You are on page 1of 3

ALIMENTACION ROMANA: Antes de que aparecieran en las mesas de los poderosos exóticas viandas procedentes de lugares tan dispares

: como Guinea (faisanes), Persia (gallos), India (pavos), Hispania(conejos), Ambracia (corz os), Calcedonia (atunes), Tarento (ostras y almejas), Ática(mejillones) o Dafne (tordos), los romanos no conocieron más que los alimentos básicos que proporcionaba la tierra: cereales, legumbres, hortalizas, leche o huevos. Cuando los recursos escaseaban, el alimento básico fue el puls durante más de 300 años. Se trataba de una especie de gachas de harina de trigo. Pero la glotonería y el despilfarro de comida en los que incurrieron los romanos de la época imperial no fueron siempre así. Cuando los recursos escaseaban, el alimento básico fue el puls durante más de 300 años. Se trataba de una especie de gachas de harina de trigo. Este paupérrimo plato derivó, en los tiempos de mayor abundancia, hacia el puls juliano, que contenía ostras hervidas, sesos y vino especiado. El alimento básico de la sociedad romana era el trigo. En tiempos de Julio César (49-44 antes de Cristo), unos 230.000 romanos se beneficiaban de los repartos de este cereal (annona) con el que se producía la harina y, por consecuencia, el pan. A su lado, otro alimento destacado en la dieta romana era el vino, aunque la ciencia por conservarlo estaba poco desarrollada. Como se agriaba con facilidad en las ánforas donde se almacenaba, se bebía con especies, o se servía caliente y aguado. Quienes no se podían permitir grandes dispendios en tiempos de carestía desayunaban sopas de pan y vino. Estas abundaban: de farro, garbanzos y verduras, coles, hojas de olmo, malva, etc. El romano que podía hacía un gran consumo de leche, de cabra o de oveja. Así como de las aceitunas. La carne más consumida era la de cerdo, a la que con el tiempo se le fueron sumando las de buey, cordero, oveja, cabra, ciervo, gamo y gacela. Incluso la de perro.

Comidas:
Tradicionalmente, en la mañana se servía un desayuno, el ientáculum, al mediodía un pequeño almuerzo, y al atardecer la comida principal del día, la cena. Debido a la influencia de los hábitos griegos y el aumento en la importación y consumo de alimentos foráneos, la cena aumentó su tamaño y diversidad y fue consumida después de mediodía. La vesperna, una cena ligera al atardecer, fue abandonada, un segundo desayuno se introdujo al mediodía, el prándium. Debido a que correspondía mejor con el ritmo diario de labores manuales, la clase baja de la sociedad conservó la vieja rutina de ientáculum, almuerzo pequeño y cena tarde, pero las clases más altas adoptaron el siguiente esquema:

sal y grasa. pero también en otros tiempos (para las clases trabajadoras). a veces prolongándose hasta muy entrada la noche. y comúnmente le seguía un comissatio (una ronda de bebidas alcohólicas). acompañado con verduras cuando era posible. quienes no hacían trabajos manuales. queso y miel.) que era el plato fuerte. Alrededor de las 3 de la tarde. marisco. El pan era a veces humedecido con vino e ingerido con aceitunas. etc. ostras. uno fuerte y un postre con fruta y mariscos (como los camarones). y ocasionalmente.Ientáculum: Originalmente estaba compuesto de barras planas y redondas hechas de farro (un grano de cereal emparentado al trigo) con algo de sal. pollo. en las clases altas también había huevos. atún. trufas. Las clases más ricas comían su puls con huevos. Uno de sus mayores placeres era una buena conversación en torno a la mesa. huevos duros. era común que la comida se sirviera en tres partes: la entrada (gustatio). Prándium Este almuerzo era más rico y consistía en su mayoría de las sobras de la cena del día anterior. El tipo más sofisticado era hecho con aceite de oliva. comenzaba la cena. así como leche y fruta. gachas y judías con tocino se pasaba a una sofisticada cena de convite con invitados dividida en tres partes: El gustus o aperitivo para abrir el apetito (melón. las últimas responsabilidades se completaban y se hacía una visita a los baños. Especialmente en el período de los reyes y la república temprana. jamón. y La secunda mesa. etc). Se hacía en familia. agua. se hizo costumbre el hacer todas las obligaciones de negocios en la mañana. la cena se dividió en dos platillos. . En el transcurso del período de la república. De la cena diaria a base de lechuga. carne y pescado. Cena: Entre los miembros de las clases altas. alrededor del comienzo de la Era Cristiana. queso. el pan de trigo se introdujo y con el tiempo más productos horneados reemplazaron al pan de farro. los postres. Al finalizar la república. galletas o uvas. El tipo más simple estaba hecho con farro. queso y miel. puerros. En el período imperial. Después del prandium. La prima mesa (cabrito. especialmente si había invitados. la cena consistía esencialmente de un tipo de gachas. el plato fuerte (prímae ménsae) y el postre (secúndae ménsae). las puls. al final de la jornada. Esta última era la más importante.

Plato fuerte: Muchas veces. siendo el equivalente de los dulces de los festivales actuales. Al principio. las diferencias entre las clases sociales no eran tan significativas. En los grandes banquetes las entradas se servían una después de otra. La bebida usual era el mulsum. verduras y frutas. los cambios políticos de monarquía a república.GASTRONOMIA ROMANA: La gastronomía romana cambió a través de la larga duración (más de un milenio) de su antigua civilización. Sus hábitos se vieron influenciados por la cultura griega. Los pasteles. • Se basaba en alimentos como el pulmentum (papilla de harina de trigo). pasaron a ser entradas. Las pasas también se usaban. Los romanos distinguían entre uvas para hacer vino y uvas para comer. hechos de trigo y generalmente bañados en miel. tanto de pueblos vecinos. como los etruscos. Platos típicos Entrada: Esta parte de la comida era llamada gustatio o promulsis. y de ahí a imperio. Postre: Entre las frutas. Ciertos tipos de nuez también eran usadas. La decoración podría llegar a ser más importante que los ingredientes. El plato fuerte comúnmente consistía de carne. Generalmente consistía de platillos ligeros y apetitosos. y la enorme expansión de éste último. las uvas eran las preferidas. Las almejas y ostras. pero la distancia entre ellas creció junto con el imperio. una mezcla de vino y miel. legumbres. • Recibieron multitud de influencias. contaban con un mostrador de forma de L hacia la calle con unas hornacinas circulares que le permitían mantener los alimentos preparados bien fríos o calientes. queso. Los romanos eran muy amantes de comer fuera y este tipo de locales eran ideales. Termopolum: Local de comida rapida muy de moda del siglo I. que trajo muchos hábitos culinarios nuevos y técnicas de cocina de las provincias. las cuales eran originalmente postres. cereales. tenían un papel importante. . un platillo intermedio era servido antes del verdadero caput cenae.