You are on page 1of 11

RECOMENDACIONES OPERATIVAS PARA SISTEMAS DE CLORACIÓN

Deben estar alejados de fuentes de calor directo y de materiales inflamables o combustibles que ofrezcan riesgos de incendio o explosión (Almacenaje de inflamables a más de 10 metros). soportes. En caso necesario se debe disponer de un sistema de calefacción manejable desde el exterior. en caso de fugas el cloro tenderá a acumularse en las partes bajas. Si esto no fuera posible. se requieren elementos apropiados pues aún estando vacíos tienen un peso considerable. retirar los envases a sitio seguro lo mas rápido posible. Los locales de almacenamiento deben construirse en materiales resistentes al fuego. Los guinches deben ser para una capacidad no menor de 2 toneladas. Se deben almacenar separadamente los envases llenos de los vacíos. Estas ventanas estarán ubicadas preferentemente en altura y serán cerradas herméticas. En caso de incendio. colchón de tierra o arena. Las tapas protectoras deberán estar siempre colocadas. no habiendo fugas. Para el manejo de los tubos. Las puertas deben abrir hacia fuera y estarán normalmente bajo llave. Se deben maniobrar mediante autoelevadores o mediante guinches adecuados (puente grúa. excepto cuando los envases están siendo utilizados. evitando que se caigan o golpeen. y especialmente de los contenedores. Esta precaución es sumamente importante pues el volumen del cloro líquido aumenta [01] . que incluirá un sistema de aventanamiento para permitir la utilización de luz solar difusa. Los envases deben utilizarse solo para su fin específico: contener cloro (no deben usarse como rodillos.). Estos locales deberán tener una buena iluminación. monorriel. relativamente aisladas y protegidas de la intemperie. en lugares accesibles para poder retirarlos con prontitud en caso de incendio. Debe mantenerse una adecuada separación entre ellos para permitir un fácil acceso en casos de emergencia. etc. Dado que la densidad del cloro gas es aproximadamente 2. y tampoco se permite arrojarlos sobre cubiertas. Estos últimos se devolverán a la brevedad al proveedor de cloro. No se deben utilizar sogas. por lo que no es aconsejable utilizar subsuelos como sitios de almacenamiento de contenedores o tubos. donde también se deberá contar con la indicación de la temperatura interior del local. etc.).5 veces la del aire. arrojar agua sobre los mismos para mantenerlos fríos (Tener en cuenta que el tapón fusible fundirá si la temperatura alcanza a los 71 ºC.RECOMENDACIONES OPERATIVAS PARA SISTEMAS DE CLORACIÓN Los envases deben almacenarse en zonas secas. durante su carga y descarga. yunques. Los tubos deben almacenarse parados y los contenedores acostados. Los envases se manejarán con cuidado. etc. con las válvulas cerradas y las tapas protectoras colocadas.

No usar lubricantes. Para abrir o cerrar las válvulas. por el riesgo de dañar las válvulas. Luego abrir tres vueltas completas la válvula. No usar otra forma de calor. se utilizarán llaves a las que se aplicará fuerza con precaución. Secar siempre las cañerías antes de utilizarse. según corresponda. Esto es debido a que la empaquetadura de las válvulas se endurece luego de cierto tiempo. flexibles. Si no cierra bien puede abrirse y cerrarse un par de veces hasta conseguir un cierre hermético. colocarle una tarjeta de identificación con la leyenda “lleno” o “con producto”. Cuando se vacía un envase. Si la válvula está excesivamente dura. Si la válvula está dura. No efectuar trabajos de corte o soldadura sin haber purgado antes las cañerías con aire seco. Si por algún inconveniente no se ha podido vaciar totalmente el envase. Tener en cuenta que el cloro líquido tiene un alto coeficiente de dilatación. causando fugas. Si tampoco pudiera abrirse. Al conectar un envase. Se debe prever y evitar la relicuefacción del cloro gas en las líneas (debido a un descenso de la temperatura ambiente.considerablemente con la temperatura. Colocar luego la tapa de seguridad y el capuchón o tapa protectora. que ejercer una presión fuerte y continua sobre la misma. Pueden admitirse temperaturas menores si se utilizan evaporadores. abrir primero ligeramente la válvula y comprobar posibles pérdidas en la empaquetadura. cerrar de inmediato la válvula y comprobar que no pierde. lo que puede torcer el vástago. por ejemplo). etc. Al manejarse los envases. colocar alrededor de la válvula un anillo metálico calentado previamente. Mayor número de vueltas es innecesario y puede llegar a dañar la válvula. Verificar diariamente la temperatura ambiente en la zona de los envases de cloro (20 a 30 ºC). Este problema se manifiesta • [02] . y al llenarse con el líquido por dilatación térmica puede llegar a romper el recipiente por presión hidrostática). Los tubos flexibles para conexión de los contenedores se mantendrán tapados cuando no se usen (para evitar humedad y sustancias extrañas). es mas eficaz dar un par de golpes secos a la llave. en la zona de almacenamiento. por lo que se evitará cerrar tramos de cañería que no dispongan de medios para alivio de presión. conexiones. • • • • • Otros principios generales a observar: • Verificar diariamente (o con la frecuencia aconsejable según el caso) el estado de reserva de la batería de contenedores en uso a través de la lectura de la balanza correspondiente. lo mismo que para ajustar las empaquetaduras de las mismas. se tendrán en cuenta los principios siguientes: • Los envases se utilizarán siguiendo el principio de que “el primero que llega es el primero que se usa”. notificar al proveedor de los envases.

etc. También pueden utilizarse solventes como el percloroetileno o tricloroetileno (no se aconseja utilizar tetracloruro de carbono por el peligro de sus vapores). equipos de respiración autónoma. es posible que con el tiempo se formen incrustaciones en la garganta del eductor. Si por consumo excesivo se ha producido escarcha alrededor del contenedor. Pueden eliminarse lavándolos con ácido clorhídrico diluido. Se pueden reconocer por su coloración negra o rojiza. Tener siempre en cuenta las instrucciones del fabricante de los equipos. o con la frecuencia que lo aconseje la calidad del cloro utilizado) se deberán revisar y limpiar las cámaras de evaporación de los evaporadores de cloro. Cuando se efectúe la desconexión de alguna línea de cloro (aún por poco tiempo). Para ello resulta necesario extraer el tubo y limpiarlo. se deberán limpiar los rotámetros de los dosificadores de cloro. Verificar cada 60 días que los detectores de fugas de cloro dispongan de suficiente cantidad de reactivos químicos para su funcionamiento.• • • • • • • • • • • • • • • por la formación de escarcha en partes de la cañería de cloro gaseoso y/o por la disminución de del caudal de cloro gas. Verificar periódicamente (al menos una vez al año) es estado de los eductores para aspiración de cloro. Verificar diariamente la temperatura del baño termostático de los evaporadores.. Verificar semanalmente el estado de los elementos de seguridad personal (máscaras. Verificar semanalmente el estado de las mallas filtro de los venteos de los evaporadores y dosificadores (si disponen de estos elementos). delantales. Verificar semanalmente el estado de limpieza de los filtros de agua motriz para eyectores hidráulicos (en plantas de potabilización pueden no existir).) que puedan resultar contaminadas con las impurezas contenidas en el gas cloro. Periódicamente (una vez al año. una vez por turno abrir la válvula de reposición de agua hasta que salga por el rebalse y luego cerrarla. obturar inmediatamente las aberturas para impedir el ingreso de humedad. Si el agua tiene hierro o manganeso. etc. Estas incrustaciones pueden afectar la eficiencia del mismo. Reemplazar semestralmente la solución neutralizante. Si estos no son automáticos. [03] . o la que dicte la experiencia. Comprobar cada 60 días el poder neutralizante de la solución química disponible para la absorción y neutralización de fugas de cloro. Para ello se debe aislar el equipo y purgar el cloro contenido con aire seco antes de abrirlo. o reemplazar el contenedor para ser reutilizado cuando se normalice la temperatura del mismo. utilizar un ventilador para tratar de eliminarla. como así también al flotante y cualquier otra parte (asientos de válvulas. Verificar diariamente el nivel de agua en los evaporadores de cloro. Verificar periódicamente el estado del distribuidor de agua clorada (al menos una vez al año. etc. o cuando se efectúe algún mantenimiento en la fosa o canal de dosificación). La mayor parte de esta suciedad puede ser limpiada con agua caliente y detergente.). Efectuar quincenalmente una prueba de funcionamiento del sistema de extracción y neutralización de fugas de cloro. Con la frecuencia que lo aconseje el fabricante.

Debe haber al menos otra persona equipada con máscara para actuar como apoyo o intervenir en caso de problemas. La fugas a través de las empaquetaduras de las válvulas de los tanques pueden solucionarse casi siempre ajustando la tuerca correspondiente. Si la pérdida es dentro de un local. o tratar de contener el líquido mediante cordones de tierra y otros materiales. La pérdida se detecta por el olor o por disponerse de un detector de cloro. Cuando la pérdida se produce en cañerías. para que absorban el cloro retardando su evaporación. El cloro no es lo suficientemente soluble como para esto ayude. abrir puertas y ventanas y poner en marcha el sistema de ventilación. De producirse un derrame de cloro líquido. Se debe evitar el contacto del agua amoniacal con partes de bronce. Luego agregar cal. puede tratar de cavarse una zanja o pozo para evitar que se disperse. para neutralizarlo. cuero u otro material flexible y no poroso. arena. esta se activará automáticamente ante la señal del sensor de cloro en el aire. si se dispone de uno.Procedimientos en caso de fugas de cloro Se dan una serie de recomendaciones. [04] . o se estima que puede agravarse. Además. válidas en caso de que la instalación no disponga de un sistema automático de neutralización de fugas de cloro. Por otra parte el agua aporta calor que favorece la evaporación (excepto que el agua esté muy fría). disponer la evacuación de las personas fuera del área contaminada. se deben cerrar las válvulas. el cloro en contacto con el agua es muy agresivo con los materiales. Identificar el lugar de la pérdida mediante la utilización de un trapo impregnado en agua amoniacal (se formarán humos blancos de cloruro de amonio). No usar agua. empezando por la de los tanques. Avisar a las personas que estén en las cercanías de la situación para que se alejen. o en bridas. Si no se dispone de cal. los operadores podrán intervenir como se señaló anteriormente. Si existe un sistema de calefacción. viva o apagada. apagarlo. • • • • • • En caso de disponerse de una instalación para neutralización de fugas de cloro. Si la pérdida es importante. etc. A menos de 10 ºC puede ayudar la formación de hidrato de cloro (Cl2. y siguiendo por las restantes. preferentemente en la dirección desde donde sopla el viento. • • • • Colocarse una máscara protectora. solo que no se deben abrir puertas y ventanas como se indicó anteriormente. y si es posible hacia zonas elevadas (a mayor altura que la pérdida). por lo que puede agravar la pérdida. tratando de evitar que queden tramos con cloro líquido entro dos válvulas cerradas. este debe colocarse con la pérdida hacia arriba para que escape solo cloro gas (la pérdida másica de gas a través de un orificio es aproximadamente la quinceava parte de la misma pérdida si esta se produce en forma de líquido). No obstante. agregar tierra. Si la pérdida se produce por una pinchadura en un tubo o contenedor. trapos. guantes y un delantal de goma.8H 2O) de evaporación lenta.

abierto al aire no contaminado. Ellos son quienes deben realizar las primeras acciones en el caso que se produzca algún escape de cloro o accidente vinculado. que incluya un procedimiento para el entrenamiento del personal de seguridad autorizado. Los “Kits de Emergencias” son específicos para cilindros. necesitándose para la protección completa un pantalón a prueba de gas (goma o plástico) que ajuste con elástico sobre los botines. En ningún caso deben estar alojados en salas cerradas bajo llave. toda instalación de cloro debe contar con equipos autónomos de respiración. Este equipamiento debe estar guardado en lugares accesibles. Se habrá de disponer de un recipiente con agua amoniacal para poder ubicar los escapes de cloro. fuera del área donde se almacena el cloro y periódicamente debe ser inspeccionado a los efectos de verificar su aptitud. Máscara facial con tubo extensible largo. contenedores o tanques y poseen como mínimo accesorios para contener cuatro tipos de pérdidas: Por válvulas Por accesorios roscados [05] . comúnmente denominados “Kits de Emergencias”. pueden utilizarse: o Semimáscaras con filtros para cloro. Tener a mano una copa para lavado de ojos y solución al 5 % de ácido bórico. Máscara con equipo autónomo. Son las más adecuadas para entrar a recintos contaminados. Máscara facial con tubo extensible y suministro de aire comprimido. que contienen todos los implementos tendientes a obturar la mayor cantidad de pérdidas que puedan producirse. es esencial establecer un plan de emergencias. máscaras y trajes adecuados. Asimismo se debe contar con los correspondientes equipos de seguridad para una acción rápida. quien periódicamente debe ejercitarse a los efectos de permanecer capacitado. En el exterior de los recintos donde se manipula cloro se debe disponer de duchas y lavaojos de emergencia. Las personas no autorizadas deben estar capacitadas para abandonar el área afectada en dirección perpendicular o contraria al viento y no entorpecer las tareas del grupo asignado.Accidentes debidos a pérdidas de cloro y recomendaciones para evitarlos En toda instalación donde se manipulea cloro. o Máscara facial con careta completa y filtro químico. • • • El personal debe actuar provisto de trajes impermeables y guantes de cuero. Estos elementos incluyen: • Si se tiene conocimiento de que la concentración de cloro no supera el 1% y el contenido de oxígeno es superior al 16%. Independientemente de su tamaño.

