 El trabajo con la lectura y la escritura en el aula, ha cambiado

Descripción: elementos claves a tener en cuenta al abordar el proceso de enseñanza de la lectura y la escritura, desde nuevas concepciones. Autor: Alba Luz Castañeda Álvarez. Asesora Fucai Proyectos Fundación Promigas. Para comprender el rol de la escuela y del maestro en la formación de lectores y escritores es importante reflexionar sobre lo que estamos haciendo y lo que podríamos hacer y así tomar decisiones personales e institucionales sobre el abordaje de la lectura y la escritura en nuestras aulas que nos lleve a crear ambientes de aprendizaje propicios para el aprendizaje de los estudiantes. Consideremos algunos aspectos claves para tener en cuenta en la toma de decisiones, al momento de abordar el trabajo con la lectura y la escritura en la escuela:

Las concepciones de lectura y escritura han cambiado
Aunque la concepción de la lectura como decodificación de letras en sonidos condicionó las prácticas durante mucho tiempo, porque se pensaba que el momento de la comprensión empezaba después de la decodificación de las palabra, hoy día se entiende que la lectura es siempre comprensión y se da es un proceso interactivo entre texto y lector y contexto y que ésta empieza mucho antes de empezar a decodificar los sonidos de las palabras escritas, y que se prolonga más allá de ellas, y que todos comprendemos, tal vez de distintas maneras, pero como dice Graciela Montes “ Analfabetos de significación no hay somos todos constructores de sentido y so hay que tenerlo presente cuando pensamos en trabajar la lectura. Escribir es crear, ideas, pensamientos, sentimientos y claro expresarlos de muchas formas, de representarlos con distintos lenguajes gestuales, gráficos, simbólicos, etc, pero lo que sí es seguro es que escribir, no es copiar o transcribir letras y se inicia desde muy temprano, no con la escolaridad, pero sí
1

se crece con el aporte de la escuela y la escuela es la GRAN OPORTUNIDAD, y para muchos niños, la única oportunidad que tienen para leer y para escribir.

La lectura y la escritura son interdisciplinarias
Se lee y se escribe en todas las áreas, por eso su enseñanza ha pasado a ser contemplada como una tarea propia de los profesores de todas las áreas de conocimiento. El fracaso escolar identificado como un fracaso en la capacidad de lectura, no se produce sólo en el área de Lengua, que se centra habitualmente en el texto literario, se produce por el fracaso al leer textos de las distintas áreas del plan de estudios.

La lectura y la escritura son transversales a toda la escolaridad
Se lee y escribe a través del tiempo. Como afirma Teresa Colomer, ya no podemos entender la lectura como un aprendizaje restringido a los primeros niveles de escolaridad y centrado, simplemente, en las habilidades de decodificación. El proceso es un continuo que empieza antes de la escolarización, puesto que a través de la presencia social del escrito los niños y niñas llegan a la escuela con muchos conocimientos sobre este tema. Estas nuevas formas de asumir la lectura y la escritura nos llevan necesariamente a cambiar las metodologías, las didácticas, las estrategias que se utilizan para formar lectores y escritores en la escuela.

Enseñar es mediar
Dentro de estas nuevas metodologías el rol del docente como mediador también ha cambiado. - Mediar es ser el puente entre el libro y los lectores, entre el contexto y los lectores, mediar es ayudar a descubrir mundos posibles y reales a través de los textos, mediar es mostrar caminos para la comprensión, es transmitir y hacer vivir la emoción que producen las lecturas, los sentimientos que despiertan los libros, el gusto que da de leer , pero también es mostrar la complejidad y el esfuerzo que requiere un acto tan complejo (cita de E. Zuleta Camello, león, niño) para que nos lleve al descubrimiento del saber a través de los textos, mediar en el aula es combinar la promoción, la animación, la enseñanza, la reflexión personal , en fin… Para ser un buen mediador hay que ser un buen lector ( no solo de texto escrito, lector de lenguajes y múltiples textos) pero ante todo un docente
2

reflexivo, sensible, creativo y un explorador de estrategias… pensando en mí y en el otro.

Promover y animar son importantes, pero no suficientes… es necesario enseñar
Se requiere cotidianidad en la promoción y la animación en el aula porque sólo a través del ejercicio sostenido de las prácticas comunicativas se van logrando niveles de mayor complejidad al participar una y otra vez de las situaciones implicadas, y al ir resolviendo los problemas propios de acuerdo con el contexto y con el desarrollo de los niños. Promover y animar en el aula sí, pero Hay que enseñar a comprender, a escribir:  Enseñar a entender un texto (ampliación) ha ido convirtiéndose en el objetivo real de las prácticas escolares y ha permitido experimentar y articular nuevas prácticas para conseguirlo.  Ver leer, a través de la modelación de cómo se lee, la escenificación ante los estudiantes los procesos seguidos por los lectores expertos para obtener una buena comprensión del texto es el camino para enseñar activamente a comprender.  Reflexionar sobre el proceso cognitivo y cultural, crear ambientes de aprendizaje para ayudar a desarrollar las estrategias.  Ofrecer de leer variedad y calidad, para que el lector pueda elegir.

Desarrollar múltiples estrategias, pero articuladas 1. Los tipos de lectura
La lectura en voz alta Leer en voz alta en la clase, es perder el tiempo” esta es la expresión frecue nte de algunos maestros, padres y estudiantes. Tal vez, quienes afirman esto, no han tenido la fortuna de recibir lectura como regalo, por parte de otros, no han descubierto la magia de escuchar a un buen lector con un buen texto, no han vivido el disfrute que produce que alguien nos lea. Leer en voz alta es abrir un
3

texto para otros, es mediar la construcción de sus posibles significados, es invitar a descubrir mundos posibles a través de las letras hechas palabras, hechas sonidos…hechas voz. Lectura compartida Las tareas colectivas entre iguales es decir una lectura en grupo en la que se ha establecido un reparto de papeles en el que cada estudiante se encarga de ejercer uno de los mecanismos de la lectura: anticipar, formularse preguntas, relacionar la información nueva con la que ya saben, etc. Y en general, todo el trabajo cooperativo entre estudiantes permite percibir cómo operan los demás con los textos y esto ayuda a entender el proceso de cómo se hace. Los estudiantes entienden más un texto y retienen mejor la información cuando el texto ha sido analizado en grupo, que cuando únicamente se ha trabajado individualmente. Lectura individual- autónoma La lectura autónoma parte del Querer leer porque la persona le otorga el sentido de práctica social y cultural, de tal manera que los estudiantes entiendan su aprendizaje como un medio de ampliar las posibilidades de comunicación y acceso al conocimiento. Esta experiencia interna es la única motivación real de los estudiantes que, en muchos casos, no desean realmente saber leer". No hay que abusar de animación a la lectura, siempre orientándolos con estrategias agotadoras que los saturan y entonces estas actividades producen el efecto contrario. Hay que buscar el equilibrio entre Dar de leer y dejar leer, abriendo espacios para que puedan leer lo que quieren y necesitan.

2. Los momentos de la lectura: (Isabel Solé)
Antes de la lectura: definir el propósito de la lectura, crear un ambiente de construcción de sentido. Puede implicar:  Una lectura general para disfrutar de una historia.  Una lectura exploratoria con búsqueda de una información específica.  explorar el contexto de producción y circulación del texto para crear expectativas: ¿Es un cuento?, ¿es una enciclopedia?, ¿es un periódico?, ¿es de Internet?, ¿es de la biblioteca del colegio? ¿Quién lo escribió?  Conversatorio para Indagar sobre los conocimientos previos, los cuales están relacionados con lo que dice el texto y con la forma como lo dice:
4

los conceptos y la estructura ¿Cómo empiezan los textos de acuerdo a un tipo determinada…cuentos recetas, noticias, propagandas.  Avanzar en la comprensión de lectura a través de la construcción de conocimiento en un campo determinado. Durante la lectura: Se relaciona con el tipo de interacción entre los textos escritos y el lector. Cuando el lector entiende que la lectura siempre es comprensiva, se ubica frente al texto como un sujeto activo y esto implica:     Una lectura exhaustiva y pausada para comprender un tema. Formular hipótesis (anticipaciones). Hacer predicciones e inferencias. Comprobar y controlar su proceso de construcción de significado.

Después de la lectura: Las actividades realizadas después de la lectura están orientadas a reconstruir el significado global del texto, ordenar sus redes conceptuales, asumir una postura crítica frente al texto y establecer relaciones de intertextualidad. Implica acciones como:  Releer el texto.  Reconstruir lo leído en forma individual o grupal a través del recuento, el parafraseo.  La reorganización del texto con la elaboración de mapas, resúmenes, entre otros.  La discusión colectiva o en pequeños grupos enriquece la comprensión al ofrecer las interpretaciones realizadas por los demás, refuerza la memoria a largo plazo, ya que los estudiantes deben recordar la información para explicar lo que han entendido, y contribuye a mejorar la comprensión en profundidad y el pensamiento crítico si se ven obligados a argumentar sobre las opiniones. 3. La variedad de preguntas para orientar la comprensión:  Preguntas de orientación literal (sobre detalles, características, ideas principales, secuencias, relaciones causa-efecto, conceptos).  Preguntas de orientación inferencial.  Preguntas de orientación crítica.  Preguntas de orientación propositiva.
5

La lectura literal cuando le pregunta por aspectos que dice el texto o que puede parafrasear. La lectura inferencial, cuando lo invita a hacer predicciones e inferencias a partir de lo que dice el texto y de las relaciones que establece entre lo que sabe y lo que ha vivido. La lectura crítica cuando lo invita a preguntarse por las intenciones del autor, del texto, de los personajes, de lo que se puede lograr a través de lo planteado por él, de la valoración que hace de lo que dice el texto y de posición que toma con relación a su contenido e intención.

4. Los tipos de textos para desarrollar variedad de lecturas:
Se requiere diversidad, porque las prácticas socio-discursivas dependen de los contextos, los propósitos y los interlocutores, por lo que es necesario abordarlas en su multiplicidad. No es lo mismo leer un cuento que leer un artículo científico, y más aún, es diferente leer un cuento para disfrutar la historia a leer para aprender a escribir cuentos. En lengua se aprende a leer textos narrativos, pero en las demás áreas debían aprender a través de textos expositivos, descriptivos y argumentativos que nadie les había ayudado a comprender. Lo que debemos hacer es que de acuerdo con las temáticas propias de las diferentes áreas se aborden diferentes tipos de texto de acuerdo con situaciones variadas y orientadas a públicos diferentes. Desde luego se seguirán leyendo cuentos, mitos y leyendas, pero también textos históricos, expositivos, explicativos, argumentativos.      Textos narrativos Textos expositivos (informativos, explicativos) Textos descriptivos Textos argumentativos Textos conversacionales

Actualmente se siente la necesidad que todos los maestros entiendan que los textos que proponen en cada área para ser comprendidos necesitan del lector capacidades y conocimientos y estos también dependen de las características textuales que leen lo que favorece o dificulta su comprensión (Colomer, 1993). Hay la necesidad de relacionar el uso de la lectura dotada de objetivos, con la enseñanza de formas de afrontar la comprensión de todo tipo de textos y con el entrenamiento de habilidades específicas para leerlos.
6

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful