You are on page 1of 6

FIESTA DE NUESTRA HERMANO FRANCISCO DE ASIS

DRAMATIZACION DEL TRANSITO DE SAN FRANCISCO DE ASIS

Comentador: En el Valle del Espoleto, en la ciudad de Asís, ubicada sobre la falda del monte Subacio. Vivió un hombre llamado Francisco de Bernardone, hijo de uno de los comerciantes más destacados de la ciudad, era líder de los jóvenes de Asís, amigo de las fiestas. Vestido siempre de fino lino, de trajes lujosos. Después de un período de enfermedad, tomó parte en la última fiesta con sus amigos. Sin embargo, permaneció pensativo y mudo: “¿En qué estaba pensando? ¿Por qué no se divertía como siempre?”. Motivado por la realidad de su época, y con infinitas ansias por darle un sentido a su existencia, buscaba una respuesta, una manera de vivir que llenara su insatisfacción... Ese fue el inicio de su vida dedicada a Dios. Sí, el Señor Jesús buscó a Francisco, y Francisco escuchó su voz, la escuchó en el leproso, la escuchó en los excluidos. Durante más de veinte años no usó las cruces sólo como objetos de adorno, sino que se las quitó de encima a los pobres y desheredados. Se convirtió por su vida de amor a la creación, a los hombres y mujeres en imagen de Dios hecho pobre, hecho hermano del Universo. Su vida fue una entera alabanza a la obra salvadora de Dios y a la fraternidad cósmica. Pero, quizás el momento más significativo de todos sus días, en el que se selló toda su experiencia carismática, fue en la tarde del 3 de octubre de 1226, cuando sintió que era hora de reconciliarse con la hermana muerte, su cuerpo durmió en el seno de la hermana tierra, y su espíritu voló a la presencia eterna del Dios Hermano. (Se escucha música de fondo...aparecen cuatro hermanos llevando a Francisco en una Camilla, camino a Porciúncula) LEÓN: Francisco ya vamos llegando a Porciúncula, allí podrás reposar tu cuerpo enfermo.

Hermano Bernardo. Señor. ¿Cuándo divisaré las doradas colinas de mi patria?.FRANCISCO: León ¿Acaso no estamos en otoño? Siento como si fuera primavera.. Líbrame de mis perseguidores. Mira a la derecha. Nadie mira por mi vida A Ti grito. (Se hace una pausa. estoy tan feliz.. que quiero dormirme en Ti. Que son más fuertes que yo. los siento dentro de mí. Y que en el camino por donde avanzo Me han escondido una trampa.. Te digo “Tu eres mi refugio y mi herencia en el país de la vida”. Pero Tú conoces mis senderos.. los hermanos están en actitud orante. siento el perfume de nuestras hermanas las flores. Nadie me hace caso. fíjate. A voz en grito suplico al Señor. Gracias te doy. por favor. porque es así como me consuelas para hacer tu santa voluntad. se escucha música de fondo). el rumor de los bosques. ¿Dónde estará el amor de mi alma?. Apaga la lámpara. ¿Cuándo descansaré en los brazos de mi Padre? Tengo el alma errante. Hermanos. y te ruego. Señor Dios mío. que estoy agotado. Mientras me va faltando el aliento. Y daré gracias a tu nombre Me rodearán los justos ... Señor. la frescura de los prados. que los centupliques. Desahogo ante él mi angustia. No tengo a donde huir. quiero que me lean el Salmo que empieza: a voz en grito clamo al Señor… (El Hermano Rufino va y trae la Escritura y empieza a leer el Salmo: A voz en grito clamo al Señor. Atiende a mis clamores. también por mis sufrimientos. sí así te parece bien. Hermano León… A pesar de mis dolores. Sácame de la prisión.

.. Hermana madre Tierra quiero dormir en tus entrañas. cuando me dejaron golpeado en el camino. las frutas. Éramos jóvenes. acaban de llegar Clara y las damas pobres de San Damián. el Hermano Francisco.. querida ovejuela de Dios. era el mismo Hijo de Dios que me llevó a hacer penitencia. te dictaré mi testamento. Dios ha estado grande con nosotros.. LEÓN: (tomando papel y pluma) Aquí Estoy Hermano Francisco. me cambió la vida.. los árboles.. La Hermana Clara está sumamente preocupada por ti...” ELÍAS: (Llegando) Hermano. Bernardo. lo recuerdo bien. No era un leproso. FRANCISCO: Comencemos hermanos a servir al Señor.. las fuentes.. nos han dado la oportunidad de ser felices.. Sus . Hermano León. BERNARDO: Claro. por las hortalizas. por tus cuevas y cavernas. FRANCISCO: Escribe. FRANCISCO: Sí.Cuando me devuelvas tu favor (Luego Francisco continua).. FRANCISCO: Siento que llega la hora de partir…. Pero antes de dormirme. GRACIAS HERMANA TIERRA POR LA CUNA QUE NOS PRESTAS PARA DORMIR EL SUEÑO ETERNO... Y durante todos estos años. “Yo. (Sonríe con alegría ante el recuerdo) o de la vez que tú me auxiliaste. ve por papel para escribir. Gracias por tus limpios arroyos.. han reconstruido su vida.. la comunidad de los leprosos. Y todos los trabajos que hicimos juntos. trabajaste con esfuerzo y alegría. todo por amor a la Santa Madre de Dios.. escucha los latidos agradecidos de mi corazón. y ellos han reconstruido la nuestra. todos ellos han recobrado la esperanza. ¿recuerdas? Parece que fue ayer. el día que quedé desnudo delante de todo el pueblo.... ¿Recuerdas Rufino cuando llegamos a reconstruir esta capilla? RUFINO: Estaba cayéndose.. el bosque. Han sido muchas las cosas que hemos hecho. sus aguas son frescas porque corren por amplios valles y sacian la sed de los caminantes. porque poco o nada hemos hecho (Pausa) Saben nunca más volví a ver al leproso que me encontré cerca de aquí aquella tarde. ellos nacen en las altas vertientes. Gracias por tus vientos y brisas. llenos de ilusiones y de ganas de servir al Señor.. los trigales.

BIENVENIDA SEAS. Cuando Francisco era joven le rogaba al Señor que le dejar ir a las cruzadas y el Señor le hizo partir. pero también me anima a seguir el camino de la perfección evangélica como tú lo has hecho. nos cierras las puertas de la vida. en su rostro se refleja la tristeza y el dolor por el transito del Bienaventurado Francisco) CLARA: (Llena de mucha tristeza se acerca hasta la cabecera de Francisco) Francisco ¿qué pasa con tus ojos? FRANCISCO: Solo están casados…han visto demasiadas cosas bellas. amada hermana. pero no siempre responde de la manera que esperamos. amable hermana. por más que otra cosa les aconsejen algunos”. Todas lloran. el Señor responde siempre a nuestras oraciones. . el pequeño hermano Francisco. me parte el alma. pero nos abres las puertas de la eternidad. no llores. Elías. BONA: Francisco.hermanas también. FRANCISCO: Clara. CLARA: (Tomando sus manos con delicadeza) ¿y tus manos… de donde vienen esas heridas? (se deja ganar por el llanto. tu alegría. llena de piedad. sé que tu corazón es grande para amar. recuerdo que le rogabas que te hiciera un caballero para llevar las insignias de un gran señor y ahora las insignia del Señor la llevas en tu carne (Clara toma con sus dos manos una de las manos de Francisco) CLARA: Francisco. No sé por qué todo el mundo te teme tanto. Hay un instante de silencio. tu renuncia es una fuerza que me llevo a decidirme por seguir a Cristo Pobre y Crucificado… pero ahora me cuesta verte así. Señoras Pobres de San Damián. Eres la libertadora. Hermanos ya llega. yo. ya llega. que nunca se aparten de este camino. pero le arrebato las armas de tus manos. ya ha llegado. PACIFICA: Si. deseo seguir hasta el fin la pobreza del Señor y de su Santa Madre y les suplico de rodillas a ustedes. (Entra Clara con un grupo de hermanas de San Damián. Clara la plantita más hermosa del jardín que tu plantaste no renunciara al ideal de la altísima pobreza y nosotras nos esforzaremos por acompañar y ayudar a los menores como si tu estuvieras aquí. desde el lugar donde inicia: antes de la fiesta de la pascua. sus hermanas se acercan) INES: Clara. amada hermana. Que Dios te bendiga. lee por favor el texto de la muerte del Señor Jesús. mis señoras. Hermanos por favor dejen que pase. FRANCISCO: Clara. HERMANA MUERTE. y piden al cielo por tu salud.

se necesita quién sea capaz de hacerlo presente en nuestra Colombia... el Padre me echó desnudo al mundo. secretario y enfermero. Hermano Rufino. camarada fiel de mil batallas. sino que se las quite de encima a los pobres y desheredados. y los espero de pie bajo el gran arco de la eternidad.ELIAS: Del Evangelio de San Juan: “Antes de la fiesta de Pascua sabiendo Jesús que se acercaba la hora de pasar de este mundo al Padre. mi primer hijo. de alegría constante. (Muere Francisco y a los hermanos los sobrecoge un profundo dolor. me despido. Hermano Elías. los hermanos toman su camilla e inician una procesión. les muestre su rostro y tenga misericordia de ustedes. compañero y hermano. vuelva el Señor su rostro hacia ustedes y les conceda la paz. de cándida simplicidad.. Hermano Ángel. Hermano Bernardo. Que el Señor los bendiga y los guarde.. gracias por haber creído en mí. (los hermanos lo desnudan y lo ponen en el suelo). Hoy. cuida de todos mis hermanos. Los bendigo más de lo que puedo. despójenme de las ropas. que están de rodillas). por haber confiado en el loco de Asís.. mi madre en tantas jornadas. mientras suena música). ochocientos . mi primer hermano. que crea.. hermanos. habiendo amado a los suyos que estaban en el mundo los amo hasta el extremo…” FRANCISCO: Ahora. Hermano León. Todas las palabras del lenguaje humano quedan cortas para expresar mi gratitud hacia ustedes. (Hace la señal sobre sus frailes. Alguien que viva de tal manera que contradiga nuestros sistemas de mercado y posibilite nuevas alternativas solidarias.. que no use las cruces sólo como objetos de adorno.. Elías en medio del llanto y el dolor lee a los hermanos una carta anunciando la muerte de Francisco. y desnudo quiero volver a sus brazos. por favor. consuelo en tantos momentos. mientras tanto León cierra los ojos del Hermano Francisco. Perdóname por haberte arrastrado por caminos pedregosos en nuestras andanzas. que tenga convicciones profundas. Que se ponga del lado de los oprimidos. FRANCISCO: acérquense Hermanos quiero bendecirlos. Comentarista: El canto de Francisco de Asís todavía se escucha.

. todavía es posible ser reconciliadores y signos de esperanza para este país. no todo está perdido. justamente como Francisco de Asís.. Ánimo.años después..