© UNICEF/NYHQ2013-0989/Maitem

Emergencia en Filipinas

TIFÓN HAIYAN

El tifón Haiyán golpeó Filipinas a las 4.30 a.m del 8 de noviembre arrasando pueblos enteros, afectando a las infraestructuras básicas y produciendo inundaciones y una cifra todavía sin confirmar de fallecidos. Al menos 18 millones de personas viven en las zonas más afectadas por el desastre. UNICEF calcula que 4 millones de niños pueden verse afectados por el tifón. Los niños que han sobrevivido a la terrible violencia del tifón Haiyan necesitan ayuda urgente para recuperarse de las secuelas de la tormenta. Existe una especial preocupación por el impacto en la salud de los habitantes, ya que el tifón ha producido daños en los sistemas de agua y saneamiento. Los niños también necesitan espacios seguros y protegidos para poder jugar y volver a estudiar, mientras los adultos trabajan para recuperar sus hogares y los medios de subsistencia.

1

Resumen de la situación
Actualizado 12 de Noviembre El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia, UNICEF, ha hecho un llamamiento de fondos por valor de 25,4 millones de euros (34 millones de dólares) para prestar ayuda a los cuatro millones de niños de Filipinas afectados por el tifón Haiyán que destrozó el archipiélago hace cuatro días. Este llamamiento es una primera estimación de los fondos necesarios para ayudar a la recuperación de niños y familias. Debido a las dificultes de acceso a la zona, se espera que aumente la estimación de los fondos necesarios para los próximos 6 meses. Se trata de un llamamiento especialmente urgente porque, según las primeras informaciones, muchas de las regiones que han sido golpeadas por el tifón no tienen electricidad, agua, comida ni medicinas. “Cada día que pasa, miles de niños se están quedando débiles y más vulnerables a las enfermedades”, ha dicho Tomoo Hozumi, representante de UNICEF en Filipinas. “El desplome de los sistemas de agua y saneamiento y la destrucción de casas y escuelas están poniendo a los niños en situación de un riesgo enorme y necesitados de ayuda urgente”. UNICEF está distribuyendo suministros de emergencia, en ciudades como Tacloban, una de las más afectadas. Dichos suministros incluyen letrinas portátiles, bidones para almacenar agua limpia, kits de higiene (incluyendo jabón, detergente y productos de higiene personal) y material escolar y de juego, muy necesarios en estas circunstancias para ayudar a la recuperación emocional de los niños. Además la organización está preparada para llevar estos suministros a otras zonas afectadas tan pronto como sea posible el acceso. Cada día se ve con más claridad la gran dimensión de las necesidades que afrontan niños y madres. Los servicios de agua, saneamiento e higiene han sido prácticamente arrasados, con tuberías inundadas y sin electricidad, haciendo imposible el bombeo y tratamiento del agua. Tener agua segura es esencial para proteger a los niños de enfermedades que, unidas a la desnutrición, pueden ser mortales. Debido a que se han destruido muchos centros de salud y clínicas de maternidad, los servicios de salud están restringidos y aumenta el riesgo sobre todo de mortalidad materna y neonatal. Se calcula que unos 100.000 niños menores de cinco años y 60.000 mujeres embarazadas o en periodo de lactancia se han visto desplazados por Haiyán. Las interrupciones en las rutinas de alimentación materno-infantil, como la lactancia materna, junto con los daños a los sistemas de agua y saneamiento han puesto a los niños más pequeños en grave riesgo de desnutrición, especialmente en áreas con alto índice de pobreza en las que 2.000 familias ya estaban luchando para sobrevivir. Se calcula que 2,8 millones de niños en edad preescolar y escolar pueden haber perdido sus hogares. En la zona más impactada de la Región 8, Visayas Oriental, más de 3.000 escuelas y 2.400 centros de atención de día han sido afectados. La destrucción de hogares y escuelas durante los desastres, y el desplazamiento masivo de comunidades y familias deja a los niños en riesgo de abuso y explotación. Los recursos de UNICEF estaban al límite incluso antes del tifón. Las 90 personas que trabajan para UNICEF en Filipinas ya estaban respondiendo al terremoto de Bohol que el pasado 15 de 2

octubre afectó a 3,2 millones de personas. Antes del tifón Haiyán el llamamiento de fondos de UNICEF en 2013 era de unos 30 millones de dólares (22,33 millones de euros), y sólo el 13 por ciento estaba cubierto. Esta petición adicional de 34,2 millones de dólares (25,4 millones de euros) eleva el total de necesidad de financiación de la agencia a 63,5 millones de dólares (47,27 millones de euros).

Respuesta de UNICEF
• • UNICEF Filipinas está distribuyendo actualmente 10.000 paquetes de pastillas potabilizadoras de agua, 3.000 kits de higiene y dos unidades de tratamiento de agua. UNICEF en Copenhague ha enviado más de 20 generadores eléctricos para abastecer plantas de tratamiento de agua. Se han enviado más de 1.200 kits para analizar la calidad del agua y también bidones de agua plegables. UNICEF ha adquirido en el país 10.000 kits de agua y 10.500 kits de agua de tamaño familiar, así como pastillas para potabilizar 6,3 millones de litros de agua. Los especialistas en higiene de UNICEF proporcionarán asesoramiento técnico sobre las alternativas más apropiadas a los inodoros, así como sobre la eliminación segura de los residuos sólidos y líquidos, y también ayuda para vigilar el estado del agua para evitar brotes de enfermedades. UNICEF también ayudará a promover prácticas de higiene en el contexto de emergencia que ayuden a prevenir enfermedades relacionadas con la falta de agua y saneamiento adecuados. UNICEF está acelerando la distribución de 30 botiquines de emergencia con capacidad cada uno para atender las necesidades de una población de 1.000 personas durante tres meses. UNICEF también está enviando ácido fólico y antibióticos para los adultos y los niños. La agencia pondrá en marcha centros de alimentación terapéutica para el tratamiento de la desnutrición aguda severa de los niños. Ya están de camino las cajas con alimento terapéutico (pasta de cacahuete) y 1,35 millones de sobres de micronutrientes en polvo. UNICEF ha distribuido 1.860 lonas impermeables – fabricadas con láminas de plástico reforzado- y 72 tiendas de campaña que pueden ser utilizadas como escuelas y espacios seguros, mientras busca financiación para establecer espacios de aprendizaje para que los niños puedan retomar cuanto antes su jornada escolar y los padres pueden estar seguros de que sus hijos están a salvo durante el día. UNICEF ayudará a poner en marcha programas de recuperación psicosocial, que incluyen la formación de miles de maestros y trabajadores de guarderías para que usen los juegos y las manualidades como forma de ayudar a los niños a superar el trauma que han sufrido. UNICEF está trabajando con las autoridades locales para identificar y registrar a los niños que puedan haber sido separados de sus familias durante los desplazamientos. UNICEF también apoyará el fortalecimiento de las instituciones públicas locales, incluidos los ayuntamientos y Consejo de Barangay para asegurar el bienestar de los niños, ya que estas corporaciones han sido muy debilitadas durante las últimas emergencias. 3

Cómo colaborar Particulares

Cualquier persona puede colaborar enviando un mensaje de texto 1 con la palabra UNICEF al 28028, o realizando su contribución a través de la web: www.unicef.es

Instituciones

1. Donativo en cuenta corriente 2:

CAIXABANK: C/C 2100-7131-91-0200055395 2. Subvenciones provenientes de fondos de emergencia o de cooperación internacional, destinadas a la financiación de las acciones planteadas en el llamamiento de la emergencia 3

Crear una campaña

UNICEF Comité Español ha habilitado una plataforma de crowdfunding para aquellos particulares e instituciones que quieran involucrarse de una manera más activa, creando una campaña propia de recaudación de fondos para la emergencia de Filipinas. Para acceder a la plataforma: https://meayudas.unicef.es/

Para más información sobre la emergencia: http://www.unicef.es/emergencia-tifon-filipinas

El coste íntegro para usuarios de Movistar, Vodafone y Orange es de 1,20 euros e irá íntegramente a UNICEF. Resto, consulte con su operador, coste máximo 1,45 euros, contribución máxima a UNICEF 1,20 euros. Número corto sin fines comerciales. Operado por UNICEF n.atn.clte: 902080900 unicef.es. Información legal y protección de datos: unicef.es 2 UNICEF Comité Español entregará un certificado de la donación recibida. 3 En este caso, la justificación de las subvenciones que recibe UNICEF Comité Español, se ajustará a los procedimientos y reglamentos financieros que rigen el funcionamiento de UNICEF como agencia de Naciones Unidas.

1

4