You are on page 1of 182

Pág.

1

Mi Vida Hoy
ENERO: UNA VIDA CONSAGRADA 01 de Enero El Camino de la Jus i!ia es Vida"# “En el camino de la justicia está la vida; y la senda de su vereda no es muerte”. Prov. 12:28. Otro año abre hoy sus páginas en blanco frente a ti. El ángel encargado está listo para escribir. Tu conducta decidirá lo que ha de anotar. En tus manos está resolver que tu vida futura sea buena o mala; y esto determinará si el año que acaba de comen ar será para ti un feli año nuevo o no. Está a tu alcance lograrlo! para tu beneficio y el de quienes te rodean. "#$! %&'%1'1((1). Permite que la paciencia y abnegaci*n! bondad y amor se conviertan en una parte de tu propio ser; luego! todo lo que sea puro! amable y de buen nombre madurará en tu vida. "+T! %,'%1'1((-). .os ángeles de /ios aguardan para mostrarte el sendero de la vida... 0esuelve ahora! al comien o de un nuevo año! que elegirás el camino de 1usticia! que serás ferviente y sincero! y que tu vida no será un fracaso! 2van a guiado por los ángeles celestiales; s3 valiente y emprendedor; ha brillar tu lu . O1ala se puedan aplicar en tu caso las palabras inspiradas4 5Os escribo! mancebos! porque sois fuertes y porque hab3is vencido al maligno5. "#$! %&'%1'1((1). +i te has... entregado a 6risto! eres miembro de la familia de /ios! y todo lo que hay en la casa del Padre te pertenece. Todos los tesoros del +eñor se abren ante ti! tanto los del mundo actual como los del venidero. El ministerio de los ángeles! el don de su Esp7ritu! las labores de sus siervos4 todo es para ti. El mundo con todo lo que hay en 3l es tuyo! hasta donde pueda beneficiarte. 2un la enemistad de los imp7os resultará una bendici*n! al disciplinarte para el cielo. +i 5sois de 6risto5 5todas las cosas son vuestras5. "8941:;) "%:) 0$ de Enero ME CONSAGRO EN%ERAMEN%E"# Así que !ermanos os rue"o #or las misericordias de $ios que #resent%is vuestros cuer#os en sacri&icio vivo santo a"rada'le a $ios que es vuestro racional culto. ()om. 12:1* /ios requiere consagraci*n absoluta a sus preceptos. /ebemos cultivar con dedicaci*n nuestras facultades más nobles. /ios nos presta nuestros talentos para que los usemos! no para que los pervirtamos si abusamos de ellos. /ebemos me1orarlos por medio del uso! para que se pueda reali ar la obra de /ios. "#$! -%'%:'1(<() /ebemos consagrarnos plenamente al servicio de /ios! tratando de que esa ofrenda sea lo más perfecta posible. 2 /ios no lo satisfará nada que no sea lo me1or que podamos ofrecer. .os que lo aman de todo cora *n desearán consagrarle el me1or servicio de su vida! y constantemente tratarán de poner cada facultad de su ser en armon7a con las leyes que los ayudarán a cumplir su voluntad. "PP4-1('-;%) Es necesaria la consagraci*n personal! cosa que no se puede conseguir a menos que se haya cultivado y atesorado la santidad de cora *n. "0=! %;'%('1<%%) +ea tu oraci*n4 5T*mame >oh +eñor? como enteramente tuyo. Pongo todos mis planes a tus pies. @same hoy en tu servicio. 8ora conmigo! y sea toda mi obra hecha en ti5. Este es un asunto diario. "664A-) .a consagraci*n de todas nuestras facultades a /ios simplifica enormemente el problema de la vida. /ebilita y acorta millares de batallas contra las pasiones del cora *n natural. .a religi*n es como una cadena de oro que liga las almas de 1*venes y ancianos a 6risto. Por medio de ella los que están dispuestos y son obedientes son llevados a salvo a trav3s de la oscuridad y de intrincados senderos hasta la ciudad de /iosB >6uántas veces las cosas profundas de /ios se han desplegado ante nosotros? >En qu3 alta estima deber7amos tener tan preciosos privilegios? .os esplendorosos rayos de la lu celestial fulguran sobre

Pág. ;

vuestra senda. . . . 0ecibid y atesorad cada rayo celestial! en vuestra senda irá aumentando la lu hasta que el d7a sea perfecto. "#$! %;'%;'1(<-) "%A) 0& de Enero EN%REGO MI CORA'ON"# $ame !ijo mío tu cora+,n y miren tus ojos #or mis caminos. Prov. 2-:2. El +eñor os dice a cada uno de vosotros4 5/ame! hi1o m7o! tu cora *n.5 El ve vuestra confusi*n. El sabe que vuestra alma está enferma de pecado! y desea deciros4 5Tus pecados te son perdonados.5 El Cran 83dico tiene un remedio para cada dolencia. El entiende tu caso. +ean cuales fueren tus errores! 3l sabe c*mo arreglarlos. DEo te encomendarás a 3lF "#$! 1-'%;'1<%;) .a bendici*n de /ios reposará sobre cada alma que se consagre plenamente a 3l. 6uando busquemos a /ios de todo cora *n! lo encontraremos. /ios tiene celo por nosotros! y quiere que hagamos una obra cabal para la eternidad. El volc* todo el 6ielo en un don! y no hay ra *n para dudar de su amor. 6ontemplemos el 6alvarioB /ios te pide que le des tu cora *n. Tus facultades! tus talentos! tus afectos! todo debes consagrarle para que pueda obrar en ti el querer y el hacer su voluntad y te haga apto para la vida eterna. "0=! %&'%&'1(<1) 6uando 6risto mora en el cora *n! el alma está tan llena de su amor! del go o de su comuni*n! que se une a 3l; y pensando en 3l! se olvida de s7 misma. El amor de 6risto es el m*vil de la acci*n. 2quellos que sienten el constructivo amor de /ios no preguntan cuánto es lo menos que pueden darle para satisfacer los requerimientos de /ios; no preguntan cuál es la más ba1a norma aceptada! sino que aspiran a una vida de completa conformidad con la voluntad de su +alvador. 6on ardiente deseo entregan todo! y manifiestan un inter3s proporcionado al valor del ob1eto que buscan. "664,:) .o que /ios quiere es el esp7ritu sumiso! susceptible de enseñan a. .o que otorga a la oraci*n su eGcelencia es el hecho de que emana de un cora *n amante y obediente. "%() 0( de Enero )EDID CON *E"# Pero #ida en &e no dudando nada: #orque el que duda es semejante a la onda de la mar que es movida del viento y ec!ada de una #arte a otra. (/ant. 1:.* Tenemos el privilegio y deber de recibir lu del cielo para poder advertir las trampas de +atanás! y obtener fuer a para resistir a su poder. +e han tomado medidas para que podamos relacionarnos 7ntimamente con 6risto y go ar de la protecci*n constante de los ángeles de /ios. Euestra fe debe llegar detrás del velo! adonde HesIs entro por amor a nosotros. /ebemos asirnos con más firme a de las indefectibles promesas divinas. /ebemos tener una fe que no pueda ser negada! que se asga de lo invisible! firme e inconmoviblemente. Jna fe tal atraerá las bendiciones del 6ielo sobre nuestra alma. .a lu de la gloria de /ios que brilla en el rostro de 6risto puede resplandecer sobre nosotros y luego refle1arse sobre todo lo que nos rodea! de modo que se pueda decir que verdaderamente somos la lu del mundo. +olamente esta relaci*n del alma con 6risto! y nada más! puede impartir lu al mundo. +i no fuera por esta relaci*n! la tierra quedar7a sumida en densas tinieblas. . . . 6uanto más profunda sea a lobregue circundante! tanto más fulgurante debe brillar la lu de la fe y el e1emplo cristianos. "T84,1<) El hecho de que prevalece la incredulidad! y la iniquidad aumenta en derredor! no debe reducir nuestra fe ni hacer vacilar nuestro valorB +i buscáramos a /ios de todo cora *n! si traba1áramos con igual fervor y decisi*n! y crey3ramos con esa misma fe inquebrantable! la lu del cielo resplandecer7a sobre nosotros! tal como brill* sobre el piadoso Enoc. "0=! ;-'1%'1((() >2h! o1ala me fuera dado hacer comprender a todos la importancia de e1ercer fe momento tras momento y hora tras hora? Tenemos que vivir la vida de fe; porque 5sin fe es imposible agradar a /ios KEuestra fuer a espiritual depende de nuestra fe. "=+41-%'1-1) "%<) 0+ de Enero %ODAS ,AS COSAS SON )OSI-,ES"#

Pág. -

Al que cree todo es #osi'le. (0ar. 1:2-) Es la fe la que nos une con el cielo! y nos da fuer a para contender con las potencias de las tinieblas. En 6risto! /ios ha provisto medios para contrarrestar todo acto malo! y resistir toda tentaci*n por fuerte que sea. "864&() .os 1ustos siempre han recibido ayuda de lo 2lto. >6uántas veces los enemigos de /ios unieron su fuer a y sabidur7a para destruir el carácter y la influencia de algunas personas sencillas que confiaban en el +eñor? Pero como /ios era con ellos! nadie pudo prevalecer en su contra. . . . +i se apartan de sus 7dolos y del mundo! 3ste no los separará de /ios. 6risto es nuestro +alvador actual y suficiente. En 3l mora la plenitud. .os cristianos tienen el privilegio de saber realmente que 6risto es una verdad en ellos. 5Esta es la victoria que vence al mundo! nuestra fe.5 Para aquel que cree todo es posible; y cualquier cosa que pidamos en oraci*n! si creemos que la recibiremos! la tendremos. Jna fe tal traspasará la nube más densa y llevará rayos de lu y esperan a al alma deca7da y desanimada. .a falta de fe y confian a es lo que crea perple1idad! temores angustiosos y presentimientos de mal. /ios liará grandes cosas por su pueblo cuando 3ste deposite toda su confian a en 3l. ";T41-<'1,%) Por medio de la fe los hi1os de /ios 5subyugaron reinos! obraron 1usticia! obtuvieron promesas! cerraron la boca de los leones! aplacaron el furor de las llamas! se salvaron del filo de la espada! de la debilidad sacaron fortale a! cobraron valor en la batalla! y pusieron en fuga los e13rcitos eGtraños.5 # mediante la fe! hoy debemos alcan ar la cima del prop*sito que /ios nos ha destinado. "P041&A) "1%) 0. de Enero CON*IAD EN JEHOVA"# 2on&iad en 3e!ová #er#etuamente: #orque en el /e4or 3e!ová está la &ortale+a de los si"los. (5sa.2.:1* El es la grande a! el poder y la gloria! la victoria y la ma1estad. Eo limitemos al +anto de $srael. >Lu3 fuente 3sta a la cual podemos recurrir en todos los momentos de tribulaci*n; el cora *n no puede abrigar desconfian a? El hombre yerra! es empecinado y rebelde y se muestra desafiante aIn frente a /ios; pero el +eñor es benigno y paciente y de tierna compasi*n. Tiene el cielo y la tierra a su disposici*n! y sabe eGactamente lo que necesitamos aIn antes de que le presentemos nuestras necesidades y deseos. Memos apenas un corto trecho del camino que se eGtiende ante nosotros; pero 5todas las cosas están desnudas y abiertas a los o1os de aquel a quien tenemos que dar cuenta.5 El 1amás se confunde. El impera por encima de la confusi*n y las perturbaciones de la tierra! y todas las cosas están abiertas a su divina inspecci*n; y desde su eterno solio! ma1estoso y sereno! puede ordenar lo que segIn su providencia considera me1or. +i se nos encomendaran los planes! cometer7amos errores. Euestros pre1uicios y debilidades! nuestras ilusiones e ignorancia se manifestar7an de maneras diversas. Pero la obra es del +eñor; la causa es suya; 3l 1amás de1a a sus obreros sin instrucciones divinasB Por pesadas que sean las cargas! depos7talas sobre el +eñor. El que vela sobre $srael no se adormece ni duerme. 0eposa en /ios. El +eñor guarda en perfecta pa a aquel cuyo esp7ritu descansa en 3l. 2 veces qui á te pare ca que no te será posible dar un solo paso más. 9ien! espera y conoce que 5#o soy /ios.5 5+3 fuerte y valiente; no tenias! ni desmayes4 porque el +eñor tu /ios será contigo por dondequiera que fueresBN Eecesitamos atesorar fe. "6arta 1<! 1(<;) /ebemos aprender el arte sencillo de tomar a /ios por la palabra; luego estaremos afirmados sobre terreno seguro. "#$! 1('%('1((:) "11) 0/ de Enero UNO CON DIOS MEDIAN%E ,A *E"# Para que todos sean una cosa; corno t6 o! Padre en mí y yo en ti que tam'i%n ellos sean en nosotros una cosa; #ara que el mundo crea que t6 me enviaste. (3uan 17:21*

Pág. ,

5#o soy la vid! vosotros los pámpanos.5 DPodemos concebir una relaci*n con 6risto más 7ntima que 3staF .as fibras de los pámpanos y las de la vid son casi id3nticas. El tronco transmite vida! fuer a y poder de fructificaci*n a los pámpanos en forma constante y sin impedimento alguno. .a ra7 env7a el 1ugo nutricio a trav3s de los pámpanos. Tal es la relaci*n que eGiste entre el verdadero creyente y 6risto. El primero mora en 6risto y se nutre de su savia. Esta relaci*n espiritual se puede establecer solamente e1erciendo nuestra fe personal. Esta fe debe eGpresar suprema preferencia! perfecta confian a! total consagraci*n de nuestra parte. Euestra voluntad debe haberse entregado totalmente a la de /ios; nuestros sentimientos! deseos! intereses y honor se habrán identificado con la prosperidad del reino de 6risto y el honor de su causa. 2l mismo tiempo estaremos recibiendo constantemente su gracia! y 6risto estará aceptando nuestra gratitud. 6uando se forma esta relaci*n y comuni*n 7ntimas! nuestros pecados se depositan sobre 6risto y se nos imputa su 1usticia. El fue hecho pecado por nosotros para que pudi3ramos ser hechos 1usticia de /ios en 3l. Tenemos acceso a /ios por su intermedio; somos aceptos por medio del 2mado. Luienquiera por la palabra y acci*n ultra1a a un creyente! hiere a HesIs. Luienquiera que d3 un vaso de agua fresca a un disc7pulo porque es hi1o de /ios! a la vista de 6risto se lo ha dado a 3l mismo. 6uando 6risto estaba por separarse de sus disc7pulos les hi o entrega del hermoso emblema que simboli a su relaci*n con los creyentesB Jna uni*n con 6risto por medio de la fe es duradera; cualquier otra uni*n debe perecerB El verdadero creyente elige a 6risto como lo primero y lo Iltimo! y lo me1or de todo. "0=! 1-'1;'1((A) "1;) 00 de Enero SIN DUDAR"# 8! !om're de #oca &e 9#or qu% dudaste: (0at. 1;:1* .a vida no está compuesta toda de gratos pastaderos y frescos arroyuelos. Eos asedian las pruebas y los desalientos; llegan las privaciones; nos vemos sometidos a duras pruebas. 2tormentada nuestra conciencia! suponemos que nos apartamos mucho de /ios! y que si hubi3ramos andado con 3l no habr7amos sufrido de esa manera. Eos abruma la duda y el desaliento y decimos4 El +eñor nos ha defraudado! hemos sido maltratados. DPor qu3 permite que suframos en esta formaF Eo puede amarnos; si as7 fuera apartar7a las dificultades de nuestro caminoB Eo siempre nos transporta a lugares placenteros. +i as7 lo hiciera! dada nuestra suficiencia nos olvidar7amos de que 3l es nuestro ayudador. El anhela manifestarse ante nosotros! y revelar las abundantes provisiones que están a nuestra disposici*n; y permite que las pruebas y los chascos nos agobien para que podamos comprender cuán poca cosa somos! y aprendamos a acudir a 3l en busca de socorro. El puede conseguir que fluyan arroyos refrescantes de la dura roca. =asta que estemos cara a cara frente a /ios! y veamos y cono camos como somos vistos y conocidos! no sabremos cuántas cargas 3l llev* por nosotros! cuántas más habr7a estado dispuesto a soportar si se las hubi3ramos llevado con la fe de un niñoB El amor de /ios se revela en todo su trato con su pueblo; y en medio de la adversidad! los desengaños! la enfermedad y las pruebas! con visi*n n7tida y despe1ada debemos contemplar la lu de su gloria en el rostro de 6risto! y confiar en su mano guiadora. Pero con demasiada frecuencia contristamos su cora *n con nuestra incredulidadB /ios ama a sus hi1os! y anhela verlos vencer el desaliento! arma que +atanás usa para adueñarse de ellos. Eo demos lugar a la incredulidad. Eo magnifiquemos nuestras dificultades. 0ecordemos el temor y el poder que /ios revel* en lo pasado. "+T! 1;'1;'1<%:) "1-) 01 de Enero E, %O2UE DE *E"# Porque decía entre sí: /i tocare solamente su vestido ser% salva. 0ás 3es6s volvi%ndose y mirándola dijo: 2on&ía !ija tu &e te !a salvado. < la mujer &ue salva desde aquella !ora. (0at. 1:21=22*

Pág. &

Poco vale hablar de temas religiosos con liviandad y orar pidiendo bendiciones espirituales sin verdadera hambre del alma y viva fe. .a curiosa muchedumbre que pugnaba por acercarse a 6risto! no advirti* ninguna fuer a vital en ese contacto. Pero cuando la pobre enferma acuciada por su gran necesidad! eGtendi* su mano y toc* la fimbria del manto de HesIs! sinti* el poder de la virtud sanadora. El suyo fue el toque de la fe. 6risto reconoci* ese toque y con eso decidi* dar una lecci*n a todos sus seguidores hasta el fin del tiempo. El sab7a que hab7a salido virtud de 3l! y dirigi3ndose a la multitud! pregunt*4 5DLui3n ha tocado mis vestidosF5 +orprendidos ante tal pregunta! los disc7pulos le contestaron4 5Mes que la multitud te aprieta! y dices4 DLui3n me ha tocadoF5 HesIs fi1* su vista en la mu1er que hab7a hecho eso. Ella se sinti* sobrecogida de temor. Crande era su go o; pero! Dhabr7a sobrepasado los l7mites del deberF 6onsciente de lo que se hab7a obrado en ella! se acerc* temblando y cay* a los pies de 6risto! confesándole toda la verdad. 6risto no la reprendi*. +uavemente le di1o4 5Me en pa ! y queda sana de tu a ote.5 2qu7 se distingui* el toque de la casualidad del toque de la fe. .a oraci*n y la predicaci*n! sin el e1ercicio de la fe viva en /ios! serán varias. 8as el toque de la fe nos abre el divino almac3n de los tesoros de poder y sabidur7a; y de esa manera! mediante instrumentos de barro! /ios reali a las maravillas de su gracia. Esta fe viva es nuestra gran necesidad de hoy. /ebemos saber que HesIs es en verdad nuestro; que su Esp7ritu está purificando y refinando nuestro cora *n. +i los seguidores de 6risto tuvieran fe genuina con mansedumbre y amor! >qu3 obra podr7an reali ar? >Lu3 frutos se ver7an para la glor7a de /ios? "0=! 1-'1;'1((A) "1,) 10 de Enero DIOS SU),IR3 MI NECESIDAD"# 0i $ios #ues su#lirá todo lo que os &alta con&orme a sus rique+as en "loria en 2risto 3es6s. (>il.;:11* Es dif7cil e1ercer fe viva cuando nos encontramos sumidos en las tinieblas y el abatimiento. Precisamente en esos momentos! más que en ningIn otro! debemos e1ercer fe. 5PeroOdirá alguien! en esas ocasiones no me siento dispuesto a orar con fe.5 Pues! entonces Dpermitir3is que +atanás gane la victoria! simplemente porque no os sent7s dispuestos a resistirloF El sabe que si os puede mantener ale1ados de la Puente de fortale a! vosotros andar3is en las tinieblas y el pecado. Eo hay pecado más grande que la incredulidad. # cuando el cora *n abriga incredulidad! hay peligro de que la eGprese. =ay que mantener los labios su1etos con freno! no sea que al dar eGpresi*n a esa incredulidad no s*lo e1er áis una influencia dañina sobre los demás! sino que os pongáis en territorio enemigo. +i creemos en /ios! estamos armados con la 1usticia de 6risto; nos hemos aferrado a su fuer aB =emos de hablar con nuestro +alvador corno si 3l estuviera a nuestro ladoB Tenemos el privilegio de llevar con nosotros las credenciales de nuestra fe4 amor! go o y pa . 6uando as7 procedamos! podremos presentar los argumentos más poderosos en favor de la cru de 6risto. 6uando aprendamos a andar por fe y no por sentimientos! recibiremos ayuda de /ios precisamente cuando la necesitemos! y su pa descenderá a nuestro cora *n. Tal fue la vida sencilla de obediencia y confian a que Enoc vivi*. +i aprendemos esta lecci*n de sencilla confian a! será nuestro el testimonio que 3l recibi*4 agrad* a /ios. "=+41-;'1--) +i encomendamos la custodia de nuestras almas a /ios en el e1ercicio de la fe viva! sus promesas no nos defraudarán; porque lo Inico que las limita es nuestra fe. "+T! 1,'11'1<%:) "1&) 11 de Enero ORACION MA%INA,"# O4 Je4o567 de ma8ana oir6s mi 5o97 de ma8ana me :resen ar; a i7 y es:erar;" <Salmo +:&= .a primera aspiraci*n del alma por la mañana debe ser la de acudir a la presencia de HesIs. 5+in m7Odice 6ristoOnada pod3is hacer.5 HesIs es lo que necesitamos4 su lu ! vida y esp7ritu deben ser nuestros constantemente. .o necesitamos cada hora. # por la mañana debemos pedir en oraci*n que tal

Pág. :

como el sol ilumina la campiña y llena el mundo de lu ! el +ol de Husticia brille en los recintos de la mente y el cora *n! y nos haga todo lu en el +eñor. Eo podemos vivir un momento sin su presencia. El enemigo sabe cuando empe amos a hacer a un lado a nuestro +eñor! y all7 está 3l! listo para envenenar nuestra mente con sus malvadas sugestiones para que perdamos la firme a; pero el +eñor desea que momento tras momento moremos en 3l! y as7 en 3l seremos plenosB /ios tiene el prop*sito de que cada uno de nosotros sea perfecto en 3l! para que podamos presentar ante el mundo la perfecci*n de su carácter. El quiere que nos libertemos del pecado! que no defraudemos al 6ielo! que no contristemos a nuestro divino 0edentor. El no desea que profesemos el cristianismo! y que luego no nos apropiemos de la gracia que nos podrá hacer perfectos! para que no seamos hallados faltos. "9E! 1&'%1'1(<;) .a oraci*n y la fe harán lo que ningIn poder en la tierra podrá hacer. 0aramente nos encontramos dos veces en la mism7sima situaci*n. Tenemos que atravesar continuamente por nuevas situaciones y pruebas! donde la eGperiencia pasada no puede ser gu7a suficiente. /ebemos tener la lu continua que viene de /ios. 6risto manda continuamente mensa1es a los que escuchan su vo . "864,-) Porma parte del plan divino el sernos concedido en respuesta a la oraci*n de la fe lo que no nos ser7a dado de otro modo. "6+4&-%) "1:) 1$ de Enero ,A ORACION ES SIEM)RE O)OR%UNA"# Perseverad en oraci,n velando en ella con nacimiento de "racias. (2ol. ;:2* Eo hay momento ni lugar en que resulte inapropiado elevar una petici*n al +eñor. Eada puede impedirnos elevar 5nuestro cora *n con esp7ritu de ferviente oraci*n. Entre las muchedumbres que pululan por las calles y en medio de nuestras ocupaciones! podemos ofrecer una plegaria a /ios e implorar la direcci*n divina. "6641%1) Eo hay tiempo o lugar en que sea impropio orar a /ios. Eo hay nada que pueda impedirnos elevar nuestro cora *n en ferviente oraci*n. En medio de las multitudes y del afán de nuestros quehaceres! podemos ofrecer a /ios nuestras peticiones! e implorar la divina direcci*n. Podemos hablar con HesIs mientras andamos por el camino! dice4 Estoy a tu diestra. Podemos comulgar con /ios en nuestros cora ones; podemos andar en compañerismo con 6risto. 8ientras atendemos nuestro traba1o diario! podemos eGhalar el deseo de nuestro cora *n! sin que lo oiga o7do humano alguno; pero aquella palabra no puede perderse en el silencio! ni puede caer en el olvido. Eada puede ahogar el deseo del alma. +e eleva por encima del tra17n de la calle! por encima del ruido de la maquinaria. Es a /ios a quien hablamos! y 3l oye nuestra oraci*n. "OE4;A1) 6ada petici*n ferviente por gracia y fortale a será contestadaB Pedid a /ios todas esas cosas que no pod3is hacer solos. 6ontadle todo a HesIs. EGponed abiertamente ante 3l los secretos de vuestro cora *n; porque su o1o escudriña los recintos más 7ntimos del alma! y lee vuestros pensamientos como si fueran un libro abierto. 6uando hayáis pedido lo que sea necesario para el bien de vuestra alma! creed que lo recibir3is! y os vendrá. 2ceptad sus dones de todo cora *n; porqu3 HesIs muri* para que vosotros pudierais poseer los tesoros del cielo! y por Iltimo tener morada con los ángeles celestiales en el reino de /ios. "#$! %A'%A'1(<;) +i encontráis vo y tiempo para orar! /ios hallará tiempo y vo para responder. "0=! %1'%,' 1(<%) "1A) 1& de Enero ORAD SIEM)RE"# ?elad #ues orando en todo tiem#o que seáis tenidos #or di"nos de evitar todas estas cosas que !an de venir y de estar en #ie delante del @ijo del !om're. (Auc.21:-.* 0ecordad que 3l se dedicaba a menudo a la oraci*n y que sosten7a su vida constantemente la nueva inspiraci*n del Esp7ritu +anto. +ean vuestros pensamientos y vuestra vida interior tales que no os tengáis que avergon ar de hacer frente al registro de los mismos en el d7a de /ios.

Pág. A

El cielo no está cerrado contra las fervientes oraciones de los 1ustos. El7as era un hombre que estaba su1eto a las mismas pasiones que nosotros; sin embargo el +eñor escuch* sus peticiones! y las contest* en forma asombrosa. .a Inica ra *n por la cual nos falta poder frente a /ios radica en nosotros mismos. +i la vida interior de muchos que profesan la verdad fuera presentada delante de 3stos! no pretender7a decir que son cristianos. Eo están creciendo en gracia. Elevan una apresurada oraci*n de ve en cuando! pero no revelan verdadera comuni*n con /ios. /ebemos dedicarnos mucho a la oraci*n si queremos progresar en la vida espiritual. >6uánto orábamos cuando se empe * a proclamar el mensa1e de la verdad por primera ve ? >6on cuánta frecuencia la vo intercesora se elevaba en las alcobas y en los galpones! en los huertos y en las arboledas? 2 menudo pasábamos horas en ferviente oraci*n; 3ramos dos o tres personas que nos aferrábamos a la promesa; a menudo se o7a el eco del llanto! luego la vo de acci*n de gracia y el himno de alaban a. 2hora el d7a de /ios está más cerca que cuando cre7mos! y deber7amos ser más fervorosos! más ardientes que en esos primeros tiempos. .os peligros que nos acechan ahora son mayores que entonces. .as almas están más endurecidas. Eecesitamos estar imbuidos del Esp7ritu de 6risto y no debemos descansar hasta recibirlo. "&T41:1'1:;) 6ultivad la costumbre de conversar con el +alvadorB Lue el cora *n se eleve de continuo en silenciosa petici*n de ayuda! de lu ! de fuer a! de conocimiento. Lue cada ve que respiramos! formulemos una plegaria. "864&11) "1() 1( de Enero E, )ODER DE ,A ORACI>N"# < todo lo que #idiereis al Padre en mi nom're esto !ar%. (3uan 1;:1-* El no despreciará las peticiones de un cora *n humilde y un esp7ritu contrito. .a acci*n de abrir nuestro cora *n ante el Padre celestial! de reconocer que dependemos enteramente de 3l! la eGpresi*n de nuestras necesidades y el homena1e del amor agradecido4 esto es verdadera oraci*n. "+T! %1'%A' 1((:) .os ángeles toman nota de cada oraci*n ferviente y sincera. /eber7amos más bien sacrificar nuestros propios gustos antes que descuidar la comuni*n con /ios. .a mayor pobre a! la más absoluta abnegaci*n de s7 mismo con la aprobaci*n divina! valen más que las rique as! los honores! las comodidades y amistades sin ella. /ebemos darnos tiempo para orar. +i nos de1amos absorber por los intereses mundanos! el +eñor puede darnos ese tiempo que necesitamos! quitándonos nuestros 7dolos! ya sean 3stos oro! casas o tierras feraces. .a 1uventud no se de1ar7a seducir por el pecado y se negase a entrar en otro camino que en el que pudiera pedir las bendiciones de /ios. +i los portadores del Iltimo solemne mensa1e para el mundo! rogasen por la bendici*n de /ios! no con frialdad! indolencia y de1ade ! sino con fervor y fe como lo hi o Hacob! encontrar7an muchos lugares de que poder decir4 O=e visto a /ios cara a cara! y fue librada tu vida.5 +er7an considerados como pr7ncipes en el cielo! con poder para prevalecer sobre /ios y lo! hombres. "6+4:(%) .a verdadera oraci*n! ofrecida con fe! es potencia para el que ora. .a oraci*n! ya se eleve en pIblico! ya se ofre ca sobre el altar de la familia o en secreto! coloca al hombre directamente en presencia de /ios. 8ediante la oraci*n constante los 1*venes pueden adquirir principios tan firmes que ni siquiera las tentaciones más arrolladoras los aparten de su fidelidad hacia /ios. "#$! 1&'%;'1<%%) .as victorias más grandes para la iglesia de 6risto o para cada cristianoB son las que se ganan en la sala de audiencia de /ios! cuando la fe angustiada y ferviente se aferra del poderoso bra o de la oraci*n. "PP41(1) "1<) 1+ de Enero -USCAD A DIOS MEDIAN%E ,A ORACI>N"# Entonces me invocar%is e ir%is y orar%is a mí y yo os oir%: y me 'uscar%is y !allar%is #orque me 'uscar%is de todo vuestro cora+,n. (3er. 21: 12=1-*

Pág. (

=ay dos clases de oraci*n4 la que es una f*rmula y la oraci*n de fe. .a repetici*n de frases establecidas! y habituales cuando el cora *n no siente necesidad de /ios! es una oraci*n de forma. . . . /ebemos tener sumo cuidado para que nuestras oraciones eGpresen los deseos del cora *n y lo que realmente queremos decir. Todas las palabras rebuscadas que están a nuestro alcance no equivalen a un solo deseo santo. .as oraciones más elocuentes son vanas repeticiones si no eGpresan los sentimientos del cora *n. Pero la oraci*n que nace del cora *n ferviente! "cuando eGpresamos nuestros sencillos anhelos tal como pedir7amos un favor a un amigo terrenal! esperando que nos fuera concedido) esa es la oraci*n de fe. El publicano que subi* al templo a orar es un buen e1emplo de adorador sincero y devoto. El sent7a que era un pecador y su gran necesidad lo indu1o a dar eGpresi*n a su apasionado deseo4 5/ios! s3 propicio a m7! pecadorBN /espu3s de haber ofrecido nuestras peticiones! debemos contestarlas nosotros mismos en la medida de lo posible! y no esperar que /ios haga lo que está a nuestro alcance. .a ayuda de /ios se mantiene en reserva para beneficio de todos cuantos la soliciten. .a ayuda divina se debe combinar con el esfuer o! la aspiraci*n y la energ7a humana. Pero no podremos llegar dentro de los bastiones del cielo si no reali amos el escalamiento. Eo podremos sostenernos por las oraciones de otros si descuidarnos la oraci*n; porque /ios no tomará en cuenta esa medidaB Eo conseguiremos eliminar los rasgos indeseables de nuestro carácter! y reempla arlos por cualidades puras y agradables sin empeñar algIn esfuer o de nuestra parte. . . . En medio de nuestro afán por copiar la imagen que nos de1* el +eñor! podemos tra ar l7neas torcidasB 2 pesar de eso! no ce1emos en nuestros esfuer osB .os fracasos temporarios deben inducirnos a apoyarnos aIn más en 6risto. "9E! 11'1((A) ";%) 1. de Enero MOREMOS EN JES?S"# /i estuviereis en mí y mis #ala'ras estuvieren en vosotros #edid todo lo que quisiereis y os será !ec!o. (3uan 1B:7* .os patriarcas eran hombres de oraci*n! y /ios hi o grandes cosas por ellos. 6uando Hacob sali* de la casa de su padre rumbo a un pa7s eGtraño! or* con humilde contrici*n! y por la noche el +eñor le contest* por medio de una visi*nB El +eñor confort* al via1ero solitario con preciosas promesas y 3ste vio la imagen de ángeles protectores que estaban apostados a ambos lados de su camino. Hos3 or*! y fue librado del pecado en medio de influencias que estaban destinadas a apartarlo de /ios. 6uando se vio tentado a ale1arse de la senda de la pure a y la 1usticia! recha * la sugesti*n con estas palabras4 5D6*mo! pues! har7a yo este grande mal! y pecar7a contra /iosF5 8ois3s! que dedicaba mucho tiempo a la oraci*n! era conocido como el hombre más manso del mundo. . . . 8ientras iba dirigiendo a los hi1os os de $srael a trav3s del desierto! una ve tras otra parec7a a que deb7an 3stos ser eGterminados a causa de sus murmuraciones y rebeli*n. Pero 8ois3s recurr7a a la verdadera Puente de poder; 3l presentaba el caso ante /iosB # el +eñor dec7a4 5#o lo he perdonado conforme a tu dichoBN /aniel era un hombre de oraci*n! y /ios lo dot* de sabidur7a y firme a para resistir a todas las influencias que se confabulaban para arrastrarlo a la trampa de la intemperancia. #a en su 1uventud era un campe*n moral en la fuer a del Todopoderoso. . . . En la cárcel de Pilipos! donde se encontraban sufriendo a causa de los crueles a otes infligidos! aprisionados sus pies en el cepo! Pablo y +ilas oraron y cantaron alaban as a /ios; y fueron enviados ángeles del cielo para librarlos. .a tierra tembl* ba1o el paso de esos mensa1eros celestiales! y las puertas de la cárcel se abrieron de par en par! de1ando a los prisioneros en libertad. "9E! 11'1((A) .a oraci*n se hace firmemente de la Omnipotencia! y entrega la victoria en nuestras manos. "9E! %1'1%'1((<) ";1) 1/ de Enero RES)ONDE A ,AS MADRES"# Cu #leito yo lo #leitear% y yo salvar% a tus !ijos. (5sa. ;1:2B*

Pág. <

.os que guardan la ley de /ios contemplan a sus hi1os con indefinibles sentimientos de esperan a y temor! y se preguntan qu3 parte desempeñarán 3stos en el gran conflicto que los espera. 2nsiosa la madre pregunta4 5DLu3 partido tomaránF DLu3 puedo hacer a fin de prepararlos para desempeñar bien la parte que les corresponda! de manera que reciban la gloria eternaF5 8adres4 pesan sobre vosotras grandes responsabilidadesB Mosotras pod3is ayudarlos a desarrollar caracteres que no se de1arán conmover ni influir hacia el mal! sino que influirán sobre los demás para que obren el bien. 8ediante vuestras fervientes oraciones de fe pod3is mover el bra o que mueve el mundoB El Padre de todos no pasa por alto las oraciones de las madres cristianas. . . . El no va a desechar vuestras peticiones! de1ándoos a vosotros y los vuestros a merced del arandeo satánico en el gran d7a del conflicto final. 2 vosotras toca traba1ar con sencille y fidelidad! y /ios establecerá la obra de vuestras manos. "0=! ;-'%,'1((<) .a obra de toda la vida llevada a cabo en la tierra es aceptada en los atrios celestiales como una obra bien hecha. 6on go o inenarrable los padres contemplan que sus hi1os reciben la corona! el manto y el arpa. ... Tal ve la semilla sembrada con lágrimas y oraciones parec7a cultivada en vano; pero al fin recogen su cosecha con regoci1o. +us hi1os han sido redimidos. "+T! %1'%A'1((:) 6uando empiece el 1uicio y los libros sean abiertos! cuando sea pronunciado el 59ien5 del gran Hue ! y colocada en la frente del vencedor la corona de gloria inmortal! muchos levantarán sus coronas a la vista del universo reunido y! señalando a sus madres! dirán4 5Ella hi o de m7 todo lo que soy mediante la gracia de /ios. +u instrucci*n! sus oraciones! han sido bendecidas para salvaci*n eterna5. "8H4-;() ";;) 10 de Enero ,A SA-IDURIA DIVINA"# D8! #ro&undidad de las rique+as de la sa'iduría y de la ciencia de $iosE D2uán incom#rensi'les son sus juicios e inescruta'les sus caminosE ()om. 11:--* En las Escrituras hay miles de gemas de la verdad que yacen escondidas para el que busca en la superficie. .a mina de la verdad no se agota nunca. 6uanto más escudriñ3is las Escrituras con cora *n humilde! tanto mayor será vuestro inter3s! y tanto más os sentir3is con deseo de eGclamar con Pablo4 5>Oh profundidad de las rique as de la sabidur7a y de la ciencia de /ios?5 6ada d7a deb3is aprender algo nuevo de las Escrituras. Escudriñadlas como si buscarais tesoros ocultos! porque contienen las palabras de vida eterna. Orad por sabidur7a y entendimiento para 6omprender estos escritos sagrados. +i lo hac3is! hallar3is nuevas glorias en la Palabra de /ios; sentir3is que habr3is recibido lu nueva y preciosa sobre asuntos relacionados con la verdad! y las Escrituras recibirán constantemente nuevo valor en vuestra estima. "&T4;::) .as grandes verdades necesarias para la salvaci*n se han presentado tan claras como la lu del mediod7aB Jn solo teGto ha sido en lo pasado! y lo será en lo futuro! sabor de vida para vida en el caso de muchas almas. 6uando los hombres la escudriñan diligentemente! la 9iblia abre nuevos tesoros de verdad! que como 1oyas resplandecientes para la mente. "+T! 11'%A'1<%:) /eb3is cavar hondo en la mina de la verdad si quer3is hallar sus tesoros más preciados. 6omparando un teGto con otro podr3is descubrir el verdadero significado del conteGto; pero si no institu7s las sagradas enseñan as de la Palabra de /ios como la ley y gu7a de vuestra vida! la verdad no significará riada para vosotrosB +i alguna parte de la 9iblia condena cualquier hábito que hab3is alimentado! cualquier sentimiento que hayáis conservado! cualquier actitud que hayáis asumido! no rechac3is la Palabra de /ios; apartaos en cambio de vuestra mala conducta! y permitid que HesIs limpie y santifique vuestro cora *n. "#$! ;('%A'1(<;) ";-) 11 de Enero MIS%ERIOS REVE,ADOS"# 2lama a mí y te res#onder% y te ense4ar% cosas "randes y di&icultosas que t6 no sa'es. (3er. --:-*

Pág. 1%

Einguna clase de estudio ennoblecerá todos los pensamientos! sentimientos y aspiraciones como el estudio de las Escrituras. Eo hay otro libro que como 3ste pueda satisfacer las preguntas del intelecto y los anhelos del cora *n. 2l asimilar el conocimiento de la Palabra de /ios y al prestarle atenci*n los hombres pueden levantarse desde la más profunda sima; de la ignorancia y la degradaci*n hasta convertirse en hi1os de /ios! y asociados de lo educativo! sin pecado.... 6omo potencia educativa! la 9iblia no tiene rival. Eada podrá impartir tanto vigor a todas las facultades del ser como el esfuer o de captar las estupendas verdades de la revelaci*n. .a mente se adapta poco a poco a los temas; en que se le permite espaciarse. +i solamente se dedica a asuntos comunes! se debilitará y deformará... /ado u amplio margen de estilos y temas! la 9iblia tiene algo que puede interesar a cada intelecto y conmover cada cora *n. . . . Encierra verdades que declara con la más absoluta sencille y principios tan altos como los cielos! que abarcan la eternidad. "+T! 11'%,'1<%:) Eo hay ocupaci*n ni aspecto de la eGistencia humana para el cual la 9iblia no ofre ca instrucciones. Cobernante y sIbdito! amo y siervo! comprador y vendedor! prestatario y prestamista! padre e hi1o! maestro y alumno! todos encontrarán all7 lecciones de valor incalculable. Pero! por sobre todo! la Palabra de /ios presenta el plan de salvaci*n4 revela c*mo el hombre pecaminoso se puede reconciliar con /ios! establece los grandes principios de la verdad y el deber que deben regir nuestra vida! y nos promete divina ayuda para ponerlos en práctica. Trasciende el l7mite de esta vida fuga ! y de la breve y tormentosa historia de la ra a humana. 2bre ante nuestros o1os la inmensa visi*n de los siglos eternos! que no serán entenebrecidos por el pecado! ni anublados por el dolor. "0=! ;;'%('1<1;) ";,) $0 de Enero ,A -I-,IA IN*UNDE NUEVA VIDA"# /iendo renacidos #or la #ala'ra de $ios que vive y #ermanece #ara siem#re. (1 Pedro 1:2-* En la 9iblia se revela la voluntad de /ios. .as verdades de la Palabra de /ios son la eGpresi*n del 2lt7simo. El que convierte esas verdades en parte de su vida llega a ser en todo sentido una nueva criatura. Eo recibe nuevas facultades mentales; en cambio! desaparecen las tinieblas que debido a la ignorancia y el pecado entenebrec7an su entendimiento. 5Te dar3 un cora *n nuevo5 quiere decir4 5Te dar3 una mente nueva.5 2l cambio de cora *n acompaña siempre una clara convicci*n del deber cristiano! y la comprensi*n de la verdad. El que con oraci*n da atenci*n estricta a las Escrituras tendrá conceptos claros y 1uicios sanos! como si al volverse hacia /ios hubiera alcan ado un plano superior de inteligencia. .a 9iblia contiene los principios que cimentara la verdadera grande a! la verdadera prosperidad! se trate de la persona aislada o del pa7s. .a naci*n que permite la libre circulaci*n de las Escrituras brinda oportunidades para que la mente de la gente se desarrolle y ampl7e. .a lectura de las Escrituras hace brillar la lu en medio de las tinieblas. 6uando se escudriña la Palabra de /ios! se encuentran verdades vivificadoras. En la vida de aquellos que siguen sus enseñan as habrá una corriente invisible de felicidad que beneficiará a todos aquellos con quienes lleguen a relacionarse. "0=! 1('1;'1<1-) 8illares de personas sacaron agua de esas cisternas de vida! sin embargo el caudal no ha disminuido. 8illares han tomado al +eñor como e1emplo! y al contemplarlo se transformaron a su imagen. +u esp7ritu arde en su interior cuando hablan de su carácter y revelan lo que 6risto hi o por ellos y cuánto significan para 3lB 8iles más pueden entregarse a la tarea de escudriñar los misterios de la salvaci*nB 6ada nueva bIsqueda revelará algo de más profundo inter3s que lo que hasta entonces se hab7a descubierto. "+T! 1('%,'1<%:) ";&) $1 de Enero DIOS ME GU@A"# @a+me "uiado se"6n tu consejo y des#u%s me reci'irás en "loria. (/almo 7-:2;* .a evidencia cristiana que necesitamos no se encuentra en la vida de los hombres! sino en la 9iblia. .a Palabra de /ios es nuestra conse1era; porque nos transporta de una edad a otra! dando

Pág. 11

testimonio de la invariabilidad de la verdad. Eo se ha gastado ninguna de las antiguas defensas de la Palabra de /ios! apropiada para 3pocas especiales. Einguna parte de la 9iblia ha enve1ecido ni ha muerto. /ebemos estudiar hoy la historia antigua del pueblo de /ios! para que podamos beneficiarnos con las enseñan as e incidentes por ella registrados. "6arta 11A! 1(<A) .os hombres no cumplen su palabra! y se revelan indignos de confian a! pero /ios no cambia. +u Palabra permanece igual para siempre. "0=! %:'%;'1<%%) /ad a la Palabra el sitial de honor como gu7a del hogar. 6onsideradla 6onse1era en toda dificultad y norma para toda prácticaB Hamás podrá prosperar verdaderamente cualquier miembro del c7rculo de la familia a menos que en 3ste impere la verdad de /ios y la sabidur7a de 1usticia. "6arta 1%A! 1(<() Eecesitamos un gu7a a trav3s de los muchos desfiladeros de la vida! tal como el marino necesita un práctico para sortear el banco de arena o el r7o de lecho rocosoB El marino que posee mapa y brI1ula! pero no los usa! es responsable de poner en peligro la vida de los que van a bordo de su nave. El barco puede naufragar por su negligencia. /isponemos de un libro'gu7a! la Palabra de /ios! y no tendremos eGcusa si perdemos el camino que conduce al 6ielo! siendo que hemos recibido clar7simas instrucciones. "+T! ;1'%-'1<%:) .a 9iblia presenta una norma perfecta de carácter; es una gu7a infalible ba1o cualquier circunstancia! basta el fin de la 1ornada de la vida. "+T! ;1'%-'1<%:) ";:) $$ de Enero SUS )A,A-RAS SON MI A,IMEN%O"# @alláronse tus #ala'ras y yo las comí; y tu #ala'ra me &ue #or "o+o y #or ale"ría de mi cora+,n. (3er. 1B:1.* Es imposible que ningIn cerebro humano agote la verdad o promesa de la 9iblia. Este capta la gloria desde un punto de vista; aqu3l! desde otro; sin embargo no discernimos nada más que radiantes refle1os. .a irradiaci*n plena está fuera del alcance de nuestra vista. 2l contemplar las grandes cosas de la Palabra de /ios! miramos dentro de una fuente que se ensancha y ahonda ba1o nuestra vista. +u anchura y profundidad sobrepu1an nuestro conocimiento. 2l mirar! la visi*n se ampl7a; se eGtiende ante nosotros un mar ilimitado. Jn estudio tal tiene poder vivificador. .a mente y el cora *n adquieren nueva fuer a y vida. Este resultado es la suprema evidencia de que /ios es el autor de la 9iblia. 0ecibimos la Palabra de /ios como alimento para el alma y se presentan las mismas evidencias que cuando nuestro cuerpo se nutre de pan. Este satisface las necesidades de nuestra naturale a; sabemos por eGperiencia que genera la sangre! los huesos y el cerebro. 2pl7quese la misma prueba a la 9iblia; Dqu3 resultado se produce cuando sus principios se convierten verdaderamente en elementos del carácterF DLu3 cambios se verifican en la vidaF 5.as cosas vie1as pasaron; he aqu7! todas son hechas nuevas.5 6on su poder hombres y mu1eres han destro ado las cadenas de los hábitos pecaminosos. =an renunciado al ego7smo. .os profanadores se volvieron reverentes; los bebedores! abstemios; los libertinos! puros. 8uchas almas que refle1aban la imagen de +atanás! se transformaron a la imagen de /ios. Esa transformaci*n es! en s7 misma el milagro de los milagros. El cambio que obra la Palabra es uno de los misterios más profundos de la misma. Eo podemos comprenderlo; no podemos hacer más que creer que! como lo declaran las Escrituras! todo se debe a 56risto en vosotros! la esperan a de gloria.5 +i conocemos este misterio! tenemos en nuestras manos la llave que abre todos los demás! y que despliega ante el alma los tesoros del universo y las posibilidades de un desenvolvimiento infinito. "+T! ;&'%,'1<%:) ";A) $& de Enero SUS )A,A-RAS SON ,U'"# El #rinci#io de tus #ala'ras alum'ra; !ace entender a los sim#les. (/almo 111:1-F* Es Qla Palabra de /iosR una lu que brilla en lugar oscuro. 6uando escudriñamos sus páginas! entra la lu en el cora *n! e ilumina la mente. Cracias a esa lu vemos c*mo debemos ser.

Pág. 1;

En la Palabra hallamos amonestaciones y promesas sustentadas por /ios. +e nos invita a escudriñar esta Palabra para hallar ayuda cuando nos vernos en situaciones dif7ciles. +i no consultamos la Cu7a a cada paso! preguntando4 D3ste el camino del +eñorF nuestras palabras y acciones se mancharán de ego7smo. Olvidaremos a /ios! y andaremos por caminos que 3l no escogi* para nosotros. .a Palabra de /ios rebosa de preciosas promesas y conse1os Itiles. Es infalible! porque /ios no puede equivocarse. 9rinda ayuda en cualquier circunstancia y situaci*n de la vida; y /ios observa con triste a cuando sus hi1os se apartan de ella para recurrir a la ayuda humana. El que por medio de las Escrituras mantiene comuni*n con /ios será ennoblecido y santificado. 2l leer el relato inspirado donde se habla del amor del +alvador! su cora *n se quebrantará en actos de ternura y contrici*n. Todo su ser arderá en el deseo de ser como su 8aestro! de vivir una vida de servicio afectuosoB Por un milagro de su poder! el +eñor ha preservado la +agrada Escritura a trav3s de los siglos. "+T! ;('%-'1<%:) Este libro es el gran guiador enviado por /iosB .an a su lu hacia adelante! para que podamos ver la senda en que via1amos; luego sus rayos se dirigen al pasado e iluminan la historia! revelando la armon7a más perfecta en aquello que! para la mente entenebrecida! es error y desconcierto. En lo que a los mundanos les parece un misterio ineGplicable! los hi1os de /ios ven lu y belle a. "0=! %:'%;' 1<%%) Peli el ser humano que descubri* por si mismo que la Palabra de /ios es lámpara a sus pies y lumbrera a su camino4 lu que alumbra en un lugar oscuro. Es el guiador celestial entre los hombres. "6arta ;%A! 1<%,) ";() $( de Enero ,AS A%ESORO EN MI CORA'>N"# Coma a!ora la ley de su 'oca y #on sus #ala'ras en tu cora+,n. (3o' 22:22* Es de suma importancia que constantemente escudriñ3is las Escrituras! atesorando en la mente las verdades de /ios. Puede! que seáis apartados de la compañ7a de los cristianos y que os encontr3is en un lugar donde no tendr3is el privilegio de reuniros con los hi1os de /ios. Eecesitáis guardar los tesoros de la Palabra divina en vuestro cora *n. "9E! 1&'1%'1(<;) En todos los escritos de la revelaci*n hay granos de oro dispersos4 los dichos de la sabidur7a divina. +i sois prudentes! reunir3is esos preciosos granos de verdad. 2propiaos de las promesas de /ios. .uego! cuando llegue la prueba y la aflicci*n! esas promesas serán cantarinas manantiales de consuelo celestial. "6arta ;&! 1<%-) 8uchas veces las tentaciones parecen irresistibles! y es porque se ha descuidado la oraci*n y el estudio de la 9iblia! y por ende no se pueden recordar luego las promesas de /ios ni oponerse a +atanás con las armas de las +antas Escrituras. Pero los ángeles rodean a los que tienen deseos de aprender cosas divinas! y en tiempos de gran infortunio traerán a su memoria precisamente las verdades que necesitan. 2s7 que! 5cuando viniere el adversario! cual avenida de aguas! el Esp7ritu de Hehová al ará bandera contra 3l.5 "6+4:&() El cora *n que ha acumulado las preciosas verdades de /ios está fortalecido contra la tentaci*n de +atanás! contra los pensamientos impuros y las acciones profanas. "#$! ;('%A'1(<;) 2teneos a las Escrituras. 6uanto más las escudriñ3is y las eGpliqu3is! tanto más se fortalecerá vuestro entendimiento y cora *n con las bienaventuradas palabras de ánimo y promesa. "6arta A:! 1<%1) 2prendamos esas valiosas promesas de memoria! de modo que! cuando nos veamos privados de la 9iblia! estemos aIn en posesi*n de la Palabra de /ios. "0=! %:'%1'1<1%) ";<) $+ de Enero NUES%RO CU,%O A, HACEDOR"# ?enid adoremos y #ostr%monos; arrodill%monos delante de 3e!ová nuestro @acedor. (/al. 1B:.* El +eñor tiene inter3s especial en la familia de sus hi1os terrenales. .os ángeles ofrecen el humo del fragante incienso de las oraciones de los santos. Por lo tanto! en el seno de cada familia ascienda la

Pág. 1-

oraci*n al cielo por la mañana y en la fresca hora del atardecer! presentando en nuestro beneficio los m3ritos del +alvador ante /ios. Por la mañana y la tarde el universo celestial presta atenci*n a cada familia que ora. "8+ 1<! 1<%%) 2cudid con humildad! lleno vuestro cora *n de ternura! comprendiendo las tentaciones y peligros que os acechan lo mismo que a vuestros hi1os; por fe unidlos sobre el altar! implorando que /ios los cuide. .os ángeles ministradores velarán por los niños que de esa forma son dedicados a /ios. "1T4-<A' -<() El culto de la familia no debe regirse por las circunstancias. Eo deb3is orar de ve en cuando! y luego! cuando ten3is un d7a de mucho traba1o! descuidar la oraci*n. 2l obrar de esa manera! conseguir3is que vuestros hi1os consideren que la oraci*n no es asunto de mayor importancia. .a oraci*n significa mucho para los hi1os de /ios! y por la mañana y la tarde deber7a elevarse ofrendas de agradecimiento hasta el trono del +eñor. El salmista dice lo siguiente4 5Menid! celebremos alegremente a Hehová4 cantemos con 1Ibilo a la roca de nuestra salud5. "8+ 1;! 1(<() /ebe ser un placer adorar al +eñor y participar en su obra... El quiere que los que lo adoran saquen pensamientos preciosos de su cuidado y amor! para que est3n siempre contentos y tengan gracia para conducirse honesta y fielmente en todas las cosas. "6641%&'1%:) Es posible tener en nuestro hogar un pequeño templo que honre y glorifique al 0edentor. "8+ 1%;! 1<%1) 6uando se manifieste entre nosotros verdadera religi*n en el hogar! habrá tambi3n eGcelente religi*n en las reuniones. "8+ A%) "-%) $. de Enero El CU,%O MA%U%INO A E, VES)ER%INO"# < estas #ala'ras que yo te mando !oy estarán so're tu cora+,n: las re#etirás a tus !ijos. ($eut. .:.= 7* En su niñe hab7an enseñado a Hos3 a amar y temer a /ios. 2 menudo le hab7an contado! en la tienda de su padre! ba1o las estrellas de +iria! la historia de la visi*n nocturna de 9etel! de la escalera entre el cielo y la tierra! de los ángeles que sub7an y ba1aban y de 2quel que se revel* a Hacob desde el trono de lo alto. Q.e hab7an contado la historia del conflicto habido 1unto al Hacob! donde! despu3s de renunciar a pecados arraigados! Hacob fue vencedor y recibi* el t7tulo de pr7ncipe de /ios. 8ientras era pastor y cuidaba los rebaños de su padre! la vida pura y sencilla de Hos3 hab7a favorecido el desarrollo de las facultades f7sicas y mentales. Por la comuni*n con /ios! mantenida por medio de la naturale a! y el estudio de las grandes verdades transmitidas de padre a hi1o! como cometido sagrado! obtuvo fuer a mental y firme a de principios. "Ed4,<) 8ois3s! cuando le privaron del cuidado protector del hogar de su infancia! era menor que Hos3 y /aniel! y sin embargo! ya hab7an amoldado su carácter los mismos agentes que amoldaron las vidas de aqu3llos. Pas* solamente doce años con su parentela hebrea! pero durante ese tiempo fi13 echado el cimiento de su grande a por la mano de una persona de fama poco pregonadaB Por ninguna otra mu1er! fuera de 8ar7a de Ea aret! ha recibido el mundo beneficios más grandes. +abiendo que su hi1o pasar7a pronto de su cuidado al de aquellos que no conoc7an a /iosB trat* de implantar en su cora *n sentimientos de amor y lealtad a /ios! y el traba1o fue llevado a cabo fielmente. "Ed4&A'&() Para despertar y fortalecer el amor al estudio de la 9iblia! mucho depende del uso que se haga de la hora del culto. .as horas el culto matutino y vespertino deber7an ser las más agradables y Itiles del d7a. Enti3ndase bien que en esas horas no se deben admitir pensamientos desagradables ni preocupaciones; los padres y los hi1os se reInen para encontrarse con HesIs y para solicitar la presencia de los santos ángeles en el hogar. "+T! ;:'%<'1<%:) "-1) $/ de Enero MI AC%I%UD EN E, CU,%O"# @umillaos delante del /e4or y %l os ensal+ará. (/ant. ;:1F*

Pág. 1,

+i hubo alguna 3poca en que cada casa deb7a ser una casa de oraci*n! ahora es. Prevalecen la incredulidad y el escepticismo. 2bunda la iniquidad. .a corrupci*n afluye en el torrente circulatorio del alma y estalla la rebeli*n contra /ios en el ser. Esclavi adas por el pecado! las facultades morales se hallan ba1o la tiran7a de +atanás. El alma se convierte en el 1uguete de la tentaci*n; y a menos que algIn bra o poderoso se eGtienda para! rescatarlo! el hombre va hacia donde el archienemigo lo conduce. # con todo! en esta 3poca de espantosos peligros! algunos que profesan ser cristianos no elevan oraciones en el seno de la familiaB .a idea que la oraci*n no es esencial es una de las invenciones más engañosas de +atanás para arruinar las almas. .a oraci*n es comuni*n con /ios! fuente de sabidur7a! y fortale a! de pa y felicidad. HesIs oraba al Padre con clamor y lágrimasB 50ogad los unos por los otrosOdice +antiago; Ola oraci*n del 1usto! obrando efica mente! puede mucho5. Mali3ndose de la oraci*n ferviente los padres deber7an formar un cerco protector en torno de sus hi1os. /eber7an orar con fe absoluta pidiendo que /ios more con ellos! para que los ángeles santos los prote1an! lo mismo que a sus hi1os! del malvado poder de +atanásB >6uán conveniente es que los padres reInan a sus hi1os a su alrededor antes de que se rompa el nudo! y les hablen del Padre celestial! que con tanta generosidad les concede el caudal de su Providencia? >Lu3 apropiado es que agrade can a /ios por su protecci*n durante la noche! y que imploren su ayuda y gracia y el cuidado de los ángeles durante el d7a? >Lu3 prudente será luego! cuando la noche llega! reunirse una ve más en su presencia y alabarlo por sus misericordias y las bendiciones del d7a que ya pas*? "PJ0! ;;'%&'1<%;) "-;) $0 de Enero MU%UA CON*ESION DE NUES%RAS *A,%AS"# 2on&esaos vuestras &altas unos a otros y ro"ad los unos #or los otros #ara que seáis sanos; la oraci,n del justo o'rando e&ica+mente #uede muc!o. (/ant. B:1.* +e me ha indicado que encare ca a nuestro pueblo! con sumo fervor! la necesidad de la religi*n en el hogar. Entre los miembros de la familia se debe manifestar siempre bondad! solicitud y consideraci*n. /e mañana y de tarde Inanse todos los cora ones en culto reverente. En ocasi*n del culto vespertino! que cada miembro de la familia escudriñe bien su propio cora *n. 2rr3glese cualquier error que se haya cometido. +i durante el d7a alguno hiri* al otro o le habl* rudamente! pida perd*n el transgresor al 2 menudo se guarda rencor! y se crean malentendidos y amarguras innecesarios. +i aquel de quien se supone que pec* tuviera oportunidad! podr7a presentar eGplicaciones que causar7an alivio a los demás miembros de la familia. 56onfesaos vuestras faltas unos a otros! y rogad los unos por los otros!5 para que podáis ser curados de todas las enfermedades espirituales y se transformen las actitudes pecaminosas. .aborad con diligencia por la eternidad. Orad con fervor sumo al +eñor y afirmaos en la fe. Eo confi3is en el bra o de carne; mas confiad impl7citamente en la direcci*n del +eñor. /iga cada uno4 5Por mi parte! saldr3 y me! apartar3 del mundo. +ervir3 al +eñor con prop*sito pleno y de cora *n. . . .5 El +eñor mostrará su tierno favor hacia aquellos que guardan sus mandamientos. .a Palabra! la Palabra viva! una ve recibida y obedecida! será sabor de vida para vida. .a aceptaci*n de la verdad regenerará y limpiará el cora *n pecaminoso. Eo se puede postergar esta obra de la purificaci*n del carácter de cada unoB 6on oraci*n y confesi*n! decid7os a pertenecer completamente al +eñor desde ahora en adelanteBEo podemos postergar esta obra de confesi*n y humillaci*n del alma! para que nuestras ofrendas sean aceptables a /ios. +e hallará plenitud de go o en la entrega completa al +eñor. "0=! %('11'1<%:) "--) $1 de Enero A, ENSEBARNOS NOS DA SU )A'"# < todos tus !ijos serán ense4ados de 3e!ová; y multi#licará la #a+ de tus !ijos. (5sa. B;:1-* Muestro hogar es un pequeño mundo en s7.... Mosotros sois los que decidir3is si vuestros hi1os preferirán servir a /ios o a 8amm*n; si elegirán la vida perdurable o la muerte eterna. . . .

Pág. 1&

6omo los patriarcas de la antigSedad! los que profesan amar a /ios deber7an erigir un altar dondequiera que claven su tienda. ... Lue el padre! como sacerdote de la familia! ponga sobre el altar de /ios el sacrificio matutino y el vespertino! mientras la esposa y los hi1os se unen en oraci*n y alaban a. En un hogar seme1ante HesIs se complacerá en morar. 6ada hogar cristiano debe irradiar una lu santa. +e debe revelar amor en cada acci*n. El amor debe manifestarse en todos los momentos de la vida hogareña! evidenciándose en la solicitud! la bondad! en la cortes7a suave y generosa. =ay hogares en donde se pone en práctica este principio; son hogares donde se adora a /ios y donde reina el amor más genuino. /e esos hogares las oraciones matutinas y vespertinas se elevan hacia /ios como incienso suave! y sus misericordias y bendiciones descienden sobre los suplicantes como roc7o matutino. "0=! ;-'1;'1<%;) .evantemos nuestros o1os hacia la puerta abierta del santuario celestial! donde la lu de la gloria de /ios resplandece en el rostro de 6risto! quien 5tambi3n! puede salvar hasta lo sumo a los que se acercan a /ios por medio de 3l. ...5 El alma puede elevarse hasta el cielo en las alas de la alaban a. /ios es adorado con cánticos y mIsica en las mansiones celestiales! y al eGpresar nuestra gratitud nos aproGimamos al culto de los habitantes del 6ielo. 5El que ofrece sacrificio de alaban a me glorificará.5 Present3monos! pues! con go o reverente delante de nuestro 6reador con 5acciones de gracias y vo de melod7a5. "6641%,'1%:) "-,) &0 de Enero %IMO%EO *UE ENSENADO EN E, HOGAR"# Em#ero #ersiste t6 en lo que !as a#rendido y te #ersuadiste sa'iendo de qui%n !as a#rendido; y que desde la ni4e+ !as sa'ido las /a"radas Escrituras las cuales te #ueden !acer sa'io #ara la salud #or la &e que es en 2risto 3es6s. (2 Cim. 1;:1B* .os que profesan el nombre de 6risto no deben de1ar de establecer el altar de la familia! donde puedan buscar a /ios diariamente con el mismo fervor con que lo buscar7an en una asamblea religiosa. "0=! ;;'1%'1((<) En este sentido podemos aprender preciosas lecciones anali ando la vida y el carácter de Timoteo. /esde la niñe hab7a conocido las +agradas Escrituras. El ambiente de su hogar era religioso. .a piedad de su vida hogareña eraB pura! 1uiciosa! y no estaba corrompida por falsos conceptosB .a Palabra de /ios era la norma que guiaba a Timoteo. 0ecibi* su instrucci*n l7nea sobre l7nea sobre precepto tras precepto! un poquito all7! otro poquito allá. # la fuer a espiritual de esas lecciones mantuvo puro su lengua1e y lo libr* de conceptos corruptores. .as instructoras que ten7a en el hogar colaboraron con /ios en la tarea de educar a ese 1oven para que pudiera llevar las cargas que recaer7an sobre sus hombros a tan temprana edadB .as lecciones b7blicas e1ercen una influencia moral y religiosa 5obre el carácter! a medida que se las pone en práctica en la vida. Timoteo aprendi* y utili * esas lecciones. Eo pose7a talentos eGtraordinarios; pero su obra fue valiosa porque emple* la capacidad que /ios le hab7a dado como dones consagrados al servicio de /ios. +u bien fundado conocimiento de la verdad y la piedad eGperimental le confirieron distinci*n e influencia. El Esp7ritu +anto hall* en Timoteo una mente que pod7a ser moldeada y modelada hasta el punto de convertirse en templo que sirviera de morada al Esp7ritu de /iosB .os 1*venes deber7an someterse a la enseñan a de las Escrituras y enhebrar sus pensamientos diarios y vida práctica con las sagradas palabras. /e esa manera llegar7an a poseer los atributos que se consideran superiores en los atrios celestiales. +e refugiarán en /ios y sus vidas testificarán para gloria del +eñor. "#$! %&'%&'1(<() "-&) &1 de Enero A-RAHAM ERIG@A SIEM)RE UN A,%AR"#

Pág. 1:

< a#areci, 3e!ová a A'ram y le dijo: A tu simiente dar% esta tierra. < edi&ic, allí un altar a 3e!ová que le !a'ía a#arecido. < #as,se de allí a un monte al oriente de Get!el y tendi, su tiendaHy edi&ic, allí altar a 3e!ová e invoc, el nom're de 3e!ová. (I%n. 12: 7=8* .a vida de 2brahán! el amigo de /ios! fue una vida de oraci*n. /ondequiera que clavaba su tienda! edificaba un altar! sobre el cual ofrec7a el sacrificio matutino y el vespertino. 6uando levantaba la tienda! quedaba el altar. # los cananeos n*madas! al llegar hasta 3ste! sab7an qui3n hab7a estado all7; y despu3s de tender sus tiendas! reparaban el altar y adoraban al /ios viviente. /e igual manera los hogares de los cristianos deben ser luces en el mundoB Padres! cada mañana y cada tarde reunid a vuestros hi1os en torno vuestro! y elevad vuestro cora *n a /ios! pidiendo ayuda con humildes plegarias. Muestros seres queridos están eGpuestos a la tentaci*n y la prueba. .as contrariedades acechan diariamente en el sendero de 1*venes y ancianos. .os que quieran vivir vidas pacientes! alegres y apacibles deben orar. .a victoria se logra solamente aferrándonos a un prop*sito firme e inconmovible! velando constantemente y recibiendo continua ayuda de /ios. Padres! cada mañana consagraos 1untamente con vuestra familia al +eñor por ese d7a. Eo hagáis cálculos para los meses o los años venideros; pues no son vuestros. +e os concede un breve d7a. 6omo si fuera el Iltimo que pasar3is sobre la tierra! traba1ad por el 8aestro en el curso de sus horas. /esplegad todos vuestros planes frente a /ios! y llevadlos a cabo o desechadlos! segIn lo indique la divina Providencia. 2ceptad sus planes en ve de los vuestros! aun cuando al obrar as7 debáis abandonar proyectos muy queridos. /e esta manera la vida se irá aseme1ando cada ve más al divino E1emplo. "PJ0! ;;'%&'1<%;) @nicamente la eternidad revelará los buenos resultados que surgirán en abundancia de esas horas dedicadas al culto. "PJ0! ;;'%&'1<%;) "-A) *E-RERO UNA VIDA ,,ENA DE, ES)IRI%U

01 de *eCrero E, DON DIVINO DE, ES)@RI%U"# “< yo ro"ar% al Padre y os dará otro 2onsolador #ara que est% con vosotros #ara siem#re: al Es#íritu de verdad al cual el mundo no #uede reci'ir #orque no le ve ni le conoce: mas vosotros le conoc%is: #orque está con vosotros y será en vosotros”. (3uan 1;:1.=17* En el transcurso de la dispensaci*n hebrea la influencia del Esp7ritu de /ios se revel* en forma señalada! pero no plena. /urante siglos se han elevado oraciones pidiendo el cumplimiento de la promesa divina referente al otorgamiento de su Esp7ritu; ninguna de esas fervientes sIplicas ha sido olvidada. 6risto decidi* que cuando 3l ascendiera al cielo! conceder7a un don a los que hab7an cre7do y a los que creer7an en 3l. DLu3 don ser7a lo suficientemente rico para señalar y embellecer su ascensi*n hacia el trono del $ntercesorF /eb7a ser digno de su grande a y condici*n de rey. 0esolvi* dar su 0epresentante! la tercera persona de la /ivinidad. Este don no se pod7a sobrepu1ar. 6risto quer7a dar todos los dones en uno! y por lo tanto! su donaci*n fue el Esp7ritu divino! poder santificador! que ilumina y convierteB El Esp7ritu fue dado segIn la promesa de 6risto! y como un fuerte viento descendi* sobre los que estaban congregados! llenando toda la casa. /escendi* con plenitud y poder como si por siglos hubiera estado contenido; y se derram* sobre la iglesia! para que 3sta lo transmitiera al mundoB .os creyentes se convirtieron de nuevo. .os pecadores se unieron con los cristianos para buscar la perla de gran precio. . . . 6ada cristiano ve7a en su hermano la divina imagen de la benevolencia y el amor. Jn solo inter3s prevalec7a. Jn solo tema sorb7a todos los demás. Todos los pulsos lat7an en sano concierto. .a Inica ambici*n de los creyentes era ver qui3n pod7a revelar con mayor perfecci*n la seme1an a del carácter de 6risto! y qui3n pod7a hacer más para ensanchar su reino. "9E! ;A'%;'1(<<) +e envi* el Esp7ritu +anto como el tesoro más preciado que el hombre pudiera recibir. "9E! ;;' %&'1(<<) "-()

Pág. 1A

0$ de *eCrero A CADA UNO ,E CONCEDE GRACIA"# Em#ero a cada uno de nosotros es dada la "racia con&orme a la medida del don de 2risto. (E&e.;:7* .os talentos que 6risto conf7a a su iglesia representan especialmente las bendiciones y los dones impartidos por el Esp7ritu +anto. 52 3ste es dada por el Esp7ritu Palabra de sabidur7a; a otro palabra de ciencia segIn el mismo Esp7ritu! a otro fe por el mismo Esp7ritu; a otro! operaciones de milagros! y a otro! profec7a! y a otro! discreci*n de esp7ritu; y a otro! g3neros de lengua y a otro! interpretaci*n de lenguas. 8as todas estas cosas obra uno y el mismo Esp7ritu! repartiendo particularmente a cada uno como quiere.5 Todos los hombres no reciben los mismos dones! pero se promete algIn don del Esp7ritu a cada siervo del 8aestro. 2ntes de de1ar a sus disc7pulos! 6risto 5sopl*! y d71oles4 Tomad el Esp7ritu +anto.5 Otra ve di1o4 5=e aqu7! yo enviar3 la promesa de mi Padre sobre vosotrosBN 2 cada uno de nosotros es dada la gracia conforme a la medida del don de 6risto5! y el Esp7ritu reparte Kparticularmente! a cada uno como quiere5. .os dones ya son nuestros en 6risto! pero su posesi*n verdadera depende de nuestra recepci*n del Esp7ritu de /ios. ".P4;<() /ios no nos pide que hagamos con nuestras propias fuer as la obra que nos aguarda! El tiene en reserva ayuda divina para todas las frente a las cuales nuestros recursos humanos son insuficientes. Tambi3n da el Esp7ritu +anto para que nos ayude en cada situaci*n dif7cil! para que fortale ca nuestra esperan a y confian a! para que ilumine nuestra mente y purifique nuestro cora *n. . . . +erá ilimitada la utilidad del que! haciendo a un lado el yo! permita que se realice la obra del Esp7ritu +anto en su cora *n! y viva totalmente consagrado a /iosB 6risto declar* que la divina influencia del Esp7ritu acompañar7a a sus seguidores hasta el fin. "(T41<';1) "-<) 0& de *eCrero ,OS DONES SON )ARA )ER*ECCION"# < %l mismo dio unos ciertamente a#,stoles; y otros #ro&etas; y otros evan"elistas; y otros #astores y doctores; #ara #er&ecci,n de los santos #ara la o'ra del ministerio #ara edi&icaci,n del cuer#o de 2risto; !asta que todos lle"uemos a la unidad de la &e y del conocimiento del @ijo de $ios a un var,n #er&ecto a la medida de la edad de la #lenitud de 2risto. (E&e. ;:11=1-* Todos esos dones se deben poner en e1ercicio. 6ada obrero fiel ministrará para perfecci*n de los santosB=ay una tarea para cada uno. 6ada alma que cree la verdad debe afirmarse en su suerte y lugar! diciendo4 5=eme aqu7; env7ame a m7BN /ad a cada uno algo que hacer por los demás. 2yudad a todos a comprender que como receptores de la gracia de 6risto! tienen la obligaci*n de traba1ar por 3l. # enseñadles a todos c*mo traba1ar. +obre todo los reci3n llegados a la fe deben recibir instrucci*n para convertirse en obreros 1untamente con /ios. 6uando se lo ponga a traba1ar! el abatido pronto olvidará su abatimiento; el d3bil se robustecerá; el ignorante adquirirá conocimiento y todos estarán preparados para presentar la verdad tal como es en HesIs. =allarán un socorro infalible en aquel que prometi* salvar a todos cuantos acudan a 3l. ":T4,('&%) +e necesita la obra del Esp7ritu +anto! para que la obra se equilibre en forma adecuada! y para que pueda avan ar firmemente en todo sentido. ":T4;<1) .a verdad para este tiempo abarca todo el Evangelio. +i se la presenta debidamente obrará en el hombre los cambios que precisamente evidenciarán el poder de la gracia divina sobre el cora *n. 0eali ará una obra completa y desarrollará un hombre completo tambi3n. ":T4;<1) El Q/iosR nos dice que seamos perfectos como 3l! es decir! de la misma manera. /ebemos ser centros de lu y bendici*n para nuestro pequeño mundo! tal como 3l lo es para el universo. Eo poseemos nada; pero la lu de su amor resplandece sobre nosotros! y debemos refle1ar ese fulgor. . . . Podemos ser perfectos dentro de nuestra esfera! tal como /ios es perfecto en la suya. "89411A'11() ",%) 0( de *eCrero E, ES)@RI%U UNE A ,OS SAN%OS"#

Pág. 1(

<oH os rue"o que and%is como es di"no de la vocaci,n con que sois llamados; con toda !umildad y mansedum're con #aciencia so#ortando los unos a los otros en amor; solícitos a "uardar la unidad del Es#íritu en el vínculo de la #a+. (E&e. ;:1=-* .as estrellas del cielo están todas sometidas a ciertas leyes! y cada una influye sobre la otra para que se cumpla la voluntad de /ios! prestando toda obediencia a la ley que controla su derrotero. # para que la obra de /ios avance triunfal y firmemente! su pueblo debe unirse. .os esfuer os esporádicos y caprichosos de algunos que pretenden ser cristianos se podr7an simboli ar bien con la obra de un grupo de caballos fuertes pero que no han sido adiestrados. 6uando uno tira hacia adelante! el otro tira hacia atrás! y al o7r la orden del amo! uno se lan a hacia adelante mientras el otro se queda inm*vil. +i los hombres no avan an de acuerdo en el desempeño de la magna obra para este tiempo! habrá s*lo confusi*nB +i los hombres llevan el yugo de 6risto! no pueden 5tirar5 por separado; todos 5tirarán5 con 6ristoB. .a rueda que estaba dentro de otra! la seme1an a de los animales relacionados con aqu3llas! todo le parec7a comple1o e ineGplicable al profeta. Pero la mano de la sabidur7a infinita se trasluce entre las ruedas! y el resultado de la obra de 3stas es el orden perfecto. 6ada rueda! dirigida por la mano de /ios! traba1a en perfecta armon7a con todas las demás. "C69! -1'%&'1<%<) 8erced a la influencia del Esp7ritu! los que tienen ideas más diversas pueden ponerse de acuerdo. .a absoluta ausencia de ego7smo debe unir al pueblo de /ios con v7nculos afectuosos y firmes. EGiste un poder enorme en la iglesia cuando las energ7as de sus miembros se encuentran ba1o el dominio del Esp7ritu! recogiendo el bien de todas las fuentes! educando! instruyendo y disciplinando el yo. /e esa manera se le presenta a /ios una organi aci*n poderosa! por medio de la cual puede obrar la conversi*n de los pecadores. 2s7 se relacionan el cielo y la tierra! y las potencias divinas colaboran con los instrumentos humanos. "+T! 1<'1;'1<%:) ",1) 0+ de *eCrero REVE,A ,OS SECRE%OS"# Porque no !ará nada el /e4or 3e!ová sin que revelen su secreto a sus siervos los #ro&etas. (Am,s -:7* 2ntes que el pecado entrara en el mundo! 2dán go aba de libre trato con su 6reador; pero desde que el hombre se separ* de /ios por causa del pecado! aquel gran privilegio le ha sido negado a la ra a humana. El plan de redenci*n! sin embargo! ha abierto el camino para que los habitantes de la tierra puedan aIn tener relaciones con el 6ielo. /ios se ha comunicado con los hombres mediante su Esp7ritu! y mediante revelaciones hechas a sus siervos escogidos! la lu divina se ha esparcido por el mundo. 58ovidos por el Esp7ritu +anto! los hombres hablaron de parte de /ios.5 "; Ped. 14;1.) # es que el +er supremo e infinito ha iluminado con su Esp7ritu la inteligencia y el cora *n de sus siervos. .es ha dado sueños y visiones! les ha mostrado s7mbolos y figuras; y aquellos a quienes la verdad fuera as7 revelada! han revestido el pensamiento divino con palabras humanas. "6+4M$$$! $T) 5Porque no hará nada el +eñor Hehová! sin que revele su secreto a sus siervos los profetas.5 "2m*s -4A). /ada su providencia el +eñor consider* conveniente enseñar y amonestar a su pueblo de diversas maneras. Por medio de *rdenes directas! de los Escritos sagrados y del esp7ritu de profec7a les hi o conocer su voluntad. ",T41;'1-) En los tiempos antiguos! /ios habl* a los hombres por boca de los profetas y ap*stoles. En estos d7as les habla por los testimonios de su Esp7ritu. Eunca hubo un tiempo en el que /ios instruyera a los suyos con más fervor que ahora en lo que respecta a su voluntad y la conducta que quiere verles seguir. "-T+4;:1';:;) .os mensa1es de conse1o y advertencia enviados por medio de los profetas que eGplicaron el eterno prop*sito de /ios en bien de la humanidad son de esencial valor en nuestra 3poca para los miembros de la iglesia terrenal del +eñor! que son los mayordomos de su viña. En las enseñan as de los

Pág. 1<

profetas se revela claramente el amor de /ios por la ra a ca7da y el plan que elabor* para salvarla. "P04;;) ",;) 0. de *eCrero E, DON DE )RO*ECIA )UEDE SER MIO"# El testimonio de 3es6s es el es#íritu de la #ro&ecía. (A#oc. 11:1F* /ios se ha dignado comunicar la verdad al mundo por medio del instrumento humano! y 3l mismo! por su +anto Esp7ritu! habilit* a hombres y los hi o capaces de reali ar esta obra. Cui* la inteligencia de ellos en la elecci*n de lo que deb7an decir y escribir. El tesoro fue confiado a vasos de barro! pero no por eso de1a de ser del 6ielo. 2unque llevado a todo viento en el veh7culo imperfecto del idioma humano! no por eso de1a de ser el testimonio de /ios; y el hi1o de /ios! obediente y creyente! contempla en ello la gloria de un poder divino! lleno de gracia y de verdad. En su Palabra! /ios ha dado a los hombres el conocimiento necesario para la salvaci*n. .as +antas Escrituras deben ser aceptadas como dotadas de autoridad absoluta y como revelaci*n infalible de su voluntad. . . . "6+4T) Presentada por diversas personalidades! la verdad aparece en sus variados aspectos. Jn escritor percibe con más fuer a cierta parte del asunto; comprende los puntos que armoni an con su eGperiencia o con sus facultades de percepci*n y apreciaci*n; otro será más bien impresionado por otro aspecto del mismo asunto; y cada cual! ba1o la direcci*n del Esp7ritu +anto! presenta lo que ha quedado inculcado con más fuer a en su propia mente. /e aqu7 que encontremos en cada cual un aspecto diferente de la verdad! pero perfecta armon7a entre todos ellos. # las verdades as7 reveladas se unen en perfecto con1unto! adecuado para satisfacer las necesidades de los hombres en todas las circunstancias de la vidaB .a circunstancia de haber revelado /ios su voluntad a los hombres por su Palabra! no ha de1ado por eso sin valor para ellos la continua presencia y direcci*n del Esp7ritu +anto. Por el contrario! el +alvador prometi* que el Esp7ritu facilitar7a a sus siervos la inteligencia de la Palabra; que iluminar7a y dar7a aplicaci*n a sus enseñan as. # como es el Esp7ritu de /ios el que inspir* la 9iblia! resulta imposible que las enseñan as del Esp7ritu est3n 1amás en pugna con las de la Palabra. "6+4$T'T) ",-) 0/ de *eCrero ,A )ROS)ERIDAD A ,A *E"# 2reed a 3e!ová vuestro $ios y ser%is se"uros; creed a sus #ro&etas y ser%is #ros#erados. (2 2r,n. 2F:2F* .a lu de la profec7a brilla aIn para guiar las almas! y dice as74 5Este es el camino! andad por 3l.5 Pulgura en el sendero del 1usto para estimularlo! y en el del imp7o! para guiarlo al arrepentimiento y la conversi*n. Por medio de ella el pecado será reprendido y la iniquidad! desenmascarada. 6umple en forma progresiva su deber de refle1ar lu sobre el pasado! el presente y el futuro. "8+ 1A.1<%() +i aquellos que recibieron la lu apreciaran y respetaran los testimonios del +eñor! ver7an la vida religiosa ba1o un nuevo aspecto. +e convencer7an de pecado. Mer7an la llave que abre la cerradura de los misterios que nunca comprendieron. +e aferrar7an a las preciosas cosas que /ios les entreg* para que las aprovecharan! y se ver7an trasladados del reino de las tinieblas a la lu admirable de /ios. "6arta A1! 1<%-) .os que desprecian la amonestaci*n serán de1ados en las tinieblas y se engañarán a s7 mismos. Pero los que la escuchan! y atienden celosamente a la obra de apartar sus pecados de s7 a fin de tener las gracias necesarias! estarán abriendo la puerta de su cora *n para que el amado +alvador pueda entrar y morar con ellos. "-T+41,() El Q/iosR ha tomado medidas para que todos puedan ser santos y sentirse felices si as7 lo desean. +e le ha dado suficiente lu a esta generaci*n como para que sepamos cuáles son nuestros privilegios y deberes y gocemos de las preciosas y solemnes verdades en toda su sencille y poder. +e nos pedirá cuenta Inicamente segIn la lu que brille sobre nosotros. .os mandamientos de /ios y el testimonio de Hesucristo nos están poniendo a prueba. +i somos fieles y obedientes! el +eñor

Pág. ;%

se deleitará en nosotros! y nos bendecirá como su pueblo escogido y singular. 6uando abunden la fe y el amor perfecto y la obediencia! y obren en el cora *n de los seguidores de 6risto! 3stos tendrán una influencia poderos7sima. ";T4:<-':<,) ",,) 0 de *eCrero ME CONVENCE DE )ECADO"# < cuando %l viniere redar"Jirá al mundo de #ecado y de justicia y de juicio: de #ecado ciertamente #or cuanto no creen en mí. (3uan 1.:8=1* El oficio del Esp7ritu +anto se especifica claramente en las palabras de 6risto4 56uando 3l viniere redargSirá al mundo de pecado! y de 1usticia! y de 1uicio.5 Es el Esp7ritu +anto el que convence de pecado. +i el pecador responde a la influencia vivificadora del Esp7ritu! será inducido a arrepentirse y comprender la importancia de obedecer los requerimientos divinos. "=2p4-<) 2l entregarse +aulo completamente al poder convincente del Esp7ritu +anto! vio los errores de su vida! y reconoci* los abarcantes requerimientos de la ley de /ios. El que hab7a sido un orgulloso fariseo! confiado en que lo 1ustificaban sus buenas obras! se postr* ahora delante de /ios con la humildad y la sencille de un niñito! confesando su propia indignidad! e invocando los m3ritos de un +alvador crucificado y resucitado. +aulo anhelaba ponerse en completa armon7a y comuni*n con el Padre y el =i1o4 y en la intensidad de su deseo de obtener perd*n y aceptaci*n! elev* fervientes sIplicas al trono de la gracia. .as oraciones del penitente fariseo no fueron inItiles. +us rec*nditos pensamientos y emociones fueron transformados por la gracia divina; y sus facultades más nobles fueron puestas en armon7a con los prop*sitos de /ios. 6risto y su 1usticia llegaron a ser para +aulo más que todo el mundo. .a conversi*n de +aulo es una impresionante evidencia del poder milagroso del Esp7ritu +anto para convencer de pecado a los hombres. "=2p4(A) 8ediante el poder del Esp7ritu +anto es como el gobierno de +atanás ha de ser dominado y puesto en su1eci*n. Es el Esp7ritu +anto quien convence de pecado y lo eGpulsa del alma cuando el ser humano as7 lo permiteB 8erced a los m3ritos de 6risto el hombre puede llegar a e1ercer las facultades más nobles de su ser y eGpulsar el pecado de su alma. "0=! ;&'%,'1(<-) ",&) 01 de *eCrero A,UM-RA MI EN%ENDIMIEN%O"# Kue el $ios del /e4or nuestro 3esucristo el Padre de "loria os d% es#íritu de sa'iduría y de revelaci,n #ara su conocimiento; alum'rando los ojos de vuestro entendimiento #ara que se#áis cuál sea la es#eran+a de su vocaci,n y cuáles las rique+as de la "loria de su !erencia en los santos. (E&e 1:17=18* Para la mente renovada por el Esp7ritu +anto! divina belle a y lu celestial irradian de la página sagrada. .o que para la mente terrenal es un desolado desierto! para la mente espiritual se convierte en una tierra surcada de corrientes vivas. "+T! 1%'1%'1<%:) +*lo el Esp7ritu +anto nos puede hacer sentir la importancia de lo que es fácil comprender! o impedir que nos apartemos del sentido de las verdades de dif7cil comprensi*n. =ay santos ángeles que tienen la misi*n de influir en los cora ones para que comprendan la Palabra de /ios! de suerte que la belle a de 3sta nos embelese! sus advertencias nos amonesten y sus promesas nos animen y vigoricen. /eber7amos hacer nuestra la petici*n del salmista4 5>2bre mis o1os! para que vea las maravillas de tu ley?5 "6+4:&() El santo y educador Esp7ritu de /ios se encuentra en su Palabra. $rradia de cada página una lu nueva y preciosa. 2ll7 se revela la verdad y las palabras y cláusulas se vuelven luminosas y se adecuan a la ocasi*n! como si la vo de /ios hablara por medio de ellas. /ebemos reconocer que el Esp7ritu +anto nos ilumina. 2l Esp7ritu le complace dirigirse a los niños y descubrir ante ellos los tesoros y hermosuras de la Palabra. .as promesas hechas por nuestro Cran 8aestro cautivarán los sentidos y animarán el alma del niño con una fuer a espiritual de origen divino. .a mente receptiva se irá familiari ando con las cosas divinas! que servirán de barricada contra

Pág. ;1

las tentaciones del enemigoB Esos destellos de amor celestial descenderán sobre el cora *n de los niños como una aspiraci*n. "6PT41A1'1A;) ",:) 10 de *eCrero ME RECUERDA %ODAS ,AS COSAS"# 0as el 2onsolador el Es#íritu /anto al cual el Padre enviará !ará en mi nom're %l os ense4ará todas las cosas y os recordará todas las cosas que os !e dic!o. (3uan 1;:2.* 6risto resucit* de los muertos! y proclam* sobre el sepulcro hendido4 5#o soy la resurrecci*n y la vida.5 Envi* su Esp7ritu a nuestro mundo para que nos hiciera recordar todas las cosas. 8erced a un milagro de su poder conserv* su Palabra escrita a trav3s de los siglos. D6*mo no hemos de estudiar constantemente esta Palabra! para descubrir en ella cuál es el prop*sito que /ios nos destinaF "+T! ;(' %-'1<%:) .os siervos de 6risto no hab7an de preparar discurso alguno para pronunciarlo cuando fuesen llevados a 1uicio. /eb7an hacer su preparaci*n d7a tras d7a al atesorar las preciosas verdades de la Palabra de /ios! y al fortalecer su fe por la oraci*n. 6uando fuesen llevados a 1uicio! el Esp7ritu +anto les har7a recordar las verdades que necesitasen. Jn esfuer o diario y ferviente para conocer a /ios! y a Hesucristo a quien 3l envi*! iba a impartir poder y eficiencia al alma. El conocimiento obtenido por la diligente bIsqueda de las Escrituras! iba a penetrar como rayo en la memoria al debido momento. Pero si algunos hubiesen descuidado el familiari arse con las palabras tic 6risto! y nunca hubiesen probado el poder de su gracia en la dificultad! no podr7an esperar que el Esp7ritu +anto les hiciese recordar sus palabras. "/TC4-%A'-%() /ios $ra tornado todas las medidas necesarias para que seamos fuertes. Eos dio su +anto Esp7ritu! cuya misi*n es hacernos recordar todas las promesas que hi o 6risto! para que podamos tener pa y la dulce sensaci*n de haber sido perdonados. +i tan s*lo mantuvi3ramos la mirada fi1a en el +alvador y confiáramos en su poder! nos sentir7amos impregnados de una sensaci*n de seguridad; porque la 1usticia de 6risto se convertir7a en nuestra 1usticia. "0=! %1'1%'1<%() ",A) 11 de *eCrero %RANS*ORMA MI CAR3C%ER"# Por tanto nosotros todos mirando a cara descu'ierta como en un es#ejo la "loria del /e4or somos trans&ormados de "loria en "loria en la misma semejan+a como #or el Es#íritu del /e4or. (2 2or. -:18* Por medio del Esp7ritu es como el cora *n se vuelve puro. Por medio del Esp7ritu el creyente participa de la divina naturale a. 6risto ha dado su Esp7ritu como una fuer a divina que nos capacitará para vencer todas las tendencias hereditarias y cultivadas que nos arrastran hacia el mal y que grabará su propio carácter en su iglesiaB 6uando el Esp7ritu de /ios se posesiona del cora *n! transforma la vida. +e desechan los pensamientos pecaminosos! se renuncia a las malas acciones; el amor! la humildad y la pa ocupan el lugar de la ira! la envidia y las rencillas. .a triste a es despla ada por la alegr7a y el semblante refle1a el go o del cielo. Eadie ve la mano que levanta la carga ni ve c*mo desciende la lu de los atrios celestiales. .a bendici*n llega cuando por fe el alma se entrega a /ios. Entonces ese poder que ningIn o1o humano puede ver! crea un nuevo ser ti la imagen de /ios. El Esp7ritu +anto es el aliento de la vida espiritual en el alma. .a daci*n del Esp7ritu es daci*n de la vida de 6risto. $nfunde en quien lo reciben los atributos del 8aestroB .a religi*n que viene de /ios es la Inica que llevará a /ios. Para servirlo rectamente! debemos haber nacido del Esp7ritu divino. Este purificará el cora *n y renovará la mente! dándonos una capacidad nueva para conocer y amar al +eñor. Eos inspirará a obedecer voluntariamente todos sus requerimientos. Esto es verdadero culto. Tal es el fruto de la obra del Esp7ritu +anto. El Esp7ritu redacta cada oraci*n sincera! pira que sea aceptable a /ios. 6uandoquiera que un alma busca a /ios! se manifiesta la obra del Esp7ritu! y /ios se revela a esa alma. Esos son los adoradores que 3l busca. 2guarda para recibirlos y convertirlos en hi1os suyos. "0=! 1<'11'1<%() ",()

Pág. ;;

1$ de *eCrero ME CONCEDE )ODER DE ,O A,%O"# 0ás reci'ir%is la virtud del Es#íritu /anto que vendrá so're vosotros; y me ser%is testi"os en 3erusal%n y en toda 3udea y /amaria y !asta lo 6ltimo de la tierra. (@ec!os 1:8* El Esp7ritu +anto descender7a sobre los que amaran a 6risto. /e esta manera! gracias a la glorificaci*n de su 6apitán y por medio de ella! aqu3llos se pondr7an en condiciones de recibir los dones necesarios para cumplir su misi*n. El /ador de vida ten7a en sus manos no solamente las llaves de la muerte! sino todo un cielo de ricas bendiciones. Toda potestad le hab7a sido dada en el ciclo y en la tierra; y siendo que ocup* el lugar que le corresponde en los atrios celestiales! puede dispensar esas bendiciones a todos cuantos lo reciban. .a tierra fue! bauti ada con el poder del Esp7ritu. +e imparti* capacidad a los disc7pulos para que salieran a proclamar el nombre de 6risto! primero en Herusal3n! donde se hab7a efectuado la vergon osa obra de deshonrar al rey leg7timo! y luego en las par que más remotas de la tierra. Esa fue la evidencia de e 6risto hab7a sido entroni ado en su reino como 8ediador. "9E! ;;'%&'1(<<) /ios desea que los que reciban su gracia sean testigos de su poder. 2 aquellos cuya conducta ha sido más ofensiva para 3l los acepta libremente; cuando se arrepienten! les imparte su Esp7ritu /ivino; los coloca en las más altas posiciones de confian a! y los env7a al campamento de los desleales a proclamar su ilimitada misericordia. "/TC4A&,) /ios mismo ha tomado medidas para que cada alma que se dirige al +eñor pueda recibir la colaboraci*n inmediata de Hehová. El Esp7ritu +anto lo capacita con su eficacia. "0=! ;;'%-'1(<() .o que necesitarnos es el poder del Esp7ritu. Este logrará más en un minuto de lo que podr7amos reali ar con nuestras palabras. "8+ A1! 1<%-) El Esp7ritu se concede solamente a los que esperan humildemente en el +eñor! y buscan su direcci*n y su gracia. El poder de /ios aguarda a que lo pidan y reciban. 6uando se la reclama por fe! esta bendici*n prometida arrastra consigo todas las demás bendiciones. "0=! 1<'11'1<%() ",<) 1& de *eCrero ,EVAN%A -ANDERA CON%RA E, ENEMIGO"# ?endrá el enemi"o como río mas el es#íritu de 3e!ová levantará 'andera contra %l. (5sa. B1:11* HesIs nos concede el Esp7ritu +anto en gran medida para hacer frente a grandes necesidades! para auGiliar nuestra flaque a! para impartirnos firme consuelo. "0=! ;:'%:'1(<,) .os que continuamente estudian en la escuela de 6risto! serán capaces de proseguir el ritmo regular de su marcha! y los esfuer os satánicos por hacerles perder el equilibrio se verán notablemente frustrados. .a tentaci*n no es pecado HesIs era santo y puro; sin embargo! fue tentado en todo! como nosotros! aunque la tentaci*n que 3l sufri* ten7a tanta fuer a y poder que el hombre 1amás tendrá que soportar. +u triunfal resistencia nos de1* un brillante e1emplo! para que podamos seguir sus pisadas. +i tenemos confian a en nosotros mismos o si nos creemos 1ustos! nos veremos abandonados para caer en poder de la tentaci*n; pero si miramos a HesIs y confiamos en 3l! buscamos la ayuda de un poder que venci* al enemigo en el campo de batalla! y para cada tentaci*n 3l dará una salida. 6uando +atanás nos quiere avasallar con sus tentaciones! debemos hacer frente a Iltimas con la espada del Esp7ritu. HesIs será nuestro ayudador y levantará bandera contra 3l por nuestro bien. "&T4,;:) +e prometi* que el +anto Esp7ritu estar7a con los que batallaran por conseguir la victoria! en la manifestaci*n de todo su poder7o! para dotar al elemento humano con facultades sobrenaturales e instruir al ignorante en los misterios del reino de /ios. Es maravillosa la promesa de que el Esp7ritu +anto será el gran auGiliador. ... El Esp7ritu +anto que hab7an recibido capacit* a los disc7pulos! los ap*stoles! para permanecer firmes frente a toda clase de idolatr7a y para eGaltar Inicamente al +eñor. "8+ 1! 1(<;) Por medio de su Esp7ritu 6risto está presente en todas partes. 8ediante su Esp7ritu y sus ángeles 3l asiste a los hi1os de los hombres. "864-<A) "&%)

Pág. ;-

1( de *eCrero ME HARA SA-ER M3S DE CRIS%O"# El me "lori&icará: #orque tomará de lo mío y os lo !ará sa'er. (3uan 1.:1.* 6on estas palabras 6risto declara la obra culminante del Esp7ritu +anto. El Esp7ritu glorifica a 6risto convirti3ndolo en el supremo ob1eto de estima! y el +alvador llega a ser la delicia y el regoci1o del elemento humano en cuyo cora *n se obra esa transformaci*nB El arrepentimiento frente a /ios y la fe en Hesucristo son los frutos que genera el poder renovador de la gracia del Esp7ritu. El arrepentimiento representa el proceso por medio del cual el alma trata de refle1ar la imagen de 6risto ante el mundo. "6arta 1&&! 1<%;) 6risto les da el aliento de su propio esp7ritu! la vida de su propia vida. El Esp7ritu +anto despliega sus más altas energ7as para obrar en el cora *n y la mente. .a gracia de /ios ampl7a y multiplica sus facultades! y toda perfecci*n de la naturale a divina los auGilia en la obra de salvar almas. Por la cooperaci*n con 6risto! son completos en 3l! y en su debilidad humana son habilitados para hacer las obras de la Omnipotencia. "/TC4A&&) .a obra de la vida de un cristiano ser7a vestirse de 6risto y aseme1arse más perfectamente a 3l. .os hi1os de /ios deben progresar en su obra de aseme1arse a 6risto! nuestro modulo. /eben contemplar diariamente su gloria e incomparable eGcelsitud. "T841;;) >2h! si el bautismo del Esp7ritu +anto descendiera sobre vosotros! para que fuerais impregnados del Esp7ritu de /ios? Entonces! d7a tras d7a os ir7ais aseme1ando cada ve más a la imagen de 6risto! y cada acci*n de vuestra vida encerrar7a la pregunta4 5DClorificará esto al 8aestroF5 =aciendo el bien paciente y constantemente! buscar3is la gloria y el honor! y recibir3is el don de la inmortalidad. "0=! 1%'%&'1(<;) "&1) 1+ de *eCrero E, *RU%O DE, ES)IRI%U ES AMOR"# El &ruto del Es#íritu es: caridad "o+o #a+ tolerancia 'eni"nidad 'ondad &e mansedum're tem#lan+a: contra tales cosas no !ay ley. (Iál. B: 22=2-* Para todo el que cree! 6risto es como el árbol de vida del Para7so de /ios. +us ramas llegan hasta este mundo! para que las bendiciones que 3l adquiri* para nosotros! est3n a nuestro alcanceB Eos ha dado un 6onsolador! el Esp7ritu +anto! que nos presentará el precioso fruto del árbol de la vida. Podemos arrancar las frutas de este árbol y comer! y luego guiar a otros hacia 3l! para que tambi3n puedan alimentarse. "+T! ;;'1%'1(<:) El hombre que ama a /ios medita en su ley de d7a y de noche. $nsta a tiempo y fuera de tiempo. /a el fruto de un pámpano que tiene relaci*n viva con la vid hace el bien cuando se le presenta la oportunidad; y por todas partes y en todo momento halla ocasi*n de traba1ar por /ios. Es uno de los árboles perennes de /ios; transporta su fragancia dondequiera que va. Jna atm*sfera edificante rodea su alma. .a hermosura de su vida bien orientada y de su piadosa conversaci*n inspira fe! esperan a y valor en los demás. Esto es cristianismo puesto en práctica. Tratad de ser un árbol siempre verde. 6ubr7os con el ornato de un esp7ritu manso y sereno! que es de gran precio a la vista del +eñor. 2tesorad la gracia del amor! go o! pa ! benignidad y tolerancia. Este es el fruto del árbol cristiano. Plantado 1unto a r7os de aguas! siempre da su fruto a su tiempo. "0=! ;,'%('1(<A) +i tenemos el amor de 6risto en nuestra alma! como natural consecuencia revelaremos todos los otros dones4 go o! pa ! tolerancia! benignidad! bondad! fe! mansedumbre! templan aB 6uando el amor de 6risto sea atesorado en el cora *n B se sentirá su presencia. "0=! %,'%1' 1((A) "&;) 1. de *eCrero GO'O A )A'"# < el $ios de es#eran+a os llene de todo "o+o y #a+ creyendo #ara que a'und%is en es#eran+a #or la virtud del Es#íritu /anto. (2ol. 1:11* El +eñor ha resuelto que cada alma que obede ca su Palabra recibirá de su go o! y pa ! y su constante poder protector. Tales hombres y mu1eres se encuentran siempre cerca de 6risto! no

Pág. ;,

solamente cuando se arrodillan para orar en su presencia! sino cuando desempeñan las obligaciones de la vida. Hesucristo les prepar* una morada a su lado! donde la viola se ha purificado de todo lo grosero desagradable. 8ediante! esta continua comuni*n con 6risto! aqu3llos se convierten en colaboradores suyos en el curso de su vida. "0=! ;-'1%'1<%%) Eo hay palabras que puedan describir la pa y el go o que posee que toma a /ios por la palabra. .as aflicciones no lo perturban; los desprecios no lo hieren. =a crucificado el yo. /7a tras d7a sus obligaciones se vuelven más oprimente! las tentaciones! más fuertes! las aflicciones! más penosas; sin embargo! no vacila! porque recibe fortale a equivalente a su necesidad. "#$! ;:'%:'1<%;) .os que están aprendiendo a los pies de HesIs! ciertamente e1emplificarán el carácter de 6risto con su conducta y conversaci*nB +u eGperiencia cristiana se destaca no por el bullicio y la eGcitaci*n! sino por su go o contenido y reverente. +u amor por 6risto es una fuer a tranquila y apacible! aunque predominante. .a lu y el amor del +alvador que mora en ellos se revelan en todas sus palabras y acciones. "0=! -%'%&'1((;) Ocasiones hubo en que la bendici*n de /ios descendi* en respuesta a la oraci*n; de manera que cuando otras personas entraron en la habitaci*n! apenas cru aron el umbral! eGclamaron4 5>El +eñor está aqu7?5 +in que se pronunciara una palabra! se hab7a hecho sentir en forma señalada la bendita influencia de la presencia de /ios. El go o que desciende de 6risto palpitaba all7; y! en ese sentido! el +eñor hab7a estado en esa pie a tal como hab7a andado por las calles de Herusal3n! o cuando se apareci* a los disc7pulos que se! encontraban reunidos en el aposento alto! y les di1o4 KPa a vosotros5. "0=! %,' %1'1((A) "&-) 1/ de *eCrero %O,ERANCIA"# 2orro'orados de toda &ortale+a con&orme a la #otencia de su "loria #ara toda tolerancia y lar"ura de ánimo con "o+o. (2ol 1:11* El amor es la ley del reino de 6risto. El +eñor requiere que cada uno alcance una norma elevada. .a vida de sus hi1os! ha de revelar amor! mansedumbre y tolerancia. .a tolerancia nos permite soportarB muchas cosas! sin que tratemos de vengarnos por palabra o acci*n. "6arta 1(&! 1<%&) .a 5tolerancia5 es la paciencia inofensiva. +i sois tolerantes! no transmitir3is a los demás vuestro pretendido conocimiento de los errores y equivocaciones de vuestro hermano. Tratar3is de salvarlo! porque fue comprado con la sangre de 6risto. 50edargIyele entre ti y 3l solo4 si te oyere! has ganado a tu hermano.5 5=ermanos! si alguno fuere tomado en alguna falta! vosotros que sois espirituales! restaurad al tal con el esp7ritu de mansedumbre; considerándote a ti mismo! porque tI no seas tambi3n tentado.5 +er tolerante no significa ser sombr7o o andar triste! amargado o endurecido! es precisamente todo lo contrario. "0=! 1:'11'1((:) Tratad de vivir en pa con todos los hombres! y permitid que el ambiente que os rodee sea grato y de suave fragancia. El +eñor oye cualquier palabra necia que se pronuncia. +i lucháis contra la ego7sta naturale a humana! avan ar3is a paso firme en la obra de vencer las tendencias hereditarias y cultivadas que os arrastran hacia el mal. Por medio de la paciencia! $d tolerancia y la lenidad lograr3is mucho. 0ecordad que no os pueden humillar las eGpresiones insensatas de los demás; pero en cambio! cuando fiáis una respuesta necia! perd3is una victoria que podr7ais haber ganado. Tened cuidado con lo que dec7s. "6arta ;! 1<%-) .a tolerancia y la ausencia de ego7smo señalan las palabras y acciones de los que han nacido de nuevo para vivir la nueva vida en 6risto. "#$! %<'%,'1<%-) "&,) 10 de *eCrero -ENIGNIDAD"# C6 me diste asimismo el escudo de tu salud y tu 'eni"nidad me !a acrecentado. (2 /am. 22:-.* =ab3is de refle1ar la mansedumbre! la benignidad y el amor de 6risto. "CU4-A;) .a verdadera benignidad es una 1oya valios7sima a la vista de /ios "-T4&-:)

Pág. ;&

Eos hace falta un esp7ritu de benignidad. Eo podemos vivir como es debido en el seno de la familia sin poseerla. Para dominar a nuestros hi1os como se debe! debemos manifestar un esp7ritu de benignidad! mansedumbre y tolerancia. Eo desearemos seguramente revelar un esp7ritu censurador! irritable y regañ*n. +i les enseñamos a nuestros hi1os que deben manifestar benignidad! debemos poseerla nosotros +i queremos que manifiesten un esp7ritu de amor hacia nosotros! debemos mostrarnos benignos y afectuosos con ellos. 8ás no es necesario que los padres sean d3biles o muestren una tolerancia imprudente. .a madre debe ser firme y decidida. /ebe ser firme como una roca; no tiene que apartarse de lo que dieta el deber. +us leyes y reglas se deben obedecer siempre y ba1o toda circunstancia; pero debe conseguirlo con benignidad y mansedumbreB .os hi1os crecerán y se convertirán en hombres y mu1eres temerosos de /ios. "0=! ;1'1;'1((:) EingIn miembro de la familia puede encerrarse en s7 mismo! de modo que los demás no puedan sentir su influencia ni participar de su esp7ritu. .a eGpresi*n misma del semblante e1erce influencia para bien o para mal. +u esp7ritu y palabras! sus acciones y su actitud hacia los demás son inconfundiblesB +i está lleno del amor de 6risto! manifestará cortes7a! bondad! y afectuosa consideraci*n por los sentimientos de los demás. 2demás! transmitirá a quienes lo rodean! por medio de sus actos de amor! un sentimiento dulce y grato. +erá evidente que está viviendo para gloria de HesIsB # podrá decirle al 8aestro4 5Tu benignidad me ha acrecentado5. "#$! ;;'%&'1(<-) "&&) 11 de *eCrero -ONDAD"# El 'ueno alcan+ará &avor de 3e!ová. (Prov. 12:2* 2 la vista del 6ielo! la bondad genuina es la verdadera grande a. .a situaci*n de sus actitudes espirituales determina el valor de un hombre. Jna persona puede tener propiedades y capacidad intelectual! y sin embargo no valer nada! porque el fuego ardiente de la bondad 1amás se encendi* en el altar de su cora *n. ";T4-%&) .a bondad es lo que resulta cuando el poder divino transforma la naturale a humana. 2l creer en 6risto! la ra a ca7da que 3l redimi* puede obtener la fe que obra por el amor y que purifica el alma de toda impure a. 2parecen entonces los atributos que nos aseme1an a HesIs4 porque contemplándolo los hombres se transforman a su imagen de gloria en gloria! hasta adquirir su carácter. +e produce buen fruto. El carácter es modelado de acuerdo con la divina seme1an a! y se manifiesta integridad! rectitud y verdadera benevolencia hacia la ra a pecadora. "8+ ,;! 1<%%) El +eñor ha puesto a prueba a cada ser humano. El desea probarnos para ver si seremos buenos y si haremos bien en esta vida; para ver si puede encomendarnos rique as eternas y hacernos miembros de la familia real! hi1os del 0ey celestial. "6arta 1&! 1(<<) El bien que pod3is hacer no tiene l7mites. +i convert7s la Palabra de /ios en la norma de vuestra vida! y reg7s vuestros actos por sus preceptos! y si procuráis que todos vuestros prop*sitos y los esfuer os que hagáis para cumplir vuestro deber sean una bendici*n y no una maldici*n para los demás! triunfar3is. Os hab3is relacionado con /ios; os hab3is convertido en un conducto de lu para beneficio de los demás. 0ecibir3is el honor de llegar a ser colaboradores de HesIs; y no habrá para vosotros mayor honra que la de escuchar la bienaventurada bendici*n pronunciada por el +alvador4 O 9ien hecho! siervo fiel.5 "8#P41;&) "&:) $0 de *eCrero *E"# El justo en su &e vivirá. (@a'. 2:;* En cierta ocasi*n! mientras meditaba en el futuro! Q=abacucR di1o4 5+obre mi guarda estar3! y sobre la fortale a afirmar3 el pie! y atalayar3 para ver qu3 hablará en m7.5 # misericordiosamente el +eñor le contest*4 5Escribe la visi*n! y declárala en tablas! para que corra el que leyere en ellaB el 1usto en su fe vivirá5. .a fe que fortaleci* a =abacuc y a todos los santos y 1ustos de esos tiempos de tremenda tribulaci*n! era la misma fe que sostiene al pueblo de /ios de nuestros d7as. En las horas más sombr7as!

