You are on page 1of 5

< Intento de resumir mi pensamiento + Hans Urs von Balthasar * Si un hombre publica muchos libros gruesos, la gente se pregunta: ¿qué

quiere decir, en el fondo? Si se tratara de un novelista fecundo –por ejemplo ic!ens o Sha!espeare o ostoievs!i" me bastar#a con elegir alguna de sus obras sin preocuparse demasiado del conjunto$ %ero con un fil&sofo o un te&logo la cosa es totalmente distinta$ Se quiere alcan'ar el cora'&n de su pensamiento, pues se supone que tal cora'&n tiene que e(istir$ %uesto que la cuesti&n me ha sido planteada a menudo por personas que no sab#an qué hacer ante el mont&n de mis libros )* ¿por dónde hay que empezar para comprenderle a usted?+,, vo- a intentar reunir mis numerosos fragmentos *in a nutshell+, como dicen los ingleses )en pocas palabras,, en la medida en que eso pueda hacerse sin demasiadas traiciones$ .iertamente semejantes resumen corre el peligro de ser demasiado abstracto$ /abr#a que ilustrar lo que sigue con mis obras biogr0ficas, por una parte )sobre los %adres de la Iglesia, Karl Barth, Martín Buber, Georges Bernanos, Romano Guardini, Reinhold Schneider - todos los autores tratados en la trilog#a,, con las obras de espiritualidad, por otra )como sobre la oraci&n contemplativa, sobre .risto, 1ar#a - la Iglesia,, - finalmente con las numerosas traducciones de los %adres, de los te&logos de la 2dad 1edia - de los tiempos modernos$ %ero aqu# debemos limitarnos a presentar un esquema de la trilog#a: 2stética, ram0tica, 3&gica$ .omencemos por una refle(i&n sobre la situaci&n del hombre: e(iste como un ser limitado en un mundo limitado, pero su ra'&n est0 abierta a lo ilimitado, a todo ser4 la prueba consiste en el conocimiento de su finitud, de su contingencia: -o so-, pero podr#a no ser$ 5 muchas cosas que no e(isten podr#an ser$ 3as esencias son limitadas mientras que el ser no lo es$ 2sta escisi&n, la *distinci&n real+ de Santo Tomás de A uino, es la fuente de todo pensamiento religioso - filos&fico de la humanidad$ 2s in6til precisar que toda filosof#a humana –si hacemos abstracci&n del campo b#blico - de su influencia" es esencialmente religiosa - teol&gica, puesto que plantea el problema del Ser 7bsoluto, independientemente de que se le atribu-a un car0cter personal o impersonal$ ¿.u0les son las principales soluciones del enigma intentadas por la humanidad? Se puede intentar sobrepasar la escisi&n entre Ser - 2sencia, entre lo Infinito - lo 8inito, - entonces se dir0 que todo es Ser infinito e inmutable )!arm"nides,, o que todo es movimiento, ritmo entre contrarios, devenir )/er0clito,$ 2n el primer caso lo finito - lo limitado ser0 como el no"ser, ilusi&n por tanto que ha- que destruir: la soluci&n de la m#stica budista, con sus mil matices$ Soluci&n, a fin de cuentas, también plotiniana: la verdad no se alcan'a m0s que en el é(tasis donde se toca al 9no, que es a la ve' :odo - ;ada )de todo el resto que parece e(istir,$ 2l segundo caso contradice a s# mismo: el puro devenir en la pura

