You are on page 1of 16

CONTRATOS__________________________________________________________LECCIÓN II

CONTRATOS
Generalidades Un contrato, es un acuerdo de voluntades, verbal o escrito, manifestado en común entre dos, o más, personas con capacidad (partes del contrato), que se obligan en virtud del mismo, regulando sus relaciones relativas a una determinada finalidad o cosa, y a cuyo cumplimiento pueden compelerse de manera recíproca, si el contrato es bilateral, o compelerse una parte a la otra, si el contrato es unilateral.

ELEMENTOS DEL CONTRATO CIVIL
Los contratos pertenecen al género de actos jurídicos (hecho jurídico realizado por el hombre por su propia voluntad), y son fuente original de derechos personales) derecho que se tiene sobre una persona, art.567 C.C) u obligaciones (vinculo jurídico en donde una parte deudora está obligada a cumplir con una prestación a favor de la parte acreedora) .Respecto a esto, el art.1308 CC, establece que las obligaciones nacen de los contratos. Mediante este acto dos o más personas se obligan recíprocamente, a dar, hacer o no hacer alguna cosa (art.1309).Esto que se da, se hace o no se hace es lo que se llama prestación. Como primer elemento que consideraríamos muy necesario para que pueda existir un contrato son los sujetos, estos son representados por las personas naturales y personas jurídicas que están dispuestas a contratar. Sin ellas no existiría el contrato. Estos sujetos pueden dividirse en dos partes: en primer lugar la parte activa, constituida por el o los acreedores, la parte pasiva constituida por el o los deudores. También de acuerdo a estos supuestos hablarse de obligaciones de sujeto simple cuando solo se consta de un solo deudor y un solo acreedor, y hay obligaciones de sujeto múltiple si son dos o más deudores o acreedores los que están presentes. En cada contrato deben distinguirse elementos que pertenecen a su esencia, otros que pertenecen a su naturaleza y por ultimo aquellos que son accidentales, son los

-1-

C. debe tenerse presente que todo contrato está sujeto a la limitación establecida por la ley y las buenas costumbres. Esta libertad supone la facultad reconocida legalmente a las partes para. siempre que no sea contrario a la ley” La libertad contractual sigue siendo la regla general y su limitación opera como excepción. determinar los términos del contrato que han convenido celebrar. los elementos naturales son los que aparecen con normalidad en los contratos pero que no son tan indispensables para su existencia. en los que no existe esta garantía. El Art. en cambio la segunda está referida a la modalidad contractual permitida en nuestra legislación. La primera corresponde al sentimiento interno de la parte. -2- . los elementos accidentales son los que se presentan en los actos jurídicos ocasionalmente. reconoce el principio de la autonomía de la voluntad al establecer que: “Las partes pueden determinar libremente el contenido del contrato. a la decisión libre de celebrar un determinado contrato y asumir las obligaciones correspondientes. ya que tratándose de contratos atípicos. Los principios clásicos de la autonomía de la voluntad reconoce la existencia de la libertad de contrata y la libertad contractual. típicos en los cuales la finalidad digna de tutela jurídica está garantizada por el hecho de ser tales contratos obra del legislador.CONTRATOS__________________________________________________________LECCIÓN II mismos elementos que se toman en cuenta para los actos jurídicos en general (art. de común acuerdo. considera MESSINEO que la libertad de configuración interna se refiere sólo a los contratos. quedará sin explicación que no se haya puesto a la libertad de configuración interna el límite de la citada finalidad. En realidad. solo si las partes lo disponen Acuerdo de voluntades La regla general es que los contratos se perfeccionan por el consentimiento de las partes. 1354 del C.1314 CC) Para comprender mejor esta agrupación podemos decir que los elementos esenciales son los que deben aparecer siempre en los contratos jurídicos. Si bien es cierto que en los contratos atípicos no existe el control legislativo.

. El Art. basándose en dicho artículo dice que eh Código ha definido una posición en el sentido de que las relación entre la voluntad y su manifestación se rigen por lo declarado. Al respecto se reconoce a la persona desde su nacimiento el derecho de goce o -3- . Según ARIAS SCHREIHER.. Un aspecto importante con relación a los sujetos es el relativo a la capacidad de las partes. Estas voluntades no deben ser mantenidas en el fuero interno de cada uno. 168 del Código Civil establece que el acto jurídico debe ser interpretado de acuerdo a lo que se haya expresado en él y según el principio de la buena fe. Se presume que la declaración expresada en el contrato responde a la voluntad común de las partes y quien niegue esta coincidencia debe probarla. porque e1 contrato se perfecciona con el consentimiento de las partes. en realidad se invierte”. que dice: “Los contratos se perfeccionan por el consentimiento de las partes. El acuerdo de voluntades requiere que ambas voluntades deben ser recíprocas coincidentes y simultáneas. el artículo 1361 del Código civil dispone que los contratos son obligatorios en cuanto se halla expresado en ellos. VIDAL. En los contratos bancarios una parte es el Banco y la contraparte es el cliente. La relación obligacional creada por el contrato presupone la existencia de dos o más partes por ello se afirma que el contrato es un acto jurídico bilateral o plurilateral cuyos intereses son distintos. Sin que la referencia al principio de la buena fe atenúe el criterio objetivista. el Código Civil ha adoptado una fórmula distinta a las clásicas que consiste en que si bien su punto de partida está en la teoría de la declaración. puede llegar mediante demostración contraria.CONTRATOS__________________________________________________________LECCIÓN II La pluralidad de personas presupone pluralidad de voluntades. En el área contractual. tal corno lo establece el Art. porque entonces no podrían conocerse sino que deben ser expresadas y exteriorizadas. a la de la voluntad y la figura. Suele denominarse parte y contraparte a los sujetos que intervienen en el contrato. 1352. Pluralidad de sujetos Presupone la existencia de dos o más partes cuyos intereses son distintos.

Por ejemplo la capacidad de ejercicio se adquiere en las personas naturales a los 18 años de edad y en las personas jurídicas cuando éstas han cumplido con constituirse y registrarse con arreglo a ley.Los que sufren pena que lleva anexa la interdicción civil. . El Art. entre otros actos.Los que adolecen de deterioro mental. . 44.CONTRATOS__________________________________________________________LECCIÓN II capacidad jurídicas en cambio la capacidad de ejercicio sólo es ejercida cuando la persona tiene aptitud pata celebrar un contrato.Los sordomudos.Los pródigos. . . Un aspecto especial e importante es el referirnos a la contratación entre cónyuges. El Código Civil de 1984. La ley señala que los mayores de 18 años de edad. y en el segundo caso deberá intervenir en su representación un curador.Los que incurren en mala gestión. Los incapaces relativos no privados de discernimiento pueden celebrar válidamente contratos relacionados con las necesidades ordinarias de su vida cotidiana (Art. puedan contratar por sí mismos. mientras que los menores y los incapaces deberán hacerlo a través de sus representantes legales.Los retardados mentales. . regula expresamente los casos en que los cónyuges pueden celebrar contratos -4- . .Los menores de 18 pero mayores de 16 años. .Los que se encuentran privados del discernimiento .C.Los menores de 16 años de edad. En el primer caso serán los padres o tutores del menor. . que no puedan expresar su voluntad de manera indubitable Por otro lado el Art. . establece que son incapaces absolutos.Los ebrios habituales. . la misma que se encontraba prohibida en el Código Civil anterior. 1358).Los toxicómanos. establece que son relativamente incapaces. ciego sordos y los ciego mudos. Los representantes legales requieren autorización expresa del representado para disponer los bienes o gravarlos celebrar transacciones compromisos arbitrales. 43 del C.

cuando los esposos hayan establecido un régimen de separación de bienes o tengan bienes propios. Se requiere que tenga personalidad propia.C. Consecuencia Jurídica Los contratos son acuerdos de voluntades cuyo objeto es crear. que cada una de esas partes está constituida por una o más personas. 312 que establece que los cónyuges no pueden celebrar contratos entre sí respecto de los bienes sociales y en cambio para gravarlos o disponer de ellos. regular o extinguir actos jurídicos de naturaleza patrimonial. no se descarta la posibilidad de que una parte esté constituida por dos o más sujetos que tengan un mismo interés y en tal caso la parte contractual es el centro de interés que agrupa a los sujetos. 1351 en cuanto se refiere a que el contrato resulta del acuerdo de dos o más partes. Similares limitaciones contiene el Código con relación al ejercicio de la tutela y curatela (Arts. -5- . que prohíbe a los padres enajenar o gravar los bienes de los hijos. Según esta tendencia moderna. si bien generalmente coinciden el concepto de sujeto y el de parte. la aptitud para ser sujeto de derecho. porque en la mayoría de los contratos cada parte está formada por un solo sujeto (el vendedor es una persona y el comprador es otra). El concepto de parte no es tan fácil de explicar. a lo que se denomina “centro de interés”. se te-quiete la intervención del marido y la mujer. Algunos la consideran a la del sujeto del acto. Es así que el Art. la parte es el “centro” en el cual recaen los intereses que se buscan satisfacer mediante la celebración del contrato. más bien. ante la tendencia moderna de prescindir de los sujetos y referirse.Es importante resaltar que la doctrina actual no vacila en afirmar que no puede identificarse los conceptos de personas y de parte. es decir. Otras limitaciones las encontramos en el Art. La primera se refiere a un ser o entidad dotado de derechos y obligaciones.CONTRATOS__________________________________________________________LECCIÓN II válidamente. En tal sentido. 440 del C. 572 al 575). la contratación es posible entre ellos. aunque no tenga existencia individual. modificar. debiendo entenderse. Tal es el caso referido en el Art. salvo autorización judicial. Por otro lado.

el querer interno.CONTRATOS__________________________________________________________LECCIÓN II DE LOS ELEMENTOS DEL CONTRATO: ELEMENTOS ESENCIALES. NATURALES. Elementos esenciales. por haber sido prestado por error. Ellos son: 1) El consentimiento. existe una equivocación sobre el objeto del contrato. Y ACCIDENTALES. Es el elemento volitivo. La perfección del contrato exige que el consentimiento sea prestado libremente por todas las partes intervinientes. a) El error: Cuando versa el error. Será nulo el consentimiento viciado. produce efectos en derecho. El error es motivo de nulidad del contrato cuando recae sobre: ● La naturaleza del contrato. Son aquellos requisitos cuya existencia generan la improcedencia del contrato o su nulidad o mejor. Los vicios del consentimiento. o sobre alguno de sus aspectos esenciales. 3) La forma. en relación a la cosa y la causa que han de constituir el contrato. manifestada bajo el consentimiento. a cuyo fin se requiere que la voluntad no esté presionada por factores externos que modifiquen la verdadera intención. La ausencia de vicios en el consentimiento es imprescindible para la validez y eficacia del contrato. (b) la violencia y (c) el dolo. 5) La causa. 2) El objeto. Los más destacados vicios del consentimiento se encuentran (a) el error. o dolo.  El Consentimiento. constituyen aquellos elementos fundamentales o imprescindibles de los que deben estar dotados todos los contratos para que produzcan los efectos queridos por las partes. (quería hacer un arrendamiento e hizo una compraventa) ● La identidad del objeto. -6- . la voluntad que. 4) La capacidad. con violencia o intimidación. La voluntad se exterioriza por la concurrencia sucesiva de la oferta y de la aceptación.

Un contrato no tiene causa cuando las manifestaciones de voluntad no se corresponden con la función social que debe cumplir. porque de lo contrario. La amenaza de acudir ante una autoridad judicial para reclamar un derecho no es coacción. El error no debe de ser de mala fe. fraudulento o contrario a la buena fe. la normativa civil de los ordenamientos jurídicos exige que haya una causa justa para el nacimiento de los actos jurídicos. El contrato debe tener causa y ésta ha de ser existente. Elementos naturales -7- . La víctima del dolo puede mantener el contrato y reclamar daños y perjuicios.  El objeto Pueden ser objeto de contratos todas las cosas que no estén fuera del comercio de los hombres. a no ser que se amenace abusivamente de este derecho.CONTRATOS__________________________________________________________LECCIÓN II ● Las cualidades específicas de la cosa. para inducir a una persona a consentir un contrato que. o que una de las partes haya abusado de la debilidad de la otra. es considerado dolo. verdadera y lícita. a las buenas costumbres o al orden público  La Forma La forma es el conjunto de signos mediante los cuales se manifiesta el consentimiento de las partes en la celebración de un contrato. Pueden ser igualmente objeto de contrato todos los servicios que no sean contrarios a las leyes. aun las cosas futuras. En algunos contratos es posible que se exija una forma específica de celebración. la firma ante notario o ante testigos.  La Causa Normalmente. La causa es el motivo determinante que llevó a las partes a celebrar el contrato. tampoco cuando se simula o se finge una causa. empleado con el propósito de engañar. no lo hubiera aceptado. de haber conocido la verdad. a la moral. etc. Por ejemplo. se convierte en dolo. puede ser necesaria la forma escrita. o confundir. c) El dolo: Todo medio artificioso. b) La fuerza o violencia: En la violencia se ejerce una fuerza irresistible que causa un grave temor a una de las partes del contrato.

puede ser tácito o expreso. Por ejemplo: el plazo. cláusulas y condiciones que tengan por convenientes. siempre que no sean contrarios a la ley. los buenos usos y costumbres.CONTRATOS__________________________________________________________LECCIÓN II Son aquellos elementos que. que no sean contrarias a la ley. Será expreso cuando se manifiesta verbalmente. debería presumirse su existencia. es la expresión de la libertad en el campo del Derecho que el ordenamiento jurídico le reconoce a los individuos para regular sus propios intereses y alcanzar sus propios fines. La Voluntad. la condición. la solidaridad. etc. VALOR QUE SE LE ASIGNA A ESE ELEMENTO. en sentido estricto. -La voluntad de declarar. Si nada se expresara con relación a los mismos en el texto de los contratos. la representación. los contratantes pueden establecer los pactos. En este sentido la voluntad consta de dos momentos: -La voluntad de querer realizar determinado acto jurídico. aún cuando los contratantes no se hayan referido expresamente a ellos. lo cual es sujeto quiere. Elementos accidentales Son aquellos que las partes establecen por cláusulas especiales. No obstante. o el orden público. forman parte del mismo. o el orden público. la moral. y éste a la vez. por medio de una conducta externa realizada. el modo. En consonancia con la autonomía de la voluntad. Tal es el caso de la garantía de evicción y saneamiento en los contratos a título oneroso. Es tácito. la moral. sin ser de la esencia del contrato. EL CONTRATO Y LA VOLUNTAD. las buenas costumbres. Así podría estipularse la exoneración para el vendedor de esta responsabilidad. La declaración de esa voluntad es jurídicamente denominada el consentimiento. ya sea por escrito o por medio de signos inequívocos. la indivisibilidad. el que resultara de hechos o de actos que lo presupongan o que autoricen a presumirlo. las partes pueden convenir su desaparición dentro de un contrato. -8- . la cual deberá realizarse de acuerdo con los requisitos que la propia ley establece para cada negocio jurídico.

En el caso de reserva mental. distinta. que contendría en sí las voluntades singulares. Cuando se simula un acto jurídico. o de voluntades reales. b.CONTRATOS__________________________________________________________LECCIÓN II excepto en los casos en que por ley o por convenio la voluntad deba manifestarse expresamente. ¿Debe darse prevalencia a la intención sobre la declaración o esta sobre aquella? -9- . Cuando por error se manifiesta una cosa distinta de lo que en realidad se desea. que partiendo de dos sujetos diversos se dirigen a un fin común. la voluntad. Si el ordenamiento se atiene. La comprobación de la posibilidad. para la formación del consentimiento. En cuanto al consentimiento. e. Sería erróneo pensar que la suma de dos voluntades engendra una voluntad superior. a lo que manifestó. de desacuerdo entre la intención y la declaración hace inevitable la interrogante. como negocio bilateral. d. haciendo reserva interior de que no desea lo que se manifiesta desear. Es de singular importancia precisar si el acuerdo es coincidencia o fusión de voluntades declaradas. para Ruggiero dice López de Zavala. Cuando se hace una declaración con espíritu de broma o sin entender obligarse como por ejemplo las palabras pronunciadas en una representación teatral. fundiéndose. que es el acuerdo de dos declaraciones de voluntad. o sea cuando deliberadamente se hace una manifestación que no coincide con la intención. Dice Messineo que el contrato. en cambio. no debe ser entendido como la yuxtaposición de dos negocios. sino como la resultante negocial unitaria de manifestaciones provenientes de dos o más partes. Cuando una declaración ha sido forzada por violencia o ha resultado de una engaño. c. Si bien lo normal en un acto jurídico es que la intención coincida con la declaración de la voluntad. a lo que en realidad quiso el declarante o. suelen presentarse algunas hipótesis de desencuentro entre ambos elementos: a.

en que la nulidad del acto se funda en el hecho ilícito. tal por ejemplo en el error y muy particularmente en el delicado problema de la interpretación de los actos jurídicos. en materia de dolo y violencia. EL SISTEMA DE LA AUTONOMÍA DE LA VOLUNTAD Con la Revolución Francesa. Para determinar el valor que se le asigna a la voluntad.715 b) LIBERTAD JURÍDICA DE LAS PARTES: dando libertad a las partes para establecer el contenido del contrato. y esto se ve en la protección legal que da a las partes. Art. y lo que es libremente querido es justo. ya se tuvo otra visión ya que lo libremente querido podía no llegar hacer siempre lo justo. entonces los contratos valían. es de vital importancia analizar la problemática atinente a las discordancias entre las formas de expresión del consentimiento. busca de alguna forma que lo pactado se cumpla y si existe algún desequilibrio económico busca equilibrarlo. Encontramos entonces que la Revolución Francesa. esta idea valió por mucho tiempo pero para el derecho privado. hombres libres y justos. fue el estandarte de este sistema. el Sistema de la Autonomía de la Voluntad. a través de varias acciones que la parte perjudicada puede intentar.10 - . la voluntad de la persona contratante y aquella que manifestó en el momento de la celebración y perfeccionamiento del contrato. Y lo que era libremente querido era justo para las partes. por ello tuvo que intervenir el estado en los negocios jurídicos. Se instauro una idea nueva del papel del hombre ante la sociedad. liberta para establecer las reglas por la que van a . cambio la mentalidad del hombre en cuanto a sus derechos. y cuando traspasó al derecho público. solicitando al Juez la resolución de los efectos del contrato o la modificación equitativa del contrato. cuales son. así por ejemplo. dando carácter obligatorio a sus cláusulas. que esta cuestión no ofrece interés práctico en algunas de las hipótesis señaladas. tiene importancia decisiva en otros casos. desde ya. porque era querido por las partes.CONTRATOS__________________________________________________________LECCIÓN II Digamos. En cambio. el cual parte de dos postulados: a) IGUALDAD JURÍDICA DE LAS PARTES: el estado se preocupo de que en el contrato haya igualdad entre las partes.

