A LA FISCALÍA PROVINCIAL DE MADRID

El Letrado del Ayuntamiento de Madrid, ante la Fiscalía comparece y, como mejor proceda en Derecho, DICE: Que en la representación que ostenta, en virtud de lo dispuesto en el artículo 28 de la Ley de Capitalidad y Régimen Especial de Madrid, Ley 22/06 de 4 de Julio, y con domicilio para citaciones en la Asesoría Jurídica del Ayuntamiento de Madrid, calle Montalbán nº 1, por medio del presente escrito pone en conocimiento de esa Fiscalía los hechos que a continuación se detallan. Los pasados días 23, 24 y 25 de octubre, los representantes de la Federación de Servicios Públicos de la FSP-UGT, de la Federación de Servicios Privados de CC.OO y de la Confederación General del Trabajo (C.G.T.), todas ellas de Madrid, pusieron en conocimiento de la Dirección General de Trabajo de la Consejería de Empleo, Turismo y Cultura de la Comunidad de Madrid, su decisión de convocar una huelga con carácter indefinido a partir de las 00:00 horas del día 5 de noviembre de 2013 de todos los trabajadores de las distintas empresas concesionarias que prestan Madrid los servicios públicos de para el Ayuntamiento de urbana (incluido el limpieza

Aeropuerto de Madrid-Barajas y el Selur), así como los de limpieza, conservación y mantenimiento de zonas verdes y arbolado urbano en la Ciudad de Madrid. Posteriormente, el día 28 de octubre de 2013, se reunieron los representantes de las mencionadas empresas y los comités de huelga de limpieza viaria y jardinería, con el fin de acordar la implantación

1

de los Servicios Mínimos, sin que de la reunión resultara ningún acuerdo. De las indicadas reuniones se levantaron las correspondientes actas que se adjuntan (Documento nº1). Una vez tuvo constancia del desacuerdo entre las partes y a consecuencia del mismo, el Ayuntamiento de Madrid estableció mediante Decreto de 31 de octubre de 2013 los correspondientes servicios mínimos (Documento nº 2). El día 4 de noviembre se convocó una manifestación por la Unión Sindical Obrera de Madrid (USO), a la que posteriormente se adhirió la Federación de Servicios Privados de Comisiones Obreras, comunicada a la Delegación del Gobierno de Madrid (Documento nº 3). Ese mismo día 4 de noviembre, con ocasión de la manifestación que precedía al 5 de noviembre, fijado como inicio de la huelga indefinida de los servicios públicos de limpieza urbana, y que había sido convocada por la Unión Sindical Obrera de Madrid (USO), a la que posteriormente se adhirió la Federación de Servicios Privados de Comisiones Obreras, se prendieron diversas hogueras en la Puerta del Sol a la vez que se produjeron daños en el mobiliario urbano de diversa consideración. Los actos vandálicos indicados se repitieron en los días comprendidos entre el 5 de noviembre y el día 15 de noviembre, añadiéndose a ellos otras conductas diversas de incuestionable gravedad. De este modo, ya desde la tarde del día 4 de noviembre tuvo lugar el volcado de papeleras y contenedores, algunos de los cuales contenían residuos y sustancias líquidas que podía resultar

2

deslizantes y que se derramaron por la vía pública ocasionando un riesgo grave, evidente y cierto para la seguridad de la circulación de las distintas vías donde se produjeron los hechos así como de las personas que por ellas transitaban. Ninguno de los autores de estos hechos se encargaron de restablecer la seguridad de las vías afectadas retirando los objetos que previamente habían arrojado a la vía pública, consistentes en basura y residuos urbanos, papeleras y contenedores así como las diversas sustancias derramadas. Asimismo se obstaculizaron vías públicas con hogueras. En relación a los daños descritos debe indicarse que los mismos se produjeron no solo mediante pintadas, golpes o impactos en el mobiliario urbano, sino que además se prendió fuego a los mismos con el indudable riesgo que ello suponía para la seguridad de las personas y propiedades que se encontraban en las inmediaciones. El empleo del fuego como medio para la destrucción del patrimonio municipal no se limitó a los contenedores y papeleras. Además se incendiaron vehículos de titularidad municipal adscritos al servicio público de limpieza, así como vehículos de propiedad particular, tal y como puede comprobarse con las fotografías que se adjuntan. Estas actuaciones vandálicas requirieron la intervención, no solo de la policía municipal, sino también la de los cuerpos de bomberos al objeto de extinguir los diversos incendios ocasionados y evitar que se consumara el peligro que los mismos representaban para las personas y los bienes.

3

Junto a los anteriores daños hay que mencionar las pintadas en fachadas de edificios de titularidad municipal de mensajes de índole indiscutiblemente amenazadora, como lo demuestran las fotografías que se adjuntan al presente escrito. A la vista de cómo se desarrollaron los acontecimientos la noche del día 4 y la madrugada del día 5 de noviembre, no cabe duda que se trató de una actuación coordinada en la que los autores de los daños arriba descritos, actuando en grupo y con el fin de atentar contra la paz pública, produjeron daños en las propiedades, obstaculizaron las vías públicas y sus accesos de manera peligrosa para los que por ellas circulaban. En los días siguientes las referidas conductas se repitieron. A través de las diversas dinámicas comisivas empleadas por los autores de los hechos descritos, se produjeron daños en bienes de dominio y uso público que ascienden a más de 573.000 euros. La gravedad de los hechos acaecidos fue tal que ni siquiera la intervención policial ha sido suficiente para poder poner fin a los mismos y evitar que se hayan venido repitiendo estos episodios vandálicos durante los últimos diez días. Al tiempo que tenían lugar los hechos arriba detallados, se producía el incumplimiento de los servicios mínimos establecidos por el Decreto de 31 de octubre de 2013 como lo demuestran los partes remitidos por las empresas concesionarias de los servicios de limpieza (Documento nº 4). Según parece el incumplimiento de dichos servicios mínimos pudo deberse, entre otras causas, a la existencia de los conocidos piquetes informativos habituales en estos casos y a la existencia de

4

coacciones sobre algunos de los trabajadores a los que correspondía llevar a cabo los mismos. A consecuencia de ello, muchos trabajadores se negaron a salir a prestar los servicios mínimos fijados si no eran escoltados por los servicios de policía municipal de forma que su seguridad e integridad física quedara garantizada. La situación descrita en el párrafo anterior supone el empleo de la coacción como medio para imponer a los trabajadores que discrepaban de la procedencia de la huelga, el inicio y la continuación de la misma. De este modo se consiguió el efecto de que nadie prestara el servicio publico esencial de limpieza viaria que, al verse abandonado por ausencia de personal dispuesto a cumplir con su obligación, ha producido un grave perjuicio a todos los vecinos y visitantes de la Ciudad de Madrid. Por todo lo expuesto, se solicita que por la Fiscalía se tenga a bien practicar las diligencias que estime pertinentes para la comprobación de los hechos y la posible responsabilidad de quienes han intervenido en los hechos narrados, por si las conductas descritas fueran constitutivas de delito. A tal efecto se identifican las empresas responsables de los servicios de limpieza y de la designación de los encargados de cumplir los servicios mínimos, que son: CESPA S.A. VALORIZA S.A. OHL-ASCAN.

5

-

ABSA-FCCMA.

Igualmente se acompaña un informe de incumplimiento de servicios mínimos elaborado por la Dirección General de Zonas Verdes, Limpieza y Residuos y diversas fotografías tomadas en sucesivos días que reflejan la gravedad de los hechos denunciados. Todo ello a tenor de lo dispuesto en artículo 773 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal que reitera y complementa las facultades reconocidas al Ministerio Fiscal en el artículo 5 del Estatuto Orgánico del Ministerio Fiscal, y así mismo, el artículo 262 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal. En su virtud, SUPLICO A LA FISCALÍA: Que teniendo por presentado el presente escrito, junto con la documentación que se acompaña, se sirva admitirlo, y tener por hechas las manifestaciones que contiene y en su razón, tenga a bien iniciar diligencias de investigación a fin de averiguar la identidad de los autores de los hechos arriba señalados así como depurar las responsabilidades penales en las que hubieren podido incurrir.

Es Justicia que pido en Madrid a quince de noviembre de 2013.

Fdo.- El Letrado del Ayuntamiento.

6

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful