You are on page 1of 3

Yureny Gonzalez Filosofía 11.

1 2013

MÁS ALLÁ DEL TÉRMINO DE CULTURA Según la constitución política de Colombia por comunidades negras se refería a los pobladores rurales mayoritarios del Pacífico colombiano, en el « espíritu » constitucional referido a los actores sociales recién reconocidos, el artículo 7 de la nueva constitución plantea que: « el estado reconoce y protege la diversidad étnica y cultural de la nación colombiana. ». más adelante el artículo 13 afirma: « todas las personas nacen libres e iguales ante la ley, recibirán la misma protección y trato de las autoridades y gozarán de los mismos derechos, libertades y oportunidades sin ninguna discriminación por razones de sexo, raza, origen nacional o familiar, lengua, religión, opinión política o filosófica. La comisión mundial de cultura y desarrollo, reunida por la UNESCO y la organización de las naciones unidas en 1992, en sus informes muestra cómo la cultura moldea nuestro pensamiento, nuestra imaginación y nuestro comportamiento. Considera que la cultura es la transmisión de comportamiento, también una fuente dinámica de cambio, creatividad y libertad que abre posibilidades de innovación. Constituye un hito histórico para el movimiento indígena mundial al lograr la ansiada reconciliación con sus historias y resolver seguir adelante, juntos, en el camino de los derechos humanos, la justicia y el desarrollo para todas las personas, y sobre todo, concretar y establecer estándares mínimos de respeto a los derechos y libertades fundamentales de los pueblos indígenas del mundo, que incluyen la propiedad de sus tierras, acceso a los recursos naturales de sus territorios, el rescate y preservación de sus conocimientos, sus culturas y a la autodeterminación y promoción de su desarrollo de acuerdo con sus aspiraciones y necesidades, en el contexto del reconocimiento y respeto de la diversidad cultural y derecho a ser respetados con dignidad como tales. El autor Manuel de Jesús Salazar Tetzagüic apoya a la comisión diciendo que “ninguna cultura es una entidad herméticamente cerrada. Todas las culturas están influidas por otras culturas y a su vez ejercen influencia sobre estas. Tampoco son inmutables o estáticas, sino que están en un estado de flujo continuo, impulsadas simultáneamente por fuerzas internas y externas.” En este sentido se puede ver como en todo el mundo y en nuestra Colombia los inmigrantes que se incorporan a nuestra sociedad traen consigo su propia cultura, y por tanto, tratar de que olviden la misma y se adapten a la nuestra, es algo que de una u otra forma choca con los propios principios de convivencia, respeto y solidaridad. Según Rodolfo Stavenhagen el multiculturalismo se apoya en valores como la equidad y la justicia, la igualdad con derecho a la diferencia étnica y cultural, y se manifiesta a través del ejercicio de reconocimiento, respeto y promoción de la identidad y cultural y lingüística. Sus aportes positivos son: a) la promoción de un mayor
Jansenismo: La posición teológica conocida como el jansenismo fue probablemente el más polémico tema único en la Iglesia Católica romana entre la Reforma protestante y la Revolución Francesa. Calvinismo: Doctrina religiosa protestante que tuvo su origen en las ideas del teólogo francés Juan Calvino en el s. xvi; se distingue por creer en la predestinación absoluta y negar el libre albedrío y la presencia real de Cristo en la Eucaristía.

Yureny Gonzalez Filosofía 11.1 2013

respeto de las culturas y los pueblos; b) impulso a reformas del sistema educativo; c) lucha contra el racismo y la discriminación. Del mismo modo y atendiendo a las definiciones que apuntan diversos autores como, Quintana (1992), Jordan (1996), Del Arco (1998), sobre la multiculturalidad nos queda claro que no hay un intercambio entre culturas. Sin embargo, y siguiendo a Buendía (1992), Quintana (1992), Jordan (1996), Del Arco (1998), el término “interculturalidad”, implica una comunicación comprensiva entre las distintas culturas que conviven en un mismo espacio, siendo a través de estas donde se produce el enriquecimiento mutuo y por consiguiente, el reconocimiento y la valoración (tanto intrínseca como extrínseca) de cada una de las culturas en un marco de igualdad. Igualmente Michael y Thompson (1995:33) considera la interculturalidad como “una filosofía que se esfuerza por crear una diversidad cultural, tratando de comprender las diferencias culturales, ayudando a la gente a apreciar y gozar las contribuciones hechas por distintas culturas en sus vidas, así como asegurar la completa participación de cualquier ciudadano para derribar las barreras culturales”. Finalmente, indicar que también se empieza a hablar de “transculturalidad” como un proceso de acercamiento entre las culturas diferentes, que busca establecer vínculos más arriba y más allá de la cultura misma en cuestión, casi creando hechos culturales nuevos que nacen de la asimilación y no de la unión, ni de la integración cultural que interesa a una determinada transacción, es decir, que si las cosas se hacen bien, la convivencia de culturas facilitada a su vez, por los modernos medios de desplazamiento, comunicación e información, puede ser un elemento fundamental que contribuya a la maduración de la Humanidad, manifestada en el acuerdo, respeto y promoción de unos valores universales por encima de peculiaridades de raza, etnias y hasta religiosas, caminando decididamente hacia la fraternidad universal o, como decíamos al principio hacia una “transculturalidad”. En síntesis se puede decir que algunas situaciones de multiculturalidad, interculturalidad generan multitud de dudas, conflictos, oportunidades, riesgos, avatares que desconocen, o viven en un grado mucho menor, las sociedades que carecen de tal pluralidad cultural. Aunque queda decir que es acá donde se busca la igualdad y la unión de diferentes culturas. Después de observado las diferentes conceptualizaciones, aproximaciones y alcances de la interculturalidad, nos queda claro que este enfoque se mueve en el medio de un juego de intereses, que no es un hecho puro o un camino al paraíso. Se trata más bien, de una constante lucha por el acceso y mantenimiento de los territorios donde se ejerce poder. Por ello la interculturalidad puede evocar una meta de llegada, pero sobre todo debe evocar una realidad conflictiva y tensa,
Jansenismo: La posición teológica conocida como el jansenismo fue probablemente el más polémico tema único en la Iglesia Católica romana entre la Reforma protestante y la Revolución Francesa. Calvinismo: Doctrina religiosa protestante que tuvo su origen en las ideas del teólogo francés Juan Calvino en el s. xvi; se distingue por creer en la predestinación absoluta y negar el libre albedrío y la presencia real de Cristo en la Eucaristía.

Yureny Gonzalez Filosofía 11.1 2013

donde exista la reflexión y la ruptura de antiguos estereotipos que ocultan y desvirtúan las relaciones que entablan cotidianamente diversos sujetos sociales. Para Berger, la secularización ha de entenderse como el proceso por el cual diversos sectores de la sociedad y de la cultura se sustraen a la influencia de las instituciones y de los símbolos religiosos. Además de la racionalización recién mencionada, los procesos de industrialización también desempeñaron su rol en la secularización, porque la naciente economía industrial necesitaba de cuadros racionalizados. La secularización, además, favoreció el pluralismo religioso (Berger, 1981:197-198): como a partir de la Modernidad la adhesión a los grupos religiosos es voluntaria, las diferentes iglesias compiten entre sí para ganar clientes por medio de un marketing racionalizado. La teoría de Berger resulta a primera vista persuasiva, ya que en efecto ha sido el mundo cristiano, y en particular, el protestante, el que ha sufrido los mayores niveles de secularización (Hamilton, 1995:173). Tiene sin embargo algunos puntos débiles, ya que si se asocia la secularización a la industrialización, los Estados Unidos, la nación probablemente más industrializada del planeta, debería ser también aquella en la que los procesos de secularización habrían tomado más fuerza, lo que no es de modo alguno exacto (Hamilton, 1995:170). De hecho, la excepción estadounidense es el gran escollo que debe sortear la teoría de la secularización en su formulación clásica. (Arlettaz, 2013, pág. 54) En la época actual, este proceso toma la forma de la espiritualidad de la búsqueda. El mismo proceso que en su momento llevó al compromiso individual del creyente disciplinado en el calvinismo o en el jansenismo, hoy lleva a la espiritualidad de quien busca su propio camino. Así, el tiempo actual puede ser considerado como post-secular: no en el sentido de que la tendencia la declinación de las creencias y prácticas religiosas se haya revertido, sino en el sentido de que la hegemonía de la narrativa de la secularización ha sido puesta en duda (Taylor, 2007:534). (Arlettaz, 2013, pág. 79) El mundo actual es un mundo de múltiples modernidades, de manera que la secularización se desarrolla de modo diferente en distintas partes del planeta (Taylor, 2007:21). “http://zaguan.unizar.es/record/9687/files/TESIS-2012-121.pdf 11 de octubre 2013”

Jansenismo: La posición teológica conocida como el jansenismo fue probablemente el más polémico tema único en la Iglesia Católica romana entre la Reforma protestante y la Revolución Francesa. Calvinismo: Doctrina religiosa protestante que tuvo su origen en las ideas del teólogo francés Juan Calvino en el s. xvi; se distingue por creer en la predestinación absoluta y negar el libre albedrío y la presencia real de Cristo en la Eucaristía.