You are on page 1of 4

El PSOE decide eliminar el puño de su emblema para mejorar su imagen

El puño es claramente un símbolo de política radical y la finalidad del PSOE es ganar las próximas elecciones. ¿La imagen del puño en el emblema del PSOE le resta votos? ¿Voto socialista? ¿Voto de izquierda? ... ¿Los modelos económicos del PP y del PSOE tienen autonomía frente a la realidad impuesta por los mercados? ¿Son modelos diferentes? ¿Esto les importa? Los mercados financieros hoy para al menos un 60,8% de la ciudadanía se asumen como la única realidad posible. La ciudadanía mayoritariamente rechaza a la clase política pero les otorga la continuidad, no quieren ni pensar que haya un cambio político que incomode al Dios Mercado, simplemente tienen miedo. El miedo lo explica perfectamente doctrina del shock ". la periodista canadiense Naomi Klein en su libro : "La

La doctrina del shock es un libro de 2007 de la periodista canadiense Naomi Klein.

1

Lo evidencia la última encuestas del CIS que otorga al PP una expectativa de voto del 34%, ganando dos puntos respecto a la anterior encuesta y al PSOE, 26,8%. Luego PP-PSOE obtendrían el 60,8% de los votos. PP y PSOE no quiere puños levantados como forma de Gobierno claramente dirigen su estrategia electoral a captar el voto de centro derecha y sobre todo a no incomodar a los mercados. Reflexiones:          La política monetaria es radical. La reforma laboral es radical El modelo económico "low cost" es radical. La Globalización del capital es radical. Convertir deuda privada de bancos y grandes empresas en deuda pública y de particulares es radical. Los mercados son radicales La mayoría de la ciudanía no es radical. PP - PSOE han sido muy radicales con estas políticas dictadas por los mercados PP - PSOE ya no necesitan ser radicales ni frente a los mercados ni frente a la atemorizada o creyente ciudadanía.

 El neoliberalismo no está en crisis sino en record de beneficios.

Con la globalización del capital las grandes corporaciones han fijado la reglas de juego y pueden moverse libremente. A los ciudadanos cada día nos limitan más los movimientos, en España hasta ponemos vallas de cuchillas. Las grandes corporaciones multinacionales no están en crisis y sus expectativas de beneficios son crecientes.

Al igual que las grandes fortunas. Surgen los paraísos fiscales. Se esclaviza el trabajo. En crisis y con expectativas totalmente decrecientes están las pequeñas y medianas empresas, autónomos, asalariados y pensionistas. En desaparición las clases medias y el Estado de Bienestar. Y en la mayor parte del mundo se incrementa más el hambre y se aleja en los países emergentes o en vías de desarrollo la ilusión de crear una clase media para llegar a un Estado de Bienestar. Se ha convencido a la ciudadanía que la única economía posible es la de los mercados y nuestros representantes políticos ejecutan fielmente cada una de las reformas dictadas. La ciudadanía de aquí en adelante asume la crisis como el mal menor. Luego si la radicalidad en el área política se refiere a cualquier postura política que en su práctica intente a la consecuencia lógica de sus premisas, o que sus propuestas pretendan un cambio profundo de las estructuras sociales o políticas vigentes. Los que estamos convencidos de que si hay otro modelo de economía somos por definición radicales y necesitamos nuevos partidos políticos lógicamente radicales. Necesitamos una ciudadanía con actitud y aptitud radical. Necesitamos una reforma educativa donde a los niños se les potencie la empatía y valorar la cosa pública como algo muy suyo. Y sobre todo una educación basada en potenciar las preguntas del niño y asertiva en ayudarles a que sean ellos mismos quienes encuentren las respuestas buscando siempre en la esencia, en las causas más profundas , en la raíz o el origen de todo lo que nos rodea para definir sus objetivos midiendo las consecuencias de sus actos o en su práctica intenten a la consecuencia lógica de sus premisas .

Simplemente necesitamos como dicen una buena amiga mía, eterna profesora y eterna poeta, una educación a los niños les enseñe a ser felices. Una educación basada en lo emocional .

El cerebro límbico o emocional
Tenemos que potenciar la educación y las técnicas de aprendizaje de nuestro cerebro límbico. Nacemos y morimos buscando amor.
Estos futuros ciudadanos no tolerarían la corrupción ni la mala gestión de lo público. A estos futuros ciudadanos educados en pensar por sí mismos sería de muy difícil aplicación toda la potencia del marketing que hoy tiene a la ciudadanía convencida o aterrorizada. A estos ciudadanos que percibirían la cosa pública como algo totalmente suyo les resultaría intolerable las más mínima corrupción política o mala gestión de lo público. Sólo de esta forma se logrará la globalización de los ciudadanos y se volverá a regular al capital. Hoy la política radical de los mercados provocará una nueva revolución social cuya gravedad será inversamente proporcional la inevitable concentración de su riqueza. Los oligopolios están terminando con la competencia y concentran los medios de producción cada día más robotizados o con menor necesidad de mano de obra. Recordar que el Sector Terciario fue la solución a la mano de obra expulsada de los otros dos sectores primario y secundario como consecuencia primero de la mecanización del campo y luego de la creciente robotización de la industria.

En estos momentos se está adelgazando el Sector Servicios. El capital quiere llevarse cada día mayor proporción de beneficio (reduce pago de salarios e impuestos) ¿Si se queda un día con todo el beneficio ? Esta radical política neoliberal es una autentica bomba social cuyas viejas recetas no dan solución a la nuevas capacidades productivas del siglo XXI con potencialidad para eliminar las desigualdades. Una pregunta muy fácil: ¿Por qué hay paro? Una difícil pregunta: ¿Habrá trabajo en el futuro? Lo que es evidente que la ciudadanía en un momento o en otro corre el riesgo para el gran capital que se vuelva radical. Deberían los mercados recordar la ley de péndulo. Alguno de los candidatos del PSOE, por

ejemplo recordemos a Carmen Chacón.