You are on page 1of 7

Teoartística como una pedagogía liberadora.

En medio de las profundas dificultades que hoy afronta nuestro país y que presentan causas históricas casi desde su mismo origen, las cuales son vistas como hondas y profundas crisis que han dejado huella en todos y todas los habitantes de este país. Crisis que se enmarcan en: Crisis ecológicas, (ambientales); los megaproyectos y sus daños irreversibles contra nuestro medio natural. Las crisis sociales espacialmente fundada por la tierra fenómeno de desigualdad social, generador de guerra y las diversas violencias urbanas producto del conflicto histórico generado por las mismas dinámicas sociales, esas guerras que se tejen en las diversas esquinas de cada una de las ciudades y de las cuales los residentes Colombianos somos víctimas y difícilmente nos escapamos de esas circunstancias. Crisis en lo (humano) que atraviesan los sentidos de vida, los sentidos de esperanza y el sentido de la solidaridad y del respeto a los demas. La palabra crisis tiene una doble dimensión, la dimensión de caos y la dimensión de aprendizaje. Las crisis forjan destinos de los seres humanos, por ello en medio de las diversas experiencias críticas que envuelven a nuestro país, surge la Red Teoartística, como signo fecundo de esperanza en Colombia, un colectivo de artistas han venido construyendo una pedagogía artística popular en las diversos territorios donde la Red está inserta: Montes de María (Teopoética de la esperanza) Cali (Teo Corporalidad circense), Bogotá: (Teopictórica, Teomúsica, Teopoética) Popayán: (Teomúsica desde la ancestralidad). El desarrollo pedagógico de la Red Teoartística en las diversas organizaciones comunitarias, es un proceso político- social ya que la propuesta se desarrolla fuera de los currículos escolares, fuera de las diversas pastorales eclesiales, lo anterior hace que la Red Teoartística tome distancia y presente cercanía a estos escenarios, pues la escuela se convierte en un espacio itinerante y desde las iglesias se hace una apertura hacia a una espiritualidad más libre, abierta, cercana y más cálida. La propuesta política de la formación Teoartística, se enmarca dentro del respeto por la vida, la elaboración de la misma propuesta artística tomada desde el cuerpo y sus relecturas políticas coyunturales, el territorio y el conocimiento del mismo y de la historia personal de cada sujeto, haciendo caminos de esperanza y sanación por las victimas dejadas por el conflicto armando especialmente los rostros jóvenes y sus experiencias de vida. La Red no hace opción hacia ningún grupo armado su misión fundamental es la vida.

Las escuelas o escenarios pedagógicos de la Red son diseñados para:

 

Favorecer en las nuevas generaciones, relecturas alternativas y apropiación de visiones y formas de lectura crítica de la realidad, tomando como punto de partida los contextos cercanos en los que los participantes habitan, favoreciendo aproximaciones que contextualicen a nivel macro las experiencias micro. Posibilitar una experiencia profunda del quehacer artístico como una vocación, una identidad y una opción de vida que no solo tiene un sentido para la persona individual sino una función y una riqueza para el grupo, comunidad o sociedad a la que pertenecen. Una exploración en las dimensiones espirituales-éticas y de construcción de sentido personal y social, en una experiencia concreta de convivencia y creación colectiva. La escuela es ante todo una experiencia de encuentro, un espacio de construcción y recuperación de lo humano, del encuentro fraterno- sororo, de la convivencia humana y con la naturaleza. Una inmersión experiencial en las ritualidades, los elementos festivos y simbólicos comunitarios que acercan a la ancestralidad y su riqueza en la construcción de nuevos modos de vivir la experiencia humana. Apropiación y exploración de la experiencia creativa, sus métodos y técnicas, en las diversas dimensiones o expresiones ( música, poesía, pintura, danza, escultura, cultura circense) Es fundamental la apuesta pedagógica, las ritualidades, las simbólicas y los escenarios que habrá caminos al diálogo y las paz. Por la anterior hacer hoy una pedagogía liberadora, es construir una pedagogía en minga, en el compartir, en el respeto y cuidado de la vida y solidaridad, en la apuesta parmente por la vida, por la paz, por la justicia por la paz, una pedagogía humana en su esencia.

Pero ¿qué es lo Teo en la experiencias pedagógicas de la Red Teoartística? El campo teológico- pedagógico de la Red, hace puentes en las espiritualidades, en las respeto por las diversas cosmovisiones que se viven en cada región. Quizás la fuente más rica de lo Teo en las experiencias pedagógicas que anima la Red en la geografía Colombiana, está en abordar la pedagogía desde la vida, con la vida para la vida, permitiendo descubrir el paisaje interior que tiene todo ser humano, la riqueza que habita en cada cuerpo, por ello la experiencia formativa es una experiencia que pasa por cada ser, persona a persona, sin aglutinaciones humanas, quizás un proceso liberador más lento pero mucho más seguro.

