Introducción

El libro “Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva” es producto de la inspiración del escritor y profesor de metafísica; Dr. Stephen R. Covey, quien pone a disposición de los lectores su valioso conocimiento y experiencia sobre el largo camino del éxito, en las diferentes esferas de la vida: la familia, el matrimonio y el lugar de trabajo. Una persona no es exitosa si solo ha logrado buenos resultados en el lugar de trabajo o solo en el hogar como esposo y padre o madre de familia. Uno de los problemas actuales que se manifiesta mucho en la sociedad ha sido el triunfo de las personas como profesionales excelentes, pero su vida personal o su matrimonio es un completo caos. Ya sea en el caso anterior o bien, al revés; un matrimonio perfecto, pero no en su centro de trabajo, este libro muestra todo lo que se debe saber y tener claro para hacer un cambio en el estilo de vida, corregir lo que no está bien, como hacerlo y lo más importante de todo volverse una persona interdependiente, es decir, mantener un equilibrio entre la dependencia y la independencia en los distintos ámbitos de la vida. Cambiar de adentro hacia fuera, si una persona cambia su modo de pensar también cambiará su forma de mirar las cosas o los problemas, por lo tanto si se aprende a mirar desde distintos puntos existe una mayor posibilidad de comprender a los demás, conocer lo que ellos están viendo y de este modo razonar ante la situación de la forma más conveniente para aproximarse u obtener resultados positivos y perdurables. Muchos otros autores comparten principio, como lo es en el caso de Gilberto P. Edwards en su libro “Psicomemoria: el secreto de la percepción mental” menciona la técnica de la tercera persona, la cual consiste en mirar sus propios problemas, propuestas, etc. como si usted fuese el otro (el que lo está escuchando). Esta técnica funciona para observar desde otros ángulos lo de sí mismo o ponernos en el lugar de otros para comprenderlos. Además, Stephen Covey explica y ejemplifica cada uno de los 7 hábitos que se debe seguir muy de cerca para alcanzar el éxito y del cual hay que estar al pendiente para que sea perdurable. El solo hecho de leer no hace a nadie exitoso, éste es producto de aquellos que lo llevan a la práctica.

Argumento del libro
Stephen R. Covey se enfoca en los 7 principales pasos a seguir para alcanzar la excelencia y efectividad, conociendo de antemano los peores enemigos del éxito. El miedo y la inseguridad es uno de ellos: muchas personas temen a lo que no conocen y prefieren no experimentar como si la vida no continua, pero para alcanzar los objetivos se precisa de aptitudes y capacidades de interdependencia que superen la experiencia actual. Otras veces se quieren las cosas inmediatamente y buscan el camino más corto, pero no el que les conviene o debieron escoger, olvidando mantener un equilibrio entre afrontar las exigencias de hoy y la necesidad de invertir en la capacidad de asegurar el éxito de mañana. La culpa y el victimismo vienen después, culpar a los demás y al entorno de los problemas y dificultades puede convertirse en una norma. Cada persona es responsable de sus propios actos y por lo tanto no es correcto justificarse de sus errores culpando a otros. La respuesta de la cultura popular para poder sobrevivir es el cinismo, por eso no se debe caer en la desesperanza. La falta de equilibrio existencial es otra debilidad y un reto para los lectores, el autor da como solución a esta debilidad; el control y suministro correcto de tiempo. Hacer más, ser más y más eficientes gracias a la tecnología, anteponiendo la salud, la tecnología entre otros que son muy importantes para realización personal de todo ser humano, pero tampoco esto es lo mejor, recuerde que ser exitoso no es solo en un ámbito o solo por un periodo corto de tiempo. La paz del espíritu y el equilibrio acompañan a la persona que desarrolla una clara percepción de sus principales prioridades y que las busca y las persigue con integridad. La competencia en una empresa tiene dos caras, esta depende de los objetivos de los competidores y del que la promueve, la competencia puede ser perjudicial para las partes involucradas o bien, muy beneficiosa para todos; más ganan ellos (empleados), más ganas tu (la empresa o el jefe). La verdadera grandeza se logra gracias a la mente que trabaja desaforadamente, con respeto mutuo, para beneficio mutuo. Todos los seres humanos tienen la necesidad de ser comprendidos en determinados momentos, y se ha caracterizado a los costarricenses de ser malos oyentes, pero si son muy buenos contando historias o comunicando algo de su interés, lo cual se puede definir como un paradigma que se ha establecido para la sociedad tica y que es responsabilidad de cada uno cambiar ese mapa que se ha trazado, ya que, hay que comprender para ser comprendido. Es necesario un equilibrio, escuchar y saber

escuchar, es decir prestar la atención que nos gustaría que nos presten; es un principio de la mutua comprensión. En todas las esferas de la vida surgen diferencias entre las personas, esto se debe a que todos (as) son personas únicas y distintas a los demás, pese a esas diferencias tienen cosas en común. No hay en todo el mundo un triunfo que pueda separarse de la dignidad del vivir bien. S. Covey enseña a través de la publicación de este libro, el camino para alcanzar el éxito, paso por paso, ya que el mismo indica que es necesario empezar con un fin en mente, pero también, hacerlo como se debe; ahorrar tiempo brincándose una parte o un paso de un proceso, puede conducir al fracaso o al éxito momentáneo y con repercusiones negativas futuras. Según Aristóteles, somos lo que hacemos día a día, de modo que la excelencia no es un acto, sino un hábito. Estos son muy poderosos y determinan el éxito de quienes lo practican. Hay quienes se preocupan y nunca se ocupan de sus deberes que implican acciones con responsabilidad. Ese largo camino inicia por alcanzar la victoria privada, pasar de la dependencia a la independencia siguiendo los primeros tres hábitos. Ser proactivo: es un principio de la visión personal. La persona preactiva toma la iniciativa reconociendo la responsabilidad de hacer que las cosas sucedan y se requiere de iniciativa para desarrollar los 7 hábitos (páginas 90, 91). Si los sentimientos controlan las acciones, ello se debe a que hemos renunciado a nuestra responsabilidad y que permitimos que los sentimientos nos gobierne. Los problemas de la inexistencia de control asume la responsabilidad de modificar las actitudes aprendiendo a vivir con ellos, aun que no nos gusten, por lo tanto no le otorgamos el poder de controlarnos. La proactividad propone ser un modelo no un crítico, cuando cometa un error admítalo y corríjalo.

Empiece con un fin en mente: es un principio de liderazgo personal. Según Oliver Wendell, lo que está delante de nosotros y lo que esta detrás es poco importante es poco comparado con lo que reside en nuestro interior. Sin embargo, Covey se refiere a comenzar con una cara comprensión de su destino, si se sabe hacia dónde se va se comprende mejor en donde se está.

Establezca primero lo primero: principio de administración personal. Establecer prioridades ayuda a suministrar de forma adecuada el tiempo y a una mejor organización para sacar y lograr todos los objetivos. Cuando ya se ha logrado la independencia, se trabaja con los tres siguientes hábitos para alcanzar la victoria pública. Piense en ganar/ ganar: en este hay seis depósitos: comprender al individuo, prestar atención a las pequeñas cosas, mantener los compromisos, aclarar las expectativas y demostrar integridad personal, los cuales son uno de los más importantes. Pensar en que si ellos ganan nosotros ganamos. Comprender primero y después ser comprendido: muchas de las veces encontramos la respuesta o la solución en otras personas. La comunicación efectiva inicia por aprender escuchar. La sinergia: es la esencia del liderazgo, cataliza, unifica y libera las más grandes energías del interior de la persona; todo es más que la suma de las partes , y por último la renovación que implica dar un poco más y estar al tanto de los cambios y de lo que sucede en nuestro alrededor.

Interpretación de la obra

En el mercado se puede encontrar una gran variedad de libros que tratan sobre superación personal o sobre cómo alcanzar el éxito como ser integral. Las formas de exponerlo y el lenguaje que se utiliza en los diferentes publicaciones de varios escritores, reconocidos por su desempeño exitoso, es muy diverso, ya que ve dirigido a múltiples tipos de público. Por ejemplo, el libro “El vendedor más grande del mundo” del escritor Mandino. Utiliza un lenguaje sencillo, fácil de entender. Este hace énfasis en la práctica de los buenos hábitos. Lo importante y el motivo de lo expuesto sobre otros autores reside en que la información valiosa existe y la leen una y otra vez, y aquellos lectores se preguntarán ¿porqué aún no logro mis objetivos? Covey responde muy esa pregunta; la práctica de los principios y valores son los que encaminan hacia el éxito. Sin embargo no es posible correr cuando no se ha aprendido a caminar; es decir, los buenos hábitos es un principio, pero no la receta completa, hace falta otros 6 principios y los cuales se debe tener en cuenta, si se quiere saborear el fruto del esfuerzo y esmero de lo que se hace en la vida y los cuales van más allá de hacer las cosas por hacerlas, ya sea por compromiso o competencia, sino convertir en un placer lo que se hace. Hacer que el equipo de trabajo u otras partes involucradas se sientan felices, no siempre quiere decir que es porque se esta actuando correctamente. Es significativo, actuar correctamente aun cuando encontremos caras tristes en algunos, pero también es elemental el sentido común. El que toma decisiones en un equipo de trabajo debe encontrar la paz espiritual y la tranquilidad de conciencia, cuando se ha hecho lo correcto y se busca lo mejor para todos y con ello da confianza a sus seguidores. La proactividad se puede ver como aquel paso más que se debe de dar en cada una de las tareas en el trabajo. Si se calculan 8 pasos para llegar a la meta, porque no dar 9 si esta al alcance de nuestro esfuerzo, y si al final hizo falta uno para llegar a la meta se estará muy tranquilo porque se dio más de lo planeado, más de lo que se creía que se podía. Además, dar un poco más significa incrementar nuestra capacidad, la eficiencia y eficacia.

Cuando se logra la interdependencia, se obtiene un mejor resultado. Las personas responden a los estímulos y la mejor forma de motivar es hacerlo de forma intrínseca, integrar responsabilidad, capacidad y deseo de superación y participación de los involucrados en determinada organización (institución, hogar, etc.) La información en el libro es muy valiosa y cuantiosa. Cada vez que se repase los 7 hábitos de la gente altamente efectiva, se profundizará en nuevas herramientas básicas para explorar y hacer efectivos nuestros propósitos. El éxito depende del aporte de cada persona y de la interacción, creatividad e intereses de la empresa y el trabajo en equipo.

Bibliografía

Covey, S. (1997) Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva. Litografía Rosés, S:A. España.
Edwards, G. (1975). Psicomemoria : el secreto de la percepcion mental. Herrero. México.

.

Mandino, OG. (2003) El vendedor más grande del mundo.
DEBOLSILLO.

Editorial