánta fe. Muchas .erdades de la teolo#$a son oscuras para
nosotros, 0 aun las almas me8ores 0 m3s /er.orosas,
e'perimentan a .eces la hora sombr$a de la duda( "a0 muchas
.erdades de mi /e 7ue no lle#o a comprender> no comprendo el
misterio de la ;ant$sima Trinidad> no comprendo la manera de
obrar los sacramentos> no comprendo los caminos de la
2ro.idencia> no, no lo comprendo(
2ues ah$ est3 la respuesta para todas las cuestiones( KCreoL
KCreoL (orque el que me amó de tal manera no puede
enga:arme(
KN cu3nto consuelo brota de este #ran amorL -a 2asi1n de
Cristo, a pesar de reconocer 7ue es por mi culpa, no me
aplasta, sino 7ue me consuela 0 le.anta( Es .erdad: me
estremezco 0 me lleno a la .ez de ale#r$a al pensar 7ue su san#re
di.ina corri1 tambin por mis pecados(
Es el #ran consuelo 7ue encontramos en la 2asi1n de Cristo( ;i
no hubiese cruz, tampoco habr$a remisi1n de pecados( ;i no
hubiese 2asi1n de Cristo, no e'istir$a el sacramento de la
Reconciliaci1n( 4;abemos apreciar el admirable tesoro 7ue nos
le#1 Cristo en el ;acramento de la 2enitencia6
¿E6 C169<=7 B7HD2 D=H1 D C296@1?
4Es posible ne#ar al#o a Cristo, cuando tanto se ha sacri/icado
por m$6 Tu Redentor te pide 7ue no prosi#as por los caminos del
pecado( Te lo suplica Jesucristo, 7ue te am1 tanto 0 7ue se
entre#1 a la muerte por ti( 42uede haber sacri/icio, abne#aci1n,
renuncia e'cesi.amente #rande para corresponder a tanto amor6
<+<
I:@--ERMO AC"TERMA??, pintor renombrado, en su cuadro
titulado A9escendimiento de la cruzA, se pint1 tambin a s$ mismo
entre las otras /i#uras, como lo suelen hacer otros artistas( El
pintor aparece en el cuadro como uno de los disc$pulos, subido a
una escalera, sacando precisamente el cla.o 7ue taladra los pies
del ;eñor( 2re#untaron al pintor por 7u 7uiso representarse as$, 0
l contest1: A-os hombres como 0o hemos cla.ado con nuestros
pecados muchos cla.os en el cuerpo del ;eñor> 0a es hora de 7ue
al menos por una .ez sa7uemos al#unoF(
Realmente, el 7ue medita su propia .ida, los muchos 0 tristes
pecados de su .ida pasada, lle#a a esta misma conclusi1n: ANa es
hora de 7uitar, con la caridad 0 la penitencia, con una .ida
abne#ada 0 de sacri/icio, los cla.os 7ue he cla.ado en el cuerpo de
mi ;eñor, 7ue tanto su/re por mi(A
"3e amó y se entregó a sí mismo por mí0$ Muri1 por m$> 0o
7uiero .i.ir por Pl( -e o/rendo mi .ida> 7ue sea su0a, con todas sus
luchas, miserias 0 dolores(
E= DC16@1=D?1, 4BD I12;D ?7 672 DH2D?7G9?1
El 7ue as$ .e a Cristo 7uerr3 ser a#radecido para con Pl, pues
tanto nos am1 0 su/ri1 por nosotros(
4C1mo ser a#radecido a Cristo6 Vi.ir a partir de ahora en el
amor 0 hacer penitencia por mis pecados( Esta es la .erdadera
compasi1n( Vi.ir la caridad, lle.ar a los dem3s hombres a Pl>
reparar la ca$da, bañarse en la san#re de Cristo(
"ermano m$o: 4Amas al ;eñor6 2ues traba8a como puedas,
aun a cambio de tu comodidad, aun7ue ten#as 7ue su/rir las be/as
de los dem3s o hacer al#Dn sacri/icio> traba8a para 7ue el rostro de
Cristo brille en el alma de muchos hombres, 7ue .an como cie#os
en la oscuridad(
Api3date de Cristo por las almas /r$as, por a7uellas 7ue no se
conmue.en al .er a Cristo cruci/icado( 2or a7uellas 7ue
permanecen AneutralesA aun estando al pie de la cruz( 2or
a7uellas 7ue se comportan como los soldados romanos en la
cruci/i'i1n del ;eñor( Estos no estaban en contra de JesDs, ni
estaban tampoco a su /a.or> sobre ellos suced$a el #ran
acontecimiento de la historia, 0 ellos, en cambio, se sentaron
tran7uilos al pie de la cruz, para 8u#ar a los dados( All3 arriba,
en la cruz, el "i8o de 9ios derrama su san#re por los hombres,
<+2
tambin por ellos> 0 ellos, bostezando de tedio, se entretienen
en 8u#ar( KTan cerca de ellos est3 9iosL KN tan, le8os de 9ios
est3n ellosL
En cu3ntos hombres ho0 d$a se repite esta dolorosa
situaci1n: 9ios est3 tan cerca de ellos 0 ellos tan le8os de 9ios(
Est3n bautizados> la san#re de Cristo corri1 sobre sus cabezas>
pero a ellos no les importa( "ace tiempo 7uiz3s se con/esaban
0 comul#aban, recib$an el cuerpo Cristo> despus pasaron
años, decenios, sin hacerlo, 0 as$ rompieron la comuni1n
espiritual con su dulce Redentor( Est3n con nosotros en una
misma ciudad> .i.en en la misma calle, acaso en el mismo piso(
-a i#lesia, el ;ant$simo ;acramento, el con/esonario, est3n a la
misma distancia de ellos 7ue de nosotros( O0en el repi7ueteo
de las campanas 7ue con.oca para la misa dominical> pero
nada de esto les interesa(
N mientras los .erdaderos /ieles procuran reno.ar la ima#en
de Cristo en su alma con la oraci1n 0 la recepci1n de los
sacramentos, ellos de nada se preocupan, de nada se enteran>
s1lo piensan en di.ertirse o en #anarse el sustento( 5uiz3 no
son malos, no atacan a la reli#i1n> pero no se cuidan de ella, 0
as$ de nada les sir.e la san#re de Cristo( K5u pena da el
decirloL K9e nada les sir.e la san#re de CristoL
2ero 4es posible 7ue la san#re de Cristo se derramase en
.ano6 -as palabras de JE;:CR@;TO parecen responder
a/irmati.amente( Al .er Cristo la obstinaci1n de Jerusaln di8o,
con los o8os arrasados en l3#rimas, estas palabras: "5h, si
conocieses también t*, por lo menos en este día que se te ha
dado, lo que puede traerte la paz.$ !-ucas <G,*2%( KCu3ntas
.eces estu.ieron en presencia de Jesucristo los moradores de
JerusalnL KCu3ntas .eces le .ieron 0 o0eronL 2ero su coraz1n
permaneci1 duro 0 obcecado(
Api3date de Cristo 0 preocDpate por estas almas indi/erentes(
; el ap1stol 7ue las conduzca a Cristo( ?o sea 7ue la san#re de
Jesucristo corra en .ano por ellas(
AC9N?D@7 ?7 C296@1, C21;7@95B?1=7 GD;<9D2 ?7 A9?D
9espus de azotar los soldados a JesDs, le hicieron entrar en el
pretorio, para esperar 1rdenes( A /in de pasar el rato, se les ocurri1
una di.ersi1n atroz( "ab$an o$do durante el interro#atorio 7ue este
<++
pobre hombre, maltrecho, 7uebrantado, era el Ere0 de l os 8ud$osF(
EK"a#amos, pues, de Pl un re0 de comedia 0 betaLF
-e imponen los distinti.os del poder real: un manto RproM
bablemente un .ie8o paño ro8o de soldadoR, una corona, pero de
espinas, 0 un cetro, pero de caña( 9espus doblan las rodillas ante
Pl, 0 se mo/an entre carca8adas: AK9ios te sal.e, re0 de los 8ud$osLA
-e escupen> co#en la caña de sus manos, 0 con la misma le dan
#olpes en la cabeza> le abo/etean 0 dan puñetazos(((
Tanto horror no puede repararse sino con promesas de amor:
!e:or mío, cuando te azotaban y escarnecían y coronaban de
espinas y crucificaban, ;* no enviaste a otro en sustitución tuya0
3e has amado y te has entregado por mí0 7o también te amo y te
entrego mi alma0 ;e ofrezco mi vida, pues quiero cumplir todos tus
mandamientos0 &uiero cumplirlos perfectamente0
4o pasaré un día sin oración0 (articiparé lo más frecuentemente
que pueda de la !anta 3isa0 7 así tendré la seguridad de alcanzar
después de la muerte la vida eterna0 (orque precisamente para
esto te entregaste por mí0
<+*
(I(. J4?D6
-a piedra de to7ue para 8uz#ar la .erdadera amistad, la
.erdadera /idelidad 0 bondad, siempre han sido los d$as malos 0 no
los buenos( Irandeza alma o debilidad moral, car3cter /irme o
cobard$a .er#onzosa, /idelidad o inters mez7uino, nunca se
mani/iestan con m3s claridad 7ue en las horas de prueba(
2asemos re.ista en los si#uientes cap$tulos a a7uellos
persona8es 7ue tu.ieron un papel importante en la 2asi1n de JesDs>
e'aminemos su conducta 0 sa7uemos una lecci1n para nuestra
.ida(
El primero 7ue llama nuestra atenci1n es el ap1stol traidor, a7uel
cu0o /in no pudo ser m3s tr3#ico: Judas( El ;eñor le desi#n1 para
una alt$sima misi1n, 0, no obstante, tu.o 7ue pronunciar contra l
estas palabras 7ue causan terror: $3ás le valiera no haber
nacido !Mateo 2C,2*%(
-a traici1n de Judas /ue la ma0or de las traiciones( ;u in/idelidad
ha 7uedado como un e8emplo de lo peor( "o0 d$a todo el mundo
conoce mu0 bien lo 7ue si#ni/ica el Abeso de JudasA, o la Apa#a de
JudasA(
L16 9B@7B@16 ?7 J76M6 CD2D 6D=AD2=7
-o peor de Judas no es 7ue ha0a sido a.aro 0 tacaño, o 7ue se
ha0a #uiado solamente por el propio inters((( sino el haber besado
hip1critamente el rostro de JesDs, 7ue siempre irradi1 clemencia, el
haber .endido por dinero 0 traicionado .ilmente al ami#o m3s /iel(
-a traici1n de Judas ad7uiere colores especialmente espantosos
si se comparan con los intentos del ;eñor para #anarle( KCu3ntas
cosas intent1 JesDs para sal.arle cuando se encaminaba por el
camino de la perdici1nL
Cuando J:9A; en la :ltima Cena pre#unt1 c$nicamente al
;eñor: %!eré yo acaso, !e:or, quién va a traicionarte), habr$a
merecido 7ue el ;eñor se lo echase en cara delante de todos, para
7ue lo o0eran: ;$, eres tD> tD eres el traidor(
<+,
2ero JesDs no lo hizo( RK5uin sabe((( K7uiz3s se con.ierta
toda.$aLR 5uiz3 se lo di8o al o$do para 7ue nadie lo o0ese> o acaso
se lo di8o al coraz1n: ;$, eres tD(
KEres tDL Reconoce tu pecado 0 te aco#er con #ran ale#r$a(
2ero el alma de Judas era de pedernal( ;e le.ant1 de la mesa,
sali1 del cen3culo 0 se /ue para .ender a Cristo( Tres palabras
añade el E.an#elista 7ue pro0ectan una sombra de tra#edia sobre
la narraci1n: $2ra de noche$ !Juan <+,+)%( ?oche oscura, sin
esperanza( 4?o es perderse para siempre en la noche oscura el
abandonar a Cristo6
El ;eñor no renunci1 tan pronto al coraz1n de su disc$pulo( -le#a
Judas #uiando a los soldados> se acerca a JesDs, le besa: 5ve,
rabbi. +ios te salve, 3aestro(
KA.e RabbiL Rdice Judas a Cristo(
KA.eL Ras$ empez1 el mensa8e de la Anunciaci1n 7ue el 3n#el
Iabriel di8o a Maria> AA.e, #ratia plena(A
KA.eL Ras$ empieza todos los d$as en labios de millones 0
millones de cristianos el rezo del AA.e Mar$aA(
K9es#raciado JudasL KEn 7u insondables abismos has ca$doL
2ones el m3s hermoso s$mbolo de la /idelidad, del amor, del
mutuo aprecio, al ser.icio de tu in/idelidad, de tu de#radaci1n 0
traici1n ne/anda(
2ero el ;eñor toda.$a en a7uel momento 7uiso sal.arle( Al beso
traidor contesta con el amor 7ue in.ita al arrepentimiento: $-5migo.
%5 qué has venido) !Mateo 2C,,)%(
"-5migo. KCu3ntos recuerdos le .inieron entonces a Judas al o$r
estas palabrasL KEl recuerdo de tantos meses transcurridos 8unto a
CristoL KEl recuerdo del amor ardiente, del 7ue tantas .eces /ue
testi#oL
2ero las

palabras de JesDs resonaron sin hallar eco( El coraz1n
de Judas permaneci1 duro como el hielo( Ten$a 0a en su bolsillo el
dinero: treinta monedas de plata( Cuando una bestia mataba a un
escla.o, el dueño de la bestia ten$a 7ue pa#ar treinta monedas de
plata( 4Era esto lo 7ue .al$a JesDs a los o8os de Judas6 2odr$as
haber hecho de balde tu espantosa traici1n, 0 as$, por lo menos,
podr$amos tener l3stima de ti como de un loco( O haber pedido,
por lo menos, #randes tesoros, oro, mucho oro, una montaña de
<+C
oro, para 7ue pudisemos odiarte por tu a.aricia( 42ero por tal
cantidad6 42or treinta monedas de plata6
4Entre#ar a tu ;eñor por el precio en 7ue se .end$an los
escla.os6 Tan miserable eres(((
TD /uiste el 7ue primero te despreciaste a ti mismo( TD mismo el
7ue, a las pocas horas, te condenaste para siempre(
2ocas horas despus ca01 Judas en la desesperaci1n( ;e arreM
pinti1 de su acto> hubiera 7uerido deshacerlo, pero 0a era tarde( -a
Dnica respuesta 7ue recibi1 de los enemi#os de Cristo /ue sta:
"%&ué nos importa) 5llá t* $ !Mateo 2H,*%
N se ech1 al suelo #ritando( 2isoteaba rabiosamente las treinta
monedas de plata( ;e mesaba los cabellos /uriosamente( 9aba
#olpes con su cabeza contra las piedras, 0 se ras#aba como un
loco los .estidos(
Abandonado de los hombres, ale8ado de 9ios, l mismo se
conden1> con la( misma mano sacr$le#a con 7ue acept1 el dinero 0
abraz1 en el huerto al Maestro traicionado, se 7uit1 la .ida(
E6G1H9?1 CD2D 672 DCF6@1=
K5ue espantoso el pensar 7ue Judas /ue un d$a ap1stol 0 tu.o
ante s$ la #loria de una brillante misi1nL Abro el cap$tulo Y del
E.an#elio se#Dn ;an Mateo, donde se consi#nan los nombres de
los doce ap1stoles> all$ est3 tambin el de Judas( KMisi1n sublimeL
Que uno de los miembros m3s a#raciados de la humanidad>
hubiera podido ser hasta ob8eto de en.idia mientras e'ista el
mundo( Vi.i1 tres años 8unto a JesDs, #oz1 de su $ntima amistad(
O01 d$a tras d$a las admirables enseñanzas 7ue brotaron de los
di.inos labios( Vio un d$a 0 otro d$a los portentosos mi la#ros: c1mo
lle#aban al ;eñor los tullidos 0 otros en/ermos, c1mo se
marchaban 8ubilosos, c1mo lle#aban hombres car#ados de
pecados 0 se marchaban con el alma puri/icada( Todo esto lo .io
Judas(
N por la noche, despus de cual7uier 8ornada /ati#osa, pudo
escuchar de labios del Maestro las palabras tern$simas 7ue lleM
#aban al coraz1n( KN le .io rezarL 2or decirlo de una .ez, Judas
estu.o en medio del sol brillante del E.an#elio, 0, con todo, su
coraz1n permaneci1 /r$o, helado> su alma 7ued1 en la oscuridad(
<+H
$,no de los doce$ !Mateo 2C,<*%( El ;eñor le di8o tambin a l:
$>en, sígueme0$ -e esco#i1 para predicar su reino( Tambin l
hubiese tenido 7ue esparcir la luz del E.an#elio por el mundo,
como lo hicieron los otros once, 0 tambin l, despus de una .ida
sacri/icada por Cristo, reinar$a triun/ante en el cielo con Jesucristo(
¿P12 345 67 C72?9F?
4C1mo pudo lle#ar a tal e'tremo6
-a primera raz1n es sta: 9ios llama a todos pero no todos, por
des#racia, si#uen el llamamiento( 9ios habla a todos> pero no
todos responden( 9ios da talentos a todos, pero no todos los
saben administrar( ;i ca01 Judas /ue por7ue l no 7uiso culti.ar su
alma> no luchó desde el primer momento por eAtirpar la mala
hierba que apuntaba(
-a inclinaci1n al mal e'iste en todos los hombres> todos hemos
de luchar con denuedo contra los deseos pecaminosos de
nuestra naturaleza0 Judas no luch1, 0 esto /ue su perdici1n(
2rincipio interesante de la Q$sica es la le0 de la #ra.edad(
;e#Dn ella, el cuerpo 7ue cae de la altura no se acerca al suelo
siempre con la misma .elocidad, sino 7ue sta .a aumentando
con/orme ba8a(
Esta le0 ri#e tambin en l orden moral( KA0 de a7ul 7ue #uiña
el o8o al pecado, 0 empieza a dialo#ar con lL El 7ue empieza a
ba8ar por la pendiente, .a desliz3ndose cada .ez con ma0or
.elocidad, 0 cae con tanta ma0or /uerza cuanto m3s ha ba8ado por
la pendiente( ?o parece sino 7ue unos brazos misteriosos salen de
la tierra, del /ondo del pantano, 0 atraen al des#raciado 7ue no /ue
lo bastante /uerte para sal.arse del primer paso en /also(
Cuando el tra8e empieza a ras#arse, se ha de coser inmediaM
tamente, de lo contrario, se ras#a m3s( ;i ha0 una rendi8a en el
di7ue, tiene 7ue ser cerrada inmediatamente, por7ue, de lo
contrario, las a#uas rompen el di7ue 0 lo arrastran todo(
En Judas un comienzo de a.aricia /ue la pe7ueña #rieta> en
otros, el sensualismo 7ue asoma, la .anidad, la ambici1n de
poder, la pereza, o el deseo placeres( ;u perdici1n .iene
/a.orecida casi siempre por7ue cuando era 8o.en ni los padres, ni
los educadores, ni l mismo interesado, lo tomar3n en serio(
<+O
Es posible 7ue Judas comenzara a ser ladr1n 0a en la niñez,
sustra0endo cosas pe7ueñas, de poca monta( N as$ la le0 de la
#ra.edad si#ui1 traba8ando en l(
El #uardaba la bolsa comDn de los ap1stoles 0 empez1 a hurtar(
Andar$a con tiento para #uardar las apariencias( Era tan h3bil 7ue,
e'cepci1n hecha de JesDs, nadie sino ;an Juan not1 el hurto del
dinero( Cuando Judas se escandaliza hip1critamente de 7ue Mar$a
Ma#dalena derrame el un#]ento precioso sobre los pies del ;eñor
0 no d su precio a los pobres, ;A? J:A? obser.a: $2so lo di/o,
no porque le importasen los pobres, sino porque era ladrón, y
teniendo la bolsa, robaba el dinero que se echaba en ella$ F1uan
GJ,HI0
KA 7u e'tremo lle#a el hombre si no lucha contra sus pasionesL
(asiones las tenemos todos; son patrimonio com*n de los
hombres0 9uchar contra las mismas, para que no nos dominen, es
un deber primordial de la vida cristiana0 En uno es especialmente
/uerte la .anidad> en otro, la ambici1n de poder> en el tercero, un
sensualismo desen/renado( En Judas era e'traordinariamente
/uerte la pasi1n del dinero( Esta pasi1n /ue su/iciente para
empu8arle hacia la perdici1n 0 hacer de l un traidor(
En los cables de alta tensi1n, pintamos un rel3mpa#o en zi#za#
0 una cala.era, como señal de ad.ertencia, para 7ue todos .a0an
con cuidado( Con todas las pasiones deber$amos hacer lo mismo:
KTendr$amos 7ue pintar una cala.era sobre cada una de ellasL
-¿Q45 ;7 ?D2596 69 16 =1 7B@27H1?.
"%&ué me daréis si os lo entrego) 7 se convinieron con él en
treinta monedas de plata$ !Mateo 2C,<*%(
KAtenci1nL -as treinta monedas de plata si#uen circulando sin
descanso por este mundo( Corren entre nosotros como premio a la
traici1n, 0 miles 0 miles de manos se

alar#an para co#erlas(
45u 7uieres darme, si te lo entre#o6 9ame un empleo, dame
un nombramiento, 0 0o abandono mi /e, mis principios> mis
con.icciones( 9ame un matrimonio rico, un matrimonio
acaudalado, 0 0o do0 por ello la /e cat1lica de mis hi8os, 0 la
tran7uilidad de mi propia alma( 9ame una cadena de oro o unos
diamantes, 0 do0 mi pureza( 9ame una noche llena de placeres, 0
por ella do0 mi sal.aci1n eterna( 9ame un poco m3s de
comodidad, 0 no permitir 7ue nazcan los hi8os 7ue 9ios 7uiere
<+G
concederme( 9ame una hora m3s de estar en cama, 0 0o do0 por
ella la misa dominical(
KA0L Cu3ntas .eces se si#ue o0endo en la actualidad la
pre#unta de Judas: $%&ué me daréis si os lo entrego)$
Judas cre$a 7ue #anar$a pecando, pero el pecado Res
costumbre su0a hacerloR le en#añ1(
Judas cre$a 7ue al recibir las treinta monedas de plata lle#ar$a
al colmo de la /elicidad( ;e lo promet$a el diablo, como promete a
otros ser /elices> a cada uno le caza de di/erente manera, le co#e
por el lado /laco, por donde se le pueda co#er> pero en#aña a
todos tan ladinamente como a Judas(
Na tienes el dinero( 4Eres /eliz6 -a suma 7ue anhelabas est3 en
tu bolsillo( 4Eres /eliz6 4Qeliz por lo menos para un año6 42ara un
mes6 K?o lo eres ni un solo d$aL
Al poco rato empez1 a clamar en Judas la .oz de la conciencia>
le .ino el terrible desen#año, el terrible despertar 0 darse cuenta
de lo 7ue hab$a hecho, 0 Judas se suicid1(
KCon 7u pro/unda psicolo#$a lo e'presa la ;a#rada EscrituraL
Apenas comete Judas el pecado, estalla en l la acusaci1n de la
conciencia como la irrupci1n de un .olc3n(
45uin no ha tenido momentos seme8antes6 Momentos en 7ue,
de repente, .emos con claridad 7u mentiroso, 7u /alaz, 7u
malo, 7u miserable es el pecado( C1mo nos seduce, c1mo
promete, c1mo se insinDa hasta 7ue lle#amos a cometerlo 0 7ue
sarc3sticamente se r$e despus ante nuestros o8os 0 nos sume en
dolorosos tormentos 0 nos abandona(
4?o 7ueremos correr la suerte del Judas6 Entonces no
ol.idemos lo 7ue prometimos en el santo bautismo( E4Renuncias
al diablo6A A;$A 4N a todos sus lazos6A E;$F
",no de vosotros me entregará$ !Mateo 2C,2<% Rdi8o el ;eñor en
la Ultima Cena( N los ap1stoles, uno tras otro, le pre#untaron
entristecidos: $-!e:or. %!oy yo acaso)$ KO8al3 si 0o tambin
pre#untara muchas .eces preocupado: K;eñorL 4Te he traicionado
en mis pensamientos, en mis planes, en mis palabras, en mis
obras, en mis omisiones6
<*)
HDGLD @97;C1 347 B1 12D<D
Iran tra#edia /ue la de Judas al caer en tan #ra.$simo pecado>
pero mucho ma0or /ue su tra#edia al caer en la desesperaci1n 0
perder su con/ianza en la misericordia de 9ios0
4N sabes por 7u lle#1 a la desesperaci1n6 2or7ue no sol$a
rezar, por7ue no oraba( 2ara #uardar las apariencias 0 no delatar
el estado de su alma a los dem3s ap1stoles, con h3bil hipocres$a
/in#$a 7ue oraba> pero su esp$ritu hac$a 0a mucho tiempo 7ue
estaba mu0 le8os de 9ios( 4C1mo lo s6 2or7ue si hubiese rezado
bien, no habr$a lle#ado a tal e'tremo( Al despertar su conciencia,
busca a0uda por todas partes> tan s1lo de8a de acudir a 9ios(
2ara l no e'iste 9ios, por7ue ha ol.idado la oraci1n(
N, sin embar#o, Judas se arrepinti1 de su pecado( $5rrepentido
de lo hecho$ F3ateo GM,OI se /ue a los pr$ncipes de los sacerdotes(
N con/es1 su pecado( $He pecado$ Rdi8o( N de.ol.i1 el dinero
#anado en pecado( "e ah$: arrepentimiento, con/esi1n 0
satis/acci1n> no obstante, se conden1( ;e conden1, por7ue /altaba
al#o, una cosa insi#ni/icante, pero realmente imprescindible: la
confianza en el amor del Cristo misericordioso, lleno de perdón0
-a historia de este des.enturado ap1stol nos o/rece estas
#randes enseñanzas( Resiste a tus inclinaciones pecaminosas
cuando toda.$a es pronto( ?o te /$es del demonio, por7ue te en#aM
ñara( N si has sido tan des#raciado 0 has ca$do, no te desesperes
nunca0
A todos los pecadores arrepentidos diri#e el ;eñor las palabras
consi#nadas por el pro/eta @;AJA;: $5unque vuestros pecados
sean ro/os como la #rana, quedarán vuestras almas blancas como
la nieve !@sa$as <,<O%( N ;A? J:A? CR@;W;TOMO, al hablar de
los pecadores arrepentidos, dice: A42or 7u cuando caen
chispas en el mar, no lo in/laman6 2or7ue el mar las apa#a( Tus
pecados son chispas> 0 el mar es la misericordia de tu 9iosA
!"om( O, de poenit(, n(@%(
!e:or, grande es mi pecado, pero es más grande es tu bendita
misericordia0
En el mismo d$a 0 acaso en la misma hora en 7ue estaba
enhiesta la cruz ensan#rentada del I1@#ota, all$, en otra parte
de Jerusaln, en la oscuridad de un bos7ue solitario, pend$a de
un 3rbol el cad3.er de Judas, el traidor(
<*<
K5u espantoso contrasteL En el 3rbol de la cruz pende el
;al.ador, 7ue derrama su san#re por nosotros, 7ue muere por
todos, tambin por m$, tambin por Judas> del otro 3rbol est3
col#ado Judas, el suicida, por 7uien muri1 Cristo en .ano>
por7ue el mismo Judas le .ol.i1 la espalda(
;i acaso lle#o a caer de nue.o en el pecado, cuando .uel.a a
JesDs, a m$ tambin me pre#untar3: $5migo, %a qué has
venido)$ ;eñor m$o Rle dirR, no .en#o para traicionarte ni para
o/enderte de nue.o, sino para pedirte perd1n, hacer penitencia,
amarte de nue.o 0 reparar el pasado> he .enido para 7ue de ho0
en adelante mi perse.erancia en tu se#uimiento sea la
e'presi1n .ibrante de mi amor a#radecido(
<*2
((. P7?21
9os /ueron los ap1stoles 7ue ne#aron a Cristo: Judas 0 2edro;
pero K7u distinta la suerte de los dosL Judas hizo traici1n al ;eñor,
0 al darse cuenta cabal de su horrendo acto, se suicid1 en un
arrebato de desesperaci1n( 2edro tambin ne#1 al ;eñor> pero el
;eñor le perdon1 por7ue se arrepinti1 0 con/i1 en su misericordia(
E= GD2NG@72 ?7 P7?21
-a ca$da de 2edro nos ser$a del todo incomprensible si no
conocisemos de su car3cter m3s 7ue el /er.or reli#ioso, la enM
tereza, su nobleza, su buena .oluntad 0 honradez desinteresada, 0
no tom3semos en cuenta, por otra parte, su precipitaci1n 0
.ehemencia(
;an 2edro era realmente un esp$ritu pro/undamente reli#ioso>
los E.an#elios dan testimonio de ello en .arias ocasiones( Na
antes de entrar en el campo de atracci1n 7ue rodeaba a nuestro
;eñor, es, con su hermano Andrs, disc$pulo de Juan el Bautista>
entones encontr1 a JesDs por .ez primera, 0 al 7uedar prendado
de los atracti.os del Maestro, se adhiri1 a Pl con entusiasmo(
Pl ;eñor premi1 .arias .eces el /er.or de 2edro( En la
trans/i#uraci1n del Tabor 0 en la a#on$a del huerto de
Ietsemani, 2edro se cont1 en el nDmero de los disc$pulos
predilectos> m3s aun, le constitu01 cabeza .isible de su /utura
@#lesia(
2edro dio pruebas a cada paso de desinters 0 nobleza de
3nimo, de amar .erdaderamente al ;eñor( Recordemos, por
e8emplo, la escena de la :ltima Cena, cuando, por humildad, no
consiente 7ue su Maestro le 7uiera la.arle los pies: $+e ninguna
manera me lavarás los pies$ 8e'clama en un primer momento(
N JesDs le ad.ierte: $!i no te los lavo, no tendrás parte conmigo0$
A estas palabras contesta 2edro, arrebatado de /er.iente amor:
$!e:or, no solamente mis píes, sino también las manos y la
cabeza$ !Juan 2+,OMG%(
Recordemos tambin a7uella escena del mar de Tiberiades(
Al romper el alba los ap1stoles se encontraban pescando( En la
orilla sur#i1 de repente una /i#ura( A la luz incipiente de la
<*+
madru#ada, tan s1lo ;A? J:A? le reconoce( $2s el !e:or$
Rdice( -os ap1stoles comienzan a remar hacia la orilla( 2ero a
2edro le parece demasiado lar#o el tiempo para lle#ar a tierra(
;e .iste la tDnica, 0 se arro8a al a#ua para lle#ar antes 7ue
nadie, a los pies de Cristo( Esto da muestras de su #ran amor
!Juan 2<%(
2ero aun7ue ten#a mu0 buena .oluntad, sea /er.oroso,
entusiasta honrado, /ue tambin Rcomo suelen serlo muchas
.eces tales caracteresR eAcesivamente confiado en sí mismo,
vehemente y precipitado, sus m3s #randes de/ectos( Tales
caracteres, aun7ue pro/undamente honestos, suelen ser
muchas .eces e'a#erados en sus prop1sitos, 0 no est3n en
#uardia contra su propias limitaciones( ;ienten 7ue sus
intenciones son nobles 0 obran sin atender a las circunstancias>
se precipitan, 0 /3cilmente caen en una .ana presunci1n de s$
mismos(
El ;eñor le

llam1 la atenci1n repetidas .eces, pero en .ano(
En la Ultima Cena di8o el ;EVOR a 2edro: "5donde yo voy
t* no puedes seguirme ahora; me seguirás después$0 2E9RO no da
su brazo a torcer, 0 contesta /o#oso: A42or qué no voy a poder
seguirte) 7o daré por ti mi vida$0 JesDs le replica: $%+arás la vida
por mí) 2n verdad, en verdad te digo' 4o cantará el gallo sin que me
hayas negado tres veces$ !Juan <+,+CM+O%( 2ero 2edro no se
con.ence(
Mientras .an hacia el Monte d los Oli.os, JE;:CR@;TO dice
a sus ap1stoles: $;odos vosotros os escandalizaréis a causa de mí
esta noche$( 2E9RO protesta al momento: $5unque todos se
escandalicen, yo nunca me escandalizaré de ti0$ JesDs alude de
nue.o al canto del #allo> pero 2E9RO contesta con ma0or
.ehemencia toda.$a: $5unque tenga que morir contigo, yo no te
negaré$ !Mateo 2C,+<M+,%0
"-5unque todos, yo no.
2edro, con/i1 demasiado en s$ mismo 0 se de81 lle.ar de los
sentimientos 7ue pro/esaba hacia su Maestro(
;i hubiese conocido m3s a /ondo los di.ersos mo.imientos de
su alma, habr$a reconocido 7ue l tambin alber#aba
descon/ianzas 0 cobard$as(
<**
Al caminar sobre las a#uas del mar, K7u a prisa le abandon1
la .alent$aL N de conocer su temperamento, no habr$a pasado
por alto la Dltima ad.ertencia 7ue le diri#i1 el ;EVOR en el
Monte de Oli.os: $!imón, %duermes) >elad y orad para que no
caigáis en la tentación0 2l espíritu está pronto, pero la carne es flaca$
!Marcos <*,+HM+O%(
2edro no hizo caso> por eso se .ino aba8o(
A nosotros tambin nos pasa lo mismo( KCu3ntas .eces nos
en#añamos a nosotros mismos, al con/iar e'cesi.amente en
nuestro propia .al$aL
N1 =1 G1B1:G1
Con/rontando de esta manera las luces 0 sombras del car3cter
de 2edro, comprendemos su triste ca$da, su triple ne#aci1n> las
palabras tristemente memorables con 7ue en el patio del sumo
sacerdote ne#1 al ;eñor: " 4o lo conozco !Mateo 2C,H2%(
45u pasa, 2edro6 42odemos dar crdito a nuestros o$dos6
4?o le conoces6 ?o hace mucho 7ue has cenado con Pl( ?o hace
mucho 7ue has desen.ainado tu espada para de/enderle( 9urante
tres años has estado con Pl d$a 0 noche(
4?o le conoces6 "ace años 7ue escuchas sus enseñanzas 0
eres testi#o de todas sus obras( "as estado con Pl en Tabor, en el
"uerto de los Oli.os> le has .isto orar, padecer estrecheces, luchar,
sudar san#re((( 0 ahora, 4no le conoces6
K2edroL Cuando todos 7uisieron abandonarle, 4no di8iste tD estas
sublimes palabras: $!e:or, %a quién iremos) ;* tienes palabras de
vida eterna0 4osotros hemos creído y conocido que t* eres el
Cristo, el Hi/o de +ios$ !Juan C,C)MH)%((( N ahora, 4no le conoces6
K2edroL Cuando Pl os pre#unt1 a los ap1stoles por 7uin le
ten$ais, 4no /uiste tD 7uien contest1 en nombre de todos: $;* eres
el Cristo, el Hi/o de +ios vivo$) !Mateo <C,<C%((( 0 ahora, 4no le
conoces6
K"a0, 2edro, 4C1mo has podido ser tan cobarde6 Te
reprochamos tu cobard$a, pero si pensamos en nuestra conducta,
cu3ntas .eces podemos .ernos re/le8ados en ti(
%4unca hemos dicho nosotros lo mismo' $4o le conozco)
Cuando el ambiente nos /a.orece, cuando estamos solos> ah s$,
entonces sabemos ser buenos 0 piadosos( KMientras no estamos
<*,
con #ente incrdulaL 2or7ue, de lo contrario, Kcon 7u /acilidad
nuestra conducta hace todo lo posible por aparentar 7ue no
conocemos a Cristo: $-4o conozco tal hombre$.
2edro ne#1 al ;eñor ante una criada por miedo al E7u dir3nF(
-os 2edros modernos le nie#an por una moda, por dinero, por un
placer, por un criterio mundano, por un principio en bo#a, por los mil
0 mil rostros de respeto humano(
"o0 no est3 de moda llamarse cristiano( Actualmente no est3 de
moda el 7ue ha0a m3s de dos hi8os en una /amilia( ?i est3 de
moda adornar la casa con moti.os reli#iosos( "o0 d$a no
est3 de moda con/esarse /recuentemente( ?o est3 de moda, por
tanto: ANo no conozco a tal hombre(A
"a#amos un e'amen de conciencia: 4?unca hemos sido
cobardes cuando deb$amos con/esar al ;eñor6 4?unca le hemos
ne#ado como 2edro6
?ie#a a Cristo el 7ue por miras terrenas abandona sus principios
0 con.icciones morales(
?ie#a a Cristo el 7ue por .enta8as terrenas, para #anarse el
aplauso del mundo, no se atre.e a con/esar su /e 0 practicar su
reli#i1n(
?ie#a a Cristo el 7ue por temor a los hombres no se atre.e a
le.antar la .oz para de/ender sus creencias(
?ie#a a Cristo el 7ue en una con.ersaci1n con sus ami#os
pre/iere bromear sobre cosas /r$.olas 0 obscenas, por7ue todos lo
hacen, para 7ue no se le tache de AbeatoA, Acucu/atoA, o Acat1licoA(
LD C7B?97B@7 8DG9D =D B7HDG9FB
4?o 7ueremos lle#ar a tal e'tremo6 4?o 7ueremos ne#ar al
;eñor6 Entonces e'aminemos con atenci1n c1mo lle#1 2edro a
ne#arle> 7u es lo 7ue le empu81 en su ca$a(
45uiz3 se debi1 a /alta de amor6 45uin se atre.er3 a
a/irmarlo6 Amaba a JesDs, pero ten$a una con/ianza e'cesi.a en s$
mismo( Ten$a un temperamento impetuoso, 0 la

causa de ca$da /ue
sostener un dbil candil /rente al hurac3n> claro est3, el .enda.al lo
apa#1( Que la atre.ida con/ianza en s$ mismo, 7ue se tradu8o en
las si#uientes palabras: $5unque todos se escandalicen, yo
nunca me escandalizaré de ti(
<*C
9esde entonces hasta ho0, Kcu3ntos se han perdido por
con/iar demasiado en s$ mismosL AEstos((( s$> 0o((( KnuncaLF
:n 8o.en 0 su enamorada son buenos, piadosos> pero((( est3n
siempre 8untos, 0 a .eces solos> tienen una con/ianza e'cesi.a
en s$ mismos( ;u con/esor l e l l ama l a atenci1n al 8o.en
sobre este peli#ro: Pl contesta: A?o piense usted nada malo( Con
otros podr$a pasar(((( 2ero 4entre nosotros6 K@mposibleLA
R?o leas a7uel libro /r$.olo> no te relaciones con esos
ami#os> no .eas esa pel$cula indecente(
R?o tema usted por m$( ?o me .a a pasar nada((( a otro tal
.ez, pero 4trat3ndose de m$6 K@mposibleL
R-o creo> tD no tienes malas intenciones> pero((( el molinero
tampoco .a al molino para llenarse de harina, 0 no obstante, se
acaba ponindose blanco(
;an 2edro tampoco se arrim1 al /ue#o para ne#ar al ;eñor(
Ten$a /r$o 0 buscaba un poco de calor( 2ero all$ se encontr1 en
medio de hombres cu0as palabras, pensamientos 0 planes eran
totalmente distintos a los su0os( Cu3ntas .eces notamos en el
cole#io, en la uni.ersidad, en la empresa, en la tienda, en el
taller, all$ d1nde nos lle.a nuestra ocupaci1n, 7ue nos hallamos
entre hombres cu0as palabras, planes 0 actos no concuerdan
con nuestros principios cristianos> entre hombres 7ue nos
pre#untan con sarcasmo cuando .en 7ue no actuamos como
ellos: $%5caso t* también eres discípulo del 4azareno) 4Acaso
tD eres cat1lico6 K5u rid$culo 0 apocadoL K5u beato 0
a#ua/iestas eres((( L 42or 7u no te comportas como nosotros6F
K9ichoso el 7ue hu0e a tiempoL 2edro no habr$a ca$do si
hubiese reaccionado en la primera tentaci1n 0 hubiese de8ado el
calor del /ue#o> por no apartarse de la ocasi1n sucumbi1 miseM
rablemente(
2ero, 40 si no ha0 maner a de hui r , s i he de con.i.ir con
#ente /r$.ola 0 sin principios6 En ese caso, por lo menos,
procura estar unido, lo m3s 7ue puedas, a Jesucristo(
;i 2edro, aterido de /r$o, se meti1 en a7uel ambiente, por lo
menos tendr$a 7ue haberse preparado para el peli#ro con la
oraci1n( 4?o hab$a o$do unos momentos antes la ad.ertencia
del ;eñor en el "uerto de Ietseman$: $>elad y orad para no caer
en la tentación$)
<*H
2ero 2edro no /ue preca.ido ni prudente( Con/iaba
e'cesi.amente en s$ mismo( Pl mismo se e'puso al peli#ro( ;u
ca$da nos ad.ierte 7ue no debemos buscar el peli#ro sin
necesidad 0 7ue no debemos con/iar e'cesi.amente en nuestras
propias /uerzas> ni aun en el caso de haber sido /iel a 9ios
durante muchos años(
Mientras .i.imos, siempre estamos en peli#ro de caer( -a
ca$da de 2edro debe ser.irnos tambin para aprender a es<
cuchar la voz de la conciencia0 K5u poderosa es la conciencia
contra el pecado, si la secundamosL 2edro ca01 por no
estremecerse cuando cant1 el #allo la primera .ez(
KCu3ntas .eces canta tambin para nosotros 0 le.anta su .oz
la conciencia intran7uila: AO0e, no te es l$cito ser tan e#o$sta> no
te es l$cito .er esa pel$cula> has de romper con esta amistad
peli#rosa> no te es l$cito se#uir con tal ne#ocio((((LA
9ichoso a7uel 7ue es dueño de su .oluntad 0 sier.o de su
conciencia( 9ichoso a7uel 7ue escucha siempre con docilidad la
.oz de su conciencia( Como 2edro podemos dar testimonio ho0 de
Jesucristo, 0 ne#arlo mañana, si echamos al ol.ido la palabra del
;eñor: $>elad y orad0$
LD G1BA7269FB ?7 P7?21
Resbalar 0 caer es propio del hombre> le.antarse del pecado es
propio del .erdadero cristiano(
$7 volviéndose el !e:or, miró a (edro$ !-ucas 22,C<% di ce el
E.an#elio despus de re/erir la ne#aci1n del ap1stol(
KCu3ntas cosas le di8o a7uella mirada de CristoL KCu3nta tristeza,
decepci1n 0 reprocheL
R2edro, pero en .erdad, 4no me conoces6 No so0 el Maestro
7ue te

esco#$ para ap1stol( ;o0 0o el 7ue se acerc1 a ti caminando
sobre las olas( 4?o me conoces6 ;o0 0o, al 7ue con/esaste en
Ces3rea 7ue era el "i8o de 9ios( 4?o me recuerdas6
R2edro, 0o so0 el 7ue hace pocas horas me arrodill delante de
ti 0 te la. los pies( No so0 a7uel a 7uin di8iste 7ue pre/erir$as
morir mil .eces antes 7ue ne#arme( 2edro, pero 4no me conoces
toda.$a6
AN .ol.indose el ;eñor, mir1 a 2edro(A
K5u miradaL
<*O
KCu3ntas cosas pasaron por la mente de 2edroL
2ero 47u ha pasado conmi#o6 Realmente, el ;eñor me di8o un
d$a: $;* eres (edro, y sobre esta piedra edificaré mi iglesia$ !Mateo
<C,<O%( 4No, piedra 0 no dbil caña6 4No, /undamento de la @#lesia6
Mas so0 un cobarde ap1stata(((
4Realmente es a m$ a 7uien di8o el ;eñor: $3ira, que !atanás
está preparado para zarandearos como el trigo0 3as yo he rogado
por ti, a fin de que tu fe no desfallezca$6 !-ucas 22,+<M+2%
42ara 7ue mi /e no des/allezca6 ;$, ;eñor, tD has ro#ado por m$,
pero 0o no he acudido a la oraci1n> he ah$ la causa de mi ca$da> he
con/iado demasiado en mis propias /uerzas(
KO8al3 nos disemos cuenta en nuestras tentaciones c1mo nos
mira el ;eñorL
"7 habiendo (edro salido afuera lloró amargamente$ !-ucas
22,C<MC2%(
?o s1lo .io 2edro la tristeza en los o8os de JesDs, .io tambin su
misericordia 7ue le llamaba al perd1n( Mirada triste, como la del
ami#o desen#añado> pero alentadora a la .ez, llam3ndole a tener
con/ianza(
Judas se suicid1 por7ue no cre01 en la misericordia del
;eñor( 2edro, sin embar#o, cre01( En una sola noche le
trai cion1 tres .eces se#uidas((( 8ur1 0 blas/em1 diciendo 7ue
nunca le conoci1((( Mas el mismo ;eñor le hab$a dicho 7ue hab$a
7ue perdonar, no siete .eces, sino hasta setenta veces siete0
2edro 0 Judas, columnas de la @#lesia, de derrumbaron,
por7ue, a pesar de su elecci1n 0 .ocaci1n di.ina, eran hombres,
0, por lo mismo, /r3#iles( Como entonces, tambin ahora en el
reino de Cristo sobre la tierra, en la @#lesia, en el sacerdocio,
.an unidos estrechamente 0 /undidos en unidad dos elementos:
el di.ino 0 el humano, 0 es sa#rado deber de todos nosotros
procurar 7ue lo di.ino se robustezca 0 lo humano .a0a
desapareciendo(
9esde la ca$da de los dos ap1stoles, esta hora trist$sima se
ha repetido en di.ersas ocasiones en la @#lesia( ;e derrumbaron
columnas, hombres llamados 0 esco#idos, cedros 7ue brillaban
en la cima del monte( 2ero a nosotros no nos toca 8uz#arlos ni
condenarlos> tan s1lo rezar por ellos, por los 7ue sucumben(
<*G
4Tienes la costumbre de rezar por los sacerdotes6 Ellos
rezan por ti> no ha0 misa en 7ue no diri8an sus preces por todos
los /ieles( 42ero tD te acuerdas de rezar por ellos6 Reza por los
buenos sacerdotes, 0 tambin por los indi#nos, 0 nunca
propa#ues malas noticias> no murmures> no te #oces con los
esc3ndalos, sino reza( Reza por ellos, para 7ue en el caso de
caer ellos tambin, como Judas 0 2edro, por lo menos su caM
mino torcido no desembo7ue en la desesperaci1n de Judas,
sino en el arrepentimiento de ;an 2edro(
Muchas, .eces tendremos 7ue escuchar como e'cusa de
labios de los pecadores: A2edro tambin ca01(A ;$, ca01( 2ero
no te ol.ides de continuar la /rase: 2edro ca01> pero se con.irti1
e hizo penitencia durante toda su .ida(
Judas ca01 0 no 7uiso le.antarse> 2edro tambin ca01> pero
se asi1 /uertemente de la mano de Cristo 0 se le.ant1( Caer es
humano> pero 7uedarse tendido en el pecado es al#o diab1lico(
?unca 0a pudo ol.idar el Ap1stol su pecado( 2or lo menos,
cada .ez 7ue el #allo cantase, se acordar$a de su traici1n(
9esde su ca$da se .ol.i1 cauteloso 0 descon/iado de s$ mismo(
2ensaba ciertamente en su ca$da, cuando m3s tarde escribi1:
"!ed sobrios y estad en vela' porque vuestro enemigo el diablo
anda como león rugiente alrededor de vosotros, buscando a quien
devorar0 @esistidle firmes en la fe$ !@ 2edro ,,OMG%(
En el año CH, despus de Cristo, en la alturas de la colina
.aticana se alz1 un madero, 0, en l /ue cruci/icado, con la cabeza
hacia aba8o, el ap1stol ;an 2edro> el 7ue en un momento de
debilidad ne#1 al ;eñor, pero hizo penitencia 0 muri1 m3rtir(
<,)
((I. P9=D@16
Todo el odio 0 maldad de 7ue es capaz el coraz1n humano se
hizo patente en la 2asi1n de Cristo( 9espus de Judas el traidor, 0
de 2edro el cobarde, .amos a contemplar a 2ilatos, el hombre /alto
de car3cter, 7ue en tiempos de JesDs representaba el supremo
poder de los romanos en Judea, 0 a 7uien su car#o pon$a en
estrecha obli#aci1n de sal.ar al ;eñor de la .en#anza in8usta de los
8ud$os, pues ten$a poder de sobra para hacerlo> a 2ilatos, 7ue
durante el interro#atorio se con.enci1 por completo de la inocencia
de Cristo 0, a pesar de todo, aprob1 la in8usta sentencia de muerte>
por7ue /ue cobarde, por7ue no ten$a car3cter, por7ue no /ue capaz
de sacri/icarse por la .erdad(
45uin era 2ilatos6
En tiempos de Jesucristo, el pa$s de los 8ud$os era un territorio
sometido a los romanos, 7ue lo hab$an con7uistado> 0 2ilatos era
representante de este poder .ictorioso( -o /ue desde el año 2C hasta
el +C despus de Cristo(
5ue no /uese un persona8e importante dentro del imperio romano
se puede sospechar r3pi damente( El pe7ueño pa$s de
los 8ud$os era un punto insi#ni/icante en el territorio del inmenso
imperio( ?in#Dn alto car#o aspiraba a #obernar ese diminuto pa$s(
En primer lu#ar, por7ue no pod$a esperarse #ozar tanto como en
los otros pa$ses, 0 en se#undo lu#ar, por7ue no era /3cil empresa
tener sometido al 0u#o romano a un pueblo 7ue estaba en
constante rebeld$a(
2ilatos R0a 7ue /ue desi#nado para tal car#oR procuraba, por
lo menos, pasar su .ida lo m3s c1modamente posible, 0 hac$a
cuanto estaba de su parte para pasar sin con/lictos todo el tiempo
7ue all$ le detu.iese su car#o( Vi.ir bien 0 con poca a#itaci1n, tal
era su di.isa(
-o#rar lo primero no pod$a costarle mucho, pues era el
representante del imperio romano( En la orilla del Mediterr3neo
ten$a un palacio, 7ue en punto a ri7ueza 0 pompa nada de8aba 7ue
desear(
<,<
Ten$a, pues, tantas comodidades como 7uer$a> pero no pod$a
decir lo mismo de la tran7uilidad(
2ilatos era un hombre casado> 0 precisamente lo 7ue su esposa
le re/iri1 un d$a era lo 7ue a l empezaba a causarle zozobra(
2arece ser 7ue a ella le hab$an lle#ado bastantes noticias sobre
Jesucristo, 0 7ue en sus charlas con su esposo le hab$a contado
todo lo 7ue de Pl se dec$a> es, a saber, 7ue hab$a aparecido un
nue.o pro/eta entre los 8ud$os> un pro/eta 7ue .en$a de ?azaret,
pero 7ue era realmente e'traordinario> m3s #rande 7ue los
pro/etas anteriores, 0 7ue entusiasmaba sobremanera al pueblo
con su persona 0 sus mila#ros(
Esto precisamente era lo 7ue a 2ilatos le 7uitaba la tran7uilidad(
;ent$a de antemano 7ue l tendr$a 7ue habrselas con seme8ante
pro/eta 0 con el #ran conse8o del sacerdocio 8ud$o> 0a sab$a 7ue los
pr$ncipes de los sacerdotes miraban con malos o8os la actuaci1n
de JesDs de ?azaret( 2ilatos, 7ue no deseaba m3s 7ue
tran7uilidad, no 7uer$a mezclarse en tal asunto(
2ero lo 7ue estaba temiendo, acaeci1( M3s pronto de lo 7ue l
se cre$a(
El año

++ de nuestra Era /ue a Jerusaln para las /iestas de
2ascua( :na #ran multitud de 8ud$os se con#re#aba en la ciudad
para tales /iestas( Era con.eniente 7ue el procurador romano
estu.iese all$ para so/ocar las posibles re0ertas( 2ero a7uellas
/iestas de 2ascua promet$an ser especialmente mo.idas, por7ue
circulaban noticias incre$bles del pro/eta nazareno: 7ue hab$a
resucitado muertos 0 7ue el entusiasmo del pueblo lle#aba al punto
de 7uererle incluso proclamar re0(
Este era el problema 7ue hac$a palidecer a 2ilatos( 2or7ue si no
se hubiese tratado m3s 7ue de cuestiones reli#iosas 0 de
problemas meta/$sicos, poco se habr$a preocupado( 2ero
Kproclamarle re0L Esto si#ni/icaba rebelarse contra el dominio
romano( N esto no pod$a consentirlo l, el representante del imM
perio, el 7ue, adem3s, ostentaba el honroso t$tulo de Aamicus
CaesarisA, Aami#o del CsarA(
2or estas circunstancias, 2ilatos, se#uramente, se ale#r1 al
saber 7ue los 8ud$os hab$an apresado el 8ue.es por la noche al
#ran pro/eta( A;i los mismos 8ud$os acaban con el pro/eta, por lo
menos 0o no tendr 7ue meterme( -e condenar3n 0 no tendr 7u
<,2
condenarle 0o( ;i es inocente o no lo es, no me importa> lo
importante es 7ue ese hombre no turbe mi tran7uilidad(F
;in embar#o, la ale#r$a de 2ilatos no era /undada( -os 8ud$os,
en e/ecto, condenaron a muerte a Jesucristo> pero para 7ue la
sentencia de pena capital surtiese sus e/ectos necesitaban el .isto
bueno del procurador romano( As$ /ue( 9espus de la sentencia del
sanedr$n, todo el #ran Conse8o 0 un inmenso #ent$o condu8eron a
Cristo ante la casa del procurador, pidiendo a #ritos la con/irmaci1n
de a7uella pena muerte(
A presencia de 2ilatos condu8eron a Cristo, atado 0 escoltado(
C296@1 DB@7 P9=D@16
KCristo ante 2ilatosL K5u encuentroL En un lado est3 2ilatos,
7ue #oza del mundo, tiene #ran poder, es escptico, dbil de
car3cter, 0 s1lo piensa en subir 0 lo#rar me8ores puestos( Al otro
lado est3 el pro/eta nazareno, abandonado, maltrecho 0
maniatado, 0 tras l la turba 7ue #rita 0 pide a #randes .oces se
le condene a muerte(
"e ah$ el momento 7ue tanto 7uer$a e.itar 2ilatos 0 7ue
siempre tem$a( 4o había ya más remedio que decidirse por el
profeta o por sus acusadores0 Contemplemos la escena como si
estu.isemos presentes(
Al principio parece 7ue 2ilatos se inclina a /a.or de Cristo 0
7ue terminar3 por colocarse de su lado( 2arece 7ue el sentido
romano del derecho .a a pre.alecer( 2or m3s 7ue #rite la turba,
2ilatos 7uiere enterarse de los moti.os por los cuales Cristo
merece o no la pena muerte( $%&ué acusación traéis contra
este hombre)$ !Juan <H,2G%(
-a muchedumbre si#ue #ritando 0 pide la condenaci1n(
Entonces se 0er#ue en 2ilatos el or#ullo romano, 0 decide(
E-e interro#ar 0o mismo 0 .er lo 7ue merece( 5uiero saber si
son e'actos los car#os de 7ue le acus3is, de 7ue per.ierte a
naci1n, de 7ue proh$be pa#ar el tributo al Csar, 0, sobre todo,
si es .erdad 7ue se considera Re0 !-ucas 2+,2%( 2or7ue si es
.erdad al#uno de estos car#os, 0 7uiere de esta suerte
insurreccionar a los 8ud$os contra el poder de Roma, entonces
s$ 7ue el /allo de la 8usticia le condenar3(A
<,+
2ilatos se retira aparte con Jesucristo( Es la primera .ez 7ue
se encuentran cara a cara( Me ima#ino la mirada 7ue 2ilatos
diri#i1 a JesDs: Kel procurador poderoso contempla a Jesucristo,
tan pobre 0 deshechoL
4Est es el 2ro/eta 7ue siembra la rebeli1n6 4Pste 7uiere
ser Re06 No me ima#inaba a los Re0es de otra manera( KRe0 es
mi señor, el Emperador romano, cuando .a al /rente de las
le#ionesL Re0 so0 tambin 0o, 7ue represent1 el
inconmensurable imperio romano en este pa$s escondido del
mundo( 42ero este pobre hombre, desarmado 0 atado6 4Pste
7uiere ser Re06
-e pre#unta como en tono de duda: "%2res t* el @ey de los
/ udí os)$ ! Juan <O, ++% ( N el matiz de su .oz descubre la
iron$a de su pensar: Con toda tran7uilidad podemos de8ar a los
8ud$os un Re0 tan soñador, tan inocente(
El ;eñor contesta con serenidad estremeciendo por dentro el
alma de 2ilatos( AMi reino no es de este mundo0 7o para esto
nací y para esto vine al mundo, para dar testimonio de la verdad;
todo aquel que pertenece a la verdad, escucha mi voz$ !Juan <O,
+CM+H%( KCon 7u serenidad lo diceL KN 7u tempestad despierta
en el alma de 2ilatosL
-9a verdad. Esta es la palabra 7ue estremeci1 todo el ser de
2ilatos( 5uiz3 se acord1 de su 8u.entud, de a7uellos d$as en
7ue aDn cre$a en la .erdad, 0 sab$a distin#uir el bien del mal, la
.irtud del pecado, lo noble de lo ab0ecto> cuando toda.$a se
#uiaba por criterios nobles 0 buenos(
Mas 47u /ue de todo a7uello6
2oco a poco lo /ue ol.idando, tras .er como muchos
desalmados se abren paso en la .ida a /uerza de codazos, sin
importarles, si es necesario, pisotear el honor, la moral, la
decencia, con tal de conse#uir lo 7ue desean: dinero, poder,
bienestar((( KVio la lucha desi#ual entre la 8usticia 0 el poder,
entre la .irtud 0 la .iolenciaL(((
2rimero lo .io((( 9espus se alist1 l mismo en a7uellas
/ilas((( -e01 a los /il1so/os 7ue dando un barniz de 8usti/icaci1n
a todos esto atropellos, los eri#en como ideal sublime de la
.ida( 9e81 de creer en la .erdad 0 en la 8usticia, de ah$ 7ue en
<,*
sus labios incrdulos se /ormulara la c$nica pre#unta: $%7 qué
es la verdad)$ !Juan <O,+O%(
4N 7u es la .erdad6 Verdad es el poder de las le#iones
romanas( Verdad es la ri7ueza de Roma( Verdad son las cosas
palpables, las 7ue pueden co#er con las manos, las 7ue se
pueden medir 0 contar( Verdad es el 'ito, el brillo, la pompa, el
bienestar, la di.ersi1n, el triun/o( 2ero el alma, la moral, la
.irtud, el honor((( 0 tu reino, 4para 7u sir.en6 %7 qué es la
verdad)
As$ hablaba 2ilatos( N as$ hablan los ami#os de 2ilatos, los
7ue comul#an con los mismos principios desde hace dos mil
años( %7 qué es l a verdad), susurran de / orma c$ ni ca 0
despect i .a( N no ad.ierten 7ue con estas palabras est3n dando
la sentencia de muerte a su propia alma, tan .ac$a 0 ra7u$tica(
9e esta /orma se .uel.en escpticos 0 pesimistas((( Cuando
/ueron 81.enes derrocharon su 8u.entud entre /rusler$as 0
.anidades, torcieron el sentido recto de su .ida 0 no 7uisieron
escuchar a la .oz de su conciencia( Todo a su alrededor es re/le8o
de su propia alma: la .erdad para ellos no si#ni/ica nada> lle#an a
descon/iar de todos, por7ue pro0ectan en los dem3s lo 7ue ha0
dentro de ellos(
2ara ellos, el sentido de su .ida es tratar de #ozar lo m3s
posible( Buscan ansiosos los placeres 0 se re.uelcan como bestias
en el /an#o, 0 7uisieran hacerte creer 7ue pecado 0 .irtud, /ealdad
0 belleza son una misma cosa( ;on como el cie#o de nacimiento,
para 7uien la luz del sol 0 la oscuridad de la noche le parecen lo
mismo( Es imposible 7ue lle#ue a creer en lo bello 7uien lle.a en
su coraz1n la /ealdad(
En e/ecto, para 2ilatos no e'ist$a la .erdad> no ten$a para l
nin#una /uerza> ante l no pesaban m3s 7ue el inters 0 el abrirse
camino a toda costa( KCon 7u descaro lo demostr1 a los pocos
momentosL ?o encontr1 en Cristo nin#Dn delito, 0, no obstante,
mand1 7ue le azotasen(
$9e he interrogado en presencia vuestra, y no hallo en él ning*n
delito de los que le acusáis$((( !-ucas 2+,<*%( E2or tanto, le
casti#arA(
45uin ha .isto seme8ante modo de re/le'ionar6 ?o hallo en l
nin#Dn delito, por tanto((( le de.uel.o la libertad( Esto es lo 7ue se
<,,
deber$a haber esperado( ;i no ha0 delito en l, entonces le habis
acusado /alsamente, 0 0o cierro el proceso 0 le de.uel.o la
libertad( Esto habr$a sido lo correcto( N si 2ilatos lo hubiese hecho,
entonces su nombre no se mencionar$a con oprobio en nuestro
Credo( 2ero 2ilatos no ten$a car3cter( 5uer$a satis/acer al mismo
tiempo a la 8usticia 0 a los 8ud$os( Miraba a las dos partes 0 s1lo as$
pudo lle#ar a esta conclusi1n torcida: E?o hall1 delito en l((( 2or lo
tanto, le har azotar(A
Es una /orma de razonar 7ue no tiene l1#ica( N sin embar#o,
Kcu3ntos hacen lo mismo desde entoncesL ;, siento, 7ue Cristo
tiene raz1n( K;u reli#i1n es tan hermosa, su doctrina tan sublime,
su se#uimiento da tanta /elicidad 0 paz(((L 2or tanto((( por tanto, no
le si#o: por7ue e'i#e sacri/icios 0 abne#aci1n> por7ue el mundo se
reir$a de m$( ;$, todo a7uel 7ue se dice AcristianoF, es decir, Adel
partido de CristoA, pero 7ue con su modo de .i.ir demuestra lo
contrario, se comporta como 2ilatos(
E?unca he pecado contra la luzA, di8o para su propio consuelo el
#ran con.ertido in#ls, el Cardenal ?ESMA?( K5u ale#r$a ha de
sentir 7uien pueda decir lo mismoL ?unca he pecado contra mi
conciencia, contra mis con.icciones 0 principios morales(
Es lo 7ue no pudo a/irmar 2ilatos( N en .erdad habr$a 7ue .er el
tormento 0 la lucha 7ue tu.o 7ue entablar( 2or una parte ten$a
conciencia clara de la inocencia de Cristo, 0 a la .ez, ten$a el poder
de su autoridad romana( Ten$a en sus manos la .erdad 0 el poder,
0 no obstante, ca01 por7ue era cobarde 0 dbil( El pueblo se dio
cuenta ense#uida de su debilidad 0 se apro.ech1 de ella(
KCu3ntas cosas intenta 2ilatos para inhibirse de dar el /alloL
5uiere desentenderse de JesDs en.iando al acusado a "erodes,
para 7ue ste le 8uz#ue( 2ero "erodes se lo de.uel.e nue.amente(
O/rece conceder a Cristo el indulto 7ue suele darse con moti.o de
las /iestas de 2ascua( 2ero el pueblo pide la libertad del asesino,
Barrab3s(
Qracasado 2ilatos en su intento, manda azotar a Cristo, hasta
7ue la san#re salte a borbotones, pensando 7ue as$ 7uiz3s el
pueblo se contentar3 con esto( 2ero el pueblo .e la san#re 0 se
enardece( Conoce la debilidad de 2ilatos, 0 dispara su cañ1n de
ma0or calibre: "!i sueltas a ése, no eres amigo de César; puesto
que cualquiera que se hace @ey, se declara contra el César !Juan
<G,<C%( N el tiro dio en el blanco( 2or completo(
<,C
EK?o eres ami#o del CesarLF KPstos 7uieren delatarme al CsarL
45u dir3 el CsarL Me #ustar$a sal.ar a este hombre inocente>
pero 47u dir3 el Emperador6 45u ser3 entonces de mi por.enir6
4C1mo subir a car#os ma0ores6 Al /in 0 al cabo, no ser3 este
hombre el Dltimo 7ue su/ra in8ustamente( N de todos modos tendr3
7ue morir un d$a((( Entonces, 4para 7u hacer de todo esto
cuesti1n de conciencia6 $Dbis ad crucem$Rpronunci1 la sentencia
R( $!erás crucificado0$ $2ntonces le entregó para que lo
crucificasen A !Juan <G,<C%(
EB67EDB:D6 ?7 =D @2DH7?9D ?7 P9=D@16
-a tra#edia de 2ilatos encierra #randes enseñanzas( 2ilatos
habr$a podido sal.ar a Cristo, de tener un car3cter /irme, 0 una
.oluntad in7uebrantable( ;i de l se hubiese podido decir la #ran
alabanza: "KEs un hombre de palabraLA ;i en .ez de discutir, de
contemporizar, se hubiese decidido a liberarle: ANo de.uel.o la
libertad a este hombre, por7ue no hallo en l delito al#uno(A
2ero esto era lo 7ue /altaba a 2ilatos( -e /altaba la .alent$a 7ue
se re7uiere para obrar consecuentemente( Era cobarde( Era .eleta(
Era adulador( ;onre$a hacia arriba 0 hacia aba8o( 5uer$a estar con
la ma0or$a> era capaz de todo menos de dar la cara por la .erdad(
-a .erdad tiene un enemi#o peli#roso en el miedo Eal 7ue dir3nF>
en el miedo a la opini1n de la ma0or$a, contra la cual s1lo se atre.e
a luchar el 7ue tiene un car3cter /irme como una roca( ;1lo tales
personas se atre.en a de/ender la .erdad(
E;i dependiera de m$, no lo har$a(A RMuchas .eces o$mos
esta e'cusa( A?o me presentar$a tan pro.ocati.amente .estida> no
temer$a 7ue 9ios me concediese tres o cuatro hi8os> no comprar$a
este diario obsceno 0 escandaloso> no me comportar$a as$ si no
/uera por7ue todos lo hacen, si no pensasen as$ los de arribaA(((
2ilatos tampoco habr$a condenado a JesDs si no hubiese sido
por la opini1n de los 8ud$os in/lu0entes(
?o son muchos los hombres 7ue se atre.en a 7uedarse
realmente solos, aislados, por atre.erse a con/esar la .erdad 0
mantenerse en ella( -a .erdad nunca #oza de popularidad, por
esto se la suele desterrar de los pro0ectos de .ida 0 de las
conductas personales(
-a .erdad no est3 su8eta a los cambios de la /ortuna( N no cabe
duda, con hombres del tipo de 2ilatos la humanidad corre hacia la
<,H
bancarrota( ;i las olas embra.ecidas 0 caprichosas de la pasi1n de
la masa no chocan con almas ro7ueñas 7ue se atre.an a luchar
por la .erdad, .amos a la ruina( ;1lo podr3n conducir a la
humanidad por un camino recto 0 se#uro a7uellos 7ue se
comprometan in7uebrantablemente con la .erdad, pase lo 7ue
pase(
L16 P9=D@16 ?7 697;C27
Ma0or 7ue la culpa de 2ilatos [por /allar contra Cristo por miedo
a sus enemi#osRes la nuestra por abandonarle( A 2ilatos pudo
aturdirle el clamor e'i#ente de las turbas( ?o abo#aba aDn a /a.or
del acusado la apolo#$a de una lar#a historia de 2())) años(
2ilatos contaba los años Edesde la /undaci1n de RomaA> 4c1mo
pod$a saber 7ue el mundo anti#uo estaba precisamente a punto de
salir de sus 7uicios 0 7ue la historia empezar$a mu0 pronto a contar
los años desde el nacimiento de a7uel "ombre maltratado 7ue
ten$a delante6
-(ero los (ilatos de hoy pueden ya saberlo. ?o tienen
e'cusas( 2or7ue 2ilatos .i.e aDn ho0( Vi.e en a7uellos 7ue actDan
se#Dn este principio de .ida: A"aciendo un poco la .ista #orda, se
adelanta m3s 7ue siendo honrado(A
Vi.e en a7uellos 7ue dicen: A?o seas nunca tan necio 7ue de8es
escapar la .enta8a 7ue se te o/rece> 47u importa si tu mano 0 tu
alma se ensucian un poco6A
Vi.e en a7uellos 7ue se enco#en de hombros al .er a otros 7ue
se sacri/ican por la .erdad de su reli#i1n 0 de sus con.icciones
morales> .i.e en a7uellos 7ue con cinismo e'claman: A4Verdad6
45u .erdad6 Comamos, di.irt3monos, ha#amos #randes ne#ocios:
Esto es la .erdad(A
Vi.e en a7uellos 7ue renie#an de sus con.icciones 0 abandonan
su /e para adelantar 0 hacer carrera, para conse#uir un buen puesto
o lo#rar un matrimonio .enta8oso(
Vi.e en todos a7uellos 7ue nadan a /a.or de la corriente, 7ue
aDllan por7ue los lobos aDllan> por7ue tomar en serio el car3cter, las
con.icciones, la /idelidad a los principios, la honradez((( no denota
una Epostura pol$ticamente correcta 0 realistaF(
Vi.e en todos a7uellos 7ue pisotean a los inocentes 0, despus,
con posturas compasi.as e condescendientes, se la.an las manos(
<,O
P12 B1 76G4G8D2 =D A1: ?7 64 G1BG97BG9D
(ilatos se lavó las manos0 En .ano, para nada le sir.i1, Kaun7ue
se las hubiese la.ado, no en una 8o/aina de a#ua, sino en el r$o
Jord3nL((( KN no 0a en el Jord3n, sino en el mar de IalileaL
4Bastaban las a#uas de todos los ocanos para borrar de ellas esa
mancha horrenda6 45u mancha6 -a de haber obrado contra su
conciencia0
4O$mos nosotros antes de cada acci1n la .oz de nuestra
conciencia 0 la escuchamos6 4?os pre#untamos 7u ha prescrito
9ios, o m3s bien nos proponemos la pre#unta de 2ilatos: 5u dir3n
los /ariseos, 7u dir3 el pueblo, 7u dir3 el Csar6 KCu3ntos ha0 7ue
pre#untan: 45u dir3 el .ecino, el conocido, mis ami#os, mi
est1ma#o, mi cuenta corriente, mi carrera, mi ascenso6((( N 7u
pocos son los 7ue pre#untan: 45u dice mi conciencia6L
E2ero 4por 7u hacer de esto cuesti1n de conciencia6F Rse nos
contesta con /r$.ola 0 seductora persuasi1n( N sin embar#o, el mal
del mundo moderno est3 precisamente en 7ue los hombres no
7uieren hacer de nada cuesti1n de conciencia(
K9e nadaL K?i del cumplimiento del deber L K?i de las manos
limpiasL K?i de la palabra dadaL K?i de la /idelidad con0u#alL K9e
nada absolutamenteL
2or al#Dn tiempo es posible acallar la conciencia> es posible
arrinconarla, traicionarla, ne#arla, obrar contra ella> pero((( antes o
despus le.anta su .oz, 0 su .oz es terrible(
-a suerte 7ue corri1 2ilatos proclama a .oz en #rito una #ran
realidad( 9ar la cara abiertamente en /a.or de la .erdad 0
permanecer /ieles a Cristo, muchas .eces cuesta sacri/icios> pero
estos sacri/icios le.antan el alma, di#ni/ican a la persona( En camM
bio, el pisotear con cinismo la .erdad no proporciona m3s 7ue una
.enta8a pro.isional, de mera apariencia, 7ue tiene a la lar#a su
represalia(
?o sabemos con precisi1n lo 7ue sucedi1 a 2ilatos despus de la
muerte de Cristo( 2ero sabemos una cosa: no consi#ui1 la carrera, el
ascenso, la /elicidad 7ue deseaba conse#uir, a e'pensas de
sacri/icar a Cristo inocente(
"!i sueltas a

ése no eres amigo de César$ Rtal era la amenaza
de la muchedumbre( 2ues no le solt1( K-e entre#1 a las manos
asesinasL 4;i#ui1 siendo por eso ami#o del Csar6 2ues, no( Como
<,G
lo menciona el historiador Qla.io Jose/o F5ntiqu0 <O, +, <> *,2%, en el
año +C despus de Cristo /ue llamado 2ilatos a Roma para rendir
cuentas al emperador Tiberio( 2recisamente al lle#ar a Roma muri1 M
Tiberio( N el historiador Eusebio anota !Hist0 eccl(, 2,H% 7ue el mismo
2ilatos puso /in a su .ida ba8o el reinado del emperador Cal$#ula, 7ue
sucedi1 a Tiberio(
Meditemos a este prop1sito las palabras de Cristo, del 7ue /ue
cobardemente condenado por 2ilatos: $5 todo aquel que me
reconozca delante de los hombres, yo t ambi én le reconoceré
delante de mi (adre, que está en los cielos0 3as a quien me
niegue delante de los hombres, yo también l e negaré delante de
mi (adre$ !Mateo <), +2M++%(
<C)
((II. H721?76
K5u doloroso es .er c1mo empu8an de una a otra parte al
;eñor, c1mo le arrastran de una autoridad a otraL ?o parece sino
7ue ha de ir de casa en casa para lo#rar la pena de muerte(
9espus de apresarle le lle.an a An3s> ste le en.$a a Cai/3s>
Cai/3s le 8uz#a di#no de muerte> mas para corroborar la sentencia
le en.$a a 2ilatos( 2ilatos est3 con.encido de 7ue el ;eñor es
inocente, pero no se atre.e a soltarle por miedo a los 8ud$os( -e
.iene mu0 bien entonces saber 7ue JesDs es de Ialilea, de la
8urisdicci1n de "erodes( 2recisamente con moti.o de las /iestas de
2ascua, "erodes se encuentra en Jerusaln> l le 8uz#ar3( As$
piensa 2ilatos .erse libre del espinoso asunto, e'imirse de tener
7ue dar sentencia( 5ue /alle "erodes, si Cristo es inocente o
culpable(
Casi

no damos /e a nuestros o8os al leer estos datos en el
E.an#elio( K"erodes tiene 7ue 8uz#ar si Cristo es culpable o noL
"erodes: K:n re0ezuelo oriental 7ue contaba con la #racia de
los emperadores romanos> 7ue en Tiber$ades, a la orilla del -a#o
de Ienezaret, se hab$a edi/icado un ma8estuoso palacio 0 en medio
de cortesanos aduladores lle.aba una .ida sensual, lasci.a, con
"erod$as, la esposa de su hermanoL
K5u pantano de inmoralidad deb$a de haber en a7uel palacio, en
el 7ue el re0 era capaz de dar como #alard1n de un baile
.oluptuoso, a su hi8astra ;alom, la cabeza de Juan el BautistaL KN
ante este re0 corrompido lle.an a CristoL K9elante de ese "erodes,
para 7ue /alle si JesDs es o no culpableL
2re#unta al cie#o si es hermoso el azul del cielo( 2re#unta al
sordo si es bello el sonido del .iol$n( 2re#unta a "erodes si es
culpable o no Cristo(
E= CD6D?1 ?7 H721?76
JesDs es conducido a "erodes( Era la primera ocasi1n en 7ue
"erodes pudo .er a JesDs( N, sin embar#o Rse#Dn anota la
;a#rada EscrituraR, $hacía mucho tiempo que deseaba verle, por
las muchas cosas qué había oído de él$ !-ucas 2+,O%(
<C<
KAhora, por /in, puede .erle 0 hacerle pre#untasL All$ est3 JesDs,
delante de l> est3 atado, completamente rendido( Ahora puede
"erodes interro#arle 0 satis/acer su curiosidad( Aun m3s, ahora le
pa#ar3 el haberle llamado zorro astuto(
Realmente, as$ le llam1 el ;eñor( En cierta ocasi1n le mand1 un
mensa8e con estas palabras: $+ecid de mi parte a ese zorro000 !-ucas
<+,+2%( 2ues ahora el zorro le mostrar3 de lo 7ue es capaz( Toda su
corte 0 su #uardia est3n presentes en la sala del trono, para 7ue
todos puedan dis/rutar, .iendo los portentos del rab$ taumatur#o(
"erodes $le hizo muchas preguntas$ !-ucas 2+,G%, pero JesDs no
le respondi1 palabra(
K?o le di8o una sola palabraL
N, pens3ndolo bien, K7u /3cil le hubiera sido a JesDs #ran8earse
la simpat$a de "erodesL N de esta manera "erodes hubiese se#uido
el parecer de 2ilatos: $7o no hallo delito alguno en este hombre$(
Todas las mañas 0 sediciones de los 8ud$os resultar$an in/ructuosas
/rente a los dos /allos /a.orables de "erodes 0 de 2ilatos(
El ;eñor lo sab$a mu0 bien( ;ab$a 7ue bastaba se#uirle la
corriente, pasar por alto sus de/ectos, miti#ar al#o su se.eridad, 0 su
.ida estaba sal.ada(
2ero no dio la m3s pe7ueña señal de condescendencia( "erodes
Ale hizo muchas pre#untas, pero l no le respondi1 palabraF(
El 7ue no conozca el pasado de "erodes no podr3 comprender el
silencio de Cristo( 2arece como si el ;eñor 7uisiera con su silencio
condenar el estilo de .ida de "erodes(
¿Q495B 72D H721?76?
El "erodes de 7ue a7u$ se trata no es el in/anticida de Beln, el
llamado "erodes el Irande, sino su sucesor, Herodes 5ntipas, 7ue
abandon1 a su propia esposa 0 se cas1 con "erod$as, esposa de su
hermano Qelipe, 7ue aDn .i.$a( Este "erodes ante 7uien, comparece
ahora el ;eñor 0 a 7uien no 8uz#a di#no de recibir una respuesta
su0a, no asesin1 a los niños de Beln, pero si a Juan el Bautista( ;u
.ida lu8uriosa 0 este crimen /ueron la causa de 7ue el ;eñor le tratara
de esta manera(
K;A? J:A? el BA:T@;TAL El precursor inmediato de Jesucristo(
"ombre disciplinado, abne#ado, austero, 7ue mereci1 la ma0or
alabanza 7ue pudo obtener hombre al#uno de labios de
<C2
JE;:CR@;TO: $2n verdad os digo que entre los nacidos de mu/er
no ha aparecido uno más grande que 1uan el #autista$ !Mateo
<<,<<%(
:n car3cter tan /irme, un soldado del ;eñor tan es/orzado, un
esp$ritu /uerte como el #ranito, no hab$a de temblar ante el cruel
"erodes( N cuando ste escandaliz1 a todos cas3ndose con
"erod$as, prima su0a 0 esposa di.orciada de su hermano Qelipe,
J:A? no titube1 en le.antar su .oz para de/ender la le0 de 9ios:
$4o te es lícito tener la mu/er de tu hermanoA !Marcos C,<O%(
Esto result1 demasiado humillante para la mu8er adultera(
Es .erdad 7ue este pro/eta #ozaba de #ran /ama entre el
pueblo( Es .erdad 7ue inmensas muchedumbres le se#u$an( 2ero
esto no se le puede 0a perdonar( KA la c3rcelL Rsusurraba
"erod$as, la mu8er pecadora 0 escandalosa, en los o$dos de "eM
rodes(
As$ /ue puesto en prisi1n ;an Juan Bautista(
?o podemos saber si "erodes, o/endido en sus desen/renados
#oces sensuales, se hubiese contentado con la prisi1n, o si m3s
tarde hubiese decidido por s$ mismo lle.arlo al suplicio( Al parecer
no habr$a lle#ado por su cuenta a .en#anza tan san#rienta((( pero
se hab$a lanzado por la pendiente en busca de placer, 0
di/$cilmente se detiene el 7ue empieza a ba8ar(
-a cosa sucedi1 de esta manera: "erodes celebraba su
cumpleaños( El alcohol debi1 de subir no poco a la cabeza de los
con.idados( -as palabras de Juan: $4o te es lícito tener a esta
mu/er$, 7uemaban las entrañas de "erod$as 0 buscaba la ocasi1n
para .en#arse: KEspera un pocoL KVeremos 7uien .enceL [se dec$a
a s$ misma(
-le#1 el momento 7ue esperaba con astucia( -a mirada de los
hombres se ha .uelto turbia 0 lasci.a por el .ino i n#eri do>
entonces ;alom, radiante de hermosura, rebosante de 8u.entud,
se pone a bailar( -o hace con todo su poder de seducci1n,
buscando e'citar los deseos lasci.os de los hombres 7ue la
contemplan 0 se sienten /ascinados por su embru8o( 9esde un
rinc1n la anima su madre: KAdelanteL K;i#ue as$L
Encandilado 0 embelesado por el espect3culo, "erodes 8ura en
.oz alta ante los in.itados conceder a ;alom cual7uier cosa 7ue
le pida, aun7ue sea la mitad de su reino(
<C+
K-a mitad del reinoL Es decir, todo lo 7ue desees 0 7ue m3s te
apetezca(((
K"a lle#ado el momentoL Como serpiente 7ue se 0er#ue para
morder, "erod$as sisea en los o$dos de su hi8a: K2ide la cabeza de
JuanL 4Comprendes6 ?ada m3s( KTan s1lo la cabeza de JuanL
;alom se acerca a "erodes, 0 con la superioridad de los
.encedores, con .oz de mando, e'clama para 7ue lo oi#an todos:
$&uiero que al instante me des en una bande/a la cabeza de 1uana
el #autista$ !Marcos C,2,%(
"erodes se asust1( Aun7ue estaba borracho 0 /uera de s$, se
7ued1 espantado( ?o contaba con esto( 5uiz3s presinti1 por un
momento 7ue 0a nunca podr$a .i.ir en paz((( 7ue la cabeza cortada
del santo pro/eta

no podr$a 0a nunca 7uit3rsela de su memoria(
KCu3nto le atormentar$an para el resto de su .ida estas dos
palabras: KAdDlteroL KAsesinoL((( -a ;a#rada Escritura dice
solamente 7ue $se puso triste$( "abr$a 7uerido sal.ar a Juan, pero
era un hombre sin car3cter, escla.izado por sus pasiones 0 por el
7u dir3n(
"erodes asinti1 ba8ando la cabeza(
"erod$as hab$a calculado bien( "ab$a 8u#ado con las pasiones
depra.adas 0 las debilidades de "erodes(
As$ ca01 la cabeza de Juan ba8o el hacha del .erdu#o( -a c1lera
encendida de "erod$as se apaci#u1 satis/echa por unos
momentos( Ahora dis/rutaba de un placer sin i#ual al .er la cabeza
de su ma0or enemi#o chorreando san#re en una bande8a(
"erod$as 0 ;alom hace si#los 7ue murieron> pero sus /i#uras
emer#en en la historia de la humanidad una 0 otra .ez, aun7ue con
nombres distintos(
Emer#e de nue.o "erod$as en a7uellos 7ue atizan el /ue#o de la
.en#anza contra la @#lesia, cuando sta condena sus pecados 0 se
atre.e a decir: ?o te es l$cito robar a los obreros(((, no te es l$cito
contraer nue.o matrimonio .i.iendo aDn tu primera esposa, no te
es l$cito((( AKAhL Esto no lo puedo soportar(((A, e'claman, 0 est3n
dispuestos a abandonar la @#lesia 0 a perse#uirla(
Emer#e ;alom de nue.o( Baila 0 e'cita las pasiones de los
hombres, 7ue se de8an escla.izar 0 est3n dispuestos a darlo todo
para satis/acerlas: p$deme cual7uier cosa, dinero, honor, la mitad
de mi reino> te lo dar todo(((, hasta mi .ida eterna(
<C*
E= 69=7BG91 DG46D?12 ?7 C296@1
9elante de este "erodes /ue lle.ado el ;eñor, 0 /ue
precisamente a este "erodes a 7uin no 7uiso el ;eñor responder
ni una palabra( ;u silencio sublime /ue para "erodes una represi1n
mucho m3s dura 7ue cual7uier palabra acusadora(
K2obre JesDsL K Ad1nde has lle#adoL Te dol$a la corona de
espinas, te dol$an los lati#azos, te dol$a los bo/etones((( pero m3s
7ue estos ultra8es te doli1 .erte en a7uella sala donde reinaba la
lasci.ia 0 el e#o$smo re/inado, donde la mirada lu8uriosa de
"erodes 0 de sus aduladores se reba8aban en la ma0or
de#radaci1n(
Comprendemos mu0 bien 7ue en tal sitio 0 en tal ambiente no
hubiese Jesucristo 7uerido hablar( Esta sala, preparada para
cometer toda clase de e'cesos, no era el marco adecuado para la
seriedad de un /allo 8udicial( En una casa cu0as paredes eran
testi#os de un incesto permanente> una casa donde hab$a manos
manchadas con la san#re del pro/eta((( Ken esa casa no 7uiso
hablar JesDsL
N, sin embar#o, el ;eñor no rehusaba hablar con los pecadores,
es m3s, los buscaba( ;in descanso enseñaba a los 7ue andaban
descaminados( KC1mo se ale#raba cuando el pueblo, sediento de
sus palabras, le rodeaba en #rupos 7ue se apretu8aban, tanto
anal/abetos como #entes instruidasL N ahora, ante el hombre m3s
poderoso de Ialilea, no 7uiere pronunciar ni una sola palabra(
Cristo tu.o l3stima de la mu8er adDltera> con.ers1 con la
samaritana 7ue hab$a tenido cinco maridos> se mostr1 clemente
con Mar$a Ma#dalena( 4En 7u se distin#u$an de "erodes6 En una
sola cosa, estas mu8eres estaban arrepentidas de sus pecados(
"erodes /ue la Dnica persona con 7uien no 7uiso hablar el
;eñor( "abl1 a 2ilatos> habl1 a Anas, a Cai/3s> habl1 al ladr1n
arrepentido, 7ue estaba cruci/icado 8unto a l> pero no tu.o ni una
palabra para "erodes( $1amás hombre alguno ha hablado como
este hombre$ !Juan H,*C%, dec$an de Cristo( 2ues bien> 8am3s
hombre al#uno ha callado como este hombre, de un modo tan
/ulminante, tan desa/iante, con un #esto de incomparable
superioridad( ?o habl1 a "erodes por7ue ste era un hombre
obstinado 0 c$nico, 7ue beb$a el pecado como otros beben el a#ua,
sin sentir 0a si7uiera 7ue era pecado( 9e tanto pecar, se hab$a
hecho sordo a la .oz de su conciencia(
<C,
Es terrible 7ue la .oz de la conciencia se acalle en el hombre(
Mientras le atormenta, mientras le 7uema, mientras le roe, no est3
completamente perdido( 2ero, si calla((( 2ues mucho peor es 7ue
se calle Cristo 0 7ue 0a no nos di#a nada(
Ami#o lector: ;i compareciese Jesucristo delante de ti, 4crees
tD 7ue te diri#ir$a la palabra6
El silencio de 9ios es el ma0or casti#o 7ue nos podr$a pasar,
pues e7ui.ale a decirnos 7ue nos ha abandonado( Mientras 9ios
azota, casti#a, puri/ica 0 remue.e((( no estamos perdidos( 2ero
Ka0 de nosotros cuando 9ios se calla en

nuestro interiorL Es lo
7ue 7uiere decir el salmista: $!e:or, no guardes silencio por más
tiempo, no te ale/es de mí$ !;almo +*,22%( N tambin: $!e:or, no
te hagas sordo a mis ruegos0 +ios mío, no sea que no haciendo
t* caso de mí llegue yo a contarme con los que ba/an al
sepulcro$ !;almo 2H,<%(
KCu3ntas .eces se puede o$r la amar#a 7ue8a: lle.o una .ida
honrada, piadosa, decente, 0 nada lo#ro( N a7uel otro, ese .ecino
m$o, 7ue es la misma maldad, 7ue est3 lleno de pecados, tiene
suerte en todo: #oza de bienestar, de buena salud 0 .i.e
tran7uilo(((L
Hermano mío, $no envidies a los perversos ni tengas celos de
los que obran con iniquidad$ !;almo 2C,<%( Antes bien, esp3ntate
de su bienestar 0 de su .ida tran7uila(( 4;abes a 7uines se
suele permitir .i.ir a su anto8o 0 hacer cuanto les apetezca6 A los
presos 7ue est3n

condenados a muerte(
KA0, si la .oz de 9ios se calla en un hombreL
:n silencio espantoso, mortal, suele preceder a la irrupci1n del
hurac3n de.astador(
El silencio de Cristo empez1 por incomodar a "erodes( En el
primer momento se sorprendi1, despus se in7uiet1( ?o
obstante, su cinismo encontr1 una ocasi1n ma#n$/ica para salir
del apuro: $-Haré befa de este hombre.
T1;D?1 C12 =1G1
$Herodes, con todos los de su séquito, le despreció; y para
burlarse de él, le hizo vestir una t*nica blanca, y se lo devolvió a
(ilato$ F9ucas JO,GGI0 ;e burl1 de Cristo, a 7uien no pod$a lle#ar a
comprender(
<CC
4C1mo se le ocurri1 esta idea bochornosa: hacer be/a de
Jesucristo6 -os pr$ncipes de los sacerdotes .omitaron tambin
delante de Pl sus acusaciones> se#uramente le di8eron 7ue a7uel
hombre soñaba nada menos 7ue con hacerse re0( 45u me8or
prete'to 7uiso "erodes para humillar a Cristo6 EEste hombre est3
loco> nada de lo 7ue se le atribu0e se puede tomar en serio> ha0
7ue tomarlo a broma( ?os di.ertiremos 0 reiremos a costa de l,
0 despus lo en.iaremos de nue.o a 2ilatos> 7ue ha#a con l lo
7ue se le anto8e(F
"erodes se .en#1 de Cristo( ;e .en#1 como suelen .en#arse
los cobardes, los .oluptuosos, los malos, los criminales de los
7ue lle.an una .ida santa: haciendo be/a de ellos(
-Cuántos Herodes hay en el mundo moderno. "erodes de .ida
pecadora, c$nica, 7ue no pueden soportar a los de .ida .irtuosa 0
e8emplar, 0 para disculparse los desprecian, se burlan de ellos,
dicen 7ue est3n locos( El mundo est3 lleno de hombres
desalmados, para 7uienes no ha0 nada noble, santo, ele.ado,
por7ue tienen el alma podrida(
KCu3ntas .eces el mundo pecador 0 sensual se burla de Cristo
en sus disc$pulosL N Kcu3ntas .eces los 7ue son dbiles en el
amor traicionan a Cristo precisamente por la be/a de los malos,
de los pecadoresL El hombre puede soportar muchas cosas, pero
le resulta intolerable 7ue ha#an be/a de su persona, 0, sin
embar#o, hemos de soportar aDn la burla por amor a Cristo(
"erodes, el adultero, hizo poner a Cristo una .estidura blanca,
para burlarse de Pl( 9e i#ual manera los hombres /r$.olos se r$en
0 se burlan de los disc$pulos de Cristo por su /orma de .i.ir> les
.isten de desprecio 0 los toman por locos(
El ;eñor permaneci1 callado ante las burlas de "erodes 0 de
sus cortesanos(
K5u di/$cil es mantenerse /irme, con in7uebrantable /idelidad
a nuestros principios, cuando se burlan de uno 0 se nos
ridiculizaL
K5u di/$cil es perse.erar /ieles a nuestras con.icciones en
medio de la carca8ada ir1nica, estridente de los modernos "eM
rodesL
KCu3ntas .eces, los 7ue son coherentes con su .ida cristiana,
a costa de renuncias 0 sacri/icios, tienen 7ue o$r en tono de burla
<CH
0 con aire de superioridad a los "erodes modernos: Ksois unos
beatosL, Aunos cucu/atosL, Kunos oscurantistas medie.alesLA,
AKest3is locosL((((
Eres loco, tD, 8o.en de .einte años, por sostener con esp$ritu de
sacri/icio el duro combate de la castidad(
Eres loca, tD, 8o.en casada, por contentarte con tu marido 0
ale#rarte de los hi8os 7ue 9ios te re#ala(
Eres loco, tD, padre, 7ue .i.es con estrechez por no acaparar
dinero, cuando podr$as robar sin 7ue se notara(
Esto dicen los modernos "erodes(
O8al3 7ue estos AlocosA .a0an en aumento, los Elocos de CristoA
Rtanto 81.enes como adultosR, los 7ue con .alent$a 0 es/uerzo,
si#uen e imitan a Cristo, resistiendo .ictoriosamente, sin titubear,
la burla del mundo(
D76?7 7B@1BG76 67 89G9721B D;9H16
;e#Dn anota la ;a#rada Escritura, desde el momento en 7ue
"erodes de.ol.i1 a Cristo a 2ilatos, "erodes 0 2ilatos se hicieron
ami#os( -o mismo si#ue sucediendo ho0( -a @#lesia 0 la doctrina
de Cristo son atacadas por hombres, partidos, ideolo#$as,
mo.imientos 7ue no tienen nada en comDn, a no ser 7ue el odio
hacia Cristo(
"erodes 0 2ilatos, estos dos #randes enemi#os hasta
entonces, pudieron hacer las paces /undando su amistad en el
odio comDn a Jesucristo( ;i as$ obran los pa#anos, los
descre$dos, con cu3nta ma0or raz1n nos deberemos sentir
ami#os 0 hermanos !a0ud3ndonos 0 apo03ndonos% todos a7uellos
Rindi.iduos, sociedades, instituciones, nacionesR 7ue somos
unos en la /e 0 en el amor a Cristo(
^ ^ ^
Cuenta una anti#ua le0enda 7ue mucho despus de la muerte
del ;al.ador, al 7uerer ;alom atra.esar un la#o cubierto de hielo,
el hielo se rompi1 0 ella se hundi1 hasta el cuello en las a#uas
heladas( ;olamente hasta el cuello( :na /uerza inmensa remo.i1
los tmpanos de hielo, 7ue ba8aron /uriosos, incontenibles>
chocaron contra el cuello de ;alom 0 le cortaron la cabeza(
A7uella cabeza /ue rodando sobre el hielo, con los o8os abiertos,
llenos de terror, dando saltos sobre el hielo, como si danzase locaM
<CO
mente, hasta 7ue, por /in, se hundi1 la cabeza maldita, en otro
tiempo hermosa, 7ue hiciera saltar ba8o el hacha del .erdu#o la
cabeza de ;an Juan Bautista(
Este cuento es in.enci1n de tard$a le0enda( 2robablemente
carece de /undamento(
2ero es cierto 7ue tanto ;alom, la seductora, como "erod$as,
la cruel, sedienta de .en#anza, 0 el lasci.o "erodes, tu.ieron 7ue
presentarse un d$a ante el di.ino tribunal del Juez Eterno> 0
tambin es cierto 7ue en este tribunal inapelable no estaba
sentado el re0 "erodes, sino Cristo, a7uel dulce JesDs de 7uien
"erodes se burl1 0 7ue su/ri1 silenciosamente las palabras de
burla(
2ero Cristo, en su tribunal(((, Kno #uardaba silencioL
!e:or mío 1esucristo, quiero vivir de modo que al llegar un día
yo también a tu divino tribunal no puedas decir que has encontrado
en mí ni un solo rasgo de Herodes0 Haz que sepa escuchar tus
voces de amor en este mundo para que en el otro no me aterren
los acentos de tu /usticia0
<CG
((III. C296@1 J =D6 ;4>7276
4N las mu8eres6 45u papel desempeñaron las mu8eres en la
2asi1n de Cristo6
En la 2asi1n aparecen .arias .eces las mu8eres> pero su papel
es siempre noble 0 edi/icante( ?o tenemos constancia en el
E.an#elio de 7ue al#una mu8er escarneciese a Cristo durante la
2asi1n, 7ue le o/endiese o ultra8ase( Queron .arones los 7ue
ne#aron a Cristo> /ueron .arones los 7ue le apresaron, los 7ue le
condenaron, azotaron 0 cruci/icaron( 2or esto bien se merece el
se'o /emenino una alabanza sincera(
LD 76C16D ?7 P9=D@16
El ;eñor comparece ante 2ilatos( En torno su0o, como mar
alborotado, brama la turba lanzando acusaciones( Todos est3n en
contra de Pl> todos le declaran culpable(
2ero he ah$ 7ue en un determinado momento lle#a un mensa8ero
con un encar#o para 2ilatos( El mensa8e es de su esposa, 0 dice: $4o
te metas con ese /usto, pues he padecido mucho yo en sue:os por
su causa$ !Mateo 2H,<G%(
K2or /in ha0 al#uien 7ue, en medio de a7uella turba obcecada, llena
de odio, llama A8ustoA a CristoK -(or fin se atreve alguien a levantar la
voz en favor de Cristo.
45uin era esa mu8er6
?o sabemos casi nada de ella( ;e#Dn se dice, se llamaba Claudia
2r1cula( ?o importa( -o importante no es su nombre, sino lo 7ue hizo(
-o importante es 7ue su conciencia no se 7ued1 tran7uila con lo
7ue estaban haciendo con Cristo, se compadeci1 de Pl 0 7uiso
sal.arlo como pudo(
-o importante es 7ue se atre.i1 a le.antar su .oz a /a.or de
Cristo, cuando todos estaban en contra de Pl( N es de destacar
7ue esta mu8er ni si7uiera era cristiana(((
Mu8eres como sta son las 7ue se atre.en a le.antar su .oz 0
protestan, aun en medio de los ambientes m3s ale8ados de 9ios,
cuando la /ri.olidad de la ma0or$a se pone de parte de la maldad,
<H)
de#enera en chistes obscenos, ataca a la @#lesia o ridiculiza los
mandamientos de 9ios(
-a esposa de 2ilatos no en.i1 su mensa8e, mo.ida Dnicamente por
compasi1n hacia Cristo( ;e#uramente tambin in/lu01 en ella la
preocupaci1n por su marido( ;e dio cuenta del espinoso problema 7ue
se le presentaba a su esposo, 0 se apresur1 Rcomo cumple a una
esposa /ielR a ponerse a su lado en a7uellos momentos di/$ciles 0
decisi.os con su conse8o 0 buenos sentimientos( Es .erdad 7ue no
pudo cambiar el parecer de su esposo, por7ue ste no la escuch1(
2ero por lo menos hizo todo cuanto pudo> 0 9ios no 8uz#a se#Dn el
resultado, sino se#Dn nuestras intenciones(
Bien merece esta esposa .aliente 7ue la pon#amos como e8emplo
para todas las mu8eres( Ella cumpli1 ciertamente el papel ma#n$/ico
7ue 9ios señal1 a la mu8er: ser conciencia .i.a de la /amilia, 3n#el
protector de su esposo, irradiando nobleza 0 ma#nanimidad( Ella es
modelo de todas las esposas 7ue, con amor abne#ado e in#enioso,
procuran encender en el amor al pr18imo 0 a Cristo las almas de sus
esposos, cuando estos est3n /r$os en lo tocante a la /e(
2or7ue stos son al#unos de los deberes 7ue 9ios con/$a a las
mu8eres(
$He padecido mucho yo por su causa$ Este /ue el mensa8e de la
esposa de 2ilatos(
K5u dichoso a7ul 7ue pueda repetir lo mismo al hacer por la
noche su e'amen de concienciaL "o0 he padecido mucho por el
;eñor(
Cuando en un punto o en otro no he cedido a mis pasiones 7ue me
7uieren escla.izar> cuando en contra del sentir super/icial 0 /r$.olo de la
sociedad he le.antado la .oz con tes1n para de/ender a la @#lesia>
cuando con amor abne#ado e in#enioso he de.uelto a Cristo, in.itando
al ;acramento de la Reconciliaci1n, personas 7ue estu.ieron durante
años distanciadas de Pl> cuando he procurado ser siempre 0 en todas
partes llama .i.a 7ue resplandece en amor a Cristo((( $he padecido
mucho por ?l$( N me siento /eliz de haber hecho al#o por Pl, por 7uien
ha dado su .ida por m$(
"e ah$ la misi1n santa de las mu8eres en la @#lesia: ser #uardianes
de las derechos de 9ios en la /amilia 0 en la sociedad, en la .ida
pri.ada 0 en la pDblica(
<H<
LD !72FB9GD
Otra mu8er 7ue durante la 2asi1n mostr1 un #ran amor compasi.o
hacia Cristo /ue la Ver1nica( -a ;a#rada Escritura no la menciona,
pero la tradici1n piadosa recuerda desde el principio a esta mu8er
llena de compasi1n, 7ue se hizo car#o de lo 7ue estaba su/riendo
Cristo cuando tropezaba ba8o el peso de la cruz, 0 7ue trat1 de
a0udarle como pudo, o/recindole su .elo para 7ue secase su rostro
bañado en sudor( ;abemos 7ue despus 7ued1 la ima#en del rostro
de JesDs estampada en el mismo(
En medio de a7uella arrebato triun/ante de la maldad, K7u
momento de delicada ternura 0 compasi1n nos o/rece la Ver1nicaL
Esta mu8er buena se apiad1 de Cristo en plena calle, sin importarle
lo 7ue pudiesen pensar de ella los dem3s( ?osotros tambin
podemos .er el rostro des/i#urado de Cristo en nuestro pr18imo,
apiadarnos l, 0 traba8ar para 7ue .uel.a a brillar en todo su
esplendor en sus almas(
"o0 tambin Cristo car#a con la cruz 0 mira con .i.as ansias a
todas partes, esperando encontrarse con almas como la de la
Ver1nica( 2or7ue se cuentan por millones las almas en 7ue est3
des/i#urado el rostro de Cristo, seres de#radados en su di#nidad por
el pecado o por la maldad de los hombres(
;on miles los niños 7ue .a#an por las calles de las #randes
ciudades, robando lo 7ue pueden, para .enderlo en la pr1'ima
es7uina( ?o ha0 7uien se preocupe de ellos( KCu3ntos hur/anos sin
madre(((L KEs Cristo su/rienteL 491nde est3n las manos de l as
Ver1nicas, 7ue en8u#uen tu ima#en cubierta de san#re 0 de pol.o6
A millares su/ren los pobres en las capitales( Millares son los
en/ermos 7ue #uardan cama en m$seras casas( Es Cristo 7ue su/re(
491nde est3n las almas 7ue en8u#uen tu rostro6 ;$, tu rostro,
por7ue /uiste TD el 7ue di8o: $2n verdad os digo' 9o hicisteis con
alguno de estos mis más peque:os hermanos, conmigo lo hicisteis$
!Mateo 2,,*)%(
4O0es, hermano6 Cada .ez 7ue consuelas al 7ue llora> cada
o/ensa 7ue no pa#as con .en#anza, sino 7ue perdonas noblemente
por amor a Cristo> cada sonrisa 7ue haces brotar en la cara
an#ustiada de tu pr18imo> cada palabra sua.e 7ue pronuncias
re/renando tu c1lera a punto de estallar> cada buen conse8o 7ue das
a las almas titubeantes, todo ello es un paño sua.e de seda, de
<H2
/in$simo lienzo, con 7ue acaricias sua.emente el rostro des/i#urado
de Cristo(
TD puedes ser como la Ver1nica: no de8es, donde puedas, de
en8u#ar el rostro manchado de Cristo, 7ue si#ue su/riendo de nue.o
en el interior de millones de hombres su 2asi1n(
Traba8emos tambin para 7ue nunca se borre de nuestra propia
alma el rostro de Cristo( Mientras luchamos contra la tentaci1n,
aun7ue sea /uerte como el mar tempestuoso> mientras sostenemos
el combate, por mu0 cruel 0 san#riento 7ue sea, el rostro de Cristo
si#ue brillando en nosotros como un sol radiante( Es tan s1lo el
pecado 7uien lo cubre con un .elo 0 lo borra de nuestra alma(
KOh, rostro bendito de mi dulce JesDsL 5ue siempre
resplandezcas en m$(
LD6 ;4>7276 347 ==12DB C296@1
Al prose#uir su camino, arrastr3ndose como puede ba8o el peso
de la cruz, el ;eñor se encuentra en una calle con unas cuantas
mu8eres, 7ue al .erle lloran a/li#idas( CR@;TO las mira 0 les dice:
$Hi/as de 1erusalén, no lloréis por mí; llorad más bien por vosotras
mismas y por vuestros hi/os$ !-ucas 2+,2O%(
9os cosas llaman la atenci1n en estas mu8eres: su compasi1n 0
su .alent$a(
!e compadecen de Cristo( ;on muchas las mu8eres en este
mundo 7ue lloran por al#o( -as mu8eres lloran con m3s /acilidad
7ue los hombres> muchas .eces lloran por una /rusler$a> por
obstinaci1n, o por ter7uedad( 2ero .osotras, hi8as de Jerusaln,
llor3is con le#$timo derecho: ?o ha0 l3#rimas 7ue puedan
compararse con .uestras l3#rimas(
4C1mo no llorar ante los tormentos 7ue padece Cristo camino
del Cal.ario6
"a0 7uienes lloran por cual7uier tonter$a 0, en cambio, tienen el
alma empedernida 0 no lloran, cuando ten$an 7ue hacerlo, por los
pecados 7ue han cometido( "a0 7uienes, al leer una no.ela lloran
por el pobre prota#onista ima#inario 0 al mismo tiempo no se
conmue.en al mirar a Cristo cruci/icado( :na llora por su miseria
material> la otra, por7ue ha perdido su empleo> la tercera, por el
hi8o muerto> la cuarta, por la /elicidad deshecha de la /amilia> pero
<H+
47uin llora por Cristo, o por lo mal 7ue est3 el mundo por el
pecado6
Visten 0 alimentan sus perritos de compañ$a> pero no se
compadecen de la /amilia numerosa 0 pobre 7ue .i.e cerca de su
casa( Cuando muere su perrito, no saben consolarse> el hi8o del
.i#ilante muere de tuberculosis, en la ma0or miseria, 0 ni se
inmutan(
Cae un caballo en el as/alto, 0 la #ente se compadece 0 le da
l3stima> cae nuestro pr18imo en el pecado, 0 4d1nde est3 el 7ue
tiene compasi1n de Cristo cruci/icado en el alma 7ue as$ ca016 N,
sin embar#o, Cristo su/re en el alma pecadora> Cristo su/re en el
hombre hambriento> Cristo su/re en el incrdulo en#añado> Cristo
su/re en la persona seducida(
RK2ero ha0 tanta miseria en este mundoL K?o es posible a0udar
a todosL Rse suele decir(
REs .erdad( 2ero, por lo menos, a0udemos en lo 7ue
podamos( N si no podemos a0udar materialmente Rcomo las
mu8eres de Jerusaln tampoco pudieron sal.ar a Jesucristo de la
muerteR, por lo menos lloremos con nuestro pr18imo 7ue su/re,
7ue est3 triste> ten#amos una palabra compasi.a, o por lo menos,
una mirada comprensi.a 0 consoladora, o ha#amos oraci1n por l(
-as mu8eres de Jerusaln no solamente tu.ieron compasi1n,
sino 7ue también fueron valientes para eApresar lo que sentían0
?o tienen miedo estas dbiles mu8eres a en/rentarse con los
soldados 0 los sacerdotes, ni con la turba amotinada( 491nde
est3n los ap1stoles en ese momento6 "an huido( 491nde est3
2edro, la roca /irme6 -e ha ne#ado( 491nde est3n los 7ue /ueron
curados por Cristo6 ?adie se compadece de Pl(((, tan s1lo est3n
presentes estas dbiles mu8eres( N stas lo hacen con
atre.imiento, dando la cara por Cristo(
Me acuerdo de los d$as san#rientos del comunismo hDn#aro en
la prima.era del año <G<G: recuerdo a las sencillas mu8eres
obreras delante del con.ento de las ;eñoritas @n#lesas en
Budapest> esas mu8eres se atre.ieron a de/ender a Cristo contra
los .erdu#os ro8os( Eran di#nas sucesoras de las mu8eres 7ue
lloraron a Cristo( N son di#nos de ellas todos a7uellos 7ue al o$r
murmurar contra la @#lesia, Esposa de Jesucristo, se atre.en a
le.antar la .oz para de/enderla(
<H*
;iempre ha habido 0 siempre habr3 en este mundo muchas
mu8eres 7ue lloran, por7ue la .oluntad inescrutable de la
2ro.idencia 7uiso 7ue les tocara a ellas la parte ma0or del
su/rimiento 0 un coraz1n m3s sensible(
K5u #ratitud siente el ;eñor por estas mu8eres compasi.as 7ue
lloran por PlL Con mirada amorosa les dice: $Hi/as de 1erusalén, no
lloréis por mí; llorad más bien por vosotras mismas y por vuestros
hi/os0 (orque días vendrán en que se dirá' +ichosas las estériles, y
los vientres que no engendraron, y los pechos que no amamantaron0
2ntonces dirán a los montes' caed sobre nosotros, y a los collados,
ocultadnos, porque si esto se hace en el le:o verde, en el seco %qué
será)$ !-ucas 2+,2O,+<%(
4o lloréis por mí; llorad por vosotras mismas0 "e ah$ la #ran
enseñanza del ;eñor: 9ios tiene en m3s si lloramos por nuestros
pecados 7ue si lloramos por su 2asi1n: AVuestra compasi1n no ha
de ser mero llori7ueo> si tenis compasi1n de m$, no me o/end3is
con .uestras in8urias( 4-lor3is por m$6 Est3 bien> lo acepto con amor(
2ero llorad con un amor 7ue os ha#a me8ores, m3s nobles, m3s
santas> con un amor 7ue puri/i7ue .uestras almas(F
9lorad por vosotras mismas0 ;i#ue resonando el pre#1n del
;eñor( -lorad

