You are on page 1of 2

Balance Energético

Para poder definir que es el balance energético empezaremos a definir que es la energía. Para que funcione el sistema del hombre y pueda vivir es decir trabajar, crear y divertirse, estudiar necesita energía que esta la produce el mismo sistema organismo, esta se libera durante el metabolismo de los alimentos que deben suministrarse con frecuencia para satisfacer las necesidades para la supervivencia de nuestro organismo como las reacciones físicas, síntesis y mantenimiento de los tejidos corporales, conducción nerviosa, trabajo muscular, producción de calor para la conservación de la temperatura corporal. Las proteínas, grasas e hidratos de carbono son los nutrientes que aportan energía para la síntesis de ATP. En el organismo las grasas almacenadas son los principales para la síntesis de ATP y su magnitud depende de la dieta, en gran medida. Las proteínas es para el crecimiento y la reparación celular y de tejidos celulares. Por lo tanto el balance energético está directamente relacionado con la nutrición, ya que un balance energético es el equilibrio del gasto energético con el requerimiento energético. Por ello nuestra dieta ha de estar balanceada o regulada por el gasto energético que tenemos durante un día, y consumir los alimentos que son necesarios para un buen funcionamiento de nuestro organismo ya que estos nutrientes se convierten en energía, que ha de ser gastada en el gasto basal, la termogénesis de los alimentos y el gasto energético de las actividades físicas.

Actividad Física
La actividad física es la variable que tiene relación directa al gasto energético. Si una persona tiene una actividad física mayor o en aumento eso significa que su requerimiento energético. Por ello La OMS considera la Actividad Física como "todos los movimientos que forman parte de la vida diaria, incluyendo el trabajo, la recreación, el ejercicio y las actividades deportivas”. Es decir cualquier movimiento corporal producido por el aparato locomotor, gracias a la contracción de la musculatura y que supone consumo de energía. Se puede dividir en actividades físicas metabólicas o actividad física voluntaria. Estas actividades físicas voluntaria se pueden dividir en cuatro tipos de actividades como la aeróbica, las actividades para el fortalecimiento de los músculos, la actividad para el fortalecimiento de los huesos y los estiramientos.

Las actividades de fortalecimiento muscular y de fortalecimiento de los huesos también pueden ser aeróbicas. la potencia y la resistencia de los músculos. caminar. hacer abdominales. Hacer flexiones de brazos en el suelo (lagartijas). levantar pesas. Los estiramientos mejoran la flexibilidad y la capacidad de mover completamente las articulaciones. En las actividades de fortalecimiento de los huesos. correr es una actividad aeróbica y de fortalecimiento de los huesos. Correr. los pies. Tocarse los dedos de los pies. Por ejemplo. hacer estiramientos laterales y hacer ejercicios de yoga son ejemplos de estiramientos. Todo depende de si obligan al corazón y a los pulmones a trabajar más que de costumbre. saltar a la cuerda y levantar pesas son ejemplos de actividades de fortalecimiento de los huesos.Las actividades aeróbicas son las más beneficiosas para el corazón y los pulmones Las actividades de fortalecimiento muscular mejoran la fuerza. las piernas o los brazos sostienen el peso del cuerpo y los músculos ejercen presión contra los huesos. subir escaleras y cavar en la huerta o el jardín son ejemplos de actividades de fortalecimiento muscular. Esto ayuda a fortalecer los huesos. .