38

RUNNING
REPORTAJE

ATLETAS DIABÉTICOS:

el running como medicina
Texto: Daniel Sanabria. Fotos: Humberto Pérez / Fundación Diabetes

La diabetes es un trastorno metabólico crónico que afecta a más de tres millones y medio de personas en España. Algunas de ellas pertenecen al Club Diatlétic, fundado hace un lustro con la intención de reunir a los diabéticos que deseaban recibir información para practicar atletismo de forma segura. A día de hoy y tras numerosos estudios, nadie duda de los beneficios que reporta el ejercicio físico a este grupo de personas.

“Es cierto, durante muchos años se ha cultivado la idea equivocada de que a las personas diabéticas no les convenía hacer deporte para evitar que les diera un bajón de azúcar. Se ha escrito mucha literatura sobre ello, pero a día de hoy está más que demostrado que el ejercicio físico es uno de los tres pilares fundamentales para todo diabético junto a la alimentación y la insulina. Correr es bueno en todos los casos, incluso para los diabéticos del tipo uno”. Así de rotundo se muestra Jaume Picazos, atleta diabético, entrenador de atletismo y encargado del Club Diatlétic. Y es que el debate sobre la compatibilidad del deporte y la diabetes ha estado encima de la mesa durante mucho tiempo, aunque actualmente la abundancia de información y los estudios realizados han confirmado que la actividad física tiene efectos positivos sobre los diabéticos. La diabetes es un trastorno metabólico incurable con la que muchas personas conviven a lo largo de su vida. Se caracteriza por un funcionamiento vago del páncreas que repercute en una escasa producción de insulina y en un aumento de los niveles de glucosa en sangre. Existen dos tipos de diabéticos: • Tipo uno: es una diabetes que suele detectarse a temprana edad (hasta los treinta años). En este caso el páncreas ha dejado de funcionar y, por tanto, la producción de la hormona insulina es prácticamente inexistente. Los pacientes dependen a menudo de dosis diarias de insulina. • Tipo dos: se detecta en etapas adultas de la persona y suele estar asociada a la obesidad. En este caso la producción de insulina es escasa aunque por lo general suficiente para llevar una vida normal, pero controlada. Es la diabetes que sufren nueve de cada diez pacientes según los últimos estudios. Aunque la actividad física en ningún caso curará una diabetes, sí mejorará la calidad de vida de los pacientes. Incluso en los diabéticos de tipo uno hacer deporte puede repercutir en una reducción de la dosis de insulina necesaria, ya que al quemar más glucosa durante el ejercicio necesita en menor medida los efectos de la insulina. En cualquier caso, el objetivo final siempre es mantener controlados los niveles de azúcar para no sufrir hipoglucemias, “que es lo que en el mundo del atletismo llamamos pájaras”, apunta Jaume Picazos. “A los diabéticos del tipo dos siempre se les ha dado más libertad porque en todo momento guardan algo de azúcar en el organismo. No así a los de tipo uno, que deben estar más controlados. Imagínate una pájara de la que no te recuperas, ése es el peligro de los diabéticos tipo uno”, explica.

Control, garantía de éxito

Además de los beneficios que correr tiene para cualquier persona, para las personas diabéticas la actividad física posee unos efectos positivos extra, como puede ser la quema de ácidos grasos, el control del índice de masa corporal o la reducción de los niveles de exigencia de insulina. Y es que Jaume asegura que a base de acumular kilómetros la sensibilidad a la insulina va aumentando hasta que llega un momento en el que puedes reducir tu dosis diaria. Sin duda alguna, un argumento de peso para defender que practicar deporte es positivo para los diabéticos. Pero un corredor con diabetes, aunque sea de tipo dos, tampoco puede confiarse. Si bien el atletismo no presenta contraindicaciones para este grupo de pacientes, sí hay que tener en cuenta las complicaciones que puedan venir asociadas a la

Planeta Running

39

Club Diatlétic
Cinco años rodando en Granollers
Un seminario celebrado en Guadalajara sobre el Deporte y la Diabetes fue el embrión de este club deportivo que a día de hoy cuenta con centenas de atletas en sus filas. El deseo de solucionar muchas dudas y de contar con un punto de encuentro llevó a un grupo de jóvenes inquietos a fundar el Club Diatlétic, formado por corredores, ciclistas, triatletas, futbolistas, escaladores, y un montón más de gremios deportivos. “Queríamos dar normalidad al diabético en el mundo del deporte”, afirma una vez más Jaume.

Un corredor diabetico midiendo su nivel de glucosa en sangre antes de empezar una carrera

diabetes, como por ejemplo algún problema cardiovascular. “Yo cada año aconsejo a muchos diabéticos a que se preparen un medio maratón, que es una prueba accesible a todo el mundo. A recomendarles un maratón ya no me atrevo tanto, ya que hablamos de un gran esfuerzo y nunca sabes cómo va a responder el cuerpo”, nos confiesa el responsable técnico de Diatlétic. “En cualquier caso, consultar con un nefrólogo nunca está de más. Si tú tienes una diabetes controlada, son muy pocas las cosas que te pueden prohibir”. Los pacientes diabéticos dependientes de la insulina suelen inyectarse su dosis diaria entre una y dos horas antes del comienzo de la carrera, o bien la noche anterior, aunque hay varios tipos de insulina: la de absorción rápida, que empieza a hacer efecto a los quince minutos, y la de absorción lenta, que dura 24 horas. Todos estos corredores pasan por un control llamado Reducción de la Dosis de Insulina que tiene lugar antes del inicio de la carrera. “Mucha gente rebaja un 50%, otros un 30% y hay hasta quienes rebajan un 80%”, asegura Jaume. En cualquier caso, la tecnología ha hecho posible la creación de un pequeño aparato que acompaña a los atletas durante las carreras. Se trata de un moderno dispositivo que en cinco segundos mide el nivel de glucosa en sangre del paciente, de tal forma que el corredor sabe lo que necesita en el siguiente avituallamiento. “Estas maquinitas son un avance. Se utilizan en cualquier deporte y son muy cómodas, apenas te ocupa lo mismo que un mp3. Solemos correr con ellos encima porque son garantía de éxito”, explica Jaume.

La clave: un buen avituallamiento
Como entrenador nacional de atletismo y corredor popular, Jaume Picazos ha visto de todo en este mundillo. No sólo está convencido de que un atleta diabético puede competir al mismo nivel y con las mismas condiciones que un atleta sano, sino que además asegura que un corredor diabético suele prestar más atención a los cuidados básicos. “Un diabético no se salta jamás el aporte de hidratos de carbono la noche anterior ni el desayuno el día de la carrera porque es consciente de lo que le puede pasar, algo que a menudo sí hacen otros muchos atletas”, explica. “Así pasa luego, que ves a gente llegando a meta medio mareada y con indicios de hipoglucemia”. Las carreras de fondo, que requieren un esfuerzo prolongado, tampoco son un obstáculo para los deportistas diabéticos. Según Jaume Picazos la clave es ser calculador y saber lo que necesitas en cada momento. En este apartado la nutrición en carrera es la que marca la pauta. “Nosotros siempre avituallamos cada 20 ó 25 minutos con un vaso de agua que contenga entre un 8-10% de azúcar. Si utiliza los avituallamientos con inteligencia, un atleta diabético puede hacer frente incluso a una carrera de 100 kilómetros, donde está claro que lo va a pasar mal, pero como cualquier otro corredor”, dice el técnico del Club Diatlétic. “En estos casos los beneficios para el organismo ya son más discutibles, aunque te aseguro que hay diabéticos que han hecho el Maratón des Sables”. Sin duda alguna, después de escuchar a Jaume Picazos muy pocos serán los corredores diabéticos que por miedo no se lancen a calzarse las zapatillas.

La Mitja de Granollers es el escenario en el que se reunen cada año un buen número de integrantes del club. Y en cada edición son muchos los corredores que engrosan las filas del Diatlétic: “en la Behobia y Granollers montamos controles de glucosa cada 5 kilómetros, y cuando otros diabéticos que no nos conocía nos ven dicen ¡Coño! Si yo pensaba que era el único diabético del mundo que corría jajajaja”, nos explica simpático el técnico. El próximo 6 de febrero este grupo de atletas diabéticos volverá a correr en la Mitja, la única cita imprescindible de su calendario atlético

40

ENTREVISTA
Casimiro Blanco “Salvé mi vida, literalmente, gracias al deporte” Hace dos años, aprovechando el circuito de la Mitja de Granollers, se celebró el I Campeonato Nacional de Media Maratón para Diabéticos, donde este atleta bejarano se alzó con la victoria. A sus 32 años, la diabetes no ha impedido a Casimiro lograr marcas por debajo de 1h:15´ en los 21 kilómetros. ¿Cuándo te enteraste de que eras diabético? Tenía 16 años y formaba parte de un equipo ciclista. Empecé a adelgazar, estaba siempre hambriento y me sentía muy cansado; en consulta con el médico me realizaron una prueba de glucemia. Ahí empezó todo. Gracias a la actividad deportiva que realizaba salvé literalmente la vida, ya que la enfermedad se diagnosticó tarde. ¿Cómo afecta la diabetes a tu vida diaria? Soy insulino-dependiente; me inyecto en las tres comidas principales. Me realizo varios controles de sangre al día y cuido bastante mi alimentación. El entrenamiento diario me ayuda a regular el nivel de azúcar y a experimentar la sensación de superarme día a día. ¿Te asustó seguir con el deporte al enterarte de la diabetes? No, al diagnosticarme la diabetes realicé un curso de información para entender qué era. El equipo médico del Hospital Clínico de Salamanca cuenta con una magnífica endocrina (Fany) que me animó a seguir haciendo ejercicio, siempre que me controlara. ¿Cómo controlas tu organismo en las carreras? Llevo un medidor de glucosa siempre conmigo. Entrenando lo utilizo en las tiradas largas (2 o 3 horas) y en carrera me hago controles en salida y meta, durante la competición me guío por mis sensaciones; aunque llevo encima glucosa líquida o en pastillas y la tomo cuando la necesito. También es una suerte contar con puestos de control de Diatlétic cada 5 kms. ¿Qué marca necesitaste para ganar ese I Campeonato de Media Maratón para Diabéticos? Fue una satisfacción muy grande, llegué en 1h:17, aunque mi mejor marca personal está en 1h:13. En cualquier caso, mi objetivo en el running es seguir superándome, compitiendo muchos años y continuar con mi estilo de vida, tanto con la camiseta de Diatlétic como con la de mi equipo: el Vaillant Racing de Valladolid.

¿Sabías que...?
• El próximo 14 de noviembre se celebrará el Día Mundial de la Diabetes. • Las estimaciones realizadas por los estudiosos aseguran que en el año 2030 más de 350 millones de personas en todo el mundo padecerán esta enfermedad crónica. • Los expertos aseguran que la diabetes crecerá debido a los vicios alimenticios actuales pero, sobre todo, al sedentarismo instalado en muchas sociedades. • Una persona sedentaria llega a dar entre 4.000 y 6.000 pasos al día, pero si aumentara esta cantidad hasta los 10.000 pasos mejoraría los niveles de glucosa en sangre. • Los adultos que no practican algún tipo de actividad física tienen el doble de riesgo de padecer diabetes que aquellos que sí hacen deporte. • En España el 4% de la población sufre algún tipo de diabetes. • El riesgo de padecer diabetes aumenta hasta el 15% a partir de los 65 años y hasta el 20% a partir de los 80 años. • La diabetes (o sus complicaciones asociadas) es la cuarta causa de muerte en los países desarrollados, mientras que en España es la tercera en mujeres y la séptima en hombres. • Las causas de muerte en diabéticos están relacionadas en primer lugar con infartos de miocardio y sus complicaciones más frecuentes.

Planeta Running

41

¿Cómo entrena un corredor diabético?
Por norma general, un atleta con diabetes puede tener el mismo sistema de entrenamiento que un corredor no diabético, especialmente los que ya gozan de un alto nivel con marcas cercanas a 1h:20 en media maratón. La cosa cambia cuando nos referimos a diabéticos que se inician en el atletismo sin más pretensión que llegar a meta. “En estos casos suelo ponerles planes de entrenamiento pensados para la diabetes, es decir, muchos rodajes suaves con algún cambio de ritmo, pero la idea es acumular kilómetros a una intensidad moderada para que en el futuro puedan bajar su dosis diaria de insulina. Por supuesto no les meto pirámides de series ni nada de eso”, explica Jaume.

Ejercicio anaeróbico, ¿sí o no?
Mucha literatura hay también escrita sobre los peligros que representan para los diabéticos los esfuerzos anaeróbicos, otro tópico que Jaume se encarga de romper: “el argumento de los que decían esto es que si corres los 200 metros se te disparan las pulsaciones. Pero eso le ocurre a todo el mundo. También decían que los circuitos de fuerza y resistencia eran malos y nosotros los hemos hecho con diabéticos y han bajado su azúcar”, explica el técnico tras su experiencia a lo largo de los años. “Es cierto que un esfuerzo anaeróbico puede acarrear una subida de azúcar inmediata, pero si vemos todo el proceso es mil veces preferible que un diabético entrene los cien metros a que no haga nada”.

Diabéticos profesionales
Como bien nos ha confirmado Jaume Picazos, cualquier deportista diabético puede llegar a ser profesional en cualquier deporte. Estos son algunos de los más famosos diabéticos que triunfaron en el mundo del deporte: • Adam Morrison (baloncesto): campeón de la NBA en los años 2009 y 2010 con Los Angeles Lakers. • Gary Hall (natación): ganador de diez medallas olímpicas, cinco de oro, tres de plata y dos de bronce. • Joe Frazier (boxeo): campeón del mundo de los pesos pesados en 1971. • Maradona (fútbol): campeón del mundo con la Selección Argentina en 1986 y para muchos el mejor futbolista de la historia. • Arthur Ashe (tenis): ganador de tres torneos de Grand Slam y otros 30 torneos del circuito ATP. • Jackie Robinson (béisbol): ganador de un título de Serie Mundial y elegido Jugador Más Valioso de la Liga Nacional americana en 1949. • Josu Feijoo (alpinismo): coronó el Everest el 18 de mayo de 2006.