por7ue las 7ue son /r$.olas 0 .anidosas> llorad por las
7ue pasan su .ida cuidando perritos 0 #atitos( -lorad por las anhelan
#anar un concurso de belleza 0 no sal.ar su alma( -lorad por las 7ue
pierden su tiempo en las pla0as( -lorad por las prostitutas( -lorad por
las mu8eres 7ue abdican de toda /eminidad( -orad por las 7ue se
di.orcian 0 tienen .arios Ematrimonios de pruebaF(
"i8as de Jerusaln, no lloris por m$> llorad por .osotras mismas(
KN por .uestros hi8osL Miremos hacia el por.enir( Cuando los niños de
ho0 sean hombres maduros, 4ser3n un #ozo para Cristo 0 para su
@#lesia6 2esa sobre las madres una tremenda responsabilidad( ?o
lloremos solamente por la 2asi1n de Cristo, no nos contentemos con
repetir: AKCristo m$o, te amoLA, sino regalémosle nuestro más
hermoso tesoro' el alma de nuestros hi/os0
45u ser3 del niño6 KEsto depende en #ran parte de .osotras,
madresL KMadresL Cristo se detu.o en el camino de la Cruz 0 os
diri#i1 su Dltimo discurso( Mirad c1mo predica: corona de espinas en
su cabeza, en sus hombros la cruz( ?o ol.idis lo 7ue di8o del 3rbol
seco( ;entad a .uestros hi8os con /recuencia 8unto a .osotras>
miradles a sus o8os 0 sentid .uestra tremenda responsabilidad:
<H,
ECristo me los con/i1 a m$A((( N despus, educadlos en el amor de
Cristo, para 7ue no sean ramas secas, sino in8ertos .i.os de
Jesucristo en este mundo, 7ue puedan despus ser trasplantados a
los 8ardines de la eternidad(
-3u/eres, alegraos si podéis ser como fueron las madres que
lloraron por Cristo.
LD MD?27 D1=1216D
-a compasi1n de la Ver1nica 0 de las mu8eres de Jerusaln
sir.ieron, ciertamente, de consuelo a JesDs en la 2asi1n> pero
47uin puede dudar 7ue el ma0or consuelo de Cristo /ue la /idelidad
amorosa de la Vir#en Madre, /idel$sima hasta el /in6
KCu3ntas l3#rimas .erti1 la Vir#en en esas horasL ?o es posible
describir los sentimientos del "i8o 0 de su Madre cuando se
encontraron durante la 2asi1n( KN con todo, la Vir#en Mar$a
perse.er1 hasta el /inL -!tabat 3ater dolorosa. AAll$ estaba la Madre
9olorosa((A
Cada dolor de su "i8o traspasa tambin su propio coraz1n> los
cla.os la traspasan a ella tambin> la corona de espinas tambin la
lle.a ella> pero se mantiene en pie: -!tabat 3ater.
A su "i8o le dan a beber .ina#re 0 hiel> blas/eman de Pl, aun
cuando 0a est3 cla.ado en la cruz> se burlan de Pl> pero ella est3 de
pie( -!tabat 3ater.
El sol se oscurece> la tierra se estremece> las rocas se
res7uebra8an> el pueblo se da #olpes de pecho 0 hu0e despa.orido>
pero ella est3 de pie: -!tabat 3ater.
2arece 7ue todas las esperanzas se desploman, pero ella no
.acila ni se 7ue8a, sino 7ue con amor materno 0 /e in7uebrantable
perse.era al pie de la cruz: -!tabat 3ater.
N #racias a ella 7ued1 enaltecido el se'o /emenino(
C1BG=469FB
Este cap$tulo ha sido una #ran alabanza al se'o /emenino( 5uiera
9ios 7ue as$ como no hubo ni una sola mu8er 7ue escarneciese a
Cristo en la 2asi1n, no ha0a nin#una tampoco 7ue le o/enda con su
.ida 0 costumbres(
Mu8eres de esta $ndole es lo 7ue necesita el mundo actual(
<HC
Mu8eres 7ue sepan padecer mucho por Cristo como la esposa
de 2ilatos(
Mu8eres 7ue sepan miti#ar los dolores de Cri st o, como la
Ver1nica(
Mu8eres 7ue se apiaden de Cristo, como las mu8eres de
Jerusaln, 0 7ue le sean /ieles, con un amor perse.erante .aleroso,
abne#ado 0 acti.o( N sobre todo, mu8eres como la Vir#en Mar$a, 7ue
sepan amar, ser /ieles 0 perse.erar al pie de la Cruz(
<HH
((I!. C296@1 7B =D G24:
Toda nuestra esperanza, toda nuestra con/ianza, toda la obra de
nuestra redenci1n, toda la misi1n de Cristo, la esencia del
cristianismo, se pueden resumir en estas pocas palabras: Cristo
murió por nosotros en la cruz0
Cristo cruci/icado es el resumen de todo el cristianismo, de toda
la Redenci1n(
En la cruz se cumple lo 7ue di8o el ;eñor: $4adie tiene amor más
grande que el que da la vida por sus amigos !Juan 2,,<+%(
$Cristo nos amó, y se entregó por nosotros en oblación y sacrificio
de fragancia y suave olor $ !E/esios ,,2%(
$2n esto hemos conocido el amor de +ios, en que dio su vida por
nosotros !@ Juan +,<C%( 2or tanto, "amemos, a +ios, porque ?l nos
amó primero$ !@ Juan *,<G%(
¿Q45 76 CD2D B161@216 =D C24: ?7 C296@1?
-a cruz de Cristo es para nosotros #u$a, redenci1n, misericordia
0 consuelo
9a cruz de Cristo es nuestra guía0
2redic1 muchas .eces el ;eñor> pero nunca con tanta
elocuencia 0 e/icacia como en la cruz( 4Cu3les son los
.erdaderos .alores 0 cu3les los /alsos6 45u es el mal 0 7u es el
bien6 45u es lo 7ue m3s he de temer6 4Con 7u horror mira
9ios el pecado6 45u camino he de se#uir si 7uiero lle#ar a la
.ida eterna6 Todas estas cosas, 0 otras muchas, nos las enseña,
sin lu#ar a dudas, la cruz de Cristo(
A una cara.ana 7ue pasaba por un desierto se le acabaron sus
reser.as de a#ua> el calor era insoportable> la impaciencia 0 la
a#itaci1n se apoder1 de todos( 2ero de pronto descubren a lo le8os
unas palmeras> los saluda el .erde /olla8e de un oasis( 5uieren
correr hacia all3> mas el #u$a se lo impide: EK9eteneosL Es un
espe8ismo(A
2rosi#uen su camino con una sed abrasadora( 2ronto .en
nue.as 0 esbeltas palmeras 0 hasta les parece o$r el murmullo de
la /uente( 2ero el #u$a les dice de nue.o 7ue todo eso no es m3s
<HO
7ue un sueño, producto de su /antas$a, 0 no les de8a se#uir en
a7uella direcci1n( Entonces uno de los .ia8eros saca /urioso su
re.1l.er 0 mata al #u$a( Pste, al desplomarse, hace toda.$a un
es/uerzo para indicar el camino, 0 les dice: E@d por a7uella otra
parte, sino perecerisF(
As$ tambin Jesucristo, nuestro #u$a, nos enseñ1 con su
misma muerte el camino 7ue ha de se#uir la humanidad 7ue
atra.iesa el desierto de la .ida( Pl nos llama desde la cruz 0 nos
dice con los brazos abiertos: Venid por a7u$, por el camino de la
cruz, por7ue de otra manera pereceris( Recordemos las
palabras de ;an 2edro: ECristo padeci1 por .osotros, d3ndoos
e8emplo para 7ue si#3is sus pisadasF(
(ero la cruz de Cristo nos guía también en otro sentido0
?os da la respuesta 7ue ha buscado en .ano la humanidad
durante miles de años al problema del su/rimiento 0 del dolor(
Jesucristo, el 7ue menos mereci1 el su/rimiento en esta tierra,
su/ri1 lo 7ue nadie pod$a su/rir( N lo 7ue es m3s, acept1 el
su/rimiento .oluntariamente, para dar de esta manera
satis/acci1n por los pecados de los hombres( 9esde entonces,
todos los atribulados encuentran consuelo en la cruz de Cristo(
9esde entonces, todo su/rimiento ad7uiere .alor, si se asocia a
la 2asi1n de Cristo(
As$ es c1mo la cruz de Cristo es nuestra #u$a(
7 la cruz de Cristo es también nuestra redención( ;in la
2asi1n de Cristo no estar$amos redimidos(
-a humanidad or#ullosa ha sentido muchas .eces el alti.o
deseo de autoMredimirse, de sal.arse a s$ misma> ha cre$do 7ue
se bastaba a s$ misma> pensaba 7ue le bastaban para ser /eliz
las cosas materiales: la cultura, el pro#reso cient$/ico, los
adelantos tecnol1#icos((( 2ero despus de e'perimentar #randes
/racasos ha de con/esar, una 0 otra .ez, 7ue sin la a0uda de 9ios
la .ida no es otra cosa 7ue un cDmulo de problemas insolubles(
El esp$ritu humano lo ha sentido 0 pre#onado muchas .eces(
Basta recordar el A2rometeo encadenadoA, de Es7uilo> el A2arM
si/alA, del Sol/ram .on Eschenbach> la A9i.ina ComediaA, de
9ante> A-a TempestadA, de ;ha\espeare 0 el AQaustoF de
Ioethe(
<HG
2ero al derramarse en la cruz la san#re de Cristo, /uimos
redimidos realmente> desde entonces podemos aspirar a la .ida
eterna(
9a cruz de Cristo es también se:al de misericordia0
5ue nuestro 2adre celestial sea, en e/ecto, in/initamente mi M
sericordioso con los 7ue se con.ierten, 7ue nuestro a/3n de
perd1n no sea un sueño, sino una realidad, lo demuestra de un
modo de/initi.o Jesucristo en la cruz perdonando al buen ladr1n(
-o 7ue debi1 de pasar en el alma del ladr1n antes de
pronunciar en la cruz sus palabras de arrepentimiento, no nos lo
dice el E.an#elio> pero no es di/$cil ima#in3rnoslo( O01 el aullido
de la plebe obcecada contra Cristo> o01 las blas/emias del otro
criminal cruci/icado, 0 entonces Ren su hora postreraR no pudo
resistirse m3s a la di.ina #racia( Vio en un momento toda la
maldad de su .ida pasada 0 mirando a Cristo le di8o arrepentido:
$!e:or, acuérdate de mí cuando estés en tu reino$ !-ucas 2+,
*2%0 N el "i8o de 9ios, Jesucristo, estando a#onizando, le dio al
momento la absoluci1n: $2n verdad te digo que hoy estarás
conmigo en el paraíso$ !-ucas 2+,*+%(
?os cuesta creerlo( 4Es posible 7ue 9ios sea tan
misericordioso6 4-e basta 7ue ten#amos una sencilla muestra de
arrepentimiento, salida del coraz1n, diri#ida hacia Pl6 ;$> hemos de
creerlo> esto le basta: la misericordia de 9ios nos ha perdonado(
Es cierto 7ue el buen ladr1n hubo de hacer penitencia antes
de entrar en el para$so> pero le esperaba la di.ina misericordia(
Es cierto 7ue hubo de su/rir aun horrorosamente: Klos soldados
romanos le rompieron los huesos en la cruzL K2ensemos los
dolores 7ue causa la /ractura de un huesoL KCu3nto su/rir$a el
buen ladr1nL 2ero despus de esta satis/acci1n le recibi1 la
misericordia de 9ios(
Vosotros, los 7ue os atemoriz3is por un pasado de pecado,
7ue no os atre.is a esperar misericordia, .ed a7u$ el camino de
la liberaci1n: con/iar, con/iar en 9ios, con/esar arrepentidos
.uestros pecados en el ;acramento de la Reconciliaci1n, hacer
penitencia 0 no pecar m3s(
RTD, JesDs, 7ue has absuelto a Mar$a Ma#dalena 0 has
perdonado al ladr1n arrepentido, tambin a m$ me in/undes
con/ianza(
<O)
As$ la cruz de Cristo es señal de misericordia(
7 finalmente, la cruz de Cristo es nuestro gran consuelo0
9esde 7ue Cristo muri1 en la cruz, la señal de la i#nominia se
troc1 para todo a7uel 7ue ama a 9ios en /uente de consuelo(
KCu3nto nos consuela .er la cruz sobre las tumbasL ?os llena de
esperanza, nos habla de vida eterna, del más allá0 2or7ue en la
cruz bendita Cristo dio su .ida por m$, 0 como dice ;A? J:A?
9AMA;CE?O: A-a cruz es escudo, arma 0 señal de .ictoria
contra el diablo, es resurrecci1n para los ca$dos, apo0o para los
7ue est3n de pie, aliento para los dbiles, #u$a para los 7ue se
con.ierten, per/ecci1n para los 7ue adelantan en el bien, salud
de cuerpo 0 alma, nuestra de/ensa contra todos los males, /uente
de todo lo bueno, 3rbol de .ida eterna(A
$9e/os de mí el gloriarme en otra cosa que en la cruz de
4uestro !e:or 1esucristo; por quién el mundo esta crucificado
para mí, y yo para el mundoA

!I3latas *,<*%(
A;al.e, cruz, Dnica esperanzaF( K;al.e, Cristo, 7ue /uiste
condenado a morir en la cruz 0 te diri#iste con 3nimo es/orzado a
la muerte por amor a m$L Te

rue#o 7ue #u$es mi .ida de a7u$ en
adelante para 7ue 0a no te condene m3s con mi mala conducta,
mis in/ames palabras 0 obras a morir en la cruz, sino 7ue, 0a 7ue
TD has muerto por m$, 0o sepa .i.ir por Ti, .i.ir se#Dn tus santos
mandatos((( K;al.e, cruz santa 0 bendita de JesucristoL
$2stoy crucificado con Cristo0 ;an 2ablo no solamente se
E
#lor$aA en la cruz del ;eñor, sino 7ue no le parece e'cesi.o
nin#Dn sacri/icio por amor a Pl(
2ero debemos honrar la cruz 0 el sacri/icio de Cristo tambin
de otra manera( 4Tienes en casa un cruci/i8o col#ado de la pared,
para poder mirarle en los momentos en 7ue necesitas /uerzas
para cumplir su .oluntad6 4;ueles persi#narte con /er.or, con
plena conciencia de lo 7ue est3s haciendo6 En los misterios
dolorosos del Rosario, en la de.oci1n del V$a Crucis, en la santa
Misa, 4sueles( recordar con #ratitud la muerte de cruz 7ue su/ri1
Jesucristo6
4Aprecio c1mo deber$a la santa Misa6 4Comprendo por 7u la
@#lesia prescribe la asistencia al santo sacri/icio los domin#os 0
d$as /esti.os a toda persona 7ue ha0a cumplido los siete años de
edad6
<O<
42or 7u6 2or7ue la santa Misa es la reno.aci1n diaria de la
muerte de Cristo, 0 todas las .eces 7ue participo de la Misa,
honro el sacri/icio de mi Redentor(
S9HB1 ?7 G1B@2D?9GG9FB
9esde 7ue Cristo .i.i1 la 2asi1n, la cruz es si#no de
contradicci1n( :nos le alaban: K"osannaL N otros le #ritan:
KCruci/$caleL
7 t*, amigo lector, %en qué parte estás)
Hemos de escoger entre los amigos y los enemigos de la cruz0
Aun ho0 d$a los hombres se di.iden al pie de la cruz, lo mismo
7ue en a7uel primer Viernes ;anto( "a0 7uienes est3n al pie de
la cruz en compañ$a de la Vir#en, de las piadosas mu8eres 0 de
;an Juan, 0 su/ren con Cristo los dolores de la a#on$a(
-os ha0 tambin 7ue pasan 8unto a Cristo con la indi/erencia
de los soldados romanos 7ue 8u#aban a los dados al pie mismo
de la cruz(
-os ha0 tambin 7ue Rcomo la turba en#añadaR maldicen 0
blas/eman de Cristo( "a0 7uienes odian a Cristo 0 luchan contra
Pl(
"a0 7uienes apartan a Cristo de su .ida 0 no se preocupan de
Pl( 2ero ha0 7uienes se arrodillan delante de Cristo 0 le adoran(
%7 t* qué haces)
En los cuadros de la Edad Media 7ue representan la
cruci/i'i1n del ;eñor, aparece con /recuencia un persona8e
interesante( Junto a las /i#uras rudas, indi/erentes, alti.as de los
/ariseos, .erdu#os 0 soldados, en uno de los 3n#ulos del cuadro,
un hombre arrodillado reza con /er.or: es el artista 7ue pint1 el
cuadro, o el rico 7ue lo don1 al templo( Mientras los dem3s
persona8es cruci/ican a Cristo, esa persona le adora 0 se
compadece de Pl(
42odr$a decir lo mismo de m$6 4-e adoro con mi .ida 0 con mi
conducta6
42odemos decir nosotros lo 7ue di8o !anta ;eresa de 9isieuA al
a#onizar, cuando le pre#untaron: A45u dec$s a JesDs6A N la santa
contest1: A?o le di#o nada( -e amo(A
E5ue cai#a sobre nosotros su san#reA Raullaba la turba al pie
de la cruz(
<O2
Mas 0o di#o con humildad 0 de.oci1n: ;e adoramos, Cristo, y te
bendecimos, porque por tu santa cruz redimiste al mundo0
<O+
((!. /T1?1 76@N G4;C=9?1/
El Viernes ;anto no es d$a de derrota, sino de .ictoria( -as
l3#rimas 7ue derramamos no son de luto, sino de #ratitud(
El 7ue muri1 en este d$a no ha sido derrotado, sino 7ue en ese
d$a comenz1 a reinar(
El 7ue hace dos mil años /ue cla.ado en el 3rbol de la i#nomi nia
si#ue su marcha triun/al( ?o sucumbi1 para siempre la obra de
A7ul 7ue /ue cruci/icado, sino 7ue entonces brill1 con m3s
resplandor(
El 7ue pudo e'clamar en su Dltimo momento: $;odo está
cumplido$ !Juan <G, +)%, no se despidi1 de nosotros aplastado ba8o
el peso de la derrota, sino como un .encedor 7ue da cuenta de su
.ictoria(
"-;odo está cumplido.$ R#rit1 al mundo JesDs en Viernes
;anto( N nosotros, sus /ieles se#uidores, 7ueremos ho0 meditar
humildemente estas palabras: EEst3 cumplidoA(
45u /ue lo 7ue se cumpli1 en a7uel momento6(
;e cumplieron las palabras de Cristo: "2l Hi/o del hombre ha
venido a dar la vida por la redención de muchos !Mateo 2),2G%( N
estas otras: $;anto amó +ios al mundo, que le dio a su Hi/o
unigénito0 !Juan +,<C%
Es decir, se cumpli1 la misi1n de Cristo, 0 se cumpli1 o se
colm1 la medida de su amor(
S7 G4;C=9F =D ;969FB ?7 C296@1
45u el lo 7ue se cumpli1 en a7uel Viernes ;anto6
Antes 7ue nada se cumpli1 la misi1n terrena de Cristo, el deseo
m3s ardoroso de su coraz1n, el /in Dltimo de su .ida mortal, la
prueba m3s e.idente del amor 7ue nos tiene: se consumó su
(asión y su 3uerte0
El testimonio m3s claro de cuánto amó Cristo al hombre es la
prontitud, el amor 0 deseo con 7ue su/ri1 por l(
A7uello de 7ue solemos hablar con #usto, señal es de 7ue lo
tenemos mu0 dentro, de 7ue lo .aloramos mucho 0 lo amamos con
pre/erencia( 2ues bien, 47uin podr3 contar las .eces 0 maneras
en 7ue habl1 Cristo de su /utura 2asi1n6 $+esde entonces
comenzó 1es*s a manifestar a sus discípulos que tenía que ir a
1erusalén, para sufrir muchoF !Mateo 2C,2<%( $3irad que
subimos a 1erusalén donde el Hi/o del hombre va a ser
condenado a muerte y entregado a los gentiles, para ser por
éstos escarnecido, azotado y crucificado$ !Mateo 2),<OM<G%0 $2l
Hi/o del hombre está para ser entregado en manos de los
hombres$ !-ucas G,**%0 $5 la manera que 3oíses levantó la
serpiente en el desierto, así es preciso que sea levantado el
Hi/o del hombre $ !Juan +,<*%( Pstos eran los pensamientos del
;eñor(
M3s impresionantes aDn son las palabras con 7ue e'presa su
deseo de lle#ar a la 2asi1n: ";engo que recibir un bautismo, y qué
ansias tengo hasta que se cumpla !-ucas <2,,)%(
K2ues 0a se ha cumplidoL ;e ha cumplido lo 7ue el ;eñor dice
de s$ mismo en el libro de Eze7uiel: $%5caso quiero yo la muerte
del pecador, sino que se convierta y viva6A !Eze7uiel <O,2+%( ;e
ha consumado la obra de la 2asi1n, iniciada por Cristo al ba8ar a la
tierra 0 terminada al emprender su .uelta al cielo(
KCu3ntos sacri/icios 0 7u abne#ado amor llenaron los treinta 0
tres años de su .ida terrenalL 9esde el cielo hasta la tierra> de
Beln a E#ipto> de E#ipto a ?azaret> de ?azaret a Jerusaln,
Kcu3ntos pasos hubo de dar por nosotros, cu3ntas /ati#as tu.o 7ue
soportar, cu3ntas #otas de san#re derram1L Al /inal pudo decir a su
2adre: $(adre mío, he acabado la obra que me encomendaste0
He manifestado tu nombre a los hombres0 He guardado a los que
me diste F1uan GM,K,H,GJI0
"3ía es la venganza, y yo les daré el pago$ !9euteronomio
+2,+,% Rdi8o el ;eñor( N ahora ha lle#ado el d$a de la .en#anza:
abre sus brazos en la cruz para abrazarnos, abre su coraz1n para
darnos amparo 0 re/u#io( -=h, venganza bendita de Cristo
crucificado.
2l día del >iernes !anto es día de acción de gracias0 "ace
2))) años 7ue Cristo muri1 por nosotros 0 nos redimi1( En el
sacri/icio de la santa Misa actualizamos este acontecimiento, pues
la Misa es la reno.aci1n incesante 0 di.ina del sacri/icio de la cruz(
<O,
9el Viernes ;anto brota el sacramento de la Reconciliaci1n:
hemos de dar #racias por todas las con/esiones 7ue hacemos, 7ue
puri/ican 0 .i.i/ican nuestra alma( KCu3ntos hi8os pr1di#os
K
cu3ntos
publicanos, cu3ntas Ma#dalenas arrepentidas, cu3ntas mu8eres
adDlteras, cu3ntas almas destrozadas se han le.antado del
con/esionario puri/icados, ali.iados, dispuestos para la lucha, para
.i.ir una .ida nue.aL
-a ;anta Misa 0 todas las #racias de nuestros sacramentos
brotan de la ;a#rada 2asi1n, 0 esta 2asi1n se consum1 en el
Viernes ;anto( 2or tal moti.o, debe ser este d$a especialmente
dedicado a la acci1n de #racias(
N el Viernes ;anto adem3s nos hace comprender la maldad
del pecado, por cu0a causa padeci1 Cristo(
HD ==7HD?1 8D6@D 7= 7K@27;1 7= D;12 D= 81;<27
?uestra redenci1n se ha cumplido( En la muerte de Cristo .emos
cu3nto nos am1> en ella se cumplieron totalmente lo 7ue el ;eñor
di8o en el Anti#uo Testamento re/irindose al pueblo esco#ido: ACon
amor eterno te amé, por eso, misericordioso, te atra/e hacia mí$
!Jerem$as +<,+%(
Qrase pro/tica, en la 7ue puede resumirse todo el amor 7ue
llenaba el Coraz1n de JesDs: $Con amor eterno te amé$0
-os hombres Rlos ami#os, los no.iosR se 8uran /idelidad eterna,
amor eterno> pero el tiempo, Kcon 7ue prontitud cubre de pol.o la
promesaL, 0 la muerte, Kcon 7u crueldad 7uebranta los amores
eternosL
45uin me amaba hace cien años6 -os hombres iban 0 .en$an,
hac$an planes, .i.$an, se di.ert$an> 47uin pensaba en m$, 7uin me
amaba 0a entonces6 9ios, s1lo 9ios, 7ue me ha amado con amor
eterno(
45u hab$a en la tierra hace mil años6 K5u di/erente era el
mundoL 9i/erentes eran los .estidos, las costumbres, los idiomas(((
45uien pensaba entonces en m$, 7uin me amaba 0a entonces6
9ios, 7ue me ha amado con Aeterno amorA(
N cuando no e'ist$a el hombre, cuando no hab$a m3s 7ue la
tierra((( 0 cuando no habla aDn, tierra, cuando solo e'ist$an los
3n#eles 0 cuando ni si7uiera e'ist$an los 3n#eles(((, cuando

