You are on page 1of 2

ACTIVIDAD 12a (1ª parte

)

COMENTARIO CRÍTICO DE LA PELÍCULA “DIARIOS DE LA CALLE. Freedom Writers (2007)”
Fecha de entrega: 8 de mayo 2013

SINOPSIS. En la película “Diarios de la Calle (Freedom Writers)” se narra una experiencia educativa real acontecida en los años 90 en California (EEUU) en torno a una profesora recién titulada que entra a trabajar en un instituto. Profesora a la que se le asignó un grupo “difícil” que no deseaba tutorizar el profesorado consolidado del centro: un grupo multiétnico de alumnas y alumnos donde cohabitaban enfrentados jóvenes duramente tratados por su entorno social. “Es la clase de los tontos colega, significa que eres tonto”, le dice un alumno a otro en la película. La profesora fue recibida con desinterés y rechazo en este grupo acostumbrado a docentes que no les escuchaban, ni atendían sus necesidades. En la película una alumna le replica a esta profesora: “Usted no sabe nada. No tiene ningún respeto por cómo vivimos. Nos tiene aprendiendo aquí esta „mierda‟ de gramática y luego tenemos que volver ahí fuera. ¿Qué hace usted que suponga un „puto‟ cambio en mi vida?”. ¿Cómo se irá construyendo la relación entre esta profesora y su alumnado? ¿Cómo afectará a sus vidas esta relación educativa? Esto es lo que nos cuenta esta película.

La tarea consiste que realizar un comentario crítico sobre la experiencia educativa que nos relata esta película. (En la pestaña RECURSOS os he indicado el enlace a este documento audiovisual). Tras el visionado de la película redacta tu comentario libremente, escribiendo aquellas cuestiones que te haya sugerido la película en relación con la educación y la profesión docente.

Me ha parecido todo un acierto el seleccionar está película para que la podamos ver. Después de verla, debo decir que me ha cambiado un poco la perspectiva de mi futura profesión. El argumento trata temas sociales muy actuales como puede ser la multiculturalidad. Los movimientos migratorios que se producen por las desigualdades económicas entre países “desarrollados” y países empobrecidos, provocan que en las aulas encontremos educandos de muchas y muy variadas nacionalidades. La convivencia entre estas culturas supone en ocasiones un desafío para la escuela. Encontramos una reacción de miedo a lo desconocido, que se traduce en discriminación a las nuevas culturas con las que convivimos. Estas actitudes causan situaciones de exclusión y separación, fomentando que las personas que vienen de fuera se agrupen en comunidades o gueto como lo menciona la película y generando aún mayores diferencias y llegando a provocar conflictos entre culturas e identidades. La diversidad es un tema al cual las instituciones educativas deben de prestar cuidada atención. Las escuelas han de aprovechar la diversidad y hacerlo algo positivo para el aprendizaje de los alumnos. Las escuelas deben de comprender que contar con la presencia de gente que proviene de otras culturas es una ventaja y un valor añadido. Esta tarea es muy difícil, pues existe el preconcepto de que los de fuera vienen a quitarnos lo que es nuestro (las oportunidades), sin embargo ésta es una falsa creencia que debemos de desterrar.

Otro de los temas que aparece en Diarios de la calle es el modelo educativo. La película es bastante reciente (2007) y representa fielmente la situación de la educación. Actualmente, y desde hace tiempo, impera un modelo educativo en el que se crean diferencias. Por un lado encontramos a los “listos” y por otro a los “tonto”, a los que “saben” y a los que “no saben”, a los “normales” y a los que “no son normales”. En la película los chicos y chicas protagonistas pertenecen a un grupo que forma parte de un programa de integración voluntaria. Es grupo está formado por alumnado con ciertas características comunes: estrato social y económico bajo, etnias minoritarias, etc. La centro educativo fomenta su exclusión en este grupo para ofrecerles otra oportunidad, lo que no se da cuenta es que lo que hace es mermar sus posibilidades y oportunidades. Todo el mundo tenemos derecho a disfrutar de una educación como los demás y en las mismas condiciones que los demás y la educación integradora no fomenta esto. El centro educativo que aparece en la película tiene el programa educativo de integración porque le fue sugerido, no porque le pareciera necesario. La llegada de la nueva profesora supone un cambio. Erin Gruwell, tiene ideas renovadoras. Una de las frases que más me gustó de la película es cuando ella dice que cuando era joven quiso estudiar derecho para defender a los jóvenes en los juzgados, pero se dio cuenta que “la verdadera batalla debe librarse en las aulas” porque dice que para cuando haya que defenderles ya será demasiado tarde. La profesora tiene un difícil comienzo, pero su voluntad y su perseverancia le llevan a elaborar un plan para “enganchar” a los alumnos y conseguir motivarlos. Erin Gruwell desarrolla un programa basado en la educación emocional y afectiva. Ella se muestra segura y con iniciativa, demuestra a los alumnos su voluntad de educarles y su preocupación por cada uno de ellos. Los alumnos al darse cuenta de esto depositan su confianza en ella. Al sentirse cómodos y valorados empiezan a abrirse y a disfrutar de las clases, generando expectativas positivas hacia el aprendizaje. La labor de un docente supone identificar los problemas en el aula y tratar de solucionarlos creando un clima favorable para los aprendizajes. La profesora se adecua a las características del grupo y adapta los contenidos a ellas. La profesora tiene bastante éxito en el aula, sin embargo, no le ocurre lo mismo con sus colegas en el centro. La administración del centro y los compañeros se muestran reticentes y le ponen trabas a los métodos que utiliza la nueva docente. En la vida real podemos encontrarnos con profesores “pasivos” que deterioran la educación. Encontraremos profesores “chapados a la antigua” que no tienen voluntad de renovarse para mejorar la calidad educativa y estarán en contra de las propuestas dinámicas que se propongan, sin embargo, esto no debe desalentarnos. Tal y como se muestra en la película, si nos encontramos en una situación así debemos ser perseverantes y buscar todos los apoyos posibles. Lo que menos me ha gustado de la película ha sido el final. Se supone que un docente educa a su alumnado para prepararlo para la vida real. Éste debe darles aprendizajes para que ellos se conviertan en personas autónomas, independientes y críticas. Al final de la película, la profesora consigue permanecer dos cursos más con el grupo. Es un final bonito, pero realmente los docentes lo que deben de hacer es alentar a sus alumnos a que se adentren a la realidad. Cuando los alumnos son autónomos son capaces de desenvolverse en cualquier situación que se les plantee y deben ser competentes de afrontarlo con madurez.