You are on page 1of 2

Historia del Partido Revolucionario Institucional

Bajo el régimen de Porfirio Díaz (1877-1911) México había logrado altas tasas de crecimiento económico, pero ello a costa de un inequitativo reparto de la riqueza y de una creciente dependencia hacia el exterior. La caída de Díaz fue originada por un enfrentamiento armado, la Revolución Mexicana, que culminó con la promulgación de la Constitución de 1917, la más avanzada en su tiempo, pues fue la primera del mundo en incorporar disposiciones de contenido social. México no tenía un camino hecho para cumplir con su destino democrático. Había que diseñar las instituciones que le dieran sustento; transitar, paso a paso, sobre vías propias y adecuadas a nuestras condiciones, e imaginar los nuevos derroteros después de cada conquista. El primero de diciembre de 1928 se firmó el Manifiesto del Comité Organizador del Partido Nacional Revolucionario (PNR), mediante el cual el General Plutarco Elías Calles invitaba a "todos los partidos, agrupaciones y organizaciones políticas de la República, de credo y tendencia revolucionaria, para unirse y formar el Partido Nacional Revolucionario". El 4 de marzo de 1929 se fundó el PNR en como un partido de partidos, de convocatoria amplia, institución donde convergen fuerzas políticas afines pero distintas. El PNR sería la institución más poderosa para la competencia política; fue entonces el lugar para diseñar los primeros acuerdos y prácticas en la lucha por el poder público; el medio que llevó a la realización de relevos de gobiernos por medio de elecciones y en condiciones de estabilidad. El amplio acuerdo hizo que el PNR surgiera con un gran predominio, porque en él convergieron los líderes y organizaciones más importantes del país, pero nunca propuso el totalitarismo a través de un Estado que negara la participación de otras fuerzas políticas. El 30 de marzo de 1938, el Presidente Lázaro Cárdenas lanzó la declaración formal de la Asamblea Nacional Constitutiva del Partido de la Revolución Mexicana (PRM) que sustituiría al PNR. De manera incipiente tuvo lugar un sistema de partidos, junto con el gran dominio del Partido de la Revolución Mexicana -en que se transformó el PNR-, ya que a partir de 1939 surgieron una serie de partidos con ideologías y principios diametralmente opuestos al cambio y a la transformación de la sociedad, caracterizados por su oposición ideológica a los postulados de la Revolución.

la disciplina de las fuerzas armadas al poder civil.la contribución del Partido estuvo en mirar siempre hacia una mejor democracia. designándose como primer presidente del Comité Central Ejecutivo a Rafael Pascasio Gamboa. la justicia social. En lo sucesivo. que dio lugar a su transformación como Partido Revolucionario Institucional. en un proceso sin fracturas ni enfrentamientos. al dejar atrás la tradición de los gobiernos presididos por militares. aún cuando esa posición conduciría a elevar las exigencias que él mismo enfrentaba para la preservación y conquista de los espacios de poder público. lo uno sin lo otro resulta difícil de imaginar. la afirmación de la independencia de la nación frente al exterior. la reforma agraria. la educación gratuita para todos. los gobiernos emanados de la Revolución derivaron su legitimidad en el consenso de las distintas fuerzas políticas y en la continuidad de los programas de gobierno. que aparecieron en el entorno de la Segunda Guerra Mundial y de la Guerra Fría. Con el PRI se realizaría una transformación de gran profundidad. fue posible superar las tentaciones hacia los autoritarismos de izquierda y de derecha. entre otras. La estabilidad de entonces iba de la mano con el predominio del PRI (que había sustituido al PRM). el continuo ensanchamiento de las libertades políticas y. pero más que ello -en sí mismo no poco.El 18 de enero de 1946 tuvo lugar la Segunda Gran Convención del Partido de la Revolución Mexicana. sustentados en principios tales como el desarrollo económico. Con el PRI en el gobierno y por su compromiso con el destino democrático del país. para arribar a los de carácter civil. . la protección de los derechos de los trabajadores.