You are on page 1of 44

Sala siglo XXI Diputación de Huelva

Museo de Huelva Del 6 al 24 de noviembre de 2013

EL SALÓN DE MAYO O LA PRIMAVERA ETERNA DE LA PINTURA

I – Introducción al proyecto: el eterno malestar de la pintura. Desde siempre la pintura ha parecido estar a punto de padecer un colapso mortal ante las amenazas de una evolución artística revolucionaria. Ya a principio del siglo XVII, Nicolas Poussin acusaba a Caravaggio de querer matar a la pintura. En el siglo XIX, los academistas acusaron a Manet y Courbet de pervertir los valores burgueses sobre los que se asentaban las instituciones sociales y políticas, mediante una práctica vulgar y decadente de una pintura a la que acusaban de querer acabar con la decencia de cinco siglos de historia de arte. ¿Qué historiador no recuerda el latigazo que a su paso Napoleón III infligió con su fusta al generoso trasero de una de las bañistas pintadas por Courbet y expuestas en el Salón de 1853? Pero a la pintura el golpe más mortal le vino del pensamiento de Duchamp, cuando el padre del arte conceptual volvió a utilizar un viejo dicho muy de moda en las familias burguesas francesas del siglo XIX, cuando uno de sus vástagos tenía la nefasta idea de ser pintor en lugar de banquero o político: ¡TONTO COMO UN PINTOR!

II – La creación de los Salones de Mayo. En octubre de 1943, durante la ocupación alemana de Francia, un grupo de artistas franceses que se juntaba en un café de la Plaza parisina del Palais Royal, frente al Museo del Louvre, decidieron manifestarse públicamente contra la ideología nazi y su persecución del “arte degenerado”. De ahí les vino la idea de crear un espacio público donde manifestarse con la exhibición de sus obras. Sus miembros fundadores fueron el crítico de arte Gaston Diehl (presidente del grupo), y los pintores, grabadores y escultores Henri-Georges Adam, Emmanuel Auricoste, Lucien Coutaud, Robert Couturier, Jaques Despierre, Marcel Gili, Léon Gischia, Francis Gruber, Jean Le Moal, Alfred Manessier, André Marchand, Edouard Pignon, Gustave Singier, Claude Venard y Roger Vieillard. Después de reunirse el grupo a lo largo del mes de abril 43, una época particularmente negra para la historia de Francia, a Jacques Despierre se le ocurrió llamar “Salon de Mai” a su manifestación pública inaugurada el mes siguiente, pues mayo siempre ha sido un mes sinónimo de regeneración vital, de alegría y de optimismo.

El lugar donde se organizó el primer “Salon de Mai” fue la Galerie Pierre Maure, el 29 de mayo. En su catálogo se publicaron textos de poetas de gran importancia en Francia, como Jacques Prévert, Lucien Becker, André Frénaud, Jean Follain y Eugène Guillevic. Desde aquel año hasta nuestros días el “Salon de Mai” no ha dejado de ser un acontecimiento artístico muy celebrado en París. La idea de crear un salón contestatario similar al de París para la defensa en España de la creación pictórica moderna surgió en Barcelona en la mitad de la década de los 50 del pasado siglo: el Salón de mayo (19561969), conocido en plural como Salones de mayo. Este certamen anual fue creado por la Asociación de Artistas Actuales, con el objetivo de contribuir a romper con la situación de marginalidad que sufrían las tendencias post-impresionistas en Barcelona y, complementariamente, para encontrar en el sector privado el apoyo económico a sus actividades profesionales, teniendo en cuenta las pocas facilidades que recibían de las instituciones oficiales. En sus trece ediciones reunieron a más de 900 artistas de Cataluña y también de ámbito internacional. Siempre fue un célebre punto de encuentro de artistas, críticos y público, y se considera una acción precedente de lo que se convertiría en el Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona. Tuvo sede en la antigua capilla de la Santa Cruz y San Pablo de Barcelona, también en el Parque de la Ciudadela de Barcelona en sus últimas ediciones, y los presidentes de su comité gestor fueron Emili Bosch Roger (1957), Ramón Rogent i Pefrés (1958), Antoni Cumella (1959) y Santiago Surós Horno (1960-1969).

