Mi nombre es Ivonne Echenagucia Guzmán

,
portadora de la Cédula de Identidad número 14.096.209. Vivo en Barquisimeto, estado Lara. Venezolana. Profesión chef.

14 de abril del 2013. Me levante temprano para ir a votar como todos los venezolanos ese día, llena de una emoción inmensa por votar. Llegue al centro electoral donde voto y comente con todas las personas allí reunidas por la felicidad de que ese no era un día cualquiera era el día donde todos los venezolanos y yo nos sentíamos que estábamos a un paso de la libertad tras 14 años de un mal gobierno. La felicidad era plena…. ya había votado por la opción del cambio, Henrique Capriles Radonski, que por primera vez había despertado en mi tanta esperanza, todos los venezolanos votaban de manera masiva por que al igual que yo estaban apostando al cambio, apostando por un mejor país.

Llegue a mi casa y lo primero que hice fue prender mi televisor y computadora para estar pendiente de las noticias de las elecciones, a las 4 de la tarde comencé a ver que los grupos del gobierno mandaban gente para obligar a las personas a votar por la otra opción… la opción de los 14 años donde mi país estaba fracturado, herido. A las 6 de la tarde las denuncias del Comando Simón Bolívar superaban cifras incontables. Mi desespero comenzó a doler en ver tanta trampa.

Cierran los centros electorales con gente aun esperando en cola inmensas para votar, la guardia nacional sale a la calle.

Millones de venezolanos esperando resultados, pasan las horas y Tibisay Lucena presidenta del Concejo Electoral aún no se pronuncia. Rumores por todo el país, a las 12 de la noche sale la presidenta del consejo electoral Tibisay

Lucena. Comienza a dar cifras mis pensamientos se nublaron… Henrique Capriles Radonski había perdido las elecciones y Nicolás Maduro había ganado. El fraude se había dado! Una vez más nos habían robado las elecciones….

En la mañana del día 15 de abril la tristeza y la desesperanza se apoderaba mis pensamientos, tome mi maletín y me fui al aeropuerto de Maiquetía, mi vuelo a la ciudad de Barquisimeto era a la 3pm. El comando Simón Bolívar se pronuncia en una rueda de prensa donde denuncia con pruebas en las manos que le habían robado las elecciones a Henrique Capriles Radonski. Yo me encontraba en el aeropuerto esperando mi vuelo, las personas comenzaron a rumorar que en la mayor parte del País, los Venezolanos ya estaban en la calle. A la 1 pm Capriles habla a Venezuela sobre el fraude, la mesa de la unidad convoca a una manifestación pacifica en las puerta de los centros electorales para introducir un documento y denuncia sobre el fraude electoral. Llego a Barquisimeto y los rumores son más fuertes, la guardia estaba en las calles de Barquisimeto, los manifestantes que estaban apostados en los Centros Electorales fueron reprimidos con bombas lacrimógenas, perdigones y golpes. A las 6 de la tarde cuando llego a mi casa la guardia estaba por toda la ciudad.

El 16 de abril del 2013. Ese día quedara plasmado en mi memoria para el resto de mi vida… El día que por salir a manifestar pacíficamente fui torturada.

Ese día me levante con el pensamiento incierto. Desayune con mi papa como todos los días, decidí no ir a trabajar al restaurante ese día. Mi compromiso con mi país era más importante que ir a trabajar. Ese día me vestí con un jean, mi franela de la selección de Venezuela y unos zapatos negros de goma, salí de mi edificio y vi que muchas personas iban caminando para ir donde se encontraba la manifestación de ese día. Llegue a la Av. Venezuela con Av. Moran a las 2pm. Muchas personas cantando consignas, el Himno de Venezuela. Todas las

avenidas estaban la guardia para evitar que las personas llegaran al CNE. En las avenidas de más arriba se veía un humo y gente corriendo… la guardia estaba disolviendo la manifestación de otras calles. Yo me encontraba cerca de un piquete de la guardia nacional y a las 4pm la guardia nacional comenzó a disparar contra las personas, vi como niños corrían y la guardia les golpeaba sin control. A las 4:30 pm corro porque una bomba lacrimógena cae cerca de mí… allí comenzaría la peor pesadilla de mi vida, 7 guardias me detuvieron a punta de peinillazos, dándome en la cabeza, piernas, espalda y estómago. Fui

arrastrada hasta una tanqueta donde ya había un grupo de personas detenidas. 3 guardias seguían golpeándome y decidieron bajarme de la tanqueta para trasladarme a otra tanqueta. Fui traslada en cuclillas a otra tanqueta a golpes, escupitajos, patadas e insultos, al entrar a la otra tanqueta no cabían las personas… 26 personas dentro de la tanqueta más los guardias que no dejaban de golpearnos. De allí fuimos traslados hasta el comando 47 de la ciudad de Barquisimeto. Al bajarnos los guardias hicieron un pasillo para golpearnos con peinillazos, palos y puños. Nos llevaron al patio central del comando 47 donde fuimos seleccionados… 2 mujeres y yo más nos seleccionaron Venezuela con moran, a otros caso Sambil, caso CANTV. 26 personas en total. Una sargento llamada Aguilar fue la que se encargó de mi caso. Esta sargento nos mandó a estar en cuclillas y nos mantuvo en cuclillas por 7 horas. Nos quitaron celulares, cédula y pertenencias. La sargento Aguilar me separa del grupo de mujeres y se entera que soy lesbiana… la golpiza que me propina y los insultos no los entendía, ella me traslada a un médico del comando 47 y en el trayecto para la enfermería una vez más me golpea hasta que su peinilla se rompe, nunca entendí y hasta ahora sigo sin entender tal odio.

El medico revisa mis golpes y me dice que soporte porque la sargento Aguilar es una de las sargento más rudas del comando 47 y de más confianza del general del comando.

Este médico me acompaña hasta donde se encuentran todos los demás y le dice al sargento que por favor deje la golpiza, ella con cara de sorpresa dice que nunca me ha golpeado.

Al pasar las horas y aun en cuclillas ante mí se sentaría el general Hernández Parababi. Él dice en tono de voz gruesa que quien era familia de Jóvito Villalba, yo no podía creer lo que estaba escuchando y el general vuelve a repetir la pregunta pero en tono más fuerte y lleno de rabia. Yo inmediatamente alce mi mirada y dije yo ¡pero con el orgullo más grande alce mi mano y me pare ante él y le dije que era yo. El me miro a los ojos y le dijo a la sargento Aguilar… a esta me le sacan la mierda!

La sargento Aguilar me toma del brazo y me pregunta que quien es Jóvito Villalba… yo la mire y sonreí ¡le dije que era uno de los hombres que dedic ó su vida a la democracia de Venezuela. Ella me sonrió y me dijo que rezara para ver cómo me sacaría de este problema.

A la media noche fuimos trasladadas a la enfermería del comando para dormir allí, fuimos esposadas y a mí me esposaron de manos y pies. A las 3 de la madrugada una sargento de nombre Barcos encargada de la enfermería se aproxima a mí y me dice al oído que si me llego a quejar o a despertar a las otra 2 la golpiza será peor… me golpeó con puño cerrado por un rato y luego se marchó. El dolor era insoportable y el frio hacia que doliera más los golpes. En la mañana nos despertaron y fuimos trasladadas al patio nuevamente. Nos tuvieron bajo el sol por varias horas, yo manifesté que quería ir al baño y una guardia que más nunca volví a ver , ella me lleva al baño y sin darme cuenta sentí que mi brazo derecho salto de un golpe, mi mente quedo en blanco y al voltear sentí nuevamente pero en mi pierna derecha saltaba … caí al piso y mi cuerpo estaba dormido, no podía creer lo que estaba pasando me habían electrocutado y … me oriné en los pantalones, esta guardia me toma del brazo y me para del piso y me traslada nuevamente al patio. Mi mente quedo en cero

por tal demencia de la guardia. Nunca pude llamar a mis familiares para decir que estaba detenida pero gracias a un guardia anónimo en la noche anterior ese guardia lleno de lágrimas en sus ojos se acerca a mí para decirme que por favor le diga un numero donde él pueda llamar y que me pasaría su celular pero que tenía que seguirle la corriente… este guardia disca el número que le di y él se acerca a mí y me da un golpe suave y me da el celular y fue cuando avise que está detenida… siempre llevare el recuerdo de sus ojos en mi mente. Luego de que fui electrocutada fuimos trasladados todos a un salón del comando. El obispo Monseñor López Castillos se le negó la entrada para ver si nos encontrábamos bien luego de unas horas el obispo logra entrar al comando… recuerdo cuando se me acercó y me dio un beso en mi frente, el me pregunto si estaba bien yo lo único que le mencione que me encontraba como Venezuela… herida! luego que el obispo se fue nos ubicaron en un salón para que la fiscalía viera que estábamos bien pero en ese salón se respiraba dolor, dolor y más dolor.

El CICPC, Cuerpo de Investigación Científicas Penales y Criminalística llega al comando 47 y comienza el papeleo para nuestras reseñas. Ya para la tarde se había terminado el material y nos trasladan a las mujeres al CICPC. Al llegar nos ubican en una pared donde estaban todos los funcionarios de la misma. Comenzaron los insultos. A mí me metieron en un cuarto para tomar mis huellas dactilares y fotos, el funcionario me dice que coloque mi cedula en una especie de tabla y un numero se cae al piso… grave error para mi… más golpes, mas insultos este funcionario me pregunta que quien es mi presidente y yo no respondo, vuelve a preguntarme y yo le respondí que C apriles… segundo error… más golpes! nunca pensé que por pensar distinto seria blanco de tanto golpe y humillaciones. Nos montan en la camioneta para trasladarnos nuevamente al comando cuando está llegando y esperando que la puerta del comando abriera veo a lo lejos a mi papa y sin pensarlo grite hasta no poder más el nombre di mi papa, el reconoce inmediatamente mi voz y sale corriendo hasta llegar a la camioneta y el digo que nos están torturando que denuncie lo

que está pasando dentro el comando la camioneta acelero… al llegar y cuando nos están bajando … más golpes! luego nos llevan al salón donde se encontraban los demás. Me senté por unas horas pensando todos los muchachos me preguntan si estoy bien pero recordé lo que la sargento Barcos me mencionó… no podía decir nada porque lo que yo está pasando lo iban a pasar los demás. Esa noches nos llevaron a unas barracas de las guardias y la sargento Aguilar manda a buscar más esposas, fuimos esposadas de pie de mano, otra sargento saca su pistola la carga y la apunta mi cabeza y me dice que si intento escapar no lo pensaría en dispararme. Fui colocada cerca del aire acondicionado, dormir no era una opción! y menos que yo me sintiera tranquila. En la mañana nuevamente fui traslada al salón donde estaban los demás, 3 días sin comer ,3 días de torturas y nunca me leyeron mis derechos. El rumor era que nos llevarían a las cárceles y en Venezuela las cárceles son la muerte segura y más por ser de la oposición. La sargento Aguilar me llama para que le firme un documento donde yo aceptara a Maduro como presidente… yo tome el documento lo leí y le dije que por favor me diera un bolígrafo para firmar y ella menciona que por fin hago algo bien, ella se sienta a esperar que yo firme y creo que fue el único momento que sentí un poco de alegría cuando dibuje una casita y la nombré Henrique Capriles Radonski… cuarto error! la mirada de odio no fue nada normal fui traslada a un lugar pequeño donde vendría mas golpes , la huella de la bota de la sargento Aguilar la lleve por varios meses en mi espalda, me partió la cabeza pero nunca me partió el alma. Creo que eso fue lo que más le dolía.

Alrededor de las 2 de la tarde nos llevan al tribunal donde estuvimos hasta 4pm, otra sorpresa más para mí , al momento que llegó la fiscal nos leen una serie de delitos que no nos habían dicho y mi abogado no tenía ni idea de que delitos seriamos acusados . Mi delito es ultraje al funcionario, bajo una medida cautelar cada 15 días. Al salir de allí un sinfín de reporteros aglomerados en la puerta de la fiscalía esperaban que saliéramos, el miedo que tanto trate de disimular esos días en el comando 47 se apodero de mí. Inmediatamente que pongo mi pies

fuera de la fiscalía ví a mi papa, no lo pensé 2 veces, salí corriendo a donde está el y lo único que le dije fue sácame de aquí… y así lo hizo.

El resultado de la tortura que recibí fue: mi zapato derecho derretido por las torturas con electricidad, lesiones genéricas, trauma, morados que aun llegó en mi cuerpo. Para salir de mi casa nuevamente tarde un mes. Pesadillas, mucha sudoración en las madrugadas, los ruidos fuertes me asustaban y un terror al ver un uniforme verde. Al mes de esos días fui llamada por un grupo de jóvenes que también habían estado presos esos días y me entusiasman para conformar una asociación donde el único fin seria denunciar y defender los derechos humanos que violaron estos soldados por ejercer el derecho a la protesta pacífica contemplada en la Constitución de Venezuela. En ese mismo día la mesa de la unidad me llama para recibir un reconocimiento como héroe de la patria la cual no asisto por miedo a estar allí pero también me entero que ese mismo día también les darían unos reconocimientos a los guardias que nos torturaron.

Pasarían algunos días de ese reconocimiento cuando vuelvo a mi trabajo y me entero que soy despedida por ser opositora y por pensar y sentir distinto, al salir del restaurante veo a la sargento estaba hablando con los dueños y mis jefes, ya entendía por qué era la razón de mi despido. Ese día llamo al grupo de jóvenes que estaban organizándose para formar la asociación y le digo que cuenten conmigo para pertenecer y acompañar para hacer valer nuestros derechos. Un grupo de psicólogos nos llaman para ayudarnos aliviar tanto dolor y trauma… de allí sacaría más fuerza para denunciar mi caso, fue cuando hago mi denuncia formal. Un sábado los psicólogos y psiquiatras nos llaman para reunirnos y conocernos, el mejor día de mi vida luego de esos días, conocería a: Jackson Escalona, Israel Colmenárez, Ehisler Vásquez, Andrés Colmenárez, Yorgelys Piña, Norvelys Suarez, Israel Mora… ese sería el día donde nos planteamos que nuestro compromiso era muy grande con Venezuela. En esos día Manuel Virguez, (abogado), me llamaría para invitarme para hacer un video de mi testimonio, por primera vez haría conocer parte de lo que me paso, recuerdo las

caras de los que estaban allí y fue el hecho de entender que soldados de tu patria venezolanos como yo me habían hecho tal salvajada. Los meses pasaron y cada vez nuestro sueño de formar la asociación estaba más cerca hasta que llego el día de buscar un nombre para la asociación: Asociación Civil Fundación Justicia, Solidaridad y Paz y también conocida funpaz2013 . Nos organizamos para hacer una galería fotográfica donde 80 fotos de los hechos del 15 y 16 de abril se mostraban al público y también ese mismo día formalmente ante los medios de comunicación se enteraría que un grupo de víctimas de esos días se habían organizado para formar funpaz2013.

Ese día en la tarde cuando iba a mi nuevo trabajo, 2 motorizados se acercan a mí y uno de ellos me pide mi cédula y mi boleta de libertad, este me menciona que yo no puedo estar manifestando, yo le digo que de donde sacó que yo estaba manifestando y me nombra la galería fotográfica y la organización donde pertenezco, este menciona que logra infiltrarse en la rueda de prensa de la mañana, me dice que si sigo denunciando me pegaría un tiro en la pierna y el segundo sería en la cabeza. Hago la denuncia ante un medio periodístico llamado el Impulso. Periódico regional de Lara. A los días nosotros vamos a Caracas a hacer denuncias y visitar algunas embajadas para que conozcan nuestro caso, entre esas visitas están: Provea, Cofavic, Embajada de Italia, Panamá, Gran Bretaña y Canadá. También logramos conocer a Leonardo Padrón, escritor y poeta venezolano donde nos dedica varias horas para conocernos… a él le entregamos también un dossier como hicimos con las demás visitas y es cuando escribe en El Nacional en su crónicas de los domingo “Perdigones en la cédula”. Esa noche yo me traslado a la ciudad de Barquisimeto porque al día siguiente tenía que presentarme por mi régimen de presentación cada 15 días. Cuando me presento ese día en la esquina de la plaza Bolívar nuevamente esos 2 hombres me llegan y me dicen que me meta en un callejón. El saca la pistola y me la ubica en la pierna derecha y me dice que llame a mis amigos que están en Caracas, yo le digo que no lo voy hacer, él me dice que lo haga porque me va a matar. Le dije que no podía hacerlo y este

me dice que sí, me dice que lo haga porque yo soy la líder. Le dije de nuevo que no lo haría, los llame y les dije que siguieran en Caracas denunciando…

Ese mismo día el obispo López Castillo, rector de la UCLA, organización Larense sociedad civil convocan una rueda de prensa en la Curia donde haría nuevamente otra denuncia sobre mis amenazas. Al día siguiente quise hacer mi denuncia y nunca me dejaron hacerla formalmente, me mandaban de un lugar a otro. Hasta que por fin recibieron mi denuncia. Cuando voy a los días de haber hecho mi denuncia una funcionaria me dice que no procede por falta de evidencia.

Así sería mi panorama durante varios meses, amenazas y persecución e intimidación por parte de la guardia y personas desconocidas. En unas de mis presentaciones por taquilla me entero que ya formalmente estamos acusados por el ministerio público y con fecha para el 28 de agosto de 2013. La sorpresa seria mayor y nunca me llego mi citación luego que pautaron la audiencia preliminar. El 28 de agosto fue diferida mi preliminar para 25 de septiembre. Ese mismo 28 de agosto 2 gerentes del centro comercial sambil fueron privados de libertad por asistir a los manifestantes heridos esos día del 15 y 16 de abril. Nuestro compañero Ehisler Vásquez fue uno de los asistidos en los primeros auxilios para parar el sangramiento de una de sus heridas hechas por el impacto de 5 perdigones en su rostro hecho por la guardia nacional bolivariana. Aun hasta la fecha esos 2 gerentes siguen privados de libertad. Gerente de operaciones y gerente de seguridad del centro comercial sambil Barquisimeto.

Tomando en cuenta la decisión del tribunal de privar de libertad a esos 2 cuídadanos que no se encontraban en la manifestación sino en su lugar de trabajo (El Centro Comercial Sambil), Yo, Ivonne Echenagucia, portadora de la cedula de identidad número 14 096209 asumí la responsabilidad de abandonar mi país, ya que incluso que ni mis abogados me garantizaban mantenerme en libertad al presentarme en la audiencia pautada por el tribunal, para hacernos de

los cargos que la fiscalía ha vertido en nuestra contra. Cabe destacar que los centros de reclusión en Venezuela son manejados por la guardia nacional bolivariana y nuestras denuncias a partir de los hechos acaecidos evidencian violación de derechos humanos y crímenes que no prescriben en el tiempo, están dirigidas a la actuación de la gnb durante esos días. Por tanto incluso mi integridad física podría estar en riesgo a sabiendas de conocidos casos de pases de facturas de los organismos de seguridad del estado contra los ciudadanos que por alguna u otra razón sean atrevidos a denunciarlos.

En mis 38 años nunca he tenido algún problema con la justicia venezolana.

funpaz2013. Nace bajo la premisa de un grupo de víctimas de las violaciones de derechos humanos en los días 15 y 16 de abril 2013. Soy miembro activo y fundadora de esta orgullosa asociación.

Una vez creada la asociación llamada funpaz2013. Decidimos ser vigilantes de todas las victimas e imputados de los días 15 y 16 de abril, organizando videos de testimonios a cada una de las víctimas, llevando denuncias a la fiscalía general de república, asamblea nacional, defensoría del pueblo. Se hizo un dossier donde están todos los acuses de recibo de cada denuncia e instancias a las que fuimos.

El día 25 de mayo del presente año decidimos hacer una asamblea para nombrar la directiva que rige las actuaciones de funpaz, Asociación Civil Fundación Justicia Solidaridad y Paz donde Jackson Escalona es nombrado presidente de Funpaz , Ehisler Vásquez vice-presidente, Norbelis Suarez tesorera , Israel Mora secretario de actas y yo como unas de las vocales, Israel Colmenares como vocal entre otros.

A partir de esta creación de esta ONG el acoso y el hostigamiento a mi persona ha ido en aumento.

Otro ejemplo de mi hostigamiento es que la GNB están apostados en las afuera de mi residencia, perseguida y fotografiada y presumo que mi celular esta intervenido por la casualidad que sepan todos mis movimientos de destino.

Este artículo es propiedad de Venezuela Awareness. Se permite su reproducción total o parcial siempre que se haga mención a la fuente, Venezuela Awareness. Noviembre 2013.
Presencie toda la violencia.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful