FICHA TÉCNICA TEST DE MATRICES PROGRESIVAS DE RAVEN Nombre: “The Raven’s Progressive Matrices Test” – 1936 Nombre Adaptación

en español: “Test de Matrices progresivas de Raven para la medida de la capacidad intelectual” Autores: J.C. Raven (Escala Original y Escala Especial); J. C. Raven, J. H. Court y J. Raven (Escalas Coloreada, General y Avanzada). Administración: Individual y colectiva. Duración aproximada: entre 40 minutos y una hora. Grupos de Aplicación:     Escala General: 6 a 65 años. Escala Especial Forma Cuadernillo: 5 a 11 años. Escala Especial Forma Tablero: 5 a 6 años y a sujetos débiles mentales, sordos o que desconozcan el idioma del examinador. Escalas Avanzadas Series I y II: principalmente adultos ó niños mayores y adolescentes talentosos Significación: Test de selección múltiple con problemas no verbales ni manuales de tipo lacunar. Materiales necesarios: Manual, Cuaderno de matrices, protocolo de prueba, parrilla de clasificación y cuaderno de evaluación. CARACTERÍSTICAS GENERALES: El Test de Matrices Progresivas original, tuvo como propósito evaluar la inteligencia en todos los niveles de rendimiento, “a partir del momento en que un niño es capaz de aprehender la idea de descubrir una pieza ausente para completar un dibujo” (Raven, 1938). Se trata de la Escala General, que se divide en cinco series, A, B, C, D y E, de doce problemas cada una, ordenados por dificultad creciente, pero de modo tal que el último problema de una serie resulta más difícil que el primero de la serie inmediata posterior. Esta organización permite a los sujetos mantener las expectativas de su desempeño al mismo tiempo que desarrollar un programa de entrenamiento para encontrar las respuestas correctas. Las dos primeras series del test, involucran problemas de educción de relatos y las tres últimas de correlatos. Asimismo se ha encontrado que las dos primeras series, son “fuertemente gestálticos”, es decir que plantean problemas de percepción de totalidades. En cambio las 36 últimas requieren

GRUPO “ABEDUL”: Consetti, Vanesa - Lucero, Marianela - Visbeek, Melisa

para su resolución de operaciones analíticas de educción de correlaciones del tipo de problemas de serie. Posteriormente la prueba fue revisada en sucesivas oportunidades, generalmente con el fin de obtener normas o baremos adecuados a diferentes poblaciones. El mismo autor construyó posteriormente la Escala Especial, destinada al examen más preciso de niños pequeños, retrasados mentales y ancianos. Consta de tres series en lugar de cinco, puesto que su grado de dificultad es menor, A, Ab y B. Las series A y B son las mismas que las de la Escala General. La serie Ab es nueva. Se ha interpolado entre las otras dos porque comporta problemas de dificultad intermedia entre ambas. Se les ha adicionado color con el propósito de hacer más atractiva la tarea. Sin embargo las tres últimas matrices aparecen en blanco y negro, es decir que son idénticas a las de la Escala general. Esto posibilita continuar el examen de niños que han resuelto satisfactoriamente todas o casi todas las matrices de la serie B de la Escala Coloreada, con la serie C de la Escala General, para poder determinar su rendimiento máximo. Finalmente la Escala Avanzada, Series I y II, consta de 12 problemas en el primer caso y de 36 en el último. Están destinadas a examinar la capacidad eductiva de alto nivel, ampliar la distribución de los puntajes del 25% superior de la población y evaluar con más exactitud la velocidad para el trabajo intelectual (Raven, Raven, & Court, 1993).

Evaluación de opción múltiple sobre la “Hoja de Respuesta” o “Protocolo de Prueba”: 1- Las soluciones de cada sujeto se registran en un protocolo de prueba especial. El puntaje total de las respuestas del sujeto proporciona el índice de: a) Su capacidad intelectual, según su nacionalidad o educación. b) Su capacidad intelectual, cualquiera sea su nacionalidad o educación. c) Su aptitud para percibir rápida y correctamente semejanzas y diferencias, y patrones estimulantes parcialmente ordenados. d) Su alteración cognitiva. 2- El examinador debe registrar en los protocolos el número del trozo que propone el sujeto para cada matriz. Si éste señala más de uno se debe considerar como respuesta:

GRUPO “ABEDUL”: Consetti, Vanesa - Lucero, Marianela - Visbeek, Melisa

a) El último indicado, sea correcto o incorrecto. b) El último indicado si es correcto. c) El último indicado si es incorrecto. d) El primero indicado, sea correcto o incorrecto. 3- El puntaje obtenido por el sujeto en el test lo da: a) El número total de problemas bien resueltos, más el número total de puntuaciones dobles. b) El número total de problemas bien resueltos, menos el número total de problemas mal resueltos. c) El número total de problemas bien resueltos. d) El número total de problemas mal resueltos, menos el número total de problemas bien resueltos. 4- El protocolo de prueba de la edición castellana tiene tres partes. La parte superior está destinada a: a) La anotación y clasificación de las respuestas del sujeto. b) Registro de datos de identificación del sujeto y referencias de la prueba. c) Registro de datos de identificación del sujeto. d) Registro sumario de la conducta general observada por el sujeto durante el examen. 5- En la corrección de la prueba: a) La clave matriz se superpone sobre el protocolo y allí se marcan sólo los puntos positivos. b) La clave matriz se superpone sobre el protocolo y allí se marcan sólo los puntos negativos. c) No existe una clave matriz para marcar los puntos correctos e incorrectos, ésto se hace manualmente uno por uno. d) La clave matriz se superpone sobre el protocolo y allí se marcan los signos + o – según sea la solución.

Análisis de las propiedades técnicas: A) Difusión de la información: consiste en que el manual del test aporte la información suficiente para permitir a cualquier utilizador cualificado hacer juicios acertados sobre la utilización e interpretación del test. El Raven en su versión traducida ofrece un manual con información completa en su adaptación al castellano, incluyendo su descripción, caracterización, fundamentos teóricos, información sobre su validez, aplicaciones y material

GRUPO “ABEDUL”: Consetti, Vanesa - Lucero, Marianela - Visbeek, Melisa

del test, evaluación, determinación del tipo mental, y validación del test para la Argentina. Incluye además el protocolo de prueba y corrección. B) Interpretación: La interpretación y conclusión de los resultados de cada test está determinada por quien lo utiliza, sin embargo, y para ello, el test debe brindar toda la información disponible al respecto. Es así que debe disponer del manual, hojas de anotación y otros elementos auxiliares de forma clara para que ayuden a la interpretación de los resultados. Como se mencionó anteriormente, el Raven cuenta con un manual bastante completo donde se pueden encontrar el protocolo de prueba y corrección, la caracterización completa de las diferentes aplicaciones y usos del mismo, un apartado específico para la selección de la escala de aplicación, desde la cual se interpretarán los resultados, otro apartado donde específica el procedimiento necesario para realizar la evaluación, y además presenta un ítem dedicado a la determinación del tipo mental a partir de los resultados obtenidos en el test. C) Validez: el manual debe ofrecer la información necesaria para que el utilizador decida si la exactitud, la confianza o la normalización del test lo hace aconsejable para los fines que persigue. Indica el grado en que un test es capaz de cumplir ciertos objetivos, es decir, el grado en que una prueba mide lo que está diseñada para medir. La validez del Raven se ha probado sometiendo sus resultados a tres contrastaciones: a) con la opinión de los maestros acerca de la inteligencia de un grupo de alumnos previamente examinados con el test (las calificaciones de la capacidad intelectual de los alumnos establecidas por el test muestran una correlación satisfactoria con las formuladas por los maestros); b) con el éxito o fracaso en el aprendizaje escolar de los alumnos en el año siguiente al de su medición (existen correlaciones directas e inversas entre los rangos Raven y las notas y promedios escolares); y, c) comparando los rendimientos Raven con los de Terman-Merrill obtenidos por un mismo grupo escolar (esta contrastación afirma la validez del Raven al menos en sujetos en notas percentilares altas). D) Fiabilidad: indica la precisión de la medida de un test. En el manual del test figuran varios estudios de retest que los autores han realizado para comprobar la confiabilidad del mismo. Los resultados que obtuvieron son expuestos claramente en el manual. Allí mismo se expresa que “el total de la población medida con el test de Raven, deja ver, en primer lugar; que los 187 alumnos de P90 ó más (cuyas notas fueron luego confirmadas en retest individual -excepto en un número -despreciable de 6 casos), representan, casi exactamente, el 10% (9,89 %) que era de esperar de esa población: cifra que da sólida confirmación estadística de la validez del test…Según lo visto anteriormente, se sometió a retest Raven

GRUPO “ABEDUL”: Consetti, Vanesa - Lucero, Marianela - Visbeek, Melisa

individual a-.187 sujetos que examinados antes en forma colectiva obtuvieron un P90 ó más, y la casi totalidad de los sujetos mantuvieron su percentil o (en el caso de los P90) lo elevaron. Sólo seis sujetos rebajaron su percentil, pero en forma tan ostensible, que no cupo otra explicación satisfactoria de que en la forma colectiva copiaron del compañero de banco. El 97% de los casos mantuvieron, pues, su percentil, y sólo el 3-% degradaron por copia. Ello permite confiar en que las notas percentiles altas de sujetos examinados en forma colectiva con adecuada vigilancia, son altamente confiables y que sólo un porcentaje insignificante acusa rendimientos abultados por copia. No obstante, es lícito suponer que extremando la vigilancia, ese bajo porcentaje de copistas podría reducirse aún más” (Biblioteca de psicometría. Vol. 5. “Test de matrices progresivas. Para la medida de la capacidad intelectual”. Escala general. Manual. Ed. Paidós. Raven). E) Aplicación y puntuación: Las instrucciones de aplicación deberán presentarse en el manual del test con tal claridad y énfasis que el utilizador del test pueda reproducir las condiciones en que los baremos y datos sobre fiabilidad y validez fueron obtenidos. En el manual del Raven las instrucciones de aplicación, que incluye la elección de la escala a aplicar, la forma de administración y la evaluación, se encuentran totalmente especificadas diferenciando las escalas especiales y la general, ya sea individual, colectiva o autoadministrada. Además presenta dos tablas de “composición del puntaje normal” (una para los individuales y otra para los colectivos). Por otro lado, deja claro también que “el puntaje obtenido en la prueba de Raven, se estima según una escala en percentiles, procedimiento que tiene la ventaja de brindar resultados de clara significación: el rango que por su capacidad intelectual un sujeto ocupa dentro de un grupo de cien sujetos de igual edad. También explicita claramente cómo hacer para transformar el puntaje del sujeto en el percentíl que corresponda. F) Escalas y baremos: Las escalas de puntuación utilizadas deberán describirse con tal cuidado en el manual que se incremente la probabilidad de que quien lo interprete lo haga de manera exacta y de que el sujeto comprenda perfectamente dicha interpretación. En el manual del test de Raven se diferencian claramente los distintos rangos donde el puntaje obtenido por el sujeto puede ubicarse: Rango I: “intelectualmente superior”. Rango II: “definidamente superior en capacidad intelectual al término medio”. Rango III: "intelectualmente término medio”. Rango IV: “definidamente inferior en capacidad intelectual al término medio”. Rango V: “Deficiente mental”. Además los baremos se encuentran bien diferenciados según sean de aplicación individual, colectiva o autoadministrada, y diferenciados entre adultos y niños. Anterior a estos cuadros, explica en el apartado de “protocolo de prueba y corrección” cómo relacionar los percentiles con la

GRUPO “ABEDUL”: Consetti, Vanesa - Lucero, Marianela - Visbeek, Melisa

edad cronológica del sujeto y a partir de allí realizar la interpretación. Y en el apartado “evaluación” se explica cómo convertir los puntajes brutos en percentiles y los pe rcentiles en rangos. Esta explicación tan detallada favorece la interpretación de los resultados, aunque consideramos que se debe ser sumamente cuidadoso al momento de catalogar a un sujeto como “deficiente mental” utilizando como único medio de evaluación el presente test.

GRUPO “ABEDUL”: Consetti, Vanesa - Lucero, Marianela - Visbeek, Melisa