Hola LEMAKAN Pues lo del espejo es algo complicado...

al menos para mí pero te pondré unas soluciones químicas para que lo veas: _________________________________________________________________________________________

La siguiente técnica consiste en lograr de forma bien artesanal una película plateada en la parte posterior de un vidrio para transformarlo en un fantástico espejo. Materiales: - Nitrato de plata - Agua destilada - Alcohol fino - Amoniaco - Arsenito - Potasa - Vaso evaporativo - Gotero - Vidrio bien limpio Paso a paso: Se disuelven 5 gr de nitrato de plata en 270 cm3 de agua destilada, y se agregan 54 gr de alcohol e igual cantidad de amoniaco, que se echa gota a gota hasta que se disuelva el precipitado formulado al principio.

Se deja asentar la solución durante tres a cuatro horas, en otro recipiente se disuelven 24 gr de nitrato de plata en 160 cn3 de agua destilada agregando 30 gr de arsenito y después amoniaco gota a gota para disolver el precipitado de oxido de plata, agregando después 54 gr de alcohol. En sitio aparte se hace una solución de 48 gr de potasa en 250 cm3 de agua destilada; se hierve esta solución en un vaso evaporativo, agregando gota a gota la solución de nitrato de plata y arsenito se sigue hirviendo durante una hora más o menos o hasta que se forme una película blanca en la superficie se deja enfriar y se filtra.

Se mezclan partes iguales de esta solución y de la primera con agua destilada el resultado es un liquido preparado para platear, este liquido resultante se aplica inmediatamente sobre el vidrio limpio, empieza en seguida la deposición de plata en la superficie del vidrio que se prolonga durante unos diez minutos momento en el que la solución queda agotada. Nota: Sobre todo mucha limpieza en las piezas y trabajar sobre la cara al aire del vidrio. __________________________________________________________________________________________

Los espejos fueron en la antigüedad objetos escasos caros y muy apreciados. Durante el siglo XVIII se desarrollo la técnica para hacer cristales de calidad que permitiesen hacer grandes espejos con lo que adornar salones. Hoy si alguien quiere un espejo va y lo compra, salvo que necesites un espejo especial para tus experimentos. Hay una técnica descrita en otras partes de esta web como son las metalizaciones en vacío, pero para algunos casos la metalización química con plata además de ser mucho más sencilla y accesible puede ser interesante. Aquí vamos a describir un procedimiento para hacerlo. Materiales: - Nitrato de Plata. - Hidróxido Armónico (amoniaco). - Hidróxido potásico o Sódico. - Glucosa. - Agua Desionizada o Desmineralizada. - Vaso evaporativo. - Gotero. - Vidrio bien limpio.

Si la solución se va a utilizar inmediatamente completar con agua hasta alcanzar 125 cc. La solución una vez empleada no puede reutilizarse. Asegurarse que la solución C esta fría y añadirla lentamente y agitando. Durante el almacenamiento puede depositarse de nuevo fulminato de plata negro. Aunque se haya depositado una gruesa capa de plata al principio es bastante blanda y se puede desprender fácilmente así que manejarla con precaución. así que se recomienda fabricar únicamente la necesaria. Por otra parte se disuelve un gramo de nitrato de plata en 25 cc de agua. Añadimos a la solución A. En el filtro pueden quedar restos de fulminato de plata. por lo que deben usarse gafas y guantes de protección. Si no se requieren capas muy gruesas se pueden diluir las soluciones una o dos veces. Filtrar esta solución completar hasta 250 cc y guardarla en un frasco al abrigo de la luz. Una vez depositada la plata quitar el líquido de plateado. gota a gota amoniaco concentrado. La operación a continuación entraña un cierto peligro. No dejar que se seque porque el fulminato seco puede explotar accidentalmente. a esta solución la llamaremos C. Cuidar de no añadir amoniaco de más tratando de dejar totalmente clara la solución. entonces se ven aparecer los primeros brillos de la plata. tiro varios frascos y me dejo el laboratorio hecho unos zorros. A los pocos segundos de mezclar las dos soluciones se empieza a oscurecer. Al realizar esta disolución el agua se calienta por lo que como hay que dejarla enfriar conviene hacerla con suficiente anticipación. Solución reductora: Disolver 4 gramos de glucosa en 50 cc de agua. Si se quiere guardar la solución añadir 40 cc de alcohol etílico y completar con agua hasta 125 cc. Operación: Colocar el objeto a muy bien limpio platear en el fondo de una vasija de vidrio. veremos que la solución se pone turbia y se produce un precipitado de oxido de plata. a esta solución la llamaremos B. al seguir añadiendo veremos que el oxido de plata se redisuelve y que la solución se aclara. Mezclar dos partes de la solución de plateado y una parte de la solución reductora en cantidades suficientes para cubrir al menos con un centímetro de líquido la superficie a platear. repentinamente estallo el frasco donde había guardado la solución de plata. Un mes después de hacer estas pruebas. Entonces ya se puede descartar la solución porque la plata que se deposite no será adherente. enjuagar el objeto y dejarlo con agua durante media hora para que la plata se asiente bien. Es preferible quedarse corto que pasarse. la deposición de plata continua durante unos 10 minutos en los que la solución empieza a adoptar un color grisáceo o marrón. En esta operación de nuevo se enturbiará el líquido. Por otro lado 7 gramos de hidróxido potásico en 50 cc de agua. El fulminato de plata es un polvo negro que explota con solo tocarlo. El problema es que si se puede formar accidentalmente fulminato de plata que es explosivo y salpicar los líquidos. En pequeñas cantidades la explosión se asemeja a la de un petardo de los que se meten en los cigarrillos para gastar bromas.Paso a paso: Solución de plateado: Se disuelven 10 gramos de nitrato de plata en 50 cc de agua. Atención: La solución de plateado químico es inestable. Con un cuentagotas añadimos poco a poco y agitando con una varilla un poco de la solución B hasta que se enturbie ligeramente. húmedo puede explotar al removerlo con una varilla de vidrio. Si se requiere que la plata quede más brillante aun puede pulirse con material para abrillantar lentes. Seguir añadiendo gota a gota y agitando con una varilla de vidrio hasta que la solución quede totalmente clara. Esta solución tiene la plata lista para emplearse pero para que la plata disuelta se deposite necesita un reductor. Al estallar mancho de negro un círculo de 1 metro de radio. primero adoptando un color marrón hasta alcanzar el negro. así que es imprescindible emplear unas gafas protectoras. El objetivo de esta acción es evitar que haya un exceso de amoníaco en el compuesto. La solución preparada para platear solamente puede almacenarse unas pocas semanas. La probabilidad de que se forme fulminato es mayor cuando las concentraciones de líquidos y temperaturas sean mayores. . Durante su preparación pueden producirse salpicaduras. seco explota accidentalmente sin ninguna razón aparente. a esta solución la llamaremos A. Puede formarse en este momento o posteriormente al reposar la solución. Las últimas capas de plata depositadas son mates o pulvurentas y es conveniente eliminarlas frotándolas suavemente con un algodón humedecido. Yo pensaba que era estable pero esta es la realidad. Con un cuentagotas de nuevo añadir lentamente y agitando liquido de la solución B hasta que se enturbie ligeramente y se forme un poco de precipitado marrón o negro. Precauciones: El fulminato de plata es tremendamente inestable. Puede incluso producir explosiones que rompan otros frascos. El almacenamiento de esta solución está absolutamente desaconsejado ya que al descomponerse puede hacer estallar el frasco en que se almacene. Añadir gota a gota amoniaco y agitando hasta que de nuevo la solución se aclare prácticamente. y aunque no desprende llamas ni humos la explosión es lo suficientemente fuerte como para salpicar líquidos y platearte la cara. El alcohol tiene como objeto evitar que la solución de glucosa fermente si se guarda. Hacer únicamente la cantidad necesaria para platear la superficie deseada.