REVELACIÓN Y FE

2. Haga un esquema en el que se recojan las diversas vías de acceso al conocimiento de Dios expresadas en el texto de la Unidad Didáctica. 1º PONERSE EN MARCHA: después de haber tenido una experiencia de Dios, querer conocerlo. 2º LA REALIDAD DEL MUNDO: la más antigua de las pruebas de la existencia de Dios. La causa primera: todo está condicionado por todo. En algún lugar tiene que haber una primera cauda de todo movimiento y cambio. El fundamento último: solo puede ser algo perfecto y completo en sí, Dios. El sentido del mundo: el que opta por Dios opta por el sentido del mundo. 3º LA REALIDAD DEL HOMBRE: la segunda y más modernas de las pruebas de Dios. La voz de la conciencia. El amor entre las personas: lo incondicionado y absoluto se nos revela también al igual que en la voz de la conciencia. El deseo del absoluto: vivimos siempre en tensión entre nuestra finitud e imperfección, por una parte, y el deseo de lo finito, absoluto y perfecto, por otra. Pretender salvar un sentido absoluto prescindiendo de Dios sería intento en vano. 2. Señale y describa brevemente las características de la cultura contemporánea. CARACTERÍSTICAS DE LA CULTURA CONTEMPORÁNEA Civilización científico-técnica: los avances técnicos y tecnológicos repercuten en nuestro modo de vivir de tal modo que determinan la concepción que el hombre tiene de sí mismo. Los bienes que tanto ciencia como técnica han aportado son numerosos pero hay que reconocer que el hombre:  Puede embriagarse con sus conquistas y acabar excluyendo a Dios.  Absolutizar la ciencia y la técnica de modo que acabe: excluyendo la fe por innecesaria, creando antagonismo entre ciencia y fe, viviendo en un permanente dualismo. Civilización de consumo y del bienestar: el exceso de bienes y las falsas necesidades convierte al hombre en consumidor generando en él el ansia de tener y poseer. Como consecuencia de este consumismo, las personas tienden al materialismo, al hedonismo y a la pérdida del sentido de la trascendencia o, lo que es lo mismo, a vivir como si Dios no existiera. Una sociedad que desea y busca libertad: la libertad es una condición necesaria de nuestro ser personal. Ser persona equivale a ser libre, pero ser libre también equivale a conquistar la propia libertad. Por ello, la libertad es don y tarea y, unida al bienestar material, puede llevar al individualismo o al espontaneismo. También hay quien entiende la libertad como una liberta absoluta y sin límites por lo tanto la consideran incomparable con la existencia de Dios. El pluralismo: la rotura de la tutela de la fe y de la Iglesia provoca diferentes modos de concebir, organizar y entender la vida dando lugar al pluralismo. Este cambio profundo afecta a la fe y a la vida pues tiende a privatizar la vida religiosa, a hacerla irrelevante en el ámbito social y a negarle toda proyección pública. La crisis de las ideologías: el pluralismo pone en duda las ideologías que sustentaban la compresión del mundo y la sociedad y, como consecuencia, también caen los valores que se sustentaban en ellas. Ello provoca en el hombre un vacío de sentido y una sensación de desamparo, creciendo de este modo el escepticismo.

1