REFLEXIONES PARA EL MES DE JULIO 2013 HIJAS DE SAN FRANCISCO DE SALES

Libro I - VI Cómo e !mor "e Dio# "omi$! #obre o# "em%# !more# &'r(D() El santo amor establece su morada en la más alta y encumbrada región del espíritu, donde hace sus sacrificios y sus holocaustos a la divinidad, tal como Abraham hizo el suyo, y de la misma manera que Nuestro Se or se inmoló sobre el !alvario, para que, desde un lugar tan elevado sea visto y oído por su pueblo, es decir, por todas las facultades y afectos del alma, que "l gobierna con una dulzura sin igual# porque el amor no tiene forzados ni esclavos, sino que reduce todas las cosas a su obediencia con una fuerza tan deliciosa que, así como nada es tan fuerte como el amor, nada es tan amable como su fuerza$ %&e preocupo en transformar mi mirada para poder contemplar las cosas con amor' %&iro a las personas que (me cuestan) con amor' %&iro mis propias miserias y fragilidades desde el amor de *ios' Libro I - IX *+e e !mor ,ie$"e ! ! +$ió$ &'r(D) San +ablo nos advierte que seamos celosos de conservar la unidad de espíritu por la unión de la paz$ Estas uniones de corazón, de alma y de espíritu significan la perfección del amor, que funde muchas almas en una sola$ Es en este sentido que se dice que el alma de ,onatás estaba adherida al alma de *avid, es decir, seg-n a ade la Escritura, amó a *avid como a su propia alma$ .uego el fin del amor no es otro que la unión del amante con la cosa amada$ %/ivo unido en el amor y afecto a la +alabra de *ios' %.a (saboreo) durante el día' %/ivo en (comunión permanente) con *ios más allá de la comunión eucarística' Libro III - II Cómo $+e#,ro Se.or /! /e0/o 1%0i e 0re0imie$,o e$ e Amor &'r(D() .as abe0as fabrican la deliciosa miel, que es su obra más preciada# más no por esto la cera fabricada tambi"n por ellas, de0a de tener su valor y de hacer que su traba0o sea muy recomendable$ El corazón amante, se ha de esforzar en hacer las obras con gran fervor, y ha de procurar que sean de un precio muy subido# pero, a pesar de ello, si las hace más peque as, no perderá del todo su recompensa, porque *ios se lo agradecerá, es decir, le amará cada vez un poco más, y nunca *ios comienza a amar más aun alma que vive en caridad, sin que, a la vez, se le aumente, pues nuestro amor a 1l es el propio y peculiar efecto de su amor a nosotros$ %2usco amar y hacer las cosas bien pasando desapercibido' %Suelo buscar mi propio inter"s o más bien intento amar desinteresadamente' Libro IV - IX Cómo e !mor e,er$o "e Dio# ! $o#o,ro# "i#2o$e $+e#,ro# 0or!3o$e# 0o$ ! i$#2ir!0ió$4 2!r! 5+e e !memo# &'r(D() Este primer arranque o sacudida que *ios comunica a nuestros corazones, para incitarlos a su propio bien, se produce ciertamente en nosotros, mas no por medio de nosotros# pues llega de improviso, sin que nosotros hayamos pensado ni hayamos podido pensar en ello, porque no somos suficientes por nosotros mismos para concebir alg-n buen pensamiento, como de nosotros mismos, sino que nuestra suficiencia viene de *ios, el cual no sólo nos amó antes de que fu"semos, sino que nos amó para que e3istamos y para que fu"semos santos, despu"s de lo cual nos enriqueció con las bendiciones de su dulzura paternal, y ha movido nuestros espíritus al arrepentimiento y a la conversión$ %4engo esperanzas de que lo que no puedo por mí mismo *ios lo puede con su dulzura' %4engo palabras de ternura y delicadeza con todos mis pró0imos'

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful