You are on page 1of 46

Informe Final : CONSULTORÍA PARA LA “ELABORACIÓN DEL MODELO DE GESTIÓN DEL PARQUE ARQUEOLÓGICO CAMPUS CIENTÍFICO HOJASJABONCILLO.

1 de noviembre de 2012

Equipo Consultor:

Carmen Barrera Consuelo Barrera

1

INDICE DE CONTENIDOS

1. Antecedentes …….…………………………………………………………………………….3 2. Objetivos……………….…………………………………………………………….…………3 3. Enfoque ………………….…………………………..……………………….……………...…4 Alcance y metodología .....….………………………………………………………………5

4.

5. Resumen Ejecutivo …………………………………………..……………………………….6 6. Justificación……………………………………………………………………………...……10

7.

Conceptualización del Parque Arqueológico Ambiental y Campus Científico Cultural Cerro de Hojas Jaboncillo…………………………………………………………………....17

8. Modelo de Gestión……………………………………………………………………………………………..…..24

8.1. Marco Institucional ……………………………………………………………………...24

8.2. Propuesta de estructura de gestión del Parque Arqueológico Ambiental Hojas

Jaboncillo ………………………………………………………………………………..32
8.3. Áreas del Parque Arqueológico Ambiental Hojas Jaboncillo y sus necesidades operativas………………………………………………………………………………..34

9. Recomendaciones y próximos pasos……………………………………………………….42

10. Bibliografía……….………………………………………………………………………..….45 2

Antecedentes El Ministerio de Ambiente, en el año de 1996, hace la delimitación del Bosque protector e los cerros Guayabal Hojas y Jaboncillo. Mediante Decreto Ministerial No.100-09 de fecha junio 2 del 2009, el área arqueológica ubicada en los cerros: Jaboncillo, Bravo, La Negrita, de Hojas y Guayabal, territorio perteneciente a los cantones Montecristi y Portoviejo, es declarada Patrimonio Cultural del Estado. El Plan Nacional del Buen Vivir (objetivo 8) establece como uno de sus objetivos el incremento del patrimonio cultural del País. En ese contexto, la SENPLADES priorizó el proyecto de rescate, salvaguarda, investigación y puesta en valor del patrimonio arqueológico – ambiental de los cerros Hojas, Jaboncillo, La Negrita, Bravo y Guayabal, que cubren alrededor de 3500 hectáreas situadas entre los cantones de Portoviejo y Montecristi, provincia de Manabí. Ciudad Alfaro a través de un convenio firmado con el Instituto Nacional de Patrimonio, es la institución encargada de ejecutar dicho proyecto. A través de una convocatoria Pública, Ciudad Alfaro contrata esta consultoría con el objetivo de Diseñar un modelo de gestión, para administrar el Parque Arqueológico

Ambiental Hojas – Jaboncillo – campus cultural – científico. Para lo cual, se presenta esta propuesta de Plan de trabajo, con los objetivos específicos, actividades y cronograma.

I.

OBJETIVOS

Objetivo 1: Proponer las líneas conceptuales para el parque Arqueológico ambiental articulado a un campus cultural científico

Objetivo 2: Diseñar un modelo de gestión para la administración del Parque Arqueológico Ambiental Hojas Jaboncillo

Objetivo 3: Paquete de información para talleres participativos

3

II.

Enfoque

El enfoque de la propuesta se deberá sostener sobre cuatro principios para su construcción, sin ser los únicos, son los más relevantes para este diseño:

Identidad. Partiendo del entendido de que la cultura no es estática sino que se transforma continuamente, la identidad cultural no es inmutable. Sin embargo, hay una esencia que unifica, existe un sustrato en común, que distingue a una cultura de otras. Son los elementos, códigos en común que la distinguen de la otredad. El aporte de este proyecto para el fortalecimiento identitario es el rescate y reconstrucción de la memoria histórica. El valor del rescate histórico de la cultura manteña, permitiría a los actuales pobladores de este territorio,

reconstruir y reinterpretar su rol actual y su futuro, rescatando y reconociendo su pasado. 

Participación: Como el conjunto de acciones para lograr la integración de la comunidad en el quehacer político. La construcción de relaciones y como se conforman, puede constituir o no en el principio que sostenga un sistema de gestión de manejo patrimonial. Las identidades aunque se puedan originar en las instituciones dominantes, sólo lo son si los actores sociales las interiorizan y sobre esto último construyen su sentido.

Sostenibilidad:
o o

Sostenibilidad económica: como una actividad financieramente posible Sostenibilidad ambiental: compatibilidad entre la actividad considerada y la preservación de la biodiversidad y de los ecosistemas, evitando la degradación de las funciones. Incluye un análisis de los impactos derivados de la actividad, consumo de recursos, generación de residuos y emisiones, etc.

4

o

Sostenibilidad social: basada en el mantenimiento de la cohesión social y de su habilidad para trabajar en la persecución de objetivos comunes.

o

Sostenibilidad cultural, que es la articuladora y genera el equilibrio entre los tres pilares que hasta el momento conceptualmente han sido reconocidos. Los retos culturales son de primera magnitud pues están intrínsecamente relacionados con el desarrollo humano y la libertad, se trata de recuperar a las culturas, como fundamento en la construcción de sociedades sostenibles, dada la incidencia directa en la calidad de vida de la población, al potenciar modelos de economía popular y solidaria; promover el respeto a los derechos humanos, a los conocimientos y sabidurías ancestrales; fomentar la participación en condiciones de equidad, interculturalidad y respeto a la naturaleza 1. Evitar la homogeneización de la sociedad y la desvalorización de las diversidades como principio orientador del enfoque conceptual.

Coordinación y complementariedad : La coordinación entendida como el trabajo en común llevado a cabo por parte de un grupo de instituciones, enfocado hacia un objetivo compartido, usando métodos también comunes . La complementariedad se relaciona directamente con las funciones y competencias de cada institución.

III. Se

Alcance y metodología parte de la revisión de información de fuente secundaria: informes, acuerdos

ministeriales, cartas y convenciones, información de divulgación cultural y científica, entre otros. También se realizó una visita al cerro, al sitio arqueológico en el cual se están realizando trabajos a la fecha, museos de sitio, laboratorio y a todas las comunidades. Se realizaron entrevistas con actores relevantes identificados de forma conjunta con la dirección e Ciudad Alfaro. Con esta base se hace una propuesta conceptual para

delinear un modelo de gestión que permita su manejo y sostenibilidad.

1

“Ecuador. Hacia la conferencia de Naciones Unidas de Desarrollo Sostenible Río Mas 20”, Propuesta del gobierno ecuatoriano para la conferencia Rio+20 junio 2012.

5

IV. Resumen Ejecutivo Conceptualización del Parque Arqueológico Ambiental y Campus Científico Cultural Cerro de Hojas Jaboncillo El concepto de Parque Arqueológico surge simultáneamente con un cambio en la concepción acerca de la arqueología misma y su enfoque y forma de abordar la investigación. Tradicionalmente, el museo era el único espacio para la puesta en valor del patrimonio arqueológico, identificando a la arqueología como el estudio del objeto en sí, la pieza. La contemplación de los objetos o la visita a ruinas y/o yacimientos como una contemplación estática del objeto o construcción monumental del pasado sea con valor estético o curiosidad del pasado. Esto está asociado a una arqueología que se centra en el descubrimiento de monumentos y objetos. Sin embargo, la arqueología cambia su forma de investigación hacia una mayor dimensión de lo espacial y temporal, esta ampliación , además del planteamiento de investigaciones regionales, y la integración de nuevas metodologías realizadas desde la Arqueología del paisaje , son muestras del cambio en el concepto de paisaje: dejando éste de ser un concepto abstracto en la investigación y, pasado a integrarse en los estudios arqueológicos, como producto de procesos históricos y síntesis de relaciones sociales (Orejas, 1998) . En esta concepción el parque arqueológico en una herramienta de protección, gestión y puesta en valor del patrimonio arqueológico. Esto implica la necesidad de dotar a la investigación arqueológica de una proyección social congruente con las nuevas tendencias de investigación y avances tecnológicos y de comunicación. Planteado de esta forma, el parque Arqueológico va mucho más allá de una simple ampliación de la figura de museo o yacimiento abierto a las visitas del público, sino que implica generar nuevas formas y mecanismos que permitan abordar los procesos históricos desde la arqueología, sin necesidad de monumentos u objetos extraordinarios. El termino parque nos remite necesariamente a la concepción de espacios abiertos, con facilidades para la recreación y/ o el descanso, es decir asociados al entretenimiento y uso del tiempo libre. Su función básica está asociada a recibir al público más amplio posible. Si
6

pensamos en un parque cultural, este deberá ser abierto, dinámico, flexible y adaptable a las múltiples necesidades del público visitante. Otro factor fundamental para su sostenibilidad es el económico, mismo que permitirá considerar a este patrimonio como un recurso para el desarrollo sostenible, por lo cual, la apuesta es la articulación al turismo de forma responsable. Deberá permitir al mismo tiempo que se realicen las tareas de investigación, de información, formación académica y difusión, siendo la actividad humana la que dará coherencia a la diversidad del paisaje, la cual deberá estar sustentada en un discurso histórico como requisito indispensable para su puesta en valor. La diversidad de usos que se den a los espacios dentro del área del parque deberán marcar la asimilación a un parque cultural y natural evitando acercarse a la concepción de un parque temático, así como el uso de interpretaciones erróneas y fantasiosas que generan desinformación. Esencialmente esta propuesta considera que un parque arqueológico se define por los siguientes criterios que proponemos sean los que se tomen en cuenta para el caso de Hojas Jaboncillo:     Declaratoria de Bien de Interés Cultural (lo que viene a ser un equivalente a las declaratorias de Patrimonio Nacional en Ecuador). Interés científico, histórico y educativo Estado de conservación adecuado para mostrarlo al público. Implica paralelamente investigación y puesta en valor. Infraestructura que permita su visita: caminería, puntos de información, itinerarios de visita, etc.   Se lo debe concebir integrado a su entorno, de manera que explique su rol (del parque) en el momento actual y la relación con su entorno a lo largo de la historia. Programa de difusión que use diversos recursos asegurando el acceso a la educación y apropiación cultural de la mayoría de la población ( rentabilidad social).

7

Parque Ambiental y valores del paisaje Para efectos de esta consultoría, se nos propone, desde Ciudad Alfaro el término parque arqueológico ambiental. Esto nos implica, por extensión, considerar los valores ambientales que deberán preservarse y articularse al concepto de parque cultural, para la puesta en valor de los patrimonios, cultural y natural, para lo cual debemos partir de la existencia o no de valores que deban ser preservados. En el caso específico de Hojas Jaboncillo, estos valores han sido ampliamente identificados, tal es así que dentro del polígono patrimonial existe delimitada un área definida como bosque protector (Bosque Protector 032 “Colinas circundantes de Potoviejo, Area 6, Cerro Guayabal, Jaboncillo, Vede y de Hojas”) publicado en el registro oficial 473, desde 06/30/1994. Sin embargo se debe considerar que no se han considerado aún los valores paisajísticos, los cuales deberán incluirse en el concepto de parque ambiental, cuya extensión sería el polígono patrimonial siendo ésta mucho más amplia que la del bosque protector.

Campus científico cultural Entenderemos campus como un espacio claramente definido dentro del cual se realizan investigaciones, se aplican nuevas metodologías y están asociadas a una institución académica. El término campus se refiere al conjunto de terrenos y edificios que pertenecen a una universidad o institución de orden académico científico. El Campus es no sólo el área perteneciente a una universidad, sino también el conjunto de edificios que la forman. Generalmente un campus incluye las bibliotecas, las facultades, las aulas, incluso las zonas de residencias para los estudiantes, y normalmente áreas de esparcimiento como cafeterías, incluso tiendas y sobre todo jardines y parques. Por otra parte un campus científico es un término que se asocia mas bien a la extensión en un lapso de tiempo, de una actividad académica, como una extensión de la actividad que como desarrollo permanente, ejemplo campus arqueológico de verano.
8

Para el caso específico de Hojas Jaboncillo, lo que se propone es la articulación de las instalaciones e infraestructuras futuras y actuales: laboratorio arqueológico, museo de sitio, centros de interpretación y área patrimonial arqueológica como un campus permanente asociada a una institución académica para la formación de arqueólogos, antropólogos, historiadores y otras ramas del conocimiento atado a los saberes ancestrales de la zona. Modelo de gestión Vamos a llamar modelo de gestión a una estructura claramente definida para la toma de decisiones. Es decir el orden en el cual deberían ser planteadas y resueltas las decisiones en sus diferentes niveles. Éstas pueden ser del orden político, técnico y del nivel operativo: cuantos sectores hay, responsabilidades y funciones, cadena de mando, división del trabajo. Las instituciones directamente relacionadas en este caso son: Ministerio Coordinador de Patrimonio Natural y Cultural, Ministerio de Ambiente, Ministerio de Cultura, Ministerio de Turismo, Instituto Nacional de Patrimonio, Corporación Ciudad Alfaro, Gobiernos autónomos descentralizados, Comunidades, Comité Interinstitucional Cerro de Hojas Jaboncillo. Áreas del Parque Arqueológico Ambiental Hojas Área de gestión de los Patrimonios: I. II. Investigación y puesta en valor del Patrimonio Arqueológico Investigación y puesta en valor del Patrimonio Intangible: Saberes ancestrales. Investigación histórica, etnográfica y recuperación de la memoria viva. III. Investigación, conservación, conocimiento del patrimonio natural y recuperación de especies nativas. IV. Desarrollo de medios de Sostenibilidad

9

Área de gestión del turismo: I. Implementación y funcionamiento de conjunto del Parque. II. Diseño , construcción y equipamiento de infraestructura para un centro de información turística, punto de venta de souvenirs , restaurante, áreas de pic nic y baterías sanitarias. III. IV. Caminería y miradores. Diversificación en la oferta de productos y servicios turísticos: participación activa de las comunidades de la zona 2.3.3. Área de apropiación, uso social de los patrimonio, difusión y comunicación. los servicios turísticos en el

V.

Justificación

En el ámbito internacional, las declaratorias de patrimonio mundial (de la humanidad) las realiza la UNESCO, mismas que son del ámbito natural, cultural y bienes mixtos. Patrimonio cultural, según la UNESCO, es la representación simbólica de los valores culturales de distintos colectivos, en los que se reconoce la diversidad y la heterogeneidad , que expresan la creatividad humana, constituyéndose en el sustento de las identidades de los pueblos (UNESCO 1998). La UNESCO define al patrimonio natural como “Todos los monumentos construidos por formaciones físicas y biológicas o por grupos de esas formaciones que tengan un valor universal excepcional desde el punto de vista estético o científico” (UNESCO 1972), siendo abundante la lista de estos patrimonios en el continente americano. La Convención sobre la Protección del Patrimonio Mundial Cultural y Natural presentada en el marco de la 17areunión de la Conferencia General de la Organización de las Naciones

10

Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura – UNESCO-, celebrada en París del 17 de octubre al 21 de noviembre de 1972, establece…

…“que el patrimonio cultural y el patrimonio natural están cada vez más

amenazados de destrucción, no sólo por las causas tradicionales de deterioro sino también por la evolución de la vida social y económica que las agrava con fenómenos de alteración o de destrucción aún más temibles”.

…“que el deterioro o la desaparición de un bien del patrimonio cultural y natur al

constituye un empobrecimiento nefasto del patrimonio de todos los pueblos del mundo”.

Además, bajo el título II: “Protección Nacional y Protección Internacional del Patrimonio Cultural y Natural” se plantea:

Artículo 4: “Cada uno de los Estados Partes en la presente Convención reconoce la obligación de identificar, proteger, conservar, rehabilitar y transmitir a las generaciones futuras el patrimonio cultural y natural situado en su territorio. Procurarán actuar con ese objeto por su propio esfuerzo y hasta el máximo de los recursos de que disponga, y llegado el caso, mediante la asistencia y la cooperación internacionales de que se pueda beneficiar, sobre todo en los aspectos financiero, artístico, científico y técnico.”

Artículo 5:“Con el objeto de garantizar una protección y una conservación eficaces y revalorizar lo más activamente posible el patrimonio cultural y en los posible es necesario:”

11

a)

“adoptar una política general encaminada a atribuir al patrimonio cultural y natural

una función en la vida colectiva y a integrar la protección de ese patrimonio en los programas de planificación general”; b) “instituir en su territorio, si no existen, uno o varios servicios de protección,

conservación y revalorización del patrimonio cultural y natural, dotados de un personal adecuado que disponga de medios que le permitan llevar a cabo las tareas que le incumban”; c) “desarrollar los estudios y la investigación científica y técnica y perfeccionar los

métodos de intervención que permitan a un Estado hacer frente a los peligros que amenacen a su patrimonio cultural y natural”; d) “adoptar las medidas jurídicas, científicas, técnicas, administrativas y financieras

adecuadas, para identificar, proteger, conservar, revalorizar y rehabilitar ese patrimon io”; y e) facilitar la creación o el desenvolvimiento de centros nacionales o regionales de

formación en materia de protección, conservación y revalorización del patrimonio cultural y natural y estimular la investigación científica en este campo; Siendo el Ecuador signatario de la convención mención, le corresponde al Estado ecuatoriano velar por su aplicación. Por otra parte, la Constitución Ecuatoriana establece con relación al patrimonio cultural …: Art. 3.- Son deberes primordiales del Estado: 7. Proteger el patrimonio natural y cultural del país. Art. 21.- Las personas tienen derecho a construir y mantener su propia identidad cultural, a decidir sobre su pertenencia a una o varias comunidades culturales y a expresar dichas elecciones; a la libertad estética; a conocer la memoria histórica de sus culturas y a
12

acceder a su patrimonio cultural; a difundir sus propias expresiones culturales y tener acceso a expresiones culturales diversas. No se podrá invocar la cultura cuando se atente contra los derechos reconocidos en la Constitución. Art. 57.- Se reconoce y garantizará a las comunas, comunidades, pueblos y nacionalidades indígenas, de conformidad con la Constitución y con los pactos, convenios, declaraciones y demás instrumentos internacionales de derechos humanos, los siguientes derechos colectivos: 13. Mantener, recuperar, proteger, desarrollar y preservar su patrimonio cultural e histórico como parte indivisible del patrimonio del Ecuador. El Estado proveerá los recursos para el efecto. Art. 83.- Son deberes y responsabilidades de las ecuatorianas y los ecuatorianos, sin perjuicio de otros previstos en la Constitución y la ley: 13. Conservar el patrimonio cultural y natural del país, y cuidar y mantener los bienes públicos.

Art. 264.- Los gobiernos municipales tendrán las siguientes competencias exclusivas sin perjuicio de otras que determine la ley: 8. Preservar, mantener y difundir el patrimonio arquitectónico, cultural y natural del cantón y construir los espacios públicos para estos fines Art. 276.- El régimen de desarrollo tendrá los siguientes objetivos: 7. Proteger y promover la diversidad cultural y respetar sus espacios de reproducción e intercambio; recuperar, preservar y acrecentar la memoria social y el patrimonio cultural.

13

Art. 377.- El sistema nacional de cultura tiene como finalidad fortalecer la identidad nacional; proteger y promover la diversidad de las expresiones culturales; incentivar la libre creación artística y la producción, difusión, distribución y disfrute de bienes y servicios culturales; y salvaguardar la memoria social y el patrimonio cultural. Se garantiza el ejercicio pleno de los derechos culturales. Por otra parte, el Ministerio de Coordinación del Patrimonio del Ecuador (MCP), reconoce que…:

…“a nivel nacional los valores del patrimonio – natural y cultural – han sido

escasamente reconocidos sin que la ciudadanía y gobiernos seccionales hayan visibilizado e incorporado las potencialidades que los recursos patrimoniales ofrecen para el desarrollo local”.

…“ la escasa gestión en materia patrimonial ha conllevado múltiples impactos

entre los cuales están: la pérdida de identidad de las poblaciones ecuatorianas, el deterioro de la calidad de vida en áreas patrimoniales, la dilapidación constante de los bienes patrimoniales, la destrucción acelerada de los recursos naturales, llegando en algunos casos a que la conservación o ser poseedor de un bien cultural se considere como una imposición de carácter negativo

…“el Ecuador, en la actualidad, cuenta con 22 ciudades declaradas patrimonio

cultural del Estado y otras 6 en proceso de ser incluidas bajo esta denominación por su diversidad y riqueza paisajística, urbana y arquitectónica, siendo además centros concentradores de prácticas culturales ancestrales, tradicionales y/o contemporáneas. arquitectura vernácula, armoniosamente integrada a los paisajes y climas del Ecuador.

14

…“existen sitios arqueológicos, itinerarios y rutas culturales, paisajes culturales,

parques industriales históricos, patrimonio subacuático, yacimientos geológicos, sitios paleontológicos, territorios de pueblos ancestrales.”

…“la diversidad de culturas, territorios y recursos patrimoniales corren el riesgo de

ser desaprovechados cuando son considerados bajo visiones de corto plazo y manejados con insuficientes capacidades de gestión por parte de los gobiernos de turno y a causa de una débil organización administrativa para el manejo patrimonial. En el Ecuador hasta la fecha a través del Sistema de Gestión Nacional de Bienes Culturales ha registrado más de 80 mil bienes, y se estima que el país posee más de dos millones de bienes culturales (Ministerio Coordinador de Patrimonio, Informe Decreto de Emergencia del Patrimonio Cultural 2008 - 2009), de los cuales 6618 son yacimientos arqueológicos registrados existen 19822 registros en la categoría de Yacimientos

Arqueológicos desplegados en el territorio nacional. Si bien el Sistema Nacional de Cultura queda definido en la constitución del 2008 (art. 378 y 379), hasta el momento no se cuenta con la ley de culturas, que sería el marco regulatorio de dicho sistema. Por su parte el Ministerio Coordinador de Patrimonio trabaja en la construcción de un Sistema de Áreas de Patrimonio Cultural, con avances significativos en cuanto a la definición y tipologías que caracterizan el territorio nacional, sin embargo no se cuenta aún con un sistema establecido. Las declaratorias de patrimonio cultural nacional se las hace vía acuerdo ministerial y su responsabilidad recae sobre el Ministerio de Cultura ( Ley de Patrimonio Cultural) La UNESCO define al patrimonio natural como “Todos los monumentos construidos por formaciones físicas y biológicas o por grupos de esas formaciones que tengan un valor universal excepcional desde el punto de vista estético o científico” (UNESCO 1972), siendo abundante la lista de estos patrimonios en el continente americano.

15

En relación al patrimonio natural, se cuenta con el Sistema Nacional de Áreas Protegidas (SNAP), el cual es un instrumento de administración territorial. Se integra por los

subsistemas, estatal, autónomo descentralizado, comunitario y privado, (Asamblea Nacional Constituyente, 2008: Art.405). Así, el subsistema Patrimonio de Áreas Naturales Protegidas (PANE) está constituido por 45 áreas naturales con una cobertura de 4.897 Km2 de la superficie terrestre del país y 14.220 Km2 de protección marina insular/continental, (Ministerio del Ambiente, 2012). El patrimonio está distribuido en las cuatro regiones naturales del Ecuador, representando sus principales ecosistemas. Las áreas protegidas, se agrupan por categorías, conforme su objetivo de manejo: Reserva Biológica, Reserva Ecológica, Parque Nacional, Reserva Geobotánica, Refugio de Vida Silvestre, Área Nacional de Recreación, Reserva de Producción Faunística y Reserva Marina. Internacionalmente estas tienen su equivalencia a las Categorías UICN. En áreas protegidas se han identificado 206 (3%) yacimientos arqueológicos, lo cual nos permite proponer un modelo que con sus respectivas adaptaciones a los casos específicos podría ser utilizado para otros similares en cuanto a que se conjugan valores patrimoniales naturales y culturales

16

1. Conceptualización del Parque Arqueológico Ambiental y Campus Científico Cultural Cerro de Hojas Jaboncillo Para aproximar a una propuesta conceptual para el Parque Arqueológico Ambiental y Campus Científico Cultural Cerro de Hojas Jaboncillo, partiremos respondiendo a tres preguntas básicas: ¿Qué es un parque Arqueológico? ¿Qué es un parque ambiental? y ¿Qué es un campus científico cultural? 1.1 Parque Arqueológico: De la investigación del objeto a la integración del paisaje y el uso social del patrimonio El termino parque arqueológico, aparece tanto en Europa como en Latinoamérica , durante las últimas décadas del siglo pasado. Si buscamos el eje conceptual que una a los diferentes ejemplos encontrados en los dos continentes, resulta difícil poder definir lo que es un Parque arqueológico. Si bien en la legislación ecuatoriana no encontramos referencias sobre una definición de Parque Arqueológico, tenemos en la práctica algunos ejemplos de sitios arqueológicos que se autodenominan como Parques, siendo los casos de Cochasquí, Rumipamba, Pumapungo, Chirije entre otros. En cada uno de estos casos, el concepto de Parque es diferente, siendo asimilado en su mayoría a sinónimos de museos de sitio. Con este antecedente se considera necesario remitirse a las convenciones internacionales y legislación internacional, siendo la más específica la española para usarlas como referencias que pueden darnos criterios susceptibles de ser utilizados para el caso que nos ocupa. Haciendo un breve recuento conceptual, es preciso señalar la ambigüedad con la que se ha utilizado este término, pues en algunos casos se lo ha identificado como sinónimo de yacimientos arqueológicos, en otros casos se lo asocia a itinerarios culturales con un eje arqueológico y en algunos casos incluso se denomina como parque a una zona o un espacio territorial con algún punto de interés dentro del mismo.( Orejas, Almudena. Los parques arqueológicos y el paisaje como patrimonio.) Por este motivo, es importante
17

hacer una breve reseña del devenir del término” parque arqueológico”, para después ubicarnos en una propuesta conceptual que se identifique con el caso Hojas Jaboncillo. El concepto de Parque Arqueológico surge simultáneamente con un cambio en la concepción acerca de la arqueología misma y su enfoque y forma de abordar la investigación. Tradicionalmente, el museo era el único espacio para la puesta en valor del patrimonio arqueológico, identificando a la arqueología como el estudio del objeto en sí, la pieza. La contemplación de los objetos o la visita a ruinas y/o yacimientos como una contemplación estática del objeto o construcción monumental del pasado sea con valor estético o curiosidad del pasado. Esto está asociado a una arqueología que se centra en el descubrimiento de monumentos y objetos. Sin embargo, la arqueología cambia su forma de investigación hacia una mayor dimensión de lo espacial y temporal, esta ampliación , además del planteamiento de investigaciones regionales, y la integración de nuevas metodologías realizadas desde la Arqueología del paisaje , son muestras del cambio en el concepto de paisaje: dejando éste de ser un concepto abstracto en la investigación y, pasado a integrarse en los estudios arqueológicos, como producto de procesos históricos y síntesis de relaciones sociales (Orejas, 1998) . Por otra parte, la Convención del Patrimonio Mundial, adoptada por la Conferencia general de la UNESCO en 1972, creó un instrumento internacional único que reconoce y protege el patrimonio natural y cultural de valor universal excepcional. La Convención proporcionó una definición del patrimonio para proteger los paisajes. Sin embargo, recién en diciembre de 1992 el Comité del Patrimonio Mundial adoptó las revisiones a los criterios culturales de la Guía Operativa para la Implementación de la Convención del Patrimonio Mundial e incorporó la categoría de paisajes culturales. Se reconoce como paisaje cultural a la "representación combinada de la labor de la naturaleza y el hombre", así como la necesidad de protegerlo. Las Orientaciones que acompañan dicho texto señalan los criterios de selección que el Comité tiene en cuenta cada año a la hora de aceptar nuevas propuestas de integración en la lista. Se establecen, por una parte, criterios para los bienes culturales, y por otra, para los naturales. La UNESCO, para su clasificación atiende a varios aspectos específicos: su carácter holístico, la importancia de
18

los paisajes vivos representativos de formas de vida tradicionales y su papel en la configuración de unidades territoriales local y regional. En el caso específico de Hojas Jaboncillo podríamos hablar de un Paisaje Cultural Arqueológico, entendiéndose como tal a las áreas producidas por la mano humana o por la combinación de la misma con la naturaleza que tengan un destacado valor desde los puntos de vista arqueológico, histórico, estético, etnológico o antropológico. Considerando como tales la infraestructura agraria, es decir, andenes, terrazas, canales, y afines; así como las redes viales, acogiéndonos a la definición del reglamento de investigación arqueológica de la Asociación Peruana de Arqueología. Volviendo al concepto de los parques, en la década del ochenta, en España, aparecen ya los parques culturales como una forma de puesta en valor del patrimonio arqueológico. Con esta figura se propone integrar y garantizar la adecuada gestión del patrimonio cultural y el patrimonio natural. Otro antecedente importante es una propuesta de parque arqueológico, discutido en el Plan para Parque Arqueológicos y publicado por el ministerio de cultura de España en el año 1993. Esencialmente esta propuesta considera que un parque arqueológico se define por los siguientes criterios, mismos que proponemos sean los que se tomen en cuenta para el caso de Hojas Jaboncillo:      Declaratoria de Bien de Interés Cultural (lo que viene a ser un equivalente a las declaratorias de Patrimonio Nacional en Ecuador). Interés científico, histórico y educativo Estado de conservación adecuado para mostrarlo al público. Implica paralelamente investigación y puesta en valor. Infraestructura que permita su visita: caminería, puntos de información, itinerarios de visita, etc. Se lo debe concebir integrado a su entorno, de manera que explique su rol (del parque) en el momento actual y la relación con su entorno a lo largo de la historia.

19

Programa de difusión que use diversos recursos asegurando el acceso a la educación y apropiación cultural de la mayoría de la población ( rentabilidad social).

En esta concepción el parque arqueológico en una herramienta de protección, gestión y puesta en valor del patrimonio arqueológico. Esto implica la necesidad de dotar a la investigación arqueológica de una proyección social congruente con las nuevas tendencias de investigación y avances tecnológicos y de comunicación. Planteado de esta forma, el parque Arqueológico va mucho más allá de una simple ampliación de la figura de museo o yacimiento abierto a las visitas del público, sino que implica generar nuevas formas y mecanismos que permitan abordar los procesos históricos desde la arqueología, sin necesidad de monumentos u objetos extraordinarios. En este contexto, las investigaciones arqueológicas deben hacer efectiva la coordinación con la planificación territorial y las comunidades locales de manera que se asegure la protección, puesta en valor y uso social del patrimonio. Se plantea al patrimonio como un recurso económico que puede proporcionar tanto rentabilidad social como económica basada en el turismo y ser base del desarrollo local e inclusive regional (Orejas 2008). En documentos recientes preparados por la European Association of Archaeologists (organismo consultor del Consejo de Europa desde el año 2000) cuando se habla sobre recursos arqueológicos, se plantean a los paisajes como una categoría. Entendiendo que el paisaje no es un mero marco espacial en el cual se ubican los objetos arqueológicos, sino que es una síntesis de las relaciones entre esos elementos en el transcurso del tiempo. “ Su puesta en valor implica entonces ser capaces de ir más allá de los elementos aislados y de mostrar esas relaciones que dan entidad al paisaje y que nos permiten tratarlo como un objeto de investigación histórica …….. : un análisis de los paisajes apoyado únicamente en un estudio morfológico generará una puesta en valor de esos elementos visibles. Sólo si el estudio de los paisajes se entiende como una aproximación a la historia de las relaciones sociales será posible y fructífera la realización de este esfuerzo de comunicación. En este último caso, los elementos visibles adquirirán su valor en su integración, y es en este punto

20

donde la intervención del arqueólogo como historiador es esencial, al suministrar la trama histórica que hace comprensible ese paisaje como resultado de las interrelaciones entre hombres y con el medio (Orejas 2008). El termino parque nos remite necesariamente a la concepción de espacios abiertos, con facilidades para la recreación y/ o el descanso, es decir asociados al entretenimiento y uso del tiempo libre. Su función básica está asociada a recibir al público más amplio posible. Si pensamos en un parque cultural, este deberá ser abierto, dinámico, flexible y adaptable a las multiples necesidades del público visitante. Otro factor fundamental para su sostenibilidad es el económico, mismo que permitirá considerar a este patrimonio como un recurso para el desarrollo sostenible, por lo cual, la apuesta es la articulación al turismo de forma responsable. Deberá permitir al mismo tiempo que se realicen las tareas de investigación, de información, formación académica y difusión, siendo la actividad humana la que dará coherencia a la diversidad del paisaje, la cual deberá estar sustentada en un discurso histórico como requisito indispensable para su puesta en valor. La diversidad de usos que se den a los espacios dentro del área del parque deberán marcar la asimilación a un parque cultural y natural evitando acercarse a la concepción de un parque temático, así como el uso de interpretaciones erróneas y fantasiosas que generan desinformación.

1.2.

Parque Ambiental y valores del paisaje

Para efectos de esta consultoría, se nos propone, desde Ciudad Alfaro el término parque arqueológico ambiental. Esto nos implica, por extensión, considerar los valores ambientales que deberán preservarse y articularse al concepto de parque cultural, para la puesta en valor de los patrimonios, cultural y natural, para lo cual debemos partir de la existencia o no de valores que deban ser preservados.

21

En el caso específico de Hojas Jaboncillo, estos valores han sido ampliamente identificados, tal es así que dentro del polígono patrimonial existe delimitada un área definida como bosque protector (Bosque Protector 032 “Colinas circundantes de Potoviejo, Area 6, Cerro Guayabal, Jaboncillo, Vede y de Hojas”) publicado en el registro oficial 473, desde 06/30/1994. En la Constitución Política del Ecuador promulgada en el 2008, en el Art. 405, establece que el Sistema Nacional de Áreas Protegidas garantizará la conservación de la biodiversidad y el mantenimiento de las funciones ecológicas, y su rectoría y regulación será ejercida por el Estado, quien asignará los recursos económicos necesarios para la sostenibilidad financiera del sistema, y fomentará la participación de las comunidades, pueblos y nacionalidades que han habitado ancestralmente las áreas protegidas en su administración y gestión. Un parque ambiental, sería entonces un espacio natural con características biológicas o paisajísticas especiales en el que se pretende garantizar su protección. Los parques naturales enfocan su atención en la conservación y mantenimiento de su flora y fauna ( Wilkipedia, 2012). Según el Texto Unificado de Legislación Ambiental Secundaria del Ministerio de Ambiente (TULAS) Art. 16.-“ Son bosques y vegetación protectores aquellas formaciones vegetales, naturales o cultivadas, arbóreas, arbustivas o herbáceas, de dominio público o privado, que estén localizados en áreas de topografía accidentada, en cabeceras de cuencas hidrográficas o en zonas que por sus condiciones climáticas e hídricas no son aptas para la agricultura o la ganadería. Sus funciones son las de conservar el agua, el suelo, la flora y la fauna silvestre. En la Ley se aclara además que este tipo de bosque “no forma parte del patrimonio forestal del Estado”, en la medida que no sean de dominio público. Conviene señalar que esta categoría de “bosque y vegetación protectores”, se encuentra en el medio de las dos grandes formas de manejo de la tierra de las que habla la Ley Forestal, que son las áreas protegidas y las tierras forestales ( Puente M Cristina, 2009).

22

Esto nos sitúa frente a un cuadro claramente definido respecto al bosque protector en cuanto a que existen valores ambientales que requieren un manejo adecuado. Sin embargo se debe considerar que no se han considerado aún los valores paisajísticos, los cuales deberán incluirse en el concepto de parque ambiental, cuya extensión sería el polígono patrimonial siendo ésta mucho más amplia que la del bosque protector.

1.3.

Campus científico cultural

Entenderemos campus como un espacio claramente definido dentro del cual se realizan investigaciones, se aplican nuevas metodologías y están asociadas a una institución académica. El término campus se refiere al conjunto de terrenos y edificios que pertenecen a una universidad o institución de orden académico científico. El Campus es no sólo el área perteneciente a una universidad, sino también el conjunto de edificios que la forman. Generalmente un campus incluye las bibliotecas, las facultades, las aulas, incluso las zonas de residencias para los estudiantes, y normalmente áreas de esparcimiento como cafeterías, incluso tiendas y sobre todo jardines y parques. Por otra parte un campus científico es un término que se asocia mas bien a la extensión en un lapso de tiempo, de una actividad académica, como una extensión de la actividad que como desarrollo permanente, ejemplo campus arqueológico de verano. Para el caso específico de Hojas Jaboncillo, lo que se propone es la articulación de las instalaciones e infraestructuras futuras y actuales: laboratorio arqueológico, museo de sitio, centros de interpretación y área patrimonial arqueológica como un campus permanente asociada a una institución académica para la formación de arqueólogos, antropólogos, historiadores y otras ramas del conocimiento atado a los saberes ancestrales de la zona.

23

2. Modelo de gestión Vamos a llamar modelo de gestión a una estructura claramente definida para la toma de decisiones. Es decir el orden en el cual deberían ser planteadas y resueltas las decisiones en sus diferentes niveles. Éstas pueden ser del orden político, técnico y del nivel operativo: cuantos sectores hay, responsabilidades y funciones, cadena de mando, división del trabajo. Siendo el caso que de Hojas Jaboncillo un patrimonio nacional, que involucra varios sectores por confluir en él patrimonio natural y arqueológico, hay que determinar claramente los niveles de gobierno, para establecer las instancias de orden político que estarían relacionadas en su manejo, por lo cual es fundamental revisar el marco institucional 2.1 Marco Institucional 2.1.1. Ministerio Coordinador de Patrimonio Natural y Cultural Es el encargado de proponer, coordinar y monitorear políticas, planes y programas patrimoniales ejecutados por los ministerios e instituciones del Consejo Sectorial de Patrimonio, a través de procesos de información, apoyo técnico, seguimiento y evaluación así como del impulso de proyectos emblemáticos que contribuyan al cumplimiento del Plan Nacional del Buen Vivir. Creado mediante el Decreto Ejecutivo No. 117 A, publicado en el R.O. No. 33 del 5 de marzo de 2007. Sus funciones fueron reorientadas según el decreto #726 con fecha 8 de abril de 2011,con el cual se reforma el Estatuto del Régimen Jurídico Administrativo de la Función Ejecutiva. En el Art. 17.3 se establece las funciones de ministerios coordinadores .- “ De los Ministerios de Coordinación.- Entidades encargadas de coordinar y concertar las políticas y acciones que adopten las diferentes instituciones que integran sus áreas de trabajo. Tendrán independencia administrativa y financiera. Sus funciones son: a) Articular y coordinar la política intersectorial; b) Concertar las políticas y acciones que adopten las diferentes entidades integrantes de su área de trabajo;
24

c) Proponer políticas sectoriales e intersectoriales; d) Monitorear, apoyar y facilitar la gestión de los ministerios sectoriales para el cumplimiento del Plan Nacional de Desarrollo y los programas y agendas de gobierno; e) Operar como enlace entre las necesidades ministeriales y las decisiones presidenciales; f) Evaluar la gestión y la ejecución de las agendas y políticas sectoriales de las entidades que coordinan directamente; g) Ejecutar, excepcionalmente, programas y proyectos específicos, que por naturaleza deban responder a políticas interministeriales, pero con la idea de apoyar la creación de capacidad institucionales y transferirlos, previa evaluación, en un plazo máximo de un año y medio y de ser necesario, una ampliación única de seis meses adicionales; h) Coordinar los temas de gestión asignados por el Presidente de la República; i) Definir junto con la entidad rectora de la planificación, las evaluaciones de impacto de los programas de su área; j) Emitir informe favorable sobre las pro formas presupuestarias de sus entidades coordinadas, previo a la remisión al Ministerio de Finanzas, de conformidad con las normas correspondientes; y, k) Las demás que le señalen la Constitución y las leyes. 2.1.2. Ministerio de Ambiente El Ministerio del Medio Ambiente del Ecuador, fue creado el 4 de octubre de 1996 mediante Decreto Ejecutivo No. 195 publicado en el Registro Oficial del 4 de Octubre de 1996.El Ministerio del Ambiente es el organismo del Estado ecuatoriano encargado de diseñar las políticas ambientales y coordinar las estrategias, los proyectos y los programas para el cuidado de los ecosistemas y el aprovechamiento sostenible de los recursos naturales. Propone y define las normas para conseguir la calidad ambiental adecuada con un desarrollo basado en la conservación y el uso apropiado de la biodiversidad y de los recursos con los que cuenta nuestro país, consecuentemente, es la entidad estatal responsable de la administración del Sistema Nacional Descentralizado de Gestión Ambiental y del Sistema Nacional de Áreas Naturales Protegidas. 2.2.3 Ministerio de Cultura Se crea mediante decreto ejecutivo No 5 del a5 de enero del 2007 con el propósito de que se encargue de las funciones que antes correspondían a la Subsecretaría de Cultura
25

adscrita al entonces Ministerio de Educación y Cultura de Ecuador. Este ministerio ejerce la rectoría del Sistema Nacional de Cultura para fortalecer la identidad Nacional y la Interculturalidad; proteger y promover la diversidad de las expresiones culturales; incentivar la libre creación artística y la producción, difusión, distribución y disfrute de bienes y servicios culturales; y salvaguarda de la memoria social y el patrimonio cultural, garantizando el ejercicio pleno de los derechos culturales; a partir de la descolonización del saber y del poder; y, de una nueva relación entre el ser humano y la naturaleza, contribuyendo a la materialización del Buen Vivir ( misión Ministerio de Cultra) La Constitución de la República determina que el sistema Nacional de Cultura tiene como finalidad fortalecer la identidad nacional, proteger y promover la diversidad de las expresiones culturales, garantizando el ejercicio pleno de los derechos culturales; también en el artículo 378 dispone que el Estado ejercerá la rectoría del sistema a través del órgano competente, con respeto a la libertad de creación y expresión, a la intercultural y a la diversidad, y que será responsable de la gestión y promoción de la cultura, así como de la formación e implementación de la política nacional en este campo. Si bien hasta la fecha no se ha aprobado el proyecto de ley de culturas, está a su cargo la formulación y ejecución de la política del Estado en los temas de cultura, dirige y coordinar el Sistema Nacional de Cultura con el fin de asegurar la adopción y ejecución de las políticas, planes, programas y proyectos en relación con la naturaleza de los mismos. 2.2.4. Ministerio de Turismo El Ministerio de Turismo fue creado el 10 de agosto de 1992. Es el organismo rector de la actividad turística ecuatoriana, con sede en la ciudad de Quito, y según la ley de turismo vigente en su artículo 15 establece que son sus atribuciones: 1. Preparar las normas técnicas y de calidad por actividad que regirán en todo el territorio nacional; 2. Elaborar las políticas y marco referencial dentro del cual obligatoriamente se realizará la promoción internacional del país; 3. Planificar la actividad turística del país;
26

4. Elaborar el inventario de áreas o sitios de interés turístico y mantener actualizada la información; 5. Nombrar y remover a los funcionarios y empleados de la institución; 6. Presidir el Consejo Consultivo de Turismo; 7. Promover y fomentar todo tipo de turismo, especialmente receptivo y social y la ejecución de proyectos, programas y prestación de servicios complementarios con organizaciones, entidades e instituciones públicas y privadas incluyendo comunidades indígenas y campesinas en sus respectivas localidades; 8. Orientar, promover y apoyar la inversión nacional y extranjera en la actividad turística, de conformidad con las normas pertinentes; 9. Elaborar los planes de promoción turística nacional e internacional; 10. Calificar los proyectos turísticos; 11. Dictar los instructivos necesarios para la marcha administrativa y financiera del Ministerio de Turismo; y 12. Las demás establecidas en la Constitución, esta Ley y las que le asignen los Reglamentos. El Ministerio de Turismo es miembro pleno del Consejo Sectorial de la producción y miembro asociado del Consejo Sectorial de Patrimonio. Cabe tomar en cuenta dentro de este análisis, los artículos del 20 al 23 de la ley de turismo, contemplan la posibilidad de declaratorias de áreas turísticas protegidas y áreas de reserva turística, declaratoria que se hace vía decreto presidencial. Esta figura permitiría un ordenamiento territorial y zonificación de usos de suelo para mayor control y coordinación desde el ejecutivo. Sin bien no hay antecedentes de declaratorias de este tipo, actualmente el Ministerio de Turismo está realizando un estudio para la definición de áreas turísticas protegidas a nivel nacional. 2.2.5. Instituto Nacional de Patrimonio Creado en el año 1978, a través del decreto No 1094, conforme a la ley de patrimonio Cultural. Este decreto es reformado en el año 2008, manteniendo su personería jurídica,
27

pero adscribiéndolo al Ministerio Coordinador de Patrimonio. Sus funciones y atribuciones principalmente consisten en: investigar, conservar, preservar, restaurar, exhibir y promocionar el Patrimonio Cultural en el Ecuador, así como regular todas las actividades de esta naturaleza que se realicen en el país, elaborar un inventario de todos los bienes que constituyen este patrimonio, ya sean propiedad pública o privada, efectuar investigaciones antropológicas y regular estas actividades en el País. El proyecto de Ley de las Culturas en su Disposición General 1, establece que el INPC integrará el Instituto de Memoria Social y Patrimonio Cultural del Ministerio de Cultura, disposición que en caso de permanecer inmutable hasta la expedición de la Ley generará que el INPC sea parte del Ministerio de Cultura. 2.2.6. Corporación Ciudad Alfaro Institución creada mediante mandato constituyente con fecha 22 de julio de 2008, en dicho mandato se establece que: Art. 2.- El objeto de la Corporación Ciudad Alfaro, será destinar las instalaciones del Centro Cívico Ciudad Alfaro, para promover el desarrollo educativo, cultural, académico, tecnológico, social y turístico de la provincia de Manabí y el país. Art. 3.- La Corporación Ciudad Alfaro, será una Institución Pública, adscrita al Ministerio de Cultura y estará dirigida por un Consejo de Administración integrado por un representante de cada una de las instituciones siguientes: • Presidencia de la República. • Ministerio de Cultura. • Ministerio de Economía y Finanzas. • Ministerio de Turismo. • Municipio de Montecristi. • Consejo Provincial de Manabí. • Universidades de Manabí.

28

Es parte del Consejo sectorial de Patrimonio, por lo cual su articulación es directa con el Ministerio Coordinador de Patrimonio Natural y Cultural. Actualmente Ciudad Alfaro, además de las instalaciones de la sede de Montecristi ha desarrollado espacios para implementar la investigación arqueológica, construyó un laboratorio y alojamiento para los arqueólogos, tiene el proyecto de construcción de un museo de sitio y cuenta con un equipo adhoc para el manejo del proyecto de investigación arqueológica Hojas Jaboncillo.

2.2.7. Gobiernos autónomos descentralizados El Código Orgánico de Ordenamiento Territorial, Autononomías y Descentralización, COOTAD promueve el proceso de autonomías y descentralización del Estado, y el reconocimiento de una nueva organización territorial, la democratización de la gestión del gobierno central. Delimita los roles y ámbitos de acción de cada nivel del gobierno, promoviendo la optimización de la administración estatal. En este código se definen mecanismos de coordinación y corresponsabilidad, consolidando las capacidades rectoras, coordinadoras y articuladoras del gobierno central, siendo este código la base de una nueva organización territorial. Describe las competencias para cada nivel territorial del estado, incluyendo las competencias exclusivas de un GAD. Si bien el COOTAD señala competencias exclusivas a cada nivel de GAD, indica la necesidad de concurrencia,

“Ejecutar una acción articulada y coordinada entre los GADs de la circunscripción territorial regional y el gobierno central…” (Funciones de los GADs regionales); “Planificar, con otras instituciones del sector público y actores de la sociedad, el desarrollo regional…de manera articulada con la planificación nacional, provincial, c antonal, y parroquial, en el marco de la interculturalidad y plurinacionalidad, y el respeto a la diversidad” .

El Código orgánico de Ordenamiento Territorial autonomía y Descentralización COOTAD, otorga competencias a los Gobiernos Autónomos Descentralizados: consejos provinciales,
29

municipios, y juntas parroquiales. Competencias claras sobre una amplia gama de temas, que van desde las competencias sobre gestión del patrimonio cultural la gestión ambiental (gads provinciales) incluyendo al turismo como actividad económica de desarrollo sostenible. Sin embargo esta asignación de competencias genera una superposición de los territorios y al mismo tiempo se traslapan con competencias del estado central. El resultado es un potencial conflicto de competencias y roles sobre el patrimonio natural, cultural y la actividad turística . A estos se suman otros actores, como propietarios privados, comunidades, entre otros. 2.2.8. Comunidades

En lo que tiene que ver con los actores comunitarios, si bien existen derechos que les asisten, en sobre el patrimonio natural y/o cultural, muy pocas iniciativas turísticas comunitarias han logrado desarrollarse de forma sostenible. Existen casos emblemáticos, sin embargo en la mayoría ha existido un débil equilibrio entre la gestión empresarial y la dinámica socio-organizativa. Esto ha incidido en la sostenibilidad económica,

ambiental, social y cultural deseada (Garcia, Narváez, Durán. Dic 2010). La dificultad radica mayoritariamente escaso conocimiento sobre temas clave de la operación y

administración turística; estándares de calidad, promoción y mercadeo, idiomas, difícil acceso a recursos financieros (falta de capital, o falta de acceso a crédito); escasa articulación de las empresas privadas para incorporar a los actores locales a la cadena de valor del turismo.

2.2.9. Comité Interinstitucional Cerro de Hojas Jaboncillo Una vez revisado el marco institucional, se debe incluir en este análisis la existencia del Comité Interinstitucional conformado por el Ministerio Coordinador de Patrimonio, en quien recae la responsabilidad de la Secretaria Técnica; el Ministerio de Culturas; el Ministerio de Obras Públicas; la Subsecretaria Minas del Ministerio de Recursos Naturales No Renovables, , Instituto Nacional de Patrimonio Cultural; Corporación Ciudad Alfaro. Este comité se crea a raíz del compromiso presidencial generado el 4 de agosto de 2009,
30

en el cual se regularizó la actividad minera para evitar el deterioro y asegurar la protección patrimonial. Posteriormente se unen a este comité el Ministerio de Turismo y la gobernación de Manabí. Este comité se constituyó en el marco de la regularización de las canteras y explotación minera del área de Picoazá. Fue el marco institucional que permitió articular acciones intersectoriales dentro de las instituciones del ejecutivo y acompañó el inicio de las actividades de investigación y puesta en valor del patrimonio arqueológico de Hojas Jaboncillo. Su actividad decrece durante el año 2011, manteniendo reuniones puntuales, ya sin la participación de los ministerios de transporte y recursos naturales no renovables. En el 2012 no se registra actividad, sin embargo no se ha decidido su desintegración. Con estas consideraciones, y en el marco de esta propuesta, es imprescindible la reactivación de dicho Comité. El Comité define y coordina las acciones estratégicas define la política y monitorea su ejecución. Las decisiones tomadas en el marco del Comité deberán tener su correlato con el diseño de programas y proyectos con asignación presupuestaria dentro de las distintas instituciones que lo conforman. Para dar mayor fortaleza al accionar de este comité, sería recomendable que se lo respalde con un decreto presidencial formalizando su accionar. El funcionamiento operativo del Comité se mantiene en dos niveles, el político, formado por la autoridad máxima de cada institución y el técnico que asegura se cumplan los compromisos y políticas definidas. El nivel técnico mantiene reuniones bimensuales y el nivel político dos reuniones al año o cuando una situación específica así lo amerite. El Ministerio Coordinador de Patrimonio, al tener la secretaría técnica, es el responsable directo de las convocatorias y seguimiento.

31

2.2 Propuesta de estructura de gestión del Parque Arqueológico Ambiental Hojas Jaboncillo

32

En el grafico se representan las distintas instituciones y actorías relacionadas, y los roles específicos de cada una de ellas. La instancia propuesta para la coordinación de las políticas intersectoriales es el Comité Interinsitucional , cuya secretaría técnica recae en el Ministerio Coordinador de Patrimonio debido a que su origen y objetivo es exactamente asegurar la investigación , puesta en valor y uso social del patrimonio de cerro Hojas jaboncillo. Esta instancia actúa a dos niveles: en el político, son las cabezas de las instituciones, es decir la máxima autoridad de cada institución: ministros o directores quienes toman estas decisiones políticas que se reunirán un promedio de tres veces al año. Y se mantiene un nivel de coordinación técnica y seguimiento que asegurará el cumplimiento de los objetivos, que se reunirá bimensualmente. La Dirección del Parque, y sus áreas de apoyo se propone se mantengan en Ciudad Alfaro considerando que el mandato constitucional le otorga las competencias relacionadas con el objetivo de constitución del Parque, su capacidad instalada para desarrollar la investigación arqueológica, la capacidad de gestión demostrada hasta la fecha, y su enraizamiento territorial, pues en el corto lapso de vida institucional ha logrado posicionarse en el imaginario manabita como un icono de la gestión patrimonial identitaria de Manabí. La dirección del parque no se la plantea únicamente como un ente administrativo, sino que deberá articular y gestionar 3 áreas de acción: gestión de patrimonios, gestión turística y gestión para la apropiación de los patrimonios, siendo estas tres áreas las técnicas, y deberá contar con las áreas de apoyo : administración, planificación, legal, financiera. Para la ejecución de esta propuesta, Corporación Ciudad Alfaro deberá renovar el convenio con el INPC por un nuevo período. Una instancia que si bien no es de gestión estaría relacionada con los dos niveles propuestos es el grupo asesor científico académico, el cual estará conformado por un grupo de notables investigadores y académicos de las áreas relacionadas con el objeto del Parque, quienes darán seguimiento a los avances de las investigaciones, podrán sugerir y retroalimentar los resultados y propuestas, siendo un nivel asesor, no de gestión.
33

GADS provincial, cantonal y parroquial, según las competencias definidas en el COOTAD , tendrán las funciones de regular, controlar, aplicar las normativas existentes y/o generar normativas y ordenanzas que faciliten y apoyen los objetivos del Parque, y tendrán un rol preponderante en cuanto a la difusión para la apropiación de los patrimonios por parte de la ciudadanía. Las comunidades serán los principales gestores del patrimonio en cuanto a las actividades productivas relacionadas con las actividades que se desarrollen en el parque, la propuesta se basa en la generación de micro emprendimientos para el guiado, oferta de alimentos y bebidas, venta de artesanías y venta de productos agrícolas. La gestión del restaurante y otros servicios relacionados que se articulan al parque. Existe la necesidad de mantener un espacio de coordinación y participación en las decisiones operativas. Para este objetivo se propone la creación de un comité de gestión local, que actuaría en lo local, es el espacio que permite la interacción entre representantes de los GADs relacionados con este patrimonio, las comunidades y la dirección del parque. Este comité de gestión local es un ente consultivo que orienta aporta sobre las necesidades, fortalezas y oportunidades para la toma de decisiones y es el espacio en el cual las instancias organizativas y representativas del territorio pueden participar en las decisiones del Parque, orientando las futuras acciones sobre el accionar local en su especificidad. 2. 3. Áreas del Parque Arqueológico Ambiental Hojas Jaboncillo y sus necesidades operativas La Dirección general del Parque, además de contar con las áreas de apoyo administrativas, financieras, de planificación y legales, que podrían derivarse de las mismas direcciones existentes actualmente en Ciudad Alfaro, deberá dividir su gestión técnica en al menos 3 áreas:

34

2.3.1 Área de gestión de los Patrimonios Investigación y puesta en valor del Patrimonio Arqueológico, Investigación y puesta en valor del Patrimonio Intangible. Saberes ancestrales. Investigación histórica, etnográfica y recuperación de la memoria viva. Existen evidencias de que en el territorio que actualmente es el Ecuador, existieron sociedades originarias que generaron conocimientos útiles. Ante este hecho, se presenta le necesidad de identificar campos de investigación, reflexión y pensamiento que permitan recuperar parte de esos conocimientos. Esto implica un proceso de rescate y sistematización que articule el conocimiento científico occidental y las ciencias sociales con los saberes ancestrales y sus técnicas útiles, aplicados a la reproducción de la vida: manejo de agua, agricultura basada en semillas nativas/reproducción de semillas nativas para la soberanía alimentaria, uso de la biodiversidad para medicina alternativa, gestión de los patrimonios inmateriales, antropología – arqueología. (Hidrovo 2012 propuesta creación de facultad de conocimiento ancestral y gestión de los patrimonios). Esta investigación puede realizarse por dos vías, que son complementarias: la creación de la escuela o facultad de conocimiento ancestral, que abarque toda la diversidad planteada, y mediante convenios con Universidades existentes, dispuestas a desarrollar estas investigaciones. Se plantea el hecho de la complementariedad, en la medida en que la creación de un nuevo espacio implica que transcurra un lapso de tiempo desde su aprobación hasta su implementación, ajustándose al nuevo marco legal de educación superior. En el mismo sentido, en que la creación de nuevas carreras implicaría un proceso extenso para cualquier universidad ecuatoriana, se considera que el camino más corto para iniciar estas áreas de investigación, es via convenio con universidades del exterior avalado por el Senacyt. Sostenibilidad, conservación, conocimiento del patrimonio natural y recuperación de especies nativas. Dentro del área patrimonial, existe el área de bosque protector, sin embargo, debido a que durante muchos años no existió regulación ni control sobre las actividades en el cerro, ha sido afectada por
35

distintas actividades humanas, siendo la extracción minera de las canteras una de las actividades que ha afectado mayoritariamente a las condiciones ambientales en ésta área, siendo notable a simple vista, la necesidad de acciones de remediación ambiental en áreas de afectación por actividad minera. Además se deberá contar con un plan de manejo de toda el área. El desarrollo de viveros comunitarios tanto con finalidades de recuperación de especies nativas, plantas medicinales y alimenticias tradicionales (soberanía alimentaria) para reproducción de saberes ancestrales así como especies de consumo familiar para huertos familiares (seguridad alimentaria) podría implementarse como línea de intervención inmediata. Debido a la potencialidad de investigación científica y académica, la posibilidad de sostenibilidad esta área es la vinculación /creación de una unidad académica específica, asociada a una institución educativa de tercero y cuarto nivel, la cual tendría un campus dentro del espacio de Hojas jaboncillo. En cuanto a los espacios físicos que ésta área requiere para su implementación, podríamos enumerar al menos las siguientes: Zona de investigación arqueológica, excavaciones etc., zona arqueológica abierta a visita del público, centros de interpretación, laboratorio, oficinas, museo de sitio, área de reserva y bodegas de museo . Auditorio, Aulas, Oficinas. El desarrollo del museo de sitio será el eje nuclear de esta área en la medida en que permitirá visualizar de forma didáctica y lúdica los hallazgos y avances de las investigaciones que se desarrollan en el área. Será desde ésta área, la científica, desde donde se realice la delimitación de zonas. Definición de usos del espacio dentro del polígono patrimonial y de actividades permitidas y prohibidas dentro de cada espacio.

36

2.3.2. Área de gestión del turismo

El Parque Arqueológico Hojas Jaboncillo requiere un desarrollo turistico que cuide su riqueza historico cultural, integre y proteja al medio ambiente, reactive la economía , teniendo a las comunidades locales como protagonistas de este desarrollo, que ofrezca una experiencia turistica memorable y refuerce nuestra identidad. El objetivo primordial de ésta área será impulsar Arqueológico Ambiental Hojas Jaboncillo al Parque

como icono identitario regional,

nacional y posicionarlo como destino turistico nacional e internacional La gestión turistica del Parque abarca turismo cultural y también recreativo, siendo su base el turismo cultural. El turismo cultural responde a un afán de autenticidad y de diálogo entre culturas siendo la valoración de las especificidades patrimoniales la mayor motivación para este tipo de turismo.Los bienes patrimoniales no pueden estar disociados de su comunidad de origen, por ello es necesario que todos los actores locales participen. Es importante que sean representados a la vez el sector público, el sector privado y el comunitario, los profesionales del patrimonio y las distintas organizaciones sociales, la ciudadanía y las comunidades que se asientan en los alrededores del cerro. Ya que el patrimonio es inseparable de su comunidad creadora y de su entorno natural, el turismo cultural -más que cualquier otra actividad- debe integrarse a la vida local real y ponerse al servicio del desarrollo. La participación de los pobladores locales en los proyectos turísticos les brinda la oportunidad de verse beneficiados de las actividades no sólo en el aspecto económico, sino también al nivel de sensibilización y valoración de su propia cultura, de reafirmación de su sentido de pertenencia y de desarrollo de la participación social. Esta participación les permite, además de mejorar sus niveles de ingreso, ser coautores en el diseño de la imagen y del desarrollo que desean para su territorio. Se propone además impulsar las acciones asosiativas y comunitarias para la generación de los emprendimientos turisticos. Un criterio
37

para desarrollar emprendimientos y fortalecer aquellos que tengan la potencialidad de integrarse al proyecto, deberán articularse entre sí para ofrecer productos y servicios en condiciones competitivas. Es requisito fundamental para el desarrollo turistico, asegurar vías de acceso para todo tipo de vehículo. Si no es posible implementar esta vía hasta los centros de interpretación, se podría desarrollar un sistema de transporte alternativo que permita el acceso desde una zona de parqueo en una área donde sí exista ccesibilidad. El desarrollo de esta ofert( transporte para los visitantes) a podria vincularse también a emprendimeintos comunitarios.

V.

Implementación y funcionamiento de conjunto del Parque

los servicios turísticos en el

Parte fundamental de los servicios turísticos son el

museo, el centro de

interpretación y los recursos comunicacionales museográficos. Estos elementos requieren un trato especializado y detallado desde la perspectiva científica, museológica y museográfica. El diseño de todos estos servicios, en si mismo implica el desarrollo de un proyecto especifico. Para fin de identificación de las necesidades operativas macro, y con el objetivo de aportar al dimensionamiento del parque, se hará únicamente una propuesta de acciones fundamentales en cuanto a la implementación de infraestructura y prestación de servicios turísticos no museísticos. VI. Diseño , construcción y equipamiento de infraestructura para un centro de información turística, punto de venta de souvenirs , restaurante, áreas de pic nic y baterías sanitarias. Es fundamental contar con un punto de información turística que oriente sobre las diferentes actividades y opciones dentro del Parque como en los alrededores. Este será el centro que permita la comprensión de la totalidad del área visitada, las distintas opciones, tiempo de duración de cada opción, grado de dificultad y centro de interés. También permite la articulación de la oferta circundante y que generar

38

el interés de por la visita a realizar. Permite brindar información y articulación a venta de alimentos y otros productos tradicionales de la zona y otros puntos de interés en las poblaciones aledañas. La información sobre la oferta incluirá el servicio de guianza para los diferentes senderos, el servicio de transporte, los puntos de descanso y venta de productos alimenticios etc. El restaurante es un servicio fundamental en este tipo de destino, es importante considerar incluir esta oferta,. Su gestión se propone esté a cargo de la

comunidad bajo los parámetros y control de la Dirección del Parque. Este restaurante incluirá en su oferta platos que incluyan los productos característicos de la zona. El punto de venta de “recuerdos” o souvenirs en el sitio, permite articular a actores locales en la gestión del Parque además de ser el elemento que vincule al visitante con circuitos artesanales, puede implicar visita a los talleres de elaboración de artesanías en las poblaciones aledañas ( articulación a proyecto de Corporación Ciudad Alfaro). Las baterías sanitarias deben resolver las necesidades de grupos grandes, amplias, claras. En todos los casos que implican construcción, se desarrollarán diseños con pertinencia cultural y bajo impacto visual. Se

propone que la iluminación de estas infraestructuras sea resuelta de forma natural y de no ser posible por energías alternativas: solar o eólica, se deberá definir la más adecuada en cada caso. En todos estos puntos se instalará bebederos y puntos de recarga de agua para consumo y para cantimploras. VII. Caminería y miradores.

Diseño, construcción y señalización de senderos y miradores. Establecer al menos 4 opciones de recorridos o circuitos dentro del Parque. Cada recorrido o circuito deberá tener una distancia a recorrer diferente, por tanto su duración será diferente. El primer sendero será el más corto, con facilidades e intereses para todo tipo de público, que puedan circular sillas de ruedas y tendrán barandas de apoyo para personas de la tercera edad. En todos los circuitos se deberán instalar puntos de descanso cada 200 o máximo 300 metros de recorrido. Es importante asegurar barandas para dar apoyo al público, especialmente en las zonas de mayor

39

dificultad, también se debe especificar el grado de dificultad de cada recorrido. Se debe considerar la espectacularidad del paisaje para la ubicación de estos puestos de descanso. La señalización de los senderos implica un mapa en el punto de partida que grafique y explique las características de cada recorrido. A pesar de que los guías o recepcionistas explicarán estas opciones, este recurso visual es muy importante para los tiempos de espera e información de personas que aún no han sido atendidas por guías o recepcionistas y para personas con capacidades auditivas diferentes. Permite además volver a interesar a personas que terminaron un recorrido y quieren informarse sobre las otras opciones para futuras visitas. Se adecuará el espacio para miradores. Se debe asegurar que las pisadas de los senderos y los miradores tengan una adecuada adherencia al pisar, para las temporadas de lluvia.

VIII.

Diversificación de la oferta

Si bien la propuesta se basa en el turismo cultural, se considera pertinente además incluir opciones recreativas, con la zonificación inicial se podrán identificar áreas en la cuales se puedan desarrollar actividades que no tengan impacto en el patrimonio arqueológico y permita la recreación, contemplación de paisaje, uso y disfrute del patrimonio natural como caminatas para observación de aves y plantas. También se puede incluir una pequeña oferta de aventura como escalada en roca o rapel en las zonas escarpadas ( cascada) . La diversificación de la oferta debe considerar la inclusión de nuevas actividades que puedan ser atractivas para los visitantes y que sean ofrecidas por las comunidades aledañas, desde oferta de alimentos y bebidas en condiciones seguras y atractivas, guianza y acompañamiento en senderos, hasta actividades que para los citadinos son muy llamativas como excursión en burro por algunos senderos ya existentes. En la medida en que estas actividades serían ejecutadas por los pobladores de las comunidades aledañas, se requiere un trabajo de fortalecimiento comunitario que permita su realización.
40

2.3.3. Área de apropiación, uso social de los patrimonio, difusión y comunicación. Para lograr la apropiación local de los patrimonios, se propone tener un área específica dentro de la dirección del parque que realice acciones para el fortalecimiento comunitario y capacitación asistencia técnica a GADS para gestión conjunta de los patrimonios. Otra línea de trabajo sería la asistencia técnica para la formación y consolidación de empresas culturales, turísticas, artesanías, medicina natural y producción tradicional. Será en ésta área que se realicen las acciones de comunicación, se desarrollen las piezas y productos de difusión, línea editorial y programas radiales y televisivos relacionados a los patrimonios de la zona. Este manejo , por su complejidad, debería contar con una unidad específica de comunicación asignada al parque, que trabaje en coordinación con el área de Comunicación de Corporación Ciudad Alfaro

41

3. Recomendaciones y próximos pasos El manejo de un área patrimonial de esta naturaleza, implica una acción decidida de las instituciones relacionadas, las cuales, requieren de la voluntad política de las máximas autoridades para poder llevar adelante esta tarea. Siguiendo la línea de análisis, se puede afirmar que existe un marco legal e institucional que permite sostener la propuesta desarrollada, sin embargo, para darle fuerza a la propuesta se debería considerar la existencia del comité interinstitucional a través de un decreto ejecutivo, similar al emitido para la el caso Hoguera Bárbara. Otra línea de acción que posibilita la intervención inmediata para el ordenamiento territorial es la declaratoria de área turística protegida y/o área de reserva turística, que también se viabiliza a través de un decreto presidencial. Esta opción debería ser analizada detalladamente por las implicaciones que el desarrollo turístico podría conllevar, sin embargo se debe mencionar que es factible la coexistencia armónica y sostenible de la investigación académica, el uso y conservación de los patrimonios natural y cultural ( ver anexo patrimonios mixtos UNESCO que mayoritariamente mantienen una activa investigación y turismo). En la medida en que la propuesta tiene una complejidad que requiere tiempo para su consolidación, cualquiera que sea la opción que se viabilice para su consolidación política de las dos sugeridas, hay pasos inmediatos que permitirían definir el accionar de Ciudad Alfaro para el próximo año 2013, entre los cuales se sugiere los siguientes:  Identificación y convenio con institución académica para apoyo a investigación arqueológica 2013- 2015. Esto permitiría asegurar mayor inversión en la investigación mientras se consolida el modelo de gestión.  Avanzar de forma simultánea con la propuesta a SENACYT sobre la facultad de conocimientos ancestrales y arqueológicos.

42

Renovación del convenio de encargo de investigación con INPC. Paso fundamental para legitimar el accionar y liderazgo de Corporación Ciudad Alfaro.

Construcción del museo de sitio para la repatriación de sillas manteñas desde Estados Unidos. Asegurar la repatriación de una muestra significativa de piezas originales. Este elemento sería clave para el apoyo político tanto de las otras instituciones del ejecutivo como de la población.

Asegurar asignación presupuestaria que permita iniciar la propuesta de gestión planteada dentro del POA institucional 2013.

Formulación de proyectos de inversión para desarrollo de las áreas propuestas para el año 2013 que incluya el desarrollo de un Plan de Manejo del Parque Hojas Jaboncillo y el diseño específico de las áreas propuestas. Este paso es requerimiento impostergable para avanzar en la consolidación del Manejo del Área Hojas Jaboncillo, debido a la complejidad y conflictividad del territorio

Cabildeo y validar la propuesta con las instituciones del Consejo Sectorial de Patrimonio relacionadas de forma directa: Ministerio Coordinador de Patrimonio; Ministerio de Cultura; INPC y Ministerio de Ambiente. Retomar acciones en el marco del Comité de gestión de Hojas Jaboncillo como ente articulador de la propuesta

Asegurar dentro de Ciudad Alfaro un contingente humano fortalecido, capacitado y numéricamente adecuado en el personal asignado a Hojas Jaboncillo que permita el desarrollo del la investigación además del cumplimiento de obligaciones administrativas institucionales e inicie la implementación de las áreas de gestión propuestas.

Si se decide por la figura de área protegida para el turismo ( ley de turismo art, 20 al 23), se deberá contar con la decisión política que impulse y avale esta

43

propuesta. Esto implica un cabildeo intenso y articulación con el Ministerio de Turismo, Ministerio Coordinador de Patrimonio y Presidencia de la Republica

44

Bibliografía Bibliografía consultada Aguirre, M. "Sostenibilidad Financiera de Áreas Naturales Protegidas en Ecuador, Situación y Perspectivas", FLACSO 2009. Alvarez , Silvia G.Diagnóstico Sociocultural y Ambiental de las comunidades Guayabal, Las Palmas, La Sequita y Pepa de Huso. Ciudad Alfaro. 2010. Aparicio, Rodrigo. Parques arqueológicos alrededor de Antigua: Una propuesta. VI Simposio de Investigaciones Arqueológicas en Guatemala, 1992 (editado por J.P. Laporte, H. 1993). Carmona S. y Gabriela , Basterrica Tania. Arqueología de la costa patagónica. Perspectivas para la conservación, gestión del patrimonio arqueológico: musealización de un sitio arqueológico integrado en el Parque Naturalia, Quilpué, Región de Valparaíso. Ciudad Alfaro. Informes de investigación Arqueológica, Registro Ambiental, Equipo de Investigación Hojas Jaboncillo 2009- 2012. Dirección Nacional de Conservación de Áreas Protegidas, Administración de Parques Nacionales. Guía para la elaboración de planes de gestión de áreas protegidas. Argentina. 2010. Hernández, Enrique H. Gestión del Patrimonio natural para el Patrimonio Mundial. Programa de Desarrollo de Capacidades para El Caribe, INC-INRENA. Plan maestro del santuario histórico de machupicchu,2005. INPC. Diagnóstico prospectivo de las áreas arqueológicas del Ecuador: Análisis de escenarios y su viabilidad. 2010 Ley Federal sobre Monumentos y Zonas Arqueológicos, Artísticos E Históricos. Estados Unidos Mexicanos,1972 Ministerio Coordinador de Patrimonio. Consultoría para la construcción del Sistema Nacional de Áreas de Patrimonio Cultural – SNAPC. 2011. Nigel, Dudley . Directrices para la aplicación de las categorías de gestión de áreas protegidas. UICN .,2008. Pedersen , Arthur. Gestión del turismo en sitios del Patrimonio Mundial: Manual práctico para administradores de sitios del Patrimonio Mundial. Publicado en 2005 por el Centro del Patrimonio Mundial de la UNESCO

45

Rivera, Edgar. EL SISTEMA NACIONAL DE AREAS PROTEGIDAS DEL ECUADOR - SNAP. Coordinador de Turismo y Áreas Protegidas. Taller Información sobre Áreas de Conservación . Panamá, junio 22-25, 2005. Rodriguez Arias, Alberto Jonay. Desarrollo, gestión de ares protegidas y población local. Pasos, revista de turismo y patrimonio cultural. 2007, volumen 5. UNESCO . Informe del Comité Intergubernamental de Protección del Patrimonio Mundial Cultural y Natural sobre sus actividades .2004-2005. UNESCO. General Conference. Informe del Comité Intergubernamental de Protección del Patrimonio Mundial Cultural y Natural sobre sus actividades 2004-2005 Valdez, Francisco La Investigación Arqueológica en el Ecuador: Reflexiones para un debate.INPC, Revista INPC 2. Bibliografía citada Orejas Saco del Valle, Almudena. Los parques arqueológicos y el paisaje como patrimonio..Instituto de Historia del Consejo Superior de Investigaciones Científicas de España. 2008 Constitución de la República del Ecuador. Asamblea Constituyente . Ecuador 2008. Coordinador de Patrimonio, Ecuador Hacia la conferencia de naciones Unidas sobre desarrollo sostenible Río + 20. Ministerio julio 2012. Decreto No. 5 creación del Ministerio de cultura. 2007. Ley de turismo. Ecuador. 2002. Puente Salinas María Cristina. Perdidos entre las leyes y los árboles: Propiedad y posesión en un bosque protector ecuatoriano. Abya Yala/FLACSO. 2008

46