PERSPECTIVAS EN LA TEORIA DE LA ACTIVIDAD

Editado por • Yrjo Engeström • Reijo Miettinen • Raija – Leena Punamäki

La teoría de la actividad es un acercamiento interdisciplinario a las ciencias humanas que se origina en la escuela de la psicología histórico – cultural, iniciada por Vygotsky, Leontiev y Luria. Toma el sistema de actividad colectivo mediada por el artefacto como su unidad de análisis, tendiendo un puente sobre un área de separación importante entre el sujeto individual y la estructura social. Este volumen es la primera presentación completa sobre el trabajo contemporáneo en la teoría de la actividad, con 26 capítulos originales por autores de 10 países. En el apartado I del libro, se discuten temas teóricos centrales desde diferentes puntos de vista. Algunos temas ubicados en este apartado son la epistemología, la metodología, y la relación entre factores biológicos y culturales. El apartado II está dedicado a la adquisición y desarrollo del lenguaje – un tema que jugó un rol central en el trabajo de Vygotsky y Luria. Este apartado incluye un capítulo que analiza la actividad escrita en aulas escolares japonesas y un original caso de estudio sobre habilidades literales en un hombre con parálisis cerebral. El apartado III contiene capítulos sobre juego, aprendizaje y educación, y el apartado IV trata el significado de la nueva tecnología y el desarrollo de actividades de trabajo. El apartado final abarca temas de terapia y adicción.

Sobre los editores:

Yrjö Engeström es Profesor de Comunicación en la Universidad de California en San Diego y Profesor Académico en La Academia de Finlandia. Reijo Miettinen es Profesor Asociado en el Departamento de Educación de la Universidad de Helsinki. Raija – Leena Punamäki es Investigador Senior en el Departamento de Psicología de la Universidad de Helsinki.

1

TEORIA DE LA ACTIVIDAD Y TRANSFORMACIÓN INDIVIDUAL Y SOCIAL

Yrjö Engeström

Introducción La internacionalización de la teoría de la actividad en los años 1980s y ’90s, se ha ubicado en medio de extensivos cambios en los sistemas políticos y económicos de nuestro planeta. En el transcurso de unos pocos meses, cayó el Muro de Berlín y Nelson Mandela fue liberado de prisión. Esos fueron sólo dos de los símbolos visibles de las transformaciones que continúan asombrando a los más sofisticados observadores. Muchos de los cambios actuales comparten dos caracteres fundamentales. Primero, son manifestaciones de actividades desde abajo, no sólo resultados de los manipuladores tradicionales de entre la elite de los hacedores de decisión política. Segundo, son inesperadas o por lo menos muy repentinas y rápidas escaladas. Estos dos caracteres plantean un serio desafío a las ciencias sociales y a las ciencias de la conducta. Las ciencias sociales y de la conducta han sostenido una división del trabajo que separa el estudio de las estructuras socioeconómicas, del estudio de la conducta individual y del agenciamiento humano. En este terreno tradicional, las estructuras socioeconómicas parecen estables, poderosas y autosuficientes. El individuo puede ser visto como un sujeto activo que aprende y se desarrolla pero, de alguna manera, las acciones del individuo no parecen tener algún impacto sobre las estructuras que lo rodean. Este tradicional terreno dual no nos ayuda a comprender las profundas transformaciones sociales de hoy en día. Más que nunca antes, existe la necesidad de un enfoque que pueda unir dialécticamente la estructura individual y la social. Desde el comienzo mismo, la teoría histórico – cultural de la actividad ha sido elaborada con esta tarea en mente. Teoría de la actividad: ¿Qué clase de teoría?

La teoría de la actividad tiene sus tres orígenes históricos en la filosofía alemana clásica (desde Kant a Hegel), en los escritos de Marx y Engels y en la psicología histórico - cultural soviética rusa de Vygotsky, Leontiev y Luria. Hoy en día la teoría de la actividad está trascendiendo sus propios orígenes: se está convirtiendo en verdaderamente internacional y multidisciplinaria. Este proceso implica el desarrollo de nuevos y antiguos enfoques

2

estático sistema artificial de conceptos entrelazados lógicamente. por una única mente (Jensen. A pesar de darme cuenta que esa posibilidad existe. por el contrario. que la teoría de la actividad debería reflejar esa riqueza y movilidad. ¿Puede la teoría de la actividad desarrollarse como tal sistema auto – organizante de sujetos interactuantes? Obviamente estamos tratando aquí con una tensión entre dos fuerzas. desde el pragmatismo americano y Wittgenstein. con frecuencia vagas. Es perfectamente entendible y probablemente necesario. no debería considerar las contradicciones internas y los debates como signos de debilidad. realizando explícitas declaraciones sobre el núcleo teórico del enfoque de la actividad. de ciertas ideas generales. sobre la base de una idea inicial o matriz (ver Davidov. De todas maneras. Si algo deberían enseñarnos las actuales transformaciones sociales. Una teoría de múltiples voces (o multívoca) como esa. y es exactamente lo que es. discusiones de colegas y aliados. es que los sistemas cerrados de pensamiento no funcionan. 1990). Pero el monismo no tiene que ser interpretado de esta forma. Si tal monismo es combinado con la noción realista estándar de teoría. esto requiere por lo menos un entendimiento compartido sobre el carácter de la matriz inicial y un continuo intento colectivo por elucidar esa matriz. son un aspecto esencial de la teoría. 1989). En la filosofía dialéctica. anticipo que la actual reconstrucción expansiva de la teoría de la actividad realmente conducirá a un nuevo tipo de teoría. La otra fuerza impulsa a los investigadores hacia un aprendizaje entre todos. Esencial a esta teoría emergente es la multivocidad coexistiendo con el monismo. El tema clave parece ser: ¿podemos tener un suficiente entendimiento compartido sobre la idea de la actividad. hasta la etnometodología y las teorías de los sistemas auto-organizantes. así como también los múltiples pasos intermedios que van desde la matriz hasta los conceptos específicos. todo el esfuerzo llevará fácilmente a la elaboración de un cerrado. móvil y rica en variantes de contenido y forma. Algunos pueden temer que la teoría de la actividad se convertirá en una combinación ecléctica de ideas. Una fuerza impulsa a los investigadores hacia aplicaciones individuales y variantes separadas. que cuestione y conteste a las aplicaciones e ideas de otros. el monismo es entendido como un principio a partir del cual es posible desarrollar consistentemente cualquier teoría completa y sus múltiples conceptos.relacionados. o direcciones de desarrollo. como para constituirla en la matriz de una evolucionada teoría de múltiples voces (o multívoca) de la actividad? 3 . La actividad humana es infinitamente multifacética. Esta expansión no es sin problemas. antes de tener una oportunidad para redefinir su propio núcleo. Esto puede sonar como una contradicción.

1988). 1990). así como también traducciones en la revista Psicología Soviética (ahora Psicología Rusa y de Europa del Este). 1989). Después de identificar los temas del debate. que posee su propia estructura.En las siguientes secciones. El rango de las publicaciones iba desde los materiales del Primer Congreso Internacional sobre la Teoría de la Actividad (Hildebrand – Nilshon & Rückriem. Pero existe un desacuerdo teóricamente mucho más interesante respecto a la relación entre actividad instrumental y proceso psíquico. Se ha argumentado que el término inglés de actividad no es capaz de transmitir el sentido profundamente filosófico del concepto alemán original Tätigkeist (Schurig. entre otros. En realidad. Dicotomías 1. hasta recientes colecciones editadas. y Rusia (Lektorsky. Esta distinción surge como resultado de la tradición teórica de S. Con el debido respeto a los términos filosóficos originales. Alemania (Holodynski & Jantzen.. V. y la idea más específica de actividad como una formación cultural y mediada. Brushlinsky. discuto seis temas que pueden ayudarnos a delimitar y definir dimensiones claves de la idea misma de actividad. parece existir una expansiva conciencia de la diferencia fundamental entre activo y actividad. trato de delinear formas de superar y trascender esas dicotomías – posibles elementos hacia una matriz dinámicamente evolucionada del concepto de actividad. Estos temas surgieron mientras recorrí un número de publicaciones recientes que contenían debates sobre el concepto de actividad. Proceso psíquico versus actividad instrumental Uno de los temas básicos concernientes a la teoría de la actividad es la relación entre actividad – activo (como lo opuesto a pasividad) en tanto descripción general de las formas de vida animal y humana. Hansen & Thyssen. 1989). Rubinstein y es defendida hoy por A. publicadas en Dinamarca (Hedegaard. 4 . y contribuciones que han aparecido en un grupo de correo electrónico actual sobre la discusión internacional de la teoría de la actividad. coordinado por el Laboratorio de Cognición Humana Comparativa en San Diego. 1998) y artículos subsiguientes publicados en la revista Diario Multidisciplinario para la Teoría de la Actividad. Presento cada tema a la manera de una dicotomía o de dos posiciones opuestas. Esta es la forma en que con frecuencia surgen las discusiones candentes. no puedo ver cómo la insistencia sobre un término podría prever la nebulosa conceptual. L.

Continúa declarando que la actividad instrumental del sujeto es discontinua. vivo.. 1988. sistémicos. 1987). Como señala Oleg Tikhomirov (1988. La deducción es que las acciones y actividades instrumentales son formaciones secundarias. Brenner & von Cranach. En la ciencia cognitiva. Hacker. Alexander. mientras que el proceso psíquico no. Además. En sociología. Esta pregunta se relaciona directamente con la segunda dicotomía. la acción localizada (o situada) se ha convertido en una importante alternativa a las nociones puramente mentalistas y computacionales del procesamiento de la información (por ej. 1987) plantea que la psiquis. han recibido mucha atención.. dictados por metas o temas ya dados. e históricamente longitudinales. La función orientada a metas y planes. que surgen como productos o resultados del proceso psíquico continuo. En la mayoría de estas teorías. actúa como un proceso. así como también de los artefactos de mediación o de los aspectos culturales de la conducta humana intencional. 1982). la noción del tiempo tiende a ser reducida a porciones relativamente discretas. tan poderosamente enfatizada por el principio de la actividad instrumental. 1984). la acción individual es tomada como la unidad de análisis y como la clave para el entendimiento del funcionamiento humano. frecuentemente descriptas en términos algorítmicos con comienzos y finales claramente definidos. von Cranach & Harré. parecen escapar a la mayoría de las teorías de la acción. Por otra parte. 113). 2. Pero estas teorías parecen tener dificultades en dar cuenta de los aspectos socialmente distribuidos o colectivos. nunca totalmente predeterminado. siempre ininterrumpido. El problema aquí es que el origen de la actividad parece ser reducido a una fuente psíquica individual e interna. Suchman. Fielding. la estructura secuencial. pág. la noción de acción ha sido utilizada en los intentos por superar el dualismo estructura establecida y experiencia individual (por ej. Frese & Sabini. extremadamente plástico y flexible. auto – reproductivos.. 1982. lo cual hace que solamente éste último sea un proceso en el sentido estricto. 1985. 1988. Los aspectos del funcionamiento humano continuos. objetiva y fundamentalmente. concentrándose 5 . Ginsburg. y los niveles de regulación de las acciones. Acción no mediada versus actividad instrumental En años recientes. ha surgido una amplia y variada literatura psicológica sobre la naturaleza de las acciones no mediadas (ver. ver también Brushlinsky. por ej. Esto eliminaría la naturaleza fundamentalmente cultural y social de la actividad. Giddens. 1985. Volpert & von Cranach. la pregunta por la continuidad y discontinuidad en la actividad humana debe ser tomada seriamente.Brushlinsky (1990.

de ir dándole forma gradualmente. hace muy difícil el analizar la base sociocultural y motivacional de la formación de la meta y del descubrimiento del problema. proclamar meramente que la actividad es un nivel superior de análisis no ayuda. • Motivo • Meta • Condiciones instrumentales Extendió la esfera del análisis y dirigió nuestra atención hacia las transformaciones en marcha entre los niveles. En el Primer Congreso Internacional sobre la Teoría de la Actividad. luego ingresa al colegio. expresó la importancia de un nivel subyacente a las acciones como un descubrimiento personal. pág. Hans Aebli. (Aebli. inherentes a las teorías de la acción. Y no está para nada claro que aquellos que utilizan el concepto de actividad sean realmente capaces de superar las tendencias individualista y ahistórica. En el Primer Congreso sobre la Teoría de la Actividad. Ella trata de comprender el sistema: “¿Qué lo hace funcionar?” ¿Qué mueve el sistema? ¿Cuáles son sus mecanismos.) Es cuestión de ir resolviendo este rompecabezas. sus interconexiones? (. 1988.151) El famoso esquema de tres niveles de Leontiev • Actividad • Acción • Operación Y correspondientemente. el conocido teórico de la acción. en un sistema de su mundo: nace en una familia.exclusivamente sobre el nivel de las metas alcanzadas por acciones determinadas y la resolución del problema.. más tarde a un lugar de trabajo. de entender cuáles son sus aspectos estructurales y los motivos funcionando en su interior. otro prominente teórico de la acción. Sin embargo. 6 .. criticó a la predominante cantidad de teorías de la actividad de estas mismas debilidades. Mario von Cranach. Declaró: También la niña es un nuevo miembro en un complejo sistema.

entre la acción expresiva o comunicativa y la actividad instrumental o productiva. Lomov. Y en su famoso estudio sobre el surgimiento de la conciencia en niños sordos y ciegos.) Los análisis concretos son dificultosos. que elige denominar su unidad de análisis como acción de objeto compartida. (. podemos identificar una tercera oposición. sin embargo. 1988. las relaciones entre sujeto – sujeto se oponen a las relaciones sujeto – objeto. por ejemplo. Valsiner.. como las relaciones sujeto – sujeto.La historia es un proceso concreto y no es suficiente que uno filosofe un poco sobre los primeros humanos. Segundo. La descripción de Leontiev sobre el surgimiento del discurso y del lenguaje enfatiza la unidad original de las acciones de trabajo y el intercambio social. (von Cranach. en particular. Existen por lo menos dos versiones de esencialmente la misma crítica. esta es. ciertamente juegan un rol importante en su teoría. 153 – 155). 1988) presenta el trabajo de Leontiev como una eliminación de la idea original de Vygotsky sobra la mediación semiótica. Meshcheryakov (1979) pone un énfasis tan fuerte sobre esta unidad. 3. y luego realizar un enorme salto directo a la distinción entre capitalismo y socialismo. Los adeptos a la escuela histórico – cultural señalan repetidamente que la comunicación es un aspecto inherente a todas las actividades instrumentales. 7 . por un supuestamente rígido y restrictivo énfasis en la producción de objetos mediada por herramientas como la forma prototípica de actividad. Otra versión (por ej. cómo corrían tras los antílopes. En un nivel más general. Estas críticas conducen a una oposición en dos sentidos. Se dice que la comunicación y la mediación por signos son descuidados o suprimidos en esta versión de la teoría de la actividad. 1984.. Producción instrumental de herramientas mediadoras versus comunicación expresiva mediada por el signo Los originales trabajos de Leontiev sobre la teoría de la actividad han sido repetidamente criticados. Una lectura cuidadosa del trabajo de Leontiev revela que tanto la mediación por signos. Kozulin... Primero. la mediación por signos es opuesta a la mediación por herramientas. porque a las instituciones y a la gente en el poder con frecuencia les disgustan los análisis concretos de sus actividades y de su historia. 1980) acusa a la teoría de la actividad del intento de subsumir todo bajo un concepto y presenta a la comunicación como la idea paralela o alternativa fundamental de la psicología. Una versión (por ej. págs. Esta última oposición figura prominentemente en el trabajo de Habermas (1984).

sin embargo. ¿Pero cuáles son los componentes fundamentales interactuando en un sistema de actividad? Con frecuencia son reducidos al sujeto. las actividades del lenguaje son al mismo tiempo un fenómeno lingüístico y sociocultural. Que yo conozca. Este triángulo. 40) como un simplificado modelo de acción mediada. el objeto y el instrumento mediador (el cual puede referirse a herramientas o a signos). Acercándose a Marx. fue presentado por Vygotsky (1978. la distinción conceptual entre actividad y acción no estaba todavía trabajada al momento en que Vygotsky presentó su modelo. 4. Primero. Leontiev postuló los tres niveles de actividad mencionados previamente. Esta idea está enraizada en el trabajo de Vygotsky (1962. Están estructuradas por principios lingüísticos y socioculturales. 1978). Leontyev (1981) y Wittgenstein (1958). Las concretas implicaciones de este 8 . Leontiev no elaboró cómo el modelo de acción triangular podría desarrollarse o extenderse para representar la estructura de un sistema colectivo de actividad. se convierten en parte del significado pragmático o social de las estructuras lingüísticas particulares que conducen a estas tareas. pág. el lenguaje y la comunicación. La siguiente cita de Elinor Ochis es un claro ejemplo de ésto. (Ochs. En parte esta discrepancia puede deberse al hecho de que la estructura sistémica de la actividad no fue completamente analizada y modelada por Leontiev y sus colaboradores inmediatos. pág. algunos prominentes lingüistas están encontrando el mismo concepto de actividad crecientemente atractivo como una forma de conceptualizar la conexión entre los dominios socioculturales y lingüísticos.17) Entonces. Un principio clave de este enfoque es el historicismo. Segundo. Leontyev utiliza la noción de “objetivación”. Relativismo versus historicismo La teoría de la actividad evolucionó a partir de la escuela de la psicología histórico – cultural.Es de alguna forma irónico que al mismo tiempo que el concepto de actividad instrumental es criticado por algunos psicólogos y filósofos de descuidar la mediación por signos. los contextos socioculturales que las actividades del lenguaje generan o reflejan. 1988. hay una curiosa discrepancia entre las formas en que Leontiev es leído por los críticos y por aquellos que simpatizan con sus ideas. por la cual los objetos (y también las palabras) toman su sentido de la variedad de actividades en las que participan.

la alternativa estándar parece ser el evitar la historia por completo. Pero especialmente entre los investigadores anglosajones adherentes a las ideas de Vygotsky. Si las ciencias sociales y las ciencias de la conducta desean evadir esta cuestión. sin analizar seriamente el desarrollo histórico que ha conducido a esas diferencias. tanto útil como teóricamente. siendo una notable excepción el admirable artículo de Sylvia Scribner (1985) sobre el uso de la historia en Vygotsky. fácilmente involucrará sospechosas nociones sobre qué es “primitivo” y qué “avanzado”. entendido como el análisis histórico concreto de las actividades bajo investigación. Tales nociones reducen la rica diversidad de las formas socioculturales de vida a una escala unidimensional. La razón menos obvia para el descuido de la historia tiene que ver con el punto que mencioné anteriormente. 99). grupos sociales. A pesar de que esta posición liberal puede ser una base cómoda para el discurso académico. el escaso desarrollo de modelos de estructura de un 9 . serán incapaces de encontrar. cuidadosa y amablemente criticados por Cole y Griffin (1980. Cualquier terreno conceptual que postule una secuencia predeterminada de etapas de desarrollo socio – histórico. La obvia proviene de problemas con rígidas interpretaciones sobre la mirada del marxismo – leninismo acerca de la historia. La noción relativista subyacente es que no deberíamos realizar juicios de valor al respecto de quién tiene una cognición mejor o más avanzada – que todas las formas de pensamiento y práctica son igualmente válidas. menos obvia. sobre lo que es malo y lo que es bueno. y dominios de práctica son de esta manera comúnmente explicadas. Cuando Asmolov (1987) presentó una lista de principios sobre el enfoque de la actividad. ignora el hecho de que en todos los dominios de la práctica social deben realizarse juicios de valor y tomarse decisiones diariamente. ver también Cole. este es. 1976). ha sido mayormente descuidado en las investigaciones empíricas basadas o inspiradas en la teoría de la actividad. cuál es el camino “hacia arriba”. ambiciosas herramientas intelectuales para los practicantes que realizan esas cruciales decisiones. el cual atraviesa todas las investigaciones que utilizan el enfoque de la actividad” (pág. La gente debe decidir hacia adónde desea ir. Este problema ya era evidente en los clásicos estudios de Luria en Asia Central (Luria. 1988). en media oración: “el principio del historicismo.principio han sido sorprendentemente poco discutidas. Tales afirmaciones no pueden esconder el hecho de que el principio del historicismo. razón de este descuido. Las diferencias cognitivas entre las culturas. el historicismo fue mencionado al final. Seguramente es apropiado el evitar la rígida imposición de secuencias unidimensionales sobre la realidad social. Existe una obvia y otra.

5. Sea como sea. Si un sistema colectivo de actividad es tomado como la unidad. la historia se torna muy general o infinitamente compleja. En una colección rusa sobre el concepto de actividad editado por Lektorsky (1990). este énfasis fue repentinamente casi invertido. El trabajo de Vera John – Steiner sobre la creatividad y el enfoque de la investigación evolutiva del trabajo originados en Finlandia (por ej. especialmente La Psicología del Arte (1971). 1990) pueden ser mencionados como comienzos en esa dirección.. ver la mesa de discusión “Reestructurando la Psicología” en Psicología Soviética. Sintomáticamente. sino que también estaban interesados en cómo los niños creaban sus propios artefactos con el objetivo de facilitar su performance (ver Luria. y avanzar más allá de los confines de la biografía individual. y sobre la transformación expansiva de los contextos de actividad. sobre la producción de novedosos patrones sociales. Leontiev y Luria no sólo examinaron el rol de los artefactos dados como mediadores de la cognición. en cambio. reducida al aprendizaje infantil de habilidades y conocimiento en interacción con adultos y pares más experimentados. Ha habido muy poca investigación concreta sobre la creación de instrumentos.sistema de actividad. Quizás esta conclusión reflejó el impacto de la perestroika en la filosofía y la psicología (sobre diferentes puntos de vista de este impacto. 1987. 27 (6) [1989] y 28 (1) [1990]). han recibido muy poca atención. la historia puede tornarse manejable. la investigación concreta y la experimentación inspiradas por la teoría de la actividad han sido fuertemente dominadas por el paradigma de la internalización. Si la unidad es el individuo o la situación individualmente construida. obtenemos una versión de la investigación de Vygotsky que se parece más a una teoría del aprendizaje social adornada con terminología de moda. Si la unidad es la cultura o la sociedad. la historia está reducida a la ontogenia o la biografía. los escritos de Vygotsky que trabajaron la creación y la externalización. Casi todos los autores enfatizaron que el aspecto más importante de la actividad humana es su creatividad y su habilidad para exceder o trascender las limitaciones e instrucciones dadas. ha sido casi una obviedad el que la internalización es el mecanismo psicológico clave descubierto por la escuela histórico – cultural. Engeström. 1979). Internalización versus creación y externalización Tanto en el Este como en el Oeste. Los análisis históricos deben focalizarse sobre unidades de tamaño manejable. Cuando la internalización es. 10 . Y parece ser olvidado por completo que los primeros estudios dirigidos por Vygotsky.

. pág. el filósofo soviético E. el concepto y principio de actividad se convertirán esencialmente en términos vacíos y.6.). ya que a cualquier principio formulado en términos abstractos es siempre posible oponerle otro. Xx). A pesar de que la idea de Yudin probablemente no era generar otra dicotomía. diálogo. no avanzaremos en absoluto hacia un análisis sustantivo. Principio de explicación versus objeto de estudio En los años 1970s.. Desde que esa distinción fue establecida. cuando la actividad es tomada sólo como un principio de explicación. Leontiev y Luria revela que estos pensadores estaban primaria y consistentemente interesados en actividades humanas reales. A. Leer recientes discusiones teóricas y debates concernientes al concepto de actividad me forzó a observar que. auto-conciencia.)? (Lektorsky. una mirada a los trabajos de Vygotsky.. ha sido utilizada en varias discusiones para diversos propósitos. la discusión se muestra relativamente inefectiva. quizás la más 11 . ¿debemos comenzar a entender tal fenómeno como asociación. no importa cómo los manipulemos. Even Ilienkov..) Creo que nunca podremos tener un verdaderamente fructífero enfoque de la actividad si simplemente superponemos el concepto de actividad sobre hechos conocidos (. Lektorsky tenía esto en mente cuando escribió: Si la discusión procede sólo a nivel de la formulación de posiciones generales y no es acompañada por intentos de aplicarlas constructivamente o hacerlas reales en un sistema conceptual más o menos elaborado para explicar un área específica objetiva. concretamente presentes en tiempo y espacio. Efectivamente. frecuentemente atribuidas por sus críticos a los teóricos de la actividad. Aquí nos encontramos tratando con las cuestiones más importantes de pensamiento y escritura de las “grandes teorías”. reflexión. (.. parece que el resultado es frecuentemente un ejercicio conceptual interminable con escaso entrenamiento empírico. G. Sin embargo.. en las discusiones resultantes esta distinción con frecuencia se ha detenido en esa fija oposición. Supongo que V. En este último caso. 1990. antes que simplemente denominarlos como diferentes “formas y tipos de actividad” (. etc. Yudin (1978) señaló que el concepto de actividad puede ser entendido como un principio de explicación o como un objeto de estudio.

entre la conceptualización y la intervención? Antes de presentar algunos puntos de vista personales sobre estas tres preguntas. Efectivamente. 12 . basó su trabajo conceptual en un meticuloso análisis del procedimiento metodológico que generó un texto específico. cuál sería una forma viable para modelar la estructura y las relaciones dinámicas de un sistema de actividad? Segundo. que toma actividades concretas como sus objetos de estudio. el Capital de Karl Marx. existe una importante cantidad de investigación empírica orientada a la práctica. la resultante apertura e “incompletud” de los sistemas conceptuales puede ser dificultosa para un investigador que quisiera simplemente aplicar en la práctica un terreno teórico bien definido. los trabajos conceptuales nucleares sobre la teoría de la actividad están mayormente basados en materiales y casos históricos concretos. ¿qué tipo de metodología es apropiado para la investigación teórica de la actividad – uno que pueda unir los espacios entre la base y la aplicación. En otras palabras. En esos casos. Este es. ¿cómo podemos incorporar el historicismo y el juicio de desarrollo en los análisis teóricos de la actividad. Por otra parte. pero tomando verdadera cuenta de la diversidad y multiplicidad inherente a las actividades humanas? Y tercero. los métodos y descubrimientos específicos pueden no enriquecer ni impulsar la elaboración de las bases conceptuales y metodológicas. ¿cómo podemos representar la matriz de la teoría de la actividad o.importante y teóricamente la más exigente influencia filosófica en el enfoque soviético de la actividad. la idea de la mediación. este es. quiero enfatizar lo que veo como el primer prerrequisito para cualquier elaboración fructífera sobre estos temas. Es bastante común que en tales estudios el concepto y la estructura de la actividad sean tratados como cosas auto – explicativas. más específicamente. especialmente en los dominios del aprendizaje y juego. La mediación como una clave Las seis dicotomías señaladas previamente pueden ser condensadas en tres preguntas cruciales: Primero.

o desde el interior por sí mismos. Como Marx Wartofsky (1979. En el primer caso. realizar esfuerzos por probar “oposiciones teóricas” entre estos pensadores. 1978. ha creado la noción dicotómica aún prevaleciente respecto a la cual los humanos son controlados o desde el exterior por la sociedad. Esta es la idea que sirve como línea vital que unifica y conecta los trabajos de Vygotsky. Es una idea que derriba los muros cartesianos que aíslan la mente individual de la cultura y la sociedad. La mediación por instrumentos y por signos. La división tradicional entre las ciencias sociales y la psicología. pá. por ejemplo – están hoy enfocando su investigación sobre el 13 . sino que es una invitación al estudio serio de los artefactos como componentes integrales e inseparables del funcionamiento humano. parecen análisis más engañosos que análisis serios y originales. Este potencial expansivo es evidente si prestamos atención a la noción de control. (Vygotsky. escribió: Debido a que este estímulo auxiliar posee la función específica de la acción invertida. era muy consciente de las revolucionarias implicaciones concernientes al control. los orígenes de la autodeterminación individual son atribuidos igualmente a fuentes misteriosas de urgencias biológicas o al libre destino. no es simplemente una idea psicológica. 205) escribe. la posibilidad del agenciamiento humano y de la transformación de las estructuras sociales desde abajo se convierte en un misterio inexplicable.Es de alguna manera sorprendente que en la actual discusión teórica concerniente al concepto de actividad. controlar su conducta desde el exterior. En el último caso. transfiere la operación psicológica a formas superiores y nuevas cualitativamente. No es accidental el que algunos de los más creativos investigadores de la ciencia cognitiva – Donald Norman y Ed Hutchins. sobre la base de las urgencias biológicas. cursiva en el original). utilizando y creando artefactos. mediante la ayuda de estímulos extrínsecos. Cuando Vygotsky formuló su idea de la mediación. Denominando a los artefactos mediadores estímulos auxiliares. 40. pág. Leontiev y Luria. La idea es que los humanos pueden controlar su propia conducta – no “desde el interior”. sea prestada muy poca atención a la idea de mediación. sino “desde el exterior”. Esta perspectiva no sólo es optimista respecto a la autodeterminación humana. y los otros representantes importantes de la escuela soviética histórico – cultural. “el artefacto es a la evolución cultural lo que el gen a la evolución biológica”. y les permite a los humanos.

1990). actividad y acción.rol de los artefactos en la cognición (ver Norman. Una representación triádica de acciones Estoy convencido que para trascender la oposición entre actividad y proceso. Modelando el sistema de la actividad Figura 1. y actividad y comunicación. Mis acciones para preparar y presentar el discurso sobre el cual está basado este capítulo podrían ser representadas utilizando el modelo triádico clásico presentado en la Figura 1. Hutchins. necesitamos crear y testear modelos que expliquen los componentes y las relaciones internas de un sistema de actividad. 1988. El primer triángulo representa mis acciones para preparar y escribir el discurso con la ayuda 14 .1. La teoría de la actividad tiene el potencial conceptual y metodológico para ser un cambio de rumbo en los estudios que ayuden a los humanos a ganar control sobre sus propios artefactos y así sobre su propio futuro. y sacar completa ventaja del concepto de actividad en la investigación concreta.1.

de literatura disponible. el modelo puede ser expandido como lo muestra la Figura 1. de sentidos objetivados y relativamente duraderos. ¿por qué me molesto primero en preparar el discurso? De alguna manera. el resultado proyectado ya no es más momentáneo y situacional. Los resultados de mis acciones parecen ser muy limitados y restringidos a una situación: un texto particular. En otras palabras. Es esta 15 . en nuevos patrones de interacción socialmente importantes. El sujeto ha sido cambiado. Si esto es todo lo que hay por ganar. Los temas centrales de la teoría de la actividad remiten al objeto – esto es lo que conecta mis acciones individuales a la actividad colectiva. en cambio. Un modelo complejo de un sistema de actividad Para superar estas limitaciones.2.2. Por el contrario. un impacto momentáneo sobre los oyentes. utilizando el texto escrito y las palabras habladas como mis más importantes artefactos mediadores. Ya no soy más “yo” como un individuo. este nivel de representación esconde u oscurece el motivo detrás de las acciones. Sin embargo. Figura 1. El problema con esta clásica representación es que no explica totalmente la naturaleza social y colectiva de mis acciones. El segundo triángulo representa mis acciones subsiguientes para presentar el discurso en el congreso. Aquí dibujo la estructura de un sistema de actividad emergente que podría ser denominado colaboración internacional de actividad teórica. consiste. me sitúo a mí mismo dentro de un diverso grupo internacional de intelectuales que creó esta organización. no representa mis acciones en tanto eventos en un sistema de actividad colectiva.

el modelo está sirviendo a su intención. he puesto flechas con forma de rayo entre el objeto y los artefactos mediadores. En mi análisis. en tanto son desconocidos por los actores conscientes. la primera contradicción existe corrientemente entre los mismos temas desafiantes que la teoría de la actividad está enfrentando y los instrumentos bastante débiles de colaboración y discusión de nuestra posición.proyección desde el objeto hasta el resultado la que. Sumado al legado objetivado en textos de la escuela histórico – cultural. Las reglas están igualmente perdidas: convenciones ampliamente tácitas de colaboración internacional científica y estatutos manifiestamente muy flexibles del organizador de los congresos internacionales sobre la teoría de la actividad. seguramente evocará objeciones y críticas. Las acciones más planeadas y simplificadas implican fracasos. la división del trabajo dentro esta perdida comunidad parece contener múltiples capas de fragmentación y compartimentalización. Finalmente. eludiendo una discusión conjunta. Las acciones no son completamente predecibles. En la Figura 1. Éstos son muy difíciles de explicar si uno permanece a nivel de las acciones. ISCRAT. y entre el objeto y la división del trabajo. y viceversa. Existen otros tipos de relaciones comunicativas. La segunda contradicción existe entre esos temas desafiantes y la división fragmentada del trabajo que continúa separando diferentes disciplinas. disrupciones e innovaciones inesperadas. La base social de esta actividad es la comunidad mundial bastante perdida de los intelectuales interesados en la teoría de la actividad. los más importantes artefactos mediadores en este sistema de actividad son los encuentros y las publicaciones internacionales. Los modelos recién presentados indican que puede ser muy fructífero moverse desde el análisis de las acciones individuales al análisis de su contexto de actividad más amplio. racionales y maquinales. El análisis del sistema de actividad puede iluminar las contradicciones subyacentes que condujeron a aquellos fracasos e innovaciones. por un lado (número 1). no importa cuán vagamente imaginada. pero espero que también más elaboraciones y alternativas. El modelo sugerido del sistema de actividad también resalta las relaciones sujeto – comunidad – las relaciones comunicativas – como un aspecto integral de los sistemas de actividad. Éstas indican contradicciones entre los componentes centrales del sistema de actividad. típicamente aquellas en las cuales 16 . Este intento necesariamente breve de modelar el sistema de actividad de los teóricos de la actividad. funciona como el motivo de esta actividad y aporta un sentido más amplio a mis acciones. Si es así. por el otro (número 2). grupos nacionales y escuelas de pensamiento.2.

de un sistema de actividad tal como aquel indicado en mi ejemplo? El análisis de Zerubavel (1979. Parece prometedor el analizar estos ciclos. es importante notar que el tiempo de la actividad es cualitativamente diferente al tiempo de la acción. los ciclos expansivos son de crucial importancia. pueden llevar también al surgimiento de nuevas estructuras. Esas relaciones necesitan elaboraciones más amplias del modelo. en la terminología de Stephen Jay Gould (119879. El tiempo de la acción corresponde al “tiempo flecha” y el tiempo de la actividad “tiempo ciclo”. utilizando y desarrollando estos modelos integrados. Estas observaciones tienen importantes consecuencias para algunas de las dicotomías discutidas previamente. Tal irreversible estructura temporal podría ser denominada un ciclo expansivo (Engeström. Pero estoy bastante confiado en que las serias investigaciones. G. nos posibilitarán superar la oposición entre actividad y comunicación.representantes de diferentes sistemas de actividad interactúan.7. quizás modelos enteramente nuevos. P. 1988. parece recorrer fases cuyas condiciones están “lejos del equilibrio” (Prigogine & Stengers. Sabemos poco al respecto de las dinámicas y fases de esos ciclos de desarrollo. pág. cursiva en el original). sobre la base de alguna estructura precedente” (Shchedrovitskii. destaca que “es bastante natural el intentar representar la reproducción en la formación de una nueva estructura social como ciclos resultantes. con el propósito de lograr un mejor entendimiento acerca de la formación y resolución de las contradicciones internas en los sistemas de actividad. Shchedrovitskii. ¿Cuál sería un período o patrón apropiado. cíclicas estructuras temporales. la oposición entre proceso psíquico continuo y actividad 17 . Para la comprensión histórica de los sistemas de actividad. El tiempo de la acción es básicamente lineal y anticipa una terminación finita. El tiempo de la actividad es recurrente y cíclico. los ciclos no tienen que ser repetitivos. En principio. Uno debe dividir la corriente de eventos históricos en patrones más grandes que tengan características significativas propias. 1981) sobre el tiempo en organizaciones provee múltiples capas de repetitivas. Sin embargo. Estemos hablando de ciclos repetitivos o de ciclos expansivos. uno de los pocos teóricos de la actividad soviéticos que ha estado por mucho tiempo preocupado en el desarrollo de los sistemas colectivos de actividad. La trayectoria de un sistema de actividad desplazándose a través de un ciclo expansivo así. 1984). a nivel de la evolución histórica. 1987). Historicismo y diversidad Un tema clave en el análisis histórico es la periodización.

la internalización gradualmente toma la forma de autorreflexión crítica – y la externalización. la oposición entre internalización y externalización creativa puede ser colocada en una nueva luz. Quizás esta oposición está al menos parcialmente basada sobre una insuficiente diferenciación entre las estructuras temporales de acción y actividad. Segundo. Obviamente un ciclo expansivo es un proceso de desarrollo que contiene tanto internalización como externalización. una búsqueda de soluciones. estas formas de internalización o apropiación no son suficientes para el surgimiento de una nueva estructura. La Figura 1. el diseño actual y la implementación de un nuevo modelo de actividad se fortalecen: la Externalización comienza a dominar. el ciclo expansivo de un sistema de actividad comienza con un énfasis casi exclusivo sobre la internalización. La nueva estructura de actividad no surge inesperadamente. A medida que el ciclo avanza. Y requiere la apropiación reflexiva de los modelos e instrumentos culturalmente avanzados existentes. que ofrezcan salidas de las contradicciones internas.3. la socialización y sobre el entrenamiento de los novatos para convertirlos en miembros competentes de la actividad. El ciclo expansivo externalización creativa ocurre primero en forma de discretas innovaciones individuales. Requiere el análisis reflexivo de la estructura de actividad existente – uno debe aprender a conocer y entender lo que se desea trascender.discontinua comienza a parecer cuestionable.3. Esto está esquemáticamente representado en la Figura 1. En la Figura 1.3. aumenta. A medida que las disrupciones y contradicciones de la actividad se tornan más demandantes. como si ésta fuera llevada a cabo rutinariamente. La externalización alcanza su cima cuando un nuevo 18 . De todas maneras.

o conducta rudimentaria. Las contradicciones internas del sistema de actividad dado en una fase dada de su evolución. y cualquier modelo para el futuro que no localice y elimine aquellas contradicciones. como capas en un conjunto de competencias complementarias dentro del sistema de actividad. pueden ser identificadas más o menos adecuadamente. se convertirá eventualmente en no-expansivo. un ciclo expansivo así puede ser visto como el equivalente de la zona de desarrollo próximo. planteado por Vygotsky (1978). nuevamente se convierte en la forma dominante de aprendizaje y desarrollo. Un ciclo expansivo es una reorquestación de esas voces. y (4) observación del actual desarrollo en la conducta naturalmente producida. 19 . Vuelta a las transformaciones: el método evolutivo Con frecuencia se dice que el experimento formativo o evolutivo es el método de investigación más adecuado y característico de la teoría de la actividad. no puede ser decidido utilizando medidas estándar externamente dadas. Desde el punto de vista del historicismo. Un sistema de actividad es por definición una formación de múltiples voces (multívoca). Esas decisiones son producidas localmente. a nivel del aprendizaje individual. Scribner traza cuatro momentos o pasos en la metodología esquematizada por Vygotsky: (1) observación de la conducta cotidiana contemporánea. la internalización de sus inherentes caminos y sentidos. El historicismo en esta perspectiva significa identificar los ciclos pasados del sistema de actividad. Aunque tampoco son decisiones arbitrarias. dentro de los mismos ciclos expansivos. Lo que está más avanzado.modelo para la actividad es diseñado e implementado. (3) producción experimental del cambio desde la conducta rudimentaria a las formas superiores de la conducta. Mientras que el nuevo modelo se estabiliza. de los diferentes puntos de vista y enfoques de los diversos participantes. el punto clave de los ciclos expansivos es que definitivamente no son cursos predeterminados de desarrollo unidimensional. La reorquestación de las múltiples voces es dramáticamente facilitada cuando las diferentes voces son vistas contra sus trasfondos históricos. Sylvia Scribner (1985) ha demostrado cuidadosamente que la idea de Vygotsky del método apropiado no es reductible a ninguna técnica única. A nivel de los sistemas colectivos de actividad. “cuál camino es hacia arriba”. (2) reconstrucción de las fases históricas de la evolución cultural de la conducta en investigación. bajo condiciones de búsqueda incierta e intensiva.

las estructuras sociales más 20 . el tipo de metodología que yo tengo en mente requiere que las ideas generales de la teoría de la actividad sean puestas al ácido test de validación práctica y de relevancia. enfatizando la internalización de las funciones psicológicas superiores culturalmente dadas. necesitamos una metodología para el estudio de ciclos expansivos. haciendo a las actividades concretas los objetos de estudio. E inversamente. el concepto de actividad como un principio de explicación puede ser continuamente reexaminado y reconstruido. en intervenciones que apunten a la construcción de nuevos modelos de actividad conjuntamente con los participantes locales. las más remotas. Esos conceptos teóricos intermedios proveen un puente de doble dirección entre la teoría general y la práctica específica. La gente no solamente enfrenta el desafío de adquirir la cultura establecida. o de cualquier otra disciplina particular. De esta manera. Una metodología como esa no encaja fácilmente dentro de los límites de la psicología.Esta es en realidad una metodología cíclica para el entendimiento de las transformaciones a nivel individual. conceptos y métodos teóricos intermedios – herramientas intelectuales para un mejor entendimiento reflejado de la práctica. Con el fin de entender esas transformaciones que suceden en los sistemas de actividad humanos. La idea es que las fundamentales relaciones sociales y contradicciones de la formación socioeconómica dada – y también el potencial para un cambio cualitativo – estén presentes en todas y cada una de las actividades locales de la sociedad. La validación y generalización de los resultados serán decididas por la viabilidad. los investigadores estarán comprometidos en producir socialmente nuevos instrumentos y modos de práctica conjuntamente con sus sujetos. Tal construcción puede ser exitosa sólo cuando esté basada sobre el cuidadoso análisis histórico y empírico de la actividad en cuestión. No estoy sugiriendo un retorno a formas primitivas o ingenuas de investigación de la acción. Este enfoque implica un localismo radical. Los descubrimientos claves y los productos de esa investigación son novedosas actividades específicas. Hoy en día es cada vez más evidente que éstas no son sólo tipos de transformaciones que deben ser entendidas o adquiridas. o de la sociología. idealizando las tan llamadas ideas y esfuerzos espontáneos que provienen de practicantes. Por el contrario. experimentando tales transformaciones. también enfrenta situaciones en las cuales debe formular una cultura deseable. En lugar de sólo desarrollar experimentalmente en los estudiantes habilidades y funciones mentales. Quiero sugerir que una metodología así está mejor desarrollada cuando los investigadores forman parte de verdaderos sistemas de actividad. Este enfoque aporta nuevos contenidos a la noción de experimentos formativos. difusión y multiplicación de esos nuevos modelos en sistemas de actividad similares.

incluso si tienen lugar en altas oficinas políticas y corporativas salas de reunión directivas. puedan ser vistas como actividades locales llevadas a cabo por seres humanos concretos con la ayuda de instrumentos mediadores. podría ser útil intentar ver a la sociedad más como una red de múltiples capas de sistemas de actividad interconectados y menos como una pirámide de estructuras rígidas. que dependen de un único centro de poder. 21 . En este sentido.impersonales. en vez de en plantas fabriles y esquinas.