Pág. ;:

ba1o las circunstancias más prohibitivas! el creyente cristiano puede mantener su alma apoyada en la fuente de toda lu y poder. /7a tras d7a! gracias a la fe en /ios! su esperan a y valor pueden ser renovados. 5El 1usto en su fe vivirá.5 Eo hay por qu3 manifestar indiferencia! vacilaci*n ni temor al servir a /ios. El +eñor satisfará en eGceso las supremas eGpectativas de los que depositaron su confian a en 3l. .es concederá la sabidur7a que demanden diversas circunstancias y la necesidadB /ebemos atesorar y cultivar la fe de la que dieron testimonio profetas y ap*stoles; la fe que se aferra a las promesas de /ios y que aguarda el libramiento en la forma y el momento señalados. .a segura palabra prof3tica se cumplirá totalmente en ocasi*n de la gloriosa venida de nuestro +eñor y +alvador Hesucristo! cuando venga como 0ey de reyes y +eñor de señores. El per7odo de espera tal ve pare ca largo; qui á el alma se sienta abrumada por circunstancias desanimadoras; tal ve muchas personas en quienes depositamos nuestra confian a caigan en el camino; mas! 1untamente con el profeta que trataba de animar a Hudá en una 3poca de apostas7a sin parang*n! declaremos confiadamente4 5El +eñor está en su santo templo4 calle delante de 3l toda la tierra.5 0ecordemos siempre el animador mensa1e4 5.a visi*n tardará aIn por tiempoB aunque se tardare! esp3ralo! que sin duda vendrá; no tardaráB El 1usto en su fe vivirá.5 "P04-(:'-(() "&A) $1 de *eCrero MANSEDUM-RE"# Encaminará a los !umildes #or el juicio y ense4ará a los mansos su carrera. (/almo 2B:1* HesIs ama a los 1*venes. . . . .os insta a que aprendan de 3l a ser mansos y humildes de cora *n. Esta valiosa virtud se ve rara ve entre los 1*venes de nuestros d7as! aIn entre los que profesan el cristianismo. +us propios caminos les parecen rectos. 2l aceptar el nombre de 6risto no aceptan su carácter ni se someten a llevar su yugo. Por lo tanto! no conocen en absoluto el go o y la pa que se disfrutan a su servicio. "#$! ;1'11'1((-) .a mansedumbre es una virtud preciosa! que nos capacita para! sufrir en silencio y soportar pruebas. .a mansedumbre es paciente y lucha por sentirse feli en cualquier circunstancia. Es siempre agradecida y eleva sus propios himnos de dicha! creando melod7as en el cora *n del +eñor. .a mansedumbre sufrirá desengaños y ultra1es sin vengarse. "-T4--&) Jn esp7ritu manso y apacible nunca buscará la felicidad como tal; sino que tratará de olvidarse de s7 misma! y de hallar suave alegr7a y verdadera satisfacci*n en la tarea de hacer felices a los demás. "-T4&-:) Eo ser3is grandes a la vista de /ios porque procur3is llegar a la cumbre de la eminencia; en cambio la vida humilde de bondad! y fidelidad os hará ob1eto de especial protecci*n de parte de los ángeles celestiales. El =ombre modeloB viv* casi treinta años en una desconocida aldea de Calilea! oculta entre las colinas. Toda la hueste ang3lica estaba a su disposici*n; sin embargo 1amás pretendi* ser grande o eGcelsoB Era un carpintero que traba1aba a sueldo! un siervo de todos aquellos por quienes traba1aba! con lo cual demostr* que el 6ielo puede estar muy cerca de nosotros en medio de las profesiones y oficios comunes de la vida! y que los ángeles de los atrios celestiales velarán los pasos de los que entran y salen segIn las *rdenes de /ios. "E. EV ;,! páginas 1';) El fruto perfecto de la fe! la mansedumbre y el amor! a menudo madura me1or entre las nubes tormentosas y la obscuridad. ".P4&-) "&() $$ de *eCrero ,A )ROMESA DE )ODER"# Porque 3uan a la verdad 'auti+, con a"ua mas vosotros ser%is 'auti+ados con el Es#íritu /anto no muc!os días des#u%s de %stos. (@ec!os 1:B* Eo es debido a que /ios imponga alguna restricci*n por lo que las rique as de su gracia no afluyen hacia los hombres. +u don es divino. El ha dado con una liberalidad que los hombres no pueden apreciar! porque no tienen deseos de recibir. +i estamos dispuestos a recibir! todos seremos llenos del Esp7ritu +antoB Eos satisface demasiado fácilmente el ri amiento de la superficie de las aguas! cuando podr7amos esperar la profunda agitaci*n del Esp7ritu de /ios. "0=! 1%'%:'1<%;)

Pág. ;A

6uando recibamos ese don! todos los demás serán nuestros porque debemos poseer este don de acuerdo con la plenitud de las rique as de la gracia de 6risto. # 3l está dispuesto a abastecer a cada alma segIn la capacidad que tenga de recibir. Por consiguiente! no nos satisfagamos con una pequeña parte de esta bendici*n! solamente con la porci*n que impedirá que caigamos en el letargo de la muerte. En cambio! busquemos con diligencia la abundancia de la gracia de /ios. "0=! ;<'%-'1(<;) +e nos ha hecho una promesa tras otra! asegurándonos que recibir7amos la plenitud del poder de /ios. Pero tan d3bil es nuestra fe que no nos aferramos a ese poder. >2h! cuánto necesitamos una fe ardiente y viva en las verdades de la Palabra de /ios? 8e preocupa constantemente esta gran necesidad del pueblo de /iosB DLu3 se puede hacer para inducirlos a comprender que estamos viviendo en las Iltimas horas de la historia terrenalF ... /ebemos afanarnos por conseguir una fe que se asga del bra o de Hehová. "0=! %1'%,'1<%<) @nicamente a aquellos que esperan humildemente en /ios! que velan para tener su direcci*n y gracia! se da el Esp7ritu. El poder de /ios aguarda que ellos lo pidan y lo reciban. Esta bendici*n prometida! reclamada por la fe! trae todas las demás bendiciones en su estela. +e da segIn las rique as de la gracia de 6risto! y 3l está listo para proporcionarla a toda alma segIn su capacidad para recibirla. "/TC41<<) "&<) $& de *eCrero )RE)ARACION )ARA RECI-IR ESE )ODER"# Arre#entíos y convertíos #ara que sean 'orrados vuestros #ecados; #ues que vendrán los tiem#os del re&ri"erio de la #resencia del /e4or. (@ec!os -:11* En ve de permitir que el Esp7ritu +anto obre en ellos! muchas personas! aun entre los que se han dedicado a la solemne obra de /ios! impiden que aqu3l e1er a su sagrada y vivificadora influencia. 6on toda libertad critican y 1u gan a sus hermanos; sin embargo! no se dan cuenta de cuánto necesitan contemplarse en el espe1o divino para ver qu3 clase de esp7ritu están revelando. 6onsideran que sus defectos de carácter son verdaderas virtudes! y se aferran a ellosB /ebe verificarse una obra de reforma y arrepentimiento. Todos tienen que procurar el derramamiento del Esp7ritu +anto. 6omo en el caso de los disc7pulos despu3s de la ascensi*n de 6risto! tal ve requiera varios d7as en que se busque fervorosamente a /ios y se deseche el pecado. 6uando el Esp7ritu +anto obre en los hi1os de /ios! 3stos manifestarán un celo paralelo a su conocimientoB 0efle1arán la lu que /ios ha estado irradiando durante años. +e desechará el esp7ritu de cr7tica. $mpregnados del esp7ritu de humildad! estarán todos unánimes! unidos los unos a los otros y a 6risto. "8+ 1%A! 1<%-) 6uando un hombre está lleno del Esp7ritu! cuanto más penosas son las pruebas y aflicciones que soporta! tanto más claramente demuestra que es un representante de 6risto. +e advierte en su semblante la pa que mora en el alma. +us palabras y acciones eGpresan el amor del +alvador. #a no se lucha por conseguir el puesto más elevado. +e ha renunciado al yo. El nombre de HesIs resalta en todo lo que se dice y hace. "0=! 1%'%:'1<%;) 6uando la verdad en toda su sencille sea vivida en todas partes! /ios obrará por medio de sus ángeles tal como obr* en el d7a de Pentecost3s. Entonces los cora ones serán transformados tan completamente que se manifestará la influencia de la verdad genuina! en la forma que simboli a el descanso del Esp7ritu +anto. "+pecial Testimonie! +erie 9 EV A! página :,) ":%) $( de *eCrero ,A ES)ERA DE, )ODER"# ?osotros asentad en la ciudad de 3erusal%n !asta que seáis investidos de #otencia de lo alto. (Auc. 2;:;1* Toda alma verdaderamente convertida sentirá un deseo ardiente de llevar a otros de las tinieblas del error hacia la lu admirable de la 1usticia de Hesucristo. El eGtraordinario derramamiento del Esp7ritu de /ios! que iluminará toda la tierra con su gloria! no ocurrirá hasta que haya un pueblo instruido en la verdad! que cono ca por eGperiencia lo que significa ser colaboradores 1untamente con

Pág. ;(

/ios. 6uando hayamos mostrado absoluta y sincera consagraci*n al servicio de 6risto! /ios mostrará su aceptaci*n mediante el derramamiento de su Esp7ritu sin medida; pero esto no sucederá mientras la mayor parte de los miembros de la iglesia no sean coad1utores de /ios. El +eñor no puede derramar su Esp7ritu cuando el ego7smo y la complacencia con la propia conducta son tan manifiestas; cuando prevalece un esp7ritu tal que! de eGpresarse en palabras! formular7a la pregunta con que 6a7n respondi* a /ios4 5D+oy yo guarda de mi hermanoF...5 6uando el cora *n de los creyentes está encendido con el amor de /ios! aqu3llos traba1arán constantemente por HesIs. 0evelarán la mansedumbre de 6risto y un prop*sito inconmovible que no vacilará ni admitirá desánimo. /ios empleará hombres humildes en el desempeño de su obra! pues hay una enorme viña que requiere obreros. "0=! ;1'%:'1(<:) .a promesa del Esp7ritu +anto no se limita a ninguna edad ni ra a. 6risto declar* que la influencia divina de su Esp7ritu estar7a con sus seguidores hasta el fin. /esde el d7a de Pentecost3s hasta ahora! el 6onsolador ha sido enviado a todos los que se han entregado plenamente al +eñor y a su servicioB6uanto más cerca de /ios han andado los creyentes! más clara y poderosamente han testificado del amor de su 0edentor y de su gracia salvadora. .os hombres y mu1eres que a trav3s de largos siglos de persecuci*n y prueba han go ado de una gran medida de la presencia del Esp7ritu en sus vidas! se han destacado como señales y prodigios en el mundo. "=2p4-A) ":1) 2B de >e'rero AA )E2EP258L $EA P8$E).= < de re#ente vino un estruendo del cielo como de un viento recio que corría el cual !inc!i, toda la casa donde esta'an sentados. . < &ueron llenos del Es#íritu /anto. (@ec!os 2:;* +obre los disc7pulos que esperaban y oraban vino el Esp7ritu con una plenitud que alcan * a todo cora *n. El +er $nfinito se revel* con poder a su iglesia. Era como si durante siglos esta influencia hubiera estado restringida! y ahora el 6ielo se regoci1ara en poder derramar sobre la iglesia las rique as de la gracia del Esp7ritu. "=2p4;<) El derramamiento del Esp7ritu +anto en los d7as de los ap*stoles fue 5la lluvia temprana; y el resultado de la misma fue glorioso. Pero la lluvia tard7a será más abundante. "+T! 1A'%;'1<1,) 2l fin del tiempo! la presencia del Esp7ritu ha de morar con la iglesia fiel. Pero cerca del fin de la siega de la tierra! se promete una concesi*n especial de gracia espiritual! para preparar a la iglesia para la venida del =i1o del hombre. Este derramamiento del Esp7ritu se compara con la ca7da de la lluvia tard7a; y en procura de este poder adicional! los cristianos han de elevar sus peticiones al +eñor de la mies 5en la sa *n tard7a.5 "Wac. 1%41). En respuesta! 5Hehová hará relámpagos! y os dará lluvia abundante5. 5=ará descender sobre vosotros lluvia temprana y tard7a.5 "Hoel ;4;-). @nicamente los que est3n recibiendo constantemente nueva provisi*n de gracia! tendrán una fuer a proporcionada a su necesidad diaria y a su capacidad de emplearla. En ve de esperar algIn tiempo futuro en que! mediante el otorgamiento de un poder espiritual especial! sean milagrosamente hechos id*neos para ganar almas! se entregan diariamente a /ios! para que los haga vasos dignos de ser empleados por 3l. /iariamente están aprovechando las oportunidades de servir que están a su alcance. /iariamente están testificando por el 8aestro dondequiera que est3n! ora sea en alguna humilde esfera de traba1o o en el hogar! o en un ramo pIblico de utilidad. "=2p4,1',;) ":;) $. de *eCrero E, %ES%IMONIO DE, )ODER"# < los a#,stoles da'an testimonio de la resurrecci,n del /e4or 3es6s con "ran es&uer+o; y "ran "racia era en todos ellos. (@ec!os ;:--* D6uál fue el resultado del derramamiento del Esp7rituF 8illares de personas se convirtieron en un d7a. .a espada del Esp7ritu! nuevamente afilada con poder y bañada en los rayos del 6iclo! se abri* camino en medio de la incredulidad! venciendo los elementos satánicos! y magnificando al +eñor como poseedor de supremo poder.

Pág. ;<

Por todas partes se proclamaba el Evangelio. .os que lo pregonaban no ten7an que1as que presentar. El cora *n de los disc7pulos! estaban embargado de una benevolencia tan plena! tan profunda! tan amplia! que se sent7an impelidos a ir hasta los confines de la tierra testificando4 /ios no permita que nos gloriemos salvo en la cru de 6risto. 8ientras proclamaban el Evangelio como potencia de /ios para salud! los cora ones ced7an a la influencia del Esp7ritu. 6ada d7a se añad7a nuevo territorio a la iglesia. Por todas partes los conversos confesaban a 6risto. .os que hab7an sido impugnadores más acerbos de la verdad! se convert7an en los campeones de la predicaci*n. .os disc7pulos se sent7an abrumados por la carga de la salvaci*n de las almas. =ab7a que llevar el Evangelio a las regiones más remotas de la tierra; as7 que reclamaron el derramamiento del poder que 6risto hab7a prometido. Entonces descendi* el Esp7ritu +anto! y miles de personas se convirtieron en un d7a. .o mismo puede ocurrir ahora. En ve de predicar especulaciones humanas! anInciese la Palabra de /ios. /esechen los cristianos sus disensiones y entr3guense a /ios para la salvaci*n de los perdidos. Pidan la bendici*n con fe! y 3sta vendrá. "6arta ;1-! 1<%-) El celo de /ios impuls* a los disc7pulos a dar testimonio de la verdad con estupendo poder. DEo deber7a arrebatar nuestros cora ones el mismo celo! resolvi3ndonos a contar la historia del amor redentor de 6risto crucificadoF "Uatchman! ;;'%&'1<%:) ":-) $/ de *eCrero DESEO RECI-IR ESE )ODER"# < será que des#u%s de esto derramar% mi Es#íritu so're toda carne y #ro&eti+arán vuestros !ijos y vuestras !ijas; vuestros viejos so4arán sue4os y vuestros mance'os verán visiones. (3oel 2:28=21* Mivimos en los Iltimos d7as! en una 3poca en que podemos esperar mucho del +eñor. Estas palabras deber7an llevarnos al trono de la gracia para pedirle grandes cosas. +e ha hecho la promesa de que el Esp7ritu +anto se derramará sobre hombres y mu1eres! sobre hi1os e hi1as; y 5cualquiera que invocare el nombre del +eñor será salvo.5 Esto pone en evidencia una obra maravillosa que está por hacerse; y para poder reali arla necesitamos recibir diariamente el poder de conversi*n de /ios en nuestro cora *n. Euestro es el privilegio de eGperimentar eso. El cielo está saturado de bendiciones! y nuestra es la oportunidad de invocar las ricas promesas de /ios para nuestro beneficio. Es necesario que busquemos al +eñor d7a y noche! para saber eGactamente qu3 pasos tomar y c*mo obrar. El +eñor nos destina una obra especial a cada uno. 2l ver la impiedad del mundo desplegada en los tribunales y publicada en los diarios! acerqu3monos a /ios! y con fe viva aferr3monos a sus promesas! para que la gracia de 6risto se manifieste en nosotros. Podr7amos e1ercer una influencia poderosa en el mundo. +i el poder de conversi*n de /ios mora en nosotros! estaremos capacitados para guiar las almas pecadoras a la conversi*n. "0=! %1'%,'1<%<) 8ientras se desarrollen las escenas finales de la historia del mundo! muchosB niños y 1*venes Qque hayan recibido una verdadera educaci*n cristianaR asombrarán a la gente mediante el testimonio que den de la verdad! con sencille ! aunque con vigor y poder. +e les enseñ* a temer al +eñor! y sus cora ones fueron suavi ados merced al esmerado estudio de la 9iblia! acompañado de oraci*n. En un futuro cercano! muchos niños serán dotados del Esp7ritu de /ios! y efectuarán la obra de proclamar la verdad al mundoB.levarán a cabo una tarea que ni las potencias del mal podrán contrarrestar. "6PT41::'1:A) ":,) $0 de *eCrero I,UMINARA %ODA ,A %IERRA"# “< des#u%s de estas cosas vi otro án"el descender del cielo teniendo "rande #otencia y la tierra &ue alum'rada de su "loria”. (A#oc. 18:1* +e acerca el fin de todas las cosas. /ios se acerca a cada entendimiento que se abre para recibir las impresiones de su +anto Esp7ritu. Está enviando mensa1eros con la misi*n de amonestar cada localidad. /ios está poniendo a prueba la devoci*n de sus iglesias! y su disposici*n a obedecer las indicaciones del Esp7ritu. 2umentará el conocimiento. +e verá a los mensa1eros del 6ielo que correrán

Pág. -%

de aqu7 para allá! tratando! por todos los medios posibles! de advertir a la gente respecto al 1uicio venidero! y de presentar las alegres nuevas de salvaci*n por medio de nuestro +eñor Hesucristo. +e eGaltará la norma de 1usticia. El Esp7ritu de /ios se acercará a los cora ones de los hombres! y los que respondan a su influencia se convertirán en luces para el mundo. Por todas partes se los verá ir de un lado al otro para transmitir a los demás la lu que habrán recibido! tal como ocurr7a despu3s del derramamiento del Esp7ritu +anto! en el d7a de Pentecost3s. # al de1ar brillar su lu ! recibirán cada ve más poder del Esp7ritu. .a tierra se iluminará con la gloria de /ios. "0=! 1:'%('1(<&) Este mensa1e culminará con poder y fortale a que eGcederán en mucho al clamor de medianoche. .os siervos de /ios! dotados de poder de lo 2lto! iluminados sus rostros! irradiando santa consagraci*n! saldrán a proclamar el mensa1e del 6ielo. "PE4;A(';A<) 8uchos alababan a /ios. .os enfermos eran sanados y se efectuaban otros milagros. +e advert7a un esp7ritu de oraci*n como lo hubo antes del gran d7a de Pentecost3s. Me7ase a centenares y miles de personas visitando las familias y eGplicándoles la Palabra de /ios. .os cora ones eran convencidos por el poder del Esp7ritu +anto! y se manifestaba un esp7ritu de sincera conversi*n. En todas partes las puertas se abr7an de par en par para la proclamaci*n de la verdad. El mundo parec7a iluminado por la influencia divina. "&T+4;;%) "::) MAR'O UNA VIDA CONSAGRADA 01 de Mar9o ES%ER"# Aunque no sea con&orme a la ley; y si #ere+co que #ere+ca. (Ester ;:1.* +e hab7a señalado cierto d7a en el que los 1ud7os ser7an destruidos y se confiscar7an todas sus propiedades. .e1os estaba el rey de sospechar los abarcamos resultados que se habr7an producido al e1ecutarse totalmente ese decreto. +atanás mismo! oculto instigador del maligno plan! estaba tratando de eliminar del planeta a los que conservaban el conocimiento del verdadero /iosB Pero la trampa del enemigo se vio derrotada por un Poder que impera entre los hi1os de los hombres. /ada la providencia de /ios! Ester! mu1er 1ud7a que tem7a al 2lt7simo! fue elegida reina del imperio 8edo'persa. 8ardoqueo era un pariente cercano de ella. En situaci*n tan eGtrema decidieron apelar a Her1es en beneficio de su pueblo. Ester se atrever7a a presentarse ante 3l como intercesora. 5D# qui3n sabeOle di1o 8ardoqueoOsi para esta hora te han hecho llegar al reinoF5 .a crisis que afrontaba Ester eGig7a una acci*n en3rgica y rápida; pero tanto ella como 8ardoqueo comprend7an que a menos que /ios obrara poderosamente en beneficio de ellos! sus propios esfuer os ser7an vanos. /e modo que Ester dedic* un tiempo a la comuni*n con /ios! fuente de su fortale a. 5Me''indic* a 8ardoqueoOy 1unta a todos los 1ud7os que se hallan en +usán! y ayunad por m7! y no comáis ni bebáis en tres d7as! noche ni d7a4 yo tambi3n con mis doncellas ayunar3 igualmente! y as7 entrar3 al rey! aunque no sea conforme a la ley; y si pere co! que pere ca.5"P04:%%' :%1) 2 toda casa y toda escuela! a todo padre! maestro y niño! se hace en esta crisis la pregunta hecha a Ester en aquella crisis decisiva de la historia de $srael4 5DLui3n sabe si para esta hora te han hecho llegar al reinoF5 "Ed4;&:) ":A) 0$ de Mar9o )A-,O"# En mi #rimera de&ensa nin"uno me ayud, antes me desam#araron todos. . . . 0as el /e4or me ayud, y me es&or+, #ara que #or mí &uese cum#lida la #redicaci,n y todos los "entiles oyesen. (2 Cim. ;:1.=17* Pablo está frente a Eer*n. >Lu3 contraste notable? . . . Eer*n no ten7a rival en poder y grande a mundanosB+in dinero! sin amigos! sin conse1ero! Pablo hab7a sido sacado de una ma morra para que fuera 1u gado su derecho a la vida. . . .

Pág. -1

El semblante del monarca conservaba las huellas de las pasiones que bull7an en su interior; el rostro del prisionero revelaba la historia de un cora *n que estaba en pa con /ios y con los hombres. Ese d7a se pusieron frente a frente los resultados de dos sistema4 de educaci*n opuestos4 una vida de complacencia propia sin l7mites y otra de abnegaci*n absoluta. 2ll7 estaban los representantes de dos teor7as ente a la vida4 ego7smo avasallador! que considera que nada es demasiado valioso para ser sacrificado en aras de un placer pasa1ero! y abnegada resistencia! dispuesto a entregar la vida misma! si fuera necesario! por el bien de los demásB El pueblo y los 1uecesB hab7an presenciado muchos 1uicios y hab7an contemplado muchos criminales; pero nunca tuvieron oportunidad de ver un =ombre que eGpresara tan santa serenidadB +us palabras hicieron vibrar los cora ones de los más desalmados4 .a verdad! clara y convincente! desbarat* el error. .a lu resplandeci* en la mente de muchos que más tarde! siguieron go osamente sus rayos... $ndic* a sus oyentes el sacrificio que se hab7a hecho por la ra a ca7daB 2s7 pleitea el abogado de la verdad; fiel entre los que no tiene fe! leal entre los desleales! se yergue como representante de /ios y su vo es una vo celestial. Eo se evidencia temor! triste a ni desaliento en sus palabras ni aspectoB +us palabras son como un grito de victoria que se eleva sobre el estruendo de la batalla. "+T! %&'1;'1<%:) Permitamos que hable este h3roe de la fe4 58e go o en la flaque as! en afrentas! en necesidades! en persecuciones! en angustia por 6risto.5 "0=! ;%'%&'1((,) ":() 0& de Mar9o JOSE"# < dijo >ara,n a sus siervos: 9@emos de !allar otro !om're como %ste en quien !aya es#íritu de $ios: < dijo >ara,n a 3os%: Pues que $ios te !a !ec!o sa'er todo esto no !ay entendido ni sa'io como t6: serás so're mi casa y #or tu dic!o se "o'ernará todo mi #ue'lo: solamente en el trono ser% yo mayor que t6. (I%n. ;1:-8=;F* /e la ma morra donde estaba! Hos3 fue elevado al cargo de gobernador de todo el pa7s de Egipto. Era 3se un puesto muy honroso! aunque acechado por dificultades y peligros. Eadie puede ocupar un cargo elevado sin correr riesgos. Tal como la tempestad avan a sin dañar la humilde florecilla del valle! pero desarraiga el alt7simo árbol que corona la montaña! aquellos que mantienen su integridad en las actividades de una vida humilde pueden verse arrastrados a la sima por las tentaciones que asedian frente al 3Gito y los honores humanos. Pero el carácter de Hos3 pas* la prueba impuesta por la advertencia como por la prosperidad. 8anifest* tanta fidelidad hacia /ios cuando entr* en el palacio del fara*n como cuando estaba prisionero en el calabo o. Era todav7a eGtran1ero en un pa7s pagano; segu7a separado de su familia! donde se adoraba a /ios; sin embargo cre7a firmemente que la mano divina hab7a dirigido sus pasos! y confiando constantemente en el +eñor! desempeñ* fielmente sus obligaciones. Por medio de 3l la atenci*n del rey y los grandes de Egipto se dirigi* hacia el verdadero /ios; yB aprendieron a respetar los principios que se revelaban en la vida y el carácter del adorador de Hehová. D6*mo se prepar* Hos3 para de1ar un registro tal de firme a de carácter! rectitud y sabidur7aF En los años de su 1uventud siempre hab7a prestado más atenci*n al deber que a las propias inclinaciones; y la integridad! la sencilla confian a y noble carácter del 1oven fructificaron en las acciones del hombreB El hecho de que hubiera cumplido fielmente el deber en cualquier situaci*n! desde el más humilde hasta el más elevado! hab7a adiestrado todas sus facultades para rendir el servicio más alto. El que vive de acuerdo con la voluntad de /ios! se asegura el desarrollo más genuino y noble del carácter. "PP41<() ":<) 0( de Mar9o ES%E-AN7 E, )RIMER MAR%IR"# < a#edrearon a Este'an invocando %l y diciendo: /e4or 3es6s reci'e mi es#íritu. < #uesto de rodillas clam, a "ran vo+: /e4or no les im#utes este #ecado. < !a'iendo dic!o esto durmi,. (@ec!os 7:B1=.F*

Pág. -;

Esteban! hombre amado por /ios! que laboraba por ganar almas para 6risto! perdi* la vida porque dio un triunfal testimonio del +alvador crucificado y resucitado. . . . El odio que los enemigos de la verdad hab7an mostrado por el =i1o de /ios! lo revelaron en el odio que sent7an por sus seguidores. Eo pod7an soportar que se hablara de 2quel a quien hab7an crucificado! y el hecho de que Esteban diera un testimonio tan valiente! los llen* de furorB Miendo la lu del rostro de Esteban! los hombres que ocupaban puestos de autoridad! tuvieron evidencias de su origen divino. Pero las despreciaron. >O1alá hubieran prestado atenci*n? >O1alá se hubieran arrepentido? Pero no lo hicieron. "8+ 11! 1<%%) 6uando fue llamado a sufrir por amor de 6risto! Esteban no vacil*. .ey* su destino en la cruel fisonom7a de sus perseguidores. # no vacil* en darles el Iltimo mensa1e que iba a presentar ante los hombres. .evant* los o1os hacia la altura y di1o4 5=e aqu7! veo los cielos abiertos! y al =i1o del hombre que está a la diestra de /ios.5 Todo el cielo estaba interesado en este caso. HesIs se hab7a levantado del trono de su Padre! y se inclinaba hacia el mundo! contemplando el rostro de su siervo! e iluminando su semblante con los rayos de su propia gloria; y los hombres quedaron at*nitos cuando vieron el rostro de Esteban iluminado como si hubiera sido el de un ángel. .a gloria de /ios brill* sobre 3l! y mientras contemplaba el rostro de su +eñor! los enemigos de 6risto lo mataron a pedradas. DEo ser7a dable pensar que 3sta es una muerte horribleF +in embargo 3l no tem7a la muerte! y emple* su Iltimo aliento en una oraci*n pidiendo al +eñor que perdonara a sus perseguidores. HesIs nos ha facilitado el camino en lo posible! y quiere que sigamos sus pisadas; porque si lo hacemos! seremos participantes de 6risto y de su gloria. "0=! ;<'%,'1(<%) "A%) 0+ de Mar9o %RES HE-REOS I,US%RES"# @e aquí nuestro $ios a quien !onramos #uede li'rarnos del !orno de jue"o ardiendo; y de tu mano o! rey nos li'rará. < si no se#as o! rey que tu dios no adoraremos ni tam#oco !onraremos la estatua que !as levantado. ($an. -:17=18* /ura fue la prueba que arrostraronB estos 1*venes cuando Eabucodonosor public* el edicto que obligaba a todos los funcionarios del reino a reunirse para la dedicaci*n de la enorme imagen! y a arrodillarse y adorarla cuando sonaran los instrumentos de mIsica. +i alguno desobedec7a esa orden! inmediatamente ser7a arro1ado en un horno ardiente. .a idea de adorar esa imagen hab7a nacido en el c7rculo de los sabios de 9abilonia! quienes quer7an que los 1*venes hebreos se unieran a su culto idolátrico. Estos eran magn7ficos cantores! y los caldeos quer7an que olvidaran su /ios y aceptaran el culto de los 7dolos babil*nicos. .leg* el d7a señalado! y cuando reson* la mIsica! la inmensa muchedumbre que se hab7a congregado obedeciendo la orden del rey! 5se postraron! y adoraron la estatua de oro.5 Pero estos 1*venes fieles no se arrodillaronB Entonces el rey orden* que se calentara el horno siete veces! más que de costumbre; una ve cumplida la orden! arro1aron a los hebreos adentro. Tan fuerte era el calor de las llamas que los hombres que arro1aron a los hebreos en el horno murieron quemados. /e pronto el semblante del rey se demud* de terrorB Tr3mula su vo por la eGcitaci*n! el monarca eGclam*4 K=e aqu7 que yo veo cuatro varones sueltos! que se pasean en medio del fuego! y ningIn daño hay en ellos4 y el parecer del cuarto es seme1ante a hi1o de los dioses5. "#$! %A'%,'1<%() /e siglo en siglo los h3roes de la fe se han destacado por su fidelidad hacia /ios! y muchas veces se los ha señalado frente al mundo! para que su lu pudiera iluminar a los que estaban en tinieblas. /aniel y sus tres compañeros son ilustres e1emplos de hero7smo cristianoB 2l considerar lo que les ocurri* en la corte de 9abilonia! podemos darnos cuenta de lo que /ios hará por aquellos que le sirven con firme prop*sito de cora *n. "#$! ;<'1%'1<%A) "A1) 0. de Mar9o ,O 2UE DIOS RE2UIERE DE MI"# ?elad estad &irmes en la &e; #ortaos varonilmente y es&or+aos. (1 2or. 1.:1&=

Pág. --

6risto les di1o a sus disc7pulos que en el mundo tendr7an tribulaci*n. +erian llevados a la presencia de reyes y gobernantes por causa de HesIs. +e les levantar7a toda clase de calumnias! y los que les quitaran la vida creer7an estar sirviendo a /ios. #! en el transcurso de los siglos! todos los que vivieron vidas piadosas! han sufrido persecuci*n de una u otra maneraB+oportaron todos los ultra1es! ofensas y crueldades que +atanás pudo inspirar a las mentes humanas. El mundo está actualmente en pugna con la religi*n genuina tal como lo ha estado siempreB +urgirá el esp7ritu de persecuci*nBcontra los fieles! que no transigen con el mundo! ni se de1an influir por sus opiniones! su favor u oposici*n. Jna religi*n que da testimonio en favor de la santidad! que reprende el orgullo! el ego7smo! la avaricia y los pecados de moda! será odiada por el mundo y por los cristianos superficiales. Eo os asombr3is! 1*venes amigos! si el mundo os detesta; porque odi* al 8aestro antes que a vosotros. 6uando sufr7s vituperio y persecuci*n! estáis en eGcelente compañ7a; porque HesIs soport* todo eso y mucho más. +i sois fieles centinelas de /ios! esas aflicciones son un honor para vosotros. .os esp7ritus heroicos! que permane can fieles aunque est3n solos! serán los que ganarán la corona incorruptible. . . . El camino que lleva a la vida eterna es estrecho y angosto! y tendr3is que avan ar venciendo muchas dificultades; más merced a un esfuer o perseverante podr3is ganar la vida eterna4 el patrimonio futuro e inmortal. # el descanso y la pa ! y la gloria al final de la 1ornada pagarán con creces cada esfuer o y sacrificio que podáis hacer. "#$! ;('%&'1((,) "A;) / de Mar9o ASI SERD UN HEROE"# 0ejor es el que tarde se aíra que el &uerte; y el que se ense4orea de su es#íritu que el que toma una ciudad. (Prov. 1.:-2* =a vencido el yo que es el enemigo más fuerte que el hombre debe enfrentar. .a evidencia suprema de noble a en el cristiano es el dominio propio. El que puede permanecer inconmovible en medio de una tempestad de ofensas es uno de los h3roes de /iosB El que ha aprendido a dominar su esp7ritu estará por encima de los desprecios! desdenes y molestias a que están eGpuestos diariamente! y 3stos no podrán ensombrecer su esp7ritu. /ios tiene el prop*sito de que el ma1estuoso poder de la ra *n santificada y controlada por la gracia divina! domine en la vida de los seres humanos. El que domina su esp7ritu está en plena posesi*n de su poder. "+T! ;&'%&'1<%,) El hombre o la mu1er que conserva el equilibrio de la mente cuando se ve tentado a ceder a la pasi*n! se eleva más a la vista de /ios y de los santos ángeles que los más renombrados generales que hayan conducido un e13rcito a la batalla y la victoria."C=! 11'1((%) .o que los 1*venes necesitan es hero7smo cristiano. .a palabra de /ios declara que el que domina su esp7ritu es me1or que el que toma una ciudad. /ominar el propio esp7ritu significa mantenerse sometido a disciplinaB Es necesario que traten fervorosamente de lograr en su vida la perfecci*n que revela la vida del +alvador! de manera que cuando 6risto venga! est3n preparados para entrar por las puertas de la ciudad de /ios. El amor abundante y la presencia de /ios en el cora *n nos proporcionarán la facultad del dominio propio y modelarán la mente y el carácter. .a gracia de 6risto dentro de nuestra vida dirigirá los ideales! prop*sitos y talentos hacia conductos que nos proporcionarán poder moral y espiritual4 poder 3ste que los 1*venes no tendrán que de1ar en este mundo! sino que llevarán consigo al entrar en la vida futura! y retendrán en el transcurso de los siglos eternos. "#$! 1;'11'1<%A) "A-) 00 de Mar9o NO AMAR E, MUNDO"# Lo am%is al mundo ni las cosas que están en el mundo. /i al"uno ama al mundo el amor del Padre no está en %l. Porque todo lo que !ay en el mundo la concu#iscencia de la carne y la concu#iscencia de los ojos y la so'er'ia de la vida no es del Padre mas es del mundo. (1 3uan 2:1B= 1.*

Pág. -,

.os 1*venes de nuestra 3poca tendrán que pelear una dura batalla si deciden regir su conducta por los principios rectos. .a mayor7a de las personas procura ansiosamente hacer lo mismo que los demás! y adaptar su conducta a las normas mundanas. .o mismo que la vac7a burbu1a o la insignificante hierbecilla! van donde las lleva la corriente. Eo tienen personalidad ni independencia moral. Para ellos tiene más valor la aprobaci*n del mundo que la de /ios o que la estima de aquellos a quienes estima el +eñor. +u Inico m*vil o norma de conducta es la conveniencia. 6omo no valoran la verdad ni obran basados en principios! es imposible confiar en ellos. +on 1uguetes de las tentaciones satánicas. Eo se respetan ni go an de verdadera felicidad. Esta clase de personas despierta compasi*n por su debilidad e insensate . Todos los que desean ser respetados no han de imitar su e1emplo. +in embargo! con demasiada frecuencia se busca su trato y hasta parece que 3sta gente e1erce una influencia fascinante! casi imposible de dominarB 2l formar vuestras opiniones y al elegir los amigos! permitid que la ra *n y el temor de /ios os gu7en. En este aspecto sed firmes! sin preocuparon por la opini*n que los demás tengan de vosotros. 6uando las eGigencias de /ios os obligan a seguir una conducta opuesta a la de vuestros asociados! avan ad resueltamente! sin que os preocupe el hecho de formar parte de la minor7a o la mayor7a. 0echa ad todo lo que la Palabra de /ios condena! aunque todo el mundo lo acepte y sostengaB .os que van al garete! y aman los placeres y la complacencia propia! y prefieren la senda fácil! y no se preocupan por los principios mientras sus deseos sean satisfechos! 1amás se encontrarán con los vencedores alrededor del trono blanco. "#$! 1%'1%'1((-) "A,) 01 de Mar9o SER )URO EN ES%A ERA CORRU)%A"# 9Kui%n su'irá al monte de 3e!ová: 9< qui%n estará en el lu"ar de su santidad: El lim#io de manos y #uro de cora+,n: el que no !a elevado su alma a la vanidad ni jurado con en"a4o. (/almo 2;:-=;* .as salvaguardias de nuestra pure a serán la vigilancia y la oraci*n. "0=! ;;'%;'1<%:) Mivimos en una 3poca de embru1o satánico. El enemigo te1erá el hechi o de la lu1uria en torno de cada alma que no est3 fortificada con la gracia de 6risto. .legarán las tentaciones; pero si velamos para otear al enemigo y mantenemos el equilibrio del dominio propio y la pure a! los esp7ritus seductores no podrán influir sobre nosotros. .os que no hacen nada por atraer la tentaci*n tendrán fuer a para resistirla cuando llegue. "6PT4;&A) +i Qlos 1*venesR no se lan an voluntariamente en el peligro! ni se colocan innecesariamente en el camino de la tentaci*n! si evitan las malas influencias y las compañ7as per1udiciales! tendrán fuer a de carácter para mantenerse del lado de lo recto y sostener los principios! y avan arán sostenidos por la fuer a de /ios! sin mancha en su vida moral. +i los 1*venes que han recibido una educaci*n adecuada conf7an en /ios! verán que sus facultades morales soportarán la prueba más acerba. "6PT4(&) .os escogidos de /ios deben permanecer inmaculados en medio de las corrupciones que proliferan a su alrededor en estos Iltimo tiemposBEl Esp7ritu de /ios deber7a dominar en forma absoluta! e influir en cada acci*n. "6=4;%) .os que entran en la vida activa con principios firmes estarán preparados para permanecer inmaculados en medio de la depravaci*n moral de esta 3poca corrupta. "6T9=4A&) 5DLui3n podrá sufrir el tiempo de su venidaF5 +olamente los que tengan manos limpias y cora *n puro soportarán el d7a de su venidaB5+i esperas ser elevado a go ar finalmente de la sociedad de los ángeles sin pecado! y vivir en un ambiente donde no eGiste la m7nima mancha de pecado! busca la pure a! pues ninguna otra cosa fuera de eso podrá soportar la escrutadora prueba del d7a de /ios ni será admitida en el cielo de la pure a y la santidad. "6T9=41-%'1-1) "A&) 10 de Mar9o E,EGIR E, CAMINO DE ,A VERDAD"# Esco"í el camino de la verdad; !e #uesto tus juicios delante de mí. Por el camino de tus mandamientos correr% cuando ensanc!ares mi cora+,n. (/almo 111:-F -2*

Pág. -&

=ay dos grandes principios! uno de lealtad! el otro de deslealtad. Todos necesitamos más valor cristiano para levantar el estandarte en el que están inscriptos los mandamientos de /ios y la de HesIsB .a l7nea de separaci*n entre los obedientes y los desobedientes debe ser clara y definida. /ebemos estar firmemente decididos a cumplir la voluntad del +eñor en cualquier momento y lugarB .a fuer a cristiana se obtiene sirviendo al +eñor fielmente. .os 1*venes debieran comprender que ser uno con 6risto es el más alto honor que podr7an alcan ar. Por su estricta fidelidad deber7an luchar para conseguir su independencia moral! que podrá sostenerlos contra cualquier influencia que procure apartarlos de los principios rectos. =abrá intelectos superiores que harán declaraciones que no estarán fundadas en la verdad. Permitid que se aplique el colirio celestial a los o1os de vuestro entendimiento! para que podáis distinguir entre la verdad y el error. Escudriñad la Palabra; y cuando hall3is un4 52s7 dice Hehová5! tomad partidoB En 5El Peregrino5 de 9unyan aparece un persona1e llamado 52comodadi o5. H*venes! rehuid la compañ7a de ese persona1e. 2quellos a quienes simboli a son muy acomodaticios4 cañas a otadas por el viento. Eo tienen fuer a de voluntad. 6ada 1oven necesita cultivar la facultad de tomar decisiones. Jna voluntad dividida es una trampa! y será la ruina de muchos 1*venes. +ed firmes! no sea que qued3is con vuestra casa o carácter edificados sobre un cimiento de arena. "0=! %<'%&'1(<<) .a filosof7a divina es la norma de la vida cristiana. Todo nuestro ser debiera estar imbuido de los principios vivificadores del 6ielo. .as mil pequeñeces y actividades que consumen el tiempo de tanta' personas se reducen a su verdadera proporci*n frente a la piedad sana y santificadora que sigue los dictados b7blicos. "+T! 1%'1%'1<%:) "A:) 11 de Mar9o CRIS%O CUM),ID ,A ,EA"# En el envoltorio del li'ro está escrito de mí: el !acer tu voluntad $ios mío !ame a"radado; y tu ley está en medio de mis entra4as. (/al. ;F:7* .a vida de 6risto se distingu7a de la de los demás niños. +u fortale a moral y su firme a de carácter siempre lo impulsaban a ser fiel a su concepto del deber y a adherir a los principios rectos. Eo hab7a m*vil! por poderoso que fuera! que pudiera apartarlo de ellos. Ei el dinero ni el placer! la aprobaci*n o la censura pod7an sobornarlo para hacerlo cometer una mala acci*n. Era fuerte para resistir a la tentaci*n! sabio para descubrir el mal! y firme para sostener sus convicciones. Pod7an los imp7os y la gente sin principios adularlo y describir los placeres de las satisfacciones pecaminosas; pero su firme a de principios era capa de resistir a las sugestiones satánicas. =ab7a cultivado su don de penetraci*n! de modo que pod7a discernir la vo del tentador. Eo se apartar7a del deber para conquistar el favor de nadie. Eo estaba dispuesto a vender sus principios para recibir la alaban a de los hombres o para evitar el vituperio! la envidia y el odio de los enemigos de la 1usticia y la verdadera piedad. "#$! %,'1(A;) +e complac7a en desempeñar sus obligaciones frente a sus padres y la sociedad! sin ceder en la que se refer7a a los principios ni contaminarse con el ambiente impuro que lo rodeaba en Ea aret. "#$! %<'1(A-) 6risto 1amás fue desleal a los principios de la ley de /ios. Eunca hi o nada que estuviera en pugna con la voluntad de su Padre. "(T4;%() /espu3s de darnos instrucciones generales! HesIs no nos de1a adivinar el camino a seguir en medio de un laberinto de senderos y pasos peligrosos. Eos gu7a en cambio! por el camino recto! y mientras sigamos sus huellas no resbalaremos. "+T! %A'11'1<%:) 6ada alma debe vivir en ininterrumpida comuni*n con 6risto. El dice as74 5+in m7 nada pod3is hacer.N +us principios deben ser los nuestros; porque son la verdad eterna! proclamada en 1usticia! piedad! misericordia y amor. "6arta ;1! 1<%1) +us principios son lo Inico firme que el mundo conoce. "P04&,() "AA) 1$ de Mar9o DANIE, ERA *IE, A ,A ,EA"#

Pág. -:

Entonces los #residentes y "o'ernadores 'usca'an ocasiones contra $aniel #or #arte del reino; mas no #odían !allar al"una ocasi,n o &alta #orque %l era &iel y nin"6n vicio ni &alta &ue en el !allado. ($an..:;* /aniel se vio sometido a las tentaciones más acerbas que pueden asaltar a los 1*venes de nuestros d7as; sin embargo fue fiel a las instrucciones religiosas que hab7a recibido en los primeros años de su vida. Estaba rodeado de influencias destinadas a arrastrar a la ruina a todos lo que vacilaran entre los principios y sus inclinaciones; y a pesar de eso! la Palabra de /ios lo puede presentar como un ser sin mácula. /aniel no corri* el riesgo de confiar en su propia fuer a moral. Para 3l la oraci*n era una necesidad. 6onvirti* a /ios en su fortale a! y el temor de /ios lo acompañ* constantemente en todas las actividades de su vidaB Trat* de vivir en pa con todos; pero lo mismo que el altivo cedro! no se de1aba doblegar cuando los principios entraban en 1uego. En todo lo que no estaba en pugna con su fidelidad hacia /ios! respetaba y obedec7a a los que ten7an mayor autoridad que 3lB En el caso de /aniel y sus compañeros tenemos un e1emplo del triunfo sobre la tentaci*n a incurrir en la complacencia del apetito. Eos muestra que merced a los principios religiosos los 1*venes pueden vencer la concupiscencia de la carne! y permanecer fieles a los requisitos divinosB DLu3 hubiera pasado si /aniel y sus compañeros hubieran transigido con los funcionarios paganos! y hubieran cedido ante las eGigencias de la ocasi*n! contiendo y bebiendo segIn las costumbres de los babiloniosF Esa Inica desviaci*n de los principios habr7a debilitado su concepto de lo recto y su odio hacia el mal. .a complacencia del apetito habr7a significado el sacrificio del vigor f7sico! la claridad de la mente y el poder espiritual. Jn paso equivocado probablemente habr7a conducido a otro! hasta que! rota su relaci*n con el 6ielo! hubieran sido arrastrados por la tentaci*n. "+T! ;('%<'1((;) "A() 1& de Mar9o JOSE7 UN HOM-RE DE )RINCI)IOS"# 92,mo #ues !aría yo este "rande mal y #ecaría contra $ios: (I%n. -1:1* .a suavidad y fidelidad de Hos3 conquistaron el cora *n del capitán de los de la guardia! quien lleg* a considerarlo su hi1o más que su esclavoB Pero la fe e integridad de Hos3 tendr7an que soportar pruebas de fuego. .a esposa de su amo trat* de tentarlo a transgredir la ley de /ios. =asta entonces hab7a permanecido limpio de la corrupci*n reinante en ese pa7s pagano; pero! Den qu3 forma har7a frente a esta tentaci*n tan repentina! tan fuerte y seductoraF Hos3 sab7a bien cuáles ser7an las consecuencias de su recha o. Por un lado lo esperaban disimulos! favores y recompensas; por el otro! vergSen a! encarcelamiento y tal ve la muerte. Todo su futuro depend7a de lo que decidiera en ese momento. DMencer7an los principiosF D+er7a fiel Hos3 a su /iosF 6on ineGpresable ansiedad los ángeles contemplaban la escena. .a respuesta de Hos3 revela el poder de los principios religiosos. El no podr7a traicionar a su amo terrenal; y fueran cuales fueren las consecuencias! ser7a fiel a su 2mo celestialB Hos3 sufri* a causa de su integridad; porque la tentadora se veng* acusándolo de un sucio pecado! y consigui* que lo arro1aran en la cárcel. +i Potifar hubiera cre7do en la acusaci*n de su esposa! el 1oven hebreo habr7a perdido la vida; pero la modestia y rectitud que caracteri aban la conducta de este Iltimo eran una prueba de su inocencia; con todo! para salvar la reputaci*n de la familia de su amo! se vio reducido a la vergSen a y el encarcelamientoB Pero el verdadero carácter de Hos3 resplandece aIn en medio de la obscuridad de la celda. +e aferr* a la fe y la paciencia. +us años de servicio fiel hab7an recibido la retribuci*n más cruel; sin embargo eso no lo volvi* rencoroso ni desconfiado. Pose7a la pa que nace "de la pure a consciente! y encomend* su caso a /ios. "PP41<-'1<,) "A<) 1( de Mar9o ,A )A' ES%3 EN CRIS%O"# Aa #a+ os dejo mi #a+ os doy: no como el mundo la da yo os la doy. Lo se tur'e vuestro cora+,n ni ten"a miedo. (3uan 1;:27*

Pág. -A

+iempre hubo y habrá dos clases de personas hasta el fin del mundo4 los que creen en HesIs y los que lo recha an. .os pecadores! por imp7os! abominables y corruptos que sean! por fe en 3l serán purificados y quedarán limpios al cumplir su PalabraB.os que recha an a 6risto y se niegan a creer la verdad se llenarán de amargura contra los que aceptan a HesIs como +alvador personal. Pero los que reciben a 6risto se quebrantan y se de1an subyugar por la manifestaci*n de su amor y humillaci*n! y por el hecho de que sufri* y muri* por ellosB .a pa que 6risto de1* a sus disc7pulos y por la cual orarnos! es la pa que proviene de la verdad! que no se puede apagar a causa de las divisiones. 2fuera puede haber guerras y rencillas! envidias! celos! odio y revueltas; pero la pa de 6risto no es la que el mundo da o quita. Puede permanecer en medio de la persecuci*n de los esp7as y la más enconada oposici*n de los enemigos de /iosB 6risto no trat* nunca de conseguir la pa traicionando sagrados cometidos. Eo se podr7a lograr la pa transigiendo con los principiosB Es un grave error el que cometen los hi1os de /ios cuando pretenden salvar el abismo que separa a los hi1os de la lu de los hi1os de las tinieblas! apartándose de los principios y transigiendo con la verdad. Eso ser7a perder la pa de 6risto para hacer la pa o fraterni ar con el mundo. =acer la pa con el mundo abandonando los principios de la verdad es un sacrificio demasiado caro para los hi1os de /iosB .os seguidores de 6risto deben afirmar en su mente la decisi*n de que nunca transigirán! ni cederán en un ápice por lo que respecta a los principios para atraerse el favor del mundo. Tienen que aferrarse a la pa de 6risto. "0=! ;,'%A'1(<,) "(%) 1+ de Mar9o MAN%ENGO MI CUER)O SUJE%O"# Antes !iero mi cuer#o y lo #on"o en servidum're; no sea que !a'iendo #redicado a otros yo mismo ven"a a ser re#ro'ado. (1 2or. 1:27* El cuerpo es el Inico medio por el cual la mente y el alma se desarrollan para la edificaci*n del carácter. /e all7 que el adversario de las almas diri1a sus tentaciones con el ob1eto de debilitar y degradar las facultades f7sicas. +i triunfa en este sentido! todo el ser se entregará al mal. .as tendencias de nuestra naturale a f7sica! a menos que se encuentren ba1o el dominio de un poder superior! con toda seguridad nos arrastrarán a la ruina y la muerte. El cuerpo debe ser puesto en servidumbre. /eben dominar las facultades superiores del ser. .as pasiones deben ser controladas por la voluntad! que a su ve debe estar controlada por /iosB Es necesario grabar los requisitos divinos en la conciencia. =ombres y mu1eres deben comprender claramente que tienen el deber de e1ercer el dominio propio! que necesitan pure a! y que deben liberarse de todos los apetitos degradantes y los hábitos corruptos. Es necesario que se grabe en sus mentes la verdad de que todas sus facultades mentales y f7sicas son un don de /ios! y se deben conservar en la me1or condici*n posible para utili arlas en su servicioB .as vallas humanas levantadas contra las tendencias naturales y cultivadas no son nada más que bancos de arena que tratan de contener el torrente. +olamente cuando la vida de 6risto se convierte en un poder vivificador de nuestra vida! podemos resistir a las tentaciones que nos asaltan desde adentro y desde afueraB2l llegar a ser uno con 6risto! el hombre queda libre. .a su1eci*n a la voluntad de 6risto significa restauraci*n de las cualidades superiores de la naturale a humana. .a obediencia a /ios nos liberta de la esclavitud del pecado! y de las pasiones e impulsos humanos. 2s7 el hombre puede vencerse a s7 mismo! vencer sus propias inclinaciones y triunfar sobre los principados y potestades! 5gobernadores de estas tinieblas5 y contra 5malicias espirituales en los aires.5 "8641;1'1;-) "(1) 1. de Mar9o ME GUIO )OR SUS MANDAMIEN%OS"# Iuíame #or la senda de tus mandamientos; #orque en ella ten"o mi voluntad. 5nclina mi cora+,n a tus testimonios y no a la avaricia. (/almo 111:-B=-.* .a 1uventud es la 3poca en que se deben cimentar los conocimientos que podrán ponerse en práctica diariamente en el transcurso de los años. Es la 3poca en que se deben establecer buenos hábitos

Pág. -(

y corregir los malos! en que es menester lograr y conservar el don del dominio propio! en que es necesario acostumbrarse a ordenar todos los actos de la vida con referencia a la voluntad de /ios y al bienestar de nuestros seme1antes. .a 1uventud es la 3poca de la siega que determina la cosecha que se recogerá en esta vida y en la vida del más allá. .os hábitos formados en la infancia y la 1uventud! los gustos adquiridos y el dominio propio logrado entonces! determinarán casi con toda seguridad el futuro de un hombre o una mu1er. "6PT4;<,';<&) 6uando se admite un solo pensamiento ego7sta o se descuida una obligaci*n! se abre el camino para otro. .o que nos aventuramos a hacer una ve ! lo liaremos más fácilmente en otra ocasi*n. .os hábitos de sobriedad! dominio propio y econom7a! de aplicaci*n! de conversar en forma sensata y noble! de e1ercer paciencia y mostrar verdadera cortes7a no se consiguen sin velar con diligencia y atenci*n sobre nosotros mismos. Es mucho más fácil desmorali arse y depravarse que vencer los defectos! y mantener el dominio propio! y atesorar las verdaderas virtudes. +e requerirán esfuer os perseverantes para poder perfeccionar las gracias cristianas en nuestra vida. ",T4,&;) Establ3 case desde los primeros años el hábito del dominio propio. $ncIlquese a los 1*venes el pensamiento de que deben ser amos y no esclavos. /ios los ha hecho reyes del reino que hay dentro de ellos y deben tomar posesi*n del trono asignado por el 6ielo. +i se da fielmente esta instrucci*n! los resultados se eGtenderán más allá de los 1*venes mismos. .a influencia e1ercida salvará a miles de hombres y mu1eres que están al borde mismo de la ruina. "Ed41<<';%%) "(;) 1/ de Mar9o AMO COMO CRIS%O AM>"# En esto conocerán todos que sois mis discí#ulos si tuviereis amor los unos con los otros. (3uan 1-:-B* +i deseamos ser verdaderas luces en el mundo! debemos manifestar el esp7ritu bondadoso y compasivo de 6risto. Para amar como 6risto am* debemos poner en práctica el dominio propio. Tenemos que revelar abnegaci*n en todo momento y lugar. /ebemos emplear palabras amables y tener una eGpresi*n agradable. Todo esto no cuesta nada al dador! y sin embargo al pasar de1a una deliciosa fragancia. Eo es posible estimar la influencia ben3fica que esas acciones e1ercen. +on una bendici*n no solamente para el favorecido! sino tambi3n para el dador; porque se refle1an sobre este Iltimo. El amor genuino es un valioso atributo de origen celestial! que se vuelve más fragante a medida que se entrega a los demásB /ios desea que sus hi1os recuerden que! para glorificarle! deben depositar su afecto en aquellos que más lo necesitan. Eo se debe descuidar a ninguna persona con quien nos relacionemos. Eo debemos manifestar ego7smo ante nuestros seme1antes por palabra! acci*n ni con nuestra mirada! sean 3stos ricos o pobres! humildes o poderosos. El amor que dirige palabras bondadosas a unos pocos! pero trata a otros con frialdad e indiferencia! no es amor! sino ego7smo. Eunca obrará para el bien de las almas o la gloria de /ios. Eo debemos concentrar nuestro amor en uno o dos ob1etos del mismo. .os que reciben el resplandor de la 1usticia de 6risto! pero se niegan a trasmitirlo a la vida de los demás! pronto perderán los dulces y esplendorosos rayos de la gracia celestial! que reservaban ego7stamente para prodigarlos sobre unos pocos. ... Eo se debe permitir que el ego reIna unos pocos escogidos 1unto a s7! sin de1ar nada para los que necesitan más ayuda que nadie. Eo debemos reservar nuestro amor para un grupo especial. Luebremos el frasco! y el aroma saturará toda la casa. "#$! 1;'%,' 1<%%). "(-) 10 de Mar9o )ON GUARDA A MIS ,A-IOS"# Pon o! 3e!ová "uarda a mi 'oca: "uarda la #uerta de mis la'ios. (/almo 1;1:-* 2l servirse del lengua1e! no hay qui á otro error que 1*venes y ancianos pasen por alto con tanta ligere a como el de las palabras rápidas e impacientes. Piensan que basta la eGcusa4 5Estaba desprevenido! y no ten7a intenci*n de decir eso.5 Pero la Palabra de /ios no lo pasa por altoB

Pág. -<

.a mayor parte de las molestias! amarguras e irritaciones de la vida se deben al hecho de que no se controla el temperamento. En un momento! pronunciando algunas palabras descuidadas! precipitadas y apasionadas! se puede hacer un daño que toda una vida de arrepentimiento no podrá subsanar. >2h! cuántos cora ones se destro an! cuántos amigos se ena1enan! cuántas vidas se arruinan á causa de las palabras ásperas y precipitadas pronunciadas por aquellos que podr7an haber impartido ayuda y saneamientoB El hombre por su propia fuer a no puede gobernar su esp7ritu. Pero por medio de 6risto puede alcan ar el dominio propio. "+T! ;&'%&'1<%,) +e necesita firme a uniforme y control desapasionado para la disciplina de cada familia. /ecid lo que pensáis con calma! proceded con consideraci*n y llevad a cabo lo que hab3is dicho sin desviaros un palmoBEo os mostr3is ceñudos ni permitáis que una palabra dura se escape de vuestros labios. /ios escribe todas estas palabras en su libro de memorias. "-T4&-;) El eGceso de traba1o a veces nos hace perder el dominio propio. Pero el +eñor nunca eGige procedimientos rápidos o complicados. 8uchos acumulan cargas que el misericordioso Padre nunca deposit* sobre ellos. # las obligaciones que 3l nunca pensaba imponerles se suceden una detrás de otra vertiginosamente. /ios quiere que comprendamos que no glorificamos su nombre cuando aceptamos tantas tareas que estamos sobrecargados! por lo cual nos desanimamos mental y espiritualmente! y nos irritamos con facilidad. +olamente debemos llevar las responsabilidades que el +eñor nos da! confiando en 3l! conservando as7 nuestro cora *n puro! afectuoso y compasivo. "+T! ;&'%&'1<%,) "(,) 11 de Mar9o DOMINIO )RO)IO EN E, COMER"# < #on cuc!illo a tu "ar"anta si tienes "ran a#etito. (Prov. 2-:2* .a observancia de la temperancia y la regularidad en todas las! cosas tiene un poder maravilloso. Para producir la dul ura y la serenidad del carácter que tanto contribuyen! suavi ar el camino de la vida! será de más valor que las circunstancias o las dotes naturales. 2l mismo tiempo! el dominio propio as7 adquirido! resultará ser una de las condiciones más valiosas para hacer frente con 3Gito a los serios deberes y las realidades que esperan a todo ser humano. "Ed4;%;) =acernos hincapi3 en el hecho de que los principios de temperancia deben ser aplicados en todos los detalles de la vida hogareñaBque la negaci*n del yo y el dominio propio deben enseñarse a los niños! e impon3rseles! en la medida de lo posible! desde la infancia. "P=H! %,'1(<%) 2 los niños se les deberá enseñar que no han de salirse con la suya! sino que la voluntad de los padres será su gu7a. Jna de las lecciones más importantes! en relaci*n con esto! es el dominio del apetito. .os niños deberán aprender a comer a horas determinadas! y a no tomar nada fuera de horaB .os niños criados en esta forma son más fáciles de controlar que los que se han acostumbrado a comer todo lo que su apetito les eGige! y eso! a cualquier hora. Ceneralmente son alegres y sanos. 2In los más obstinados! apasionados y mañosos se tornaron sumisos! pacientes y llegaron a poseer dominio propio! gracias a la costumbre de seguir esta disciplina en la alimentaci*n! 1unto con una direcci*n firme y bondadosa con respecto a otros asuntos. "P=H! %&'1(<%) 8edite todo 1oven que tiene ante s7 posibilidades de un destino superior al de reyes coronados! en la lecci*n trasmitida por las palabras del sabio4 5>/ichosa eres! oh tierra! cuandoB tus pr7ncipes comen a debido tiempo; para reponer sus fuer as! y no para hacer fest7n?5 "Ed4;%;) "(&) $0 de Mar9o DOMINIO )RO)IO EN E, )ENSAR"# Por lo cual teniendo los lomos de vuestro entendimiento ce4idos con tem#lan+a es#erad #er&ectamente en la "racia que os es #resentada cuando 3esucristo os es mani&estado. (1 Pedro 1:1-* 6ada uno de nosotros tenemos una obra individual que llevar a cabo que consiste en ceñir los lomos de nuestro entendimiento! ser sobrios y velar en oraci*n. +e debe dominar firmemente el entendimiento y obligarlo a espaciarse en los temas que fortalecerán las facultades moralesB.os pensamientos deben ser puros y las meditaciones del cora *n! limpias! para que las palabras que pronunciáis sean aceptables al 6ielo y sirvan de ayuda a vuestros seme1antes. "0=! 1;'%&'1((()

Pág. ,%

+e debe vigilar celosamente la mente. Eo se permitirá que entre en ella lo que dañe o destruya su saludable vigor. Pero para impedir esto! debe estar saturada de buena semilla! que brotando a la vida! produ ca ramas que den fruto.... Jn campo inculto pronto produce un denso matorral de abro1os y malas hierbas! que agotan tan la tierra y no prestan ninguna utilidad al dueño. .a tierra está llena de semillas arro1adas y llevadas por el viento de todas partes; y si no se la cultiva! estas Iltimas crecerán por s7 solas! ahogando toda planta fruct7fera que lucha por subsistir. +i se arara el campo y se lo sembrara! estas hierbas inItiles ser7an desarraigadas y no podr7an desarrollarse. "0=! %<'11'1((:) .os 1*venes que encuentran go o y alegr7a en la Palabra de /ios y en la hora de oraci*n! se sentirán constantemente refrigerados por corrientes de la Puente de la vida. 2lcan arán una altura de eGcelsitud moral y una amplitud de pensamiento que otros no comprenderán. .a comuni*n con /ios estimula los buenos pensamientos y las aspiraciones nobles! las percepciones claras de la verdad y los prop*sitos elevados. 2quellos que de este modo unen sus almas con /ios son reconocidos por 3l como hi1os suyos. 6onstantemente alcan an alturas mayores! adquieren clara visi*n de /ios y de la eternidad! hasta que el +eñor los convierte en canales de lu y de sabidur7a para el mundo. ",T4:;,) "(:) $1 de Mar9o DOMINIO )RO)IO EN E, O-RAR"# MEl amor o caridadN no es injuriosa no 'usca lo suyo no se irrita no #iensa el mal. (1 2or. 1-:B* 8ucho se gana mediante la práctica de la disciplina propia en el hogarB 6ada uno trata de hacer la vida lo más placentera posible para el otro. 6ultivad el respeto en la conversaci*n. 6onservad la unidad y el amor. +atanás no tendrá poder sobre aquellos que e1ercen perfecto dominio propio en el hogar. "8+ :%! 1<%-) /ebemos tener el esp7ritu de /ios! o nunca podremos tener armon7a en el hogarB Eunca velaremos con eGceso sobre los afectos del hogar; porque 3ste! en caso de que el Esp7ritu de /ios more en 3l! es s7mbolo del 6ieloBTodo lo que tienda a entorpecer la pa y la unidad del c7rculo familiar debe ser eliminado. .a bondad y el amor! el esp7ritu de ternura y tolerancia son virtudes que debemos atesorar. +i alguno yerra! el otro e1ercerá la tolerancia cristiana. "6arta 1(b! 1(<1) El que manifieste esp7ritu de ternura! tolerancia y amor! encontrará que el mismo esp7ritu se refle1ará sobre 3lB+i 6risto! la esperan a de gloria! mora en verdad en nuestro interior! habrá uni*n y amor en el hogar. +i 6risto mora en el cora *n de marido y mu1er! ambos estarán de acuerdo. 2mbos lucharán 1untos para llegar a las mansiones que 6risto fue a preparar para aquellos que le amanB Entre marido y mu1er! padres e hi1os! hermanos y hermanas! siempre debe manifestarse tierno afectoB 6ada miembro de la familia debe ser amable y hablar bondadosamente. "+T! 1,'11'1(<;) Jna casa donde mora el amor! donde se lo eGpresa en palabras! miradas y acciones! es un lugar donde los ángeles se complacen en manifestar su presencia y santificar el recinto con rayos de lu de la gloriaBEl amor se debe evidenciar en las miradas y los modales! y se deberá advertir en el tono de la vo . ";T4,1A) El dominio propio e1ercido de parte de todos los miembros de la familia logrará que el hogar sea casi un para7so. "6E41:() "(A) $$ de Mar9o GUARDO ,A )UER%A DE MI CORA'ON"# /o're cada cosa "uardada "uarda tu cora+,n; #orque de %l mana la vida. (Prov. ;:2-* 5+obre toda cosa guardada guarda tu cora *n5 es el conse1o del sabio; 5porque de 3l mana la vida.5 6omo el hombre! 5cual es su pensamiento en su alma! tal es 3l.5 El cora *n debe ser renovado por la gracia divina! si no! en vano buscará la pure a de vida. 2quel que trate de construir un carácter noble! virtuoso sin depender de la gracia de 6risto! está edificando su casa sobre la arena movedi a. En medio de las fieras tormentas de la tentaci*n será destruida con seguridad. .a oraci*n de /avid debe ser la petici*n de cada alma. =ela aqu74 56rea en m7! oh /ios! un cora *n limpio; y renueva un esp7ritu

Pág. ,1

recto dentro de m7.5 # habi3ndonos convertido en participantes del don divino! hemos de seguir hasta la perfecci*n 5guardados en la virtud de /ios por fe.5 2un tenemos una obra que hacer para resistir a la tentaci*n. .os que no quieran ser presa de las maquinaciones satánicas! deberán guardar bien las avenidas del alma; evitarán la ocasi*n de leer! ver u o7r aquello que sugiera pensamientos impuros. Eo se permitirá que la mente divague espaciándose en todos los temas que el adversario le pueda sugerir. . . . Esto requerirá oraci*n sincera y constante vigilancia. /ebemos recibir el auGilio de la presencia del Esp7ritu +anto! que! al morar en nosotros! elevará la mente y la acostumbrará a espaciarse en las cosas puras y santas. /ebemos estudiar la Palabra de /ios con diligencia. 5D6on qu3 limpiará el 1oven su cansinoF 6on guardar tu palabra.5 5En mi cora *n he guardado tus dichos5 dice el salmista! 5para no pecar contra ti.5 "8#P4;(&';(:) Tendr3is que convertiros en centinelas en actitud de alerta para velar sobre vuestros o1os! o7dos y todos vuestros sentidos! si quer3is controlar vuestra mente e impedir que los pensamientos vanos y corruptos manchen vuestra alma. .a potencia de la gracia Inicamente puede reali ar esta obra tan deseable. "8#P4A:) "(() $& de Mar9o NO MIRARE ,A INJUS%ICIA"# Lo #ondr% delante de mis ojos cosa injusta: a'orre+co la o'ra de los que se desvían: nin"uno de ellos se alle"ará a mí. (/al. 1F-:-* Todos deben poner guardia a sus sentidos! para que +atanás no los ven a; pues aqu3llos son las avenidas del alma. "-T4&%A) Evitad la lectura y contemplaci*n de cosas que sugieran pensamientos impuros. 6ultivad las facultades morales e intelectuales. ";T4,1%) Entre los lugares de placer más peligrosos se cuenta el teatro. Este! en ve de ser una escuela de moralidad y virtud! como se pretende a menudo! un caldo de cultivo de la inmoralidad. Estos entretenimientos fortalecen y confirman los hábitos viciosos y las tendencias pecaminosas. .os cantos profanos! los gestos! eGpresiones y actitudes lascivos depravan la imaginaci*n y degradan la moral. 6ualquier 1oven que asista asiduamente a tales espectáculos irá corrompiendo sus principios. Eo hay en nuestro pa7s un elemento más poderoso que pueda envenenar la imaginaci*n! destruir las impresiones religiosas y embotar el gusto por los placeres tranquilos y las serias realidades de la vida! que los espectáculos teatrales. 6ada ve que se asiste a ellos! aumenta la afici*n a tales escenas! as7 como se fortalece el deseo de tomar bebidas espirituosas cuarto más se las consume. .a Inica conducta segura es evitar el teatro! el circo! y cualquier otro lugar de dudosas diversiones. =ay formas de recreaci*n que benefician señaladamente la mente y el cuerpo. Jn entendimiento instruido y con capacidad de discernir hallará abundantes maneras de entretenerse y divertirse! buscándolas en fuentes no solamente inocentes! sino instructivas... El gran /ios! cuya gloria irradia desde el cielo! y cuya mano divina sostiene millones de mundos! es nuestro Padre. 9astará con que lo amemos! confiemos en 3l como niñitos llenos de fe y confian a! para que 3l nos acepte como hi1os suyos! y seamos herederos de la ineGpresable gloria del mundo eterno. ",T4:&;':&-) "(<) $( de Mar9o -USCO ,O -UENO )ARA VIVIR"# Guscad lo 'ueno y no lo malo #ara que viváis; #orque así 3e!ová $ios de los ej%rcitos será con vosotros. (Am,s B:1;* +atanás está empleando todos los medios posibles para populari ar los cr7menes y vicios degradantes. Eo podemos recorrer las calles de nuestras ciudades! sin encontrar llamativos relatos de cr7menes presentados en alguna novela o en un teatro. +e educa la mente para familiari arla con el pecado. En los diarios se eGpone la conducta de las personas degeneradas y viles! y todo lo que pueda eGcitar las pasiones se presenta ante la gente con la forma de provocativas historias. .a gente oye y lee

Pág. ,;

tanto respecto a los delitos degradantes! que la conciencia antes sensible! que hubiera recha ado con horror tales escenas! se endurece y se detiene en ellas con ávido inter3s. 8uchos de los entretenimientos tan populares en el mundo de hoy! aun entre los cristianos profesos! tienden hacia el mismo fin que los de los paganos. >8uy pocos son los que +atanás no aprovecha para destruir las almas. 8ediante la representaci*n dramática 3l ha laborado durante siglos para eGcitar la pasi*n y glorificar el vicio. 2 fin de derribar las vallas de los principios y abrir la compuerta de la sensualidad! +atanás emplea su fascinante atuendo y mIsica aturdidora! los disfraces! los bailes! y la mesa de 1uego. En cualquier reuni*n de placer! donde se estimula el orgullo y se complace la gula! donde se nos induce a olvidar a /ios y perder de vista los valores eternos! all7 se encuentra +atanás su1etando al alma con sus cadenas. "PP4,;:',;A) Euestra Inica salvaci*n es estar protegidos por la gracia de /ios constantemente y no fiarnos de nuestra visi*n espiritual! para llamar lo malo bueno! y lo bueno! malo. +in vacilar ni discutir! debemos cerrar y vigilar las avenidas del alma contra el mal. "-T4-;,) "<%)

$+ de Mar9o ESCUCHO ,A VO' DE, CIE,O"# Entonces tus oídos oirán a tus es#aldas #ala'ra que di"a: Este es el camino andad #or %l; y no ec!%is a la mano derec!a ni tam#oco tor+áis a la mano i+quierda. (5sa. -F:21* =ay en la Palabra $nspirada numerosas narraciones que nos enseñan que la familia humana es ob1eto de especial atenci*n de parte de /ios y los seres celestiales. 2l hombre no se lo abandona para que se convierta en 1uguete de las tentaciones de +atanás. Todo el 6ielo se ha aplicado activamente a la tarea de transmitir lu a los habitantes del mundo! para que 3stos no queden sin direcci*n espiritual en medio de las tinieblas de la medianoche. Jn o1o que nunca se entrecierra ni duerme está velando sobre el campamento de $srael. 8illones de millones de ángeles atienden las necesidades de los hi1os de los hombres. Moces inspiradas de /ios eGclaman4 Este es el camino! andad por 3l. "8+ (! 1<%%) Podemos evitar que entren por nuestros o1os muchos de los males que se multiplican tan rápidamente en estos Iltimos tiempos. Podemos evitar que entre por nuestros o7dos mucha de la impiedad y de los cr7menes que abundan. "E.! EV ;&! página -) Prente a las mentes activas de los niños y 1*venes! las escenas descritas en las revelaciones imaginarias del futuro! son realidades. 6uando se predicen revoluciones y se describe toda clase de actitudes que derriban todas las vallas de la ley y del dominio propio! muchos se identifican con esas escenas. +e ven as7 inducidos a cometer cr7menes peores si posible fuera! que los que nacen de la pluma de esos escritores sensacionalistas. /ebido a estas influencias y a otras seme1antes! la sociedad se está desmorali ando. .a simiente de impiedad se siembra al vuelo. Eo es de maravillarse que se est3 recociendo una cosecha de delitos. "864,;-',;,) /ecid con firme a4 5Luiero apartar los o1os de las cosas fr7volas y culpables. 8is o7dos pertenecen al +eñor! y no quiero escuchar los raciocinios sutiles del enemigo. 8i vo no quedará! en ninguna manera! a la disposici*n de una voluntad que no est3 ba1o la influencia del Esp7ritu de /ios. 8i cuerpo es templo del Esp7ritu +anto y emplear3 todas las facultades de mi ser para perseguir un noble fin5. "&T+4;() "<1) $. de Mar9o DE-O ES%UDIAR )ARA A)RENDER"# Entre tanto que voy oc6#ate en leer en eO!ortar en ense4ar. (1 Cim. ;:1-* /ios ha dado a su pueblo el material de lectura más selecto. T3ngase la 9iblia en cada habitaci*n de la casa. 8ant3ngase la Palabra de /ios! pan de vida! a la vista. El dinero que se gasta en revistas seculares empl3ese en publicaciones que contengan la verdad presente! y reciban estas Iltimas un lugar prominente en el hogar. +e las puede entregar en manos de niños y 1*venes con toda tranquilidad. Eo deber7a haber novelas en el hogar de los que creen en 6risto. Eo mantengáis a la vista de los 1*venes lo

Pág. ,-

que se simboli a con leña! pa1a y ho1arasca! porque envenenará el apetito haci3ndoles recha ar lo que se simboli a con el oro! la plata y las piedras preciosas. +e recha ará estrictamente la tendencia a dedicarse a las lecturas livianas e inItiles. 8ant3nganse publicaciones selectas y elevadoras a la vista de los miembros de la familia. .eed nuestros libros y revistas. Estudiadlos. Pamiliari aos con las verdades que contienen. 2l hacerlo! sentir3is la influencia del Esp7ritu +anto. 6ada momento de nuestra vida es valioso! y deber7amos emplearlo en prepararnos para la vida inmortal5 2cumulad en la mente los elevadores y ennoblecedores temas de la Palabra de /ios! para que podáis hablar palabra en sa *n a todos los que se lleguen a encontrar dentro del radio de vuestra influencia. .a lectura de nuestras publicaciones no nos hará disp3pticos mentales. Einguno de nosotros recibirá el pan de vida para nuestro mal; en cambio! a medida que leamos esos libros! nuestra mente se enriquecerá con lo que afirmará el cora *n en la verdad. "8+ &-! 1<11) /ebemos prepararnos para desempeñar deberes solemn7simos. =ay que salvar todo un mundoB En vista de la gran obra que se debe hacer! Dc*mo puede alguien permitirse gastar el tiempo! y los medios dados por /ios para hacer cosas que no son para su bien ni para la gloria de /iosF "#$! 1,'%(' 1<%:) "<;) $/ de Mar9o UNA CANCION EN MI CORA'ON"# /ed llenos de Es#íritu; !a'lando entre vosotros con salmos y con !imnos y canciones es#irituales cantando y ala'ando al /e4or en vuestros cora+ones. (E&e. B:18=11* .os cantos de alaban a que nacen de un cora *n puro lleno de amor y devoci*n por el +eñor! glorifican a /iosB .a gratitud que Qlos cristianosR sienten! y la pa de /ios que reina en su interior! los induce a crear melod7as en el cora *n en honor del +eñor y a eGpresar con palabras la deuda de amor y gratitud que tienen con el amado +alvador! que tanto los am* que muri* por asegurarles la vida. "1T4&%<'&1%) .a historia de los cantos de la 9iblia está llena de sugestiones en cuanto a los usos y beneficios de la mIsica y el canto. 2 menudo se pervierte la mIsica haci3ndola servir a malos prop*sitos y de ese modo llega a ser uno de los agentes más seductores de la tentaci*n. Pero! debidamente empleada! es un precioso don de /ios! destinado a elevar los pensamientos a temas más nobles! a inspirar y elevar el alma. 2s7 como los israelitas cuando andaban por el desierto alegraron su camino con la mIsica del canto sagrado! /ios invita a sus hi1os de hoy a alegrar por el mismo medio su vida de peregrina1e. Pocos medios hay más eficaces para grabar sus palabras en la memoria! que el de repetirlas en el canto. # un canto tal tiene poder maravilloso. Tiene poder para subyugar naturale as rudas e incultas; para avivar el pensamiento y despertar simpat7a; para promover la armon7a de acci*n y desvanecer la melancol7a y los presentimientos que destruyen el valor y debilitan el esfuer o. Es uno de los medios más eficaces para grabar en el cora *n la verdad espiritual. 6uán a menudo recuerda la memoria al alma oprimida y pronta a desesperar! alguna palabra de /ios! tema olvidado de algIn canto de la infancia! y las tentaciones pierden su poder! la vida adquiere nuevo significado y nuevo prop*sito! y se imparte valor y alegr7a a otras almas. "Ed41:-) "<-) $0 de Mar9o A,A-O A, SEBOR"# El que sacri&ica ala'an+a me !onrará: y al que ordenare su camino le mostrar% la salud de $ios. (/almo BF:2-* 2cercaos a HesIs tal como sois! pecaminosos! d3biles y necesitados! y 3l os dará el agua de la vida. Eecesitáis una fe que atraviese las tinieblas infernales que +atanás tiende sobre vuestro sendero. El archienemigo se dedica activamente a inventar diversiones y modas que absorban la mente de los hombres de tal manera que 3stos no dispongan de tiempo para la meditaci*n. Enseñad a vuestros niños a glorificar a /ios y no a satisfacer sus propios deseos. Ellos son hi1os del +eñor! por la creaci*n y por

Pág. ,,

la redenci*n. Enseñadles a apartarse de las diversiones y locuras de esta 3poca corrupta 8antened sus mentes limpias y puras a la vista de /iosB2labad a /ios. Permitid que vuestra conversaci*n! mIsica y cantos alaben al que hi o tanto por vosotros. 2labad a /ios en este mundo! y luego estar3is preparados para uniros al coro celestial al entrar en la ciudad del +eñor. Entonces echar3is vuestras coronas resplandecientes a los pies de HesIs! tomar3is las arpas de oro! y henchir3is el cielo de melod7as. .o alabaremos con lengua1e inmortal. "8+ 1:! 1(<&) 2l conducirnos nuestro 0edentor al umbral de lo infinito! inundado con la gloria de /ios! podremos comprender los temas de alaban a y acci*n de gracias del coro celestial que rodea al trono! y al despertarse el eco del canto de los ángeles en nuestros hogares terrenales! los cora ones serán acercados más a los cantores celestiales. .a comuni*n con el cielo empie a en la tierra. 2qu7 aprendemos la clave de su alaban a. "Ed41:,) 2labad al +eñor; hablad de su bondad; dad a conocer su poder. Embelleced el ambiente que rodea vuestra almaB 2labad con vuestra vo ! alma y cora *n! al que es el salvamento delante de ti! el +alvador y /ios tuyo. "#$! 1A'1;'1<%%) "<,)

$1 de Mar9o ME )URI*ICA EN ,AS )RUE-AS"# 9< qui%n #odrá su&rir el tiem#o de su venida: o 9qui%n #odrá estar cuando %l se mostrará: Porque %l es como &ue"o #uri&icador y como ja',n de lavadores. < sentarse !a #ara a&inar y lim#iar la #lata: #orque lim#iará los !ijos de Aeví los a&inará como a oro y como a #lata; y o&recerán a 3e!ová o&renda con justicia. (0al. -:2=-* Entre el pueblo de /ios se está verificando un proceso de refinamiento y purificaci*n; el +eñor de los e13rcitos se ha empeñado en esta obra. Este proceso es muy doloroso para el alma! sin embargo! es necesario reali arlo para eliminar la impure a. .as pruebas son indispensables pues nos atraen más cerca de nuestro Padre celestial! someti3ndonos a su voluntad! y permiti3ndonos ofrecer al +eñor una ofrenda en 1usticiaB /ios coloca a sus hi1os en la misma situaci*n una ve tras otra! aumentando la aflicci*n hasta que la mente se hinche de perfecta humildad! y el carácter se transforma; entonces triunfan aqu3llos sobre el yo! de acuerdo con 6risto y el Esp7ritu de los cielos. Eo se puede efectuar sin sufrimiento la purificaci*n del pueblo de /iosB El nos lleva de un horno a otro! para probar nuestro valor genuino. .a verdadera virtud está en someterse a la prueba. +i nos mostramos renuentes a la obra escrutadora del +eñor! estamos en peligroB /ada su misericordia! el +eñor revela a los hombres sus defectos ocultos. El quiere que los seres humanos eGaminen con esp7ritu cr7tico las comple1as emociones y m*viles de su propio cora *n! y disciernan lo que está mal! modifiquen su manera de ser y refinen sus modales. /ios anhela que sus siervos cono can su propio cora *n. Para que 3stos puedan darse cuenta a ciencia cierta de su situaci*n! el +eñor permite que se vean sometidos al fuego de la aflicci*n! y as7 se purifiquen. .as pruebas de la vida son los divinos artesanos destinados a eliminar las impure as! debilidades y aspere as de nuestro carácter! con el prop*sito de prepararnos para go ar de la sociedad de los pur7simos ángeles celestiales en gloriaB El fuego no nos consumirá! sino que eliminará la escoria y saldremos purificados siete veces! ostentando el sello de la /ivinidad. "0=! 1%'%,'1(<,) "<&) &0 de Mar9o ,A A*,ICCI>N %IENE UN )RO)>SI%O"# 2arísimos no os maravill%is cuando sois eOaminados #or jue"o lo cual se !ace #ara vuestra #rue'a como si al"una cosa #ere"rina os aconteciese; antes 'ien "o+aos en que sois #artici#antes de las a&licciones de 2risto; #ara que tam'i%n en la revelaci,n de su "loria os "oc%is en triun&o. (1 Pedro ;:12=1-* Jna tarde cierto señor que se sent7a profundamente deprimido a causa de una grave aflicci*n! iba caminando por un 1ard7n! cuando advirti* un granado que ten7a el tronco casi totalmente cortado.

Pág. ,&

2sombrado! le pregunt* al 1ardinero a qu3 se deb7a eso! y este Iltimo le dio una respuesta que eGplic* a satisfacci*n las heridas de su propio cora *n dolorido; di1o as74 5+eñor! este árbol sol7a criar tanta fronda! que no daba más que ho1as. 8e vi obligado a cortarlo de esta manera; y cuando lo part7 casi del todo! empe * a dar fruto5. Euestros pesares no surgen de la tierra. 6on cada aflicci*n /ios persigue un prop*sito para nuestro bien. 6ada golpe que destruye un 7dolo! cada medida providencial que debilita nuestro apego a la tierra y fi1a nuestros afectos con más firme a en /ios! es una bendici*n. .a poda puede ser dolorosa por un tiempo! pero más tarde dará 5fruto apacible.! de 1usticia.5 /ebemos recibir con gratitud cualquier golpe que despierte la conciencia! eleve los pensamientos! y ennoble ca la vida. .as ramas est3riles son cortadas y arro1adas al fuego. 2grade camos a /ios porque merced a la dolorosa poda podemos mantenernos en relaci*n con la Mid viviente; porque si sufrimos con 6risto! tambi3n reinaremos con 3l. .a aflicci*n misma que pone a prueba nuestra fe con mayor intensidad y que nos hace creer que /ios nos ha abandonado! tiene el prop*sito de acercarnos más a 3l! para que podamos depositar todas nuestras cargas a los pies de 6risto y eGperimentar la pa que 3l nos dará a cambio de ellasB /ios ama al más d3bil de sus seres creados y lo protege; no hay peor forma de deshonrarlo que dudando de su amor por nosotros. >2h! cultivemos la fe viva que nos hará confiar en el +eñor en la hora de aflicci*n y tinieblas? "0=! 1%'%,'1(<,) "<:) &1 de Mar9o )ODER )ARA SO)OR%AR,AS"# Lo os !a tomado tentaci,n sino !umana: mas &iel es $ios que no os dejará ser tentados más de lo que #od%is llevar; antes dará tam'i%n juntamente con la tentaci,n la salida #ara que #odáis a"uantar. (1 2or. 1F:1-* 6risto nunca abandonará al alma por la cual muri*. El alma puede de1arle a 3l! y caer rendida por la tentaci*n; pero nunca puede ale1arse 6risto de uno a quien ha comprado con su propia vida. +i pudiera avivarse nuestra visi*n espiritual! ver7amos almas oprimidas y sobrecargadas de triste a como un carro oprimido ba1o el peso de las gavillas! y listas para morir de desaliento. Mer7amos a los ángeles que vuelan rápidamente para socorrer a los tentados! que puede decirse que están de pie en el borde del precipicio. .os ángeles del cielo recha an las huestes del mal que rodean a estas almas! y las llevan a poner los pies sobre un fundamento seguro. .as guerras entre los dos e13rcitos son tan reales como las batallas libradas entre los e13rcitos de este mundo! y del resultado del conflicto espiritual dependen destinos eternos. "/84<('<<) Eos estamos acercando al momento de crisis. +oportemos la prueba virilmente! aferrándonos a la mano de la Omnipotencia. /ios obrará por nosotros. Tenemos que vivir solamente un d7a por ve ! y si llegarnos a conocer a fondo a /ios! 3l nos dará fuer a para soportar lo que vendrá mañana! gracia suficiente para cada d7a; y cada d7a encontraremos victorias lo mismo que aflicciones. /ebemos poseer el poder del 2lt7simo! pues tenemos que revestirnos con la armadura de la 1usticia de 6risto. Tenemos el mismo /ios que obr* por su pueblo en los siglos pasados. HesIs se yergue a nuestro lado! Dpor qu3 vacilaremosF Eo! a medida que lleguen las pruebas! recibiremos el poder divino para hacerles frente. /ios nos ayudará a permanecer fieles a su Palabra! y! cuando estemos todos unidos! obrará en nuestro beneficio con especial poder. "0=! ;<'%,'1(<%) "<() A-RI, UNA VIDA DE )ROGRESO

01 de ACril ,A ESCA,ERA DE, CRIS%IANO"# Poniendo toda dili"encia #or esto mismo mostrad en vuestra &e virtud y en la virtud ciencia; y en la ciencia tem#lan+a y en la tem#lan+a #aciencia y en la #aciencia temor de $ios; y en el temor de $ios amor &raternal y en el amor &raternal caridad. Porque si en vosotros !ay estas cosas y a'undan no os dejarán estar ociosos ni est%riles en el conocimiento de nuestro /e4or 3esucristo. (2 Pedro 1:B=8*

Pág. ,:

Estas palabras están llenas de instrucci*n! y hacen sonar la nota t*nica de la victoria. El ap*stol presenta ante los creyentes la escalera del progreso cristiano! en la cual cada peldaño representa un avance en el conocimiento de /ios! y en cuya ascensi*n no debe haber detenciones. Pe! virtud! ciencia! temperancia! paciencia! bondad! fraternidad y amor representan los peldaños de la escalera. +omos salvados subiendo escal*n tras escal*n! ascendiendo paso tras paso hasta el más alto ideal que 6risto tiene para nosotros. /e este modo 3l es hecho para nosotros sabidur7a y 1ustificaci*n! santificaci*n y redenci*n. "=2p4&-%) Eo es preciso tener esos pasos sucesivos ante los o1os del entendimiento! ni es menester contarlos al empe ar; en cambio! fi1ando la vista en HesIs! atentos Inicamente a su gloria! progresar3isB /ando un paso tras otro se puede escalar la cinta más elevada y se puede llegar por fin a la cumbre de la montaña. Eo os de13is abrumar por la enorme suma de traba1o que deb3is reali ar en el curso de vuestra vida! porque no se os eGige que lo hagáis todo a la ve . /edicad todas las facultades de vuestro ser al traba1o de cada d7a! aprovechad cada valiosa oportunidad! apreciad el auGilio que os brinda 6risto! y avan ad por la escala del progreso! paso a paso. 0ecordad que deb3is vivir un d7a a la ve ! que /ios os ha concedido un d7a! y los registros celestiales revelarán en qu3 forma hab3is valorado los privilegios y las oportunidades que aqu3l conten7a. O1ala me1or3is cada d7a que /ios os da! hasta que oigáis la vo del 8aestro que os diga4 59ien hecho! siervo fiel.5 "#$! %&'%1'1(<-) "<<) 0$ de ACril CONOCIMIEN%O DE DIOS"# 2omo todas las cosas que #ertenecen a la vida y a la #iedad nos sean dadas de su divina #otencia #or el conocimiento de aquel que nos !a llamado #or su "loria y virtud. (2 Pedro 1:-* /espu3s de recibir la fe del Evangelio! nuestra primera tarea es tratar de adquirir principios virtuosos y puros! para limpiar as7 la mente y el cora *n a fin de recibir el verdadero conocimiento. "1T4&&;) El ap*stol nos ha presentado la importancia de reali ar progreso constante en la vida cristiana. Eo hay ra *n alguna que pueda eGcusar nuestra falta de comprensi*n espiritualB .a fe es el primer peldaño en la escalera del progreso. +in fe es imposible agradar a /ios. +in embargo! muchos se detienen en ese escal*n y nunca ascienden más. .es parece que una ve que han profesado aceptar a 6risto! cuando sus nombres están inscriptos en el libro de la iglesia! su obra está consumada. .a fe es esencial; pero la Palabra $nspirada dice4 O8ostrad en vuestra fe virtud.5 .os que procuran conseguir la vida eterna y un hogar en el reino de /ios! deben echar el cimiento de la virtud para la edificaci*n de su carácter. HesIs debe ser la principal piedra de ángulo. =ay que eliminar de la mente y la vida todas las cosas que contaminan el alma. 6uando se presentan las tentaciones! hay que resistirlas con la fuer a de 6risto. /ebemos fundir en nuestro carácter la virtud del inmaculado 6ordero de /ios! para que el alma pueda estar fundada en su integridadBHos3 es un e1emplo que muestra c*mo los 1*venes pueden permanecer puros en medio de la corrupci*n del mundo! y mostrar en su fe virtudB 6ada momento de nuestra vida tiene profundo sentido de realidad y está preñado de solemnes responsabilidades. .a ignorancia no servirá para 1ustificar la falta de comprensi*n y ha añas espirituales; porque se nos eGhorta a mostrar en la virtud! ciencia. .os incultos pescadores se convirtieron en hombres capaces; las lecciones que tuvieron el privilegio de aprender se han escrito para nuestra advertencia e instrucci*n. +e nos invita a convertirnos en alumnos de la escuela de 6risto. Es necesario que adquiramos toda la ciencia posible. "0=! ;1'%;'1((() "1%%) 0& de ACril ,A )ACIENCIA A ,A )ER*ECCI>N"# 0ás ten"a la #aciencia #er&ecta su o'ra #ara que seáis #er&ectos y ca'ales sin &altar en al"una cosa. (/ant. 1:;* 5# en la ciencia templan a.5 Este es el tercer paso que se puede dar hacia la perfecci*n del carácter. Por todas partes impera la complacencia y la disipaci*n! y los resultados son degeneraci*n y corrupci*n. .os habitantes del planeta están perdiendo fuer a mental! moral y f7sica debido a los

Pág. ,A

hábitos de intemperancia de la sociedad. .a gula! la pasi*n y el afán de ostentaci*n conducen a multitudes a cometer eGcesos y al derrocheBEl pueblo de /ios debe adoptar una conducta opuesta a la del mundo. .os cristianos deben batallar contra esas costumbres pecaminosas! deben dominar la gula! y mantener su1eta la naturale a inferiorB /ebernos 5escudriñar las Escrituras!5 y poner nuestros hábitos en armon7a con las instrucciones b7blicasB 5# en la templan a paciencia.5 6uando tratamos de dar este paso se advierte la necesidad de ser templados. Es poco menos que imposible que una persona destemplada sea paciente. "0=! ;1'%;'1((() 2lgunos de nosotros tenemos temperamento nervioso! y somos rápidos como un relámpago para pensar y obrar; pero no crea nadie que no puede aprender a ser paciente. .a paciencia es una planta que crecerá rápidamente si se cultiva con esmero. 2l conocernos cabalmente a nosotros mismos! y combinando nuestra firme decisi*n con la gracia de /ios! podremos ser vencedores y llegar a la perfecci*n en todas las cosas sin que nada nos falte. "=+41-,) .a paciencia derrama el bálsamo de la pa y el amor en los acontecimientos de la vida hogareñaB.a paciencia buscará unidad en la iglesia! la familia y la sociedad. /ebernos fundir esta virtud en nuestra vida. "0=! ;1'%;'1((() "1%1)

0( de ACril ,A )ACIENCIA SIGUE A ,A CARIDAD"# 0as t6 o! !om're de $ios si"ue la justicia la #iedad la &e la caridad la #aciencia la mansedum're. (1 Cim. .:11* /ebemos mantener una relaci*n estrecha e 7ntima con el cielo! si tenemos la virtud del temor de /ios. HesIs debe ser el hu3sped de nuestro hogar! miembro de la familia! si refle1amos su imagen y manifestamos que somos hi1os del 2lt7simo. Es algo hermoso la religi*n en el hogar. +i el +eñor mora en nosotros! sentiremos que somos miembros de la familia celestial de 6risto. Eos daremos cuenta de que los ángeles nos observan! y nuestros modales serán amables y tolerantes. /ebemos prepararnos para entrar en los atrios celestiales! cultivando la cortes7a y el temor de /iosB Enoc anduvo con /ios. .o honr* en todos los aspectos de la vida. En su hogar y en medio de los negocios! se preguntaba4 5D+erá aceptable esto al +eñorF5 # acordándose de /ios y siguiendo su conse1o! vio transformarse su carácter y se convirti* en un hombre piadoso! cuyos caminos agradaron al +eñor. +e nos eGhorta a que mostremos en el temor de /ios amor fraternal. >6uán necesario es que demos este paso! para sumar esta cualidad a nuestro carácter? . . . /ebemos alimentar por los demás el mismo amor que 6risto tuvo por nosotros. El +eñor del cielo ad1udica a cada hombre su verdadero valor. +i 3ste no es bondadoso en su hogar terrenal! no cabrá en el hogar celestial. +i quiere siempre hacer su voluntad! sin preocuparse de ofender a los demás! no se sentirá contento en el cielo! a menos que pueda gobernar all7. El amor de /ios debe dominar en nuestro cora *nB 9uscad al +eñor con esp7ritu quebrantado y contrito y os sentir3is traspasados de compasi*n por vuestros hermanos. Estar3is preparados para mostrar en el amor fraternal caridad o amorB Eso nos acercará más al 6ielo. Podemos disfrutar de la dulce pa y el consuelo de /ios al hacer esta obra. Tal actitud nos transportará al ambiente celestial. "0=! ;1'%;'1((() "1%;) 0+ de ACril GRACIA DE DIOS )ARA M@"# Em#ero #or la "racia de $ios soy lo que soy: y su "racia no !a sido en vario #ara conmi"o; antes !e tra'ajado más que todos ellos: #ero no yo sino la "racia de $ios que &ue conmi"o. (1 2or. 1B:1F* =ay quienes intentan ascender la escalera del progreso cristiano pero a medida que avan an! comien an a poner su confian a en el poder del hombre! y pronto pierden de vista a HesIs! el autor y consumados de su fe. El resultado es el fracaso! la p3rdida de todo lo que ha sido ganado. 6iertamente es triste la condici*n de los que habi3ndose cansado en el camino! permiten al enemigo de las almas robarles las virtudes cristianas que hab7an desarrollado en sus cora ones y en sus vidas. "=2p4&-;'&--)

Pág. ,(

El amor de /ios! al estar en el alma! tendrá influencia directa sobre la vida y pondrá el intelecto y los afectos en sano y activo e1ercicio. El hi1o de /ios no quedará satisfecho hasta que se haya cubierto con la 1usticia de 6risto y se sienta sostenido por su poder vivificador. 6uando vea una debilidad en su carácter! no bastará con que la confiese ve tras ve ; debe empeñarse con decisi*n y energ7a en vencer sus defectos! estimulando las caracter7sticas opuesta. Eo debe rehuir esta obra por el hecho de que es dif7cil. 2l cristiano se le eGige energ7a incansable; sin embargo! no está obligado a luchar con sus propias fuer as; el poder divino aguarda que 3l lo pida. 6ualquiera que est3 luchando sinceramente por vencerse a s7 mismo! liará suya la promesa4 59ástate m7 gracia.5 8erced al esfuer o personal unido a la oraci*n de fe! el alma se va instruyendo. /7a tras d7a el carácter se va desarrollando a la seme1an a de 6ristoB Es posible que se necesite ardua lucha para vencer algunos hábitos que se han cultivado durante mucho tiempo; pero podremos triunfar mediante la gracia de 6risto... +i somos fieles a las indicaciones del Esp7ritu de /ios! iremos de gracia en gracia y de gloria en gloria hasta recibir el toque definitivo de la inmortalidad. "0=! 1%'%:'1((,) "1%-) 0. de ACril A-UNDAN%ES RI2UE'AS"# Em#ero $ios que es rico en misericordia #or su muc!o amor con que nos am, a6n estando nosotros muertos en #ecados nos dio vida juntamente con 2risto... y juntamente nos resucit, y asimismo nos !i+o sentar en los cielos con 2risto 3es6s #ara mostrar en los si"los venideros las a'undantes rique+as de su "racia en su 'ondad #ara con nosotros en 2risto 3es6s. (E&e. 2:2=7* Eunca habr7amos aprendido el significado de la palabra 5gracia5 si no hubi3ramos ca7do. /ios ama a los ángeles sin pecado que le sirven y obedecen todas sus *rdenes; pero no les concede gracia. Esos seres celestiales no conocen la gracia; nunca la necesitaron porque no pecaron. .a gracia es un atributo que /ios destina a los indignos seres humanos. Eo la buscamos! sino que fue enviada en nuestra bIsqueda. /ios se deleita en conceder su gracia a cualquiera que la anhela! no porque seamos dignos! sino precisamente porque somos tan absolutamente indignos. Esta necesidad nuestra es la cualidad que nos garanti a el hecho de que recibiremos tal don. Pero /ios no emplea su gracia para anular su ley u ocupar el lugar de la misma. 5Hehová se complaci* por amor de su 1usticia en magnificar la ley y engrandecerla.5 +u ley es verdadB .a gracia de /ios y la ley de su reino están en perfecta armon7a; marchan de la mano. +u gracia nos permite acercarnos a 3l por fe. 2l recibirla y de1ar que obre en nuestras vidas! damos testimonio de la valide de la ley; la eGaltamos y engrandecemos al poner en práctica sus vitales principiosB D6*mo podemos dar testimonio para gloria de /iosF Prestando pura y absoluta obediencia a la ley divina. +i se lo permitimos! 3l se manifestará en nosotros y seremos testigos del poder redentor ante el universo celestial y ante el mundo ap*stata que está deshaciendo la ley de /ios. "6arta <(b! 1(<:) =ay una sola fuer a que puede aseme1arnos a 6risto! que puede impartirnos firme a y constancia. Es la gracia de /ios que desciende sobre nosotros cuando obedecemos la ley divina. "6arta &(! 1<%<) "1%,) 0/ de ACril DE-O CRECER EN ,A GRACIA"# 0as creced en la "racia y conocimiento de nuestro /e4or y /alvador 3esucristo. (2 Pedro -:18* /ios eGige que cada elemento humano me1ore todos los elementos de gracia con que el 6ielo lo ha dotado! y sean cada ve más eficientes en la obra de /ios. +e han tomado toda clase de medidas para que la piedad! pure a y amor del cristiano siempre aumenten! y para que se multipliquen sus talentos y capacidades! y prospere al servicio del 8aestro divino. +in embargo! a pesar de ello! muchos que profesan creer en HesIs no lo manifiestan mediante el crecimiento que testifica del poder santificador que e1erce la verdad sobre la vida y el carácter. 6uando recibimos a HesIs por ve primera en nuestro cora *n! somos niños en el orden religioso; pero nuestra eGperiencia cristiana no debe permanecer en la infancia. /ebemos crecer en la gracia y conocimiento de nuestro +eñor y +alvador Hesucristo; debemos

Pág. ,<

alcan ar la plenitud de la estatura de hombres y mu1eres en el +eñor. /ebemos progresar! debemos alcan ar nueva y rica eGperiencia mediante la fe! creciendo en confian a y fe y amor! conociendo a /ios! y a Hesucristo a quien 3l envi*. "#$! %('%:'1(<-) .a obra de transformaci*n de la impiedad a la santidad es continua. /7a tras d7a /ios obra la santificaci*n del hombre! y 3ste debe cooperar con 3l! haciendo esfuer os perseverantes a fin de cultivar hábitos correctos. /ebe añadir gracia sobre gracia; y mientras el hombre traba1a sobre el plan de adici*n! /ios obra para 3l sobre el plan de multiplicaci*n. Euestro +alvador siempre está listo para o7r y contestar la oraci*n de un cora *n contrito! y gracia y pa son multiplicadas a los fieles. Co osamente derrama sobre ellos las bendiciones que necesitan en sus luchas contra los males que los acosanB >Cloriosa es la esperan a de los creyentes que avan an por fe hacia la más alta perfecci*n cristiana? "=2p4&-;'&--) "1%&) 00 de ACril JEHOVA DA GRACIA A G,ORIA"# Porque sol y escudo es 3e!ová $ios: "racia y "loria dará 3e!ová: no quitará el 'ien a los que en inte"ridad andan. (/al. 8;:11* =ay muchos que no crecen en la gracia porque no cultivan la religi*n en el hogar. "+T! 1A'%;' 1<%,) .os miembros de la familia deben demostrar que se encuentran en constante posesi*n de una fuer a recibida de 6risto. /eben me1orar todos sus hábitos y prácticas para demostrar que constantemente tienen presente lo que significa ser cristiano. "8+ 1,%! 1(<A) .os que son cristianos en el hogar lo serán tambi3n en la iglesia y en el mundo. "+T! 1A'%;'1<%,) .a gracia puede prosperar Inicamente en el cora *n que constantemente está preparándose para recibir las preciosas semillas de verdad. .as espinas del pecado crecen en cualquier terreno; no necesitan cultivo; pero la gracia debe ser cuidadosamente cultivada. .as espinas y las ar as siempre están listas para surgir! y de continuo debe reali arse la obra de purificaci*n. "PMC84&%) .o que logrará que el carácter sea encantador en el hogar tambi3n conseguirá que lo sea en las mansiones celestiales. "+T! 1,'11'1(<;) Para que seáisB la lu del mundo! 3sta debe brillar en vuestro hogar. Estáis aqu7 para dar e1emplo de las virtudes cristianas! y para manifestar amor! paciencia! bondad y firme aB 6onstantemente deb3is tratar de adquirir la cultura más elevada del esp7ritu y el almaB 6omo humilde hi1o de /ios! aprended en la escuela de 6risto; tratad constantemente de me1orar vuestras facultades! para que podáis efectuar la obra más perfecta y cabal en vuestro hogar! por precepto y e1emploB Permitid que la lu de la gracia celestial ilumine vuestro carácter! para que podáis ser el sol del hogar. "0=! 1&'%<'1(<1) .a calidad de vuestro cristianismo se mide por el carácter de la vida que reina en vuestro hogar. .a gracia de 6risto capacita a sus poseedores para transformar el hogar en un lugar feli ! lleno de pa y serenidad. "+T! 1,'11'1(<;) "1%:) 01 de ACril C>MO CRECER EN ,A GRACIA"# < #oderoso es $ios #ara !acer que a'unde en vosotros toda "racia; a &in de que teniendo siem#re en todas las cosas todo lo que 'asta a'und%is #ara toda 'uena o'ra: como está escrito: derram, dio a los #o'res; su justicia #ermanece #ara siem#re. (2 2or. 1:8=1* 8uchos anhelan crecer en la gracia; oran al respecto! y se sorprenden de que sus oraciones no reciban respuesta. El +eñor les ha encomendado una obra que los ayudará a crecer. D/e qu3 vale orar cuando hay que efectuar cierta obraF .o que interesa es lo siguiente4 D+e afanan por salvar las almas por quienes 6risto muri*F El crecimiento espiritual depende del hecho de que transmitamos a los demás la lu que /ios nos ha dado a nosotros. Tendr3is que empeñar vuestros me1ores pensamientos en labor activa para hacer el bien! y solamente el bien! en medio del c7rculo de la familia! en la iglesia y el vecindario.

Pág. &%

En ve de afligiros con la idea de que no estáis creciendo en gracia! cumplid cada obligaci*n que se os presente! llevad el peso de las almas en vuestro cora *n! y tratad de salvar a los perdidos por todos los medios imaginables. +ed bondadosos! corteses y compasivos; hablad con humildad de la bendita esperan a; hablad del amor de HesIs; dad a conocer su bondad! su misericordia y 1usticia; de1ad de preocuparon y pensar si crec3is o no. .as plantas no crecen nutridas por algIn esfuer o conscienteB .a planta no se angustia constantemente acerca de su crecimiento. Eo hace más que crecer ba1o la vigilancia divina. "#$! %-'%;'1(<() .a Inica manera de crecer en gracia es la de hacer con inter3s la obra que 6risto nos encomend*; es decir! empeñarnos con inter3s hasta donde nos permita nuestra capacidad en ser una ayuda y bendici*n para los que necesitan la ayuda que podemos ofrecerlesB .os cristianos que continuamente robustecen su afán! fervor y celo nunca erraránB +u sabidur7a aumenta su capacidad de traba1ar. 6omprenden al parecer los planes más amplios. Están listos para participar en las más fascinantes empresas! y no admiten la ociosidad; no hay comuni*n entre ellos y el estancamiento. "0=! %A'%:' 1((A) .os tesoros de la gracia son absolutamente ilimitados. "6arta A1! 1((A) "1%A)

10 de ACril ,A SENDA DE, CRIS%IANO"# 0as la senda de los justos es como la lu+ de la aurora que va en aumento !asta que el día es #er&ecto. Aos j,venes #ueden reci'ir "racia de 2risto todos los días verán res#landecer la lu+ con más &ul"or a medida que avancen en la senda de la santidadH (Prov. ;:18* El crecimiento en la gracia no os inducirá a ser orgullosos 1actanciosos! ni alimentará vuestra confian a propia; en cambio o hará más conscientes de vuestra insignificancia! de vuestra total depen' dencia de /ios. El que crece en la gracia siempre tratará de alcan ar el cielo! y de obtener clara visi*n de la plenitud de las providencias del Evangelio. .os 1*venes pueden ser libres en 6risto; pueden ser hi1os de 1 lu y no de las tinieblas. /ios quiere que todos los 1*venes renuncien a todos los malos hábitos! que sean diligentes en los negocios fervientes en esp7ritu! sirviendo al +eñor. HesIs os ayudará! de modo que no necesit3is permanecer indolentes! sin afanaros por corregir vuestros errores o me1orar de conducta. .a sinceridad c1 vuestras oraciones se pondrán en evidencia por el vigor del esfuer o que hagáis para obedecer los mandamientos de /ios. Pod3is proceder con tino! y renunciar a cada paso a los malos hábitos y compañ7as! creyendo que el +eñor renovará vuestro cora *n por el poder de su Esp7rituB Eo eGcus3is vuestros defectos de carácter; por lo contrario! vencedlos con la gracia de 6risto. .uchad con las malas pasiones que condena la Palabra de /ios! porque al ceder a ellas! os reba1áis. 2rrepent7os del pecado mientras la suave vo de la 8isericordia os invita; porque 3ste es el primer paso que pod3is dar en el caso de la obra más noble. .uchad con tes*n por dominar todas las facultades que /ios os concedi*. "#$! 11'%('1(<;) .a senda del 1usto es progresiva! y va de fortale a en fortale a de gracia en gracia! y de gloria en gloria. El resplandor divino mentará cada ve más! de acuerdo con nuestro proceder y mate progresiva! y as7 nos capacitará para hacer frente a las responsabilidades y situaciones dif7ciles que nos aguardan. "0=! ;;'%:'1((:) "1%() 11 de ACril EOH DIOSF AAUDAME A ASCENDER"# 8ye o! $ios mi clamor; a mi oraci,n atiende. $esde el ca'o de la tierra clamar% a ti cuando mi cora+,n desmayare: a la #e4a más alta que yo me condu+cas. Porque t6 !as sido mi re&u"io y torre de &ortale+a delante del enemi"o. (/almo .1:1=-*

Pág. &1

DObservasteis alguna ve un gavilán que persegu7a una t7mida palomaF El instinto le ha enseñado a la paloma que el gavilán! para tomar su presa! debe volar a mayor altura que su v7ctima. /e manera que aqu3lla vuela cada ve más alto! perseguida siempre por el gavilán! que trata! en vano de sacar venta1a. .a paloma está a salvo mientras no permite que nada detenga su vuelo o la arrastre hacia la tierra; mas si falla una ve y vuela un poco más ba1o! su alerta enemigo se lan ará sobre su v7ctima. Me tras ve hemos observado este espectáculo conteniendo el aliento! volcando toda nuestra simpat7a en la palomita. >6uánta pena nos hubiera causado verla caer v7ctima del cruel gavilán? Eos aguarda una batalla4 un conflicto largo como la vida misma contra +atanás y sus seductoras tentaciones. El enemigo empleará todos los argumentos y engaños que puedan para atrapar el alma; a fin de obtener la corona de vida! debemos esfor arnos con fervor y perseverancia. Eo debemos poner a un lado la armadura ni salir del campo de batalla hasta haber ganado la victoria! y triunfado con la fuer a de nuestro 0edentor. 8ientras mantengamos los o1os fi1os en el 2utor y 6onsumidor de la fe! estaremos a salvo. Pero debemos dedicar nuestro afecto a las cosas de arriba! no a las terrenales. Por fe debemos elevarnos cada ve a mayores alturas por las virtudes de 6risto. 6ontemplando diariamente sus incomparables encantos! debernos aseme1arnos cada ve más a su gloriosa imagen. 8ientras vivamos en tal comuni*n con el 6ielo! en vano tenderá +atanás sus redes para atraparnos. "#$! 1;'%&'1(<() "1%<)

1$ de ACril E, %EMOR A ,A SA-IDUR@A"# El temor de 3e!ová es el #rinci#io de la sa'iduría; y la ciencia de los santos es inteli"encia. (Prov. 1:1F* 6risto fue el maestro más eGtraordinario que el mundo vio 1amás. Eos tra1o conocimiento directo del cielo. .as lecciones que nos imparti* son las que necesitarnos para la vida actual y la futura. Eos presenta los verdaderos ideales de vida! y nos indica c*mo alcan arlos. En la escuela de 6risto los alumnos nunca se gradIan. Entre los alumnos hay 1*venes y ancianos. .os que prestan atenci*n a las instrucciones del 8aestro divino avan an constantemente en sabidur7a! refinamiento y noble a de alma! y as7 están preparados para entrar en el colegio superior donde el progreso se prolongará por toda la eternidad. .a +abidur7a $nfinita nos presenta las grandes lecciones de la vida! lecciones de deber y felicidad. Estas son a menudo dif7ciles de aprender! pero sin ellas no podemos efectuar verdaderos progresos. Pueden costarnos esfuer os y lágrimas! y hasta angustia; pero no debemos vacilar ni abatirnos. 2l final escucharemos la invitaci*n del 8aestro4 5=i1o! sube arribaBN 6ada facultad y atributo con que el 6reador dot* a los hi1os de los hombres debe emplearse para su gloria; esto significa la práctica más pura! santa y feli . 8ientras se considere que los principios religiosos son lo principal! cada paso que se d3 hacia adelante en la adquisici*n de conocimiento en el cultivo del intelecto! conducirá a la asimilaci*n de lo humano y lo /ivino! de lo finito con lo $nfinito. "68P24&%'&;) +i los 1*venes estuvieran dispuestos a aprender del 8aestro celestialB comprobar7an por s7 mismos que el temor de Hehová es en verdad el principio de la sabidur7a. =abiendo echado as7 un seguro cimientoB aprovechan lo me1or posible cada privilegio y oportunidad! y se pueden elevar a cualquier altura en lo que a ha añas intelectuales se refiere. "#$! ;,'11'1<%-) "11%) 1& de ACril ,A SA-IDUR@A DA VIDA"# Aa sa'iduría eOcede en que da vida a sus #oseedores. (Ecle. 7:12* 2l indicarnos el camino de la salvaci*n! la 9iblia se convierte en nuestra gu7a para alcan ar una vida me1or y superior.

Pág. &;

2l apartarse de la Palabra de /ios para alimentarse en las obras de escritores que no son inspirados de lo alto! la mente se deforma y reba1a. Eo se relaciona con los principios profundos y amplios de la verdad eternaB .a tarea de cada maestro y padre deber7a ser la de ligar la mente de los niños y 1*venes a las grandes verdades de la Palabra inspirada. Esta es la educaci*n esencial para esta vida y la venidera. # no se crea que esto coarta el estudio de la ciencia o reba1a el nivel de la educaci*n. El conocimiento de /ios es tan alto como los cielos y tan amplio como el universo. Eo hay nada tan ennoblecedor y vigori ante como el estudio de los grandes temas referentes a nuestra vida eterna. 2sgan los 1*venes esas verdades de origen divino! y su mente se desarrollará y fortalecerá con el esfuer o. Eso transportará a cada 1oven hacedor de la Palabra a un mundo de pensamiento más amplio y habrá de procurarle una rique a de ciencia imperecedera. "+T! 1-'%:'1<%:) +olamente en la Palabra de /ios hallamos el relato aut3ntico de la creaci*nB+olamente en ella podremos encontrar la historia de la humanidad sin el sello del pre1uicio o el orgullo humanoB 2ll7 podemos comulgar con los patriarcas y profetas! y escuchar la vo del Eterno que se dirige a los hombres. 2ll7 contemplamos la 8a1estad de los 6ielos que se humilla hasta convertirse en sustituto y garant7a! para hacer frente en inferioridad de condiciones a las potencias de las tinieblas! y luego ganar la victoria para nuestro beneficio. .a contemplaci*n reverente de tales temas no puede menos que suavi ar! purificar y ennoblecer el cora *n! y al mismo tiempo! inspirar nueva fuer a y vigor a la mente. "C=! %('1((;) "111) 1( de ACril C>MO A,CAN'AR E, CONOCIMIEN%O"# @aciendo estar atento tu oído a la sa'iduría si inclinares tu cora+,n a la #rudencia; si clamares a la inteli"encia y a la #rudencia dieres tu vo+; si como a la #lata la 'uscares y la escudri4ares como a tesoros; entonces entenderás el temor de 3e!ová y !allarás el conocimiento de $ios. (Prov. 2:-=B* Eadie crea que lo sabe todo. .a profundidad del intelecto humano es susceptible de medici*n; las obras de los autores humanos pueden ser conocidas a fondo; pero ni el más alto y amplio vuelo de la imaginaci*n puede descubrir a /ios. =ay infinitud más allá de lo que podemos comprender. =emos visto apenas un centelleo de la gloria divina y de la infinitud del conocimiento y la sabidur7a. Podr7amos decir que hemos estado cavando en la superficie de la mina que oculta riqu7simo mineral aur7fero para recompensar con 3l a quien cave hasta hallarlo. =ay que ir cada ve más hondo en el seno de la mina! y como resultado tendremos un tesoro maravilloso. 2 trav3s de una fe correcta el conocimiento divino se convertirá en conocimiento humano. Eadie puede escudriñar las Escrituras en el Esp7ritu de 6risto sin recibir recompensa. 6uando un hombre se muestra dispuesto a recibir enseñan a como un niñito! cuando se somete completamente a 6risto! encuentra la verdad en su Palabra. +i los hombres obedecieran! entender7an el plan de gobierno de /ios. El mundo celestial abrir7a sus tesoros de gracia y gloria para que fueran eGplorados. .os seres humanos ser7an totalmente diferentes de lo que son actualmente; porque al eGplorar la mina de la verdad! se ennoblecer7an. El misterio de la redenci*n! la encarnaci*n de 6risto! su sacrificio eGpiatorio no ser7an! como lo son ahora! un concepto vago para ellos Eo solamente se los entender7a me1or! sino que se los apreciar7a mucho másB El conocimiento eGperimental de /ios y de 6risto transforma al hombre a la seme1an a de /ios. 6onfiere al hombre el dominio de s7 mismo! sometiendo cada impulso y pasi*nBal control de las facultades superiores de la mente. 6onvierte a su poseedor en hi1o de /ios y heredero del cielo. .o pone en comuni*n con la mente del $nfinito y le abre los ricos tesoros del universo. "+T! 1;'%<'1<%:) "11;) 1+ de ACril GUARDA ,A SADIDURIA"#

Pág. &-

@ijo mío no se a#arten estas cosas de tus ojos; "uarda la sa'iduría y la discreci,n: #ues ellas serán vida a tu alma y "racia #ara tu "ar"anta. Entonces andarás con se"uridad en tu camino. (Prov.-:21=2-* /ebemos sentarnos a los pies de 6risto! como si fu3ramos niñitos! para aprender de 3l a traba1ar con 3Gito. /ebemos pedirle que nos inspire buen criterio y lu para impartirlos a los demás. +e necesita conocimiento que sea fruto de la eGperiencia. Eo deber7amos permitir que pasara un d7a sin adquirir más conocimientos en el orden temporal y espiritual. Eo hemos de clavar estacas que no estemos dispuestos a cambiar de lugar! más cerca de las alturas que anhelamos ascender. .a educaci*n superior se adquirirá al educar la mente para avan ar d7a tras d7a. El fin de cada d7a deber7a encontrarnos a un d7a de marchas más pr*Gimas a la recompensa del vencedor. Euestro entendimiento debe madurar diariamente. 6ada d7a debemos hacer decisiones que reportarán una rica recompensa en esta vida y la venidera. 8irando diariamente a HesIs y no lo que hemos hecho! efectuaremos decididos progresos en la ciencia temporal y espiritual. El fin de todas las cosas se acerca. Eo debemos permitir que lo que hemos hecho ponga punto final a nuestra obra. El 6apitán de nuestra salvaci*n dice4 52delante. .a noche viene! cuando nadie puede obrar.5 /ebernos aumentar nuestra utilidad constantemente. Euestra vida debe estar siempre sometida al poder de 6risto. /ebemos mantener nuestras lámparas encendidas continuamenteB En todas las 3pocas /ios ha dado revelaciones divinas a los seres humanos! con el fin de cumplir su prop*sito de eGplicarnos gradualmente las doctrinas de la gracia. +u m3todo de impartir la verdad se ilustra con las siguientes palabras4 56omo el alba está apare1ada su salida.5 El que se sitIa donde /ios puede iluminarlo avan a! por as7 decirlo! desde la oscuridad parcial de la aurora! hacia el pleno fulgor del mediod7a. "0=! ;('%1'1<%,) "11-) 1. de ACril SA-IDUR@A )ARA MI %RA-AJO"# < lo !e !enc!ido de es#íritu de $ios en sa'iduría y en inteli"encia y en ciencia y en todo arti&icio. (POo. -1:2=-* Eo necesitáis ir hasta los confines de la tierra para buscar sabidur7a! pues /ios está cercaBEl anhela que eGtendáis hacia 3l la mano de la fe. 2nhela que esper3is grandes cosas de 3l. 2nhela datos inteligencia as7 en las cosas materiales como en las espirituales. El puede agu ar el intelecto. Puede impartir tacto y habilidad. Emplead vuestros talentos en el traba1o; pedid a /ios sabidur7a! y os será dada. "PMC841,:) 2 todo el que constantemente entrega su voluntad a la voluntad del $nfinito! para ser guiado y enseñado por /ios! se le promete un desarrollo progresivo en las cosas espirituales. /ios no impone l7mites al progreso de los que están 5llenos del conocimiento de su voluntad! en toda sabidur7a y espiritual inteligencia5. "0=! %,'1%'1<%:) .os que convierten a /ios en su poder efica ! comprenden su propia debilidad! y el +eñor les proporciona su sabidur7a. 6omo se apoyan en /ios d7a tras d7a! y cumplen su voluntad con humildad y sincera y r7gida integridad! aumenta su conocimiento y capacidad. 8ediante su disposici*n a obedecer reverencian y honran a /ios! y son honrados por 3l. "0=! ;;'%;'1<%:) El caso de /aniel nos revela el hecho de que el +eñor está siempre dispuesto a escuchar las oraciones del alma contrita; cuando busquemos al +eñor con todo nuestro cora *n! 3l contestará nuestras peticiones. 2qu7 se revela d*nde obtuvo /aniel su habilidad y entendimiento; si estuvi3ramos dispuestos a pedir sabidur7a al +eñor! ser7amos favorecidos con mayor capacidad y poder del cielo. "6arta &<! 1(<:) "11,) 1/ de ACril ,A SA-IDUR@A EN ,A VIDA"# 9Kui%n es sa'io y avisado entre vosotros: muestre #or 'uena conversaci,n Mcom#ortamientoN sus o'ras en mansedum're de sa'iduría. (/ant. -:1-*

Pág. &,

>6uántos pecados evitará esta conducta consecuente? >2 cuántas personas apartará de las sendas torcidas y las conducirá por caminos de 1usticia? 8ediante una vida ordenada y la conducta piadosa el pueblo de /ios demostrará el poder de las grandes verdades que el +eñor le ha dadoB +e establece un contraste entre los que se consideran sabios y aquellos a quienes /ios ha dotado de sabidur7a! porque 3stos no usarán sus facultades para per1udicar y destruir. Jn hombre puede eGpresarse bien; pero a menos que su vida revele buenas obras! su sabidur7a es humana. .a sabidur7a genuina es toda bondad! misericordia y amor. El elemento mundano que los hombres llaman sabidur7a es necedad para /ios. 8uchos miembros de la iglesia naufragaron en el orden espiritual porque se sintieron satisfechos con esa clase de sabidur7a. Perdieron la oportunidad de obtener y utili ar recto conocimiento! porque no se dieron cuenta de que la eficiencia de 6risto es esencial para convertirnos en sagrados comerciantes de 3Gito que pudieran negociar con prudencia la mercader7a que les fue confiada. Eo se abastecieron de mercanc7a celestial! y el valor de sus eGistencias negociables fue descendiendo continuamente. Eo basta poseer ciencia. /ebemos tener la capacidad de usar rectamente el conocimiento. /ios nos eGige que nuestra conducta sea buena! eGenta de rude a y vanidad. Eo habl3is palabras vanidosas ni autoritarias o rudas! porque 3stas engendrarán rencillas. En cambio! pronunciad palabras que impartirán lu ! conocimiento! instrucci*n! palabras que restauren y edifiquen. Jn hombre demuestra que posee verdadera sabidur7a cuando usa el don del lengua1e para crear mIsica en el alma de los que están tratando de cumplir la obra que se les ha encomendado! y necesitan ánimo. "6arta ,%! 1<%1) 6uando el cora *n es puro! ricos tesoros de sabidur7a fluyen de 3l. "0=! 1A'%&'1(<() "11&) 10 de ACril MARAVI,,AS DE ,A NA%URA,E'A"# 2onsidera las maravillas de $iosHlas maravillas del Per&ecto en sa'iduría. (3o' -7:1;=1.* Todo el mundo de la naturale a está destinado a ser int3rprete de las cosas divinas. 6uando 2dán y Eva se encontraban en su hogar ed3nico! la naturale a rebosaba del conocimiento de /ios y de instrucci*n divina. Escuchaban atentos la vo de la sabidur7a con que les hablaba. Esta entraba por los o1os y llegaba al cora *n; porque comulgaban con /ios en sus obras creadasB6on el mundo natural /ios ha puesto en manos de los hi1os de los hombres la llave que abrirá la cámara del tesoro de su Palabra. .o invisible se ilustra con lo visible; la sabidur7a divina! la verdad eterna y la gracia infinita se comprenden mediante las cosas que /ios hi o. "68P241(:'1(A) 2s7 como los moradores del Ed3n aprendieron de las páginas de la naturale a! as7 como 8ois3s percibi* lo que /ios hab7a escrito en los llanos y las montañas de 2rabia! y el niño HesIs en los cerros de Ea aret! los niños de hoy d7a tambi3n pueden aprender de 3lB En todas las cosas que hay sobre la tierra! desde el árbol más alto del bosque hasta el liquen que se adhiere a la roca! desde el oc3ano sin l7mites hasta la concha más diminuta de la costa! pueden contemplar la imagen y la inscripci*n de /ios. "Ed41%%) En ella hay misterios que fortalecerán la mente cuanto más 3sta los escudriñeBTodos pueden hallar materia de estudio en las bri nas de hierba que cubren la tierra con una alfombra de verde terciopelo! las plantas y las flores!B las alt7simas montañas! las rocas de granito! . . . las bell7simas 1oyas de lu que tachonan los cielos para hermosear la noche! las inagotables rique as de la lu solar! la serena hermosura de la luna! el fr7o del invierno! el calor del verano! las estaciones variables y siempre repetidas en perfecto orden y armon7a! controladas por el poder infinito; tales son temas que eGigen profunda meditaci*n! que obligan a dilatar la imaginaci*n. ",T4&(1) "11:) 11 de ACril ,OS %A,EN%OS A SU RECOM)ENSA"# < su se4or le dijo: Gien 'uen siervo y &iel; so're #oco !as sido &iel so're muc!o te #ondr%: entra en el "o+o de tu se4or. (0at. 2B:21* /ios nos ha dado talentos a fin de que los usemos para su gloria. 2 uno le concede cinco talentos! a otro! dos; a un tercero! uno. El que tiene un solo talento no lo debe esconder de /ios. El +eñor sabe

Pág. &&

d*nde está oculto. +abe que no está haciendo nada por 3l. 6uando venga! el +eñor preguntará a sus siervos4 DLu3 hab3is hecho con los talentos que os encomend3F # cuando los que recibieron cinco y dos le cuenten que duplicaron la cantidad mediante varias transacciones! 3l les dirá4 59ien! buen siervo y fiel; sobre poco has sido fiel! sobre mucho te pondr34 entra en el go o de tu señor.5 .o mismo le dirá al que haya comerciado con el talento que se le prest*... 2l que tiene un solo talento le dirá4 D+ab7as que un solo talento! bien usado y aprovechado! dará al +eñor otros cienF D6*mo es posibleF preguntáis. Jsad vuestro don para convertir a un hombre inteligente! que comprende lo que /ios significa para 3l! y lo que deber7a significar 3l para /ios. 2l ponerse de parte del +eñor! y al impartir lu a los demás! se podrán llevar almas al +alvador. 8ediante el uso correcto de un talento! cien almas pueden recibir la verdad. Eo son los que poseen mayor cantidad de talentos los que escuchan el 59ien! buen siervo!5 sino los que con sinceridad y fidelidad han usado sus dones para gloria del 8aestroB =ay una gran obra que hacer en nuestro mundo! y se nos pedirá cuenta por cada rayo de lu que brilla sobre nuestra senda. $mpartid esa lu ! y recibir3is más lu para seguir impartiendo. Cran bendici*n descenderá sobre los que usan debidamente sus talentos. "C69! ;-'%,'1<%1) "11A) $0 de ACril E, %A,EN%O DE ,A )A,A-RA"# /ea vuestra #ala'ra siem#re con "racia sa+onada con sal; #ara que se#áis c,mo os conviene res#onder a cada uno. (0at. 2B:21* .a vo es un talento que se nos ha confiado! y se deber7a usar para ayudar! animar y fortalecer a nuestros seme1antes. +i los padres amaran a /ios y se mantuvieran en la senda del +eñor para obrar 1usticia y 1uicio! su lengua1eB ser7a sensato! puro y edificante. Est3n dentro de la casa o fuera de ella! deben escoger bien sus palabras. "8+ -:! 1(<<) .a me1or escuela para cultivar la vo es la vida hogareña. Tratad por todos los medios no de fastidiar! sino de cultivar una vo suave! definida y puraB .as madres deben obrar como 6risto! y pronunciar palabras tiernas y afectuosas en el hogar. "6arta A&! 1(<() .a debida cultura y el uso de la facultad del habla es parte de todo ramo de servicio cristiano; entra en la vida familiar y en toda nuestra relaci*n mutua. =emos de acostumbrarnos a hablar en tonos agradables! a usar un lengua1e puro y correcto! y palabras bondadosas y corteses. .as palabras dulces! amables! son como el roc7o y la suave lluvia para el alma. .a Escritura dice de 6risto que la gracia fue derramada en sus labios! para que pudiera 5hablar en sa *n palabra al cansado.5 # el +eñor nos insta4 5+ea vuestra palabra siempre con gracia!5 5para que d3 gracia a los oyentesBN +i seguimos el e1emplo de 6risto en hacer bien! los cora ones se nos abrirán como se le abr7an a 3l. Eo bruscamente! sino con tacto impulsado por el amor divino! podremos hablarles de 2quel que es 5señalado entre die mil5 y 5todo 3l codiciable.5 Esta es la obra suprema en la cual podemos emplear el talento del habla. "PMC84--:'--<) .as palabras y acciones apropiadas tienen una influencia ben3fica más poderosa que todos los sermones que se puedan predicar. "#$! %1'%1'1<%-) "11() $1 de ACril E, %A,EN%O DE, %IEM)O"# 0irad #ues c,mo and%is avisadamente; no como necios mas como sa'ios; redimiendo el tiem#o #orque los días son malas. (2ol. ;:.* /ios concede talentos a los hombres! no para que los de1en inactivos o los empleen para propia satisfacci*n! sino a fin de que se los use para bendici*n de los demás. /ios brinda a los hombres el don del tiempo con el prop*sito de fomentar su gloria. 6uando se emplea el tiempo en placeres ego7stas! tales horas se pierden para toda la eternidad. "68P24-&,) Euestro tiempo pertenece a /ios. 6ada momento es suyo! y nos hallamos ba1o lo más solemne obligaci*n de aprovecharlo para su gloria. /e ningIn otro talento que 3l nos haya dado requerirá más estricta cuenta que de nuestro tiempo.

Pág. &:

El valor del tiempo sobrepu1a todo c*mputo. 6risto consideraba precioso todo momento! y as7 es como hemos de considerarlo nos. otros. .a vida es demasiado corta para que se la disipe. Eo tenemos sino unos pocos d7as de gracia en los cuales prepararnos para la eternidadB 2penas los miembros de la familia humana han empe ado a vivir! cuando comien an a morir! y la labor incesante del mundo termina en la nada a menos que se obtenga un verdadero conocimiento respecto a la vida eterna. El hombre que aprecia el tiempo como su d7a de traba1o! se preparará para una mansi*n y una vida inmortales. Male la pena que 3l haya nacidoB .a vida es demasiado solemne para que sea absorbida en asuntos temporales o terrenos! en un tráfago de cuidados y ansiedades por las cosas que no son sino un átomo en comparaci*n con las de inter3s eterno. +in embargo! /ios nos ha llamado a servirle en los asuntos temporales de la vida. .a diligencia en esta obra es una parte de la verdadera religi*n tanto como lo es la devoci*n. .a 9iblia no sanciona la ociosidad. Esta es la mayor maldici*n que aflige a nuestro mundo. 6ada hombre y mu1er verdaderamente convertido será un obrero diligente. "PMC84-,;'-,-) 6ada momento está preñado de consecuencias de carácter eterno. "#$! -%'%:'1(<() "11<) $$ de ACril E, %A,EN%O DE, DINERO"# El que siem'ra escasamente tam'i%n se"ará escasamente; y el que siem'ra en 'endiciones en 'endiciones tam'i%n se"ará. 2ada uno d% como #ro#uso en su cora+,n no con triste+a o #or necesidad; #orque $ios ama al dador ale"re. (2 2or. 1:.=7* En la parábola de los talentos se presentan dos clases de personas. Jna se representa por medio del siervo diligente! y la otra! por medio del siervo malo y negligente. 2 ambos se les hab7a encomendado el dinero del +eñor. Jno se puso a traba1ar con afán! y trat* de hallar oportunidades de usar el don que se le hab7a confiado de tal manera que los demás recibieran bendiciones y beneficios. El no vive simplemente para complacer ni para satisfacer sus deseos ego7stas! ni para deleitarse en reuniones de placer ni en lugares de diversiones! donde se trata de satisfacer la concupiscencia de la carne! como si 3ste fuera el ob1eto de la vida. En cambio! es serio y recuerda que su vida religiosa es corta. "#$! %('%:'1(<-) Es /ios quien da a los hombres el poder de conseguir rique as! y 3l ha otorgado esta capacidad! no como medio de complacer al yo! sino como un medio de devolver a /ios lo suyo. 6on este ob1eto no es pecado adquirir recursos. El dinero ha de ser ganado por el traba1o. 6ada 1oven ha de cultivar costumbres de laboriosidad. .a 9iblia no condena a nadie por ser rico! si ha adquirido sus rique as honradamente .a rique a resultará una bendici*n si la consideramos como del +eñor! para ser recibida con agradecimiento! y devuelta con agradecimiento al /ador. ":T4,&;',&-) El dinero tiene gran valor porque puede hacer mucho bien. En manos de los hi1os de /ios es alimento para el hambriento! bebida para el sediento! y vestido para el desnudo. Es una defensa para el oprimido y un medio de ayudar al enfermo. Pero el dinero no es de más valor que la arena! a menos que sea usado para satisfacer las necesidades de la vida! beneficiar a otros! y hacer progresar la causa de 6risto. "PMC84-&A) "1;%) $& de ACril ,AS *UER'AS SON UN %A,EN%O"# El !om're sa'io es &uerte; y de #ujante vi"or el !om're docto. (Prov.2;:B* /ebemos amar a /ios! no s*lo con todo el cora *n! el entendimiento y el alma! sino con toda la fuer a. Esto implica el uso pleno e inteligente de las facultades f7sicasB Pue 6risto quienBdio todas las indicaciones con respecto a la edificaci*n del templo de +alom*n. 2quel que en su vida terrenal traba1ara como carpintero en la aldea de Ea aret! fue el 2rquitecto celestial que tra * el plan del sagrado edificio en el cual hab7a de honrarse su nombreB Todas las buenas invenciones y progresos tienen su fuente en el que es maravilloso en conse1o y grande en sabidur7a. El toque hábil de la mano del m3dico! su poder sobre los nervios y los mIsculos! su conocimiento del delicado organismo humano! no es otra cosa que la sabidur7a del poder divino que

Pág. &A

ha de ser empleado en favor de los que sufren. .a destre a con la cual el carpintero usa el martillo! la fuer a con que el herrero hace sonar el yunque! provienen de /ios. El ha dotado a los hombres de talentos! y espera que acudan a 3l en procura de conse1oB .a religi*n de la 9iblia ha de entrete1erse con todo lo que hacemos o decimos. .os agentes divinos y humanosBhan de estar unidos en todas las actividades humanas! en las labores mecánicas y agr7colas! en las empresas comerciales y cient7ficasBEs tan esencial hacer la voluntad de /ios cuando se construye un edificio como cuando se toma parte en un servicio religiosoB /e /aniel sabemos que aun cuando todas sus transacciones comerciales eran sometidas al más minucioso eGamen! no se pod7a hallar una sola falta o error. El fue un e1emplo de lo que puede ser todo hombre de negocios. +u historia muestra lo que puede reali ar una persona que consagra la fuer a del cerebro! los huesos y los mIsculos! del cora *n y la vida! al servicio de /ios. "PMC84-,('-&1) "1;1) $( de ACril DIOS ME GU@A EN E, -IEN HACER"# El que !ace 'ien es de $ios. (- 3uan 11* =ay muchas formas en que los 1*venes podr7an poner a usura los talentos que les confi* el +eñor! para edificar la obra y la causa de /ios; y no para complacerse sino para glorificar a /ios. El +oberano de los cielos! el 0ey de la gloria! hi o el infinito sacrificio de venir a nuestro mundo para ennoblecer y elevar a la humanidadB+e di1o que 5anduvo haciendo bienesBN El tiene una viña en la cual todos pueden reali ar buen traba1o. .a doliente humanidad necesita ayuda en todo lugar. .os alumnos pueden llegar al cora *n de la gente hablando palabras en sa *n! haciendo favores a aquellos que necesitan que se los ayude aIn en sus tareas manuales. Esto no os degradará; al contrario! os hará sentir la aprobaci*n de /ios. =abr3is de entregar vuestros talentos a los cambiadores para su usufructo. .os multiplicar3is negociando con ellosB Tenemos la obligaci*n de velar para que los 1*venes usen los mIsculos y el cerebro que /ios les ha dado! para beneficio de los demás! y alivien sus tareas! consuelen al afligido! animen al abatido y conforten al desesperado; esto lo liaremos apartando la mente de los alumnos de la diversi*n y los 1uegos que a menudo los ale1an de la senda de la dignidad y los conducen a la vergSen a. El +eñor quiere que la mente se eleve! buscando sendas de utilidad más elevadas y nobles. "E.! EV -%! página ;) Jn hombre de verdad es el que está dispuesto a sacrificar sus propios intereses para beneficio de los demás! y que se esfuer a por confortar a los quebrantados. "0=! %('%1'1((%) Toda capacidad de hacer el bien proviene de /iosB 2 /ios corresponde toda la gloria por las acciones buenas y prudentes de los elementos humanos. "8+ 1,:! 1<%;) "1;;) $+ de ACril ,OS A*EC%OS SON %A,EN%OS"# Amándoos los unos a los otros con caridad &raternal; #revini%ndoos con !onra los unos a los otros. ()om.12:1F* .os sentimientos bondadosos! los impulsos generosos y la rápida comprensi*n de las cosas espirituales son talentos preciosos! y colocan a su poseedor ba1o una pesada responsabilidad. Todos han de ser usados en el servicio de /ios. Pero aqu7 es donde muchos yerran. +atisfechos con la posesi*n de esas cualidades! de1an de usarlas en un servicio activo por otrosB2quellos que poseen grandes cualidades afectivas tienen ante /ios la obligaci*n de prodigarlas no solamente a sus amigos! sino a todos los que necesitan ayuda. .as venta1as sociales son talentos! y hay que usarlas para beneficio de todos los que están al alcance de nuestra influenciaB .os talentos que se usan son talentos que se multiplican. El 3Gito no es el resultado de la casualidad o del destino; es la operaci*n de la providencia de /ios! la recompensa de la fe y la discreci*n! de la virtud y el esfuer o perseverante. El +eñor desea que usemos cada don que poseemos; y si lo hacemos! tendremos mayores dones para usar. El no nos capacita de una manera sobrenatural con las cualidades de que carecemos! pero mientras usamos lo que tenemos! 3l obrará con nosotros para aumentar y fortalecer toda facultad. En todo sacrificio ferviente y sincero que hagamos en el servicio

Pág. &(

del 8aestro! nuestras facultades se acrecentaránB6uando apreciamos y obedecemos las indicaciones del Esp7ritu! nuestros cora ones son capacitados para recibir más y más de su poder! y para hacer una obra mayor y me1or. .as energ7as dormidas son despertadas! y las facultades parali adas reciben nueva vidaB 2l procurar ganar a otros para 6risto! llevando la preocupaci*n por las almas en nuestras oraciones! nuestros propios cora ones palpitarán ba1o la vivificante influencia de la gracia de /ios; nuestros propios afectos resplandecerán con más divino fervor; nuestra vida cristiana será más real! más ferviente! más piadosa. "PMC84-&;'-&,) "1;-) $. de ACril ES*UDR'A%E A SE VA,IEN%E"# /olamente te es&uerces y seas muy valiente #ara cuidar de !acer con&orme a toda la ley que mi siervo 0ois%s te mand,: no te a#artes de ella ni a diestra ni a siniestra #ara que seas #ros#erado en todas las cosas que em#rendieres. (3osu% 1:7* En la historia de Hos3 y /aniel y sus compañeros! advertimos c*mo los 1*venes pueden ligarse al trono de /ios con la cadena áurea de la verdad. Eada consigui* apartar a aqu3llos de su conducta 7ntegra. Para ellos el favor de /ios val7a más que el favor y los halagos de los pr7ncipes! y /ios los am*! y eGtendi* su escudo sobre ellos. /ebido a su fiel integridad y a su decisi*n de honrar a /ios más que a cualquier poder humano! el +eñor los honr* señaladamente ante los hombres. Esos 1*venes fueron honrados por el +eñor /ios de los e13rcitos! cuya potencia es sobre todas las obras de sus manos en el cielo y en la tierra4 Eo tuvieron vergSen a de desplegar su propia enseña. En la corte del rey confesaron su fe en el +eñor /ios del cielo por medio de sus palabras! hábitos y costumbres. +e negaron a obedecer cualquier orden terrenal que menoscabara la honra de /ios. 0ecibieron fuer a del cielo para confesarse fieles a /iosB Eunca os avergonc3is de vuestra enseña; levantadla bien alto! desplegadla ante la mirada de los hombres y los ángelesB El mundo tiene derecho de saber lo que se puede esperar de cada ser humano inteligente. El que sea la personificaci*n viviente de principios 1ustos! firmes y decididos! tendrá poder vital sobre quienes lo rodean! y e1ercerá influencia sobre los demás por medio de su cristianismo. 8uchos no disciernen ni aprecian cuán grande es la influencia de cada uno para bien o para malB /e vosotros depende la felicidad que go ar3is en esta vida y en la vida futura e inmortalB >Lu3 importante es que cada uno considere hacia d*nde va guiando las almas? Estamos en el umbral del mundo eterno; >con cuánta diligencia deber7amos 1u gar el costo de la influencia que e1ercemos? "#$! %;'%;'1(<-) "1;,) 27 de A'ril /P QL E3E0PA8 PA)A A8/ >5EAE/.= /% ejem#lo de los &ieles en #ala'ra en conversaci,n en caridad en es#íritu en &e en lim#ie+a. (1Cim.;:12* .a atm*sfera que nos rodea afecta consciente e inconscientemente a toda persona con la cual nos relacionamosBEuestras palabras! nuestros actos! nuestro vestido! nuestra conducta! hasta la eGpresi*n de nuestro rostro! tienen influenciaB6ada impulso impartido de ese modo es una semilla sembrada que producirá su cosecha. Es un eslab*n de la larga cadena de los acontecimientos humanos! que se eGtiende hasta no sabemos d*nde. +i por nuestro e1emplo ayudamos a otros a desarrollar buenos principios! les damos poder para hacer el bien. Ellos a su ve e1ercen la misma influencia sobre otros! y 3stos sobre otros más. /e este modo! miles pueden ser bendecidos por nuestra influencia inconsciente. 2rro1ad una piedrecita al lago! y se formará una onda! y otra y otra! y a medida que crecen 3stas! el c7rculo se agranda hasta que llega a la costa misma. .o mismo ocurre con nuestra influencia. 8ás allá del alcance de nuestro conocimiento o dominio! se eGtiende sobre otros como una bendici*n o una maldici*nB # cuanto más amplia es la esfera de nuestra influencia! mayor bien podemos hacer. 6uando los que profesan servir a /ios sigan el e1emplo de 6risto practicando los principios de la ley en su vida

Pág. &<

diaria; cuando cada acto d3 testimonio de que aman a /ios más que todas las cosas y a su pr*1imo como a ellos mismos! entonces la iglesia tendrá poder para conmover al mundo. "68P24,1A',1() +i nuestros 1*venes se proponen un ideal eGcelso y sustentan principios firmes y una moral pura! todo unido a la manifiesta afabilidad y cortes7a cristianas! refinarán su carácter hasta una perfecci*n que les abrirá el camino por todas partes! y e1ercerán una poderosa influencia en favor de la virtud! templan a y 1usticia. 6aracteres como 3sos serán de supremo valor para la sociedad! más valiosos que el oro. +u influencia corresponde a esta vida y a la eternidad. "Pacific =ealth Hournal! %A'1(<%) "1;&) 28 de A'ril E3E)2E 5L>AQEL25A /AA?A$8)A.= En tal manera que !a'%is sido ejem#lo a todos los que !an creído en 0acedonia y en Acaya. Porque de vosotros !a sido divul"ada la #ala'ra del /e4or no s,lo en 0acedonia y en Acaya mas a6n en todo lu"ar vuestra &e en $ios se !a eOtendido; de modo que no tenemos necesidad de !a'lar nada. (1 Ces. 1:7=8* +i pod3is e1ercer influencia salvadora sobre una sola alma! recordad que hay go o en los cielos por el que se arrepienteB8ediante sensatos esfuer os! pod3is ser el medio de llevar nuevamente las ove1as perdidas al redil de HesIs. 2unque seáis 1*venes! deb3is traba1ar con 6risto; si ten3is su Esp7ritu en vuestro cora *n! podr3is hacer mucho más de lo que cre3is. "#$! %,'%&'1((:) +i vuestro e1emplo es como el de 6risto! con eso s*lo! sin que digáis una sola palabra! ayudar3is a muchos. .a paciente constancia en el bien hacer inspirará a otros a entrar por el sendero de la verdad y la 1usticiaBTened la precauci*n de empe ar bien! y luego seguid adelante serenamente. "#$! ;&'%(' 1((:) El firme prop*sito que os anima al seguir buenos principios influirá sobre las almas de manera que las inducirá a seguir la orientaci*n adecuada. El bien que pod3is hacer no tiene l7mites. +i decid7s que la Palabra de /ios sea la norma de vuestra vida! y gobierne vuestros actos con sus preceptos! y consegu7s que sean una bendici*n todos vuestros prop*sitos y esfuer os reali ados en el cumplimiento de vuestro deberBel 3Gito coronará vuestro empeño. "#$! %1'%<'1((:) .os 1*venes que se consagran a /ios e1ercerán una poderosa influencia para bien. .os predicadores u obreros laicos de edad avan ada no tienen la mitad de la influencia ben3fica que pueden e1ercer sobre sus compañeros los 1*venes consagrados a /ios. "#$! %1'%1'1<%A) El testimonio silencioso de una vida sincera! abnegada y piadosa! tiene una influencia casi irresistible. "8H4,1() .a impremeditada e inconsciente influencia de una vida santa! es el más convincente serm*n que puede predicarse en favor del cristianismo. "=2p4&11) "1;:) $1 de ACril UN ES)@RI%U AGRADA-,E"# El adorno de las cuales no sea eOterior con encres#amiento del ca'ello y atavío de oro ni en com#ostura de ro#as; sino el !om're del cora+,n que está encu'ierto en incorru#ti'le ornato de es#íritu a"rada'le y #ací&ico lo cual es de "rande estima delante de $ios. (1 Pedro -:-=;* El ap*stol presenta el adorno interior en pugna con el ornato eGterior! y nos dice cuál valora el gran /ios. El eGterior es corruptible. Pero el esp7ritu agradable y pac7fico! el desarrollo de un carácter de hermosa simetr7a! 1amás se desvanecerá. Ese es un adorno imperecedero. 2 la vista del 6reador de todas las cosas! todo lo que sea valioso! amable y hermoso se declara de gran precio. "=ealth 0eformer! 11'1(A1) DEo procuraremos ansiosamente adquirir lo que /ios considera más valioso que los vestidos costosos! las perlas o el oroF El adorno interior! la virtud de la mansedumbre! un esp7ritu a tono con los ángeles celestiales! no disminuirá la verdadera dignidad del carácter ni nos quitará encanto frente al mundo. El 0edentor nos ha amonestado contra el orgullo de la vida! pero no contra su virtud y belle a natural. "#$! %:'%&'1(<A)

Pág. :%

6omo parte de nuestro deber cristiano debemos sacrificar nuestro gusto por el vestido. 2l vestirnos con sencille y rehuir la ostentaci*n y el uso de 1oyas y adornos de toda clase! nos mantendremos a tono con nuestra fe. "-T4-::) Es de suma importancia queBevidenciemos por precepto y e1emplo que estamos cultivando lo que para el 8onarca del universo tiene más valor. 2l hacer eso >qu3 ben3fica influencia podr7amos e1ercer? "=ealth 0eformer! 11'1(A1) .os niños y 1*venes que emplean tiempo y dinero para convertirse en ob1eto de atracci*n por medio de la ostentaci*n y los modales afectados no están siguiendo una buena orientaci*n. /eben cultivar la verdadera cortes7a cristiana y la noble a del almaB.a belle a de la mente y la pure a del alma refle1ada en el semblante será mucho más atractiva y e1ercerán una influencia más poderosa sobre los cora ones que cualquier adorno eGterior. "#$! %<'1(A-) "1;A) &0 de ACril ,A IN*,UENCIA DE UNA *AMI,IA"# Porque yo lo !e conocido s% que mandará a sus !ijos y a su casa des#u%s de sí que "uarden el camino de 3e!ová !aciendo justicia y juicio. (I%n. 18:11* 6ada familia cristiana deber7a e1emplificar ante el mundo el poder y la eGcelsitud de las influencias cristianas. "0=! %<'1%'1<%%) El hogar en que los miembros son cristianos amables y corteses e1erce una influencia ampl7sima para bien. Otras familias advierten los resultados que obtiene un hogar seme1ante y siguen su e1emplo! protegiendo a su ve a otros hogares contra malas influencias. .os ángeles celestiales visitan a menudo el hogar donde /ios empuña el tim*n. 9a1o el poder de la gracia divina dicho hogar se convierte en un lugar de refrigerio para los agotados y afligidos peregrinos. Eo se permite que el yo haga valer sus derechos. +e forman hábitos rectos. +e reconocen celosamente los derechos a1enos. .a fe que obra por amor y purifica el alma mane1a y preside las actividades de toda la casa. "+T! 1A'%;'1<%,) Jna familia bien orientada y disciplinada predica más a favor del cristianismo que todos los sermones que se puedan pronunciar. "0=! %:'%:'1(<<) Jna lu por pequeña que sea! si está siempre encendida! puede servir para prender otras muchas. Euestra esfera de influencia podrá parecer limitada! nuestras capacidades pequeñas! nuestras oportunidades escasas! reducidos nuestros recursos; no obstante! si sabemos aprovechar los que nos ofrece nuestro hogar! podemos reali ar maravillas. +i queremos abrir nuestros cora ones y nuestras casas a los divinos principios de vida! podremos ser canales que lleven raudales de fuer a vivificante. /e nuestros hogares saldrán r7os de vida y de salud! de belle a y de feracidad donde hoy por hoy todo es desolaci*n y esterilidad. "69M4-&&) .a influencia de una vida hogareña vigilada durante la infancia y la 1uventud! es la salvaguardia más segura contra la corrupci*n del mundo. "8+ 1;:! 1<%-) "1;<) Mayo Salud )erGe! a

01 de Mayo Mi Cuer:o )er ene!e a Dios “98 no sa'%is que vuestro cuer#o es el tem#lo del Es#íritu /anto que !a'ita en vosotros #roveniente de $ios y que no sois de vosotros mismos: Porque &uisteis com#rados #or 'uen #recio; "lori&icad #ues a $ios en vuestro cuer#o y en vuestro es#íritu los cuales #ertenecen a $ios”. 1 2or. .:11=2F. .a vida es un don de /ios. Euestro cuerpo nos fue dado para ser usado en el traba1o de /ios! Xl quiere que lo cuidemos y lo apreciemos. Euestro cuerpo debe ser conservado en las me1ores condiciones f7sicas posibles! y ba1o las influencias más espiritualesB .a vida pura y sana! favorece mucho el perfeccionamiento del carácter cristiano y el desenvolvimiento de las facultades mentales y f7sicas.

Pág. :1

.a ley de la temperancia debe controlar la vida de todo cristiano. /ios debe estar en todos nuestros pensamientos; su gloria debe ser siempre tenida en vista. /ebemos esquivarnos de toda influencia capa de prendernos los pensamientos y ale1arnos de /ios. Tenemos para con /ios la sagrada obligaci*n de gobernar el cuerpo y dominar la mente de manera tal que no nos ale1en de la pure a y de la santidad! ni desv7en la mente del traba1o que /ios desea que hagamos. "6+4,1',;). .os que sirven a /ios con sinceridad y verdad! serán un pueblo peculiar! diferente del mundo! y separado de 3l. +u alimento no será preparado para estimular la gula o satisfacer el gusto pervertido! sino que para que puedan obtener la mayor fuer a f7sica! y por consiguiente la me1or condici*n mentalB Euestro Padre celestial nos concedi* la gran bendici*n de la reforma de la salud! para que lo pudi3semos glorificar a trav3s de la obediencia a sus reclamosB.a acci*n saludable y armoniosa de todas las energ7as del cuerpo y de la mente redunda en felicidad; mientras más elevadas y perfeccionadas est3n las facultades! tanto más pura y sin me cla será la felicidad. "6+4&%). "1-%) 0$ de Mayo ,A IMAGEN DIVINA"# < dijo $ios: lla"amos al !om're a nuestra ima"en con&orme a nuestra semejan+a. (I%n. 1:2.* El hombre fue el acto culminante de la creaci*n de /ios; fue creado a imagen de /ios! y se lo destin* a ser un s7mbolo del +eñorB/ios tiene al hombre en gran estima! porque lo form* a su propia imagen. "0=! 1('%&'1(<&) 6uando 2dán surgi* de las manos del 6reador era un ser de magn7fica estatura y perfecta simetr7a. /os veces más alto que los hombres de la actualidad! estaba perfectamente proporcionado. +us rasgos fison*micos eran perfectos y bellos. +u piel! ni blanca ni cetrina! sino rosada! refle1aba los espl3ndidos matices de la salud. Eva no era tan alta como 2dán. .e llegaba un poco más arriba de los hombros. Ella tambi3n era ma1estuosa! de perfecta simetr7a y muy hermosa. "=04;1) 6uando el hombre surgi* de las manos de /ios era perfecto en lo que se refiere a todas las facultades de la mente y el cuerpo. Era perfectamente sano; por consiguiente! go aba de salud perfecta. "Cood =ealth! %-'1((-) /ios dot* al hombre de tan eGtraordinario vigor que 3ste ha podido resistir a la suma de enfermedades que han afligido a la ra a humana a causa de la perversi*n de las costumbres! y ha seguido haci3ndolo por seis mil añosB +i en oportunidad de la creaci*n 2dán no hubiera sido dotado de una vitalidad veinte veces mayor que los hombres de la actualidad! la humanidad! debido a sus actuales hábitos de vivir violando las leyes naturales! se habr7a eGtinguido. "-T41-('1-<) 6reados para ser la 5imagen y gloria de /ios!5 2dán y Eva hab7an recibido dones dignos de su elevado destino. /e formas graciosas y sim3tricas! de rasgos regulares y hermosos! de rostros que irradiaban los colores de la salud! y la lu del go o y la esperan a! eran en su aspecto eGterior! la imagen de su =acedor. "Ed41A) "1-1) 0& de Mayo NUES%RO MARAVI,,OSO CUER)O"# Ce ala'ar%; #orque &ormida'les maravillosas son tus o'ras estoy maravillado y mi alma lo conoce muc!o. Lo &ue encu'ierto de ti mi cuer#o 'ien que en oculto &ui &ormado y com#a"inado en lo más 'ajo de la tierra. (/almo 1-1:1;=1B* El mecanismo del cuerpo humano no puede ser eGplicado por completo; presenta misterios que confunden a los más inteligentes. Eo es como resultado de un mecanismo que! una ve en movimiento! prosiguiera su obra! como late el pulso! y funciona la respiraci*nBEl cora *n que palpita! el pulso que late! cada nervio y mIsculo del organismo vivo! unos y otros son conservados en orden y actividad por el poder del /ios siempre presente. "/8H4-<:'-<A) El 6reador del hombre ha ordenado el mecanismo viviente de nuestros cuerpos. Todas sus funciones están maravillosa y sabiamente dispuestas. # /ios se ha comprometido a mantener ese

Pág. :;

mecanismo humano en perfecta actividad si el instrumento humano está dispuesto a obedecer sus leyes y a colaborar con /ios. Todas las leyes que rigen el mecanismo del ser humano se considerarán tan procedentes de /ios! por su carácter e importancia! como la Palabra divina. 6ualquier acci*n descuidada! y desatenta! cualquier abuso que se haga del maravilloso mecanismo del +eñor! al menospreciar sus leyes espec7ficas respecto al templo humano! es una violaci*n de la ley divina. Podemos contemplar y admirar la obra de /ios en el mundo natural; pero el ser humano es la más estupenda. "884;;1) +e debe llegar a entender este mecanismo vivo. =ay que esfumar cada parte de esa máquina maravillosa. "8+ ,<! 1(<A) 2l ver! por medio del estudio de la fisiolog7a! que están 5asombrosa y maravillosamente5 formados! sentirán reverencia. En ve de mancillar la obra de /ios! sentirán ambici*n por hacer de su parte todo lo posible por cumplir el glorioso plan del 6reador. /e ese modo llegarán a considerar la obediencia a las leyes de la salud! no como un sacrificio! o un acto de abnegaci*n! sino como lo que realmente es4 un privilegio y una bendici*n inestimables. "Ed41<A) "1-;) 0( de Mayo DIOS HI'O A, HOM-RE REC%O"# $ios !i+o al !om're recto mas ellos 'uscaron muc!as cuentas (Ecle. 7:21* .a reforma Pro salud es una parte importante del mensa1e del tercer ángel; y como pueblo que apoya esta reforma! no debemos retroceder! sino avan ar constantemente. Es una gran cosa poder asegurarnos la salud con s*lo obedecer las leyes de la vida. "6++4,<) Entre las primeras cosas que se deber7a tratar de lograr! figura la postura correcta! tanto cuando se está sentado como de pie. /ios hi o al hombre erguido y desea que posea no s*lo beneficio f7sico! sino mental y moral; la gracia! la dignidad! el aplomo! el valor y la confian a en s7 mismo que tiende a producir un porte erguido. "Ed41<,) =ay que de1ar a los pulmones la mayor libertad posible. +u capacidad se desarrolla mediante el libre funcionamiento; merma empero si se los tiene apretados y comprimidos. /e aqu7 los malos efectos de la costumbre tan comIn! principalmente en las ocupaciones sedentarias! de encorvarse traba1ando. En esta postura la respiraci*n honda se hace imposible. El respirar superficialmente se vuelve pronto un hábito! y los pulmones pierden la facultad de dilatarseBEl caudal de oG7geno que penetra en ellos resulta insuficiente. El movimiento de la sangre se hace pesado. "864;&-) +igue en importancia a la postura correcta! la respiraci*n y la cultura vocal. Es más probable que respire correctamente aquel que se mantiene erguido cuando está sentado o de pieBPara conseguir una dicci*n correcta tanto en la lectura como en la conversaci*n! cu7dese de que los mIsculos abdominales tengan libertad de movimiento al respirar y que los *rganos respiratorios no est3n oprimidos. .a tensi*n deber7a recaer sobre los mIsculos del abdomen más bien que sobre los de la garganta. /e ese modo se evitará un gran cansancio y una grave enfermedad a la garganta. "Ed41<,'1<&) 2 fin de go ar de buena salud! debemos pedir al +eñor que nos bendiga! y luego hacer cuanto podamos para ponernos en las condiciones que me1or favore can la salud. "6arta :-! 1<%,) "1--) 0+ de Mayo ,A ,IM)IE'A"# Ale"u%monos con cora+,n verdadero en #lena certidum're de le #uri&icados los cora+ones de mala conciencia y lavados los cuer#os con a"ua lim#ia. (@e'. 1F:22* .a limpie a escrupulosa es esencial para la salud del cuerpo y de la mente. El cuerpo elimina continuamente impure as por conducto de la piel. .os millones de poros de 3sta se cierran pronto con la acumulaci*n de aqu3llas si no se la tiene en estado de limpie a por medio de frecuentes baños! pues de no ser eliminadas por la piel! constituyen una carga adicional para los demás *rganos de eliminaci*nBEl baño! tomado como es debido! fortalece contra el fr7o! pues estimula la circulaci*n; la sangre es tra7da a la superficie! y as7 se consigue una circulaci*n más fácil y más normal. .a mente y el

Pág. :-

cuerpo resultan igualmente vigori ados. .os mIsculos se hacen más fleGibles! la inteligencia más brillante. El baño es calmante para los nervios. "864;&:';&A) Enseñadles a los niños que a /ios le desagrada verlos sucios! con la ropa desgarrada y desaseadaB Tener la ropa limpia y aseada es una manera de mantener los pensamientos puros y agradableB=ay que conservar limpias especialmente todas las prendas que tienen contacto directo con la piel. "6hristian Temperance and 9ible =ygiene41,;) .a verdad 1amás asienta su delicado pie en una senda de suciedad o impure a. El que se preocup* tanto porque los hi1os de $srael cultivaran hábitos de limpie a! no sancionará ninguna impure a en los hogares de sus hi1os de la actualidad. /ios contempla con reprobaci*n la suciedad de cualquier clase. "0=! 1%'%&'1<%;) +i hay rincones sucios y descuidados en la casa! será más fácil que se formen rincones impuros en el alma. "6hristian Temperance and 9ible =ygiene41,;'1,-) Perfecta limpie a! abundancia de sol! cuidadosa atenci*n a las condiciones sanitarias de todo detalle de la vida casera! son de suma importancia para la libertad de enfermedades y para alegrar y vigori ar a los que viven en casa. "864;&;) El cielo es puro y santo! y los que pasen por las puertas de la ciudad de /ios tendrán que haberse revestido de pure a interior y eGterior en este mundo. "0=! 1%'%&'1<%;) "1-,) 0. de Mayo ,A *OR%A,E'A DE ,A JUVEN%UD"# Aa "loria de los j,venes es su &ortale+a. (Prov. 2F:21* Otra valiosa bendici*n es el e1ercicio. ";T4&;() 6ada *rgano y cada mIsculo tiene su misi*n dentro del organismo vivo. 6ada ruedecilla de la maquinaria debe ser viva! traba1adora y activa. .as espl3ndidas y maravillosas obras de la naturale a deben mantenerse en actividad para que cumplan el prop*sito al cual fueron destinadas. "-T4AA'A() 2tad un bra o! siquiera por algunas semanas! desatadlo despu3s y ver3is c*mo se ha debilitado más que el otro que haya seguido traba1ando aIn con moderaci*n durante el mismo tiempo. $gual efecto produce la inacci*n en todo el sistema muscular. .a inacci*n es causa fecunda de enfermedades. El e1ercicio aviva e iguala la circulaci*n de la sangre. "864;;,) En el caso de un 1oven sano! el e1ercicio fuerte y en3rgico fortalecerá todo el organismoB+in esa clase de e1ercicio no se podrá mantener la mente despierta! pues 3sta se vuelve inactiva! y no puede reali ar la actividad rápida y aguda que ampliará sus facultades. Todos los seres celestiales traba1an constantemente! y el +eñor HesIs nos ha de1ado e1emplo a todos con su vida. El anduvo 5haciendo bienes.5 /ios ha establecido la ley de la actividad obediente. +ilenciosa pero continuamente los ob1etos que 3l cre* cumplen su obra señalada. El oc3ano se encuentra en constante movimiento. .a hierba que hoy es y mañana es arro1ada al fuego! cumple su misi*n vistiendo los campos de belle a. .as ho1as se agitan en los árboles aunque ninguna mano visible las toca. El sol! la luna y las estrellas cumplen su cometido Itil y gloriosoB# el hombre! cuya mente y cuerpo fueron creados a la seme1an a de /ios mismo! debe mantenerse activo para llenar la misi*n que se le ha asignado. "+pecial Testimonie! +erie 9! EV 1! páginas ;('-%) .a actividad confiere poder. "+pecial Testimonie! +erie 9! EV 1! página ;<) "1-&) 0/ de Mayo ,A ,A-ORIOSIDAD"# Codo lo que te viniere a la mano #ara !acer !a+lo se"6n tus &uer+as. (Ecle. 1:1F* .a vida de HesIs fue muy laboriosa; 6risto se e1ercit* en reali ar diversas tareas de acuerdo con su fuer a f7sica en desarrollo. 2l efectuar la obra que se le señalaba! no tenia tiempo para dedicarse a diversiones eGcitantes e inItilesBPue educado para el traba1o Itil! y hasta para sufrir privaciones 6risto nos presenta un dechado para los 1*venes y niños. +us primeros años los vivi* en condiciones que favorec7an el desarrollo f7sico y la adquisici*n de fuer a moral para resistir a la tentaci*n! y poder mantenerse inmaculado en medio de la corrupci*n de la imp7a Ea aretB

Pág. :,

.a educaci*n que 6risto recibi* en la 3poca en que estaba sometido a sus padres fue la me1orB El e1ercicio f7sico y mental que necesit* para desempeñar sus tareas desarroll* su fuer a f7sica y mental. +u vida laboriosa y retirada cerr* las puertas por donde +atanás pod7a entrar a tentarlo a ceder a la vanidad y la ostentaci*n. +e hi o fuerte en cuerpo y esp7ritu! adquiriendo as7 la preparaci*n para cumplir los deberes que le impondr7a la vida adulta! y para llevar a cabo las importantes tareas que más adelante recaer7an sobre 3l. "#$! ;A'%A'1(<-) HesIs era obrero fiel y constante. Eunca vivi* en el mundo otro tan cargado de responsabilidades. EingIn otro llev* tan pesada carga de las triste as y los pecados del mundo. EingIn otro traba1* con celo tan consumidor para el bien de los hombres. # esto no obstante! era la suya una vida de salud. En lo f7sico como en lo espiritual fue representado por el cordero! v7ctima eGpiatoria! 5sin mancha y sin contaminaci*n.5 "1 Pedro 141<). En cuerpo como en alma fue un e1emplo de lo que /ios se hab7a propuesto que fuera toda la humanidad mediante la obediencia a sus leyes. "864,,) "1-:) 00 de Mayo E, REGIMEN A,IMEN%ICIO"# 9Por qu% "astáis el dinero no en #an y vuestro tra'ajo no en !artura: 8ídme atentamente y comed del 'ien y deleitaráse vuestra alma con "rosura. (5sa. BB:2* .a reforma Pro salud significa una elecci*n sensata de los art7culos alimenticios más saludables preparados en la forma más sencilla y sana. "/iary 1(<,! página -A) Euestros cuerpos son constituidos por el alimento que se les da. =ay un continuo desgaste de los te1idos del cuerpo; cada movimiento de cada *rgano acarrea p3rdidas! y estas p3rdidas son suplidas por nuestro alimento. 6ada *rgano del cuerpo eGige su parte de nutrici*n. El cerebro necesita tambi3n la suya; y del mismo modo los huesos! los mIsculos! y los nervios. >8aravillosa operaci*n es la que transforma el alimento en sangre! y que aprovecha esta sangre para la reconstituci*n de las varias partes del cuerpo; pero esta operaci*n se prosigue de continuo! suministrando vida y fuer a a cada nervio! mIsculo y te1ido. "864;A:) /ios ha brindado al hombre abundantes medios para satisfacer el apetito que no est3 corrompido. =a desplegado ante 3l los frutos de la tierra! que ofrecen una variedad de alimentos agradables y nutritivos. Euestro benigno Padre celestial nos dice que podemos comerlos con libertad. .as frutas! los cereales y verduras! preparados en forma sencilla! sin condimentos ni grasas de ninguna clase! constituyen! 1untamente con la leche o la crema! el r3gimen alimenticio más saludable. Eutren el cuerpo y confieren resistencia y un vigor intelectual que no se adquiere con un r3gimen estimulante. "6++411,'11&) =ágase la mesa amena y atractiva! al surtirla con las cosas buenas que con tanta generosidad ha dispensado /ios. Lue la hora de comer sea una hora de contento y alegr7a. 2l go ar de los dones de /ios! correspondámosle con alaban as de agradecimiento. "864-:,) /ios nos ha dado los frutos y cereales de la tierra para que nos sirvan de alimento! de modo que poseamos sangre sana! nervios serenos y mente clara. "0=! ;1'%;'1((() "1-A) 01 de Mayo E, DESCANSO"# < %l les dijo. ?enid vosotros a#arte al lu"ar desierto y re#osad un #oco. Porque eran muc!os los que i'an y venían que ni aun tenían lu"ar de comer. (0ar. .:-1* 2unque queda poco tiempo y hay una gran obra que hacer! al +eñor no le agrada que prolonguemos nuestras 1ornadas de traba1o de manera que no dispongamos de per7odos de descanso para el estudio de la 9iblia y para la comuni*n con /ios. Todo esto es esencial para fortalecer el alma! para colocarnos en una posici*n que nos permita recibir sabidur7a de lo 2lto para emplear nuestros talentos al servicio del 8aestro de modo que rindan el mayor beneficio. "#$! %-'%;'1(<() 6uando HesIs di1o que la cosecha era grande pero los obreros pocos! no inst* a sus disc7pulos a que traba1aran sin cesarB.es dice a sus disc7pulos que su vigor ha sido puesto a dura prueba! y que no se encontrarán preparados para la futura labor a menos que descansen un pocoBEn nombre de HesIs!

Pág. :&

economi ad vuestras fuer as! de modo que despu3s de refrigeraron con el descanso! podáis traba1ar más y me1or. "0=! 1,'11'1(<-) 6uando los disc7pulos contaron a HesIs lo que les hab7a ocurrido! el 8aestro comprendi* su necesidad. +u traba1o los hab7a eGaltado y animado much7simo! pero tambi3n los hab7a agotadoB .a palabra desierto no significaba una regi*n desolada y solitaria! sino un lugar de retiro y quietud! agradable a la vista y vigori ador para el cuerpo. 9uscaron un lugar seme1ante cerca de cierto punto favorito situado a orillas del mar de CalileaB.a vida cristiana no es solamente actividad incesante o meditaci*n continuaBEl sab7a que un per7odo de descanso y recreaci*n! le1os de la multitud y del radio de sus labores los vigori ar7a. 6risto trat* de apartarlos de las tumultuosas ciudades llevándolos a un tranquilo rinc*n donde podr7an pasar un per7odo de valiosa camarader7a con 3l y los unos con los otrosB.os disc7pulos de HesIs ten7an que aprender a traba1ar y a descansar. =oy en d7a es necesario que los obreros escogidos de /ios escuchen el mandato de 6risto que les ordena apartarse y reposar un poco. "0=! %A'11'1(<-) "1-() 10 de Mayo NUES%RO CUER)O ES UN %EM),O"# 9Lo sa'%is que sois tem#lo de $ios y que el Es#íritu de $ios mora en vosotros: (1 2or. -:1.* /ios os ha dado una morada que deb3is cuidar y conservar en la me1or condici*n posible para su servicio y gloria. Muestros cuerpos no os pertenecenB5DEo sab3is que sois templo de /ios! y que el Esp7ritu de /ios mora en vosotrosF5 "6++4:;;) .a salud es una bendici*n cuyo valor pocos aprecianB .a vida es un sagrado cometido; y s*lo /ios puede capacitarnos para conservarla y usarla para su gloria. Pero el que form* la maravillosa estructura del cuerpo tendrá especial cuidado de mantenerla en buenas condiciones si los hombres no se ponen en pugna con el divino proceder. El nos ayudará a aprovechar cada talento que se nos ha encomendado y a usarlo de acuerdo con la voluntad del /ador. "0=! ;%'%&'1<1;) .a 1uventud es la 3poca en que se deben establecer buenos hábitos! corregir las malas costumbres ya contra7das! adquirir y conservar el dominio propio! y confeccionar el plan futuro y acostumbrarse a ordenar todos los actos de la vida con relaci*n a la voluntad de /ios. "Pacific =ealth Hournal! %('1(<%) =ay que mantener puro y sin contaminaci*n el sagrado templo del cuerpo! para que el +anto Esp7ritu de /ios pueda morar en 3l. /ebemos conservar fielmente la propiedad del +eñor! porque cualquier eGceso que cometamos con nuestras facultades acortará el tiempo en que nuestra vida pueda ser usada para gloria de /ios. Tened presente que debemos consagrar todo! alma! cuerpo y esp7ritu! a /ios. Todo es la propiedad que 3l ha adquirido! y debemos usarla con discernimiento! a fin de conservar el talento de la vida. 2l usar nuestras facultades en forma conveniente y al máGimo con un prop*sito Itil! al conservar sanos nuestros *rganos! al mantener nuestro organismo en buenas condiciones de manera que la mente! los tendones y los mIsculos traba1en en armon7a! podemos rendir valios7simo servicio al +eñor. "#$! %A'%,'1(<() 6uando hacemos cuanto está de nuestra parte para estar bien de salud! podemos esperar ben3ficos resultados! y pedir a /ios con fe que bendiga nuestros esfuer os por conservar la salud. "6++4&<) "1-<) 11 de Mayo )ROS)ERIDAD A SA,UD"# Amado yo deseo que t6 seas #ros#erado en todas cosas y que ten"as salud así como tu alma está en #ros#eridad. (- 3uan 2* El +alvador! en sus milagros! manifestaba el poder que está siempre obrando en provecho del hombre! para sostenerlo y sanarlo. Por medio de los agentes naturales! /ios traba1a! d7a tras d7a! hora tras hora y cada momento! para conservarnos vivos! para levantarnos y restaurarnos. En cuanto alguna parte del cuerpo sufre per1uicio! empie a el proceso de curaci*n; los agentes naturales son puestos a traba1ar para restablecer la salud. Pero el poder que obra por medio de estos agentes es el poder de /ios. Todo poder capa de dar vida procede de 3l. 6uando alguien se repone de su enfermedad! es /ios quien lo sanaB

Pág. ::

.as palabras dirigidas a $srael se aplican hoy d7a a los que recuperan la salud del cuerpo o la del alma4 5#o soy Hehová tu +anador.5 El deseo de /ios para todo ser humano va eGpresado en las palabras4 52mado! yo deseo que tI seas prosperado en todas cosas! y que tengas salud! as7 como tu alma está en prosperidad5. "8641%;' 1%-) El aire puro! el sol! la abstinencia! el descanso! el e1ercicio! un r3gimen alimenticio conveniente! el uso del agua da confian a en el poder divino; 3stos son los verdaderos remedios. "86411() .as cosas de la naturale a son bendiciones de /ios destinadas a proporcionar salud al cuerpo! al esp7ritu y al alma. +on dadas al que go a de buena salud para que la conserve y al enfermo para curarloB.a naturale a es el m3dico de /ios. El aire puro! el alegre sol! las bellas flores y los grandes árboles! los vergeles! los viñedos y el e1ercicio al aire libre en medio de esas cosas maravillosas! he aqu7 lo que comunica salud! he aqu7 el eliGir de vidaB Eada tiene me1or 3Gito para restablecer la salud y dar felicidad al enfermo cr*nico que vivir entre las cosas atrayentes de la campiña. "&T+4-:'-A) .a vida al aire libre es buena para el cuerpo y la mente. Es el remedio divino para restaurar la salud. "AT4(&) .a verdadera religi*n y las leyes de la salud marchan de la mano. "0=! 1;'11'1<%1) "1,%) 1$ de Mayo AC%IVIDADES A, AIRE ,I-RE"# A :lan H el Se8or Dios un IardJn en el Ed;n7 y :uso allJ al 4omCre Kue 4aCJa Gormado" %omH7 :ues Je4o56 Dios al 4omCre7 y lo :uso en el 4uer o del Ed;n7 :ara Kue lo laCrara y Luardase <G;n $:0 y 1+= 2 los cuidados de 2dán y Eva fue confiado el 1ard7n! para labrarlo y guardarlo "C3n. ;41&). 2un cuando fuesen ricos en todo lo que el Poseedor del Jniverso pudiese proporcionar! no deb7an estar ociosos. .es fue designado una Itil ocupaci*n! como una bendici*n para fortalecerles el cuerpo! eGpandir la mente y desenvolver el carácter. "Ed4;1). Lue hombres y mu1eres traba1en en el campo! pomares y 1ardines. Esto les promoverá la salud! y fortalecerá nervios y mIsculos.... 6ada parte del organismo humano deberá ser equilibradamente e1ercitada. Esto es una necesidad para el desarrollo y acci*n armoniosa de cada parte.... /ios hi o nervios y mIsculos para que sean usados. Es la inacci*n de la maquinaria humana la que produce sufrimientos y enfermedades. "8edicina y +alvaci*n4;<:';<A). 8ás personas mueren por falta de e1ercicio que de fatiga; más se oGidan que lo que se gastan. .os que se acostumbran a e1ercicios adecuados al aire libre! tienen en general una buena y vigorosa circulaci*n. "6+41A-). E1ercicios matinales! como caminar al revigori ante aire matinal! o el cultivo de flores! pequeños frutos! vegetales! etc.! son necesarios para una saludable circulaci*n de la sangre. Es la más segura salvaguarda contra resfriados! tos! congesti*n del cerebro y de los pulmones! inflamaci*n del h7gado! riñones! pulmones y una centena de otras enfermedades. "=0! 8ayo 1A(;). +alid al aire libre y haced e1ercicio cada d7a! aun cuando para eso algunas cosas internas tengan que ser negligenciadas. ";T4&-1). 8ientras más luego nos armonicemos con el plan original de /ios! tanto más favorable será nuestra posici*n para recuperar y preservar la salud. "6+41A,). "1,1) 1& de Mayo E, AIRE 2UE RES)IRAMOS"# Dl mismo es Kuien da a odos la 5ida7 y la res:ira!iHn7 y odas las !osas" He!4os 1/:$+" El aire es una bendici*n gratuita del 6ielo! destinado a electri ar todo el sistema. "1T4A%1) .os pulmones están continuamente eGpeliendo impure as! y necesitan ser constantemente abastecidos de aire puro. "69M4;A,).

Pág. :A

/ependemos más del aire que respiramos que del alimento que ingerimos. .os hombres y mu1eres! los 1*venes y ancianos! que desean salud! y quieren llevar una vida activa! deben recordar que no las podrán tener sin una buena circulaci*n. +ean cuales sean sus negocios e inclinaciones! deben poner la mente en e1ercicio al aire libre! lo máGimo posible. /eben considerar un deber religioso vencer las condiciones de salud que los han mantenido dentro de casa! privados del e1ercicio al aire libre. "6+41A-). El aire! preciosa dádiva de los 6ielos! que todos podemos tener! los bendecirá con su influencia revigori ante! si no le impiden la entrada. +aludadlo! cultivad el amor a 3l! y se demostrará un calmante para los nervios.... .a influencia del aire puro y fresco hace con que la sangre circule saludablemente por todo el organismo. 0efrigera el cuerpo y tiende a volverlo fuerte y sano! al mismo tiempo que su influencia se hace decididamente sentir sobre la mente! comunicándole cierto grado de compostura y serenidad. /espierta el apetito y hace perfecta la digesti*n del alimento! promoviendo un sueño calmo y profundo. "1T4A%;). El aire puro y revigori ante del 6ielo es un don gratuito de /ios a los hombres y mu1eres! y es imposible que ellos est3n alegres! sanos y felices sin apreciar esos ricos beneficios y no les permitir cumplir el prop*sito para el cual fueron designados. "=ealth 0eformer! %&'1(A;). El aire libre y puro del 6ielo es una de las más ricas bendiciones que podemos go ar. "6+4:%). "1,;) 1( de Mayo ,A ,U' DE, SO, ES AGRADA-,E"# /uave ciertamente es la lu+ y a"rada'le a los ojos ver el sol. (Ecle. 11:7* 8uy pocos comprenden que! para disfrutar de buena salud y ánimo es necesario tomar mucho sol! y aire puro! y hacer e1ercicio f7sico. 6ompadecemos a los niños que están siempre encerrados cuando el sol resplandece esplendoroso afuera. "=ealth 0eformer! %,'1(A1) Mestid a vuestros hi1os con ropa c*moda y apropiadaB.uego permitidles salir afuera y hacer e1ercicios al aire libre! y vivir para go ar de salud y alegr7a. "6hristian Temperance and 9ible =ygiene4<1) El brote pálido y enfermi o de los cereales que ha luchado por surgir en medio del fr7o del principio de la primavera! se tiñe de verde profundo y natural despu3s de recibir los saludables y vivificadores rayos del sol durante algunos d7as. +alid a recibir la lu y el calor del sol radianteBy compartid con la naturale a su poder vivificante y sanador. "=ealth 0eformer! %&'1(A1) Eo se debe considerar que una pie a est3 bien amueblada y adornada si no recibe la alegre lu del sol que la avive! como don gratuito del cielo para el hombreB 6uando hubo hecho el mundo! estando las tinieblas sobre el ha del abismo! /ios di1o4 5+ea la lu !5 y fue la lu . # vio que la lu era buena. D6erraremos nuestra casa e impediremos la entrada de la lu que /ios consider* buenaF "=ealth 0eformer! %,'1(A1) +i quer3is que vuestra casa sea agradable y acogedora! llenadla de lu y de solBTal ve 3ste destiña vuestra alfombra; pero conferirá un tono saludable a las me1illas de vuestros hi1os. +i ten3is la presencia de /ios! y pose3is cora ones fervientes y afectuosos! entonces vuestro hogar humilde! iluminado por el aire y el solBsignificará para la familiaBun cielo en la tierra. "6++41<:) El e1ercicio y el uso abundante de aire y sol "bendiciones que el 6ielo ha derramado sobre todos) proporcionarán vida y fuer a. "6++4&,) "1,-) 1+ de Mayo E, AGUA A)AGA ,A SED"# )es#ondi, 3es6s y díjoles 2ualquiera que 'e'iere de esta a"ua volverá a tener sed; mas el que 'e'iere del a"ua que yo le dar% #ara siem#re no tendrá sed: mas el a"ua que yo le dar% será en %l una &uente de a"ua que salte #ara vida eterna. (3uan ;:1-=1;* En la salud como en la enfermedad! el agua pura es una de las más eGquisitas bendiciones del 6ielo. El uso conveniente de ella fomenta la salud. Ella es la bebida que /ios ha provisto para apagar la

Pág. :(

sed de animales y hombres. 9ebida en abundancia! el agua suple las necesidades del organismo! y ayuda a la naturale a a hacer frente a la enfermedad. 2plicada eGternamente! el agua es uno de los medios más sencillos y más eficaces para regulari ar la circulaci*n de la sangre. "864;;-) El agua y el aire puros vigori an los *rganos vitales! purifican la sangre! y colaboran con la naturale a en la tarea de dominar las perturbaciones del organismo cuando 3stas se presentan. "=oY to .ive4&&) El agua es el me1or l7quido que hay para limpiar los te1idos. "0=! ;<'%A'1((,) +i los enfermos colaboraran con los esfuer os de la naturale a! usando agua pura! se evitar7an muchos sufrimientos. "=oY to .ive4:%) .a administraci*n prudente y habilidosa de tratamientos hidroterápicos puede ser un medio de salvar muchas vidas. Jnid el estudio diligente a esmerados tratamientos. Ofreced oraciones de fe 1unto a la cama de los enfermos. 2nimad a los enfermos para que reclamen las promesas divinas para su beneficio. "884;;A) El agua refrescante! que surge en una tierra árida y desolada! consiguiendo que el desierto flore ca y brinde vida a los que perecen es un s7mbolo de la divina gracia que s*lo 6risto puede conceder. Ella es el agua viva y purificadora! refrescante y vigori adora del alma. "PP4-(1) En el Oriente se llama al agua 5el don de /ios.5 "/TC41&-) "1,,) 1. de Mayo ,A NA%URA,E'A A E, RE)OSO"# < aca', $ios en el día s%#timo su o'ra que !i+o y re#os, el día s%#timo de toda su o'ra que !a'ía !ec!o. (I%n. 2:2=-* /ios puso aparte el s3ptimo d7a como per7odo de descanso para el hombre! para bien del hombre tanto como para su propia gloria. El vio que las necesidades del hombre requerir7an que durante un d7a descansase del traba1o y cuidado! que su salud y vida peligrar7an sin un per7odo de reposo del traba1o y ansiedad de los seis d7as. "-T+4(,) El sábado del +eñor ha de ser una bendici*n para nosotros y nuestros hi1osB2 3stos se les pueden mostrar las flores abierta! y los capullos! los alt7simos árboles y las bellas bri nas de hierba! y enseñárseles que /ios los hi o todos en seis d7as! y descans* en el s3ptimo y lo santific*. 2s7 los padres pueden vincular las lecciones que imparten a sus hi1os! de manera que cuando 3stos contemplan las cosas de la naturale a! recuerden al Cran 6reador de ellas. +us pensamientos volarán hacia el /ios de la naturale a! hacia la creaci*n del mundo! cuando se instituy* el sábado! y todos los hi1os de /ios cantaban de go o. "8+ -! 1(A<) Peli la familia que puede ir al lugar de culto el sábado! como HesIs y sus disc7pulos iban a la sinagoga! a trav3s de campos y bosques! o a lo largo de la costa del lago. "Ed4;,&) El sábado nos inspira a advertir la gloria del 6reador en sus obras creadas. # precisamente porque 3l deseaba eso HesIs relacion* sus preciosas lecciones con la hermosura de las cosas naturales. En el santo d7a de reposo! más que en ningIn otro! debemos estudiar los mensa1es que /ios escribi* en la naturale a para nuestro beneficio. /ebemos estudiar las parábolas del +alvador en los lugares donde 3l las pronunci*4 en los campos y arboledas! ba1o el cielo abierto! entre el c3sped y las flores. 6uando nos acercarnos al cora *n de la naturale a! 6risto nos hace sentir su presencia y habla de su pa y amor a nuestro cora *n. "6++41:&) "1,&) 1/ de Mayo HA' %ODO A G,ORIA DE DIOS"# /i #ues com%is o 'e'%is o !ac%is otra cosa !acedlo todo a "loria de $ios. (1 2or. 1F:-1* 2 fin de conservar la salud! es necesario ser templados en todas las cosas4 en el traba1o! en el comer y el beber. Euestro Padre celestial envi* la lu de la reforma pro saludBpara que quienes aman la pure a y santidad sepan c*mo usar lo bueno con discreci*n. El ha tomado medidas en su beneficio y quiere que al practicar la temperancia en la vida diaria puedan ser santificados por la verdad. "6hristian Temperance and 9ible =ygiene4&;)

Pág. :<

=ay que tener mucho cuidado para formar hábitos correctos en el comer y el beber. .a comida debe ser la que forme sangre sana. =ay que respetar los delicados *rganos de la digesti*n. /ios eGige que! mostrándonos templados en todas las cosas! hagamos nuestra parte para conservar la saludB.a forma en que tratamos nuestro est*mago afecta enormemente nuestra eGperiencia espiritual. El comer y el beber de acuerdo con las leyes de la salud fomenta el proceder virtuoso. "0=! ;A'%&'1<%;) /ebe dominar el principio y no la gula o la fantas7aB+er fiel a /ios significa mucho. El tiene derechos sobre todos los que se entregan a su servicio. Luiere que la mente y el cuerpo se conserven en la condici*n más saludable! que cada facultad y don est3n sometidos al dominio divino! y se mantengan tan vigorosos como sea posible merced a cuidadosos y estrictos hábitos de templan aB.a templan a en el comer y el beber! en el sueño y el vestido! es uno de los grandes principios de la vida religiosa. .a verdad! al morar en el santuario del alma! regirá el trato que se d3 al cuerpo. ":T4-A,'-A&) 6uanto me1or observ3is las leyes de la salud! tanto más claramente discernir3is las tentaciones y me1or las resistir3is; además de comprender con mayor agude a el valor de las cosas eternas. /ios permita que saqu3is el me1or provecho de los privilegios y las oportunidades del presente! para que diariamente podáis obtener nuevos triunfos! y finalmente entr3is en la ciudad de /ios! como los que habrán vencido por la sangre del 6ordero y la palabra de su testimonio. "#$! ;&'%('1((:) "1,:) 10 de Mayo DIS*RU%A DE %US ,A-ORES"# @e aquí #ues el 'ien que yo !e visto: Kue lo 'ueno es comer y 'e'er y "o+ar uno del 'ien de todo su tra'ajo con el que se &ati"a de'ajo del sol todos los días de su vida que $ios le !a dado; #orque %sta es su #arte. (Ecle. B:18* El tiempo que se destina a afirmar y conservar la salud f7sica y mental está empleado en la forma más provechosaBEs muy fácil perder la salud! pero muy dif7cil recuperarlaBEo podemos permitirnos deformar o per1udicar una sola funci*n de la mente o el cuerpo mediante eGcesivo traba1o o abusando de cualquier parte de la máquina viviente. "=ealth 0eformer! %,'1(AA) .os que reali an grandes y agotadores esfuer os para hacer cierta cantidad de traba1o en un per7odo dado! y siguen traba1ando cuando su 1uicio les indica que deben descansar! siempre saldrán perdiendo. Están viviendo con capital prestado. Están gastando la fuer a vital que necesitarán en lo futuro. # cuando se les eGi1a la energ7a que emplearon tan pr*digamente! fracasarán por no tenerlaB =abrá llegado el momento de necesidad! pero sus recursos f7sicos estarán agotados. Todos los que violan las leyes de la salud alguna ve sufrirán en mayor o menor grado. "6++4<<) Cran parte de la fatiga y los traba1os con que se agotan y enve1ecen no son cargas que /ios les ha encomendado; en cambio son las que ellos mismos acarrearon sobre s7 al hacer precisamente las cosas que la Palabra de /ios proh7be. "=ealth 0eformer! %1'1(AA) Eo tenemos la obligaci*n de traba1ar en eGceso. 2 veces nos encontramos en situaciones en que tal cosa es necesaria; pero 3sa será la eGcepci*n! y no la reglaB+i honramos al +eñor haciendo nuestra parte! 3l liará la suya conservándonos la saludB2l practicar la temperancia en el comer! el beber! el vestido y el traba1o y en todas las cosas! hacemos lo que ningIn m3dico podrá hacer por nosotros. "T8P41-<) 6ada d7a trae sus responsabilidades y deberes! pero la obra de mañana no debe abarcarse en las horas de hoy. "OE4;:%) "1,A) 11 de Mayo %EM)ERANCIA EN E, DORMIR"# )ere9oso7 M4as a !u6ndo 4as de dormirN MCu6ndo e le5an ar6s de u sue8oN <)ro5" .:1= .a salud es un gran tesoro. Es la posesi*n más valiosa que los mortales pueden tener. .a rique a! el honor o los conocimientos se han adquirido a muy alto precio si costaron la p3rdida del vigor de la salud. Einguna de esas posesiones puede brindar felicidad si falta la salud. Es un terrible pecado abusar de la salud que /ios nos ha dado; porque cada abuso que se comete nos debilita para la vida y nos convierte en perdedores. "6++41(:)

Pág. A%

>6uán comIn es la costumbre de convertir el d7a en noche y viceversa? 8uchos 1*venes duermen profundamente por la mañana! cuando en realidad deber7an levantarse con los primeros pá1aros cantores! y estar en movimiento cuando toda la naturale a está despierta. .os 1*venes deben observar horas regulares para acostarse y levantarseBProp*nganse disciplinarse! y seguir reglas de orden. /ios es un /ios de orden! y los 1*venes tienen la obligaci*n de observar reglas estrictas! porque tales costumbres obrarán en su beneficio. "#$! %A'%<'1(<-) Puesto que la obra de reparar el cuerpo se efectIa durante las horas de descanso! es esencial! especialmente para los 1*venes! que el sueño sea met*dico y abundante. "Ed4;%1) .a mayor7a de los amadores de placeres asisten a reuniones nocturnas de moda! y pasan entregados a diversiones eGcitantes las horas que /ios les brind* para que las dedicaran al descanso y al sueño con el fin de vigori ar el cuerpoBEstán robando a las me1illas el tono de la salud! y suplen su defecto con cosm3ticos. "=ealth 0eformer! 1%'1(A1) DEo ser7a me1or! por lo tanto! terminar con ese hábito de convertir la noche en d7a! y en noche las frescas horas de la mañanaF +i la 1uventud formara hábitos de regularidad y orden! me1orar7a su salud! su espiritualidad! su memoria y su disposici*n. "#$! ;('%1'1(<A) "1,() $0 de Mayo %EM)ERANCIA EN E, ES%UDIO"# A4ora7 4iIo mJo7 a m6s de es o7 s; a5isado" No 4ay Gin de 4a!er mu!4os liCrosO y el mu!4o es udio aGli!!iHn es de la !arne" <E!le" 1$:1$= 6uando el esfuer o mental no va acompañado por el e1ercicio f7sico correspondiente! atrae una cantidad eGcesiva de sangre al cerebro! y la circulaci*n se desequilibra. El cerebro tiene as7 demasiada sangre! mientras que las eGtremidades quedan con muy poca. .as horas de estudio y recreaci*n deber7an regularse con cuidado; hay que emplear cierta parte del tiempo en la labor f7sicaB Eo se puede conservar la salud a menos que se consagre cierta parte de cada d7a a un traba1o que e1ercite los mIsculos al aire libre. +e dedicarán ciertas horas determinadas a cualquier clase de traba1o manual que eGi1a la actividad de todas las partes del cuerpo. Eivelad el esfuer o de las facultades mentales y f7sicas! y la menteB.se refrigerará "6hristian Temperance and 9ible =ygiene4(;'(-) .a mente de los que traba1an con el cerebro labora demasiado. 6on frecuencia esos hombres usan sus facultades mentales pr*digamente! y en cambio hay otra clase de personas cuyo ideal más elevado en la vida es el traba1o f7sico. Estos Iltimos no e1ercitan la mente. E1ercitan sus mIsculos! pero privan su cerebro de fuer a intelectual; de igual manera! la mente de los que traba1an con el cerebro se sobrecarga! pero su cuerpo carece de fuer a y vigor! porque descuidan el e1ercicio de los mIsculosB.a salud deber7a ser un motivo bastante fuerte que los indu1era a unir el traba1o f7sico con el mental. .a cultura moral! la intelectual y la f7sica se deben combinar para que la persona sea plenamente desarrollada y equilibrada. 2lgunos están capacitados para utili ar gran poder intelectual! mientras que otros se sienten inclinados a go ar del traba1o f7sico. Estas dos clases de personas deber7an tratar de me1orar el punto en que son deficientes! a fin de poder presentar al +eñor su ser pleno como un sacrificio vivo! santo y agradable a /ios! que es su racional culto. "6PT4;<%';<1) +e debe cuidar tanto de la salud como del carácter. "6hristian Temperance and 9ible =ygiene4(-) "1,<) $1 de Mayo E, VES%IDO ADECUADO"# Lo tendrá temor de la nieve #or su &amilia #orque toda su &amilia está vestida de ro#as do'les. (Prov. -1:21* Euestra indumentaria! si bien modesta y sencilla! debe ser de buena calidad! de colores apropiados! y servible. /eber7amos escogerla por su durabilidad más que por la ostentaci*n. /ebe sernos de abrigo y protecci*n. .a mu1er prudente descrita en los Proverbios 5no tendrá temor de la nieve por su familia! porque toda su familia está vestida de ropas dobles5.

Pág. A1

Euestra ropa debe ser limpia. El desaseo en el vestir es contrario a la salud! y por lo tanto per1udicial al cuerpo y al almaBEn todos respectos debemos vestir conforme a la higiene que todas las cosas!5 /ios quiere que 5estemos en salud;5 salud del cuerpo y del alma. /ebemos colaborar con /ios para asegurar la salud del alma y del cuerpo. 2mbas se benefician del vestido higi3nico. Este debe tener la donosura! la belle a y las cualidades propias de la sencille natural. 6risto nos ha prevenido contra el orgullo de la vida! pero no contra su gracia y su belle a natural. Eos llama la atenci*n sobre las flores del campo! sol! los lirios de tan significativa pure a! y dice4 5Ei aun +alom*n con tala su gloria fue vestido as7 como uno de ellos5. 2s7! por medio de las cosas de la naturale a! 6risto nos enseña cuál es la belle a que el cielo aprecia! la gracia modesta! la sencille ! la pure a! la cualidad apropiada que harán nuestro atav7o agradable a /ios. "864;A%) .a salud perfecta depende de que la circulaci*n tambi3n lo sea. +e debe dar atenci*n especial a las eGtremidades! de modo que est3n tan protegidas como el pecho y la regi*n del cora *n. ";T4&-1) Euestras hermanas deben vestirse con sencille como muchas lo hacen. +u ropa debe ser de buen g3nero! durable! modesto! y adecuado a la edad. El asunto del vestido no debe llenarles la cabe a. "6arta 1<! 1(<A) "1&%) $$ de Mayo REGU,ARIDAD EN ,AS COMIDAS"# DGienaventurada t6 tierra cuando tu rey es !ijo de no'les y tus #rínci#es comen a su !ora #or re&ecci,n y no #or el 'e'erE ( Prov. -1:21* .a regularidad en las comidas es muy importante para la salud del cuerpo y la serenidad de la mente. "6++411() En general no se les enseña a los niños la importancia de saber qu3 comer! y c*mo y cuándo hacerlo. +e satisfacen todos sus gustos! se les permite comer a cualquier hora y servirse fruta cuando 3sta les tienta la vista! y esto! unido a los pasteles! tortas! pan y manteca y dulces que comen constantemente! los convierte en glotones y disp3pticos. .os *rganos del aparato digestivo! como un molino que constantemente está marchando! se debilitan; se pide prestada la fuer a vital del cerebro para aliviar el eGceso de traba1o del est*mago! y as7 decae el poder de las facultades mentales. .os est7mulos poco naturales y el agotamiento de las fuer as vitales los ponen nerviosos! los vuelven impacientes ante las restricciones! voluntariosos e irritablesBEs dif7cil hacerles comprender el carácter vergon oso y ofensivo del pecado. "=ealth 0eformer! %&'1(AA) Eo se le debe dar al niño nada que comer entre comidas! ni pasteler7a! ni nueces! ni frutas! ni man1ar de ninguna clase. .a irregularidad en las comidas destruye el tono sano de los *rganos de la digesti*n! en per1uicio de la salud y del buen humor. "864-:-) Otro hábito pernicioso es el comer inmediatamente antes de irse a acostarBEl sueño es muchas veces molestado por pesadillas! y por la mañana se despierta uno sin haber descansado! y con pocas ganas de desayunar. 6uando nos entregamos al descanso el est*mago debe haber concluido ya toda su tarea! para que 3l tambi3n! as7 como los demás *rganos del cuerpo! pueda descansar. "864;(,) 6ada prohibici*n de /ios propende a la salud y eterno bienestar del hombre. "+T! 11'%;'1(A&) 6uando ellos Qel pueblo de /iosR rompan con todos los hábitos que destruyen la salud! tendrán una percepci*n más clara de lo que constituye la verdadera piedad. +e verá una transformaci*n maravillosa en su eGperiencia religiosa. "0=! ;A'%&'1<%;) "1&1) $& de Mayo RESU,%ADOS DE ,A %EM)ERANCIA"# # el rey habl* con ellos! y no fue hallado entre todos ellos otro como /aniel! 2nan7as! 8isael y 2 ar7as4 # en todo negocio de sabidur7a e inteligencia que el rey les demand*! hállalos die veces me1ores que todos los magos y astr*logos que hab7a en todo su reino. /urante los tres años de aprendi a1e! /aniel y sus compañeros practicaron hábitos de abstinencia! y mantuvieron su fidelidad a /ios y su constante dependencia de su poder. 6uando lleg* el momento de poner a prueba su capacidad y conocimientos frente al rey! fueron sometidos a un eGamen 1unto con

Pág. A;

otros candidatos al servicio del reinoB+u agude a! su lengua1e eGacto y escogido! sus amplios conocimientos! daban fe de la fuer a incomparable y el vigor de su capacidad intelectualB /ios siempre honra a los 1ustos. .os 1*venes más promisorios de todos los pa7ses sometidos por el gran conquistador se hab7an reunido en 9abilonia. 6on todo! en medio de ellos! los cautivos hebreos no ten7an rival. El porte erguido! el paso firme y elástico! el semblante abierto! los sentidos despiertos! el aliento puro! todo eso era la insignia de la noble a con que la naturale a honra a los que obedecen sus leyesB Entre los fascinantes atractivos de la lu1osa corte de 9abilonia ellos permanecieron firmes. .os 1*venes de la actualidad están cercados de tentaciones que los quieren arrastrar a la complacencia propia. Especialmente en las grandes ciudades toda clase de placeres sensuales resulta fácil y tentadora. .os que! como /aniel! se nieguen a contaminarse! cosecharán la recompensa de los hábitos temperantesB .a claridad mental! la firme a de prop*sito! la capacidad de adquirir conocimientos y de resistir la tentaci*n que manifestaba /aniel! se deb7an en gran parte a la sencille de su r3gimen alimenticio! unido a su vida de oraci*nB 8anteneos firmes con la fuer a viril y plena que /ios os ha dadoB/ios os recompensará con nervios serenos! cerebro agudo! sano 1uicio y claras percepciones. .os 1*venes de hoy! que sustentan principios firmes e inconmovibles! go arán de salud de cuerpo! mente y alma. "#$! %<'%A'1<%-) "1&;) $( de Mayo UN ES)IRI%U %EM),ADO"# Porque no nos !a dado $ios el es#íritu de temor sino el de &ortale+a y de amor y de tem#lan+a. (En in"l%s mente sana.* (2 Cim 1:7* +e form* cada *rgano del cuerpo para que fuera siervo de la mente. "-T41-:) El cerebro es la capital del cuerpo! la sede de la energ7a nerviosa y de la actividad mental. .os nervios que salen de aqu3l controlan el cuerpo. Por medio de ellos! llegan todas las impresiones mentales a los miembros del cuerpo! como si fueran alambres telef*nicos; y son ellos los que controlan la actividad vital de todo el organismo. Todos los *rganos del movimiento se rigen por las *rdenes que reciben del cerebro. "-T4:<) .os nervios del cerebro que comunican con el organismo entero son el Inico medio por el cual el 6ielo puede comunicarse con el hombre! y afectan su vida más 7ntima. 6ualquier cosa que perturbe la circulaci*n de las corrientes el3ctricas en el sistema nervioso! disminuye la fuer a de las potencias vitales! y el resultado es un amortiguamiento de las sensibilidades de la mente. "-T+411,) 6ualquier parte del cuerpo que no sea tratada con consideraci*n telegrafiará el daño que recibe al cerebro. "6E41;&) Todos tienen no s*lo el privilegio sino el sagrado deber de entender las leyes que /ios estableci* en su serB# a medida que vayan comprendiendo me1or el cuerpo humanoBtratarán de someter el suyo al dominio de las facultades nobles de la mente. /eber7an considerar el cuerpo como una estructura maravillosa! formada por el 2rquitecto $nfinito y entregada a su cuidado! para que hagan tocar melodiosamente esa arpa de mil cuerdas. "=ealth 0eformer! %<'1(A1) Para que la vida cristiana sea un 3Gito! es de suma importancia que se desarrollen mentes sanas en cuerpos sanos. "=ealth 0eformer! 11'1(A1) .a actividad armoniosa y saludable de todas las facultades del cuerpo y la mente brinda felicidad; cuanto más se eleven y refinen esas facultades! tanto más pura y sin me cla será la felicidad. "0=! ;<' %A'1((,) "1&-) $+ de Mayo ,O 2UE )RO,ONGA %US DIAS"# El temor de 3e!ová aumentará los días. (Prov. 1F:27* Todos los que están recibiendo instrucci*n de /ios necesitan momentos de quietud para comulgar con su propio cora *n! con la naturale a y con /iosB6ada uno de nosotros debe escuchar su

Pág. A-

vo que nos habla al cora *n. 6uando se acallan las demás voces! y esperamos ante 3l en la quietud! el silencio del alma captará más claramente la vo de /ios. El nos indica4 5Estad quietos! y conoced que yo soy /ios.5 En medio de las multitudes tumultuosas y la tensi*n que provocan las intensas actividades de la vida! el que da tal manera se refrigera se verá rodeado de una atm*sfera de lu y pa . 0ecibirá nuevo don de fuer a f7sica y mental. "6++41:-) Permitid que la mente adquiera inteligencia! y colocad vuestra voluntad del lado del +eñor! y se observará una me1or7a eGtraordinaria en la salud f7sica. "8edical 8issionary! 11 y 1;'1(<;) Prevalecen las enfermedades mentales por doquiera. Eueve de cada die enfermedades que afligen a los seres humanos tienen su ra7 en la menteB.a religi*n de 6ristoBes uno de los remedios más eficaces! porque es un poderoso calmante de los nervios. "&T4,,,) El cielo es todo salud; y cuanto más profundamente se comprendan las influencias celestiales! tanto más segura será la me1or7aB.a piedad no está en pugna con las leyes de la salud; por lo contrario! está de acuerdo con ellas. El temor de /ios es el fundamento de la verdadera prosperidad. "6hristian Temperance and 9ible =ygiene41-'1,) /eber7amos colaborar con /ios en el cuidado de nuestro cuerpo. El amor hacia /ios es esencial para la vida y la salud. .a fe en /ios es indispensable para sentirnos sanos. 2 fin de disfrutar de una salud perfecta! nuestro cora *n debe rebosar de amor! esperan a y go o en el +eñor. "0=! %<'%,'1<%1) "1&,) $. de Mayo E, AMOR A ,A ,EA"# 0uc!a #a+ tienen los que aman tu ley; y no !ay #ara ellos tro#ie+o. (/al. 111:1.B* +i el esp7ritu se siente libre y feli ! debido a la buena conciencia y a la satisfacci*n que se eGperimenta al hacer felices a los demás! se crea un sentimiento de alegr7a que se refle1ará en todo el organismo! con lo que me1orará la circulaci*n de la sangre y se tonificará el cuerpo. .a bendici*n de /ios es un poder sanador! y los que son pr*digos en beneficiar a los demás! recibirán esta maravillosa bendici*n en el cora *n y la vida. "6hristian Temperance and 9ible =ygiene41-) .os que siguen el camino de la sabidur7a y la santidad no tendrán que deplorar horas malgastadas! ni se verán atormentados con sentimientos sombr7os y de horror! como a algunos les ocurre! a menos que se entreguen a diversiones vanas e inItilesB .as diversiones eGcitan la mente; mas la depresi*n la sigue sin remedio. El traba1o Itil y el e1ercicio f7sico e1ercerán me1or influencia sobre la mente y fortalecerán los mIsculos! me1orarán la circulaci*n y contribuirán poderosamente a restaurar la salud. . . . .a buena conciencia es la me1or medicina para el cuerpo y la mente enferma. .a bendici*n especial de /ios en la forma de salud y fuer a reposa sobre quien la recibe. "=ealth 0eformer! %-' 1(A;) .a obra de hacer el bien beneficia al dador y al beneficiario. +i nos olvidamos de nosotros mismos al interesarnos por los demás! ganaremos una victoria sobre nuestras debilidades. .a satisfacci*n que recibiremos al hacer el bien contribuirá enormemente a restablecer el tono saludable de la imaginaci*n. El placer de hacer el bien anima la mente y se transmite por todo el cuerpo. ";T4&-,) Jna persona cuyo esp7ritu es sereno y está satisfecho en /ios! se encuentra en el sendero de la salud. "0=! 11'%-'1((%) "1&&) $/ de Mayo ,A A,EGR@A ES -UENA MEDICINA"# El cora+,n ale"re es una 'uena medicina.(Prov.17:22* .a relaci*n que eGiste entre la mente y el cuerpo es muy 7ntima. 6uando la primera está afectada! el otro simpati a con ella. .a condici*n de la mente influye en la salud mucho más de lo que generalmente se cree. 8uchas de las enfermedades que padecen los hombres son resultado de la depresi*n mental. Penas! ansiedad! descontento! remordimiento! sentimiento de culpabilidad! desconfian a! todo esto menoscaba las fuer as vitales! y lleva al decaimiento y a la muerte.

Pág. A,

.a enfermedad es muchas veces originada y reagravada por la imaginaci*n. 8uchos hay que llevan vida de inválidos cuando podr7an estar bien si pensaran que lo estánB El valor! la esperan a! la fe! la simpat7a! el amor4 todas estas cosas fomentan la salud y alargan la vida. Jn esp7ritu satisfecho y alegre es como salud para el cuerpo y fuer a para el alma. "864;;() El agradecimiento! la alegr7a! la benevolencia! la confian a en el amor y en el cuidado de /ios! son otras tantas incomparables salvaguardias de la salud. "864;:1) +e deber7a mostrar el poder de la voluntad! y la importancia del dominio propio! tanto en la conservaci*n como en la recuperaci*n de la salud! el efecto depresivo y hasta ruinoso de la ira! el descontento! el ego7smo! o la impure a! y! por otra parte! el maravilloso poder vivificador que se encuentra en la alegr7a! la abnegaci*n! y la gratitud. =ay en la Escritura una verdad fisiol*gica que necesitamos considerar4 5El cora *n alegre es una buena medicina.5 "Ed41<-) .os verdaderos principios del cristianismo abren ante todos nosotros una fuente de inestimable felicidad. "6++4;() /eber7amos cultivar un estado de ánimo alegre! optimista y apacible; porque nuestra salud depende de ello. "-T41-) "1&:) $0 de Mayo ,OS DICHOS SUAVES SON -UEN REMEDIO"# Panal de miel son los dic!os suaves: suavidad al alma y medicina a los !uesos. (Prov. 1.:2;* .as palabras bondadosas! alegres y alentadoras resultarán mucho más eficaces que las medicinas más poderosas. $nfundirán ánimo al cora *n de la abatida y desanimada esposa! y la alegr7a infundida a la familia por los actos y las palabras de bondad! recompensarán die veces el esfuer o hecho. El esposo debiera recordar que gran parte de la carga de educar a sus hi1os recae sobre la madre! y que ella tiene una gran influencia en cuanto a modelar sus mentalidades. Esto debe inducirle a manifestar los sentimientos más tiernos! y a aliviar con cuidado sus cargas. /ebe alentarla a apoyarse sobre sus amplios afectos! y a dirigir sus pensamientos hacia el 6ielo! donde hay fuer a! pa y un descanso final para los cansados. "-T+4,1',;) .a bondad y la amable cortes7a que 3l le demuestre será para ella precioso aliento! y la felicidad que 3l sepa comunicarle le traerá go o y pa a su propio cora *n. "864-&,) El s7mbolo más bello del cielo es un hogar presidido por el +eñorB+e debe reprimir cualquier cosa que mancille la pa y unidad de la familia! y se debe cultivar la bondad y el amor. "+T! ;%'%:' 1<11) El hogar debe ser un lugar en que habiten la alegr7a! la cortes7a y el amor; all7 donde residan estas gracias! all7 tambi3n residirán la felicidad y la pa . "864-A;) 2quellos que están empeñados en la batalla de la vida en condiciones de desigualdad! pueden ser refrigerados! fortalecidos y alentados por las pequeñas atenciones que no cuestan nada. .as palabras bondadosas pronunciadas con sencille ! las pequeñas atenciones hechas sin ostentaci*n! Obarrerán las nubes de tentaciones que se ciernen sobre el hori onte del alma. "8+ :1! 1<%%) 9a1o la influencia de la mansedumbre! la bondad y la amabilidad! se crea una atm*sfera que sana y no destruye. "6arta -;%! 1<%() "1&A) $1 de Mayo ,A SA,UD A ,A *E,ICIDAD"# A 3e!ová !e #uesto siem#re delante de mí: #orque está a mi diestra no ser% conmovido. Al%"rese #or tanto mi cora+,n y se "o+, mi "loria: tam'i%n mi carne re#osará se"ura. (/almo 1.:1* El cristiano debe vivir tan cerca de /ios que pueda hacer suyas las cosas eGcelsas! y abundar 5en frutos de 1usticia! que son por Hesucristo! a gloria y loor de /ios.5 +u cora *n debe estar afinado para eGpresar gratitud y alaban a. +iempre debe estar listo a reconocer las bendiciones que está recibiendo! recordando al que di1o4 5El que sacrifica alaban a me honraráBN

Pág. A&

Todos tenemos el deber de cultivar la alegr7a en ve de espaciarnos en nuestras triste as y problemas. 8uchos no s*lo se vuelven desdichados por esto! sino que sacrifican la salud y la felicidad en aras de su imaginaci*n enfermi a. +uceden cosas desagradables a su alrededor! y su semblante muestra constantemente arrugado el ceño! lo cual! más claramente que las palabras! revela su descontento. Esos sentimientos de depresi*n son muy dañinos para la salud! porque perturban la funci*n de la digesti*n y traban el proceso de la nutrici*n. .a ansiedad y la aflicci*n no pueden remediar un solo mal! pero s7 pueden causar mucho daño; en cambio! la alegr7a y la esperan a! mientras iluminan la senda de los demás! 5son vida a los que las hallan! y medicina a toda su carne.5 6risto vino para restaurar la hermosura original del mundo arruinado por el pecadoBEn la tierra nueva no habrá pecado ni enfermedadB# el cuerpo recuperará su perfecci*n original. Todos ostentaremos la imagen inmaculada de nuestro +eñorB El desarrollo del carácter cristiano! dada su tendencia a alcan ar tal estado de perfecci*n! es un crecimiento hacia la belle aB6uando el cora *n se transforma merced a la renovaci*n de la mente! las virtudes del Esp7ritu graban su impresi*n en nuestro rostro! y 3ste eGpresa el refinamiento y la delicade a! la pa y la benevolencia y el amor puro y tierno que reinan en el cora *nB /ad 5gracias siempre de todo al /ios y Padre5. "+T! 1;'%;'1((&) "1&() &0 de Mayo E, )ERDON ES SA,UDA-,E"# Gendice alma mía a 3e!ová y no olvides nin"uno de sus 'ene&icios. El es quien #erdona todas tus iniquidades el que sana todas tus dolencias. (/almo 1F-:2=-* El +alvador asist7a tanto al alma como al cuerpo. El evangelio que 3l enseñ* fue un mensa1e de vida espiritual y de restauraci*n f7sica. .a salvaci*n del pecado y la curaci*n de la enfermedad iban siempre enla adas. Este mismo ministerio está encomendado al m3dico cristiano. /ebe unirse con 6risto! en la tarea de aliviar las necesidades f7sicas y espirituales de sus compañeros. /ebe ser mensa1ero de misericordia para el enfermo! llevándole el remedio para su cuerpo desgastado y para su alma enferma de pecado. "8641%1) 6uando llevaron al pobre paral7tico a la casa donde HesIs estaba enseñando! una compacta multitud estaba a la puerta impidiendo el acceso al lugar donde estaba el +alvador. Pero la fe y la esperan a se hab7an encendido en el cora *n del pobre enfermo! quien propuso a sus amigos que lo llevaron al fondo de la casa! rompieran el techo! y lo ba1aran a la presencia de 6risto. +e llev* a cabo su propuesta; cuando el hombre yac7a a los pies del poderoso 83dico! ya se hab7an agotado los medios humanos para curarlo. HesIs sab7a que el enfermo hab7a vivido torturado por el peso de sus pecados! y que primero necesitaba que se le aliviara ese peso. 6on una mirada de la más tierna compasi*n! el +alvador se le dirigi*! no como a un eGtraño! ni como a un amigo! sino como a uno que ya ha sido recibido en la familia de /ios4 56onf7a! hi1o; tus pecados te son perdonados.5 "0=! 1:'1%'1((-) 8uchos están sufriendo a causa de las enfermedades del alma más que por las del cuerpo! y no hallarán alivio hasta que acudan a 6risto! la fuente de la vida. 6esarán entonces las que1as y eGpresiones de agotamiento! soledad y descontento. Coces plenos conferirán vigor a la mente y salud y energ7a vital al cuerpo. ",T4&A<) =oy 6risto siente las aflicciones de cada ser sufrienteBEl sabe pronunciar las palabras4 5Me en pa 5! y ordenar al afligido4 5Mete! y no peques más5. "#$! ;<'1;'1(<() "1&<) &1 de Mayo JES?S NOS INVI%A A DESCANSAR"# ?enid a mí todos los que estáis tra'ajados y car"ados que yo os !ar% descansar. (0at. 11:28* El poder sanador de /ios se hace sentir en toda la naturale a. +i se corta un árbol! si un ser humano se lastima o se rompe un hueso! la naturale a empie a inmediatamente a reparar el daño. 2un antes que eGista la necesidad! están listos los agentes sanadores! y tan pronto como se lastima una parte! todas las energ7as se dedican a la obra de restauraci*n. .o mismo ocurre en el reino espiritual. 2ntes de

Pág. A:

que el pecado crease la necesidad! /ios hab7a provisto el remedio. Toda alma que cede a la tentaci*n! es herida por el adversario; pero dondequiera que haya pecado! está el +alvador. "Ed41%<) 6uando el Evangelio es recibido en su pure a y con todo su poder! constituye un remedio para las enfermedades originadas por el pecado. +ale el +ol de 1usticia! 5y en sus alas traerá saludBN El amor que 6risto infunde por todo nuestro ser es un poder vivificante. Toca con salud cada una de las partes vitales! el cerebro! el cora *n! los nervios. Por medio de 3l las más altas energ7as de nuestro ser son despertadas a nueva actividad. El liberta al alma de la culpa y la triste a! y de los afanes y cuidados que aplastan las fuer as de la vida. 6on 3l vuelven la serenidad y la calma. /a tambi3n al alma un go o que nada en la tierra puede destruir; go o en el Esp7ritu +anto; go o que da salud y vida. .as palabras de nuestro +alvador4 5Menid a m7 que yo os har3 descansar!5 constituyen una prescripci*n para la curaci*n de las enfermedades f7sicas! mentales y espirituales. 2 pesar de que los hombres mismos! debido a su mal comportamiento! son los autores de sus desgracias! 6risto se compadece de ellos. En 3l pueden encontrar ayuda. El hará cosas grandes en beneficio de los que en 3l conf7enB +i los seres humanos abriesen las ventanas del alma del lado del 6ielo! para apreciar los dones divinos! un raudal de virtud curativa la inundar7a. "8641%&'1%:) "1:1) JUNIO UNA VIDA *E,I'

01 de Junio ACUERDA%E DE %U CREADOR"# A!u;rda e de u Creador en los dJas de u Iu5en ud7 an es Kue 5enLan los malos dJas7 y lleLuen los a8os7 de los !uales diLas7 no enLo en ellos !on en amien o" <E!le" 1$:1= Luisiera tener condiciones para describir la belle a de la vida cristiana. Partiendo desde la aurora de la vida! guiado por las leyes de la naturale a y de /ios! el cristiano avan a firmemente hacia adelante y arriba! acercándose más cada d7a a su hogar celestial! donde lo espera una corona de vida! y un nuevo nombre! 5el cual ninguno conoce sino aquel que lo recibe.5 6onstantemente aumenta su felicidad! santidad y utilidad. El progreso de cada año eGcede al del anterior. /ios ha dado a los 1*venes una escalera que deben subir; es una escala que va de la tierra al cielo. En su eGtremo superior está /ios y en cada peldaño se refle1an los brillantes rayos de su gloria. El +eñor observa a los que van subiendo! listo para enviar auGilio cuando se agotan las fuer as o se pierde pie. +7! contadlo con palabras llenas de ánimo! para que ninguno de los que con perseverancia ascienden por la escala de1e de entrar en la ciudad eterna. "#$! ;:'%:'1<%;) .os ángeles de /ios que sub7an y ba1aban por la escalera que Hacob contempl* en visi*n! ayudarán a cada alma que desee ascender aIn hasta el más elevado cielo. Ellos protegen al pueblo de /ios y observan! cada paso que da. .os que suban por el camino resplandeciente serán recompensados; entrarán en el go o de su +eñor. "0=! 1<'%('1((,) .a piedad adquirida en los primeros años asegura a su poseedor el goce pleno de todo lo que hace feli la vidaB.os que quieren esperar hasta que el curso de la vida est3 por terminar antes de buscar a /ios! perderán una vida de dicha pura y elevada! felicidad que 1amás se consigue al correr tras los placeres que brinda esta vida. .os que se han familiari ado desde hace mucho con /ios! y que desde la 1uventud bebieron felicidad de la pura fuente del cielo! están preparados para entrar en la familia de /ios. "#$! ;&'1%'1<%%) "1:;) 0$ de Junio -US2UEMOS A, SEBOR"# Iloriaos en su santo nom're; al%"rese el cora+,n de los que 'uscan a 3e!ová. (1 2r,n. 1.:11* Crandes muchedumbresBanhelan algo que no tienen. Castan su dinero y no en pan! y su esfuer o! más no en hartura. El alma hambrienta y sedienta seguirá sufriendo hambre y sed mientras participe de esos vac7os placeres. O1ala los tales escucharan la vo de HesIs que dice4 5+i alguno tiene

Pág. AA

sed! venga a m7 y beba.5 .os que beban del agua viva no volverán a tener sedB6risto! manantial de vida! es la fuente de pa y felicidad... 8agnifiquen los 1*venes el nombre del +eñor por su inmensa bondad! su tierna misericordia! su cariñosa compasi*n. Pueden magnificar su nombre al revelar su gracia mediante una vida bien orientada y su conversaci*n piadosa. # al proceder as7 el carácter se suavi ará! la irritabilidad desaparecerá. "#$! %:'11'1<%;) El cora *n más feli es aquel en que 6risto mora como hu3sped. El hogar más bendecido es aquel donde la piedad es un principio dominanteBEn el taller donde mora la pa y la presencia celestial de 6risto! los obreros serán los más dignos de confian a! los más fieles! y eficientes. +e evidenciará all7 el amor y el temor de /ios. "6arta ,(! 1(<A) En este mundo no hay consuelo ni felicidad sin HesIs. 0econo cámoslo como nuestro 2migo y +alvadorBEl posee encantos incomparables. >/ios quiera que vivamos durante este breve per7odo de prueba de tal modo que reinemos con 3l a trav3s de los infinitos siglos de la eternidad? "#$! 1;'%;' 1<%-) +i 6risto mora en el cora *n por feBser3is dichosos! y rebosar3is de go o y alaban a. "#$! 1-'1%' 1(<;) "1:-) 0& de Junio CRIS%O7 GO'O VERDADERO"# Entra en el "o+o de tu /e4or. (0at. 2B:2-* 2lgunos son tan inquietos porque no acuden a la Inica y verdadera fuente de felicidad. Tratan de hallar fuera de 6risto el go o que solamente se halla en 3l. Hunto a 3l no hay esperan as frustradas. >2y! c*mo se descuida el precioso privilegio de la oraci*n?....a oraci*n es la fortale a del cristiano. 2unque se vea solo! no lo está; siente la presencia del que di1o4 5#o estoy con vosotros todos los d7as.5 .os 1*venes necesitan precisamente lo que no tienen! es decir4 religi*n. Eo hay nada que pueda ocupar su lugar. "0=! 11'%-'1((%) .o que se necesita es esperan a cristiana. .a religi*n resultará un consuelo para el creyente! una gu7a a segura que lo conducirá a la Puente de verdadera felicidad. "#$! %1'%1'1<%A) Eo hay más go o verdadero que el de 6risto. Todas las dichas supuestas que un hombre sueña obtener sin 6risto! se convertirán en ceni as y desengaños. Eo imagin3is ni por un momento que un hombre sin religi*n pueda ser feli . "6arta 1&! 1(<<) Eadie puede go ar realmente de la vida sin religi*n. El amor de /ios purifica y ennoblece todos los gustos y deseos! intensifica los sentimientos y embellece todos los placeres dignos. 6apacita al hombre para apreciar y go ar todo lo verdadero! lo bueno y de buen nombre. "C=! %('1((;) +iempre observar3is una señalada alegr7a en el cristiano! además de santa y dichosa confian a en /ios! y sumisi*n a su providencia! todo lo cual refrigera el alma. "-T4-AA) .a fe en el amor de /ios y en su soberana providencia! alivian las cargas de ansiedad y preocupaci*n. =incha el cora *n de go o y contentamiento sea cual fuere nuestra posici*n en la vida. .a religi*n propende directamente a fomentar la salud! a alargar la vida! y a aumentar nuestra capacidad de go ar todas sus bendiciones. 2bre ante el alma una fuente de felicidad que nunca falla. "PP4&&<'&:%) "1:,) 0( de Junio ,A SA-IDUR@A A ,A *E,ICIDAD"# Gienaventurado el !om're que !alla la sa'iduría y que o'tiene la inteli"encia. (Prov. -:1-* .a ceremonia del ungimiento de /avidB indic* al 1oven el elevado destino que lo esperabaB2 pesar de la elevada posici*n que iba a ocupar! serenamente sigui* con su tarea! satisfecho con aguardar a que se desarrollaran los planes de /ios a su debido tiempo y manera. Tan humilde y sencillo como antes de su ungimiento! el pastorcillo regres* a las colinas! y sigui* cuidando y protegiendo sus ove1as como siempre. Pero con nueva inspiraci*n compuso sus melod7as y toc* el arpa. 2nte 3l se eGtend7a un paisa1e de rica y variada belle aB

Pág. A(

/avid! en pleno goce de su vigor y virilidad! se estaba preparando para ocupar una elevada posici*n entre los grandes de la tierra. +us talentos! como preciosos dones de /ios! los emple* para ensal ar la gloria del divino /ador. .as oportunidades que tuvo de dedicarse a la contemplaci*n y meditaci*n le sirvieron para enriquecerlo con la sabidur7a y la piedad que le atra1eron el amor de /ios y los ángeles. 8ientras contemplaba la perfecci*n de su 6reador! más claros conceptos de /ios se formaban en su alma. +e aclararon temas vagos! se allanaron dificultades! se disiparon perple1idades! y cada rayo de nueva lu provocaba un nuevo 3Gtasis y arrancaba más dulces himnos de devoci*n para gloria de /ios y del 0edentor. El amor que lo impulsaba! las triste as que lo aflig7an! los triunfos que lograba! todos eran ternas de inter3s para su activo cerebro; y al contemplar el amor de /ios en todas las circunstancias providenciales de su vida! su cora *n vibraba con adoraci*n y gratitud! su vo entonaba melod7as más deliciosas! tocaba su arpa con go o más eGaltado. 2s7 el 1oven pastor avan aba de fortale a en fortale a! de conocimiento en conocimiento! porque el Esp7ritu del +eñor era sobre 3l. "PP4&<A'&<() "1:&) 0+ de Junio SU )A,A-RA A ,A *E,ICIDAD"# @eme "o+ado en el camino de tus testimonios como so're toda rique+aH)ecrear%me en tus estatutos: no me olvidar% de tus #ala'ras. (/almo 111:1; 1.* .a 9iblia presenta ante nuestra vista las inescrutables rique as y los tesoros inmortales de los cielos. .os impulsos más fuertes del hombre lo arrastran a tratar de procurar su propia felicidad. .a 9iblia reconoce este deseo y nos muestra que todo el cielo se unirá a los esfuer os que el hombre haga por conseguir la dicha. 2demás! revela la condici*n segIn la cual se da la pa de 6risto a los hombres. /escribe un hogar de dicha y resplandor sempiternos! donde no habrá lágrimas ni necesidades. "6arta ;(! 1((() Ese bendito libro os enseñará a ser honrados! templados en todas las cosas! frugales! laboriosos! veraces y rectos. +i prestáis atenci*n a sus conse1os os convertir3is en buena compañ7a para los 1*venes! y vuestra influencia elevará hacia la purificaci*n del carácter; 3sa vuestra influencia apartará del pecado! y guiará por sendas de 1usticia. D2caso una vida tal no encerrará go oF Todo lo contrario. Estará henchida de consuelo y satisfacci*n porque acercar3is el cielo a vuestra vida! ya que habrá pa en vuestra alma! estar3is dando testimonio de que 5la ley de Hehová es perfecta! que vuelve el almaBN Luisiera que todos los 1*venes pudieran comprender cuán valiosa es la ofrenda de un cora *n 1oven que se entrega a /ios. 6on cuánto amor los ángeles velan los pasos de los 1*venes que aman y temen al +eñor. HesIs los conoce por nombre! y su e1emplo ayuda a otros 1*venes a hacer lo recto. El 1oven que ha acumulado en su cora *n y mente las palabras de ánimo y advertencia de /ios! las valiosas perlas que son sus promesas! a las que puede recurrir en cualquier momento! será un conducto viviente de lu . Está en relaci*n directa con la Puente de toda lu . El +ol de Husticia env7a sus rayos sanadores dentro del alma! difundiendo haces de lu a su alrededor. "#$! %-'%('1((A) "1::) 0. de Junio E, )UE-,O M3S *E,I'"# Gienaventurado el #ue'lo cuyo $ios es 3e!ová (&eli+ en in"l%s*. (/almo 1;;:1B* Para hallar felicidad y pa en todo lo que emprendáis! deb3is hacerlo para la gloria de /ios. Para sentir pa en el cora *n! deb3is tratar ardientemente de imitar la vida de 6risto. Entonces no habrá necesidad de aparentar alegr7a o de buscar placer en la satisfacci*n del orgullo y en las vanidades del mundo. Co ar3is de una serenidad y felicidad en el bien hacer que 1amás hubierais eGperimentado al seguir el mal. HesIs acept* la naturale a humana y pas* por la infancia! niñe y 1uventud para estar en condiciones de comprender a todos y de de1ar e1emplo para niños y 1*venes. El conoce las tentaciones y debilidades de los niños. /ado su amor! ha abierto una fuente de placer y go o para el alma que conf7a en 3l. 2l tratar de honrara 6risto y de seguir su e1emplo! los niños y 1*venes pueden ser verdaderamente felices. 9ien pueden sentir la responsabilidad que tienen de traba1ar con Hesucristo en el gran plan de

Pág. A<

salvar almas. +i los 1*venes están dispuestos a sentir esa responsabilidad frente a /ios! se elevarán por encima de todo lo me quino! ego7sta e impuro. .a vida será de suma importancia para ellos. 6omprenderán que tienen una ra *n magna y gloriosa por la cual vivir. Esto los volverá fervientes! alegres y fuertes ba1o todos los pesos! desalientos y dificultades de la vida! como lo fue su divino 8odeloBOs ruego que cultiv3is seriamente el sentido de vuestra responsabilidad frente a /ios. 2l tener conciencia de que hac3is lo que /ios puede aprobar! os sentir3is fuertes en su fortale a; y al imitar al 8odelo! lo mismo que 3l! crecer3is en sabidur7a y gracia para con /ios y los hombres. "#$! %<'1(A-) .os que hacen de /ios lo primero! y lo Iltimo y lo me1or! son el pueblo más feli del mundo. "0=! 1<'%('1((,) "1:A) 0/ de Junio ,A O-EDIENCIA"# < mándanos 3e!ová que ejecutásemos todos estos estatutos y que temamos a 3e!ová nuestro $ios #orque nos vaya 'ien todos los días y #ara que nos de vida como !oy. < tendremos justicia cuando cuidáremos de #oner #or o'ra todos estos mandamientos. ($eut. .:2;=2B* .a felicidad se debe buscar en la forma debida y en la fuente adecuada. 2lgunos creen que seguramente hallarán la felicidad si se entregan a placeres pecaminosos o a las engañosas atracciones mundanas. # otros sacrifican las obligaciones f7sicas y morales! creyendo hallar as7 la felicidad! y pierden el cuerpo y el alma. =abrá quienes traten de ser felices satisfaciendo la gula! considerando que la satisfacci*n del apetito vale más que la salud y la vida. 8uchos se de1an encadenar a las pasiones sensuales! y están dispuestos a sacrificar la fuer a f7sica! el intelecto y las facultades morales para complacer su lu1uria. +e encaminan a una muerte prematura! y en ocasi*n del 1uicio serán condenados por suicidio. DEs codiciable la felicidad que se encuentra en la senda de la desobediencia y la transgresi*n de la ley f7sica y moralF .a vida de 6risto señala la verdadera fuente de dicha e indica c*mo llegar a ellaB Para ser felices de verdad! deben tratar go osamente de estar siempre en el puesto del deber! cumpliendo la obra que les corresponde con fidelidad! y adaptando su cora *n y vida al 8odelo perfecto. "#$! %,'1(A;) .a vida y felicidad! la salud y el go o de hombres! mu1eres y ni nos depende de su obediencia. Esta virtud obrará en su beneficio en esta vida y en la venidera. "8+ -:! 1<%%) D/*nde encontraremos un gu7a más seguro que el Inico /ios verdaderoF... D6uál es el camino más seguro que aquel por donde el Eterno nos gu7aF 6uando lo seguimos no vamos por un sendero dudoso ni cubierto de maraña. "6arta ,(! 1(<A) .a senda de la obediencia a /ios es la de la virtud! la salud y la felicidad. "0=! 1:'1%'1((-) "1:() 00 de Junio HACER SU VO,UN%AD DE,EI%A"# /in #ro&ecía el #ue'lo será disi#ado: más el que "uarda la ley 'ienaventurado %l. (Prov. 21:18* Para los que aman a Dios guardar sus mandamientos y hacer lo que le agrada será el mayor deleite. El salmista dice lo siguiente4 5.a ley de Hehová es perfecta.5 >Lu3 maravilla es la ley de Hehová por su sencille ! su alcance y perfecci*n? Es tan breve que podemos aprender fácilmente de memoria todos sus preceptos; y al mismo tiempo! tan abarcante que eGpresa toda la voluntad de /ios y se refiere no solamente a las acciones eGteriores! sino a los pensamientos e intenciones! deseos # emociones del cora *n. .as leyes humanas no pueden hacer esto. Ellas solamente se pueden referir a las acciones eGternasB.a ley de /ios toma nota de los celos! envidia! odio! malignidad! vengan a! concupiscencia y ambici*n que se agitan en el alma! aunque no se hayan eGpresado en accionesBy estos sentimientos pecaminosos serán tomados en cuenta en el d7a en que 5/ios traerá toda obra a 1uicio! el cual se hará sobre toda cosa oculta! buena o mala5B

Pág. (%

Eo hay misterios en la ley de /ios. Todos pueden captar las grandes verdades que encierra. .a riente más d3bil puede comprender esas reglasB Obedecer la ley es esencial no s*lo para nuestra salvaci*n sino para nuestra felicidad y la de todos los que nos rodean. "+T! 1&'%,'1((:) .a felicidad del hombre debe estar siempre protegida por la ley de /iosB.a ley es el cerco que /ios ha colocado alrededor de su viña. .os que la obedecen son protegidos por ella contra el mal. "+T! 1-'%:'1<%%) .e debemos a /ios todo lo que hace codiciable la vida! y 3l nos pide en cambio los sentimientos del cora *n y la obediencia de la vida. +i obedecemos sus preceptos! 3stos impartirán felicidad a nuestro hogar y a cada persona en particular. "6arta ;-a! 1(<-) .a conducta recta reportará pa y santo go o. "0=! 1<'11'1<%-) "1:<) 01 de Junio E, 2UERER A E, O-EDECER"# /i quisiereis y oyereis comer%is el 'ien de la tierra. (5sa. 1:11* 2l eGigir que se obede can las leyes de su reino! /ios da salud y felicidad! pa y go o a su pueblo. "6PT4,&,) El principio del amor y la obediencia filial está estrechamente relacionado con el gran principio del amor y la lealtad a /ios! Padre de todos. .os que desprecien la autoridad paterna pronto despreciarán la autoridad de /ios. "PP4-,&) .os niños pueden comprender a una edad muy temprana lo que se les eGplica con sencille y claridad. 8ediante una disciplina bondadosa y sensata se les puede enseñar a obedecerB.a madre no debe permitir que su niño la aventa1e en ningIn momento. # a fin de conservar esta autoridad no es necesario tomar severas medidas; una mano firme y serena y los modales bondadosos que conven an al niño de que se lo ama! lograrán ese prop*sito. "Pacific =ealth Hournal! %,'1(<%) 6uando los niños aman a su madre y conf7an en ella y le obedecen! han aprendido las primeras lecciones para llegar a ser cristianos. /eben obedecer y amar a HesIs y confiar en 3l! tal como obedecen y aman a sus padres! y conf7an en ellos. "Pacific =ealth Hournal! %<'1(<%) .a obediencia inmediata y continua a las normas sabias de los padres fomentará la felicidad de los niños mismos! tal como la honra de /ios y el bien de la sociedad. .os niños deben aprender que el sometimiento a las leyes de la casa significa verdadera libertad. .os cristianos aprenderán la misma lecci*n4 en la obediencia a la ley de /ios hallarán la perfecta libertad. "0=! -%'%('1((1) .os niños serán mucho más felices si están sometidos a una disciplina conveniente! que si se les permite hacer lo que les indican sus impulsos irrefrenados. "8+ ,<! 1<%1) "1A%) 10 de Junio ,A REG,A DE ORO"# Así que todas las cosas que quisierais que los !om'res !iciesen con vosotros así tam'i%n !aced vosotros con ellos; #orque %sta es la ley y los #ro&etas. (0at. 7:12* El +eñor enseñ* este principio Qla regla de oroR para que la humanidad fuera feli y no desdichada; pues la felicidad no puede llegar por ningIn otro camino fuera de 3ste. /ios desea que los seres humanos vivan la vida superior. El les entrega la dádiva de la vida! no para que ellos simplemente la empleen en adquirir rique as! sino para que aprovechen sus más elevadas facultades haciendo la obra que 3l encomend* a la humanidad4 la obra de buscar descubrir y aliviar las necesidades de sus seme1antes. El hombre no debe laborar ego7stamente en su propio inter3s! sino en inter3s de todos los que lo rodean; debe beneficiar a los demás con su influencia y buenas acciones. Este prop*sito divino se cumple en la vida de 6risto. "8+ 1-;! 1<%;) 2provechad cada oportunidad que se os presente para contribuir a la felicidad de vuestros seme1antes! compartiendo con ellos vuestro afecto. .as palabras bondadosas! las miradas de compasi*n! las eGpresiones de aprecio serán como un vaso de agua fresca para el sediento! en el caso de muchas personas solitarias y afligidas. Jna palabra de ánimo! un acto de bondad aliviarán

Pág. (1

much7simo las cargas que pesan sobre muchos hombros fatigados. .a verdadera felicidad se encuentra en un ministerio abnegado. # cada palabra y acci*n nacidas con ese fin se registran en los libros del cielo como si se dirigieran a 6ristoBMivid ba1o el resplandor del amor de HesIs. Entonces ser3is una bendici*n para el mundo. "#$! %<'%,'1<%-) El esp7ritu de traba1o abnegado en beneficio de los demás confiere profundidad! estabilidad y encanto como el de 6risto al carácter y crea pa y felicidad en el cora *n de su poseedor. ",T+4;%-) 6ada deber cumplido! cada sacrificio hecho en el nombre de HesIs! produce una eGcelsa recompensa. En el mismo acto del deber! /ios habla! y da su bendici*n. "-T+4;&<) "1A1) 11 de Junio E, REGOCIJO DE HACER -IEN"# <o !e conocido que no !ay mejor #ara ellos que ale"rarse y !acer el 'ien en su vida. (Ecle. -:12* Tal ve los 1*venes crean que podrán ser felices al satisfacer sus propios deseos; pero 1amás go arán la verdadera felicidad mientras sigan esa conducta. El +alvador no vivi* para complacer sus gustos. +e ha escrito que anduvo 5haciendo bienes.5 Pas* su vida entregado a un abnegado servicio! confortando a los tristes! socorriendo a los necesitados! animando a los abatidos; no tuvo casa en este mundo! fuera de la morada que le preparaba la bondad de sus amigos para sus fatigas de caminante. +in embargo! era un cielo encontrarse en su presencia. /7a tras d7a afrontaba pruebas y tentaciones; sin embargo! nunca vacil* ni se sinti* desanimadoB+iempre se mostr* paciente y alegre! y los afligidos lo aclamaban como mensa1ero de vida! pa y saludB >Lu3 eGtraordinario e1emplo nos ha de1ado 6risto en la obra de su vida? D6uántos de sus hi1os están viviendo para gloria de /ios! como 3l lo hi oF El es la .u del mundo; y el que quiera traba1ar con 3Gito por el 8aestro debe encender su pabilo en esa lu divina. 6risto di1o a sus disc7pulos4 5Mosotros sois la sal de la tierra; y si la sal se desvaneciere Dcon qu3 será saladaF no vale más para nada! sino para ser echada fuera y hollada de los hombres.5 >6on cuánto cuidado deber7amos! pues! seguir el e1emplo de 6risto? 2 menos que as7 procedamos! no tendremos ningIn valor como la sal que perdi* su sabor. +olamente al seguir el e1emplo de 6risto podremos hallar felicidad. 6uando lo aceptamos! el cora *n se somete! y sus prop*sitos se transforman. "#$! ;;'%('1<%1) +u servicio no os impondrá restricci*n alguna que no aumente vuestra felicidad. 2l cumplir sus requisitos! hallar3is pa ! contento y go o que 1amás sentir3is en la senda deBpecado. "0=! ;:'%(' 1((,) "1A;) 1$ de Junio GUARDA ,OS MANDAMIEN%OS"# El &in de todo discurso oído es %ste: Ceme a $ios y "uarda sus mandamientos; #orque esto es el todo del !om're. Ecle. 12:1-* Xl Q+alom*nR nos presenta la historia de su bIsqueda en pos de la felicidad. +e dedic* a cultivar su intelecto; satisfi o su afán de placeres; llev* a cabo sus proyectos comerciales. Estaba rodeado por el fascinante esplendor de la vida de la corteB +alom*n se sentaba sobre un trono de marfil! cuyos peldaños eran de oro maci o! y estaban flanqueados por leones de oro. +us o1os reposaban en la contemplaci*n de los hermosos 1ardines celosamente cultivados que se eGtend7an ante 3l. Ese panorama era una visi*n de belle a! destinada a aseme1arse en lo posible al =uerto del Ed3n. Zrboles y arbustos escogidos y flores de todas clases hab7an sido tra7dos de pa7ses le1anos para embellecer esos 1ardines. Pá1aros de pluma1es diversos y brillantes volaban de un árbol a otro! enriqueciendo el aire con sus cantos. H*venes asistentes! magn7ficamente vestidos y adornados! estaban a sus *rdenes listos a obedecer sus m7nimos deseos. +e hab7an dispuesto escenas de org7as y mIsica! deportes y 1uegos para entretener al monarca a un costo enorme. Pero nada de eso hi o feli al reyB.a disipaci*n hab7a grabado sus huellas en ese rostro antes despe1ado e intelectual. +e hab7a efectuado un triste cambio en el otrora 1uvenil +alom*n. +u ceño

Pág. (;

revelaba preocupaci*n y desdicha. +us labios estaban listos a lan ar reproches cuando no se cumpl7an sus deseos al pie de la letra. +us nervios destro ados y el desgaste de su organismo evidenciaban el resultado de la violaci*n de las leyes naturales. 6onfes* que hab7a desperdiciado su vida! en infructuosa carrera en procura de la felicidad. "=ealth 0eformer! %&'1(A() El camino que conduce a la verdadera felicidad sigue siendo el mismo en el curso de todos los siglos. .a paciente constancia en el bien hacernos conducirá al honor! la felicidad y la vida eterna "=ealth 0eformer! %&'1(A() "1A-) 1& de Junio CON*IAN'A EN DIOS"# Es#era en 3e!ová y !a+ 'ien; vivirás en la tierra y en verdad serás alimentado. (/almo -7:-* .a verdadera felicidad se encuentra solamente al ser buenos y al hacer el bien. El go o más puro y elevado corona a los que cumplen fielmente los deberes que se les han encomendadoB 2 todos! 6risto ha asignado la obra del ministerio. El es el 0ey de gloria; con todo di1o4 5El =i1o del hombre no vino para ser servido! sino para servir! y para dar su vida en rescate por muchos.5 El es la 8a1estad de los cielos; sin embargo! voluntariamente consinti* en venir a esta tierra para reali ar toda la obra que el Padre le encomend*. El ennobleci* el traba1o. Para de1ar e1emplo de laboriosidad! efectu* traba1o manual siguiendo el oficio de carpintero. Teniendo pocos años va hac7a su parte para sostener la familia. El comprend7a que formaba parte de la misma! y llevaba las responsabilidades que le correspond7an con buena voluntad. .os niños y 1*venes deber7an complacerse en aliviar las preocupaciones de sus padres! manifestando un inter3s generoso en el hogar. 2l aceptar alegremente las responsabilidades que les incumban! recibirán una preparaci*n que los capacitará para ocupar puestos de confian a y utilidad. 6ada año deben reali ar progresos firmes desprendi3ndose gradual pero seguramente de la ineGperiencia de la niñe y adquiriendo la eGperiencia del hombre y la mu1er hechos. 2l llevar a cabo las sencillas obligaciones del hogar! los niños y las niñas echan los cimientos de la eGcelencia mental! moral y espiritual. "#$! %&'1;'1<%1) 2lgunos creen que las rique as y la ociosidad son bendiciones en s7 mismas; pero los que siempre están[ ocupados y que cumplen go osamente sus tareas cotidianas! son los más dichosos y go an de me1or salud que nadie. El cansancio que resulta del traba1o bien organi ado les asegura los beneficios de un sueño reparador. .a sentencia de que el hombre debe traba1ar para ganarse el pan de cada d7a! y la promesa de felicidad y glorias futuras! provienen del mismo trono! y ambas son bendiciones. "6hristian Temperance and 9ible =ygiene4<A) "1A,) 1( de Junio )IEDAD CON GO'O"# Irande "ranjería es la #iedad con contentamiento. (1 Cim. .:.* /emasiadas preocupaciones y cargas se acumulan en el seno de la familia! y se cultiva muy poco la sencille natural y la pa y felicidad. /eber7amos preocuparnos menos por el qu3 dirán y prestar mayor atenci*n a los miembros de la familia. /eber7a hacerse menos ostentaci*n de cortes7a mundana y afectada! y manifestarse en cambio más ternura y amor! más alegr7a y cortes7a cristianas en el hogar. 8uchos deben aprender a convertir el hogar en un lugar atractivo y grato. .os cora ones agradecidos y las miradas amables valen más que la rique a y el lu1o! y el contentamiento con las cosas sencillas liará feli el hogar si en 3l mora el amor. HesIs nuestro 0edentor! anduvo por la tierra con dignidad de rey; sin embargo era manso y humilde de cora *n. El era una lu y bendici*n para cada hogar porque llevaba consigo la alegr7a! la esperan a y el valor. >O1ala nos satisfici3ramos más fácilmente y no tuvi3ramos tantos anhelos! ni tantos deseos de obtener cosas dif7ciles de conseguir para adornar nuestros hogares! mientras que no cultivarnos lo que /ios valora más que las 1oyas4 un esp7ritu manso y humilde? .a virtud de la sencille ! la mansedumbre y el afecto verdadero convertirán el hogar más humilde en un para7so. Es

Pág. (-

me1or soportar cualquier inconveniente con buen ánimo que perder la pa y el contentamiento. ",T4:;1':;;) =e aqu7 el secreto del contentamiento! la pa y la felicidadBEl verdadero cristianoBprocura vivir una vida Itil! y adaptar sus hábitos al e1emplo de HesIs. El tal hallará la felicidad más genuina! que es la recompensa del bien hacer. El tal será elevado por encima de la esclavitud de una vida artificial hacia la libertad y la gracia de la sencille de 6risto. "=ealth 0eformer! %;'1(AA) "1A&) 1+ de Junio ,A GRA%I%UD"# 2antar% a 3e!ová #orque me !a !ec!o 'ien. (/almo 1-:.* Todos los deseos terrenales podr7an ser satisfechos; no obstante! los hombres pasan de largo como lo hicieron los leprosos desagradecidos que hab7an sido curados de su detestable enfermedad. Esos leprosos hab7an recuperado la salud merced a 6risto; las partes que la enfermedad hab7a destruido fueron creadas de nuevo; sin embargo! solamente hubo uno que! al verse sano! volvi* a dar gloria a /iosB.a lecci*n de los die leprosos que se ha de1ado registrada deber7a despertar en cada cora *n el más ardiente deseo de cambiar la actitud eGistente de ingratitud por otra de alaban a y agradecimiento. El pueblo de /ios tiene que de1ar de murmurar y que1arse. 0ecordemos qui3n es el primero y gran /ador de todas las bendiciones que recibirnos. +e nos da la vida! la ropa y el alimento. DEo deber7amos! pues! acostumbrarnos a responder con gratitud a nuestro Padre celestial y enseñar a nuestros hi1os a hacer lo propioF "0=! 1-'11'1(<,) D2caso no tenemos ra ones para hablar de la bondad de /ios y de su poderF 6uando nuestros amigos son bondadosos con nosotros! consideramos que es un privilegio agradecerles por su bondad. >6uánto mayor deber7a ser nuestro go o por agradecer al 2migo que nos ha dado todo bien y don perfecto? 6ultivemos pues en cada iglesia el agradecimiento a /ios. Eduquemos nuestros labios para alabar a /ios en el c7rculo de la familiaBEuestras dádivas y ofrendas deben declarar nuestra gratitud por los favores que recibimos diariamente. En todo deber7amos revelar el go o del +eñor y dar a conocer el mensa1e de la gracia salvadora de /ios. "0=! %A'%&'1<%() El cora *n de los que evidencian los atributos de 6risto irradia amor divino. Están impregnados de gratitudB.evantad a HesIs; levantad al =ombre del 6alvario con canto y oraci*n. Tratad fervorosamente de difundir el Evangelio. 0elatad la preciosa historia del amor divino por el hombre. En esta obra hallar3is una satisfacci*n que durará a trav3s de los siglos eternos. "0=! 11'%A'1(<<) "1A:) 1. de Junio ACCION DE GRACIAS A A,A-AN'A"# Entrad #or sus #uertas con reconocimiento #or sus atrios con ala'an+a ala'adle 'endecid su nom're. (/almo 1FF:;* +i consagráramos cora *n y mente al servicio de /ios! e hici3ramos la obra que 3l nos encomend* y sigui3ramos las huellas de HesIs! nuestros cora ones se convertir7an en arpas sagradas! y todas sus cuerdas vibrar7an para elevar alaban as y acciones de gracias en honor del 6ordero enviado por /ios para quitar el pecado del mundoB 6risto quiere que nuestros pensamientos se concentren en 3l. 2partad vuestra mirada de vosotros y contemplada Hesucristo! esencia de toda bendici*n y gracia! esencia de todo lo que es precioso y valioso para los hi1os de /iosB El +eñor HesIs es nuestra fortale a y felicidad; es el gran dep*sito del cual los hombres pueden sacar fortale a en cualquier ocasi*n. 2l anali arlo! al hablar con 3l nos ponemos en me1ores condiciones de contemplarlo4 al apropiarnos de su gracia y recibir la bendiciones que nos prodiga! tenemos algo con lo que podemos ayudar a los demás. .lenos de gratitud! transmitimos a los demás las bendiciones que se nos dieron gratuitamente. 2l recibir e impartir de esa manera! crecemos en gracia4 y un constante himno de alaban a y gratitud fluye de nuestros labios; el dulce esp7ritu de HesIs enciende el reconocimiento en nuestro cora *n! y el alma adquiere elevado sentido de seguridad. .a infalible e inagotable 1usticia de 6risto se convierte en nuestra 1usticia por fe. "+T! ;;'1%'1(<:)

Pág. (,

Lue las frescas bendiciones de cada nuevo d7a despierten la alaban a en nuestros cora ones por estas señales de su cuidado amoroso. 2l abrir vuestros o1os por la mañana! dad gracias a /ios por haberos guardado en la noche. /adle gracias por la pa con que llena vuestro cora *n. Lue por la mañana! a medio d7a y por la noche suba vuestro agradecimiento hasta el cielo cual dulce perfume. .os ángeles de /ios! millares sobre millares y millones de millones! son comisionados para atender a los que han de ser herederos de la salvaci*n. Eos guardan del mal y repelen las fuer as de las tinieblas que procuran destruirnos. DEo tenemos motivos de continuo agradecimiento! aun cuando al parecer! est3 sembrado nuestro camino de dificultadesF "864;,1) "1AA) 1/ de Junio *IDE,IDAD EN ,AS COSAS )E2UEBAS"# 2a+adnos las +orras las +orras #eque4as que ec!an a #erder las vi4as. (2ant. 2:1B* En muchos sentidos la felicidad de la vida está vinculada a la fidelidad con que se desempeñan los deberes comunes. "Ed4;1;) El descuido de las cosas pequeñas e insignificantes es lo que envenena la felicidad de la vida. El fiel cumplimiento de las cosas pequeñas forma la suma de felicidad que se alcan ará en esta vida. El que es fiel en lo poco en lo mucho tambi3n será fiel. El que es infiel o in1usto en las cosas pequeñas lo será en asuntos de mayor importancia. ";T4A%%) =asta que podáis hacer frente a esos deberes con buen ánimo y go o! no estar3is preparados para desempeñar otros más importantes. .as tareas humildes que nos esperan deben ser hechas por alguien; y quienes las realicen deben sentir que están efectuando una obra honrosa y necesaria! y que al llenar su misi*n! por humilde que sea! están haciendo la obra de /ios! tanto como Cabriel cuando fue enviado a los profetas. "-T4(%) +on las pequeñas cosas de la vida lo que desarrolla el esp7ritu de los hombres y determina su carácterB6on vuestras palabras! el tono de la vo ! los gestos y las miradas pod3is revelar el esp7ritu de HesIs. El que descuida estas pequeñeces! y sin embargo cree que está preparado para hacer maravillas por el 8aestro! está en peligro de fracasar completamente. .a vida no está formada por grandes sacrificios y eGtraordinarias ha añas! sino por cosas pequeñas. "6arta 1:! 1((:) EGaminad ba1o el microscopio las flores más pequeñas y comunes que crecen 1unto al camino y notad en todas sus partes cuán eGquisita es su belle a y perfecci*n. /el mismo modo puede hallarse verdadera eGcelencia en la más humilde suerte4 las tareas más comunes! desempeñadas con fidelidad amorosa! son hermosas a la vista de /ios. "Ed41A%) .as pequeñas atenciones y los actos de amor y sacrificio que manan de la vida tan dulcemente como se difunde la fragancia de una flor! constituyen una gran parte de las bendiciones y felicidades de la vida. "/8H4A1) "1A() 10 de Junio E, AMOR *RA%ERNA, ES DIVINO"# Si nos amamos unos a o ros7 Dios es 6 en noso ros7 y su amor es :erGe! o en noso ros" <1Juan (:1$= Perfumad el ambiente de vuestro hogar con tierna solicitud. "6arta 1(b! 1(<1) El hogar debe ser el centro del cariño más puro y elevado. +e deben cultivar todos los d7as y con perseverancia la pa ! la armon7a! el cariño y la felicidad! hasta que esas preciosas virtudes moren en el cora *n de quienes componen la familia. "+T! ;%'%&'1<11) .a ra *n por la cual hay tantos hombres y mu1eres de cora *n duro en este mundo! es que a su manera de ver el verdadero cariño era una debilidad! y lo recha aron y reprimieron. /urante la infancia se pervirti* la parte más noble de la naturale a de tales personas! y a menos que los rayos de la lu divina puedan derretir su frialdad y endurecido ego7smo! la felicidad de esos desdichados quedará enterrada para siempre. +i queremos poseer cora *n tierno! como lo tuvo HesIs cuando anduvo sobre la tierra! y comprensi*n santificada! como la que los ángeles manifiestan hacia los pecadores mortales! debemos cultivar los afectos de la niñe ! que son la sencille misma. "-T4&-<)

Pág. (&

Encomiad a vuestros hi1os cuantas veces podáis. =acedles la vida lo más feli que podáisB 8antened suave el terreno del cora *n mediante la manifestaci*n de amor y cariño! preparándolo as7 para recibir la semilla de la verdadBEl +eñor regala a la tierra no solamente nubes y lluvias! sino tambi3n la sonrisa del sol! con lo que hace germinar la semilla y aparecer los capullos. "6PT411,) Jna mirada de aprobaci*n! una palabra de aliento o de encomio! serán como rayos de sol en sus cora ones! que muchas veces hacen feli el d7a entero. "864-:A) .a felicidad del esposo y los hi1os debe ser más sagrada que la de todos los demás para cada esposa y madre. "1T4,:&) "1A<) 11 de Junio CAN%A7 A E, MUNDO CREER3"# Puso lue"o en mi 'oca canci,n nueva ala'an+a a nuestro $ios. ?erán esto muc!os y temerán y es#erarán en 3e!ová. (/almo ;F:-* /ios quiere que seamos felices. El desea poner un canto nuevo en nuestros labios4 alaban as a nuestro /ios. Luiere que creamos que 3l perdona nuestros pecados y quita nuestra impiedad. El quiere despertar melod7as para su gloria en nuestro cora *nB Lue cada palabra que pronunciemos y cada l7nea que escribamos destile ánimo y fe inconmovibleB Eo pens3is que HesIs es el +alvador de vuestro hermano solamente. El es nuestro +alvador personal. +i atesoráis este precioso pensamientoBse despertarán melod7as para gloria de /ios en vuestra alma. Tenemos el privilegio de triunfar en /ios. Tenemos el privilegio de convencer a otros de que su Inica esperan a es /ios! y de inducirlos a refugiarse en 3l. 6ada acto de consagraci*n hacia /ios produce go o; porque al apreciar la lu que se nos ha enviado! recibimos todav7a más lu . /ebemosBabrir el cora *n para que entren los esplendorosos rayos del +ol de Husticia. =ay pa en la sumisi*n perfectaB 0eine la pa de /ios en vuestra alma. Entonces tendr3is fuer as para soportar todos los sufrimientos! y os go ar3is en el hecho de que pose3is gracia para resistir. 2labad al +eñor; proclamad su bondad; hablad de su poder. /ulcificad la atm*sfera que rodea vuestra almaB2labad con alma! vo y cora *n al que es el salvamento delante de vosotros! vuestro +alvador y vuestro /ios. "#$! ;A'1;' 1<%%) EGpresad con himnos! alaban as y acciones de gracias. 6uando os veáis tentados! en ve de eGpresar vuestros sentimientos! por fe elevad un canto de acci*n de gracias a /ios. El canto es un arma que siempre podemos usar contra el desánimo. # de esa manera abrimos el cora *n para que entre el sol de la presencia del +alvador y luego recibimosBsu bendici*n. "864;,1) "1(%) $0 de Junio ,AS MARAVI,,AS DE DIOS"# Irandes son las o'ras de 3e!ová; 'uscadas de todos los que las quieren.... @i+o memora'les sus maravillas: clemente y misericordioso es 3e!ová. (/almo 111:2 ;* /ios! que hi o del hogar ed3nico de nuestros primeros padres una mansi*n tan eGtraordinariamente bella! tambi3n form* los árboles! las bonitas flores y todas las cosas hermosas de la naturale a para nuestra felicidad. "0=! ;&'%A'1(A1) /ondequiera que miremos hay rastros de pr7stina belle a. En todas partes o7mos la vo de /ios y contemplamos su obraB .as mil voces de la naturale a cantan las alaban as del +eñor. 6ontemplamos su gloria en la tierra! el aire y el cielo de maravillosos colores y matices! que contrastan magn7ficamente! o se combinan con suave armon7a. .os colinas eternas nos hablan de su poder. .os árboles hacen flamear sus verdes estandartes ba1o la lu del sol y señalan hacia la altura! al 6reador. .as flores que tachonan la tierra con su hermosura! nos hablan en murmullos del Ed3n y despiertan en nosotros el anhelo de go ar de sus delicias inmarcesibles. El verde vivo que alfombra la tierra parda nos habla de la protecci*n divina por los seres más humildes. .as grutas marinas y los abismos de la tierra revelan sus tesoros. El que puso las perlas en el oc3ano y la amatista y el cris*lito entre las rocas es un amante de la

Pág. (:

belle a. El sol naciente es un representante del que es lu y vida de todo lo que cre*. Todo el resplandor y la belle a que adornan la tierra y que iluminan los cielos hablan de /ios. # al go ar de las dádivas! Dolvidaremos al /adorF Por lo contrario! aqu3llas deben inducirnos a contemplar su bondad y amor. Todo lo que hay de bello en nuestro hogar terrenal tendr7a que hacernos pensar en el r7o de cristal y los verdes prados! los árboles cimbreantes y las fuentes vivas! la ciudad resplandeciente y los cantantes vestidos de blanco de nuestro hogar celestial! mundo de hermosura que ningIn artista puede representar en el lien o! y que ninguna lengua mortal puede describir. "C=! %(' 1((;) "1(1) $1 de Junio )A' A SEGURIDAD"# < el e&ecto de la justicia será #a+; y la la'or de justicia re#oso y se"uridad #ara siem#re. (5sa: -2:17* .os verdaderos principios de psicolog7a se encuentran en las +agradas Escrituras. El hombre no sabe lo que vale. Obra de acuerdo con su temperamento sin convertir! porque no contempla a HesIs! 2utor y 6onsumados de su fe. El que acude a HesIs! el que cree en 3l y lo convierte en su E1emplo! comprende el significado de las palabras4 5/i*les potestad de ser hechos hi1os de /iosBN .os que eGperimentan la verdadera conversi*n comprenderán! con clara percepci*n! la responsabilidad que tienen ante /ios de obrar su propia salvaci*n con temor y temblor! y de completar su restablecimiento de la lepra del pecado. Tal condici*n los conducirá con humildad y fe a depositar su confian a en /ios. "8+ 1;1! 1<%;) Es una gran satisfacci*n tener conciencia de que los o1os del +eñor velan sobre nosotros y que sus o7dos están dispuestos a escuchar nuestras oraciones. +aber que tenemos un 2migo infalible a quien podemos confiar todos los secretos del alma! es un privilegio ineGpresable. "0=! 11'%-'1((%) .os hombres y las mu1eres que gocen de la religi*n de Hesucristo no serán personas inquietas! descontentas! variables; la pa de 6risto en el cora *n conferirá solide al carácter. "6arta (! 1((() Eo deb3is permitir que nada os robe la pa ! la serenidad y la seguridad de que sois aceptos ahora mismo. 2propiaos de cada promesa; todas son vuestras con la condici*n de que cumpláis los t3rminos prescriptos por el +eñor. El secreto del perfecto descanso en su amor es consagrar todos nuestros caminos! que parecen tan sabios! y seguir los de 6risto. "6arta 1-%! 1(<() El alma consagrada al servicio de 6risto tiene una pa que el mundo no puede dar ni quitar. "0=! ;A'11'1(<,) "1(;) $$ de Junio ,A A,EGR@A HERMOSEA E, ROS%RO"# El cora+,n ale"re !ermosea el rostro: más #or el dolor de cora+,n el es#íritu se a'ate. (Prov. 1B:1-* 2unque est3is angustiados y afligidos! no ten3is que cerraros como las ho1as de una rama seca. .a alegr7a y la buena conciencia son me1ores que los remedios! y servirán de agentes eficaces en la restauraci*n de vuestra saludB El esfuer o que hagáis por levantar el ánimo os beneficiaráB +alid al aire libre lo más que podáis! y recibid el beneficio de las brisas y el sol. Permitid que el canto de los pá1aros y las belle as naturales despierten sentimientos santos y agradecidos en vuestro cora *n! y os impulsen a adorar al 6reador que se anticip* a vuestros deseos y os rode* de innumerables muestras de su amor y constante cuidadoB Tened un blanco en la vida. 0odeaos de lu y no de nubes. Tratad de ser una flor fresca y hermosa en el 1ard7n de /ios! e impartid fragancia a vuestro alrededor. =aced eso! y no apresurar3is la llegada de la muerte; en cambio! sin duda acortar3is vuestros d7as si viv7s que1ándoos amargamenteB Podad todas las ho1as muertas y las ramas secas de vuestra vida y manifestad solamente frescura y vigor. "=ealth 0eformer! %&'1(A1) .a alegr7a del cristiano nace al considerar las grandes bendiciones que go amos por ser hi1os de /ios. 52s7 que! hermanos m7os amados y deseadosOdiceOgo o y corona m7a! estad as7 firmes en el

Pág. (A

+eñor! amados. 5El feli esclarecimiento de la mente y del templo del alma gracias a la seguridad de que estamos reconciliados con /ios! la esperan a de la vida eterna por medio de 6risto! y el placer de beneficiar a los demás! son go os que no acarrean pesares consigo. "6arta ;(! 1(<A) .os cristianos deber7an ser el pueblo más animoso y feli de la tierra. "0=! ;&'%A'1(A1) "1(-) $& de Junio ,A C,EMENCIA DIS%INGUE A, CRIS%IANO"# A'ri, su 'oca con sa'iduría: y la ley de clemencia está en su len"ua. (Prov. -1:2.* Muestra influencia llega al alma; no tocáis ninguna cuerda cuyas vibraciones no vuelvan a /iosB Ten3is el deber de ser cristianos en el sentido más elevado de la palabra4 como 6risto. Por medio de la influencia invisible que os acerca a otros esp7ritus con quienes os relacionáis es como pod3is grabar impresiones que os hagan sabor de vida para vida; eso si estáis en constante comuni*n con /ios. Por otra parte! si sois ego7stas! soberbios! mundanos! sea cual fuere vuestra posici*n y eGperiencia! o por mucho que sepáis! si no ten3is la ley de bondad en vuestros labios! ni brota suave fragancia de vuestro cora *n! no podr3is hacer ninguna cosa como se debe hacer. "6arta -A! 1(<1) .a bondad! el amor y la cortes7a distinguen al cristianoB2l relacionarnos con los demás! recordemos que hay cap7tulos en la vida de los demás que están sellados para los o1os mortales; en los libros del cielo se registran tristes historias que están vedadas a los o1os curiosos. 2ll7 se han anotado largas y crueles batallas contra las circunstancias adversas! luchas surgidas en el seno de los hogares mismos que diariamente van minando el valor! la fe y la confian a! hasta que la fuer a viril parece caer en ruinas. Pero HesIs lo sabe todo! y nunca se olvida. Tales personas acogen las palabras bondadosas y de afecto como si fueran la sonrisa de los ángeles; un apret*n de manos firme y comprensivo de parte de un amigo verdadero vale más que el oro y la plata. "6arta 1:! 1((:) .as eGpresiones sinceras de un hermano o amigo! manifestadas con sencille tienen poder para abrir la puerta de los cora ones que necesitan la fragancia de las palabras henchidas de fervor cristiano y el toque suave y delicado del esp7ritu del amor de 6risto. "8+ :1! 1<%%) "1(,) $( de Junio E, AMOR MU%UO"# 2arísimos am%monos unos a otros; #orque el amor es de $ios. 2ualquiera que ama es nacido de $ios y conoce a $ios. (1 3uan ;:7* /esde el punto de vista del cristiano! el amor es poder. Este principio involucra fuer a intelectual y espiritual. El amor puro tiene especial eficacia para hacer el bien! y no puede hacer sino bien. 2caba con la discordia y la miseria y reporta la felicidad más genuina. .a rique a a menudo corrompe y destruye; la fuer a puede dañar; pero la verdad y la bondad son propiedades del amor puro. ",T41-() Jn hombre que está en pa con /ios y sus seme1antes no puede sentirse miserable. .a envidia no entrará en su cora *n; las malas sospechas no hallarán cabida all7 ni podrá eGistir el odio. El cora *n que está en armon7a con /ios se eleva por encima de los disturbios y las pruebas de esta vida. "&T4,(() .o que +atanás siembra en el alma4 envidia! celos! y sospechas! maledicencia! impaciencia y pre1uicios! ego7smo! codicia y vanidad! debe ser desarraigado. +i se permite que esas cosas dañosas permane can en el alma! darán frutos que podr7an corromper a muchos. >2h! cuántos cultivan las plantas venenosas que matan los preciosos frutos del amor y mancillan el alma? "+T! ;%'%:'1<11) +olamente el amor que fluye del cora *n de 6risto puede sanar. +*lo aquel en quien fluye ese amor! como la savia en el árbol! o la sangre en el cuerpo! puede restaurar al alma herida. .os agentes del amor tienen poder maravilloso! porque son divinos. .a respuesta suave que 5aparta el eno1o;5 el amor que 5es sufrido y benigno;5 el amor que 5cubre una multitud de pecados;5 si aprendi3ramos esta lecci*n >de qu3 poder sanador ser7an dotadas nuestras vidas? .a vida ser7a transformada y la tierra llegar7a a ser la misma seme1an a y el goce anticipado del cielo. "Ed41%<'11%) "1(&) $+ de Junio -USCA ,A )A' A SIGUE,A"#

Pág. ((

El que quiere amar la vida y ver días 'uenos re&rene su len"ua de mal y sus la'ios no !a'len en"a4o; a#ártese del mal y !a"a 'ien; 'usque la #a+ y sí"ala. (1 Pedro -:1F=11* +i los labios estuvieran constantemente vigilados para que no los corrompa ningIn engaño! >cuánto dolor! degradaci*n y miseria se evitar7an? +i nunca di13ramos nada que pudiera herir o contristar! eGcepto cuando sea necesario reprender el pecado! de modo que /ios no sea deshonrado! >cuántos malentendidos! amarguras y angustias desaparecer7an? +i pronunciáramos palabras de buen ánimo! de esperan a y fe en /ios! >cuánta más lu arro1ar7amos sobre la senda de los demás! la cual se refle1ar7a con rayos más brillantes aIn en nuestra propia alma?...El plan de salvaci*n! tal como se revela en las +agradas Escrituras! abre el camino por el cual el hombre puede alcan ar la felicidad y prolongar sus d7as sobre la tierra! además de go ar del favor del 6ielo y asegurarse la vida futura que se eGtenderá tanto como la vida de /ios. "0=! 1:'1%'1((-) 8uchas personas se que1an de la Providencia a causa de los inconvenientes y la falta de comodidades que sufren! cuando eso es el resultado de su propia conducta. 6reen que /ios los trata mal! cuando ellos y nadie más son responsables de lo males que los afligen. Euestro bondadoso y misericordioso Padre celestial ha establecido ciertas leyes que! al ser obedecidas! fomentan la salud f7sica! mental y moralB /ios eGige que le entreguemos nuestra voluntad; sin embargo! no nos pide que abandonemos nada que nos podr7a beneficiar. Eadie puede ser feli si consagra su vida al goce de placeres ego7stas. .a conducta más sabia que se puede seguir es la de obedecer a /ios! porque brinda pa ! contento y felicidad como seguro resultadoB +i los hombres se colocaran en la posici*n que les corresponde frente a /ios! prestando atenci*n al conse1o de su Palabra! se librar7an de innumerables peligros y eGperimentar7an una pa y contentamiento que significar7an go o para la vida en ve de carga. "0=! 1('1%'1((-) "1(:) $. de Junio ,A )A' )ER*EC%A"# C6 le "uardarás en com#leta #a+ cuyo #ensamiento en ti #ersevera; #orque en ti se !a con&iado. (5sa. 2.:-* +on muchos aquellos cuyo cora *n se conduele ba1o una carga de congo1as! porque tratan de alcan ar la norma del mundo. =an elegido su servicio! aceptado sus perple1idades! adoptado sus costumbres. 2s7 su carácter queda mancillado y su vida convertida en carga agobiadora. 2 fin de satisfacer la ambici*n y los deseos mundanales! hieren la conciencia y traen sobre s7 una carga adicional de remordimiento. .a congo1a continua desgasta las fuer as vitales. Euestro +eñor desea que pongan a un lado ese yugo de servidumbre. .os invita a aceptar su yugo! y dice4 58i yugo es fácil! y ligera mi carga.5 .os invita a buscar primeramente el reino de /ios y su 1usticia! y les promete que todas las cosas que les sean necesarias para esta vida les serán añadidas. .a congo1a es ciega y no puede discernir lo futuro! pero HesIs ve el fin desde el principio. En toda dificultad! tiene un camino preparado para traer alivio. Euestro Padre celestial tiene! para proveernos de lo que necesitamos! mil maneras de las cuales no sabemos nada. .os que aceptan el principio de dar al servicio y la honra de /ios el lugar supremo! verán desvanecerse las perple1idades! y percibirán una clara senda delante de sus piesB En el cora *n de 6risto! donde reinaba pe; feota armon7a con /ios! hab7a perfecta pa . Eunca lo halagaban los aplausos! ni lo deprim7an las censuras o el chasco. En medio de la mayor oposici*n o el trato más cruel! segu7a de buen ánimo. "/TC4;(&) .a verdadera felicidad se encuentraB al aprender de 6ristoB.os que toman a 6risto por la Palabra! y entregan su alma a su cuidado! y ordenan su vida segIn sus reglas! hallarán pa y quietud. Eada en este mundo puede entristecerlos cuando HesIs los alegra con su presencia. "+T! 1-'%1'1<%,) El amor al yo es lo que trae inquietud. "/TC4;(&) "1(A) $/ de Junio ,A CON*IAN'A 2UI%A E, %EMOR"#

Pág. (<

Por lo cual no res'alará #ara siem#re: en memoria eterna será el justo. $e mala &ama no tendrá temor: su cora+,n está a#erci'ido con&iado en 3e!ová. (/almo 1:2 .=7* /ios ha dado en su Palabra pruebas suficientes del divino origen de 3sta. .as grandes verdades que se relacionan con nuestra redenci*n están presentadas en ella con claridad. 6on la ayuda del Esp7ritu +anto que ha sido prometido a todos los que lo pidieran con sinceridad! cada cual puede comprender estas verdades por s7 mismo. /ios ha dado a los hombres un fundamento firme en que cimentar su fe. 6on todo! la inteligencia limitada de los hombres resulta inadecuada para comprender los planes del /ios infinito. Euestras investigaciones no nos harán descubrir 1amás las profundidades de /ios. Eo debemos intentar con mano presuntuosa levantar el velo que encubre su ma1estad. El ap*stol eGclama4 5>6uán incomprensibles son sus 1uicios! e inescrutables sus caminos?5 Eo obstante podemos comprender lo bastante su modo de tratar con nosotros y los motivos que le hacen obrar como obra! para reconocer un amor y una misericordia infinitos unidos a un poder sin l7mites. Euestro Padre en el cielo dirige todas las cosas con sabidur7a y 1usticia! y no debemos vivir descontentos ni desconfiados! sino inclinarnos en reverente sumisi*n. El nos revelará sus designios en la medida en que su conocimiento sea para nuestro bien! y en cuanto a lo demás debemos confiarnos en 2quel cuya mano es omnipotente y cuyo cora *n rebosa de amor. +i bien es cierto que /ios ha dado pruebas evidentes para la fe! 3l no quitará 1amás todas las disculpas que pueda haber para la incredulidad. Todos los que buscan motivos de duda los encontraránB .a desconfian a hacia /ios es producto natural del cora *n irregenerado que está en enemistad con 3l. Pero la fe es inspirada por el Esp7ritu +anto y no florecerá más que a medida que se la fomente. Eadie puede robustecer su fe sin un esfuer o determinadoB+*lo podemos estar seguros cuando confiamos humildemente en /ios y obedecemos todos sus mandamientos. "6+4&(1'&(;! &(&) "1(() $0 de Junio NO ,,ORES"# 9Por qu% lloras: (3uan 2F:1B* 6on frecuencia Qlos disc7pulosR repet7an las palabras4 5Esperábamos que 3l era el que hab7a de redimir a $srael.5 +olitarios y con cora *n abatido! recordaban sus palabras4 5+i en el árbol verde hacen estas cosas! Den el seco! qu3 se haráF5 +e reunieron en el aposento alto! y cerraron y atrancaron las puertas! sabiendo que la suerte de su amado 8aestro pod7a ser la suya en cualquier momento. # todo el tiempo podr7an haber estado regoci1ándose en el conocimiento de un +alvador resucitado. En el huerto! 8ar7a hab7a estado llorando! cuando HesIs estaba cerca de ella. +us o1os estaban tan cegados por las lágrimas que no lo conocieron. # el cora *n de los disc7pulos estaba tan lleno de pesar! que no creyeron el mensa1e de los ángeles ni las palabras de 6risto mismo. >6uántos están haciendo todav7a lo que hac7an estos disc7pulos? >6uántos repiten el desesperado clamor de 8ar7a4 5=an llevado al +eñorBy no sabemos d*nde le han puesto?5 >2 cuántos podr7an dirigirse las palabras del +alvador4 5DPor qu3 llorasF D2 qui3n buscasF5 Está al lado de ellos! pero sus o1os cegados por las lágrimas no lo ven. .es habla! pero no lo entienden. >O1ala que la cabe a inclinada pudiese al arse! que los o1os se abriesen para contemplarle! que los o7dos pudiesen escuchar su vo ? 5$d presto! decid a sus disc7pulos que ha resucitado45 $nvitadlos a no mirar la tumba nueva de Hos3! que fue cerrada con tina gran piedra y sellada con el sello romano. 6risto no está all7. Eo mir3is el sepulcro vac7o. Eo llor3is como los que están sin esperan a ni ayuda. HesIs vive! y porque vive! viviremos tambi3n. Lue brote de los cora ones agradecidos y de los labios tocados por el fuego santo! el alegre canto4 5>6risto ha resucitado? Mive para interceder por nosotros.5 2ceptad esta esperan a! y dará firme a al alma como un ancla segura y probada. 6reed y ver3is la gloria de /ios. "/TC4A;,'A;&) "1(<) $1 de Junio NO %EMAS"#

Pág. <%

Lo temas #orque yo te redimí; te #use nom're mío eres t6. (5sa. ;-:1* 2 menudo nuestras pruebas son tales que nos parecen poco menos que intolerables! y sin la ayuda de /ios son en verdad insoportables. 2 menos que nos apoyemos en 3l! o obraremos ba1o el peso de las responsabilidades que s*lo provocan pesar y triste a. Pero si confiamos en 6risto no naufragaremos en medio de la prueba. 6uando todo parece oscuro e ineGplicable! debemos confiar en el amor de HesIs; debemos repetir las palabras que 6risto dirigi* a nuestra alma. 5.o que yo hago! tI no entiendes ahora; más lo entenderás despu3s5B Eo and3is dando vueltas como si HesIs estuviera en la tumba de Hos3! encerrado tras la enorme piedra que sellaba la entradaB6uando se os prueba la fe! demostrad que sab3is que ten3is un +alvador resucitado! Jno que intercede por vosotros y vuestros seres queridosB .a 9iblia hace pesar la responsabilidad de nuestra felicidad sobre nosotros mismos. /ebemos contemplar la lu de la vida. Euestra utilidad depende de nuestra conducta. "6arta --! 1(<&) Todos anhelamos tanto la felicidad! pero muchos rara ve la encuentran debido a los m3todos equivocados que usan al perseguirla en ve de luchar por ella. /ebemos luchar ardientemente y combinar nuestros deseos con la fe. Entonces la felicidad nos embargará casi impensadamenteB 6uando podamos! por desagradables que sean las circunstancias! reposemos confiadamente en su amor y encerr3monos con 3l! descansando apaciblemente en su ternura! y la sensaci*n de su presencia nos inspirará un go o profundo y sereno. Este proceso nos conferirá una fe que nos capacitará para no inquietarnos! ni afligirnos! sino para apoyarnos en un poder que es infinito. "6arta &A! 1(<A) /ebemos tener el poder del 2lt7simo con nosotrosB HesIs está a nuestro ladoB 2 medida que lleguen las pruebas! el poder de /ios descenderá con ellas. "0=! ;<'%,'1(<%) "1<%) &0 de Junio NO DUDES"# < sa'ernos que a los que a $ios aman todas las cosas les ayudan a 'ien es a sa'er a los que con&orme al #ro#,sito son llamados. ()om. 8:28* 6uando lleguen las pruebas! recordad que 3stas son enviadas para vuestro bienB6uando las pruebas y tribulaciones os afli1an! recordad que fueron enviadas para que pudierais recibir renovada fuer a y mayor humildad de manos del +eñor de la gloria! a fin de que 3l pudiera bendeciros libremente y apoyaros y sosteneros. 6on fe y con la esperan a 5que no avergSen a!5 aferraos a las promesas de /ios. >Lu3 bueno es el +eñor con nosotros? >6on cuánta seguridad podemos confiar en 3l? El nos llama sus hi1itos. 2cudamos pues a 3l como a un Padre cariñoso. El desea que los brillantes rayos de su 1usticia irradien de nuestro rostro! palabras y acciones. +i nos amáramos unos a otros como 6risto nos am*! desaparecer7an las vallas que nos separan de /ios y muchos obstáculos que impiden que el Esp7ritu de /ios fluya de un cora *n a otroB6onfiad en 3l con todo vuestro cora *n. El os llevará 1unto con vuestras cargas. "6arta 1-! 1<%,) El +eñor se propone que su pueblo sea feli ! y abre ante nosotros una fuente de consuelo tras otra! para que podamos henchirnos de go o y pa en medio de nuestra vida actual. Eo tenemos necesidad de esperar hasta ir al cielo para go ar de iluminaci*n! consuelo y go o. /ebemos disfrutar de ellos aqu7 mismo en esta vidaBPerdemos mucho porque no nos asimos de las bendiciones que podr7an ser nuestras en medio de las aflicciones. Todos nuestros sufrimientos y triste as! todas nuestras tentaciones y pruebas! todos nuestros pesares! nuestros vituperios y privaciones! en suma! toda obra en con1unto para nuestro bienBTodas las circunstancias y los incidentes son los artesanos divinos por medio de los cuales se nos hace bien. 8iremos la lu que se oculta tras la nube. "0=! ;A'%;'1(<,) Euestra felicidad surge no de lo que nos rodea! sino de lo quo hay dentro de nosotros; no nace de lo que tenemos! sino de lo que somos. "#$! ;-'%1'1<%;) "1<;) JU,IO UNA VIDA SOCIA-,E

Pág. <1

01 de Julio JES?S ERA SOCIA-,E"# < al tercer día !ici%ronse unas 'odas en 2aná de Ialilea; y esta'a allí la madre de 3es6s. < &ue tam'i%n llamado 3es6s y sus discí#ulos a las 'odas. (3uan 2:1=2* =ab7a un casamiento en 6aná de Calilea. .os contrayentes eran parientes de Hos3 y 8ar7a. 6risto se enter* de esta reuni*n de familia! y supo que habr7a presentes muchas personas influyentes! as7 que se fue a 6aná en compañ7a de sus nuevos disc7pulos. 2penas se supo que HesIs hab7a llegado al pueblo! se lo invit* 1unto con sus amigosB +e uni* al grupo que participaba de la fiesta! y si bien no hubo una sombra de frivolidad mundana que manchara su conducta! sancion* la fiesta social con su presencia. Esta es una lecci*n para los disc7pulos de 6risto de todos los tiempos. 2qu3llos no deben apartarse de la vida social! renunciando a la comuni*n con los demás y tratar de ale1arse totalmente de sus seme1antes. Para alcan ar todas las clases! debemos buscar a los hombres donde 3stos están; pues raro será que ellos nos busquen por su propia voluntad. Eo solamente desde el pIlpito se transmite la verdad divina al cora *n de hombres y mu1eres. 6risto despertaba el inter3s de la gente yendo entre ella corno uno que deseaba su bien. El los buscaba en donde estaban traba1ando! y manifestaba sincero inter3s en sus negocios temporales. .lev* sus instrucciones a las casas de la gente! sometiendo a los miembros de familias enteras a la influencia de su presencia divinaB HesIs reprob* la intemperancia! la complacencia propia! y la locura; sin embargo! era sociable por naturale a. 2ceptaba invitaciones para ir a almor ar con los doctos y nobles tanto como con los pobres y afligidosBEo aprobaba las org7as y fiestas disipadas; pero la inocente alegr7a lo complac7a. Jna boda 1ud7a era una ceremonia solemne e impresionante! y el placer y go o de los que participaban en ella no desagradaba al =i1o del hombre. "+T! ;;'11'1(AA) "1<-) 0$ de Julio AMEMOS COMO CRIS%O AM>"# Este es mi mandamiento: Kue os am%is los unos a los otros como yo os !e amado. (3uan 1B:12* 6risto puso en práctica en su vida sus propias enseñan as. +u celo 1amás lo indu1o a apasionarse. 8anifest* ser consecuente aunque no obstinado; ben3volo! pero no d3bil; tierno y comprensivo! pero no sentimental. Era muy sociable! aunque pose7a una dignidad y reserva que no daba pábulo a la familiaridad indebida. +u temperamento 1amás lo arrastr* al fanatismo ni a la austeridad. Eo se aven7a a este mundo; sin embargo! no era indiferente a los deseos del más insignificante de los seres humanos. Ten7a los o1os abiertos para las necesidades de todos. "8+ 1-;! 1<%;) /esde la infancia hasta la madure 6risto vivi* una vida que fue un modelo perfecto de humildad! laboriosidad y obediencia. +iempre fue sol7cito! abnegado y considerado con los demás. Mino al mundo ostentando el lema del cielo4 no ser servido sino servirB .a generosa vida da en un e1emplo pura todos. +u carácter es un modelo que representa la clase de carácter que podemos estructurar si seguimos sus huellas. "8+ 1%(! 1<%-) El tacto y el buen criterio centuplican la utilidad del obrero. +i 3l dice las palabras apropiadas a la ocasi*n! y manifiesta el debido esp7ritu! e1ercerá un poder convincente sobre el cora *n de aquel a quien trata de ayudar. "OE41;&) .os que difieren de nosotros por su fe y doctrina deber7an ser tratados con bondad. +on la propiedad de 6risto! y recordemos que nos encontraremos con ellos en el d7a del 1uicio final. Tendremos que enfrentarnos mutuamente en el d7a del 1uicio! y contemplaremos el registro de nuestros pensamientos! palabras y acciones! no como nosotros los mirábamos! sino como lo fueron en realidad. /ios nos ha impuesto el deber de amarnos unos a otros como 6risto nos am*. "#$! %<'1;'1(<A) "1<,) 0& de Julio AMEMOS A AMIGOS A ENEMIGOS"# DKui%n #ues de estos tres te #arece que &ue el #r,jimo de aquel que cay, en manos de los ladrones: < %l dijo: El que us, con %l de misericordia. Entonces 3es6s le dijo: ?e y !a+ t6 lo mismo. (Auc. 1F:-.=-7*

Pág. <;

6risto vino para derrumbar toda valla divisoria. Mino para manifestar que su don de gracia y amor es tan ilimitado como el aire! la lu ! o las lluvias que refrescan la tierraBEinguna diferencia hac7an entre vecinos y eGtraños! amigos y enemigosB Eunca pas* por alto a nadie por inItilB6ualquiera que fuera la sociedad con quien se encontrase! siempre sab7a darle alguna lecci*n adecuada al tiempo y a las circunstancias. 6ada descuido o insulto del hombre para con el hombre le hac7a sentir más y más a 3l la necesidad que la humanidad ten7a de su divina y humana simpat7a. Procuraba infundir esperan a en los más rudos y en los que menos promet7an! poniendo delante de ellos la seguridad de que pod7an llegar a ser sin tacha y sencillos! y de carácter tal que les dar7a a conocer como hi1os de /ios. 8uchas veces se encontraba con los que hab7an ca7do ba1o la influencia de +atanás! y que no ten7an fuer a para desli arse de sus la os. 2 uno tal! desanimado! enfermo! tentado! ca7do! HesIs le dirig7a palabras de la más tierna compasi*n! palabras que necesitaba y que pod7an entenderse. 2 otros encontraba que sosten7an combate a bra o partido con el enemigo de las almas. 2 3stos los animaba a que perseveraran! asegurándoles que vencer7anB En la mesa de los publicanos se sent7a como distinguido hu3sped demostrando por su simpat7a y la bondad de su trato social que reconoc7a la dignidad de la humanidad; y los hombres anhelaban hacerse dignos de su confian aB 2unque 1ud7o! HesIs se ro aba libremente con los samaritanosB/orm7a ba1o su techado! com7a con ellos a su mesa! compartiendo los man1ares preparados y servidos por sus manos! enseñaba en sus calles! y los trataba con la mayor bondad y cortes7a. # al par que se ganaba sus cora ones por su humana simpat7a! su gracia divina les llevaba la salvaci*n que los 1ud7os recha aban. "8641<';%) "1<&) 0( de Julio ,A ADA)%ACI>N ES ESENCIA,"# 0e !e !ec!o a los &lacos &laco #or "anar a los &lacos. a todos me !e !ec!o todo #ara que de todo #unto salve a al"unos. (1 2or. 1:22* Todos deber7an refleGionar detenidamente para decidir en qu3 forma podr7an ser más Itiles y convertirse en una bendici*n para los que los rodean. Todos los que profesan ser hi1os de /ios deben tener en mente el hecho de que son misioneros cuando traba1an con toda clase de mentalidades. =abrá hombres que serán falsos en su trato con sus seme1antes; hallar3is al arist*crata! el vano! el orgulloso! el fr7volo! el independiente! el que1oso! el indiferente! el abatido! el fanático! el ego7sta! el t7mido y los sensibles! los de mente elevada! y los corteses! los disipados! los descorteses y los superficialesBEo es posible tratar de igual manera a todos esos esp7ritus. +in embargo! todos ellos! sean ricos o pobres! encumbrados o humildes! subordinados o independientes! necesitan bondad! simpat7a! verdad y amor. 8ediante el contacto mutuo nuestras mentes deben pulirse y refinarse. /ependemos el uno del otro! y estamos ligados con los v7nculos de la fraternidad humana. 8ediante las relaciones sociales es como el cristianismo se transmite al mundo. 6ada hombre y mu1er que ha gustado el amor de 6risto y ha recibido divina iluminaci*n en su cora *n! tienen la obligaci*n ante /ios de iluminar el sendero de los que no conocen el camino me1orB /ebemos confesar a 6risto abierta y valerosamente! y revelar en nuestro carácter su mansedumbre! humildad y amor! hasta que los hombres se sientan cautivados por la hermosura de la santidad. "8+ &<! 1(<A) .a influencia social! santificada por el Esp7ritu de 6risto! debe ser aprovechada para llevar almas al +alvadorB/ebemos tener a 6risto en nosotros como fuente de aguas que salte para vida eterna y que refresque a todos los que entran en contacto con nosotros. "864,A<) "1<:) 0+ de Julio ,A )A,A-RA ADECUADA"# 0an+ana de oro con &i"uras de #lata es la #ala'ra dic!a como conviene. (Prov. 2B:11*

Pág. <-

6uando asist7a a una fiesta! 6risto dominaba la conversaci*n e impart7a muchas lecciones valiosas. .os presentes lo escuchaban; Dacaso no hab7a sanado a los enfermos! consolado a los afligidos y llevado a los niños en sus bra osF .os publicanos y pecadores se sent7an atra7dos hacia 3l; y cuando hablaba! clavaban su atenci*n en el +eñor. 6risto les enseñ* a sus disc7pulos a conducirse en compañ7a de otros. .es enseñ* las obligaciones y reglas de la verdadera vida social! que son las mismas que aparecen en la ley del reino de /ios. Por medio de su e1emplo! les enseñ* a sus disc7pulos que cuando asistieran a cualquier reuni*n pIblica no tendr7an necesidad de quedarse sin palabras. +u conversaci*n en medio de una fiesta difer7a decididamente de la que se sol7a escuchar en los banquetes. 6ada palabra que pronunciaba ten7a sabor de vida para vida. =ablaba con claridad y sencille . +us palabras eran como man anas de oro con figuras de plata. "0=! %;'1%'1<%%) >Lu3 ineGpresable valor el de la comuni*n con 6risto? # hoy tenemos el privilegio de go ar de una comuni*n talB6uando oyeron las palabras de 6risto! los primeros disc7pulos sintieron cuánto lo necesitaban. .o buscaron! lo hallaron! y lo siguieron. Estaban con 3l en la casa! a la mesa! en la cámara! en el campo. 2ndaban con 3l como los alumnos con el maestro! recibiendo lecciones de santa verdad de sus labios. .o miraban como siervos a su amo. .e serv7an con regoci1o y alegr7a. "+T! 1%'%<'1((&) .as compañ7as tienen gran importancia. Podemos formar muchas amistades agradables y provechosas; pero ninguna es tan valiosa como la que se forma cuando el hombre finito se relaciona con el /ios infinito. 6uando estamos unidos a 3l de esa manera! las palabras de 6risto moran en nosotrosBEl resultado se revelará en un cora *n purificado! una vida sobria! un carácter inmaculado. 8as solamente merced al trato y asociaci*n con 6risto podemos aseme1arnos a 3l! e1emplo Inico e impecable. "+T! 1%'%<'1((&) "1<A) 0. de Julio E, VERDADERO RE*INAMIEN%O"# Kue a nadie in&amen que no sean #endencieros sino modestos mostrando toda mansedum're #ara con todos los !om'res. (Cito -:2* .a esencia de la verdadera cortes7a es la consideraci*n hacia los demás. .a educaci*n esencial y duradera es aquella que ampl7a las simpat7as y estimula la bondad universal. .a as7 llamada cultura que no hace a un 1oven diferente para con sus padres! apreciativo de sus cualidades! tolerante con sus defectos! y sol7cito con sus necesidades; que no lo hace considerado y afectuoso! generoso y Itil para con el 1oven! el anciano y el desgraciado! y cort3s con todos! es un fracaso. +e aprende me1or el verdadero refinamiento del pensamiento y los modales en la escuela del divino 8aestro que por la observancia de reglas establecidas. +u amor! al llenar el cora *n! da al carácter esos toques de refinamiento que lo aseme1an al suyo. Esta educaci*n imparte una dignidad de origen divino y un sentimiento de correcci*n. /a una dul ura de carácter y una suavidad de modales que 1amás serán igualadas por el pulimiento superficial de la sociedad elegante. .a 9iblia ordena la cortes7a y presenta muchas ilustraciones de esp7ritu abnegado! gracia gentil y genio simpático que caracteri an la verdadera cortes7a. Estos son s*lo refle1os del carácter de 6risto. /e 3l proceden toda la ternura y cortes7a verdaderas del mundo aun la de aquellos que no reconocen su nombre. # 3l desea que estas caracter7sticas se refle1en perfectamente en sus hi1os. +u prop*sito es que en nosotros contemplen los hombres su belle a. "Ed4;-:) >Lu3 rayos de suavidad y belle a emanaban de la vida diaria de nuestro +alvador? >Lu3 dul ura flu7a de su presencia?...2quellos en quienes more 6risto! estarán rodeados de una atm*sfera divina. +us blancos vestidos de pure a emanarán el perfume del 1ard7n del +eñor. "8H4,1() "1<() 0/ de Julio ,A COR%ES@A CRIS%IANA"# 2omo os !e amado que tam'i%n os am%is los unos a los otros. (3uan 1-:-;* Poco se aprecia el valor de la cortes7a. 8uchos que son bondadosos de cora *n tienen modales desprovistos de benevolencia. 8uchos que inspiran respeto por su sinceridad y rectitud están

Pág. <,

tristemente desprovistos de afabilidad. Esta falta echa a perder su felicidad! y reduce su servicio en favor de otros. 8uchas de las cosas más dulces y Itiles de la vida son sacrificados por los descorteses! con frecuencia debido a una falta de refleGi*n. "Ed4;-&) .as +agradas Escrituras nos presentan señalados e1emplos de personas que e1ercieron la verdadera cortes7a. 2brahán era un hombre de /ios. 6uando clavaba su tienda! inmediatamente erig7a un altar para sacrificios e invitaba a /ios para que morara con 3l. 2brahán era cort3s. Eo manch* su vida el ego7smo! defecto tan odioso en cualquier persona y tan ofensivo a la vista de /ios. Observad su conducta antes de separarse de .ot. 2unque 3ste era sobrino suyo! y mucho más 1oven que 3l! y el derecho de elecci*n le correspond7a al t7o! movido por la cortes7a! 2brahán olvid* sus derechos! y le permiti* elegir a .ot la parte del pa7s que le pareciera más codiciable. Observadlo cuando da la bienvenida a los via1eros que llegan ba1o el calor del d7a y se apresura a satisfacer sus necesidades. 6ontempladlo cuando hace negocios con los hi1os de =eth! para comprar un sepulcro para +ara. En medio de su dolor no se olvida de ser cort3s. +e inclina delante de ellos! aunque es un noble de la corte divina. 2brahán sab7a lo que era la cortes7a genuina y lo que debe el hombre a sus seme1antes. "0=! %(' %<'1((&) /ebemos olvidarnos de nosotros mismos yBtratar siempre de encontrar oportunidades de animar a los demás y! aliviar sus penas y cargas mediante actos de afectuosa bondad y pequeñas muestras de amor. Estas atenciones y eGpresiones de solicitud que! comen ando en el seno del hogar se prolongan fuera del c7rculo de la familia! contribuyen a formar la suma de la felicidad de la vida. "-T4&-<'&,%) "1<<) 00 de Julio SED AMIGA-,ES"# “< &inalmente sed todos de un mismo cora+,n com#asivos amándoos &raternalmente misericordiosos ami"a'les”. (1 Pedro -:8*. El gran ap*stol Pablo era firme cuando el deber y los principios estaban en 1uego; predicaba a 6risto con gran arro1o! pero nunca se mostraba rudo o descort3s. Era de cora *n tierno! y siempre manifestaba bondad y solicitud hacia los demás. .a cortes7a era una de sus caracter7sticas señaladas y le dio acceso al mundo de una sociedad más encumbradaB +ent7a celo por la verdad; era osado al defender a 6risto; pero su conducta se destacaba por su propiedad y por la virtud de la verdadera cortes7aB Pablo atra7a cora ones afectuosos dondequiera que iba; su alma estaba ligada a la de sus hermanos. 6uando se separaba de ellos! sabiendo y asegurándoles que nunca volver7an a ver su rostro! los hermanos se llenaban de pesar! y le rogaban que permaneciera con ellos con tanto fervor! que 3l eGclamaba4 5DLu3 hac3is llorando y afligi3ndome el cora *nF5 +u cora *n comprensivo se conmov7a al presenciar y sentir su pesar frente a la separaci*n definitiva. Ellos lo amaban! y sent7an que no pod7an separarse de 3l. DLu3 cristiano no admira el carácter de PabloF Pirme como una roca cuando defend7a la verdad! era afectuoso y tierno como un niño cuando estaba rodeado de amigosB .os cristianos más dignos de ese nombre son los más bondadosos! compasivos y corteses; sus convicciones son firmes y sus caracteres! fuertes; nada puede desviarlos de la fe ni ale1arlos de la senda del deber. Jn cristiano cultivará un esp7ritu manso y pac7fico; será sereno! considerado con los demás y tendrá un temperamento alegre que no se volverá irritable a causa de la enfermedad! ni cambiará con el tiempo o las circunstanciasB.os hi1os de /ios nunca se olvidan de hacer el bienB.as buenas obras son espontáneas en su caso! porque /ios ha transformado su carácter con su gracia. "0=! %('%<'1((&) ";%%) 01 de Julio ,A HOS)I%A,IDAD"#

Pág. <&

@os#edaos los unos a los otros sin murmuraciones. 2ada uno se"6n el don que !a reci'ido adminístrelo a los otros como 'uenos dis#ensadores de las di&erentes "racias de $ios. (1 Pedro ;:1= 1F* 6uando se apaga el esp7ritu de hospitalidad! el cora *n empie a a sufrir la parálisis del ego7smo. "8+ ,1! 1<%-) 52mador de la hospitalidad5 es una de las cualidades que! segIn el Esp7ritu +anto! han de señalar al que debe llevar responsabilidad en la iglesia. # a toda la iglesia es dada la orden4 5=ospedaos los unos a los otros sin murmuraciones.5 "1 Pedro ,4<'1%). Estas amonestaciones han sido eGtrañamente descuidadas. 2un entre los que profesan ser cristianos! se e1ercita poco la verdadera hospitalidad. Entre nuestro propio pueblo la oportunidad de manifestar hospitalidad no es considerada como debiera serlo4 como un privilegio y una bendici*n. =ay enteramente muy poca sociabilidad! muy poca disposici*n para hacer lugar para dos o tres más en la mesa de la familia! sin molestia u ostentaci*n. 2lgunos alegan que 5es demasiado traba1o.5 Eo resultar7a as7 si di13ramos4 5Eo hemos hecho preparativos especiales! pero le ofrecemos gustosos lo que tenemos.5 El hu3sped inesperado aprecia una bienvenida tal mucho más que una preparaci*n elaboradaB 6risto lleva cuenta de todo gasto en que se incurre al dar hospitalidad por causa suya. El provee todo lo que es necesario para esta obra. .os que por amor de 6risto alo1an y alimentan a sus hermanos! haciendo lo me1or que pueden para que la visita sea provechosa para los hu3spedes como para s7 mismos! son anotados en el cielo como dignos de bendiciones especiales. ",T+4-:;'-:,) 2l abrir vuestra puerta a los menesterosos y dolientes hi1os de 6risto! estáis dando la bienvenida a ángeles invisibles. $nvitáis la compañ7a de los seres celestiales. Ellos traen una sagrada atm*sfera de go o y pa . Mienen con alaban as en los labios! y una nota de respuesta se oye en el cielo. 6ada hecho de misericordia produce mIsica all7. "/TC4&A() ";%1) 10 de Julio ,A A,EGRIA"# El que !ace misericordia con ale"ría. ()om 12:8* Ten3is un deber que cumplir! que consiste en sentiros alegres y cultivar la generosidad de sentimientos! hasta que vuestro mayor placer sea hacer felices a cuantos os rodeanB .a alegr7a sin frivolidad es una de las virtudes cristianas. ",T4:;) Eo permitáis que los problemas y las preocupaciones de la vida diaria os irriten y arruguen el ceño. +i tal hac3is! siempre habrá alguna cosa que moleste y enfade. .a vida es tal como la hacemos! y encontraremos lo que buscamos. +i buscamos triste a y preocupaciones! si nos encontramos en un estado de ánimo tal que magnificamos las pequeñas dificultades! las hallaremos en abundancia para alimentar nuestro pensamiento y conversaci*n. Pero si consideramos el lado bueno de las cosas! encontraremos bastantes ra ones para sentirnos alegres y felices. +i sonre7mos a los demás! 3stos nos sonreirán; si pronunciamos palabras agradables y animosas! se nos hablará en el mismo tono. "+T! 1;' %;'1((&) El plan definido de +atanás consiste en llevar a las personas de un eGtremo al otro. /ios quiere que nosotros! como hi1os de la lu ! cultivemos un esp7ritu alegre y feli ! que elevemos alaban as en honor del que nos llam* de las tinieblas a su lu admirable. $d al s*tano y con ra *n podr3is hablar de oscuridad y decir4 5Eo puedo ver; no puedo ver.5 Pero subid al aposento alto! donde brilla la lu ! y no tendr3is que estar en las tinieblas. $d adonde está 6risto! y recibir3is lu . "2J60! %1'11'1<%,) .os cristianos fervientes procuran imitara HesIs! porque ser cristiano es ser como 6ristoBEl servicio voluntario y fervoroso por HesIs llena de go o nuestra religi*nBEn 6risto hay lu ! pa y go o para siempre. "8+ 1! 1(:A) ";%;) 11 de Julio ,AS )A,A-RAS -ONDADOSAS"#

Pág. <:

El /e4or 3e!ová me dio len"ua de sa'ios #ara sa'er !a'lar en sa+,n #ala'ra al cansado; des#ertará de ma4ana des#ertaráme de ma4ana oído #ara que oi"a como los sa'ios. (5sa. BF:;* +i 6risto mora en nosotros! seremos cristianos en casa y fuera de ella. El que sea cristiano dirigirá palabras bondadosas a sus parientes y relaciones. +erá bondadoso y cort3s! amable y comprensivo! y se irá educando para morar con la familia celestial. +i pertenece a la familia real! representará al reino hacia donde va. =ablará con amabilidad a sus hi1os! porque comprenderá que 3stos tambi3n son herederos de /ios y miembros de la corte celestial. Entre lo! hi1os de /ios no eGiste el esp7ritu de rude a. "0=! ;%'%<'1(<;) 2lgunos se enorgullecen de ser groseros! descorteses y rudos! actitudes que llaman franque a; pero les han dado un nombre equivocado4 es el más negro ego7smo. "0=! ;<'%,'1((,) 6risto es siempre sereno y digno! y los que traba1an con 3l emplearán en su obra el aceite de la gracia. +us palabras y acciones serán apacibles. "0=! 11'%A'1(<<) /ebemos educar el alma para que sea compasiva! suave y dulce! perdonadora y piadosa. 6uando recha arnos la vanidad y la charla necia! las bromas y las chan as! no por ello nos volvemos fr7os! insociables ni poco comprensivos. El Esp7ritu del +eñor debe reposar sobre vosotros hasta que seáis como una flor fragante del 1ard7n de /ios. /eb3is hablar constantemente de la lu ! de HesIs! el +ol de Husticia! hasta que seáis transformados de gloria en gloria! de carácter en carácter! adquiriendo mayor fortale a y refle1ando cada ve más la preciosa imagen de HesIs. "0=! ;%'%<'1(<;) 6risto está siempre dispuesto a impartir sus dones; nosotros de hemos recoger las gemas que descienden de 3l! para que! al hablar aqu3llas se desprendan de nuestros labios. ":T41A,) ";%-) 1$ de Julio E, CUIDADO MA%ERNA,"# 2onsidera los caminos de su casa y no come el #an de 'alde. Aevantáronse sus !ijos y llamáronla 'ienaventurada. (Prov. -1:27=28* El hogar debe ser para los niños el sitio más atrayente del mundo! y la presencia de la madre en 3l debe ser su mayor atractivo. .os niños son de naturale a sensible y amante. Es fácil ponerlos contentos o hacerlos infelicesB 2 los niños les gusta la compañ7a! y raras veces quieren estar solos. 2nhelan simpat7a y ternura. .o que les gusta a ellos se les figura que le gustará tambi3n a la madreB En ve de despedir a sus hi1os! para no verse molestada por el ruido que hacen ni por sus pequeñas que1as! idee la madre entretenimientos o labores fáciles que tengan ocupadas las manos y las inteligencias siempre activas. Entrando en los sentimientos de sus hi1os! tomando la direcci*n de sus diversiones y ocupaciones! la madre ganará la confian a de ellos. 6on amor paciente y vigilante! puede dar buena direcci*n a la inteligencia de sus hi1os! cultivando en ellos hermosos y atractivos rasgos de carácter. .as madres deben cuidarse de educar a sus hi1os de modo que no resulten sin personalidad y ensimismados! Eo deben inducirlos nunca a figurarse que son centro de todo! y que todo debe girar alrededor de ellos. 2lgunos padres dedican mucho tiempo y atenci*n para divertir a sus hi1os; pero los niños deben aprender a divertirse solos! a e1ercitar su ingenio y habilidad. /e este modo sabrán contentarse con muy sencillos placeres. =ay que enseñarles a soportar valientemente sus pequeños desengaños y pruebas. En ve de hacerles reparar en cada dolorcillo y el menor daño! distráigaselos! ens3ñeseles a pasar por alto leves fastidios y contratiempos. ProcIrese sugerirles medios de aprender a ser atentos para con los demás. "864-:A'-:() En la Palabra de /ios hallamos la hermosa descripci*n de un hogar feli y de la mu1er que lo preside4 5.evantáronse sus hi1os y llamáronla bienaventurada; y su marido tambi3n la alab*5. "=ealth 0eformer! 1;'1(AA) ";%,) 1& de Julio COM)ABERISMO EN ,A *AMI,IA"# El convertirá el cora+,n de los #adres a los !ijos y el cora+,n de los !ijos a los #adres. (0al. ;:.*

Pág. <A

6uando regresa de sus tareas diarias! el padre no debe llevar sus problemas al hogar. /ebe considerar que el hogar y la familia son demasiado sagrados para mancillarlos con preocupaciones desagradables. 6uando sali* de la casa no de1* al +alvador y su religi*n detrás. 2mbos son sus compañeros. .a grata influencia de su hogar! la bendici*n de su esposa! y el amor de sus hi1os alivian sus cargas; y vuelve con pa en el cora *n y dirige palabras animosas y alegres a su esposa y a sus hi1os! que han estado aguardando go osamente para darle la bienvenida. "0=! %('%('1(<<) Para 3l debe ser un cambio agradable pasar algIn tiempo con los niños. Puede llevarlos al 1ard7n y mostrarles los capullos que se abren y los variados matices de las flores abiertasBPuede grabar en sus mentes el hecho de que si /ios cuida tanto de los árboles y las flores! mucho más velará por los seres que form* a su imagen. Puede ayudarles a comprender desde sus primeros años que /ios desea que los niños sean encantadores! no por los adornos eGternos! sino por la hermosura de su carácter y los atractivos de la bondad y el cariño! que henchirán sus cora oncitos de go o y felicidad. "+T! %:'1;' 1(AA) +i las personas fr7volas y amantes de los placeres permitieran que su mente se espaciara en lo real y verdadero! el cora *n no podr7a menos que sentirse lleno de reverencia! y adorar al /ios de la naturale a. "#$! %:'%&'1(<A) +i quer3is acercar vuestros hi1os a HesIs! no deb3is entrar en vuestra casa con el rostro ceñudo y eGpresando irritaci*n. +i volv3is preocupados y agotados de vuestro traba1o! pedid a /ios que os d3 su gracia y su Esp7ritu lleno de pa ! para que vuestro cora *n se desl7a en ternura! de modo que vuestros labios desprendan palabras bondadosas y confortantes. .igad vuestros hi1os a vuestro cora *n. Encareced vuestra religi*n a su vista revelando su agradabilidad. "+T! ;;'%;'1(<;) ";%&) 1( de Julio E, CU,%O EN ,A CASA DE DIOS"# Ala'ad a $ios en su santuario: Ala'adle en la eOtensi,n de su &ortale+a. (/almo 1BF:1* .a melod7a de la alaban a es la atm*sfera del cielo; y cuando el cielo se pone en contacto con la tierra! se oye mIsica y alaban a! 5acciones de gracia y vo de melod7a5. Por encima de la tierra reci3n creada! hermosa e inmaculada! ba1o la sonrisa de /ios! 5a una cantaron las estrellas de la mañana! y gritaron de alegr7a todos los hi1os de /ios.5 .os cora ones humanos! simpati ando con el cielo! han respondido a la bondad de /ios con notas de alaban a. 8uchos de los sucesos de la historia humana han estado ligados al canto. El primer canto que registra la 9iblia de los que hayan brotado de los labios humanos es la gloriosa eGpresi*n de agradecimiento de las huestes de $srael! 1unto al 8ar 0o1o. "Ed41&:'1&A) 5Eo a nosotros! oh Hehová! no a nosotros! sino a tu nombre da gloria; por tu misericordia! por tu verdad.5 Este fue el esp7ritu que prevaleci* en el himno de liberaci*n de los hi1os de $srael! y es el esp7ritu que deber7a reinar en los cora ones de todos los que temen y aman a /ios. "PP4;&A) 2l liberar nuestras almas de la esclavitud del pecado! /ios ha obrado para nosotros una liberaci*n todav7a mayor que la de los hebreos ante el 8ar 0o1o. 6omo la hueste hebrea! nosotros debemos alabar al +eñor con nuestro cora *n! nuestra alma! y nuestra vo por 5sus maravillas para con los hi1os de los hombres5. .os que meditan en las grandes misericordias de /ios! y no olvidan sus dones menores! se llenan de felicidad! y cantan en sus cora ones al +eñor. .as bendiciones diarias que recibimos de la mano de /ios! y sobre todo! la muerte de HesIs para poner la felicidad y el cielo a nuestro alcance! debieran ser ob1eto de constante gratitudB /ebi3ramos alabar a /ios por la bendita esperan a que nos ofrece en el gran plan de redenci*n! debi3ramos alabarlo por la herencia celestial! y por sus ricas promesas; debi3ramos alabarlo porque HesIs vive para interceder por nosotros. "O/4;<<'-%%) ";%:) 1+ de Julio CU,%OS MA%U%INO A VES)ER%INO"# Anunciar #or la ma4ana tu misericordia y tu verdad en las noc!es. (/almo 12:2*

Pág. <(

.a religi*n de 6risto nos inducirá a hacer todo el bien que podamos tanto a los encumbrados como a los humildes! a ricos y pobres! a los dichosos y los oprimidos. # sobre todo nos impulsará a manifestar nuestra bondad en el seno de nuestro propio hogar. +e revelará en actos de cortes7a y amor hacia los padres! c*nyuges e hi1os. /ebemos mirar a HesIs! captar su Esp7ritu! vivir a la lu de su bondad y amor y refle1ar su gloria sobre los demás. "8+ 1(! 1(<1) .os que están unidos por los v7nculos de la sangre tienen los más firmes derechos unos sobre otros. En su relaci*n mutua deben manifestar bondad y el amor más tierno. "+T! %1'%<'1(<() .as maneras suaves! la conversaci*n 1ovial y los actos de amor ligarán los cora ones de los hi1os a sus padres con las cadenas de seda del afecto y conseguirán que el hogar sea atractivo con mucho más 3Gito que los adornos más eG*ticos que se puedan adquirir. "+T! %;'1%'1((,) .a bondad mutua y la tolerancia convertirán el hogar en un para7so! y atraerán a los ángeles hacia el c7rculo de la familia; en cambio! 3stos huirán de un hogar donde se oigan palabras desagradables y se manifieste irritaci*n y rencillas. "+T! 1A'%,'1((,) .as reglas más valiosas para el trato social y entre la familia se encuentran en la 9ibliaBEl serm*n del monte pronunciado por nuestro +alvador contiene instrucciones de incalculable valor para 1*venes y ancianos. +e lo deber7a leer con frecuencia en el c7rculo de la familia! e1emplificando sus enseñan as en la vida diaria. .a regla de oro4 52s7 que! todas las cosas que quisierais que los hombres hiciesen con vosotros! as7 tambi3n haced vosotros con ellosBN deber7a convertirse en la ley de la familia. .os que cultivan el esp7ritu de 6risto manifestarán cortes7a en el hogarB6onstantemente tratarán de hacer felices a cuantos los rodean! olvidándose de ellos mismos al prestar bondadosa atenci*n a los demás. "+T! %1'%:'1((:) .a cortes7a cristiana es el broche áureo que une a los miembros de la familia con v7nculos de amor! y que se fortalece y estrecha más con cada d7a! que pasa. "=ealth 0eformer! %('1(AA) ";%A) 1. de Julio 2UE %U HOGAR SEA -ENDICI>N"# 0ás cuando !aces 'anquete llama a los #o'res los mancos los cojos los cie"os; y serás 'ienaventurado; #orque no te #ueden retri'uir más te será recom#ensado en la resurrecci,n de los justos. (Auc. 1;:1-=1;* 2 /ios le desagrada el inter3s ego7sta tan a menudo manifestado para 5m7 y mi familia.5 6ada familia que alberga este esp7ritu necesita ser convertida por los principios puros e1emplificados en la vida de 6risto. .os que se encierran en s7 mismos! que no están dispuestos a agasa1ar visitas! pierden muchas bendiciones. ",T+4-:,) =ay muchos otros para quienes nuestro hogar puede ser una bendici*n. Euestras reuniones sociales no deben regirse por los dictados de la moda mundana! sino por el Esp7ritu de 6risto y las enseñan as de su Palabra. .os israelitas en todas sus festividades inclu7an al pobre! al eGtran1ero y al levita! que era a la ve ayudante del sacerdote del santuario y maestro de religi*n y misionero. 2 3stos se los consideraba los hu3spedes del pueblo! quienes compart7an su hospitalidad en todas las ocasiones de regoci1o social y religioso! y recib7an sol7cita atenci*n en caso de enfermedad o miseria. 2 tales personas es a quienes debemos acoger en nuestros hogares. >6uánto podr7a animar un recibimiento tal a la enfermera o maestro misionero! a una madre agobiada y eGhausta de tanto traba1ar! o a las personas d3biles y ancianas! tan a menudo desamparadas! que luchan con la pobre a y tantos desalientosB El calor de una bienvenida 1ovial! una silla 1unto al fuego! un asiento a la mesa! el privilegio de participar de la bendici*n de vuestra hora de oraci*n! todo esto será para algunos de ellos como un atisbo del cielo. Euestra comprensi*n debe rebasar los l7mites de nuestro ser y del recinto hogareño. =ay oportunidades valiosas para todos los que están dispuestos a permitir que su hogar sea una bendici*n para los demás. .a influencia social es una fuer a maravillosa. Podemos usarla si queremos como medio para ayudar a los que nos rodeanB

Pág. <<

El tiempo de que disponemos en la vida es corto. Pasaremos por el mundo solamente una ve ; al pasar! saquemos el mayor provecho de la vida. "864--1'---) ";%() 1/ de Julio E, HOGAR7 UN RE*UGIO"# El que reci'iere en mi nom're uno de los tales ni4os a mí reci'e. (0ar. 1:-7* Euestros hogares deber7an ser refugio para los 1*venes que sufren tentaci*n. 8uchos hay que se encuentran en la encruci1ada de los caminos. Toda influencia! toda impresi*n determina la elecci*n del rumbo de su suerte en esta vida y la por venir. "864--;) Eo os mantengáis ale1ados de ellos; al contrario! acercaos a ellos. .levadlos 1unto al fuego de vuestro hogar; invitadlos a participar del altar de la familia. =ay una obra que hacer por miles de ellos. Todos los árboles del 1ard7n satánico ostentan fruto tentador y pon oñoso. # se ha pronunciado un ay sobre todos los que co1an la fruta y la coman. "0=! 1%'11'1((&) El mal los solicita. +us lugares de reuni*n son brillantes y seductores! y no falta la bienvenida para ninguno. En torno nuestro hay 1*venes sin familia cuyos hogares no tienen para ellos poder protector ni ennoblecedor! y los pobres se ven arrastrados al mal. +e encaminan hacia la ruina a vista de nuestras puertas. Estos 1*venes necesitan que se les tienda una mano simpática. Jna buena palabra dicha con sencille ! una pequeña atenci*n para con ellos! barrerá las nubes de la tentaci*n que se amontonan sobre sus almas. .a verdadera eGpresi*n de la simpat7a hi1a del cielo tiene poder para abrir la puerta del cora *n que necesita de la fragancia de palabras cristianas! y del delicado contacto del esp7ritu del amor de 6risto. +i quisi3ramos dar prueba de algIn inter3s por la 1uventud! invitarla a nuestras casas! y rodearla de influencias alentadoras y provechosas! muchos habr7a que de buena gana dirigir7an sus pasos camino arriba. "864--;'---) Tened presente! sin embargo! que la felicidad no la encontrar3is en retraeros de los demás satis' faci3ndoos con prodigaron todo el cariño de que sois capaces. 2provechad cada oportunidad que se os presente para contribuir a labrar la felicidad de los que os rodeanBEl go o verdadero s*lo se encuentra en el desprendimiento. "864-,%) ";%<) 10 de Julio ,INAJE ESCOGIDO"# Mas 5oso ros sois linaIe es!oLido7 real sa!erdo!io7 Len e san a7 :ueClo adKuirido7 :ara Kue anun!i;is las 5ir udes de AKuel Kue os 4a llamado de las inieClas a su lu9 admiraCle" <1 )edro $:1= En cierto sentido el padre es el sacerdote de la familia cuyo sacrificio debe ofrecer por la mañana y por la noche en el altar familiar. Pero la esposa y los hi1os deben unirse con 3l en la oraci*n y en el canto de alaban as. Por la mañana! antes de de1ar a la familia para irse a sus quehaceres del d7a! reIna el padre a sus hi1os en torno suyo! y postrados ante /ios! encomi3ndelos al cuidado del Padre celestial. 2l concluir el d7a! libre ya de los cuidados de su ocupaci*n! vu3lvase a reunir la familia en plegarias de acci*n de gracias y en canto de alaban as! en reconocimiento del cuidado divino durante el d7aBEo de13is nunca de reunir a vuestra familia alrededor del altar de /ios. "864-A1) Eo pasemos por alto nuestras obligaciones hacia /ios al esfor arnos por atender la comodidad y felicidad de los hu3spedes. Einguna consideraci*n deber7a hacernos desatender la hora de la oraci*n. Eo habl3is ni os entretengáis con otras cosas hasta el punto de estar todos demasiado cansados para go ar de un momento de devoci*n. =acer esto es presentar a /ios una ofrenda imperfecta. /eber7amos presentar nuestras sIplicas y elevar nuestras voces en alaban a feli y agradecida! a una hora temprana de la noche! cuando podamos orar sin apuro! e inteligentemente. Mean todos los que visitan un hogar cristiano que la hora de la oraci*n es la más preciosa! la más sagrada y la más feli del d7a. Estos momentos de devoci*n e1ercen una influencia refinadora! elevadora sobre todos los que participan de ellos. Producen un descanso y una pa gratos al esp7ritu. "8H4-,:)

Pág. 1%%

Jna lu por pequeña que sea! si está siempre encendida! puede servir para prender muchas otras. Euestra esfera de influencia podrá parecer limitada! nuestras capacidades pequeñas! nuestros oportunidades escasas! reducidos nuestros recursos; no obstante! si sabemos aprovechar los que nos ofrece nuestro hogar! podemos reali ar maravillas. "864---) ";1%) 11 de Julio )ARA %ENER AMIGOS HAA 2UE SER,O"# El !om're que tiene ami"os !a de mostrarse ami"o. (Prov. 18:2;* En los arreglos hechos para la educaci*n del pueblo escogido se pone de manifiesto que la vida que tiene por centro a /ios! es una vida completa. El provee el medio de satisfacer toda necesidad que ha implantado! y trata de desarrollar toda facultad impartida. 6omo 2utor de toda belle a! y amante de lo hermoso! /ios provey* el medio de satisfacer en sus hi1os el amor a lo bello. Tambi3n hi o provisi*n para sus necesidades sociales! para las relaciones bondadosas y Itiles que tanto hacen para cultivar la simpat7a! animar y endul ar la vida. "Ed4-('-<) .a sociabilidad cristiana se cultiva demasiado poco entre el pueblo de /iosBPor medio del trato social se contraen relaciones v se forman amistades que unen los cora ones y crean un ambiente de amor que agrada al cielo. ":T41A;) 6ada uno hallará compañeros o los hará. # la proporci*n de la fuer a de la amistad determinará la influencia que los amigos e1ercerán unos sobre otros para bien o para mal. Todos tendrán asociados! e influirán en ellos o recibirán su influencia. Es misterioso el v7nculo que une los cora ones humanos! de manera que los sentimientos! los gustos y los principios de dos personas quedan 7ntimamente fusionados. El uno recibe el esp7ritu del otro y copia sus modales y actos. 6omo la cera conserva la figura del sello! as7 la mente retiene la impresi*n producida por el trato y la asociaci*n con otros. .a influencia puede ser inconsciente! mas no por eso menos poderosaB+i eligen compañeros que temen al +eñor! su influencia los conducirá a la verdad! al deber y a la santidad. Jna vida verdaderamente cristiana es un poder para el bien. "-T+4-<;) El calor de la verdadera amistadBes sabor anticipado de los goces del cielo. "864--() ";11) $0 de Julio ,A COMUNICACI>N DE ,A AMIS%AD"# <a no os llamar% siervos #orque el siervo no sa'e lo que !ace su se4or: mas os !e llamado ami"os #orque todas las cosas que oí de mi Padre os !e !ec!o notorias. (3uan 1B:1B* El tiempo presente es un momento de solemne privilegio y sagrada confian a. +i los siervos de /ios cumplen fielmente el cometido a ellos confiado! grande será su recompensa cuando el 8aestro diga4 5/a cuenta de tu mayordom7a.5 .a ferviente labor! el traba1o abnegado! el esfuer o paciente y perseverante! serán recompensados abundantemente. HesIs dirá4 #a no os llamo siervos! sino amigos. El 8aestro no concede su aprobaci*n por la magnitud de la obra hecha! sino por la fidelidad manifestada en todo lo que se ha hecho. Eo son los resultados que alcan amos! sino los motivos por los cuales obramos! lo que más importa a /ios. El aprecia sobre todo la bondad y la fidelidad. "OE4;(;) HesIs acepta con go o los servicios de cualquier ser humano que se entrega a 3l. 2socia lo humano con lo divino! a fin de comunicar al mundo los misterios del amor encarnado. +ea este amor el ob1eto de vuestras conversaciones! de vuestras oraciones y de vuestros cantos; llenad el mundo con el mensa1e de su verdad! y llevad este mensa1e hasta las regiones le1anas. El +alvador nos invita a reali ar esfuer os fervientes y perseverantes en favor de millones de almas esparcidas en todo pa7s! que perecen en sus pecados! como náufragos en una playa desierta. .os que quieran participar de la gloria de 6risto! deben tambi3n tomar parte en su ministerio! ayudando a los d3biles! a los miserables y a los desanimados llegan de la vida de HesIs su estudio constante aquellos que emprenden esta obra. +ean animados de un celo intenso! y empleen todas sus capacidades en el servicio del +eñor. .os esfuer os sinceros y eGentos de ego7smo obtendrán preciosos resultados. "&T+41,:'1,A) ";1;)

Pág. 1%1

$1 de Julio ,A AMIS%AD DE, -UEN )AS%OR"# En lu"ares de delicados #astos me !ará yacer: junto a a"uas de re#oso me #astoreará. 2on&ortará mi alma; "uiaráme #or sendas de justicia #or amor de su nom're. (/almo 2-:2=-* +ugiero que varias familias que viven en la misma ciudad o pueblo se unan y se ale1en de las ocupaciones que las agobian f7sica y mentalmente! y hagan una eGcursi*n al campo 1unto a un hermoso lago o una bonita arboleda! donde el paisa1e sea hermoso. Prov3anse de alimento sencillo y saludable! de las me1ores frutas y cereales! y tiendan el mantel a la sombra de algunos árboles o ba1o la b*veda celeste. El via1e! el e1ercicio y el escenario despertarán el apetito! y disfrutarán de un almuer o que los mismos reyes envidiar7an. En tales ocasiones! padres e hi1os deben sentirse libres de preocupaciones! traba1o y problemas. .os padres deben volverse niños como sus hi1os! y hacerlos sentir tan felices como sea posible. /ed7quese todo el d7a a la recreaci*n. El e1ercicio al aire libre será muy beneficioso para los que tienen una ocupaci*n sedentaria entre cuatro paredes. Todos cuantos puedan deben considerar que tienen el deber de seguir esta conducta. Eo perderán nada! y en cambio ganarán mucho. Molverán a sus ocupaciones con nueva vida y valor para entregarse a su traba1o con entusiasmo! y estarán me1or preparados para resistir a la enfermedadB Pero son pocos los que comprenden cuán abrumadora y constante es la labor de los que llevan las responsabilidades de la obra en las oficinas. Están confinados entre cuatro paredes d7a tras d7a y semana tras semana! y la constante tensi*n que sufren sus facultades mentales va minando certeramente su constituci*n y debilitando su vigor vitalB /eber7an tener un cambio con frecuencia; deber7an dedicar todo un d7a a la recreaci*n más a menudo! en compañ7a de sus familias! que están casi completamente ente privadas de su compañerismo. "1T4&1,'&1&) ";1-) $$ de Julio A,IEN%O MU%UO"# Entonces los que temen a 3e!ová !a'laron cada uno a su com#a4ero; y 3e!ová escuc!, y oy, y &ue escrito li'ro de memoria delante de %l #ara los que temen a 3e!ová y #ara los que #iensan en su nom're. < serán #ara mí es#ecial tesoro !a dic!o 3e!ová de los ej%rcitos en el día que yo ten"o de !acer: y #erdonar%los como el !om're que #erdona a su !ijo que le sirve. (0al. -:1.=17* 6ada uno tiene su responsabilidad frente a /ios; cada uno tiene una obra que hacer en la cual nadie nos puede sustituir. Esta consiste en me1orar el mundo por precepto! e1emplo y esfuer o personal. +i bien debemos cultivar la sociabilidad! no hemos de hacerlo simplemente por diversi*n! sino con un prop*sito. =ay almas que salvarBEuestro trato con los demás se debe caracteri ar por la sobriedad y una actitud de inspiraci*n celestial. Euestra conversaci*n debe versar sobre cosas celestialesB D=ay algo más digno de absorber la mente que el plan de redenci*nF Este es un tema inagotable. El amor de HesIs! la salvaci*n ofrecida al hombre ca7do por medio de su amor infinito! la santidad de cora *n! la preciosa y salvadora verdad para nuestros d7as! la gracia de Hesucristo! todos 3stos son temas que pueden avivar el alma y generar en los puros de cora *n el go o que los disc7pulos sintieron cuando HesIs se les acerc* y fue caminando con ellos por el camino a EmaIs. El que haya concentrado sus afectos en 6risto disfrutará de esta relaci*n santificada y recibirá fuer a divina gracias a ese tratoB 6uando la verdad de /ios es un principio permanente en el cora *n! liará las veces de una fuente viva. +e podrán hacer tentativas de reprimirla! pero estallará por otra parte; all7 está! y no se la puede desviar. .a verdad cuando mora en el cora *n es un manantial de vida. 0efrigera al cansado! restringe los pensamientos y eGpresiones ba1os! y todo lo hace florecerB+u felicidad residiráBen HesIs y su amor. "0=! 1%'11'1((&) ";1,) $& de Julio JES?S A SUS AMIGOS EN -E%ANIA"# 3es6s ama'a a 0arta y a su !ermana y a Aá+aro. (3uan: 11:B*.

Pág. 1%;

=ab7a un hogar al que Xl le gustaba visitar O el de .á aro! 8ar7a y 8arta; porque en la atm*sfera de fe y amor +u esp7ritu ten7a reposo. "/TC4-;:). Entre los más firmes disc7pulos de 6risto! se encontraba .á aro de 9etania. /esde el primer encuentro que tuvieron! hab7a sido fuerte su fe en 6risto; profundo era el amor que .e dedicaba! y el +alvador lo amaba mucho. Pue en beneficio de .á aro que se reali * el mayor de los milagros de 6risto. El +alvador beneficiaba a todos cuantos .e buscaban el auGilio. 2ma a toda la familia humana; pero se une a algunos por la os especialmente tiernos. +u cora *n estaba unido por un fuerte v7nculo de afecci*n a la familia de 9etania! y por un miembro de ella fue reali ada la más maravillosa de +us obras. En el hogar de .á aro encontrara HesIs muchas veces reposo. El +alvador no ten7a un hogar propio; depend7a de la hospitalidad de amigos y disc7pulos; y frecuentemente! cuando cansado! ansioso de compañ7a humana! +e alegraba de poder escapar para ese pac7fico ambiente de familia! le1os de las sospechas y envidia de los rabiosos 1ud7os. 2ll7 recib7a sincero acogimiento! pura y santa amistad. 2ll7 pod7a hablar con simplicidad y libertad perfectas! sabiendo que +us palabras ser7an comprendidas y atesoradas. Euestro +alvador apreciaba un hogar tranquilo y oyentes interesados. 2nhelaba la ternura! la cortes7a y el afecto humanos. .os que recib7an la celestial instrucci*n que siempre estaba listo para comunicar! eran grandemente bendecidos. .a multitud! sin embargo! era tard7a para o7r! y en el hogar de 9etania 6risto encontraba reposo del fatigante conflicto de la vida pIblica. /escubr7a all7! delante de un auditorio apto a apreciar! el volumen de la Providencia. En esa charlas 7ntimas! le desdoblaba a +us oyentes lo que no le dec7a a la multitud miGta. 2 +us amigos! no necesitaba hablarles por parábolas. "/TC4&;,'&;&). ";1&) $( de Julio ,a Amis ad En re )aClo y %imo eo"# A %imo eo7 mi amado 4iIoO Lra!ia7 miseri!ordia7 y :a9 de :ar e de Dios )adre7 y de la de Cris o JesPs7 Se8or nues ro"""" Deseando mu!4o 5er e7 a!ord6ndome de us l6Lrimas7 :ara llenarme de Lo9o" 1 %im" 1:$ y (" /el tribunal de 63sar! Pablo volvi* a su celda! comprendiendo que hab7a ganado para si apenas una breve tregua. +abia que sus enemigos no descansar7an hasta que consiguiesen su muerte. 8al sab7a tambi3n que durante algIn tiempo la verdad triunfara.... +entado d7a tras d7a en su lIgubre celda! sabiendo que por una palabra o un simple gesto de Eer*n su vida ser7a sacrificada! Pablo pens* en Timoteo! y determin* llamarlo. Timoteo hab7a sido incumbido de cuidar de la iglesia de Xfeso! y qued* atrás cuando Pablo efectu* su Iltimo via1e a 0oma. Pablo y Timoteo se un7an por una afecci*n profunda e invulgar. /esde su conversi*n Timoteo hab7a tomado parte en los traba1os y sufrimientos de Pablo! y la amistad entre los dos creciera fuerte! profunda! y sagrada! y todo cuanto un hi1o pueda ser para un amante y honrado padre! Timoteo lo fue para el anciano y fatigado ap*stol. Eo es de eGtrañar que en su soledad Pablo desease verlo. 9a1o las más favorables circunstancias varios meses deben haber pasado antes que Timoteo llegase a 0oma! viniendo de 2sia 8enor. Pablo sab7a que su vida era incierta! y tem7a que Timoteo llegase demasiado tarde para verlo. Xl ten7a importantes conse1os e instrucciones para su disc7pulo! a quien le hab7a confiado tan grande responsabilidad; y aun cuando lo instaba para que viniese sin demora! dict* su testimonio final! que no pod7a quedar sin ser proferido. +u alma se llen* de amante solicitud por su hi1o espiritual y por la iglesia a su cargo. Pablo busc* impresionar a Timoteo con la importancia de la fidelidad a su sagrada misi*n.... Pablo termin* la carta recomendando a su amado Timoteo a la guarda del +upremo Pastor! el cual! aun cuando los subpastores pudiesen ser abatidos! cuidar7a aun de +u rebaño. "=2p4,<('&%(). ";1:) $+ de Julio DAVID A JONA%AN"#

Pág. 1%-

D2,mo !an caído los valientes en medio de la 'atallaE D3onatan muerto en tus alturasE An"ustia ten"o #or ti !ermano mío 3onatan que me &uiste muy dulce. 0ás maravilloso me &ue tu amor que el amor de las mujeres. (2 /am. 1:2B=2.* .a amistad de Honatan por /avid estabaBdestinada por /ios a proteger la vida del futuro gobernante de $srael. "PP4:%&) En esa ocasi*n! cuando hab7a tan pocas alegr7as en la senda de /avid! 3ste tuvo el go o de recibir la visita inesperada de Honatan! quien hab7a llegado a saber d*nde se refugiaba. Preciosos fueron los momentos que esos dos amigos pasaron 1untos. +e contaron mutuamente las vicisitudes vividas! y Honatan fortaleci* el cora *n de /avid! diciendo4 5Eo temas! que no te hallará la mano de +aIl mi padre! y tI reinarás sobre $srael! y yo ser3 segundo despu3s de ti; y aun +aIl mi padre as7 lo sabe5. 2l hablar 1untos del trato maravilloso que /ios hab7a dispensado a /avid! el atribulado fugitivo se sinti* sumamente animado. 5# entrambos hicieron alian a delante de Hehová4 y /avid se qued* en el bosque! y Honatan se volvi* a su casa5. /espu3s de la visita de Honatan! /avid cobraba ánimo con himnos de alaban a! que acompañaba con el arpa. "PP4:1:) Honatan! que por nacimiento era heredero del trono! sab7a que hab7a sido privado de 3l por decreto divino; fue el más tierno y fiel amigo de /avid! su rival! y le protegi* a riesgo de su vida; fue fiel a su padre durante los d7as sombr7os de la decadencia de su poder! y cay* al fin a su lado. El nombre de Honatan está atesorado en el cielo! y en la tierra es un testimonio de la eGistencia y del poder del amor abnegado. "Ed41&1'1&;) 0elacionados con 6risto! estamos relacionados con nuestros seme1antes por los áureos eslabones de la cadena del amor. ".P4-&-) ";1A) $. de Julio ,A )RESENCIA DIVINA"# 0e mostrarás la senda de la vida: !artura de ale"rías !ay con tu rostro; deleites en tu diestra #ara siem#re. (/almo 1.:11* EingIn principio intangible! ninguna esencia impersonal o mera abstracci*n pueden satisfacer las necesidades y anhelos de los seres humanos en esta vida de lucha contra el pecado! el pesar y el dolor. Eo es suficiente creer en la ley y en la fuer a! en cosas despiadadas! y que nunca oyen el clamor por ayuda. Eecesitamos saber de un 2migo infinito que se compadece de nosotros. Eecesitamos estrechar una mano cálida y confiar en un cora *n lleno de ternura. # como tal se ha revelado /ios en su Palabra. "Ed41;<) .os que andan en las sendas de la sabidur7a! se sienten alegres en gran manera! aun en la tribulaci*n; porque 3l! a quien aman sus almas! marcha invisible! al lado de ellos. "/8H411:) .a presencia de 6risto en el cora *n es una potencia vivificadora que fortalece todo el ser. EingIn rastro de ego7smo debe mancillar nuestro servicio. 5Eo pod3is servir a /ios y a 8am*n5. Ensal ad ante el mundo al =ombre del 6alvario. EGaltadle por tina fe viva en /ios a fin de que vuestras oraciones puedan ser o7das. D6omprendemos bien claramente hasta qu3 punto se acerca HesIs a nosotrosF +e dirige a nosotros personalmente. +e revelará a todo aquel que quiera ser revestido de su 1usticia. /eclara4 5#o soy quien sostiene tu diestra5. 6oloqu3monos en un lugar donde pueda verdaderamente sostenernos! donde podamos o7rle decir con fuer a y autoridad4 5Pui muerto; y he aqu7 vivo para siempre 1amás.5 "&T+4-&) ";1() $/ de Julio NADIE VIVE )ARA SI"# Lin"uno de nosotros vive #ara sí. ()om. 1;:7* Por lo general los 1*venes se conducen como si las preciosas horas del tiempo de gracia! durante las cuales se prolonga la misericordia! fueran una espl3ndida vacaci*n! y como si ellos estuvieran en este mundo simplemente para divertirse! para vivir en un constante c7rculo de entretenimientos eGcitantes. +atanás ha estado haciendo esfuer os especiales para inducirlos a buscar la felicidad en las

Pág. 1%,

diversiones mundanas y a 1ustificar su conducta tratando de demostrar que tales entretenimientos son inofensivos! inocentes y que no per1udican la salud. "1T4&%1) El deseo de eGcitaciones y de entretenimientos gratos es una tentaci*n y una trampa para el pueblo de /ios! y especialmente para los 1*venes. +atanás está preparando constantemente diversas invenciones que aparten la mente de la solemne obra de preparaci*n que debemos hacer para el futuro. Por medio de los mundanos mantiene una constante situaci*n de eGcitaci*n que induce a los incautos a sumirse en los placeres mundanales. =ay espectáculos! conferencias e interminable variedad de entretenimientos que están destinados a fomentar el amor al mundo; y por medio de esta uni*n con el mundo se debilita la fe. "6PT4-;&) .os placeres mundanos apasionan; y por go ar momentáneamente de ellos! muchos sacrifican la amistad del 6ielo! con la pa ! el amor y el go o que brinda. "0=! ;<'%1'1((,) .os cristianos tienen muchas fuentes de dicha a su alcance! y pueden definir con infalible eGactitud cuáles placeres son l7citos y rectos. Pueden disfrutar de las recreaciones que no disipan la mente ni reba1an el alma! que no abaten! ni de1an un triste residuo que pueda destruir el respeto propio o anular nuestra utilidad. +i pueden llevar a HesIs consigo! y conservar un esp7ritu piadoso! están perfectamente a salvo. "0=! 1<'%('1((,) En vista de su alta vocaci*n nuestros 1*venes debenBconsiderar con detenimiento el sendero que siguen! recordando que muchos seguirán sus pasos. "6PT4&-&) ";1<) $0 de Julio DIOS DA A, 2UE ,E AGRADA"# Porque al !om're que le a"rada $ios le da sa'iduría y ciencia y "o+o. (Ecle. 2:2.* .os 1*venes no pueden ser tan serenos y graves como los ancianos! ni el niño tan mesurado como su padre. +i bien hay que condenar las diversiones pecaminosasBes necesario ofrecer en cambio placeres inocentes que no mancillarán ni corromperán la moral. "6PT4--&) =ay una distinci*n entre recreaci*n y diversi*n. .a recreaci*n! cuando responde a su nombre! recreaci*n! tiende a fortalecer y reparar! 2partándonos de nuestros cuidados y ocupaciones comunes! provee refrigerio para la mente y el cuerpo y de ese modo nos permite volver con nuevo vigor al traba1o serio de la vida. Por otra parte! se busca la diversi*n para eGperimentar placer y con frecuencia se la lleva al eGceso; absorbe las energ7as requeridas para el traba1o Itil y resulta de ese modo un obstáculo para el verdadero 3Gito de la vida. "Ed4;%-) +i bien debemos rehuir lo falso y artificial! tenemos que ofrecer fuentes de placer que sean puras! nobles y elevadoras. ".iving 9y Principles41<';%; 1(<() Eo deber7amos pasar nuestros d7as feriados segIn la moda del mundo; mas tampoco tenemos que pasarlos por altoBEn tales d7asBbuscad algo que ocupe el lugar de las diversiones más peligrosas. "1T4&1,) Einguna recreaci*n que sea Itil Inicamente para ellos dará por resultado una bendici*n tan grande para los niños y 1*venes como aquella que los haga Itiles para los demás. "Ed4;%() DEo ser7a bueno que observáramos los d7as feriados como d7as de /ios! en que podemos revivir en nuestra mente el recuerdo de sus bondades hacia nosotrosF... El mundo tiene muchos feriados! en los cuales los hombres se dedican a los deportes! las carreras de caballos! al 1uego! a la bebida y a fumar. 0evelan claramente ba1o qu3 bandera se han alistadoB8e pregunto si el pueblo de /ios no deber7a celebrar santas convocaciones más a menudo! para agradecer a /ios por sus ricas bendiciones. "6PT4-,-) ";;%) $1 de Julio CAMINOS A VEREDAS DESEA-,ES"# Para que andes #or el camino de los 'uenos y "uardes las veredas de los justos. (Prov. 2:2F* =ay ciertas clases de recreaci*n que resultan sumamente ben3ficas para el cuerpo y la mente. Jna mente iluminada y discreta hallará muchas maneras de entretenerse recurriendo a fuentes no s*lo

Pág. 1%&

inofensivas sino instructivas. .a recreaci*n al aire libre! la contemplaci*n de las obras de /ios en la naturale a! serán del mayor beneficio. ",T4:&-) 8ientras tratamos de refrigerar nuestro esp7ritu y vigori ar el cuerpo! /ios eGige que usemos nuestras facultades en todo momento para el fin más elevado. Podemos reunirnos como lo estamos haciendo hoy y hacerlo para gloria de /ios. Podemos y debemos orientar nuestras recreaciones de tal manera que nos vayamos preparando para desempeñar me1or los deberes que nos correspondan! y para que nuestra influencia resulte más ben3fica para los que nos rodean. Tal debe ser el caso especialmente en una ocasi*n como 3sta! que deber7a infundirnos buen ánimo a todos. Podemos regresara nuestros hogares! elevado nuestro esp7ritu y refrigerado el cuerpo! y preparados para abocarnos al traba1o de nuevo con más altas esperan as y más valor. 6reemos que tenemos el diario privilegio de lograr que nuestra vida glorifique a /ios en la tierra; que no debemos vivir en este mundo simplemente para divertirnos ni complacer nuestros gustos. Estamos aqu7 para beneficiar a la humanidad! para ser una bendici*n para la sociedadB /ebemos contemplar las hermosuras de la naturale aB2l contemplar esas obras naturales permitamos que la mente se eleve más hacia el /ios de la naturale a; llegue aqu3lla hasta el 6reador del universo! y luego adore al que hi o todas esas bellas cosas para nuestro beneficio y dicha. ";T4&(:' &(<) /ebemos dedicar ciertos per7odos al descanso! a la recreaci*n y a la contemplaci*n. "8+ :%! 1(<,) /e un discurso pronunciado en ocasi*n de una reuni*n recreativa al aire libre! 1unto al .ago Caguac! 8ichigan. ";;1) &0 de Julio CAMINOS A VEREDAS INDESEA-,ES"# @ijo mío si los #ecadores te quisieran en"a4ar no consientas.... @ijo mío no andes en camino con ellos; a#arta tu #ie de sus veredas" (Prov. 1:1F 1B* .as diversiones están haciendo más que cualquier otra cosa para contrarrestar la obra del Esp7ritu +anto! y apenar al +eñor. "8H4-:<) .as personas de carácter y eGperiencia religiosa artificiales se reInen con demasiada buena gana para divertirse! y su influencia atrae a otros. 2 veces se persuade a 1*venes de ambos seGos que tratan de ser cristianos segIn la 9iblia! a que se unan al grupo. 6omo no están dispuestos a que se los considere singulares! y tienen inclinaci*n natural a seguir el e1emplo de otros! se colocan ba1o la influencia de aquellos que tal ve nunca han sentido el toque divino en la mente o el cora *n. +i hubiesen consultado en oraci*n la norma divina! para saber lo que 6risto ha dicho en cuanto al fruto que ha de llevar el árbol cristiano! se habr7an percatado de que estos entretenimientos eran realmente banquetes preparados para impedir que las almas aceptasen la invitaci*n a la fiesta de bodas del 6ordero. Ocurre a veces que! por frecuentar lugares de diversi*n! los 1*venes que han sido cuidadosamente instruidos en el camino del +eñor! son apartados por el hechi o de la influencia humana y toman afecto a aquellos cuya educaci*n e instrucci*n han sitio de carácter mundano. +e venden a una esclavitud que ha de durar toda la vida! al unirse con personas que no poseen el ornamento de un esp7ritu seme1ante al de 6risto. "8H4-(:'-(A) +e os invitará a asistir a lugares de diversiones!!!+i sois fieles a 6risto! no presentar3is eGcusas al recha ar; en cambio dir3is sencilla y modestamente que sois hi1os de /ios y que vuestros principios no os permitir7an ir a ese sitio! ni siquiera una ve ! pues a 3l no pod3is invitar la presencia de vuestro +eñor. "#$! %,'%&'1(<-) /ios desea que su pueblo demuestre por su vida las venta1as del cristianismo sobre la mundanalidad; 3l quiere que evidencien que viven y traba1an en un plano superior y santificado. "6PT4-;,) ";;;) &1 de Julio ME ASOCIARD CON ,OS 2UE ,E AMAN"#

Pág. 1%:

2om#a4ero soy yo de todos los que te temieren y "uardaren tus mandamientos. (/almo 111:.-* Entre las reuniones de los seguidores de HesIs que se unen con fines de recreaci*n cristiana! y las reuniones mundanas de placer y diversi*n! habrá una diferencia señalada. En ve de la oraci*n y el nombre de 6risto y las cosas santas! se oirá en boca de los mundanos la risa necia y la conversaci*n insustancial. Ellos quieren divertirse. +us diversiones comien an con insensateces y terminan en vanidad. Lueremos conducirnos en nuestras reuniones de tal manera que cuando volvamos a nuestros hogares! podamos tener la conciencia limpia de ofensa hacia /ios y el hombre! y de no haber herido o dañado de manera alguna a las personas que nos rodeaban! ni haber e1ercido mala influencia sobre ellas. "0=! ;&'%&'1((:) Pertenecemos a la clase que cree que tiene el privilegio de glorificar todos los d7as a /ios en la tierra; que no vive simplemente para divertirse ni complacer sus gustos. Estamos aqu7 para beneficiar la humanidad! para ser una bendici*n para la sociedad. "6PT4--:'--A) .os que aman verdaderamente a /ios no cultivarán la sociedad y amistad de los que no aman a HesIs. /escubrirán que la amistad y la conversaci*n cristianas son alimento para el alma y que al relacionarse con los que aman a /ios respirarán la atm*sfera del cielo. .os cristianos deben e1ercer amor y simpat7a mutua. .as eGpresiones de ánimo que se diri1an tinos a otros! la estima mutua que manifiesten! la ayuda que se presten! las instrucciones! reproches y amonestaciones y el conse1o cristiano que se debe o7r entre los seguidores de 6risto! los liará avan ar en la vida espiritual; porque el compañerismo cristiano concuerda con el plan de /iosBEllos evidenciarán tierna consideraci*n hacia los que tienen la misma y preciosa fe! y se aproGimarán a los que aman a /ios. =abrá un compañerismo que el mundo no conoce. "0=! ;A'11'1(<,) ";;,) AGOS%O UNA VIDA DE SERVICIO

01 de ALos o A)%O )ARA E, -IEN"# < el $ios de #a+ que sac, de los muertos a nuestro /e4or 3esucristo el "ran #astor de las ovejas #or la san"re del testamento eterno os !a"a a#tos en toda o'ra 'uena #ara que !a"áis su voluntad !aciendo %l en vosotros lo que es a"rada'le delante de %l #or 3esucristo: al cual sea "loria #or los si"los de los si"los. Am%n. (@e'. 1-:2F=21* .a religi*n de Hesucristo significa algo más que palabras. .a 1usticia de 6risto consiste en acciones correctas y buenas obras nacidas de motivos puros y generososB6risto vino a hacer la voluntad de su Padre. DEstamos siguiendo sus pisadasF .os que invocan el nombre de 6risto deben tratar constantemente de llegar a conocerlo más 7ntimamente! para poder andar como 3l anduvo y reali ar sus obrasB .a obra que hacemos o que de1amos de hacer es lo que decide con tremendo poder nuestra vida y destino. /ios eGige que aprovechemos cada oportunidad de ser Itiles que nos presenta. /escuidar esto es muy peligroso para nuestro crecimiento espiritual. Tenemos una gran obra que hacer. "0=! ;;'%:' 1((:) .os deberes que el +eñor pone en nuestro camino debemos cumplirlos! no como una actividad fr7a y fastidiosa! sino como un servicio de amor. Emplead en vuestra obra las más elevadas facultades y sentimientos que poseáis! y descubrir3is que 6risto os acompaña. +u presencia aliviará la tarea! y vuestro cora *n rebosará de go o. Estar3is en armon7a con /ios! cumpliendo vuestro deber de lealtad! amor y fidelidad. /ebemos ser cristianos sinceros y fervientes! y hemos de cumplir fielmente la obra que se nos encomienda. "0=! %1'%-'1<%:) Todo el que enciende su pabilo en el altar divino sostiene su lámpara firmemente. Eo usa fuego comIn en su incensario! sino fuego sagrado! que se mantiene ardiendo por el poder de /ios d7a y noche. .os que andan en las huellas de HesIs! los que est3n dispuestos a entregar su vida a la direcci*n y el servicio del 8aestro! tienen aceite áureo en sus vasi1as. Eunca se encontrarán en una situaci*n que

Pág. 1%A

/ios no haya previsto. .a lámpara de la vida está siempre adere ada por la misma mano que la encendi*. "6arta ,(! 1(<A) ";;&) 0$ de ALos o CE,OSO DE -UENAS O-RAS"# Ku% se dio a sí mismo #or nosotros #ara redimirnos de toda iniquidad y lim#iar #ara sí un #ue'lo #ro#io celoso de 'uenas o'ras. (Cito 2:1;* .os seguidores de 6risto han sido redimidos para servir. Euestro +eñor enseña que el verdadero ob1eto de la vida es el ministerio. 6risto mismo fue obrero! y a todos sus seguidores les presenta la ley del servicio! el servicio a /ios y a sus seme1antes. 2qu7 6risto presenta al mundo un concepto más elevado acerca de la vida! de lo que 1amás ellos hab7an conocido. 8ediante una vida de servicio en favor de otros! el hombre se pone en 7ntima relaci*n con 6risto. .a ley del servicio viene a ser el eslab*n que nos une a /ios y a nuestros seme1antes. 6risto conf7a 5sus bienes5 a sus siervos4 algo que puedan usar para 3l. /a 5a cada uno conforme a su facultad.5 6ada uno tiene su lugar en el plan eterno del ciclo. 6ada uno ha de traba1ar en cooperaci*n con 6risto para la salvaci*n de las almas. Tan ciertamente como hay un lugar preparado para nosotros en las mansiones celestiales! hay un lugar designado en la tierra donde hemos de traba1ar para /iosB # todos los que quieran ser obreros 1untamente con /ios! deben esfor arse por alcan ar la perfecci*n de *rgano del cuerpo y cada cualidad de la mente. .a verdadera educaci*n es la preparaci*n de las facultades f7sicas! mentales y morales para la e1ecuci*n de todo deber; es el adiestramiento del cuerpo! la mente y el alma para el servicio divinoB El +eñor requiere que cada cristiano cre ca en eficiencia y capacidad en todo sentido. 6risto nos ha pagado nuestro salario su propia sangre y sufrimiento! para obtener nuestro servicio voluntario. Mino a nuestro mundo para darnos un e1emplo de c*mo debemos traba1ar! y qu3 esp7ritu debi3ramos manifestar en nuestra labor. /esea que estudiemos la me1or forma de hacer adelantar su obra y glorificar su nombre en el mundo! coronando de honor y del más grande amor y devoci*n al Padre que 5de tal manera am*Bal mundo! que ha dado a su =i1o unig3nito para que todo aquel que en 3l cree! no se pierda! mas tenga vida eterna. ".P4;<A'-%1) ";;:) 0& de ALos o ,A DI,IGENCIA EN E, %RA-AJO"# < todo lo que !a"áis !acedlo de ánimo como al /e4or y no a los !om'res. (2ol -:2-* =ay una gran obra que hacer en nuestro mundo. =ay que convertir hombres y mu1eres! no por el don de la palabra ni por medio de milagros! sino por la predicaci*n de 6risto crucificado. DPor qu3 demorar la obra que me1orará el mundoF DPor qu3 esperar a que suceda algo maravilloso o a que se fabrique algIn mecanismo costosoF ... En todo lo que hagamos! traba1emos ya en el taller o la gran1a! ya en una oficina! debemos hacer esfuer os por ganar almas. "0=! %&'%1'1<%&) Esta vida está cua1ada de felices oportunidades que pod3is aprovechar para e1ercer la capacidad que /ios os dio en beneficio de los demás. # al hacer eso! os beneficiar3is vosotros mismos! sin quererlo. .as circunstancias menos importantes a veces se convierten en bendiciones definidas para el que obra basado en principios y en la costumbre de hacer el bien por el bien mismo. Procurad la perfecci*n de carácter; y tratad de que todo cuanto hagáis! est3 a la vista de o1os humanos o no! tome en cuenta la gloria de /ios! porque le pertenec3is y 3l os ha redimido al precio de su propia vida. +ed fieles en lo poco y en lo mucho; aprended a decir la verdad y a obrar siempre con sinceridad. +ometed plenamente vuestro cora *n a /ios. +i os reg7s por su gracia! reali ar3is pequeñas acciones de bondad! os empedar3is en la tarea más cercana! y tratar3is de embellecer vuestra vida y carácter en la medida de lo posible! dispersando los dones de amor y bendiciones por el camino de la vida. Muestras obras tendrán resultados eternos. .a obra de vuestra vida se apreciará en el cielo! y all7 vivirá a trav3s de siglos eternos! porque fue hallada preciosa a la vista de /ios. "#$! 1&'1;'1((:) 0ecordad que vale la pena hacer bien todo lo que es digno de ser hecho. "#$! ;<'%<'1(<;) ";;A)

Pág. 1%(

0( de ALos o DEJAD -RI,,AR VUES%RA ,U'"# ?osotros sois la lu+ del mundoHAsí alum're vuestra lu+ delante de los !om'res #ara que vean vuestras o'ras 'uenas y "lori&iquen a vuestro Padre que está en los cielos. (0at. B:1; 1.* +i andáis en la lu ! todos pod3is ser portadores de lu para el mundo. Eo trat3is de reali ar alguna gran obra! al mismo tiempo que pasáis por alto las pequeñas oportunidades que ten3is a vuestro alcance. Podemos hacer mucho e1emplificando la verdad en nuestra vida diaria. Eo es fácil resistir a la influencia que podr7amos e1ercer de esa manera. .os hombres tal ve combatan y desaf7en nuestra l*gica; qui á resistan a nuestras sIplicas; pero una vida basada en un prop*sito santo! que manifiesta amor desinteresado en beneficio de los demás! es un argumento en favor de la verdad que no se puede contradecir. +e puede hacer mucho más mediante una vida humilde! consagrada y virtuosa! que por medio de la predicaci*n cuando falta el e1emplo piadoso. Pod3is laborar para edificar la iglesia! para animar a los hermanos y para conseguir que las reuniones sociales sean interesantes; y pod3is enviar vuestras oraciones! como hoces afiladas! con los obreros que van a traba1ar en la mies. Todos deber7an tener personal inter3s y profunda preocupaci*n por orar y velar por el 3Gito de la obra. 6on mansedumbre pod3is dirigir la atenci*n de los demás a las preciosas verdades de la Palabra de /ios. .os 1*venesBtal ve nunca puedan presentar la verdad desde el pIlpito! pero podr7an ir de casa en casa y hablar a la gente del 6ordero de /ios que quita el pecado del inundo. El polvo y la escoria del error han enterrado las preciosas gemas de la verdad; pero los obreros del +eñor pueden desenterrar esos tesoros! para que muchos puedan contemplarlos con deleite y asombro. =ay una gran variedad de traba1os! que se adaptan a diversas mentalidades y talentos. En el d7a de /ios nadie encontrará eGcusa por haber estado atado a sus propios intereses ego7stas. Traba1ando por los demás es como mantendr3is vivas vuestras almasBEl esfuer o ferviente y abnegado 1untará gavillas para HesIs. El +eñor es un auGilio poderoso. "=+41(1'1(;) ";;() 0+ de ALos o A-UNDAD EN AMOR"# 0as el mismo $ios y Padre nuestro y el /e4or nuestro 3esucristo encamine nuestro viaje a vosotros. < a vosotros multi#lique el /e4or y !a"a a'undar el amor entre vosotros y #ara con todos como es tam'i%n de nosotros #ara con vosotros. (1 Ces. -:11=12* =ay que hacer obra misionera en el hogar. .os que han recibido a 6risto han de demostrar en 3l lo que la gracia hi o por ellos. Jna divina influencia domina al verdadero creyente en 6risto! y eso se hace sentir en el hogar! y favorece el perfeccionamiento del carácter de todos los que viven en 3l. El fiel cumplimiento de los deberes hogareños influye sobre los de afuera. El progreso espiritual que se verifica en el hogar se manifiesta en la obra misionera que reali amos fuera tic 3l. En la casa paterna se ha de dar evidencia de la capacidad para traba1ar por la iglesia. 6on cora *n ferviente y humilde los miembros de la familia procuraran asegurarse de que 6risto mora en ellos. .uego pulirán avan ar con la armadura y el equipo completo para el servicioB El afán de conseguir que el hogar sea lo que debe ser4 s7mbolo del hogar celestial! nos prepara para traba1ar en un radio más amplio. .a educaci*n que recibimos al manifestar afectuosa consideraci*n hacia las demás nos capacita para saber c*mo alcan ar los cora ones que necesitan aprender los principios de la verdadera religi*n. .a iglesia necesita toda la fuer a espiritual cultivada que se pueda obtener! para que todos! y especialmente los miembros más 1*venes de la familia del +eñor! puedan ser celosamente protegidos. 6uando se vive la verdad en el hogar! aqu3lla se hace sentir a trav3s de la obra desinteresada en favor de los de afuera. El que vive el cristianismo en el hogar! será una lu brillante y resplandeciente en todas partes. "+T! %1'%<'1(<() 6uanto más unidos se encuentren los miembros de la familia en la obra hogareña! tanto más elevadora y provechosa será la influencia que e1ercerán padres e hi1os fuera del hogar. "0=! 1A'1;' 1<%-) ";;<)

Pág. 1%<

0. de ALos o E, %ES%IMONIO DE UNA NIBA"# Laamán "eneral del ej%rcito del rey de /iria era "ran var,n delante de su /e4orHEra este !om're valeroso en eOtremo #ero le#roso. < de /iria !a'ían salido cuadrillas y !a'ían llevado cautiva de la tierra de 5srael una muc!ac!a; la cual sirviendo a la mujer de Laamán dijo a su se4ora: /i ro"ase mi se4or al #ro&eta que está en /amaria %l lo sanaría de su le#ra. (2 )eyes B:1 -* 2unque viv7a como esclava muy le1os de su hogar! esta muchacha fue uno de los testigos de /ios! que inconscientemente cumpli* el prop*sito por el cual el +eñor hab7a escogido a $srael como pueblo suyo. 8ientras traba1aba en ese hogar pagano se sinti* movida a compasi*n por su ama; y recordando los maravillosos milagros reali ados por El7seo! le di1o a aqu3lla4 5+i rogase mi señor al profeta que está en +amaria! 3l lo sanar7a de su lepra.5 Ella sab7a que el poder del 6ielo era con Eliseo! y cre7a que por medio de 3l Eaamán podr7a recuperar la salud. .a conducta de la muchacha cautiva! su comportamiento en el seno de ese hogar pagano! son un fuerte testimonio del poder que tiene la educaci*n que se imparte en el hogar durante la infancia. Eo hay cometido más elevado que el que compete a los padres en el cuidado y la educaci*n de sus hi1osB Eo sabemos en qu3 ramo de traba1o nuestros hi1os serán llamados a servir. Tal ve pasen su vida en el seno del hogar! qui á se dediquen a una profesi*n corriente! o vayan a pa7ses paganos como maestros del Evangelio; sin embargo! todos son llamados a servir como misioneros de /ios y ministros de su misericordia frente al mundoB .os padres de esa 1ovencita hebrea! cuando le enseñaban a conocer a /ios! no sab7an cuál ser7a su destino. Pero cumplieron fielmente su misi*n; y en la casa del capitán del e13rcito sirio! su hi1a dio testimonio en favor del /ios que le hab7an enseñado a honrar. "P04;,,';,:) ";-%) 0/ de ALos o DIOS SU),E ,OS RECURSOS"# /e lle"aron a %l sus discí#ulos diciendo:H $es#ide las "entes #ara que se vayan #or las aldeas y com#ren #ara sí de comer. < 3es6s les dijo: . . . $adles vosotros de comer. < ellos dijeron: Lo tenemos aquí sino cinco #anes y dos #eces. < %l les dijo: Cra%dmelos acá Al+ando los ojos al cielo 'endijo y #arti, y dio los #anes a los discí#ulos y los discí#ulos a las "entes.... < al+aron lo que so'r, de los #eda+os: doce cestas llenas. (0at. 1;:1B=2F* Esta parábola encierra una lecci*n profunda y espiritual para los obreros de /iosB6onfiando plenamente en /ios! HesIs tom* la brev7sima eGistencia de panes; y aunque hab7a solamente lo bastante como para alimentar a su propia familia y sus disc7pulos! no los invit* a comer! sino que! entregándoles el pan! les orden* que lo sirvieran al pueblo. .a comida se multiplicaba en sus manos; y las manos de los disc7pulos al eGtenderse hacia las de 6risto! que es el Pan de vida! nunca quedaban vac7as. .a escasa eGistencia alcan * para todos. /espu3s de satisfacer el hambre de la multitud! se recogieron los fragmentos! y 6risto y sus disc7pulos se alimentaron con el alimento precioso! suministrado por el 6ielo. .os disc7pulos fueron intermediarios entre 6risto y el pueblo. Esto deber7a dar mucho ánimo a los disc7pulos de la actualidad. 6risto es el gran 6entro y Puente de toda fuer a. +us disc7pulos han de recibir provisiones de parte de 3lB# mientras sigamos impartiendo seguiremos recibiendo; y cuanto más demos! más recibiremosB Observad el po o que recibe lluvias del cielo! pero no tiene v7a de salida. Eo beneficia a nadie; y en cambio! debido a su venenoso ego7smo! envenena el aire circundante. 6ontemplad en cambio el arroyuelo que fluye por la ladera de la montaña! refrescando la tierra sedienta por donde pasa. >6uántos beneficios causa? Jno pensar7a que al dar tan generosamente podr7a agotar sus recursos. 8as no ocurre as7. 6orresponde al plan de /ios el hecho de que el arroyo que d3 nunca se agote; y d7a tras d7a y año tras año corre por su lecho! recibiendo y dando constantemente. "+T! ;;'%1'1<%;) ";-1)

Pág. 11%

00 de ALos o RES%AURAD ,AS AN%IGUAS CA,'ADAS"# < edi&icarán los de ti los desiertos anti"uos; los cimientos de "eneraci,n y "eneraci,n levantarás: y serás llamado re#arador de #ortillos restaurador de cal+adas #ara !a'itar. (5sa. B8:12* .a obra que se define con estas palabras es la que /ios eGige de su pueblo. Es una tarea asignada por /ios mismo. En la obra de defender los mandamientos de /ios y de reparar la brecha que se ha abierto en la ley de /ios! debemos me clar compasi*n por la sufriente humanidad. /ebemos manifestar amor supremo hacia /ios; debemos eGaltar su monumento recordativo! que ha sido hollado por pies profanos; y 1unto con todo esto! tenemos que manifestar misericordia! benevolencia y la más tierna piedad por la ra a ca7da. 52marás a tu pr*1imo como a ti mismo.5 6omo un pueblo que somos debemos abocarnos a esta tarea. El amor revelado por la sufriente humanidad confiere significado y poder a la verdad. "+pecial Testimonie! +erie 2! EV 1%! páginas -',) .a evangeli aci*n del mundo es la obra que /ios ha encomendado a los que salen en su nombre. Ellos han de ser coad1utores de 6risto! y revelarán el amor tierno y compasivo de HesIs frente a los que están por perecer. /ios necesita millares que traba1en por 3l! no para que prediquen a los que ya conocen la verdad! recorriendo una y otra ve el mismo territorio! sino para que amonesten a los que 1amás oyeron el Iltimo mensa1e de misericordia. Traba1ad! henchido vuestro cora *n de un ardiente anhelo de salvar almas. =aced obra m3dico'misionera. 2s7 conseguir3is llegar al cora *n de la gente y quedará preparado el camino para proclamar la verdad con más pu1an a. /escubrir3is que al aliviar el sufrimiento f7sico de la gente! tendr3is oportunidad de atender a sus necesidades espirituales. El +eñor os hará triunfar en esta obra; porque el Evangelio es potencia de /ios para salud cuando se funde con la vida práctica! cuando se lo vive y practica. .a fusi*n de la obra cristiana en favor del cuerpo! y del alma es la verdadera interpretaci*n del Evangelio. "0=! %,'%,'1<%;) ";-;) 01 de ALos o JES?S VINO )ARA SERVIR"# Porque el @ijo del !om're tam#oco vino #ara ser servido mas #ara servir. (0ar. 1F:;B* 8uchos piensan que ser7a un gran privilegio visitar el escenario de la vida de 6risto en la tierra! andar donde 3l anduvo! mirar el lago en cuya orilla se deleitaba en enseñar y las colinas y valles en los cuales sus o1os con tanta frecuencia reposaron. Pero no necesitamos ir a Ea aret! 6apernaIm y 9etania para andar en las pisadas de HesIs. =allaremos sus huellas al lado del lecho del enfermo! en los tugurios de los pobres! en las atestadas calle1uelas de tan gran ciudad! y en todo lugar donde haya cora ones humanos que necesiten consuelo. 2l hacer como HesIs hi o cuando estaba en la tierra! andaremos en sus pisadas. 8illones y millones de almas humanas a punto de perecer ligadas en cadenas de ignorancia y pecado! no han o7do ni siquiera hablar del amor de 6risto por ellas. +i nuestra condici*n y la suya fuesen invertidas! D.qu3 desear7amos que ellas hiciesen por nosotrosF Todo esto! en cuanto está a nuestro alcance hacerlo! tenemos la más solemne obligaci*n de hacerlo por ellas. .a regla de vida de por la cual cada uno de nosotros habrá de subsistir o caer en el 1uicio! es4 5Todas las cosas que quisierais que los hombres hiciesen con vosotros! as7 tambi3n haced vosotros con ellos.5 El +alvador dio su vida preciosa para establecer una iglesia capa de cuidar de las almas entristecidas y tentadas. Jn grupo de creyentes puede ser pobre! sin educaci*n y desconocido; sin embargo! estando en 6risto puede hacer en el hogar! el vecindario y la iglesia! y! aun en regiones le1anas! una obra cuyos resultados serán tan abarcamos como la eternidad. /ebido a que esta obra es descuidada! muchos 1*venes disc7pulos no pasan nunca más allá del mero alfabeto de la eGperiencia cristiana. 2yudando a los menesterosos! podr7an haber mantenido viva la lu que resplandeci* en su cora *n cuando HesIs les di1o4 5Tus pecados te son perdonados5. .a inquieta energ7a que es con tanta frecuencia una fuente de peligro para los 1*venes! podr7a ser encau ada en conductos por los cuales fluir7a en raudales de bendici*n. +e olvidar7an del yo en el traba1o ferviente destinado a hacer bien a otros. "/TC4&A<'&(%) ";--)

Pág. 111

10 de ALos o A,IVIAD ,OS SU*RIMIEN%OS"# < los envi, a que #redicasen el reino de $ios y que sanasen a los en&ermos. (Auc. 1:2* 6risto estableci* un hospital improvisado en las verdes colinas de Calilea! y en todas partes donde le llevaban los enfermos y dolientes. En cada ciudad! pueblo o aldea por donde pasaba! con la tierna compasi*n de un Padre cariñoso! apoyaba su mano sobre los afligidos! y los sanaba. 6risto ha dado a su iglesia el poder para efectuar esa misma obra. "6arta 1:(! 1<%;) 2l final de su ministerio terrenal! cuando encomend* a sus disc7pulos la solemne misi*n de ir y doctrinar 5a todos los gentiles!5 declar* que su ministerio ser7a confirmado por la restauraci*n de los enfermos. 5+obre los enfermos pondrán las manosOdi1oOy sanarán.5 "8ar. 141&! 1(.) 2l curar en su nombre las enfermedades del cuerpo! dar7an testimonio de su poder para curar el alma. .a misi*n que el +alvador encarg* a sus disc7pulos abarca a todos los creyentes hasta el fin del tiempoBHamás el mundo necesit* enseñan a y sanamiento como en estos d7as. Está lleno de seres que necesitan auGilio4 d3biles! indefensos! ignorantes! degradados. "6PT4,::',:A) .os hi1os de /ios deben ser verdaderos m3dicos misioneros. /eben aprender a satisfacer las necesidades del cuerpo y del alma! /eben saber c*mo aplicar sencillos tratamientos que causan tanto alivio y curan la enfermedad. /eber7an familiari arse con los principios de la reforma pro salud! para enseñarles a los demás a prevenir la enfermedad y recuperar la salud mediante hábitos acertados en el comer! beber y vestirBEl gran 83dicoBbendecirá a cada uno de los que avancen humilde y confiadamente para impartir la verdad presente. "0=! %&'%&'1<%,) En cierto sentido especial! el sanamiento de los enfermos es la obra que nos corresponde. "Ev4&,,) ";-,) 11 de ALos o DAD E, AGUA DE VIDA"# 0as el que 'e'iere del a"ua que yo le dar% #ara siem#re no tendrá sed: mas el a"ua que yo te dar% será en %l una &uente de a"ua que salte #ara vida eterna. (3uan ;:1;* En su conversaci*n con la samaritana! en ve de desacreditar el po o de Hacob! 6risto le present* algo me1orBEl dirigi* la plática al tesoro que ten7a para regalar! ofreciendo a la mu1er algo me1or de lo que ella pose7a4 el agua de vida! el go o y la esperan a del Evangelio. "8641,:) >6uánto inter3s manifest* 6risto en esta mu1er? >Lu3 fervientes y elocuentes fueron sus palabras? /espu3s de escucharlas! la mu1er de1* el cántaro! y se fue a la ciudad dici3ndoles a todos cuantos encontraba4 5Menid! ved un hombre que me ha dicho todo lo que he hecho4 Dsi qui ás es 3ste el 6ristoF5 +abemos! por haberlo le7do! que muchos samaritanos de esa ciudad creyeron en 3l. D# qui3n puede estimar la influencia que esas palabras e1ercieron para salvar almas en los años que pasaron desde entoncesF "0=! %A'%,'1<%,) HesIs se relacionaba personalmente con los seres humanos. El no se ale1aba ni apartaba de los que necesitaban su ayuda. Entraba en las casas de los hombres! confortaba a los tristes! sanaba a los enfermos! instigaba al descuidado e iba haciendo bienes. # si seguimos sus pasos! debemos hacer lo que 3l hi o. /ebemos brindar a los hombres la misma ayuda que 3l les eGtend7a "0=! ;,'%,'1((() El +eñor desea que su palabra de gracia penetre en toda alma. En gran medida esto debe reali arse mediante un traba1o personal. Este fue el m3todo de 6risto. +u obra se reali aba mayormente por medio de entrevistas personales. /ispensaba una fiel consideraci*n al auditorio de una sola alma. Por medio de esa sola alma a menudo el mensa1e se eGtend7a a millaresB=ay multitudes que nunca recibirán el Evangelio a menos que 3ste les sea llevado. ".P4;1%) ";-&) 1$ de ALos o %RA-AJAD EN *AVOR DE ,OS NIBOS"# A JesPs diIo: DeIad a los ni8os7 y no les im:id6is de 5enir a mJO :orKue de los ales es el reino de los !ielos" <Ma " 11:1(= /ondequiera que iba el +alvador! la benignidad de su semblante! y sus modales suaves y bondadosos le ganaban el amor y la confian a de los niñosB

Pág. 11;

Jna madre con su hi1o hab7a de1ado su casa para hallar a HesIs. En el camino habl* de su diligencia a una vecina! y 3sta quiso tambi3n que HesIs bendi1ese a sus hi1os. 2s7 se reunieron varias madres! con sus pequeñuelos. 2lgunos de los niños ya hab7an pasado de la infancia a la niñe y a la adolescenciaBPero 3l esperaba para ver c*mo las tratar7an los disc7pulos. 6uando los vio despedir a las madres! pensando hacerle un favor! les demostr* su error diciendo4 5/e1ad a los niños venir a m7! y no los impidáis; porque de tales es el reino de /ios.5 Tom* a los niños en sus bra os! puso sus manos sobre ellos! y les dio la bendici*n que hab7a venido a buscar. "/TC4,&A',&() /ios quiere que todos los niños de corta edad sean sus hi1os! y que pertene can a su familia. Por pequeños que sean! los niños pueden ser miembros de la familia de la fe! y poseer la más preciosa eGperienciaB6risto los hará pequeños misioneros. Puede transformarse toda su manera de pensar! de modo que el pecado ya no les pare ca un motivo digno de disfrute sino de odio y recha oBEl +eñor les dará eGperiencia en el orden misionero. "6arta 1%,! 1(<A) Podr7amos llevar centenares y miles de niños a 6risto si estamos dispuestos a traba1ar por ellos. "6PT41A;) .os niños deben ser educados de tal manera que simpaticen con los ancianos y afligidos y traten de aliviar los sufrimientos de los pobres y angustiados. /ebe enseñárseles a ser diligentes en la obra misionera; y desde los primeros años debe inculcárseles la abnegaci*n y el sacrificio en favor del bienestar a1eno y el adelantamiento de la causa de 6risto! a fin de que sean colaboradores con /ios. ",T+4,%A) ";-:) 1& de ALos o )OR ,AS )ERSONAS )ROMINEN%ES"# HaClando ;lQa ellos7 4e aKuJ 5ino un :rin!i:al7 y le adoraCa7 di!iendo: Mi 4iIa es a muer a7 m6s 5en y :on u mano soCre ella y 5i5ir6" A se le5an H JesPs y le siLuiH7 y sus dis!J:ulos" <Ma " 1:10# 11= El Q6ristoR traba1aba por todos los que estaban dispuestos a escuchar su palabra4 no s*lo traba1aba por el publicano y los destacados! sino tambi3n por el rico y culto fariseo! por el noble 1ud7o! por el centuri*n y el principal. Esta es la clase de obra que debe hacerse segIn he visto siempre. "884-1;) +e ha descuidado en forma eGtraña! el traba1o entre las clases superiores. Entre la! personas de vocaciones más elevadas se escucharán muchos que responderán a la verdad porque 3sta es consecuente y lleva el sello de la elevada naturale a del Evangelio. Eo pocos de los hombres capaces ganados de esta manera para la causa entrar7an a traba1ar por el +eñor con toda energ7a. "AT411;) .os gobernantes y estadistas! los hombres que ocupan puestos de confian a y autoridad! los pensadores de ambos seGos y de todas las clases! tienen la atenci*n fi1a en los sucesos que ocurren alrededor nuestro. Observan las relaciones tirantes y variables que eGisten entre las naciones. Observan la intensidad que toma posesi*n de cada elemento terrenal! y reconocen que está por ocurrir algo grande y decisivo! que el mundo está al borde de una crisis estupenda. "Ed41A&) Eo debemos olvidar losBabogados! ministros! senadores y 1ueces! muchos de los cuales son esclavos de la intemperancia. Eo debemos escatimar esfuer os para mostrarles que sus almas son dignas de salvaci*n! que la vida eterna es un motivo por el que vale luchar. "AT4&() .os hombres más eminentes de la tierra no están fuera del poder de /ios que obra maravillasB 6onvertidos a 6risto! muchos vendrán a ser instrumentos en manos de /ios para traba1ar en beneficio de otros de su propia categor7a socialB+*lo la eternidad pondrá de manifiesto lo que ha sido reali ado por esta clase de ministerio! cuántas almas! presas de dudas y hastiadas de mundanalidad y desasosiego! han sido llevadas al gran 0estaurador. "864;%:) ";-A) 1( de ALos o )OR ,OS NECESI%ADOS"# A rodeaCa JesPs :or odas las !iudades y aldeas7 ense8ando en las sinaLoLas de ellos7 y :redi!ando el e5anLelio del reino7 y sanando oda enGermedad y odo a!4aKue en el :ueClo" <Ma " 1:&+=

Pág. 11-

>Lu3 vida ocupada vivi* 6risto? Todos los d7as se lo ve7a entrar en la humilde morada donde reinaba la necesidad y la miseria! para dirigir palabras de esperan a a los abatidos y de pa a los angustiados. .os pobres y enfermos recib7an los más de sus cuidados. .os niños lo amaban. +u simpat7a los atra7a. 6on sus palabras sencillas y cariñosas allanaba muchas dificultades que surg7an entre ellos. 2 menudo los sentaba en sus rodillas y conversaba con ellos en una forma que les conquistaba el cora *nB =umilde y misericordioso! tierno y compasivo! andaba haciendo bienes! alimentando al hambriento! levantando a los que estaban postrados! confortando a los tristes. Eadie recurri* a 3l en procura de ayuda para irse sin alivio. Ei una veta de ego7smo se advierte en el modelo que de1* a sus seguidores. Mivi* la vida que deben vivir todos los que creen en 3l. +u comida y bebida era hacer la voluntad de su Padre. 2 todos los que acud7an a 3l en procura de ayuda les daba fe! esperan a y vida. /ondequiera que iba llevaba bendiciones. "Uelfare 8inistry411:) .os seres humanos ca7dos y sufrientes despertaban la tierna compasi*n de nuestro +alvador. +i quer3is ser sus seguidores! deb3is cultivar las virtudes de la compasi*n y la simpat7a. .a indiferencia frente a los pesares humanos debe dar paso a un vivo inter3s en los sufrimientos a1enos. .a viuda y el hu3rfano! el enfermo y el moribundo siempre necesitarán ayuda. =e ah7 una oportunidad de proclamar el Evangelio! de levantar en alto a HesIs! esperan a y consuelo de todos los hombres. 6uando se haya aliviado el cuerpo enfermo! despu3s de mostrar vivo inter3s en los afligidos! el cora *n se abre! y entonces pod3is derramar el bálsamo celestial. +i estáis contemplando a HesIs y de 3l adquir7s ciencia! fortale a y gracia! podr3is impartir su consuelo a los demás! porque el 6onsolador estará con vosotros. "8edical 8issionary! %1'1(<1) ";-() 1+ de ALos o HACED -IEN EN S3-ADO"# ,J!i o es en los s6Cados 4a!er Cien" <Ma " 1$:1$= +egIn el cuarto mandamiento el sábado se destin* al descanso y el culto religioso. En ese d7a hab7a que suspender todos los traba1os seculares; pero las palabras de misericordia y benevolencia están de acuerdo con este prop*sito del +eñor. Eo han de limitarlas el tiempo ni el espacio. .a tarea de aliviar a los afligidos! y consolar a los tristes es una obra de amor que honra el santo d7a del +eñor. "0edemption EV -! página ,:) El hombre tambi3n tiene una obra que cumplir en este d7a4 atender las necesidades de la vida! cuidar a los enfermos! proveer a los menesterosos. Eo será tenido por inocente quien descuide el alivio del sufrimiento en sábado. El santo d7a de reposo de /ios fue hecho para el hombre! y las obras de misericordia están en perfecta armon7a con su prop*sito. /ios no desea que sus criaturas sufran una hora de dolor que pueda ser aliviada en sábado o cualquier otro d7aB El sábado no esta destinado a ser un per7odo de inactividad inItil. .a ley proh7be el traba1o secular en el d7a de reposo del +eñor; debe cesar el traba1o con el cual nos ganamos la vida; ninguna labor que tenga por fin el placer mundanal o el provecho es l7cita en este d7a; pero como /ios abandon* su traba1o de creaci*n y descans* el sábado y lo bendi1o! el hombre ha de de1ar las ocupaciones de su vida diaria! y consagrar esas horas sagradas al descanso sano! al culto y a las obras santas. .a obra de 6risto de sanara los enfermos estaba en perfecta armon7a con la ley. =onraba el sábado. "/TC41A;' 1A-) Euestro +alvador dictamin* que la obra de aliviar los sufrimientos es una tarea de misericordia y no una violaci*n del sábado. ",T4&-<) Eunca se deben descuidar las necesidades de la humanidad doliente. 6on su e1emplo el +alvador nos ha demostrado que es 1usto aliviar el sufrimiento en sábado. "AT41%:) ";-<) 1. de ALos o M2UIDN ES MI )R>JIMON 0ás %l dijo a 3es6s:H 9Kui%n es mi #r,jimo: (Auc. 1F:21*

Pág. 11,

Entre los 1ud7os la pregunta4 5DLui3n es mi pr*1imoF5 causaba interminables disputas. Eo ten7an dudas con respecto a los paganos y los samaritanos. Estos eran eGtran1eros y enemigos. Pero! Dd*nde deb7a hacerse la distinci*n entre el pueblo de su propia naci*n y entre las diferentes clases de la sociedadF...6risto contest* esta pregunta con la parábola del buen samaritano. 8ostr* que nuestro pr*1imo no significa una persona de la misma iglesia o la misma fe a la cual pertenecemos. Eo tiene que ver con la ra a! el color o la distinci*n de clase. Euestro pr*1imo es toda persona que necesita nuestra ayuda. Euestro pr*1imo es toda alma que está herida y magullada por el adversario. Euestro pr*1imo es todo el que pertenece a /ios. ".P4-,-'-,&) 6ualquiera que sufre es nuestro pr*1imo. 6ualquier hi1o e hi1a de 2dán que se haya eGtraviado! entrampado por el enemigo de las almas! y se encuentre esclavi ado por malos hábitos que agostan la virilidad de origen divino! es m7 pr*1imo. "0=! 1;'11'1(<&) Euestro pr*1imo no son solamente nuestros compañeros y amigos dilectos! ni los que pertenecen a nuestra iglesia! o piensan lo mismo que nosotros. Euestro pr*1imo es toda la ra a humana. /ebemos hacer el bien a todos los hombres! y especialmente a los que pertenecen a la familia de la fe. /ebemos eGponer ante el mundo lo que significa cumplir la ley de /ios. /ebemos amar a /ios sobre todas las cosas y a nuestro pr*1imo como a nosotros mismos. "0=! %1'1(<&) =oy /ios nos da la oportunidad de demostrar si amamos a nuestro pr*1imo. El que verdaderamente ama a /ios y a sus seme1antes es el que revela misericordia hacia los pobres! enfermos! heridos y moribundos. /ios invita a todos los hombres a que emprendan esta obra que se ha descuidado! a fin de tratar de restaurar la imagen moral del 6reador en la humanidad. "6arta 11-! 1<%1) ";,%) 1/ de ALos o COMUNI2UEMOS ,A VERDAD"# Estas son las cosas que !a'%is de !acer: @a'lad verdad cada cual con su #r,jimo; ju+"ad en vuestras #uertas verdad y juicio de #a+. (Rac. 8:1.* 2 todos los que traba1an con 6risto quiero decir4 6uandoquiera que podáis obtener acceso a la gente en su hogar! aprovechad la oportunidad. Tomad vuestra 9iblia! y abrid ante las personas sus grandes verdades. Muestro 3Gito no dependerá tanto de vuestro saber y talento! como de vuestra capacidad para conquistar cora ones. +iendo sociables y acercándoos a la gente! podr3is atraer la corriente de sus pensamientos más fácilmente que por el discurso más capa . "OE4;%1) .levad nuestras publicaciones y pedidles que las lean. +i se dan cuenta de que sois sinceros no despreciarán vuestros esfuer os. =ay siempre una manera de alcan ar el cora *n más duro. 2cercaos con la sencille ! sinceridad y humildad que nos ayudarán a conquistar las almas de aquellos por quienes 6risto muri*. "Uelfare 8insytry4<1) Eo pas3is por alto ninguna oportunidad. Misitad a los que viven cerca de vuestra casa! y tratad de ganar sus cora ones a fuer a de bondad y simpat7a. Misitad a los enfermos y dolientes y manifestad amable inter3s en ellos. +i es posible! haced algo para procurarles mayor comodidad. /e esta manera pod3is ganarles el cora *n y hablar a favor de 6risto. +olamente la eternidad revelará los amplios resultados que puede tener esta clase de traba1o. "0=! ;1'11'1<%A) .os que no se empeñan en esta Obra! y que proceden con la indiferencia han manifestado! pronto perderán su primer amor! y comen arán a censurar! criticar y condenar a sus propios hermanos. "0=! 1-'%&'1<%;) .os que se adelanten con el esp7ritu del 8aestro! tratando de alcan ar las almas con la verdadB recibirán más vitalidad cuanto más se consagren al servicio de /ios4 Es una obra de inmenso go o abrir las Escrituras ante los demás. "<T411() ";,1) 10 de ALos o SA,VARME A SA,VAR A O%ROS"# Cen cuidado de ti mismo y de la doctrina; #ersiste en ello; #ues =!aciendo esto a ti mismo salvarás y a los que te oyeren. (1 Cim ;:1.*.

Pág. 11&

=e le7do que en cierta ocasi*n un hombre! mientras via1aba en un d7a de invierno por lugares donde la nieve se hab7a amontonado en grandes cantidades! qued* entumecido por el fr7o! que le estaba quitando imperceptiblemente toda fuer a vital. Estaba casi congelado! y a punto de renunciar a la lucha por la eGistencia! cuando oy* los gemidos de un compañero de via1e! que tambi3n perec7a de fr7o. +u simpat7a se despert*! y resolvi* salvarle. 0estreg* los helados miembros del desdichado! y despu3s de muchos esfuer os logr* ponerle de pie. 6omo el reci3n salvado no pod7a caminar! lo llev* en bra os! con simpat7a a trav3s de amontonamientos de nieve que 3l nunca hubiese pensado poder pasar solo. 6uando hubo llevado a su compañero de via1e a un lugar de refugio! comprendi* repentinamente que al salvar a su pr*1imo! se hab7a salvado a s7 mismo. +us ardorosos esfuer os para ayudar a otro hab7an vivificado la sangre que se estaba helando en sus miembros! y hab7an hecho llegar un sano calor a sus eGtremidades. .a lecci*n de que al ayudar a otros! nosotros mismos recibimos ayuda! debe ser presentada de continuo con instancia a los creyentes nuevos! por precepto y e1emplo! a fin de que en su eGperiencia cristiana obtengan los me1ores resultados. +algan a traba1ar para otros los abatidos! los que están propensos a creer que el camino de la vida es penoso y dif7cil. .os tales esfuer os! unidos a la oraci*n por la lu divina! harán palpitar sus cora ones con la vivificadora influencia de la gracia de /ios! y sus propios afectos refle1arán más fervor divino. Toda su vida cristiana será más real! ferviente y llena de oraci*nB.os testimonios que d3 en los cultos del sábado estarán llenos de poder. 6on go o darán testimonio de cuán preciosa es la eGperiencia que adquirieron traba1ando para otros. "OE4;%<';1%) ";,;) 11 de ALos o SED -ENIGNOS A MISERICORDIOSOS"# Antes sed los unos con los otros 'eni"nos misericordiosos #erdonándoos los unos a los otros como tam'i%n $ios os #erdon, en 2risto. (E&e. ;:-2* Mean en la ternura y misericordia que HesIs revel* en su preciosa vida un e1emplo de la manera en que nosotros debemos tratar a nuestros seme1antesB8uchos que podr7an haber sido fortalecidos hasta la victoria por una palabra de aliento y valor! han desmayado y se han desalentado en la gran lucha de la vidaBEo podemos decir cuánto alcance pueden tener nuestras palabras tiernas y bondadosas! nuestros esfuer os seme1antes a los de 6risto para aliviar alguna carga. .os que yerran no pueden ser restaurados de ninguna otra manera que por el esp7ritu de mansedumbre! amabilidad y tierno amor. ",T+4;%<) En vuestro trato con los demás seres humanos no olvid3is que aquellos son propiedad de /ios. +ed bondadosos; sed compasivos; sed corteses. 0espetad lo que /ios ha adquirido. Trataos unos a otros con amabilidad y cortes7a. "0=! ;,'%('1(<A) +i albergáis enemistad! sospechas! envidia y celos en vuestro cora *n! ten3is que endere ar esas cosas. 6onfesad vuestros pecados; poneos en armon7a con vuestros hermanos. =ablad bien de ellos. Eo hagáis insinuaciones desfavorables ni indicaciones que despierten desconfian a en la mente de los demás. Proteged su reputaci*n como querr7ais que ellos salvaran la vuestra; amadlos corno querr7ais que os amara HesIs. "0=! ;<'%,'1((,) .a gracia de /ios conduce a los hombres a situarse en el lugar de las demás personas! cuando reali an cualquier negocio. $nduce a los hombres no solamente a considerar sus propias cosas! sino tambi3n las de los demás. .os impulsa a demostrar ternura! comprensi*n y bondad. +er como 6risto significa cultivar un esp7ritu recto y vivir una vida santaB Permitid que vuestra vida se ri1a por los amplios y generosos principios de la 9iblia! principios de buena voluntad! bondad y cortes7a. "6arta -%! 1((A) ";,-) $0 de ALos o )EDID SA-IDUR@A"# @e aquí lo !e !ec!o con&orme a tus #ala'ras: !e aquí que te !e dado cora+,n sa'io y entendido. (1 )eyes -:12*

Pág. 11:

+alom*n hi o en su 1uventud la misma elecci*n que /avid. 2ntes que cualquier bien terrenal! pidi* a /ios un cora *n sabio y entendidoBEl poder de su inteligencia! la amplitud de su conocimiento y la gloria de su reinado se hicieron famosos en todo el mundo. "Ed4,,',&) El nombre de Hehová recibi* mucha honra durante la primera parte del reinado de +alom*n. .a sabidur7a y 1usticia que revel* el rey dieron testimonio ante todas las naciones de la eGcelsitud de los atributos del /ios a quien +alom*n serv7a. /urante un tiempo $srael fue la lu del mundo! y revel* la grande a de Hehová. Pero la verdadera gloria de la primera parte del reinado salom*nico no radicaba en su incomparable sabidur7a! en sus fabulosas rique as! o en su ampl7simo poder y fama! sino en la honra con que cubri* el nombre del /ios de $srael mediante el uso prudente de los dones del 6ielo. 2 medida que pasaban los años y la fama de +alom*n iba creciendo! el rey trataba de honrar a /ios aumentando su fuer a mental y espiritual! e impartiendo siempre a los demás las bendiciones 3l recib7a. Eadie me1or que 3l comprend7a que gracias al favor que 3l divino era dueño de poder! sabidur7a y entendimiento! y que se le hab7an concedido esos dones para que difundiera en el mundo el conocimiento del 0ey de reyes. "P04-;'--) 8ientras el hombre se convierte por la verdad! la obra de transformaci*n del carácter continIa. 2qu3l recibe mayor proporci*n de entendimiento al convertirse en un hombre que obedece a /ios. El ánimo y la voluntad de /ios se transfunden en los suyos! y al buscar constantemente el conse1o del +eñor! se convierte en un hombre de entendimiento superior. +iempre revela desarrollo general la mente que se entrega sin reservas a la direcci*n del Esp7ritu de /ios. "0=! 1<'%A'1((A) ";,,) $1 de ALos o E, CRIS%IANO ES C,EMEN%E"# )es#landeci, en las tinie'las lu+ a los rectos: es clemente misericordioso y justo. (/almo 112:;* +iempre que haya un impulso de amor y simpat7a! siempre que el cora *n anhele elevar y beneficiar a otros! se revela la obra del Esp7ritu +anto de /ios. En las profundidades del paganismo! hombres que no ten7an conocimiento de la ley escrita de /ios! que nunca oyeron el nombre de 6risto! han sido bondadosos para con sus siervos! protegi3ndolos con peligro de sus propias vidas. +us actos demuestran la obra de un poder divino. El Esp7ritu +anto ha implantado la gracia de 6risto en el cora *n del salva1e! despertando su simpat7a contra su naturale a! contra su educaci*nB 6risto está tratando de elevar a todos aquellos que quieran ser elevados a un compañerismo consigo! para que podamos ser uno con 3l! como 3l es uno con el Padre. Eo nos permite llegar a relacionarnos con el sufrimiento y la calamidad a fin de sacarnos de nuestro ego7smo; trata de desarrollar en nosotros los atributos de su carácter4 la compasi*n! la ternura y el amor. 2ceptando esa obra de servicio! nos colocamos en su escuela! a fin de ser hechos id*neos para las cortes de /iosB 6ooperando con los seres celestiales en su obra en la tierra! nos estamos preparando para su compañ7a en el cielo. .os 5esp7ritus administradores! enviados para el servicio a favor de los que serán herederos de salud!5 los ángeles del cielo! darán la bienvenida a aquel que en la tierra vivi* no 5para ser servido! sino para servir.5 En esta compañ7a bienaventurada aprendemos! para nuestro go o eterno! todo lo que encierra la pregunta4 5DLui3n es mi pr*1imoF5 ".P4-&-'-&:) 6ada acto de amor! cada palabra de bondad! cada oraci*n en favor de los que sufren y de los oprimidos! llega al trono eterno! y se anota en el libro imperecedero del cielo. ",T+4;%) ";,&) $$ de ALos o CAN%O A ORO EN ,A CASA DE DIOS"# < ellos ala'aron con "rande ale"ría e inclinándose adoraron. (2 2r,n. 21:-F* .a obra de presentar la verdad con amor y simpat7a! de casa en casa! concuerda con las instrucciones que 6risto dio a sus disc7pulos cuando los envi* a efectuar su primera gira misionera. +e podrá alcan ar a muchos mediante himnos de alaban a a /ios! oraciones humildes y sentidas y por medio de la simple presentaci*n de la verdad b7blica en el c7rculo de la familia. .os obreros divinos estarán presentes para infundir conversi*n en los cora ones. 5#o estoy con vosotros todos los d7as5

Pág. 11A

prometi* 6risto. 2firmados en la seguridad de que mora en nosotros tal 2yudador! podemos laborar con esperan a! fe y valor. "0=! ;1'11'1<%A) +e necesita a los que posee el don del canto. Este es uno de los medios más eficaces para grabar la verdad espiritual en los cora ones. 2 menudo las palabras de los himnos sacros desellaron la fuente del arrepentimiento y la feB+e debe instruir a los miembros de iglesia! 1*venes y ancianos! para que salgan a proclamar este Iltimo mensa1e al mundo. +i proceden con humildad! los ángeles de /ios los acompañarán! para enseñarles c*mo elevar su vo en oraci*n! o en cantos! y c*mo proclamar el mensa1e del Evangelio para este tiempo. "0=! %:'%:'1<1;) 2prended a cantar los cantos más sencillos. Estos os ayudarán en las tareas dom3sticas! y habrá cora ones que se sentirán tocados por la influencia del Esp7ritu +anto. 2 6risto se lo o7a a menudo cantar himnos de alaban aB=ab7a go o en su cora *n. .eernos en su Palabra que hay go o entre los ángeles del cielo cuando se arrepiente un pecador! y que el +eñor se deleita en su iglesia. "0=! 11'11' 1<%;) +i! tal como los disc7pulos! vais de un lugar a otro relatando la historia del amor del +alvador! liar3is amigos y ver3is el fruto de vuestro traba1o. "0=! %,'%;'1<%,) ";,:) $& de ALos o VISI%O A ,OS NECESI%ADOS"# Aa reli"i,n #ura y sin mácula delante de $ios y Padre es %sta: ?isitar los !u%r&anos y las viudas en sus tri'ulaciones y "uardarse sin manc!a de este mundo. (/ant. 1:27* Entre los seres cuyas necesidades reclaman nuestro inter3s! las viudas y los hu3rfanos tienen más derecho que ninguno de recibir nuestra afectuosa compasi*n y cuidadoB El padre que muere en la fe! sostenido por la eterna promesa de /ios! de1a a sus seres queridos confiando plenamente en que el +eñor cuidará de ellos. D# en qu3 forma protege el +eñor a esos seres acongo1adosF Eo reali a el milagro de enviar maná del cielo. Eo manda cuervos con alimentos; en cambio reali a un milagro en los cora ones humanos! eGpulsa el ego7smo del alma! desella la fuente de la generosidad. Pone a prueba el amor de sus seguidores encomendando a su bondad esos seres afligidos y desolados! los pobres y hu3rfanos. "0=! ;A'%:'1(<-) 8ás de una madre viuda con hi1os brega con valor para llevar su noble carga! muchas veces traba1ando más allá de sus fuer as para poder guardar consigo a sus hi1os! y proveer a sus necesidades. Poco tiempo le queda para educarlos y enseñarlos! pocas facilidades tiene para rodearlos de influencias que iluminar7an sus vidas. Eecesita por lo tanto aliento! simpat7a y ayuda tangible. /ios nos llama a que atendamos a estos niños! en cuanto nos sea posible! haciendo para ellos el papel de padreB Procurad aliviar a la madre agobiada. "8641<-'1<,) En las familias en que abundan los recursos! en las bodegas y en los alfol7es bien provistos de frutos del campo! en los almacenes bien surtidos de paño y tela! y en las arcas rellenas de oro y plata! /ios ha provisto recursos para el sost3n de estos necesitados. "8641<-) 6risto considera que las personas que se compadecen deBlas viudas! los hu3rfanos y los necesitados! son guardadores de los mandamientos y poseerán la vida eterna. "-T4&1;) ";,A) $( de ALos o )AR%O MI )AN CON E, HAM-RIEN%O"# 9Lo es que #artas tu #an con el !am'riento y a los #o'res errantes metas en casa: (5sa. B8:7* DEn qu3 consiste la religi*n puraF 6risto nos ha dicho que la religi*n pura es el e1ercicio de la compasi*n! la comprensi*n y el amor en el hogar! la iglesia y el mundoB /ebemos preocuparnos por los que necesitan nuestro amor! afecto y cuidado. /ebemos recordar siempre que somos representantes de 6risto! y que debemos compartir las bendiciones que 3l nos da! no entre los que pueden retribuirnos! sino entre los que apreciarán las dádivas que satisfarán sus necesidades temporales y espirituales. .os que ofrecen fiestas con el prop*sito de ayudar a los que disfrutan de muy pocos placeres! de iluminar la vida árida de algunos! y aliviar la pobre a y el

Pág. 11(

desaliento! están obrando generosamente y de acuerdo con las instrucciones de 6risto. "0=! 1;'11' 1(<&) En derredor nuestro! vemos necesidades y sufrimientos. =ay familias que necesitan alimentos; pequeñuelos que lloran por pan. .as casas de los pobres carecen de los debidos muebles y ropa de cama. 8uchos de ellos viven en tugurios! casi completamente privados de las cosas necesarias. El clamor de los pobres llega al cielo. /ios ve; /ios oye. ",T+4-<%) .a obra de reunir a los menesterosos es la obra que cada iglesia que cree la verdad para este tiempo debiera haber estado haciendo desde hace mucho. /ebemos manifestar la tierna simpat7a del samaritano supliendo las necesidades f7sicas! alimentando a los hambrientos! trayendo a los pobres sin hogar a nuestras casas! pidiendo de /ios cada d7a gracia y fuer a que nos habiliten para alcan ar las mismas profundidades de la miseria humana! y ayudar a aquellos que no pueden ayudarse. 2l hacer esta obra! tenemos una oportunidad favorable para presentar a 6risto el crucificado. ",T+4-,() ";,() $+ de ALos o CU-RO A, DESNUDO"# Desnudo7 y me !uCris eis" <Ma " $+:&.= 6ristoBdice4 #o fui quien tuvo hambre y sed. #o fui quien anduvo como eGtraño. #o fui el enfermo. #o estuve en la cárcel. .. . 8ientras llenabais vuestros guardarropas con ricos atav7os! yo estaba en la indigencia. 8ientras buscabais vuestros placeres! yo languidec7a en la cárcel. 6uando conced7ais la pitan a de pan al pobre hambriento! cuando les dabais esas delgadas ropas para protegerse de la mordiente escarcha! Drecordasteis que estabais dando al +eñor de la gloriaF Todos los d7as de vuestra vida yo estuve cerca de vosotros en la persona de aquellos afligidos! pero no me buscasteis. Eo trabasteis compañerismo conmigo. "/TC4&A('&A<) Entre los que profesan ser cristianos se gasta en pr*digos lu1os! 1oyas y ornamentos! lo suficiente como para satisfacer las necesidades de todos los hambrientos y vestir a todos los desnudos de nuestros pueblos y ciudades; y eso sin que ninguno de los profesos seguidores del manso y humilde HesIs necesite privarse de alimento conveniente ni de la abrigada ropa. DLu3 dirán esos miembros de iglesia en el d7a de /ios cuando los enfrenten con los pobres dignos! los afligidos! viudas y hu3rfanos que conocieron la más angustiosa necesidad! mientras los profesos seguidores de 6risto gastaban en ropa superflua y en adornos innecesarios proscritos por la Palabra de /ios lo que hubiera alcan ado para suplir las necesidades de los primerosF "0=! ;1'11'1(A-) En el 6ap7tulo &( de $sa7as se define claramente la obra que debe hacer el pueblo de /ios! segIn el plan de 6risto. /eben romper todo yugo! deben dar de comer al hambriento y cubrir al desnudoB+i cumplen los principios de la ley de /ios mediante actos de misericordia y amor están representando el carácter de /ios ante el mundo! y recibirán las más ricas bendiciones del 6ielo. "0=! ;%'%('1(<&) ";,<) $. de ALos o AAUDO A ,OS O)RIMIDOS"# A#rended a !acer 'ien; 'uscad juicio restituid al a"raviado oíd en derec!o al !u%r&ano am#arad a la viuda. (5sa.1:17* HesIs el precioso +alvador! el hombre modelo! era firme como una roca cuando la verdad o el deber estaban en 1uego. # su vida es un perfecto e1emplo de la verdadera cortes7a. .a bondad y amabilidad embellecieron su carácter. +iempre ten7a a mano una mirada bondadosa o una palabra de consuelo para los necesitados y oprimidosB 6uando os encontr3is con los agobiados y oprimidos! que no saben a qui3n recurrir en procura de alivio! empeñad vuestro cora *n en la obra de ayudarlos. /ios no tiene el prop*sito de que sus hi1os se ensimismen! y no se interesen en el bienestar de los que tienen peor suerte. 0ecordad que 6risto muri* por ellos tanto como por vosotros. Jn esp7ritu conciliatorio y amable os abrirá el camino de la oportunidad para que podáis ayudarlos! para que gan3is su confian a y les infundáis esperan a y valor. "6arta -%! 1((A)

Pág. 11<

Eo permitan los hombres que sus negocios los priven de su esp7ritu humanitarioB.as palabras bondadosas! las miradas apacibles y el esp7ritu condescendiente! son todos de gran valor. El trato entre las personas verdaderamente corteses tiene notable encantoB >Lu3 influencia restauradora y elevadora tendrá un trato tal dispensado a los pobres y deprimidos que se encuentran postrados por la enfermedad y la pobre a? D.os privaremos del bálsamo que eso significaF "6arta -%! 1((A) 6ada acto de 1usticia misericordia y benevolencia produce mIsica en el cielo. El Padre desde su trono contempla a los que hacen tales actos de misericordia! y los considera entre sus tesoros más valiosos. 5# serán para m7 especial tesoro! ha dicho Hehová de los e13rcitos! en el d7a que yo tengo de hacer5. 6ada acto misericordioso hecho en favor de los necesitados y afligidos! es como si se hubiera hecho a HesIs. 6uando socorr3is a los pobres! comprend3is a los afligidos y oprimidos y amparáis al hu3rfano! os pon3is en relaci*n más 7ntima con HesIs. ";T4;&) ";&%) $/ de ALos o SOA OJOS )ARA E, CIEGO"# <o era ojos al cie"o y #ies al cojo. (3o' 21:1B* Melad con atenci*n! plena conciencia y oraci*n! para que la mente no se de1e absorber por sus negocios de tal manera que pase por alto la verdadera piedad y se apague el amor del alma! a pesar de la inmensa necesidad de que seáis la mano derecha de /ios para socorrer a los ciegos y a los infortunados. .os menos amigables eGigen más atenci*n que todos. Emplead vuestro tiempo y fuer a en aprender a ser 5ardientes en esp7ritu!5 a obrar con 1usticia! a amar la misericordia! 5sirviendo al +eñor.5 0ecordad que 6risto dice4 5En cuanto lo hicisteis a uno de estos mis hermanos pequeñitos! a m7 lo hicisteis5. "8+ 1%<! 1<%;) /ios eGige que sus hi1os sean más compasivos y considerados con aquellos a quienes les ha tocado peor suerteBLuiere que se brinde a los ciegos y a los que padecen cualquier enfermedad f7sica. .a bondad desinteresada es muy rara en esta 3pocaB6ausa eGtrañe a que los profesos cristianos menosprecien las enseñan as claras y definidas de la Palabra de /ios! y no sientan dolor de conciencia por ello. /ios les impone la responsabilidad de velar por los infortunados! los ciegos! y co1os! por las viudas y los hu3rfanos; pero muchos no se preocupan por desempeñarla. "-T4&1:'&1A) =ay una gran obra que hacer en nuestro mundo. # a medida que nos acercamos al fin de la historia humana! esa tarea no disminuye en lo más m7nimo; por lo contrario! cuando el perfecto amor de /ios more en el cora *n! se reali arán maravillas. "0=! 1&'%1'1(<&) ";&1) $0 de ALos o )ADRE )ARA ,OS MENES%EROSOS"# A los menesterosos era #adre; y de la causa que no entendía me in&orma'a con dili"encia. (3o' 21:1.* Esto es una evidencia de que Hob pose7a la 1usticia que eGige 6risto. Por medio de HesIs los hombres pueden adquirir un esp7ritu de afectuosa compasi*n hacia los necesitados y abatidosBEl descendi* hasta la humillaci*n máGima y fue obediente hasta la muerte! y muerte de cru ! para poder elevarnos y convertirnos en herederos con 3l. Todo el mundo necesitaba lo que s*lo 6risto pod7a darle. El no se ale1* de los que acud7an en busca de ayuda. Eo hi o lo que muchos hacen hoy cuando dicen4 5O1ala no me molestaran con sus problemas; quiero acumular dinero para invertirlo en terrenos y casas.5 HesIs! +oberano de los cielos! se ale1* del esplendor de su hogar celestial! y con misericordioso prop*sito revel* el carácter de /ios ante los hombres de todo el mundo. "+T! 1-'%:'1(<;) Eliminad a los pobres! y no habrá manera de comprender la misericordia y el amor de /ios! ni de conocer al compasivo y bondadoso Padre celestial. "884;,-) +uplid primero las necesidades temporales de los menesterosos! aliviad sus menesteres y sufrimientos f7sicos; y luego hallar3is abierta la puerta del cora *n! donde podr3is implantar las buenas semillas de virtud y religi*n. "-T+4;:<) Hamás se reviste el Evangelio de mayor encanto que cuando llega a los lugares más necesitados y desprovistos de todoB.a verdad de la Palabra de /ios penetra en el tugurio del campesino e ilumina la

Pág. 1;%

rIstica morada de los pobresB.os rayos del +ol de Husticia alegran al enfermo y al afligido. .os ángeles de /ios están all7B.os que han sido recha ados y abandonados! surgen! por medio de la fe y el perd*n! a la dignidad de hi1os de /ios. "Uelfare 8inistry41:<) El cristianismo es el sola del pobre. "Uelfare 8inistry41A;) ";&;) $1 de ALos o ,OS MIEM-ROS DE ,A IG,ESIA"# Así que entre tanto que tenemos tiem#o !a"amos 'ien a todos y mayormente a los dom%sticos de la &e. (Iál. .:1F* En cierto sentido especial! 6risto ha impuesto a su iglesia la obligaci*n de velar por los miembros necesitados de la misma. El permite que sus pobres est3n dentro de los l7mites de cada iglesia. Estos siempre estarán entre nosotros y 6risto nos impone la responsabilidad personal de velar por ellos. Tal como los miembros de una familia se cuidan unos a otros! atendiendo a los enfermos! sosteniendo a los d3biles! enseñando al ignorante! adiestrando al ineGperto! los 5dom3sticos de la fe5 deben velar por los hermanos necesitados y desvalidos. "8641<;) 6ada iglesia tiene la obligaci*n de hacer arreglos cuidadosos y convenientes para atender a los pobres y enfermos de la misma. "Uelfare 8inistry41(1) 6ualquier muestra de negligencia de parte de los que pretenden ser seguidores de 6risto! o cualquier descuido en lo que respecta a aliviar las necesidades de un hermano o hermana que lleva el yugo de la pobre a o aflicci*n! se registra en el libro de los cielos como si hubiera sido una afrenta hecha a 6risto en la persona de sus santos. >Lu3 arreglo de cuentas hará el +eñor con muchos! much7simos que presentan las palabras de 6risto a los demás! pero no manifiestan tierna compasi*n y consideraci*n por un hermano en la fe que tiene menos suerte y 3Gito que ellos mismos? "Uelfare 8inistry4;1%) Jn verdadero cristiano es amigo de los pobres. Trata con su hermano atribulado y desventurado como si fuera una planta delicada y sensible. /ios quiere que sus obreros procedan como mensa1eros de su amor y misericordia entre los enfermos y afligidos. El nos mira para ver c*mo nos tratamos entre nosotros! para ver si refle1amos a 6risto en nuestra conducta con los demás! sean 3stos encumbrados o humildes! ricos o pobres! libres o siervos. "Uelfare 8inistry41:() Eo hay discusi*n en lo que respecta a los pobres del +eñor. =ay que ayudarlos en cualquier caso que tienda a su beneficio. ":T4;:<) ";&-) &0 de ALos o SERVICIO A -ENDICION"# Entonces nacerá tu lu+ corno el al'a y tu salud se dejará ver #resto; e irá tu justicia delante de ti y la "loria de 3e!ová será tu reta"uardia. (5sa. B8:8* DEo es eso lo que todos anhelamosF +e recibe pa y salud al hacer la voluntad de nuestro Padre celestial. 5$rá tu 1usticia delante de ti! y la gloria de Hehová será tu retaguardia. Entonces invocarás! y o7rte ha Hehová; clamarás! y dirá 3l4 =eme aqu7. +i quitares de en medio de ti el yugo! el eGtender el dedo! y hablar vanidad; y s7 derramares tu alma al hambriento! y saciares el alma afligida! en las tinieblas nacerá tu lu ! y tu oscuridad será como el medio d7a; y Hehová te pastoreará siempre! y en las sequ7as hartará tu alma! y engordará tus huesos; y serás como huerta de riego! y como manadero de aguas! cuyas aguas nunca faltan.5 "8edical 8issionary! %:'1(<1) +i cubres al desnudo y a los pobresBmetes en tu casa! y partes tu pan con el hambriento! entonces 5nacerá tu lu como el alba! y tu salud se de1ará ver presto.5 =acer el bien es un eGcelente remedio contra la enfermedad. ";T4;<) El placer de hacer el bien a los demás imparte un calor a los sentimientos que recorre los nervios! aviva la circulaci*n de la sangre y me1ora la salud mental y f7sica. ",T4&:) .a religi*n pura y sin mácula no es un sentimiento! sino el hacer obras de misericordia y amor. Esta religi*n es necesaria para go ar salud y felicidad. Entra en el templo profanado del alma y con un a ote arro1a de 3l a los pecaminosos intrusos. Ocupa el trono! santifica todo con su presencia e ilumina

Pág. 1;1

el cora *nB2bre las ventanas del alma hacia el cielo! y de1a entrar la lu del amor de /ios. 6on ella se recibe serenidad y calma. .a fuer a f7sica! moral y mental aumenta! porque! como un elemento activo y viviente! la atm*sfera del cielo hinche el alma. "0=! 1&'1%'1<%1) ";&,)

&1 de ALos o )ODRE -RI,,AR )ARA SIEM)RE"# A los en endidos res:lande!er6n !omo el res:landor del Girmamen oO y los Kue ense8an a Ius i!ia la mul i ud7 !omo las es rellas a :er:e ua e ernidad" <Dan" 1$:&= 2quel que asign* a 5cada uno su obra!5 segIn su capacidad! nunca de1ará de recompensar el fiel cumplimiento del deber. 6ada acto de lealtad y fe será coronado con especiales muestras del favor y la aprobaci*n de /ios. 2 cada obrero se le hace la siguiente promesa4 5$rá andando y llorando el que lleva la preciosa simiente; más volverá a venir con regoci1o! trayendo sus gavillas.5 "&T4-<&) # por corto que sea nuestro servicio o humilde nuestro traba1o! si con una fe sencilla seguimos a 6risto! no seremos chasqueados en cuanto a la recompensa. 2quello que aun los mayores o los más sabios hombres no pueden ganar! el más d3bil y el más humilde lo pueden recibir. .os áureos portales del cielo no se abrirán ante el que se eGalta a s7 mismo. Eo darán paso a los de esp7ritu soberbio. Pero los eternos portales se abrirán de par en par ante el toque tembloroso de un niñito. 9endita será la recompensa de gracia concedida a los que traba1aron por /ios con simplicidad de fe y amor. ".P4-A;) .as sienes de aquellos que hacen esta obra llevarán la corona del sacrificio. Pero recibirán su recompensa. ",T+4-:-) Esta idea deber7a ser un est7mulo y aliciente para cada obrero de /ios. Euestra obra a favor del +eñor en esta vida a veces parece infructuosa. Tal ve nuestros esfuer os por hacer el bien sean ardientes y perseverantes; sin embargo! es probable que no se nos permita ver los resultados. 2 nosotros nos parecerá que fue traba1o perdido. Pero el +eñor nos asegura que nuestra obra se advierte en el cielo! y que la recompensa no fallará. ":T4-%&) 2unque su vida sea dura y eGi1a sacrificios! a la vista del cielo será un 3Gito! y a 3l se lo incluirá en la lista de los nobles de /ios. 5.os entendidos resplandecerán como el resplandor del firmamento; y los que enseñan a 1usticia la multitud! como las estrellas a perpetua eternidad.5 "&T4,,<) ";&:) SE)%IEM-RE UNA VIDA SAN%I*ICADA

01 de Se: iemCre SAN%I*ICACI>N COM),E%A < el $ios de #a+ os santi&ique en todo; #ara que vuestro es#íritu y alma y cuer#o sea "uardado entero sin re#rensi,n #ara id venida de nuestro /e4or 3esucristo. (1 Ces. B:21* .a santificaci*n que se presenta en las +agradas Escrituras abarca todo el ser4 esp7ritu! alma y cuerpo. Tal es la verdadera idea de la plena consagraci*n. Pablo ruega que la iglesia de Tesal*nica pueda go ar tan grande bendici*n. 5El /ios de pa os santifique en todo; para que vuestro esp7ritu y alma y cuerpo sea guardado entero sin reprensi*n para la venida de nuestro +eñor Hesucristo.5 "1 Tes. &4;-)B .a verdadera santificaci*n significa plena armon7a con la voluntad de /ios. +e han vencido las ideas y los sentimientos de rebeld7a! y la vo de HesIs despierta una nueva vida que embarga todo el ser. .os que están realmente santificados no impondrán su propia opini*n como norma de lo bueno y lo malo. Eo son fanáticos ni se consideran 1ustos; en cambio se preocupan por su propia persona! temiendo siempre no reunir las condiciones que imponen las promesas de /iosB .a santificaci*n b7blica no consiste en fuertes emociones. En esto es donde muchos son inducidos al error. .os sentimientos son su norma. 6uando se sienten go osos o felices! afirman que están santificados. .a alegr7a o la falta de go o no es evidencia de que una persona está santificada. Eo eGiste la santificaci*n instantánea. .a verdadera santificaci*n es una obra diaria! que continuará tanto como

Pág. 1;;

dure la vida. .os que luchan con las tentaciones de todos los d7as y vencen sus propias tendencias pecaminosas y tratan de conseguir la santidad de cora *n y vida! no se 1actan en pIblico de su santificaci*n. Tienen hambre y sed de 1usticia. El pecado les parece absolutamente pecaminoso. "+antificaci*n4A'<) .a santificaci*n genuinaBno es nada más que un diario morir al yo y la constante aceptaci*n de la voluntad de /ios. ".ife +\etches4;-A) ";&A) 0$ de Se: iemCre EJEM),O DE SAN%I*ICACI>N"# 0aridos amada vuestras mujeres así como 2risto am, a la i"lesia y se entre", a sí mismo #or ella #ara santi&icarla lim#iándola en el lavacro del a"ua #or la #ala'ra #ara #resentársela "loriosa #ara sí una i"lesia que no tuviese manc!a ni arru"a ni cosa semejante; sin que &uese santa y sin manc!a. (E&e. B:2B=27* Esta es la santificaci*n b7blica! que no se trata solamente de apariencia u obra eGterior. Es la santificaci*n que se recibe a trav3s de la verdad. Es la verdad aceptada en el cora *n y puesta en práctica en la vida. HesIs! considerado como hombre! fue perfecto; sin embargo! sigui* creciendo en la gracia. +egIn .ucas ;4 &;4 5HesIs crec7a en sabidur7a! y en edad! y en gracia para con /ios y los hombres.5 =asta el cristiano más perfecto podr7a crecer continuamente en el conocimiento y el amor de /iosB K8ás creced en la gracia y conocimiento de nuestro +eñor y +alvador Hesucristo. 2 3l sea gloria ahora y hasta el d7a de la eternidad. 2m3n5. .a santificaci*n no es la obra de un momento! una hora o un d7a. Es un crecimiento constante en la gracia. =ay no sabemos cuán arduo será el conflicto que nos espera mañana. +atanás vive aIn! y traba1a activamente; todos los d7as tenemos que clamar ardientemente a /ios pidi3ndole ayuda y fuer a para resistir al enemigo. 8ientras 3ste impere! tendremos que seguir dominando el yo y venciendo dificultades sin tregua; sin llegar a un punto en que podamos decir que hemos alcan ado la nietaB .a vida cristiana es una constante marcha hacia adelante. HesIs es el refinador y purificador de su pueblo; y cuando su imagen se refle1e plenamente en sus hi1os! 3stos serán perfectos y santos! y estarán preparados para ser trasladados al cielo. "1T4--<'-,%) 6ada cristiano debe adelantar diariamente en la vida divina. 2 medida que avan a hacia la perfecci*n! se convierte a /ios cada d7a; y esta conversi*n no se consuma hasta que alcan a la perfecci*n del carácter cristiano! o sea! la preparaci*n plena para recibir el toque definitivo de la inmortalidad. ";T4&%&) ";&() F- de /e#tiem're /ALC5>5KQP08L8/ 8GE$E25EL$8.= /anti&icaos #ues y sed santos #orque yo 3e!ová soy vuestro $ios. < "uardad mis estatutos y #onedlos #or o'ra: <o 3e!ová que os santi&ico. (Aev. 2F:7=8* 2dán y Eva se atrevieron a transgredir los mandamientos del +eñor! y los terribles resultados de su pecado deber7an amonestarnos a no seguir su e1emplo de desobedienciaBEo hay santificaci*n genuina salvo por la obediencia a la verdad. .os que aman a /ios con todo su cora *n amarán tambi3n todos sus mandamientos. El cora *n santificado está en armon7a con los preceptos de la ley de /ios; porque son santos! 1ustos y buenos. "+antificaci*n4,<) Eadie que realmente ame y tema a /ios seguirá transgrediendo ningIn punto de la ley de /ios. 6uando infringe la ley! el hombre está ba1o la condenaci*n de la misma! que se convierte en un yugo de esclavitud para 3l. +ea cual fuere su profesi*n! no queda 1ustificado! o sea perdonado. K.a ley de Hehová es perfecta! que vuelve el alma.5 Por medio de la obediencia se logra la santificaci*n del cuerpo! el alma y el esp7ritu. Esta santificaci*n es una obra progresiva! en que se pasa de una etapa de perfecci*n a otra. "6arta 1&&! 1<%;) 6orra una fe viva cual hilo de oro! en toda la e1ecuci*n de los deberes aun los más humildes. Entonces toda la tarea diaria promoverá el crecimiento cristiano. =abrá una continua contemplaci*n de

Pág. 1;-

HesIs. El amor por 3l dará fuer a vital a cuanto se emprenda. # as7! mediante el uso debido de nuestros talentos! podemos unirnos por medio de una cadena de oro al mundo más elevado. Esta es la verdadera santificaci*n; porque la santificaci*n consiste en la alegre e1ecuci*n de los deberes diarios en perfecta obediencia a la voluntad de /ios. ".P4-;A) 6uando el cora *n anhela obedecer a /ios! cuando se hacen esfuer os con este fin! HesIs acepta ese anhelo y esfuer o considerándolos el me1or servicio que el hombre puede ofrecer! y suple la deficiencia con sus propios m3ritos divinos. "+T! 1:'%:'1(<%) ";&<) 0( de Se: iemCre GOCDMONOS EN E, SEBOR"# Io+aos en el /e4or siem#re: otra ve+ di"o: Kue os "oc%is. (>il. ;:;* Por medio de HesIs! los hi1os ca7dos de 2dán son hechos 5hi1os de /ios.5 5Porque tanto el que santifica como los que son santificados! de una misma naturale a son; por cuya causa no se avergSen a de llamarlos hermanos.5 .a vida del cristiano debe ser una vida de fe! de victoria y de go o en /ios. 5Todo aquel que es engendrado de /ios vence al mundo; y 3sta es la victoria que vence al mundo! es a saber! nuestra fe.5 6on ra *n di1o Eehem7as! el siervo de /ios! 5el go o de Hehová os da esfuer o.5 # tambi3n +an Pablo4 5>0egoci1aos en el +eñor siempre? otra ve lo dir34 >0egoci1aos?5 5Estad siempre go osos. Orad sin cesar. En todo dad gracias a /ios; porque 3sta es la voluntad de /ios en 6risto HesIs respecto de vosotros5. Tales son los frutos de la conversi*n y de la santificaci*n segIn la 9iblia. "6+4&-1) +u carácter Qdel hombre verdaderamente 1ustoR está tan embargado de amor hacia /ios y sus seme1antes que hace las obras de 6risto con buena voluntad. Todos los que se encuentran dentro del radio de su influencia advierten la hermosura y fragancia de su vida 5cristiana! aun cuando 3l no se da cuenta de ello! pues todo eso está de acuerdo con sus costumbres y tendencias. Ora pidiendo la lu divina! y se go a al andar ba1o esa lu . +u comida y bebida es hacer la voluntad de su Padre celestial. +u vida está escondida con 6risto en /ios; sin embargo! no se 1acta de ello; ni siquiera parece advertirlo. /ios se complace en los mansos y humildes que siguen estrictamente las pisadas del 8aestro. .os ángeles se acercan a ellos y se deleitan en detenerse en su camino. Tal ve se vean despreciados por los que pretenden haber logrado grandes triunfos y por los que se complacen en destacar sus buenas acciones; mas los ángeles celestiales se inclinan afectuosamente sobre ellos y forman una pared de fuego a su alrededorB2l hombre se le confiere el privilegio de llegar a ser heredero de /ios y coheredero con 6risto. "+antificaci*n411'1,) ";:%) 0+ de Se: iemCre CRIS%O SE SAN%I*IC> )OR MI"# < #or ellos yo me santi&ico a mí mismo #ara que tam'i%n ellos sean santi&icados en verdad. (3uan 17:11* 6risto declar* que se santificar7a a s7 mismo para que todos pudi3ramos ser igualmente santificados. Tom* nuestra naturale a sobre s7! y se convirti* en un modelo inmaculado para los hombres. Eo cometi* error alguno! para que tambi3n pudi3ramos ser vencedores! y entrar en su reino corno triunfadores. 0og* que pudi3ramos ser santificados por medio de la verdad. DLu3 es verdadF El di1o4 KTu palabra es verdad.5 +us disc7pulos deb7an santificarse por medio de la obediencia a la verdad. /i1o as74 5Eo ruego solamente por 3stos! sino tambi3n por los que han de creer en m7 por la palabra de ellos.5 Esta oraci*n se refer7a a nosotros! pues hemos cre7do en el testimonio de los disc7pulos de 6risto. El ora pidiendo que sus disc7pulos sean una cosa! tal como 3l y su Padre lo son! y esta uni*n de los creyentes será un testimonio ante el inundo de que 3l nos ha enviado! y de que damos evidencias de su gracia. /ebemos llegar a una sagrada proGimidad 1unto al 0edentor del mundo. /ebemos ser uno con 6risto como el es uno con el Padre. >Lu3 eGtraordinaria transformaci*n eGperimentar7a el pueblo de /ios si llegara a formar esta unidad con el =i1o de /ios? /ebemos dominar nuestros gustos y tendencias! ambiciones y pasiones! y ponerlas en armon7a con el ánimo y esp7ritu de 6risto. Esta es

Pág. 1;,

precisamente la obra que el +eñor quiere hacer por todos los que creen en 3l. Euestra vida y comportamiento deben tener poder para reformar el mundo. El Esp7ritu de 6risto debe tener una influencia dominante en la vida de sus seguidores! de modo que 3stos puedan hablar y obrar como Hesucristo dice4 5.a gloria que me diste les he dadoB .a gracia de 6risto debe efectuar una maravillosa transformaci*n en la vida y el carácter de quien la recibe; y si somos verdaderamente los disc7pulos de 6risto! el mundo verá que el poder divino ha hecho algo en nuestro beneficio. Porque si bien estamos en el mundo! no debemos pertenecer a 3l. "0=! %;'%A'1((<) ";:1) 0. de Se: iemCre ,OS MANSOS SER3N HERMOSEADOS"# @ermoseará a los !umildes con salud. (/almo 1;1:;* El fruto más valioso de la santificaci*n es la gracia de la mansedumbre y humildad. 6uando esta virtud impera en el alma! nuestro ánimo se acomoda a ella. Entonces constantemente se espera en /ios y se mantiene su1eto el ser a la voluntad del +eñor. El entendimiento capta ávidamente cada verdad divina y la voluntad se inclina ante cada precepto divino! sin dudas ni murmuraciones. .a verdadera mansedumbre suavi a y somete el cora *n y capacita al alma para recibir la palabra ingerida. .ogra que los pensamientos se sometan a obedecer a Hesucristo. 2bre el cora *n a la Palabra de /ios! tal como se abri* el cora *n de .idia. Eos coloca 1unto a 8ar7a! como ávidos alumnos a los pies de HesIs. 5Encaminará a los humildes por el 1uicio! y enseñará a los mansos su carrera5. El lengua1e de los mansos nunca es 1actancia. 6omo el niño +amuel! oran4 5=abla! +eñor! que tu siervo oye.5 6uando se le asign* el puesto de honor más elevado como comandante de $srael! Hosu3 desafi* a todos los enemigos de /ios. +u cora *n estaba henchido de nobles ideas relativas a su magna misi*n. +in embargo! cuando recib7a indicaciones de que llegaba un mensa1e del 6ielo! se situaba en la posici*n de un niñito! como para que se lo dirigiera. +u actitud respond7a4 5DLu3 dice mi +eñor a su siervoF...N .a manifestaci*n de humildad en la escuela de 6risto es uno de los frutos señalados del Esp7ritu. Es una virtud que genera el Esp7ritu! como elemento santificador! capacitando a su poseedor para dominar constantemente el temperamento vivo e impetuosoB .a humildad es el ornato interior que /ios estima de gran precioBEl que atavi* los cielos con astros de lu prometi* por medio del mismo Esp7ritu! que 5hermoseará a los humildes con salud.5 .os ángeles del cielo considerarán me1or adornados! y anotarán como tales! a los que se vistan con el +eñor Hesucristo y anden con 3l en mansedumbre y humildad de esp7ritu. "+antificaci*n41;'1-) ";:;) 0/ de Se: iemCre ,A VIDA %EM)ERAN%E DE DANIE,"# < $aniel #ro#uso en su cora+,n de no contaminarse en la raci,n de la comida del rey ni en el vino de su 'e'er: #idi, #or tanto al #rínci#e de los eunucos de no contaminarse. ($an. 1:8* .a vida de /aniel es una inspirada ilustraci*n de lo que constituye un carácter santificado Eos enseña uña lecci*n a todos! y especialmente a los 1*venes. 6uando se cumple estrictamente la voluntad de /ios! se beneficia la salud del cuerpo y de la mente. 2 fin de alcan ar la norma más elevada en el orden de las actividades morales e intelectuales! es necesario buscar sabidur7a y fuer a de /ios! y manifestar estricta templan a en todos los hábitos de la vida. En el caso de /aniel y sus compañeros tenemos un e1emplo del triunfo del principio sobre la tentaci*n de la gula. 6on eso nos revela que merced a los principios religiosos los 1*venes pueden vencer la concupiscencia de la carne! y permanecer fieles a los requisitos divinos! aun cuando sea a costa de gran sacrificio. "+antificaci*n41(' 1<) /aniel era un siervo devoto del 2lt7simo. +u larga vida fue un cImulo de nobles acciones de servicio a favor de su 8aestro. +u pure a de carácter e inconmovible fidelidad se equiparan Inicamente con su humildad de cora *n y su contrici*n frente a /ios. 0epetimos4 .a vida de /aniel es una ilustraci*n inspirada de la verdadera santificaci*n. "+antificaci*n4-<)

Pág. 1;&

/ondequiera que est3n! los que están realmente santificados elevarán las normas morales observando costumbres rectas en el orden f7sico y presentando a los demás! como lo hi o /aniel! un e1emplo de templan a y negaci*n del yoB >6on cuánto cuidado deber7an regular sus costumbres los cristianos! para conservar el vigor pleno de todas sus facultades! para entregarlas al servicio de 6risto? "C=! 11'1((;) El que conserva con amor la lu que /ios le ha dado respecto a la reforma pro salud! dispone de un importante auGiliar en la obra de lograr la santificaci*n por medio de la verdad y de prepararse para la inmortalidad. "6/P4&<':%) ";:-) 00 de Se: iemCre ,A VIDA DE SAN%IDAD DE ENOC"# < camin, Enoc con $iosHtrescientos a4os. (I%n. B:22* =ubo un grupo de hombres que! elevados y ennoblecidos por la comuni*n con /ios! vivieron en compañerismo con el 6ielo. Eran hombres de s*lido intelecto y estupendas ha añas. Ten7an una misi*n magna y sagrada4 desarrollar un carácter 1usto! y enseñar una lecci*n de piedad! no solamente a los hombres de su 3poca! sino a las generaciones futuras tambi3n.... .a 9iblia dice que Enoc vivi* :& años y tuvo un hi1o. /espu3s de eso anduvo con /ios durante -%% años. En el curso de los primeros :& años Enoc hab7a amado y temido a /ios! y guard* sus mandamientosB2dán le hab7a relatado la triste historia de su ca7da y las dichosas nuevas de la gracia de /ios! segIn la promesa; as7 que Enoc confi* en el 0edentor venidero. Pero despu3s del nacimiento de su primer hi1o! alcan * una etapa superior4 lleg* a mantener relaci*n más 7ntima con /ios. 6omprendi* más plenamente sus propias obligaciones y responsabilidades como hi1o de /ios. # al advertir el amor del niño hacia su padre! lo mismo que su sencilla confian a en la protecci*n de este Iltimo; al sentir la profunda y anhelante ternura de su propio cora *n frente al primog3nito! aprendi* una valios7sima lecci*n4 la del maravilloso amor de /ios hacia los hombres! manifestado en el don de su =i1o! y la de que los hi1os de /ios deben depositar su confian a en el Padre celestial. El insondable e infinito amor de /ios revelado por medio de 6risto se convirti* en el tema de sus refleGiones de d7a y de noche; y con todo el fervor de su alma procur* revelar ese amor hacia las personas entre las cuales se encontraba. Ese andar de Enoc con /ios no significa que se encontraba en 3Gtasis o visi*n! sino que andaba con 3l en medio de todas las obligaciones de la vida diariaBEn el seno de la familia y en su trato con los hombres! como esposo y padre! como amigo y ciudadano! era un siervo de /ios firme e inconmovible. "PP4:<'A%) ";:,) 01 de Se: iemCre CONS%AN%E IN%EGRIDAD"# La'ucodonosorHdijo a los de su consejo: 9Lo ec!aron tres varones atados dentro del &ue"o: Ellos res#ondieron: Es verdad o! rey. )es#ondi, %l y dijo: @e aquí que yo veo cuatro varones sueltos que se #asean en medio del &ue"o y nin"6n da4o !ay en ellos: y el #arecer del cuarto es semejante a !ijo de los dioses ($aniel -:2;=2B* Estos tres hebreos pose7an genuina santificaci*n. .os verdaderos cristianos no se detienen a pesar las consecuencias. Eo preguntan4 DLu3 pensará la gente si hago estoF o Dqu3 efectos tendrá esto sobre mis perspectivas frente al mundoF 6on intens7simo anhelo los hi1os de /ios desean saber cuál es la voluntad del +eñor! para glorificarlo con sus obras. /ios ha tomado amplias medidas para que los cora ones y vidas de todos sus seguidores pudieran ser controlados por la gracia divina y para que todos fueran luces ardientes y brillantes en el mundo. Estos 1*venes y fieles hebreos pose7an gran capacidad natural; pose7an una cultura intelectual superior! y ocupaban un puesto de honor; mas nada de eso los indu1o a olvidarse de /ios. +us facultades estaban entregadas a la influencia santificadora de la gracia divina. 8ediante su firme integridad cantaron las alaban as de 2quel que los hab7a llamado de las tinieblas a su lu admirable. En

Pág. 1;:

ocasi*n de su eGtraordinario libramiento se despleg* el poder y la ma1estad divinos frente a esa enorme asamblea. HesIs se coloc* a su lado en el horno de fuego! y con la gloria de su presencia convenci* al orgulloso monarca de 9abilonia de que no pod7a ser nadie más que el =i1o de /ios. .a lu del 6ielo hab7a irradiado de /aniel y sus compañeros! hasta que cuantos los rodeaban comprendieron la fe que ennoblec7a su vida y embellec7a su carácterB >Lu3 lecci*n se da aqu7 a los pusilánimes! vacilantes y cobardes dentro de la causa de /ios?...Estos persona1es fieles y firmes e1emplifican la santificaci*n! aunque no pretenden en lo más m7nimo tener tal honor. "+antificaci*n4;<'-%) 6ada cristiano puede go ar la bendici*n de la santificaci*n. "+antificaci*n4:1) ";:&) 10 de Se: iemCre VIVIR EN E, AMOR DIVINO"# < nosotros !emos conocido y creído el amor que $ios tiene #ara con nosotros. $ios es amor; y el que vive en amor vive en $ios y $ios en %l. (1 3uan ;:1.* El confiado amor y la abnegada devoci*n que se evidenci* en la vida y el carácter de Huan significan lecciones de indecible valor para la iglesia cristiana. 2lgunos pueden afirmar que 3l pose7a tal amor con independencia de la gracia divina; pero por naturale a Huan ten7a serios defectos de carácter; era soberbio y ambicioso y se resent7a fácilmente ante los desprecios e insultosB Huan deseaba llegar a ser como HesIs! y ba1o la influencia transformadora del amor de 6risto! alcan * a ser manso y humilde de cora *n. Ocult* su yo en HesIs. +e uni* estrechamente a la Mid viviente! y lleg* a participar de la naturale a divina. Tal será siempre el resultado de la comuni*n con 6risto. Esto es verdadera santificaci*n. Puede haber señalados defectos en el carácter de una persona; sin embargo! cuando se convierte en un verdadero disc7pulo de HesIs! el poder de la gracia divina lo convierte en una nueva criatura. El amor de 6risto lo transforma y santifica Pero cuando las personas profesan ser cristianas! y su religi*n no las hace me1ores en todos los aspectos de la vida! o sea! representantes vivientes de 6risto por su disposici*n y carácter! no son suyas. "+antificaci*n4,1) Huan go * la bendici*n de la verdadera santificaci*n. Pero! notadlo bien! el ap*stol no pretende estar sin pecado; trata de hallar la perfecci*n andando a la lu del rostro de /ios. Testifica que el hombre que profesa conocer a /ios! y sin embargo quebranta la ley divina! da el ment7s a su profesi*nB+i bien debemos amar las almas por las que 6risto muri*! y tenemos que laborar por su salvaci*n! no hemos de transigir con el pecado. Eo debemos unirnos con los rebeldes y considerar que eso es caridad. /ios eGige que su pueblo! en esta 3poca del mundo! tal como lo hi o Huan en su tiempo! sostenga resueltamente la causa de lo recto! oponi3ndose a los errores destructores. "+antificaci*n4,() ";::) 11 de Se: iemCre E, 2UE HACE SU VO,UN%AD VIVIR3"# < el mundo se #asa y su concu#iscencia; mas el que !ace la voluntad de $ios #ermanece #ara siem#re. (1 3uan 2:17* Huan y los demás disc7pulos asist7an a un colegio en el que 6risto enseñabaBHuan asimil* cada lecci*n y constantemente fue tratando de poner su vida en armon7a con el divino 8odelo. .as lecciones de 6risto! que presentaban la mansedumbre! la humildad y el amor como elementos esenciales para el crecimiento en la gracia y la preparaci*n para su obra! fueron de elevad7simo valor para HuanB+e puede sacar una lecci*n instructiva al comparar el carácter de Huan y el de Hudas. Huan era un e1emplo vivo de la santificaci*n. Por otra parte! Hudas pose7a una forma de piedad! mientras su carácter ten7a más rasgos satánicos que divinos. Profesaba ser disc7pulo de 6risto! pero con sus palabras y obra lo negaba. Hudas tuvo las mismas y valiosas oportunidades que tuvo Huan de estudiar e imitar el 8odelo. Escuch* las enseñan as de 6risto # su carácter pudo haber sido transformado por la gracia divina. Pero mientras

Pág. 1;A

Huan luchaba ardientemente contra sus propias faltas y trataba de aseme1arse a 6risto! Hudas violaba su conciencia y ced7a a la tentaci*n! encadenándose al hábito de la falta de honrade que lo transformar7a a la imagen de +atanás. Estos dos disc7pulos representan el mundo cristiano. Todos profesan ser seguidores de 6risto; pero mientras una clase anda en humildad y mansedumbre! aprendiendo de HesIs! la otra muestra que no es hacedora de la Palabra! sino s*lo oidora. .os de un grupo están santificados por la verdad; los del otro! no saben nada del poder transformador de la gracia divina. .os primeros mueren diariamente al yo y vencen el pecado. .os segundos satisfacen todas sus concupiscencias y se convierten en siervos de +atanás. "+antificaci*n4,,) ";:A) 1$ de Se: iemCre SAN%I*ICA A ,OS O-EDIEN%ES"# < diles tam'i%n mis sá'ados que &uesen #or se4al entre mí y ellos #ara que su#iesen que yo soy 3e!ová que los santi&ico. El d7a del +eñor que menciona Huan era el d7a de descanso en que Hehová descans* despu3s de la eGtraordinaria obra de la creaci*n! y que bendi1o y santific* por haber descansado en 3l. Huan observ* estrictamente el sábado en la isla de Patmos como lo guardaba cuando estaba entre la gente! predicando en ese d7a. .as peñas desoladas que lo rodeaban le hac7an recordar el rocoso =oreb! tray3ndole a la memoria la ocasi*n en que /ios dio la ley a su pueblo en ese sitio! diciendo4 52cu3rdate has del d7a de reposo para santificarlo.5 El =i1o de /ios habl* a 8ois3s desde la cima de la montaña. /ios convirti* las rocas en su santuario. +u templo eran las colinas eternas. El .egislador divino descendi* sobre la montaña rocosa para proclamar su ley a o7do de todo el pueblo! a fin de que 3ste quedara impresionado ante la inmensa y aterradora eGhibici*n de su poder y gloria! y tuviera temor de transgredir sus mandamientosB.a ley de Hehová era invariable! y las tablas sobre las cuales escribi* esa ley era roca s*lida! y representaban la inmutabilidad de sus preceptos. El peñascoso monte de =oreb se convirti* en un sitio sagrado para todos los que amaban y reverenciaban la ley de /ios. 8ientras Huan contemplaba las escenas de =oreb! el Esp7ritu del que santific* el s3ptimo d7a fue sobre 3l. Huan contempl* el pecado de 2dán al transgredir la ley divina! y los terribles resultados de esa transgresi*n. El amor infinito de /ios! que entreg* a su =i1o para que redimiera la ra a ca7da! era demasiado grande para poder eGpresarlo en palabras. 2l presentarlo en su ep7stola! eGhorta a la iglesia y al mundo que lo contemplen. "+antificaci*n4&,) Todos los que consideran el sábado como una señal entre ellos y /iosBrepresentarán los principios de su gobierno. Pondrán diariamente en práctica las leyes de su reino. /iariamente rogarán que la santificaci*n del sábado descanse sobre ellos. ",T+4-A-) ";:() 1& de Se: iemCre CRIS%O ES ,A VERDAD"# ,es diIo JesPs: Ao soy el !amino7 y la 5erdad y la 5ida" Nadie 5iene al )adre7 sino :or Mi" Juan 1(:." 6uando 6risto se arrodill* a las márgenes del Hordán! despu3s del bautismo! los cielos se abrieron! y el Espirito descendi* en la forma de una paloma! seme1ante al oro pulido! y lo rode* con +u gloria; y la vo de /ios fue o7da! de las alturas de los 6ielos! diciendo4 5Tu eres 8i =i1o amado en quien 8e compla co5. .a oraci*n de HesIs! en favor del hombre! abri* las puertas del 6ielo! y el Padre respondi*! aceptando la petici*n en beneficio de la ra a ca7da. HesIs or* como nuestro substituto y fiador! y ahora la familia humana puede tener acceso al Padre por los m3ritos de +u amado =i1o. Esta Tierra! por causa de la transgresi*n! hab7a sido cortada del continente celestial. 6esara la comunicaci*n entre el hombre y su 6reador; mas el camino fue abierto! de manera que 3l pueda volver a la casa del Padre. HesIs es 5el camino! y la verdad! y la vida5. .os portones del 6ielo fueron de1ados abiertos! y el fulgor del trono de /ios brilla en el cora *n de aquellos que .o aman! aun cuando habiten en esta Tierra maldecida por el pecado. .a lu que rode* al divino =i1o de /ios brillará sobre el camino de

Pág. 1;(

todos los que sigan +us pasos. Eo hay motivo para desánimo. .as promesas de /ios son ciertas y firmes. 5Por lo que salid de en medio de ellos! y apartaos! dice el +eñor; y no toqu3is nada inmundo! y #o os recibir3; y #o ser3 para vosotros Padre y vosotros ser3is para 8i hi1os e hi1as! dice el +eñor Todo' poderoso5. D/eseáis volveros hi1os e hi1as del 2lt7simoF... Pod3is allegaros al Padre en el nombre de +u =i1o y! no importa cuán desconeGas y d3biles sean vuestras peticiones! HesIs las presentará delante del trono de infinito poder! y la lu que brill* sobre Xl se refle1ará sobre vosotros. Mosotros ser3is 5aceptados en el 2mado5. "0=! ;('%;'1(((). ";:<) 1( de Se: iemCre ,a Verdad San iGi!a"# San iGJ!alos en la 5erdadO %u :alaCra es la 5erdad" Juan 1/:1/" .a verdad de /ios santifica el alma. 5# os dar3 un cora *n nuevo! y pondr3 dentro de vosotros un espirito nuevo5. El santificador poder de la verdad debe habitar en el alma y ser conducido con nosotros a nuestros negocios! para aplicar sus constantes pruebas a todas las transacciones de la vida! especialmente en nuestro modo de tratar al pr*1imo. /ebe habitar en nuestro hogar! teniendo un poder controlador de la vida y del carácter de todos los que en 3l hallan. "0=! 1,'%,'1((&). .os que profesan creer en la verdad siempre deben sentir la responsabilidad de ponerla en práctica. Esto significa santificaci*n! y santificaci*n quiere decir el cultivo y el entrenamiento de todas las facultades para el servicio del +eñor. "0=! ;:'%A'1<%:). Enseñad a vuestros hi1os a amar la verdad por el hecho de ser la verdad y porque deben ser santificados por la verdad y preparados para resistir en la gran prueba que muy luego determinará si están o no calificados para entrar en una más elevada obra y se puedan volver miembros de la familia real! hi1os del 0ey celestial. "+T! 1%'%<'1(<,). .a verdad! la preciosa verdad de la Palabra de /ios! tendrá una influencia santificadora sobre el cora *n y en el carácter. =ay una obra a ser hecha para nosotros mismos y para nuestros hi1os. El cora *n natural está lleno de odio contra la verdad! as7 como contra HesIs. 2 no ser que los padres hagan de eso su más alto encargo de la vida! guiar a los hi1os en el camino de la 1usticia! desde sus primeros años! el camino errado será preferido al camino correcto. "0=! 1,'%,'1((&). .a obra de la santificaci*n comien a en el hogar. .os que son cristianos en el hogar serán cristianos en la iglesia y en el mundo. "+T! 1A'%;'1<%,). ";A%) 1+ de Se: iemCre ,A VERDAD %RANS*ORMA"# A a4ora7 4ermanos7 os en!omiendo a Dios7 y a la :alaCra de su Lra!ia: el !ual es :oderoso :ara soCreediGi!ar7 y da os 4eredad !on odos los san iGi!ados" <He!4os: $0:&$= .a preciosa fe inspirada de /ios imparte fortale a y noble a al carácter. 6uanto más se medite en su bondad! misericordia y amor! tanto más clara será la percepci*n de la verdad; tanto más elevado el deseo de lograr pure a de cora *n y claridad de pensamiento. El alma que mora en el ambiente de santos pensamientos se transforma por su trato con /ios a trav3s del estudio de su Palabra. .a verdad es tan inmensa! tan abarcante y profunda! tan amplia! que uno pierde de vista al yo. El cora *n se suavi a y subyuga hasta llegar a la humildad! la bondad y el amor. .as facultades naturales aumentan merced a la santa obediencia. /espu3s de estudiar de las palabras de vida! los alumnos pueden sentir la mente más amplia! elevada y ennoblecidaB.2l ser de mente pura! 3sta se fortalecerá. +e avivará toda facultad. +e educarán y disciplinarán de tal manera que todos los que se encuentren dentro del radio de su influencia puedan ver lo que puede ser y hacer un hombre cuando está relacionado con el /ios de la sabidur7a y el poder. "+T! 1A'1%'1<%:) .a verdad de /ios nunca degrada al que la recibe. .a influencia de la verdad tiende a elevar constantemente a quien la aceptaB .os que están santificados por medio de la verdad son testimonios vivientes de su poder! y representantes del +eñor resucitado. .a religi*n de 6risto refinará el gusto! santificará el 1uicio! elevará!

Pág. 1;<

purificará y ennoblecerá el alma! preparando al cristiano cada ve más para go ar de la sociedad de los ángeles celestiales. "0=! %-'1;'1((<) /ios nos insta a que llenemos nuestra mente con pensamientos grandes y purosBEinguna persona cuyo esp7ritu sea capa de apreciar las enseñan as de la 9iblia podrá leer un s*lo teGto de la misma sin encontrar alguna idea Itil. "1<'%<'1<%:) ";A1) 1. de Se: iemCre ,A VERDAD )URI*ICA"# @a'iendo #uri&icado vuestras almas en la o'ediencia de Da verdad #or el Es#íritu en caridad !ermana'le sin &in"imiento amaos unos a otros entra4a'lemente de cora+,n #uro. (1 Pedro 1:22* El lirio del lago hunde sus ra7ces profundamente ba1o la superficie de suciedad y limo! y a trav3s de su corte a porosa asimila los elementos que lo ayudarán a desarrollarse y a encender su inmaculada corola que reclinará su pure a en el seno del lago. El lirio recha a todo lo que mancillar7a o empañar7a su inmaculada hermosuraBLue los 1*venes se relacionen con los que temen y aman a /ios; porque estos caracteres nobles y firmes están simboli ados por el lirio que abre su pur7sima flor en el seno del lago. +e niegan a permitir que lo modelen las influencias que lo desmorali ar7an y asimilan Inicamente lo que puede contribuir a desarrollar un carácter puro y noble. Están tratando de adaptarse al modelo divino. "#$! %&'%1'1(<-) En la estima de /ios un cora *n puro es más valioso que el oro de Ofir. Jn cora *n puro es el templo donde mora /ios! el santuario donde 6risto mora. Jn cora *n puro está por encima de lo me quino y vil; es una lu resplandeciente! un cofre de tesoros de donde fluyen palabras elevadoras y santificadas. Es un sitio donde se reconoce la imagen de /ios! y donde la contemplaci*n de ese refle1o causa el deleite supremo. Es un cora *n que halla su placer y satisfacci*n Inicos y plenos en /ios! y cuyos pensamientos intenciones y prop*sitos palpitan de santidad. Jn cora *n tal es un sitio sagrado; es un tesoro que abarca todas las virtudesB Todos los pensamientos de las personas de cora *n puro son puestos en cautividad en 6risto. Esos seres están ocupados pensando c*mo podrán glorificar me1or a /ios. "6arta 11A! 1(<A) Entonces nos resultará natural buscar la pure a y la santidad como es natural que los ángeles e1ecuten la misi*n de amor que se les encomend*. "0=! ;-'1%'1((() ";A;) 1/ de Se: iemCre ,A VERDAD I,UMINA"# Alum'rando los ojos de vuestro entendimiento #ara que se#áis cuál sea la es#eran+a de su vocaci,n y cuáles las rique+as de la "loria de su !erencia en los santos. (E&e. 1:18* Todo verdadero conocimiento y desarrollo tienen su origen es el conocimiento de /ios. /oquiera nos diri1amos4 al dominio f7sica mental y espiritual; cualquier cosa que contemplemos! fuera de la marchites del pecado! en todo vemos revelado este conocimiento 6ualquier ramo de investigaci*n que emprendamos! con el sincero prop*sito de llegar a la verdad! nos pone en contacto con la $nteligencia poderosa e invisible que obra en todas las cosas y por medio de ellas. .a mente del hombre se pone en comuni*n con la mente de /ios! lo finito! con lo infinito. El efecto que tiene esta comuni*n sobre el cuerpo y el alma! sobrepasa todo cálculo. En esta comuni*n se halla la educaci*n más alta. Es el m3todo segIn el cual /ios desarrolla. 52m7state ahora con 3l!5 es su mensa1e para la humanidad. "Ed41;) 2l estudiar y meditar en los temas que los ángeles 5desean penetrar!5 puede go ar de su compañ7a. . . . Puede morar en eso tierra en la atm*sfera del cielo! e impartir a los afligidos y tentados de la tierra pensamientos de esperan a y anhelos de santidad! puede hacer cada ve más 7ntimo su compañerismo con el $nvisible como aquel que antaño anduvo con /ios! acercándose cada la más al umbral del mundo eterno! hasta que los portales se abran y pueda entrar. Eo se sentirá como un eGtraño. .o saludarán las voces de los santos que! invisibles! eran sus compañeros en la tierra! voces que 3l aprendi* a distinguir y amar aqu7. El que por medio de la Palabra de /ios ha vivido en compañerismo con el cielo! sentirá como en su casa en medio de la compañ7a celestial. "Ed41;-)

Pág. 1-%

Cuiado por 5el Esp7ritu de verdad!5 será conducido a toda verdadB+erá precioso a la vista del cielo. ",T+411;) ";A-) 10 de Se: iemCre ,A VERDAD RECOM)ENSA"# 3e!ová 9qui%n !a'itará en tu ta'ernáculo: 9Kui%n residirá en el monte de tu santidad: El que anda en inte"ridad y o'ra justicia y !a'la verdad en su cora+,n. (/almo 1B:1=2* 6uando escuchamos el oprobio lan ado contra nuestro hermano! aceptamos ese oprobio. 2 la pregunta4 5DLui3n habitará en tu tabernáculoF DLui3n residirá en el monte de tu santidadF5 el salmista respondi*4 5El que no detrae con su lengua! ni hace mal a su pr*1imo! ni contra su pr*1imo acoge oprobio alguno5. >Lu3 mundo de chismes se evitar7a! si cada uno recordase que aquellos que hablan de las faltas a1enas! publicarán con la misma libertad sus faltas en una oportunidad favorable? ",T+41;) ]ntimamente ligada al chisme está la insinuaci*n velada! la disimulada indirecta por la cual el cora *n impuro trata de insinuar el mal que no se atreve a eGpresar abiertamente. +e deber7a enseñar a los 1*venes a esquivar toda aproGimaci*n a estas prácticas! del mismo modo que esquivar7a la lepra. "Ed4;-;) .os celos y las sospechas! una ve que se les ha dado cabida! se difunden como las semillas del cardo. +i un hermano se eGtrav7a! entonces es el momento de mostrar nuestro verdadero inter3s en 3l. Mayamos a 3l con bondad! oremos con 3l y por 3l! recordando el precio infinito que 6risto ha pagado por su redenci*n. /e esta manera podremos salvar un alma de la muerte! y ocultar una multitud de pecados. ",T+41;) 5El que anda en integridad! y obra 1usticia! y habla verdad en tu cora *n;Bel que 1ura en per1uicio suyo! y no vacila en cumplir;5 5el que recha a con desprecio la ganancia de opresiones! que sacude sus manos de contacto con los sobornos!Bque cierra sus o1os para no ver el mal; 3ste morará en las alturas;Bsu pan le es dado! su agua es segura. Tus o1os contemplarán al 0ey en su hermosura! mirarán la tierra que está muy le1os5. "Ed41-A) ";A,) 11 de se: iemCre ,A VERDAD %RIUN*AR3"# ACrid las :uer as7 y en rar6 la Len e Ius a7 Luardadora de 5erdades" <Isa" $.:$= /ebemos erigir santuario a la verdad en nuestro cora *n! decididos a luchar las batallas de /ios! si deseamos salir vencedores cuando se logre el triunfo definitivo de la verdad; porque la verdad triunfará gloriosamenteB+i estáis tratando de ser una bendici*n para los demás el +eñor os bendecirá. /ebemos atraer todo el bien posible sobre nuestra vida! para poder glorificar a /ios ser una bendici*n para la humanidad. "0=! %&'%&'1(<1) .a iglesia es la agencia de /ios para la proclamaci*n de la verdad! facultada por 3l para hacer una obra especial; y si le es leal y obediente a todos sus mandamientos! habitará en ella la eGcelencia de la gracia divina. +i manifiesta verdadera fidelidad! si honra al +eñor /ios de $srael! no habrá poder capa de mantenerse contra ella. El celo por /ios y su causa indu1o a los disc7pulos a ser testigos del Evangelio con gran poder. DEo deber7a seme1ante celo encender en nuestros cora ones la determinaci*n de contar la historia del amor redentor! del 6risto crucificadoF Es el privilegio de cada cristiano no solo esperar sino apresurar la venida del +alvador +i la iglesia estuviese dispuesta a vestirse con la 1usticia de 6risto! apartándose de toda obediencia al mundo! se presentar7a ante ella el amanecer de un brillante y glorioso d7a. .a promesa que /ios le hi o permanecerá firme para siempre. .a hará una eGcelencia eterna! un regoci1o para muchas generaciones. .a verdad! pasando por alto a los que la desprecian y recha an! triunfará. 2unque a veces ha parecido sufrir retrasos! su progreso nunca ha sido detenido. 6uando el mensa1e de /ios lucha con oposici*n! 3l le presta fuer a adicional! para que pueda e1ercer mayor influencia. /otado de energ7a divina! podrá abrirse camino a trav3s de las barreras más fuertes y triunfar sobre todo obstáculo. "=2p4,-1) ";A&)

Pág. 1-1

$0 de Se: iemCre ES ,A O-RA DE ,A VIDA"# Pues tenemos tales #romesas lim#i%monos de toda inmundicia de carne y de es#íritu #er&eccionando la santi&icaci,n en temor; de $ios. (2 2or. 7:1* .a formaci*n de un carácter recto es la obra de toda una vida! y es el fruto de la meditaci*n y oraci*n sumadas a un firme prop*sito. .a cualidad del carácter que poseáis será el resultado de vuestro propio esfuer o. .os amigos pueden animaron! pero no podrán traba1ar en vuestro lugar. El desear! suspirar y soñar 1amás os hará buenos ni grandes. /eb3is escalar y ascender. "0=! ;:'%('1((,) .a conversaci*n que sostenemos 1unto al fuego! los libros que leemos! los negocios que hacemos! son todos elementos que contribuyen a la formaci*n de nuestro carácter! y d7a tras d7a van decidiendo nuestro destino eterno. "#$! ;-'11'1(<-) .a capacidad intelectual y el genio no son el carácter! pues muchas veces los poseen las personas que tienen cualquier cosa menos un buen carácter. Tampoco lo es la reputaci*n. El verdadero carácter es una cualidad del alma! que se revela en la conducta "#$! %-'11'1((:) El Inico tesoro que podemos llevar de este mundo al venidero es un carácter formado a la seme1an a divina. .os que en este mundo andan de acuerdo con las instrucciones de 6risto! llevarán consigo a las mansiones celestiales toda adquisici*n divina. # en el cielo me1oraremos continuamente. "8H4<('<<) Jn buen carácter es un capital de más valor que el oro o la plata. Eo lo afectan los temores o fracasos! y en el d7a en que se destruyan todas las posesiones terrenales! producirá grandes dividendos. .a integridad! firme a y perseverancia son cualidades que todos deber7an tratar de cultivar ardientemente; porque revisten a su poseedor con un poder irresistible4 poder que le da fuer a para hacer el bien! resistir al mal y soportar la adversidad. "6PT4;;&';;:) ";A:) $1 de Se: iemCre CRECIMIEN%O A )ER*ECCI>N"# Kue nuestros !ijos sean como #lantas crecidas en su juventud nuestras !ijas como las esquinas la'radas a manera de las de un #alacio. (/almo 1;;:12* +i los 1*venes aprecian acertadamente este importante asunto de edificar el carácter! advertirán cuán necesario es que hagan su obra de manera que soporte la prueba escudriñadora de /ios. .os más humildes y d3biles! si perseveran en sus esfuer os de resistir a la tentaci*n y buscan sabidur7a de lo alto! pueden subir a alturas que ahora les parecen inalcan ables. Estos resultados no se logran sin el decidido prop*sito de ser fieles en el cumplimento de pequeñas obligaciones. +e necesita constante vigilancia para que no se robuste can las caracter7sticas malas. .os 1*venes pueden poseer fuer a moral; porque HesIs vino al mundo a fin de servirnos de y para impartir ayuda a todos los 1*venes y personas de toda edad. "#$! %-'11'1((:) Este mundo es el taller de /ios! y cada piedra que se piense usar en el templo celestial debe ser cortada y labrada hasta que quede convertida en una piedra valiosa y probada! lista para ocupar el lugar correspondiente en el edificio del +eñor. Pero si nos negamos a aceptar la enseñan a y disciplina! seremos como piedras sin pulir! que son echadas a un lado por inItiles. "#$! -1'%('1(<-) Es posible que haya mucha obra que hacer!Btal ve seáis una piedra sin pulir que debe ser cortada y labrada antes de estar en condiciones de ocupar su lugar en el templo de /ios. Eo os sorprendáis si /ios! usando martillo y cincel! lima las aristas agudas del carácter hasta que est3is preparados para desempeñar la responsabilidad que /ios le destina. Eo hay ser humano que pueda efectuar esta obra. +*lo se puede hacer por medio de /ios. # tened la seguridad de que no dará ningIn golpe inItil. Todos son golpes de amor! destinados a nuestra eterna felicidad. El conoce vuestras debilidades y obra a fin de restaurar! y no de destruir. "AT4;:,) Jn carácter labrado a la manera de un palacioBpuede brillar para siempre en los atrios del +eñor. "<T4-A) ";AA)

Pág. 1-;

$$ de Se: iemCre ,A JUS%ICIA )ERMANECER3"# Porque como a vestidura los comerá #olilla como a lana los comerá "usano; mas mi justicia #ermanecerá #er#etuamente y mi salud #or si"los de si"los. (5sa. B1:8* Entre las prendas de vestir que necesitaba encontr3 algunas de lana que al principio parec7an estar en buenas condiciones! pero cuando las puse a la lu y las sacud7 bien! revelaron la obra destructora de las polillas. +i no hubi3ramos reali ado una inspecci*n cuidadosa! no habr7amos descubierto el daño. .a polilla es tan pequeña que apenas se la ve; pero los rastros de su eGistencia son evidentes! y la destrucci*n que causa en los art7culos de lana y piel demuestra que es un artesano activo! aun cuando traba1a escondida y se ignora su presencia. 2l pensar en la obra secreta pero destructora de estas polillas! record3 a algunas personas que hab7a conocido. >6on cuánta frecuencia se doli* nuestro cora *n al ver las acciones de algunas personas de quienes se pod7an esperar me1ores cosas! acciones que! como revelaci*n inesperada eGpon7an el verdadero carácter que hab7a estado oculto hasta entonces? 6uando se lo coloca ba1o la lu de la Palabra de /ios! el carácter se revela como una vestidura comida de polilla! que! al ser sacudida y eGaminada! evidencia la obra dañosa que se ha ido efectuando secretamente durante largos añosB +u tiempo le llev* a la polilla para efectuar su obra destructiva tan calladamente en la sombra; y se necesitará tiempo para que el niño o 1ovencito! poco a poco se vaya sintiendo feli ! c*modo y seguro siguiendo una conducta de prevaricaci*n! de pecado oculto a los o1os humanos. Jn solo acto! sea bueno o malo! no forma el carácter; pero los pensamientos y sentimientos que se admiten facilitan la comisi*n de actos y acciones de la misma claseB.6uidad de que vuestro pie no d3 el primer paso por ningIn mal camino. +i quer3is echar los cimientos de vuestro carácter con una vida pura y virtuosa! buscando ayuda y fuer a en /ios! vuestro carácter no será como la vestidura comida de polilla! sino firme y s*lida. "#$! 1&'1;'1((:) ";A() $& de Se: iemCre ,A HERMOSURA DE JEHOV3"# < sea la !ermosura de 3e!ová nuestro $ios so're nosotros. (/almo 1F:17* /ios ama lo hermoso! pero lo que más le agrada es un carácter belloB.a hermosura de carácter no perecerá! sino que perdurará a trav3s de los infinitos siglos de la eternidad. "9E! %1'%;'1(<;) El gran 2rt7fice 8aestro pens* en los lirios! haci3ndolos tan hermosos que superan la gloria de +alom*n. >6uánto mayor inter3s ha de tener por el hombre! que es la imagen y gloria de /ios? 2nhela ver a sus hi1os revelar un carácter segIn su seme1an a. 2s7 como el rayo del sol imparte a las flores sus variados y delicados matices! imparte /ios al alma la hermosura de su propio carácter. Todos los que eligen el reino de amor! 1usticia y pa de 6risto! considerando sus intereses superiores a todos los demás! están vinculados con el mundo celestial! y son dueños de toda bendici*n necesaria para esta vida. En el libro de la providencia divina! el volumen de la vida! se nos da a cada uno una página. Esa página contiene todo detalle de nuestra historia. 2un los cabellos de nuestra cabe a están contados. /ios no se olvida 1amás de sus hi1os. "/TC4;:<) .a ostentaci*n mundana! por imponente que sea! carece enteramente de valor a los o1os de /ios. Por encima de lo visible y temporal! 3l aprecia lo invisible y eterno. .o primero no vale sino para eGpresar lo segundo. .os productos más escogidos del arte no tienen belle a comparable con la del carácter! que es el fruto de la obra del Esp7ritu +anto en el almaB6risto vino a la tierra! y se present* ante los hi1os de los hombres con el atesorado amor de la eternidad! y 3ste es el tesoro que! por medio de nuestra uni*n con 3l! hemos de recibir para manifestarlo y comunicarloB =emos de quedar distinguidos del mundo porque /ios imprimi* su sello sobre nosotros! y porque 3l manifiesta en nosotros su propio carácter de amor. "864-1'-;) ";A<) $( de Se: iemCre ,A )ER*ECCI>N ES E, -,ANCO"# /ed #ues vosotros #er&ectos como vuestro Padre que está en los cielos es #er&ecto. (0ateo B:;8*

Pág. 1--

/ios aceptará Inicamente a los que están determinados a ponerse un blanco elevado. 6oloca a cada agente humano ba1o la obligaci*n de hacer lo me1or que puede. /e todos se eGige perfecci*n moral. Eunca debi3ramos reba1ar la norma de 1usticia a fin de contempori ar con malas tendencias heredadas o cultivadas. Eecesitamos comprender que es pecado la imperfecci*n de carácter. En /ios se hallan todos los atributos 1ustos del carácter como un todo perfecto y armonioso! y cada uno de los que recibe a 6risto como su +alvador personal! tiene el privilegio de poseer esos atributos. # todos los que quieran ser obreros 1untamente con /ios! deben esfor arse por alcan ar la perfecci*n de cada *rgano del cuerpo y cada cualidad de la mente. .a verdadera educaci*n es la preparaci*n de las facultades f7sicas! mentales y morales para la e1ecuci*n de todo deber; es el adiestramiento del cuerpo! la mente y el alma para el servicio divino. Esta es la educaci*n que perdurará en la vida eternaB +in embargo! 6risto no nos ha dado la seguridad de que sea asunto fácil lograr la perfecci*n del carácter. Jn carácter noble! cabal! no se hereda. Eo lo recibimos accidentalmente. Jn carácter noble se obtiene mediante esfuer os individuales! reali ados por los m3ritos y la gracia de 6risto. /ios da los talentos! las facultades mentales; nosotros formamos el carácter. .o desarrollamos sosteniendo rudas y severas batallas contra el yo. =ay que sostener conflicto tras conflicto contra las tendencias hereditarias. Tendremos que criticarnos a nosotros mismos severamente! y no permitir que quede sin corregir un solo rasgo desfavorable. Eadie se diga4 Eo puedo remediar mis defectos de carácterB.a verdadera dificultad proviene de la corrupci*n de un cora *n no santificado y de la falta de voluntad para someterse al gobierno de /ios. ".P4-%%'-%1) .a su1eci*n a la voluntad de 6risto efectIa la restauraci*n a la perfecta dignidad de hombre. "8641;;) ";(%) $+ de Se: iemCre VES%IDOS DE JUS%I*ICACI>N"# < le &ue dado que se vista de lino &ino lim#io y 'rillante: #orque el lino &ino son las justi&icaciones de los santos. El vestido de bodaBrepresenta el carácter puro y sin mancha que poseerán los verdaderos seguidores de 6risto. 2 la iglesia 5le fue dado que se vista de lino fino! limpio y brillante!5 5que no tuviese mancha ni arruga! ni cosa seme1ante.5 El lino fino! dice la Escritura! 5son las 1ustificaciones de los santos.5 Es la 1usticia de 6risto! su propio carácter sin mancha! que por la fe se imparte a todos los que lo reciben como salvador personalB Este manto! te1ido en el telar del cielo! no tiene un solo hilo de invenci*n humana. 6risto! en su humanidad! desarroll* un carácter perfecto! y ofrece impartirnos a nosotros este carácterB 6uando nos sometemos a 6risto! el cora *n se une con su cora *n! la voluntad se fusiona con su voluntad! la mente llega a ser una con su mente! los pensamientos se su1etan a 3l; vivimos su vida. Esto es lo que significa estar vestidos con el manto de su 1usticiaB .a 1usticia es la práctica del bien! y es por sus hechos por los que todos han de ser 1u gados. Euestros caracteres se revelan por lo que hacemos. ".P4;(A';(<) Ens3ñese a los 1*venes y niños a escoger para s7 la vestidura real te1ida en el telar del cielo! el 5lino fino! blancoBy puro5 que usarán todos los santos de la tierra. +e ofrece gratuitamente a todo ser humano esta vestidura! el carácter inmaculado de 6risto. Pero todos los que la reciban la han de recibir y usar aqu7. "Ed4;,-) Mestidos con el glorioso manto de la 1usticia de 6risto! poseen un lugar en el banquete del rey. Tienen derecho a unirse a la multitud que ha sido lavada con sangre. ".P4;<1) ";(1) $. de Se: iemCre ,OS SAN%OS )OSEER3N E, REINO"# $es#u%s tomarán el reino los santos del Altísimo y #oseerán el reino !asta el si"lo y !asta el si"lo de los si"los. ($an. 7:18*

Pág. 1-,

/ios no lleva al cielo sino a aquellos que primero se santifican en este mundo por medio de la gracia de 6risto! o sea! aquellos en quienes puede ver a 6risto personificado. 6uando el amor de HesIs sea un principio que mora en el alma! comprenderemos que estamos escondidos con 6risto en /iosB /ios se regoci1a solamente en los que! por medio de la oraci*n! el amor y la constante vigilancia obran las obras de 6risto. 6uanto más n7tidamente ve el +eñor que se refle1a el carácter de su =i1o en su pueblo! tanto mayor es su satisfacci*n y deleite. /ios mismo y los ángeles celestiales se regoci1an grandemente en ellos. El pecador que cree es declarado inocente! y se transfiere la condenaci*n a 6risto. .a 1usticia de 6risto se entra en la cuenta del deudor! y en la ho1a del balance! 1unto a su nombre! se escribe lo siguiente4 Perdonado. Mida eternaB 5Mosotros labran a de /ios sois.5 Tal como uno se complace en cultivar un 1ard7n! /ios se deleita en sus hi1os que crecen. Jn 1ard7n eGige constante traba1o. Es necesario arrancar las malas hierbas; es necesario cultivar nuevas plantas; hay que podar las ramas que se desarrollan con demasiada rapide . 2s7 traba1a el +eñor por su 1ard7n; as7 cuida sus plantas. Eo puede go arse en ningIn desarrollo que no revela las virtudes del carácter de 6risto. .a sangre de HesIs ha logrado que los seres humanos sean el tesoro de /iosB2lgunas plantas son tan d3biles que apenas tienen vida! y a 3stas /ios dedica especial cuidado. "0=! ;,'%('1(<() +*lo aquellos que durante el tiempo de gracia han formado un carácter de 7ndole celestial entrarán en el ciclo. El que quiera ser santo en el cielo! primero tendrá que ser santo en la tierra. "+T! 1,'11'1(<;) ";(;) $/ de Se: iemCre )AR%ICI)AMOS DE SU NA%URA,E'A"# Por las cuales nos son dadas #reciosas y "randísimas #romesas #ara que #or ellas &ueseis !ec!os #artici#antes de la naturale+a divina !a'iendo !uido de la corru#ci,n que está en el mundo #or concu#iscencia. (2 Pedro 1:;* 6ada promesa que se encuentra en el libro de /ios nos alienta indicándonos que podemos ser participantes de la naturale a divina. Tal es la posibilidad4 confiar en /ios! creer en su Palabra! hacer sus obras; todo esto podernos hacerlo cuando nos aferramos a la divinidad de 6risto. Esta posibilidad vale más para nosotros que todas las rique as del mundo. Eo hay nada en la tierra que pueda comparársele. 6uando de esa manera nos asimos del poder que se nos ofrece! recibimos una esperan a tan poderosa que nos permite confiar plenamente en la promesa divina; y aferrándonos a las posibilidades que hay en 6risto! nos convertimos en hi1os de /iosB 2quel que cree plenamente en 6risto llega a ser un participante de la naturale a divina! y el poder as7 recibido le servirá para hacer frente a cualquier tentaci*n. Eo caerá en la tentaci*n ni será derrotado por falta de ayuda. En los momentos de prueba podrá valerse de las promesas y por medio de ellas escapar de la corrupci*n que hay en el mundo por concupiscenciaB Para hacernos participantes de la naturale a divina! el cielo entreg* su tesoro más valioso. El =i1o de /ios se quit* su manto real y su corona y descendi* a la tierra en la forma de un niño. 0esolvi* vivir una vida perfecta desde la infancia hasta la madure . +e comprometi* a permanecer como representante del Padre en un 8undo ca7do. # hasta morir7a en beneficio de la ra a ca7da. >Lu3 obra maravillosa 3sta?...Eo s3 c*mo presentar estas verdades; son tan maravillosas! tan maravillosasB Por su vida de sacrificio y muerte vergon osa consigui* que nos fuera posible participar de su divinidad y escapar de la corrupci*n que está en el mundo por concupiscenciaB+i sois participantes de la naturale a divina! d7a tras d7a os ir3is capacitando para aquella vida que se aseme1a a la de /ios. /7a tras d7a purificar3is vuestra confian a en HesIs y seguir3is su e1emplo y crecer3is a su seme1an a hasta que os present3is perfectos ante 3l. "8+ <<a! 1<%() ";(-) $0 de Se: iemCre CRIS%O MORA EN M@"# < 3es6s les dijo: $e cierto de cierto os di"o: /i no comiereis la carne del @ijo del !om're y 'e'iereis su san"re no tendr%is vida en vosotros. El que come mi carne y 'e'e mi san"re tiene vida

Pág. 1-&

eterna: y yo le resucitar% en el día #ostrero. Porque mi carne es verdadera comida y mi san"re es verdadera 'e'ida. El que come mi carne y 'e'e mi san"re en mí #ermanece y yo en %l. (3uan .:B-= B.* 6omer la carne y beber la sangre de 6risto es recibirle como +alvador personal! creyendo que perdona nuestros pecados! y que somos completos en 3l. 6ontemplando su amor! espaciándonos en 3l! absorbi3ndolo! es como llegamos a participar de su naturale a. .o que es el alimento para el cuerpo! debe serlo 6risto para el alma. El alimento no puede beneficiarnos a menos que lo comamos; a menos que llegue a ser parte de nuestro ser. 2s7 tambi3n 6risto no tiene valor para nosotros si no lo conocemos como +alvador personal. Jn conocimiento te*rico no nos beneficiará. /ebemos alimentarnos de 3l! recibirlo en el cora *n! de tal manera que su vida llegue a ser nuestra vida. /ebemos asimilarnos su amor y su gracia. "/TC4--<'-,%) Eo es suficiente que s*lo creamos en 6risto para recibir el perd*n de los pecados; debemos mediante .. fe recibir constantemente poder espiritual y alimento de parte de /ios por medio de su PalabraB5.as palabras que os he hablado son esp7ritu y son vida.5 HesIs acept* la ley de su Padre! tall* sus principios en su vida! manifest* su esp7ritu y revel* su ben3fico poder en el cora *nB.os seguidores de 6risto deben participar de su eGperiencia. /eben recibir y asimilar la Palabra de /ios de modo que 3sta se transforme en la fuer a generadora de vida y acci*n. Por medio del poder de 6risto deberán ser transformados a su seme1an a y refle1arán las caracter7sticas divinas. "PP4;,A';,() Es recibiendo la vida derramada por nosotros en la cru del 6alvario como podemos vivir la vida santa. # esta vida la recibimos recibiendo su Palabra! haciendo aquellas cosas que 3l orden. 2s7 venimos a ser uno con 3l. "/TC4&<<) ";(,) $1 de Se: iemCre ,A UNIDAD EN%RE HERMANOS"# D0irad cuán 'ueno y cuán delicioso es !a'itar los !ermanos i"ualmente en unoE (/almo 1--:1* .a unidad cristiana es una fuer a poderosa. Proclama con vo vigorosa que quienes la manifiestan son hi1os de /ios. E1erce una influencia irresistible sobre el mundo! revelando que el hombre dentro de sus caracter7sticas humanas! puede ser participante de la naturale a divina! habiendo escapado a la corrupci*n que está en el mundo por concupiscencia. /ebemos ser uno con nuestros seme1antes y con 6risto! y! en 6risto! uno con /ios. Entonces se podrá decir de nosotros4 5En 3l estáis cumplidos5. En el plan de redenci*n se le ad1udica un papel a cada alma. 2 cada hombre se le asigna su obra. Eadie puede ser miembro del cuerpo de 6risto y permanecer inactivoB.a obra del pueblo de /ios puede ser y será variada; mas un s*lo Esp7ritu los impulsará a todos. Toda la obra que se haga por el 8aestro debe relacionarse con el gran con1unto. .os obreros deben traba1ar 1untos en armon7a! controlado cada uno por el poder divino! haciendo esfuer os de con1unto para llevar hacia 6risto a todos cuantos los rodean. Todos deben proceder como partes de un mecanismo bien a1ustado! en el cual cada tina depende de la otra! aun cuando su actividad es diferente. # cada uno debe ocupar el lugar que se le asigne y hacer la obra que se le encomiende. /ios ruega a todos los miembros de su iglesia que reciban el Esp7ritu +anto! que se unan en comprensi*n fraternal! y que vinculen sus intereses con amor. Eo hay nada que debilite la iglesia en forma tan manifiesta la desuni*n y las rencillas. Eo hay nada que contienda tanto con 6risto y la verdad como un esp7ritu talB 2quel en cuyo cora *n mora 6risto reconoce a HesIs cuando 3ste mora en el cora *n de los hermanos. 6risto 1amás lucha ni e1erce influencia contra s7 mismo. .os cristianos deben hacer su obra! sea cual fuere 3sta! en unidad de Esp7ritu! para la perfecci*n de todo el cuerpo. "+T! 1<'1;'1<%() ";(&) &0 de Se: iemCre *UER'AS DE ,O A,%O"# 0as los que es#eran a 3e!ová tendrán nuevas &uer+as; levantarán las alas como á"uilas; correrán y no se cansarán; caminarán y no se &ati"arán. (5sa. ;F:-1*

Pág. 1-:

8aravillosas son las posibilidades que se presentan ante los 1*venes en el orden de posesionarse de las promesas de la Palabra divina. 2penas puede la mente humana vislumbrar las obras espirituales que aqu3llos pueden alcan ar al llegar a ser participantes de la naturale a divina. 6orrigiendo errores y ganando victorias todos los d7as! crecen hasta convertirse en hombres y mu1eres sabios y fuertes en 6risto. "#$! 1-'%;'1<%;) El que ha llegado a ser participante de la naturale a divina sabe que su ciudadan7a pertenece al cielo. 6apta la inspiraci*n del Esp7ritu de 6risto. +u alma está escondida con 6risto en /ios. +atanás no puede emplear más a un hombre tal como instrumento suyo para penetrar en el santuario mismo de /ios y contaminar su templo. Cana victorias a cada paso. Está henchido de pensamientos ennoblecedores. 6onsidera que cada ser humano es valioso porque 6risto muri* por todos. 5.os que esperan a Hehová tendrán nuevas fuer as; levantarán las alas como águilas.5 El hombre que espera a Hehová es fuerte con la fuer a de /ios como para mantenerse firme ba1o las dificultades. 6on todo fácilmente entra en el terreno de la misericordia y la compasi*n! que es el terreno de 6risto. El alma que se somete a /ios está dispuesta a hacer la voluntad del +eñor; y con diligencia y humildad trata de conocer esa voluntad. 2cepta la disciplina y teme andar de acuerdo con su propio criterio finito. 6omulga con /ios! y su conversaci*n se refiere al cielo. "6arta &(! 1(<,) Jnido al $nfinito! el hombre participa de la naturale a divina. +obre 3l no tienen efecto los dardos del mal! porque está cubierto con la armadura de la 1usticia de 6risto. "6PT4&1'&;) ";(A) OC%U-RE UNA VIDA REVEREN%E 01 de O! uCre E, RES)E%O )OR ,OS )ADRES"# @onra a tu #adre y a tu madre #orque tus días se alar"uen en la tierra que 3e!ová tu $ios te da. (POo. 2F:12* .a me1or forma de enseñar a los niños a respetar a sus padres es darles la oportunidad de observar las atenciones que el padre hace a su esposa! y el respeto y reverencia que esta Iltima manifiesta hacia el primero. 2l contemplar el amor de sus padres los niños se sienten inducidos a obedecer el quinto mandamientoB Eunca cesa nuestro deber hacia nuestros padres. El amor que les profesamos o el que ellos sienten por nosotros no se calcula por años o distancia! ni es posible desprendernos de nuestra responsabilidad en este sentido. 6uando se congreguen todas las naciones ante el trono del 1uicio de 6risto! solamente habrá dos clases de personas4 los que identificaron sus intereses con los de 6risto y la doliente humanidad! y los que pasaron por alto las obligaciones que /ios les asign* y per1udicaron a sus seme1antes y deshonraron a /ios. +u destino eterno se decidirá segIn lo que haya hecho o de1ado de hacer a 6risto en la persona de sus santos. "0=! 1&'11'1(<;) .os padres tienen derecho a recibir cierta suma de amor y respeto que no se le debe a ningIn otroBEl quinto mandamiento eGige que los hi1os no s*lo respeten! obede can y se sometan a sus padres! sino que tambi3n los amen! alivien sus preocupaciones! defiendan su reputaci*n y los auGilien y conforten en la ancianidad. "#$! 1%'%A'1<%:) 8ientras los padres viven los hi1os deber7an go arse en honrarlos y respetarlos. En la medida de lo posible deben llenar de lu y alegr7a la vida de sus padres ancianos. Tienen que suavi ar el sendero que los lleva a la tumba. Eo hay en este mundo me1or recomendaci*n para una persona que decir que honr* a sus padres! ni se podrá registrar nada me1or en el libro del cielo que lo siguiente4 ha amado y honrado a sus padres. "0=! 1&'11'1(<;) ";(() 0$ de O! uCre )OR ,OS ANCIANOS"# $elante de las canas te levantarás y !onrarás el rostro del anciano y de tu $ios tendrás temor: <o 3e!ová. (Aev. 21:-2*

Pág. 1-A

Eo podemos descuidar ciertos servicios que debemos a los demás y considerar que guardamos los mandamientos de /ios. Mivir! pensar y obrar en nuestro propio beneficio Inicamente! es convertirnos en inItiles siervos de /iosB En nuestras filas hay demasiadas personas desasosegadas! conversadoras! 1actanciosas! que se toman la libertad de anteponerse a todos los demás! sin manifestar reverencia ante la edad! la eGperiencia ni el cargo de los demás. .a iglesia sufre hoy por falta de los caracteres opuestos4 hombres temerosos de /ios! tranquilos y modestos! que desempeñen las responsabilidades desagradables cuando 3stas les sean encomendadas! no para figurar! sino para servir a su 8aestro! que muri* por ellos. .as personas de este carácter no consideran que ultra1en su dignidad si se levantan frente a los ancianos y tratan las canas con respetoB .os que temen y reverencian a /ios! serán honrados por Hehová. .os hombres pueden llegar a una altura tal que se conviertan en un v7nculo entre el cielo y la tierra. El hombre sali* de las manos de su 6reador con un carácter sim3trico! dotado de tal capacidad de me1orar que! al combinar la influencia divina con sus propios esfuer os! podr7a haberse elevado casi hasta la esfera de los ángeles. 6on todo! al llegar a esa altura no ser7a consciente de su eGcelsitud grande a. ",T4--<'-,%) # /ios ha mandado especialmente que se respete a los ancianos 56orona de gloria es la cabe a canaOdiceOcuando se halla en el camino de 1usticia.5 =abla de batallas peleadas! y victorias gana' das; de cargas llevadas y tentaciones resistidas. =abla de pies cansados que se acercan al descanso! de puestos que pronto quedarán vacantes. 2yudad a los niños a pensar en esto! y ellos suavi arán el camino de los ancianos mediante su cortes7a y respeto! y añadirse gracia y belle a a sus 1*venes vidas si prestan atenci*n al mandato4 5/elante de las canas te levantarás! y honrarás el rostro del anciano5. "Ed4;-<) ";(<) 0& de O! uCre )OR ,AS AU%ORIDADES"# @onrad a todos. Amad la &raternidad. Cemed a $ios. @onrad al rey. /iervos sed sujetos con todo temor a vuestros amos; no solamente a los 'uenos y !umanos sino tam'i%n a los ri"urosos. (1 Pedro 2:17=18* El ap*stol deline* claramente cuál deb7a ser la actitud de los creyentes hacia las autoridades civiles4 5+ed pues su1etos a toda ordenaci*n humana por respeto a /ios4 ya sea al rey! como a superior! ya a los gobernantes! como de 3l enviados para vengan a de los malhechores y para loor de los que hacen bien. Porque 3sta es la voluntad de /ios; que haciendo bien! hagáis callar la ignorancia de los hombres varios4 como libres! y no como teniendo la libertad como cobertura de malicia! sino como siervos de /ios. =onrad a todos. 2mad la fraternidad. Temed a /ios. =onrad al rey5. "=2p4-A,'-A&) .os die preceptos de Hehová son el fundamento de todas las leyes 1ustas y buenas. .os que aman los mandamientos de /ios cumplirán cualquier ley buena de su pa7s. "1T4-:1'-:;) =emos de reconocer los gobiernos humanos como instituciones ordenadas por /ios mismo! y enseñar la obediencia a ellos como un deber sagrado! dentro de su leg7tima esfera. "=2p4&1) Eo se nos pide que desafiemos a las autoridades. Euestras palabras! sean habladas o escritas! deben ser consideradas cuidadosamente. "=2p4&1) ";<%) 0( de O! uCre )OR DIOS"# $ios terri'le en la "rande con"re"aci,n de los santos y &ormida'le so're todos cuantos están alrededor suyo. (/almo 81:7* Otro don precioso que deber7a ser cuidadosamente fomentado es el de la reverencia. .a verdadera reverencia hacia /ios es inspirada por el sentimiento de su infinita grande a y de su presencia. El cora *n de todo niño deber7a ser profundamente impresionado con esta sensaci*n del $nvisible. /eber7a enseñarse al niño a considerar sagrados la hora y el lugar de oraci*n y los cultos pIblicos! porque /ios está en ellos. # al manifestar reverencia en la actitud y conducta! el sentimiento que lo inspire se profundi ará.

Pág. 1-(

6onvendr7a tanto a los 1*venes como a los vie1os estudiar! meditar y a menudo repetir aquellas palabras de la +anta Escritura que muestran c*mo deber7a considerarse el lugar señalado por la presencia especial de /ios. 5Luita el cal ado de tus piesOorden* /iosa 8ois3s 1unto a la ar a ardiente porque el lugar en que estás! tierra santa es5. Hacob! despu3s de contemplar la visi*n de los ángeles! eGclam*4 KHehová está en este lugar! y yo no lo sab7a5. "Ed4;-A';-() .a humildad y reverencia caracteri arán la conducta de todos los que llegan a la presencia de /ios. En el nombre de HesIs podemos acercarnos a 3l con confian a! pero no debemos hacerlo con la temeridad de la presunci*n! como si estuvi3ramos a su mismo nivel. =ay quienes se dirigen al grande y poderoso y santo /ios! que mora en la lu inaccesible! como si se tratara de su igual! o qui á un inferior. Eo faltan quienes se conducen en su casa como no lo har7an en la sala de audiencias de un gobernante terrenal. Estos deben recordar que están en la presencia de 2quel a quien adoran los serafines! y ante quien los ángeles velan el rostro. /ios debe ser reverenciado en gran manera; todos los que verdaderamente se percaten de su presencia se prosternarán humildemente ante 3l. "PP4;;:) ";<1) 0+ de O! uCre )OR SU NOM-RE"# /anto y terri'le es su nom're. (/almo 111:1* Tambi3n se deber7a mostrar reverencia hacia el nombre de /ios. Eunca se deber7a pronunciar ese nombre con ligere a o indiferencia. =asta en la oraci*n se deber7a evitar su repetici*n frecuente o innecesaria. "Ed4;-() .os que están vinculados a /ios por un pacto! están comprometidos a hablar de 3l en la forma más respetuosa y reverenteB .os 1uramentos y las palabras pronunciadas en forma de tales! deshonran a /ios. El +eñor ve y oye! y no tendrá por inocente al transgresor. Eo será burlado. .os que toman el nombre del +eñor en vano! descubrirán que es terrible caer en las manos del /ios viviente. "8+ 1;:! 1<%1) 2l mencionar irrefleGivamente a /ios en la conversaci*n corriente! al apelar a 3l en situaciones sin importancia! y al repetir su nombre con frecuencia y sin pensar! deshonrándolo! estamos deshonrándolo. "8+ 1! 1(<1) >Lu3 vagas nociones en cuanto a la santidad de /ios tienen algunos! y con cuánta frecuencia toman su santo y terrible nombre en vano! sin comprender que están hablando de /ios! del /ios grande y terrible. 6uando oran! muchos usan eGpresiones descuidadas e irreverentes que contristan el tierno Esp7ritu de /ios e impiden que sus oraciones lleguen al cielo. "PE4A%) Para santificar el nombre del +eñor! se requiere que las palabras! que empleemos al hablar del +upremo sean pronunciadas con reverencia. 5+anto y terrible es su nombre.5 Eo debemos considerar nunca superficialmente los t7tulos ni los apelativos de la /eidad. En la oraci*n entramos en la sala de audiencia del 2lt7simo; y debemos comparecer ante 3l con respeto sagrado. .os ángeles velan sus rostros en su presencia. .os querubines y los esplendorosos y sagrados serafines se acercan a su trono con reverencia solemne. >6uánto más debemos nosotros! seres finitos y pecadores! acudir en forma reverente delante del +eñor! nuestro 6reador? "/8H4(<'<%) ";<;) 0. de O! uCre )OR ,A )A,A-RA DE DIOS"# Escuc!ad mi vo+ y ser% a vosotros #or $ios y vosotros me ser%is #or #ue'lo; y andad en todo camino que os mandare #ara que os vaya 'ien. (3er. 7:2-* Mosotros y yo necesitamos que se aclare e intensifique la visi*n espiritual para contemplar su plan de la redenci*n como nunca lo vimos antes. Lueremos que nuestros cora ones sientan los vigorosos latidos del amor de un +alvador. 2l escudriñar las Escrituras! al alimentaron con las palabras de vida! considerad que ellas son la vo de /ios que habla al alma. 2 veces confundimos las voces de nuestros amigos; pero en la 9iblia tenemos las instrucciones de /ios respecto a todos los asuntos importantes que conciernen a nuestros intereses de orden eterno! y además! podemos aprender mucho

Pág. 1-<

en cuanto a los asuntos temporales. Estas enseñan as siempre se adaptarán a las circunstancias por las que estemos atravesando y estarán destinadas a prepararnos para soportar la prueba y capacitarnos para reali ar la obra que /ios nos encomend*. "6arta <,! 1(<-) .a 9iblia es la vo del +eñor que nos habla tal como si pudi3ramos escucharla con nuestros o7dos. +i comprendi3ramos eso! >con cuánto temor abrir7amos la Palabra de /ios y con cuánto fervor escudriñar7amos sus preceptos? Entonces considerar7amos que la lectura y contemplaci*n de las Escrituras es algo as7 como una audiencia con el $nfinito. "+T! %,'%,'1<%:) /ebemos abrir la Palabra de /ios con reverencia y con el sincero deseo de conocer la voluntad de /ios con respecto a nosotros. Entonces los ángeles celestiales orientarán nuestro escudriñamiento. /ios nos habla en su Palabra. Estamos en la sala de audiencias del 2lt7simo! en la presencia misma de /ios. 6risto entra en el cora *n. "+T! ;('%-'1<%:) /emostrad que reverenciáis vuestra fe! hablando con reverencia de las cosas sagradas. Eunca permitáis que escape de vuestros labios una sola eGpresi*n liviana o fr7vola cuando citáis las Escrituras. 2l tomar la 9iblia en vuestras manos! recordad que estáis en terreno santo. "PE641<,'1<&) ";<-) 0/ de O! uCre EN E, HOGAR"# Por tanto 3e!ová el $ios de 5srael dice: yo !a'la dic!o que tu casa y la casa de tu #adre andarían delante de mí #er#etuamente; mas a!ora !a dic!o 3e!ová: Lunca yo tal !a"a #orque yo !onrar% a los que me !onran y los que me tuvieren en #oco serán viles. (1 /am. 2:-F* Tratad de que la vida del hogar se aseme1e en lo posible al 6ielo. "8+ <-! 1<%1) En el hogar se echan los cimientos para la prosperidad de la iglesia. .as influencias que rigen la vida del hogar se prolongan en la vida de la iglesia; por lo tanto! los deberes para con ella deben comen ar primero en el hogar. "+T! %1'%<'1(<() .os que gobiernan su familia como se debe! e1ercerán una influencia de orden y reverencia dentro de la iglesia. "0=! 1<'%;'1(<&) .os padres y las madres que ponen a /ios en primer lugar en su familia! que enseñan a sus hi1os que el temor del +eñor es el principio de la sabidur7a! glorifican a /ios delante de los ángeles y delante de los hombresB6risto no es un eGtraño en sus hogares; su nombre es un nombre familiar! venerado y glorificado. .os ángeles se deleitan en un hogar donde /ios reina supremo! y donde se enseña a los niños a reverenciar la religi*n! la 9iblia y al 6reador. .as familias tales pueden aferrarse a la promesa4 5#o honrar3 a los que me honran.5 ",T+41%,) El sagrado privilegio de comulgar con /ios aclara y define la visi*n de las cosas gloriosas que se han preparado para los que aman a /ios y reverencian sus mandamientos. /ebernos infundir reverencia a nuestra vida diariaB 6omplicamos nuestros deberes diarios de la vida con demasiadas cosas me quinas y comunes! y por eso no vemos al invisible. /e esa manera perdemos muchas y ricas bendiciones dentro de nuestra eGperiencia religiosa. "6arta 1,! 1<%%) .a verdadera reverencia se revela mediante la obediencia. /ios no eGige nada que no sea esencial! y no hay me1or manera de manifestar la reverencia que tanto le agrada que obedeciendo sus palabras. "6PT4111) ";<,) 00 de O! uCre )OR SUS RE)RESEN%AN%ES"# < 3e!ová el $ios de sus #adres envi, a ellos #or mano de sus mensajeros levantándose de ma4ana y enviando #orque %l tenía misericordia de su #ue'lo y de su !a'itaci,n. Alas ellos !acían escarnio de los mensajeros de $ios y menos#recia'an sus #ala'ras 'urlándose de sus #ro&etas !asta que su'i, el &uror de 3e!ová contra su #ue'lo y que no !u'o remedio. (2 2r,n. -.:1B=1.* +e deber7a mostrar reverencia hacia los representantes de /ios4 pastores! maestros! y padres llamados a hablar y actuar en su lugar. /ios es honrado por el respeto mostrado hacia ellos. "Ed4;-<)

Pág. 1,%

.a educaci*n y preparaci*n de los debe ser de un carácter que las cosas sagradas! y estimule la devoci*n pura a /ios en su casa. 8uchos de los que profesan ser hi1os del 0ey celestial! no tienen verdadero aprecio por el carácter sagrado de las cosas eternasB 0ara ve se les indica que el ministro es el emba1ador de /ios! que el mensa1e que trae es uno de los medios designados por /ios para salvar a las almas! y que para todos los que tienen el privilegio de ser puestos a su alcance! será sabor de vida para vida o de muerte para muerte 8uchas cabe as de familias hacen del culto un asunto de cr7tica en casa! aprobando algunas cosas y condenando otrasB2cerca del servicio del santuario! si el que habl* tiene alguna mancha! temed mencionarlo. =ablad tan s*lo de la buena obra que hace! de las buenas ideas que present*! que debierais escuchar como procedentes del agente de /iosB 2 menos que se inculquen en los miembros ideas correctas de la adoraci*n y reverencia verdaderas! habrá una creciente tendencia a poner lo sagrado y eterno al mismo nivel que las cosas comunes! y los que profesan creer la verdad ofenderán a /ios y deshonrarán la religi*n. Eunca podrán! con sus ideas incultas! apreciar un cielo puro y santo! y estar preparados para alternar con los adoradores de los atrios celestiales! donde todo es pure a y perfecci*n! donde todo ser tiene perfecta reverencia por /ios y su santidad. Pablo describe la obra de los emba1adores de /ios como una obra por la cual cada hombre será presentado perfecto en 6risto HesIs. ",T+41&%'1&,) ";<&) 01 de O! uCre )OR ,A CASA DE DIOS"# 0is sá'ados "uardar%is y mi santuario tendr%is en reverencia: <o 3e!ová. (Aev. 11:-F* /ios es santo y sublime; y para el alma humilde y creyente! su santuario terrenal! el lugar donde su pueblo se reIne para adorarlo! es una puerta del cielo. El canto de alaban a! las palabras pronunciadas por los ministros de 6risto! son los elementos que /ios ha destinado a la preparaci*n de un pueblo para la iglesia del cielo! y para el culto superior. "#$! %('1%'1(<:) 6uando los adoradores entran en el lugar de la reuni*n! deben hacerlo con decoro! pasando quedamente a sus asientosB.a conversaci*n comIn! los cuchicheos y las risas no deben permitirse en la casa de culto! ni antes ni despu3s del servicio. Jna piedad ardiente y activa debe caracteri ar a los adoradores. +i algunos tienen que esperar unos minutos antes de que empiece la reuni*n! conserven un verdadero esp7ritu de devoci*n meditando silenciosamente! manteniendo el cora *n elevado a /ios en oraci*n! a! fin de que el servicio sea de beneficio especial para su propio cora *n! y condu ca a la convicci*n y conversi*n de otras almas. /eben recordar que los mensa1eros celestiales están en la casa. Todos hemos perdido mucha dulce comuni*n con /ios por nuestra inquietud! por no fomentar los momentos de refleGi*n y oraci*nB Elevad la norma del cristianismo en la mente de vuestros hi1os; ayudadles a entrete1er a HesIs en su eGperiencia; enseñadles a tener la más alta reverencia por la casa de /ios! y a comprender que cuando entran en la casa del +eñor! deben hacerlo con cora *n enternecido y subyugado por pensamientos como 3stos4 5/ios está aqu7; 3sta es su casa. /ebo tener pensamientos puros y los más santos motivosB Este es el lugar donde /ios se encuentra con su pueblo y le bendiceBN .os padres no deben s*lo enseñar! sino ordenar a sus hi1os que entren en el santuario con seriedad y reverencia. ",T+41,:'1&1) Practicad la reverencia hasta que 3sta se convierta en parte de vuestro ser. "#$! %('1%'1(<:) ";<:) 10 de O! uCre )OR E, S3-ADO"# Acordarte !as del día del re#oso #ara santi&icarlo. (EOo. 2F:-* 52cordarte5 es la palabra que se usa al principio mismo del cuarto mandamiento. Padres! ten3is que acordaron del sábado para guardarlo. # si as7 proced3is! estáis impartiendo la debida instrucci*n a vuestros hi1os; ellos reverenciarán el santo d7a de /iosB/urante el curso de toda la semana mantened

Pág. 1,1

en vista el sábado! porque ese d7a debe dedicarse al servicio de /ios. Es un d7a en que las manos descansarán de cualquier tarea mundana! y en que las necesidades del alma deben recibir atenci*n especial. "8+ &A! 1(<A) >Oh! tratad de que el sábado sea el d7a más grato y bendecido de toda la semana?....os padres deber7an dedicar atenci*n a sus hi1os! ley3ndoles las partes más atractivas de la historia b7blica! enseñándoles a reverenciar el sábado y a guardarlo segIn el mandamientoBPueden conseguir que el sábado sea una delicia si siguen una conducta adecuada. 2 los niños les puede interesar la buena lectura o la conversaci*n referente a la salvaci*n de su alma. "0=! 1,'%,'1((&) /urante una parte del d7a todos deber7an tener la oportunidad de estar al aire libreBPerm7tase que su 1oven esp7ritu se relacione con /ios en el bello escenario de la naturale a! y que su atenci*n se sienta atra7da por las manifestaciones del amor divino hacia el hombre! por medio de las obras creadasB 2l contemplar las bellas cosas que /ios ha creado para felicidad del hombre! se sentirán impulsados a considerarlo como un Padre tierno y afectuosoB6uando el carácter de /ios imprime sobre ellos las caracter7sticas del amor! la bondad! la hermosura y la atracci*n! se sienten impulsados a amarlo. ";T4&(-'&(,) El sábado es el broche áureo que une a /ios con su pueblo. ":T4-&1) Cuardar el sábado para honra del +eñor significa salvaci*n eterna. ":T4-&:) ";<A) 11 de O! uCre E, DIOS VIVIEN%E"# 3e!ová $ios es la verdad %l es $ios vivo y )ey eterno. (3er. 1F:1F* 58i rostro irá contigo5 "EGo. --4 1,)! es la promesa que se hi o durante el via1e reali ado a trav3s del desierto. +e acompañ* esta promesa con la maravillosa revelaci*n del carácter de Hehová! lo cual permiti* que 8ois3s pudiera proclamar a todo $srael la benignidad de /ios! y estuviera en condiciones de instruirles plenamente en lo que se refer7a a los atributos de su 0ey invisibleB =asta el final de su larga vida de paciente ministerio! 8ois3s sigui* eGhortando a $srael para mantener sus o1os fi1os en su divino gobernanteB >6on cuánta confian a hab7a dado a conocer 8ois3s a los israelitas los misericordiosos atributos de Hehová? 8uchas veces! durante el via1e a trav3s del desierto. 8ois3s hab7a clamado ante /ios en favor del eGtraviado $srael! y el +eñor hab7a perdonado a su puebloB El profeta invoc* las maravillosas providencias y promesas de /ios en favor del pueblo escogido. # por fin! como culminaci*n de sus sIplicas! invoc* el amor de /ios por el hombre ca7doB5Perdona ahora la iniquidad de este pueblo segIn la grande a de tu misericordia! y como has perdonado a este pueblo desde Egipto hasta aqu7BN 8isericordiosamente el +eñor contest*4 5#o lo he perdonado conforme a tu dicho.5 # luego! en forma de profec7a! le dio a conocer su prop*sito respecto al triunfo final de su pueblo escogido4 56iertamente como yo vivo! y como toda la tierra ha de llenarse de mi gloria.5 "M. 8.)B.a gloria de /ios! su carácter! su misericordia bondad y tierno amor! todo eso que 8ois3s hab7a invocado en favor de $srael se revelar7a a la humanidad. # esa promesa de Hehová se afirm* doblemente4 fue confirmada con 1uramento. Tan ciertamente como /ios vive y reina! su gloria será declarada entre paganos! y sus maravillas! entre todos los pueblas. "0=! 1('%-'1<1&) ";<() 1$ de O! uCre DIOS ES MI )ADRE"# 0irad cuál amor nos !a dado el Padre que seamos llamados !ijos de $ios. (1 3uan -:1* >Lu3 amor incomparable 3ste! que permite que siendo pecadores y eGtran1eros! podamos volver a /ios y ser adoptados en su familia? Podemos dirigirnos a 3l usando el tierno nombre de 5Padre!5 que es una muestra del afecto que le profesamos y una prenda de su tierno cuidado por nosotros. 2l contemplar a los herederos de la gracia! el =i1o de /ios 5no se avergSen a de llamarlos hermanos.5 Tienen una relaci*n con /ios más sagrada que la de los ángeles que nunca cayeron.

Pág. 1,;

Todo el amor de padre que! en el curso de una generaci*n tras otra! ha encendido los cora ones humanos! todas las fuentes de ternura que se abrieron en las almas de los hombres! no son nada más que un diminuto arroyuelo frente a un oc3ano ilimitado cuando se comparan con el infinito e inagotable amor de /ios. .a lengua no lo puede eGpresar; la pluma no es capa de describirlo. Pod3is meditar en 3l todos los d7as de la vida; pod3is escudriñar las Escrituras con diligencia a fin de comprenderlo y empeñar todas las facultades y talentos que /ios os ha dado en un esfuer o por captar el amor y compasi*n del Padre celestial; y con todo os quedará una infinidad por comprendo. "9E! 1&'%('1((<) /ios contempla la imagen de su =i1o unig3nito en cada uno de sus hi1os. .os contempla con amor ineGpresable. .os rodea con los bra os de su amor. El +eñor se regoci1a en su pueblo. "6arta -%! 1(<;) Eos ha redimido del mundo abandonado! y nos ha escogido para que lleguemos a ser miembros de la familia real! hi1os e hi1as del 0ey del cielo. Eos invita a confiar en 3l con una confian a más profunda y más fuerte que aquella que un hi1o deposita en un padre terrenal. ".P41;() /ios es un Padre tierno! celestial y compasivo para nosotros. "8+ 1! 1(<1) ";<<) 1& de O! uCre DIOS ES CONMIGO"# 3e!ová de los ej%rcitos es con nosotros; nuestro re&u"io es el $ios de 3aco'. (/almo ;.:7* 5Emanuel! /ios con nosotros!5 esto es todo par a nosotros. >Lu3 cimiento para nuestra fe? >Lu3 esperan a de inmortalidad infunde al alma del creyente? /ios con nosotros en 6risto HesIs! para acompañarnos en cada paso que demos durante el via1e rumbo al cielo. El Esp7ritu +anto con nosotros! como consolador y gu7a en medio de nuestra perple1idad! para aliviar nuestros pesares! para protegernos en la tentaci*n. 5>Oh profundidad de las rique as de la sabidur7a y de la ciencia de /ios?5 "6arta -1! 1(<;) /ios orden* a 8ois3s respecto a $srael4 5=acerme un santuario! y yo habitar3 entre ellos!5 y moraba en el santuario en medio de su pueblo. /urante todas sus penosas peregrinaciones en el desierto! estuvo con ellos el s7mbolo de su presencia. 2s7 6risto levant* su tabernáculo en medio de nuestro campamento humano. =inc* su tienda al lado de la tienda de los hombres! a fin de morar entre nosotros y familiari arnos con su vida y carácter divinosB /esde que HesIs vino a morar con nosotros! sabemos que /ios conoce nuestras pruebas y simpati a con nuestros pesares. 6ada hi1o e hi1a de 2dán puede comprender que nuestro =acedor es el amigo de los pecadoresB 5/ios con nosotros5 es la seguridad de nuestra liberaci*n del pecado! la garant7a de nuestro poder para obedecer la ley del cielo. "/TC41(';%) 6risto procur* enseñar la gran verdad que tanto necesitamos aprender! de que /ios está siempre con nosotros! como habitante de todas las moradas! que conoce toda acci*n que se reali a en la tierra. El conoce los pensamientos que idea la mente y que el alma sanciona. Oye cada palabra que pronuncian los labios de los seres humanos. 6amina y traba1a en medio de todas nuestras actividades la vida. 6onoce todos los planes y mide el alcance de todos los m3todos. "0=! -%'%&'1(<<) "-%%) 1( de O! uCre DIOS ME VE"# C6 eres el $ios de la vista. (I%n. 1.:1-* /ios vigila y observa las acciones de los hi1os de los hombres. Eada ocurre en cielo o tierra sin que lo sepa el 6reador. Eada puede suceder sin su permiso. +obre el ser de quien depende el destine de un imperio reposa el o1o vigilante del que no conoce el descanso y que 5da salud a los reyes!5 y a quien pertenecen los 5escudos de la tierra.5 # vela sobre el pobre con igual ternura como sobre el monarca. /ios está obrando constantemente a favor de sus criaturas. $nfinidad de veces /ios se interpuso para desviar la muerte! para salvar a hombres! mu1eres y niños cuando +atanás se propon7a lograr un resultado desastrosoB

Pág. 1,-

Este mundo ha recibido señaladas bendiciones de /ios. .os seres humanos son favorecidos con incontables beneficios. .a Providencia vela sobre ellos y los protege. +obre ellos se vuelcan los más selectos dones del tesoro celestial. "2J60! %1'%1'1<%;) /ios os conoce por nombre. 6onoce cada acci*n de vuestra vida. "8+ 1,! 1(<,) /ios conoce cada pensamiento y prop*sito! cada plan y motivoBTal como el artista pinta en el lien o los rasgos fison*micos del que posa! se anotan en el libro del cielo los rasgos de carácter de cada persona. "+T! -1'%A'1<%1) /ios quiere que advirtáis la presencia divina. +u pa y consuelo! su gracia y go o transformarán la sombra de muerte en radiante mañana y bienaventurada lu BJn esp7ritu de reverencia comprende que el cora *n debe ser custodiado por el poder de /ios. .os ángeles ministradores abren los o1os de la mente y el cora *n para que 3stos puedan ver cosas admirables en la ley divina! en el mundo natural y en las cosas eternas reveladas por el Esp7ritu +anto. "6arta 1,! 1<%%) "-%1) 1+ de O! uCre DIOS CUIDA DE M@"# Lo temas que yo soy conti"o no desmayes que yo soy tu $ios que te es&uer+o; siem#re te ayudar% siem#re te sustentar% con la diestra de mi justicia. (5sa ;1:1F* El +eñor se mantiene en activa comunicaci*n con cada parte de sus vastos dominios. +e lo imagina inclinándose hacia la tierra y sus habitantes. El escucha cada palabra que se pronuncia y oye cada gemido; presta atenci*n a cada oraci*n; observa los movimientos de cada ser. /ios siempre ha velado por su puebloB6risto enseñ* a sus disc7pulos que la medida de atenci*n divina concedida a cualquier ob1eto o ser depende de la 1erarqu7a que le corresponde dentro de la creaci*n de /ios. .es señal* los pá1aros! y les di1o que ni siquiera un gorri*n cae en tierra sin que el Padre celestial lo advierta. # si /ios se preocupa por un gorrioncillo! con toda seguridad las almas por las cuales 6risto muri* son de inmenso valor para 3l. El valor del hombre! la estima en que /ios lo tiene se revela en la cru del 6alvarioB .a misericordia y el amor de /ios hacia la ra a ca7da no han de1ado de multiplicarse! ni han cambiado de direcci*n. "+T! 1A'11'1(<() Es cierto que sufriremos chascos y que nos aguardan tribulaciones; pero debemos encomendar todo! sea grande o pequeño! a nuestro /ios. 2 3l no lo aturden la multitud de nuestros sinsabores! ni lo abruma el peso de nuestras cargas. +u protecci*n se eGtiende a todos los hogares y vela por cada individuo. 2 3l le preocupan todos nuestros negocios y pesares. El anota cada lágrima; se conmueve al advertir nuestras debilidades. Todas las aflicciones y pruebas que nos sobrecogen son permitidas a fin de que obren los divinos prop*sitos de amor en nuestro beneficio! 5para que recibamos su santificaci*n!5 y as7 participemos de la plenitud del go o que se halla en su presencia. "9E! %1'%<' 1((<) "-%;) 1. de O! uCre DIOS ES ?NICO"# Acordaos de las cosas #asadas desde el si"lo; #orque yo sor $ios y no !ay más $ios y nada !ay a mí semejante. (5sa. ;.:1* /ios es Inico en el cielo. 2ll7 la santidad impera; all7 no hay nada que mancille la perfecta armon7a con /ios. +i en verdad nos encaminamos hacia ese lugar! el esp7ritu del cielo debe morar en nuestro cora *n mientras estamos en la tierra. 8as si no hallamos placer actualmente en la contemplaci*n de las cosas celestiales; si no tenemos inter3s en buscar el conocimiento de /ios! ni deleite alguno en mirar el carácter de 6risto; si la santidad no nos atrae! entonces podemos tener la seguridad de que esperamos el cielo es vano. .a perfecta armon7a con la voluntad de /ios es el blanco supremo que debe interesar constantemente al cristiano. 2 3ste debe encantarle hablar de /ios! de HesIs! del hogar bienaventurado y puro que 6risto ha preparado para los que le aman. .a contemplaci*n de estos temas! cuando el alma se deleita nutri3ndose con las benditas promesas de /ios! es! segIn el ap*stol! probar 5las virtudes del silo venidero.5 "9E! %1'%<'1((<)

Pág. 1,,

El conocimiento de /ios tal como fue revelado en 6risto es el que deben tener todos los que son salvados. Es el conocimiento que obra la transformaci*n del carácter. Este conocimiento! una ve recibido! formará nuevamente el alma a la imagen de /ios. 6omunicará a todo el ser un poder espiritual divinoB 5Por esta causa!5 dice +. Pablo! 5doblo mis rodillas al Padre de nuestro +eñor Hesucristo! del cual es nombrada toda la parentela en los cielos y en la tierra! que os d3! conforme a las rique as de su gloria! el ser corroborados con potencia en el hombre interior por su Esp7ritu. Lue habite 6risto por la fe en vuestros cora ones4 para que! arraigados y fundados en amor! podáis bien comprender con todos lo! santos cuál sea la anchura y la longura y la profundidad y la altura! y conocer el amor de 6risto! que eGcede a todo conocimiento! para que seáis llenos de toda la plenitud de /ios.5 "Efe. -41,'1<). "864,%&',%:) "-%-) 1/ de O! uCre ,A NA%URA,E'A HA-,A DE D,"# Aos cielos cuentan la "loria de $ios y la eO#ansi,n denuncia la o'ra de sus manos. (/almo 11:1* /ios nos ha rodeado de hermosos paisa1es naturales para atraer e interesar la mente. El quiere que relacionemos las belle as de la naturale a con su propio carácter. +i estudiamos fielmente el libro de la naturale a! descubriremos que 3sta es una fuente fruct7fera en la cual se puede contemplar el amor y poder infinitos de /iosB El +upremo 2rtista ha pintado sobre el cambiante y movedi o lien o del cielo la hermosura del sol poniente. =a mati ado el firmamento con pinceladas de oro! plata y carmes7! tal como si se hubieran abierto de par en par los portales del para7so! a fin de que pudi3ramos contemplar sus resplandores y de que nuestra imaginaci*n pudiera captar la gloria que hay allá adentro. 8uchos desdeñan este paisa1e celeste. Eo hallan huellas del amor y poder infinitos de /ios en las incomparables hermosuras que se ven en el cielo; y sin embargo quedan poco menos que eGtasiados frente a unos cuadros imperfectos! que s*lo pueden imitar al +upremo 2rtista. El 0edentor del mundo prefiri* dar sus enseñan as al aire libreBEligi* las arboledas y las riberas del mar! donde se disfrutaba de un amplio panorama y variado paisa1e! a fin de ilustrar las importantes verdades del reino divino mediante las obras que /ios hi o en la naturale a. "+T! %,'%:'1(A,) 6ontemplad las eGtraordinarias y bellas obras naturales. Pensad en qu3 forma maravillosa se adaptan a las necesidades y alegr7as no s*lo del hombre! sino de todos los seres vivientes. El sol y la lluvia que alegran y refrescan la tierra! las colinas! mares y llanuras! todos nos hablan del amor del 6reador. Es /ios el que abre los pimpollos! y forma el fruto. El es el que suple las necesidades diarias de sus seres creados. "9T+! 11'1<%() 2l contemplar a /ios dentro de la naturale a el cora *n se aviva y palpita con amor nuevo y más profundo! con me cla de temor y reverencia. "+T! %,'%:'1(A,) "-%,) 10 de O! uCre VIDA A-UNDAN%E EN CRIS%O"# <o !e venido #ara que ten"an vida y #ara que la ten"an en a'undancia. (3uan 1F:11* Todos los seres creados viven por la voluntad y el poder de /ios. 0eciben la vida del =i1o de /ios. Por capaces y talentoso4 que sean! por notables que sean sus dones! reciben nueva provisi*n de vida de parte de la fuente de toda vida. El es el manantial de la vida. +olamente el Inico que posee inmortalidad! que mora en la lu y la vida pudo decir4 5Tengo poder para ponerla Qsu vidaR! y tengo poder para volverla a tomarBN 6risto ten7a derecho a conferir inmortalidad. .a vida que el hab7a infundido en la humanidad! volvi* a tomarla y a conferirla a la ra a humana. 5=e venido para que tengan vidaOdiceOy pan que la tengan en abundanciaBN Todos los que son uno con 6risto! por fe en 3l adquieren eGperiencia que será vida para vida eternaBNPorque yo vivoB vosotros tambi3n vivir3is.5

Pág. 1,&

6risto se identific* con los seres humanos! para que 3stos pudieran ser uno en Esp7ritu y vida con 3l. En virtud de esta uni*n a obediencia a la Palabra de /ios! su vida llega a ser la vida de ellos. 6risto dice al penitente4 K#o soy la resurrecci*n y la vidaN. Para 6risto la muerte es un sueño4 silencio! tinieblas! sueño. +e refiere a ella como si fuera un breve momento. 5Todo aquel que vive y cree en m7 OdiceOno morirá eternamenteBN# para el creyente la muerte es asunto de poca importancia. Para 3l la muerte no es nada más que un sueño. "#$! %,'%('1(<() El mismo poder que resucit* a 6risto de los muertos resucitar7a a su iglesia! y la glorificará con 6risto como esposa suya! por encima de todos los principados y potestades! por encima de todo nombre! no s*lo de este mundo! sino de los atrios celestiales! o sea! del mundo superior. .a victoria de los santos que duermen será gloriosa en la mañana de la resurrecci*n. "#$! 11'%('1(<() "-%&) 11 de O! uCre CRIS%O ES MI EJEM),O )ER*EC%O"# Porque #ara esto sois llamados; #ues que tam'i%n 2risto #adeci, #or nosotros dejándonos ejem#lo #ara que vosotros si"áis sus #isadas: el cual no !i+o #ecado; ni &ue !allado en"a4o en su 'oca. (1 Pedro 2:21=22* 6risto es nuestro e1emplo en todas las cosas. /ada la providencia divina! pas* sus primeros años en Ea aret! cuyos habitantes eran tan depravados que 3l estaba constantemente eGpuesto a las tentaciones! y ten7a que mantenerse en guardia a fin de permanecer puro y sin mancha en medio de tanto pecado e impiedad. 6risto no escogi* ese pueblo. Pue su padre quien lo eligi*! para que su carácter fuera sometido a diversas pruebas. .os primeros años de la vida de 6risto estuvieron sometidos a r7gidas pruebas vicisitudes y luchas! con el prop*sito de que desarrollara el carácter perfecto que lo convirti* en el perfecto e1emplo para niños! 1*venes y adultos .a vida de 6risto estaba destinada a demostrar que la pure a! estabilidad y firme a de principios no dependen de que la vida est3 libre de tribulaciones! pobre a y adversidad. 6risto soport* sin murmurar las pruebas y privaciones de que tantos 1*venes se que1an. # esta disciplina es 1ustamente lo que necesitan los es lo que les conferirá firme a de carácter y que los aseme1ará a 6risto! fortaleci3ndoles el esp7ritu para resistir a la tentaci*n. +i se apartan de la influencia de los que tratar7an de eGtraviarlos y corromperlos! no serán derrotados por las trampas satánicas. 8ediante la oraci*n cotidiana recibirán sabidur7a y gracia de /ios para soportar las luchas y hacer frente a la árida realidad de la vida! y triunfar sobre todas ellas. .a fidelidad y serenidad mental se pueden conservar solamente merced a la oraci*n y una actitud de alerta. .a vida de 6risto fue un e1emplo de energ7a perseverante que no se de1aba debilitar por los insultos y el rid7culo! por las privaciones o sinsaboresB# precisamente en la medida en que mantengan su integridad de carácter en medio de los desengaños! aumentarán su fortale a! estabilidad y resistencia y se fortificarán en esp7ritu. "#$! %-'1(A;) "-%:) $0 de O! uCre CRIS%O ES MI HERMANO MAAOR"# Por lo cual de'ía ser en todo semejante ante a los !ermanos #ara venir a ser misericordioso y &iel Pontí&ice en lo que es #ara con $ios #ara eO#iar los #ecados del #ue'lo. (@e'. 2:1* El =ermano mayor de nuestra ra a está 1unto al trono eterno. /esde all7 mira a toda alma que vuelve su rostro hacia 3l como al +alvador. +abe por eGperiencia lo que es la flaque a humana! lo que son muestras necesidades! y en qu3 consiste la fuer a de nuestras tentaciones; fue 5tentado en todo segIn nuestra segIn nuestra naturale a pero sin pecado5. "=eb. ,41&). Está velando sobre ti! tembloroso hi1o de /ios. DEres tentadoF Te librará. DEres d3bilF Te fortalecerá DEres ignoranteF Te iluminará. DEstás heridoF Te curará. Hehová Kcuenta el nImero de las estrellasN y no obstante 3l es tambi3n el que sana los quebrantados de cora *n! y liga sus heridasN. "+almo 11A4-',). 6ualesquiera que sean tus angustias y pruebas! eGponlas al +eñor. Tu esp7ritu encontrará sost3n para sufrirlo todo. El camino será despe1ado para que puedas librarte de todo enredo y aprieto. 6uanto más d3bil y desamparado te sientas! más fuerte serás con su ayuda. 6uanto más pesadas tus cargas! más dulce y ben3fico tu descanso! al echarlas sobre 2quel que se ofrece a llevarlas por ti.

Pág. 1,:

.as circunstancias pueden separar a los amigos; las aguas intranquilas del dilatado mar pueden agitare entre nosotros y ellos. Pero ninguna circunstancia! ninguna distancia pueden separarnos del +alvador. /ondequiera que estemos! 3l está siempre a nuestra derecha! para sobrellevar! conservar y animar. 8ás grande que el amor de una madre por su hi1o! es el amor de 6risto por sus rescatados. Es nuestro privilegio descansar en su amor; y decir4 5En 3l confiar3; pues dio su vida por m7.5 El amor humano puede cambiar; el de 6risto no conoce mudan a. 6uando clamamos a 3l por auGilio! su mano se eGtiende para salvar. "864:-':,) El desea que comprendamos que 3l regres* al cielo como =ermano mayor nuestro y que ha puesto a nuestra disposici*n el inconmensurable poder que se le confiri* a 3l. "<T41(:) "-%A) $1 de O! uCre JES?S COMO JOVEN"# < el ni4o crecía y se &ortaleciese y se !enc!ía de sa'iduría; y la "racia de $ios era so're %l. (Auc. -:1F* Es admirable por su el breve relato de sus primeros años4 5# el niño fortaleciese! y se hench7a de sabidur7a; y la gracia de! /ios era sobre 3lN. En el resplandor del rostro de su Padre! HesIs Kcrec7a en sabidur7a y en edad en gracia para con /ios y los hombresN. +u inteligencia era viva y aguda4 ten7a una refleGi*n y una sabidur7a que superaba sus años. +in embargo! su carácter era de hermosa simetr7a. .as facultades de su intelecto y de cuerpo se desarrollaban gradualmente! en armon7a con las leyes de la niñe . /urante su niñe HesIs manifest* una disposici*n especialmente amable. +us voluntarias manos estaban siempre listas para servir a otros! 0evelaba una paciencia que nada pod7a perturbar! y una veracidad que nunca sacrificaba la integridad. En los buenos principios! era firme como una roca! y su vida revelaba la gracia de una cortes7a desinteresada. 6on profundo inter3s! la madre de HesIs miraba el desarrollo de sus facultades! y contemplaba la perfecci*n de su carácter. 6on deleite trataba de estimular esa mentalidad inteligente y respectivaB /e labios de ella y de los cultos de los profetas! aprendi* HesIs las cosas celestiales. .as mismas palabras que 3l hab7a hablado a $srael por medio 8ois3s! le fueron enseñadas sobre las rodillas de su madre. # al pasar de la niñe a la adolescencia! no frecuent* las escuelas de los rabinos. Eo necesitaba la educaci*n que pod7a obtenerse de tales porque /ios era su instructorB Puesto que 3l adquiri* saber como nosotros podemos adquirirlo! su conocimiento 7ntimo de las Escrituras nos demuestra cuán diligentemente dedic* sus primeros años al estudio de la Palabra de /iosB/esde el primer destello de inteligencia! estuvo constantemente creciendo en gracia y conocimiento de la verdad. "/TC4&,'&:) "-%() $$ de O! uCre CRIS%O *UE O-EDIEN%E"# < descendi, con ellos y vino a La+aret y esta'a sujeto a ellosH< 3es6s crecía en sa'iduría y en edad y en "racia #ara con $ios y los !om'res. (Aucas 2:B1=B2* 2 pesar de su sagrada misi*n y de su eGcelsa relaci*n con /ios! de lo cual ten7a plena conciencia! HesIs no se consideraba eGimido de los deberes de la vida. El era el 6reador del mundo! y sin embargo aceptaba las obligaciones que ten7a hacia sus padres terrenales! y! frente al llamado del deber! obedeciendo los deseos de sus padres! sali* con ellos de Herusal3n! despu3s de la Pascua! y qued* su1eto a ellos. +e someti* a las restricciones impuestas por la autoridad paterna! y reconoci* sus obligaciones como hi1o! hermano! amigo y ciudadano. 6umpl7a los deberes que ten7a para con sus padres con respetuosa cortes7a. Era el 8onarca del cielo; hab7a sido el gran Hefe celestial; los ángeles se deleitaban en cumplir su voluntad. # helo aqu7 convertido en siervo dispuesto! en hi1o alegre y obediente. Eada pudo impedirle cumplir el fiel servicio que se espera de un hi1o. Eo pretendi* hacer nada notable que lo distinguiera de los demás 1*venes! o que proclamara su origen celestial. Ei siquiera sus

Pág. 1,A

amigos y parientes vieron señales de su divinidad en el curso de los años de la vida de 6risto que transcurrieron entre ellos. 6risto era reposado! y amable; animoso! bondadoso y siempre obedienteB El silencio que guardan las Escrituras respecto a la infancia y 1uventud de 6risto encierra una importante lecci*n para padres e hi1os. El fue nuestro e1emplo en todo. El hecho de que se hace un brev7simo comentario de la infancia y la adolescencia de 6risto! indica a padres e hi1os que cuanto más inadvertido pasa el per7odo de la niñe y la 1uventud! y cuanto más natural y libre de eGcitaciones artificiales sea! tanto me1or será para los niños y tanto más favorecerá la formaci*n de un carácter puro! sencillo y de verdadero valor moral. "#$! %;'1(A-) "-%<) $& de O! uCre CRIS%O *UE %EN%ADO EN %ODO"# Porque no tenernos un que no se #ueda com#adecer de nuestras &laque+as; mas tentado en todo se"6n nuestra semejan+a #ero sin #ecado. (@e'. ;:1B* .a venida de 6risto a nuestro mundo fue un gran acontecimiento! no s*lo para este planeta! sino para todos los mundos del universo de /ios. Mino para tomar nuestra naturale a! para ser tentado en todo como nosotros! y de1arnos! a pesar de ello! un e1emplo de perfecta pure a y un carácter sin mancha. +iendo que fue tentado en todo como nosotros! sabe comprendernos. +abe c*mo compadecer y ayudar a los niños y 1*venes; porque 3l tambi3n fue niño! y comprende cada prueba y tentaci*n en que aflige a los niñosB +us o1os refle1aban ese amor que lo indu1o a de1ar los atrios celestiales para venir a la tierra a morir en lugar de los pecadoresB6ompadeci* y am* no solamente a los que deseaban ser obedientes y amables! sino a los eGtraviados y perversos. HesIs no ha cambiarlo; es el mismo ayer! y hoy y por los siglos! y todav7a ama y compadece a los eGtraviados y trata de atraerlos hacia s7! para poder ofrecerles ayuda divina. El sabe que en el seno de cada alma se debate un poder diab*lico que trata de obtener el predominio; mas HesIs vino para quebrantar el poder de +atanás y dar libertad a los cautivos. En 6risto se revel* el carácter del Padre. 6uando los niños miraban su rostro! ve7an un espe1o de pure a y santidad en sus o1os. En su semblante se revelaba una me cla de bondad! mansedumbre! y amor y la conciencia de su poder. Pero aunque todas sus palabras! y gestos y cada eGpresi*n de su rostro revelaban su categor7a divina! su conducta y continente se caracteri aban por su humildad. Mino con un solo prop*sito! a saber4 la salvaci*n de los perdidos. "#$! ;-'%:'1(<;) "-1%) $( de O! uCre CRIS%O EN MI7 ES)ERAN'A DE G,ORIA"# A los cuales quiso $ios !acer notorias las rique+as de la "loria de este misterio entre los "entiles; que es 2risto en vosotros la es#eran+a de "loria. (2ol. 1:27* 56risto en vosotros! la esperan a de gloria.5 El conocimiento de este misterio de la llave para todos los demás. 2bre al alma los tesoros del universo! las posibilidades de un desarrollo infinito. # este desarrollo se obtiene por medio de la constante revelaci*n del carácter de /ios a nosotros! de la gloria y el misterio de la Palabra escrita. +i nos fuera posible lograr una plena comprensi*n de /ios y su Palabra! no habr7a para nosotros más descubrimientos de la verdad! mayor conocimiento ni mayor desarrollo. /ios de1ar7a de ser supremo! y el hombre de1ar7a de progresar. Cracias a /ios! no es as7. Puesto que /ios es infinito! y en 3l están todos los tesoros de la sabidur7a! podremos durante toda la eternidad escudriñar y aprender siempre! sin agotar 1amás las rique as de su sabidur7a! su bondad! o su poder. "Ed41:() +i aquel que busca la salvaci*n de /ios poseyese la misma energ7a y fervor que pondr7a en la bIsqueda de un tesoro terrenal! obtendr7a su ob1etoB Todos los que son hechos participantes de su salvaci*n aqu7! y que esperan participar de la gloria del reino futuro! deben unirse a 6risto. 6ada uno debe sentirse responsable de su propio casoB+i los tales cuidan su andar cristiano! HesIs será en ellos la esperan a de gloria! y se deleitarán en proclamar sus alaban as a fin de ser refrigerados. Tendrán presente la causa de su 8aestro y ella les será muy

Pág. 1,(

caraB6ada cristiano debe progresar adquiriendo cada ve más poder y emplear todas sus facultades en la causa de /ios. "-T+4;;';-) .a vida del verdadero creyente revela que el +alvador mora en 3lBToda su vida es un testimonio del poder de la gracia de 6risto. "AT4:A) "-11) $+ de O! uCre MI 3NGE, GUARDI3N"# Pues que a sus 6n"eles mandará acerca de ti que te "uarden en todos tus caminos. (/almo 11:11* 6ada disc7pulo de 6risto tiene su ángel guardián respectivo. Estos centinelas celestiales protegen a los 1ustos del poder del maligno. 2s7 lo reconoci* el mismo +atanás cuando di1o4 5DPor ventura teme Hob a /ios de baldeF DEo le has cercado en derredor! as7 a 3l como a su casa y todo lo que tieneF5 "M.8.) El medio de que /ios se vale para proteger a su pueblo está indicado en las palabras del salmista4 52sienta campamento el ángel de Hehová en derredor de los que le temen! y los defiende5. "6+4&:A) =e observado el tierno amor que /ios profesa a su pueblo; es un amor inmenso. Mi que los ángeles se cern7an sobre los santos desplegando sus alas alrededor de ellos. 6ada santo ten7a un ángel guardián. +i los 1ustos lloraban desanimados! o si se encontraban en peligro! los que siempre los custodiaban se ale1aban volando hacia el cielo para llevar las noticias! y los ángeles de la ciudad de1aban de cantarB.levaban el informe al para7so! y todos los ángeles de la ciudad se echaban a llorar! y luego eGclamaban en alta lu 4 Pero si los santos clavaban sus o1os en el premio " los aguardaba! y glorificaban a /ios con alaban as! entonces los ángeles llevaban las go osas nuevas a la ciudad! y los que estaban en la misma tocaban sus arpas de oro y cantaban 5>2leluya?5 y las b*vedas celestiales repet7an el eco de gran vo 4 sus deliciosos himnos. "PE4-<) +us ángeles tienen la misi*n de velar por nosotros! y si nos entregamos a su custodia! los tendremos a nuestra diestra en todo momento de cuando sin notario estamos en peligro o e1ercemos mala influencia! los ángeles estarán a nuestro lado! indicándonos un camino me1or! eligiendo las palabras que debemos usar! y orientando nuestros actos. /e esa manera nuestra actitud será una potencia silenciosa! inconsciente pero vigorosa para llevar otros seres a 6risto y al mundo celestial. "0=! 1&'%;'1<%:) "-1;) $. de O! uCre ,OS 3NGE,ES EN MI VIDA DIARIA"# El án"el de 3e!ová acam#a en derredor de los que le temen y los de&iende. (/almo -;:7* =oy d7aBlos mensa1eros celestiales recorren toda la anchura y longitud de la tierra! tratando de consolar a los tristes! proteger a los impenitentes! ganar los cora ones de los hombres a 6risto. Eo podemos verlos personalmente; no obstante! ellos están constantemente con nosotros para dirigirnos! guiarnos y protegernosB Esos ángeles de lu crean una atm*sfera celestial en derredor del alma! elevándonos hacia lo invisible y eterno. Eo podemos contemplar sus formas con nuestra vista natural; solamente mediante una visi*n espiritual podemos discernir las cosas celestiales. +olamente el o7do espiritual puede o7r la armon7a de las voces celestialesB 0epetidas veces los ángeles han hablado con los hombres como un hombre habla con su amigo! y los han guiado a lugares seguros. Me tras ve las palabras alentadoras de los ángeles han renovado los esp7ritus abatidos de los fieles! elevando sus mentes por encima de las cosas de la tierra! y los han inducido a contemplar por la fe las ropas blancas! las coronas! las ramas de palmas de victoria! que los vencedores recibirán cuando circunden el gran trono blanco. .a obra de los ángeles consiste en acercarse a los probados! dolientes o tentados. Traba1an incansablemente en favor de aquellos por quienes 6risto muri* "=2p411%'111) .os ángeles están siempre presentes donde más se los necesita. Están 1unto a los que deben librar las batallas más recias! 1unto a lo! que deben luchar contra las inclinaciones y tendencias hereditarias! 1unto a los seres cuyos hogares son de mal ambiente. "0=! 1:'%,'1(<&)

Pág. 1,<

2 los seres celestiales se les ha encomendado su obra de ministerio4 para guiar! custodiar y controlar a los que son herederos de saludBPieles centinelas están en guardia para guiar a las almas por caminos rectos. "#$! 1,'%;'1<%1) "-1-) $/ de O! uCre ,OS 3NGE,ES ME AAUDAN"# 9Lo son todos es#íritus administradores enviados #ara servicio a &avor de los que serán !erederos de salud: (@e'. 1:1;* El go oso mensa1e de =ebreos 1411 corresponde a todos. Todo el cap7tulo inspira un ánimo maravilloso a todas las almas afligidas y tentadas. 5Pues! Da cuál de los ángeles di1o /ios 1amás4 +i3ntate a mi diestra! hasta que ponga a tus enemigos por estrado de tus piesF5 5DEo son todos esp7ritus enviados para servicio a favor de los que serán de saludF5 Estos mensa1es han llegado hasta nuestra 3poca! destinados a todos los que heredará la salvaci*n. .os ángeles vienen realmente a nuestro mundo. Eo siempre son invisibles. Meces hay cuando velan su aspecto angelical y se aparecen a los hombres y conversan con ellos e iluminan a los seres humanosB 6uando algunos se encuentran en el valle de la decisi*n! los ángeles se unen con los sinceros y verdaderos siervos de 6risto para ayudar a esas almas necesitadas. "8+ ;<! 1<%%) +i los ángeles ocuparan el lugar del hombre en la administraci*n del Evangelio! no habr7a regiones que quedaran en tinieblas y sombra de muerte. .a obra se habr7a desarrollado tal cual la simboli a el ángel que volaba por en medio del cielo! proclamando el Evangelio eterno a los que moran en la tierra. Pero el +eñor no hace nada sin la cooperaci*n del hombre. +i se pudiera eGpresar a viva vo el inter3s intens7simo que los ángeles sienten por el hombre! para que los seres humanos pudieran entenderlo! >con qu3 ardientes clamores transmitir7an a los demás lo que el cielo les hab7a comunicado a ellos? "6arta ,&! 1(<;) /ios ha demostrado su amor hacia los hombres al permitirles participar con 3l en la obra de la salvaci*n. 2 todos aquellos que recibieron la inspiraci*n celestial se les encomienda el Evangelio. 56oad1utores somos de /ios!5 destinados a representarlo como emba1adores de amor. /ebemos colaborar con la obra de los delegados celestialesB Por medio del ministerio de los ángeles /ios ilumina a su pueblo! y a trav3s de sus hi1os se transmite la lu al mundo. "8+ ;1! 1<%%) "-1,) $0 de O! uCre ,OS 3NGE,ES O-EDECEN"# E-ende!id a Je4o567 5oso ros sus 6nLeles7 :oderosos en Gor ale9a7 Kue eIe!u 6is su :alaCra oCede!iendo a la 5o9 de sus :re!e: osF E-ende!id a Je4o567 5oso ros odos sus eI;r!i os7 minis ros suyos Kue 4a!;is su 5olun adF <Salmo 10&:$0#$1= .os seres ang3licos! aunque invisibles colaboran con los elementos humanos visibles! formando una sociedad de socorro! mutuos con los hombres. DEo resulta animador e inspirador pensar que los seres humanos son el instrumento visible que confiere las bendiciones de los seres ang3licosF 2l ser coad1utores de /ios nuestra obra ostenta el sello de lo divino. >6on cuánto go o y deleite contemplan los cielos esta actividad miGta que es reconocida en los atrios celestiales? .os elementos humanos son instrumentos de los santos seres celestiales! pues los ángeles del 6ielo emplean las manos humanas en un ministerio práctico. +us actos de ministerio abnegado! los hace participantes del 3Gito que es la consecuencia del alivio que ofrecen. Este es el m3todo divino de administrar poder salvador. .a ciencia y actividades del orden celestial de obreros unidos al conocimiento y poder que se imparte a los elementos humanos alivia a los oprimidos y desanimados. .os mismos ángeles que cuando +atanás procuraba conquistar la supremac7a lucharon en los atrios y triunfaron en el bando de /ios4 los mismos ángeles que desde su eGcelso estrado clamaban de go o a causa de la creaci*n de nuestro mundo y de nuestros primeros padres! que iban a habitar la tierraBtienen inmenso inter3s en traba1ar unidos con los ca7dos y redimidos a fin de desarrollar ese

Pág. 1&%

poder que /ios brinda para ayudar a todos los hombres que están dispuestos a unirse con los esp7ritus celestiales con el prop*sito de buscar y salvar a los seres que están pereciendo en sus pecadosB .os elementos humanos deben ser auGiliares que aprovechen el y utilicen las facultades de los ángeles celestiales. 2l unirnos con esas fuer as que son omnipotentes! nos beneficiamos gracias a la influencia de su educaci*n y eGperiencia superioresB Jna colaboraci*n tal logrará la reali aci*n de una obra que dará honor! gloria y ma1estad a /ios. "8+ :&! 1<%%) "-1&) $1 de O! uCre )EDRO ,I-RADO )OR UN 3NGE,"# Entonces Pedro volvi%ndose en si dijo: A!ora entiendo verdaderamente que el /e4or !a enviado su án"el y me !a li'rado de la mano de @erodes y de todo lo que el #ue'lo de los judíos es#era'a. (@ec!os 12:11* Pedro estaba encerrado en una celda cortada en la peña viva! cuyas puertas se hallaban atrancadas con fuertes cerro1os y barrasBPero los cerro1os y las barras y la guardia romana que eliminaban efica mente toda posibilidad de ayuda humana! estaban destinados a hacer más completo el triunfo de /ios en la liberaci*n de PedroB .lega la noche a la propuesta e1ecuci*n. Jn poderoso ángel es enviado del cielo para rescatar a PedroBEntra en la celda! donde yace Pedro! durmiendo el apacible sueño de la confian a perfectaB 2ntes de sentir el toque de la mano ang3lica y o7r una vo que le dice4 K.evántate prestamenteN no se despierta suficiente para ver su celda iluminada por la lu del cielo! y a un ángel de gran gloria de pie delante de 3l. 8ecánicamente obedece a lo que se le dice! y mientras se levanta y al a las manos! se da vagamente cuenta de que las cadenas han ca7do de sus muñecasB +e dirige el ángel hacia la puerta! seguido por Pedro! tan locua de costumbre! ahora mudo de asombro. Pasan por encima de la guardia! y llegan a la pesada puerta cerrada con cerro1os! la cual se abre de por s7 y vuelve a cerrarse inmediatamenteB .legan a la segunda puertaB +e abreB sin chirrido de go nes! ni ruido de cerro1osB /e la misma manera pasan por la tercera puerta! y se encuentran en la calle abiertaBEl ángel se desli a adelante! rodeado de un deslumbrante esplendorB2s7 pasan por una calle! y luego! cumplida la misi*n del ángel! 3ste desaparece sIbitamenteB =oy d7a! tan ciertamente como en el tiempo de los ap*stoles! los mensa1eros celestiales recorren toda la anchura v longitud de la tierraBEo podemos verlos no obstante; ellos están constantemente con nosotros para dirigirnos guiarnos y protegernos. "=2p41%:'111) "-1:) &0 de O! uCre ,OS 3NGE,ES ME GU@AN"# @e aquí yo envío el Sn"el delante de ti #ara que te "uarde en el camino y te introdu+ca en el lu"ar que yo !e #re#arado. (POo. 2-:2F* Todo el cielo está empeñado en la obra de preparar un pueblo que permane ca firme en el d7a del +eñor. Es evidente que la relaci*n que hay entre el cielo y la tierra es muy estrechaB .os seres celestiales aguardan con fervor casi impaciente la oportunidad de hacernos conocer a /ios! para que podamos ser coad1utores suyos al presentar a HesIs! el redentor del mundo! lleno de gracia y de verdadB .a primera lágrima de arrepentimiento crea go o entre los ángeles de los atrios celestiales. .os mensa1eros ang3licos están listos para volar a socorrer al alma que busca a HesIsB Crandes y gloriosas cosas ha preparado /ios para quienes lo aman. .os ángeles esperan con ansiosa eGpectativa el momento en que se decidirá el triunfo definitivo del pueblo de /ios! ocasi*n en que los serafines y querubines y Kmillones de millonesN elevarán los himnos de los bienaventurados y celebrarán los triunfos de las ha añas mediadoras que permitieron la restauraci*n del hombre. "6arta ,&! 1(<;) HesIs calcul* el costo de la salvaci*n de cada hi1o e hi1a de 2dán. Tom* generosas a fin de que! en caso de estar dispuestas a cumplir las condiciones impuestas! nadie tuviera que perecer! sino que

Pág. 1&1

pudiera poseer la vida eternaB6ada ser celestial labora como agente del +eñor en la tarea de ganar el hombre para /ios. "#$! %1'%<'1(<;) .os ángeles de gloria hallan su go o en darBamor y cuidado incansable a las almas que están ca7das y destituidas de santidad. .os seres celestiales desean ganar el cora *n de los hombres; traen a este obscuro mundo lu de los atrios celestiales; por un ministerio amable y paciente! obran sobre el esp7ritu humano! para poner a los perdidos en una comuni*n con 6risto aIn más 7ntima que la que ellos mismos pueden conocer. "/TC41:) "-1A) &1 de O! uCre SOS%IENEN ,OS VIEN%OS"# < des#u%s de estas cosas vi cuatro án"eles que esta'an so're los cuatro án"ulos de la tierra deteniendo los cuatro vientos de la tierra #ara que no so#lase viento so're la tierra ni so're la mar ni so're nin"6n ár'ol. < vi otro án"el que su'ía del nacimiento del sol teniendo el sello del $ios vivo: y clam, con "ran vo+ a los cuatro án"eles a los cuales era dado !acer da4o a la tierra y a la mar diciendo: Lo !a"áis da4o a la tierra ni al mar ni a los ár'oles !asta que se4alemos a los siervos de nuestro $ios en sus &rentes. (A#oc. 7:1=-* 6uatro ángeles poderosos siguen reteniendo los cuatro vientos de la tierra. 2s7 se impide que se desate la terrible destrucci*n en su plenitud. .os accidentes terrestres y mar7timos; las muertes! que aumentan poco a poco! causada! por tormentas! tempestades! desastres ferroviarios! e incendios; las tremendas inundaciones! los terremotos y los vientos! todo esto provocará el levantamiento de las naciones para librar una guerra mortal. 8ientras tanto los ángeles retienen los cuatro vientos! impidiendo que el tremendo poder de +atanás se desate en todo su furor hasta que los siervos de /ios sean sellados en la frente. "0=! %A'%:'1((A) =ay ángeles que retienen los cuatro vientos; estos Iltimos se simboli an con un caballo furioso que trata de desatarse y! correr desenfrenado por la fa de toda la tierra! sembrando destrucci*n y muerte a su paso. "6arta 1-(! 1(<A) Eos aguarda una tremenda lucha. Eos estamos acercando a la batalla del gran d7a del /ios Todopoderoso. .o que ha estado controlado quedará suelto. El ángel de la misericordia está a punto de plegar sus alas! ya listo para descender del trono y de1ar el mundo a merced de +atanás. "0=! 1-'%&' 1<%;) .os principados y las potestades de la tierra se han rebelado acerbamente contra el /ios del cielo. +e sienten embargados de odio contra los que sirven a /ios! y pronto! muy pronto se librará la Iltima y gran batalla entre el bien y el mal. .a tierra será el campo de batalla! o sea el escenario de la Iltima 1usta y la victoria final. "0=! 1-'%&'1<%;) "-1<) NOVIEM-RE UNA VIDA VIC%ORIOSA 01 de No5iemCre )ONG3MONOS %ODA ,A ARMADURA"# ?estíos de toda la armadura de $ios #ara que #odáis estar &irmes contra las acec!an+as del dia'lo. Porque no tenemos contra san"re y carne; sino no contra #rinci#ados contra #otestades contra se4ores del mundo "o'ernadores de estas tinie'las contra malicias es#irituales en los aires. (E&e. .:11=12* 6orremos peligro si! cuando vamos a la batalla! desechamos nuestras armas. Entonces es precisamente cuando debemos estar equipados con toda la armadura de /ios. 6ada pie a es esencial "AT41<%) 8ientras +atanás trata continuamente de cegar sus mentes a la realidad! los cristianos no deben olvidar nunca que no tienen que luchar 5contra carne y sino contra los principados! contra las potestades! contra los gobernantes del mundo! los de este reino de tinieblas! contra las huestes espirituales de iniquidad en las regiones celestialesN Esta inspirada advertencia resuena a trav3s de los

Pág. 1&;

siglos hasta nuestros tiempos4 5+ed sobrios! sed vigilantes; vuestro adversario! como le*n rugidor anda en derredor! buscando a quien devorar5B /esde los d7as de 2dán hasta los nuestros! el gran enemigo ha e1ercido su poder! oprimiendo y destruyendo. +e está preparando actualmente para su Iltima campaña contra la iglesia los que se esfuer an en seguir a HesIs tendrán que entrar en lucha con ese infatigable enemigo. 6uando más fielmente imite el cristiano al divino 8odelo! tanto más seguramente se volverá un punto de mira para los ataques de +atanás. "6+4&:,) /ebemos ponernos toda la armadura de /ios! y estar preparados en cualquier momento para afrontar la lucha con las potencias de las tinieblas. 6uando nos abrumen las tentaciones y pruebas! acudamos a /ios y gimamos angustiosamente en oraci*n. El no nos enviará vac7os; por lo contrario! nos dará gracia y fuer a para vencer! y para quebrantar el poder del enemigo. >O1ala todos pudieran apreciar estas cosas ba1o la lu verdadera! y soportar sinsabores como buenos soldados de HesIs? Entonces s7 que $srael avan ar7a hacia el frente firme en /ios y en el vigor de su poder. "PE4,:) "-;%) 0$ de No5iemCre CEBIDOS ,OS ,OMOS DE VERDAD"# Por tanto tomad toda la armadura de $ios #ara que #odáis resistir en el día malo y estar &irmes !a'iendo aca'ado todo. Estad #ues &irmes ce4idos vuestros lomos de verdad. (E&e. .:1-=1;* 6uando andamos ba1o la lu que se derrama sobre nosotros! y obedecemos la verdad que se desenvuelve ante nuestro entendimiento! recibimos más iluminaci*n aIn. Eo tendremos eGcusa si aceptamos Inicamente la lu que nuestros padres pose7an cien años atrásBLueremos conocer la verdad en cada detalle! y debemos ponerla en práctica todos los d7as. "=istorical +\etches41<A) Toda nuestra mente y alma deber7a estar embargadas de la verdad! para que podamos ser s7mbolos vivos de 6ristoB/ios quiere henchiros con su Esp7ritu +anto y dotaron de poder de lo alto. .aborad no para convertiros en grandes hombres! sino para llegar a ser hombres buenos y perfectos! que eleven las alaban as en honor del que los llam* de las tinieblas a su lu admirable. /ios necesita 6aleb y Hosu3 osados! sencillos! que traba1en con fe y valor. "0=! %-'1;'1((<) +i la verdad de /ios no está profundamente arraigada en el cora *n! no podr3is soportar la prueba de la tentaci*n. =ay solamente un poder que puede mantenernos firmes ba1o las circunstancias más opresivas4 la gracia de /ios en verdad. .os imp7os tienen mirada agud7sima para descubrir cada inconsecuencia de nuestra parte! y son muy rápidos para volcar su desprecio sobre los d3biles y vacilantes. .os 1*venes deben fi1arse un ideal elevado. En humilde oraci*n deben procurar la ayuda que 6risto prometi*! a fin de estar en condiciones de e1ercer buena influencia sobre los demás! de modo que no tengan que ser avergon ados en el gran d7a del 1uicio y el galard*n definitivo. .os que e1emplificamos los principios cristianos más elevados en todas las fases de la vida activa y religiosa! go arán de una venta1a ineGpresable porque entrarán en el Para7so de /ios como vencedores. "#$! 1%' 11'1((:) "-;1) 0& de No5iemCre ,A CO%A DE JUS%ICIA"# ?estidos de la cota de justicia entrará la i"lesia en la luc!a &inal. T@ermosa como la luna esclarecida como el sol im#onente como ej%rcitos en orden T irá #or todo el mundo victoriosa T#ara que tam'i%n venciese.T (E&e. .:1;* 6ubierta con la cota de 1usticia entrará la iglesia en la lucha final. K=ermosa como la luna! esclarecida como el sol! imponente como e13rcitos en ordenN! irá por todo el mundo! victoriosa Kpara que tambi3n vencieseN. "P04A;&) +olamente la vestidura que 6risto mismo nos proporciona puede ponernos en condiciones de presentarnos ante /ios. 6risto colocará esta vestidura! que es el manto de su propia 1usticia! sobre cada alma creyente y arrepentida. 5#o te amonestoOdice HesIsOque de mi compresBvestiduras blancas! para que no se descubra la vergSen a de tu desnude 5B

Pág. 1&-

5Todas nuestras 1usticias son como trapo de inmundiciaN. Todo lo que podamos hacer está mancillado por el pecado. Pero el =i1o de /ios 5apareci* para quitar nuestros pecados! y no hay pecado en 3l.5 +e define el pecado con las siguientes palabras4 Ktransgresi*n de la ley.5 Pero 6risto obedeci* todos los preceptos de la ley. Estando en la tierra! di1o a sus disc7pulos4 5#o he guardado los mandamientos de mi Padre.5 Cracias a su perfecta obediencia consigui* que todos los seres humanos puedan obedecer los mandamientos divinos. 6uando nos sometemos a 6ristoBvivimos su vida. Esto es lo que significa estar cubiertos con el manto de su 1usticia. .uego! al contemplarnos! el +eñor no ve la vestidura de ho1as de higueras! ni la desnude y deformidad del pecado! sino su propio manto de 1usticia! que es obediencia perfecta a la ley de Hehová. "+T! ;;'11'1<%&) 2 todos /ios ha ofrecido la ayuda que vigori ará todos los nervios y mIsculos espirituales para el d7a en que llegue el tiempo de prueba que nos sobrecogerá a todos. +e me ha encomendado el siguiente mensa1e4 6ubr7os con toda la armadura de la 1usticia de 6ristoB#! habiendo hecho todo cuanto est3 de vuestra parte! tendr3is la victoria asegurada. 2 cada alma se le ofrece la misericordiosa oportunidad de afirmarse sobre la 0oca de los +iglos. "6arta -;! 1<%:) "-;;) 0( de No5iemCre E, A)RES%O DE, EVANGE,IO"# < cal+ados los #ies con el a#resto del Evan"elio de #a+. (E&e. .:1B* El +eñor vendrá pronto. =ablad de ese acontecimiento! orad para que ocurra! creed en 3l. 6onvertidlo en parte de vuestra vida. Tendr3is que luchar contra el esp7ritu de dudas y ob1eciones! pero 3ste cederá ante la firme y consecuente confian a en /ios. 6uando se presenten problemas y dificultades! elevad vuestra alma a /ios en himnos de acci*n de gracias. 6eñ7os la armadura cristiana! y aseguraos de que estáis cal ados con 5el apresto del Evangelio de pa .5 "AT4;-A) Mivimos en medio de una 5epidemia de cr7menes!5 frente a la cual los pensadores y los temerosos de /ios por todas partes se sienten horrori ados. /escribir la corrupci*n que prevalece está fuera del poder de la pluma humana. 6ada d7a trae consigo nuevas revelaciones de intrigas pol7ticas! de cohechos! y de fraudes. 6ada d7a trae consigo su porci*n de aflicciones para el cora *n en asunto de violencias! anarqu7as! indiferencia para con los padecimientos humanos! brutalidades! y alevosas muertes. 6ada d7a confirma aumento de la locura! los asesinatos y los suicidios DLui3n puede dudar de que los agentes de +atanás están traba1ando entre los hombres con creciente actividad! para perturbar y corromper la mente! manchar y destruir el cuerpoF... En todas partes hay cora ones que claman por algo que no tienen. +uspiran por fuer a que les d3 dominio sobre el pecado! una fuer a que los libre de la esclavitud del mal! una fuer a que les d3 salud! vida y pa . 8uchos que en otro tiempo conocieron el poder de la Palabra de /ios! han vivido en lugares donde no se conoce a /ios! y desean con ansia la presencia divina. El mundo necesita hoy d7a! lo que necesitaba die y nueve siglos atrás! esto es! una revelaci*n de 6risto. "8641-;'1--) Para el pecado y la miseria de la tierra el Evangelio es el Inico ant7doto. "8641-1) "-;-) 0+ de No5iemCre E, ESCUDO DE ,A *E"# /o're todo tornando el escudo de la &e con que #odáis a#a"ar todos los dardos de &ue"o del mali"no. (E&e. .:1.* .a fe en la Palabra de /ios! cuyas páginas hayan sido estudiadas con oraci*n y aplicadas en la vida práctica! será nuestro escudo contra el poder de +atanás y nos liará vencedores por medio de la sangre de 6risto. "1T4-%;) 6uando las afinas se convierten! todav7a no han sido salvas. 2In tienen que correr la carrera; les aguarda la recia lucha en que debe pelear 5la buena batalla de la fe!5 y esfor arse por avan ar hacia la meta! a fin de conseguir el premio de la elevada vocaci*n que es en 6risto HesIs. Esta es una lucha sin tregua; la guerra dura toda la vida! y debe mantenerse con decidida energ7a! en proporci*n al valor del prop*sito por el cual se lucha! que es la vida eterna. Este asunto abarca se nos hace participantes del

Pág. 1&,

sacrificio de 6risto en esta vida! y luego se nos augura que seremos participantes de todos los beneficios inherentes a la vida inmortal del futuro! si mantenemos firme el principio de nuestra confian a hasta el fin. 0efleGionad sobre esto. =e aqu7 la promesa4 KPiel es /ios! que no os de1ará ser tentados más de lo que pod3is llevar; antes dará tambi3n 1untamente con la tentaci*n la salida.5 8antened hasta el fin vuestra firme a cristiana y no murmur3is contra /iosB6onsiderad los valores eternos que todo esto abarca. Eo pod3is desanimaron y desechar vuestra confian a. El +eñor os ama; confiad en 3l. El +eñor HesIs es vuestra Inica esperan a. =aced obra segura con resultados eternos. Eo deb3is murmurar! ni que1aron ni condenaron a vosotros mismos. Eo descuid3is ningIn medio de gracia.! Estimulad a vuestra alma para que crea y conf7e en /ios. "6arta --! 1(<&) En el +eñor tenemos 1usticia y fortale a. 2poyaos en 3l! y por su poder podr3is apagar los ardientes dardos del adversario! y resulta4 más que vencedores. ",T4;1-';1,) "-;,) 0. de No5iemCre E, AE,MO DE SA,VACI>N"# Pues de justicia se visti, como de lori"a con cá#asete de salud en su ca'e+a; vistiose de vestido de ven"an+a #or vestidura y cu'riose de celo como de manto. (5sa. B1:17* 8uchos tienen ideas confusas respecto a la conversi*n. 2 menudo oyeron repetir las siguientes palabras desde el pIlpito4 5/eb3is nacer de nuevo.5 KEecesitáis un nuevo cora *n.5 Estas eGpresiones los han confundido. Eo pudieron captar el plan de salvaci*n. 8uchos trope aron y se perdieron a causa de las doctrinas err*neas que enseñaban algunos ministros! con respecto a la transformaci*n que ocurre en ocasi*n de la conversi*n. 2lgunos han vivido sumidos en la triste a durante años! esperando advertir alguna evidencia señalada de que /ios los hab7a aceptado. +e han separado notablemente del mundo! y se deleitan en relacionarse con el pueblo de /ios; sin embargo! no se atreven a profesar a 6risto! porque temen que ser7a una presunci*n decir que son hi1os de /ios. Están que se produ ca ese cambio singular que! segIn se les ha enseñado! ocurre cuando uno se convierte. /espu3s de cierto tiempo! algunas de esas personas reciben evidencias de que /ios los ha aceptado y se sienten inducidas a identificarse con su pueblo. # fi1an la fecha de su conversi*n en ese d7a. PeroBhab7an sido adoptados en la familia de /ios antes de esa fecha. /ios los acept* cuando los empe * a afligir el pecado! y cuando! habiendo perdido su afán por go ar placeres mundanos! comen aron a buscar a /ios ardientemente. 8ás! por no comprender lo sencillo que es el plan de salvaci*n! perdieron muchos privilegios y bendiciones que podr7an haber solicitado si solamente hubieran cre7do! cuando se acercaron al +eñor por primera ve ! que 3l los hab7a aceptado. Otros cometen un error más peligroso. +e de1an gobernar por los impulsos. +us sentimientos se conmueven! y consideran que esa sensaci*n es una evidencia de que /ios los ha aceptado y de que están convertidos. Pero no han cambiado los principios que rigen su vida. .as evidencias de la genuina obra de la gracia en el cora *n no se hallarán en los sentimientos sino en la vida. "Ev4;(:';(A) "-;&) 0/ de No5iemCre ,A ES)ADA DE, ES)IRI%U"# < tomad el yelmo de salud y la es#ada del Es#íritu; que es la Pala'ra de $ios. (E&e. .:17* +abemos que los peligros y tentaciones que asedian a los 1*venes de nuestra 3poca no son pocos ni pequeñosBMivimos en d7as en que se necesita constante vigilancia y oraci*n para resistir al mal. .a preciosa Palabra de /ios es la norma para los 1*venes que desean ser fieles al 0ey del 6ielo. Ellos deben estudiar las Escrituras; deben aprender de memoria un teGto tras otroB6uando se encuentren sufriendo pruebas! desenvuelvan la Palabra divina ante sus o1os y con fe y cora *n humildes! busquen al +eñor pidi3ndole sabidur7a para hallar el camino de /ios! y recibir fuer a para andar por 3lB .os 1*venes deben declarar la guerra a todos los hábitos que amena an aunque sea en lo más 87nimo con apartar el alma de la senda del deber y la devoci*n. =an de instituir horas de oraci*n! sin descuidarlas nunca en lo posible. +i de1an de luchar contra las malas costumbres que ten7an antes de

Pág. 1&&

profesar amistad con 6risto! pronto serán fácil v7ctima de los engaños satánicos. Pero si van armados con la Palabra de /ios! y si la custodian en el cora *n y la mente! saldrán indemnes de todos los ataques que lancen los enemigos de /ios y el hombreB En el nombre de /ios elevad vuestro estandarte en favor de la verdad y la 1usticia4 los mandamientos de /ios y la fe de HesIs. Eecesitáis ahora la perfecta armadura de la verdad! la espada del Esp7ritu! que 1amás se desafila! y en cambio se va abriendo camino en medio del pecado y la in1usticia. "#$! %-'%('1((A) .os 1*venes deben tomar la Palabra de /ios como conse1era! y adquirir habilidad en el uso de la 5espada del Esp7ritu.5 +atanás es un general inteligente; pero el soldado humilde y devoto de Hesucristo puede vencerlo. "0=! ;('%;'1((() "-;:) 00 de No5iemCre ,A *OR%A,E'A DE CRIS%O"# 9F &or+ará al"uien mi &ortale+a: @a"a conmi"o #a+ sí !a"a #a+ conmi"o. (5sa. 27:B* El enemigo no puede vencer al humilde alumno de 6risto! al que ora y anda en presencia del +eñor. 6risto se interpone entre ambos como un escudo * refugio para desviar los ataques del malo. +e ha prometido lo siguiente4 5Porque vendrá el enemigo como r7o! mas el esp7ritu de Hehová levantará bandera contra 3l.5B +e le permiti* a +atanás que tentara al confiado Pedro! tal como se le hab7a permitido que tentara a Hob; pero una ve terminada su obra! tuvo que retirarse. +i a +atanás se le hubiera cumplir su prop*sito no habr7a habido esperan as para Pedro. +u fe habr7a naufragado. Pero el enemigo no se atrevi* a eGcederse de la 1urisdicci*n que se le hab7a asignado Eo hay poder en todo el e1ercito satánico que pueda desarmar al alma que conf7a! con sencilla fe! en la sabidur7a que desciende de /ios. "#$! 1&'1;'1(<() 6risto es la torre de nuestra fortale a y satanás no tiene poder sobre el alma que anda con /ios con humildad de esp7ritu. El di1o4 KD% for ará alguien mi fortale aF =aga conmigo pa ! si haga pa conmigoN En 6risto! el alma tentada encuentra ayuda perfecta y completa. .os peligros asecharán todos los senderos! pero todo el universo celestial se mantiene en actitud de alerta para no permitir que nadie sea tentado más de lo que puede soportar. 2lgunos tienen muy fuertes de carácter! que tendrán que ser reprimido! constantemente. +i se los mantiene ba1o el dominio del Esp7ritu de /ios! esas caracter7sticas serán una bendici*n en caso contrario! resultarán una maldici*nB+i nos entregamos generosamente a la tarea! sin desviarnos en lo más m7nimo de los principios! el +eñor nos circundará con sus bra os eternos y se revelará como un poderoso ayudador. +i miramos a HesIs como el +er en quien podemos confiar! 1amás nos abandonará en ninguna situaci*n apremiante. "#$! ;;'1;'1(<() "-;A) 01 de No5iemCre VIC%ORIA MEDIAN%E CRIS%O"# 0as a $ios "racias que nos da la victoria #or el /e4or nuestro 3esucristo. (1 2or. 1B:B7* /ios ha permitido a su =i1o que confiera su gracia y poder! nos al hombre! consiguiendo que 3ste pudiera vencer en el nombre de 6ristoB Todos están eGpuestos a las tentaciones que 6risto venci*; a todos se les brinda fuer a en el nombre todopoderoso del gran Mencedor. # todos deben vencer personalmente! como seres asidos. "0=! %('%<'1(A,) El conoce cada prueba y pesar de los niños y 1*venes. El tambi3n tuvo vuestra edad. .as tentaciones y pruebas que os sobrevengan tambi3n lo afligieron a 3l. .os pesares que sufr7s ya los sufri*. +in embargo! nunca se de1* vencer por la tentaci*n. +u vida aceptaba nada que no fuera puro y noble. El es nuestro 2yudador y 0edentor. "#$! ;;'%('1<%1) +u cora *n de divino amor y simpat7a se siente atra7do ante todo hacia aquel que se ve más envuelto! en los enreda del enemigo. 6on su propia sangre firm* 6risto los documentos la manumisi*n de la ra a.

Pág. 1&:

HesIs no quiere que los que han sido comprados por precio tan grande vengan a ser 1uguete de las tentaciones del enemigo quiere que seamos vencidos y que pere camos. 2quel que su1eta los leones en su cueva! y que anduvo con sus fieles testigos ente las llamas! está tambi3n pronto a empeñarse en favor nuestro para su1etar toda mala propensi*n en nuestra naturale a. =oy d7a está 1unto al altar de misericordia! presentando a /ios las oraciones de los que desean su ayuda. Eo echa fuera a ningIn humano lloroso y contritoB.as almas que se vuelven a 3l pidi3ndole amparo! HesIs las levanta sobre toda acusaci*n y calumnias. EingIn hombre ni ningIn ángel maligno puede acusar a estas almas. 6risto las une con su propia naturale a divina y humana. "864(;'(-) "-;() 10 de No5iemCre RE*ORMEMOS NUES%RO EN%ENDIMIEN%O"# < no os con&orm%is a este si"lo; mas re&ormaos #or la renovaci,n de vuestro entendimiento #ara que eO#eriment%is cuál sea la 'uena voluntad de $ios a"rada'le y #er&ecta. ()om. 12:2* Eada puede apartaros de /ios fuera de la voluntad rebelde. "#$! %<'%-'1(<-) .a voluntad es el poder que domina en la naturale a humana. +i se afirma la voluntad debidamente! todo el resto del ser quedará ba1o su dominio. .a voluntad no es el gusto o la inclinaci*n! sino la capacidad de elegir y decidir! la capacidad suprema! que obra en los hi1os de los hombres para obedecer o desobedecer a /ios. Estar3is en constante peligro hasta que comprendáis cuál es el verdadero poder de la voluntad. Podr3is creer y prometer todo! pero vuestras promesas y fe no tendrán valor a menos que us3is la voluntad como se debe. +i lucháis la batalla de la fe con vuestra fuer a de voluntad! sin duda vencer3is. .o que os corresponde es volcar vuestra voluntad en el bando de 6risto. 6uando le entregáis vuestra voluntad! 3l inmediatamente toma posesi*n de vosotros! y obra en vosotros para que hagáis su deseo. Entonces vuestra naturale a queda sometida a su Esp7ritu. =asta vuestros pensamientos quedan su1etos al +eñor. +i no pod3is dominar vuestros impulsos y emociones como deseáis! a lo menos pod3is dominar la voluntad! de modo que se efectIe un gran cambio en vuestra vida. 6uando entregáis vuestra voluntad a 6risto! vuestra vida queda escondida con 6risto en /ios. =ace alian a con el poder que supera a todos los principados y las potestades. #a ten3is fuer a divina que os mantiene asidos a su fortale a; y se abre ante vosotros la posibilidad de una nueva vida! y aIn la vida de la fe. Hamás lograr3is elevaros a menos que vuestra voluntad est3 de parte de 6risto! y colabore con el Esp7ritu de /ios. Eo creáis que no pod3is vencer; en cambio! decid4 5Puedo y quiero.5 # /ios se ha comprometido a concederos su +anto Esp7ritu para ayudaros cuando empeñáis vuestro decidido esfuer o. "6hristian Temperance and 9ible =ygiene41,A'1,() "-;<) 11 de No5iemCre SE *UER%E A SU*RE %RA-AJOS"# Pues t6 !ijo mío es&u%r+ate en la "racia que es en 2risto 3es6sHt6 #ues su&re tra'ajos como &iel soldado de 3esucristo. (2 Cim. 2:1 -* En todo lo que se refiere al 3Gito de la obra de /ios! los primeros triunfos se logran en la vida hogareña. ":T4-&,) /espu3s de la disciplina del hogar y de la escuela! todos tienen que hacer frente a la severa disciplina de la vida. .a forma de hacerlo sabiamente constituye una lecci*n que deber7a eGplicarse a todo niño y 1oven. Es cierto que /ios nos ama! que obra para nuestra felicidad! y que si siempre se hubiese obedecido su ley! nunca habr7amos conocido el sufrimiento; y no menos cierto es que! en este mundo! toda vida tiene que sobrellevar sufrimientos! penas! cargas! como resultado del pecado. Podemos hacer a los niños y 1*venes un bien duradero si les enseñamos a afrontar valerosamente estas penas y cargas. 2unque les debemos prestar simpat7a! 1amás deber7a ser de tal suerte que los indu ca a compadecerse de s7 mismos. Por el contrario! necesitan algo que estimule y fortale ca y no que debilite. +e deber7a enseñar que este mundo no es un campo de desfile! sino de batalla. Todos son llamados a soportar las dificultades como buenos soldados. /eben ser fuertes y conducirse como hombres. Ens3ñeseles que la verdadera prueba del carácter se encuentra en la disposici*n a llevar

Pág. 1&A

cargas! ocupar el puesto dif7cil! hacer lo que necesita ser hecho! aunque no reporte reconocimiento ni recompensa terrenal. "Ed4;(:';(A) Eo puede haber mayor maldici*n en un hogar que la de permitir que los 1*venes satisfagan sus caprichos. "+T! %:'%,'1((() El hecho de resistir a la tentaci*n una ve ! nos dará más poder para resistirla con más firme a la segunda ve . 6ada nueva victoria que se consiga sobre el yo! allanará el camino para que se puedan alcan ar triunfos más nobles y elevados. 6ada victoria es una semilla sembrada para vida eterna. "&T41;%) "--%) 1$ de No5iemCre SE *IRME A CONS%AN%E"# Así que !ermanos míos estad &irmes y constantes creciendo en la o'ra del /e4or siem#re sa'iendo que vuestro tra'ajo en el /e4or no es vano. (1 2or. 1B:B8* .os que se yerguen en defensa del honor de /ios! y mantienen la pure a de la verdad a cualquier costo! sufrirán infinidad de aflicciones! tal como sufri* nuestro +alvador en el desierto. .os temperamentos d3biles! que no tienen valor para condenar el mal! y guardan silencio cuando se necesita que se yergan en defensa del bien en cualquier situaci*n! podrán evitarse muchas preocupaciones y librarse de muchas aflicciones! pero tambi3n perderán una rica recompensa! si no su propia alma. .os que de acuerdo con la voluntada de /ios y por fe en 3l reciben fuer a para resistir al mal! y se yerguen en defensa de la verdad! siempre afrontarán recias luchas y con frecuencia tendrán que luchar solos. Pero lograrán valios7simas victorias mientras se apoyen en /ios. +u gracia será su fortale a. +u entendimiento moral será claro! agudo y sensible. +us facultades morales capaces de contrarrestar las influencias malas. +u integridad será del carácter más puro! como la de 8ois3s. "0=! ;<'%<'1(A-) +e necesitará valor moral para hacer la obra de /ios sin ceder un ápice! .os que hagan tal no admitirán la vanidad! el ego7smo! la ambici*n! el amor y la comodidad! ni el deseo de evitar la cru . BDObedecemos su vo o escucharemos la arrulladora vo del Esp7ritu +anto y nos de1aremos mecer hasta caer en el letargo fatal en v7speras de las realidades eternasF "0=! %A'%;'1(<-) Euestro +alvador anhela salvar a los 1*venesBEl aguarda para colocar sobre sus cabe as la corona de vida! y o7r sus voces unidas atribuyendo honor! gloria y ma1estad a /ios y al 6ordero! al entonar himnos de victoria que repetirán sus ecos por los atrios celestiales. "0=! ;:'%('1((,) "--1) 1& de No5iemCre CAMINA EN ,A ,U'"# Envía tu lu+ y tu verdad; %stas me "uiarán me conducirán al monte de tu santidad y a tus ta'ernáculos. (/almo ;-:-* En estos d7as peligrosos deber7amos tener sumo cuidado de no recha ar los rayos de lu que el 6ielo nos env7a misericordiosamente! pues por medio de ellos podremos discernir las asechan as del enemigo. Eecesitamos lu celestial todas las horas! para poder distinguir entre lo sagrado y lo profano! entre lo eterno y lo temporal. +i /ios nos abandonara! cometer7amos errores a cada paso; nos inclinar7amos hacia el mundo! evitar7amos los sacrificios! no advertir7amos la necesidad de velar y orar constantemente! y +atanás nos esclavi ar7a a su voluntad. 2lgunos se encuentran hoy en esa situaci*n. =abiendo recha ado la lu que /ios les mand*! no saben hasta d*nde han ca7do. Todos deben luchar virilmente las batallas del +eñor para que su nombre apare ca en el libro de la vida del 6ordero. .aborarán ardientemente para discernir y recha ar las tentaciones y todo mal. +entirán que el o1o de Hehová está sobre ellos y que se eGige estricta fidelidad. 6omo fieles centinelas mantendrán barricadas en el sendero para que +atanás no pase tra1eado como un ángel de lu a fin de hacer su obra de muerte en medio de ellosB .os seres vestidos de blanco que rodeen el trono de /ios no serán los que aman los placeres más que a /ios! y que prefieren ir a favor de la corriente antes que hacer frente al olea1e de la oposici*n. Todos los que permane can puros y no se contaminen con el esp7ritu y las tendencias prevalecientes en

Pág. 1&(

esta 3poca! tendrán que afrontar rudos conflictos. Pasarán tremendas tribulaciones; lavarán las vestiduras de su carácter y las emblanquecerán en la sangre del 6ordero. Estos cantaran el canto de triunfo en el reino de la gloria. "0=! 1:'1%'1((-) "--;) 1( de No5iemCre RE%DN ,O 2UE %IENES"# )et%n lo que tienes #ara que nin"uno tome tu corona. (A#oc. -:11* En un momento se pueden tornar decisiones que fi1en nuestro destino para siempreBPero recordemos que se necesitará la obra de toda una vida para recuperar lo que se perdi* en un momento de irrefleGi*n por ceder a la tentaci*nB 8ediante un acto momentáneo de la voluntad pod3is colocaros en manos de +atanás; pero se necesitará más que un acto tal para romper sus cadenas y alcan ar una vida más elevada y santificada. Es posible formar el prop*sito e iniciar la obra; pero la culminaci*n de la misma eGigirá arduo traba1o y tiempo y perseverancia! paciencia y sacrificio. El hombre que voluntariamente se aparta de /ios ba1o el pleno resplandor de la lu ! descubrirá! cuando desee afinar su rostro para volver! que en su sendero han crecido espinas y no debe sorprenderse o desanimarse si se ve obligado a seguir un largo via1e con los pies doloridos y sangrantes. .a evidencia más temible y dolorosa de la ca7da de mi hombre que ha vivido una vida me1or! es el hecho de que es tan dif7cil volver. El camino de regreso se puede recorrer solamente merced a una lucha recia librada pulgada por pulgada y hora tras horaB .os que quieran ganar el cielo empeñarán sus más nobles esfuer os y traba1arán con abnegaci*n! para poder cosechar el fruto de la brega. =ay una mano que abrirá de par en par las puertas del Para7so frente a los que soportaron la prueba de la tentaci*n y mantuvieron buena conciencia abandonando el mundo! sus honores y halagos por amor a 6risto! as7 ante los hombres y aguardando con toda paciencia hasta que HesIs los confesara ante su Padre y los santos ángeles. "E.! Mol. 1! EV ;,) 6onservad sensible la conciencia para poder percibir el más d3bil susurro de la vo que habla como 1amás nadie habl*. "8+ 1;1! 1(<() "---) 1+ de No5iemCre CRIS%O REDIME"# Porque como #or la deso'ediencia de un !om're los muc!os &ueron constituidos #ecadores así #or la o'ediencia de uno los muc!os serán constituidos justos. ()om. B:11* 2 6risto se lo llama el segundo 2dán. 6on toda su pure a y santidad! relacionado con /ios! y amado relacionado con /ios y amado por 3l! comen * all7 donde hab7a empe ado el primer 2dán. Moluntariamente pas* por el terreno en que 2dán hab7a ca7do! y redimi* el fracaso de aqu3l. Pero el primer 2dán estaba en me1ores condiciones que 6risto! en todo sentido. .as maravillosas medidas tomadas en favor del hombre en el Ed3n se deb7an a /ios! que lo amaba. Todo era puro e inmaculado en la naturale aBEi una sombra se interpon7a entre ellos "2dán y Eva) y su 6reador. Ellos sab7an que /ios era su Padre benigno! y en todas las cosas su voluntad se plegaba a la de /iosB Pero +atanás se acerc* a los moradores del Ed3n y les insinu* dudas respecto a la sabidur7a divina. 2cus* al +eñor! su Padre celestial y +oberano! de ser ego7sta! porque! para poner a prueba su lealtad! les hab7a prohibido que comieran del árbol de la cienciaB 6risto fue tentado en forma cien veces más que 2dán! y en circunstancias mucho peores en todo sentido. El engañador se present* como un ángel de lu ! pero 6risto resisti* a sus tentaciones. 0edimi* la vergon osa ca7da de 2dán y salv* al mundoB /entro de su carácter humano! 6risto mantuvo la pure a de su carácter divino. Mivi* la ley de /ios y la honr* en este mundo de transgresiones! revelando al universo celestial! a +atanás y a los perdidos hi1os de 2dán! que por medio de su gracia la humanidad puede guardar la ley de /ios. Mino para impartir su propia naturale a divina! y su propia imagen al alma arrepentida y creyente "#$! %;'%:' 1(<()

Pág. 1&<

El triunfo de 6risto fue tan completo como el fracaso de 2dán. Por lo tanto! podemos resistir la tentaci*n! y obligar a +atanás a que se ale1e de nosotros. "8+ 1&! 1<%() "--,) 1. de No5iemCre CRIS%O VENCE A, MUNDO"# Es as !osas os 4e 4aClado :ara Kue en mJ enL6is :a9" En el mundo endr;is aGli!!iHnO mas !onGiad7 yo 4e 5en!ido al mundo" <Juan 1.:&&= 6uando iba a dar los Iltimos pasos en su humillaci*n! cuando estaba por rodear su alma la triste a más profunda! di1o a sus disc7pulos4NMiene el pr7ncipe de este mundo; más no tiene nada en m7.5 5El pr7ncipe de este mundo es 1u gado.5 2hora será echado. 6on o1o prof3tico! 6risto vio las escenas que iban a reali arse en su Iltimo gran conflicto. +ab7a que cuando eGclamase4 56onsumado es todoN todo el cielo triunfar7a. +u o7do percibi* la le1ana mIsica y los gritos de victoria en los atrios celestiales. El sab7a que el toque de muerte del imperio de +atanás resonar7a entonces! y que el nombre de 6risto ser7a pregonado de un mundo a otro por el universo. 6risto se regoci1* de que pod7a hacer más en favor de sus disc7pulos de los que ellos pod7an pedir o pensar. =abl* con seguridad! sabiendo que se hab7a promulgado un decreto antes que el mundo fuese creado. +ab7a que la verdad! armada con la omnipotencia del Esp7ritu +anto! vencer7a en la contienda con el mal y que la bandera manchada de sangre ondear7a triunfalmente sobre sus seguidores. +ab7a que la vida de los disc7pulos que confiasen en 3l! ser7a como la suya! una serie de victorias sin interrupciones! no vista como tales aqu7! pero reconocidas as7 en el más gran allá5B KEn el mundo tendr3is aflicci*n4 más confiad! yo he vencido al mundoN 6risto no desmay*! ni se desalent*! y sus seguidores han de manifestar una fe de la misma naturale a perdurableB 2unque obstruyan su camino imposibilidades aparentes! por su gracia han de seguir adelanteB=an de tener poder para resistir al mal! poder que ni la tierra! ni la muerte! ni el infierno pueden dominar un poder que los habilitará para vencer como 6risto venci*. "/TC4:1:) +atanás tiembla y huye frente al alma más d3bil que busca refugio en ese Eombre poderoso. "8+ 1&! 1<%() "--&) 1/ de No5iemCre ,A *E ES ,A VIC%ORIA"# Porque todo aquello que es nacido de $ios vence al mundo: y %sta es la victoria que vence al mundo nuestra &e. (1 3uan B:;* .os ap*stoles edificaron sobre un fundamento la 0oca de los siglos. +obre ese fundamento colocaron las piedras que eGtra1eron del mundo. .os edificadores no hicieron su obra sin afrontar obstáculos. +e hi o sumamente dif7cil a causa de la oposici*n de los enemigos de 6risto. Tuvieron que luchar contra el fantismo! el pre1uicio y el odio de los que edificaban sobre un fundamento falsoB 0eyes y gobernantes! sacerdotes y magistrados! buscaron destruir el templo de /ios. Pero frente al encarcelamiento! a la tortura y a la muerte! hombres fieles llevaron la obra adelante; y su estructura creci* hermosa y sim3tricaB+iglos de fiera persecuci*n al establecimiento de la iglesia cristiana! pero nunca faltaron hombres que consideraran la edificaci*n del templo más preciosa que su propia vidaB El enemigo de la 1usticia no escatimaba ningIn esfuer o para detener la obra encomendada a los edificadores del +eñor. Pero /ios Kno se de1* a si mismo sin testimonioN +e levantaron obreros capaces de defender la fe dada una ve a los santos. .a historia registra la fortale a y el hero7smo de esos hombres. 2 la seme1an a de los ap*stoles! muchos de ellos cayeron en sus puestos! pero la construcci*n del templo sigui* avan ando constantemente. .os obreros fueron muertos! pero la obra prosigui*. .os valdenses! Huan Uiclef! =uss y Her*nimo! 8art7n .utero y WYinglio! 6ranmer! .átimer y ^noG! los hugonotes! Huan y 6arlos Uesley! y una hueste de otros colocaron sobre el fundamento materiales que durarán por toda la eternidadBPodemos mirar hacia atrás a trav3s de los siglos! y ver las piedras vivas de las cuales está compuesto! fulgurando como luces en medio de las tinieblas del

Pág. 1:%

error y la superstici*n. /urante toda la eternidad esas preciosas 1oyas brillarán con creciente resplandor! testificando del poder de la verdad de /ios. "=2p4,;(',-%) "--:) 10 de No5iemCre GRI%O DE VIC%ORIA DE )A-,O"# M2uien nos a:ar ar6 del amor de Cris oN M%riCula!iHnN MO anLus iaN MO :erse!u!iHnN MO 4amCreN MO desnude9N MO :eliLroN MO !u!4illoN""" An es7 en odas es as !osas 4a!emos m6s Kue 5en!er :or medio de AKuel Kue nos amH" <Rom" 0:&+7 &/= Pablo sufri* por amor a la verdad; sin embargo no se escap* una que1a de sus labios. 2l pasar revista a su vida de lucha! aflicciones y sacrificios! dice lo siguiente4 5Porque tengo por cierto que lo que en este tiempo se padece! no es de comparar con la gloria venidera que en nosotros ha de ser manifestada5. El grito de victoria que profiri* el fiel siervo de /ios ha resonado en los siglos hasta llegar a nuestra 3poca4 5DLui3n nos apartará del amor de 6ristoF DO angustia[F DO persecuci*nF DO hambreF DO desnude F DO peligroF DO cuchilloF...2ntes! en todas estas cosas hacemos más que vencer por medio de 2quel que nos am*. Por lo cual estoy cierto que ni la muerte! ni la vida! ni ángeles! ni principados! ni potestades! ni lo presente! ni lo por venir! ni lo alto! ni lo ba1o! ni ninguna criatura nos podrá apartar del amor de /ios! que es en 6risto HesIs +eñor nuestro5. 2unque por fin Pablo se vio recluido en una cárcel romana! con lo cual se lo priv* de la lu y el aire! se cercenaron sus actividades evang3licas! y qued* momentáneamente a la espera de la condena de muerte! con todo no cedi* a la tentaci*n de la duda o el desaliento. /e la lIgubre ma morra surgi* su postrer testimonio! henchido de fe y valor sublimes! con el cual inspir* a los santos y mártires de los siglos siguientes. +us palabras describen con propiedad los resultados deBla santificaci*n4B5Porque yo ya estoy para ser ofrecido! y el tiempo de mi partida está cercano. =e peleado la buena batalla! he' acabado la carrera! he guardado la fe. Por lo demás! me está guardada la corona de 1usticia! la cual me dará el +eñor! 1ue 1usto! en aquel d7a; y no s*lo a m7! sino tambi3n a todos los que aman su venida5. "+.4:(':<) .as heridas y cicatrices debidas a la batalla serán para nosotros! como lo fueron para Pablo! los trofeos de la victoria. "=istorical +\etches41-%) "--A) 11 de No5iemCre ACCI>N DE GRACIAS DE JEREM@AS"# Es #or la misericordia de 3e!ová que no somos consumidos #orque nunca decayeron sus misericordias. Luevas son cada ma4ana; "rande es tu &idelidad. (Aam.-:22=2-* 2l fiel profeta se lo fortalec7a diariamente para que pudiera resistir. 58ás Hehová está conmigo como poderoso gigante' dice con fe; _por tanto los que me persiguen trope arán! y no prevalecerán; serán avergon ados en gran manera! porque no prosperarán; tendrán perpetua confusi*n que 1amás será olvidadaN K6antad a Hehová! load a Hehová4 porque ha librado el alma del pobre de mano de los malignos5. .as vicisitudes que vivi* Herem7as en los d7as de su 1uventud y en los Iltimos años de su ministerio! le enseñaron que 5el hombre no es señor de su camino! ni del hombre que camina es ordenar sus pasos.5 2prendi* a orar as74 56ast7game! oh Hehová! mas con 1uicio; no con tu furor! porque no me aniquiles5. 6uando se vio llamado a beber la copa de la tribulaci*n y pesar! al sentirse tentado! en su angustia! a decir4 5Pereci* mi fortale a! y mi esperan a de HehováN record* las maravillosas providencias que /ios hab7a tomado en su beneficio! y eGclam* triunfalmente4 5Es por la misericordia de Hehová que no somos consumidos! porque nunca decayeron sus misericordias5. "P04,;%',;1) 8uchos cristianos profesos piensan demasiado en el aspecto triste de la vida! cuando podr7an regoci1arse ba1o la lu ; se que1an cuando deber7an alegrarse; hablan de sus aflicciones cuando deber7an elevar himnos de alaban a por las ricas bendiciones que go an. 6ontemplan las cosas desagradables! acumulan chascos! y suspiran por sus pesares! y como consecuencia! cada ve están más tristes y

Pág. 1:1

atribulados. +i en cambio hubieran contado las bendiciones recibidas! al descubrir que 3stas son tan numerosas! se habr7an olvidado de mencionar sus preocupaciones. +i cada d7a tomaran nota de los favores que se les hacen; si guardaran en la memoria el precioso recuerdo de las atenciones recibidas! >cuántas oportunidades de agradecer y alabar al /ador de todo bien encontrar7an? "+T! 1;'%;'1((&) "--() $0 de No5iemCre SE 2UE MI REDEN%OR VIVE"# <o s% que mi )edentor vive y al &in se levantará so're el #olvo: y des#u%s de des!ec!a %sta mi #iel aun !e de ver en mi carne a $ios. (3o' 11:2B=2.* Todos los seres humanos atraviesan por momentos de profundo desánimo y hondo abatimiento. +on d7as 3sos en que nos domina la triste a! y es dif7cil creer que /ios sigue siendo el bondadoso benefactor de sus hi1os terrenales; en que las tribulaciones atormentan el alma! hasta el punto que se desea la muerte. Entonces es cuando muchos se desasen de /ios y caen en la esclavitud de la duda y el yugo de la incredulidad. +i en ocasiones tales! merced a la percepci*n espiritual! pudi3ramos discernir el significado de las providencias divinas! ver7amos que los ángeles están tratando de salvarnos de nosotros mismos! y luchando por afirmar nuestro pie sobre un cimiento más firme que las colinas eternas; entonces surgir7a en nuestro ser nueva vida y fe. En los d7as de tribulaci*n y pesadumbre! el fiel Hob declar*4B 5# as7 mi alma tuvo por me1orBla muerte más que mis huesos. 2burr7me; no he de vivir yo para siempre; d31ame! pues que mis d7as son vanidad.5 8ás! aunque estaba cansado de la vida! no se lo de1* morir. +e le indicaron las posibilidades del futuro! y recibi* el siguiente mensa1e de esperan a4 5+erás fuerte y no temerás4 y olvidarás tu traba1o! o te acordarás de 3l como aguas que pasaronNB /esde el más hondo desánimo y desaliento! Hob se levant* hasta la cumbre de la confian a impl7cita en la misericordia y el poder salvador de /ios. /eclar* triunfalmente4 52unque me matare! en 3l esperar35. "P041:;'1:,) "--<) $1 de No5iemCre NINGUNO MAAOR 2UE JUAN E, -AU%IS%A"# $e cierto os di"o que no se levant, entre los que nacen de mujer otro mayor que 3uan el Gautista. (0at.11:11* .os altos 1uncos que crec7an al lado del Hordán! inclinándose empu1e de la brisa! eran adecuados s7mbolos de los rabinos que hab7an erigido en cr7ticos y 1ueces de la misi*n del 9autista. Eran agitados a uno y otro lado por los vientos de la opini*n popular. Ellos quer7an humillarse para recibir el mensa1e escrutador del 9autismo y sin embargo! por temor a la gente! no se atrev7an a oponerse abiertamente a su obra. Pero el mensa1ero de /ios no ten7a tal esp7ritu pusilánime. .as multitudes que se reun7an alrededor de 6risto hab7an presenciado las obras de Huan. .e hab7an o7do reprender intr3pidamente el pecado. 2 los fariseos que se cre7an 1ustos! a los sacerdotales saduceos! al rey =erodes y su corte! pr7ncipes y soldados publicanos y campesinos! Huan hab7a hablado con igual llane a. Eo era una caña temblorosa agitada por los vientos de la alaban a! el pre1uicio humano. Era en la cárcel el mismo en su lealtad a /ios y celo por la 1usticia! que cuando predicaba el mensa1e de /ios en el desierto. Era tan firme como una roca en su fidelidad a los buenos principios. En el anuncio hecho a Wacar7as antes del nacimiento de Huan! el ángel hab7a declarado4 5+erá grande delante de /ios.5 En la estima del cielo! Dqu3 constituye la grande aF Eo lo que el mundo tiene por grande aB.o que /ios aprecia es el valor moral. El amor! y la pure a son los atributos que más estima. Huan era grande a vista del +eñor cuando! delante de los mensa1eros del +anedr7n! delante de la gente y de sus propios disc7pulos! no busc* honra para s7 mismo sino que a todos indic* a HesIs como el Prometido. +u abnegado go o en el ministerio de 6risto presenta el más alto tipo de noble a que se haya revelado en el =ombre. "/TC41(-'1(,) "-,%)

Pág. 1:;

$$ de No5iemCre )ROCEDER CON HONRADE'"# Lo #a"u%is a nadie mal #or mal; #rocurad lo 'ueno delante de todos los !om'res. ()om. 12:17* En medio de las ocupaciones de la vida! un cristiano debe ser precisamente lo que desea que sus hermanos crean que es. Jn s*lido cimiento de principios gu7a su conducta. Eo urde tramas; por lo tanto no tiene nada que ocultar! nada que cubrir. Tal ve se le critique y ponga a prueba! pero su inquebrantable integridad fulgurará como oro puro. Es una bendici*n para todos los que se relacionan con 3l! porque su palabra es digna de confian a. Es un hombre que 1amás sacará provecho de su pr*1imo. Es un amigo y benefactor para todo el mundo! y sus seme1antes conf7an en su conse1o. Jn hombre realmente honrado nunca sacará provecho de la debilidad o incompetencia de los demás para llenar sus bolsillos. 2cepta una suma equivalente al valor de lo que vende. +i los art7culos que vende tienen defectos! se lo hace saber francamente al hermano o a su pr*1imo aun cuando al proceder as7 tal ve per1udique sus propios intereses. En todos los aspectos de la vida se deben mantener los principios más estrictos de honrade . Estos no son los principios que gobiernan nuestro mundo! porque +atanás! engañador! mentiroso y opresor! es amo y señor! y sus sIbditos lo imitan y cumplen sus prop*sitos. Pero los cristianos sirven a un 2mo diferente! y deben efectuar sus actos en el +eñor! sin tener en cuenta sus intereses ego7stas. Tal ve a algunos les pare ca poca cosa apartarse de la más estricta honrade en los negocios; pero el +eñor no piensa lo mismo. Tal ve una persona no sea de buena presencia! qui á sea deficiente en muchos sentidos; pero si tiene la reputaci*n de ser honrado será respetadoBEl hombre que firmemente se adhiera a la verdad! conquistará la confian a de todos. Eo solamente confiarán en 3l sus hermanos en la fe! sino que tambi3n los incr3dulos se sentirán constreñidos a reconocer que es un hombre honorable. "6arta -! 1(A() "-,1) $& de No5iemCre CON VERACIDAD"# El resto de 5srael no !ará iniquidad ni dirá mentira ni en 'oca de ellos se !allará len"ua en"a4osa: #orque ellos serán a#acentados y dormirán y no !a'rá quien los es#ante. (/o&. -:1-* .a veracidad e integridad son cualidades divinas! y el que las posee está en posesi*n de un poder invencible. "8+ 1-<! 1(<() Eunca prevariqu3is; nunca digáis una mentira ni por precepto o e1emploB+ed rectos e infleGibles. Eo deber7ais admitir la más leve prevaricaci*n. "8+ 1;:! 1(<A) El +alvador desprecia profundamente todos los engaños. El severo castigo que sufrieron 2nan7as y +afira bien lo demuestra. "0=! 1-'%,'1<%&) .os labios mentirosos le son abominaci*n. /eclara que a la santa ciudad 5no entraráBninguna cosa sucia! o que hace abominaci*n y mentira5. "2poc. ;14;A). 2ferr3monos a la veracidad con mano firme! y sea ella parte de nuestra vida. El 1ugar al tira y aflo1a con la verdad! y el disimular para acomodar los planes ego7stas de uno! significa provocar el naufragio de la fe. Estad pues firmes! ceñidos vuestros lomos de verdad5. El que declara falsedades! vende su alma a ba1o precio. +us mentiras pueden parecerle Itiles en casos de apuro; de esta manera le parecerá que adelanta en sus negocios como no podr7a hacerlo mediante un proceder correcto! pero llega finalmente al punto en que no puede confiar en nadie. 2l ser 3l mismo un falsario! no tiene confian a en la palabra de otros. "=2p4&A) EingIn hombre puede enorgullecerse de su veracidad! porque no sabe lo que es a menos que haya vencido. Eadie conoce la fuer a de su veracidad y honrade hasta que pase la prueba de fuego que significa la tentaci*n de adquirir fortuna por medios dudosos. "6arta 11%! 1(<A) 2quel cuyo cora *n está henchido del amor que procede de /ios! no admite en su vida la eGaltaci*n del yo ni la falta de honrade . El que ha 5nacido de nuevo5 del Esp7ritu revela a 6risto en su vida diaria. Es recto en todo lo que emprende. Eo obra con maña! astucia! ni en secreto. El buen fruto que revela su vida da fe de la situaci*n de su cora *n. "0=! %,'%&'1<%&) "-,;)

Pág. 1:-

$( de No5iemCre CON HUMI,DAD"# Aa so'er'ia del !om're le a'ate; #ero al !umilde de es#íritu sustenta la !onra. (Prov. 21:2-* 8uchos pueden ensal arse y 1actarse de su poder; pero en un solo instante /ios puede aniquilarlos. .a obra de +atanás consiste en conseguir que! los hombres se ensalcen a causa de los talentos que se les han confiado. Todo ser humano por cuyo intermedio obre /ios! tendrá que aprender que el /ios vivo! omnipresente y siempre activo es el ser supremo! y es quien le ha confiado sus talentos para que los use. .os tales son4 una inteligencia para crear; un cora *n que será la sede de su trono; los afectos que deben afluir en bendiciones para todos aquellos que se relacionen con 3l; una conciencia por medio de la cual el Esp7ritu +anto lo conven a de pecado! de 1usticia y de 1uicio. "#$! ;('%-'1<%&) El orgullo! la ignorancia y la necedad son constantes compañeros. 2l +eñor le desagrada el orgullo que se manifiesta entre los profesos hi1os de /ios. ",T4:-,) PadresBes más fácil enseñarles a vuestros hi1os una lecci*n de orgullo que una de humildad. "1T41-,) 2ntes de la honra viene la humildad. Para ocupar un lugar elevado ante los hombres! el 6ielo elige al obrero que toma un lugar humilde delante de /ios. El disc7pulo que más se aseme1a a un niño es el más eficiente en la labor para /ios. .os seres celestiales pueden cooperar con aquel que no trata de ensal arse a s7 mismo sino de salvar almasB+aldrá de la comuni*n con 6risto para traba1ar en favor de aquellos que perecen en sus pecados. =a sido ungido para su misi*n! y tiene 3Gito donde muchos de los sabios e intelectualmente preparados fracasar7anB .a sencille ! el olvido de s7 mismo! y el amor confiado del niñito son los atributos que el 6ielo aprecia. +on las caracter7sticas de la verdadera grande a. "/TC4-(&) +alom*n no fue nunca tan rico! sabio y verdaderamente grande como cuando confes*4 5#o soy mo o pequeño! que no s3 c*mo entrar ni salir5. "P04-%) "-,-) $+ de No5iemCre CON ,I-ERA,IDAD"# @ay quienes re#arten y les es a4adido más: y !ay quienes son escasos más de lo que es justo: mas vienen a #o're+a. El alma li'eral será en"ordada: y el que saciare %l tam'i%n será saciado. (Prov.11:2;=2B* Es /ios quien bendice a los hombres con propiedades! y lo hace a fin de que puedan dar para el avance de su causa. El env7a la lu del sol y la lluvia. El hace crecer la vegetaci*n. El da la salud y la habilidad de adquirir medios. Todas nuestras bendiciones proceden de su generosa mano. 2 su ve ! quiere que los hombres y las mu1eres manifiesten su gratitud devolvi3ndole una parte como die mos y ofrendas! ofrendas de agradecimiento! ofrendas voluntarias! ofrendas por la culpa. +i los medios afluyeran a la tesorer7a de acuerdo con este plan divinamente señalado! a saber! la d3cima parte de todos los ingresos! y ofrendas liberales! habr7a abundancia para el adelantamiento de la obra del +eñor. Pero el cora *n de los hombres se endurece por el ego7smo! y! como 2nan7as y +afira! son tentados a retener parte del precio! mientras pretenden cumplir los requerimientos de /ios. 8uchos gastan dinero pr*digamente en la complacencia propia. .os hombres y mu1eres consultan su deseo y satisfacen su gusto! mientras traen a /ios! casi contra su voluntad! una ofrenda me quina. Olvidan que /ios un d7a demandará estricta cuenta de la manera en que se han usado sus bienes. "=2p4&:) .a generosidad constante y abnegada es el remedio divino para los corrosivos pecados del ego7smo y la codicia. /ios ha dispuesto que la generosidad sistemática sostenga su causa y alivie las necesidades de los menesterosos y afligidos. =a ordenado que el acto de dar se convierta en un hábito! a fin de contrarrestar el peligroso y engañoso pecado de la avaricia. .a costumbre constante de dar aniquila la codiciaB/ios eGige que se e1er a constantemente el hábito de la generosidad! con el prop*sito de que la costumbre de hacer buenas obras desmenuce la fuer a de la costumbre opuesta. "-T4&,() "-,,)

Pág. 1:,

$. de No5iemCre CON AMOR"# Aa caridad MamorN es su&rida es 'eni"na; la caridad no tiene envidia la caridad no !ace sinra+,n no se ensanc!a. (1 2or. 1-:;* .os que abren su cora *n y hogar para invitar a HesIs a morar con ellos! deben mantener el ambiente de los mismos limpios de rencillas y amargura! de ira y malicia! y hasta de palabras rudas. HesIs no morará en un hogar donde reinen las disputas! la envidia y la amarguraB Pablo disfrutaba de una s*lida eGperiencia religiosa. El amor de 6risto era su tema y la fuer a propulsora que lo reg7a. 6uando se encontraba en circunstancias deprimentes! que hubieran desanimado a los cristianos a medias! 3l se manten7a firme! y lleno de valor! esperan a y ánimo! eGclamaba4 5Co aos en el +eñor siempre4 otra ve digo4 que os goc3is.5 +e advierte en 3l la misma esperan a y ánimo cuando se encuentra sobre la cubierta del barco! a otado por la tormenta! viendo como la nave se iba destro ando. Entonces imparte *rdenes al capitán del barco! y salva la vida de los que van a bordo. 2un cuando es un prisionero es realmente el amo de la nave y el pasa1ero más libre y feli . 6uando todos naufragan y van dar a una isla de bárbaros! 3l es el que se domina me1or! el que más contribuye a salvar a sus compañeros para impedir que mueran ahogados. +us manos recogieron la leña que dio fuego para calentar a los pasa1eros heridos. 6uando 3stos vieron la v7bora venenosa que se le hab7a enrollado en el bra o! quedaron aterrori ados; pero Pablo con toda calma la sacudi* sobre el fuego! sabiendo que no lo dañar7a; porque confiaba impl7citamente en /ios. 6uando se vio en presencia de los reyes y dignatarios de la tierra! en cuyas manos estaba su vida! no se acobard*! porque la hab7a encomendado a /iosB.a gracia del +eñor! como un ángel misericordioso dulcifica y aclara su vo que repite la historia de la cru y del incomparable amor de 6risto. "0=! %('%<'1((&) .os agentes del amor tienen poder maravilloso! porque son divinos. "Ed411%) "-,&) $/ de No5iemCre HA-,EMOS COMO CRIS%O"# Porque #or tus #ala'ras serás justi&icado y #or tus #ala'ras serás condenado. (0at. 12:-7* 6uando hagáis la obra que os corresponde sin disputar con los demás ni criticarlos! vuestro traba1o se destacará por la libertad! la lu y el poder que lo acompañarán! para infundir carácter e influencia a las instituciones y empresas que se relacionan con vosotros. 0ecordad que nunca estar3is en situaci*n venta1osa cuando os encontr3is irritados o cuando os empeñ3is en la tarea de endere ar a todos los que os rodean. +i ced3is a la tentaci*n de criticar a los demás! de señalar sus faltas! de demoler lo que ellos hacen! pod3is tener la seguridad de que no cumplir3is vuestra parte como conviene ni con noble a. Mivimos en una 3poca en que todos los hombres que ocupan puestos de responsabilidad y todos los miembros de la iglesia deben preocuparse de que su obra est3 de acuerdo con las enseñan as de la Palabra de /ios. Melando incansablemente! orando con fervor! y hablando y obrando como 6risto! debemos demostrar al mundo como debe ser la iglesia segIn el deseo del +eñorB 6risto se humill* hasta el punto de permanecer al frente de la humanidad! de soportar tentaciones y sufrir las aflicciones que los seres humanos tendr7an que sobrellevar y resistir. El tiene que saber lo que la humanidad debe arrostrar frente al enemigo ca7do! para estar en condiciones de socorrer a los que son tentados. # 6risto ha sido designado nuestro 1ue . El Padre no es tal. Tampoco lo son los ángeles. El que llev* la naturale a humana sobre s7 y vivi* una vida perfecta en este mundo es quien nos va a 1u gar. +*lo 3l puede ser nuestro 1ue BEinguno de vosotros ha sido designado 1ue de los demás. .o Inico que pod3is hacer es disciplinarosB Tenemos un carácter que sostener en alto! pero es el de 6ristoBLue el +eñor nos ayude para que muramos al yo! y na camos de nuevo. 2s7 6risto podrá morar en nosotros como un principio vivo y

Pág. 1:&

activo! como un poder que nos conservará santos. "+pecial Testimonie! +eries 9! EV ,! páginas 1<';-) "-,:) $0 de No5iemCre CON ,A )A'"# Amístate a!ora con %l y tendrás #a+ y #or ello te vendrá 'ien. (3o' 22:21* Eos embarcamos en una nave pequeña que nos conducir7a por el canal y nos llevar7a hasta la costa de /inamarca. 2ll7 me destinaron un camarote con dos sofás! cerrado por pesados cortinados! comodidades estas que me parecieron innecesarias para un via1e de s*lo seis horas. +in embargo tuvimos ocasi*n de cambiar de parecer antes de llegar a destino. .a primera hora la pasamos sobre cubierta en el camarote destinado a las damas! que era muy bonito y bien amueblado. El tiempo era bueno! el mar! sereno! y esperábamos go ar de un via1e agradable. Pero poco despu3s el capitán pas* por el camarote! y nos aconse1* que ba1áramos inmediatamente y nos acostáramos! porque 7bamos a entrar en mar picado. Obedecimos muy a pesar nuestro. 2l poco tiempo el barco empe * a balancearse violentamente; apenas pod7amos mantenernos sobre el sofá. #o me sent7a muy mal; de pronto transpiraba profusamente! como si todo el organismo luchara por librarse del terrible malestar! y luego me sent7a dominada por un mareo inmortalB .a muerte parec7a estar a un paso; pero sent7 que pod7a aferrarme de la mano de HesIs con la firme mano de la fe. El que sostiene las aguas en el hueco de su palma pod7a sostenernos en medio de la tempestad. .as olas del abismo obedecen su vo 4 5=asta aqu7 vendrás! y no pasarás adelante! y ah7 parará la hincha *n de tus ondas.5 0ecord3 c*mo HesIs calm* los temores de sus disc7pulos al apaciguar el tormentoso mar de Calilea; Dtendr7a temor por lo tanto de confiar en la protecci*n del que me hab7a asignado m7 tareaF 8i cora *n se mantuvo en perfecta pa porque confi* en 3l. .a lecci*n de confian a que aprend7 en esas breves horas fue precios7sima. =e descubierto que todas las pruebas de la vida me enseñan una nueva lecci*n en cuanto a mi necesidad de sostenerme y confiar en el Padre celestial. Podemos creer que /ios estará con nosotros en todas partes! y en todos los momentos de prueba podemos asirnos de esa mano todopoderosa. "=istorical +\etches4;;1) "-,A) $1 de No5iemCre SUS )A,A-RAS NO *A,,AN"# Gendito sea 3e!ová que !a dado re#oso a su #ue'lo 5srael con&orme a todo lo que %l !a'ía dic!o: nin"una #ala'ra de todas sus #romesas que eO#res, #or 0ois%s su siervo !a &altado. (1 )eyes 8:B.* Tuvimos oportunidad de contemplar la más hermosa puesta de sol que vi en mi vida. .as palabras no bastan para describir tanta belle a. .os Iltimos rayos del sol poniente! pinceladas de oro y plata! pIrpura! ámbar y carmes7! lan aban su fulgor hacia la altura! adquiriendo cada ve más resplandor y elevándose cada ve más! hasta dar la impresi*n de que los portales de la ciudad de /ios se hab7an abierto de par en par! para de1ar escapar destellos de la gloria que encierran. /urante dos horas ese eGtraordinario refle1o mantuvo encendido el fr7o cielo n*rdico4 era un cuadro pintado por el 2rtista supremo sobre el cambiante lien o de los cielos. Parec7a que la sonrisa de /ios se eGtend7a sobre todos los hogares terrenales! sobre las llanuras ceñidas de rocas! sobre las ásperas montañas y las solitarias selvas que atravesamos durante nuestro via1e. Parec7a que los ángeles de misericordia susurraban4 5.evanta la vista. Esta belle a es apenas una vislumbre de la lu que fluye del trono de /ios. Eo vivas s*lo para este mundo. .evanta la vista y contempla por fe las mansiones del hogar celestial.5 Esa escena fue para mi lo que el arco iris para Eo3! pues me capacit* para aferrarme a la promesa del infaltable cuidado divino! y para anhelar el cielo de reposo que aguarda al obrero fiel. /esde entonces siempre he considerado que /ios nos brinda esta muestra de su amor para animarnos. 6uando mi memoria divaga! siempre recuerdo esa visi*n de hermosura y vuelvo a sentir el consuelo y la pa que me brind*. "=istorical +\etches4;;%';;1) Eo hay mente que pueda comprender todas las rique as y maravillas de una sola promesa divina. Este capta la grande a de un punto de vista; o aquel comprende la hermosura y gracia de otro punto! y el alma se hinche de lu celestial. "T84111)

Pág. 1::

En ellas 3l nos habla a cada uno en particularBPor medio de estas promesas 6risto nos comunica su gracia y su poder. "86411-'11,) "-,() &0 de No5iemCre ,AS )ROMESAS DE DIOS"# 2antad a 3e!ová vosotros sus santos y cele'rad la memoria de su santidad. Porque un momento será su &uror; más en su voluntad está la vida: #or la tarde durará el lloro y a la ma4ana vendrá la ale"ría. (/almo -F:;=B* 9orrar las promesas divinas de la Palabra ser7a como eliminar el sol del cielo. Eo habr7a nada que alegrara nuestra eGperiencia religiosa. /ios ha sembrado sus promesas en su Palabra para inducirnos a tener fe en 3l. 6on esas promesas descorre el velo de la eternidad! permiti3ndonos apreciar un destello del indescriptible y eterno peso de gloria que aguarda al vencedor. Por lo tanto! reposemos en el +eñor. 2lab3mosle por habernos hecho tan gloriosa revelaci*n de sus prop*sitos. En toda la eGtensi*n de nuestro sendero /ios siembra las flores de promesa para iluminar y embellecer nuestro via1e. Pero muchos se niegan a recoger esas flores! y 1untan en cambio las espinas y abro1os. 2 cada paso lloran y gimen! cuando podr7an go arse en el +eñor porque 3l embelleci* tanto el camino que conduce al cielo. 6uando contemplamos las promesas de /ios podemos hallar consuelo! esperan a y go o! porque aqu3llas constituyen las palabras del $nfinito. Para apreciar con propiedad esas preciosas promesas debemos estudiarlas cuidadosamente! y eGaminarlas con detenimiento! >6uánto más go o podr7amos disfrutar en la vida! cuánta más bondad infundir7amos a nuestro carácter si estuvi3ramos dispuestos a apropiarnos de esas promesas? 2l andar por el camino que lleva a la altura hablemos de las bendiciones esparcidas por la senda. 2l pensar en las mansiones que 6risto está preparándonos! olvidamos las me quinas molestias que afrontamos todos los d7as. Eos parece respirar d aire de la campiña celestial hacia donde nos y nos sentimos serenados y confortadosB=onremos a /ios entrete1iendo más elementos del mundo celestial y de 6risto en nuestra vida. "#$! ;-'%1'1<%;) .as infalibles promesas de /ios mantendrán vuestro cora *n en perfecta pa . "6arta ;A! 1((:) "-&%) DICIEM-RE ,A VIDA E%ERNA

01 de Di!iemCre ASEGURO MI ,,AMAMIEN%O"# Por lo cual !ermanos #rocurad tanto más !acer &irme vuestra vocaci,n y elecci,n; #orque !aciendo estas cosas no caer%is jamás. (2 Pedro 1:1F* 2qu7 se nos ofrece un seguro de vida que nos garanti a la vida eterna en el reino de /ios. Os ruego que estudi3is estas palabras del ap*stol Pedro. 6ada cláusula encierra entendimiento e inteligencia. 2l asirnos del /ador de vida! que se entreg* por nosotros! recibimos la vida eterna. "8+ <<a! 1<%() 6ada uno de nosotros decide su destino eterno! y de nosotros depende en absoluto que alcancemos la vida perdurable. DMiviremos las enseñan as encerradas en la Palabra de /ios! que es el incomparable libro de teGto de 6ristoF Este es el libro más grandioso aunque el más sencillo y comprensible de todos cuantos se escribieron con miras a dar instrucciones respecto a la conducta conveniente en lo que a modales! lengua1e y sentimientos se refiere. Es el Inico libro que puede preparar a los seres humanos para la vida que se compara con la vida de /ios. # los que estudien diariamente esta Palabra serán los Inicos que merecerán el diploma que les dará derecho para educar y preparar a los niños para entrar en la escuela superior! donde serán coronados como triunfantes vencedores. 6risto HesIs es el Inico que puede 1u gar si los seres humanos están en condiciones de recibir la vida eterna. .os portales de la santa ciudad se abrirán ante los que hayan sido humildes! mansos y

Pág. 1:A

sencillos seguidores de 6risto! ante los que aprendieron sus lecciones y recibieron el seguro de vida de HesIs por haber formado caracteres segIn la divina seme1an a. "8+ -! 1<%:) 6uando los rescatados sean redimidos de la tierra! la ciudad de /ios se abrirá ante vosotrosB Entonces recibir3is el arpa y salterio vuestra vo para elevar himnos de alaban as a /ios y al 6ordero! cuyo sacrificio os hi o participantes de su naturale a y os brind* un patrimonio inmortal en el reino de /ios. "8+ <<a! 1<%() "-&1) 0$ de Di!iemCre GUARDO ,OS MANDAMIEN%OS"# Gienaventurados los que "uardan sus mandamientos #ara que su #otencia sea en el ár'ol de la vida y que entren #or las #uertas en la ciudad. (A#oc. 22:1;* Eos aguarda la lucha. .a Inica medida de seguridad que podemos tomar es ser uno con 6risto en /ios. Tenemos que luchar para entrar por la puerta estrecha. Pero ese portal no gira por s7 mismo sobre sus go nes. Eo admitirá caracteres dudosos. /ebemos luchar ahora por obtener la vida eterna con un afán que corresponda al valor del premio que nos aguarda. Eo será el dinero ni las propiedades! sino la posesi*n de un carácter como el de 6risto lo que nos abrirá las puertas del Para7so. Eo es la posici*n ni las ha añas de 7ndole intelectual lo que ganará la corona de inmortalidad. +olamente los mansos y humildes! que han hecho de /ios su suficiencia! recibirán ese donB 6rear el alma de nuevo! sacar lu de las tinieblas! amor de la enemistad y santidad de la impure a! es una obra que s*lo corresponde al Omnipotente. .a obra del $nfinito! emprendida con el consentimiento de los seres humanos! para que la vida est3 cumplida en 6risto! para infundir perfecci*n al carácter! es la ciencia de la eternidad. DLu3 honor se le ha conferido a 6ristoF +in emplear la coacci*n! sin usar m3todos de violencia! funde la voluntad del ser humano con la de /ios. Esta es la ciencia de todas las ciencias verdaderas; porque efectIa un cambio eGtraordinario en la mente y el carácter4 es la transformaci*n que deber7a efectuarse en la vida de todos los que pasan por las puertas de la ciudad de /ios. "6arta 1&&! 1<%;) Entonces los que guardaron los mandamientos de /ios respirarán con vigor inmortal ba1o el árbol de la vida; y en el curso de siglos infinitos los habitantes de los mundos sin pecado contemplarán en el huerto del Ed3n de delicias! una muestra de la obra perfecta de la creaci*n divina! que no ha sido vivida por la maldici*n del pecado! esta muestra de lo que toda la tierra pudo haber sido si el hombre hubiera cumplido el glorioso plan del 6reador. "PP.,<'&%) "-&;) 0& de Di!iemCre CAMINO CON DIOS"# 2amin, #ues Enoc con $ios y desa#areci, #orque le llev, $ios. (I%n. B:2;* +i /ios lleva a los miembros de su iglesia al cielo será porque estos Iltimos caminaron con 3l en esta tierra! recibiendo fuer a y sabidur7a celestial para estar en condiciones de servirle como se debe. /ios llevará a los hombres y las mu1eres! que ahora oran con humildad y contricci*n! que no entregan su cora *n a la vanidad. En su trato con los creyentes e incr3dulos! representan a 6risto. "8+ 11! 1<%1) .os que no se complacen en pensar en /ios y en hablar de 3l en este mundo! no go arán de la vida venidera! donde el +eñor estará siempre presente! morando entre su pueblo. En cambio! aquellos que se deleitan en pensar en /ios se encontrarán en su elemento! pues aspirarán la atm*sfera del cielo. .os moradores de la tierra que go an al pensar en el cielo se sentirán felices cuando disfruten de la sociabilidad y placeres que brindará el Para7soB "0=! 1-'%&'1(<%) 59ienaventurados los de limpio cora *n; porque ellos verán a /ios.5 /urante trescientos años Enoc hab7a tratado de conseguir la pure a del alma! para poder estar de acuerdo con el 6ielo. /urante tres siglos anduvo con /ios. /7a tras d7a anhelaba una uni*n más estrecha; la comuni*n con el +eñor fue creciendo cada ve más! hasta que /ios lo llev* consigo. +e hab7a mantenido sobre el umbral del mundo eterno! separado de la tierra bienaventurada por s*lo un paso; y de pronto los portales se abrieron! y su prolongado andar con /ios sobre la tierra continu* al pasar por la puerta de la +anta 6iudad. Pue el primer hombre que entr* all7. "PP4A;'A-) "-&-)

Pág. 1:(

0( de Di!iemCre CAMINO )OR *E"# Porque #or &e andamos no #or vista. (2 2or. B:7* /ebemos vivir! no para ensal arnos! sino para cumplir la obra que 3l nos encomend*! como hi1os suyos! hasta donde lo permita nuestra capacidad. Tenernos la obligaci*n de dar buena impresi*n a los demás. Estamos preparándonos para entrar en la eternidad! en el sanatorio celestial! donde el gran 83dico en1ugará todas las lágrimas! y donde encontraremos las ho1as del árbol de vida para sanidad de las naciones. 2ferr3monos a HesIs! con fe viva! y andemos en humildad de esp7ritu. Entonces se revelará en nosotros la gracia de /ios! y veremos su salvaci*n. Eos encontraremos con la santa familia de los redimidosBTocaremos las arpas de oro! y resonará la mIsica armoniosa en el cielo. 2rro1aremos nuestras coronas centellantes a sus pies! y le daremos gloria al que venci* en nuestro beneficio. Tal ve haya algunas cosas que no entendemos en este mundo. 2lgunas partes de la 9iblia nos parecen misteriosas! porque están fuera del alcance de nuestro entendimiento finito. Pero cuando el +alvador nos condu ca 1unto a las aguas vivas! nos hará comprender lo que antes no entend7amos claramente. 6uando pienso en la gloria futura del cielo! eGperimento el intenso deseo de que todos los seres vivos se enteren de elloB/eseo levantarlo ante la gente como el poderoso +anadorB Es de suma importancia el que andemos tras las cosas espirituales o las terrenales. Estas Iltimas pronto pasarán. En estos tiempos se ve la destrucci*n de muchos tesoros terrenales. =ay 5terremotos por los lugares!5 y se multiplican las tribulaciones y dificultades por todas partes. 8ás nosotros tenemos el privilegio de prepararnos para convertirnos en miembros de la familia celestial! en hi1os del 0ey del cielo. "0=! %('%('1<%A) "-&,) 0+ de Di!iemCre ES%OA ,IS%O A ES)ERANDO"# < se dirá en aquel día: @e aquí %ste es nuestro $ios le !emos es#erado y nos salvará: %ste es 3e!ová a quien !emos es#erado nos "o+aremos y nos ale"raremos en su salud. (5sa. 2B:1* 6uando me entero de los tremendos desastres que ocurren todas las semanas! me pregunto4 DLu3 significan estas cosasF .as catástrofes más espantosas se suceden rápidamente unas a otras. >6on cuánta frecuencia se habla de huracanes! incendios e inundaciones que causan numerosas muertes y enormes p3rdidas de propiedades? Puede parecer que esos desastres son estallidos caprichosos de fuer as aparentemente desorgani adas y enloquecidas; sin embargo! en ellos podemos leer el prop*sito de /ios. +on uno de los m3todos que el +eñor usa para que los hombres se den cuenta del peligro que correnB .os 1uicios de /ios se aproGiman. Eos amonestan solemnemente! diciendo4 5Por tanto! tambi3n vosotros estad apercibidos; porque el =i1o del hombre ha de venir a la hora que no pensáis5B Mivimos en medio de los Iltimos cap7tulos de la historia humanaBEo tenemos tiempo "ni un momento` que perder. Tengamos cuidado de que no se nos encuentre dormidos en la guardia. BTratemos de convencer a los hombres de todas partes para que se conviertan y arrepientan! a fin de huir de la ira que vendrá. Tratemos de que se preparen en seguida! porque poco sabemos de lo que nos esperaB El Qel +eñorR vendrá pronto! y debemos estar listos y a la espera de su aparici*n. >Lu3 gloria será verlo y recibir la bienvenida como redimidos suyos?...+i somos capaces de ver al 0ey en su hermosura! seremos bienaventurados para siempre. +iento que debo clamar4 5>Mamos al hogar?5 +e acerca el momento en que 6risto vendrá con poder y gran gloria para llevar los rescatados al hogar eternoB /urante la magna obra final trope aremos con problemas que no sabremos c*mo resolver; mas no olvidemos que los tres grandes poderes del cielo están obrando! y recordemos que hay una mano divina que mane1a el tim*n! y que /ios cumplirá todas sus promesas. /e entre los habitantes del mundo 3l 1untará un pueblo que le servirá en 1usticia. "(T4;&;';&,) "-&&)

Pág. 1:<

0. de Di!iemCre ,A ,I-ERACI>N"# < los redimidos de 3e!ová volverán y vendrán a /i,n con ale"ría; y "o+o #er#etuo será so're sus ca'e+as: y retendrán el "o+o y ale"ría y !uirá la triste+a y el "emido. (5sa. -B:1F* Es a media noche cuando /ios manifiesta su poder para librar a su pueblo. +ale el sol en todo su esplendor. +uc3dense señales y prodigios con rapide . .os malos contemplan la escena con terror y asombro! mientras los 1ustos se deleitan en comprobar las señales de su liberaci*n. .a naturale a entera parece trastornadaBEubes negras y pesadas se levantan y chocan unas con otras. En medio de los cielos conmovidos hay un espacio claro de gloria indescriptible! de donde ba1a la vo de /ios seme1ante al ruido de muchas aguas! diciendo4 5>=echo está?5 Esa misma vo sacude los cielos y la tierra. +7guese un gran terremoto! 5cual nunca hubo desde que hab7a hombre sobre la tierra! un terremoto tan grande y tan fuerte.5 El firmamento parece como que se abriese y se cerrase. .a gloria del trono de /ios parece cru ar la atm*sfera. .os montes son conmovidos como una caña al soplo del viento! y las rocas quebrantadas se esparcen por todos ladosB .os sepulcros se abren! y 5una multitud de dormidos en el polvo de la tierra5 despiertan; 5los unos para vida eterna! y los otros para deshonra y aborrecimiento eterno.5 Todos los que han muerto en la fe del mensa1e del tercer ángel! salen glorificados de la tumba! para o7r la alian a de pa de /ios con los que han guardado su leyB /esde el cielo se oye la vo de /ios que proclama el d7a y la hora de la venida de HesIs! y que promulga a su pueblo el pacto eterno. +us palabras resuenan por la tierra como el estruendo de los más estrepitosos truenos. El $srael de /ios escucha con los o1os elevados al cielo. +u aspecto se ilumina de la gloria divina y brilla cual brillara en el rostro de 8ois3s al ba1ar de la cumbre del +ina7. .os malos no los pueden mirar. # cuando la bendici*n es pronunciada sobre los que han honrado a /ios observando santamente su sábado! se oye un inmenso grito de victoria. "6+4:<,':<() "-&:) 0/ de Di!iemCre CRIS%O VIENE"# Porque el mismo /e4or con aclamaci,n con vo+ de arcán"el y con trom#eta de $ios descenderá del cielo; y las muertos en 2risto resucitarán #rimero; lue"o nosotros los que vivimos los que quedarnos juntamente con ellos seremos arre'atados en las nu'es a reci'ir al /e4or en el aire y así estaremos siem#re con el /e4or. (1 Ces. ;:1.=18* HesIs vendrá en las nubes con gran gloria. Jna multitud de ángeles resplandecientes lo acompañará. Mendrá para honrar a los que lo amaron y guardaron sus mandamientos! y para llevárselos consigo. Eo se ha olvidado de ellos ni de su promesa. "0=! ;;'11'1<%:) Pronto aparece en el este! una pequeña nube negraBEl pueblo de /ios sabe que es el signo del =i1o del hombre. En silencio solemne la contemplan mientras va acercándose a la tierraBhasta convertirse en una gran nube blanca! cuya base es como fuego consumidor! y sobre ella el arco iris del pacto. HesIs marcha al frente como un gran conquistadorB2 medida que va acercándose la nube viviente! todos los o1os ven al Pr7ncipe de la vida. Einguna corona de espinas hiere ya sus sagradas sienes! ceñidas ahora por gloriosa diadema. +u rostro brilla más que la lu deslumbradora del sol de medio d7a. 5# en su vestidura y sobre su muslo tiene este nombre escrito4 0ey de los reyes! y +eñor de los +eñores. El cielo se recoge como un libro que se enrolla! la tierra tiembla ante su presencia! y todo monte y toda isla se mueve de su lugarBEntre las oscilaciones de la tierra! las llamaradas de los relámpagos y el bramido de los truenos! el =i1o de /ios llama a la vida a los santos dormidosBPor toda la superficie de la tierra los muertos oirán esa vo ; y los que la oigan viviránB5Todos se levantan con la lo an7a y el vigor de eterna 1uventudB .os 1ustos que vivan aIn son mudados 5en un momento! en un abrir de o1os.5 2 la vo de /ios fueron glorificados; ahora son hechos inmortales! y 1untamente con los santos resucitados son arrebatados para recibir a 6risto su +eñor en los aires. "6+4:<('A%-)

Pág. 1A%

>2h! qu3 glorioso encuentro? "PE4;(A) "-&A) 00 de Di!iemCre ,A CORONACI>N DE CRIS%O"# Irandes y maravillosas son tus o'ras /e4or $ios Codo#oderoso; justos y verdaderos son tus caminos )ey de los santos. (A#oc. 1B:-* En ese d7a los redimidos resplandecerán con la gloria del Padre y el =i1o. .os ángeles del cielo! tocando sus áureas arpas! darán la bienvenida al 0ey! y a los trofeos de su victoria! que serán los seres lavados y emblanquecidos en la sangre del 6ordero. +urgirá un himno de victoria que henchirá el cielo. 6risto ha vencido. Entra en los atrios celestiales acompañado por sus redimidos! testigos de que no fue vana su misi*n de sufrimiento y sacrificio. "0=! ;,'11'1<%,) 8uy por encima de la ciudad! sobre un fundamento de oro bruñido! hay un trono alto y encumbrado. En el trono está sentado el =i1o de /ios! y en torno suyo están los sIbditos de su reino. EingIn lengua1e! ninguna pluma puede eGpresar ni describir el poder y la ma1estad de 6risto. .a gloria del Padre Eterno envuelve a su hi1o. El esplendor de su presencia llena la ciudad de /ios! rebosando más allá de las puertas e inundando toda la tierra con su brillo. $nmediatos al trono se encuentran los que fueron alguna ve celosos en la causa de +atanás! pero que! cual ti ones arrancados del fuego! han seguido a su +alvador con profunda e intensa devoci*n. .uego vienen los que perfeccionaron su carácter cristiano en medio de la mentira y de la infidelidad! los que honraron la ley de /ios cuando el mundo cristiano la declar* abolida! y los millones de todas las edades que fueron martiri ados por su fe. # más allá está la 5grande muchedumbre! que nadie pod7a contar! de entre todas las naciones! y las tribus! y los pueblos! y las lenguasBde pie ante el trono y delante del 6ordero! revestidos de ropas blancas! y teniendo palmas en sus mano.5 +u lucha ha terminado! han ganado la victoria han disputado el premio de la carrera y lo han ganadoB En presencia de los habitantes de la tierra y del cielo reunidos! se efectIa la coronaci*n final del =i1o de /ios. "6+4A;-'A;,) "-&() 01 de Di!iemCre CRIS%O RESERVA CORONAS"# Por lo demás me está "uardada la corona de justicia la cual me dará el /e4or jue+ justo en aquel día; y no s,lo a mí sino tam'i%n a todos los que aman su venida. (2 Cim.;:8* 2ntes de entrar en la ciudad de /ios! el +alvador confiere a sus disc7pulos los emblemas de la victoria! y los cubre con las insignias de su dignidad real. .as huestes resplandecientes son dispuestas en forma de un cuadrado hueco en torno de su 0ey! cuya estatura sobrepasa en mucho en ma1estad a la de los santos y de los ángeles! y cuyo rostro irradia sobre ellos lleno de amor benigno. /e un cabo a otro de la innumerable hueste de los redimidos! toda mirada está fi1a en 3l! todo o1o contempla la gloria de 2quel cuyo aspecto era tan desfigurado 5más que cualquier hombre! y su forma más que los hi1os de 2dán.5 +obre la cabe a de los vencedores! HesIs coloca con su propia diestra la corona de gloria. 6ada cual recibe una corona que lleva su propio 5nombre nuevo!5 y la inscripci*n4 5+antidad a Hehová.5 2 todos se les pone en la mano la palma de la victoria y el arpa brillante. .uego que los ángeles que mandan dan la nota! todas las manos tocan con maestr7a las cuerdas de las arpas! produciendo dulce mIsica en ricos y melodiosos acordes. /icha indecible estremece todos los cora ones! y cada vo se eleva en alaban as de agradecimiento4 5>2 2quel que nos ama! y nos ha lavado de nuestros pecados en su misma sangre! y nos ha constituido reyes y sacerdotes para el /ios y Padre suyo! a 3l sea la gloria y el dominio por los siglos de los siglos?5 "6+4A%,) >2h! qu3 go o inenarrable el de ver al que amamos! el de ver la gloria de 2quel que nos am* tanto que se entreg* por nosotros! el de contemplar c*mo se eGtienden para bendecirnos y acogernos esas manos que fueron taladradas para lograr nuestra redenci*n? "+T! %;'11'1((;) .os queBse entregan en las manos de /iosBverán al 0ey en su hermosura. 6ontemplarán su incomparable encanto! y! pulsando las áureas arpas! henchirán el cielo de eGquisita mIsica y harán o7r los cantos del 6ordero. "0=! 1&'%:'1<%&) "-&<)

Pág. 1A1

10 de Di!iemCre SU SANGRE )URI*ICA"# Estos son los que !an venido de "rande tri'ulaci,n y !an lavado sus ro#as y las !an 'lanqueado en la san"re del 2ordero. (A#oc. 7:1;* Cloriosa será la recompensa que se dará a los fieles obreros que se reInan alrededor del trono de /ios y del 6ordero. . . . 2qu3llos estarán frente al trono! y serán aceptos en el 2mado. +e habrán borrados todos sus pecados! se habrán eliminado todas sus transgresiones. #a pueden contemplar la gloria plena del trono de /ios. . . . Ese d7a los redimidos resplandecerán con la gloria del Padre y del =i1o. .os ángeles! pulsando sus arpas de oro! darán la bienvenida al 0ey y a sus trofeos que serán los que fueron lavados y emblanquecidos en la sangre del 6ordero. "<T4;(&) Todos serán una familia feli y unida; todos estarán vestidos con las vestiduras de alaban a y acci*n de gracias4 el manto de la 1usticia de 6risto. Toda la naturale a! con su incomparable belle a! ofrecerá a /ios un tributo constante de alaban a y adoraci*n. El mundo estará bañado de lu celestial. .os años pasarán alegremente. .a lu de la luna será como la del sol! y la de este astro será siete veces más poderosa que en la actualidad. Prente a este cuadro! las estrellas de la mañana cantarán! y los hi1os de /ios clamarán de go o! mientras /ios y 6risto se unirán para proclamar4 5Eo habrá más pecado ni muerte. . . .5 .a lucha ha terminado. +e acabaron todas las tribulaciones y combates. .os himnos de victoria resuenan en todo el cielo! mientras los redimidos rodean el trono de /ios. Todos se unen al go oso cántico4 5/igno es el 6ordero que fue muerto y resucit* como triunfante vencedor5. 58ir3! y he aqu7 una gran compañ7a la cual ninguno pod7a contar! de todas gentes y lina1es y pueblos y lenguas! que estaban delante del trono y en la presencia del 6ordero! vestidos de ropas blancas! y palmas en sus manos; y clamaban en alta vo ! diciendo4 +alvaci*n a nuestro /ios! que está sentado sobre el trono! y al 6ordero5. "0=! ;:'11'1<%-) "-:%) 11 de Di!iemCre VIC%ORIA SO-RE ,A MUER%E"# A lim:iar6 Dios oda l6Lrima de los oIos de ellosO y la muer e no ser6 m6sO y no 4aCr6 m6s llan o7 ni !lamor7 ni dolor: :orKue las :rimeras !osas son :asadas" <A:o!" $1:(= Tenemos un +alvador que vive y ha resucitado. 0ompi* las cadenas del sepulcro despu3s de yacer tres d7as en 3l. # sobre la abierta tumba de Hos3 proclam* triunfalmente4 5#o soy la resurrecci*n y la vida.5 # ha de venir. DEstamos preparándonos para recibirloF DEos estamos preparando de manera que si caemos dormidos! lo hagamos con la esperan a en 6risto HesIsF... Pronto vendrá el /ador de la vidaBpara romper las cadenas del sepulcro y sacar a los cautivosB los Iltimos pensamientos de 3stos se refer7an a la tumba y la muerte; pero al salir eGclaman4 5D/*nde está! oh muerte! tu agui1*nF D/*nde! oh sepulcro! tu victoriaF5[ .os tormentos de la muerte fueron lo Iltimo que sintieronB6uando despierten el dolor habrá terminado. 5D/*nde! oh sepulcro! tu victoriaF5 =elos all7 recibiendo el toque definitivo de la inmortalidad! y luego suben a encontrar al +eñor en el aire. .os portales de la ciudad de /ios giran sobre sus go nesBy los rescatados de /ios entran entre los querubines y serafines. 6risto les eGtiende la bienvenida y bendice a cada uno. 59ien hecho! siervo fiel;Bentra en el go o de tu +eñor.5 DEn qu3 consiste este go oF Me el traba1o de su alma y es saciadoB2qu7 vemos a uno por el cual oramos y suplicamos a /ios en las horas de la noche. 2ll7 hay otro a quien le hablamos en el lecho de muerte! consiguiendo que apoyara su moribundo esp7ritu en el +eñor. 8ás allá vemos a un tercero que era un pobre bebedor. Tratamos de hacerle fi1ar la vista en el que es poderoso para salvar! y le eGplicamos que 6risto puede darle la victoria. # ahora vemos las coronas de gloria inmortal sobre sus cabe as. "8+ 1(! 1(<,) 2ll7 no hay desaliento! pesar ni pecado; nadie dirá4 58e siento mal5. 2ll7 no hay corte1os fInebres! ni duelo! ni muerte! no hay separaci*n ni cora ones partidos; en cambio all7 está HesIs y la Pa B >En su presencia se eGperimenta la plenitud del go o! y a su diestra hay deleites para siempre? "+T! %('%;'1(<;) "-:1)

Pág. 1A;

1$ de Di!iemCre NO HA-R3 M3S )ECADO"# < no !a'rá más maldici,n; sino que el trono de $ios y del 2ordero estará en ella y sus siervos le servirán. (A#oc. 22:-* /esaparece todo rastro de la maldici*nB+*lo queda un recuerdo4 nuestro 0edentor llevará siempre las señales de su crucifiGi*n. En su cabe a herida! en su costado! en sus manos y en sus pies se ven las Inicas huellas de la obra cruel efectuada por el pecado. El profeta! al contemplar a 6risto en su gloria! dice4 5+u resplandor es como la lu ! y salen de su mano rayos de lu ; y all7 mismo está el escondedero de su poder.5 +us manos y costado heridos de donde man* la corriente purpurina que reconcili* el hombre con /iosOall7 está la gloria del +alvador! Oall7 mismo está el escondedero de su poder.5 5Poderoso para salvar5 por el sacrificio de la redenci*n! era por consiguiente fuerte para e1ecutar la 1usticia para con aquellos que despreciaron la misericordia de /ios. .as marcas de su humillaci*n son su mayor honor; al trav3s de las edades eternas! las llagas del 6alvario proclamarán su alaban a y declararán su poderB .leg* el momento por el cual suspiraban los santos desde que la espada de fuego eGpuls* a la primer pare1a del para7soOel tiempo de 5la redenci*n de la posesi*n adquirida.5 .a tierra dada al principio al hombre para que fuera su reino! entregada alevosamente por 3l a manos de +atanás! y conservada durante tanto tiempo por el poderoso enemigo! ha sido recuperada mediante el gran plan de la redenci*n. Todo lo que se hab7a perdido por el pecado! ha sido restauradoBEl prop*sito primitivo que ten7a /ios al crear la tierra se cumple al convertirse 3sta en la morada eterna de los redimidos. 5.os 1ustos heredarán la tierra! y habitarán para siempre en ella5. "6+4A-;'A--) Entonces go aremos con 3l todas las glorias del mundo venidero por los siglos infinitos de la eternidadBEo hay nada perturbador ni eno1oso en el reino de /ios. Esta es la vida que se promete al vencedor4 una vida de felicidad y pa ! de amor y belle aBEo hay pecado! ni preocupaci*n aflictiva! nada que pueda turbar la pa de los habitantes. "+T! 1%'11'1((A) "-:;) 1& de Di!iemCre HEREDAREMOS E, REINO"# ?enid 'enditos de mi Padre !eredad el reino #re#arado #ara vosotros desde la &undaci,n del mundo. (0at. 2B:-;* /elante de la multitud de los redimidos se encuentra la ciudad santa. HesIs abre ampliamente las puertas de perlas! y las naciones que han guardado la verdad entran en ella. 2ll7 contemplan el para7so de /ios! el hogar de 2dán en su inocencia. .uego se oye aquella vo ! más armoniosa que cualquier mIsica que haya 1amás acariciado el o7do de los hombres! y que dice4 5Muestro conflicto ha terminado.5 5Menid! benditos de mi Padre! tomad posesi*n del reino preparado para vosotros desde la fundaci*n del mundo.5 Entonces se cumple la oraci*n del +alvador por sus disc7pulos4 5#o quiero que aquellos tambi3n que me has dado! est3n conmigo en donde yo estoy.5 5$rreprensibles delante de la presencia de su gloria con go o eGtremado.5 6risto presenta al Padre a los que ha rescatado con su sangre! diciendo4 5=eme aqu7 a m7! y a los hi1os que me diste.5 52 los que me has dado los he guardado.5 >Oh maravillas del amor redentor? >Lu3 dicha aqu3lla cuando el Padre eterno! al ver a los redimidos! considerará su imagen! la discordia del pecado desterrada! sus manchas quitadas! y a lo humano una ve más en armon7a con lo divino? "6+4A%,'A%&) Entonces los redimidos recibirán la bienvenida en el hogar que HesIs estuvo preparándolesB+e relacionarán con los que vencieron a +atanás y formaron caracteres perfectos por medio de la gracia divina. Todas las tendencias pecaminosas! todas las imperfecciones que los afligieron en la tierra han sido eliminadas por la sangre de 6risto! y se les imparte la eGcelsitud y resplandor de su gloria! que eGcede en mucho el fulgor del sol. # la hermosura moral! la perfecci*n del carácter de HesIs se refle1a a trav3s de ellos con mucho más brillo que el resplandor eGterior. Están sin mancha ante el gran trono blanco! compartiendo la dignidad y los privilegios de los ángeles. "+641-1'1-;) "-:-)

Pág. 1A-

1( de Di!iemCre SE REUNIR3N ,AS *AMI,IAS"# )e#rime tu vo+ del llanto y tus ojos de las lá"rimas; #orque salario !ay #ara tu o'ra dice 3e!ová y volverán de la tierra del enemi"o. Es#eran+a tam'i%n !ay #ara tu &in dice 3e!ová y los !ijos volverán a su t%rmino. (3er. -1:1.=17* 6risto va a venir en las nubes y con grande gloriaBMendrá para resucitar a los muertos! y para transformar a los santos vivos en gloriaBMolverán a unirse los eslabones de la familia. "/TC4&A%'&A1) >Oh maravillosa redenci*n! tan descrita y tan esperada! contemplada con anticipaci*n febril?... .os 1ustos que vivan aIn son mudados 5en un momento! en un abrir de o1os.5 2 la vo de /ios fueron glorificados; ahora son hechos inmortales! y 1untamente con los santos resucitados son arrebatados para recibir a 6risto su +eñor en los aires. Zngeles 51untarán sus escogidos de los cuatro vientos! de un cabo del cielo hasta el otro.5 +antos ángeles llevan niñitos a los bra os de sus madres. 2migos! a quienes la muerte ten7a separados desde tanto tiempo! se reInen para no separarse más! y con cantos de alegr7a suben 1untos a la ciudad de /ios. "6+4A%-) 6on go o inenarrable los padres ven que sus hi1os reciben la corona! el manto y el arpa. =an terminado los d7as de esperan as y temoresB+us hi1os han sido redimidos. "+T! %1'%A'1((:) 2ll7 veremos por todas partes los hermosos árboles del Para7so! y en medio de ellos el árbol de vida. 2ll7 contemplaremos con clara visi*n las belle as del Ed3n restaurado. 2rro1aremos a los pies del 0edentor la corona que 3l coloc* en nuestras sienes! y pulsando las arpas de oro! elevaremos cantos de alaban a y acci*n de gracias en honor del que se sienta en el tronoBO1ala todos vosotros est3is entre aquellos que entrarán por las puertas de perla de la ciudad de /ios. O1ala todos! como familias completas! podáis morar para siempre en el cielo de pa . Lue /ios os ayude a luchar para lograr la corona de vida con ese fin. "0=! %-'%<'1<%-) "-:,) 1+ de Di!iemCre CONOCEREMOS A CRIS%O"# A!ora cono+co en #arte; mas entonces conocer% como soy conocido. (1 2or. 1-:12* En las mansiones celestiales nos encontraremos para no separarnos más. Todos nos conoceremos en el hogar del cielo. "+T! %;'%:'1<11) .os redimidos se encontrarán y reconocerán a las personas por ellos conducidas al +alvador. >Lu3 bienaventurada plática sostendrán con esos seres? 5#o era un pecadorOdirá uno; Osin /ios y sin esperan a en el mundo; tI te acercaste a m7 y me diste a conocer el precioso +alvador como mi Inica esperan a.5BOtros dirán4 5#o era un pagano que viv7a en un pa7s pagano tambi3n. # tI de1aste tus amigos y tu c*modo hogar para ir a enseñarme c*mo descubrir a HesIs y creer en 3l como el Inico /ios verdadero. #o derrib3 todos mis 7dolos y ador3 a /ios! y ahora lo veo cara a cara. Estoy salvado para siempre! y podr3 contemplar eternamente al que amo5B 2lgunos eGpresarán su gratitud hacia los que alimentaron a los hambrientos y cubrieron al desnudo. 56uando la desesperaci*n ceg* mi alma con incredulidad! el +eñor te envi* a m7OdiránO para que hablaras palabras de esperan a y consuelo. 8e tra1iste alimento para suplir mis necesidades f7sicas! y me abriste la Palabra de /ios! haci3ndome comprender mis necesidades espirituales. 8e trataste como a un hermano. +impati aste conmigo en mis pesares y restauraste mi alma magullada y herida! para que pudiera asirme de la mano de 6risto que hacia m7 se eGtend7a para salvarme. En medio de mi ignorancia me enseñaste pacientemente que ten7a un Padre celestial que velaba por m7. 8e le7ste las preciosas promesas de la Palabra de /ios. 8e inspiraste la confian a en el hecho de que 6risto me salvar7a. 8i cora *n se suavi * y abland* hasta quebrantarse! al contemplar el sacrificio que HesIs hab7a hecho por m7B# aqu7 me tienes! salvado eternamente para vivir siempre en su presencia y alabar al que entreg* su vida por m7N >Lu3 regoci1o sentirán esos redimidos al encontrarse y saludar a los que se preocuparon por su salvaci*n? # los que vivieron no para complacer sus deseos! sino para beneficiar a los infortunados que

Pág. 1A,

go aban de tan pocas bendiciones. >6uánto go o y satisfacci*n +entirán palpitar en su cora *n? "0=! %&'%1'1<%&) "-:&) 1. de Di!iemCre UN )AIS HERMOSO"# Kue si se acordaran de aqu%lla de donde salieron cierto tenían tiem#o #ara volverse: em#ero desea'an la mejor es a sa'er la celestial; #or lo cual $ios no se aver"Jen+a de llamarse $ios de ellos: #orque les !a'ía a#arejado ciudad. (@e'. 11:1B=1.* El temor de hacer aparecer la futura herencia de los santos demasiado material ha inducido a muchos a espirituali ar precisamente aquellas verdades que nos hacen considerar la tierra como nuestra morada. 6risto asegur* a sus disc7pulos que iba a preparar mansiones para ellos en casa de su Padre. .os que aceptan las enseñan as de la Palabra de /ios no ignorarán por completo lo que se refiere a la patria celestial. # sin embargo >cosas que o1o no vio! ni o7do oy*! y que 1amás entraron en pensamiento humano las cosas grandes que ha preparado /ios para los que le aman?5 El lengua1e humano no alcan a a describir la recompensa de los 1ustos. Eo la conocerán más que los que la contemplen. Einguna inteligencia limitada puede comprender la gloria del para7so de /ios. En la 9iblia se llama a la herencia de los bienaventurados una patria. 2ll7 conduce el divino Pastor su rebaño! a los manantiales de aguas vivas. El árbol de la vida da su fruto cada mes! y las ho1as del árbol son para el servicio de las naciones. 2ll7 hay corrientes que manan eternamente! claras como el cristal! y al lado de las cuales árboles se mecen echando sombra sobre los senderos preparados para los redimidos del +eñor. "6+4A--'A-,) El pasto será un c3sped vivo! que nunca se marchitará. 2ll7 habrá rosas! lirios y toda clase de flores. Eunca se agostarán o marchitarán ni perderán su hermosura y fragancia. El le*n! que tanto tememos aqu7! se recostará entonces 1unto con el cordero y todo será pa y armon7a en la Tierra Eueva. .os árboles de la Tierra Eueva serán rectos y alt7simos! sin deformidad alguna. "#$! 1%'1(&;) En la Tierra Eueva no habrá vientos helados! ni cambios desagradables. El clima será siempre grato y saludable. "/iary! ;,'%-'1(&<) "-::) 1/ de Di!iemCre E, 3R-O, DE ,A VIDA"# En medio de la #la+a de ella y de la una y de la otra #arte del río esta'a el ár'ol de vida que lleva doce &rutos dando cada mes su &ruto: y las !ojas del ár'ol eran #ara la sanidad de las naciones. (A#oc. 22:2* /el trono flu7a un r7o de agua pura! y sobre ambas riberas de 3ste estaba el árbol de vidaBEl fruto del mismo era magn7fico4 parec7a oro me clado con plata. "PE41:) El fruto del árbol de vida del huerto ed3nico pose7a virtudes sobrenaturales. 6omerlo significaba vivir para siempre. +u fruto era el ant7doto de la muerte. +us ho1as eran el sost3n de la vida y la inmortalidadB/espu3s de la entrada del pecado! el divino =ortelano trasplant* el árbol de vida al Para7so celestial. "(T4;(() .os santos redimidos! que amaron a /ios y guardaron sus mandamientos en este mundo! entrarán por las puertas de la ciudad! y tendrán derecho al árbol de la vida. 6omerán cuanto quieran de 3l como hicieron nuestros primeros padres antes de su ca7da. .as ho1as de este árbol amplio e inmortal serán para la sanidad de las naciones. Todas las triste as habrán desaparecido. #a no eGistirán la enfermedad! el pesar y la muerte! porque las ho1as del árbol de vida habrán sanado a las naciones. HesIs verá entonces el traba1o de su alma y será saciado! cuando los redimidos! que estuvieron sometidos al dolor! la lucha y las aflicciones! que gimieron ba1o la maldici*n! se reInan en torno al árbol de la vida para comer su fruto inmortal! derecho que perdieron nuestros primeros padres cuando quebrantaron el mandato de /ios. #a no habrá peligro de perder nuevamente el derecho de comer del árbol de vida! porque el que tent* a nuestros primeros padres será destruido por la muerte segunda. "#$! 1%'1(&;)

Pág. 1A&

/el árbol de vida pend7a un fruto hermos7simo! que los santos arrancaban y com7an sin impedimentoBEl lengua1e más eGcelso es incapa de describir la gloria del cielo o la profundidad incomparable del amor del +alvador. "PE4;(<) "-:A) 10 de Di!iemCre ,A CENA DE -ODAS"# Gienaventurados los que son llamados a la cena del 2ordero. (A#oc. 22:2* Tanto en el 2ntiguo como en el Euevo Testamento! la relaci*n matrimonial se emplea para representar la uni*n tierna y sagrada que eGiste entre 6risto y su pueblo. En el pensar de 6risto! la alegr7a de las festividades de bodas señalaban el regoci1o de aquel d7a en que 3l llevar7a a la Esposa a la casa del Padre! y los redimidos 1untamente con el 0edentor se sentar7an a la cena de las bodas del 6ordero. El dice4 5/e la manera que el novio se regoci1a sobre la novia! as7 tu /ios se regoci1ará sobre ti.5 5#a no serás llamada /e1ada!Bsino que serás llamada 8i deleite!... porque Hehová se deleita en ti.5 5HehováB go aráse sobre ti con alegr7a! callará de amor! se regoci1ará sobre ti con cantar.5 6uando la visi*n de las cosas celestiales fue concedida a Huan el ap*stol! escribi*4 5# o7 como la vo de una grande compañ7a! y como el ruido de muchas aguas! y como la vo de grandes truenos! que dec7a4 2leluya4 porque rein* el +eñor nuestro /ios Todopoderoso. Coc3monos y alegr3monos y d3mosle gloria; porque son venidas las bodas del 6ordero! y su esposa se ha apare1ado5. K9ienaventurados los que son llamados a la cena del 6ordero5. HesIs ve7a en toda alma un ser al cual deb7a llamarse a su reino. "/TC41;,'1;&) /espu3s de recibir el reino! vendrá en su gloria! como 0ey de reyes! y +eñor de señores! para redimir a su pueblo! que 5se sentará a la mesa con 2braham e $saac y Hacob!5 en su reino! para participar de la cena de las bodas del 6ordero. "6+4,A<) "-:() 11 de Di!iemCre ,AS G,ORIAS DE, CIE,O"# < el material de su muro era de jas#e: mas la ciudad era de oro #uro semejante al vidrio lim#io. < los &undamentos del muro de la ciudad esta'an adornados de toda #iedra #reciosa. (A#oc. 21:18=11* .a gloriosa ciudad de /ios tiene doce puertas! guarnecidas de las más preciosas perlas. Tambi3n tiene doce cimientos de varios colores. .as calles de la ciudad son de oro puro. En ella está el trono de /ios! y hay un r7o puro y hermoso que fluye del mismo! claro como el cristal. +u cristalina belle a y pure a alegran la ciudad de /ios. .os santos beberán cuanto deseen de las aguas salut7feras del r7o de vidaB Todos los rostros refle1arán la imagen de su 0edentor. Eo habrá semblantes ansiosos y preocupados; en cambio todos revelarán alegr7a y sonreirán con pure a inmaculada. Estarán all7 los ángeles! y los santos resucitados y los mártires! y! lo me1or de todo! lo que nos producirá el mayor go o! es que all7 veremos a nuestro amado +alvador! que sufri* y muri* para que pudi3ramos disfrutar tanta felicidad y libertad. +u glorioso rostro resplandecerá con más brillo que el sol! inundará de lu la hermosa ciudad y refle1ará su gloria en derredor. =abrá niños all7. Hamás reñirán ni discutirán. +u amor será ferviente y santo. Tambi3n tendrán una corona de oro sobre la frente y un arpa en las manos. # sus caritas que tantas veces refle1aban pena o preocupaci*n! irradiarán santo go o! como refle1o de su perfecta libertad y dichaB .os santos tendrán coronas de gloria sobre las sienes y arpas de oro en las manos. .as pulsarán y cantarán sobre el amor redentor! creando mIsica en honor de /ios. #a habrán olvidado las pruebas y sufrimientos de este mundo en medi* de las delicias de la Tierra Eueva. # siempre sentirán la sonrisa de aprobaci*n de HesIs sobre ellos y su dicha será completaB.a futura morada de los santos será gloriosa. "#$! 1%'1(&;) "-:<) $0 de Di!iemCre %RA-AJO ),ACEN%ERO"#

Pág. 1A:

< edi&icarán casas y morarán en ellas; y #lantarán vi4as y comerán el &ruto de ellas. Lo edi&icarán y otro morará; no #lantarán y otro comerá: #orque se"6n los días de los ár'oles serán los días de mi #ue'lo y mis esco"idos #er#etuarán la o'ra de sus manos. (5sa. .B:21=22* 2ll7 las vastas llanuras alternan con bell7simas colinas y las montañas de /ios elevan sus ma1estuosos picos. En aquellas pac7ficas llanuras! al borde de aquellas corrientes vivas es donde el pueblo de /ios que por tanto tiempo anduvo peregrino y errante! encontrará un hogar. 58i pueblo habitará en mansi*n de pa ! en moradas seguras! en descansaderos tranquilos5. "6+4A-,) En la tierra renovada los redimidos se dedicarán a las ocupaciones que brindaban felicidad a 2dán y Eva en el principio. +e vivirá la vida del Ed3n! en los huertos y el campo. 5Edificarán casas! y morarán en ellas; y plantarán viñas! y comerán el fruto de ellas5B 2ll7 se desarrollarán todas las facultades y se me1orarán todos los talentos. +e llevarán a cabo las empresas mas formidables! se satisfarán las aspiraciones más elevadas! y se lograrán las ambiciones más nobles. +urgirán nuevas alturas que escalar! nuevas maravillas que admirar! nuevas verdades que comprender! nuevos motivos de estudio que eGigirán el concurso de las facultades de la mente y el esp7ritu. "P04A-%'A-1) 6iertamente hay y habrá ocupaciones en el cielo. Toda la familia de los redimidos no vivirá en un estado de ociosidad y en sueño. 2ll7 descansará el pueblo de /ios. .as actividades no serán cansadoras ni penosas en el cielo4 serán un descanso. Toda la familia de los redimidos se deleitará en servir al que es /ueño suyo por creaci*n y redenci*n. "6arta 11! 1(<<) Para los traba1ados y cargados! para los que lucharon la batalla de la fe será un incomparable descanso; porque poseerán el vigor y la 1uventud de la inmortalidad! y no tendrán que contender nunca más con el pecado y +atanás. "6hristian Temperance and 9ible =ygiene4<<) "-A%) $1 de Di!iemCre UNA HERMOSA HEREDAD"# Aas cuerdas me cayeron en lu"ares deleitosos y es !ermosa la !eredad que me !a tocado. (/almo 1.:.* .os sentimientos de amor y simpat7a que el mismo /ios ha puesto en el alma! se desahogarán del modo más completo y más dulce. El trato puro con seres santos! la vida social y armoniosa con los benditos ángeles y con los fieles de todas las edades! los cuales lavaron sus vestiduras y las emblanquecieron en la sangre del 6ordero! los la os sagrados que unen a 5toda la familia en los cielos! y en la tierra!5 todo eso constituye la dicha de los redimidos. "6+4A-&'A-:) Entre la multitud de los rescatados están los ap*stoles de 6risto4 el heroico Pablo! el ardiente Pedro! el amado y amoroso Huan y sus hermanos de cora *n leal! y con ellos la inmensa hueste de los mártires. "6+4A;&) El cielo está lleno de go o. 0esuenan all7 las alaban as en honor del que hi o tan maravilloso sacrificio por la redenci*n de la ra a humana. DEo deber7a rebosar de alaban as la iglesia terrenalF DEo tendr7a que publicar el go o de servir a 6ristoF .os que quieran unirse al coro angelical para cantar el himno de alaban as! deben aprender en la tierra el himno del cielo! cuya tInica es la acci*n de gracias. "AT4;,,) Todo en el cielo es noble y elevado. Todos procuran el bienestar y la felicidad de los demás. Eadie se dedica a velar por sus propios intereses. El goce más grande de los seres santos es contemplar la dicha y el go o de quienes los rodean. ";T4;-<) +i sufr7s pruebas en el mundo! si os sent7s solitarios! apartad vuestra mirada de la tierra obscura y contemplad las radiantes hermosuras del cielo. Pi1ad vuestros afanes en los goces celestiales! y ya no sentir3is tan profundamente las tribulaciones y desilusiones de la vida! porque comprender3is que ten3is un hogar en la gloria! una corona! un arpa y un amante +alvador. .aborad por adquirir ese bienaventurado patrimonio que /ios prometi* a los que le aman y guardan sus mandamientos. "#$! 1%' 1(&;) "-A1)

Pág. 1AA

$$ de Di!iemCre ,A SA-IDUR@A DIVINA"# Kue el $ios del /e4or nuestro 3esucristo el Padre de "loria os d% es#íritu de sa'iduría y de revelaci,n #ara su conocimiento. (E&e. 1:17* .a ciencia de la redenci*n es la más grande de todas las ciencias; es la que estudian los ángeles y todos los seres de los mundos no ca7dos4 es la ciencia que interesa al +eñor y +alvador! y penetra en los prop*sitos madurados en la mente $nfinita4 mantenidos en silencio durante siglos eternos; es la ciencia que estudiarán los redimidos en el curso de la eternidad. Este es el estudio más elevado a que puede dedicarse un ser humano. 6omo ningIn otro avivará la mente y elevará el almaB .os ángeles desean escudriñar el tema de la redenci*n; que será la ciencia y el canto de los redimidos a trav3s de los siglos sin fin de la eternidad. DEo valdrá la pena que pensemos en 3l y lo estudiemos en esta vidaF... Ese tema es inagotable. El estudio de la encarnaci*n de 6risto! su sacrificio eGpiatorio y su obra mediadora ocuparán la mente del alumno diligente mientras dure el tiempo; y al pensar en el cielo y los siglos innumerables! eGclamará4 5Crande es el misterio de la piedad5. En la eternidad aprenderemos lo que habr7a abierto nuestro entendimiento si hubi3ramos recibido la lu que estaba a nuestro alcance en esta vida. .os temas de la redenci*n henchirán el cora *n y la mente y la lengua de los redimidos por todos los siglos eternos. Entenderán las verdades que 6risto deseaba eGplicar a sus disc7pulos! pero que 3stos no pod7an captar por falta de fe. +e nos presentarán nuevos aspectos de la perfecci*n y gloria de 6risto por toda la eternidad. # en el curso de la vida perdurable el fiel 2mo sacará cosas nuevas y vie1as de entre sus tesoros. "+T! 1('%,'1<%:) Puesto que /ios es infinito! y encierra todos los tesoros de sabidur7a! bien podremos vivir aprendiendo y escudriñando por toda la eternidad! sin agotar 1amás las rique as de su sabidur7a! su bondad o poder. "+T! ;&'%,'1<%:) "-A;) $& de Di!iemCre D, ENSEBAR3 A ,OS REDIMIDOS"# < serán todos ense4ados de $ios. (3uan .:;B* .os alumnos de la escuela de 6risto 1amás se gradIan. Entre los alumnos hay 1*venes y ancianos. .os que prestan atenci*n constante a las enseñan as del /ivino 8aestro continuamente adquieren mayor sabidur7a! refinamiento y noble a de esp7ritu! y as7 se preparan para entrar en el colegio superior! donde el progreso se prolongará por toda la eternidadB Para morar eternamente en ese hogar bienaventurado! para ostentar en el alma! cuerpo y esp7ritu no las tenebrosas huellas del pecado y la maldici*n! sino la perfecta seme1an a de nuestro 6reador; para adquirir mayor sabidur7a! ciencia y santidad durante los siglos infinitos! eGplorando siempre nuevas esferas intelectuales! descubriendo constantemente nuevas maravillas y glorias! ampliando sin cesar nuestra capacidad de comprender! go ar y amar! y sabiendo que siempre nos aguardará mayor go o! amor y sabidur7a infinita! tal es la meta hac7a la cual se dirige la esperan a del cristiano. "C=! %(' 1((;) En el mundo venidero 6risto guiará a los redimidos 1unto al r7o de la vida y les enseñará maravillosas lecciones de verdad. /esenvolverá ante ellos los misterios de la naturale a. Entonces los redimidos comprenderán que hay una mano superior que mantiene los mundos en su puesto. 2dvertirán la habilidad desplegada por el gran 2rtista al vestir de color las flores del campo! y comprenderán los prop*sitos del Padre misericordioso! que dispensa todo rayo de lu ; entonces! 1untamente con los santos ángeles! los redimidos elevarán himnos de gratitud y alaban a en reconocimiento del supremo amor de /ios por el ingrato mundo. 2ll7 se comprenderá que 5de tal manera am* /ios al mundo! que ha dado a su =i1o unig3nito! para que todo aquel que en 3l cree! no se pierda! mas tenga vida eterna.5 "0=! %-'%1' 1<%A) El Q6ristoR impartirá rico acopio de conocimientos. /esentrañará los misterios de las providencias divinas que en esta vida no podemos comprender. "6arta ;,;! 1<%()

Pág. 1A(

En este mundo debemos adquirir una educaci*n que nos capacite para vivir con /ios por la eternidad. .a educaci*n que iniciemos aqu7 se perfeccionará en el cielo. Eo haremos más que entrar en un curso superior. "8+ 1:! 1(<&) "-A-) $( de Di!iemCre ACOM)ABAR3N A CRIS%O"# Estos los que si"uen al 2ordero #or donde quiera que &uere. Estos &ueron com#rados de entre los !om'res #or #rimicias #ara $ios y #ara el 2ordero. (A#oc. 1;:;* Todos los tesoros del universo estarán abiertos para el estudio de los redimidos de /ios. .ibres de las cadenas de la mortalidad! se lan an en incansable vuelo hacia los le1anos mundosOmundos a los cuales el espectáculo de las miserias humanas causaba estremecimientos de dolor! y que entonaban cantos de alegr7a al tener noticia de un alma redimida. 6on indescriptible dicha los hi1os de la tierra entran en el go o y en la sabidur7a de los seres que no han ca7do. Participan de los tesoros de conocimientos e inteligencia adquiridos durante siglos y siglos en la contemplaci*n de las obras de /ios. 6on visi*n clara consideran la magnificencia de la creaci*n4 soles y estrellas y sistemas planetarios dispuestos en el orden que les ha sido asignado y rodeando el trono de la /ivinidad. El nombre del 6reador se encuentra escrito en todas las cosas! desde las más pequeñas hasta las más grandes! y en todas ellas se ostenta la rique a de su poder. # a medida que los años de la eternidad transcurran! traerán consigo revelaciones más ricas y aIn más gloriosas respecto de /ios y de 6risto. 2s7 como el conocimiento es progresivo! as7 tambi3n el amor! la reverencia y la dicha irán en aumento. 6uanto más sepan los hombres acerca de /ios! tanto más admirarán su carácter. 2 medida que HesIs les descubra la rique a de la redenci*n y los resultados inefables del gran conflicto con +atanás! los cora ones de los redimidos se estremecerán con más ferviente gratitud! y con más arrebatadora alegr7a tocarán sus arpas de oro; y mir7adas de mir7adas y millares de millares de voces se unirán para engrosar el potente coro de alaban aB El gran conflicto ha terminado. #a no hay más pecado ni pecadores. Todo el universo está purificado. .a misma pulsaci*n de armon7a y de go o late en toda la creaci*n. /e 2quel que todo lo cre* manan vida y lu y contentamiento por toda la eGtensi*n del espacio infinito. /esde el átomo más imperceptible hasta el mundo más vasto! todas las cosas animadas e inanimadas! declaran en su belle a sin mácula y en 1Ibilo perfecto! que /ios es amor. "6+4A-:'A-A) "-A,) $+ de Di!iemCre ESCUCHAR3N E, CORO ANGE,ICA,"# < re#entinamente &ue con el án"el una multitud de los ej%rcitos celestiales que ala'a'an a $ios y decían: Iloria en las alturas a $ios y en la tierra #a+ 'uena voluntad #ara con los !om'res. (A#oc. 1;:;* EingIn ser humano! ni siquiera el me1or dotado de los hi1os de /ios! dio origen a una demostraci*n de go o como la que salud* el nacimiento del Eiño de 9el3n. "0=! %&'%,'1<%:) .os ángelesBse aparecieron a los pastores que cuidaban sus rebaños en las llanuras de 9el3nB El ángel del +eñor se dirigi* hacia ellos y les di1o4 5Eo temáis; porque he aqu7 os doy nuevas de gran go o! que será para todo el pueblo4 que os ha nacido hoy! en la ciudad de /avid! un +alvador! que es 6risto el +eñor. # esto os será por señal4 hallar3is al niño envuelto en pañales! echado en un pesebre.5 2penas sus o1os se hab7an acostumbrado a la gloriosa presencia de un ángel! cuando he aqu7 que toda la llanura qued* iluminada por la esplendente gloria de la multitud de ángeles que cubr7an la campiña de 9el3nBTodos alababan a /ios y dec7an4 5Cloria en las alturas a /ios! y en la tierra pa ! buena voluntad para con los hombres5. Entonces los o7dos mortales oyeron la mIsica celestial! y el coro de ángeles volvi* al cielo una ve terminado su memorable himno. .a lu se desvaneci*B; pero en el cora *n de los pastores qued* grabada la escena más estupenda que 1amás contemplaron los mortales! 1unto con la bienaventurada promesa y seguridad de que el +alvador de los hombres hab7a llegado al mundo! lo cual llenaba sus cora ones de go o y alegr7a! con me cla de fe y asombrado amor hacia /ios. "0=! %<'1;'1((,)

Pág. 1A<

>O1ala la humanidad pudiese reconocer hoy aquel canto? .a declaraci*n hecha entonces! la nota pulsada! irá ampliando sus ecos hasta el fin del tiempo! y repercutirá hasta los Iltimos confines de la tierra. 6uando el +ol de 1usticia salga! con sanidad en sus alas! aquel himno será repetido por la vo de una gran multitud! como la vo le muchas aguas! diciendo4 52leluya4 porque rein* el +eñor nuestro /ios Todopoderoso.5 "/TC4-A) "-A&) $. de Di!iemCre ADORAR3N JUN%OS"# Porque como los cielos nuevos y la nueva tierra que yo !a"o #ermanecen delante de mí dice 3e!ová así #ermanecerá vuestra simiente y vuestro nom're. < será que de mes en mes y de sá'ado en sá'ado vendrá toda carne a adorar delante de mí dijo 3e!ová. (5sa. ..:22=2-* 2l principio! el Padre y el =i1o hab7an descansado el sábado despu3s de su obra de creaci*n. 6uando 5fueron acabados los cielos y la tierra! y todo su ornamento!5 el 6reador y todos los seres celestiales se regoci1aron en la contemplaci*n de la gloriosa escena. 5.as estrellas todas del alba alababan! y se regoci1aban todos los hi1os de /ios5B 6uando se produ ca 5la restauraci*n de todas las cosas! de la cual habl* /ios por boca de sus santos profetas! que ha habido desde la antigSedad!5 el sábado de la creaci*n! el d7a en que 6risto descans* en la tumba de Hos3! será todav7a un d7a de reposo y regoci1o. El cielo y la tierra se unirán en alaban a mientras que 5de sábado en sábado!5 las naciones de los salvos se inclinarán en go osa adoraci*n a /ios y al 6ordero. "/TC4A%1) .as naciones de los salvados no conocerán más ley que la del cielo. Todos formarán una familia unida y feli ! vestida con el ropa1e de alaban as y acci*n de gracias. 2nte ese espectáculo cantarán las estrellas de la mañana! y los hi1os de /ios clamarán de go oB 5# será que de mes en mes! y de sábado en sábado! vendrá toda carne a adorar delante de m7! di1o Hehová5. 5# manifestaráse la gloria de Hehová! y toda carne 1untamente la verá.5 5El +eñor Hehová hará brotar 1usticia y alaban a delante de todas las gentes.5 5En aquel d7a Hehová de los e13rcitos será por corona de gloria y diadema de hermosura a las reliquias de su pueblo5. "P04A-;'A--) 2s7 que mientras duren los cielos y la tierra! el sábado continuará siendo una señal del poder del 6reador. 6uando el Ed3n vuelva a florecer en la tierra! el santo d7a de reposo de /ios será honrado por todos los que moren 5deba1o del sol5. "/TC4;,;) "-A:) $/ de Di!iemCre ,I-RE COMUNI>N CON DIOS"# < no vi en ella tem#lo; #orque el /e4or $ios Codo#oderoso es el tem#lo de ella y el 2ordero. (A#oc.21:22* El pueblo de /ios tiene el privilegio de comunicarse directamente con el Padre y el =i1o. 52hora vemos obscuramente como por medio de un espe1o.5 Eosotros vemos la imagen de /ios refle1ada como en un espe1o en las obras de la naturale a y en su modo de obrar para con los hombres; pero entonces le veremos cara a cara sin velo que nos lo oculte. Estaremos en su presencia y contemplaremos la gloria de su aspecto. "6+4A-&) Podemos dirigirnos al +eñor usando la cariñosa eGpresi*n4 5Padre nuestro5! que es muestra del afecto que profesamos y una garant7a de su tierna preocupaci*n y amistad hacia nosotros. # el =i1o de /ios! al contemplar a los herederos de la gracia! 5no se avergSen a de llamarlos hermanos5. .a relaci*n de 3stos con /ios es más sagrada aIn que la de los ángeles que nunca pecaron. Todo el amor paterno que se ha manifestado en el curso de todas las generaciones a trav3s del cora *n humano! todos los manantiales de ternura que surgieron en el alma de los hombres! no son más que un fino arroyuelo comparado con un oc3ano ilimitado! frente al amor infinito e inagotable de /ios. "0=! ;;'1%'1<%() El cielo consiste en acercarse incesantemente a /ios por 6risto. 6uanto más tiempo estemos en el cielo de la felicidad! tanto más de la gloria se abrirá ante nosotros; y cuanto más cono camos a /ios! tanto más intensa será nuestra felicidad. "/TC4;(:)

Pág. 1(%

D# cuál será la dicha del cielo sino ver a /iosF DLu3 go o mayor podr7an go ar los pecadores salvados por la gracia de 6risto que el de contemplar el rostro de /ios y conocerlo como Padre suyoF "(T4;:() >Lu3 consuelo infunde contemplarlo con el o1o de la fe! de manera que contemplándolo nos aseme1emos a 3l? # >cuánto mayor será el go o de contemplarlo tal cual es! sin que se interponga un velo nublador entre nosotros? "9E! 1&'%1'1(<;) "-AA) $0 de Di!iemCre E, VE,O SER3 2UI%ADO"# A!ora vemos #or es#ejo en o'scuridad; mas entonces veremos cara a cara. (1 2or. 1-:12* >Lu3 campo se abrirá all7 a nuestro estudio cuando se quite el velo que obscurece nuestra vista y nuestros o1os contemplen ese mundo de belle a del cual ahora tenemos vislumbres por medio del microscopio; cuando contemplemos las glorias de los cielo! estudiados ahora por medio del telescopio; cuando! borrada la mancha del pecado! toda la tierra apare ca en 5la hermosura de Hehová nuestro /ios5? 2ll7 el estudiante de la ciencia podrá leer los informes de la creaci*n! sin hallar señales de la ley del mal. Escuchará la mIsica de las voces de la naturale a y no descubrirá ninguna nota de llanto ni vo de dolor. En todas las cosas creadas descubrirá una escritura! en el vasto universo contemplará 5el nombre de /ios escrito en grandes caracteres5 y ni en la tierra! ni en el mar! ni en el cielo! quedará señal del malB +e ofrecerá al estudiante una historia de alcance infinito y rique a inefable. 2qu7! desde la posici*n venta1osa de la Palabra de /ios! se ofrece al estudiante una perspectiva del vasto campo de la historia y se puede obtener algIn conocimiento de los principios que rigen el curso de los sucesos humanos. Pero su visi*n está aIn empañada y su conocimiento es incompleto. Eo verá claramente las cosas hasta que est3 a la lu de la eternidadB +erá descorrido el velo que se interpone entre el mundo visible y el invisible y se revelarán cosas maravillosasB 2ll7 todos los que obraron con esp7ritu abnegado! verán el fruto de sus labores. +e verá el resultado de cada principio recto y acci*n nobleB >6uán escasa parte de la obra más noble del mundo se manifiesta en esta vida al obrero?....os padres y maestros caen en su Iltimo sueño con la sensaci*n de que ha sido en vano la obra de su vida; no saben que su fidelidad ha abierto manantiales de bendiciones que nunca pueden de1ar de fluir. En lo futuro se verá la acci*n y reacci*n de todo esto. "Ed4;<-';<&) "-A() $1 de Di!iemCre ENCON%RARD A MI 3NGE,"# 0irad no ten"áis en #oco a al"uno de estos #eque4os; #orque os di"o que sus án"eles en los cielos ven siem#re la &a+ de mi Padre que está en los cielos. (0at. 18:1F* +*lo cuando se vean a la lu de la eternidad las providencias de /ios! comprenderemos lo que debemos al cuidado y la intercesi*n de sus ángeles. .os seres celestiales han tenido una parte activa en los asuntos de los hombres. =an aparecido! con ropas brillantes como el relámpago; se han presentado como hombres! ba1o la apariencia de via1eros. =an aceptado la hospitalidad ofrecida por hogares terrenales; han actuado como gu7as de via1eros eGtraviados. =an frustrado el prop*sito del ladr*n y desviado el golpe del destructor. 2unque los gobernantes de este mundo lo ignoren! a menudo los ángeles han hablado en sus concilios. .os han contemplado los o1os humanos. .os o7dos humanos han escuchado sus pedidos. En tribunales y cortes de 1usticia! los mensa1eros celestiales han defendido la causa de los perseguidos y oprimidos. =an desbaratado los prop*sitos y detenido males que hubieran causado oprobio y sufrimiento a los hi1os de /iosB Todo redimido comprenderá la obra de los ángeles en su propia vida. >Lu3 sensaci*n le producirá conversar con el ángel que fue su guardián desde el primer momento; que vigil* sus pasos y cubri* su cabe a en el d7a de peligro; que estuvo con 3l en el valle de la sombra de muerte! que señal* su lugar de descanso! que fue el primero en saludarle en la mañana de la resurrecci*n! y conocer por medio de 3l la

Pág. 1(1

historia de la interposici*n divina en la vida individual! de la cooperaci*n celestial en todo traba1o en favor de la humanidad? Entonces serán esclarecidas todas las perple1idades de la vida. /onde a nosotros nos pareci* ver s*lo confusi*n y chasco! prop*sitos quebrantados y planes desbaratados! se verá un prop*sito grande! dominante! victorioso! y una armon7a divina. "Ed4;<,';<&) "-A<) &0 de Di!iemCre SE AC,ARAR3 E, MIS%ERIO"# < de aclarar a todos cuál sea la dis#ensaci,n del misterio escondido desde los si"los en $ios que cre, todas las cosas. Para que la multi&orme sa'iduría de $ios sea a!ora noti&icada #or la i"lesia a los #rinci#ados y #otestades en los cielos. (E&e. -:1=1F* DPor qu3 se permiti* que la gran controversia continuase a trav3s de los siglosF DPor qu3 no se suprimi* la eGistencia de +atanás al comien o mismo de su rebeli*nF Para que el universo se convenciese de la 1usticia de /ios en su trato con el mal; para que el pecado recibiese condenaci*n eterna. En el plan de salvaci*n hay alturas y profundidades que la eternidad misma nunca puede agotar! maravillas que los ángeles desear7an penetrar con la mirada. /e todos los seres creados! s*lo los redimidos han conocido por eGperiencia el conflicto real con el pecado; han traba1ado con 6risto! y! cosa que ni los ángeles podr7an hacer! han participado de sus sufrimientosB # 3l 5nos levant* 1untamente con 3l! y nos hi o sentar con 3l en las regiones celestiales;Bpara que! en los siglos venideros! hiciese manifiesta la soberana rique a de su gracia! en su bondad para con nosotros en Hesucristo5. "Ed4;<A';<() 6uando las naciones de los salvos miren a su 0edentor y contemplen en el brillo de su rostro la gloria eterna del Padre; cuando contemplen su trono que es desde la eternidad hasta la eternidad! y sepan que su reino no tendrá fin! entonces prorrumpirán en un cántico de 1IbiloB +e ve que la misericordia! la compasi*n y el amor paternal se unen a la santidad! la 1usticia y el poder. 2l contemplar la ma1estad de su trono! tan grande y elevado! vemos su carácter en sus manifestaciones misericordiosas y comprendemos! como nunca antes lo comprendimos! el significado de tan atractivo apelativo4 5Padre nuestro. . . .5 El resultado de la lucha del +alvador contra los poderes de las tinieblas es la dicha de los redimidos! la cual contribuye a la gloria de /ios por toda la eternidad. "6+4A1%) "-(%) &1 de Di!iemCre )ROSIGO A, -,ANCO"# Qna cosa !a"o: olvidando ciertamente lo que queda atrás y eOtendi%ndome a lo que está delante #rosi"o al 'lanco al #remio de la so'erana vocaci,n de $ios en 2risto 3es6s. (>il. -:1-=1;* =oy termina otro año de tu vida. D6*mo puedes considerarlo al echar una mirada retrospectivaF D=as hecho progresos en la vida divinaF D=as crecido en espiritualidadF D=as crucificado el yo con sus afectos y concupiscenciasF DTienes mayor inter3s en el estudio de la Palabra de /iosF D=as obtenido victorias decisivas sobre tus propios sentimientos y carácter d7scolo! o! cuál ha sido el registro de tu vida durante el año que acaba de pasar a la eternidad para nunca más volverF 2l entrar en un nuevo año! ha lo con la ferviente resoluci*n de dirigirte hacia adelante y hacia arriba. +ea tu vida más elevada y más eGaltada de lo que 1amás ha sido. Proponte no buscar tu propio inter3s y placer! sino hacer progresar la causa de tu 0edentor. Eo permane cas en una posici*n donde necesites ayuda! donde otros tengan que guardarte liara conservarte en el camino estrecho. Puedes ser fuerte para e1ercer en otros una influencia santificadora. Puedes hallarte donde el inter3s de tu alma se despierte para hacer bien a otros! para consolar a los entristecidos! fortalecer a los d3biles! y dar tu testimonio por 6risto siempre que se presente la oportunidad. Ten por blanco honrar a /ios en todo! siempre y por doquiera. Pon tu religi*n en todo. "-T+4(&) Prepárate para la eternidad con un celo como no lo has manifestado todav7a. Educa tu mente en amar la 9iblia! en amar la reuni*n de oraci*n! en amar la hora de meditaci*n! y sobre todo! la hora en la

Pág. 1(;

cual el alma comulga con /ios. 2dquiere la mentalidad del cielo si quieres unirte con el coro celestial en las mansiones divinasB Jna nueva página ha sido abierta en el libro del ángel registradorB+ean anotados all7 hechos de los que no te avergSences cuando sean revelados a las miradas de los hombres y de los ángeles. "-T+4<1'<;)

RRR"eme1000"!lO eme1000SLmail"!om

Related Interests