You are on page 1of 3

El sujeto moderno El modelo solipsista: Tras las elaboraciones teológicas de la noción de persona así como la elaboración antropológica del

cristianismo occidental, los posteriores desarrollos doctrinales perfilan las características del hombre en términos personales. Desde el s. XIII, el yo aparece con fuerza no dependiendo de nobleza ni estirpe, es una sustancia como lo era la persona pero dentro de ella lo más sustancial es su carácter de subjetividad. En el pienso luego existe se ve como la primera formulación del modelo de subjetividad moderna, se ve como término filosófico. Locke define persona como ser inteligente que piensa que tiene razón y reflexión y conciencia de si mismo como si mismo en diferente momentos y lugares. Kant llama persona a aquello que contiene pensamiento y razón da igual su naturaleza. Con Hegel el sujeto moderno atraviesa el más alto grado de definición, pero empieza a descomponerse. La crisis del sujeto moderno la ponen de manifiesto los filósofos de la sospecha, pero el motivo también tiene que ver con que la definición del sujeto no la cumplen los humanos del s. XX. Ven en ella desfase por sus experiencias de escisión: nacional, humana, ideológica, de la vida cotidiana visible en las dos guerras mundiales. Su yo contrasta con las incongruencias y contradicciones de la vida. Los modelos alternativos han sido tres desde el punto de vista de la estructura formal y los componentes materiales: modelo ontológico de la sustancia y sus estados, modelo sujeto-objeto, modelo de la percepción empírica como saber inmediato. Se puede asimilar los diferentes modelos de ideales de autorrealización, marcos de referencia de individualidad humana al de sujeto-objeto. Pero el sujeto-objeto quebró y se indago en otra dirección donde el sujeto tiende a verse con las características que quedaron excluidas en delimitaciones de persona humana. El modelo hobbesiano: Sus concepciones del sí mismo y de sus representaciones contrastan con las construcciones de la modernidad. Hobbes define al hombre como persona, como propietario que es como lo hizo Aristóteles en la política. Los dos también ven al hombre como dueño no de su interior sino de su exterior, pero Hobbes amplia el margen de persona a todos los varones. Los hombres tienen capacidades es decir poderes. Por ello o se matan peleándose entre sí lo que conduce a una vida solitaria, pobre, o llegan a un acuerdo y generan un cierto orden uniendo los poderes de la mayoría unificado en una persona natural o civil de cuya voluntad depende el uso de todos esos poderes. La forma en que el reconocimiento del poder se expresa es el signo. El hombre es en primer lugar poder y en segundo lugar ese poder se reconoce en signos, en significantes. El poder es la capacidad para conseguir un bien y puede ser natural o instrumental. Hobbes cree que esos actos de reconocimiento son naturales y se dan en todos los lados, preocupándole como interactúan los signos de poder. La dignidad será la valoración, el reconocimiento por parte del poder público, etc. Los hombres tienden naturalmente a generar un entramado social porque así es como alcanzan sus metas y son felices. En definitiva, se genera el orden social complejo mediante una conexión entre certidumbre, confianza y dependencia, que proporciona solidez y estabilidad al sentido común, es decir, a la concepción del mundo que constituye el escenario exterior del contexto social y el interior de la propia conciencia. El protagonismo no corresponde a la conciencia sino al ritual, a los signos eficientes, al lenguaje que causa lo que significa. Pero Hobbes describe la conciencia moderna como intersubjetividad en la que se hace patente que la pluralidad de conciencia de conciencias hace posible la conciencia individual.

Con el mentir comienza el terrorismo de la intimidad. Persona y realidad como ficciones públicas. Antes de que uno sepa quien es. desengañarse y mentir. Los seres no se manifiestan del todo. los actores siempre representan muchos personajes sino. o desaparece el público. desarrolla unas diferencias que el autor no querría. Tanto a Descartes como Hobbes. cuando no está en lo que dice. su alma ha tenido muchas experiencias las cuales les han sido agrupadas y clasificadas en su mente. todo esto se convierte con la afirmación yo soy nosotros. aparece con sus máscaras y así es como uno existe. y el autor es el original representado. El actor es siempre el que aparece. Actúa porque ha sido legitimado por la sociedad. bofetadas. La intimidad es el espacio que hay entre el fondo y las superficies los lados de uno mismo. Si se le olvida su papel o su escenario se cae. A veces no sabe si él mismo es el autor. poseer. nombrar. ceder. Mentir es dinamitar ese apoyo. apoyarse unos en los otros. ni lo que se manifiesta corresponde del todo a los seres. Si se puede mentir puede ocurrir cualquier cosa aparece el terror. antes de eso. fiador o garante en operaciones comerciales. Por ello persona es lo mismo que un actor porque personificar es actuar o representarse a uno mismo o a otro. consensuar. la escolástica medieval les da una definición de conciencia: conciencia es un espíritu corrector y un pedagogo asociado al alma. Decir que algo es verdadero o algo es falso es una actividad bastante reflexiva. simulador e hipócrita por otra parte. achuchones. Hablarse es confiar unos en otros. Cuando se ha establecido una igualdad los hombres se hablan y entonces se pueden mentir. En la actualidad el actor tiene por ejemplo un título de licenciado en medicina mediante el actúa. Yo soy persona porque tengo conciencia. Si los hombres no se hablan tampoco se mienten. cual es mi familia. Umbral de mentira y verdad de sí mismo Una variante de la definición de hombre como animal que posee palabras. . quien soy. es animal que puede mentir.La conciencia consensual El constructor de la persona jurídica define a la persona por los poderes de matar. etc. por el cual ésta se aparta del mal y se adhiere al bien. Los padres y parientes que enseñan a hablar. siendo actor. receta. su acceso es su interpretación. el que manifiesta mediante palabras y acciones. agrupan y clasifican las experiencias a la vez que las producen y las nombran. que lo que dice es verdad. delegar. La mentira consiste en hacer creer a los demás que uno está en ellas en las propias palabras. que reparten besos. En cualquier caso. el discernir es el lugar de la verdad porque es donde se manifiesta algo donde se desoculta. Esa diferencia le permite al hombre engañarse a sí mismo. El original representado lo conocemos por el representante. sé de mis hechos. puede seguir existiendo. y la sociedad le ha conferido su autoridad constituyéndola como persona artificial mediante el acuerdo de todos los integrantes de su sí mismo en un pacto o constitución. Uno va y viene de su fondo a su superficie. Actor designa al que representa un papel en un teatro y al que está facultado para litigios judiciales. o es un actor que por exigencias de la representación de los actores del público o de cualquier otro factor que ejerce de coautor. y también acertar y ser veraz. no sabrían que son actores. Las personas son interpretaciones del sí mismo pero nadie tiene acceso al original.

la realidad de sí mismo y su verdad. A partir de ahí despega la actividad reflexiva que genera instituciones y despliega interioridad humana. lo verdadero y lo bueno. . el amaneramiento. La ritualización es la primera forma de cultura. la corte. la reposición de formas ya generadas.Las cosas son como nosotros decimos. humanismo. son los escenarios para los que se componen los papeles y donde se juega cada uno. lo que no se debe. como las enseñamos y estamos de acuerdo eso porque es lo natural. También está lo prohibido. La urbe. Todo lo que se necesita para sobrevivir se puede aprender de un modo espontáneo y de un modo más reflexivo e institucionalizado lo que llamamos educación. del autor. El momento siguiente es la mimesis. Y en esos universos creados por el lenguaje. la descomposición de las formas y finalmente la pérdida de modales. y el último es el manierismo. formación. lo real. y para eso están las sanciones. también se pone de manifiesto que la realidad es ficción. la primera forma en que el hombre se representa a sí mismo como actor y principio dependiente del origen del poder primordial. la ciudad.