no
hab$a nada m3s 7ue 9ios eterno(((, 47uin pensaba entonces en
<OC
m$6 47uin me amaba 0a entonces6 9ios, 7ue me ha amado con
eterno amor(
-a prueba de este amor eterno la tenemos en el Viernes ;anto:
en la cruz de Cristo, donde el "i8o de 9ios o/rece la .ida por
nosotros: ATodo esta cumplido(A
Amor sin medida( En el Viernes ;anto todos los cristianos
ponen su mirada en el I1l#ota( Aun a7uellos en 7uienes se ha
en/riado la /e 0 la piedad, sienten en este d$a como se cumplen las
palabras de Cristo: ECuando sea levantado en alto sobre la tierra,
todo lo atraeré hacia mí F1uan GJ,OJI0
<OH
((!I. R764G9@F
;i el Credo acabara con la muerte de Cristo REpadeci1 ba8o el
poder de 2oncio 2ilatos, /ue cruci/icado, muerto 0 sepultadoFR todo
el cristianismo no tendr$a /undamento, ser$a una doctrina /ilos1/ica
incompleta 0 sin /uerza( Aun7ue las enseñanzas de Cristo no
de8ar$an de ser .erdades morales edi/icantes, 47uin podr$a obser.ar
los mandamientos de Cristo a costa de los ma0ores sacri/icios6
45uin ser$a capaz de dar la .ida por la /e si su Qundador no hubiera
sido m3s 7ue un hombre bueno, sabio, santo, pero nada m3s 7ue
hombre6
2or7ue "si Cristo no resucitó, vana es nuestra predicación, vana
nuestra fe !@ Corintios <,,<*%( Mas "al tercer día resucitó de entre los
muertos0
Realmente es as$( ;i Cristo no resucit1, 4de 7u me sir.e a m$,
7ue ha0a .i.ido hace dos mil años en esta tierra un hombre mu0
bueno, mu0 sabio, 7ue era todo amor para con los hombres, 7ue
cur1 a los en/ermos, 7ue perdon1 a los arrepentidos(((6 49e 7u
me sir.e todo esto si Pl tambin muri1 0 0a no puede hacer nada
por m$6
Acaso le admire como se admira a los #randes hombres> 7uiz3
le .enere como solemos .enerar a los hombres buenos> 4pero
amarle, adorarle, atenerme con amor abne#ado a sus
mandamientos, su8etar a Pl toda mi .ida6 45uin une su .ida a un
cad3.er 7ue se deshace en el pol.o6 N, sin embar#o, as$ ser$a, si
Cristo no hubiese resucitado(
(ero %si ha resucitado)000 %&ué debo hacer en este caso)
Entonces no ha0 m3s soluci1n: Con/esar 7ue este Cristo, no
pod$a ser un hombre como 0o, como tD o como otro cual7uiera>
este Cristo era 9ios( @nclinarse ante Pl es lo prudente> rebelarse
contra Pl es pura locura(
Ah, s$, as$ es, si Cristo ha resucitado(
;e comprende 7ue los enemi#os del cristianismo lo ha0an
intentado todo en el transcurso de 2))) años para destruir la /e en
la resurrecci1n( Tambin ellos comprend$an 7ue si Cristo hab$a
<OO
realmente resucitado, 7ue si hab$a una señal tan inaudita de su
di.inidad, resultaba una locura le.antarse contra Pl 0 luchar contra
el cristianismo(
9e ah$ 7ue la resurrecci1n de Jesucristo sea el do#ma
/undamental de nuestra /e(
¿CF;1 76@D;16 67H4216 347 C296@1 2764G9@F?
-a resurrecci1n de Jesucristo no es una le0enda, sino un hecho
hist1rico( Es tan cierta 0 est3 corroborada por la palabra de tantos
testi#os como cual7uier otro acontecimiento de la historia
uni.ersal( Es un hecho hist1rico 7ue el ;eñor muri1 realmente 0
/ue sepultado( Es un hecho hist1rico 7ue el d$a de 2ascua sus
ami#os 0 enemi#os estu.ieron 8unto a su sepulcro 0 lo encontraron
.ac$o( N /inalmente, es un hecho hist1rico 7ue el ;eñor se apareci1
a muchos despus de 2ascua 0 les habl1( 2or tanto, resucit1(
Es .erdad 7ue la Resurrecci1n de Cristo acaeci1 hace mucho
tiempo, hace 2))) años( 2ero los datos de la ;a#rada Escritura, 0
el cambio su/rido por los disc$pulos dan al suceso, por lo menos,
tanto crdito [e incluso mucho m3sR como a cual7uier otro
acontecimiento de la anti#ua historia(
9a resurrección de 1esucristo se prueba, en primer lugar, por la
!agrada 2scritura0
Co#ed los E.an#elios 0 leed con atenci1n el cap$tulo 2O de ;A?
MATEO, el <C de ;A? MARCO;, el 2* de ;A? -ucas 0 el 2) de
;A? J:A?(
Todos dan testimonio: Cristo muri1 en la cruz> despus /ue
sepultado> /ue puesta una #ran piedra sobre su sepulcro((( 0 este
Cristo muerto 0 sepultado sali1 triun/ante del sepulcro en la
madru#ada de 2ascua(
Testi#os 0 pre#oneros de la Resurrecci1n son, adem3s de los
e.an#elistas, los ap1stoles(
2rimero la pre#ona ;A? 2E9RO en su discurso de 2entecosM
ts> es a saber, cincuenta d$as despus de la Resurrecci1n( Al
pueblo reunido en la plaza les podr$a haber dicho:
R4"abis .isto a JesDs en la cruz6
R-e .imos Rhabr$an contestado el pueblo(
R4-e habis .isto muerto6
R-e .imos(
<OG
R4"abis .i sto salir san#re 0 a#ua de su coraz1n, abierto por
la lanza6
R-o .imos(
R2ues bien, 0o, 0 estos otros 7ue est3n 8unto a m$, sus
ap1stoles 0 disc$pulos, nosotros le .imos .i.o despus de su
muerte( -e .imos resucitado(
;in embar#o, no necesita hacer estas pre#untas( "abla de este
hecho con naturalidad, se#uro de 7ue en Jerusaln lo sabe todo el
mundo( Tan s1lo se limita a decir: $2ste 1es*s es a quien +ios ha
resucitado, de lo que todos nosotros somos testigos$ !"echos
2,+2%(
En sentir de 2E9RO, el hecho de la resurrecci1n es tan conocido
7ue ni si7uiera necesita ser probado, est3 se#uro 7ue nadie puede
aducir una ob8eci1n contra el mi smo( N ha0 7ue tener en cuenta
7ue el auditorio es numeroso, 0a 7ue en a7uel d$a se con.ierten 0
bautizan tres mil personas !"echos 2,*<%(
9e la misma manera alude respecto de la resurrecci1n de Cristo
en la puerta del templo de Jerusaln, despus de curar a un co8o
!"echos +,<,%( ?o lo prueba, Dnicamente l o recuerda, como un
hecho 7ue era 0a conocido en todo Jerusaln(
Quera de Jerusaln s$ necesitaba dar cuenta de lo ocurrido,
por7ue all$ no todos conoc$an lo acaecido en la ciudad santa( 2or
esto, en la casa de Cornelio, en Cesarea, 2edro habla de esta
manera: $7 nosotros somos testigos de todo lo que hizo en la
tierra de los /udíos y en 1erusalén, y de cómo le dieron muerte
colgándole de un madero( +ios le resucitó al tercer día, y dispuso
que se de/ase ver de nosotros, que hemos comido y bebido con
?l, después de resucitado de entre los muertos$ !"echos <),+GM
*<%0
;A? 2AB-O tambin predica la Resurrecci1n del ;eñor( En
Antio7u$a habla de esta manera a los 8ud$os: $Cumplido todo lo que
de 2l estaba escrito, le ba/aron de la cruz y le depositaron en un
sepulcro, pero +ios le resucitó de entre los muertos, y durante
muchos días se apareció a los que con él habían subido de
6alilea a 1erusalén, los que son ahora sus testigos ante el mundo$
!"echos <+,2GM+<%0
En otra ocasi1n da su testimonio con estas palabras: ACrist o
murió por nuestros pecados, conforme a las 2scrituras0 7 fue
<G)
sepultado y resucitó al tercer día, seg*n las 2scrituras0 7 se
apareció a Cefas y después a los once0 (osteriormente se de/ó
ver de más de quinientos hermanos /untos0 !e apareció también
a !antiago, y después a los apóstoles todos, y a mí, como a un
aborto, se me apareció después que a todos$ !@ Corintios <,,+MO%0
Añ3dase a este testimonio e'pl$cito de la ;a#rada Escritura el
cambio espiritual que tuvieron los apóstoles0 Tambin es prueba
elocuente de la Resurrecci1n real de Jesucristo(
Todos conocemos el aplanamiento moral 7ue produ8o en los
ap1stoles la muerte del ;eñor( ?o ha0 escarcha ni hielo 7ue
destroce tanto el sembrado, como 7uebrant1 el alma de los
ap1stoles el /in luctuoso del Maestro( KCon 7u sorda
desesperaci1n dicen los disc$pulos de EmaDs: $4osotros
esperábamos que ?l sería el que había de redimir a Dsrael$
!-ucas 2*,2<%L
ADn m3s, cuando en la mañana pascual las mu8eres corren
8ubilosas con la noticia de 7ue el sepulcro de Cristo est3 .aci1,
los ap1stoles si#uen sin crerselo !-ucas 2*,22%, 0 en la misma
noche de 2ascua cierran con cautela las puertas por temor a los
8ud$os(
N de repente /lamea en estos hombres cobardes 0 miedosos
el /ue#o de un hero$smo capaz del martirio( -os 7ue hace poco
cerraban la puerta, ahora salen a las plazas 0 calles para
predicar, 0 retan con .alent$a a los pr$ncipes de los sacerdotes
7ue les proh$ben hablar(
4C1mo se podr$a comprender esta actitud si Cristo no hubiese
resucitado6 42uede un muerto tener tal in/luencia6 ?o ha0 e/ecto
sin causa( N es un hecho real, en 7ue no puede caber duda, 7ue
los ap1stoles, estos sencillos pescadores, promo.ieron por todas
partes en el campo reli#ioso, moral, social e intelectual del
mundo una trans/ormaci1n de tal ma#nitud, una re.oluci1n tal,
7ue no se re#istra cosa parecida en la historia uni.ersal(
4C1mo se e'plica todo esto si Cristo no ha resucitado6 Realmente
si aDn se puede dudar de la resurrecci1n de Cristo, no ha0 hecho
Ehist1ricoA 7ue pueda mantenerse /irme(
E6GDCD@129D6 CD2D B7HD2 7= 87G81 ?7 =D 2764227GG9FB
Al ponderar estas razones 7ue corroboran nuestra /e en la
Resurrecci1n de Cristo, nos parecen cada .ez m3s in/ortunados
<G<
los ensa0os 0 es/uerzos 7ue hacen los enemi#os de Cristo para
des.irtuar este hecho, realmente incontrastable(
Antes de todo no saben 7u hacer con el sepulcro .ac$o de
Cristo(
-as mu8eres piadosas, 7ue en la mañana de la 2ascua 7uisieM
ron tributar los Dltimos honores al sa#rado cad3.er de JesDs,
encontraron el sepulcro .ac$o( Alarmadas lo noti/icaron a los
ap1stoles> en se#uida /ueron al sepulcro Juan 0 2edro 0 lo enM
contraron tambin .ac$o !Juan 2),O%(
-os pr$ncipes de los sacerdotes 7uedaron desconcertados>
esto prueba 7ue 0a no estaba en el sepulcro el cuerpo del
;al.ador> pues ellos hubieran podido des.anecer /3cilmente los
rumores 7ue corr$an respecto de la Resurrecci1n, si hubiesen
podido enseñar el cad3.er del Cruci/icado(
El sepulcro, pues, estaba realmente .ac$o( 2ero 4c1mo se
.aci16 491nde estaba el cad3.er6
9o hurtaron000> podr$a e'plicarse de esta manera( -os
sacerdotes en se#uida se asieron a esta e'plicaci1n, 0 dieron
dinero a los soldados 7ue #uardaban el sepulcro, para 7ue
pre#onasen por do7uier: AMientras nosotros dorm$amos, .inieron
los disc$pulos de Cristo 0 robaron el cad3.er(A
KCu3nta contradicci1n 0 cu3nta imposibilidad desde el punto
de .ista psicol1#ico sub0ace en esta sola /raseL K-os disc$pulos,
miedosos 0 dispersos, de repente cobran 3nimo 0 se atre.en a
acercarse a los soldados 7ue #uardan el sepulcroL -os soldados
dorm$an((( pues 4c1mo pudieron .er 7ue eran los ap1stoles
7uienes hurtaron el cad3.er6 N si no dorm$an, 4por 7u
consintieron el robo6
Adem3s, si los soldados se durmieron en .ez de montar
#uardia, 4c1mo es 7ue estos soldados romanos, los m3s
disciplinados del mundo, no recibieron casti#o6 N leemos, 7ue en
.ez de casti#o, recibieron dinero, Kdinero en abundanciaL
-os mismos enemi#os de la Resurrecci1n sintieron el peso de
estas di/icultades, 0 por esto, acudieron a otra e'plicaci1n: Cristo
murió sólo en apariencia; la frescura del sepulcro hizo que
recobrase los sentidos, y ?l mismo salió de allí0
Es una e'plicaci1n acaso m3s desa/ortunada 7ue la anterior(
<G2
2or7ue antes de todo es un hecho cierto 7ue Cristo muri1
realmente, 0 no s1lo en apariencia(
4Muri1 Cristo6 Casi esto0 tentado de contestar: ?unca muri1 un
hombre m3s de .eras 7u Jesucristo( Na en el camino de la cruz
parece una sombra 7ue .a titubeando> un hombre medio muerto
7ue san#ra por mil heridas( Recordemos a ;im1n el Cireneo( N
despus, durante la cruci/i'i1n, se abren en l cuatro /uentes de
san#re, la lanza del soldado abre la 7uinta lla#a en su coraz1n(
9espus de sepultado, sellan su sepulcro 0 lo #uardan los
soldados( Realmente en a7uellas horas la humanidad hizo todo
posible para 7uitarse de encima al desa#radable pro/eta(
2ero ima#inmonos 7ue Cristo, medio muerto, p3lido 0
desan#rado, lo#ra escaparse del sepulcro( @ma#inmonos 7ue,
al /in, puede lle#ar a unirse con sus disc$pulos> 7ue stos le
ponen .endas 0 le cuidan, 7ue muere al /in por in/ecci1n de todas
sus lla#as, 0 aun7ue no hubiese muerto, 4es posible, desde la
perspecti.a psicol1#ica, pensar 7ue este /in miserable suscite
a7uella impresi1n sin i#ual 7ue se mani/iesta en el esp$ritu de los
ap1stoles6
Toda la /e de los ap1stoles en la Resurrecci1n, %no será
imaginación vana, producto de la fantasía, una visión o alucinación
colectiva) -os 7ue anhelan escapar a la enorme /uerza probatoria
de la Resurrecci1n se atre.en a contestar a esta pre#unta
a/irmati.amente(
2ero 47uin puede tomar en serio esta escapatoria6 El
sepulcro mismo de Jerusaln destru0e con el peso de la realidad
tan#ible toda sospecha de .isi1n o de alucinaci1n( ;i el sepulcro
no estu.iera .ac$o, si lo cubriera aDn la pesada losa 0 deba8o de
ella se encontrara el cad3.er, entonces ser$a imposible toda
ilusi1n(
Adem3s, en nuestro caso, /altaban las condiciones m3s
elementales para que pueda darse una alucinación colectiva0
45uines suelen tener .isiones 0 alucinaciones6 A7uellos 7ue
esperan al#o con impaciencia( Cuando 0a es hora de lle#ar el in.itado,
0 el in.itado no lle#a, o$mos a cada instante sus pasos: Aparece 7ue
est3 lle#andoA((( 0, sin embar#o, no .iene(
2ues bien, los ap1stoles estaban mu0 le8os de esperar la
Resurrecci1n de Cristo( ADn m3s, cuando las mu8eres les lle.aron la
<G+
primera noticia, ni aun as$ 7uisieron creerla( -os disc$pulos de EmaDs
le dan el .alor a la noticia como pro.eniente de mu8eres sobresaltadas(
N Tom3s no cree en la Resurrecci1n, aun cuando todos los dem3s
ap1stoles .ieron al Resucitado(
Tan poco dispuestos est3n para .isiones, 7ue no reconocen al
;eñor cuando se les aparece( Ma#dalena cree 7ue es un hortelano>
los disc$pulos de Em3us creen 7ue es un pere#rino( -os ap1stoles
creen 7ue es un /antasma(
Adem3s, la alucinaciones se suelen dar en #ente debilitada,
ner.iosa 0 mu0 sensible, no en pescadores curtidos al aire libre(
N si Cristo resucitado no hubiese aparecido m3s 7ue una o dos
.eces, podr$a discutirse toda.$a si no era m3s 7ue .isi1n 0 espectro(
2ero se apareci1 muchas m3s .eces durante cuarenta días0 ;e
aparece a ;an 2edro( ;e aparece a Mar$a Ma#dalena( ;e aparece a
las piadosas mu8eres( ;e aparece a los diez ap1stoles Rno /altando
m3s 7ue Tom3sR( 9espus se aparece a todos los ap1stoles, sin
/altar Tom3s( N ;A? 2AB-O, al escribir a los /ieles de Corinto, a/irma
7ue entre ellos .i.en toda.$a muchos hombres 7ue .ieron con sus
propios o8os a Cristo resucitado !@ Corintios <,,C%(
4Es posible probar me8or un hecho hist1rico6 ;i unos pocos
hombres pueden ser en#añados por una .isi1n, 4es posible 7ue
7uinientos hombres .ean a la .ez a Jesucristo6 4Cada uno de los
7uinientos .ieron el mismo espectro6 2or otra parte, cuarenta d$as
despus, el d$a de la Ascensi1n, cesan de repente todas las
apariciones( 42or 7u moti.o, si no han cambiado los
condicionamientos psicol1#icos en 7ue se .e$an inmersos6
-a Resurrecci1n de Cristo es, pues, un hecho hist1rico( Testi#os
son las piadosas mu8eres 7ue se diri#en al sepulcro 0 pod$an esperar
todo menos 7ue hubiese resucitado el ;eñor: Testi#os son los
ap1stoles, 7ue al principio recibieron con duda la noticia> pero
cuando comprobaron con sus propios o8os, o$dos 0 manos la
realidad, dieron su .ida por la misma( Testimonio es la multitud
de los primeros cristianos, a 7uines se apareci1 el ;eñor
despus de la Resurrecci1n( N testimonio es la .ida milenaria de
la ;anta Madre @#lesia( 2or7ue al contemplar el hero$smo de los
m3rtires, la ele.aci1n moral 0 la /e in.icta 7ue brota de la /e en la
Resurrecci1n, podemos pre#untar con derecho: ;i Cristo no ha
resucitado, si su cuerpo se deshizo en pol.o all3 en el /ondo del
<G*
sepulcro, 4c1mo se e'plican todas estas cosas6 45uin .a a
creer 7ue un muerto sea capaz de realizar estas mara.illas6
-a Resurrecci1n de Cristo es la corona de su obra, la Dlti ma
#arant$a de 7ue Pl era realmente "i8o de 9ios( Cuando estaba
pendiente de la cruz, sus enemi#os se burlaban de Pl con estas
palabras: $5 otros ha salvado, y no puede salvarse a si mismo; si
es el @ey de Dsrael, ba/e ahora de la cruz y creeremos en ?l
!Mateo 2H,*2%( 2ues bien, Cristo da una prueba aDn ma0or de su
di.inidad( ?o ba8a de la cruz, sino 7ue sale .i.o del sepulcro
sellado con una #ran piedra(
2or este moti.o la 2ascua es la /iesta m3s #rande del
Cristianismo( -o es por7ue la Resurrecci1n de Cristo es el /undaM
mento de nuestra /e, el triun/o de la .erdad, el aliento de nuestra
.ida 0 la #arant$a de nuestra propia resurrecci1n(
¡Soy yo, no temáis!
Es domin#o por la noche, noche de 2ascua( -os ap1stoles
est3n reunidos, no /altan m3s 7ue dos: Judas, el traidor, 0
Tom3s( ?o sabemos d1nde estaba Tom3s( El ambiente es de
opresi1n, de preocupaci1n( El cad3.er de Cristo ha
desaparecido> los pr$ncipes de los sacerdotes han hecho correr
por toda la ciudad la noticia de 7ue sus disc$pulos lo han robado(
?o es prudente salir a la calle en tales circunstancias( ;1lo
puede tran7uilizarlos el tener la puerta cerrada(
45u suceder3 ahora6 45u ser3 de los planes de Cristo6
4C1mo .an a con7uistar el mundo estos t$midos pescadores6
N entonces((( entonces((( aparece de repente Cristo( -as
puert as permanecen cerradas> pero Cristo est3 all$, en medio de
ellos( $-!oy yo, no temáis.$ Como si di8era: A;e acab1 el temor 0 el
pesimismo( ;o0 0o, .i.o( No, 7ue necesito soldados 0 m3rtires 7ue
den testimonio de m$ ante del mundo(A
7 $se llenaron de gozo los discípulos al ver al !e:or Rdice la
;a#rada EscrituraM 0 una nue.a /uerza in.adi 1 sus esp$ritus
deca$dos(
N desde entonces la /i#ura #loriosa del Cristo resucitado es
/uente de nue.as /uerzas 0 aliento tambin para nosotros(
Millones de hombres repiten a diario 0 con 8Dbilo este art$culo de
nuestro Credo: AAl tercer d$a resucit1 de entre los muert os( ( ( F
<G,
!í; Cristo vive0 Cristo es una realidad viva0 4o es leyenda; no
es mito; no es símbolo0 El mi smo Cristo 7ue andaba por los
caminos de 2alestina, si#ue andando aDn ho0 por los caminos
del mundo( El mismo Cristo 7ue hace 2))) años habl1 a los
habitantes de Tierra ;anta, nos habla ho0 d$a con la palma de la
.ictoria alcanzada sobre la muerte: nos habla, nos consuela, nos
con/orta, ilumina, a0uda(((, 0 nos espera en la patria eterna(
Vi.amos en #racia de 9ios, para 7ue donde est3 la Cabeza all$
estn tambin los miembros( Vi.amos de suerte 7ue tambin
nosotros podamos lle#ar all$ donde nos precedi1 nuestro #lorioso
"ermano 0, por los mritos de su 2asi1n 0 muerte, alcancemos
tambin nosotros un d$a la #loria de la resurrecci1n( 2or Cristo
?uestro ;eñor(
<GC
((!II. R764G9@D27;16
:n c3ntico triun/al de 2ascua dice: ACristo ha resucitado en este
d$a( KAlelu0aL Iracias sean dadas a 9ios( KAlelu0aL 2ara 7ue el
hombre se ale#re( KAlelu0aLA(((
A2ara 7ue el hombre se ale#re(A 2ero 4por 7u hemos de
ale#rarnos6 45u moti.o tenemos para re#oci8arnos6
4"emos de ale#rarnos acaso por7ue Cristo .enci1 a sus
enemi#os6 42or7ue la .erdad, antes pisoteada, ha resur#ido
triun/ante6 42or7ue Cristo obr1 su m3s #rande mila#ro 0 demostr1
de un modo mani/iesto su poder di.ino6 ;$> moti.os son estos de
re#oci8o> por todas estas razones hemos de ale#rarnos, al pensar
en la resurrecci1n de Cristo(
2ero ha0 toda.$a otro moti.o para ale#rarnos: $!i Cristo ha
resucitado, también nosotros resucitaremos$ !@ Corintios C,<*%0 Este,
es pues, el pensamiento sublime 0 consolador 7ue sur#e de la
Resurrecci1n triun/al de Cristo(
K:n .erdadero notici1nL
Muchos dicen del cristianismo 7ue es una reli#i1n e'i#ente( N
tienen raz1n( 2odemos mirar las otras reli#iones, sean cuales
/ueren> todas son mucho m3s complacientes 7ue la nuestra con
las debilidades humanas, con los de/ectos 0 con el cuerpo
comod1n del hombre( "4o he venido a traer la paz, sino la espada$
[dice Cristo> 0 realmente con esta espada corta muchas .eces en
lo m3s pro/undo 0 .i.o de la persona(
?o me basta tu oraci1n Rnos diceR, no me basta 7ue .a0as a
la i#lesia> no me basta 7ue des limosna> 0o 7uiero toda tu .ida: tus
pensamientos, tus palabras, tus obras( Te proh$bo todo #oce
pecaminoso 0 todo mal pensamiento( Es .erdad 7ue el pecado te
atrae 0 te seduce> mas Kno lo permitoK K?o permito 7ue renie#ues de
m$L(((
Realmente Cristo es e'i#ente( ?os e'i#e re/renar el cuerpo,
.encer nuestros instintos desordenados 0 sacri/icar la misma .ida
por Pl, pero nos promete una cosa 7ue nadie 8am3s nos ha
<GH
prometido: resucitaremos( E;i Cristo ha recitado, tambin
resucitaremos nosotrosF(
Es tan inaudita esta

promesa 7ue casi parece incre$ble(
RD:1B76 C12 =D6 347 G277;16 7B =D 2764227GG9FB
-a /e en nuestra resurrecci1n es realmente un do#ma tan
incomparable 7ue si no nos lo hubiese anunciado antes el ;eñor, la
raz1n humana nunca habr$a pensado en cosa seme8ante(
2ero ?uestro ;eñor Jesucristo nos lo enseñ1 con palabras
tan claras, 7ue despus de ellas no cabe la menor .acilaci1n o
duda(
2ocas .erdades ha repetido JesDs tantas 0 tantas .eces(
2robablemente por7ue es tan incre$ble, por7ue se trata de una
cosa tan opuesta a la e'periencia de todos los d$as(
KCon 7u /irmeza habla de ella en el E.an#elio se#Dn ;A?
J:A?: $>endrá tiempo en que todos los que están en los
sepulcros oirán la voz del Hi/o de +ios' y saldrán los que hicieron
buenas obras a resucitar para la vida; pero los que las hicieron
malas resucitarán para ser condenadosA !Juan ,,2GM2G%( $9a
voluntad de mi (adre, que me ha enviado, es que todo aquel que
ve al Hi/o y cree en él, tenga vida eterna; y yo le resucitaré en el
*ltimo día$ !Juan C,*)%( $&uien come mi carne y bebe mi sangre
tiene vida eterna; y yo le resucitaré en el *ltimo día$ !Juan C,,,%
N lo arrai#ada estaba esta creencia entre los disc$pulos del
;eñor, lo demuestra la respuesta de Marta a ra$z de la muerte de
-3zaro( Cristo la consuela por haber muerto su hermano,
dicindole 7ue resucitar3( N con naturalidad le contesta MARTA:
$#ien sé que resucitará en la resurrección en el *l timo día$ !Juan
<<,2*%( Entonces el ;EVOR proclama una .ez m3s la doctrina de
la resurrecci1n: ANo so0 la resurrección y la vida' quien cree en
mí, aunque haya muerto, vivirá$ !Juan <<,2,%(
En cierta ocasi1n los saduceos, 7ue no cre$an en la resurrecci1n
de los muertos, 7uisieron ponerle una trampa a Jesucristo con una
di/$cil cuesti1n: AMira, .i.i1 entre nosotros una mu8er 7ue tu.o siete
esposos( Murieron todos 0 al /inal tambin la mu8er( 4de cu3l de
ellos ser3 la mu8er cuando resucite de entre los muertos6A
"e ah$ lo 7ue les respondi1 el ;EVOR: $9os hi/os de este
mundo toman mu/eres y maridos0 (ero los /uzgados dignos del
<GO
otro mundo y de la resurrección de los muertos, ni tomarán
mu/eres ni maridos, porque ya no pueden morir y son seme/antes
a los ángeles e hi/os de +ios, siendo hi/os de la resurrección $
!-ucas 2),+*M+C%(
Este es el hecho inne#able: Jesucristo enseñ1 con /recuencia 0
con claridad 7ue un d$a los muertos resucitar3n( N no solamente lo
enseñ1, sino 7ue lo demostró con e/emplos(
N no aludo tan s1lo a los tres muertos 7ue en la ;a#rada
Escritura consta 7ue /ueron resucitados por Jesucristo( Me re/iero
en primer lu#ar al mila#ro m3s asombroso del ;eñor: su propia
resurrección0
Mientras las piadosas mu8eres se encaminaban en la madru#ada
de 2ascua hacia el sepulcro de Cristo, para un#ir con b3lsamos
per/umados los preciosos restos, se pre#untaban preocupadas:
45uin nos 7uitar3 del sepulcro la piedra6
Esta pesada losa es ima#en de la desesperaci1n 7ue pesaba
sobre el alma humana 7ue .e$a en la muerte la estaci1n /inal 0
de/initi.a(
2ero Jesucristo resucitado nos 7uit1 esta pesada losa(
$7o soy la resurrección y la vida' quien cree en mí, aunque haya
muerto, viviráA !Juan <<,2,%(
KCristo ha resucitadoL ;$, no puede haber e'a#eraci1n en sus
palabras( Tambin nosotros hemos de e'clamar con ;A? 2A;B-O:
$(ues si de Cristo se predica que ha resucitado de entre los
muertos, %cómo entre vosotros dicen algunos que no hay
resurrección de los muertos)$ !@ Corintios <,,<2%(
Al i#ual 7ue el ;eñor estu.o en el sepulcro esperando la
madru#ada pascual, nuestros muertos esperan la #ran 2ascua de
Resurrecci1n(
-os hombres si#uen muriendo despus de Cristo, como murieron
antes( 2ero desde Cristo ponemos en las l3pidas /rases como sta:
AA7u$ descansa en la esperanza de la dichosa resurrecci1n(A
N esta .erdad de nuestra /utura resurrecci1n está en perfecta
consonancia con el proyecto creador de +ios0
El hombre s1lo es hombre cuando tiene un cuerpo( En nosotros
las mani/estaciones m3s insi#ni/icantes del esp$ritu est3n en
cone'i1n con el cuerpo( ;i el alma est3 triste, los o8os lloran> si se
ale#ra, el rostro esboza una sonrisa( El hombre s1lo es
<GG
completamente hombre, si est3n 8untos el cuerpo 0 el alma( 9e ah$
7ue para la per/ecci1n de/initi.a de la .ida humana es con.eniente
7ue el cuerpo 0 el alma, separados por la muerte, se unan de
nue.o(
LD ;D>76@D? ?7 D916 7K9H7 B476@2D 2764227GG9FB
-a ma8estad de 9ios e'i#e la #ran con/rontaci1n de/initi.a, en
7ue se pon#an de mani/iesto todos los pecados, en 7ue se
derrumben todas las #randezas /icticias, en 7ue la bendici1n o la
maldici1n, el #alard1n o el casti#o se otor#uen se#Dn la 8usticia
omnisciente del Juez eterno( All$ se pondr3 en e.idencia 7ue las
le0es de 9ios no pueden ser pisoteadas impunemente(
Es necesario este Dltimo homena8e al Creador del mundo> es
necesario 7ue se doblen ante Pl todas las rodillas, de buen o mal
#rado, 0 7ue todos con/iesen: TD, 9ios Dnico 0 eterno, TD has sido 0
eres el centro de la humanidad 0 de toda la creaci1n(
9a resurrección de los hombres es conforme también a la
/usticia de +ios0
;i por amor a Cristo me he sacri/icado> si por Cristo ha soportado
mi cuerpo muchas pri.aciones> si he re/renado los deseos de mi
cuerpo, impidiendo 7ue se escla.ice al pecado seductor, es l1#ico
7ue este cuerpo participe tambin del #alard1n de Cristo(
-a raz1n est3 con/orme con la /e( Es mu0 con/orme al plan de
9ios 7ue ha0a resurrecci1n( ?uestra .ida terrena es una continua
#uerra de sacri/icio 0 abne#aci1n( Es mu0 con/orme a la naturaleza
7ue los 7ue han pecado en su cuerpo sean tambin casti#ados en
su cuerpo, 0 los 7ue han .encido con l, tambin en l reciban su
#alard1n(
En este d$a solemne de la resurrecci1n #eneral los 7ue

ha0an
.i.ido con Cristo resucitar3n para la .ida eterna(
-o creo( Me lo ha dicho Jesucristo 0 me lo atesti#ua su propia
resurrecci1n( -a raz1n lo corrobora(
D9I9G4=@D?76 G1B@2D =D I7 7B =D 2764227GG9FB
?aturalmente todos sabemos 7ue la resurrecci1n no puede ser
sino e/ecto de la .oluntad omnipotente de 9ios creador(
Esta .oluntad omnipotente nos sir.e de respuesta a las
di/icultades 0 ob8eciones 7ue al#unos nos pueden presentar( 2or
2))
e8emplo, a los 7ue pre#untan: 45u ser3 de a7uellos 7ue /ueron
destrozados por una bala de cañ1n6 4Tambin ellos resucitar3n6 4Es
posible6
2ero Rpre#unto a mi .ezR, 4puede haber obst3culo para la
omnipotencia de 9ios6 El 7ue cre1 la primera .ida, el 7ue la hizo de
la nada, 4no podr3 resucitar al 7ue muri16 4Es acaso m3s di/$cil
in/undir una nue.a .ida en el cuerpo del 7ue muri1 7ue crear un
cuerpo 7ue aDn no ha e'istido6 A7uel ;eñor 7ue con un solo acto de
su .oluntad creadora llam1 a la e'istencia este #ran uni.erso, 4no
ser3 lo bastante poderoso como para resucitar a los muertos6
-a cuesti1n 0a /ue propuesta a ;an 2AB-O: $(ero dirá alguno'
%Cómo resucitan los muertos) %Con qué cuerpo lo harán)$ !@
Corintios <,,+,%( 45u contest16 AlnsipiensF, $4ecio0 9o que t*
siembras no revive si no muere$(
Realmente, 47u otra cosa pod$a contestar6 K?ecioL El 7ue dio la
.ida por .ez primera, 4no podr3 darla por se#unda .ez6 K?ecioL
42uede deshacerse al#o hasta tal punto 7ue ni si7uiera el Creador
pueda de.ol.erle la .ida6 K?ecioL 42uede ser destrozado el cuerpo
por un obDs, o ser tra#ado por la tierra de tal /orma 7ue el
Omnipotente no pueda resucitarlo6 K?ecioL
Aun7ue en el sepulcro el cuerpo se pudre 0 se deshace en pol.o,
no importa( 2or7ue los muertos Aoir3n la .oz del "i8o del hombreA(
Como cuando muerto /ue lle.ado al cementerio el 8o.en de ?aim, 0
ante su /retro reson1 la .oz poderosa de Jesucristo: $3uchacho, a
ti te lo mando'

9evántate$ !-ucas H,2%> 0 el muerto resucit1( -a hi8a
de Jairo 0ac$a muerta, 0 ante su lecho reson1 tambin esta .oz:
$9evántate !Mateo ,,G<%> 0 la muerta resucit1( "ac$a cuatro d$as
7ue estaba -3zaro sepultado, 0 ante su tumba reson1 esta .oz:
"-sal afuera.$ -3zaro resucit1( Cuando resuene de nue.o esta .oz,
resucitar3n los muertos(
?uestro 9ios, 7ue es 9ios de .ida, imprimi1 0a en el mundo
material señales de esta .ictoria( A la noche si#ue la aurora>
despus del in.ierno .iene la prima.era> la simiente 7ue muere en
tierra da una nue.a cosecha( ?o puede ser el hombre la Dnica
criatura 7ue pase sin de8ar huellas(
;$> habr3 resurrecci1n de los muertos( As$ concluir3 la obra de la
Redenci1n, .enciendo a la muerte: $;odo aquel que ve al Hi/o y
cree en él, tendrá vida eterna' y yo le resucitaré en el *ltimo día !@
Corintios <,,2C%( $+ios en/ugará las lágrimas de sus o/os, y la
2)<
muerte no eAistirá más, ni habrá, ni habrá duelo, ni gritos, ni traba/o,
porque todo esto es ya pasado !Apocalipsis 2<,*%(
¿Q45 B16 ?D =D I7 7B =D 2764227GG9FB ?7 =16 ;472@16?
(rimera consecuencia' 3e ayuda a prepararme para este gran
día0 ;er3 el d$a m3s #rande de la historia uni.ersal( ?o hubo m3s
7ue uno seme8ante a l: el primer d$a> a7uel d$a en 7ue se o01 la
.oz del Creador: $!ea hecha la luz$0 Ahora se oir3 de labios del
mismo 9ios: EAc3bese la .ida terrenalF( N entonces se estremecer3
la tierra 0 saldr3n los muertos((( millones 0 m3s millones(((> saldr3n
de los sepulcros 0 ataDdes, del /ondo del mar, del seno de la tierra(((
los muertos ol.idados, de 7uienes nadie sab$a nada, los 7ue tanto
su/rieron en la .ida, los 7ue perse.eraron /ieles a Cristo 0 los 7ue
rene#aron de Pl((( 0 .er3n al "i8o del hombre .enir con #rande poder
0 #loria(
K2reparmonos para ese #ran d$aL
:na .ez resucitado no tendr e'cusas por no haber ser.ido
me8or a 9ios !ser.ir es hacer al#o por al#uien> en este caso por
Al#uien 7ue me ha creado 0 me ama%( 9ebo prepararme( No ten#o
ans$as de .ida eterna( 2ero la plenitud de la .ida eterna no puede
brotar de una .ida .ac$a 0 sin sentido( "emos de prepararnos(
!egunda consecuencia' $5hora bien, si habéis resucitado con
Cristo, buscad las cosas de arriba$ !Colosenses +,<%(
-a /e en la resurrecci1n nos da fuerzas en la tentación0 No
perse.ero /iel a Cristo Rno me importa hasta cu3ndoR por7ue
.endr3 con toda se#uridad el #ran d$a( 2or mu0 oscura 7ue sea mi
.ida, es cierto 7ue un d$a habr3 de amanecer(
?o s hasta cu3ndo tendr 7ue esperar( Tendr 7ue tener
paciencia( ?o se puede .endimiar antes de tiempo( ?o es l$cito
rebelarse contra el su/rimiento, cuando s 7ue todos mis
su/rimientos se trocar3n en brillantes diamantes, as$ como ahora
brillan las cinco lla#as de Cristo resucitado6
;ercera consecuencia' 9a fe en la resurrección también me sirve
de consuelo ante la proAimidad de la muerte0
4"as .isto, estimado lector, un eclipse de sol6 ;olamente dura
un momento( As$ es la muerte( K5u consuelo para nosotrosL
2or7ue sabemos 7ue la muerte no dura m3s 7ue un momento( ?o
lloramos ante la prdida de nuestros seres 7ueridos como a7uellos
2)2
7ue "no tienen esperanza$ !@ Tesalonicenses *,<2%, por7ue sabemos
7ue si Cristo ha resucitado, tambin nosotros resucitaremos(
;abemos 7ue aun7ue se pudra ba8o la tierra la semilla, un d$a
#erminar3, /lorecer3 0 dar3 /ruto( ;abemos $que quien resucitó a
1es*s nos resucitará también a nosotros FJ Corintios K,GKI0
-os 7ue creen en Cristo a.anzan serenos 0 esperanzados hacia la
muerte( Cristo resucitado les anima por7ue tiene la palma de la
.ictoria sobre la muerte( -es espera una .ida eterna, in/inita, 0 no
pueden contentarse con menos(
3ás allá de la lucha, más allá del sufrimiento, más allá de las
pruebas, más allá de la tumba, nos espera la corona dichosa de
una vida que no se acaba, de una vida eterna0
Cristo ha resucitado( KAlelu0aL
2ara 7ue el hombre se ale#re( KAlelu0aL
Creo en la resurrecci1n de la carne, creo en mi propia
resurrecci1n( KAlelu0aL KAlelu0aL
2)+
((!III. El consuelo del Cristo resuci tado
En la aurora pascual corren las mu8eres presurosas al sepulcro
de Cristo para un#ir el santo cad3.er( 2ero encuentran el
s e p u l cro .ac$o> un 3n#el 7ue est3 sentado sobre la piedra, les
di ce: $#uscáis a 1es*s 4azareno, el crucificado; ha resucitado,
no está aquí; mirad el sitio en que le pusieron$ !Marcos <C,C%0
Esta /rase es como el epita/io de la tumba de Cristo( 4"abis
.isto en al#una tumba un epita/io seme8ante6 K5u di/erencia entre
estas p a l a b r a s 0 a7uellas con 7ue la piedad de los /amiliares 0
ami#os suele ensalzar al di/untoL AA7u$ descansaA((( un sabio
eminente, un persona8e de alt$sima di#nidad, un in.icto caudillo de
e8rcitos, un J e / e de Estado, un hombre /a.orecido por la suerte
0 aplaudido por el mundo, un hombre insi#ne de cu0a inmensa
/ortuna 0 brillantes condecoraciones no 7ued1 m3s 7ue esta
pe7ueña tumba( A7u$ se deshace en pol.o, en esta /osa, por7ue
toda su /ortuna no le ha .alido para librarle de este lu#ar( -a tierra
7ue ca01 sobre su ataDd le sepultaron a l 0 a su poder$o> su
tumba /ue pronto ol.idada((( AA7u$ descansa, a7u$ descansaA(
En cambio, Jesucristo, resucita al tercer d$a de ser enterrado,
sale triun/ante del sepulcro, resplandeciente de luz(
9esde entonces la /iesta de JesDs resucitado es la /iesta m3s
#rande del cristianismo, /iesta de una ale#r$a desbordante(
Cuando en <CO+ Viena 7ued1 libre del terrible peli#ro turco,
l a s #entes se abrazaban en las calles 0 en las plazas, 0 no
sab$an hablar de otra cosa sino de l a #ran .ictoria: KEstamos
libresL KEstamos libresL(((
:na inmensa ale#r$a inunda tambin a los cristianos en la
madru#ada pascual 0 les lle.a a saludarse de esta manera:
KCristo ha resucitadoL A lo 7ue se responden: KRealmente ha
resucitadoL -os hombres ser re#oci8an( -2s el consuelo que trae
Cristo resucitado.
4o s alegramos porque su resurrección responde a los
anhelos más profundos de nuestra naturaleza, pues hemos sido
creados para la vida eterna0 2or eso nos ponemos tristes en
otoño, cuando el suelo se cubre de ho8as amarillas, 0 nos
2)*
ale#ramos en la prima.era, cuando millones de brotes se abren en
torno nuestro 0 al opaco sueño in.ernal sucede el color .i.o de los
bos7ues 7ue re.erdecen(
El misterio pascual no ale#ra adem3s por7ue es un canto de
.ictoria(
En la Roma pa#ana, 0 en el circo de ?er1n, se le.antaba un
enorme obelisco, 7ue el emperador Cal$#ula hab$a hecho de
"eli1polis( Este obelisco e#ipcio, de unos treinta metros de altura,
hecho de una sola piedra, se 0er#ue ho0, en medio de la plaza de
;an 2edro, 0 los pere#rinos 7ue lle#an de todas partes del
mundo pueden leer en l esta inscripci1n: ECristo .i.e, Cristo
.ence, Cristo impera(F
?unca se mani/iesta con ma0or claridad la .erdad de estas
palabras 7ue en la madru#ada pascual( 2or7ue la oscuridad podr3
luchar con la luz durante m3s o menos tiempo, mas ser3 .encida
de/initi.amente( El triun/o de la maldad no es m3s 7ue pro.isional(
-os enemi#os cre$an 7ue hab$an .encido, pero en al tercer d$a se
abri1 la tumba, 0 Cristo triun/1 de la muerte( ACristo .i.e, Cristo
.ence, Cristo imperaF( Na no es la muerte el /inal del camino,
por7ue Cristo la .enci1 0 le 7uit1 su a#ui81n(
Resuenan as$ en nuest r a al ma las palabras del ;almo:
"7o contemplaba siempre al !e:or delante de mí, como quien está
a mi diestra para sostenerme0 (or eso se me alegra el corazón y
prorrumpe en cantos de alegría mi lengua, y aun mi carne
descansa serena0 (orque yo sé que no has de abandonar mi
alma en el sepulcro ni permitirás a tu fiel conocer la corrupción0
3e ense:arás el sendero de la vida, me colmarás de gozo en tu
presencia, las delicias en tu diestra para siempre !;almo <C,OM
<<%(
Al resucitar nuestra alma recobrar3 el cuerpo, pero 0a no
pesado, terreno, sino un cuerpo espiritualizado, 7ue no estar3
0a su8eto a las le0es de la materia( En esta .ida presente nos
tenemos 7ue en/rentarnos constantemente con barreras 0
debilidades( ?os cuesta su8etar al cuerpo, nos cuesta
dominarlo( Todo esto desaparecer3 cuando nuestro cuerpo
ha0a resucitado(
Miremos a Cristo 7ue sale del ;epulcro( 2asa a tra.s de
una puerta cerrada> no ha0 obst3culo material 7ue le deten#a(
Ahora est3 en Jerusaln, ahora en Ialilea o en otra parte>
2),
para Pl no ha0 restricci1n de lu#ar( ;e aparece a sus
disc$pulos> de repente se interna en las pro/undidades de lo
in.isible> para Pl no ha0 barreras /ronterizas( As$ ser3 tambin
nuestro cuerpo #lori/icado( Todas las capacidades 7ue nuestro
cuerpo en este mundo no ha0a desarrollado, las desarrollar3 a la
per/ecci1n en la otra .ida 7ue nos espera(
A7u$ puedo ser /eo> mi belleza se .er3 en el cielo( A7u$ puedo
ser en/ermizo> mi /uerza se mostrar3 en el cielo( A7u$ puedo ser
pobre> mi ri7ueza se mani/estar3 en el cielo(
-os 7ue no creen en la resurrecci1n de Cristo 0 s1lo aspiran a
las cosas de este mundo, no aciertan a saber para 7ue est3n en la
.ida( ?osotros, 7ue s$ creemos, .i.amos en este mundo anhelando
la .ida eterna( Es decir, .i.amos 0a desde ahora esta .ida eterna(
Vi.imos se#Dn el esp$ritu, .i.amos en comuni1n con 9ios, en el
amor de 9ios( En lo e'terior tendremos 7ue ser i#uales a los
dem3s, pero no en lo interior( ;omos como el micr1/ono( ;i pasa
por l la corriente elctrica, esparce el sonido por el ancho mundo(
;i la corriente se interrumpe, no es m3s 7ue un trozo de materia
muerta, sin .ida, inDtil, 7ue para nada sir.e( N sin embar#o, por
/uera no se nota el cambio> es i#ual 7ue antes, en lo Dnico 7ue se
di/erencia en es lo interior, lo 7ue le /alta es la corriente, eso 7ue
no se .e 0 7ue al /altar, trueca el micr1/ono en al#o inDtil( Esto es
lo 7ue le pasa al hombre 7ue cort1 su comunicaci1n con 9ios( Este
hombre .i.e ape#ado a lo material, no tiene sentido de la
trascendencia, se torna inDtil para amar(
$5sí como Cristo resucitó de entre los muertos por la gloria del
(adre, así también nosotros vivamos una vida nueva !Romanos
C,*% Rnos e'horta ;A? 2AB-O(
K"e de empezar una .ida nue.aL 45u si#ni/ica esto6 ;i#ni/ica
7ue he de .i.ir para 9ios( "e de .i.ir en este mundo sin ape#arme
a la tierra( "e de .i.ir en el mundo, sin ser del mundo( N aun7ue
al#unas .eces me sienta abandonado 0 desamparado, no he de
desesperarme, he de saber 7ue mi 2adre celestial est3 conmi#o(
Vi.ir para 9ios si#ni/ica ser paciente 0 manso, aun7ue los
hombres me resulten insoportables e in#ratos( Vi.ir para 9ios
si#ni/ica 7ue si al#unas .eces la .ida me sacude, me azota, me
corona de espinas 0 me car#a una cruz sobre los hombros((( he de
lle.ar la cruz pensando en la premio 7ue me espera, como lo hizo
Cristo(
2)C
45uieres ser /eliz en la .ida eterna6 "az siempre el bien en la
.ida presente( 9e una .ida .ac$a, miserable, pecadora, no saldr3
nunca una .ida eterna dichosa(
Cristo resucitado 7uiere hablarme, con/ortarme, alentarme,
consolarme, en mis luchas 0 su/rimientos( ?o he de desalentarme
ni desesperarme nunca( 2ara lle#ar a la .ictoria sobre la muerte se
re7uiere pasar antes por el Cal.ario( 2ara lle#ar a la mañana de la
Resurrecci1n ha0 7ue haber pasado la noche del Viernes ;anto(
-a rosa e'hala per/ume, pero no crece sino entre espinas( El
.encedor #oza la .ictoria, pero despus de haber sostenido una
dura lucha(
?osotros celebramos en Jesucristo resucitado la .ictoria
de/initi.a de la Vida sobre la Muerte, el triun/o de la Vida 7ue nunca
pasa(
KResucitaremosLA ?uestra /e se /unda en la Resurrecci1n de
Cristo( El /inal de esta .ida terrena es el principio de la .ida eterna(
Esta .ida es solamente el comienzo> a7u$ so0 semilla de eternidad,
mi .ida plena ser3 en el cielo(
2)H
((IX. E= ;7B6D>7 ?7 C296@1 2764G9@D?1
Misa de ;3bado ;anto, ma0or ale#r$a 0 re#oci8o no puede
haber( El sacerdote, re.estido 0a con los ornamentos dorados de
la ale#r$a, se acerca al altar del santo sacri/icio( ;e percibe la
tensi1n e'trema por la ale#r$a aho#ada a punto de estallar(
N de repente((( se corta el #ran silencio con el c3ntico 8ubiloloso:
$-6loria in eAcelsis +eo.$ AIloria a 9ios en las alturasA( Resuena el
1r#ano 0 suenan las campanas, 7ue estaban calladas desde el
Jue.es ;anto( Todos se re#oci8an(
Cristo resucitado se aparece en primer lu#ar a la Vir#en Mar$a,
su madre, por ser de sentido comDn( 9espus se aparece a las
piadosas mu8eres, en a#radecimiento al amor 7ue le tienen> 0
despus a los dem3s0 Vamos a meditar al#o de los mensa8es
7ue Cristo nos trae con estas apariciones(
M7B6D>7 D P7?21, 7= 347 =7 B7HF
En la primera aparici1n, a las mu8eres, el 3n#el les hab$a dicho:
$Ha resucitado; no está aquí' mirad el sitio donde le pusieron0
(ero id a decir a sus discípulos y a (edro que os precederá a
6alilea' allí le veréis, como os ha dicho$ !Mateo <C,CMH%(
A9ecid a 2edro(A K2obre 2edroL 491nde le sorprendi1 la mañana
pascual6 2robablemente estaba con el alma oprimida, 8unto con
los dem3s ap1stoles, encerrado en un aposento( ;obre su esp$ritu
pesaba el recuerdo de su ne#aci1n> sobre el de ;an Juan, la
Dltima mirada de Cristo moribundo> sobre el de los otros ap1stoles,
el problema an#ustioso de un por.enir incierto( Estaban sentados
en silencio, sin pro/erir palabra( 9e repente tocan con .ehemencia
en la puerta((( una 0 otra .ez((( ;e o0en .oces de mu8eres 7ue
#ritan: K2edroL KAprisaL K2edroL KEl ;eñor ha resucitado 0 te manda
un saludoL
K2edroL 4-o o0es6 KTe manda un saludoL KA ti, 7ue le has
ne#adoL KA ti, 7ue has 8urado 7ue no le conoc$asL -e has ne#ado,
2)O
pero te has arrepentido> le has ne#ado, pero has hecho penitencia>
por esto Pl 0a no se acuerda de tu ca$da, 0 te saluda(
Es el perd1n de Cristo( -o ol.ida todo 0 7uiere 7ue sea de nue.o
su ami#o(
M7B6D>7 D MD2LD MDH?D=7BD
El sol de la mañana brilla en todo su esplendor> pero 8unto al
sepulcro .ac$o Mar$a Ma#dalena solloza desconsolada 0 sin
esperanza( $!e han llevado a mi !e:or, y no sé dónde le han
puesto$ !Juan 2),<+%( 9e repente se aparece JesDs> pero ella no le
reconoce( JesDs le pre#unta: $%(or qué lloras) %5 quién buscas)$
Ella piensa 7ue es el hortelano 0 contesta: $!e:or, si t* te lo has
llevado, dime dónde lo has puesto y yo me lo llevaré0$ Entonces
JesDs le dice: "-3aríal$ !Juan 2),<+M<C%(
KCu3ntas cosas pasaron por el alma de Mar$a Ma#dalena en
a7uel momentoL(((
"a lle#ado la hora de la cual hab$a dicho el ;eñor: $Cuando me
haya ido, y os haya preparado un lugar, vendré otra vez, y os
llevaré conmigo$ !Juan <*,+%( "a pasado a7uel ApocoA de tiempo,
durante el cual Ano me .erisA> 0 lle#a el tiempo de la otra
promesa: $(oco después me volveréis a ver$ !Juan <C,<C%( Mar$a
Ma#dalena realmente cre$a 7ue 0a hab$a lle#ado el momento en
7ue iba a brillar en todo su esplendor el reino de Cristo(
2ero el ;EVOR le dice: $4o me toques, porque todavía no he
subido a mi (adre$ !Juan 2),<H%(
Es decir, el reino de 9ios no se ha realizado aDn( El "i8o de 9ios
ha .encido al pecado, ha borrado la deuda, ha derrotado a la
muerte> pero la plenitud de su reino lle#ar3 cuando el tiempo 0a no
se mida por el sol 0 la luna, sino cuando .uel.a de nue.o
Jesucristo(
El ;eñor señala con claridad la di/erencia 7ue e'iste entre su
cuerpo #lori/icado 0 nuestro cuerpo terreno> pero para 7ue no nos
entristezcamos, nos consuela ense#uida: $!ubo a mi (adre, y a
vuestro (adre, a mi +ios y a vuestro +ios$ !Juan 2),<H%( Es decir,
.o0 a casa, como cabeza de a7uel cuerpo del cual sois miembros
.osotros( Vuel.o a casa como primer participe de a7uella #loria
7ue os est3 reser.ada tambin a .osotros(
2)G
Cristo .uel.e a casa para preparar un lu#ar a todos a7uellos 7ue
Ecreen en su nombre$ !"echos <,<<%( $4o se turbe vuestro corazón000
2n la casa de mi (adre hay muchas moradas000 7 cuando haya ido,
y os haya preparado un lugar, vendré otra vez, y os llevaré conmigo,
para que donde yo estoy, estéis también vosotros ! J u a n < * , < M
+ % (
Es el mensa8e de Cristo Resucitado: En cual7uier tribulaci1n,
lucha 0 tentaci1n 7ue os encontris, manteneos /ieles, hi8os m$os>
no me abandonis, por7ue $vendré otra vez y os llevaré conmigo$(
M7B6D>7 D 646 7B7;9H16
Es la noche 7ue .a del ;3bado ;anto a la mañana de 2ascua(
9uerme toda Jerusaln( 9uerme 2ilatos, 7ue cobardemente
entre#1 al ;eñor al terrible suplicio( 9uermen los pr$ncipes de los
sacerdotes> descansan tran7uilidad 0 u/anos: EK2or /in se
deshicieron del peli#roso pro/eta, por /in habr3 calma en el pa$sLF
9uerme el pueblo amotinado, 7ue pidi1 7ue la san#re de Cristo
ca0ese sobre sus propios hi8os(
2ero he ah$ 7ue unos soldados romanos, p3lidos de miedo, .an
en busca del sumo sacerdote( KEl muerto cruci/icado 0 enterrado,
no sabemos d1nde est3, ha salido del sepulcroL
-a noticia cae como un ra0o( "a0 7ue obrar con rapidez((( ;i
todo hemos /racasado por7ue ha resucitado, habr3 7ue mentir(
K2ropa#ar #randes mentirasL El pueblo de todos modos lo creer3(((
KCu3ntas .eces se .uel.e a repetir lo mismoL Irandes
persona8es 7ue tratan de en#añar al pueblo( K2ropa#an mentiras
entre el pueblo respecto de Cristo, de la @#lesia, de la reli#i1n(((
sabiendo 7ue el pueblo de todos modos se lo creer3L
9esde ese primer Viernes ;anto, cu3ntas .eces ha #ritado la
turba /an3tica contra la @#lesia de Cristo: KCruci/$caleL K5ue cai#a
su san#re sobre nosotros 0 sobre nuestros hi8osL
-a ;anta @#lesia cat1lica no es m3s 7ue el mismo Cristo 7ue
si#ue .i.iendo en medio de nosotros( KCu3ntas .eces ha tenido 7ue
su/rir la 2asi1n el Cuerpo M$stico de CristoL KCu3ntas .eces han
ido a descansar sus enemi#os pensando: L2or /inL K2or /in hemos
acabado con la @#lesiaL
-(ero la aurora pascual siempre vuelve a clarear de nuevo.
2<)
El odio de los enemi#os 7uiso ani7uilar al ;eñor con el
instrumento de la i#nominia, la cruz> 0 Pl, desde entonces reina
desde la cruz( $Cuando sea levantado en alto sobre la tierra, todo
lo atraeré hacia mí$ !Juan <2,C%( $9os se:ores y los potentados
de la tierra se aliaron contra ?l, pero el 5ltísimo se burló de ellos$
!;almo 2,*%0
Estos enemi#os de la @#lesia hace tiempo 7ue murieron,
mientras 7ue el pre#1n de la @#lesia si#ue clamando: A"e ah$ el
madero de la cruz, del 7ue estu.o cla.ado el Redentor del mundo,
.enid, adoremosLA
"ombres llenos de odio #ritaron al pie de la cruz: A?o 7ueremos
rendirle homena8e> no 7ueremos 7ue sea nuestro re0(A "o0 sus
.oces 0a se han apa#ado, mientras 7ue si#ue resonando el
c3ntico: ATe adoramos, Cristo, 0 te bendecimos, por7ue por tu
santa cruz redimiste al mundo(A
"e ah$ el mensa8e del Cristo resucitado a sus enemi#os: Venid a
m$, por7ue de lo contrario, pereceris(A
M7B6D>7 D 646 I97=76
Atardece( En las casas se encienden 0a las luces( En la sala la
:ltima Cena, los ap1stoles est3n reunidos, tristes 0 llenos de
miedo, con las puertas cerradas( "ablan constantemente de Cristo(
2edro 0 Juan han .isitado el sepulcro 0 lo han encontrado .ac$o(
-as mu8eres cuentan tambin muchas cosas( -os ap1stoles
est3n temerosos( 45u pasa6((( 45u es a7uella luz6 KEs el
;eñorL Con #ran ale#r$a, llorando de emoci1n, con las manos
temblorosas acarician las orlas de su .estido: KEs JesDs, nuestro
dulce MaestroL
N el ;EVOR les dice: $9a paz sea con vosotros0 !oy yo; no
temáis$ !-ucas 2*,+C%( Como si di8era: KBasta 0a de tristezaL
KMirad, he .encidoL K"e .encido al pecado 0 a la muerteL
Es el Dltimo #ran mensa8e del ;eñor: Cristo ha vencido al
pecado0
$9a paz sea con vosotros0$ N despus, sopl1 sobre ellos 0 les
di8o: "@ecibid el 2spíritu !anto, a quien perdonéis los pecados, les
serán perdonados, y a quienes se los retengáis, les serán
retenidos( !Juan 2),22M2+%( -es con/iri1 en este momento el poder
de perdonar los pecados(
2<<
K5u bien conoc$a el alma humanaL ;ab$a 7ue desea la paz>
pero el pecado 0 la paz se e'clu0en( 2ara 7ue pudisemos
alcanzar la paz, nos dio la remisi1n de los pecados(
El alma pecadora realmente no puede tener paz( 42or 7u6
2or7ue el alma humana es un soplo de 9ios, 7ue no puede estar
tran7uila mientras no .i.a su seme8anza di.ina( El 7ue no est3 en
paz con 9ios, 4c1mo podr3 estarlo consi#o mismo6 KBendita la
con/esi1n 7ue

nos trae la

pazL ;in el ;acramento de la
Reconciliaci1n no puede haber paz 0 ale#r$a pascual(
C296@1 8D A7BG9?1 D =D ;472@7
9espus de la Resurrecci1n de Cristo el hombre si#ue
muriendo> pero 0a no es la muerte 7uien tiene la Dltima palabra(
2or7ue si estamos in8ertados en Jesucristo resucitado, ha0 en
nosotros una semilla de .ida eterna( ?aturalmente 7ue esta .ida la
tenemos s1lo en #ermen, en esperanza: $3uertos estáis ya, y
vuestra vida esta escondida con Cristo en +ios$ !Colosenses +,+%
Rnos dice ;A? 2AB-O> pero esta semilla est3 #erminando 0
/lorecer3 en el d$a de nuestra resurrecci1n( $Cuando aparezca
Cristo, que es vuestra vida, entonces apareceréis también
vosotros con ?l gloriosamente$ !Colosenses +,*%(
En cuanto empezamos .i.ir, empezamos tambin a morir, 0
con/orme .amos dando pasos en la .ida, otros tantos nos acercan
a la muerte( -a .ida es un #ran eni#ma, 0 no lo es menos la muerM
te( -a muerte es el señor del mundo, es el señor m3s poderoso de
la tierra, por7ue todos le obedecen 0 acaban muriendo(
K2ero ha habido Al#uien 7ue ha .encido a este señor tan
poderosoL
$Cuando este cuerpo mortal haya sido revestido de
inmortalidad, entonces se cumplirá la palabra escrita' 9a muerte
será absorbida por la victoria0 %+ónde está, -oh muerte., tu
victoria) %dónde está, -oh muerte., tu agui/ón) 2l agui/ón de la
muerte es el pecado, y lo que da fuerza al pecado es la ley0 (ero
+ios nos ha dado la victoria por l a virtud de 4uest ro !e:or
1esucristo$ !@ Corintios ,*M,H%(
;e#Dn 2l at 1n durante esta .ida terrena estamos como en una
prisi1n> pero la .ida .irtuosa es se#uida de otra /orma de .ida
superior, en un mundo m3s ele.ado, donde en comunicaci1n con
los dioses el mismo hombre se hace 9ios(
2<2
Cant dice 7ue l a inmortalidad del ser humano es un postulado
de la raz1n pr3ctica(
9eibniz a/irma 7ue la inmortalidad es el /undamento de las
razonamientos ticos0 6oethe dice al#o parecido(
Estos pensamientos no son m3s 7ue una muestra de la
creencia en la .ida eterna( -os hombres m3s insi#nes han sentido
7ue tiene 7ue ser as$> pero 7uien de .erdad demuestra
.erdaderamente la inmoralidad del alma humana, 0 7ue no es tan
s1lo un 8ue#o de la raz1n 7ue /iloso/a, sino una realidad, es la
Resurrecci1n de Cristo( Ella le pone sello de autenticidad(
El cristianismo es la reli#i1n del E.an#elio( E.an#elio si #ni / i ca
ABuena ?ue.aA( N el cristianismo se hizo Abuena nue.aA,
anunciando principalmente la muerte de Cristo, en 7ue 7ued1
.encido el pecado, 0 pre#onando la Resurrecci1n de Crist o, 7ue
.enci1 a la muerte para 7ue nosotros tambin la .enzamos(
Cristo padeci1 la muerte m3s i#nominiosa, pero ella no /ue m3s
7ue un peldaño, por el cual tu.o 7ue pasar, para lle#ar a la #loria
m3s encumbrada( N desde entonces la 2ascua nos anuncia
nue.as .erdades: Vi.imos para morir, es .erdad> pero morimos
para .i.ir despus con m3s per/ecci1n( Este E.alle de l3#rimasF en
7ue .i.imos ac3 aba8o, no es m3s 7ue el .est$bulo de la casa
eterna en 7ue .i.iremos( -a muerte no es una estaci1n /inal, sino
la puerta por la cual hemos de pasar 0 tras la cual nos espera una
.ida incomparablemente m3s plena: la .ida eterna( Es el mensa8e
sublime de Jesucristo resucitado(
$-5leluya, aleluya, aleluya.$ 2or todo el mundo resuena el
c3ntico triun/al 7ue la @#lesia lanza en la Misa del ;3bado ;anto( N
lo hace con todo derecho( 2or7ue la serpiente de la duda 0 el 3n#el
rebelde de la ne#aci1n se acallan impotentes al .er la .ictoria de
Jesucristo resucitado(
-a Resurrecci1n de Cristo es un do#ma tan /undamental 0
cent ral del cristianismo, 7ue bast1 para cambiar la /az del mundo(
9e este do#ma brot1 el /er.or ardoroso de los ap1stoles> l a
.alent$a de los m3rtires> la /e abne#ada de los santos> toda la
#randeza espiritual 0 todos los anhelos santos 7ue desde hace
2))) años /lorece en el /rtil suelo del cristianismo( El sepulcro
.ac$o de Jesucristo encendi1 la /antas$a de los poetas, mo.i1 el
pincel de los pintores, #ui1 el cincel de los escultores( Todo cuanto
de #rande 0 sublime ha creado la pintura, la escultura, la mDsica 0
2<+
la ar7uitectura desde hace 2))) años, es consecuencia de la
ale#r$a triun/al 7ue nos trae Jesucristo resucitado(
2<*
(((. Subió a los cielos
"an lle#ado los Dltimos momentos de la estancia del ;eñor en
la tierra( 2or Dltima .ez reDne en torno su0o a sus disc$pulos, 0 les
habla: $!e me ha dado todo el poder en el cielo y en la tierra0 Dd
y bautizad a todas las gentes, en el nombre del (adre, del Hi/o,
y del 2spíritu !anto, ense:ándolas a observar todas las cosas
que os he mandado0 7 estad ciertos que yo estaré siempre con
vosotros hasta la consumación de los siglos$ !Mateo 2O,<OM2)%(
9espus, a la .ista de todos, subi1 con ma8estad hacia los
cielos, 0 0a le8os de la tierra, una nube se puso ba8o sus pies 0 le
ocult1 a las miradas de sus ap1stoles, 7ue se#u$an mirando el
cielo(
;ube al cielo el 7ue ha pasado su .ida haciendo el bien, el 7ue
ha .ertido su propia san#re por nuestra sal.aci1n, el manso 0
humilde por e'celencia(
En un templo de Copenha#ue ha0 una ma#n$/ica estatua de
Cristo( :n turista mir1 la estatua con cierta desilusi1n> no acababa
de comprender en 7u pod$a consistir su /amosa belleza( El artista
le di8o entonces: A2ruebe usted a arrodillarse 0 mire desde aba8o la
cara de Jesucristo(A El turista si#ui1 el conse8o, 0 entonces apreci1
toda la belleza de a7uella obra ma#n$/ica(
"umildemente 7ueremos tambin nosotros arrodillarnos a los
pies de JesDs, 7ue se despide de nosotros 0 7ue sube a los cielos(
Abramos nuestro coraz1n para escuchar sus Dltimas enseñanzas(
H7 27D=9:D?1 =D 1<2D 347 ;7 7BG1;7B?D6@7
9espus de su Resurrecci1n, ?uestro ;eñor Jesucristo
permaneci1 cuarenta d$as entre sus disc$pulos enseñ3ndoles(
Entonces los condu8o al Monte de los Oli.os, 0 desde all$, a la .ista
de todos, ascendi1 a la casa del 2adre( ?o 7uiso abandonar la
tierra ocultamente, sino en pleno d$a, a la luz del sol, a la .ista de
sus disc$pulos(
Tratemos de re.i.ir los sentimientos 7ue embar#aban el alma
de Cristo en estos momentos de la despedida( ;u alma deb$a de
2<,
estar inundada de una sua.e ale#r$a por la obra realizada( Repetir$a
al 2adre: $;e he glorificado sobre la tierra llevando a cabo la
obra que me encomendaste realizar$ !Juan 2H,*%(
K5u /elicidad sentir$a Jesucristo al tener conciencia del deber
cumplido al /inal de su .idaL K5u dichoso ser3 7uien pueda pensar
lo mismo al /inal de sus d$asL
4"e dis/rutado de una #ran /ortuna, de mucho dinero, de un
lu8oso auto6 4"e sido mundialmente /amoso, he tenido poder,
autoridad6 4"e dis/rutado no.enta años de bi enest ar continuo6
?o importa( -o 7ue importa es poder decir: A2adre m$o, he acabado
la obra 7ue me encomendaste realizar(A
C1BILD D 646 ?96GLC4=16 G1B@9B4D2 64 1<2D
JesDs al despedirse tambin se preocup1 por7ue continuase la
obra 7ue hab$a comenzado( Que Pl 7uien arro81 la semilla, 0 ahora
con/$a la suerte de la misma a sus ap1stoles( "!eréis mis testigos
en 1erusalén, y en toda 1udea, en !amaría, y hasta el fin del
mundo !"echos <,O%( "Dd por todo el mundo; predicad el
2vangelio a todas las criaturas$ !Marcos <C,<,%(
K5u 1rdenes m3s di/erentes habr$an esperado al#unos de
Cristo, cuando triun/1 de sus enemi#osL K@d 0 .en#admeL KCasti#ad
a a7uellos 7ue me han atormentado 0 asesinadoL
Mas no /ue ste su mandato(
;u mandato /ue: @d 0 pre#onad la ale#r$a ine/able de .eros
redimidos de la escla.itud( @d 0 borrad el pecado> miti#ad la miseria
del esp$ritu> consolad a los hombres> con/ortadlos> cerrad el
in/ierno> abrid el cielo(
K5u sencillas parecen las palabras de Cristo al despedirseL N
con todo, 47u resultado más admirable, más increíble tuvieron. N
si al#uien dudase toda.$a de la di.inidad de Jesucristo, si tu.iese
toda.$a di/icultades para creer 7ue Cristo se 7ued1 o no en el
sepulcro, si su cuerpo su/ri1 la corrupci1n, si resucit1 realmente 0
si .i.e((( 7ue medite las trascendentales consecuencias 7ue
produ8eron en todo el mundo las Dltimas palabras de Cri st o: A@d 0
enseñad a todas las #entes(A
9os apóstoles se ponen en camino0 4o tienen nada de lo que
podría darles autoridad ante el mundo0 ;u ori#en es humilde, su
/amilia modesta, su educaci1n aldeana( 9inero no tienen( 9oce
2<C
traba8adores sencillos se encuentran /rente a /rente con el poder de
un mundo re/inado 0 astuto( En el "uerto de los Oli.os bast1 para
apresar a su Maestro un pelot1n de soldados( K5u aprisa acabar3
el mundo con los disc$pulosL
2ero 47u sucede6 -os ap1stoles, 7ue cobardes hu0eron del
lado de Cristo cuando le ten$an en /orma .isible, ahora toman mu0 a
pecho la con7uista del mundo 0 no ha0 peli#ro capaz de separarlos
de Jesucristo ausente(
4"a muerto de/initi.amente Cristo6 4;er$a posible todo esto si
Cristo estu.iese muerto6 4;er$a posible 7ue a7uel 2E9RO, 7ue
ne#1 a Cristo por miedo a una criada, se plantara despus
desa/iante en la Roma imperial, 0 all$ #ritara 7ue todas las estatuas
de los dioses pa#anos son insensatez 0 7ue es aberraci1n lo 7ue
los romanos durante si#los #loriosos consideraron como su reli#i1n6
N no es esto lo admirable( -o admirable es 7ue la palabra de este
pobre pescador, /orastero, sin conocidos, produce un respuesta
pronta en muchos romanos de esp$ritu alti.o( 4C1mo se comprende
si Cristo est3 muerto6 4Es capaz un muerto de lo#rar tales
resultados6
@ma#inmonos 7ue no hubiese sido un sencillo pescador, sino el
mismo emperador romano 7uien se propuso propa#ar una nue.a
doctrina 7ue diese al traste con los anti#uos conceptos reli#iosos(
K5u inmensa ma7uinaria estatal hubiese tenido 7ue poner en
mo.imiento, cu3nto terror hubiese tenido 7ue causar> c1mo habr$a
tenido 7ue diezmar los pueblos para imponer su nue.a doctrinaL En
cambio, los ap1st ol es no tienen armas 0 le#iones, no matan a
nadie para imponer su doctrina, sino 7ue con #usto se de8an matar
por causa de ella(
LD I7 7B J764G296@1 2764G9@D?1 8D GD;<9D?1 7= ;4B?1
Todo el mundo anti#uo, 7ue hasta entonces s1lo admiraba la
belleza terrena, el placer 0 el poder, se inclina ante las enseñanzas
e'i#entes de un hombre condenado a muerte(
En a7uella Roma 7ue despreciaba a los pobres, ante la palabra
de Cristo cruci/icado los ricos 0 distin#uidos distribu0en su /ortuna
para socorrer a los des.alidos( 4Es capaz un muerto de producir
estos resultados6
Muchas doncellas romanas, aun pertenecientes a las /amilias
m3s nobles, por amor a Cristo cruci/icado se comprometen a .i.ir en
2<H
.ir#inidad perpetua( 42uede lo#rar un muerto tan asombrosos
cambios6
$2l cielo y la tierra pasarán; pero mis palabras no pasaránA !Mateo
2,,+,%, di8o un d$a el ;A-VA9OR( "o0 .emos cu3nta raz1n ten$a(
9e sus palabras apenas han 7uedado las necesarias para llenar
al#unas p3#inas> cual7uiera de los E.an#elios puede ser editado en
un pe7ueño opDsculo, 0 con todo, K7u in/luencia han tenido, c1mo
conmo.ieron el mundo 0 7u poder su#esti.o si#uen teniendo aDn
ho0 sus palabrasL
En las librer$as podemos .er t$tulos como ste: AObras completas
de ?( ?( en .einte tomosA( ;on .olDmenes de #ran tamaño( 2ero
47uin los lee6((( -as Eobras completasF de Jesucristo no llenan m3s
7ue un pe7ueño libro, pero de cada una de estas palabras irradia
una /uerza capaz de moldear un mundo(
2ero 4no es una e'a#eraci1n a/irmar 7ue en la doctrina de Cristo
encontramos la soluci1n para todos los problemas espirituales, el
b3lsamo para todas las heridas, la medicina para todos los
pecados6 A7uel E.an#elio de unas escasas p3#inas, 4contiene
realmente la respuesta a las mil 0 mil cuestiones incre$blemente
intrincadas de la .ida moderna6
;$> encontramos respuesta para todo 0 la medicina 7ue
necesitamos, por7ue el Maestro de los maestros, 0 el Mdico de los
mdicos 7ue a7u$ habla no se limita a resol.er al#unos problemas 0
a suprimir los s$ntomas de la en/ermedad, sino 7ue lle#a a la ra$z
de todo mal 0 miseria, al ori#en de nuestras pasiones per.ersas(
9esde 7ue Cristo .i.i1 entre nosotros, no podemos pensar ni
.i.ir como antes( Ahora sabemos al#o 7ue antes no sab$amos:
conocemos el valor de nuestra alma; sabemos cómo tenemos que
vivir, y si caemos en pecado, sentimos que hemos traicionado a
5lguien(
Jesucristo nos mostr1 al hombre per/ecto, 0 su e8emplo 0a no
nos de8a descansar, sino 7ue nos insti#a 0 espolea como
dicindonos: K5u le8os te encuentras aDn de ser como PlL
KAdelante, adelante, trata de imitarleL
Realmente, si Cristo no hubiese sido m3s 7ue un a8usticiado 7ue
se pudre en el sepulcro, entonces la historia 0 la .ida del
cristianismo 7ue contemplamos hubiese sido del todo imposibles( ;i
2<O
Cristo no hubiese resucitado, el mundo habr$a prose#uido su
anti#uo camino(
2or7ue si no hubiese Jesucristo resucitado no hubiesen tenido
los ap1stoles el 3nimo necesario para e.an#elizar, ni hubiese
emprendido sus .ia8es ;an 2ablo, ni hubiese habido m3rtires, ni
2apado, ni ;antos, ni hubiese pintado Ra/ael sus cuadros, ni
edi/icado Mi#uel Xn#el lo 7ue hizo, ni escrito 9ante, ni hubiese
habido Bas$lica de ;an 2edro, ni Catedral de Colonia, ni hubiese
habido una cultura cristiana para sacar de sus 7uicios el mundo( ?o
habr$a nada de esto si Cristo no hubiese resucitado 0 dicho al
despedirse: A@d por todo( el mundo 0 predicad el E.an#elio a todas
las criaturas(A
E= G1B647=1 347 B16 ?7>D C296@1 D= ?76C7?9267
$2l !e:or, después de haber hablado con ellos, fue levantado
a los cielos, y está sentado a la diestra de +ios$ !Marcos <C,<G%(
En esta /rase percibimos, no 0a un mandato, sino el consuelo
7uiere de8ar Cristo al despedirse(
Cristo 7uiso subir a la #loria del cielo partiendo precisamente
del Monte de los Oli.os( 9e a7uel "uerto 7ue aDn estaba casi
empapado de san#re por el sudor de la a#on$a del Jue.es ;anto(
9e a7uel "uerto en 7ue casi resonaba aDn el #rito con 7ue el
coraz1n oprimido de Cristo buscaba al 2adre, donde toda.$a se
.e$an las pisadas del Judas el traidor 0 de los soldados( 9el mismo
lu#ar en 7ue su/ri1, 7uiso Cristo subir a los cielos( Con esto nos
7uiere consolar 0 decir 7ue todo cuanto de malo nos pueda
suceder, antes le ha sucedido a Pl, 0 as$ como el ;eñor asciende al
cielo, as$ ser3 nuestra suerte si le se#uimos( Pl es nuestra esperanM
za 0 el cumplimiento de todos nuestros deseos(
En medio de todos nuestros males 0 su/rimientos, hemos de
recordar la #ran lecci1n: $%(or ventura no era conveniente que
Cristo padeciese todas estas cosas y entrase así en la gloria)$
!-ucas 2*,2C%( $#uscad las cosas de arriba, donde Cristo está
sentado a la diestra de +ios0 !aboread las cosas del cielo, no las
de la tierra$ !Colosenses +,<M2%(
9espus de su/rir en esta .ida, nos espera la #loria de la .ida
eterna( Es el #ran consuelo 7ue nos de8a Cristo en su Ascensi1n a
los cielos( N para 7ue nosotros podamos lle#ar a la patria celestial,
est3 Pl sentado a la diestra del 2adre intercediendo por nosotros(
2<G
AEst3 sentado a la diestra de 9ios 2adreA((( "e de ad.ertir 7ue
se trata de una e'presi1n simb1lica( 9ios no tiene ni diestra ni
siniestra, por7ue no tiene cuerpo, 0 por7ue est3 presente por
completo en todas partes( 2ero nosotros los hombres, para honrar
a al#uien, le hacemos pasar a nuestra derecha( 2or esto tambin
decimos 7u Cristo est3 sentado a la diestra del 2adre(
N ste es otro moti.o de consuelo: Cristo presenta en el cielo
ante el 2adre nuestra causa, los asuntos de sus hermanos 7ue
.i.en 0 luchan en la tierra(
$1esucristo no solamente murió, sino que también resucitó, y
está sentado a diestra de +ios, donde intercede por nosotros$
!Romanos O,+*%(
$Hi/itos míos, os escribo esto para que no pequéis0 !i alguno peca,
abogado tenemos ante el (adre, a 1esucristo !Juan 2,<%( Es decir,
por m3s 7ue nos abrume la conciencia de nuestra debilidad humana
/rente a la in/inidad de 9ios, podemos, no obstante, diri#irnos
con/iadamente a nuestro 2adre, por7ue 8unto a P@ est3 nuestro #ran
"ermano 7ue intercede por nosotros( 2or esto decimos $por
1esucristo 4uestro !e:or$(
Mucho m3s 7ue el sol nos ilumina 0 nos calienta, mucho m3s lo
hace Cristo, el .erdadero sol de 8usticia, desde el cielo( Pl nos mira
con amor 0 nos anima se#uirle, a los 7ue imploramos su a0uda(
Ale#rmonos, pues, Cristo nos espera en el cielo( $4uestra
ciudadanía está en los cielos, de donde esperamos un !alvador'
1esucristo !e:or nuestro$ !Qilipenses +,2)%(
$!ubió a los cielos$, es decir, se /ue a un mundo distinto( A un
mundo donde no ha0 espacio ni tiempo, donde no ha0 mañana ni
noche, donde no se le.antan, ni se acuestan los hombres, donde no
ha0 hambre ni alimentaci1n, ni desen#año, ni pecado ni muerte,
donde no ha0 m3s 7ue 9ios 0 su mundo(
Estas palabras: Asubi1 a los cielosA, traspasan como un ra0o
nuestro modo de pensar tan a ras de tierra( %2Aiste realmente el otro
mundo) %Hay de veras un más allá) KEstamos tan metidos en esta
.ida terrena 7ue no pensamos 7ue ha0a otra cosaL KCu3ntos
hombres se han instalado de/initi.amente en este mundo rastreroL
KCu3ntos ha0 7ue no tienen otro deseo, otro anhelo, otro ob8eti.o,
7ue poseer un trocito de terreno, reunir un montoncito de oro,
aun7ue ten#an 7ue sacri/icar al#o o mucho de su esp$rituL
22)
-os errados 8ud$os adoraron el becerro de oro en el desierto>
0 47u es esto en paran#1n con la idolatr$a del hombre de
nuestros d$as, 7ue adora este #lobo terr37ueo lleno de barro, 0
le rinde culto como si /uera un dios6
N he ah$ 7ue Cristo asciende al cielo( Mientras cumpli1 su
misi1n en la tierra us1 de las cosas tanto en cuanto lo re7uer$a
su noble empresa( 2ero ahora nos dice cuando asciende al
cielo: EK"ombresL Esta .ida terrena no es m3s 7ue una escala
para subir( KA0 de .osotros si lo ol.id3isL KA0 de .osotros si
7ueris edi/icaros una morada perpetua en esta tierraL KA0 de
.osotros si no apro.ech3is las ale#r$as 0 los dolores, la
bonanza 0 los d$as nublados de la .ida para /ormaros,
le.antaros, puri/icaros 0 as$ poder .enir un d$a a donde No
esto0F
$-=tro mundo.$ K5u e'traño suena este nombre en los o$dos de
muchosL KCon 7u escptica incredulidad mue.en la cabeza 0
e'claman: AEs i mposi bl e 7ue e'i sta( ?adi e l o ha .i sto,
nadi e se ha conectado con l (((L ?o puede ser, no sabemos
ni c1mo es, ni d1nde se encuentra(
No tampoco lo creer$a si no tu.iese tan buenos testimonios(
Que el mismo Cristo 7uien dio testimonio de l, de una /orma
tan clara 0 precisa( ?o .eo el otro mundo, no lo percibo con mis
sentidos, pero he de creer a Cristo0
?o podemos percibirlo con nuestros sentidos( ?ada
habr$amos sospechado de este otro mundo si ?uestro ;eñor
Jesucristo no nos hubiese hablado de l muchas .eces 0 de
muchas maneras(
?o podemos percibirlo con nuestros sentidos, tan s1lo
sabemos lo 7ue nos dice ;A? 2AB-O: "ni o/o vio, ni oído oyó, ni
pasó por la mente humana, lo que +ios tiene preparado para los
que le aman$ !@ Corintios 2,G%(
?o podemos percibirlo con nuestros sentidos> pero Cristo se
traslad1 all$ 0 desde all$ nos hace señas( N prometi1 a sus
ap1stoles 7ue al de8arlos, les en.iar$a el Esp$ritu ;anto, la /uerza de
lo alto para recordarles todo !-ucas 2*,*G%, 0 cumpli1 su promesa(
;e /ue el ;eñor( 4-e perdieron por completo los ap1stoles6 9e
nin#Dn modo( K5u abatidos, 7u tristes se hubiesen 7uedado los
22<
pobresL 2ero he ah$ 7ue $regresaron a 1erusalén con gran alegría$
!-ucas 2*,,2%(
Ah$ est3 la /uerza, el mensa8e de Cristo desde las alturas( -os
ap1stoles le .ieron ascender al cielo, 0 esta .isi1n los #ui1 despus
por toda la tierra predicar( Esta .isi1n les in/undi1 /uerzas a dar la
.ida por Pl( Iracias a 7ue ellos .ieron, nosotros creemos( Esta /e
ha sostenido en sus innumerables luchas a los misioneros( Esta /e
ha ser.ido durante 2())) años de aliento, de /ortaleza a todo
cristiano 7ue .i.e inmerso en la oscuridad de la .ida( Esta /e es la
7ue hace 7ue un hombre manten#a el e7uilibrio aun7ue ha0a
perdido toda su /ortuna, su salud o un /amiliar 7uerido, aun7ue ha0a
.isto derrumbarse todos sus pro0ectos( K-a /e en el m3s all3L
;$> hemos de creer 7ue e'iste un m3s all3, 7ue ha0 otro mundo,
mucho ma0or 7ue el nuestro( El mundo de los muertos es mucho
ma0or 7ue el de los .i.os> ha0 millones 0 millones de .eces m3s
muertos 7ue .i.os(
(ero %dónde están) 4Es posible 7ue e'ista todo un mundo en
torno nuestro, un mundo de millones 0 millones de seres .i.ientes,
sin 7ue no sepamos nada de l, sin 7ue lo perciban nuestros
sentidos6 4Es posible6
5uien ha0a .isitado un buen acuario, se#uramente habr3 mirado
con muda emoci1n el mundo misterioso del /ondo del mar( -os
.isitantes se sientan detr3s de la pared de .idrio 0 contemplan
admirados lo 7ue pasa delante de sus o8os( ;eres .i.os de las m3s
.ariadas /ormas, unos pululan en el a#ua, otros saltan en el /ondo,
otros ni si7uiera se mue.en, sino 7ue est3n /i8os en un sitio> ste
parece 7ue es una estrella, 0, sin embar#o, es un ser .i.iente> el
otro parece una planta, cuando es una animal> el tercero presenta
el aspecto de una rosa o de un .elo de enca8es, 0, sin embar#o,
tambin es un animal( Este mundo lleno de misterios .ibra en el
/ondo del mar> los seres 7ue lo habitan, ni si7uiera sospechan 7ue
les est3n obser.ando detr3s de un cristal> no sospechan 7ue m3s
all3 de su mundo, /uera de su trocito de mar, ha0a otra cosa en el
mundo, 7ue e'istan hombres de coraz1n sensible 7ue se ale#ran 0
entristecen, 0 7ue estos hombres ten#an un mundo tan peculiar, tan
distinto del suyo0
2ues decidme ahora, 7ueridos lectores: 4Realmente es tan
incre$ble, tan imposible 7ue en torno nuestro ha0a un mundo tan
distinto> el Aotro mundoA, el #ran mundo de las almas, sin 7ue
222
nosotros lo .eamos, sin 7ue nosotros percibamos al#o de l con
nuestros sentidos, siendo as$ 7ue a7uel animal de enca8es no sabe
en el /ondo del mar 7ue al#uien le esta mirando desde otro mundo6
4Otro mundo6 491nde est36 4Entre las estrellas6 4Tras la
b1.eda azul6 KAh, es un modo de pensar mu0 rastrero, mu0 pe#ado
a la tierra 0 a la materiaL 2ues 4d1nde est36 +onde está +ios y
donde nosotros podemos verle0 9onde puedo .er a 9ios all$ est3 el
reino de los cielos, all$ est3 el m3s all3, lleno de dicha> 0 si no
puedo .er a 9ios, esto ser3 para m$ el in/ierno, el Aotro mundoA de
los condenados(
KC1mo intercede por nosotros el ;eñorL $-(adre. &uiero que los
que t* me has dado, estén ellos también conmigo$ !Juan <H,2*%(
2or tanto, el otro mundo est3 donde est3 el 2adre(
Jesucristo est3 en los cielos, pero si#ue .i.iendo entre nosotros(
9esde hace 2))) años atrae como un im3n los corazones(
9esde el tiempo en 7ue, se#Dn el E.an#el i o, $todo el mundo se
va en pos de él$ !Juan <2,<G%> desde el tiempo en 7ue el alma
/o#osa de ;A? 2AB-O suspir1: $Cuánto deseo verme libre de las
ataduras de este cuerpo para estar con CristoA !Qilipenses <,2+%(
9esde entonces un ansia santa nos asalta: el anhelo por el otro
mundo, por el reino de Cristo(
;i> son necesarios la tcnica, los medios de comunicaci1n
modernos, la industria, los laboratorios, el comercio> tenemos 7ue
traba8ar, es cierto, #ran parte de nuestra .ida( Todo esto es
necesario, pero 7ue no nos 7uite nuestro ob8eti.o> no ol.idemos
7ue toda la ciencia humana es incapaz de ahu0entar la muerte al
/inal de nuestra .i da e/$mera, 0 7ue despus de esta .ida .iene el
Aotro mundoF, la .ida 7ue no se acaba(
Estaremos a7u$ Aun poco de tiempoA> las le0es materiales nos
encadenan Aun pocoA al planeta ATierraA, pero despus sacudiM
remos la materia 7ue nos ata 0 re#resaremos al 2adre(
Al#uno me podr3 ob8etar 0 establecer este d$alo#o conmi#o:
R2ero, 4usted cree realmente todas estas cosas6
R;i, las creo(
R4Est3 usted tan se#uro de 7ue todo esto suceder3 un d$a6
R;$, esto0 se#uro(
R4Tan se#uro como 7ue ho0 es domin#o 0 mañana ser3
lunes6
22+
R?o( M3s se#uro incluso(
R4Tan se#uro como 7ue ho0 por la mañana sali1 el sol 0 se
pondr3 por la noche6
RM3s se#uro incluso(
R4Tan se#uro como 7ue despus del in.ierno si#ue la
prima.era6
RM3s se#uro( K;$> mucho m3s se#uroL 2or7ue habr3 un
domin#o al 7ue no se#uir3 el lunes> habr3 una mañana sin 7ue le
suceda la puesta del sol> habr3 un in.ierno 7ue no ser3 se#uido
por la prima.era( 2ero nunca suceder3, por7ue es imposible, 7ue
las palabras de Cristo no se cumplan(
45u palabras6
Estas: $7o soy la resurrección y la vida; quien cree en mí,
aunque haya muerto, vivirá$ !Juan <<,2,%0 $9a voluntad de mi (a<
dre, que me ha enviado, es que todo aquel que ve al Hi/o y cree en
él, tenga vida eterna' y yo le resucitaré en el *ltimo día !Juan
C,*)%(
K;eñor JesDs, creo 7ue has ascendido a los cielosL No creo en
Ti( Ahora creo((( 0 un d$a te .o0 a .er(
22*
(((I. -HD ?7 A7B92 D >4:HD2 D =16 A9A16 J D =16
;472@16/
Esta /rase de nuestro Credo, a muchos in7uieta( "a0 7uienes
creen 0 con/iesan con #usto todos los anteriores art$culos del
Credo> se ale#ran del nacimiento del ?iño JesDs en Beln> se
apiadan de Cristo en su 2asi1n> lloran por el ;al.ador 7ue muere
por nosotros> pero al lle#ar a esta /rase: __Cristo .endr3 desde los
cielos para 8uz#ar a los .i.os 0 a los muertosA, sienten un
escalo/r$o, se turban, 0 en son de protesta dicen: A-e rue#o
encarecidamente 7ue no hablemos de esto( Es un tema tan in#rato
0 desabrido, 7ue m3s .aldr$a 7ue la @#lesia cat1lica no e'asperara
nuestros ner.ios, 0a de su0o bastante sobrecar#ados(((A
N, sin embar#o, por mu0 #ra.e e in7uietante 7ue sea el
pensamiento del Juicio /inal, no podemos es7ui.arlo( Es una .erdad
7ue est3 contenida en el Credo, 0 es una .erdad re.elada( 2or mu0
inc1moda 7ue nos resulte, .ale m3s en/rentarnos con ella 0 meditar
sus consecuencias pr3cticas 7ue esconder asustados la cabeza,
como el a.estruz en la arena, para hacernos la ilusi1n de 7ue no
habr3 tal Juicio /inal(
;i nos ponemos a meditar estos puntos: %Habrá realmente
1uicio final); %Cómo será) %Cómo es posible compaginar esta
realidad con la bondad de +ios), naturalmente 7ue nos pueden
causar in7uietud o turbaci1n en al#Dn sentido, pues se trata de una
.erdad 7ue nos amonesta 0 7ue nos recuerda 7ue somos
responsables de nuestros actos(
¿HD<2N 27D=;7B@7 J49G91 I9BD=?
49e d1nde sabemos 7ue un d$a 9ios ha de llamar a los hombres
7ue murieron Rhacindolos salir de los sepulcrosRpara
con#re#arlos, 8unto con los 7ue entonces .i.an toda.$a, para
8uz#arlos a todos en un 8uicio de/initi.o 7ue pon#a punto /inal a la
historia del mundo6 -o sabemos por las enseñanzas de Jesucristo(
KCu3ntas .eces habl1 el ;eñor del Juicio /inalL :na .ez alude a l
en el ;erm1n de la( Montaña !Mateo H,22 0 si#(%( En otra ocasi1n
dice 7ue $!odoma y 6omorra serán tratadas con menos rigor en el
día del 1uicio 7ue la ciudad 7ue no 7uiso recibir a los ap1stoles
22,
!Mateo <),<,%( Tambin pre#ona esta .erdad del Juicio /inal en
muchas par3bolas: al hablar de la cizaña, de la red, de las diez
.$r#enes, del ;eñor 7ue pide cuentas, de los .iñadores, de los
talentos, del ban7uete nupcial( 2ero sobre todo nos impresiona el
discurso en 7ue JesDs re.el1 con toda minuciosidad las terribles
escenas 7ue han de preceder a tan #rande acontecimiento(
Muchas .eces las hemos meditado> pero por mucho 7ue las
repasemos siempre nos impresionan( $2l sol se oscurecerá; la
luna de/ará de alumbrar; las estrellas caerán del cielo; las
poderes del cielo temblarán0 2ntonces aparecerá en el cielo el
estandarte del Hi/o del Hi/o del hombre, a cuya vista todos los
pueblos de la tierra prorrumpirán en llantos y verán venir al Hi/o
del hombre sobre las nubes del cielo con gran poder y ma/estad$
!Mateo 2*,2GM+)%(
%Cuándo sucederá todo esto) %Cuándo quedará parado el
relo/ del mundo) %&uién podrá saberlo)
"ombres soñadores 0 sectas reli#iosas han 7uerido calcular
hasta el d$a e'acto, ol.id3ndose de las palabras del ;eñor: $3as
respecto del día y de la hora, nadie lo sabe, ni aun los ángeles
del cielo, sino sólo mi (adre$ !Mateo 2*,+C%(
El ;eñor no 7uiso comunicarnos la /echa de este 8uicio(
42or 7u6 2or7ue no nos importa el saberlo( 4;er$amos acaso
me8ores 0 m3s buenos si lo supiramos6 ?o(
E?o importa 7ue sepamos o no cu3ndo ser3 el d$a del 8uicio
Rdice ;A? AI:;TJ?R( "az lo 7ue har$as si el 8uicio /uera
mañana, 0 as$ nunca temer3s la lle#ada del Juez(A
-o 7ue el ;eñor 7uiso mostrarnos no /ue tanto el c1mo 0
cu3ndo del Juicio, cuanto su e'istencia: habr3 Juicio /inal(
Vendr3 ciertamente un d$a 7ue ser3 el Dltimo> ser3 el d$a de los
#randes descubrimientos> el d$a de la 8usticia( El "i8o de 9ios,
7ue ba81 a nosotros en la noche de ?a.idad, 0 7ue nos de81 el
d$a de la Ascensi1n, .ol.er3 a .enir> pero no como la primera
.ez( $2ntonces aparecerá en el cielo el estandarte del Hi/o del
hombre, a cuya vista todos los pueblos de la tierra prorrumpirán
en llantos$ !Mateo 2*,+)%(
Jesucristo aparecer3 con in/inita ma8estad( Ante Pl tocar3n sus
trompetas los 3n#eles, para 7ue ante su estrpito se abran los
22C
sepulcros 0 resuciten los muertos, 0 acudan a Ti, unos con ale#r$a
8ubilosa 0 otros con el miedo 7ue hiela la san#re de puro espanto(
;$, Kesto suceder3 un d$aL -as palabras de Cristo son claras 0
contundentes(
¿CF;1 672N 7= J49G91 I9BD=?
El d$a de ?a.idad del año <,*< /ue descubierta la cabecera de la
Capilla ;i'tina, en la 7ue 3iguel Rngel hab$a representado en
pintura el AJuicio /inalA( En ella la /i#ura del ;eñor aparece con
terrible ma8estad( ;on m3s de trescientas las /i#uras: pro/etas,
ap1stoles, m3rtires 0 ;antos 2adres( -os 3n#eles tocan las
trompetas 0 los muertos salen de las tumbas> los padres se abrazan
con sus hi8os> el ami#o con su ami#o> Kpero en todos los rostros se
notan huellas de #ran preocupaci1n por el decisi.o momentoL
@ma#inmonos por un momento c1mo acaecer3, cuando
ha0amos de comparecer ante Cristo cuando .en#a como Juez,
para escuchar de sus labios el /allo inapelable(
5parecerá en el cielo el estandarte del Hi/o del hombre0
Aparecer3 la cruz, 0 el hombre pecador temblar3 0 se dir3: EEsta es
la cruz 7ue he escarnecido tantas .eces con mi .ida de pecado( K-a
cruz bañada con la san#re de Cristo 7ue dio la .ida por m$, 0 7ue no
supe apreciarL -a cruz 7ue ahora me acusa, la 7ue /ue #rabada en
m$ /rente en el santo bautismo(F
-7 vendrá Cristo. M3s brillante 7ue la estrella de la aurora> m3s
radiante 7ue miles de soles> con poder 0 ma8estad, al lado del cual
toda la pompa de los re0es es como ceniza( Vendr3 Cristo( -e
acompañar3n le#iones de 3n#eles( Na en su .ida mortal brill1 un
ra0o de su ma8estad 0 de su poder> nada m3s 7ue un ra0o> pero los
7ue lo .ieron, ca0eron desplomados en tierra( Que en el Monte de
los Oli.os, 0 les sucedi1 a los al#uaciles de los pont$/ices 0 /ariseos,
los 7ue pro.istos de cuerdas, lanzas 0 espadas buscaban a JesDs
de ?azaret( AK;o0 0oLA Rles di8o Cristo( ?o di8o nada m3s( Tan s1lo
estas dos palabras( 2ero el /ul#or de sus o8os los hizo retroceder 0
los derrib1(
45u pasar3 conmi#o cuando Cristo repita delante de m$ estas
dos palabras: A;o0 0oA6 4Con 7u acento las dir36 4Con 7u
mirada las acompañar36
;o0 0o, Cristo, el 7ue tanto su/ri1 por ti para sal.arte> pero tD no
hiciste caso de mi 2asi1n 0 muerte(
22H
;o0 0o, Cristo, el 7ue te enseñ1 a .i.ir en el amor 0 en la
moralidad 7ue tD pisoteaste(
;o0 0o, Cristo, de 7uien est3 escrito 7ue $a su 4ombre se
doblará toda rodilla$ !Qilipenses 2,<)%, pero tD no me diste el
homena8e debido(
;o0 0o, Cristo, a 7uien $se ha dado toda potestad en el cielo y
en la tierra$ !Mateo 2O,<O%, pero tD cre$ste poder rebelarte
impunemente contra m$(
;o0 0o, Cristo, 7ue dese1 tanto reunir en el reino de su 2adre a
los hombres, as$ Acomo la gallina recoge sus polDuelos ba/o las
alas$ !Mateo <+,+H%, pero tD no 7uisiste(
K5u temibles sonar3n entonces estas palabras: E;o0 0oAL
9espus Cristo dar3 su /allo inapelable sobre los buenos 0 los
malos(
Entonces el Re0 dir3 a, los 7ue estn a su derecha: Venid,
benditos de mi 2adre, a tomar posesi1n del reino 7ue os est3
preparado desde el principio del mundoA F3ateo JL,OKI0
-&ué atronador aplauso resonará. -&ué dichosa victoria final.
KVenidL Vosotros 7ue tanto habis luchado contra .uestras
inclinaciones pecaminosas, 0 contra las mDltiples tentaciones del
mundo( Venid, .osotros, 7ue supisteis manteneros coherentes, honM
rados 0 limpios de coraz1n en medio de un mundo 7ue
menospreciaba la .irtud 0 la nobleza de esp$ritu( ; cu3nto habis
su/rido por M$( ; cu3ntas burlas habis tenido 7ue a#uantar( 2or
eso, .enid ahora( -benditos de mi (adre.
En tres ocasiones los E.an#elios narra 7ue el ;eñor d su
bendici1n( 2rimero, cuando bendi8o a los niños, los limpios de
coraz1n> despus, cuando bendi8o en la Ascensi1n a sus disc$pulos,
los 7ue estaban a punto de empezar una .ida de abne#aci1n 0
entre#a por su causa> 0 /inalmente, cuando d su bendici1n en el
d$a del Juicio a cuantos ha0an salido .ictoriosos de la batalla( K5u
bendici1n ser3 sta, en la 7ue estar3 contenida toda su #ratitud 0
aprobaci1n, toda la recompensa prometida, todos los #alardones
del ;eñorL
2ero K7u maldici1n les caer3 a los otrosL $5l mismo tiempo dirá
a los que estén a su izquierda' 5partaos de mí, malditos' id al
fuego eterno, que fue destinado para el diablo y sus ángeles$
!Mateo 2*,*<%(
22O
-3alditos. ?unca, en nin#una otra parte de la ;a#rada Escritura,
resuena esta palabra como salida de la boca del mismo 9ios(
@ncluso cuando se cometen los pecados m3s horrorosos Rrebeli1n,
inmoralidad, asesinatoR en nin#uno de estos casos pronuncia el
;eñor tan espantosas palabras( 2ero ahora s$, al /in de todo, en el
d$a del #ran 8uicio(
-5partaos de mí. K?o podis decir 7ue he sido demasiado duroL
Toda .uestra .ida os mantu.isteis le8os de m$> lo 7ue pre/eristeis
entonces, lo recib$s ahora de/initi.amente: Vi.ir de espaldas a 9ios(
K:na separaci1n de/initi.aL -a condenaci1n eterna(
Conoc$ais mis mandamientos 0 nos los habis cumplido> ahora
0o no os conozco a .osotros( Cuidabais .uestros cuerpos, pero no
os preocupabais de .uestra alma> 47u 7ueris ahora6
"abis manchado .uestra .ida con pecados horrorosos, .uestros
labios, con blas/emias> habis ser.ido al pecado, me habis
despreciado( 45u 7ueris6 45ueris entrar6 Est3 bien( 491nde
est3n .uestras credenciales para poder entrar6 Est3s son las
credenciales 7ue se necesitan: la oraci1n, el a0uno, la morti/icaci1n,
el cumplimiento del deber, la honradez, el amor, la /idelidad, el
arrepentimiento sincero((( 4d1nde est3n6
Acaso conteste al#uno:
R;eñor, 4no me conoces de .eras6 Mira, 0o he sido cristiano,
lle.aba #rabada en m$ alma por el bautismo la señal de tu santa
cruz> he cre$do en Ti((( 4no me conoces6F
N el ;eñor le responder3:
R?o te conozco( ;$> me llamabas ;eñor, pero no me obedec$as(
Estabas

bautizado, pero cubr$as de i#nominia el nombre cristiano(
4?o o$ste mis palabras6 $4o todo aquel que me dice' !e:or, !e:or,
entrará en el reino los cielos, sino el que hace la voluntad de mi
(adre celestial' ése es el que entrará en el reino de los cielos6$
!Mateo H,2<%(
-5partaos de mí. 9e m$, 7ue he dado mi .ida por .osotros( 9e
m$, 7ue tantas .eces he 7uerido sal.aros( 9e m$, 7ue he os he
a#uantado tanto tiempo 0 7ue en tantas con/esiones he perdonado
.uestros pecados( 9e m$, 8unto a 7uien pod$ais encontrar la
/elicidad, pero me rechazasteis( KApartaosL Vosotros sois los 7ue
habis 7uerido lle#ar a tal e'tremo, .osotros habis pre/erido 7ue
sea as$(
22G
2arte un bu7ue para un lar#o .ia8e( -os hi8os llorando se
despiden de sus padres: EKMadreL K2adreL "asta 7ue nos .eamos(A
Es una despedida mu0 triste> pero en medio de todo les alienta la
esperanza: AKAdi1sL K"asta 7ue nos .ol.amos a .erLA Mas los
condenados tendr3n 7ue o$r estas palabras: AK9ios le8os de tiL K2ara
siempreLA
% &u é significará no ver nunca al !e:or) :n .ia8ero en el 2olo
?orte escribe: A?o he .isto en la naturaleza nada m3s espantoso
7ue la noche polar( El deseo de .er el sol era lo Dnico 7ue
ansi3bamos(A El hombre se deprime 0 entristece si durante mucho
tiempo no .e el sol( K5u ser3, pues, no .er 8am3s al ;eñorL
?o .er el cielo, la patria de la dicha eterna, a donde tambin 0o
pude lle#ar> pero he .i.ido en el e#o$smo, 0 mis pecados me han
cerrado tus puertas para siempre( ?o podr .erte, 2adre celestial,
7ue tanto me amaste( ?o podr .erte, dulc$simo Redentor, 7ue
/uiste a la Cruz por m$( ?o podr .erte, por7ue tus palabras como
8uez dar3n el /allo inapelable: $5partaos de mí, malditos; id al fuego
eterno$ !Mateo <,,*<%0 $5llí será el llanto y el rechinar de dientes$
!Mateo <+,*2%(
LD ;96729G12?9D ?7 D916 J =D 67A729?D? ?7 D916
;i esto es as$, %dónde está entonces la misericordia de +ios)
%2s +ios realmente bueno, infinitamente bueno, si por otra parte es
tan severo)
En el ?ational Museum de Munich ha0 una pintura 7ue
representa a Cristo saliendo del sepulcro( El ;eñor aparece lleno de
señor$a 0 con un rostro se.ero( ?os parece sentir en su mirada 7ue
Pl es el ;eñor .ictorioso de la .ida 0 de la muerte, resumen de la
historia uni.ersal, el 7ue de8ando este miserable mundo, se dispone
para entrar en su reino eterno(
Esta pintura nos inspira pro/undos pensamientos( 2ero ha0
muchos 7ue se escandalizan( E4C1mo es posible representar de
esta manera a Cristo6 RdicenR 4A Cristo, tan manso, tan bueno
para con todos 0 7ue todo lo perdona6 4C1mo es posible
representarle con una mirada tan dura, con un ceño tan adusto6
4Este Cristo se.ero, duro, impertrrito, no contradice al Cristo
misericordioso, bueno, lleno de amor6 9ios es bueno, mu0 bueno(
4C1mo puede casti#ar eternamente al hombre6F
As$ piensan muchos hombres(
2+)
4El d$a del Juicio /inal puede compa#inarse con la noche de
Beln6 4A7uel d$a espantoso con esta sua.e noche6 4C1mo
compa#inar la trompeta del Juicio /inal con el c3ntico na.ideño de los
3n#eles6
4C1mo responder a estas pre#untas6
-a misericordia de 9ios 0 la se.eridad del Juicio no solamente
son conciliables, sino 7ue se completan rec$procamente 0 se
e'plican mutuamente(
-a bondad no si#ni/ica debilidad> la belleza no si#ni/ica ser blando(
9ios no es solamente un 2adre tierno, amoroso, si no tambin,
cuando es necesario, es Juez 7ue casti#a la in/idelidad con mano
dura 0 con sanci1n eterna(
N si el arte moderno pre/iere mostrarnos a Jesucristo manso 0 de
coraz1n humilde, no podemos ol.idar 7ue a la ima#en completa 0
.erdadera de Cristo pertenece tambin el Cristo temible del Juicio
/inal, 7ue en medio del estrpito de las trompetas an#licas lle#a en
un trono de nubes para 8uz#ar al mundo(
Cristo es tambin Juez, el 7ue ha de dar una sentencia per/ecta 0
8usta, para poner de mani/iesto la maldad del pecado(
Qalsi/icar$amos la ima#en del ;eñor si le mostr3semos
Dnicamente en su aspecto dulce 0 perdonador( Qalsi/icar$amos las
enseñanzas del ;eñor si no 7uisisemos .er en ellas m3s 7ue el
modelo de un amor 7ue perdona de continuo( ?o nos es l$cito
ima#inarnos a un Cristo tan blando 0 lleno de perd1n, hasta el
punto de 7ue palidezca la inscripci1n 7ue, se#Dn el Apocalipsis,
lle.a en su .estidura: $@ey de reyes y !e:or de los se:ores$
!Apocalipsis <G,<C%( ;$> Pl es nuestro ;eñor, ;eñor de la .ida 0
de la muerte> dulce 0 lleno de perd1n mientras .i.imos en este
mundo> se.ero e ine'orable cuando ha0amos de ser 8uz#ados(
Ante la presencia del ;eñor, en el Juicio /inal, 7uedar3n patentes
todos nuestros pecados no con/esados, todos los 7ue cometimos
durante nuestra .ida, de pensamiento, palabra 0 obra(
$7 vi a los muertos, grandes y peque:os, estar delante del
trono, y se abrieron los libros, y se abrió también otro 9ibro,
que es el de la vida, y fueron /uzgados los muertos por las
cosas escritas en los libros, seg*n sus obras$ !Apocalipsis
<G,<C%(
2+<
A una palabra de 9ios un 3n#el pasar3 las ho8as del libro de
nuestra .ida( Cada p3#ina corresponder3 a un d$a( All$ estar3n los
d$as de tu niñez( All$ estar3n consi#nadas todas las oraciones 7ue
rezaste en el re#azo de tu madre, acaso sin entenderlas aDn, pero
con el coraz1n lleno de /er.or( All$ tambin tu primera con/esi1n(
KCon 7u dolor lloraste tus pecados le.esL(((
El 3n#el se#uir3 le0endo: Kaun7ue crec$as corporalmente, tu
alma no creci1 a la parL ?o se habr3 escapado ni una sola de tus
palabras, ni uno solo de tus pensamientos> all$ estar3n anotadas
todas tus buenas obras, aun las m3s insi#ni/icantes, todas tus
.ictorias espirituales(
El 3n#el se#uir3 ho8eando> su rostro se pondr3 serio 0 sentir3s
7ue la turbaci1n te embar#a( "a0 bastantes manchas en las
p3#inas: son los pecados( Ahora .iene una p3#ina completamente
ne#ra: tu primer pecado mortal( N otras p3#inas tambin ne#ras(
KCu3ntas sonL K2ecados 0 m3s pecados de los 7ue no te has
arrepentido 0 7ue no has con/esadoL
N la Dltima p3#ina Rla del d$a de tu muerteR tambin es ne#ra:
/altan en ella la Dltima con/esi1n 0 la unci1n de los en/ermos( El
3n#el cerrar3 el libro de tu .ida, de una .ida 7ue comenz1 con
tantas promesas 0 esperanzas tan risueñas para acabar tan
tristemente((( Tu 3n#el custodio te abandonar3 llorando> .endr3 el
3n#el ca$do a ocupar su sitio 0 dir3: ATD, Juez di.ino, has ba8ado a
la tierra por este hombre( KTD, 0 no 0oL "as .i.ido por l pobremente
durante treinta 0 tres años( KTD, 0 no 0oL "as su/rido por l en el
Monte de los Oli.os( KTD, 0 no 0oL "as lle.ado una corona espinas
por l> /uiste cruci/icado por l( KTD, 0 no 0oL "as muerto por l en
medio de los tormentos m3s atroces( KTD, 0 no 0oL Todo esto lo
hiciste TD por esta alma, 0 no 0o> 0, a pesar de todo, ella no Te
sir.i1 a Ti, sino a m$( Qalla, pues, a 7uin ha de pertenecer
eternamente: 4a Ti, a 7uien ha ne#ado, o a m$, a 7uien ha sido /iel
durante toda su .ida6A
$2 irán éstos al suplicio eterno, y los /ustos a la vida eterna$
!Mateo 2,,*C%( N sobre la puerta del @n/ierno pone 9A?TE estas
palabras espantosas' "Abandonad toda esperanza, .osotros los 7ue
entr3is(A
Esta descripci1n ima#inaria del libro de mi .ida por ahora tan
solo es una posibilidad( 2ero en .erdad, toda.$a podemos
sal.arnos, toda.$a ha0 tiempo( 9e cada uno de nosotros depende(
2+2
4C1mo 7uiero .i.ir en adelante6((( Arrepentidos de nuestra .ida
pasada, arrodillmonos ante el Cruci/i8o 0 recitemos esta oraci1n:
Recuerda, amante de mi .ida,
5ue 0o /ui causa de tu .enida(
?o se pierda mi alma a/li#ida(
TD, por buscarnos te has
/ati#ado,
2or redimirme /uiste
encla.ado(
?o 7uede inDtil tanto traba8o(
Esto te pido, puesto de hino8os,
Contristada el alma 0 hDmedo
el rostro,
?o sea ob8eto de tus eno8os(
F+e la sentencia "2l día de la
iraI
2++
(((II. E= G1B647=1 ?7= J49G91 I9BD=
El Conse8o @n#ls de ;alud @ndustrial da cuenta en uno de sus
in/ormes de un interesante e'perimento psicol1#ico(
El e'perimento consisti1 en lo si#uiente: :n mensa8ero /ue enM
.iado a los obreros 0 empleados de al#unas empresas industriales 0
/inancieras, 0 les dec$a: AEl presidente de la compañ$a 7uiere hablar
con usted(A
-a impresi1n 7ue suscitaron estas bre.es 0 sencillas palabras
/ue incre$ble( -os 7ue recib$an el a.iso Raun7ue no tu.iesen nada
7ue reprocharseR se pon$an 0 se pre#untaban: E45u habr3
pasado6

4Me ir3n a reprender por al#o6 Tal .ez me casti#uen 0 me
despidan(((F N, sin embar#o, s1lo hab$an o$do estas pocas palabras:
AEl presidente de la compañ$a 7uiere hablar con usted(A ;$, s$ R
pensar$an para sus adentrosR> el presidente acaso se lle#1 a
enterar de al#una ne#li#encia m$a> est3 en 8ue#o mi suerte, mi
traba8o, mi por.enir((,
;i estos hombres sintieron oprim$rseles el coraz1n con s1lo
pensar 7ue ten$an 7ue comparecer delante del presidente de su
compañ$a, 47u ser3 de nosotros cuando en el d$a del 8uicio sean
los mensa8eros de 9ios, los 3n#eles con sus trompetas, los 7ue
lle.en a nuestra tumba la noticia: AKEl ;eñor 7uiere hablar conti#oLA6
Mas el ;eñor habr3 descubierto, no 0a al#una de tus
ne#li#encias, sino 7ue tendr3 tu .ida escrita en su libro abiertoL KN
el ;eñor no tendr3 7ue decidir sobre tu empleo, sino sobre tu suerte
eternaL
;e comprende mu0 bien 7ue el pensamiento del Juicio nos
impresiones e intran7uilice( 2ero este pensamiento es al la .ez
una ad.ertencia pro.echosa, 0 aDn m3s, un consuelo para
nosotros(
$2n todas tus acciones Rdice la ;AIRA9A E;CR@T:RAR
acuérdate de tus postrimerías, y nunca pecarás$ !Eclesi3stico
H,<*%(
2+*
2or tanto, si en el cap$tulo anterior la se.eridad 0 la #ra.edad
del 8uicio conmo.i1 nuestra alma, es necesario ahora 7ue su
recuerdo nos le.ante el 3nimo 0 nos /ortalezca(
9e mi depende 7ue el d$a del Juicio no sea un d$a espantoso,
sino 8ubiloso( 2ara todos los hombres honrados, ese d$a ser3
de ale#r$a, al .er 7ue la maldad 8actanciosa del mundo recibir3
por /in su 8usto casti#o( En ese d$a la honestidad pisoteada, 7ue
pas1 inad.ertida 0 /ue ridiculizada tantas .eces, recibir3 por /in
su merecido #alard1n(
En ese d$a, nin#Dn pecado 7uedar3 sin casti#o, 0 nin#una
acci1n buena 7uedar3 sin #alard1n(
N9BHMB C7GD?1 347?D2N 69B GD6@9H1
El primer pensamiento consolador del Juicio /inal es el triunfo
definitivo de la /usticia0 En este mundo la maldad se 8acta
muchas .eces tan descaradamente, se impone de un modo tan
insolente, 0 e8erce su tiran$a de un modo tan cruel, 7ue para todo
hombre honrado ha de ser un .erdadero ali.io el anuncio del
Juicio /inal, del triun/o de/initi.o de la 8usticia, de la honradez 0 de
la bondad(
El ;eñor comenz1 la historia uni.ersal diciendo: $Hágase la
luz$( El mundo acabar3 cuando el ;eñor di#a: $-@esucitad,
muertos.$( Con la primeras palabras dio comienzo la inmensa
representaci1n teatral 7ue es este mundo> con las se#undas
palabras caer3 el tel1n, 0 ser3n 8uz#ados cada uno se#Dn el modo
c1mo ha0an interpretado su papel(
K5ue reuni1n ser3 a7ullaL "roes 0 hombres .ul#ares,
persona8es clebres 0 pobres desconocidos, ancianos 0 81.enes,
santos 0 pecadores
(
((( todos comparecer3n ante el 8uez> los 7ue son
mencionados en las historias 0 los millones de i#norados, la #ran
turba((( todos(
2ero all$ los puestos ser3n distribuidos de una manera mu0
distinta de la acostumbrada en este mundo( K5u di/erencia a la
hora de otor#ar los puestos 0 los ran#os, las alabanzas 0 los
.ituperios(
:n persona8e importante habr3 tenido un hermoso /uneral, con
discursos 0 alabanzas, 0 hasta un rico monumento de m3rmol, con
un epita/io para pre#onar su /ama( 2ero ahora, al lle#ar el Juicio
2+,
/inal, todo eso, de nada le ser.ir3((( el 8usto 9ios ras#ar3 el .elo 7ue
encubr$a los secretos de su coraz1n(
El ;EVOR habl1 un d$a por boca de Eze7uiel a su pueblo
pecador: $9lega ahora el fin para ti, y yo derramaré sobre ti mi
furor, y te /uzgaré seg*n tu proceder, y pondré delante de ti todas
tus abominaciones0 7 no te miraré con o/os compasivos' pondré
tus obras delante de ti$ !Eze7uiel H,+M*%(
AK2ondr tus obras delante de tiLA Esto es lo 7ue nos dir3 tambin
a nosotros en ese d$a( A2ondr delante de tiA todos los pecados 7ue
no ha0as con/esado 0 por los 7ue no ha0as hecho penitencia> todo
el mundo los .er3( Tus deseos pecaminosos 0 ocultos ser3n
descubiertos ante todos( Tus con.ersaciones sucias las sabr3 todo
el mundo( 9e los pecados secretos 7ue llenaron tu .ida, todo el
mundo se enterar3( Todos los pecados 7ue nunca ha0as re.elado a
nadie, se har3n pDblicos(
TD mi smo i ncl uso no los recuerdas ahora( K5u cosas hiciste
cuando niñoL Cuando 8o.en> cuando hombre, al casarte(((> todo,
todo 7uedar3 patente( -o 7ue has pecado con tu len#ua, con tus
o8os, con tus manos((( lo sabr3 todo el mundo( $-;us pecados los
pondré delante de ti.$
T1?1 =1 1G4=@1 6D=?2N D C=7BD =4:
El ;eñor, $sacará a plena luz lo que está en los escondri/os de
las tinieblas, y descubrirá las intenciones de los corazones$ !@
Corintios *,,%(
KEn la .ida son tantos los 7ue se ocultan ba8o una caretaL 2ero
en el 8uicio no podr3n hacerlo( K5u de sorpresas habr3L A ste
se le consider1 siempre todo un AcaballeroA, una persona di#na> 0
.ed ah$ cu3nto ha en#añado 0 esta/ado(
A sta se la tu.o siempre por esposa /iel> 0 .ed ah$ Kc1mo sab$a
co7uetear con el pecado 0 cu3ntas .eces ca01 en lL
Este pasaba como o.e8a mansa> 0 era un lobo(
Ese otro parec$a un hombre piadoso> 0 .ed ah$ Kc1mo su reli#i1n
no era m3s 7ue un barniz e'terior, sin almaL
K5u tra#edia cuando se descubra lo 7ue ha0 en las almas almasL
All$ est3 a7uel hombre, admirado de todos por su honradez 0 su
esplndida #enerosidad, 7ue parec$a tan altru$sta((( Kc1mo
en#añaba, cu3n e#o$sta /ueL
2+C
M3s all3, un empleado, a 7uien todos cre$an insobornable> por
dinero .endi1 la causa de los inocentes(
All$ est3 un esposo, un padre, 7ue ten$a una cariñosa esposa 0
unos hi8os 7ue le 7uer$an> pero sus deseos 0 sus pecados le lle.aM
ron por otros derroteros(
All$ est3 un 8o.en de 7uien todos se hac$an len#uas por su cultura
0 su educaci1n> pero su alma estaba llena de inmundicias 0
abominaciones(
KN si estu.ieras soloL 2ero mira, 47uines .ienen por ah$6
45uines corren hacia ti con la cara contorsionada, con palabras
de maldici1n6 -os 7ue tD has lle.ado al pecado( N te dir3n:
RTD eres el seductor maldito 7ue me ha robado la .irtud, la
di#nidad 0 la /elicidad eterna R#emir3 una pobre in/eliz(
RTD /uiste, mu8er maldita, la 7ue me indu8o a pecar R#ritar3 el
otro(
RVosotros sois, padre 0 madre sin entrañas, 7uienes m3s habis
in/luido para 7ue me condene> nunca me enseñasteis con .uestro
e8emplo> nunca os .i en la @#lesia, ni en el con/esionario> s1lo me
enseñasteis malos e8emplos(
RTD eres el 7ue me has hecho incrdulo con tus libros( TD eres
el 7ue me has perdido con tus obras teatrales, con tus peM
l$culas(((
A2ondr tus pecados delante de ti(A
45uin podr$a nombrarlos todos6
?o tratemos /r$.olamente el tema del in/ierno( -a condenaci1n
eterna es al#o espantoso, de s1lo pensar en el in/ierno se turba
la raz1n( El hecho de 7ue triun/e el pecado en esta tierra, de 7ue
tan 8actanciosa se .uel.a la maldad en esta .ida, necesaM
riamente obli#a a 7ue ha de haber in/ierno 0 condenaci1n>
por7ue de otro modo nos .er$amos obli#ados a poner en tela de
8uicio la e'istencia de 9ios(
4"e de poner e8emplos para mostrar con 7u des/achatez se
u/ana en esta tierra la maldad> c1mo comparecen al#unos con
las manos completamente .ac$as ante 9ios, 0 c1mo se zamM
bullen otros escandalosamente en lo m3s pro/undo del pecado6
2+H
9ecidme, 4no se suble.a en .osotros el sentido de la 8usticia
al .er estas cosas6 4?o .eis 7ue necesariamente tiene 7ue
haber un Juicio /inal6
LD6 9B>46@9G9D6 G=D;DB C12 4B J49G91 I9BD=
En los d$as espantosos de la Re.oluci1n /rancesa un p3rroco
de -0on /ue arrastrado ante los Tribunales(
R4Crees 7ue ha0 in/ierno6 Rle pre#unt1 con sorna un reM
.olucionario(
RClaro 7ue s$ Rcontest1 el p3rrocoR> ten#o por /uerza 7ue
creerlo al .er .uestros cr$menes( ;i antes no lo hubiese cre$ do,
.uestros cr$menes, 7ue claman al cielo, me obli#an a creerlo
ahora(
Realmente al .er las ba8ezas, maldades 0 cr$menes 7ue los
hombres cometen impunemente, pueden darse dos posturas: o
desesperarnos 0 ne#ar la e'istencia de 9ios, o creer en la
8usticia ineludible del Juicio /inal(
5ue ha de haber 8usticia, lo dice la ;a#rada Escritura:
$2speramos, conforme a sus promesas, nuevos cielos y nueva
tierra, donde habitará la /usticia$ !2 2edro +,<+%( ;i no la ha0 en
esta .ida, la habr3 despus, al presentarnos ante 9ios eterno(
?o solamente la maldad es espantosa, sino tambin la
/ri.olidad con 7ue .i.en al#unos((( 2asan la .ida entre 8uer#as 0
/iestas> la #astan cometiendo toda clase de ini7uidades, 0 ni
si7uiera 7uieren .er al sacerdote para con/esarse cuando
a#onizan( AK5u .o0 a con/esarmeL ?o me arrepiento de nada(A N
mueren impenitentes, con el alma endurecida por el pecado(
4?o ha de .enir el d$a de 7ue habl1 Jesucristo, en 7ue $enviará
el Hi/o del hombre a sus ángeles, y quitarán de su reino a todos
los escandalosos y a todos los obradores de iniquidad, y los arro/arán
en el horno del fuego, donde habrá llanto y el rechinar de dientes)
!Mateo <+,*<M*2%(
5uiz3 pre#unte asustado al#uno de mis lectores: 42ero no
estamos hablando del consuelo 7ue nos trae el pensamiento del
Juicio /inal6 4Es esto un consuelo6 4?os puede consolar pensar en
el horror del Juicio /inal6
2+O
;$( 2ara el hombre 7ue su/re sin culpa in8usticias sin cuento, es
consolador este pensamiento: Creo en la 8usticia eterna de 9ios(
Creo 7ue un d$a 9ios har3 triun/ar la 8usticia(
?o hemos de ol.idar 7ue el triun/o de la 8usticia necesariamente
acarrea la humillaci1n de la maldad( ?o puede ser de otra manera(
A la luz del sol se pone de mani/iesto lo 7ue antes se escond$a en
la oscuridad de la noche( Cuando .en#a de nue.o Cristo, el
.erdadero sol de 8usticia, la santidad .i.iente, sus ra0os penetrantes
pondr3n a plena luz todos los pecados ocultos de los hombres(
-&ué /uicio será aquél. :n careo imponente 0 de/initi.o: 9e un
lado Cristo con sus ami#os> del otro, todos sus enemi#os( KMenudo
encuentroL
KCristo 0 ;an A#ust$nL K Cristo 0 ;an EstebanL K Cristo 0 ;an
Qrancisco de As$sL KCristo 0 ;anta @sabelL((( 2ero tambin: KCristo 0
2ilatos, Cristo 0 "erodes 0 Judas 0 ?er1nL((( 42ara 7u prose#uir6
;$> toda.$a ha0 uno: KCristo 0((( 0oL
N esto es lo 7ue m3s me importa: 4c1mo comparecer 0o delante
de Cristo, el 8uez supremo6
N9BH4BD DGG9FB <47BD 347?D2N 69B HD=D2?FB
-le#amos a otra enseñanza del Juicio /inal: 4inguna acción
buena quedará sin galardón( KCu3nto nos consuela 0 alienta esta
.erdadL
El 8uicio /inal es, sin duda al#una, un tremendo a.iso( En una
tumba de la poca de los primeros cristianos se leen estas
bre.es 0 sublimes palabras: $+ecessit in osculo +omini$ AMuri1
en el beso del ;eñorA !es decir, abrazando al ;eñor%( KA5u
dichosa muerteL
"ermano m$o, pre#Dntate a ti mismo: 4Est3s preparado en
todo momento para realizar el Dltimo .ia8e6 Es una inmensa
des#racia caer en pecado mortal> pero la osad$a, la des#racia 0
la culpa es aDn ma0or si se si#ue .i.iendo durante d$as o
semanas con este pecado en el alma(
Al a#onizar ;anta Mar#arita de Alaco7ue, sus "ermanas en
reli#i1n le pre#untaron si al#una cosilla le in7uietaba( A?o> esto0
preparadaA, contest1 ella( KO8al3 si tambin nosotros
pudisemos decir lo mismoL
2+G
4N si tu.ieras 7ue comparecer ho0 mismo delante del
;eñor6(((

4Est3n en orden todos tus asuntos6 4?o tendr$as 7ue
pedir antes perd1n a al#uien6 4?o te has portado al#una .ez
mal con al#uno, 0 tendr$as por lo mismo 7ue hacer las paces6
4?o de8aste de cumplir al#Dn deber importante6 4?o ha0 al#Dn
pecado 7ue borrar de tu alma con el sacramento de la
penitencia6
2on orden en todo, por7ue $a la hora que menos penséis,
vendrá el Hi/o del hombre$ !-ucas <2,*)%( K5u prudente 0
hermosa es la costumbre de hacer cada noche antes de
acostarse un corto e'amen de conciencia, 0 s1lo as$ entre#arse
al descanso con el alma puri/icada, despus de haber tenido un
arrepentimiento sincero(
En otra tumba cristiana de los primeros tiempos del cristianismo
se leen estas palabras: $+ecessit in albis$, AMuri1 con los .estidos
blancosA, es decir, cuando toda.$a lle.aba la tDnica blanca 7ue
hab$a recibido en el bautismo( KO8al3 se pudiese decir de m$ 7ue mi
alma estaba blanca cuando .ino a buscarme el ;eñorL K5ue se
pudiese escribir sobre mi tumba: A?o ha muerto, sino 7ue ahora
empiezan a .i.irAL
Cuando lle#ue el d$a del Juicio /inalA, el cielo 0 la tierra se
conmo.er3n 0 todo este mundo perecer3( 2ero no todo e'actamente
perecer3( ;olamente la basura, la pa8a, la cizaña, la apariencia, la
mentira, el en#año(00 2l verdadero tesoro, la piedra preciosa, el valor
eterno que resiste al tiempo, eso no, eso triunfará de los horrores
del tiempo, del día del 1uicio final$0 7 esto es nuestro consuelo(
En el momento de la creaci1n habl1 el ;eñor, 0 a su palabra la
luz se separ1 de las tinieblas( El ;eñor hablar3 nue.amente, 0 las
almas que brillen de luz, de santidad, se apartarán de las que han
vivido en la oscuridad, en el pecado> las almas en 7ue 9ios descubra
su seme8anza se apartar3n de a7uellas 7ue des/i#uraron durante su
.ida terrena la ima#en de 9ios(
L16 <47B16 672NB G1B@D?16 7B@27 =16 89>16 ?7 D916
"a de lle#ar el d$a en 7ue se cumpla lo 7ue dice el -@BRO 9E
-A ;AB@9:RJA:
$2ntonces se presentará el /usto con gran valor frente a los
que le afligían y menospreciaban sus obras0
2*)
5l verlo se turbarán con terrible espanto, y quedarán fuera de
sí ante la inesperada salvación del /usto0
5rrepentidos, se dirán, gimiendo en la angustia de su espíritu'
"2ste es el que en otro tiempo tomamos a risa y fue ob/eto de
nuestros escarnios0
4osotros, insensatos, tuvimos su vida por locura y su fin por
deshonra0
3irad cómo es contado entre los hi/os de +ios y tiene su
heredad entre los santos0
9uego nos eAtraviamos de la senda de la verdad y la luz de la
/usticia no nos alumbró, y el sol no salió para nosotros0
4os cansamos de andar por sendas de iniquidad y de
perdición; y caminamos por desiertos intransitables, sin conocer
el camino del !e:or0
%+e qué nos ha servido tanta soberbia) %&ué provecho nos
tra/eron la riqueza y la /actancia)$0 !;abidur$a ,,<MO%(
$(ero los /ustos viven para siempre, y su recompensa está en
el !e:or, que con su diestra los protege0
(or esto recibirán un glorioso reino, una hermosa corona de
mano del !e:or$ !;abidur$a ,,<M<H%(
N por esto el pensamiento del Juicio /inal es aliento poderoso
para la lucha espiritual0
Cuando ?apole1n, con ocasi1n de una solemne re.ista militar,
pas1 montado a caballo ante las /ilas de los soldados, se /i81 en un
sar#ento ma0or, a.anzado en edad, cubierto de cicatrices( ;e /ue a
l 0 se#Dn su costumbre, le diri#i1 unas pre#untas(
R4En :lm6
REstu.e(
R4En Austerlitz6
REstu.e(
R4En Nena6
REstu.e(
R4En Sa#ram6
REstu.e(
M4En ;molens\6
REstu.e(
2*<
R4En 9resda6
REstu.e(
REst3 bien, mi .aleroso capit3n Rdi8o ?apole1n, 0 le puso en
el pecho del soldado la #ran cruz de honor(
KO8al3 7ue cuando aparezca ?uestro ;eñor Jesucristo delante
de toda la humanidad pueda 0o contestar con tanto aplomo a sus
pre#untasL
R4En la Misa dominical6
REstu.e(
R4En la con/esi1n /recuente6
REstu.e(
R4En la comuni1n /recuente6
REstu.e(
R4En el ser.icio a los pobres6
REstu.e(
R4En las acti.idades de apostolado6
REstu.e(
R4En la lucha contra el pecado6
REstu.e(
R4En las .e8aciones a causa de la Qe6
REstu.e(
4?o sientes cu3nto 3nimo te comunica el pensamiento del
Juicio /inal6 KC1mo te in/unde con/ianza para los d$as #rises 0
di/$cilesL KC1mo te da /uerzas para soportar las tentacionesL ?o
ha0 lucha demasiado di/$cil para 7uien se acuerda de este
supremo d$a(
;e#uramente pensaba en este d$a ;A? 2AB-O cuando
escribi1: $5rro/emos el peso del pecado que nos asedia y por la
paciencia corramos al combate que se nos ofrece, puestos los o/os
en el autor y consumador de la fe, 1es*s; el cual, en vez del gozo
que se le ofrecía, soportó la cruz, sin hacer caso de la ignominia, y
está sentado a la diestra del trono de +ios0$ !"ebreos <2, <M2%(
9ime, 4deseas de .erdad 7ue lle#ue la .ida eterna6 49eseas
.i.ir en compañ$a de los ;antos6 49eseas .er a Cristo, por 7ui en
has su/ ri do con paci enci a mant eni ndot e / i el en medio de
2*2
las tentaciones6 ;i es as$, entonces te consolar3 pensar en el
Juicio /inal(
?o temamos, pues, no .acilemos en renunciar a nuestros deseos
e#o$stas para cumplir los mandamientos de 9ios( ?o nos arredre el
tener 7ue sacri/icar, para mantener limpia el alma, la prosperidad, un
partido .enta8oso, la carrera, o lo 7ue sea(((
Vendr3 el d$a de las cuentas, el d$a del 9ios 8usto en 7ue nos
recompensar3 de todo lo 7ue su/rimos por Pl( ?os dar3 el ciento por
uno de lo 7ue le ha0amos dado( $2l Hi/o del hombre vendrá
revestido de l a gloria de su (adre, acompa:ado de sus ángeles;
y entonces dará a cada uno la paga seg*n sus obras$ !Mateo
<C,2H%(
?uestra /e cristiana nos dice 7ue la muerte no es m3s 7ue un
puente 7ue une esta .ida con la eternidad( -a eternidad nos espera
a todos: ha0 7uienes lle#an m3s pronto, ha0 7uienes lle#an m3s
tarde( 2ero lo importante no es esto( -o importante es saber si
hemos cumplido o no con nuestro deber, por mu0 insi#ni/icante
7ue sea> si hemos recorrido o no el camino 7ue nos traz1> si
hemos correspondido o no al puesto 7ue nos señal1 9ios, por mu0
humilde 7ue sea este puesto(
5migo lector, -sé sensato. %;e amas mucho) (ues bien,
entonces pon todos los medios para salvarte y ser feliz en la vida
eterna0
%&ué quieres) %,na /uventud plena) 9a tendrás0 %,na belleza
encantadora) 9a tendrás0 %,na alegría indecible) 9a tendrás0 Con
tal que vivas de manera que puedas estar a la diestra de Cristo0
2*+
(((III. -J764G296@1 76 7= ;96;1 DJ72 J 81J, J =1 672N
C12 =16 69H=16 ?7 =16 69H=16.
$1esucristo es el mismo ayer y hoy, y lo será por los siglos
de los siglos0$ !Carta a los "ebreos, <2%( Es decir, si Cristo
.iniese ho0 al mundo, enseñar$a lo mismo, palabra por palabra,
0 har$a lo mismo punto por punto, 7ue lo 7ue enseñ1 e hizo
hace 2))) años(
2or7ue lo 7ue nos enseñ1 no puede ser superado por
hombre al#uno> 0 lo 7ue hizo por nosotros demuestra 7ue nadie
puede tenernos un amor m3s #rande 7ue Pl(
-o 7ue Cristo nos enseñ1 no puede ser superado por hombre
al#uno( En Cristo se puede /acilimente reconocer a 9ios> en
Cristo se puede con /acilidad amar a 9ios> en Cristo nos
acercamos al Alt$simo ;eñor(
Antes de Cristo iba el hombre por los caminos de la tierra
como el /il1so/o 7ue .a a tientas en la oscuridad, 0 no sab$a
7uin nos ha tra$do al mundo, 0 por 7u nos ha tra$do, 0 7u es
lo 7ue le espera despus de la muerte, la suerte 7ue tanto nos
espanta( Mas desde Jesucristo tienen soluci1n los #ra.es
problemas 7ue a7ue8an a la humanidad(
H7;16 69?1 G27D?16 CD2D =D A9?D 7@72BD
"a0 un solo 9ios( Pl es el Creador poderoso del uni.erso> pero
adem3s es tambin nuestro bendito 2adre celestial( Este 9ios lo ha
creado todo 0 nos ha creado a todos> por tanto, todos Rblancos 0
ne#ros, ricos 0 pobres, sabios 0 anal/abetos(((R somos hi8os
adopti.os del Dnico 9ios, 0 hermanos entre nosotros(
9ios, nuestro 2adre celestial, nos ha señalado en esta tierra un
per$odo de prueba, para 7ue despus de una corta .ida, con/orme a
su santa .oluntad, podamos ir a su reino 0 recibir el #alard1n eterno(
Al nacer pisamos un puente> hemos de atra.esarlo incorruptos( Al
otro lado del puente 9ios nos espera en nuestra /utura 0 de/initi.a
casa(
2ero el pecado del primer hombre abri1 en nosotros una herida
mortal, 0 para 7ue no muramos a causa de esta herida, la se#unda
2ersona de la ;ant$sima Trinidad, el :ni#nito del 2adre, asumi1
2**
cuerpo humano 0 apareci1 en la tierra, para dar satis/acci1n con su
2asi1n 0 muerte a la 8usticia di.ina o/endida(((
Es lo 7ue nos enseñ1 Cristo> 0 si .ol.iese ho0 d$a en medio de
nosotros, enseñar$a lo mismo( ;ubir$a nue.amente al monte 0
pronunciar$a otra .ez su discurso de belleza incomparable( 2roM
mul#ar$a sus le0es 0 al /in añadir$a: $2l cielo y la tierra pasarán,
pero mis palabras no pasarán0$ ;$, por7ue $1esucristo es el
mismo ayer y hoy, y lo será por los siglos de los siglos$0
;i Cristo .ol.iese ho0 en medio de nosotros, no solamente nos
enseñar$a lo mismo, sino 7ue tambin har$a ho0 por nosotros lo
mismo 7ue hizo entonces: su/rir$a lo mismo 7ue su/ri1 por nosotros(
7 lo que hizo y sufrió por nosotros demuestra que ning*n otro
nos tendrá nunca un amor tan grande0
;u amor in/inito le lle.ar$a tambin ho0 al "uerto de Ietseman$,
para car#ar sobre sus hombros todos los pecados del mundo 0
sentir su enorme peso, 7ue le lle.aron a postrarse en tierra 0
sudando #otas de san#re( "o0 tampoco llamar$a en su a0uda
le#iones de 3n#eles para 7ue le a0udasen 0 socorriesen(
"o0 tampoco apartar$a su di.ino rostro cuando le #olpeasen en
la me8illa( "o0 tampoco se de/ender$a cuando le pusisen la corona
de espinas( N al caer sobre Pl todo el odio de la humanidad,
tambin ho0 clamar$a de esta manera: $(adre mío, perdónales,
porque no saben lo que hacen0$ ;$, todo esto lo har$a de nue.o
ho0> por7ue $1esucristo es el mismo ayer y hoy, y lo será por los
siglos de los siglosA(
N en el altar de la cruz, bañado de san#re, #ritar$a de nue.o el
"Consummatum est$, AKTodo se ha cumplidoLA ;e ha cumplido la
obra de la Redenci1n, 0 el hombre 7ue #em$a en las cadenas de la
escla.itud puede ser nue.amente hi8o libre, amado de 9ios> todos
pueden #ozar de la Redenci1n, si lo 7uieren de .eras, si acercan
sus labios a la /uente redentora 7ue brota de la cruz(
;$> si Cristo .iniese ho0 en medio de nosotros, todo esto har$a
nue.amente por nuestra sal.aci1n(
2ero Cristo no necesita .ol.er, por7ue si bien se ale81 de
nosotros en su /i#ura .isible, si#ue .i.iendo para siempre en medio
de nosotros, 0 su historia no ha terminado(
2*,
LD 896@129D ?7 C296@1 B1 8D @72;9BD?1
"ace años estu.o de moda un libro de 2A2@?@: A-a historia de
CristoA( -a #ente presum$a de haberlo le$do( :na señora 7uiso
prestar el libro a cierta ami#a, cont3ndole de paso lo 7ue all$ se
dec$a( AKA0, no me lo cuentes Rle interrumpi1 la ami#aR( KNa no
me interesar3 si s c1mo terminaLA
?o ten$a por 7u temer( -a historia de Cristo no ha terminado
con la Ascensi1n> antes al contrario, precisamente desde que
terminó su vida mortal, comienza su obra a adquirir dimensiones
gigantescas0
"%Con que t* eres @ey)$ Rpre#unt1 mara.illado 2ilatos a Cristo,
7ue estaba delante maniatado( $5sí es, t* lo has dicho' yo soy
@ey$ !Juan <O,+H% Rle contest1 CR@;TO, poco despus de ser
coronado de espinas(
Entonces este di.ino Re0 /ue cruci/icado> pero desde ese
momento comenzaron a cumplirse sus palabras: $Cuando yo sea
levantado en alto sobre la tierra, todo lo atraeré hacia mí$ !Juan
<2,+2%( 2recisamente desde 7ue Jesucristo muri1 en la cruz su reino
crece cada d$a m3s( ?o est3 0a en medio de nosotros en /orma
.isible, pero desde hace 2))) años millones 0 millones de hombres
han cre$do 0 creen en Pl, millones de personas sienten 7ue Cristo
.i.e realmente 0 est3 con ellos(
2or millares se cuentan los hombres 7ue durante su .ida
tu.ieron m3s /ama, m3s poder terreno, m3s dinero, m3s
proslitos entusiastas 7ue Jesucristo> pero 40 ho06 491nde
est3n ellos6
Ramss, Csar, ?er1n,

Ale8andro Ma#no, An$bal, Atila,
Ien#is\han((( hombres de /ama mundial(((> 47uin se
entusiasma ho0 d$a por ellos6 %&uién les teme a*n hoy) ;i la .ida
se hace dura 0 di/$cil, 47uin se diri#e a ellos buscando a0uda6
45uin les menciona 0 pone sus nombres en su oraci1n6
-uis Y@V, re0 de Qrancia, deslumbrado por su poder, por su
#loria, por su /ortuna 0 por la adulaci1n de los cortesanos, tom1
el nombre de ARe0 ;olA( N en su /uneral /ue encar#ado Masillon,
el #ran orador, de pronunciar el discurso para la ocasi1n( ;e
puso cerca del /retro, donde 0ac$a el cad3.er del 7ue hab$a
.i.ido en la pompa m3s deslumbrante, 0 empez1 su discurso
con estas palabras: ";1lo 9ios es #randeA(
2*C
;$, solamente 9ios es #rande, 0 nosotros, los hombres,
somos nada en comparaci1n con Pl( TD, -uis Y@V, nada eres
8unto a 9ios> por mucho 7ue ha0as .i.ido en medio del
esplendor, has muerto 0 has .uelto a ser pol.o(
Vosotros, Ale8andro Ma#no, Csar, Carloma#no, Qederico,
?apole1n, nada sois 8unto a 9ios: habis muerto 0 habis .uelto
a ser pol.o(
Vosotros, Qidias, Mi#uel An#el, Ra/ael, Beetho.en, "a0dn,
Mozart, ;chubert, 2lat1n, ;1crates, Arist1teles(:( nada sois 8unto
a 9ios, habis muerto(
;olamente 9ios es #rande, el 9ios 7ue muri1 en la cruz, 7ue
resucit1 0 .i.e eternamente( AJesucristo, el mi smo a0er 0 ho0, 0
lo ser3 por los si#los de los si#los(A
R2ero la .ida 0 la Resurrecci1n de Cristo, 4no ha podido ser
todo un en#año, pura ilusi1n6 Rpre#untar3 toda.$a al#uno con
zozobra(
45u responderemos6 ;i el cristianismo Rel 7ue ha
con7uistado desde hace dos mil años a las .oluntades 0
corazones m3s #enerosos, el 7ue ha sido el causante de
#randes e innumerables obras del esp$rituR, no es m3s 7ue una
pura /antas$a, entonces para nada podremos con/iar en adelante
en el hombre( ;i el hombre ha podido e7ui.ocarse durante tanto
tiempo 0 tan #ra.emente en un tema tan importante, 4c1mo
estaremos se#uros de poder conocer la .erdad6 ;i esto es as$,
estamos abriendo paso a las ideas m3s desesperadas respecto
de la humanidad(
% 64 279B1 B1 @7B?2N I9B
9as fuentes milenarias de la grandeza y fuerza del alma, de su
espíritu de sacrificio, no pueden alimentarse de enga:os e
ilusiones0 -o 7ue es ilusi1n 0 no realidad, un d$a u otro ha de
.erse derrumbado por la /uerza ine'orable de la .erdad(
5ue Jesucristo si#a .i.iendo a7u$ en medio de nosotros de un
modo in.isible, no es pura ilusi1n, sino una .erdad
incontrastable( 5ue la humanidad no pueda ol.idar 0a nunca a
Jesucristo, no es pura ilusi1n, sino una realidad( 5ue $su reino
no tendrá fin$ !-ucas <,++%, no es pura ilusi1n, sino una realidad
santa la promesa 7ue nos hizo: $7o mismo estaré siempre con
2*H
vosotros, hasta la consumación de los siglos$ !Mateo 2O,2)%( Pl
es nuestra /uerza 0 nuestro consuelo(
$7o estaré contigo$ !P'odo +,<2%( Con esta palabras alienta el
;eñor a Moiss, 0 Moiss cobra .alor(
$2l !e:or es contigo$, !-ucas <,2O% Ras$ alienta el 3n#el a
Mar$a, 0 Mar$a cobra .alor(
$7o estaré con vosotros$ Ras$ alienta Cristo a su @#lesia en el
momento de la Ascensi1n, 0 los cristianos toman .alor 0 /uerzas(
KValor 0 /uerzasL 42ara 7u6 2ara perse.erar en la lucha( 2ara
se#uir siendo /ieles( $&uien perseverare hasta el fin, éste se
salvará$ !Mateo <),22%(
45u si#ni/ica este $hasta el fin$6 4Cu3ndo ser3 el /in del
mundo6 ?o lo s( 49entro de cu3ntos miles de años6 ?o me inM
teresa, ni me importa( ;1lo me importa 7ue Cristo est conmi#o
hasta el /in de mi .ida, hasta la hora de mi muerte> 7ue 0o .i.a en
Pl, 7ue .i.a por Pl, 7ue le imite> 0 7ue no pase nunca un solo
momento sin su compañ$a, a /in de 7ue tambin as$ se cumplan
las palabras de CR@;TO: $7o mismo estaré con vosotros hasta la
consumación de los siglos0$
%1 87 A7BG9?1 D= ;4B?1
;i no supiramos 7ue Cristo, el "i8o de 9ios, un d$a ha de
.encer de/initi.amente> si no hubisemos o$do de su propia boca
las si#uientes palabras: $;ened confianza' yo he vencido al
mundo$ !Juan <C,++%, 0 la otra promesa: $7o estaré siempre con
vosotros, hasta la consumación de los siglos$; si no hubisemos
o$do estas palabras, tendr$amos moti.os para desesperarnos al .er
como la malicia parece 7ue impera en el mundo(
;iempre ha habido en la tierra hombres amar#ados, desM
en#añados de s$ mismos 0 de 9ios, pero ho0 d$a estos hombres se
or#anizan en asociaciones pDblicas 7ue propa#an el odio hacia
9ios, hacen be/a de la reli#i1n 0 pisotean los m3s sa#rados
sentimientos humanos, a tra.s de poderosos medios de
comunicaci1n(
KEs el mo.imiento de los sinM9iosL :na en/ermedad espiritual
7ue se e'tiende como una epidemia por todo el mundo6
2*O
N, no obstante, no nos desalentamos( ;abemos 7ue esa
epidemia tendr3 su /in> por7ue donde no est3 Cristo todo se
derrumba(
-4o. 9a humanidad no puede ser atea0 2or7ue, 4sabis 7u
si#ni/ica ser ateo6 ;er ateo si#ni/ica .i.ir sin 9ios(
;er ateo si#ni/ica .i.ir en #uerra consi#o mismo 0 con el
mundo, le8os de 9ios(
;er ateo si#ni/ica caminar sin estrellas en la oscuridad de la
noche(
;er ateo si#ni/ica ser triturado por el materialismo(
;er ateo si#ni/ica ne#ar los sentimientos m3s hondos de la
naturaleza humana(
;er ateo si#ni/ica derribar el /undamento de la con.i.encia
humana(
?o( -a humanidad no puede ser atea( $1esucristo es el mismo
ayer y hoy; y lo será por los siglos de los siglos$0
S9B C296@1 =D A9?D B1 @97B7 67B@9?1
?o se puede .i.ir sin Cristo( 42or 7u6 (orque sin ?l el
destino humano sería una tragedia sin solución0
-a humanidad actual ha 7uerido acallar el mundo
sobrenatural mediante una /ebril acti.idad( 2ero desen#añada
0a de la tcnica 0 del traba8o, clama ardorosamente por la
Redenci1n de Cristo(
-a .ida material es tan s1lo una mitad de nuestra e'istencia,
0 ni si7uiera la mitad m3s .aliosa( ?ecesitamos, s$, la tcnica,
7ue sir.e a nuestra .ida material> pero no puede a#otarse en
ella todo el contenido de la .ida humana( N a medida 7ue el
hombre .a comprendindolo me8or, empieza a comprender
tambin las palabras de ;A? 2AB-O: $3i vivir es Cristo$
!Qilipenses <, 2<%(
Es decir, empieza a reconocer 7ue Cristo es el sol de su .ida
0 el e8e del mundo> 7ue lo 7ue ha0 de noble, #rande, hermoso 0
santo en el mundo, todo se encuentra reunido en la persona de
Cristo, 0 7ue el mundo sin Cristo es como caminar sin brD8ula:
mo.erse 0 andar sin saber ad1nde diri#irse, sin saber si7uiera
d1nde se est3(
2*G
El hombre moderno ha probado .i.ir sin Cristo, pero esto no le
ha dado resultado(
;i a un #irasol lo ponemos en un sitio sin sol, pronto empezar3 a
palidecer 0 a marchitarse> 0 si lo tenemos as$ por mucho tiempo,
acabar3 sec3ndose( -o mismo pasa con el alma humana, tan
sedienta de 9ios, cuando se aparta de Pl( O Cristo o muerte(
O .uel.e la humanidad a Cristo 0 se cura, o se aparta aDn m3s
de Pl 0 muere( 2or7ue AJesucristo es el mismo a0er 0 ho0> 0 lo ser3
por los si#los de los si#losA(
C1BG=469FB I9BD=
No, como ;an 2ablo, en las p3#inas de este libro $no me he
preciado de saber cosa alguna sino a 1esucristo, y éste
crucificado000 N he 7uerido 7ue mi palabra 0 mi predicaci1n no se
basara "en persuasivos discursos de sabiduría humana, sino en la
manifestación del 2spíritu y del poder, para que vuestra fe no se
apoye en la sabiduría de los hombres, sino en el poder de +ios$ !<
Corintios 2,2,*M,%(
2or7ue, "desventurado de mí, si no predico el 2vangelio$
!<Corintios G,<C%(
2or7ue creo 7ue Jesucristo .i.i1, padeci1 0 muri1 por m$(
2or7ue creo 7ue $nadie puede poner otro fundamento que el
que ya ha sido puesto, el cual es 1esucristo$ !< Corintios +,2%(
Creo 7ue Jesucristo $fue constituido por +ios para nosotros
como fuente de sabiduría, de /usticia, de santificación, y de
redención nuestra$ !< Corintios <,+)%(
N por esto, creo 7ue al /inal de mi .ida no me espera la
puerta oscura de la tumba, sino la puerta radiante de la .ida
eterna( Aun7ue mi cuerpo se desha#a un d$a como pol.o en el
sepulcro, un d$a resucitar3 0 .i.ir3 para siempre(
Con esta esperanza te pido, !e:or mío, que me ayudes a vivir
en tu amor, perseverando en la lucha y en la guerra contra el
pecado, para que pueda gozar eternamente en el cielo /unto a ;i0
2,)

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful