You are on page 1of 2

REFLEXION Y GENERALIDADES DEL DERECHO DE AUTOR.

Generalidades del derecho de autor en Internet. Como cualquier creación realizada por una persona, el reconocimiento y el respeto por el trabajo que otro ha realizado es de vital importancia en una comunidad de creaciones incesantes y a su vez de desafortunados plagios, los derechos de autor se dividen en dos, patrimoniales cuyas características implican que el titular tenga control sobre la explotación o divulgación de su obra y los morales que protegen el vínculo del autor y su obra como expresión de su personalidad. Ciertamente no existe nada más caótico que buscar el responsable de una creación y no poder encontrar quien es el benévolo o perjudicial (según la obra) creador del objeto, es necesario establecer que la información siempre viene de alguien y por esto su utilización cuenta con restricciones de muchos tipos y permisos requeridos. Sobre Creative commons Es una organización que quiere incentivar licencias que permitan a otros hacer modificaciones, compartir de forma comercial o no comercial y modificar las obras. Existen 6 combinaciones posibles a raíz de 4 licencias originales, que se muestran a continuación, que establecen los límites bajo los cuales una obra puede ser usada. 1. 2. 3. 4. Reconocimiento (reconocimiento de la autoría) No comercial Sin Obras Derivadas (se explota pero no se transforma) Compartir Igual (se puede derivar manteniendo la licencia al ser divulgadas)

Así las anteriores pueden asociarse para lograr unas combinaciones que den más libertad a aquellos que deseen utilizar las obras con distintos fines. Esas combinaciones siguen de la siguiente manera:

Referencias
http://co.creativecommons.org/tipos-de-licencias/

Reflexión Desde un punto de vista legal y de los pensadores que exponen sus conceptos y creaciones, todo lo anterior es válido y debe cumplirse, sin embargo en una reflexión de manera personal surge una cuestión, el derecho de autor sea en internet o fuera del medio es una protección que se genera a partir de la necesidad de cuidar los intereses de las personas, a manera más concreta estos son intereses económicos ya que la real batalla es el poder definir quiénes son los responsables de una obra para así poder usufructuar de ella, es entonces una autoría de negocios, una realidad donde el objetivo principal es lograr defender los intereses individuales con ánimo de lucro, la originalidad de las cosas no nace de la nada, viene siempre de un trasfondo que nos conduce a intuir y deducir nuevas formas o transformaciones de lo existente, es claro que el autor de una creación está en su derecho de vivir y producir a raíz de su trabajo, es finalmente lo que hacen las personas para substituir, lo complicado de toda la problemática es poder encontrar la certeza de los que son realmente autores y que al proclamar ese derecho no estén dejando de lado otros participantes, también es bastante complejo lo que implica para la sociedad estar siempre limitada a restricciones de la información u obras. Creative Commons es una alternativa y estrategia interesante para ampliar las posibilidades de uso de las obras ya que no siempre se busca la explotación comercial, y en los casos donde las modificaciones de las obras implican mejoras del objeto o simplemente el incremento de creatividad en el ejercicio de reconstrucción del material, es necesario contar con una herramienta que establezca y demuestre la intención de respeto hacia la obra y su autor o la intención especifica del uso. De alguna manera el plagio dentro de un marco que no permita establecer más horizontes para los usuarios es de naturaleza inherente y obligado, encuentro que la propuesta de Creative Commons impide la incidencia en el plagio y esclarece el tipo de uso evitando malentendidos sobre los objetivos de aquel uso y excluyendo a los individuos de posibles demandas o problemas en un marco legal.