FLACSO: Diplomatura de Educación y Nuevas Tecnologías.

Módulo: Enseñar y Aprender con Tics Condiciones para generar un entorno de aprendizaje colaborativo: la complementariedad técnica y humana

En la Presentación de este módulo se plantea: “Este módulo se centra en la cuestión de la enseñanza, y de la enseñanza con tecnologías, en situaciones de presencialidad. En este marco, desarrollamos la utilización de las tecnologías en la enseñanza de las disciplinas y el uso pedagógico de recursos digitales. Se analizarán cambios en el rol docente, la planificación y la evaluación de la integración de recursos digitales en la enseñanza.”
A su vez, para introducirnos en este análisis, la propuesta pedagógica nos configura explícitamente dos espacios de experiencia: Uno práctico, que incluye actividades de investigación o acciones de producción de materiales que se definirán desde la singularidad de cada “alumno, alumna” participante y también acciones que se resolverán en un marco grupal, y otro, de investigación teórica, con una propuesta diversa y dinámica, que define de hecho la amplitud que este campo conceptual presenta. Tomando como referencia este modelo para aprender y enseñar, podemos ver, desde el inicio uno de los conceptos fundamentales que fortalece la construcción de condiciones que generan un entorno de aprendizaje genuinamente colaborativo. Este consiste en generar una trama de relaciones entre los actores de este proceso, que si bien está mediada por o a través de las propuestas prácticotécnicas, es fundamentalmente sensible a dar lugar a la expresión permanente de necesidades, dudas, saberes previos, inquietudes, intereses de sus participantes.. Permitiendo de esta forma la inclusión dinámica, comprometida y no formal de cada uno de ellos, donde el intercambio se vuelve imprescindible para aprender.

La pertenencia al grupo que va desarrollando sus códigos, sus formas, sus ritmos humanos si bien está pautada a través de las consignas, refleja un criterio “previo”de gestión y planificación de esta plataforma educativa, donde aquella es la condición básica para desplegar un trabajo de producción tan creativo y prolifero. Lo que más sorprende es, atravesar esta calidad de experiencia desde un marco de aprendizaje virtual, donde justamente los recursos tecnológicos, no solo son el medio para hacerla posible, sino el contenido instrumental de un nuevo planteo acerca de la educación, los procesos cognitivos y la observación de fenómenos sociales actuales.

“Observemos que es preciso replantear nuestra pregunta inicial acerca de las tecnologías y la mente .En lugar de preguntar cómo la tecnología afecta a la mente de forma natural, en la forma en que los sabios estudiaban los efectos cognitivos del saber leer y escribir, debería preguntarse cómo puede conseguirse que la asociación estudiante-observador pueda dar lugar a residuos cognitivos transferibles.”

La ampliación de la Inteligencia humana con las tecnologías inteligentes. Salomón, Perkins y Globerson.

La diferencia que se plantea en el artículo entre un concepto analítico y uno sistémico a la hora de observar y sacar conclusiones sobre los efectos cognitivos logrados con los ordenadores, es un claro ejemplo de la determinación que produce una mirada paradigmática de otra a la hora de definir acciones de formación tanto para alumnos como para docentes. Evidentemente la falta de herramientas conceptuales, y la falta de políticas que diseñen planes de formación integrada entre saberes de distintas disciplinas mantiene el paradigma que fragmenta lo humano de lo técnico, alegremente, casi como si esto no produjera enormes consecuencias sociales, económicas y culturales.
“Uno de los principales obstáculos que encuentra la construcción de una Sociedad de la Información que responda a las expectativas de transformación social, cultural y económica que despiertan las TIC es la propensión que existe a centrarse casi exclusivamente en la búsqueda de respuestas estrictamente técnicas para problemas que no lo son.” Dice Diego Levis, en: Cumbre Mundial sobre la Sociedad de la Información- Modelo para Armar.

Desde el recorrido en este módulo, otro concepto interesante que se me fue haciendo evidente, desde el punto de vista funcional, es la posibilidad de

construir equipos de trabajo multidisciplinarios para la planificación de proyectos pedagógicos interesantes, y que incorporen recursos tecnológicos como herramientas, que desde la limitación paradigmática y técnica de cada rama profesional, serían muy focalizados o recortados. La presentación de los desarrollos tecnológicos relacionándolos al entorno sociocultural de su producción y al modo socio económico de su distribución y empleo, enriquece la perspectiva para su selección, investigación y permite pensar cómo vinculando instituciones diversas entre sí, se podrían soslayar algunos de los argumentos que “justifican” la falta de implementación de programas de actualización de las plataformas educativas tanto de docentes como de los alumnos de formación graduada. En “La escuela graduada y la pedagogía de la homogeneidad. “José Contreras Domingo nos pone en situación de mirar los cambios estructurales que le fueron dando forma a lo que hoy es “la institución” educativa., dejando bien en claro cómo la educación que “reciben”los alumnos tiene que ver con las limitaciones y posibilidades que cada modelo institucional define. “Con anterioridad a la escuela graduada, los establecimientos de enseñanza consistían en lo que podríamos llamar la escuela-aula, esto es, un local en donde un solo maestro o maestra atendía a un número normalmente elevado de alumnos o alumnas de todas las edades y de todos los niveles de conocimientos, a lo largo de toda la escolaridad de esos niños y niñas. Bajo esta organización, el conjunto del alumnado no constituía un grupo homogéneo; cada uno de ellos seguía su proceso de progresión y aprendizaje; en muchas de estas escuelas se procedía a un sistema de graduación interna, creando, dentro del mismo recinto, subgrupos por niveles, en donde los auxiliares o los alumnos de mayor edad ayudaban al maestro en estas tareas. Si bien este había sido el orden habitual de las escuelas durante mucho tiempo, lo cierto es que desde finales del siglo XIX empieza a interpretarse y valorarse este sistema como desorden. Una idea de desorden que empieza a introducirse en relación a otras dimensiones de la escuela, como la falta de un calendario que marque con claridad el comienzo y el final del curso, o de un horario diario que organice la jornada (Viñao, 1998). Es el momento de la introducción en el régimen de lo escolar del nuevo espíritu de la racionalización de la organización, de los tiempos, los espacios y las actividades, una mentalidad que ya ha aparecido en la organización de la producción (en lo que se llamó la organización científica del trabajo) y que poco a poco se va extendiendo a las instituciones a cargo

del estado, y en general en la aplicación de este nuevo espíritu racionalizador a la educación escolar.” Artículo: “Percibir la singularidad, y también las posibilidades, en las relaciones educativas ¿Una pedagogía de la singularidad?” del autor: José Contreras Domingo. 10-09-2008 publicada en el Curso Pedagogías de las Diferencias, en FLACSO, 2008.

La relación docente-alumno es otro ítem fundante en el concepto de una educación regida por los principios de una” buena enseñanza”, utilizando conceptos referenciados en el articulo:
TRES ASPECTOS DE LA FILOSOFÍA DE LA INVESTIGACIÓNSOBRE LA ENSEÑANZA de Gary

D. Fenstermacher “Considérese el lector un observador de cierta actividad. ¿Qué debe haber en esta actividad para que la llame enseñanza?” “Por ejemplo, pensemos en una madre que le enseña a su hija a poner la mesa; en un niño que le enseña a un amiguito a jugar a la pelota; o en una mujer que le enseña a su marido a jugar a las cartas. Hay en todas estas actividades ciertas características que, si se las examina cuidadosamente, permitirán comprender el concepto de enseñanza.” “Una característica obvia es que en todos los casos están involucradas en la actividad dos personas. Otra es que las dos personas están implicadas de algún modo.” “Como resultado del análisis de la pareja ontológicamente dependiente, el concepto genérico requiere cierta modificación, porque también estuvo marcado por la presuposición deque el aprendizaje es el logro de la enseñanza. Según la idea revisada, el profesor no transmite o imparte el contenido al estudiante. El profesor más bien instruye al estudiante sobre cómo adquirir el contenido a partir de sí mismo, del texto u otras fuentes. A medida que el estudiante se vuelve capaz de adquirir el contenido, aprende.”

En síntesis, podría decir que mi objetivo inicial de transitar esta formación de postgrado en Educación y Nuevas Tecnologías, fue contar con criterios actualizados para aplicar en la intervención a los equipos de trabajo educativo, que optimice el desarrollo de las capacidades del mismo, a través del soporte de un modelo organizativo sinérgico y de una propuesta lo suficiente mente novedosa y compleja como para apoyar y despertar su trabajo de investigación, planificación y evaluación. A través de este camino de aprendizaje voy tomando como referencia la propia instancia que me van ofreciendo como modelo para aprender y enseñar, y en el hecho de ponerlo en acción, junto con otros presentes

permanentemente, además del contexto de ideas de diversas disciplinas, estoy incorporando conocimientos acerca de las condiciones que pueden generar contextos o entornos de aprendizaje genuinamente colaborativos. Estas herramientas extienden más allá de la singularidad de cada uno, o de la individualidad de cada uno, un campo de información compleja, de la cual a su vez, el grupo de trabajo deberá hacer una selección significativa. Construir junto con, los “alumnos” aun que estos sean docentes, abre un campo de trabajo intenso, participativo, y sobre todo no mecánico.. Considero que estas condiciones, ya no dependerían entonces de un marco que defina oficialmente si un entorno es clasificable como pedagógico, sino que, como se dice de las propias tecnologías, estas experiencias del desarrollo de un espacio social que se organiza en torno aun objetivo común e interdependiente generan una “buena enseñanza” La aplicación de las nuevas tecnologías en el desarrollo de un taller de padres, en una escuela infantil y en el espacio de capacitación de las docentes de la misma escuela, viene siendo un campo más donde la integración de los recursos tecnológicos nuevos para esos espacios, a través del uso de videos, y del intercambio cibernético para confeccionar planes de trabajo en equipo, está generando respuestas innovadoras en cuanto a la participación más protagónica de todos los participantes y que permiten una involucración observacional más compleja. Pronto desarrollaré un pequeño informe sobre estas experiencias. Agradezco como siempre a mis compañeros de ruta en este proceso de la Diplo, que vienen enriqueciendo enormemente mis perspectivas, y me sorprenden con sus conocimientos y sus experiencias! Eugenia Aptecar.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful