Fua

Re v i s t a

ah
. Violencia de género

revista de los estudiantes de Ciencias Sociales de la Escuela Secundaria N°7 Mariano Moreno de Garín. Octubre de 2013. Año I, N° 1

. ¿Qué nos pasa en los boliches?

. Los jóvenes y el empleo

. Un encuentro con "El Pomberito"

Staff
Johanna Argüello Diego Causade Nadia Díaz Fernando Espinosa Camila Iturriza Ana Marquez Joana Ozuna Lurdes Rivero Valeria Rivero Micaela Saravia José Sotelo Joel Sotelo Gabriel Valdenegro Ianina Zanotti

D edi c

ado a

l a i nv

Núm
e s ti g

ac i ón

er o e
en C

i enc i a

sp ec

s S oc

ia l

i al es

Responsable de la edición: Prof: Marcelo Hernández Colaboración en este número: Prof: Lorena Guerrero

Directora: María Sanz Carvajal Vice-Director: José Lucero

Autoridades de la Escuela:

Año I, Número 1. Octubre de 2013 Escuela de Educación Secundaria N°7, Mariano Moreno. Gral Paz 1020, Garín

Editorial

callan" en el cine Gaumont de la Ciudad de Buenos Aires en el marco del XV Festival InterLlegamos con atraso, nos habíamos propuesto nacional de Cine de Derechos Humanos terminar este número para el mes de julio, pero durante el último mes de agosto. acá estamos, tarde, pero... ¡Cumplimos con Un hacer que cuesta esfuerzo, como el que nuestro objetivo! significó poner este número en la calle, donde con el compromiso de algunos se cubrió las Desde la materia Proyecto de Investigación consideramos importante comunicar nuestro fallas de otros, pero si se impone el desaliento trabajo y la revista es una excelente posibilidad por el "medio vaso vacío" no es posible para toda la orientación en Ciencias Sociales producir una revista, ni llevar adelante cualque junto a la de Educación Física conforman quier otro proyecto colectivo. la oferta de esta escuela. Los jóvenes, los docentes, los auxiliares y los Partimos de problematizar nuestra vida coti- directivos que asistimos a la escuela pública diana, es decir, preguntarnos por aquellas co- estamos atravesados por las problemáticas sas que muchas veces se nos presentan como que se tratan aquí y por muchas más. Pero nos "naturales", de esta manera los distintos gru- queda mucho por hacer y no nos vamos a rendir facilmente. pos de trabajo se ocuparon de la violencia, tanto de género como la que se manifiesta en los boliches, y también de la problemática del A comienzos del año la estudiante que escribe la nota de la contratapa trajo al curso un relato empleo que sufren los jóvenes. y le pedimos que lo escriba, ella nos respondió El lector se va a encontrar en este número con que era imposible, que no lo podía hacer. Si vamos al final de la revista veremos que el una parte del proceso de trabajo en vías a conformar los diseños de investigación que nos imposible no era tal, del mismo modo si interroproponemos finalizar para fin de año, para ello gamos a la realidad, si conocemos, si trabajamos por la transformación seremos conscienrealizamos entrevistas, salimos a recolectar narrativas e indagamos en la legislación vincu- tes que no es imposible tener una escuela, un barrio y una sociedad mejor. lada a uno de los problemas abordados. Un grupo de profes y estudiantes de esta escuela estamos convencidos de la importancia de "el hacer", desde esa línea de trabajo vivimos con mucha alegría la proyección de nuestro corto "Crí-Crí donde los grillos no se ¡Hasta el próximo número!

Revista Fuaah! Pág. 3

De boliches y hospitales
A partir de los hechos de violencia que suceden cotidianamente en el norte del Gran Buenos Aires tanto en los barrios como en la cercanía de los boliches y diversos lugares donde transitamos los jóvenes, resulta muy difícil vivir con tranquilidad ya no solo en la vivienda propia sino también en el espacio público. Desde que comenzamos a salir a bailar vemos como crecen las peleas que incluyen golpes y en muchos casos uso de armas blancas y de fuego entre jóvenes e incluso familiares.

Los jóvenes de diferentes barrios de la localidad de Garín vivímos con mucha cercanía las peleas y enfrentamientos entre bandas cuando asistimos a distintos boliches de la localidad y también en aquellos de las ciudades próximas (José C. Paz y Gral Pacheco, entre otras)

Seguramente todos tenemos algún caso cercano de violencia en los boliches. Presentamos a continuación dos situaciones experimentadas por jóvenes que nos relataron sus vivencias Veniamos caminando por el barrio con mi tía, mis dos primos y mis dos hermanas, al llegar al cruce de las calles Centenario y Brasil (Garín) nos cruzamos con tres jóvenes conocidos de uno de mis primos. Desde el grupo salió una voz que dijo: "eh... ¿No me regalás una chica?", a lo que mi primo respondió: ¿Qué te pasa con mis primas? Ellos reaccionaron viniéndose encima de él, le pegaron trompadas y patadas y comenzaron a golpearlo con una cadena y un cinturón, respondimos con mis hermanas con golpes entre medio de sus piernas aunque ellos, por el efecto de las drogas, no los sentían. “Eh... ¿No me regalás una chica?” Mientras esto sucedía mi tía y uno de mis primos fueron a buscar a mí padrastro y a mi tío pero cuando ellos llegaron los otros ya se habían ido, quedaba mi primo embarrado, golpeado y sangrando, su cara estaba irreconocible. Al día siguiente, mi primo tuvo que ser atendido en la sala le hicieron estudios y le recomendaron reposo y medicamentos. Volvimos al boliche (Disco Ibiza) cuando él se recuperó, los buscamos y encontramos a uno de estos pibes. Mi primo lo agarró a las trompadas y nos fuimos.
(Agostina)

Revista Fuaah! Pág. 4

Cerca de las 5:30h de la madrugada salimos alcoholizados del boliche (Complejo Tornado José C Paz), descartamos quedarnos en la parada del colectivo 391 y tomamos otro camino para ir hasta la Ruta 197. En el transcurso de tres cuadras surgió un problema con unos chicos que solo conocíamos de haberlos cruzado en el interior del boliche, como no queríamos responder a sus provocaciones un grupo integrado por mi hermano, una amiga, mi tía y yo comenzamos a caminar más rapido para que ellos no nos alcancen.

Alcoholizados, golpeados y de a pie.

Finalmente uno de ellos me alcanzó, me exigió que le entregue las zapatillas y yo me negué, empecé a discutir y cuando estabamos a punto de pelear se acercaron como veinte amigos del otro grupo, nos golpearon con palos y piedras y nos robaron todo. A partir de ahí no recuerdo nada hasta que me desperté en el colectivo porque, según mis amigos, me había negado a que me lleven al hospital. (Braian)

Preguntas que nos hacemos para nuestra investigación 1) ¿Cuáles son las motivaciones de esta violencia que se vive en las cercanías de los boliches? 2) ¿Cuál es la relación que existe entre estos hechos y los robos?

3) ¿Cuál es la reacción del entorno adulto de los jóvenes frente a estas situaciones de violencia? 4) ¿Qué tipo de acciones se podrían llevar adelante para evitarlos?

5) ¿Cuál es la actitud de los propietarios de los boliches respecto a la violencia que se vive en estos lugares?

Revista Fuaah! Pág. 5

En una fábrica podés convertirte en un mulo...o aprendés a ser un revolucionario como el Ché
El problema que preocupaba al equipo de investigación:

Gran parte de los jóvenes en los barrios de Garín que terminan la escuela secundaria tienen dificultades para conseguir un empleo digno (en blanco). Mayormente tienen acceso a trabajos en negro y con bajos salarios en los cuales no son reconocidos derechos laborales tales como horas extras, aguinaldo, vacaciones y aportes jubilatorios, entre otros. Estos jóvenes se ven obligados a resolver la situación de empleo para poder afrontar tanto las necesidades básicas propias como la del grupo familiar. Las posibilidades de continuar con los estudios solo son posibles a partir de un empleo estable que permita planificar a futuro. A partir de estas preocupaciones entrevistamos a Omar Rodriguez, un egresado de nuestra escuela.

N- ¿Con quiénes convivís? ¿Aportás a la economía de tu grupo familiar? O- Convivo con mi padre y mi hermano de los cuales soy el menor de la familia y hasta ahora por ser el más chico no tengo ninguna necesidad de estar trabajando. Busco empleo por una cuestión de crecer personalmente.

N- Completaste tus estudios secundarios en esta escuela (E.E.S N°7, Mariano Moreno) ... O- Sí, en la orientación de Ciencias Sociales, era la única opción que existía pero me gustó mucho. Después de terminar me di cuenta que gracias a ese módulo te vas orientando y expresando, aunque algunos dicen que esta escuela es muy fácil de terminar, si te ponés una meta podés hacer mucho con lo aprendido. N- ¿Cúal es tu trabajo actual? O- Actualmente estoy sin empleo, el último trabajo que tuve fue en una fábrica para mi fue una experiencia muy importante empezás a ver distintas cosas de aquellas que viste en el secundario, ahí podés convertirte en un “mulo” o aprendés a ser un revolucionario como el “Ché”, se aprende mucho y te cambia la mente.
Revista Fuaah! Pág. 6

N- Recorriste muchos empleos desde que saliste de la escuela. O- No, al salir de la escuela armé mi curriculum vitae y empecé a llevarlo a distintos lugares, terminé las clases en diciembre y en enero ya estaba trabajando, no fue muy difícil porque mientras estaba en la secundaria hacía un curso en la Fundacion FORGE y desde esta fundación distribuyeron mi curriculum a distintas agencias y me llamaron desde una ubicada en Pilar para presentarme en Unilever. N- ¿Qué tipo de tareas te tocó realizar en la fábrica? O- En Unilever trabajé como operario de producción y mi función era embalar y paletizar, hay muchas máquinas que hacen que tu trabajo sea más liviano.

N- Mantenés el contacto con compañeros de la escuela, tenés noticias de si estudian o trabajan... O- Solo veo a uno de ellos que trabaja en una panadería, del resto no sé nada, solo he cruzado a alguno en la calle. Estaría bueno juntarnos, pero cuando terminás cada uno hace su camino y se hace difícil.

N-¿Estabas contratado por la empresa? O- No, en realidad estaba contratado por agencia porque se hacen productos de temporada y te contratan para sacar esa producción. Tuve una experiencia muy buena con el sindicato, ahí ves que todos los trabajadores somos iguales, cuando echaron a una compañera nos unimos todos y paramos la producción para pedir que la reincorporen, fue tan fuerte que logramos que la compañera regrese. N- Considerando el salario y las condiciones de trabajo cómo evaluás a este último empleo. O- Muy bien, trabajaba ocho horas por día y el salario es muy bueno

N- Alguna recomendación que nos quieras hacer para nuestro paso de la escuela hacia otras experiencias. O- Sí, que aprovechen este último tiempo, que se junten, que hagan el viaje de egresados ya que es una muy buena posibilidad de disfrutar con los compañeros. También les digo que a la distancia uno se da cuenta de lo importante que fue haber tenido a algunos profes de esta escuela.

Preguntas que nos hacemos para nuestra investigación 1- ¿Cuáles son los jóvenes que se ven obligados a conseguir empleo al finalizar la escuela secundaria o durante su cursada?

N- ¿Tenés pensado seguir estudiando? ¿Te gusta alguna carrera? O- Sí, me encantaría seguir estudiando. Mi sueño es hacer la carrera de pediatría, pero lo veo muy difícil por los horarios de trabajo, también me gusta mucho Historia y Sociología, son materias muy interesantes y veo posible organizarme para poder estudiar alguna de ellas en una universidad cercana.

2- ¿Por qué tienen dificultades para conseguir un trabajo digno? 3- ¿Existen otras posibilidades de continuar con los estudios en caso de no generar un ingreso económico?

4- ¿Cuáles son los circuitos que les permiten a estos jóvenes obtener un empleo donde sean reconocidos sus derechos laborales?
Revista Fuaah! Pág. 7

A partir de una información del diario del Escobar se conocieron aproximadamente 250 casos por día de violencia de género, las causas se deben a las drogas, el alcohol y los problemas familiares. Los casos se dan mayormente del hombre hacia la mujer tanto a través de la violencia física como la psicológica y la sexual. En este último año los casos siguen subiendo y cada vez son más graves. Algunas redes o programas contra la violencia de género intentan frenar esta situación pero no suelen ser muy efectivos porque no todos son denunciados. Reproducimos a continuación el artículo 5 de la Ley Nacional de Violencia contra la Mujer (N° 126.485) para reconocer las diferentes violencias que son tipificadas: Fisica: La que se emplea contra el cuerpo de la mujer produciendo dolor, daño o riesgo de producirlo y cualquier otra forma de maltrato o agresión que efecte su integridad física. Psicológica: La que causa daño emocional y disminución de la autoestima o perjudica y perturba el pleno desarrollo personal o que busca degradar o controlar sus acciones, comportamientos, creencias y decisiones, mediante amenaza, acoso, hostigamiento, restricción, humillacion, deshonra, descredito, manipulación o aislamiento. Incluye también la culpabilización, vigilancia constante, exigencia de obediencia o sumisión, coerción verbal, persecución, insulto, indiferencia, abandono, celos excesivos, chantaje, ridiculización, explotación y limitación del derecho de circulación o cualquier otro medio que cause perjuicio a su salud psicológica y a la autodeterminación.
Revista Fuaah! Pág. 8

Sexual: Cualquier acción que implique la vulneración en todas su forma, con o sin acceso genital, del derecho de la mujer de decidir voluntariamente acerca de su vida sexual o reproductiva a través de amenazas, coerción, uso de la fuerza o intimidación, incluyendo la violencia dentro del matrimonio o de otras relaciones vinculares o de parentesco, exista o no convivencia, así como la prostitución forzada, explotación, esclavitud, acoso, abuso sexual y trata de mujeres. Económica y patrimonial: La que se dirige a ocacionar un menoscabo en los recursos económicos o matrimoniales de la mujer a través de: a)- La perturbación de la posesión, tenencia o propiedad de sus bienes. b)- La perdida, sustracción, destrucción, retención o distracción indebida de objetos, intrumentos de trabajos, documentos personales bienes, valores y derechos patrimoniales. c)- La limitación de los recursos económicos destinados a sastifacer sus necesidades o privación de los medios indispensables para vivir una vida digna. d)- La limitación o control de sus ingresos, así como la percepción de un salario menor por igual tarea dentro de un mismo lugar de trabajo. Simbólica: la que a través de patrones estereotipados, mensajes, valores, iconos o signos transmita y reproduzca dominación, desigualdad y discriminación en las relaciones sociales, naturalizando la subordinación de la mujer en la sociedad.

Preguntas que nos hacemos para nuestra investigación 1. ¿Por qué a medida que pasa el tiempo los casos de violencia de género no dejan de aumentar? 2. ¿Por qué los programas de ayuda no son efectivos? 3. ¿Por qué las victimas no se animan a denunciar a su agresor?

4. ¿A qué se debe que el hombre en estos casos suele reaccionar de tal manera?

Revista Fuaah! Pág. 9

La investigación en Ciencias Sociales contribuye en la construcción de conocimiento sobre ciertas problemáticas y en la posibilidad de mejorar las condiciones de vida, pero a pesar de no tener el oficio del científico, cada uno de nosotros carga con saberes que vamos construyendo en nuestras experiencias y que nos ayudan a resolver cuestiones de la vida diaria. Muchos relatos no pueden ser sometidos a un modelo de análisis científico, pero para las personas que los viveron son reales como sucede con Natalia y su encuentro con “Pomberito”

Vaca-

El día 10 de febrero de 2013 fui de vacaciones a Uruguay con mi tía y mi tío a una playa privada. A la noche paramos en un camping, los dos primeros días nos quedamos en una parte del lugar que no era tan lindo y además resultó incomódo, pues acampaba mucha gente y los árboles con pinches nos molestaban. Al tercer día había menos gente y nos fuimos a acampar a otro sitio que estaba limpio y era mucho más lindo. Todo el día nos quedabamos en la playa, comiamos y todo allí, a la noche volvíamos a cenar, contábamos anécdotas, y nos reíamos mucho. Cuando me daba sueño, iba a dormir a la parte delantera de la camioneta porque la verdad no quería dormir en la carpa, siempre de noche me faltaba el aire entonces abría las ventanillas para respirar mejor. La ultima noche que dormí ahí, me desperté porque sentí nuevamente que me faltaba el aire, en ese momento abrí las ventanillas y cuando ya me sentí mejor las cerré, al ratito comencé a escuchar ruidos pero no le di importancia hasta que sentí que golpeaban la camioneta... miré hacia afuera y no había nadie, sin embargo seguía escuchando ruidos y después golpes en la ventanilla, volví a mirar y tampoco vi a nadie. Escuché además la profunda respiración de un animal grande y cansado a mi lado, no pude dormir en toda la noche. Al día siguiente al contar mi experiencia supe que había recibido la visita de “El Pomberito”
Contratapa

con
ciones

*Por Natalia González