Las riquezas del alma, son fundamentales en la dimensión formativa de la Red, pues se abstraen: los dolores, miedos, rabias que habitan dentro de cada ser humano, también, los sueños, anhelos y utopías que abriga cada persona y se busca, transformar estas sensaciones es una apuesta artística. La Red no pretende enseñar desde la prosa o desde una formación musical, pretende arrancarle al alma los versos, notas musicales, las expresiones corporales y las diversidades de colores. La pedagogía Teoartística, puede iniciar planteando cual es el fin del cuerpo, sus estéticas, sus manifestaciones secretas, esas fibras ondas, que permanecen atentas a leer lo más profundo del ser humano, a buscar respuestas sobre la vida o el fin de ella, y el arte se convierte en la excusa mágica para encontrar estas respuestas. Por ello para entender pedagogía y liberación; el arte, las espiritualidades y el cuerpo son los puentes para reencontrarnos en estas dimensiones La edad para definir o para encontrarse con la pedagogía artística liberadora, tiene su origen en el primer acto de amor humano, en la erótica de la danza de los cuerpos que dan entre frases y caricias origen a la vida, pues, esta experiencia difiere notablemente de una violencia sexual o de un acto machista y agresivo hacia el cuerpo. Allí se halla la primera pedagogía, el primer encuentro con las espiritualidades de la vida con la educación del amor. Es la Teopoesía la Teomúsica, la Teopictórica nos permite rencontramos de mil maneras con esta experiencia y sanar los dolores que también allí se hallen. La educación liberadora debe exorcizar, los demonios dejados por los primeros dolores del cuerpo humano, la libración se halle dentro del vientre, de cada uno de los seres que no son deseados y por tanto el corazón alberga un dolor indeterminado y es allí donde hay que recordar lo maravilloso de la vida, recreados desde unas simbologías propias de amor, regresando desde una cosmovisión artística al momento que rompió el hilo coherente de la felicidad y allí dialogar con el pasado y es allí donde: Teopoesía, la Teomúsica, la Teopictórica de la vida, el Teoarte juegan un papel determinante en la reconstrucción humana, sanando dolores de un país que halla en la danza suicidad del dolor y la barbarie del maltrato y la indiferencia.

Valores de la pedagogía de la Red Somos expresiones de muchas expresiones, voces de otro y otras, venimos de las manos que pintaron historias de la educación popular, de las voces que animaron luchas y testimonios y de quienes poetizaron las historias por ello proclamamos valores éticos en la formación. Una pedagogía de la confianza, de la solidaridad, del respeto por el medio ambiente, por la justicia, por la libertad, por la disposición al diálogo, por la la paz son valores éticos e indispensables dentro de la pedagogía de la Red. Elementos fundamentales de una pedagogía liberadora    Una pedagogía dialogante, abierta, cálida que no excluye a las diferencias; Donde existan las cercanía , la calidez el dialogo la espontaneidad Una pedagogía que incluye al cuerpo, sus sentires, sus dolores, sus miedos y se manifiesta haciendo puentes con el arte y ubica al cuerpo en centro del acto mismo de educar. Una pedagogía donde nuestra espiritualidad es vital, donde dialoguemos sin ningún tipo de barreras ideológicas. Una pedagogía donde el centro es vida. Una pedagogía que armoniza la familia, que invita a la sanación de la historia personal, Una pedagogía que pasa por los dolores y alegría de la vida, que no olvide que transforme la desesperanza en la más grande de las esperanzas. Una pedagogía sensible frente a la crisis ecológica. Una pedagogía donde se le canta a la vida, se pinta la esperanza y se le escribe al amor. Una pedagogía donde la riqueza está en las experiencias que se comparten. En las historias que se tejen, en los universos fantásticos que se pueden escribir, donde se abandona la acumulación de datos, estadísticas y se sospecha de quien pretende tener la palabra final. Una pedagogía donde la fiesta, la alegría, la música, los sentires se convierten me en el corazón del acto pedagógico.

      

La dimensión Teológica pedagógica de la pedagogía de la Red Teoartística Expresiones pedagógicas Teocircense:  Un circo afro, nacido en una comuna, en lugar fuera de las altas y clasistas esferas caleñas, donde llegan hijos e hijas de la violencia, de los sin tierra, de los que sufren. Hace reminiscencia del nacimiento de Jesús quien nace fueras de las estructuras de poder, abre una luz para quienes no tienen Esperanza y está en los desposeídos de su época y es allí donde construye un proyecto liberador para la humanidad. El circo teatro entiende que el cuerpo es un habitad, es nuestro hogar, nuestra casa, nuestra fuente, es lugar donde nace la vida verdadera obra de arte, la cual manifiesta los estados más íntimos del ser humano. El cuerpo tiene capacidades desconocidas de verse y eso lo entiende el circo, las capacidades del cuerpo retorna a las fuentes místicas del encuentro espiritual y plasma con delicadeza capacidades desconocidas para algunos de los habitantes del Distrito de Aguablanca la estítica de la corporalidad. El circo teatro posibilita la expresión más íntima juvenil de los sentimientos de las alegrías y las nostalgias y le recuerda a la sociedad caleña, que en medio de las crisis se pueden explorar caminos artísticos que fortalezcan la esperanza. El circo teatro, hace las expresiones corporales poéticas, en medio de una sociedad violenta, recrea la vida, en medio de un mundo de muerte, abre caminos: a la fantasía, al dialogo, al respeto, en medio de la intolerancia y desprecio por la vida y anima a la construcción de una sociedad más igualitaria, dentro de una sociedad que es profundamente desigual y clasista en el Valle del Cauca. El circo teatro enseña, enseña a tocar el cuerpo con respeto, a mirar al otro con leguaje de amor y a ser responsable por la vida y de la vida del otra y la otra. El circo ayuda a quien llega a descubrirse, auto explorarse y saber cuál es la misión en la vida, su vocación y el don que debe potenciar reconociendo que la fuente primaria de ese talento es el soñar y inspeccionarse, por tanto el circo es un medio para abrir horizontes humanos. El circo construye proyectos de vida, que liberan y ayudan a quienes hacen parte esta experiencia a sentir de reino de Dios, alcanzar la felicidad y manifestar sus sentimientos profundos por la dignidad humana. El circo abstrae verdades de la sociedad y las da a conocer con un mundo de símbolos donde el silencio y el cuerpo, entretejen un lenguaje sensible para quienes se acercan a su experiencia y propician relecturas coyunturales de lo que acontece en la realidad del Distrito de Aguablanca. El Circo resucita cuerpos, los levanta, los anima, los saca de las calles asfixiantes de Agua blanca y le da agua viva, el circo es una experiencia de resurrección Corporal.

 

 

 

Las líneas teológicas a las que responde nuestra música

     

Las líneas musicales de la Red con el anuncio y la denuncia, con el papel profético del arte como medio predilecto de las comunidades que acompañamos para expresar sus penas, injusticias, miedos y temores, sueños y esperanzas en un mundo más justo, solidario y humano. En este sentido se podría hablar de casi todas o porque no de todas las líneas teológicas. Nuestra fe musical es abierta, libre, reconoce el amor, reconoce al otr@. Desde la Teomúsica protestamos a las estructuras de poder que la sociedad capitalista ha creado. El reconocer el papel protagónico de la mujer en los procesos de la liberación es musicalizados por la Red. Nuestra música sensibiliza frente al daño ambiental que sufre nuestra primera madre y lanza proclamas de respeto por la vida. Nuestra música manifiesta el respeto a la vida, al otr@, a sus diferencias. Nuestra música le canta a las víctimas, que a lo largo de los años a dejado la historia de dolor que guarda Colombia.

Líneas teológicas de la Teopictórica:      Pintamos en colectivo, en minga. Pintamos la comunidad, con la comunidad, desciframos sus sueños sus esperanzas y sus historias. Pintamos y permitimos volar al alma, gritar el dolor y proclamar la fuerza de la vida. Pintamos para contar historias; historias de silencios, de agresiones, de miedos de nudos que desaparecen. Pintamos para declarar que no haya más violencia hacia el medio ambiente, hacia la mujer hacia los niños y niñas. Líneas Teológicas de la Teopoética      Le escribimos a la esperanza, o seguir pese al dolor Se escribe Para visibilizar realidades de sujetos y sujetas. Escribimos poesías hay necesidad de ayudar a reagrupar identidades. Se escribe la historia, las expresiones de fe de nuestras comunidades. Escribimos nuestros caminos, luchas. Se escribe a la fe, a la necesidad de superar las cosas sin sentido, escribimos por el hilo de la esperanza y el hilo del amor, poetizamos la liberación. Poetizamos a Dios-Diosa creador de la vida, de la justicia de los sueños. Se escribe al fenómeno climático, porque afecta nuestra descendencia humana.

 

    

Se escribe a la ternura, porque es el lenguaje del ser humano donde nos encontramos en la debilidad. Escribimos lo que me hace sentir humanos y profundamente. Escribimos a la vida, a la de ternura, a la paz, al amor Escribimos a la forma de reflexionar y soñar con otras opciones de vida. escribimos por el compromiso de devolverlo que me nos han regalado