debe prevalecer la . palabras. reserva mental. etc. de conciencia y luego seguidamente de esta la declarada a través de la cual se exterioriza la interna y surgieron dos teorías: El pro Si bien lo norma en un acto jurídico es que la intención coincida con la voluntad. 669 La legislación también hace hincapié en la restricción “siempre que no riña con las leyes de orden público. animus iocandi. y la noble tarea de la justicia consiste en desentrañar la verdadera voluntad de las partes y hacerle producir efectos. Teoría Armónica o Mixta: que sostiene que debe prevalecer la voluntad interna. se desarrollaron diversas teorías: a. Según ella. Teoría de la Voluntad: es la teoría clásica. quizás gravosas. por que existe una voluntad interna. Teoría de la Declaración de la Voluntad: la formación de los contratos en general no puede surgir sino de la coincidencia de las voluntades declaradas. únicas que pueden conocer y apreciar las partes. simulación. La declaración sólo sería una cuestión formal. todo lo que acompaña (gestos. Art. accidental. pero hubo discrepancias respecto de cuál de las voluntades es la que verdaderamente se tendría que tener en cuenta. es la voluntad de las partes. La intención o voluntad íntima es inaccesible a los terceros y no puede ser la base de un negocio jurídico. lo que hay que interpretar son esas dos voluntades. la moral y las buenas costumbres. pero esa libertad no deber perjudicar derechos de otros. suelen presentarse algunas hipótesis de desencuentro entre ambas (por error. El contrato implica el concurso de dos voluntades internas. que por ser fuente de derechos y obligaciones. En razón a ello. pero que. seguro y serio. real y efectiva de las partes. escritos. b. c.11 - .” Durante la época clásica los doctrinarios hicieron resaltar la importancia de la Autonomía de la Voluntad en la formación de los contratos. causada por violencia o engaño). condiciones que no podían encontrarse en la simple intención. el origen íntimo y verdadero de toda vinculación contractual.CONTRATOS__________________________________________________________LECCIÓN II hacer regir el contrato.) no son mas que despreciables vestigios de los procesos por los cuales se han dado a conocer. debe tener un fundamento concreto. excepcionalmente. sostenía el imperio absoluto de la voluntad interna. a través del avance de las Ciencias Jurídicas.

sino que encuentra actualmente notables restricciones que han condicionado un rediseño de dicho principio. es obvio que en la estructura del contrato clásico o tradicional ambas potestades se . como tales. salvo disposición legal en contrario. Del análisis de dicho artículo se infiere que si bien es cierto que el contrato es el reino de la autonomía de la voluntad. Cuando la parte destinataria de la declaración haya procedido de buena fe y lo exija la seguridad del comercio.12 - . Todo acto jurídico.CONTRATOS__________________________________________________________LECCIÓN II declaración en dos casos importantes: 1. por tanto. según el cual “las partes pueden establecer los pactos. es decir.” Lo que debe entenderse referido tanto a la libertad de elección de los tipos contractuales. lo cual posibilita afirmar que existe una crisis del contrato. absoluto e ilimitado. ellas constituyen derechos y no obligaciones y. se puede notar que la libertad se encuentra intrínsecamente unida a la autonomía privada. facultad o voluntad para crear relaciones jurídicas y la libertad para determinar el contenido de lo que se quiere crear. el contrato. El contrato. surge dentro de un contexto legal preexistente. La autonomía de la voluntad tiene su expresión en el Código Civil cubano en el artículo 312. El concepto de la autonomía privada se encuentra presente en todos los contratos privados a través del poder. Cuando la divergencia es imputable a culpa de quien emite la declaración. como a la libertad de dotar a los tipos legalmente reconocidos de un contenido distinto al establecido por la ley. la cual como se ha expresado comprende en el ámbito contractual dos facultades: la libertad de contratar y la libertad contractual. Sin embargo. y dentro de él. manifestado en la llamada crisis o decadencia de la autonomía de la voluntad. Así. coexiste con una serie de supuestos cuya génesis y conformación difieren bastante de la construcción clásica. que le da virtualidad jurídica y eventualmente lo completa. Si se acepta que todo contrato se basa en la autonomía privada de las partes. por supuesto. definido como acuerdo libre de voluntades. 2. El principio de autonomía de la voluntad no es. depende de las personas si las ejercen o no. cláusulas y condiciones que estimen por conveniente. esto no puede llevar a considerar que el contrato es solo voluntad de las partes y que se encuentra al margen del ordenamiento jurídico. y que la misma a su vez está conformada por la libertad de contratar y la libertad contractual. el ámbito en el que con mayor libertad se ha expresado este principio.

estas libertades se encuentran reducidas a su mínima expresión. no existe o se encuentra reducida a su mínima expresión. la realidad es mucho más evidente. ya que en las nuevas formas de contratación. constituyen los factores fundamentales de esa decadencia. manifestadas tanto en los límites y las limitaciones. Con relación a la libertad contractual o de configuración interna. así como la proliferación de la contratación masiva. se caracterizan por su naturaleza cambiante y variada. Sin embargo. las que ya no solo se exteriorizan en los límites tradicionales de respeto a las normas imperativas. las relaciones jurídicas nacen de un consentimiento libre y autónomo entre dos o más partes perfectamente identificadas. Constituyen la forma de expresión de las relaciones de producción y también de otras vinculaciones o relaciones jurídicas convencionales de significada connotación económica. es prácticamente inexistente. y que no son inamovibles. a los principios de orden público y a la moral.CONTRATOS__________________________________________________________LECCIÓN II encuentran presentes en toda su esencia.13 - . se multiplican y perfeccionan en la medida del progreso y complejidad del desarrollo económico-social. la etapa de la negociación. actualmente la mayor parte de las relaciones de las personas que se traducen en contratos se realizan dentro de un amplio margen de restricciones. e incluso la libertad de contratar. Los contratos. La decadencia del principio de autonomía de la voluntad debe entenderse como una mutación importante en su desarrollo. El contrato. donde no hay negociación y la concertación es despersonalizada. por tanto. y la libertad contractual. Las restricciones al principio de autonomía de la voluntad se han hecho mucho más evidentes con el surgimiento de figuras como las condiciones generales de la contratación. deja de ser un resultado de la autonomía privada para ser el producto de la adecuación entre el resultado pretendido por las partes y el . Al respecto se debe señalar que los límites y limitaciones. o incluso anuladas. anónima. donde existe la colaboración de ellas en el diseño o configuración del contrato. que es donde se exterioriza la libertad contractual para determinar la forma y contenido del contrato. como forma de vinculación jurídica. En el Derecho contractual tradicional. por el contrario. Pero con las restricciones impuestas al principio de autonomía de la voluntad.

La autonomía de la voluntad es un principio básico de nuestro derecho contractual. de modo que pasan a integrar en el contrato las normas imperativas en un plano compartido con la voluntad. ART. Focalizando. Es por esta circunstancia que las limitaciones a este principio deben constar expresamente en la ley.CONTRATOS__________________________________________________________LECCIÓN II ordenamiento jurídico. Ej. para ser entendidos como manifestación positiva de un mismo bien común. invocando la autonomía de la voluntad. Ellas obligan a lo que esté expresado. se podría hablar de dos grandes restricciones a la autonomía de la voluntad: a) No pueden los particulares alterar las cosas de la esencia de los contratos. se entiende incorporado en todas las relaciones entre los particulares. y es la libertad de que gozan los particulares para pactar los contratos que les plazcan. “Las convenciones hechas en los contratos forman para las partes una regla a la cual deben someterse como a la ley misma. . pactar una compraventa sin precio.: No pueden los contratantes. y deben ser cumplidas de buena fe. valga recordar que todo límite al principio de autonomía de la voluntad constituye una excepción a la regla.715 DEL CÓDIGO CIVIL PARAGUAYO. en el ámbito contractual.14 - . Es nulo absolutamente el contrato que adolezca de ilicitud de objeto o causa. y a todas las consecuencias virtualmente comprendidas”. Lo que incide en que se dejen de concebir los límites y limitaciones a la autonomía de la voluntad como excepciones de una indeseable intervención gubernativa. y de determinar su contenido y efectos. pues si así se hace este no produce efecto alguno o degenera en otro diferente. b) Las limitaciones impuestas por las leyes de orden público o la defensa de las buenas costumbres. RECTIFICACIONES Y LIMITACIONES ACTUALES Ahora bien.

Estos cambios trastocaron profundamente toda la arquitectura sobre la se asentaban las posturas ideológicas. . con el desarrollo del comercio adquirió importancia social y económica en la vida del hombre el contrato. base sustento de toda una época con predominio liberal. el orden público o de las buenas costumbres. especialmente cuando fueron apareciendo nuevas formas de relaciones patrimoniales que el contrato tradicional no alcanzaba a comprender y regular. regulando los contratos rurales. Habíamos dicho que a los inicios el contrato es un acuerdo o convenio entres dos o más personas que se obligan a determinadas cosas o materia y a cuyo cumplimiento se exigían.15 - . El contrato. jurídicas y filosóficas. Este concepto que se tenia del contrato. económicas. tratando de corregir la desigualdad. pero con limitaciones. No pueden estipular nada que vaya en contra de las prohibiciones legales. protegiendo al más débil. ya que de hacerlo este no produciría efecto alguno o degeneraría en otro diferente. la libertad del hombre e igualdad de este. 2. por lo que el estado tomo intervención.CONTRATOS__________________________________________________________LECCIÓN II Su fundamento o encontramos en la aplicación en materia contractual de las doctrinas liberales e individualistas de la Revolución Francesa. dictando leyes laborales. Sus limitaciones la constituyen: 1. Las partes no pueden o modificar las cosas que son de la esencia de un contrato. que era un convenio que solo afectaba a las partes. ya que tales estipulaciones serían nulas absolutamente por ilicitud de objeto o causa CONCEPCIÓN SOCIAL DEL CONTRATO El siglo XX trae dos modificaciones fundamentales de alcance social: una referente a la intervención del Estado en los acuerdos entre particulares y la otra en el proceso de concentración de riquezas y la aparición de grandes corporaciones o empresas multinacionales que imponen su ley y con quienes debe negociar el individuo. comenzó a sufrir los embates de las transformaciones sociales. sin trascender mas allá de ellas. controlando precios máximos y mínimos.

. sino que pide su ayuda. El interés general lleva al Estado a dictar leyes reglamentando esos contratos. también se impone también a los jueces en la interpretación de las cláusulas de los contratos. se debe a que “donde hay intereses superiores no hay lugar para la autonomía privada”. PRINCIPIO DE LA BUENA FE. Y es un principio que las partes no pueden dejar de observar. 689 y 690 del Código Civil nos hablan de la buena fe. Es el principio de lealtad. En los Art.CONTRATOS__________________________________________________________LECCIÓN II El dirigismo contractual nace frente a la ideología liberal. Así. El ciudadano de hoy ya no se vuelve en contra del Estado. La veta social en la autonomía. de respeto a la palabra empeñada. En nuestra legislación la falta a este principio se castiga con las sanciones de la inobservancia. Ciertos contratos ya no se dejan al libre juego de la voluntad de las partes. No sería justo que el derecho premie los actos desleales. La buena fe es la intención o disposición de ánimo que lleva a proceder leal y sinceramente en las relaciones personales. reconociendo eficacia jurídica a la inconducta en beneficio del mañoso. Ósea que la buena fe tiene un carácter de norma coercitiva.16 - .