> finitud no puede concebirse m0s que identificando los contrarios: la vida - la muerte, la felicidad - la desdicha, la sabidur#a - la locura )Heráclito lo hi'o,$ %or consiguiente ha- que pensar a partir de un dualismo insuperable: lo finito no es lo infinito$ %lat&n: el mundo sensible terrestre no es el mundo ideal divino$ .uesti&n irrecusable entonces: ¿de d&nde vine la divisi&n? ¿%or qué no somos ios? %rimera respuesta: ha debido haber una ca#da, una pérdida, - el camino de la salvaci&n no puede ser otro que el retorno de lo sensible finito a lo inteligible infinito$ 2s la v#a de todas las m#sticas no"b#blicas$ Segunda respuesta: lo infinito, ios, ha tenido necesidad de un mundo finito$ ¿%or qué? ¿%ara perfeccionarse a s# mismo, para actuali'ar todas sus posibilidades o bien para tener un objeto que amar? 3as dos soluciones llevan al pante#smo$ 2n los dos casos el 7bsoluto, ios, se ha hecho de nuevo indigente, es decir, finito$ 7hora bien, si ios no tiene ninguna necesidad el mundo, una ve' m0s, ¿por qué e(iste éste? ;inguna filosof#a podr0 dar respuesta satisfactoria a esta cuesti&n$ San %ablo dir0 a los fil&sofos que ios ha creado al hombre para que éste busque lo divino, para que intente alcan'arlo$ %or eso toda filosof#a precristiana es teol&gica en 6ltimo término$ %ero de hecho la verdadera respuesta a la filosof#a s&lo podr0 darla el Ser mismo, revel0ndose a partir de s# mismo$ ¿%ero ser0 el hombre capa' de comprender esta revelaci&n? 3a respuesta positiva s&lo ser0 dada por el ios de la revelaci&n b#blica$ %or una parte este ios, creador del mundo - del hombre, conoce a su criatura$ *2l que plant& la oreja, ¿no va a o#r? 2l que form& los ojos, ¿no va a ver?+ 5 a=adimos nosotros: el que cre& el lenguaje, ¿no podr0 hablar - hacerse entender? 5 esto plantea también la alternativa: para poder o#r - comprender la autorrelevaci&n de ios, el hombre debe ser en s# mismo una b6squeda de ios$ ;o ha- pues teolog#a b#blica sin una filosof#a religiosa$ 3a ra'&n humana debe abrirse hacia lo infinito$ 7qu# es donde se inserta mi pensamiento de fondo$ igamos en primer lugar que en el antiguo término *metaf#sica+ significaba el acto de trascender la Phycis, que era para los griegos el conjunto del cosmos, del que el hombre era una parte$ %ara nosotros la f#sica es otra cosa: la ciencia del mundo material$ 2l cosmos para nosotros se perfecciona en el hombre, a la ve' resumen del mundo - su superaci&n$ ;uestra filosof#a ser0 pues esencialmente una meta"antropolog#a, al presuponer no solamente las ciencias cosmol&gicas sino también las antropol&gicas, super0ndolas hacia la cuesti&n del ser - de la esencia del hombre$ 2l hombre no e(iste m0s que en el di0logo con su pr&jimo$ 2l ni=o es evocado a la conciencia de s# mismo por el amor, por la sonrisa de su madre$ 2l hori'onte del Ser infinito se abre para él en este encuentro revel0ndose cuatro cosas: <, que él es uno en el amor con su madre al tiempo que no es su madre4 >, que este amor es bueno -, por tanto, todo Ser es bueno4 ?, que este amor es verdadero4 @, que este amor provoca alegr#a - go'o, - por tanto todo Ser es bello. 7=adamos aqu# que la epifan#a del Ser s&lo tiene sentido si en la aparici&n )Erscheinnug, captamos la 2sencia que se manifiesta )Ding an sich,$ 2l ni=o tiene

? conocimiento no de una pura aparici&n, sino de su propia madre$ 2sto no e(clu-e que nosotros no captemos la esencia m0s que a través de su manifestaci&n - no en s# misma )Santo :om0s,$ 3o 9no, lo Aueno, lo Berdadero, lo Aello, es lo que llamamos atributos trascendentales del Ser porque sobrepasan los l#mites de las 2sencias - son coe(tensivos al Ser$ Si ha- una distancia insuperable entre ios - la criatura, si hauna analog#a entre ellos que no puede resolverse en ninguna forma de identidad, entonces tendr0 que e(istir también una analog#a de los atributos trascendentales en la criatura - en ios$ e ah# pueden sacarse dos conclusiones: una positiva - otra negativa$ 3a positiva: el hombre s&lo e(iste por el di0logo interhumano, es decir, por el lenguaje, la palabra )en gestos, en m#mica o en vocablos,$ 2ntonces, ¿por qué negar al Ser la %alabra? *En el principio existía la Palabra y la Palabra estaba con Dios y la Palabra era Dios+ )Cn <,<,$ 3a negativa: supongamos que ios sea verdaderamente ios, es decir, que sea la :otalidad del Ser que no tiene necesidad de ninguna criatura4 entonces ios ser0 la plenitud de lo 9no, lo Aueno, lo Berdadero - lo Aello, - en consecuencia la criatura limitada no participar0 sino de manera parcial - fragmentaria en los trascendentales$ :omemos un ejemplo: ¿cu0l es la unidad en un mundo finito? ¿2s la especie )cada hombre es totalmente hombre, es su unidad, o el individuo )cada hombre es indivisiblemente él mismo,? 3a unidad est0 por consiguiente dividida, polari'ada en el campo de la finitud$ Se puede demostrar la misma polaridad para lo Aueno, lo Berdadero - lo Aello$ 2n vista de ello -o he intendado construir una filosof#a - una teolog#a - una teolog#a a partir de una analog#a no -a de un Ser abstracto, sino del Ser tal como se encuentra concretamente en sus atributos )no categoriales, sino trascendentales,$ 5 puesto que los trascendentales atraviesan todo el Ser, deben ser interiores los unos a los otros: lo que es verdaderamente verdadero también es verdaderamente bueno bello - uno$ parece un ser, tiene una epifan#a: es bello - nos maravilla$ 7l aparecer se da, se entrega: es bueno$ 5 al entregarse se dice, se desvela a s# mismo: es verdadero )en s#, pero también en el Dtro al que se revela,$ 5 as# se puede construir primero una est!tica teol&gica )*Eloria+,: ios aparece$ Se aparece a 7braham, a 1oisés, a Isa#as, - finalmente aparece en Cesucristo$ .uesti&n teol&gica: ¿c&mo distinguir al verdadero - 6nico ios vivo de Israel de todos los #dolos que le rodean - de todos los intentos filos&ficos religiosos por alcan'ar a ios? ¿.&mo percibir la incomparable gloria de ios en la vida, la cru' - la resurecci&n de .risto, gloria diferente de todas las dem0s glorias de este mundo? Se puede continuar con una dram"tica: ¿c&mo afronta la libertad absoluta de ios, en Cesucrito a la libertad relativa, aunque real del hombre? ¿/abr0 qui'0 una lucha mortal entre las dos en la que cada una defender0 contra la otra lo que ella

@ concibe - elige como lo Aueno? ¿.u0l ser0 el desarrollo de la batalla - la victoria final? 5 se puede terminar con una lógica )una teo"l&gica,$ ¿.&mo llega ios a hacerse comprender por el hombre? ¿.&mo puede una %alabra infinita imprimirse en una palabra finita sin perder su sentido? 2s el problema de las dos naturale'as de .risto$ ¿5 c&mo llega el esp#ritu limitado del hombre a captar el sentido ilimitado del Berbo de ios? 2ste ser0 el problema del 2sp#ritu Santo$ /e aqu#, pues, la articulaci&n de mi trilog#a: no he querido mencionar m0s que las cuestiones planteadas por el método, sin abordar las respuestas, pues eso sobrepasar#a con mucho los l#mites de este art#culo introductorio$ %ero para terminar conviene, en todo caso, tocar brevemente el punto que contiene la respuesta cristiana a las cuestiones planteadas al principio por las filosof#as religiosas de la humanidad$ 5 digo la respuesta cristiana, pues el 7ntiguo :estamento - a #ortiori el Islam )que permanece esencialmente en el marco de la religi&n de Israel, no pueden dar una respuesta suficiente a la cuesti&n de por qué 5ahvé, o por qué 7l0, crea un mundo del que no tiene necesidad para ser ios$ 2n ambas religiones s&lo se afirma el /echo, no el porqué$ 3a respuesta cristiana est0 contenida en los dogmas fundamentales de la :rinidad - de la 2ncarnaci&n$ 2n el dogma trinitario ios es uno, bueno, verdadero bello porque es esencialmente 7mor - el 7mor supone el 9no, el Dtro - su unidad$ 5 si en ios ha- que poner al Dtro, el Berbo, el /ijo, entonces la alteridad de la creaci&n -a no ser0 una ca#da, una pérdida, sino una imagen de ios, al tiempo que no es ios$ 5 puesto que el /ijo es en ios el Icono eterno del %adre, podr0 sin contradicci&n asumir en él la imagen que es la criatura, haciéndola entrar, sin disolverla )en una falsa m#stica,, en la comuni&n de la vida divina$ 2s aqu# donde habr0 que distinguir *naturale'a+ - *gracia+$ :oda soluci&n verdadera, ofrecida por la fe cristiana, est0 indefectiblemente unida por tanto a esos dos misterios, categ&ricamente recha'ados por la ra'&n humana que se erige en absoluto$ %or esto es por lo que la auténtica batalla entre las religiones no comen'ar0 m0s que después del advenimiento de .risto$ 3a humanidad preferir0 renunciar a toda cuesti&n filos&fica –el mar(ismo, el positivismo de todos los colores" antes que aceptar una filosof#a que no encuentra su 6ltima respuesta m0s que en la Fevelaci&n del .risto$ %reviendo esto, .risto env#a a sus disc#pulos al mundo entero como corderos en medios de lobos$ 7ntes de pactar con el mundo conviene meditar sobre el alcance de esta comparaci&n$

Q

#uente$ Communio% Revista &at'lica (nternacional) A*o +,) -ulio.agosto (/.00%

GH""Iif Hsupport8ootnotesJ""K GH""IendifJ""K + :raducido por Cosé 1iguel Driol - 8elipe /ern0nde' L Mui'0 el m0s grande te&logo cat&lico del siglo NN$ ;aci& en 3ucerna, Sui'a en <OPQ$ 2studi& en las 9niversidades de Rurich, Biena, Aerl#n, 1unich - 3-on$ Cesuita de <O>S a <O@S$ 8und& con 7drianne von Spe-r un instituto secular$ 2n <OT< fund& con Coseph Fat'inger - /enri e 3ubac la revista *.ommunio+$ Fevista cat&lica internacional$ 8ue miembro de la .omisi&n teol&gica internacional desde su fundaci&n )<OUS,$ 1uri& en <OSS, dos d#as antes de su incorporaci&n al colegio cardenalicio por parte de Cuan %ablo II$ 2s autor de una ampl#sima obra que abarca la teolog#a, la filosof#a, la literatura, etc$ 7lgunos t#tulos importantes: $ólo el amor es digno de #e, El comple%o antirromano, &eresa de 'isieux. (istoria de una )isión , Estados de vida cristiano, ¿*ui!n es cristiano? Su obra capital es la famosa :rilog#a: +loria. ,na est!tica teológica )T vols$,, &eodram"tica )Q vols$,, &eológica )? vols$,$