You are on page 1of 2

El Director y los Docentes: Un verdadero trabajo en equipo

04 / 2003 Para cumplir con la función directiva en un centro escolar es necesario que toda la comunidad educativa: director, docentes y padres trabajen en equipo. A continuación se describen algunas de las habilidades y aptitudes necesarias para ser un buen director. El director de una escuela tiene que ser capaz de no solamente ser un líder en la enseñanza sino también promover el crecimiento de su equipo de docentes. El director no tiene ni el tiempo ni la función de enseñar las diversas disciplinas a la totalidad del alumnado. Es por eso que debe confiar dicha tarea a los docentes de su institución. Tareas llevadas a cabo por los directores Existen varias tareas que puede realizar el director de una escuela en conjunto con sus docentes: analizar, orientar, decidir, planificar y evaluar todo los procesos educativos correspondientes a su institución. Puede, a su vez, brindar su apoyo asesorando a su equipo de educadores, asegurándose que tengan los materiales necesarios, ayudándolos a definir los objetivos del curso, promoviendo el crecimiento personal y profesional de los mismos. Cualidades de un director Es beneficioso, no solamente para los docentes sino también para los alumnos, que los directores posean las siguientes cualidades: capacidad de trabajo en equipo, capacidad para relacionarse con alumnos, padres y docentes, capacidad para representar a la institución y aptitudes para transmitir a su equipo una visión positiva acerca de los logros a alcanzar. El directivo debe promover, cada vez que lo crea adecuado, cambios en los estilos de enseñanza docente para que estos se adecuen a las necesidades de aprendizaje particulares de los alumnos. Muchas veces estos consejos pueden generar rechazos por parte de los docentes, pero el directivo no debe temer estas reacciones: un cambio llevado a cabo a tiempo puede llegar a ayudar a que un alumno no pierda el año. En el artículo El director contemporáneo. Nuevas habilidades en una época nueva de la revista Education Update, volumen 42, n° 3, de mayo de 2000, Mel Riddile, director de J.E.B. Stuart High School en Virginia, comenta " los líderes escolares no deben temer sugerir un cambio si los datos revelan que el enfoque de enseñanza elegido no está dando resultados. Se debe evaluar lo que se está realizando. A los alumnos les tomamos pruebas antes y después para establecer si están mejorando. Los resultados revelan cuáles son los ajustes necesarios. Y añade: si todos los estudiantes no están aprendiendo, debemos probar de otro modo". El directivo podrá observar las clases y de esta manera, percibir y analizar las conductas tanto de alumnos como de docentes, así como observar el grado de participación en las actividades que propone el docente, el clima que se genera en la clase, etc. El directivo debe intentar que el docente no tome esta visita a la clase como una evaluación sino una rutina entre las tareas de la dirección. Los comentarios que el directivo ofrezca al docente luego de observar la clase deben ser objetivos, válidos y confiables. Esta devolución que realiza al docente a través de una conversación en conjunto es esencial para que se produzcan los cambios necesarios para mejorar el aprendizaje por parte de los alumnos. No se tiene que perder nunca de vista que la observación tiene como uno de sus objetivos principales ayudar a los docentes a mejorar su desempeño, gracias a las conclusiones que se elaboren después de la misma. La disposición que tenga el directivo para con sus docentes beneficiará a toda la comunidad educativa. Es importante que el director pueda tener reuniones personales con cada uno de los docentes de su institución. La confianza que el director inspire también será motivo para que tanto alumnos, padres o compañeros de trabajo se sientan libres de recurrir a él ante cualquier tipo de inconveniente o duda que pueda surgir. El artículo citado anteriormente muestra un ejemplo de cómo el director puede conocer la opinión que tienen los docentes de él, "... la tarea que lleva a cabo el director es evaluada anónimamente por los maestros en sus escuelas. De este modo, los directores tienen una idea del pensamiento de los maestros sobre su liderazgo..." Todo lo anterior nos lleva a afirmar que el director cumple también con la tarea de

promover la unidad de la institución. trabajando en equipo. Sin embargo. establecen los objetivos de su centro escolar. docentes y directivos podrán lograr mejores resultados si ambos. También influirá la habilidad que tengan los docentes para tomar las decisiones acertadas en el aula. . la mejora de dicha institución no dependerá solamente de su capacidad de dirección. Finalmente.