You are on page 1of 7

TP.3 Historia de la Literatura Griega I Gabriela Almada.

Introducción Realizar un acercamiento a la retórica forense de Lisias nos supone de antemano sumergirnos en el contexto y condición de producción de los discursos forenses. En este trabajo desarrollare algunas precisiones sobre la Oratoria y sus formas en general, su momento de aparición y las condiciones socio-históricas, para luego centrar el trabajo en la retórica forense y más específicamente en el discurso contra simón de Lisias. El discurso es paradigmático en su género y presenta no solo por su estructura sino por su unidad discursiva un modelo de la Oratoria forense. El advenimiento de la prosa artística y sus derivaciones es uno de los ejes neurálgicos que atraviesa el tema de la oratoria1. No debemos olvidar tampoco la cuestión de las particiones de la misma retorica que se presentan no como unidades fijas sino que existe una flexibilidad que se presenta en las diferentes áreas de la oratoria. La visión de Mc Dowell2 a cerca del aspecto legal de la Atenas del S. V también ha colaborado a esclarecer algunos puntos de una manera más nítida en lo que se refiere a el modo de organización jurídica y el derecho. Surgimiento de la oratoria - Contexto social e histórico. Rápidamente podemos hacer una revisión histórica que nos despeje el panorama de Atenas en el siglo V y IV. La muerte de Pericles apenas iniciada la guerra contra el Peloponeso trae como consecuencia un cambio total en la estrategia de guerra, Atenas comienza a perder protagonismo y las medidas políticas se endurecen progresivamente, así vemos pasar primeramente el gobierno de los cuatrocientos y posteriormente el de los treinta, a su vez estos gobiernos de corte oligárquico no fueron duraderos y una revuelta popular termino por abolirlo. Como bien señala Aristóteles en su Constitución de los atenienses:

ἁπάντων γὰρ αὐτὸσ αὑτὸν πεποίηκεν ὁ δῆμοσ κφριον, καὶ πάντα διοικεῖται ψηφίςμαςιν καὶ δικαςτηρίοισ, ἐν οἷσ ὁ δῆμόσ ἐςτιν ὁ κρατῶν. καὶ γὰρ αἱ τῆσ βουλῆσ κρίςεισ εἰσ τὸν δῆμον ἐληλφθαςιν. “porque es el propio pueblo el que se ha hecho dueño de todas las cosas y administra todo mediante decretos y los tribunales, en los cuales es el pueblo el que tiene el poder, e incluso los juicios del Consejo 3 han pasado al pueblo” .

El ciudadano ateniense entonces como participante de la política de su ciudad se vio en la necesidad de hablar y ordenar sus palabras en un discurso a través del cual pudiese expresar con precisión sus ideas y al mismo tiempo resultar convincente. Este auge de la prosa artística,

1

Como lo plantea Carey en su artículo, “Epideiptic Oratory” , en A Companion to Greek Rethoric, Worthington, pag. 238 2 D. Mac Dowell, “The law in classical Athens”. 3 Aristóteles, Constitución de los Atenienses. 41.2

ςυμβουλευτικόν. Como bien señala Carey debemos tener en cuenta que “But literary genres are never hemetically sealed entities. En definitiva. los miembros de consejos como la Boulé. es natural que se pretendiera entonces dominar este arte del discurso y a su vez perfeccionarlo. τὸ δὲ ἀποτροπή: ἀεὶ γὰρ καὶ οἱ ἰδίᾳ ςυμβουλεφοντεσ καὶ οἱ κοινῇ δημηγοροῦντεσ τοφτων θάτερον ποιοῦςιν. ςυμβουλῆσ δὲ τὸ μὲν προτροπή. Internally they shift and envolve en the hands 5 of different exponents. τρίτον τεκμιρια. “Epideitic Oratory”. la Eklesía y el Areópago a través del ejercicio de sus funciones y experimentando el fenómeno discursivo adquirían paulatinamente cierta profesionalidad y sofisticación. ante un tribunal. Christopher. La oratoria se desarrolla a partir de este impulso cívico democrático que hace participes a todos los ciudadanos de los asuntos del estado. grandes intereses había alrededor de estos litigios por lo que una buena estrategia de persuasión era la clave para el éxito del litigante. En efecto ambos realizan su crítica señalando que la oratoria forense tendería a distorsionar los hechos reales y a privilegiar el eikos o lo convincente sobre la verdad misma. De este modo tenemos la clasificación de la oratoria tal como Aristóteles la plantea dividida en tres categorías: la simboléutica. while at they same time they interact with each other ” Por lo cual establecer límites muy tajantes entre una y otra forma no ayudaría a una visión amplia y enriquecedora de estos discursos. que hacía a su vez reconsiderar su discurso al que se presentaba. δικανικόν. Retórica. τζταρτον εἰκότα: καὶ πίςτωςιν οἶμαι καὶ ἐπιπίςτωςιν λζγειν τόν γε βζλτιςτον λογοδαίδαλον Βυηάντιον ἄνδρα. estadistas. ἐπιδεικτικοῦ δὲ τὸ μὲν ἔπαινοσ τὸ δὲ ψόγοσ . Componentes de estos discursos forenses son mencionados por Sócrates en el Fedro7. Según la opinión de Aristóteles el desarrollo de esta clase de oratoria está ampliamente ligado a cuestiones políticas referidas a la recuperación de tierras posterior a la expulsión de los treinta tiranos. la evidencia (martiriai) pruebas que son basadas en las tekmeria y las eikotas y el epilogo. Todos los ciudadanos podían efectivamente realizar sus apelaciones y hablar por si mismos pero también podían estos discursos ser dejados en manos de profesionales del tema. 1. diegesis. de este modo tendríamos: un proemio. es decir a lo que se expresaba mediante versos. 248 6 Platón esboza la figura del orador Lisias en el dialogo Fedro. En lo referido a la oratoria de uso forense tanto Platón6 como Aristóteles plantean algunas características de este tipo de discurso en lo referido a la persuasión y al tema de la verdad.3.3 Carey. La Oratoria Forense Políticos. τὸ δ᾽ ἀπολογία: τοφτων γὰρ 4 ὁποτερονοῦν ποιεῖν ἀνάγκη τοὺσ ἀμφιςβητοῦντασ. . 4 5 Aristóteles. δίκησ δὲ τὸ μὲν κατηγορία. Aristóteles clasifica este arte oratorio de la siguiente forma: ὥςτ᾽ ἐξ ἀνάγκησ ἂν εἴη τρία γζνη τῶν λόγων τῶν ῥητορικῶν. se posiciona así como un rival a la forma poética. Worthington. 7 δεφτερον δὲ δὴ διιγθςίν τινα μαρτυρίασ τ᾽ ἐπ᾽ αὐτῇ.estimulado además por las escuelas de retórica. la forense y la epidíptica. por ejemplo. pag. los logógrafos. ἐπιδεικτικόν. en A Companion to Greek Rethoric.

la naturaleza de los procesos jurídicos atenienses. La condición de meteco de Lisias le impedía su presentación de causas judiciales en los tribunales. era necesario que los jueces percibieran este efecto discursivo que buscaba a través de la palabra transmitir la hibris o el ultraje que había sido cometido. 214. Por este motivo. 54 . Platón nos delinea sugestivamente la figura del orador. De este modo sabemos por Republica que era hijo de Céfalo. condicionado además por el breve tiempo de exposición del caso. así en querellas privadas el número de jueces podía ser de 201 a 401 mientras que en casos públicos este número ascendía como mínimo a 501 ciudadanos aproximadamente. creando un pathos que convenciese y persuadiese a los jueces. Por otra parte en el Fedro. 8 9 D. Pag. It was about justice and equity. and in an effort to obtain these. Datos que nos aporta Platón en Republica y en Fedro en cuanto a Lisias son valiosos a la hora de conocer ciertos detalles de su vida. su tarea era la de un “escritor fantasma” que por detrás de un cliente acomodado. . Por lo tanto como afirma Craig Cooper en su artículo. Quien tomaba la palabra en un tribunal ateniense debía ser ante todo eficaz a instancias de movilizar a su auditorio. “The law in classical Athens”. la votación se hacía posteriormente sin mediar dialogo alguno. Lisias. el Discurso contra Simón.Gran cantidad de ciudadanos elegidos por votación integraban los distintos estamentos públicos y judiciales. elaboraba un discurso por encargo para ser llevado ante los tribunales. Mac Dowell. El caso es que en estas instancias los jueces generalmente no intervenían en el desarrollo de los discursos. La tesis sostenida por Craig Cooper9 deja de parecernos poco “convincente” cuando tratamos de comprender. No debería perderse de vista este aspecto de los discursos como obras literarias a fin de no perder el rumbo. por lo cual el tiempo para decir lo conveniente debía ser tratado cuidadosamente. Es preciso tener en cuenta que tanto los discursos de Lisias si bien pueden llegar a ofrecernos datos sobre las condiciones sociales y económicas del momento nunca se pierda de vista que se construyen en base a un argumento que el autor trabaja. Como Mc Dowell8 afirma tenemos que tener en mente que las distinciones legales y procedimientos jurídicos propios de los atenienses no comparten necesariamente las mismas connotaciones de nuestras leyes modernas en muchos aspectos. Ya hemos dejado en claro que estos servicios no eran baratos y la tarea de los logógrafos en este periodo muy demandada. the truth sometimes needed rhetorical assistance. Así. Tengamos siempre en cuenta que los lugares como stoas y grandes espacios abiertos donde la comunidad se reunía eran elegidos por los atenienses. Apelar emocionalmente a los jueces o al jurado era propio de quien intentaba diferenciar un caso de simple violencia de uno de mayor relevancia jurídica. De igual modo la misma reserva debemos tener en relación a los textos platónicos donde la fina ironía del autor juega a menudo con este tipo de situaciones. ” Pag. un Siracusano de familia acomodada que a instancias de Pericles se había establecido en Atenas. Recordemos también que no se toleraban exposiciones largas. como Todd señala en su obra. a través de una visión amplia. 1978. “…I think forensic oratory was more about plausibility than the truth. agreguemos a esto que solo se tenía la palabra una sola vez. donde utiliza recursos y figuras para lograr el fin deseado.

El acusado.C. veremos que estas características son utilizadas para configurar a su cliente de manera efectiva. Focio. El uso de un lenguaje que se adapta sabiamente a la edad. También contamos con los escritos de Pseudo Plutarco. Veamos ahora a grandes rasgos el argumento del caso y la sucesión de los hechos. Sobre el tema Dover plantea una creación en conjunto o una relación entre el litigante y el logógrafo de colaboración. dos textos que pertenecen a la Suda y por último los escritos del siglo IX del patriarca de Constantinopla. la utilización de un lenguaje claro. cuestión que también es abordada desde otra perspectiva por Pseudo Longino en su tratado sobre la sublimidad. donde el tema principal de debate era la cuestión oratoria en sus dos formas Aticista – Asianista. En el discurso a analizar. Tribunal profesional compuesto por cincuenta y un jueces (ἐφζται) y destinado a juzgar delitos de sangre. A cerca de su modo de composición y su estilo tenemos la critica que sobre Lisias realiza Dionisio de Halicarnaso. dirigido este justamente a Cecilio de Calacte. Mucho se ha discutido sobre la autoría de los discursos forenses de lisias y si en esta práctica el cliente intervenía en el proceso de producción de la obra. Este análisis sobre el género oratorio se inscribe en el contexto literario del S I d. la lucidez y vivacidad de la narración son propias al orador. Lisias debe dar la vuelta a los prejuicios del jurado con una cuidada captatio beneuolentiae. con posibilidades económicas y edad ya algo avanzada. de los 425 discursos atribuidos a Lisias tanto Cecilio de Calacte como Dionisio de Halicarnaso atribuyen 233 a la autoría de Lisias. que se enamora de un joven de Platea.) Oxford. En palabras de Dionisio de Halicarnaso. Sobre el tema se ha explayado Usher10 dando su opinión al respecto difiriendo de lo planteado por Dover. 2007.Usher.. el carisma con que el orador dota a los caracteres de sus discursos y el uso de la palabra adecuada en el momento oportuno. el llamado Kairós.En cuanto a las fuentes biográficas de la antigüedad con que contamos para conocer sobre su trabajo y su forma de escritura podemos mencionar en primer lugar a Dionisio de Halicarnaso como el más confiable con su obra critica Los oradores Áticos.C. cuyo nombre desconocemos. el rango social. los discursos de Lisias se distinguen por una serie de características propias en las que sobresalen: la pureza de expresión. Esta clase de delito junto con el de asesinato eran juzgados en el Areópago11. “Lysias and his Clients” en The Attics Orators E. que evite la alusión directa a los muchos puntos flacos de su cliente. y el contexto es un detalle también tenido en cuenta por Lisias para captar tanto la atención como para generar en el oyente el efecto de pathos. A estas características se suman dos elementos esenciales en la composición oratoria que juegan un papel determinante en lo relativo a la persuasión. . Discurso contra Simón – Análisis y comentario Además de ser uno de los discursos que con seguridad pertenece al corpus de Lisias el discurso corresponde a la forma legal de τραφματοσ ἐκ προνοίασ daño premeditado. posiblemente un 10 11 S. la defensa contra Simón. La producción de Lisias como logógrafo se extiende desde 403 a 380 a. concepto retorico y filosófico. Carawan (Ed. es un hombre honorable. Los métodos de persuasión y una sutil pragmática de las implicancias consiguen influir en el subconsciente del auditorio y alterar la polaridad de sus prejuicios mediante un juego implícito de identificaciones.

Luego del magnífico proemio donde Lisias intenta captar el interés de los jueces a través de una captatio benevolentiae muy contundente. Teodoto es un joven que proviene de Platea. De más está decir que el estado de borrachera era mal visto ya fuese de día o de noche. En la disputa por Teódoto tienen lugar varios episodios violentos (según el discurso hay un total de cuatro enfrentamientos. lo que va a desembocar en las acciones que a partir de este momento relata el acusado. pero aquí agrava la condición hostil de Simón. En ese estado que se encuentra Simón no tendrá inconveniente en realizar una serie . Θεοδότου. relación entre dos hombres que no solo era de carácter sexual sino que también tenía connotación familiar y social. predisponerlos a que consideren su situación como válida y persuadirlos de su inocencia. una persona vulgar. una ciudad que había sido beneficiada con cuestiones relativas a la ciudadanía. De este modo ya contamos con dos elementos que caracterizan a Simón su violencia y su borrachera. la disputa por los favores de Teodoto. εἶναί μοι φίλον. El orador a través de la creación de una antinomia entre él y Simón va delineando un ethos que lejos de provocar la violencia y el daño solo se limita a recibirlo por parte de Simón. El asunto parece quedar zanjado. El relato se abre explicando la causa del problema. mayoritariamente propiciados por Simón). que en cierto modo busca el ocultamiento y la impunidad se le suma el estado de borrachera. la condición de extranjero de Teodoto. Veamos cómo estos elementos retóricos son utilizados en la sección narrativa donde se relata el primer ataque a la casa del cliente por parte de Simón. Por lo que su intención para con el muchacho a diferencia de la intención de Simón podría considerarse mucho más aceptable. con pocos recursos económicos. pero. Lisias sabe que en los primeros minutos de exposición debe torcer la opinión y captar los ánimos de los jueces. este muchacho extranjero encuentra en el acusado una relación que es narrada por el mismo cliente de lisias como de filia. pero a esta actitud de actuar al resguardo de la oscuridad. Πλαταϊκοῦ μειρακίου. tendente a la embriaguez y a la violencia. aceptado socialmente y el exceso y la transgresión que refleja el comportamiento de hibris de Simón. Veamos específicamente la sección 5 – 9 donde comienza el relato cronológico de los sucesos para posteriormente analizar y comentar la sección. Lisias pone de manifiesto así. la oposición entre filia como relación entre hombres bajo el consentimiento del grupo. un comportamiento que tiene relación con la transgresión de las leyes. lo importante del caso es que Lisias va incorporando a la figura del querellante muchos elementos que lo configuran como un potencial peligro para la sociedad. la procedencia del joven y la relación con el acusado. Una de estas actitudes es la de presentarse de noche ἐπὶ τὴν οἰκίαν τὴν ἐμὴν νφκτωρ μεκφων. ya que aquel como bien argumenta Lisias recurrirá invariablemente a la hostilidad y al maltrato ὑβρίηων καὶ παρανομῶν para tratar de someter al muchacho. Como resultado del último de ellos resultan heridos tanto el acusado como Simón. Ahora bien.esclavo. llamado Teódoto. pero aun asi no sabemos si este joven podría haber sido un esclavo o si se encontraba ilegalmente en Atenas ejerciendo la prostitución. A partir de este momento el demandado a través de una narrativa ágil relatara a los jueces como este individuo ingreso a su casa. Simón acusa a su rival ante el Areópago. comienza la narración de los sucesivos hechos por parte del acusado. La primera antinomia entonces que resulta es el comportamiento mesurado y razonable del acusado contra el proceder violento e irracional de Símon. Pero también pugna por el muchacho un tal Simón. cuatro años después de suceder los hechos.

Simón progresivamente sigue esta secuencia:    Arranca las puertas de la casa del demandado. ya que ante los hechos él     Es obligado a salir de su habitación. ἐκκόψασ τὰσ κφρασ. εὐκφσ με τφπτειν ἐπεχείρθςεν. ha unido los motivos de cólera que él tiene hacia Simón y los que debe sentir el tribunal por la ofensa implícita del menosprecio de la ley.de actos vandálicos que inclusive las personas que lo acompañan se niegan a aprobar. αὐτὸν ἠμυνάμθν. El acusado toma la actitud de un ingenuo. el hecho de que se presente acompañado. Soporta la vergüenza y el padecimiento. ἠνειχόμθν. Según el comentario de Todd el uso de esta palabra tendría un peso muy grave ya que nos habla de cierta insania de tipo criminal. . Profana las habitaciones de mujeres vírgenes y huérfanas. incapaz de sospechar las cotas de malicia que había llegado a alcanzar su acusador. si bien conocía sus múltiples vicios. Violenta. αἰςχυνόμενοσ δζ. En un relato vivaz donde el orador paulatinamente va tomando la suficiente soltura y seguridad para finalmente descargar la acusación final. … τῇ ςυμφορᾷ. No desea una mala imagen ante los ciudadanos. La unidad discursiva sigue entonces un camino desde el epilogo marcando esta diferencia entre Simón y el acusado. y que estos mismos hombres se nieguen a secundar a Simón en su accionar. Como es de esperarse Lisias avanza en el trazado del ethos de Símon y nos define al mismo como el que es presa de cierta μανίαν. Paralelamente el accionar del demandado se configura con las siguientes acciones que nos hablan de su ethos pacífico y sin ánimo de hostilidad. al acusado agrediéndolo. εἰςῆλκεν εἰσ τὴν γυναικωνῖτιν. lo que indica que iba buscando una contienda. guardar el decoro. ἢ δόξαι τοῖσ πολίταισ ἀνόθτοσ εἶναι. identificando de esta manera la afrenta del acusador hacia su persona con la afrenta hacia los jueces. Hábilmente. que no va al enfrentamiento y que prefiere ante todo. generando una simpatía en los jueces apelando a su pathos con una estrategia en la cual no solo neutraliza aquel accionar que pudiese considerarse incorrecto y contra la ley sino también dejando en evidencia la culpabilidad irrefutable de Simón. Hay dos momentos que refuerzan el relato y le dan aún más énfasis a la actitud criminal de Simón. ἐκκαλζςασ γάρ με ἔνδοκεν. Intenta solo defenderse. de un hombre honrado. finalmente. Interesante es comparar como mientras Simón se va desplazando por la casa y por la narración misma con mucha violencia y transgresión Lisias configura la imagen de su cliente como un sujeto pasivo.

Thames and Hudson Ltd. 2007. “Symbouleutic Oratory”. Speeches 1-11. Blackwell Publishing. Oxford. Douglas. COOPER. S. MC DOWELL. Christopher. . Worthington (ed. TODD. Craig.). 2007. Worthington (ed. en A Companion to Greek Rethoric. Oxford. Blackwell Publishing. “Epideitic Oratory”. A Comentary on Lysias.Bibliografía: CAREY. “Forensic Oratory”. USHER. “The law in classical Athens”.. 1978. Worthington (ed. Oxford. Oxford. Oxford University Press. 2007.C.). Stephen. en A Companion to Greek Rethoric. 2007. Blackwell Publishing. en A Companion to Greek Rethoric.).