III – La sombra histórica de los propósitos del “SALON DE MAI” en el presente proyecto. A nadie se le escapa el malestar de la pintura en esta segunda década del siglo XXI. Si bien para Duchamp el origen de este malestar era la fotografía, en nuestros días está motivado por el auge de la utilización de las nuevas tecnologías y por un efecto de la moda que impone la supremacía del arte de concepto y objetual sobre el pictórico. Esto no es nada nuevo. En años precursores a la situación actual de la pintura, pintores como Bazelitz y Per Kirkeby eran presos de una gran desesperación, no podían dejar de dedicarse a una actividad tan mal vista como era la pintura en aquellos tiempos: su mala conciencia les obligaba a una actividad casi clandestina, obligándoles a adoptar toda clase de subterfugios: pintar sólo el domingo (haciendo alusión a los pintores no profesionales que se dedican a esta actividad sólo los domingos como forma de ocio), pintar sólo con la mano izquierda, o colocando los cuadros cabeza abajo). Ya en la década de los noventa del siglo pasado, la pintura representaba menos de 10% de la creación artística. Y, a partir de esta década, en las escuelas de arte de Estados Unidos se dejó de transmitir la manera de estructurar un cuadro, pues ningún alumno se apuntaba a clases de pintura. Consciente de la existencia de este malestar, en el año 2005 fui comisario de un proyecto de exposición que, con el título de Pintores Literarios, intentaba desmitificar la negatividad que se les atribuye a ciertos pintores (Santiago Arranz, María José Gallardo, Cristina Lama, José María Larrondo, Guillermo

Pérez Villalta, Matías Sánchez y Horacio Sapere) que, lejos de limitarse a ilustrar textos literarios, una actividad tan mal vista desde el final del siglo XIX, merecen sin embargo ser calificados de literarios debido a su capacidad de contarnos historias personales, como lo hacen los buenos escritores. Esto, claro, no significó que me hubiera distanciado definitivamente del arte conceptual y de objeto. Como íntimo amigo de Vostell de toda la vida, yo siempre he defendido el arte conceptual: después de ser miembro fundador de la Asociación de los Amigos del Museo Vostell Malpartida creada en la primera mitad de los 80, sigo siendo vocal de esta institución, de ninguna manera podría renegar de la histórica aportación de las Vanguardias a la que perteneció FLUXUS. Tanto es así que en el año 2008 fue comisario de una exposición dedicada a conmemorar MAYO 68, en la que sólo programé un pintor: Claude Viallat, histórico miembro del movimiento francés Support/surface que se dedicó a una renovación total del arte de pintar huyendo de los formatos tradicionales de la pintura. Para este certamen los artistas que programé fueron: Ben Vautier, Gerardo Dicrola, Erik Dietman, Esther Ferrer, Robert Filliou, Hervé Fischer, Fred Forest, Juan Hidalgo, Michel Journiac, Jean Jacques Lebel, Antoni Miralda, Orlan, Gina Pane, Claude Viallat y Wolf Vostell. Siguiendo con esta dedicación a programar artistas conceptuales y de objeto, en 2010 comisarié la exposición PARADEISOS, en la que sólo se aludía a la pintura mediante la presencia de dibujos (Federico Guzmán y Miguel Rasero). En este certamen los artistas expuestos fueron: Karmelo Bermejo, Joseph

Beuys, Bleda y Rosa, Ricardo Calero, María Cañas, Alberto Carneiro, Mónica Fuster, Federico Guzmán, La Ribot, Antoní Miralda, Julia Montilla, Daniel Palacios, Miguel Rasero, Daniel Silvo, Montserrat Soto y Manuel Vilariño. Todo este interés por los conceptuales,de vanguardia o actuales cuando son capaces de aportar un mensaje muy personal, no me aleja de ningún modo de mi amor a la pintura. De ahí este proyecto de exposición SALON DE MAI que, como en el París de 1943 en reacción a la barbaría nazi, o en la Barcelona de 1956 a favor de una renovación del gusto pictórico aún estancado en la era impresionista, pretende revindicar el derecho de la pintura a mantener un sitio propio en el contexto de la creación contemporáneas a pesar del efecto perverso de las modas actuales. IV – El programa expositivo. La mayoría de los artistas seleccionados para esta exposición colectiva se dedican plenamente a la pintura, salvo algunas excepciones como Federico Guzmán, Jacinto Lara o Felipe Ortega, autores además de performances e instalaciones. Sus cuadros expuestos testimonian una práctica únicamente condicionada por la valorización de la “pintura-pintura”, es decir, sin recurrir a técnicas extra-pictóricas como el collage. Son cuadros elaborados con la suficiente experiencia para que sus autores huyesen de las preocupaciones técnicas, limitándose al disfrute total mientras estuvieron pintándolos. Aunque la lista de los artistas implicados no está definitivamente cerrada, los que cito a continuación me han confirmado

su voluntad de participar en este proyecto: Santiago Arranz, Hilario Bravo, Hashim Cabrera, Santiago Castillo, Ricardo Castillo, Tomás Cordero, Luis Cruz Hernández, Emilio Gañan, Federico Guzmán, Bertrand Himhoff, Cristina Lama, Jacinto Lara, José María Larrondo, Luis Ledo, Pilar Molinos, Felipe Ortega, David Panea, Miguel Rasero, María Ruiz Campins, Horacio Sapere, Matías Sánchez. V – Logística. Aunque esta exposición ha sido proyectada para ser inaugurada en mayo 2013 en la Fundación Pons, de Madrid, ésta se muestra dispuesta a atrasar tal fecha ya acordada para permitir a la Diputación de Huelva asociarse al proyecto, de tal manera que se pudiera iniciar la itinerancia de la exposición EN NOVIEMBRE 2013 en Huelva, sin lo cual sería imposible legitimar la elección del título del proyecto y sus contenidos teóricos. En tal caso, además de contar con esta primicia, sería muy ventajoso para la Diputación de Huelva tener la posibilidad de proyectar en Madrid sus actividades expositivas. Paris – Villafranca, julio – agosto de 2013

Notas: (1) Yves Michaud, La crise de l´art contemporain, Ediciones Quadrige, Presse Universitaire de France, Paris, 2006. Pág. (2) Duchamp, Duchamp du signe, Escritos reunidos y presentados por Michel Sanouillet, Champs Flammarion, Paris, 1994. Pág. 236. (3) Harold Rosenberg, La dé-définition de l´art, Edition JacquelineChambon, coll. Rayon Art, Nîmes, 1972. Pág. 10. (4) “Esta ecuación se encuentra publicada en la Review of the Season 1991 de la casa Christie´s. En este catálogo se menciona un cuadro de De Kooning a la venta con un precio de 44.880.000 francos. La misma publicación ofrece: un Rafael con un precio de 8.688.000 F, un Ticiano valorado 5.765.200 F, un Latour valorado 4.995.000 F, un Greco valorado 12.106.920 F, un Veronés valorado 6.050.000 F y otro 5.476.000 F, y dos dibujos de Poussin valorados 1.540.000 y 1.320.000 F, lo que nos da una suma de 45.941.120 F. Jean-Phillipe Domecq, Artistes sans art?, Editions 10/18, Département d´Univers Poche, Paris, 2005. Pág. 149. (5) David Cohn, El nuevo organicismo, Babelia Nº 1131, 27 de julio de 2013. Arte/Arquitectura, Pág. 15.

Michel Hubert Lépicouché Crítico y comisario independiente de arte, Colaborador de Art.es y Miembro de la Sección Francesa de AICA (Asociación internacional de Críticos de Arte).

(6) Walter Benjamin, L´Oeuvre d´art à l´époque de sa reproductibilité technique (dernière version de 1939), Tome III, Gallimard Folio essais, Paris, 2000. Pág. 307. (7) Un grupo de artistas franceses que se juntaban en un café de la plaza parisina del Palais Royal, frente al Museo del Louvre, decidiéron manifestarse públicamente contra la ideología nazi y su persecución del “arte degenerado”. Les vino entonces la idea de exponer sus propias obras en un espacio público en señal de protesta. Sus miembros fundadores fueron el crítico de arte Gaston Diehl (presidente del grupo), y los pintores, grabadores y escultores Henri-Georges Adam, Emmanuel Auricoste, Lucien Coutaud, Robert Couturier, Jacques Despierre, Marcel Gili, Léon Gischia, Francis Gruber, Jean Le Moal, Alfred Manessier, André Marchand, Edouard Pignon, Gustave Singier, Claude Venard y Roger Vieillard. Después de reunirse el grupo a lo largo del mes de abril 43, una época particularmente negra para la historia de Francia, a Jacques Despierre se le ocurrió llamar “Salon de Mai” a su manifestación pública inaugurada el mes siguiente, pues mayo siempre ha sido un mes sinónimo de regeneración vital, de alegría y de optimismo. El lugar donde se organizó el primer “Salon de Mai” fue la Galerie Pierre Maure, el 29 de mayo. En su catálogo se publicaron textos de poetas de gran importancia en Francia, como Jacques Prévert, Lucien Becker, André Frénaud, Jean Follain y Eugène Guillevic. Desde aquel año hasta nuestros días el “Salon de Mai” no ha dejado de ser un acontecimiento artístico muy celebrado en París.

Laberinto de llaves Santiago Arranz

2007. Óleo sobre lienzo. 60 x 90 cm

2008. Acrílico y óleo sobre tela 100 x 81 cm.

Canal del Zújar Hilario Bravo

Díptico ocre/blanco (De la serie “color del alma”)
2008. Acrílico sobre lienzo. 118 x 114 cm.

Hashim Cabrera

2012. Acrílico sobre madera. 100 x 81 cm. Cortesía de la Galería Álvaro Alcázar

Sin título

Luis Canelo

Torréon

2008. Óleo sobre tela. 81 x 100 cm.

Justo González Bravo

2013. Oleo sobre lienzo, estuco y cuero. 128 x 90 cm.

Sin Ella

Santiago Castillo

“Los árboles nos impiden ver...” I (de la serie corte(x)grama)
2013. Acrílico, oleo y lápiz sobre tela. 40 x 40 cm.

Ricardo Casstillo

“Los árboles nos impiden ver...” II (de la serie corte(x)grama)

2013. Acrílico, oleo y lápiz sobre tela. 40 x 40 cm.

Ricardo Casstillo

Beso

2013. Mixta, pintura sobre lino. 55 x 46 cm.

Pedro Castrortega

2012. Dibujo sobre papel. 40 x 40 cm.

Beso

Pedro Castrortega

Perro y sombra

2012. Dibujo sobre papel. 40 x 40 cm.

Pedro Castrortega

2013. Mixta, pintura sobre lino. 55 x 46 cm.

Perro y sombra

Pedro Castrortega

Esto y nada no es lo mismo Tomás Cordero

2012. Óleo sobre lienzo. 130 x 97 cm.

2013. Técnica mixta sobre lienzo. 116 x 116 cm.

Le dîner sur l´herbe (titre provisoire) Luis Cruz Hernández

Oriental

2013. Óleo y acrílico sobre papel. 2013. 78,7 x 78,7cm

Emilio Gañán

2012. Acrílico sobre lienzo ø: 100 cm

Pájaros de agua

Federico Guzmán

La Quadrature du geste. Labyrinthe 4
2012. Acrylique sur toile. 90 x 70 cm.

Bertrand Meyer Himhoff

2012. Óleo sobre tela. 100 x 100 cm.

La hija de Drácula Cristina Lama

Traspuerta

2006. Resinas acrílicas y pigmentos sobre lino. 80 x 60 cm.

Jacinto Lara

2013. Óleo sobre lienzo. 130 x 89 cm.

Murano

José María Larrondo

En la medina de Tánger Serie de Marruecos (1 trío de personas)
2010. Acuarela sobre papel. 43 x 62 cm.

Luis Ledo

En Tetuán Serie de Marruecos (1 dúo de personas)
2012. Acuarela sobre papel. 43 x 62 cm.

Luis Ledo

Sin título

2012. Óleo sobre lienzo. 100 x 70 cm.

David Panea

2013. Técnica mixta sobre tabla. 60 x 80 cm

Mazurka de invierno Pilar Molino

2012. Tinta sobre acrílico/madera. 100 x 70 cm.

Recuerdos futuros – 2 Felipe Ortega

2010. Acrilico sobre cartón. 70 x 100 cm. Cortesía de la Galería Senda

Algunos pintores está locos Miguel Rasero

2013. Temple vinílico y tinta sobre papel. 100 x 70 cm.

Gravitaciones Ruth Morán

2011. Óleo sobre lienzo. 100 x 81 cm.

Ritmo II (de la serie Espacio rítmico) María Ruiz Campins

Estructura con paisaje y bañistas Horacio Sapere

2010. Técnica mixta sobre tela 100 x 81 cm.

Vida contemplativa (el pintor del pueblo)
2012. Óleo sobre lino. 73 x 92 cm.

Matías Sánchez

2013. Acrílico sobre lienzo. 100 X 100 cm.

Dum spiro, spero Miguel Villarino

DIPUTACIÓN DE HUELVA Ignacio Caraballo Romero Presidente de la Excma. Diputación Provincial de Huelva Elena Tobar Clavero Diputada del Área de Dinamización y Cooperación Sociocultural de la Excma. Diputación Provincial de Huelva Luis Carlos Barrero Director del Área de Dinamización y Cooperación Sociocultural de la Excma. Diputación Provincial de Huelva Concha Rodríguez Jiménez Jefa del Servicio de Cultura de la Excma. Diputación Provincial de Huelva EXPOSICIÓN Y EDICIÓN DE CATÁLOGO Coordinación: Marcos Gualda Montadores: Juan Fernández Coronado, José Ignacio Osorno Peral Comisario: Michel Hubert Lépicouché Textos: Michel Hubert Lépicouché Diseño de Catálogo: Victor Pulido Fotomecánica e impresión: Técnicas de Fotocomposición, S.L. Depósito Legal: ISBN:

Área de Dinamización y Cooperación Sociocultural Diputación Provincial de Huelva www.diphuelva.es cultura@diphuelva.org