Para todo tipo de recipiente. Las Plantas de Cloración modernas son diseñadas separando la zona de alta presión de las de baja. Siempre se debe tener el cuidado de movilizar el recipiente con perchas de izaje tomándolo a través de los extremos de la envolvente si se trata de un contenedor de tonelada o en posición vertical sujeto con cadena si se trata de un cilindro. En nuestro país los recipientes vienen equipados con dos tipos de válvulas diferentes: rectas y a 45º. El recipiente contenedor de cloro debe vaciarse lo más rápido posible o retirarse a un área segura y no comprometida con el riesgo que ello involucra. • • [06] . Las principales pérdidas a través de las válvulas pueden ocurrir debido a: • Movilización del recipiente tomado por la válvula. de forma tal que ante una eventual fuga el cloro quede confinado y pueda ser derivado hacia un sistema de absorción de cloro. En este caso. Operación incorrecta en el recambio del recipiente. permitiendo la aislación de la válvula. Las causas más frecuentes de fugas de cloro son originadas por: Pérdidas a través de válvulas. para que una vez identificada la fuga realice la maniobra adecuada tendiente a obturarla. la forma más conveniente vaciar el recipiente es a través del propio sistema de cloración. torceduras de vástago o descabezamiento de válvula. El Chlorine Institute es más exigente y solamente recomienda las válvulas rectas. en lo posible. Bloqueo de la válvula. Ello evita exigir los vástagos más de lo recomendado. caso contrario se pueden producir roturas de asiento. Los Kits de Emergencias cuentan con caperuzas o parches que se sujetan mediante una barra. Dentro de lo posible. las válvulas se accionarán con una llave apropiada que tiene un brazo de palanca de aproximadamente 20 cm. Cuando se manifieste una pérdida de cloro. capaz de neutralizarlo. La obturación de una fuga de cloro es un recurso intermedio. la conexión de esta válvula con el flexible se realiza por medio de una válvula yugo evitándose el roscado directo sobre la válvula. conociendo el alcance de cada elemento.Por tapones roscados Por perforaciones sobre la envolvente cilíndrica El personal autorizado debe estar entrenado. se debe ubicar el recipiente de forma tal que la pérdida se produzca en la fase gaseosa. las cuales son más ventajosas. De esta manera la pérdida se minimiza dado que el escape está controlado por la evaporación.

Se desaconseja el uso de conexiones caseras o no aprobadas. engranado de la rosca del vástago o del cono sobre el asiento. por ejemplo para soportar una presión cercana a 40 Kg/cm_. dado que frecuentemente no reúnen la totalidad de las condiciones. El uso y cambio de la junta de plomo cada vez que se efectúa el cambio del recipiente de cloro. abrir y cerrar la válvula para tratar de eliminar una obstrucción. Los contenedores de una tonelada son los que más disparidad presentan. El Chlorine Institute recomienda el uso de tubo de cobre y sus accesorios fabricados para ese uso específico. Se colocará un parche previsto en los Kits de Emergencias o una espiga. De no tenerse éxito con estas maniobras y fundamentalmente de no contarse con un sistema de absorción. En el primer caso se intentará apretar el tapón y en el segundo. con junta de plomo. • Pérdidas a través de tapones roscados Pueden ocurrir a través de la rosca o del tapón fusible. Una atmósfera templada ayuda al desbloqueo. lo que dificulta el manipuleo y el conexionado. aparejo o puente grúa si lo hubiere. Las mismas deben ser soldadas o roscadas usando cáñamo y litargirio. se aconseja: El uso de cañerías de acero al carbono Sch. • Lamentablemente en nuestro país no hay normas o recomendaciones exigentes que contribuyan a minimizar aún más los accidentes. desbloquear el vástago aflojando levemente el prensa estopa y con la palma de la mano buscar de accionar la llave con pequeños golpes. [07] . etc. se debe desistir y devolver el recipiente al proveedor. El uso de uniones dobles tipo “ammonia”.80 para las líneas de alta presión. si el fusible se ha fundido o se ha desprendido de su alojamiento se colocará la caperuza prevista en el kit de emergencia o una espiga de madera o acero dúctil. para la misma capacidad con dos tipos de válvulas diferentes. pegado de la empaquetadura sobre el vástago o suciedad originada por productos derivados del cloro (cloruro de hierro). El mantenimiento preventivo en las instalaciones. incluyendo recubrimiento protector de las cañerías. La longitud debe ser tal que la unión flexible una vez instalada quede espiralada.Los principales inconvenientes en las válvulas son debidos a apretado excesivo contra el asiento o del prensa estopa sobre el vástago. es muy importante tener en cuenta: La selección del tipo y longitud de conexión flexible que se utilice y el cambio periódico del mismo. Los hay en circulación de diferentes formas y dimensiones. Pérdidas debidas a perforaciones del recipiente Estas pérdidas ocurren debidas a picaduras por corrosión. En cambio. En la prevención de accidentes. evitando estrangulamientos y torceduras. En estos casos el personal asignado debe tratar con mucha cautela de apretar la válvula.

es conveniente que las instalaciones que manejan cloro gaseoso dispongan de medios adecuados para hacer frente a estas situaciones y mitigar las consecuencias de las mismas. y que no existirán cortocircuitos en la circulación del aire. que funciona siempre. Para ello deben proveerse entre una y dos renovaciones horarias. etc. El sistema de extracción debe estar diseñado de modo de extraer el aire desde la parte inferior del recinto. Por otra parte. Evitar el uso de grasas o lubricantes en roscas. Las entradas de aire deben estar en la parte superior. aunque lograra minimizarse el peligro para las personas. a fin de permitir una razonable garantía de que las pérdidas que puedan ocurrir no saldrán hacia fuera. Estas pérdidas implican un peligro potencial tanto para el personal de operación como para otras personas que se encuentren en la vecindad de la instalación afectada.El mantenimiento de los recipientes fuera de uso con sus correspondientes protectores de válvulas roscados sobre la misma. aunque no existan fugas de cloro. Por las razones expuestas. Sistemas de neutralización de fugas En las plantas que manejan cloro gaseoso debe preverse la posibilidad de que ocurran pérdidas de cloro como consecuencia de roturas. en cambio. Los sistemas actuales combinan un sistema de extracción (ventilación) con otro de neutralización. con un buen grado de hermeticidad. fallas en dispositivos. los que podrían permitir la formación de bolsones de gas localizados en distintas partes del recinto. Los diseños antiguos solo preveían la utilización de kits de emergencia para frenar las pérdidas y una cuba bajo nivel del piso con una solución neutralizante (soda cáustica) donde se colocaba el tubo o contenedor con pérdidas. de modo que la solución neutralizara la fuga de cloro. también es necesario considerar el impacto ambiental que puede tener una fuga importante de cloro. En caso de emergencia. de modo que se establezca un flujo de aire fresco que arrastre las posibles pérdidas hacia los puntos de extracción. Este sistema de extracción debe funcionar normalmente como sistema de ventilación del local. Es importante que el recinto sea cerrado. Para obtener estos caudales puede operarse de dos formas: [08] . En la actualidad estos sistemas resultan demasiado precarios. el número aconsejable de renovaciones horarias se sitúa en el rango de 5 a 15.

35 Kg de soda por cada Kg de cloro. generalmente construida como una extensión de la torre. La cantidad de solución a disponer depende de la magnitud de la pérdida que se postule como accidente probable. Debajo de la torre existe una zona de almacenamiento de la solución neutralizante. Una bomba (que arranca solo en caso de emergencia) circula la solución neutralizante. saliendo por la parte superior. Como se utiliza al 20 %. habitualmente de 1_”). que está provista de un manto de anillos (Pall-rings. En estas condiciones la [09] . El sistema de emergencia se activa por la señal de un detector de cloro en aire. El contenedor standard tiene un contenido neto de 910 Kg de cloro. De este modo el caudal medio se reduce. a baja altura. construida generalmente en PRFV para evitar problemas de corrosión. Cuando se utilizan contenedores. Para proporcionar el caudal de ventilación normal el sistema arranca durante un par de minutos. En la parte inferior de la torre se dispone de una reja. La reacción de neutralización es la siguiente: Cl2 + 2 OHNa _ ClNa + NaOCl + H2O En forma estequiométrica se requieren 80 Kg de soda cada 71 Kg de cloro. con una ligera inclinación hacia debajo de modo de evitar que la solución que cae entre en el conducto. hay que considerar 1. Por debajo de la reja entra el conducto proveniente de los ventiladores. es introducido en una torre de absorción. la masa de solución es de 6150 Kg. Esta torre es una torre rellena. que actúa como soporte de los anillos. y para tener una buena eficiencia de remoción de cloro en los momentos finales del proceso de neutralización. cuatro o cinco veces por hora. Es decir.• • Pueden utilizarse varios ventiladores en paralelo de modo que uno solo opere en forma continua para proporcionar los requerimientos normales de ventilación. Allí se disponte de un sombrerete o sistema similar para evitar la entrada de suciedad y agua de lluvia (si la torre fuera simplemente abierta). El/los ventiladores operan a un solo caudal (el de emergencia). se recomienda mantener un exceso del 20 %. El aire extraído. El sensor debe colocarse en la zona donde son previsibles las pérdidas. que en caso de emergencia arrastra el cloro. El aire entra por la parte inferior y atraviesa el manto hacia arriba. o similar. en contracorriente. lo normal es prever que un contenedor completo puede llegar a vaciarse. con lo que la cantidad de soda requerida es de aprox. 1230 Kg. raschig. La solución neutralizante circula hacia abajo. Por razones de seguridad. La solución neutralizante es una solución de soda cáustica al 20 %. que entra por la parte superior de la torre y es distribuida en toda la sección de la misma mediante un distribuidor del tipo caño central con ramales perforados. y el resto arranque en caso de emergencia. construida también en PRFV. o bien dentro de la cañería de aspiración si esta funciona en forma continua.

El caudal de pérdida de cloro depende del problema que se postule. Las normas internacionales limitan la concentración de descarga a un máximo de 80 ppm en volumen.69 Kg de soda y 0.2 Kg/l. 6 horas. A veces. Igual que en el caso anterior. En la práctica se adoptan volúmenes algo mayores por razones de seguridad. 150 Kg/h. lo que baja su temperatura. el caudal inicial es de aprox.densidad es de aprox. Esto permite asegurar una mayor eficiencia en el proceso de neutralización.5H 2O + 10 NaOH _ 8 NaCl + 2 Na2SO 4 + 10 H 2O En forma estequiométrica se requieren 400 Kg de soda y 248 Kg de hiposulfito (c/5 moléculas de agua) cada 284 Kg de cloro. si la pérdida se produce en forma de gas. el calor de evaporación es extraído de la masa de cloro líquido. al evaporar cloro en esta cantidad. Similarmente.87 Kg de hiposulfito (c/5 moléculas de agua) por cada Kg de cloro. el caudal másico de soda sea suficiente para neutralizar el cloro ingresante.23 mg/m3. Un contenedor lleno se vacía en menos de 15 minutos. con lo que el caudal de pérdida disminuye en el tiempo. El contenedor se vacía teóricamente en aprox. La altura del manto de anillos se calcula para brindar el grado de remoción requerido (máxima concentración admisible a la salida). se agrega a la soda algo de hiposulfito de sodio. hay que considerar 1. 1. a temperatura ambiente. que es un agente reductor. En estas condiciones. Sin embargo. lo que equivale a 0. La sección de la torre (diámetro) se selecciona para que no se produzcan problemas de inundación con los caudales de aire y solución neutralizante adoptados. y para tener una buena eficiencia de remoción de cloro en los momentos finales del proceso de neutralización. por lo que el volumen resulta de 5125 l (5. lo que implica un agujero de f 8 mm. y por lo tanto la presión.125 m3). Es decir. la pérdida de cloro líquido es de alrededor de 4500 Kg/h. se recomienda mantener un exceso del 20 %. Normalmente se prevé la rotura de un flexible. por razones de seguridad. El caudal de recirculación de la soda (m3/h) se calcula normalmente para que al final del proceso de neutralización (la soda queda entre el 3 y el 4 %). En este caso la reacción química es la siguiente: 4 Cl2 + Na 2S2O3. [010] .