You are on page 1of 2

Podemos centrar nuestro esfuerzo en otras dimensiones de la acción pastoral o del compromiso, pero no podremos nunca dejar de lado

el mandamiento del amor, debemos vivirlo en la Iglesia, en medio de la comunidad, lugar donde se pone en práctica el mandamiento del amor. Pastoral Social La Pastoral Social es una actitud de servicio concretada en acciones diversas por la cual, la Iglesia se hace presente en la sociedad, en sus integrantes y en sus estructuras para orientar y promover el desarrollo integral del hombre de acuerdo a los principios evangélicos. Los fines de la Pastoral Social son dos: ? Trabajar para lograr la liberación integral del hombre (del pecado personal y social por la comunión con Dios y con los demás) y una mayor solidaridad, fraternidad y justicia. ? Transformar la sociedad y construir la tan ansiada civilización del amor. Las metas de la Pastoral Social son principalmente tres: ? La formación: consiste en preparar a los agentes pastorales en las enseñanzas sociales de la Iglesia; educando integralmente a la persona en los valores cristianos ? El desarrollo consiste en ejecutar acciones que ayuden al hombre y a la sociedad a lograr el progreso material y espiritual; logrando que cada hombre aprenda a valerse

por sí mismo y llegue a ser protagonista de su propio destino. “Es el paso de condiciones de vida menos humana a más humanas” (Pablo VI). ? La asistencia, que es la primera exigencia de la caridad, es la ayuda inmediata, en forma material, con actitud de misericordia. La pastoral social, está dividida en cuatro departamentos: pastoral de la educación y la cultura, de la salud, penitenciaria y de movilidad humana. Pastoral litúrgica La Pastoral litúrgica es en consecuencia, el ejercicio comunitario de la Misión sacerdotal de Cristo por el que la Iglesia en oración celebra y actualiza la memoria de nuestra salvación en espera festiva de su plena realización. Tiene por objetivo que todo bautizado pueda expresar con sus cinco sentidos, de una manera comunitaria y gozosa su experiencia de Fe, a fin de que expresando comunitariamente lo que cree se confirme a sí mismo y a la comunidad en la esperanza de la realización plena de nuestra salvación. La integran todos aquellos grupos dedicados a promover la celebración comunitaria de la Fe. ? Equipos de sacristía: Disponen los recursos materiales y humanos básicos para la celebración litúrgica, como la Misa. Ministros lectores: Se capacitan

Las dimensiones de la Pastoral en la Iglesia La acción pastoral de la Iglesia se desarrolla en tres dimensiones: Profética: conocimiento, difusión y profundización del mensaje de Cristo. Litúrgica: celebración del misterio de Cristo en los sacramentos. Caritativa: testimonio de amor y de servicio preferentemente a los más necesitados. Cada comunidad creyente organiza su dimensión profética, litúrgica y solidaria. Las tres son imprescindibles; las tres son complementarias. Vivencia Personal de las tres dimensiones Cada creyente debe vivir estas tres dimensiones pastorales: ? Conocimiento del mensaje de Jesús, ? Celebrándolo en los Sacramentos, ? Viviéndolo en el compromiso de la justicia y caridad.

?

? ?

?

para servir de manera eficiente la Palabra de Dios en las celebraciones comunitarias. Monaguillos: Todo aquel que sirve directamente al altar en la Santa Misa. Coros. Son los grupos que animan la participación de la Asamblea en las celebraciones Litúrgicas, principalmente la música. Grupos de oración: Los que motivan y sostienen la oración comunitaria de la Iglesia, así por ejemplo el grupo de Adoración Nocturna, destinado a la oración eucarística.

orden a suscitar la conversión básica, es decir, el reconocimiento de Cristo como Señor y la conversión inicial a los valores del Evangelio (CT, 19; DCG, 17). La Pastoral Profética abarca todo anuncio gozoso del misterio salvífico. Tiene como tarea “poner a Cristo en el corazón y en los labios de todos los hombres, a través de la predicación, para que puedan salvarse” (SD Disc. inaug. 5). Supone un proceso: Suscitar la fe, hacerla madurar e integrarla en la comunidad (II SDG, 4). La Pastoral Profética exige promover una evangelización integral, partiendo del anuncio kerigmático, a través de verdaderos procesos de fe que conduzcan a la madurez cristiana; impulsar la corresponsabilidad de las laicos en su misión evangelizadora; descentralizar la acción pastoral de la parroquia que llegue a los más alejados, a sectores marginados y a los que vuelven al seno de la Iglesia. Como prioridad se busca lograr una evangelización integral, gradual y permanente y que la familia llegue a ser la principal evangelizadora de los hijos (III PDP 397). La pastoral social, está dividida en nueve departamentos: bíblica, familiar, adultos, senectud, adolescentes y jóvenes, infantil, vocacional, educativa y comunicación social.

Expo

Pastoral

2011

En este sentido el cristiano se debe de comprometer a educarse no solo informarse, llenarse de conocimientos, sino formarse en la actitud de un servicio para la comunidad. El servicio a los hermanos y hermanas debe ser con calidad, por eso es necesario cultivarse personalmente no para vanidad propia sino para enriquecimiento de la comunidad. La pastoral social, está dividida en tres departamentos: litúrgica, religiosidad popular y santuarios. Pastoral profética La pastoral profética tiene como tarea "poner a Cristo en el corazón y en los labios de todos los hombres, a través de la predicación, para que puedan salvarse" (SD, "Discurso inaugural", 5, citando Rm 10, 13-18). La palabra kerigma viene del griego keryssein, que significa: proclamar o anunciar. El primer anuncio consiste en anunciar con palabras y hechos las intervenciones salvíficas de Dios en la historia, coronadas por el misterio pascual de la muerte y resurrección de Cristo (Hch 2, 14-39), en

Si deseas mayor información

comunicate con nosotros.
(228) 84 006 57 ext. 127

sobre los materiales que contamos